SESIÓN DEL MIÉRCOLES, 21 DE ABRIL DE 2004 PRESIDENCIA

advertisement
3-001
SESIÓN DEL MIÉRCOLES, 21 DE ABRIL DE 2004
___________________________
3-002
PRESIDENCIA DEL SR. COX
Presidente
(Se abre la sesión a las 9.05 horas)1
3-003
Barón Crespo (PSE). – (ES) Señor Presidente, acabo de
tener conocimiento de una comunicación del Servicio de
la sesión en la cual se dice a los diputados y, parece que
se anunció ayer a medianoche, que, en relación con el
informe Boogerd-Quaak sobre la libertad de expresión y
de información, a la vista del gran número de solicitudes
de votación nominal, por separado y por partes, la
votación no puede hacerse en el día de hoy.
Recordará, señor Presidente, que usted y yo hablamos
telefónicamente ayer a las 22.30 horas, y que yo le
expresé mi preocupación por todos los incidentes que
están rodeando este caso y, verdaderamente tengo que
manifestar en este momento que esta decisión, que no sé
quién la ha tomado -sería conveniente saberlo y si usted
la ampara-, es una decisión que rompe con todas las
prácticas que se siguen en esta casa; mi Grupo, no sé los
demás, no ha sido consultado y le anuncio que solicito
que, al comienzo del turno de votaciones de las 12, se
proceda a votar la reintroducción de este punto en el
turno de votaciones.
(Aplausos)
3-004
El Presidente. − Mientras hablábamos anoche, la
Cámara se encontraba reunida debatiendo el informe
Boogerd-Quaak. Se me informó anoche, igual que a
ustedes, por lo que no hay política de exclusión en la
cuestión del circuito de información.
Anoche se me informó de que dado el volumen de
votaciones y el número de peticiones que se han recibido
para votar por partes, de votaciones nominales, etc., los
servicios de organización de las sesiones no pueden,
entre la hora en que terminó el debate anoche y hoy a
mediodía, elaborar la documentación necesaria para la
votación sobre el informe. Esta cuestión no es una de
mis preferencias políticas. Tengo aquí una lista de 51
páginas con los pormenores de la votación. Esta cuestión
de procedimiento no consiste en expresar algún tipo de
preferencia política. Estoy dispuesto a incluir cuestiones
de procedimiento hoy a mediodía, pero se me informa de
que es físicamente imposible que los servicios preparen
la votación al respecto de aquí a mediodía.
Me han planteado otras cuestiones de procedimiento.
Voy a abordarlas a mediodía y adoptaré algunas
resoluciones. Sin embargo, creo firmemente, a pesar de
varias peticiones, que la Cámara tendrá que abordar y
votar sobre este asunto. Cómo y cuándo es más bien
complicado. Voy a trabajar en ello junto con los
1
Presentación de documentos: Cf. Acta.
servicios en el transcurso de esta mañana para ver qué
podemos hacer.
3-005
Watson (ELDR). – (EN) Señor Presidente, este informe
no versa sobre Silvio Berlusconi. Se trata de un informe
sobre la concentración de medios de comunicación en
todos los países de la Unión Europea, que es un asunto
de preocupación pública legítima. Es un informe que ha
sido redactado conforme a los procedimientos normales
de nuestra Cámara y, en reconocimiento de las
sensibilidades electorales de algunas personas, la
ponente ha propuesto eliminar el nombre del Sr.
Berlusconi del informe. Sin embargo, algunos colegas
pretenden retrasar, obstaculizar y perturbar el desarrollo
de nuestros procedimientos para evadir el agudo
reflector de una verdad difícil de digerir.
Mi Grupo pide al Grupo del Partido Popular Europeo
(Demócrata-Cristianos) y Demócratas Europeos que
retire estas enmiendas demoledoras; y si no lo hace,
estamos dispuestos a votar sobre todas sus 350
enmiendas. Le pedimos que autorice a esta Cámara a
decidir si sigue adelante y agradeceremos que nos
asegure que tendremos la oportunidad de votar sobre
este informe.
3-006
El Presidente. − ¡Parece ser que tengo muchos amigos
en muchos Grupos de esta Cámara! ¡Quiero agradecer a
mis numerosos amigos el montón de consejos no
solicitados que han volcado sobre mí en las últimas 24
horas en relación con este asunto! Permítanme que les
asegure que actuaré según proceda. Necesitaremos
abordar este asunto a mediodía de hoy.
3-007
Poettering (PPE-DE). – (DE) En realidad no tenía
intención de intervenir, pero debo responder a lo que ha
dicho el Sr. Watson, presidente del Grupo del Partido
Europeo de los Liberales, Demócratas y Reformistas.
Insiste en que nuestro Grupo retire sus enmiendas.
Permítanme señalar al Sr. Watson que hay 338
enmiendas, 157 de las cuales ha presentado nuestro
Grupo. Esto significa que 181 proceden de otros Grupos.
No es justo decir que nuestro Grupo es el único
responsable de todas las enmiendas. A numerosos
diputados no les satisface este informe, y por este
motivo otros Grupos han presentado 181 enmiendas.
Le pido, señor Presidente, que garantice que los oradores
no solo hablen de las enmiendas de nuestro Grupo.
3-008
Cohn-Bendit (Verts/ALE). – (DE) Señor Poettering,
puede usted ser tan sofisticado como quiera; la
vergonzosa conducta de sus colegas de Grupo en
comisión no fue la misma que la de otros diputados de
otros Grupos. Si hubiera estado usted allí y hubiera
escuchado los informes, lo habría visto con sus propios
ojos. Este es mi primer punto. En segundo lugar, señor
Presidente, el Sr. Watson ha hecho una pregunta directa
6
y queremos una respuesta. Queremos votar hoy a las 12
del mediodía sobre cuándo votaremos el informe.
Nuestro Grupo está dispuesto a votar sobre este informe
a las 14.00, a las 15.00, a las 17.00 horas, o a
medianoche, cuando sea. Lo que está ocurriendo aquí es
escandaloso. El grado de connivencia entre dos Grupos,
cuyo objetivo es eludir una votación en torno a un
informe importante, es un escándalo en sí mismo, y esta
Asamblea debería responder con integridad a esta
situación escandalosa celebrando una votación esta tarde
o esta noche, cuando sea, para demostrar que estos
chanchullos no nos impedirán votar sobre este relevante
informe. Queremos votar a las 12 del mediodía, para que
sea hoy cuando se vote este informe.
3-009
El Presidente. − Voy a ocuparme de la cuestión de la
votación a mediodía. Le agradezco su consejo. Me niego
a dejarme instrumentalizar en esta Cámara durante mi
Presidencia.
Quiero examinar sistemáticamente todo el volumen de
enmiendas para ver si puedo encontrar una forma de
reducirlas. Necesito tiempo esta mañana para hacerlo.
Volveré y, con tanta buena fe como pueda, les informaré
de las posibilidades. Entre tanto me niego a que nadie
me obligue a anunciar prematuramente cuándo vamos a
votar.
3-010
21/04/2004
mediodía se podrá o no se podrá hacer. A mediodía
informaré a la Cámara de los progresos realizados, si es
que he podido hacer algo mientras tanto.
3-012
Duthu (Verts/ALE). – (FR) Señor Presidente, me dirijo
a usted por una cuestión extremadamente urgente y
bastante insólita. He invitado al Sr. Ajmed Zakayev,
que, como sabe, es el Viceprimer Ministro del Gobierno
Masjadov, a una reunión que debe celebrarse esta noche
y mañana por la mañana aquí mismo. El Sr. Ajmed
Zakayev, como también sabe, vive en Londres y he
pedido al Ministerio francés de Asuntos Exteriores que
acelere el proceso de expedición de un visado.
El visado ha sido denegado por el motivo de que existe
una solicitud de extradición contra el Sr. Zakayev. Pero,
como sabe, esa solicitud de extradición ha sido
rechazada ya por los Gobiernos danés y británico y,
además, el Sr. Zakayev ha podido visitar recientemente
el Bundestag en Alemania. Por tanto, le pido tenga a
bien interceder ante el Sr. Michel Barnier, nuestro
Ministro de Asuntos Exteriores, para que el Sr. Zakayev
y su hijo, que le acompaña en calidad de intérprete,
puedan asistir a las reuniones esta noche o mañana por la
mañana, o a las dos, que sería lo ideal.
(Aplausos)
3-013
Ludford (ELDR). – (EN) Señor Presidente, sobre la
observancia del Reglamento, ni me atrevería a soñar con
intentar obligarle a que haga un anuncio, pero le ofrezco
mi consejo. Va a ver que, sin duda en la comisión,
cuando los dos Grupos pidieron una votación separada
para mantener las enmiendas en el orden del día del
Pleno, no votaron en contra de una sola. Aunque el
Reglamento permite a un Grupo pedir una votación
separada para una enmienda, tendríamos que intentar y
discernir cuáles son las que realmente quieren votar por
separado. No creo que veamos ni un solo voto negativo
en los dos Grupos en contra de las enmiendas. Existe un
alto grado de connivencia, tal como otros han dicho, en
cuanto a un Grupo pidiendo votaciones por partes para
todas las enmiendas de los demás y este mismo Grupo
pidiendo votaciones por partes para todas las enmiendas
de sus colegas. Es un intento de socavar las bases de la
democracia y perturbar el desarrollo hasta el límite de lo
ridículo.
El Presidente. − Le pido que facilite a mi oficina los
detalles pertinentes e intentaremos dar curso a esta
cuestión.
Señor Presidente, tiene usted sus responsabilidades, pero
usted y sus servicios corren peligro de que se les
subvierta.
Los lunes, cuando se reanuda el periodo parcial de
sesiones, normalmente dedicamos media hora a los
asuntos de actualidad que cada diputado quiera plantear.
Este lunes, por motivos de procedimiento, dejó usted
esta media hora para el final de la sesión del lunes, para
la medianoche o incluso más tarde. No obstante, este
debate y esta posibilidad se conceden a los diputados
para que puedan, como he dicho antes, plantear temas de
actualidad, que, a la una de la madrugada, ya no son de
actualidad. Quiero protestar porque había pedido la
palabra para hablar de una cuestión my grave. No me
permitió usted hablar y no aceptó el debate. Quiero
solicitar que no se repita este tipo de procedimiento.
3-011
El Presidente. − Gracias por su preocupación por mí y
los servicios. Permítame hablar claro: la Cámara ha
estado debatiendo esta cuestión hasta la medianoche de
ayer. Estoy en la Cámara desde las 7 de esta mañana
intentando allanar el camino para hoy. Puede estar
seguro de que este asunto seguirá centrando toda mi
atención, pero entre las 7 de la mañana y ahora no ha
sido posible resolver algunas de las cuestiones que me
han planteado ustedes. Entre este momento y la hora del
3-014
Kaufmann (GUE/NGL). – (DE) Señor Presidente,
quiero intervenir en relación con el asunto anterior. Yo
tampoco tengo ningún deseo de comentar los debates y
los hechos que se han producido en comisión, ni sobre lo
que al parecer ocurrió aquí ayer por la noche. En nombre
de mi Grupo, quiero expresar mi apoyo a sus esfuerzos y
simplemente señalar que queremos que se celebre una
votación en torno a esta cuestión. Pensamos que este
tema es demasiado importante para que desaparezca de
la agenda, independientemente de cómo ocurra esto.
3-015
Korakas (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente, deseo
decir algo sobre una cuestión diferente. Gracias por
darme la palabra.
21/04/2004
7
3-016
El Presidente. − Me doy perfectamente cuenta de que
los diputados utilizan esta nueva posibilidad de
intervención al inicio de las sesiones con buen juicio y
correctamente. Tal como pudo ver usted cuando estaba
aquí y queriendo hablar al inicio del periodo parcial de
sesiones esta semana, me encontré con un dilema.
Teníamos un importante intercambio de puntos de vista
sobre otro asunto, por lo que a las 18 horas –transcurrida
una hora de nuestra sesión– todavía no habíamos
comenzado nuestros debates de la tarde, cuando ya
habíamos prorrogado la sesión hasta las 23 horas.
Pido disculpas a aquellas personas que querían hablar y
han tenido que hacerlo tarde durante el día o por escrito,
pero ha sido un caso excepcional. Espero que no me vea
obligado a repetirlo.
3-017
McKenna (Verts/ALE). – (EN) Señor Presidente, hace
unas semanas en el Parlamento votamos sobre el
informe Maat relativo al bienestar de los animales
durante el transporte. La Presidencia irlandesa ha
presentado una propuesta de compromiso sobre esta
cuestión y la Cámara necesita darse cuenta de que este
compromiso es totalmente inaceptable si se tiene en
cuenta la forma en que ha votado el Parlamento. No me
alegró el resultado final del informe Maat. Muchas
personas preocupadas por el bienestar de los animales
pensaron que no llegaba suficientemente lejos. Por lo
menos, el compromiso irlandés debería haber tenido en
cuenta la voluntad del Parlamento, en particular con
respecto a una serie de cuestiones cruciales, como por
ejemplo la temperatura del vehículo en que se
transportan los animales y que no va a ser obligatorio
descargarlos temporalmente en los puertos.
La cuestión más importante y crucial es que el
Parlamento ha votado con toda claridad a favor de una
duración total máxima del trayecto hasta el matadero, lo
que también se ha reflejado en la declaración firmada
por más de 400 diputados a esta Cámara. La propuesta
de compromiso de la Presidencia irlandesa pasa por alto
completamente la voluntad del Parlamento. Muchos
grupos defensores del bienestar de los animales que se
sienten muy preocupados por ello se han puesto en
contacto conmigo. Creen que si se aprueba el
compromiso irlandés se dará un paso atrás con respecto
al bienestar de los animales. El compromiso irlandés
debería al menos tener en cuenta el transporte de los
animales para el sacrificio con una duración total
máxima del trayecto.
3-018
Rovsing (PPE-DE). – (DA) Señor Presidente, apoyo de
todo corazón esta reducción del tiempo de
desplazamiento. En lo que a mí respecta, ocho horas
debe ser el máximo absoluto.
3-019
Chipre
de la Comisión sobre las perspectivas de unificación de
Chipre antes de su entrada en la Unión Europea.
Quiero citar, al inicio de este debate, lo que dijo el
Secretario General de las Naciones Unidas, el Sr. Kofi
Annan, al Consejo de Seguridad a finales de la semana
pasada. Dijo: «El plan es complejo y delicadamente
equilibrado. Inevitablemente, como en cualquier
negociación, se trata de un compromiso. La presentación
del contenido del plan al público no siempre ha sido
igualmente equilibrada.»
Me veo obligado a decir, al seguir el debate con gran
atención que comparto mucho las preocupaciones
expresadas por el Secretario General de las Naciones
Unidas al efecto.
Quiero añadir también una preocupación personal:
hemos de tomar nota, en particular con respecto a los
servicios de radiotelevisión en Chipre, de que existe un
grado de manipulación evidente de las franjas horarias
de mayor audiencia; de que ha habido una exclusión
deliberada de extranjeros, como el Comisario
Verheugen, quien será «conciudadano europeo» de
nuestros colegas chipriotas en las próximas semanas; y
de que esto representa un espectáculo pernicioso e
indigno de un Estado que por otro lado pretende, y debe,
cumplir los criterios de Copenhague.
(Aplausos)
Acogeré con gran satisfacción que estos comentarios,
como una modesta sugerencia de un punto de vista
alternativo, se emitieran en el lugar en cuestión, a pesar
de la falta de equilibrio que existe con respecto a los
servicios de radiotelevisión.
3-021
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, estoy seguro
de que todos los diputados, al igual que el Presidente, se
darán cuenta de la trascendencia de este debate.
Estoy muy agradecido por la oportunidad de contribuir a
este debate en nombre del Consejo y de la Presidencia.
Nuestras deliberaciones de esta mañana llegan justo tres
días antes de una fecha verdaderamente trascendente
para los ciudadanos de la isla de Chipre. El 24 de abril
votarán por separado pero simultáneamente en un
referendo sobre el texto del arreglo global del problema
de Chipre que el Secretario General de las Naciones
Unidas, el Sr. Kofi Annan, ha presentado hace poco en
un marco de negociación acordado.
La Unión Europea está profundamente agradecida al
Secretario General, y en particular a su Asesor Especial,
el Sr. Álvaro de Soto, por sus incansables esfuerzos para
llegar a una solución. Han trabajado estrechamente con
las partes y en colaboración con los Gobiernos de Grecia
y Turquía. Han creado una oportunidad única e histórica
para un acuerdo global sobre el problema chipriota.
3-020
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate de las declaraciones del Consejo y
Si el pueblo chipriota vota «sí» en los dos referendos del
sábado, el 1 de mayo un Chipre unificado entrará en la
8
Unión Europea, junto con nueve otros nuevos Estados
miembros. La adhesión de un Chipre unificado continúa
siendo la gran preferencia –y subrayo la gran
preferencia– de la Unión Europea. Permítanme que
recuerde hoy el compromiso al que llegaron sucesivos
Consejos Europeos de que la Unión está dispuesta a
adaptar los términos del acuerdo en consonancia con los
principios en los que se funda nuestra Unión Europea.
Los orígenes de la Unión Europea radican en la guerra
más terrible de la historia de la humanidad, que casi
destruyó nuestro continente. La Unión nació de un
profundo deseo de alentar a las naciones europeas a que
trabajaran juntas para el mejoramiento de todos sus
pueblos y resolver sus diferencias pacíficamente, sin
recurrir al conflicto. El ingreso en la Unión Europea ha
hecho posible que naciones y comunidades divididas de
Europa salven divisiones profundas y amargas entre
ellos. Confío en que, con el tiempo, también sea así para
un Chipre unificado dentro de la Unión Europea.
La adhesión de diez nuevos Estados miembros dentro de
tan solo nueve días pondrá fin formalmente a las trágicas
divisiones de posguerra del continente europeo. Ahora
se presenta una oportunidad de poner fin todavía a otra
división en Europa. La decisión sobre el Plan de
Solución, presentado por el Secretario General Annan,
recae ahora, en última instancia, en el pueblo chipriota.
La elección y la decisión están en sus manos. Tienen que
estar convencidos de la solidaridad de la Unión Europea
mientras contemplan, tanto en el plano individual como
colectivamente,
una
decisión
que
repercutirá
profundamente en su futuro y en el futuro de sus hijos y
los hijos de sus hijos.
Al ejercer sus derechos democráticos, el pueblo
chipriota se dará perfectamente cuenta del carácter
histórico de esta decisión y de las oportunidades
disponibles para Chipre, para sus vecinos y, en realidad,
para el resto de Europa. Habrán escuchado –igual que
nosotros– las palabras del Secretario General Annan, de
que el plan «es el único camino disponible y previsible
hacia la reunificación de Chipre».
La Unión Europea y la más amplia comunidad
internacional están dispuestas a ayudar en la aplicación
de esta solución, tanto política como económicamente.
El compromiso y la esperanza de la comunidad
internacional se han puesto de manifiesto en la reunión
preparatoria de la conferencia de alto nivel de donantes,
presidida por el Comisario Verheugen la semana pasada
en Bruselas. He asistido a esta conferencia y sucesivos
oradores han expresado su disposición, sus deseos, sus
esperanzas y su voluntad de prestar ayuda financiera
para la aplicación de este plan.
Se han alcanzado una serie de compromisos muy
relevantes y concretos. Si se aprueba el plan, la
Comisión Europea ya ha destinado fondos considerables
para el desarrollo económico de Chipre y la mejora de la
situación del pueblo chipriota. Muchos Estados
miembros, incluida Irlanda, han declarado que
anunciarán una financiación considerable y concreta
21/04/2004
para ayudar a la aplicación de la solución en una
conferencia de donantes que esperamos se celebre en
otoño.
Los resultados de la conferencia internacional de la
semana pasada han sido acogidos con satisfacción en un
acuerdo de suma importancia que el Presidente del
Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas hizo
público el 16 de abril. Al señalar que son los chipriotas
los que ahora deben tomar una decisión histórica relativa
a su futuro, los miembros del Consejo de Seguridad se
comprometieron a que, si el plan se aprueba, estarán
dispuestos a tomar más medidas tal y como se estipula
en el plan, incluido el establecimiento de una nueva
operación de las Naciones Unidas en apoyo de su
aplicación rápida y plena por todas las partes implicadas.
Los miembros del Consejo de Seguridad también se
comprometen a ayudar a asegurar que todas las partes
cumplan plenamente sus compromisos con arreglo al
acuerdo.
Las Naciones Unidas se han implicado profundamente
con Chipre en los últimos cuarenta años. Las Fuerzas de
las Naciones Unidas en Chipre se establecieron en 1964
y es una de las operaciones de mantenimiento de la paz
de mayor duración de la historia de las Naciones Unidas.
Los Estados miembros, incluido mi propio país, se
enorgullecen de haber contribuido con personal militar,
policial y civil en las fuerzas en interés de todo el pueblo
chipriota.
La Unión Europea ha aguantado hasta el final junto a
Chipre. Ahora, el 24 de abril, el pueblo chipriota va a
tomar una decisión democrática –y es su decisión– sobre
las propuestas de solución que se le presentan. Tienen
una oportunidad única e histórica. Es su decisión, y solo
de ellos.
Le deseamos suerte al pueblo chipriota al tomar estas
decisiones. Es un momento difícil. Lo entendemos.
Entendemos la historia. Entendemos toda la pasión que
entraña, pero la decisión es de ellos y solamente de ellos.
Respetaremos cualquier decisión que tomen y esperamos
que la decisión permita la integración pacífica de un
Chipre unificado en nuestra Unión el 1 de mayo.
(Aplausos)
3-022
Verheugen, Comisión. − (DE) Señor Presidente,
Señorías, el principio fundamental que subyace a la
unificación europea es el deseo común de trabajar juntos
y elaborar políticas que garanticen la coexistencia
pacífica entre los países de Europa. Por este motivo nos
hemos unido y por este motivo estamos reunidos aquí
esta mañana. Lo que esperamos principalmente de todos
nuestros Estados miembros, y lo que esperamos sobre
todo de los países que van a unirse a la Unión Europea
en menos de diez días, es la aprobación absoluta de este
principio básico de la unificación europea como
proyecto de paz. Esto es lo que espero también del
Gobierno de la República de Chipre.
21/04/2004
Chipre es el último país de Europa que sigue dividido.
Chipre es el último país de Europa cuya capital está
dividida por una franja de muerte con alambrada de
espino y campos de minas. Nunca antes, desde que
empezó este conflicto, hemos estado tan cerca como
ahora de lograr una solución. Nos separan unos
centímetros de nuestra meta, y sin embargo debo
decirles que ahora tengo muy pocas esperanzas de que
salvemos estos pocos y últimos centímetros. Déjenme
que les explique.
La situación en estos momentos es la siguiente. Para la
absoluta sorpresa de todos, el Gobierno chipriota,
encabezado por el Presidente Papadopoulos, ha dicho
que básicamente rechaza el plan de paz de las Naciones
Unidas y pide a la comunidad chipriota griega que vote
en contra del mismo.
Desde esta perspectiva, es una situación profundamente
deprimente por dos motivos. En primer lugar, cuando en
1999 cambiamos nuestra estrategia en relación con
Chipre y, siguiendo la petición urgente del Gobierno
chipriota, prometimos al Gobierno grecochipriota que la
solución al conflicto de Chipre no sería una condición
necesaria para la adhesión de la isla a la Unión Europea,
se hizo sobre la base de la conciencia absoluta de que
haríamos todo lo posible por facilitar la adhesión de
Chipre y, del mismo modo, de que el Gobierno de la
República de Chipre haría lo posible por lograr una
solución, y de que bajo ningún concepto fracasaría una
solución debido a la oposición grecochipriota. He
celebrado docenas de conversaciones con el ex
Presidente Glafkos Clerides y el Presidente
Papadopoulos sobre esta base. No puede haber
malentendidos:
Teníamos
un
acuerdo
claro:
prepararíamos la adhesión de Chipre y ellos
garantizarían que ninguna solución sucumbiera por
culpa de los grecochipriotas. No podíamos hablar en
nombre de los turcochipriotas.
Ruego al Presidente Papadopoulos que cumpla su parte
del trato ahora.
(Aplausos)
La segunda cuestión que deseo plantear es esta: el
proceso de negociación lanzado bajo los auspicios del
Secretario General de la ONU ha estado totalmente
paralizado durante mucho tiempo debido a la oposición
de los turcochipriotas. Gracias, principalmente, a los
esfuerzos de la Unión Europea, se ha superado este
bloqueo, y en cada una de las fases del proceso el
Gobierno de la República de Chipre ha reafirmado que
aprobaba el marco básico del Plan Annan, diciendo que
solo quería modificar pequeñas cuestiones, pero dentro
de los parámetros del plan, y cito: «dentro de los
parámetros del plan».
Las declaraciones que el Presidente Papadopoulos hizo
al término de las conversaciones en Suiza constituyen un
rechazo fundamental de los principios básicos expuestos
en el plan. En cuanto a lo que dijo el Presidente
Papadopoulos, solo puedo concluir que el Gobierno de la
9
República de Chipre rechaza ahora la solución federal
del problema de Chipre, que se basa en la coexistencia y
la igualdad de los grecochipriotas y los turcochipriotas, y
que han aprobado las Naciones Unidas y toda la
comunidad internacional.
Discúlpenme la falta de diplomacia. Señorías, me siento
personalmente timado por el Gobierno de la República
de Chipre. Durante meses –durante meses– he hecho
todo lo posible, como todo el mundo, de buena fe y
confiando en las promesas del Gobierno grecochipriota,
para establecer parámetros que permitieran a los
grecochipriotas aprobar este plan. Por desgracia, no se
ha logrado. Sin embargo, lo mínimo que ahora cabe
esperar de un país que quiere entrar en la Unión Europea
en menos de diez días es que garantice, como mínimo, la
divulgación de información justa y equilibrada sobre los
objetivos y el contenido de este plan. Nunca antes en la
historia de la Comisión Europea se ha prohibido a uno
de sus miembros hacer declaraciones sobre una cuestión
básica europea de un Estado miembro, aduciendo que
constituyen una injerencia en sus asuntos internos.
Exhorto al Presidente Papadopoulos a asegurarse de que
en su país las libertades básicas de información y
opinión estén estrictamente garantizadas, y de que a
partir de hoy en adelante se permita a los medios de
comunicación acceder a quienes puedan explicar en su
totalidad este plan de acuerdo con las intenciones de las
Naciones Unidas. Como siempre, estoy deseando
hacerlo.
(Aplausos)
Permítanme tratar una cuestión para concluir. La
solución no pretende ser una transacción en beneficio
del comercio. Me parece muy lamentable que en las
numerosas declaraciones recientes que he escuchado del
lado grecochipriota casi no aparezcan las palabras
«paz», «reconciliación», «entendimiento mutuo» y
«diferentes comunidades y religiones conviviendo
juntas». El punto de mira se sitúa casi totalmente en
aspectos comerciales. Hablando claro, nuestro objetivo
es proporcionar un modelo, en esta parte del mundo, que
demuestre que el concepto de la integración europea es
lo suficientemente sólido no solo para evitar conflictos,
sino también para resolver los que ya existen. Esto
supondría un mensaje sólido, especialmente en esta
región, donde la coexistencia de comunidades de
diferentes culturas y religiones ha causado la crisis
mundial más profunda y compleja que afrontamos desde
hace un tiempo. Por este motivo la importancia del
asunto trasciende las fronteras del propio Chipre.
La Comisión ha cumplido su promesa. Tal y como
estaba previsto, presentamos un expediente al Consejo
donde se ajustan las disposiciones del plan de la ONU al
acervo comunitario. Tras un detenido análisis,
determinamos que la nueva República de Chipre, la
República Unida de Chipre, pudiera hablar con una sola
voz, cumplir sus compromisos internacionales, no
bloquear los foros internacionales y se dote de
estructuras suficientemente sólidas para hacer cumplir el
Derecho internacional. Hemos establecido todo esto en
10
cumplimiento de nuestra función como guardiana de los
Tratados, y haremos un seguimiento estricto para
garantizar que se mantengan estas disposiciones. Por
último, nos hemos comprometido a participar en la
financiación de los costes de este acuerdo, y estas
promesas tienen un gran alcance.
Permítanme aclarar bien una cosa a los grecochipriotas:
nunca habrá un plan que satisfaga plenamente a ninguna
de las partes. Eso es imposible. Lo que podemos hacer
es acercarnos todo lo que podamos a ese plan, y no
habrá un plan mejor que este. A quienes ahora
argumentan que «sí, pero entonces habrá en la isla
demasiados soldados turcos», permítanme decirles esto:
rechazar el plan significa perpetuar la presencia de
30 000 soldados turcos en Chipre.
(Aplausos)
Otra de las quejas es que quedarán demasiados colonos
turcos se en la isla. Permítanme decirles esto: rechazar el
plan significa abrir la puerta de Chipre a otros 100 000
colonos turcos.
(Aplausos)
Este plan ofrece una solución que beneficia a la
comunidad griega y a la comunidad turca. Es una
solución que beneficia a la Unión Europea, y hago un
llamamiento final a los ciudadanos de Chipre para que el
sábado tomen una decisión que permita a este país unirse
a la Unión Europea con un billete de entrada que
testifique su condición de país que lucha por la paz y el
entendimiento en Europea y en el mundo.
(Aplausos)
3-023
El Presidente. − Gracias, Comisario, por la franqueza
de sus observaciones.
3-024
Brok (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, señor
Presidente en ejercicio del Consejo, Comisario
Verheugen, a instancias de la Conferencia de
Presidentes, la Comisión de Asuntos Exteriores,
Derechos Humanos, Seguridad Común y Política de
Defensa ha elaborado un informe, basado en el trabajo
del Sr. Poos, cuyo objetivo es asegurar también desde
nuestro punto de vista que se mantengan las garantías y
que, de hecho, el Plan Annan pueda aplicarse sin que
ello comporte grandes problemas para los ciudadanos.
Hemos de entender que cuando se trata de cuestiones de
este tipo la gente hará preguntas y que este tipo de
solución no puede regular todos y cada uno de los
aspectos para lograr la satisfacción individual plena.
Esto es así, por ejemplo, en lo referente a cuestiones de
propiedad o de compromisos relativos a la presencia de
tropas. Debe quedar claro que todo el mundo puede
ejercer sus derechos, y esto incluye la presentación de
quejas en los tribunales de Luxemburgo y Estrasburgo.
Sin embargo, también hemos de dejar claro que una
solución positiva a estas cuestiones y la unificación de la
21/04/2004
isla mejorarán en general las condiciones de las personas
a ambos lados de la línea de demarcación, y, por tanto,
ninguna persona tiene que obstaculizar esta posibilidad
de lograr una solución global.
Creo, y esta es la opinión del Grupo del Partido Popular
Europeo
(Demócrata-Cristianos)
y
Demócratas
Europeos, que tengo el honor de representar, que es
preciso llegar a un compromiso, y que en las
circunstancias actuales el compromiso presentado es
justo. No obstante, como Comunidad Europea también
debemos asegurarnos de que la población confíe en este
plan y deberíamos trabajar activamente para garantizar
que esta confianza se sustente también en nosotros. Por
este motivo me parece importante que los apartados 13 y
14 de la propuesta de resolución del Sr. Poos insten con
claridad a las instituciones internacionales que tienen
interés en este proceso que aporten garantías de que el
Plan Annan realmente se llevará a cabo, y de que el
Parlamento Europeo, a través de sus órganos
permanentes, supervisará la aplicación para asegurarse
de que se cumplan estas garantías, a fin de verificar que
la reunificación beneficie a la propia población.
Yo mismo fui elegido diputado a esta Asamblea cuando
mi país aún estaba dividido. La situación no es la misma.
Chipre no es un país dividido; en este caso hay dos
naciones diferentes en un país. Esta es la diferencia. Sin
embargo, hemos de reconocer que, aunque puedan surgir
problemas con este tipo de reunificación, en general los
beneficios para ambos lados superan mucho los costes.
Por este motivo decimos que los ciudadanos de Chipre
tienen derecho a decidir por sí mismos sobre una base
independiente y soberana. También debemos reconocer
que en una comunidad como Europa hemos de
apoyarnos unos a otros para asegurarnos de que
podemos vivir juntos en nuestra comunidad sobre la
base de la confianza, y esto significa que hay que
cumplir las promesas. Con estos argumentos pedimos a
la población de Chipre que apruebe el plan. No podemos
hacer más. En la primera conferencia de donantes que se
celebró la pasada semana acordamos sustanciales sumas
de dinero y mostramos nuestra voluntad de apoyar este
proceso con medios apropiados.
Espero que sobre esta base y con el espíritu descrito por
el Comisario Verheugen, quien ha estado muy dedicado
a esta cuestión durante años, el sábado todavía pueda
lograrse un resultado positivo.
3-025
Poos (PSE). – (FR) Señor Presidente, en la historia de
una nación hay momentos en los que los ciudadanos se
encuentran frente a una elección capital. Están como en
medio de un vado. Pueden avanzar hacia la otra orilla o
volver atrás. Ante ellos se abre la vía de la reunificación,
de la reconciliación y de la paz civil, que traza una raya
con el pasado. Es la vía que siempre ha tenido la
simpatía del Parlamento Europeo. Depositamos nuestras
esperanzas y nuestra confianza en la capacidad de
negociación y de mediación del Secretario General de
las Naciones Unidas. No le abandonaremos al final del
trayecto.
21/04/2004
Desde la reanudación de las negociaciones, el
Parlamento Europeo anunció además algunas
condiciones fundamentales: capacidad de hablar con una
sola voz, personalidad jurídica única, ninguna excepción
permanente al Tratado. La Comisión nos certifica hoy
que, en la versión final del plan Annan, estas
condiciones se cumplen. Por consiguiente, no hay
motivo para dudar de la conformidad del plan con el
Tratado.
La segunda vía que se ofrece a los electores chipriotas es
el rechazo de lo que el Sr. De Soto presenta como punto
culminante de treinta años de esfuerzos a favor de una
solución política. Esto significa volver atrás.
Si se rechaza el plan, la división de la isla quedará
sellada por tiempo indefinido. Es una ilusión pensar que
el documento final vaya a reabrirse a la negociación al
cabo de tres meses o tres años. ¿Con qué interlocutores?
¿Bajo qué autoridad? ¿Con qué apoyo internacional? Es
también una ilusión esperar que, en caso de que se
rechace el plan, podrán resolverse los difíciles
problemas de retorno de los refugiados, de la propiedad,
de las tropas turcas, etc. Lo contrario es cierto. La
situación actual quedará congelada. Ni un solo refugiado
de un lado o del otro volverá a su pueblo natal y ni un
solo soldado turco abandonará la zona ocupada.
(Aplausos)
Nuestro proyecto de resolución transmite un mensaje
claro. Deseamos a los electores grecochipriotas y
turcochipriotas la valentía de pasar página ahora. Antes
de vuestra entrada en la Unión Europea, os decimos:
dejad atrás el nacionalismo,
(Aplausos)
la Unión Europea os ayudará a resolver cualquier
dificultad que pueda surgir en la construcción de una
República de Chipre unida.
(Aplausos)
3-026
Watson (ELDR). – (EN) Señor Presidente, el sábado
Chipre vota sobre el Plan Annan y su futuro. Chipre se
encuentra en una coyuntura histórica. Los Liberales,
Demócratas y Reformistas europeos de esta Cámara han
pedido coherentemente a todos los partidos que apoyen
el plan y volvemos a hacerlo así en estos momentos.
El Plan Annan brinda a Chipre la oportunidad de la
reconciliación y la renovación. Es una puerta abierta
hacia un futuro mejor en una isla que ha sufrido
demasiado durante demasiado tiempo. El plan hace
importantes concesiones a ambos bandos. Con buena
voluntad por ambas partes, podría ser un primer paso
para dejar atrás los años de división. Mi Grupo da las
gracias al Comisario Verheugen por el liderazgo que ha
demostrado en este asunto. Lamentamos que no hayan
manifestado el mismo compromiso con más locuacidad
11
un mayor número de dirigentes de la UE. La Unión
Europea financiará un ingente volumen del proceso de
reunificación y el Tribunal de Justicia proporcionará un
marco jurídico para su resolución. Esta es la última y
mejor esperanza para la adhesión de un Chipre unificado
a la Unión Europea el 1 de mayo.
Saludamos a los dirigentes de ambos lados de Chipre
que han apoyado el proceso Annan y lo han
recomendado a sus compatriotas chipriotas. El «no»
habría sido la elección sencilla: la respuesta que rima
fácilmente con el resentimiento y la conveniencia
política adecuada. El «sí» requería valor.
Hay muchos chipriotas, en particular del lado griego,
que preguntan quiénes somos nosotros para celebrar
siquiera este debate. Frente a toda nuestra preocupación
y consternación, simplemente se encogen de hombros
con la autodeterminación. Pueden y van a votar como
les viene en gana y tienen derecho a votar «no». Pero
creo que sería una decisión triste y sectaria, la elección
equivocada por motivos erróneos. Asimismo, si el
propósito de la autodeterminación es la libertad de
continuar alimentando viejos resentimientos y el derecho
a sopesar hoy el dinero en el bolsillo de uno contra la
reconciliación de mañana, los chipriotas que han girado
la espalda a este proceso es lo que tendrán. Solo les pido
que reflexionen sobre esto. ¿Qué hubiera ocurrido si los
alemanes del Este hubieran elegido este tipo de
autodeterminación en 1990?
En nuestro continente plagado de cicatrices con su
abultada historia, hay algunas viejas cuentas en que la
restitución y la compensación solo pueden ser relativas.
Solo los que ignoran la historia pueden creer que
podemos de alguna manera arreglar lo que ha ocurrido
en Chipre, como tampoco podemos arreglar Kosovo y
Serbia o Israel y Palestina. Lo que Chipre necesita es un
modus vivendi: alguna manera de vivir que mire hacia
adelante y no hacia atrás.
El Plan Annan es un modus vivendi. Si el sábado pierde,
podría retrasar la reunificación de Chipre una
generación. La Unión Europea tendrá que enfrentarse a
una nueva realidad sobre el terreno: se perderá la
posibilidad de un traspaso pacífico de tierras; el ejército
turco continuará vigilando lo que seguirá siendo una
frontera militarizada; los responsables de mantener la
paz de las Naciones Unidas patrullarán dentro la Unión
Europea.
El escritor inglés Lawrence Durrell, quien vivió durante
muchos años en Chipre, registró un proverbio
grecochipriota que dice que no hay fuego en cenizas
viejas. Los Liberales, Demócratas y Reformistas de esta
Cámara esperan más allá de toda esperanza que el
domingo no encontremos a chipriotas removiendo las
viejas cenizas frías de una triste historia.
(Aplausos)
3-027
12
Modrow (GUE/NGL). – (DE) Señor Presidente, la
semana pasada visité la isla para asistir a unas
conversaciones. El proceso de adhesión a la Unión
Europea ha generado esperanzas de solución del
conflicto, pero todavía hay muchas expectativas por
cumplir, especialmente entre los grecochipriotas. El
hecho de que se hayan celebrado negociaciones en
Nueva York y Suiza apenas ha sido comunicado a los
habitantes de las ciudades y pueblos de Chipre. Los
esfuerzos realizados por el Secretario General Kofi
Annan merecen un gran respecto, pero es difícil
comunicar en unas semanas 9 000 páginas de texto del
tratado a ambas comunidades de la isla, y este fracaso se
debe a todas luces a que hay diferentes intereses
políticos en juego. Existen diferentes interpretaciones
del plan incluso en la coalición gubernamental de la
República de Chipre, tal y como demuestran las
declaraciones del Presidente y de los socios de coalición.
Estas valoraciones diferentes no pueden ser ignoradas,
señor Comisario.
Por los motivos que he dicho, se han hecho peticiones
serias de aplazamiento del referendo con objeto de tener
más tiempo para informar y para que se forme una
opinión. El partido gobernante, AKEL, que está afiliado
a mi Grupo, no se opone al Plan Annan, pero, dada la
situación, le preocupa mucho el posible fracaso del
referendo, como ya se ha comentado aquí. Ahora es otra
vez necesario lanzar señales claras desde la Unión
Europea y las Naciones Unidas. No deberíamos restar
importancia a la situación. El país ha pasado por una
guerra. El norte de Chipre lleva treinta años bajo
ocupación turca. A la luz de las preocupaciones
existentes es preciso lanzar señales más claras de paz y
seguridad, y con estas preocupaciones en mente, hay que
dejar claro que no hay ventajas unilaterales para ninguno
de los lados. Incluso con el 100% que pone usted en
duda con razón, sigue habiendo un problema, en
concreto, que estas preocupaciones existen. La política
no consiste en hechos consumados y verdades eternas, es
lo que nos ha enseñado la reunificación de Alemania.
Consiste en procesos en constante evolución, que
pueden trazarse en cierta medida por adelantado, pero
que precisan un enfoque activo y muy sensato en cada
una de las fases. En esta grave situación, la Unión
Europea tiene la obligación, junto con las Naciones
Unidas, de ser un socio fiable de la República de Chipre,
pero también de ambas comunidades, en la resolución
del conflicto. No solo Chipre, sino Europa en su
conjunto saldrá ganando si logramos curar esta herida.
3-028
Cohn-Bendit (Verts/ALE). – (DE) Señor Presidente,
Señorías, realmente nos enfrentamos a una situación que
no es solo difícil, sino también muy triste. Durante años
hemos argumentado aquí en esta Asamblea que no
podemos permitir que una posición nacionalista turca
impida la adhesión de Chipre a la Unión Europea.
Siempre hemos tenido clara nuestra posición. Sin
embargo, esto nos ha llevado a la trampa sobre la que los
Verdes advirtieron hace años. Preguntamos qué
garantías había de que, en caso de un cambio radical en
el lado turco, la adhesión asegurada de la parte griega de
21/04/2004
Chipre no se produjera a expensas de la parte norte de la
isla. En esta Cámara siempre se ha rechazado debatir
sobre esto, y ahora estamos pagando un alto precio por
ello.
La situación es irreversible, y cuando voten en el
referendo, los grecochipriotas no decidirán sobre su
propio futuro. Decidirán sobre el futuro de la comunidad
turcochipriota de la parte norte de la isla. Los
grecochipriotas ya están a punto de entrar en la Unión
Europea. Y después habla usted del plan. Señor
Modrow, por favor, piénselo por un momento, la
situación es como la de los alemanes de los Sudetes
cuando dicen: «No queremos que la República Checa se
una a la Unión Europea hasta que no se hayan satisfecho
nuestras peticiones en la República Checa.» Esta
Asamblea ha dejado claro que eso es inaceptable. Como
persona de izquierdas, le ruego que transmita ese
mensaje también a los grecochipriotas. Este es un plan
histórico. Desde la izquierda y desde la derecha, arriba y
abajo, siempre decimos que las Naciones Unidas
deberían hacer esto y lo otro… Ahora, las Naciones
Unidas han tomado una decisión. Por supuesto un plan
es un plan, que no refleja la posición grecochipriota o la
posición turcochipriota. Este plan de las Naciones
Unidas es un intento de eliminar hasta la última frontera
de alambre de espino de la Unión Europea. ¿Cuál es
nuestra respuesta? Los sofistas, pues estamos hablando
de griegos, han vuelto al poder, y dicen: «Sí, va en la
buena dirección, pero podría ser mejor». Sí, el mundo
podría ser mejor, lo reconozco. El mundo podría ser
mucho mejor, pero aunque los Verdes se aseguraran una
mayoría absoluta en Europa…
(Risas)
… ¡no por eso el mundo sería mejor! Ya ven, se han
precipitado ustedes, pero sé lo que me digo. Estoy
convencido de que debemos enviar este mensaje. Si en
el sur vence el «no» y en el norte el «sí», la Unión
Europea debería entablar relaciones políticas con el
norte. Como primer paso hemos de presionar para que se
levante el embargo contra el norte de la isla. Los
ciudadanos del norte no deberían ser los rehenes del sur.
No podemos permitirlo por motivos de decencia política.
Después veremos lo que pasa. Sin embargo, una cosa es
cierta: no existe un «posible» plan de las Naciones
Unidas: este es el único. No existe un «posible» futuro:
este es el único.
Muchos de ustedes son religiosos. Yo creo en los
milagros. Creo en el milagro de que la población del sur
de la isla resultará ser más inteligente que sus
autodesignados líderes, incluidos los partidos Verdes de
Chipre.
(Aplausos)
3-029
Dillen (NI). – (NL) Señor Presidente, Señorías, el hecho
de que Europa tuviera la idea de ofrecer en Helsinki a
Turquía la perspectiva de adhesión a la Unión Europea
sin un requisito esencial de que este país ponga fin
21/04/2004
inmediata e incondicionalmente a la ocupación ilegal del
norte de Chipre es casi una frivolidad criminal por parte
del Consejo Europeo.
En Chipre, Europa sigue adelante y deja en suspenso el
principio sagrado de la libertad de circulación de las
personas en el que se ha basado nuestra Unión durante
décadas. Por tanto, solo puedo simpatizar con la
intransigente posición de los grecochipriotas y su
Presidente, el Sr. Papadopoulos, que rechazan el
compromiso poco entusiasta del Secretario General de
las Naciones Unidas y que dentro de tres días votarán
«no» en el referendo sobre la reunificación de su isla.
Sin embargo, eso no es una reunificación, ya que la
ocupación turca continuará. La frontera militar
permanecerá, los cientos de miles de colonos turcos
podrán quedarse en Chipre, el ejército turco se quedará y
los chipriotas no tendrán los mismos derechos que los
demás ciudadanos de la Unión Europea, ya que sus
derechos de propiedad y el derecho a hacer negocios se
verán limitados
Resumiendo, el Plan Annan perpetúa y legaliza la
ocupación turca. Por tanto, quiero aprovechar esta
oportunidad para ofrecer mi más sincero apoyo a los
grecochipriotas y reiterar que, por lo que a nosotros
respecta, la Turquía islámica no debe entrar nunca en la
Unión Europea.
(Aplausos)
3-030
Oostlander (PPE-DE). – (NL) Señor Presidente, la
declaración excepcionalmente pesimista del Sr.
Comisario Verheugen nos ha asombrado a todos en gran
manera en la medida en que estamos a punto de alcanzar
una solución a través del Plan Annan. Antes habíamos
pensado que el lema «la solución no es una solución»
podía atribuirse exclusivamente al Sr. Denktash. Sin
embargo, ahora nos damos cuenta de que el Presidente
de la República Griega de Chipre también utiliza este
lema. Esto es desde luego inadmisible.
Las entrevistas personales que he mantenido con el Sr.
Papadopoulos, junto con otras indicaciones, siempre me
habían dado la desagradable sensación de que se nos
engañaba, de que la República de Chipre carecía de la
auténtica voluntad de esforzarse en lo posible para llegar
a una solución para Chipre. Aún así, la presunción de
que la República haría cuanto estuviera en sus manos
por llegar a una solución y de que no dejaría de hacerlo,
constituía la base para la adhesión de este país a la
Unión Europea. Parece ser que existe la presunción de
que también es posible salirse con la suya con engaños
para entrar en la Unión Europea. Esto es inadmisible.
También hemos oído justo ahora que los asuntos que se
incluyen en los criterios políticos de Copenhague, en
particular, como la libertad de prensa y el acceso a los
medios de comunicación, se niegan no solo a nuestro
Comisario Verheugen y a los extranjeros, sino también a
los partidos nacionales de la oposición. Cuando esto
ocurre en otros países, nos sentimos ofendidos y les
13
decimos que rompemos las negociaciones con ellos, tal
como hemos hecho con Rumania, por ejemplo.
Nos hallamos ahora en el umbral del ingreso de un
nuevo Estado miembro que lo ha logrado con engaño. A
mi entender, no podemos aceptarlo de ningún modo, ya
que esta manera de actuar es indicio de una falta de
respeto por la Unión Europea. También lo hemos
experimentado en el pasado con Eslovaquia, que nos ha
dicho que estábamos interfiriendo en sus asuntos
internos. Y sin embargo, ser miembro de la Unión
Europea significa pasar a estar profundamente
involucrado en los asuntos internos de unos y otros. Esto
tiene que ver, en particular, con los asuntos de los
criterios políticos de Copenhague y, en especial, con los
asuntos relativos a la disposición a cooperar con la
Unión Europea de buena fe a efectos de alcanzar una
solución capaz de ser extremadamente ventajosa tanto
para los habitantes de la parte norte como de la parte sur.
3-031
Rothe (PSE). – (DE) Señor Presidente, Señorías, Chipre
ingresará en la Unión Europea el 1 de mayo. Siempre
hemos esperado que el proceso de adhesión podría servir
de catalizador para poner fin a la división de Chipre.
Dentro de tres días, los propios chipriotas tienen que
decidir si quieren vivir en un Estado unificado después
de casi 30 años de división, y si tras casi 30 años quieren
unirse a la Unión Europea como un Estado unificado.
Desde que se abrió la Línea Verde para los chipriotas el
23 de abril del año pasado, hemos visto muy claramente
que los chipriotas de ambas comunidades están deseosos
y son capaces de coexistir pacíficamente. El Plan Annan,
que se votará por ambas comunidades el 24 de abril, es
un compromiso entre los deseos y las exigencias
legítimas de ambos lados. Puede que el plan no esté
totalmente equilibrado; quizá tiene puntos débiles en
cuanto al poder del Gobierno central y quizá no están
suficientemente claras las garantías para la aplicación de
medidas individuales. ¿Acaso estas dudas son realmente
una razón para rechazar el plan? ¿Son acaso los
indudables puntos débiles una razón suficiente para
rechazar las oportunidades que ofrece la propuesta? Mis
veinte años de experiencia de trabajo para obtener una
solución para Chipre, para su adhesión y su unificación,
me dicen que las oportunidades compensan de lejos los
riesgos.
No somos nosotros quienes tenemos que decidir el 24 de
abril. Incluso si esperamos un resultado positivo,
aceptaremos la decisión democrática del pueblo de
Chipre. Sin embargo, lo que el Parlamento Europeo
puede decir con seguridad es que este año es 2004, no
1964 ni 1974. Un Chipre unificado pasará a ser un
Estado miembro de la Unión Europea, y como Estado
miembro, no solo va a gozar de la plena protección que
le proporciona su ingreso. También podrá ver que la
responsabilidad de la Unión Europea en su conjunto por
asegurar la aplicación con éxito del Plan Annan
garantiza esta oportunidad de una coexistencia pacífica.
Hoy, el Parlamento Europeo va a comprometerse a
supervisar todo el proceso de aplicación a través del
14
trabajo de su comisión. Actualmente estamos
observando muchos temores, en especial por parte de los
grecochipriotas que miran al pasado. Sin embargo, mirar
hacia el futuro es la mejor opción. Turquía en 2004 es un
país con una perspectiva europea. Ya no es la Turquía de
1974. Los turcochipriotas demostraron en diciembre que
se han desecho en gran parte del legado de Rauf
Denktash. No es probable que se presenten nuevas
oportunidades pronto. La única alternativa al plan es la
división actual y atrincherada de la isla. Este plan brinda
una oportunidad y no hay que correr el riesgo de
perderla debido a informaciones falsas o insuficientes.
Como diputados al Parlamento Europeo, hoy enviamos
un mensaje a los que pronto serán nuestros
conciudadados en la Unión Europea. Las declaraciones
de un Comisario europeo, del Parlamento Europeo o de
diputados a nivel individual no constituyen ninguna
interferencia en los asuntos internos de Chipre ni
ninguna
presión
exterior.
Son
consejos
bienintencionados. Es información que se hace circular
dentro de la familia en la que debemos dar forma al
futuro de Europa a partir del 1 de mayo. Espero que el
día de la adhesión, el 1 de mayo, será una auténtica
celebración de la reunificación de Chipre, la unificación
de todos los chipriotas con casi 450 millones de personas
en la Unión Europea.
3-032
Davies (ELDR). – (EN) Señor Presidente, el Comisario
ha dicho que se siente estafado por el Gobierno de
Chipre. Ha sido demasiado educado. Su buena fe ha sido
traicionada, como lo ha sido la de nuestro ponente, el Sr.
Poos.
Conforme al Derecho internacional, toda la isla de
Chipre se adherirá a la Unión Europea el 1 de mayo,
independientemente del resultado del referendo, y los
turcochipriotas se convertirán en ciudadanos de la UE.
Sin embargo, si los grecochipriotas rechazan el Plan
Annan, los turcochipriotas serán ciudadanos de la UE a
quienes se les niega el reconocimiento y representación
y a quienes se mantiene empobrecidos por sanciones
económicas aplicadas por la UE. Los turcochipriotas
están atrapados por unas tenazas: por un lado, están
amenazados por colonizadores turcos y, por otro, por la
fortaleza económica de los grecochipriotas. Durante
años han sido mal dirigidos. Sin embargo, la marea ha
cambiado ahora y si votan «sí» en el referendo del
sábado, habrán hecho todo lo que nosotros y las
Naciones Unidas les han pedido que hagan. En estas
circunstancias, sería completamente inaceptable que se
mantuvieran sanciones económicas. No podemos
perseguir a nuestros propios ciudadanos. La Presidencia
y la Comisión, junto con las Naciones Unidas, tienen
que tomar medidas para levantar la carga mediante los
medios de transporte y comercio, y tenemos que hacerlo
sin demora.
3-033
Papayannakis (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente,
permítame decir algo diferente a lo que hemos oído
hasta este momento.
21/04/2004
Creo que se ha dado una imagen distorsionada. La
mayoría de las fuerzas políticas tanto de Grecia como de
Chipre consideran que el Plan Annan puede contribuir a
resolver el problema de Chipre, en especial en la
perspectiva de la integración de un Chipre unificado en
la Unión Europea. Esa es la verdad del asunto. Se está
dando una imagen distorsionada. Está la cuestión de
cómo una parte de la opinión pública asume este asunto,
cómo se siente. Aquí hay un problema, un enorme
problema del pasado, en cuanto a si este plan puede
realmente aplicarse a tiempo, de forma plena y fiable en
todos los pormenores, lo que es especialmente
complicado y difícil. En este asunto tenemos una gran
experiencia en acuerdos incumplidos.
Por lo tanto, en vez de buscar algún tipo de milagro, tal
como mi amigo el Sr. Cohn-Bendit sugiere, hagamos lo
que podemos hacer. Desistamos de exageraciones,
insultos y críticas de unos a otros. Lo que podemos hacer
es pedir que exista ahora una garantía seria y fiable de
las Naciones Unidas y de la Unión Europea de que todo
el Plan Annan, tal y como está, se aplicará en su
totalidad y no habrán trucos ni transgresiones dentro de
un año, ocho meses o dos años. Pidamos esto. Es lo
único que se puede hacer en estos momentos, antes del
referendo. Ya estudiaremos el resto más tarde.
3-034
Maes (Verts/ALE). – (NL) Señor Presidente, señor
Comisario, señor Presidente en ejercicio del Consejo,
dos pueblos y dos culturas que viven en un mismo país
es un asunto delicado. Hace falta sensatez, pero los
sentimientos también entran en juego. El Plan Annan es
un buen plan, pero se trata de una solución nacida del
raciocinio. Y, sin embargo, los chipriotas no solo eligen
con su mente, sino también con su corazón.
Treinta años de ocupación es mucho tiempo. Escuché a
una joven turcochipriota mientras la entrevistaban en la
radio. Decía que, en su juventud, creía que en el otro
lado solo vivían hombres. Estamos pidiendo a los
chipriotas que digan «sí» al Plan Annan, ya que
confiamos que les va a aportar paz, reconciliación y
perspectivas. Sin embargo, ¿confía la población lo
suficiente en los países que tienen que asegurar la
aplicación de este plan, por ejemplo? ¿Acaso Turquía,
Grecia y el Reino Unido no han tenido sus propias
agendas a lo largo de la historia de Chipre? ¿Se ha
trabajado lo suficiente sobre la confianza entre seres
humanos en estos treinta años?
Pedimos a los chipriotas que voten «sí», pero
recordemos, con vistas a la adhesión de algunos Estados
de los Balcanes, que es importante ganarse la confianza
de la población. Acabo de oír decir al Sr. Verheugen que
somos nosotros quienes organizamos la adhesión de
Chipre a la Unión Europea, pero es Grecia quien tiene
que posibilitar la unificación de ese país. Encuentro que
es más bien sorprendente: ¿dónde está el pueblo de
Chipre en todo esto?
Bueno, este pueblo va a poder opinar. Les pedimos que
digan «sí», pero al mismo tiempo, si no tienen suficiente
21/04/2004
confianza para hacerlo, tenemos que crear esta confianza
y asegurar que el proceso de unificación sea un éxito, y
que lo que no es posible hoy será posible mañana.
3-035
Trakatellis (PPE-DE). – (EL) Señor Presidente, nuestra
posición es, en una palabra, tal como el Presidente
Karamanlis también la ha descrito y como mi amigo, el
Sr. Brok, lo ha hecho hace escasos minutos, que los
elementos positivos del voto del «sí» superan los
elementos negativos, en especial cuando el voto del «sí»
para la reunificación de Chipre se considera desde la
perspectiva europea, o en otras palabras, de que Chipre
pasará a ser un miembro de la Unión Europea.
Sin embargo, la pregunta es: ¿Cómo podemos contribuir
a que se vote positivamente? ¿Cómo podemos intentar
conseguir que se vote positivamente en el referendo? Sin
embargo, si tenemos que hacerlo así, es necesario que
entendamos los motivos por los que el voto negativo ha
tenido y tiene tanta resonancia entre los chipriotas.
Permítanme darles unos ejemplos. ¿Por qué los miles de
refugiados tendrían que votar positivamente cuando su
futuro parece incierto, cuando no todos van a regresar a
sus hogares familiares y no todos van a recuperar su
propiedad, mientras que al mismo tiempo también se les
va a privar del derecho humano fundamental de la
protección judicial del Tribunal Europeo de los
Derechos Humanos? De modo similar, mantener a
Chipre, un Estado miembro de la Unión Europea, bajo
un régimen de garantías de terceros países, uno de los
cuales ni tan siquiera es miembro de la Unión, va en
contra de los principios de la Unión Europea y debilita el
desarrollo de la política europea de seguridad y defensa,
al margen de que la presencia permanente de las tropas
griegas y turcas en la isla va en contra del principio de
desmilitarización que se establece en el plan. Podría
extenderme sobre una multitud de otras razones que son
las causas de la resonancia del voto negativo entre los
grecochipriotas.
Por lo tanto, si queremos fomentar el voto positivo, es
necesario que reconozcamos y hagamos constar algunas
de estas causas en el texto sobre el que votamos, aunque
sean listas de deseos, mientras que demostramos al
mismo tiempo que la realidad europea también significa
el Parlamento Europeo, donde los derechos humanos
han ocupado, ocupan y ocuparán un lugar
preponderante. Por consiguiente, con este texto
intentamos impartir la idea de que existirán, tal como ha
dicho el Sr. Papayannakis, garantías sobre las cuestiones
de seguridad para la aplicación del plan y de que aquí
vamos a prestar atención a las cuestiones de los derechos
humanos. Solo entonces podremos convencer de la
importancia de votar positivamente, en lo sucesivo sobre
la base de la perspectiva europea. Por ello les pido que
se aseguren de que votemos determinadas enmiendas
que mejoran el texto y demuestran que el Parlamento
Europeo está aquí para dar apoyo al voto positivo.
(Aplausos)
3-036
15
Katiforis (PSE). – (EL) Señor Presidente, ante todo
quisiera decir que lamento que el Comisario Verheugen
haya salido. Es evidente que tenía otros asuntos
apremiantes que atender. Respaldo todo lo que ha dicho
el Comisario Verheugen y comparto su decepción sobre
esta cuestión, puesto que ha sido realmente uno de los
protagonistas, ha trabajado mucho para que las cosas
llegaran a su madurez, hasta el punto de que podamos
iniciar la reconciliación esencial entre los griegos y los
turcos en Chipre.
Cuando era joven, sufrí en mi propio país la eliminación
de la libertad de prensa y me duele y me siento
avergonzado de que hoy en día griegos que buscan su
libertad priven al Comisario Verheugen del derecho a
dirigirse a ellos e intente persuadirlos de lo que él
considera justo, él que ha luchado tanto para que las
cosas llegaran a una situación satisfactoria.
Queremos que el resultado de la votación sea «sí». Los
políticos en Grecia, todos ellos, han dicho que quieren el
«sí», con el Sr. Papandreou a la cabeza. Queremos que
las garantías que se han oído aquí se den con energía,
pero la mayor garantía reside en cambiar la situación
global. Los chipriotas se dividieron porque un régimen
colonial ahora en quiebra los llevó a la división, porque
fueron divididos por la guerra fría. Esto ya no existe. La
Unión Europea ha rehusado todo esto y les invita a su
redil para que puedan vivir de forma diferente. No para
mantenerlos divididos. La mayor garantía está dentro y
debe salir de ellos mismos.
Terminaré recordando a mis compatriotas de Chipre las
palabras del gran político griego Eleftherios Venizelos,
quien dijo que cada nación sella su propio destino y que
haga lo que haga por antojo es una cosa menos que su
enemigo tiene que hacer.
3-037
Ludford (ELDR). – (EN) Señor Presidente, entiendo la
razón por la que el Comisario Verheugen se siente
estafado con respecto al acuerdo de 1999 según el cual
el Gobierno grecochipriota facilitaría una solución si la
adhesión fuera incondicional.
Mi opinión en 1999 era que la adhesión no era posible
sin unificación. Habríamos tenido que mantener a ambos
bandos en la duda para mantener la presión. Se me
criticó por esta opinión y se me acusó de partidista. Sin
embargo, parece como si la comunicación con los
turcochipriotas –convenciéndoles de que Europa es
amable y acogedora– ha dado sus frutos. La Comisión
Europea también ha emprendido este tipo de esfuerzo
frente a las objeciones legalistas.
Puede que las instituciones de la UE hayan dejado en la
estacada a los grecochipriotas al no rebatir
suficientemente su versión de la historia o no
alentándoles a darse cuenta de que un compromiso sería
necesario, no un regreso a la situación de antes de 1974.
Esta Cámara asume parte de esta responsabilidad. El Sr.
Poos pide a los chipriotas que dejen el nacionalismo en
la puerta. Me parece muy bien. Solo que me gustaría que
16
21/04/2004
se hubiera hecho de forma coherente en ambas
comunidades durante los últimos cinco años.
que Chipre esté obligado a apoyar la candidatura de
Turquía en cualquier caso?
Si el Norte vota «sí» y el Sur vota «no», el status quo no
podrá perdurar y será necesaria una nueva evaluación.
Habrá que encontrar formas de sacar a los
turcochipriotas de su aislamiento político y económico.
Por ejemplo, hemos de renunciar al requisito para los
chipriotas de que su lengua materna sea la griega para
poder ser funcionarios en las instituciones de la UE.
Debe existir una delegación del Parlamento Europeo en
Chipre del Norte.
Deje por fin a los grecochipriotas y turcochipriotas
valorar la situación y que tomen una decisión basada en
sus propios intereses. Respeten su historia, su dignidad,
desháganse de la arrogancia y altivez del señor feudal.
Me estoy adelantando a mí mismo. Todavía tengo
grandes esperanzas de que los grecochipriotas, así como
los turcochipriotas, votarán «sí» el sábado. El Banco
Mundial prevé un enorme esfuerzo de crecimiento del
5% anual de ser así.
3-038
Alyssandrakis (GUE/NGL). – (EL) Señor Presidente,
ante todo quiero expresar el pleno apoyo del Partido
Comunista de Grecia al pueblo chipriota insumiso que, a
diferencia de la Unión Europea, no tira a la papelera las
resoluciones de las Naciones Unidas sobre la invasión y
ocupación turca.
Mientras seguía el debate, recordé las palabras del poeta:
cuántas veces mis enemigos vinieron vestidos de
amigos. De hecho, algunos chipriotas han confiado en la
Unión Europea. Han creído que el tan cacareado acervo
comunitario derivaría en una resolución del problema. El
acervo comunitario ha resultado ser una decepción, un
batiburrillo sin valor, mientras ahora antiguos amigos
están presionando, coaccionando y amenazando,
incluido usted, señor Presidente, y el Sr. Verheugen,
quien demuestra su desprecio por nosotros con su
ausencia.
Es inadmisible y está mal por parte del Sr. Verheugen
acusar al Presidente de Chipre de engañarle. El Sr.
Papadopoulos y los dirigentes grecochipriotas no han
prometido nunca aceptar ningún monstruo improvisado
por el Secretario General de las Naciones Unidas. ¿De
qué tiene miedo el Comisario? ¿De las obligaciones
derivadas de que una parte de un Estado miembro de la
Unión Europea estará ocupado por un país candidato?
¿A quién sirve el Plan Annan? ¿A los grecochipriotas y
a los turcochipriotas o a planes imperialistas más
generales? ¿Qué clase de Estado es el que hará las veces
de paraguas para dos Estados prácticamente
independientes, que incluso podrán enviar representantes
a Consejos Europeos y a misiones diplomáticas, dos
Estados que necesitarán acuerdos especiales para regular
sus relaciones, mientras se encuentran a merced de los
poderes garantes y de los tribunales extranjeros? ¿Cuán
seguros van a sentirse los chipriotas sin su propio
ejército, pero con la presencia militar de Turquía,
Grecia, el Reino Unido e incluso, quizás, de la OTAN?
¿Cómo juzga usted el hecho de que se conviertan los
acuerdos militares entre el régimen ocupante y Turquía
en Derecho comunitario primario? ¿Cómo evalúa usted
(Aplausos)
3-039
Tannock (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, como
amigo de la amplia comunidad chipriota a que
represento en Londres, siempre he respaldado la
reunificación pacífica de Chipre. Sin embargo, nunca he
subestimado las dificultades prácticas y políticas creadas
durante los 30 años después de la invasión en los que
Turquía ha trasladado 120 000 colonizadores del
continente al Norte, cuando no comparten el patrimonio
histórico común de la isla y, generalmente, no hablan
inglés ni griego, anteriormente los idiomas bicomunales.
El Plan Annan III ha recorrido un largo camino con
ánimo de zanjar diferencias de una manera bastante sui
generis. Sin embargo, he recibido cientos de correos
electrónicos de mi electorado grecochipriota quienes
están preocupados por el hecho de que este plan no da
garantías sobre la aplicación por Turquía de la retirada
de las tropas ni tampoco sobre la restitución territorial ni
de la propiedad. Es interesante que incluso los
grecochipriotas –los que tienen la suerte de que se les
haya prometido el regreso a sus hogares– parecen
oponerse al plan. También ponen objeciones a que se les
conceda la ciudadanía a los colonizadores del
continente, ya que parecería que se está recompensando
al agresor y viola los Convenios de Ginebra, que
prohíben el asentamiento de poblaciones exteriores por
parte del poder ocupante.
El Presidente chipriota Tassos Papadopoulos ha
rechazado las propuestas y ha pedido a la comunidad
grecochipriota que vote «no». Personalmente, creo que
es mejor que los que son de fuera, incluidos los
diputados a esta Cámara, no ejerzan ninguna presión en
el proceso de referendo ya que esto se consideraría una
interferencia a los asuntos soberanos de Chipre.
Asimismo, si ambas comunidades no dan su libre
consentimiento y los acuerdos se desmoronan en el
futuro, se culpará a quienes presionaron a los ciudadanos
chipriotas para obtener un «sí» en la votación.
El Gobierno británico está dispuesto a ceder algún
excedente territorial de base soberana para sus
necesidades, si esto sirve de ayuda. Yo, al igual que
muchos de mis colegas, deseo suerte al proceso de
consulta popular y apoyaré el resultado de la votación
del 24 de abril, cualquiera que este sea.
3-040
Souladakis (PSE). – (EL) Señor Presidente, dentro de
tres días se celebrará el referendo en Chipre sobre si se
acepta o no el Plan Annan. Un «sí» o un «no» en la
votación del referendo no representará las dos caras de
21/04/2004
una misma moneda; serán caras diferentes de monedas
diferentes. El día siguiente no será el mismo que el día
anterior. El debate de hoy confirma el papel vital del
Parlamento Europeo en todo este prolongado desarrollo
de esperanza sobre la cuestión chipriota y el papel
excepcionalmente positivo del Comisario Verheugen,
del Sr. Poos y de todos los lados de la Unión Europea en
general. Ha llegado la hora de la responsabilidad por
parte de todos los dirigentes políticos de Chipre, tanto de
los grecochipriotas como de los turcochipriotas, en
Grecia y Turquía y en toda la Unión Europea.
El partido al que pertenezco, el PASOK, y su Presidente,
Georgos Papandreou, son y han sido protagonistas en
todos los desarrollos de Chipre en cuanto a la resolución
del problema y de su integración en la Unión Europea.
Es la hora de la verdad. Todos tenemos que responder a
los desafíos de la historia, mirando directamente a los
ojos al dilema y respondiendo con responsabilidad y de
forma positiva. Un voto positivo, con todas las
preocupaciones pero que opera en el nuevo entorno de la
Unión Europea, abre una ventana al futuro y a la
esperanza. Un voto negativo exige una respuesta. En
todo caso, la respuesta la darán los chipriotas. Tanto el
Parlamento Europeo como la Unión Europea prestan su
apoyo y sus capacidades a modo de garantías de
seguridad de la plena aplicación de todos los aspectos
del Plan Annan. Tenemos que exigir lo mismo de las
Naciones Unidas.
Hoy, nuestra resolución refleja precisamente esta
perspectiva. Yo, como diputado griego al Parlamento
Europeo, cuyo primer contacto con la política y la
concienciación política tuvo lugar en las manifestaciones
y luchas de los chipriotas para huir del colonialismo
británico y, seguidamente, en todos los trágicos
acontecimientos en Chipre, considero que un voto
positivo derivaría en un equilibrio histórico con
perspectivas para una reconciliación positiva e histórica,
en la que todos puedan confiar en un futuro positivo de
prosperidad y seguridad para todos: los grecochipriotas,
los turcochipriotas y la zona en general.
17
desinformación, con lo que los miedos y las dudas se
han exacerbado. Si se aplaza el referendo, tal como se ha
propuesto, se podría informar a la gente con más calma y
muchísimo más y, al mismo tiempo, se podrían dar
garantías claras y persuasivas de que se respetaría el
texto completo del plan y el acuerdo y que estos no
volverían a ser violados por algunos poderes garantes.
Porque ahí es donde reside el problema, en los poderes
garantes. Fueron ellos quienes causaron la mayoría de
los desastres en Chipre. El Consejo de Seguridad, la
Unión Europea y el Parlamento Europeo también deben
dar estas garantías que, con su resolución, mejorada con
las enmiendas propuestas por el Grupo del Partido
Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y Demócratas
Europeos, el Partido Socialista y el Sr. Papayannakis,
reforzarán, creo, la tendencia y el deseo de los chipriotas
de decir que sí. El Parlamento Europeo no debe dar a
entender que está presionando. El chantaje, con
amenazas de sanciones, que, lamentablemente, también
se han proferido por bocas oficiales, han incitado la
posición negativa de un pueblo desinformado y
aterrorizado.
Por ello, además de garantías de seguridad, hay que
dejar abierta la perspectiva de un segundo referendo
después del que se celebrará dentro de tres días, en el
que todo parece apuntar que vencerá el voto negativo.
Unos chipriotas mejor informados y unas garantías de
seguridad más sólidas podrían cambiar el clima y,
seguidamente, dentro de dos o tres meses, dar un
resultado positivo, para el que hay grandes esperanzas.
No entiendo que la repetición del referendo, lo que se
permite hacer a otros Estados miembros de la Unión
Europea si el resultado de la votación es negativo, tal
como ocurrió en su país, señor Presidente, no se pueda
permitir a los chipriotas. Ruego que voten a favor de mis
enmiendas, que hacen que la resolución del Parlamento
Europeo sea alentadora, tranquilizadora y amable hacia
los grecochipriotas y los turcochipriotas y, les alentarán,
estoy seguro, a dar una respuesta más positiva al Plan
Annan.
(Aplausos)
Quiero terminar con un antiguo lema griego: el tiempo
no espera a nadie.
3-041
Marinos (PPE-DE). – (EL) Señor Presidente, me
gustaría poder decir también Comisario, pero el Sr.
Verheugen nos ha dejado pronto, cosa que lamento; casi
todos los partidos políticos de Grecia y los más
importantes partidos de Chipre se han declarado a favor
del Plan Annan. Sin embargo, comparten las
preocupaciones y dudas de los chipriotas, que no siguen
a los partidos en esta ocasión.
La reacción negativa que se ha desarrollado en Chipre ha
sido debida, creo, a la extremada premura de tiempo que
no ha permitido informar a la gente con calma y
analíticamente. Pero ¿cómo se les podía informar en un
plazo de quince días desde que se presentó el último
Plan Annan? No se podía. Por el contrario, han
prevalecido la incitación de pasiones y la
3-042
El Presidente. − Pensamos que el Tratado de Niza era
tan bueno que teníamos que votar dos veces.
3-043
Tsatsos (PSE). – (EL) Señor Presidente, no cabe duda
de que existen problemas de tipo práctico con el Plan
Annan. No pone en igualdad de condiciones a los dos
bandos y prevé períodos de transición penosamente
largos para transponer el acervo comunitario. Sin
embargo, apoyamos sin reservas la propuesta Poos y sus
elementos constructivos, ya que sobre la base de la
resolución, primero, se levanta la ocupación turca ilegal
de la parte norte, se prohíbe que continúe la
colonización, se devuelven determinadas tierras griegas
y un cierto número de refugiados pueden regresar. Esta
posición positiva depende, tal como se ha destacado hoy
varias veces, de un sistema estricto de garantías de que
se respete todo el Plan Annan. En segundo lugar,
también depende de una declaración expresa de que, con
18
antelación, estamos de acuerdo en respetar cualquier
resultado, tal como el Presidente en ejercicio del
Consejo ha puesto hoy de manifiesto, con buen juicio, en
esta Cámara.
3-044
Dimitrakopoulos (PPE-DE). – (EL) Señor Presidente,
en primer lugar quiero felicitar al Sr. Poos por su
trabajo, a la Sra. Mechtild Rothe por sus esfuerzos
durante todos estos años como Presidenta de la comisión
parlamentaria paritaria, al Sr. Brok, quien no se
encuentra aquí y, naturalmente, al Comisario Verheugen,
quien, por desgracia, ha tenido que salir.
Señor Presidente, Señorías, es un hecho que en estos
momentos estamos manteniendo un debate político
general sobre el clima actual en el periodo previo al
referendo del sábado, y no sobre el contenido del Plan
Annan, puesto que un debate sobre el contenido de este
plan, a pesar de que sus aspectos positivos sobrepasan de
lejos sus aspectos negativos, podría convertirse en un
debate detallado que durara varias horas.
Las posiciones de mis colegas diputados, del Comisario
y del Presidente en ejercicio, y todas las decepciones
expresadas en esta Cámara sobre el clima imperante en
estos momentos en Chipre, me llevan a concluir que,
aparte del voto positivo o negativo sobre los que se ha
deliberado en detalle también aquí, deberíamos mantener
igualmente un debate analítico sobre la propuesta del
presidente del Parlamento chipriota, Dimitris
Christofias, de posponer el referendo, en especial debido
a que el aplazamiento necesitaría que se acompañase,
por un lado, de la clarificación de determinados puntos
del plan que están creando problemas, como pueden ser
las cuestiones de seguridad –pido al Sr. Patten que
traslade al Sr. Verheugen la cuestión del Derecho
primario y de la posibilidad de que las personas recurran
ante los tribunales– y, por otro lado, por el trabajo que
ha llevado a cabo el Consejo de Seguridad sobre la
nueva resolución que queremos, que incluirá garantías.
Creo que estos dos polos contribuirán sin duda a invertir
el clima.
Por último, quiero terminar diciendo que, por
descontado, es necesario que se exprese una opinión y
esta opinión del Parlamento Europeo se expresa a través
de la propuesta de resolución presentada por el Sr. Poos,
junto, naturalmente, con todas las enmiendas propuestas.
(Aplausos)
3-045
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, quiero dar las
gracias a sus Señorías por sus aportaciones.
Señor Presidente, usted y yo procedemos de una isla
dividida y entendemos algo de la pasión que un debate
de este tipo va a generar en la isla de Chipre. También
entendemos que el conflicto que está enraizado en la
historia y arraigado durante generaciones no es fácil de
resolver. Sin embargo, también entendemos, como
políticos prácticos, que de vez en cuando –quizá una vez
por generación, o incluso menos– se presenta una
21/04/2004
oportunidad para cambiar realmente las cosas. El
acuerdo elaborado por Kofi Annan brinda este tipo de
oportunidad. Como he dicho antes, se trata de una
decisión del pueblo chipriota, tanto del Norte como del
Sur. Es una decisión que solo les corresponde a ellos y
respetaremos esta decisión.
En resumen, solo puedo repetir lo que el Presidente en
ejercicio del Consejo, el Taoiseach, Sr. Alern, dijo
anoche. Primero he de destacar que es necesario que
sopesemos nuestras palabras con sumo cuidado, ya que
todos podemos comprender el dolor y los problemas
existentes y ser muy cuidadosos de no decir o hacer nada
en las próximas 72 horas que haga que empeore una
situación sombría.
Anoche, el Sr. Ahern resumió la posición del Consejo
Europeo con estas palabras: «Son días cruciales para
Chipre y para su pueblo. El sábado los habitantes de la
isla –tanto del Norte como del Sur– votarán en referendo
sobre el plan para una solución presentada por el
Secretario General de las Naciones Unidas. Con sus
esfuerzos pacientes y decididos en cooperación con las
partes, el Secretario General y su afanoso equipo han
creado una oportunidad única e histórica para una
solución del problema de Chipre. En su informe al
Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que fue
publicado ayer, Kofi Annan dejó muy claro que el plan
es el único disponible y el único camino previsible para
la reunificación de Chipre. La decisión recae ahora en el
pueblo chipriota y solo les corresponde a ellos, en el
libre ejercicio de sus derechos democráticos. El pueblo
chipriota sabe que la gran preferencia del Consejo
Europeo es la adhesión a la Unión Europea de un Chipre
unificado el 1 de mayo. La Unión Europea está dispuesta
a adaptar las condiciones de un acuerdo a los principios
en que se fundamenta la Unión. Como Presidente del
Consejo Europeo durante los últimos meses he
mantenido conversaciones sobre Chipre con dirigentes
políticos de toda Europa.» Y este es el punto importante,
señor Presidente: «Es justo decir que la opinión de la
inmensa mayoría es que la solución propuesta será
beneficiosa para las dos comunidades de Chipre y para
la Unión Europea».
Esto es lo que opina el Presidente en ejercicio del
Consejo Europeo y la inmensa mayoría de los dirigentes
elegidos democráticamente de los Estados miembros de
la Unión Europea.
He dicho al principio que necesitábamos sopesar
nuestras palabras con cuidado. No queremos causar
dificultades o que se considere que interferimos en
decisiones que debe tomar, en última instancia, el pueblo
chipriota. Le deseamos suerte al pueblo chipriota en las
horas que quedan antes de que tomen su decisión y
esperamos que será la decisión que mejor sirva al pueblo
de la isla de Chipre en su conjunto, tanto el Norte como
el Sur.
(Aplausos)
3-046
21/04/2004
Patten, Comisión. − (EN) Solo quiero decir una o dos
palabras sobre este tema, que no es mi manera normal de
proceder. (EN) En primer lugar, quiero pedir disculpas,
en nombre del Comisario Verheugen, por haber tenido
que salir antes del final del debate. Tenía otro
compromiso extremadamente importante que atender, y
este debate se había programado para que finalizara
mucho antes. Sin embargo, entiendo el motivo por el que
este debate se ha prolongado tanto: levanta grandes
pasiones y un gran interés en todas las partes de la
Cámara.
Se nos preguntó sobre qué sucedería si el lado griego de
la isla votara «no» y la comunidad turca «sí». He de
subrayar que la Comisión ya ha anunciado que pronto
vamos a presentar propuestas para ayudar a la
comunidad turca si se produce esta lamentable
posibilidad, que esperamos no ocurra. Sin duda, no
podemos permitir que se castigue a la comunidad turca
desde un punto de vista económico y social debido a las
decisiones de terceros, por lo que hemos de intentar
encontrar una solución al problema del aislamiento
económico turco del modo más efectivo y rápido que
podamos.
19
Ahora bien, sobre el primer punto, el plan Annan
despierta objeciones fundamentales. ¿Cómo podría
avalar el Parlamento Europeo un proyecto de solución
que niega a los refugiados el derecho a recuperar los
bienes que les fueron expoliados, que restringe de forma
duradera la libertad de circulación y de establecimiento
de las personas, que perpetúa la presencia de tropas de
ocupación y que no permite actuar contra las violaciones
de los derechos humanos ante el Tribunal de
Estrasburgo?
En cuanto al segundo punto, el Parlamento no puede
hacerse eco de las escandalosas presiones ejercidas sobre
los grecochipriotas tanto por parte de los Estados Unidos
como de la Comisión Europea, y especialmente del
Comisario Verheugen, uno de los más ardientes
defensores de la entrada de Turquía en la Unión
Europea. La norma democrática impone que se respete
el voto de las poblaciones, sobre todo si se pronuncian
por la vía más indiscutible desde este punto de vista: la
del referendo popular.
3-049
Situación en Oriente Próximo
3-050
Quiero hablar brevemente sobre el Consejo Europeo de
Helsinki de 1999: el primer Consejo Europeo al que
asistí. Según recuerdo, siempre supimos que la política
que aprobamos en aquel momento tenía un elemento de
riesgo. No es una sorpresa. Pensamos que era importante
intentar desvincular el conflicto de Chipre de la
integración de la Europa Central y Oriental en la Unión
Europea. Creo que tomamos la decisión acertada en
aquel momento y creo que era la forma correcta de
proceder. Pero en este contexto y en vista de algunas de
las cosas que el Comisario Verheugen ha dicho,
entenderán ustedes por qué no solo es el Comisario
quien cree firmemente que se nos ha defraudado
miserablemente en los últimos días y semanas. Es un
sentimiento que cunde profundamente en la Comisión y
que cunde más allá de la Comisión. Sigo esperando que
no se nos decepcionará. Sin embargo, uno no puede
ignorar que existe este sentimiento de haber sido
engañados.
3-047
El Presidente. − He recibido una propuesta de
resolución presentada de conformidad con el apartado 2
del artículo 37 del Reglamento1.
El debate queda cerrado.
DECLARACIÓN POR ESCRITO (ARTÍCULO 120 DEL
REGLAMENTO)
3-048
Souchet (NI), por escrito. – (FR) Con respecto a los
referendos de Chipre, el primer objetivo del Parlamento
debería consistir en aplicarse a sí mismo los principios
que proclama a los cuatro vientos: la observancia de los
derechos humanos y el respeto de la democracia.
1
Cf. Acta.
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate sobre las declaraciones del Consejo
y la Comisión relativas a la situación en el Oriente
Próximo.
3-051
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, tras el
asesinato selectivo del nuevo dirigente de Hamás, Abdel
Asis al Rantisi, el Presidente del Consejo emitió el 18 de
abril una declaración en la que manifestaba su profunda
preocupación por el continuo y al parecer interminable
ciclo de violencia en el que participan grupos palestinos
y las autoridades y fuerzas de defensa israelíes. En esta
declaración se condenaba tanto el asesinato del dirigente
de Hamás como la bomba suicida en el punto fronterizo
de Erez con la franja de Gaza que tuvo lugar ese mismo
día. La declaración señalaba asimismo que dicha
violencia debe terminar inmediatamente y apuntaba la
obvia futilidad de la misma, ya sea como medio para
liberar a los palestinos de la ocupación o para lograr la
paz y la seguridad a largo plazo para el pueblo de Israel.
Una vez más, el Presidente del Consejo recordó al
Gobierno israelí que las ejecuciones extrajudiciales son
contrarias al Derecho internacional y señaló que el
respeto del Derecho internacional debe constituir una
característica diferencial inmediata entre los Gobiernos
democráticamente elegidos y los grupos terroristas.
Entretanto, al término de la reunión informal de los
Ministros de Asuntos Exteriores que tuvo lugar el 17 de
abril en Tullamore, el Presidente del Consejo emitió una
importante declaración en nombre de sus homólogos en
relación con la situación actual en el Oriente Próximo.
Los Ministros de Asuntos Exteriores de la UE
reafirmaron algunos principios fundamentales de la
política europea para lograr una solución del conflicto
del Oriente Próximo, entre ellos el compromiso con una
20
solución negociada basada en dos Estados acordada
entre ambas partes. Esta solución conllevaría la creación
de un Estado palestino viable, vecino, soberano e
independiente que existiría al lado de un Israel que
viviría dentro de fronteras reconocidas y seguras.
Los Ministros reafirmaron que la hoja de ruta es el único
camino para lograr dicho resultado. La Unión está
decidida a mantener firmemente el rumbo establecido en
la hoja de ruta y pide a ambas partes que cumplan las
obligaciones contempladas en esta última. La posición
establecida de la Unión Europea, que reiteró el Consejo
Europeo de los días 25 y 26 de marzo, consiste en que la
Unión no reconocerá ninguna modificación de las
fronteras anteriores a 1967, salvo las acordadas por las
partes.
La Unión ha hecho hincapié en que las declaraciones
sobre la forma que pueda adoptar el acuerdo final no
pueden sustituir las negociaciones de dicho acuerdo. Los
Ministros señalaban que la cuestión de los refugiados y
la forma en que pueda llevarse a cabo el derecho de
retorno constituyen igualmente cuestiones relacionadas
con la situación final. La hoja de ruta indica que un
acuerdo final y exhaustivo que ponga fin al conflicto
entre israelíes y palestinos tiene que incluir una solución
justa, equitativa y realista de esta cuestión.
En este contexto, la Unión ha tomado nota de la
reafirmación por parte del Presidente Bush del
compromiso de los Estados Unidos con la hoja de ruta y
una solución negociada. La Unión destaca el principio,
que comparte el Presidente Bush, de que las cuestiones
relacionadas con la situación final deben ser objeto de
negociación y acuerdo entre las partes y no deben
prejuzgarse.
Asimismo, los Ministros coincidieron con el presidente
de los Estados Unidos en que de las negociaciones entre
las partes deben surgir fronteras seguras y reconocidas
de conformidad con las Resoluciones 242 y 338 del
Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Estas
Resoluciones y las demás resoluciones del Comité de
Seguridad en la materia deben constituir el fundamento
para una solución justa y duradera del conflicto. En otras
palabras, el conflicto no se resolverá mediante medidas
unilaterales.
Acogemos favorablemente la posibilidad de que Israel se
retire de la franja de Gaza. El Consejo Europeo ha
declarado que dicha retirada debería representar un
importante paso hacia la aplicación de la hoja de ruta,
siempre que se lleve a cabo en determinadas
condiciones. Se trata de una oportunidad que debe
aprovechar la comunidad internacional, encabezada por
el Cuarteto. La retirada propuesta debería concertarse de
forma adecuada con la comunidad internacional, a fin de
garantizar que resulte en que prevalezca el orden en
Gaza, lo que permitiría el mantenimiento de la
seguridad, así como la rehabilitación y reconstrucción
que tan urgentemente requiere esta zona. La Unión insta
a todas las partes a que emprendan urgentemente
preparativos a tal fin.
21/04/2004
La Unión Europea está dispuesta, sobre esta base, a
prestar asistencia a la Autoridad Palestina para que
asuma la responsabilidad de la ley y el orden, así como a
continuar la ayuda que la Unión presta a la Autoridad
Palestina y a examinar las posibles necesidades que
puedan surgir en el futuro en el marco de una nueva
situación en Gaza.
Los Ministros destacaron igualmente la necesidad de
evitar un vacío político y los peligros que ello implicaría
en el período transitorio entre este momento y el
principio de la retirada. Recordaron que será necesario
adoptar una serie de medidas en el período
inmediatamente posterior en los ámbitos político, de
seguridad y humanitario a fin de evitar un mayor
deterioro y poder reanudar los avances.
Es indispensable poner fin a la violencia y al terrorismo,
así como reanudar un alto el fuego que comprenda a
todas las partes y a todos los Grupos. Ambas partes
tienen que reanudar las negociaciones sobre el proceso
de paz sin demora alguna. Todos sabemos, por las
experiencias del pasado y por la historia, que la
resolución de problemas difíciles y complejos pasa
inevitablemente por la negociación y de hecho solo
procede de la negociación.
Una paz justa, duradera y completa debe satisfacer las
aspiraciones legítimas tanto del pueblo israelí como del
pueblo palestino, y tiene que incluir a Líbano y Siria.
Todos los Estados de la región deben hacer todo lo que
esté a su alcance para promover la paz y luchar contra el
terrorismo. La Unión Europea está a la espera de la
próxima reunión del Cuarteto sobre principios. El
Cuarteto debe desempeñar un papel activo para alcanzar
el objetivo de una paz completa en la región y alentar a
las partes para que avances firmemente sobre la base de
los principios antes citados.
Los Ministros celebrarán un nuevo debate sobre el
proceso del Oriente Próximo en la reunión del Consejo
que tendrá lugar el lunes. Examinarán la posición que
adoptará la Unión Europea en la reunión del Cuarteto,
que se celebrará el 4 de mayo en Nueva York.
Espero haber ofrecido a sus Señorías una impresión
diáfana de la activa concentración de que hace gala la
Presidencia cuando se trata de la tan difícil situación
reinante en el Oriente Próximo. Al mismo tiempo,
escucharemos con gran atención en esta ocasión las
opiniones del Parlamento sobre esta importante cuestión.
3-052
PRESIDENCIA DEL SR. MARTIN
Vicepresidente
3-053
Patten, Comisión. − (EN) Señor Presidente, no deseo
repetir ni pretendo repetir lo que la Presidencia acaba de
decir sobre las últimas conversaciones del Consejo sobre
Oriente Próximo o cómo ha reaccionado a la declaración
del Presidente Bush en Washington la semana pasada
21/04/2004
tras su reunión con el Primer Ministro Sharon. La
declaración ha sorprendido a mucha gente,
comprensiblemente o no, y uno no puede disimular que
parece haber causado una gran preocupación en el
mundo árabe. Hay quien ha argumentado con
posterioridad que no debería haberlo hecho. Han dicho
que abre un camino para la aplicación de esta hoja de
ruta, en lugar de romperla. Han alegado que tenemos que
buscar la parte positiva, como la retirada israelí
prometida y bien acogida de Gaza, en vez de centrarnos
en la parte negativa.
Que así sea. No pretendo anticiparme a las
interpretaciones sin lugar a dudas bien intencionadas de
otros ni minar esfuerzos para obtener el máximo de la
actual situación excepcionalmente difícil. Naturalmente,
siempre hay quien ve un vaso medio lleno cuando hay
otros que creen que está medio vacío. Otros encuentran
que resulta difícil creer que un vaso está medio lleno
cuando no pueden ver ningún líquido en el vaso.
Supongo que como la belleza, la verdad es según el
color del cristal con que se mira. No quiero detenerme
en estas cuestiones. Solo voy hacer cinco
puntualizaciones que hay que abordar si queremos sacar
algo positivo de la presente situación sombría.
Primero, tal como han dicho reiteradamente el Consejo
de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores y el
Consejo Europeo, solo se puede llegar a un acuerdo
definitivo a resultas de negociaciones entre Israel y los
palestinos, con el resultado de dos Estados soberanos e
independientes viables basados en las fronteras de 1967,
quizás modificadas de común acuerdo, viviendo codo a
codo en paz y seguridad, tal como se establece, por
ejemplo, en la hoja de ruta.
Este ha sido el hilo principal del pensamiento europeo,
desde Venecia en 1980 hasta Berlín en 1999, hasta
Sevilla en 2002 y hasta las últimas conclusiones del
Consejo Europeo del mes pasado. No es de sorprender
que hayamos estado de acuerdo con lo que durante 37
años ha sido una posición estadounidense coherente, de
que los asentamientos más allá de las fronteras de 1967
son ilegales y representan «obstáculos para la paz».
Todos sabemos qué ingredientes son necesarios para una
solución definitiva. Están incluidos en el informe
Mitchell y documentos posteriores, incluida la iniciativa
para la paz de la Liga Árabe de 2002. También se
encuentran en la hoja de ruta aprobada por la comunidad
internacional.
Un acuerdo no espera algún tipo de visión celestial.
Espera el ejercicio de la voluntad política por ambas
partes: los israelíes y los palestinos. A mi juicio, es una
tragedia que las propuestas valientes de los
representantes de la sociedad civil que negociaron la
iniciativa de Ginebra no parece que sean compartidas
por los dirigentes políticos de sus comunidades.
En segundo lugar, condenamos la violencia que pospone
la reconciliación y toda posibilidad de paz. Siempre
hemos deplorado sin reservas y condenado con todas
nuestras fuerzas los atentados suicidas que matan a
21
inocentes y la oscura propaganda que ofusca las mentes
de tantas personas. También somos extremadamente
críticos con las duras represalias militares que destruyen
vidas, hogares y medios de vida, la clase de represalias
que incrementan el extremismo y no incrementan la
seguridad. Creemos que los asesinatos selectivos son
equivocados, ilegales y contraproducentes.
Uno de los políticos palestinos que más admiro, una voz
sensata y razonable, se ha referido recientemente al
sonido ensordecedor de los tambores de guerra en ambos
lados y al hecho amargo de que las dos comunidades
parecen estar bloqueadas en un abrazo en el que todo lo
que parece importar es causar dolor al otro bando. Se
ofrece mucho dolor, pero no muchas promesas de paz.
En tercer lugar, cualesquiera que sean las críticas al
enfoque europeo frente al conflicto, podemos decir que
hemos respaldado, en el transcurso de semanas, meses y
años de derramamiento de sangre y desesperanza,
instituciones que un día pueden constituir la base para un
Gobierno palestino reformado. Esta ha sido la política
del Consejo Europeo, respaldada por este Parlamento. Se
nos ha felicitado por lo que hemos hecho, entre otros, el
Banco Mundial. Hace poco he recibido una carta del
Ministro de Hacienda palestino, Salam Fayad, que
observa que con la ayuda de la Unión Europea la
Autoridad Palestina ha cumplido todos los compromisos
de reforma que había hecho al Consejo Legislativo
Palestino hace un año y medio. Existe ahora un alto
grado de responsabilidad, con procedimientos
presupuestarios transparentes. Ya no se efectúan pagos
en efectivo al personal palestino de seguridad, cuyos
salarios se transfieren ahora a través de cuentas
bancarias.
Se nos ha alentado, en privado, a que hagamos más, a
que ayudemos más. Se nos ha criticado públicamente
por no hacer absolutamente nada. Algunos han
argumentado que, en realidad, no podría haber una
acusación más grave que la de que el intento de
promover la reforma y respaldar algún tipo de vida en
Palestina ha financiado el terrorismo. El Parlamento ha
llevado a cabo su propia investigación sobre estos
asuntos y la OLAF ha investigado estas acusaciones.
No tengo nada más que decir sobre este tema, salvo
rendir homenaje a mis funcionarios que han intentado
aplicar una política difícil, de forma honesta,
transparente y con integridad. Cuando miro lo que ha
ocurrido en las últimas semanas no puedo más que muy
poca cosa que se haya conseguido como han hecho ellos.
Mirando al futuro, algunos dicen –quizá sea palabrería
sin importancia– que después de la retirada prometida
reconstruiremos Gaza e intentaremos sentar los
cimientos de una nueva Palestina. Lo que supongo que
tienen en mente es una Palestina que sea verdaderamente
viable, no un grupo de «bantustanes» divididos por
tanques, asentamientos y muros.
Sin duda estamos dispuestos a mantener nuestra ayuda
humanitaria y a apoyar la reconstrucción de la
22
infraestructura de las zonas de las que se retiren las
fuerzas de defensa israelíes. Pero he de decir que esta
vez tenemos que buscar determinadas garantías por parte
de las fuerzas de defensa israelíes de que no vuelvan a
destruir lo que construimos. Deben tener en cuenta los
cinco puntos establecidos por el Consejo Europeo de los
días 25 y 26 de marzo, en particular el afianzamiento de
la retirada en el marco de la hoja de ruta y el acceso a la
vida económica en el territorio que abandonan las
fuerzas de defensa israelíes.
Ha sido el Banco Mundial quien ha señalado que el
mayor obstáculo para la reactivación económica es la
falta de acceso y la falta de libertad de circulación
suficiente de las personas y mercancías. El acceso al
mundo exterior es esencial para reactivar la economía
palestina. También tenemos que garantizar que la ayuda
humanitaria se pueda prestar tal como se haría en
cualquier otro lugar. En estos momentos, es más difícil
prestar ayuda allí que en cualquier otro lugar debido al
comportamiento y actividades de las fuerzas de
seguridad.
Si tenemos que encontrar una forma de volver a aplicar
la hoja de ruta, es necesario que estudiemos muy
detenidamente con el Gobierno israelí los términos de la
retirada y ver de qué forma podemos vincular la gestión
de la retirada con los objetivos de la hoja de ruta.
Nuestro objetivo tiene que ser que los israelíes vuelvan a
reconocer a la Autoridad Palestina como su socio en el
proceso de paz. El objetivo no tiene por qué ser el de
entregar Gaza y partes de Cisjordania a la Autoridad
Palestina, ni a Hamás, y garantizar que el traspaso tenga
lugar de forma ordenada, no de una forma que
desemboque en más caos y más violencia.
Por último, todavía existen algunos moderados –gracias
a Dios– en Palestina, Israel y el mundo árabe. Formulo
esta pregunta de la forma más tranquila y diplomática
que puedo: ¿en qué medida estamos apoyando a estos
moderados actualmente? Si no estamos dispuestos a ser
valientes respecto a la moderación, ¿cómo podemos
esperar que ellos lo sean?
No es exagerado decir que las perspectivas actuales en la
región son más preocupantes de lo que lo han sido desde
hace algún tiempo. Sin duda, me parece mucho más
alarmante de lo que parecía ser, por ejemplo, al
comienzo del año pasado cuando se nos dijo que la
senda para la paz en Oriente Próximo reposaba en la
liberación militar de Bagdad y la instauración de la
democracia en el Iraq. Quizá algún día el Iraq sea estable
y democrático y puede que sea un modelo para otros
países de la región. ¿Cómo podría uno esperar otra cosa?
Independientemente de los puntos de vista que uno tenga
del pasado, ¿qué más cosas quedan por las que luchar?
Sin embargo, si conviene que tengamos la posibilidad de
lograr un resultado y fomentar la modernización y la
democracia en toda la región, tenemos que evitar
palabras y políticas que distancien a grandes partes del
mundo islámico y amenacen con provocar el verdadero
choque de civilizaciones que todos los hombres y
21/04/2004
mujeres en su sano juicio tienen que querer evitar a toda
costa.
Ha sido un aspecto profundamente deprimente de mis
cinco años como Comisario que el mundo al que miro
hoy parece ser mucho más peligroso de lo que era en
1999. Siempre tenemos que intentar trabajar para un
mundo mejor y no echarnos las manos a la cabeza
desesperados. Hoy, entre otras cosas, tenemos que mirar
qué es lo que podemos rescatar de lo que queda del
proceso de paz de Oriente Próximo. No es una
perspectiva demasiado alentadora, pero ¿qué otra
alternativa existe?
(Aplausos)
3-054
Laschet (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, señor
Presidente en ejercicio del Consejo, Comisario Patten,
Señorías, creo que el comienzo de la intervención del
Comisario ha dejado claro que los últimos
acontecimientos necesitan algún tipo de interpretación.
¿Consideramos que el camino expuesto en la hoja de
ruta está muerto y enterrado tras la reunión entre el
Primer Ministro Sharon y el Presidente Bush, o hay que
ver que se pueden abrir nuevas posibilidades en los
próximos días, semanas y meses? He de admitir que la
reacción inicial de la Presidencia irlandesa tiende a la
primera posición, mientras que la postura adoptada por
una serie de Ministros de Asuntos Exteriores en sus
declaraciones se decantaban por la segunda.
Yo mismo respaldo la posición adoptada por los
Ministros de Asuntos Exteriores, incluido el Ministro de
Asuntos Exteriores alemán, quien ha dicho que esta
iniciativa aporta movimiento al proceso que ahora
debemos aprovechar. A pesar de todo el escepticismo
que podemos sentir por la propuesta de retirada de Gaza
que se nos expuso ayer y nuevamente hoy por los dos
representantes de la iniciativa de Ginebra, la Unión
Europea debería ejercer su influencia para influir en las
partes del conflicto, en especial Israel, y dejar claro que
esta retirada tiene que ser la primera etapa en su retirada
de todos los territorios ocupados. En este sentido, la
retirada es un paso adelante. Si es así, un Primer
Ministro del ala derecha de Israel y que pronto será
responsable de echar a los colonos de sus casas en Gaza
por la fuerza necesita un marco más amplio en el que
explicar su posición.
Si la retirada de Gaza es realmente un éxito y el traspaso
ordenado a la Autoridad Palestina se efectúa tal como el
Comisario lo ha exigido hace un momento, y si las
viviendas que actualmente se usan se ofrecen en ese
momento a las personas de Gaza, y si la infraestructura
no se desmantela sino que se cede a la Autoridad
Palestina, esto podría muy bien brindar una nueva
oportunidad para la paz. Si la actitud que tomamos es de
que todo es en vano y de que está abocado al fracaso, no
tendremos la oportunidad de influir en el proceso. Sin
embargo, si consideramos que todo esto es una
oportunidad positiva y trabajamos dentro de ella, estoy
seguro de que la hoja de ruta se puede revitalizar.
21/04/2004
Al leer atentamente la carta del Presidente
estadounidense al Primer Ministro israelí, podemos
darnos cuenta de que también se espera que los israelíes
aporten su granito de arena. El propio Presidente se
remite a la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de
las Naciones Unidas. También el propio Presidente dice
que solo las negociaciones pueden en última instancia
llevar a una solución. Tenemos que hacer hincapié en
estos pasajes de su carta en nuestras futuras posiciones
sobre este conflicto.
Permítanme hacer un segundo comentario. Creo que en
realidad una solución a este conflicto, que no solo se
limita a Gaza, únicamente puede tener éxito a largo
plazo entre dos Estados independientes y viables.
El Comisario también ha aludido a la labor de este
Parlamento en relación con la utilización de fondos
europeos. Hemos aprobado dos informes sobre esta
cuestión, un informe mayoritario y otro minoritario, pero
ha habido un acuerdo del 80% en torno a sus
conclusiones. Hoy se puede compartir una de estas
conclusiones con la Cámara: la acusación de que la
Unión Europea ha financiado el terrorismo no se puede
demostrar y es insostenible. Sobre la cuestión de si la
decisión de prestar asistencia financiera directa fue
acertada o equivocada, podemos adoptar varias
posiciones. Sin embargo, fueron los Ministros de
Asuntos Exteriores quienes tomaron la decisión, no el
Comisario. La Comisión ha hecho cuanto ha podido para
contribuir a la reforma de la Autoridad Palestina. Ha
dedicado grandes esfuerzos en controlar el uso de los
fondos europeos, y hoy podemos confirmar que la
situación de la Autoridad Palestina ha mejorado si se
compara con tres años atrás. Hemos de agradecer a la
Comisión y al Comisario Patten su labor en esta
cuestión, a pesar de las opiniones políticas divergentes
sobre si la decisión era correcta o no.
3-055
Menéndez del Valle (PSE). – (ES) Señor Presidente, el
apartado 51 de la reciente Resolución de este Parlamento
sobre los resultados del Consejo Europeo afirman que
"sin una fuerte presión sobre ambas partes, la Hoja de
Ruta seguirá siendo ineficaz". Desde luego, en mi
opinión, la Hoja de Ruta sigue siendo ineficaz y me
pregunto dónde está la presión sobre Israel.
El Parlamento pide asimismo "al Gobierno americano
que asuma su responsabilidad en la crisis actual". En mi
opinión, dicho Gobierno no solo no ha asumido su
responsabilidad sino que se ha entregado al Gobierno de
Israel. Las declaraciones de Powell del pasado jueves
son mezcla, en mi opinión, de un ridículo whisful
thinking y de un cierto cinismo, cuando dice el
Secretario que la reunión de Bush y Sharon ha producido
resultados positivos para los palestinos y sus
aspiraciones a un Estado. Prueba de ello es que el
ministro sin cartera del Gobierno de Irsael, Guidon Ezra,
ha declarado este viernes que los comentarios de Powell,
destinados a suavizar el tono proisraelí de Bush, no
reflejan la opinión del propio Bush.
23
La Resolución de este Parlamento pide también, por otro
lado, que ambas partes "hagan serios esfuerzos para
reanudar unas auténticas negociaciones". En mi opinión,
la Autoridad Nacional Palestina ha estado esperando
durante meses la reanudación de esas negociaciones,
pero está claro que Israel no quiere negociar con la
Autoridad Nacional Palestina y se dispone en estos
momentos, con el pleno apoyo de Bush, a una retirada
unilateral de Gaza fuera del marco de la Hoja de Ruta.
Está ya suficientemente claro, en mi opinión, que no se
trata de un Gaza first seguido de un West Bank second,
sino de un Gaza only.
Después de todos estos acontecimientos conviene
recordar otros dos apartados de nuestra Resolución, el
apartado 48, incorporado tras el asesinato del jeque
Yassin dice: "pide al Consejo y a la Comisión que
examinen la posibilidad de aplicar plenamente el artículo
2 del Acuerdo de Asociación con Israel en caso de que
continúe la política de ejecuciones extrajudiciales". Pues
bien, las ejecuciones extrajudiciales continúan, la última
con Rantisi. Debemos, pues, en mi opinión, reiterar al
Consejo y a la Comisión la petición de este Parlamento.
Asimismo, para finalizar, en el apartado 49, el
Parlamento "pide al Consejo que invite a los Estados
miembros de la Unión que forman parte del Consejo de
Seguridad a que presenten inmediatamente una
propuesta para establecer una fuerza internacional de
mantenimiento de la paz en las fronteras de 1967, con el
mandato de proteger tanto al pueblo israelí como al
palestino de ataques terroristas y de incursiones e
intervenciones militares". Debemos también reiterar esta
exigencia.
3-056
Ludford (ELDR). – (EN) Señor Presidente, tras el
respaldo del Presidente Bush al juicio previo del Sr.
Sharon sobre las negociaciones relativas al estatuto final
–excluyéndose a sí mismo como negociador de paz
imparcial– es fácil sentirse desalentado sobre las
perspectivas de coexistencia de un Israel seguro y un
Estado palestino viable, pero se trata de la única
solución real a través de la hoja de ruta. Podría muy bien
ser que el que Israel mantenga algunos asentamientos
clave en Cisjordania y los palestinos acepten que el
regreso de refugiados se haga a un Estado palestino –con
lo que personalmente estoy de acuerdo– forme parte de
un posible acuerdo negociado. Sin embargo, el Cuarteto,
con la UE a la cabeza, tiene que rechazar la pretensión
del Sr. Sharon de que su plan constituye un golpe de
gracia a las esperanzas palestinas de tener un Estado.
Defiendo absolutamente la existencia de Israel como
patria y Estado de los judíos –aunque en él los israelíes
árabes tengan plenos derechos en pie de igualdad– y el
derecho de Israel a vivir en paz y seguridad dentro de
fronteras reconocidas. Mi consternación por la
ocupación no solo es por el sufrimiento de los palestinos
de a pie, sino también por el modo en que el papel del
ocupante colonial está perjudicando la integridad de
24
Israel y su compromiso con el Estado de derecho.
Condeno todo terrorismo contra Israel y no considero
que los terroristas suicidas sean meramente el producto
de la desesperación que hay entre los palestinos, por
muy real que sea, sin embargo, esta desesperación.
También hay el aprovechamiento de jóvenes y una
cultura despreciable de martirio en una perversión del
islam.
El muro o cerca podría justificarse si se situara en la
Línea Verde, pero no lo está. La política de Bush y
Sharon de derrota militar no va a garantizar la seguridad
de Israel. Hamás es una organización peligrosa e
intransigente que pretende la destrucción de Israel, pero
los últimos asesinatos ilegales de sus líderes no hacen
sino crear más amargura y facilitar el reclutamiento para
el terrorismo.
Estoy profundamente preocupada por la creciente
incidencia del antisemitismo en Europa y tengo un gran
interés en luchar contra el mismo, así como contra otros
tipos de prejuicios raciales o religiosos. El retraso del
Observatorio de la UE en elaborar a tiempo un estudio
sobre la amenaza que se cierne sobre las comunidades
judías de Europa alimenta naturalmente sospechas de
partidismo. Necesitamos un vigor renovado para
exponer y desarraigar el antisemitismo y establecer la
línea divisoria entre la crítica legítima de las políticas del
Gobierno israelí y la demonización de los judíos.
Entiendo la impresión que debieron llevarse los israelíes
en el sondeo del año pasado, según el cual el 59% de los
europeos consideraban a Israel una amenaza para la paz
mundial. Creo que muchos encuestados, cuando leen
esta pregunta creen que se alude al conflicto entre Israel
y los palestinos, pero no ayudó para nada formularla de
esta forma. Sin embargo, el resultado fue una voz de
alarma. Necesitamos un diálogo UE-Israel más intenso.
Por ello me opongo personalmente a todo llamamiento
en el Parlamento Europeo a boicotear a Israel, y las
llamadas a cortar los vínculos académicos son
totalmente contraproducentes. Me he opuesto
igualmente a medidas para eliminar la financiación de la
UE a favor de la Autoridad Palestina. Celebro que sean
los propios palestinos los que pidan que se acabe con la
corrupción, pero Israel necesita un interlocutor
negociador y el nivel de pobreza subsahariana de los
palestinos será aún mayor sin la ayuda de la UE.
Por último, es indigno de Israel y su tradición de justicia
perseguir vengativamente a Mordejai Vanunu tras su
liberación. Ha cumplido su condena y ahora debe ser
libre.
3-057
Gahrton (Verts/ALE). − (SV) Señor Presidente, hoy
Mordechai Vanunu tiene que ser liberado. Es uno de los
héroes de nuestro tiempo, el hombre que confirmó que
Israel tiene considerables existencias de armas nucleares
que podrían convertir todo el Oriente Próximo en un
desierto nuclear. Por este logro al servicio de la paz, su
recompensa fue el secuestro por el Estado de Israel y su
condena a 18 años de prisión.
21/04/2004
El mundo lo olvidó en gran parte. Se permite que Israel
posea sus armas nucleares en paz, mientras que los
Estados árabes y musulmanes que intentan protegerse a
sí mismos contra la amenaza de las armas nucleares de
Israel son bombardeados a mansalva y destruidos. ¿Por
qué la comunidad mundial no interviene con respecto a
las armas nucleares israelíes? ¿Porqué no ocurre lo
mismo con Dimona que lo que ocurrió con Osirak?
El enfoque sesgado por parte de la comunidad mundial
es una de las razones de la desesperación que ahora
prevalece en el Oriente Próximo, un sentimiento
confirmado ayer aquí en el Parlamento por dos de los
más destacados defensores de la paz en la zona,
Avraham Burg y Yassir Rabo. En Le Monde, el
Presidente Mubarak de Egipto afirmó que el odio hacia
los Estados Unidos en el mundo árabe nunca había sido
tan fuerte como lo es hoy en día. Los Estados Unidos
respaldan a Israel al 100%. Por este motivo, los Estados
Unidos no pueden traer la paz por sí solos. Es necesario
un mayor equilibrio, y la UE podría lograrlo apoyando a
los palestinos con igual intensidad a como hacen los
Estados Unidos con Israel.
La UE podría traducir sus palabras en hechos y llevar a
cabo la propuesta del Parlamento de que se suspenda el
acuerdo de asociación con Israel. La UE podría enviar
tropas para proteger las zonas palestinas. La UE podría
exigir a Israel que desmantelara sus arsenales de armas
nucleares. La UE podría invitar a Vanunu y concederle
asilo en el país de la UE de su elección.
La UE podría incluso llegar más lejos. Hace algunos
años, me reuní con Simon Perez. Propuso que se
ofreciera tanto a Israel como a Palestina entrar en la
Unión Europea, a condición de que hubieran logrado una
paz estable. Está claro que la UE tiene un atractivo más
allá de sus fronteras que no siempre existe entre sus
propios Estados miembros. Utilicémoslo. Ofrezcamos a
Palestina e Israel entrar en la UE como recompensa por
lograr una paz definitiva.
3-058
Dhaene (PSE). – (NL) Señor Presidente, Señorías, como
Vicepresidente de la Delegación para las relaciones con
Israel, siento vergüenza indirecta por la política
unilateral del Primer Ministro Sharon, quien está
echando más y más leña al fuego en el Oriente Próximo,
y de hecho en todo el mundo, ya que no se trata de un
conflicto aislado, sino todo lo contrario. Las ejecuciones
ilegales de líderes de Hamás van a tener un efecto
bumerán, y nuevos líderes están siempre esperando en la
retaguardia. Sharon solo puede hacer esto debido al
apoyo incondicional que obtiene del Presidente Bush. Lo
que se acordó en Washington es una afrenta a sus socios
del Cuarteto, y a la UE en particular. Que yo sepa, no se
ha consultado ni una sola vez a la Unión Europea.
Nosotros, el Parlamento Europeo, tenemos que exigir
que Javier Solana se imponga en sus tratos con el
Cuarteto.
21/04/2004
Si los Estados Unidos de América quieren ayuda para el
Iraq, a su vez tienen que proporcionar ayuda para una
fuerza internacional en la Franja de Gaza tras una
retirada israelí, y en Cisjordania como paso siguiente.
Solana también podría poner el Acuerdo de Ginebra
sobre la mesa. Al fin y al cabo, Colin Powell lo ha
aprobado, y cuenta con su apoyo. Esto también tiene que
quedar claro. Avraham Burg, quien estuvo presente ayer
en esta Cámara, dijo una vez que la hoja de ruta debía
elaborarse en Ginebra. Creo que, a modo de señal para el
pueblo palestino, podemos exigir un incremento de la
ayuda humanitaria que damos a estas personas
empobrecidas.
3-059
De Rossa (PSE). – (EN) Señor Presidente, en los pocos
segundos de que dispongo quiero subrayar que la Unión
Europea tiene que ser más contundente al presentar su
posición respecto del Oriente Próximo. Tenemos que
dejar claro a Israel, a los palestinos y, por supuesto, a los
Estados Unidos, que nos tomamos en serio la búsqueda
de una solución.
Para que esto ocurra, la comunidad internacional, a
través del Cuarteto, tiene que actuar como un agente
imparcial en favor de la paz. Resulta lamentable que la
administración norteamericana haya decidido abandonar
la hoja de ruta por razones puramente electorales.
Tenemos que intentar reactivarlo en la medida en que
podamos, y deseo suerte a la Presidencia en sus
esfuerzos por conseguirlo en las próximas semanas.
Sin embargo, tenemos en nuestras manos un arma que
nunca hemos querido usar y que ni siquiera hemos
amenazado con usar: la suspensión del Acuerdo de
Asociación con Israel. ¿De qué otra manera podemos
presionar a Israel para que se tome en serio sus
responsabilidades en esa región? En mi opinión, no hay
ninguna otra manera seria de llevar a los israelíes a la
mesa de negociaciones. Sin duda, la decisión del
Gobierno norteamericano la semana pasada de apoyar al
Gobierno de Sharon no ha puesto fin a su política de
asesinatos. No ha puesto fin a su política de «muro de
segregación racial» ni a su política de refuerzo de los
asentamientos en Cisjordania, lo que constituye una
receta para la continuación del dolor y el desastre en
Oriente Próximo.
3-060
Roche, Consejo. − (EN) Quiero dar las gracias a todos
los diputados por sus contribuciones a lo que ha sido un
debate muy importante.
He percibido cansancio en la voz del Comisario Patten
cuando hablaba. Es un cansancio compartido por todos,
porque tenemos que retomar la misma cuestión una y
otra vez. Me entristece observar que, en las tres cortas
semanas transcurridas desde que debatimos esta
cuestión, la situación ha empeorado. Nos deprime la
sombría secuencia de acontecimientos en la región.
Sin embargo, este debate nos brinda la oportunidad de
continuar recordándoles a todos los agentes y a todas las
partes del Oriente Próximo –retomo el argumento del Sr.
25
De Rossa en su última intervención– que las personas
tienen que comportarse de forma ecuánime y dentro de
los límites aceptables del Derecho internacional.
Asimismo, tenemos que aprovechar la oportunidad de
recordar a otras partes que no existe alternativa a la
negociación plena e imparcial de una solución basada en
dos Estados, que esta solución deberá crear una Estado
palestino viable, contiguo, soberano e independiente, y
que la hoja de ruta es la única manera de que
disponemos para conseguirlo.
Si he escuchado correctamente al Sr. Laschet, ha
planteado dos cuestiones. La primera, ha sugerido que la
Presidencia cree que la hoja de ruta ha muerto. Esto no
es en absoluto cierto. Ni por supuesto es la opinión de la
Presidencia. Hemos dicho en repetidas ocasiones que la
hoja de ruta es la única salida viable al laberinto actual.
El Sr. Laschet también ha sugerido que no vemos
ninguna oportunidad de que salga algo de los planes
israelíes de retirarse de Gaza. Esto no refleja con
exactitud ni la posición de la Presidencia ni la posición
que expresé en Tullamore.
Rechazo la idea de que los Estados miembros de la
Unión Europea estén desunidos en esta cuestión. Hay un
acuerdo total en el seno de la Unión a este respecto. El
Consejo de Ministros lo ha dejado claro. La importante y
sustancial declaración final que los 25 Ministros
acordaron de forma unánime el pasado fin de semana
deja muy clara la posición.
Muchos se preguntan si la hoja de ruta está muerta. La
hoja de ruta sigue siendo el único marco; es la única
opción disponible. No hay nada más. Esto tiene que
quedar muy claro. Confío en que la hoja de ruta no solo
sea tan válida y relevante ahora como lo era cuando se
estableció, sino que tenemos que continuar reiterando su
relevancia, importancia y significado, en particular
cuando se reúna el Cuarteto, probablemente en Nueva
York el 4 de mayo.
Se ha planteado la cuestión del desmantelamiento de los
asentamientos israelíes en la franja de Gaza. De nuevo,
los Ministros de Asuntos Exteriores y los Ministros de
Asuntos Generales han dejado claro que hay cinco
elementos en este ámbito: primero, la retirada de Gaza
tiene que ocurrir dentro del contexto de la hoja de ruta;
segundo, tiene que constituir un avance hacia una
solución de dos Estados; tercero, no puede implicar la
transferencia de la actividad colonizadora a Cisjordania;
cuarto, tiene que producirse una cesión organizada y
negociada a la Autoridad Palestina; quinto, Israel tiene
que facilitar la reconstrucción humanitaria de Gaza, en la
que la Unión Europea ha hecho una fuerte inversión.
Se ha planteado la cuestión del antisemitismo. Las
dificultades existentes en la región no pueden constituir
la base de un resurgimiento del antisemitismo en
Europa. Estoy de acuerdo con la baronesa Ludford en
este punto. Tenemos en cuenta su punto de vista. El
pasado otoño, la Unión Europea tomó una iniciativa sin
precedentes en la Asamblea General de las Naciones
Unidas al proponer una resolución aislada que
26
21/04/2004
condenaba cualquier manifestación de antisemitismo. En
la conferencia de la OSCE que se celebrará en Berlín los
días 28 y 29 de abril, la Unión desempeñará su pleno
papel al abordar y condenar este espantoso fenómeno.
El Sr. De Rossa ha hablado mucho sobre esta cuestión, y
estoy totalmente de acuerdo con él. La Unión Europea
tiene que ser un agente imparcial. El Sr. De Rossa es
absolutamente coherente y está en lo cierto respecto de
esta cuestión. Asimismo, tiene razón al afirmar que
todos los agentes han de adoptar un punto de vista
equilibrado. Sin embargo, no estoy seguro que esté en lo
cierto al sugerir que la suspensión del Acuerdo de
Asociación sea una herramienta adecuada. La
suspensión no figura en la agenda en este momento.
Necesitaríamos el consenso en el seno de la Unión para
dar este paso. Los que argumentan que deberíamos
llevar a cabo dicha acción tienen que considerar las
consecuencias indeseables que derivarían de ella.
El artículo 2 del Acuerdo refuerza las obligaciones que
incumben a los signatarios respecto de los derechos
humanos. Quizá deberíamos hacer hincapié en esa
responsabilidad. Las reuniones del Consejo de
Asociación con Israel dan a la Unión Europea la
oportunidad de hacer partícipe a las autoridades israelíes
de nuestras preocupaciones, junto con las que tantas
veces ha mencionado el Sr. De Rossa. Es mejor disponer
de un canal para hacerlo.
No sería correcto concluir el debate sin mencionar los
atentados suicidas y los ataques terroristas contra Israel.
Demasiado a menudo, el punto de vista israelí es que no
somos conscientes de sus preocupaciones. No es el caso.
Condenamos los ataques suicidas y terroristas contra
objetivos civiles. Son abominables. Todos nosotros los
condenamos. Los atentados suicidas no promueven una
agenda legítima, solo dañan los intereses del pueblo
palestino y provocan caos, daño y sufrimientos aún
mayores al pueblo israelí, que ya ha sufrido mucho en el
pasado.
Tenemos que ser imparciales en esta cuestión. Creo que
Europa es imparcial. Estoy de acuerdo con el Comisario
Patten en que, si Europa vuelve a reconstruir lo que se
ha establecido para ayudar al pueblo palestino, lo
mínimo que podemos esperar es que las autoridades
israelíes apoyen, respeten y protejan esa infraestructura.
profundidad y la relevancia de esta relación, cosa que no
sorprenderá a nadie.
Desde un punto de vista político y económico, la Unión
Europea y los Estados Unidos nunca han sido tan
interdependientes como ahora. Mientras que no es
posible estar totalmente de acuerdo en todas las
cuestiones –los amigos casi nunca lo están, y el hecho de
que discrepen incluso en cuestiones significativas
demuestra una amistad madura– es importante que
cualquier diferencia se resuelva de manera que no se
dañe la relación.
Todos sabemos que la relación entre la Unión Europea y
los Estados Unidos ha pasado por momentos difíciles,
sobre todo respecto de la política sobre el Iraq. Ha
habido tensiones y desacuerdos tanto al otro lado del
Atlántico como en el seno de Europa. Es bueno
recordarnos de cuando en cuando que nadie tiene el
monopolio absoluto de la sabiduría.
Asimismo, respecto del camino a seguir en el Oriente
Próximo, ha habido diferencias de enfoque entre los
Estados Unidos y la Unión Europea. Sin embargo,
estamos dispuestos a continuar trabajando sobre la base
de la hoja de ruta, inclusive a través del mecanismo del
Cuarteto. Durante demasiado tiempo se ha presentado
una imagen negativa de la relación transatlántica en
ciertos círculos y medios de comunicación. A menudo
parece que la ley de oro de los medios de comunicación
es que el desacuerdo tiene más interés que el acuerdo.
Supongo que, de alguna manera, resulta fácil entender
que el desacuerdo genere buenas noticias, o sin duda
buenas tiradas.
Por lo tanto, es importante que nosotros, como
representantes elegidos, informemos a nuestros
ciudadanos de que, en general, la relación transatlántica
es muy productiva y sigue siendo positiva. En enero el
Taoiseach, Sr. Ahern, dijo en este Parlamento –y
deberíamos recordar sus palabras– que «el mundo es un
lugar más seguro y mejor cuando la Unión Europea y los
Estados Unidos trabajan juntos, haciendo fondo común
de sus considerables recursos y energía para lograr
alcanzar nuestras metas comunes basadas en nuestros
valores comunes».
3-064
La Presidencia irlandesa se centra en una cooperación
pragmática con nuestros socios norteamericanos y
nuestra estrategia tiene que basarse en el pragmatismo y
no en la ideología. Estamos intentando trabajar juntos en
muchos ámbitos de la política exterior, incluida la lucha
antiterrorista, la política de no proliferación, Afganistán,
Oriente Próximo y los Balcanes Occidentales, por
mencionar tan solo algunos de los expedientes en los que
tenemos un interés común y algunos de los ámbitos en
los que estamos trabajando juntos. No estaremos de
acuerdo en todos estos ámbitos, pero al menos estamos
trabajando en ese sentido.
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, la relación
transatlántica es uno de los elementos constitutivos del
programa de la Presidencia irlandesa y estamos
trabajando con empeño para reafirmar la fuerza, la
En cuestiones económicas y comerciales en particular,
es importante poner en perspectiva cualquier diferencia
transatlántica. La Presidencia irlandesa está intentando
3-061
El Presidente. − El debate queda cerrado.
3-062
Relaciones transatlánticas
3-063
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate de las declaraciones del Consejo y
de la Comisión sobre las relaciones transatlánticas.
21/04/2004
centrarse en la agenda económica positiva entre los
Estados Unidos y la Unión Europea, al tiempo que
intenta resolver de forma eficaz las pocas disputas
pendientes, que representan menos del 3% de nuestras
políticas comerciales.
Quiero aprovechar esta oportunidad para abordar una
cuestión particular de preocupación inmediata en
términos de nuestra relación con los Estados Unidos. He
seguido de cerca el debate en este Parlamento sobre el
acuerdo internacional con los Estados Unidos relativo a
la transferencia de datos de los pasajeros. Soy consciente
de las preocupaciones que se han planteado, incluida la
necesidad de proteger los derechos de los ciudadanos a
la privacidad y la rectificación en caso de error.
Entiendo plenamente la observación hecha por los
diputados de que es importante disponer de una manera
de rectificar errores en el ámbito de los PNR.
Asimismo, soy consciente de la necesidad de abordar las
preocupaciones reales que existen en los Estados Unidos
respecto de la amenaza terrorista. La semana pasada
estuve en Nueva York y, por primera vez, fui a visitar la
escena del horror en el World Trade Center. He visitado
Nueva York cuatro veces desde el 9 de septiembre, y
siempre había evitado ir a ese lugar porque, como todos,
había visto lo ocurrido por televisión y no quería ver el
dolor. Así pues, entiendo que los Estados Unidos y
algunas personas dentro de los Estados Unidos crean que
es necesario adoptar un papel y una actitud muy estricta
en respuesta al terrorismo y, en particular, entiendo la
razón por la que están preocupados respecto de esta
cuestión.
Hablando claro: creo que la Comisión ha trabajado
mucho para garantizar que el proyecto de acuerdo
consiga un equilibrio entre las preocupaciones legítimas
de protección de la privacidad personal y la necesidad de
aumentar la seguridad aérea de todos los pasajeros que
cruzan el Atlántico. Acepto y respeto que no todos los
diputados a esta Cámara crean que se ha conseguido este
equilibrio. Sin embargo, quiero decirles que hay que
felicitar a la Comisión por su trabajo. El Sr. Watson ha
mencionado otro acuerdo y ha dicho que ese acuerdo
puede ser la mejor y la peor solución, según el punto de
vista, pero que es la solución disponible. Estaba
hablando de Chipre. Estas palabras también pueden
aplicarse al acuerdo sobre el que esta Cámara votará en
breve.
Creo que la Comisión ha hecho todo cuanto estaba en su
mano y que el acuerdo que se ofrece es el mejor posible;
sin duda es mucho mejor de lo que conseguiríamos si
entrásemos en una situación de bloqueo o de división
con las autoridades norteamericanas en las próximas
horas, porque en realidad ellos tomarán las decisiones
que consideren necesarias para su seguridad.
No creo que un ciudadano europeo que vaya de
vacaciones a Florida y tenga que hacer cola durante 18 ó
19 horas en pleno calor esperando su autorización de
entrada al país nos dé las gracias si tomamos una
decisión errónea. Esto no quiere decir que no respete las
27
opiniones de los diputados; por supuesto que las respeto.
He escuchado y leído una buena parte de la
correspondencia intercambiada aquí durante las últimas
48 horas. He discutido la cuestión y mis preocupaciones
con los diputados. Entiendo y aprecio las
preocupaciones. Por supuesto, los ciudadanos quieren
proteger las libertades civiles, pero nosotros también
queremos proteger la realidad, y la realidad es que si
tomamos la decisión equivocada, muy pocas personas en
Europa nos darán las gracias dentro de un mes. Dicho
esto, respeto cualquier decisión que tome este
Parlamento.
El acuerdo que ha establecido la Comisión es necesario.
Dadas las circunstancias, es un buen acuerdo. La
situación actual es insostenible. Si no apoyamos el
proyecto de acuerdo daremos paso a la incertidumbre, en
particular a la incertidumbre en el sector aeronáutico.
Resultará perjudicial para los intereses y las necesidades
de los pasajeros.
Esto es lo importante. Acepto las preocupaciones y la
ansiedad respecto de la necesidad de salvaguardias, y sin
duda la información transferida debe tener una finalidad,
pero hemos de tomar decisiones políticas prácticas.
Somos políticos en una asamblea política y tenemos que
tomar decisiones. Todos deberíamos trabajar por lograr
un acuerdo equilibrado y por la oportunidad de trabajar y
establecer un acuerdo bueno y equilibrado lo antes
posible.
El Ministro de Asuntos Exteriores de Irlanda, Sr. Brian
Cowen, encabezó la troika de la Unión Europea en la
fructífera reunión ministerial UE-Estados Unidos que
tuvo lugar en Washington el 1 de marzo. Se reunió con
el Secretario de Estado norteamericano, Colin Powell, y
con la Consejera de Seguridad Nacional, Condoleeza
Rice. Sus debates fueron extensos y francos y abarcaron
todo un espectro de cuestiones internacionales de
preocupación común. De hecho, cualquiera que conozca
al Ministro Cowen sabrá que cualquier debate en el que
participa normalmente es franco, enérgico y va al grano.
En el mismo espíritu de asociación, el Taoiseach espera
dar la bienvenida al Presidente Bush en Irlanda durante
la cumbre Estados Unidos-UE en junio, que sé que
reforzará todavía más la relación. Se trata de una cumbre
que ha sido criticada en algunos lugares, pero la realidad
es que los Estados Unidos existen y que Europa existe, y
sería temerario no continuar debatiendo y discutiendo
nuestra relación.
El otro pilar esencial de la relación transatlántica es la
relación cercana y productiva de la Unión Europea con
Canadá. De hecho, cuando hablamos de relación
transatlántica a menudo olvidamos esta realidad. Desde
nuestra historia y nuestros valores comunes, desde el
pluralismo político y la democracia y el Estado de
derecho, así como sobre la base de los derechos
humanos, es evidente nuestro firme compromiso con la
Naciones Unidas y el multilateralismo. Europa y Canadá
tienen mucho en común y su relación es próxima. Se
28
21/04/2004
trata de una relación productiva y que exige que ambas
partes se reconozcan de vez en cuando.
En este contexto se iniciaron dos importantes iniciativas
durante la cumbre UE-Canadá celebrada con éxito en
Ottawa el 18 de marzo: la Agenda de Asociación UECanadá y el marco de un nuevo acuerdo de comercio
bilateral y de fomento de la inversión.
La cumbre de Ottawa dio la oportunidad al Presidente
del Consejo y al Primer Ministro Martin de encabezar
sus equipos europeo y canadiense en un amplio debate
sobre cuestiones internacionales importantes, incluida la
manera de fomentar la gobernanza mundial efectiva a
través de la revitalización de las instituciones
internacionales. Quiero decir –a partir de mi experiencia
personal tras haber trabajado durante un breve período
de tiempo con la CEDA en Canadá– que los canadienses
tienen mucho que aportar a este respecto, pero lo hacen
de forma tranquila y discreta y muy a menudo se les
ignora.
Para terminar, quiero decir que soy plenamente
consciente de que nuestro diálogo transatlántico no solo
consiste en lo que ocurre en el ámbito oficial y
gubernamental. Por esta razón, nos alegramos de haber
celebrado hace dos semanas en Irlanda la 58ª reunión
interparlamentaria entre el Parlamento europeo y el
Congreso norteamericano bajo la presidencia conjunta
del Sr. Nicholson y Henry Hyde. Fue un placer para mí
organizar una de esas reuniones y resultó un intercambio
extraordinario. Quiero felicitar a los diputados a esta
Cámara por esta particular iniciativa.
Es muy importante que esta Cámara continúe dialogando
de forma activa con el Congreso, porque mi experiencia
personal es que a menudo el Congreso ve a Europa de
forma muy confusa. Acogemos con satisfacción el tipo
de relación individualizada que esta Cámara ha
establecido con sus homólogos en el Congreso. Como he
dicho, he sido testigo directo de los intercambios. Son
saludables, positivos y productivos. Tuve la oportunidad
de reunirme con los diputados al Parlamento Europeo
implicados. Los debates fueron muy amplios y, puesto
que la reunión se celebraba en Irlanda, en gran parte
tuvo lugar en mi circunscripción. ¡Todos se lo pasaron
muy bien y no hay nada malo en ello! La Presidencia es
plenamente consciente de que el Parlamento está muy
interesado en hacer progresar la relación transatlántica.
Celebramos y elogiamos el buen trabajo.
Soy consciente de que algunos diputados no estarán de
acuerdo con mis palabras, pero las digo a sabiendas de
que a veces los amigos pueden discrepar, incluso en
cuestiones importantes.
(Aplausos)
3-065
PRESIDENCIA DEL SR. FRIEDRICH
Vicepresidente
3-066
Patten, Comisión. − (EN) Señor Presidente, quiero
comenzar apoyando la felicitación de la Presidencia a la
hospitalidad irlandesa. He pasado el fin de semana en
dos conferencias en Irlanda, y puedo confirmar lo que el
Ministro ha dicho así como el resto de sus
observaciones, sobre todo sus afirmaciones sobre
nuestras relaciones con Canadá.
Cuando uno tiene buenas relaciones, a menudo significa
que no las discute lo suficiente o con el suficiente
entusiasmo. Sin embargo el año pasado hicimos, en un
documento de la Comisión, algunas propuestas sensatas
sobre el refuerzo de nuestra relación comercial y de
inversión con Canadá. Dichas propuestas fueron bien
recibidas por nuestros amigos canadienses. Desde el
Oriente Próximo hasta los otros puntos de conflicto en el
mundo estamos de acuerdo con nuestros amigos
canadienses, quienes aceptan plenamente nuestra noción
de multilateralismo efectivo. Así pues, me satisface que
el Ministro haya hecho referencia a esta importante
relación.
Por supuesto, agradezco la oportunidad de felicitar a la
Comisión de Asuntos Exteriores, Derechos Humanos,
Seguridad Común y Política de Defensa por su defensa –
demostrada por esta resolución– del avance y el refuerzo
de los vínculos transatlánticos. Es un homenaje a la
madurez y sentido común de esta Cámara que, entre las
emociones de estos 18 meses turbulentos, haya
mantenido una actitud positiva y objetiva. No cabe duda
de que esta relación es la piedra angular de las relaciones
exteriores de la Unión Europea. A menudo hemos
hablado en esta Cámara no solo de los intereses en juego
–el enorme flujo de productos, servicios e inversión y
los millones de puestos de trabajo que dependen de
ellos–, sino también de que esta asociación es
imprescindible para la promoción de la democracia y la
superación de la inestabilidad regional y de los retos
mundiales.
Cabe recordar algunos logros importantes en el ámbito
de la cooperación económica. Los acuerdos de
reconocimiento mutuo han eliminado las barreras
técnicas
en
ámbitos
que
van
desde
las
telecomunicaciones hasta el equipamiento marino.
Hemos
firmado
acuerdos
bilaterales
sobre
procedimientos aduaneros y veterinarios. Estamos
progresando en las discusiones sobre el diálogo
regulador en los mercados financieros, eliminando
obstáculos para nuestros operadores en esta industria
cada vez más integrada. Hemos avanzado mucho en las
negociaciones sobre un acuerdo de cooperación para
Galileo y GPS y estamos avanzando hacia un acuerdo
sobre un espacio aéreo abierto.
A pesar de todos estos éxitos, aún queda mucho por
hacer para avanzar en la convergencia reguladora. Ni la
asociación económica transatlántica ni la agenda
económica positiva han conseguido eliminar las barreras
en la medida que nos hubiese gustado. Por lo tanto,
estamos considerando una revisión conjunta UE-Estados
Unidos de la economía transatlántica, sobre la que
informaríamos en la cumbre UE-Estados Unidos de
21/04/2004
2005 con vistas a identificar los impedimentos para una
mayor integración económica y la manera de
eliminarlos.
Asimismo, hemos hablado de la importancia de la
relación más allá de los límites de la comunidad
transatlántica. Tras las tensiones en nuestra relación el
año pasado ahora nos ha quedado claro que nos
enfrentamos a unos desafíos comunes que superaremos
de forma mucho más eficaz juntos que por separado. Por
supuesto, esto implica que en la Unión Europea tenemos
la voluntad política de aunar nuestras posiciones, y que
además tenemos la capacidad de actuar.
A menudo, el lenguaje de la cooperación transatlántica
puede parecer cansino y tópico. Pero esto no justifica
que haya notas discordantes que no digan o que acallen
estas importantes verdades y que, por la razón que sea,
intenten dividir a Europa y los Estados Unidos. Con este
espíritu, acojo con satisfacción las prioridades
establecidas en la resolución, muchas de las cuales son
familiares y pueden equipararse con las que estamos
trabajando en el período previo a la Cumbre UE-US a la
que el Ministro ha hecho referencia.
Quiero destacar muy brevemente tres cuestiones
mencionadas en la resolución. En primer lugar, el
VIH/sida. La Unión Europea y los Estados Unidos han
acogido la decisión de la Organización Mundial del
Comercio sobre el acuerdo ADPIC y la salud pública.
Ahora tenemos que aplicar esta decisión en forma
legislativa sin demora, con el apoyo activo de nuestras
comunidades empresariales. Tenemos que garantizar que
el Fondo Mundial de la Salud se apoye en fuentes de
financiación sostenidas y fiables. Para abordar las causas
profundas de la pandemia en África, intentamos que los
inversores de la Unión Europea y de los Estados Unidos
establezcan una asociación para promover la mejora de
la atención sanitaria allí donde operan en África, y sin
duda tenemos que seguir colaborando para hacer frente a
la pobreza.
En segundo lugar, quiero decir unas palabras sobre
China y Rusia. La proximidad de Rusia con Europa y la
velocidad y escala del desarrollo económico en China
sugiere que tenemos que continuar colaborando con
ambos países. Una colaboración política continua y una
gama de instrumentos financieros demuestran nuestra
determinación para fomentar el desarrollo de Rusia
como una democracia estable y próspera. Continuaremos
alentando a China para que adopte un papel más
relevante en los asuntos internacionales concomitantes
con su capacidad e intereses económicos en expansión.
Espero que podamos convencer a nuestros amigos
norteamericanos de que consideren la estabilidad y el
desarrollo económico de China como algo positivo para
nosotros y no como una amenaza.
Hemos hablado antes del Oriente Próximo, y no me
extenderé sobre los argumentos que hemos analizado
hace aproximadamente una hora con cierta tristeza.
Sencillamente diré que tenemos que fomentar la
modernización en toda la región en las líneas sugeridas
29
en dos informes del PNUD. Tenemos que apoyar tanto
las iniciativas árabes como el protagonismo árabe en su
proceso de modernización y democratización, y tenemos
que desarrollar los planes que ya están en marcha –por
ejemplo, a través de la asociación Euromed– en lugar de
creer que es necesario introducir nuevos mecanismos
institucionales.
En particular quiero subrayar la importancia que tanto el
Comisario Lamy como yo mismo concedemos a la
conclusión satisfactoria, lo más pronto posible, de un
acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y el
Consejo de Cooperación del Golfo.
Repito que, en general, podremos conseguir la mayor
parte de lo que deseamos conseguir en el mundo si
trabajamos con los Estados Unidos. También es cierto –
aunque quizá no se reconoce tan a menudo– que los
Estados Unidos podrán conseguir más fácilmente lo que
desean si trabajan con nosotros.
Estamos de acuerdo en que tanto la Unión Europea
como los Estados Unidos pueden hacer mucho en
términos de acuerdos bilaterales y cooperación con el
resto del mundo. Resulta difícil juzgar en qué medida
hay que establecer nuevas estructuras o métodos de
trabajo. Sin embargo, quiero señalar que desde el inicio
de la Nueva Agenda Transatlántica en 1995 los
mecanismos de la relación han funcionado bien. Los
altibajos que hemos experimentado han sido el resultado
de verdaderos desacuerdos políticos, no de las
instituciones de la NAT. No han sido fruto de un fallo
del procedimiento o del sistema.
Cuando hemos visto la necesidad de cambios, hemos
sido muy pragmáticos. Por ejemplo, estuvimos a punto
de iniciar un diálogo sobre seguridad con los Estados
Unidos, que debería reducir la confusión y el
enfrentamiento en una serie de cuestiones de transporte
y seguridad. Aunque entiendo lo que ha dicho el
Presidente en ejercicio del Consejo en sus observaciones
sobre los registros de los nombres de los pasajeros, no
estoy muy seguro del tipo de diálogo que los Estados
Unidos esperan que mantengamos si ahora tuviéramos
que frustrar las perspectivas de un acuerdo o dejarlo
aparcado por tiempo indefinido respecto de esta
cuestión, que tanto nos hemos esforzado en resolver.
¿Queremos que se nos tome en serio en este terreno o
no?
Creo que no es necesariamente el mejor momento para
un cambio radical, porque pronto habrá elecciones tanto
aquí como en los Estados Unidos, se nombrará una
nueva Comisión en otoño y se avecina el Tratado
Constitucional. Sin embargo, acepto que al igual que
tenemos que examinar la economía transatlántica,
también deberíamos revisar la Nueva Agenda
Transatlántica. En este sentido, estoy a punto de iniciar
un estudio independiente de la Nueva Agenda
Transatlántica que constituya la base de una revisión de
la política UE-Estados Unidos en 2005. Creo que es el
momento oportuno. Respeto a quienes opinan de forma
30
21/04/2004
diferente, pero espero que todos reconozcamos que
estamos trabajando por los mismos objetivos.
resolverán a través del diálogo, no a través de una guerra
comercial creciente.
3-067
Asimismo quiero destacar que los valores que
compartimos, tal como se ha dicho a menudo en esta
Cámara, sobre los que los dos continentes –incluida
Canadá– construirán su futuro, democracia, libertades y
derechos de la personas, los derechos humanos, una
sociedad basada en el derecho escrito, la economía de
mercado con su sistema de libre empresa, son una base
tan amplia para el desarrollo de buenas relaciones,
naturales y duraderas entre nosotros, que los conflictos
de intereses pueden resolverse con toda seguridad. Estoy
seguro de que los oradores de nuestro Grupo seguirán
esta misma línea y abordarán muchas de las cuestiones
singulares que integran las relaciones transatlánticas.
Suominen (PPE-DE). – (FI) Señor Presidente, señor
Presidente en ejercicio del Consejo, Comisario Patten,
mi Grupo, el Grupo del Partido Popular Europeo
(Demócrata-Cristianos) y Demócratas Europeos, cree
que es esencial que se vean las excelentes y estrechas
relaciones que existen por encima de todo entre la Unión
Europea y los Estados Unidos, aunque, en un contexto
más amplio, entre Europa y Norteamérica, tal como se
ha reiterado en esta Cámara, como un factor clave para
el mantenimiento de la paz mundial y del crecimiento
económico. Si estos, los dos principales agentes
económicos y militares del mundo, entraran en conflicto
permanente, por poco probable que pueda ser esto, sería
un desastre mundial. Por este motivo nuestro Grupo,
ante cualquier desacuerdo político o económico que se
produzca, intenta mirar hacia adelante y encontrar
soluciones en lugar de señalar con el dedo.
Nos preocupan muchas cosas. El unilateralismo
demostrado por los dirigentes estadounidenses, un
ejemplo del cual es la guerra del Iraq y sus
repercusiones, y la política que sigue el Gobierno del
Presidente Bush, que creemos que últimamente solo ha
tenido en cuenta los intereses de Israel, no pueden contar
con nuestra aprobación. Sin embargo, no podemos
corregirlo denunciando el acuerdo marco que existe
entre Israel y la Unión Europea o simplemente culpando
a los Estados Unidos. Conviene que intentemos
encontrar un camino que lleve de nuevo a la democracia,
en el que el multilateralismo mundial y el recurso a las
Naciones Unidas, incrementando su prestigio, constituya
una base para la resolución de crisis. Buenos indicios de
ello ya pueden verse en la actitud de los Estados Unidos
hacia el próximo Gobierno iraquí, que estará bajo la
supervisión de las Naciones Unidas. Por otro lado,
todavía pueden verse malos indicios casi exclusivamente
en el conflicto Israel-Palestina, y por este motivo la
Unión Europea necesita actuar más que nunca en este
asunto.
También estamos en desacuerdo en torno a muchas
cuestiones sobre política comercial y derechos
inmateriales. Por ejemplo, el enfoque unilateral de los
Estados Unidos en la aplicación del concepto de
dumping no está en armonía con las buenas prácticas
comerciales, sino con el proteccionismo.
Bajo el liderazgo experto del Comisario Pascal Lamy, la
UE ha intentado por todos los medios suprimir barreras
para acelerar la ronda de Doha de conversaciones
comerciales de la Organización Mundial del Comercio.
Por un lado, los Estados Unidos son un buen socio en
estas negociaciones, pero por otro también constituyen
una determinada barrera por sí mismos con su propio
sistema de ayuda a la rotación para la agricultura y la
industria. Con esto no quiero decir que la culpa siempre
reside en otra parte y no en nosotros. En este sentido,
también tenemos que abrir nuestros mercados mucho
más que anteriormente. Una vez más, los problemas se
3-068
Wiersma (PSE). – (NL) Señor Presidente, nuevamente
se han dicho bonitas palabras sobre las relaciones entre
Europa y los Estados Unidos. Sin embargo, sigo siendo
algo escéptico cuando observo la realidad. Las
relaciones entre Europa y los Estados Unidos han sido
mejores. El Gobierno de los Estados Unidos hace poco
caso de sus socios transatlánticos. La política de los
Estados Unidos se caracteriza por el unilateralismo y el
cambio constante de coalición. El Iraq ha creado
divisiones, y que las Naciones Unidas asuman un papel
principal en ese país todavía parece estar muy lejano.
Esta mañana hemos estado deliberando sobre el Oriente
Próximo. El apoyo del Presidente Bush al Primer
Ministro Sharon y la política unilateral de este último
han tenido una mala acogida –con razón– en esta
Cámara. Está claro que la Unión Europea no es un gran
socio para los Estados Unidos en esta cuestión.
Nadie tiene la intención de que se produzca una
auténtica ruptura entre los Estados Unidos y la Unión
Europea. Tenemos muchas cosas en común, y juntos
podemos obtener más uno del otro en el mundo. Quizá
las cosas mejoren con un posterior Gobierno
estadounidense, pero a mi entender las tendencias son
más profundas. Hoy estamos debatiendo un orden del
día para el diálogo transatlántico. Este diálogo es
necesario ahora más que nunca, pero tiene que ser un
diálogo abierto y no uno en el que solo una parte hable y
casi nunca escuche. En realidad, es especialmente
importante que no pasemos por alto las diferencias entre
nosotros y los Estados Unidos.
En el ámbito de la seguridad internacional se pueden
observar una serie de prioridades, incluido el Iraq y lo
que podemos aprender de ello. Naturalmente, la primera
lección es que algo como esto no debe suceder nunca
más, y otra es que tenemos que devolver un papel
protagonista a las Naciones Unidas, que deben asumir el
liderazgo político de la reconstrucción del país lo más
pronto posible. Asimismo, tenemos que cooperar en la
resolución del conflicto del Oriente Próximo,
ciñéndonos a la hoja de ruta. A menos que el Presidente
Bush adopte una actitud mucho más crítica hacia la
política de hechos consumados del Primer Ministro
Sharon –como por ejemplo el muro de seguridad, la
21/04/2004
Franja de Gaza y el asesinato de líderes de Hamás– es
poco probable que se obtenga algo de la cooperación de
los Estados Unidos con la Unión Europea. También
queremos que se aborde efectivamente el terrorismo
internacional, pero no simplemente en las condiciones
que dictan los Estados Unidos. Lo que queremos es que
se dé prioridad a un enfoque multilateral de los
problemas internacionales. Queremos una acción
preventiva, tal como lo llama Javier Solana, en lugar de
guerras preventivas. Queremos el fortalecimiento de las
Naciones Unidas y, en particular, el fortalecimiento del
orden jurídico internacional. Por lo tanto, tenemos que
seguir apoyando la labor de la Corte Penal Internacional
y el respaldo que le ha dado la Unión Europea todo el
tiempo.
También queremos un enfoque serio de las iniciativas de
desarme. Tenemos que entrar en diálogo con los Estados
Unidos sobre todas estas cuestiones, pero también
tenemos que seguir pensando en nuestra propia
fortaleza. Hay que ser pragmáticos, pero sin abandonar
nuestros propios objetivos. Donde los Estados Unidos
hacen hincapié en la supremacía militar, proponemos
para la Unión Europea el papel, digamos, de una
superpotencia civil.
3-069
Andreasen (ELDR). – (DA) Señor Presidente, espero
no estorbar demasiadas conversaciones privadas que se
están manteniendo en estos momentos. Sin embargo,
quiero manifestar que hay que reforzar y expandir la
cooperación transatlántica en beneficio de los Estados
Unidos, de la Unión Europea y del mundo entero. A
través de la cooperación, la mayor potencia militar y
económica del mundo tiene que mostrar al mundo entero
el camino de la seguridad, la paz, la democracia, la
justicia y la prosperidad.
Actualmente se está poniendo a prueba esta cooperación
en la lucha contra el terrorismo. Es aquí y ahora donde
hay que confirmar que existen más cosas que unen a los
Estados Unidos con la Unión Europea que las que les
separan. Por consiguiente. este tema ha de incluirse entre
las prioridades de la agenda de la cumbre UE-Estados
Unidos, donde hay que establecer un marco común con
visión de futuro y un plan de acción para la lucha contra
el terrorismo. Las Naciones Unidas han de desempeñar
un papel prominente en esta lucha, y tenemos que
insistir en que la lucha se lleve a cabo respetando los
derechos humanos y el Derecho internacional. En este
sentido, voy a llamar la atención otra vez hacia los
prisioneros retenidos en la base naval de la Bahía de
Guantánamo, quienes tienen derecho a un juicio justo.
Voy a instar de nuevo al Consejo, aunque no esté
escuchando, que introduzca esta cuestión en el orden del
día de la cumbre.
Tenemos que fortalecer y expandir nuestra colaboración,
pero, como amigos de los Estados Unidos, también
tenemos que poder expresar nuestra opinión cuando
estamos en desacuerdo con el Gobierno estadounidense.
Esto es lo que tenemos que hacer justo ahora sobre esta
cuestión referente a la información de las listas de
31
pasajeros, sobre la que la Presidencia ha deliberado y
que también forma parte de la guerra contra el
terrorismo. También tenemos que mantenernos firmes en
nuestra postura de que hay que respetar los derechos
fundamentales en este asunto. Es evidente que la
Comisión está a punto de traspasar una disposición legal
estadounidense a la Unión Europea pasando por encima
del Parlamento Europeo, los Parlamentos nacionales y,
es de suponer, también del Congreso de los Estados
Unidos.
En cuanto a la actitud frente a la situación en el Oriente
Próximo, también tenemos que manifestarnos en contra
de las últimas declaraciones del Presidente Bush.
Cualquier cambio de las fronteras de antes de 1967 solo
podrá reconocerse si es fruto de la negociación entre las
dos partes. No es algo que el Sr. Sharon y el Presidente
Bush puedan decidir entre ellos. Más bien, tenemos que
exigir que se cumpla la hoja de ruta vigente, que el
Cuarteto ha apoyado. Ayer, una vez más, en la
Comisión de Asuntos Exteriores, Derechos Humanos,
Seguridad Común y Política de Defensa oímos hablar
sobre la iniciativa de Ginebra para la paz en el Oriente
Próximo, iniciativa sumamente loable que es necesario
debatir.
La próxima cumbre entre la Unión Europea y los
Estados Unidos será la primera que se celebre tras la
ampliación de la UE. Europa dará la impresión de ser
más fuerte y de estar más unida. La posición de la UE en
el panorama político internacional se ha visto
fortalecida, y tenemos que explotar esta situación para
mejorar nuestra cooperación necesaria y conveniente
con los Estados Unidos. Espero no haber interrumpido
demasiadas de sus conversaciones.
3-070
El Presidente. − Pido disculpas a nuestro colega por el
nivel de ruido que hay antes de la votación.
(Se suspende la sesión y se reanuda a las 15.00 horas)
3-071
PRESIDENCIA DEL SR. COX
Presidente
3-072
Blak (GUE/NGL). – (DA) Señor Presidente, voy a
pedirle que en adelante intervenga si se produce una
situación similar a la que se ha dado mientras estaba
hablando el Sr. Andreasen. Este circo en el que hay
diputados por ahí manteniendo conversaciones privadas,
despreocupados, mientras alguien está hablando, es
lamentable. A mi entender, estos diputados se comportan
de forma vergonzosa y realmente estúpida y necia
cuando no respetan a los demás cuando hablan. Por lo
tanto, le pediría que en el futuro intervenga y saque de la
Cámara a los disputados que no lo entiendan.
3-073
Comunicación del Presidente
3-074
El Presidente. − Señorías, el miércoles 31 de marzo
hice una declaración a la Cámara sobre una serie de
32
artículos de prensa y reportajes de televisión relativos a
las acusaciones hechas a diputados de esta Cámara,
supuestamente basadas en entrevistas y comentarios
hechos por uno de nuestros diputados, el Sr. Hans-Peter
Martin. Informé a la Cámara de que cuando se formulan
acusaciones, los servicios relevantes las investigan a
fondo y con rapidez y se toman las medidas pertinentes.
Acto seguido, invité al Sr. Martin a que me remitiese la
información de que disponía sobre posibles faltas
graves, abuso de los fondos o irregularidades para que
pudieran investigarse de forma adecuada. Era su deber
como diputado a esta Cámara.
El lunes por la noche a última hora me envió una carta
en la que critica en detalle el sistema de dietas de los
diputados. Formula acusaciones concretas –dos relativas
a reuniones de un Grupo político fuera de los lugares de
trabajo– y también enumera 7 000 casos en los que
diputados han reclamado dietas en circunstancias que
considera inadecuadas, por ejemplo cuando han firmado
el registro de asistencia central y no las listas de
asistencia de reuniones parlamentarias.
Respecto de los puntos concretos, he pedido al Grupo
político implicado que me remita información adicional
sobre las dos reuniones indicadas. Respecto del punto
general del registro central de asistencia, para mí está
claro que el Sr. Martin critica el sistema y una norma
específica. Sin embargo, nada indica que los diputados
hayan violado el Reglamento de esta Cámara.
21/04/2004
(Aplausos)
... en lugar de orquestar una campaña cuyo principal
objetivo es desacreditar a la institución, cuestionar el
honor de los diputados a esta Cámara y causar el
máximo daño –sin ninguna prueba– a los individuos, sus
carreras y sus familias.
(Grandes aplausos)
En los tiempos que corren, resulta muy fácil desacreditar
la reputación de las figuras públicas. Resulta muy difícil
contrarrestar las difamaciones y la información parcial
una vez que se han lanzado en ciertos sectores de los
medios de comunicación.
(Aplausos)
El Reglamento de esta Cámara no es una obra acabada.
Históricamente, aún somos un Parlamento relativamente
joven y estamos evolucionando constantemente. A partir
de mayo tenemos que encontrar sistemas justos para los
representantes elegidos de los 25 Estados miembros.
Un ámbito que no está regulado es el relativo al
comportamiento de los diputados. Sin embargo, creo que
la filmación secreta de diputados y la grabación secreta
de sus conversaciones es inaceptable en cualquier
circunstancia, sobre todo cuando la lleva a cabo un
colega diputado.
(Grandes aplausos)
(Aplausos)
Respecto del punto más amplio, no reconoce el
importante progreso hecho por el Parlamento en la
reforma de nuestras normas y disposiciones para
garantizar una mayor transparencia y responsabilidad y
para responder a cualquier punto señalado por el
Tribunal de Cuentas en su informe anual o específico y
que han puesto de relieve posibles deficiencias de
nuestras normas.
Las reformas específicas de las dietas de viaje, de las
dietas de secretaría y de otras dietas han sido decididas
por la Mesa y los Cuestores bajo las presidencias del Sr.
Hänsch, del Sr. Gil-Robles Gil-Delgado, de la Sra.
Fontaine y durante mi mandato.
Al inicio de mi mandato intenté una reforma global
basada en dos elementos principales: en primer lugar, un
trato justo para los diputados a esta Cámara sobre la base
de la igualdad y, en segundo lugar, transparencia de las
dietas basadas en los gastos incurridos. Hasta principios
de este año nos mostrábamos esperanzados porque
habíamos adoptado los compromisos necesarios para
que el Consejo acordara este paquete. En el último
momento, una minoría de diputados bloqueó esta
reforma. Esto no ha impedido a la Mesa y a otros
órganos de esta Cámara examinar reformas adicionales
sobre una base firme. Hubiera sido más útil y, en mi
opinión, más fructífero que el Sr. Martin se hubiera
asociado a esta tendencia de reforma en comisión y en el
pleno…
Estos métodos me recuerdan a otro tiempo y otro lugar.
(Aplausos)
Cuando hablamos de normas de comportamiento en esta
Cámara, la forma en que nos comportamos con los
demás es una consideración importante en estas normas.
Esta Cámara siempre ha defendido los derechos de los
denunciantes, pero también esperamos que los
denunciantes agoten los procedimientos disponibles y
adecuados. Me parece que se ha prescindido de los
procedimientos normales de esta Cámara, en un intento
grotesco de maximizar la publicidad personal.
(Aplausos)
Responderé al Sr. Martin en detalle. Los casos concretos
que plantea se examinarán con la ayuda de los diputados
y los Grupos implicados. No obstante, permítanme
repetirlo sobre la base de lo que me ha enviado: no hay
ninguna prueba que sustancie sus reclamaciones de
faltas graves o violaciones del Reglamento. Permítanme
dejar constancia de mi profunda desaprobación personal
de los métodos empleados por nuestro estimado colega.
(Grandes aplausos)
3-075
21/04/2004
Martin, Hans-Peter (NI). – (DE) Señor Presidente,
gracias por darme la oportunidad de hablar hoy. Mi
nombre se ha mencionado muy a menudo aquí en el
Pleno en las últimas semanas, pero esta es la primera vez
que tengo la oportunidad de hablar a mis colegas
diputados aquí en la Cámara.
(Risas)
Tiene usted razón, señor Presidente: a petición suya por
escrito, le he presentando un expediente informativo.
Usted afirma que no hay ningún indicio de que existan
diputados que hayan incumplido las normas de esta
Cámara. He dejado claro en todas las declaraciones que
he efectuado –y este es un punto muy importante– de
que tengo pruebas de más de 7 200 casos de diputados
que han reclamado fraudulentamente una dieta diaria.
Hasta qué punto se considera esto una violación de las
normas es algo que usted y otros han de juzgar.
Sin embargo, señor Presidente, en la carta que le he
remitido, describo una serie de casos con gran lujo de
detalles –uno de los cuales es una reunión del Grupo
Parlamentario del Partido de los Socialistas Europeos
que tuvo lugar en Berlín el 10 de mayo de 2001, que
usted ha mencionado– y le pido que indique o clarifique
cuál es la norma que rige una conducta de esta
naturaleza. Le recuerdo por nuestras conversaciones
personales antes de que asumiera su cargo actual y
también entonces contaba usted con mi apoyo y mi voto
como alguien favorable a la reforma. Me dio usted su
apoyo en numerosas cuestiones –tal como discutimos
entonces– y reconocimos que yo tenía razón en muchos
casos, como en lo referente a la campaña sobre la
reforma parlamentaria en la que usted participaba y que
a menudo puso usted sobre el tapete.
Rechazo firmemente su declaración de que no hay
ninguna prueba de las acusaciones que le he expuesto, y
también rechazo la insinuación de que estoy lanzando
una campaña.
33
El Presidente. − Ya sé que varios colegas desearían
debatir esta cuestión, pero no disponemos de tiempo
para celebrar un debate.
(Aplausos)
Señor Martin, usted continúa alegando que se reclaman
dietas abusivamente. Sus pruebas de tal comportamiento
abusivo me incluyen a mí. Rechazo la imputación y la
ofensa a mi persona.
(Aplausos)
Los que intentan fomentar la transparencia deberían
dejar de esconderse por los pasillos y de grabar y filmar
en secreto a sus colegas.
(Grandes aplausos)
3-077
Barón Crespo (PSE). – (ES) Señor Presidente, quiero,
en primer lugar, decirle que cuenta usted con el apoyo y
el agradecimiento del Grupo Socialista por la
declaración que acaba de hacer.
(Aplausos)
Dicho esto, deseo referirme a la cuestión de orden que
planteé esta mañana a las 9.00, al inicio de la sesión,
conjuntamente con otros presidentes de Grupo, respecto
a la reinserción del informe Boogerd-Quaak sobre la
libertad de expresión y de información en el turno de
votaciones del día de hoy. Yo planteé esta mañana la
cuestión y dejo a la Presidencia la elección del momento
en el que pueda plantear el fondo de la misma.
3-078
El Presidente. − Señor Barón Crespo, trataremos esta
cuestión más tarde.
3-079
Votaciones
3-080
(Protestas)
Espero que los ciudadanos escuchen esta reacción. Le
pido que tenga en cuenta esta reacción concediéndome
unos pocos segundos más del tiempo de uso de la
palabra que tengo asignado. Rechazo la insinuación de
que estoy lanzando una campaña. Se trata de una
iniciativa europea para la transparencia, y pretender que
no tengo pruebas mientras se me critican mis métodos es
una contradicción. Abogados, colegas, ciudadanos y
electores me han dicho que tendré que aportar pruebas
detalladas. Por este motivo se tomaron las secuencias, y
lo que he hecho no difiere de las acciones del Presidente
de la Cumbre de la Unión Europea de Dinamarca en
2002, que adoptó el mismo enfoque para desvelar el
funcionamiento interno de la Cumbre de la Unión
Europea. Aquello se emitió y se debatió. Creo que no
hay que tapar la boca a los reformadores y los críticos.
Continuaremos nuestra labor.
3-076
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede a la votación.
Calendario de periodos parciales de sesiones del
Parlamento Europeo en 2005
Antes de la votación:
3-081
Tannock (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, deseo
volver a protestar este año porque la enmienda
presentada por mi delegación con respecto al calendario
de 2005, que intenta acabar con la farsa de venir a
Estrasburgo cada mes a expensas del contribuyente
europeo, ha sido declarada inadmisible. Señor
Presidente, creo que debería usted llevar el asunto ante
el Tribunal de Justicia Europeo.
(Aplausos)
3-082
34
21/04/2004
Doyle (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, Estrasburgo
es una ciudad hermosa e histórica, pero de muy difícil
acceso para los que vivimos lejos de aquí.
Los colegas deberían tener presente que si votan a favor
de la enmienda 2, estarán votando a favor de añadir
sesiones los viernes al calendario de Estrasburgo del año
que viene.
3-083
(Se establece el calendario de períodos parciales de
sesiones del Parlamento para 2005)
***
Recomendación de la Comisión JURI para solicitar
al Tribunal de Justicia un dictamen (apartado 6 del
artículo 300 del Tratado) relativo a la compatibilidad
con el Tratado de una propuesta de decisión del
Consejo relativa a la celebración de un acuerdo entre
la Unión Europea y los Estados Unidos sobre el
tratamiento y la transferencia de los datos personales
de los expedientes de los pasajeros
El Presidente. − Quiero recordar a sus Señorías que el
lunes por la tarde informé a la Cámara del contenido de
una carta que me envió el presidente de la Comisión de
Asuntos Jurídicos y Mercado Interior, el Sr. Gargani, en
relación con el acuerdo entre la Comunidad Europea y
los Estados Unidos sobre el tratamiento de los datos
personales por parte de las compañías aéreas. El lunes, el
Comisario Bolkestein hizo algunas observaciones
iniciales a la Cámara sobre este asunto. Ayer, el pleno
discutió el informe de la Sra. Boogerd-Quaak y el
Comisario Patten habló en ese debate.
No vamos a votar ahora sobre el informe BoogerdQuaak relativo a los datos de los pasajeros aéreos; esa
votación se llevará a cabo tal como está previsto en el
orden de votación. Ahora pido que la Cámara se exprese
sobre el posible recurso al Tribunal de Justicia. Muchos
de los presentes escucharon al Comisario Bolkestein el
lunes, pero no habrán escuchado la opinión de la
Comisión a la luz del debate completo. No deseo abrir
un debate, pero quizás el Comisario Patten quiera decir
algunas palabras sobre los puntos específicos.
3-084
Patten, Comisión. − (EN) Señor Presidente, nunca he
despreciado de forma deliberada la oportunidad de
dirigirme a tantas personas, cuyo número es ligeramente
superior al de la muchedumbre que suelo congregar.
(Risas)
Quizá pueda hacer tres observaciones breves a modo de
respuesta, teniendo en cuenta que el otro día se me
criticó porque mi virtud es decir lo que pienso, pero que
mi defecto es lo que pienso. Sin embargo, diré lo que
pienso con brevedad.
En primer lugar, como el Ministro ha dicho antes en el
debate sobre los Estados Unidos, si nosotros hubiéramos
sufrido lo que Nueva York sufrió en septiembre de 2001,
hubiéramos querido que nuestro Gobierno hiciera todo
cuanto estuviera en su mano para asegurar nuestra
libertad, para protegernos de la atrocidad.
En segundo lugar, no intento que el acuerdo que hemos
negociado de buena fe sea perfecto porque, por
desgracia, no somos perfectos. Sin embargo, creo que se
trata de una propuesta muy sensata y ha dado pie a una
serie de propuestas que el Parlamento pedía y que hemos
sido capaces de conseguir. No las enumeraré todas.
En tercer lugar, hemos de tener claro lo que ocurrirá si
retrasamos el acuerdo durante meses o si no alcanzamos
un acuerdo en absoluto: confusión total durante los
próximos meses, compañías aéreas enfrentándose al caos
financiero, gente esperando en colas sin la protección
que hemos conseguido garantizar. No creo que esas
personas o esas compañías aéreas entonen un tedéum
para dar las gracias a los que apoyan una moción que
pospone una decisión durante meses.
No pretendía intervenir en esta ocasión, pero espero que
piensen muy seriamente en las consecuencias de esto y
en las consecuencias para nuestra credibilidad cuando
llegue el momento de negociar en el terreno de la
seguridad con los Estados Unidos.
3-085
Cohn-Bendit (Verts/ALE). – (EN) Señor Presidente,
disfruto escuchando al Comisario Patten, pero este
discurso en concreto ha sido demasiado. Comisario,
puede que usted tenga clara la cuestión, pero nosotros
también la tenemos clara. Queremos que se consulte al
Tribunal de Justicia porque estamos dispuestos a luchar
contra el terrorismo, pero no estamos dispuestos a luchar
contra los derechos de las personas a la confidencialidad.
Esto forma parte de nuestra identidad europea. No
cederemos nuestra identidad europea al estilo
norteamericano. Es una votación para Europa, que
concibe la libertad y la justicia de modo distinto: del
modo correcto.
(Reacciones diversas)
3-086
Señor Presidente, como usted ha dicho, ayer hablé
durante lo que el dirigente de un Grupo consideró un
tiempo excesivo sobre esta cuestión en plena noche,
cuando los pocos que estábamos aquí hubiéramos
preferido estar allí donde sin duda estaban todos los
demás: en la cama. Quizá podría haberlo formulado
mejor.
(Risas)
Watson (ELDR). – (EN) Señor Presidente, esta Cámara
ha debatido en varias ocasiones la cuestión de los
acuerdos con los Estados Unidos propuestos por la
Comisión. La Cámara ha expresado su voluntad de
alcanzar un acuerdo con los Estados Unidos acerca del
intercambio de datos sobre pasajeros aéreos en un
acuerdo internacional en toda regla, que sea aprobado
por el Congreso y por esta Cámara, para garantizar la
21/04/2004
consecución del equilibrio adecuado entre la protección
de los datos y una lucha efectiva contra el terrorismo.
Existe una profunda división en la Comisión sobre este
asunto, y no puede hablar de un grado suficiente de
protección porque no conoce las circunstancias en las
que los norteamericanos pueden remitir datos a terceros
países. Solicitamos el dictamen del Tribunal de Justicia
sobre si esto es compatible con nuestra legislación y
nuestros Tratados. Aconsejo a esta Cámara que piense
con detenimiento y que remita la cuestión al Tribunal.
(Aplausos)
3-087
Terrón i Cusí (PSE). – (ES) Señor Presidente, no me
parece razonable lo que acaba de suceder; no me parece
razonable que se dé la oportunidad de expresar ante
todos los miembros de esta Cámara la opinión contraria
del Comisario Patten sobre el recurso al Tribunal de
Justicia cuando llevamos meses discutiendo esto aquí.
Nosotros tampoco tuvimos ayer la oportunidad de hablar
ante más gente que él, pero sí la hemos tenido en el
trabajo de fondo que se ha hecho en la Comisión de
Libertades y en la Comisión de Asuntos Jurídicos.
Hay una opinión favorable del Pleno anterior a recurrir
al Tribunal de Justicia; hay una opinión favorable de la
Comisión de Asuntos Jurídicos; deberíamos de haber
recurrido ya al Tribunal. Por favor, pare esto. No es
presentable. Y pase por fin a la votación, porque así
habrán apurado ya todas las posibilidades de cambiar lo
que ha sido hasta hoy la posición mayoritaria de esta
Cámara. Lo aceptamos, pero háganlo ya, por favor.
(Aplausos)
3-088
Lehne (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, el acuerdo
mejora la posición jurídica de los pasajeros europeos, y
quiero dejar bien claro –y el Comisario Patten ha
anunciado lo que va a ocurrir– que vamos a culpar con
firmeza a las personas responsables de este caos.
Dejaremos claro a los ciudadanos de Europa quién ha
recortado exactamente sus derechos en este ámbito.
Gracias.
(Aplausos)
35
puede hacer esto. Por lo tanto, no creo que podamos
tolerar una situación donde un Estado que no forma
parte de la Unión Europea pueda hacer algo que un
Estado miembro no puede.
(Aplausos)
3-090
Boogerd-Quaak (ELDR), ponente. − (NL) Señor
Presidente, no se trata de si se debe llegar a un acuerdo o
no; el Parlamento ha dicho todo el tiempo que hay que
cerrar un acuerdo. Más bien, lo que queremos es que se
llegue a un acuerdo con la aprobación del Parlamento,
tal como nos prometió el Sr. Bolkestein en septiembre
del año pasado.
Pedimos que el Tribunal de Justicia se ocupe de ello y
asegure que podemos ejercer nuestros derechos, de
modo que podamos bloquear partes del acuerdo –la
transmisión de datos a terceros países por parte de los
Estados Unidos, por citar uno– si creemos que
actualmente no son posibles. Por lo tanto, espero que el
Parlamento seguirá por el camino trazado.
(Aplausos)
3-091
El Presidente. − En esta ocasión pretendo ejercer mi
derecho al voto y votaré a favor de la primacía de la
política.
(El Parlamento decide someter la cuestión al Tribunal
de Justicia)
Cumpliré con mi deber y someteré la cuestión al
Tribunal hoy mismo.
3-092
Watson (ELDR). – (EN) Señor Presidente, la remisión
al Tribunal no es un paso que nosotros habríamos
elegido. La Comisión prometió consultarnos conforme al
artículo 300 con poder de consentimiento. La Comisión
no ha cumplido esa promesa, y por tanto, hemos tenido
que utilizar un instrumento muy contundente para
intentar mantener la democracia dentro de esta Unión.
***
3-093
Bienvenida
3-089
Cappato (NI). – (IT) Señor Presidente, solo quiero decir
que la situación actual es ilegal y que una propuesta de
reforma no es creíble cuando viene de aquellos que hasta
la fecha no han sido capaces de aplicar la forma actual.
Los Estados Unidos tienen derecho a pedir cuantos datos
quieran antes de los vuelos, pero esto debe efectuarse
con procedimientos que se ajusten a nuestras normas.
Los Estados Unidos, si así lo desean, pueden incluso
restablecer los visados obligatorios: pueden hacerlo. Lo
que no pueden hacer es tomar datos recopilados para
fines comerciales y utilizarlos para fines de seguridad.
No se trata de que los Estados Unidos sean malos.
Ningún Estado miembro ni ningún Gobierno europeo
3-094
El Presidente. − En nombre de la Cámara, quisiera dar
la bienvenida en la tribuna oficial a una delegación
ruandesa encabezada por el Presidente del Parlamento
ruandés, que ayer asistió a una ceremonia aquí para
conmemorar las atrocidades de hace una década. Les
damos la bienvenida al Parlamento Europeo.
(Aplausos prolongados)
3-095
Comunicación del Presidente
3-096
36
El Presidente. − Ahora me voy a referir al informe de la
Sra. Boogerd-Quaak sobre la libertad de expresión, al
que se me invitó a referirme esta mañana. Voy a señalar
una serie de elementos sobre los que se ha llamado mi
atención.
Tenemos 338 enmiendas. He remitido una petición a la
Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos,
Justicia y Asuntos Interiores para que considere las
enmiendas de acuerdo con el artículo 130ª del
Reglamento. He recibido un informe de respuesta de la
comisión. Todas las enmiendas presentadas han recibido
el voto a favor de al menos un décimo de los miembros
de la comisión, y por ello, de acuerdo con el
Reglamento, las enmiendas pueden mantenerse.
Había recibido una carta del Sr. Podestà solicitando que
el informe fuera declarado inadmisible. Respondí al Sr.
Podestà y envié una copia de nuestra correspondencia a
la Comisión de Libertades. Pensaba que ciertas partes
del texto podrían revisarse de acuerdo con el
Reglamento, implicando posiblemente la publicación de
una rectificación; pero el informe, como tal, era
admisible.
Antes del debate de ayer, recibí una solicitud del Sr.
Ribeiro e Castro, en nombre del Grupo UEN, de aplicar
el artículo 143 del Reglamento respecto a la
inadmisibilidad de la cuestión. El Vicepresidente que
presidía la sesión en aquel momento ignoró esta
solicitud porque no se había presentado una notificación
con 24 horas de antelación y porque yo, como
Presidente, ya había decidido que el informe era
admisible.
Desde entonces, he recibido una carta del Sr. Poettering
solicitando una revisión de la decisión de no devolver el
informe a la comisión. En su carta, el Sr. Poettering me
pide una vez más que revise la posibilidad de la
devolución, utilizando las prerrogativas y poderes de la
Presidencia. Al ceñirme a mi decisión me apoyo en los
comentarios que he recibido del presidente de la
Comisión de Libertades de los Ciudadanos, el Sr.
Hernández Mollar, que ha señalado que los Grupos
políticos compartían mi evaluación respecto a la
cuestión de admisibilidad del informe en general. Por
ello, pretendo mantener el punto de vista de que el
informe es admisible en su totalidad, aunque puede que
sean necesarias algunas correcciones.
Estoy dispuesto a someter a votación la devolución antes
del comienzo de la votación sobre el informe. Esto se
hace de acuerdo con el Reglamento, no es una cuestión
de preferencias personales. La Cámara puede hacer esto
en cualquier momento y tenemos que respetar ese hecho.
Así que ¿por qué no estamos votando en este mismo
instante? Aquí comienza una historia bastante triste.
Ayer los servicios recibieron 51 páginas de solicitudes
de votaciones nominales, votaciones por partes y
votaciones separadas respecto al informe BoogerdQuaak sobre la libertad de expresión e información. Esto
supondría un total de 1 200 votaciones individuales,
21/04/2004
además de las 338 enmiendas, lo cual haría que la
votación durara cuatro horas o más.
En segundo lugar, en estas condiciones, era físicamente
imposible que los servicios prepararan la votación de la
noche a la mañana a tiempo para votar hoy. Así, al final
del debate de anoche, el Vicepresidente que presidía la
sesión anunció que el informe se votaría el jueves. He
estado considerando la cuestión –no solo porque se haya
planteado hoy, sino también por su complejidad– de
acuerdo con los poderes que me confiere, como
Presidente, nuestro Reglamento, especialmente la
interpretación del apartado 1 del artículo 19, que
confiere al Presidente «el poder de someter a votación
textos en un orden distinto al establecido en el
documento objeto de la votación», y también el artículo
130, que tiene que ver con el orden de la votación de
enmiendas.
También reconozco plenamente los derechos de los
Grupos a presentar solicitudes de acuerdo con nuestro
Reglamento. Sobre estas premisas, quiero proponerles el
siguiente paquete. En primer lugar, la votación tendrá
lugar mañana a mediodía. En segundo lugar, permitiré
una votación normal de todas las enmiendas, pero no
votaciones por partes y tampoco votaciones nominales
sobre las mismas. También daré curso a todas las
peticiones de votaciones por partes respecto a los
apartados originales de la propuesta de resolución, pero
solo permitiré una votación nominal por apartado según
las indicaciones facilitadas por los Grupos. Lamento
informarles de que esto todavía supone un total de 600
votaciones y un tiempo de votación que podría
extenderse durante dos horas. Sin embargo, significaría
que esta sugerencia eliminaría 1 000 votaciones por
partes respecto a las enmiendas.
Al proponerles esto, estoy intentando alcanzar un
equilibrio entre los derechos de los distintos Grupos de
la Cámara y las preferencias de unos y otros para
intentar desempeñar nuestras actividades de modo
razonablemente ordenado. Estoy dispuesto a proponerles
esto de acuerdo con el artículo 19. Si la Cámara rechaza
la propuesta, decidiré, sobre la base del apartado 3 del
artículo 130, someter a votación primero el texto original
del informe, apartado por apartado, y votar únicamente
sobre esto.
Esa es mi propuesta. Estoy dispuesto a escuchar a un
portavoz de cada Grupo, a votar y entonces tomar una
decisión.
3-097
Barón Crespo (PSE). – (ES) Señor Presidente, en
primer lugar tengo que decir que fui yo quien propuse el
contenido de ese informe, que tuvo un apoyo
mayoritario en la Conferencia de Presidentes, y es sobre
la libertad de expresión y de información en la Unión
Europea -particularmente en Italia, pero en la Unión
Europea-, y en el excelente informe de la Sra. BoogerdQuaak figuran la mayor parte de los países de la Unión
Europea, incluido el mío, y por eso me parece que es un
buen trabajo y que honra al Parlamento.
21/04/2004
37
3-098
Entonces, me permitirá a partir de esta afirmación, en
primer lugar una crítica política, porque yo creo que es
muy positivo que en este último Pleno de esta legislatura
tengamos un debate político de fondo, y se refiere al
caso de filibusterismo que se ha seguido en relación con
este informe. Usted ha hablado de una serie de
incidencias que se han planteado en la tramitación del
informe. Yo le puedo añadir alguna información más:
por ejemplo, ha desaparecido documentación en la
comisión, cosa absolutamente inexplicable. Y estamos
ante una carrera de obstáculos. Y dado que usted mismo
ha mencionado una carta que le ha dirigido mi estimado
colega, el Vicepresidente Sr. Podestà, he tenido
conocimiento de un artículo que ha publicado el
Vicepresidente Podestà hoy en el conocido periódico
italiano Corriere della Sera, en donde hace una serie de
acusaciones graves al comportamiento del Parlamento
Europeo. Dice -y cito en italiano-: il Regolamento del
Parlamento Europeo è stato aggirato, consentendo di
dare un corso inarrestabile alla discussione in aula, y
dice más adelante que "nella commissione per le Libertà
Pubbliche, di maggioranza di centrosinistra"... En fin,
no sabía yo que teníamos este dominio en el Parlamento,
no sé si el Sr. Poettering estará de acuerdo con esto.
En fin, luego hace referencia a la carta que le ha escrito a
usted y dice que el Presidente Cox, en su respuesta, "ha
dovuto ammettere che sostanzialmente avevo diverse
ragioni".
Y yo quiero decir claramente que creo que, por parte de
la llamada coalición de centro izquierda, hemos
respetado rigurosamente el Reglamento, hemos tenido
una paciencia digna del Santo Job frente a maniobras
sistemáticas de bloqueo y filibusterismo. Pero, si se
plantea la cuestión en términos políticos, yo admito que
haya dos Grupos de la Cámara -y concluyo, señor
Presidente- que hagan filibusterismo, porque son los que
han hecho todas las enmiendas menos cuatro, y entiendo
que defiendan al Sr. Berlusconi, que es el líder del PPE
en este momento. También lo admito. Pero que lo digan
claramente, porque...
(Protestas y aplausos)
... porque les recuerdo un viejo principio de Derecho
Romano que decía -y es lo que hizo grande a Roma- que
no se puede legislar solo para beneficiar a una persona.
Hay que legislar para todos los ciudadanos, y eso es lo
que está en juego aquí. Y por lo tanto, señor Presidente,
concluyo...
(Protestas y aplausos)
... concluyo haciendo una propuesta, señor Presidente: la
llamada coalición de centro izquierda tiene cuatro
enmiendas. Ustedes tienen 350. Admitimos que se voten
en bloque y, si no, aceptamos la propuesta del Presidente
de que se vote apartado por apartado.
(Aplausos)
Poettering (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente,
entiendo perfectamente al Sr. Barón Crespo, pero no me
queda clara su conclusión. Usted le ha formulado una
pregunta y el Sr. Barón Crespo le ha dado una
explicación, pero no ha llegado a ninguna conclusión.
Por eso intervengo para decir que estaré encantado de
respaldar su propuesta de celebrar la votación mañana.
Nos encontramos en una situación difícil con 338
enmiendas que se multiplican debido a cuestiones de
procedimiento.
Creo que es importante, Señorías, subrayar este punto, y
abordarlo con calma y objetividad. Ya hemos tratado
esta cuestión esta mañana al abrir la sesión a las 9 horas.
El Presidente de uno de los Grupos ha afirmado que las
enmiendas procedían del Grupo del Partido Popular
Europeo
(Demócrata-Cristianos)
y
Demócratas
Europeos. Quiero señalar que hay 338 enmiendas, y que
no todas ellas proceden de nuestro Grupo. Hemos
presentado 157, lo que significa que 181 enmiendas
proceden de otras personas. Pido que se haga constar
este hecho.
Voy a abstenerme de comentar la calidad del informe,
llegados a este punto, ya que no quiero exacerbar la
situación, pero voy a pedir a todos que trabajen juntos
para llegar a algún tipo de solución para esta difícil
cuestión. Señor Presidente, sé que usted es un Presidente
justo y objetivo de esta Cámara, y si propone que
votemos el informe mañana a las 12 horas del mediodía
con arreglo al procedimiento que usted sugiere, cuenta
usted con nuestro apoyo.
3-099
Watson (ELDR). – (EN) Señor Presidente, no voy a
entrar en materia en esta cuestión, puesto que todos
sabemos de qué se trata. Mi Grupo no tiene nada que
objetar a la participación en 600 votaciones mañana,
pero preferimos sin duda su sugerencia de votar
simplemente el informe original apartado por apartado.
Ya se prevé una sesión de votaciones larga, los
diputados de ambos bandos han expresado su opinión,
por lo cual le propongo que adoptemos su sugerencia de
votar el informe original apartado por apartado.
(Aplausos)
3-100
Frassoni (Verts/ALE). – (IT) Señor Poettering, es cierto
que va a ser una votación complicada, pero recurro a
usted como Presidente del Grupo mayoritario de esta
Cámara y al Presidente del Grupo de la Unión por la
Europa de las Naciones, ya que, naturalmente, los
Grupos de este tamaño no usan normalmente tácticas
obstruccionistas y, además, ha dicho usted que no lo
desea.
Por lo tanto, la primera cosa que quiero hacer es instar a
estos Grupos a que repasen sus enmiendas y miren si
pueden retirar algunas de ellas. Cuando se presentan más
de cien enmiendas, estoy seguro de que algunas de ellas
serán más importantes y otras menos. Les ruego que lo
hagan y faciliten nuestra labor en el momento de la
38
votación: todos estaremos agradecidos. Creo que de este
modo se demostrará la sensibilidad política que se
espera de los Grupos de su nivel.
Señor Presidente, estamos de acuerdo con su segunda
propuesta, de votar primero el texto original.
3-101
El Presidente. − Solo hay una propuesta, pero en
función del voto de la Cámara sobre ella, puede
manifestarse de una o dos maneras.
3-102
Di Lello Finuoli (GUE/NGL). – (IT) Señor Presidente,
solo quiero decir que mi Grupo está de acuerdo con su
propuesta de votar el informe original apartado por
apartado. El informe es suficientemente bueno, casi
perfecto para empezar; estas enmiendas se han
presentado para la sesión plenaria.
Solo quiero explicar a la Cámara, a todos aquellos que
no han prestado atención, de que es verdad que 200
enmiendas proceden del Grupo del Partido Popular
Europeo
(Demócrata-Cristianos)
y
Demócratas
Europeos y otras 200 de otros Grupos, pero 350
enmiendas en total proceden de Forza Italia y Alleanza
Nazionale. Por lo tanto, es evidente que todas proceden
de los amigos del Sr. Berlusconi. Por consiguiente,
estamos de acuerdo con su propuesta, señor Presidente,
y votaremos en consecuencia.
3-103
Muscardini (UEN). – (IT) Señor Presidente, creo que su
propuesta se puede, sin duda, tomar en consideración y,
si puede conceder una suspensión de nuestro trabajo
para poder evaluarla, podremos darle una opinión más
objetiva. Por ejemplo, creo que podremos aceptar la
invitación del Sr. Frassoni de repasar algunas de las
enmiendas para ver si es posible agruparlas y eliminar
algunas de ellas. No cabe duda de que estoy a favor de
que la votación se celebre mañana, si esto resulta más
conveniente para todos, pero, señor Presidente, estoy
absolutamente en contra de cualquier posibilidad de que
se anulen todas las enmiendas y todas las peticiones de
votaciones secretas, ya que es inconcebible que todas las
votaciones secretas puedan obviarse simplemente de este
modo. Recuerdo que muchos diputados de otros Grupos
han presentado 30 ó 40 propuestas de votaciones
secretas sobre documentos de su interés, lo que no ha
causado ninguna protesta en el Parlamento.
21/04/2004
nombre del Grupo de la Unión por la Europa de las
Naciones que nuestras enmiendas se presentan en
nombre de todo el Grupo; todo el Grupo está unido;
ninguno de nosotros tiene amistades o enemistades
privadas; pero reclamamos el derecho como diputados a
este Parlamento a ejercer plenamente nuestro mandato,
llevando a cabo lo que el Reglamento permite y no solo
quedarnos escuchando las constantes provocaciones que
se hacen incluso en comisión.
(Aplausos)
3-104
Boogerd-Quaak (ELDR), ponente. − (NL) Señor
Presidente, me gustaría elogiar su buen criterio.
Habiendo escuchado todo el debate, estoy de acuerdo en
que es una idea excelente votar sobre mi informe
original. Coniene sustancia suficiente para que se abra
paso con firmeza en el Parlamento, y puede que con esto
se quite algo el mal sabor de boca. A mí me parece, por
lo tanto, que es una idea excelente someter a votación el
informe original.
3-105
Hernández Mollar (PPE-DE), presidente de la
Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos,
Justicia y Asuntos Interiores. – (ES) Señor Presidente,
deseo intervenir en nombre de la comisión que presido.
Aquí el Sr. Barón ha hecho una manifestación, una
acusación que me parece especialmente grave. Ha dicho
que en mi comisión han desaparecido documentos.
Quiero decirle a la Presidencia que si esa acusación es
falsa es de una gravedad extrema porque ello perjudica
gravemente el prestigio y el honor de la comisión que
presido.
(Aplausos)
Y en segundo lugar, señor Presidente, me gustaría que se
explicara cómo ha llegado esa información al Sr. Barón,
porque este presidente desconoce al momento de hoy
que eso haya ocurrido, y eso a su vez pondría en serio
desprestigio a los servicios de mi propia comisión.
Creo que esto, señor Presidente, necesita una aclaración
inmediata y, en cualquier caso, pido el amparo de la
Presidencia.
(Aplausos)
3-106
En relación con lo que han dicho ciertos diputados, le
recuerdo al Sr. Barón Crespo –quien ha criticado un
artículo del Sr. Podestá– que esta misteriosa, según él,
coalición de centro-izquierda ya ha publicado un folleto
en el que da por hecha la aprobación de este informe en
esta Cámara y contiene una serie de observaciones, a
pesar de que el informe todavía no ha sido sometido a
votación. La publicación de comentarios o mentiras
malintencionados no es un signo de buena voluntad en
un Grupo político.
En cuanto al otro diputado que ha hablado de los
«amigos del Sr. Berlusconi», puedo asegurarle en
El Presidente. − Hemos oído a los portavoces de los
Grupos. Ahora quisiera pedir su opinión.
El paquete que se les ofrece intenta respetar el
Reglamento y las distintas tensiones sobre las que se ha
llamado nuestra atención. En aras de la claridad, repito
que la votación tendrá lugar mañana a mediodía.
Permitiré una votación normal sobre todas las
enmiendas, pero no votaciones por partes y tampoco
votaciones nominales de las mismas. También admitiré
todas las peticiones de votaciones por partes respecto a
los apartados originales de la propuesta de resolución,
pero solo permitiré una votación nominal por apartado
21/04/2004
según las indicaciones facilitadas por los Grupos. Esto
supondría un total de 600 votaciones respecto al
informe, un largo tiempo de votación, y significaría
descartar cerca de 1 000 votaciones por partes sobre las
enmiendas.
Creo que esto intenta alcanzar un equilibrio razonable
entre los derechos de los Grupos y las necesidades de la
Cámara de dirigir sus asuntos de forma ordenada. Les
presento esta propuesta de acuerdo con el artículo 19 del
Reglamento. Si la Cámara rechaza esta propuesta,
decidiré sobre la base del apartado 3 del artículo 130
someter a votación en primer lugar el texto original del
informe, apartado por apartado.
(El Parlamento rechaza la propuesta del Presidente)
Por lo tanto, la votación tendrá lugar mañana, y, de
acuerdo con lo dispuesto en el apartado 3 del artículo
130, votaremos sobre el texto original, apartado por
apartado, y solo sobre el texto original.
39
(Aplausos)
Estoy dispuesto a dar explicaciones a la Mesa del
Parlamento sobre todos estos temas, sobre las
acusaciones del Vicepresidente Podestà y sobre las que
hago yo.
3-111
El Presidente. − Por favor, que todo el mundo se calme.
Sé que al acercarse la hora de las elecciones, sufrimos la
fiebre electoral y nos sube la temperatura. Por favor,
cálmense. Todos serán escuchados.
Señor Barón Crespo, usted ha afirmado que había algún
tipo de problema con la desaparición de documentos.
Desconozco los detalles. El presidente de la comisión
relevante ha señalado que considera esto ofensivo para
la comisión y su secretaría. Le invito, señor Barón
Crespo, a que entre este momento y el final de este
periodo parcial de sesiones intente demostrarlo, o, si no,
a que retire su observación.
3-107
Swoboda (PSE). – (DE) Señor Presidente, permítame
que le pida que estudie la posibilidad de que las
votaciones de mañana empiecen más pronto, ya que creo
que no es justo que todas las demás votaciones no
puedan de otro modo seguir adelante. O comenzamos
más pronto la sesión, y por lo tanto, las votaciones, o
aplazamos algunos puntos del orden del día de la
mañana para la tarde. A margen de lo que ocurra, las
votaciones tienen que comenzar más pronto, o sea, a las
11 de la mañana.
3-108
El Presidente. − Vista la decisión que han tomado,
mañana la votación no debería ser tan larga.
3-109
Hernández Mollar (PPE-DE), presidente de la
Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos,
Justicia y Asuntos Interiores. – (ES) Estoy extrañado. He
pedido unas explicaciones a una serie de acusaciones
que se han hecho en esta Cámara y no se me ha dado
ninguna respuesta.
Pido que se me responda a lo que he preguntado.
3-110
Barón Crespo (PSE). – (ES) Teniendo en cuenta que no
soy el único que ha hecho acusaciones, sino que el
Vicepresidente Podestà ha hecho una serie de
acusaciones por escrito en la prensa italiana...
(Protestas)
... acepto gustoso el desafío que plantea el Sr. Hernández
Mollar, pero pido formalmente que se haga un paquete
con lo que yo he dicho y lo que ha dicho por escrito el
Vicepresidente Podestà...
(Protestas)
Señor Presidente, yo pediría a los jabalíes que andan
sueltos por ahí que tengan tranquilidad.
Mientras tanto, puesto que no tengo conocimiento de las
pruebas, no puedo hacer otro comentario.
(Aplausos)
3-112
Hernández Mollar (PPE-DE), presidente de la
Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos,
Justicia y Asuntos Interiores. – (ES) Señor Presidente,
yo no he hablado aquí de desafío, ni estoy hablando de
paquetes, yo estoy hablando de una grave acusación que
ha hecho el Sr. Barón, que desprestigia a esta Cámara. Y
en cualquier caso, señor Presidente, si eso es cierto -y
pido que abra una investigación inmediata-, las
votaciones que se han realizado en comisión son nulas y,
por lo tanto, mañana no se puede proceder a la votación
de este informe.
(Aplausos)
3-113
Podestà (PPE-DE). – (IT) Señor Presidente, ante todo le
pregunto si es justo que el personal esté sentado en los
bancos del Consejo riendo y gesticulando. Pido a todo el
mundo que mantenga una actitud respetuosa hacia esta
Cámara. Señorías, creo que siempre he respetado las
posiciones de los demás: Por lo tanto, les pido que las
respeten igualmente.
Respecto al Sr. Barón Crespo, en primer lugar ya he
solicitado hablar antes, mi estimado señor, pero no se me
ha concedido la palabra. He de decir que respaldo
plenamente lo que he escrito, ya que en efecto, de hecho,
uno solo necesita echar una mirada minuciosa a las
cifras para darse cuenta de cuál es la situación. Luego,
en cuanto a la carta de respuesta del Sr. Cox, también he
tenido que responderle por escrito indicándole los puntos
de su carta en los que reconoce que en el informe existen
muchos defectos y puntos flacos. Por lo tanto, respeto la
decisión del Presidente, pero le ruego que no se oculte
tras un problema que no existe y que, en todo caso, no es
40
21/04/2004
suyo, solo porque no quiere responder a una petición
concreta del Sr. Hernández Mollar.
Una última reflexión, señor Presidente: una vez más
acepto el voto de esta Cámara, el voto que usted, señor
Presidente, hubiera tenido que pedir hoy aquí. Pero si
leemos el Reglamento, no corresponde a la Cámara
decidir cuándo y cómo se ha de efectuar una
determinada votación: es responsabilidad directa de
usted. En lo que a mí respecta, por tanto, usted ha pedido
consejo y luego ha decidido independientemente. No es
la Cámara la que puede decidir sobre estos asuntos. Por
favor, todos tienen que leer el Reglamento y estudiarlo.
Señor Barón Crespo, el Reglamento no es algo en lo que
uno puede elegir lo que le gusta; por lo tanto, permita a
la persona que tiene la palabra y que ha sido elegida
democráticamente y representa aquí a los ciudadanos de
esta...
Señor Presidente, creo que siempre hay alguien entre
nosotros que ha descubierto la democracia demasiado
tarde y que quizá, por lo tanto, no está familiarizado ni
con sus normas ni con su significado más profundo.
(Aplausos)
3-114
Ribeiro e Castro (UEN). – (PT) Señor Presidente, con
el procedimiento de votación de mañana decidido, no
tengo claro si será posible o no votar a favor de su
devolución a comisión, de conformidad con el artículo
144 del Reglamento. Lo que ocurre, lo que estamos
presenciando, es una reacción sana e ineludible frente a
las graves irregularidades que contiene el informe, que, a
mi entender, quita competencias a las instituciones
constitucionales de los Estados miembros. Esto es lo que
da lugar a esta reacción justa, legítima e inevitable
contra el abuso por parte de la mayoría de esta Cámara,
que invoca los Tratados para incumplirlos y la Carta de
los Derechos Fundamentales de modo similar para
contravenir algunos de sus artículos. Por lo tanto, creo
que esta Cámara tiene que volver a evaluar esta cuestión
y votar a favor de su devolución a comisión, con el fin
de que se puedan limpiar las irregularidades que
presenta el informe. Por consiguiente, quiero pedir,
señor Presidente, que mañana se considere, debata y se
someta a votación esta propuesta.
3-115
El Presidente. − Permítanme concluir señalando, en
respuesta al Sr. Ribeiro e Castro, que según el
Reglamento tienen derecho a proponer la devolución. La
mayoría lo decidiría. A falta de devolución, votaremos
del modo indicado anteriormente. El Sr. Podestà tenía
razón al decir que es mi elección, pero ahora ustedes
también conocen esa elección.
Siento el largo retraso. Ahora tienen que ganarse la
comida. El Sr. Podestà organizará el resto de votaciones.
3-116
PRESIDENCIA DEL SR. PODESTÀ
Vicepresidente
3-117
Votaciones (continuación)
3-118
Informe (A5-0250/2004) del Sr. Gargani, en nombre
de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Mercado
Interior, sobre la propuesta de Directiva del
Parlamento Europeo y del Consejo relativa al
establecimiento
de
normas
comunes
para
determinados transportes de mercancías por
carretera (versión codificada)
(El Parlamento aprueba el texto)
***
Informe (A5-0252/2004) del Sr. Gargani, en nombre
de la Comisión de Asuntos Jurídicos y Mercado
Interior, sobre la propuesta de Directiva del
Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la
calidad de las aguas continentales que requieren
protección o mejora para ser aptas para la vida de
los peces (versión codificada)
(El Parlamento aprueba el texto)
***
Recomendación (A5-0238/2004) del Sr. Berenguer
Fuster, en nombre de la Comisión de Industria,
Comercio Exterior, Investigación y Energía, sobre la
propuesta de Decisión del Consejo relativa a la
posición de la Comunidad Europea sobre el proyecto
de Reglamento de la Comisión Económica para
Europa de las Naciones Unidas relativo a las
prescripciones técnicas uniformes aplicables al
comportamiento frente al fuego de los materiales
utilizados en la fabricación del interior de
determinadas categorías de vehículos de motor
(El Parlamento aprueba el texto)
***
Recomendación (A5-0240/2004) del Sr. Berenguer
Fuster, en nombre de la Comisión de Industria,
Comercio Exterior, Investigación y Energía, sobre la
propuesta de Decisión del Consejo relativa a la
posición de la Comunidad Europea sobre el proyecto
de Reglamento de la Comisión Económica para
Europa de las Naciones Unidas referente a la
adopción de las prescripciones técnicas uniformes
aplicables a la protección de los vehículos
automóviles contra una utilización no autorizada
(El Parlamento aprueba el texto)
***
Recomendación (A5-0239/2004) del Sr. Berenguer
Fuster, en nombre de la Comisión de Industria,
Comercio Exterior, Investigación y Energía, sobre la
propuesta de Decisión del Consejo relativa a la
posición de la Comunidad Europea sobre el proyecto
21/04/2004
41
de Reglamento de la Comisión Económica para
Europa de las Naciones Unidas referente a las
prescripciones técnicas uniformes aplicables a la
homologación de neumáticos por lo que se refiere al
ruido de rodadura
Pública y Política del Consumidor, sobre la
propuesta de Directiva del Consejo que modifica la
Directiva 2001/113/CE relativa a las confituras, jaleas
y «marmalades» de frutas, así como a la crema de
castañas edulcorada, destinadas a la alimentación
humana
(El Parlamento aprueba el texto)
(El Parlamento aprueba el texto)
***
***
Informe (A5-0231/2004) del Sr. Daul, en nombre de
la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural sobre
la propuesta de Reglamento del Consejo que
modifica los Reglamentos (CE) nº 1452/2001, (CE) nº
1453/2001 y (CE) nº 1454/2001 en lo referente a las
condiciones de reexportación y reexpedición de
productos que se hayan beneficiado del régimen
específico de abastecimiento
Informe (A5-0276/2004) de la Sra. Randzio-Plath, en
nombre de la Comisión de Asuntos Económicos y
Monetarios sobre la propuesta de Directiva del
Consejo que modifica la Directiva 2003/49/CE en lo
referente a la capacidad de determinados Estados
miembros de aplicar periodos de transición para la
aplicación de un régimen fiscal común aplicable a los
pagos de intereses y de cánones efectuados entre
compañías asociadas de Estados miembros diferentes
Informe (A5-0212/2004) del Sr. Mulder, en nombre
de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la
aprobación de la gestión para el ejercicio 2002:
1. Agencia Europea de Reconstrucción
2. Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en
el Trabajo
3. Agencia Europea de Medio Ambiente
4. Agencia Europea para la Evaluación de
Medicamentos
5. Centro de Traducción de los Órganos de la Unión
Europea
6. Centro Europeo para el Desarrollo de la
Formación Profesional
7. Eurojust
8. Fundación Europea de Formación
9. Fundación Europea para la Mejora de las
Condiciones de Vida y de Trabajo
10. Observatorio Europeo de las Drogas y las
Toxicomanías
11. Observatorio Europeo del Racismo y la
Xenofobia
(El Parlamento aprueba el texto)
(El Parlamento aprueba el texto)
(El Parlamento aprueba el texto)
***
***
***
Informe (A5-0241/2004) de la Sra. Sanders-ten Holte,
en nombre de la Comisión de Cultura, Juventud,
Educación, Medios de Comunicación y Deporte sobre
la propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y
del Consejo por la que se modifica la Decisión
1999/784/CE del Consejo relativa a la participación
de la Comunidad en el Observatorio Europeo del
Sector Audiovisual
Informe (A5-0201/2004) de la Sra. Rühle, en nombre
de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la
aprobación de la gestión relativa a la ejecución del
presupuesto general de la Comunidad Europea del
Carbón y del Acero (CECA) durante el ejercicio
presupuestario concluido el 23 de julio de 2002
(El Parlamento aprueba el texto)
(El Parlamento aprueba el texto)
***
Informe (A5-0226/2004) del Sr. Maaten, en nombre
de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y
Política del Consumidor sobre la propuesta de
Decisión del Consejo relativa a la celebración del
Convenio marco de la Organización Mundial de la
Salud para el control del tabaco
***
Recomendación para la segunda lectura (A50278/2004) del Sr. Bradbourn, en nombre de la
Comisión de Política Regional, Transportes y
Turismo, respecto de la posición común aprobada
por el Consejo con vistas a la adopción de la decisión
del Parlamento Europeo y del Consejo por la que se
modifica la Decisión nº 1692/96/CE sobre las
orientaciones comunitarias para el desarrollo de la
red transeuropea de transporte
(El Parlamento aprueba el texto)
Antes de la votación:
***
Informe (A5-0251/2004) de la Sra. Jackson, en
nombre de la Comisión de Medio Ambiente, Salud
3-119
Jarzembowski (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente,
solo quiero pedirle que, en la carta al Consejo, le
42
21/04/2004
informe de que se ha deslizado un error en la versión
alemana de la Posición Común. En nuestras
negociaciones con él, conseguimos convencer al
Consejo de que reemplazara el término «vías marítimas
de alta velocidad» por el término «autopistas del mar»,
ya que también queremos fomentar los transbordadores
más lentos además de los de alta velocidad. Por lo tanto,
pido que la Comunicación al Consejo haga referencia al
error lingüístico que se ha deslizado en la versión
alemana en cuanto al término «autopista del mar». Creo
que la Cámara en su conjunto comparte esta opinión.
3-120
El Presidente. – He tomado nota, señor Jarzembowski;
de todos modos, ya se ha informado de ello a los
servicios competentes.
(El Presidente declara aprobada la posición común)
***
Informe (A5-0194/2004) del Sr. Böge, en nombre de
la Comisión de Presupuestos, sobre la propuesta de
Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo
por la que se modifica, para tener en cuenta la
ampliación, el Reglamento (CEE) nº 571/88 del
Consejo, relativo a la organización de encuestas
comunitarias sobre la estructura de las explotaciones
agrícolas
(El Parlamento aprueba la resolución legislativa)
***
Informe (A5-0137/2004) de la Sra. Jackson, en
nombre de la Comisión de Medio Ambiente, Salud
Pública y Política del Consumidor, sobre la
propuesta de Reglamento (CE) nº 1655/2000 relativo
al instrumento financiero para el medio ambiente
(LIFE)
(El Parlamento aprueba la resolución legislativa)
***
Informe (A5-0271/2004) de la Sra. Boogerd-Quaak,
en nombre de la Comisión de Libertades y Derechos
de los Ciudadanos, Justicia y Asuntos Interiores,
sobre la propuesta de Decisión del Consejo relativa a
la celebración de un Acuerdo entre la Comunidad
Europea y los Estados Unidos de América sobre el
tratamiento y la transferencia de los datos de los
expedientes de los pasajeros por las compañías aéreas
al Departamento de seguridad nacional, Oficina de
aduanas y protección de fronteras, de los Estados
Unidos
Antes de la votación:
3-121
Boogerd-Quaak (ELDR), ponente. − (NL) Señor
Presidente, puesto que se somete el acuerdo al Tribunal
de Justicia, me parece que es mejor no someter a
votación ahora este informe, y esperar primero a la
respuesta del Tribunal. Espero que tanto la Comisión
como el Consejo estén de acuerdo. Por lo tanto,
propongo lo siguiente: en vez de someter ahora a
votación el informe, devolverlo a comisión antes del
dictamen del Tribunal de Justicia.
3-122
El Presidente. − Quiero pedir al Presidente de la
comisión competente que dé su opinión.
3-123
Hernández Mollar (PPE-DE), presidente de la
Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos,
Justicia y Asuntos Interiores. – (ES) Señor Presidente,
yo creo que no hay ningún motivo ni ninguna razón para
no votar el informe y la propuesta de resolución. Es
perfectamente compatible lo que se ha votado esta
mañana con el contenido de la propia resolución, que
pide la suspensión del acuerdo. Por lo tanto, nos tenemos
que pronunciar sobre eso.
Yo creo que hay que someter a votación tanto la
propuesta como la resolución y pido que así se haga.
3-124
Watson (ELDR). – (EN) Señor Presidente, sin duda, si
la ponente solicita una devolución a comisión de su
propio informe, y hay controversia al respecto, entonces
¿debería la Cámara votar sobre ello?
3-125
El Presidente. − Si se trata de una petición oficial de
devolución, hablará un diputado a favor y otro en contra
y, seguidamente, la Cámara decidirá.
3-126
Watson (ELDR). – (EN) Señor Presidente, hemos
decidido remitir esta cuestión al Tribunal de Justicia. Si
ahora sometemos a votación el informe rechazando el
acuerdo, entonces seremos descorteses con el Tribunal.
Si la Cámara vota a favor del acuerdo, entonces
prejuzgaríamos la sentencia del Tribunal. Me parece
bastante natural que, puesto que estamos en espera del
dictamen del Tribunal sobre el asunto, debamos retener
este informe en la comisión antes de someterlo a
votación.
(Aplausos)
3-127
Hernández Mollar (PPE-DE), presidente de la
Comisión de Libertades y Derechos de los Ciudadanos,
Justicia y Asuntos Interiores. – (ES) Señor Presidente,
reitero lo que he dicho antes: no hay ninguna
incompatibilidad en que, por un lado, hayamos votado lo
que hemos votado en relación con el dictamen previo del
Tribunal de Justicia y, por otro lado, nos tengamos que
pronunciar sobre la propuesta legislativa y sobre la
resolución. Lo vuelvo a repetir: es en la propia
resolución donde se solicita que el acuerdo quede en
suspenso. Por lo tanto, tenemos el legítimo derecho en
esta Cámara y se nos hurtaría a los Grupos políticos si se
nos impidiera votar la propuesta y la resolución.
Por lo tanto, señor Presidente, vuelvo a insistir en que
este informe no debe devolverse a comisión, sino que
debe votarse tal y como estaba previsto, por los
21/04/2004
43
argumentos que acabo de exponer, que creo que son
contundentes.
3-128
(El Parlamento decide la devolución a comisión)
***
Informe (A5-0229/2004 de la Sra. Angelilli, en
nombre de la Comisión de Libertades y Derechos de
los Ciudadanos, Justicia y Asuntos Interiores, sobre
la propuesta de Reglamento del Consejo por el que se
establece la obligación de los Estados miembros, de
proceder al sellado sistemático de los documentos de
viaje de los nacionales de terceros países en el
momento de cruzar las fronteras exteriores de los
Estados miembros y por el que se modifican a tal
efecto el Convenio de aplicación del Acuerdo de
Schengen y el Manual común
4. Sección VI, Comité Económico y Social
5. Sección VII, Comité de las Regiones
6. Sección VIII, Defensor del Pueblo
(En votaciones sucesivas, el Parlamento aprueba las
resoluciones)
***
Informe (A5-0218/2004) del Sr. van Hulten, en
nombre de la Comisión de Control Presupuestario,
sobre la concesión de la aprobación de la gestión en
la ejecución del presupuesto general de la Unión
Europea para el ejercicio 2002 (Sección I Parlamento Europeo)
Antes de la votación:
3-129
Informe (A5-0248/2004) del Sr. Ceyhun, en nombre
de la Comisión de Libertades y Derechos de los
Ciudadanos, Justicia y Asuntos Interiores, sobre la
propuesta de Reglamento del Consejo relativo al
Observatorio Europeo de la Droga y las
Toxicomanías (refundición)
Bourlanges (PPE-DE). – (FR) Señor Presidente,
quisiera simplemente manifestar mi extrañeza por el
hecho de que el apartado 24 de la resolución Van Hulten
no se haya considerado inadmisible. Pido que se
proclame su inadmisibilidad. El texto dice: «el ponente
cree que es necesario...». Esta Asamblea no tiene
ninguna competencia para decir lo que el ponente piensa
o no piensa. Esta Asamblea tiene competencia para decir
si está de acuerdo o no con el ponente. No es la cuestión
que se plantea. Le pido que el apartado 24 se declare
inadmisible.
(El Parlamento aprueba la resolución legislativa)
(Aplausos)
(El Parlamento aprueba la resolución legislativa)
***
***
Informe (A5-0200/2004) del Sr. Bayona de
Perogordo, en nombre de la Comisión de Control
Presupuestario, sobre la aprobación de la gestión en
la ejecución del presupuesto general de la Unión
Europea para el ejercicio 2002 (Comisión)
(El Parlamento aprueba la resolución)
***
Informe (A5-0183/2004) del Sr. Sjöstedt, en nombre
de la Comisión de Control Presupuestario, sobre la
aprobación de la gestión financiera de la Comisión en
lo referente a la ejecución del presupuesto de los
sexto, séptimo y octavo Fondos Europeos de
Desarrollo para el ejercicio 2002
(El Parlamento aprueba la resolución)
***
Informe (A5-0228/2004) de la Sra. Stauner, en
nombre de la Comisión de Control Presupuestario,
sobre la aprobación de la gestión en la ejecución del
presupuesto general de la Unión Europea para el
ejercicio 2002:
1. Sección II, Consejo
2. Sección IV, Tribunal de Justicia
3. Sección V, Tribunal de Cuentas
3-130
Van Hulten (PSE), ponente. – (EN) Señor Presidente,
aquí hay un malentendido. El Sr. Bourlanges se refiere a
la exposición de motivos –no a un apartado de la
resolución– y, como sabe, la exposición de motivos no
se incluye en el texto final aprobado por el pleno.
3-131
El Presidente. − Me parece, señor Bourlanges, que la
respuesta del Sr. Van Hulten clarifica este punto.
Después de la votación sobre la enmienda 44:
3-132
Blak (GUE/NGL). – (DA) Señor Presidente, puesto que
la enmienda 44 ha sido aprobada, quiero, en nombre del
Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria
Europea/Izquierda Verde Nórdica, retirar las enmiendas
29 y 32. Ya no tienen razón de ser.
3-133
Kuhne (PSE). – (DE) Señor Presidente, esto es correcto
y se lo agradezco. En la interpretación solo he oído «y»,
«29 y 32». Tal como lo entiendo, las enmiendas 30 y 31
también sobran, ya que abordan exactamente el mismo
ámbito. Quizá se haya tratado de un error de
interpretación. Creo que el Sr. Black y yo podemos
coincidir en que ahora, en realidad, las acciones de su
Grupo de hecho han decaído.
3-134
(El Parlamento aprueba la resolución)
44
21/04/2004
Después de la votación:
(Aplausos)
3-135
3-140
Ferber (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, Señorías, si
mis ojos no me engañan, el Sr. Hans-Peter Martin no ha
participado en esta votación, cosa que yo lamentaría
mucho a la vista de la extensa reforma que acabamos de
llevar a cabo, y espero que nos dará su debido respaldo
en lo referente a estos asuntos. Después de todo, es justo
y adecuado que uno participe en las votaciones de este
tipo, y también me alegraría si hubiera presentado
algunas enmiendas para someter a votación su plan de
reforma.
El Presidente. − Dejo la decisión en manos de la
Cámara.
3-136
Martin, Hans-Peter (NI). – (DE) Señor Presidente, solo
quiero responder a las observaciones que se acaban de
hacer. Estoy aquí; solo necesitaba salir brevemente, ya
que se estaba publicando una declaración en nombre del
Presidente en la que se formulaban algunas acusaciones
contra mi persona que simplemente no guardaban
relación con los hechos. He visto a menudo al Sr. Ferber
salir de la Cámara en circunstancias similares. Siempre
he participado en este proceso de reforma, y la
lamentable reacción actual demuestra hasta qué punto se
están ustedes aislando, y en qué medida las críticas que
se han hecho en esta Cámara –incluidas mis enmiendas
en las comisiones– simplemente se ignoran.
Compadezco a los electores y contribuyentes de Europa.
3-141
Poos (PSE). – (FR) Señor Presidente, cualquiera que sea
el voto sobre el aplazamiento de los puntos siguientes, le
pediré que someta a votación la resolución sobre Chipre,
porque es importante que el punto de vista del
Parlamento Europeo se conozca con suficiente tiempo
antes del referendo del sábado.
(Aplausos)
3-142
(El Parlamento rechaza la propuesta de suspender la
votación)
***
Propuesta de resolución (B5-0188/2004) en nombre
de la Comisión de Asuntos Exteriores, Derechos
Humanos, Seguridad Común y Política de Defensa,
sobre Chipre
(El Parlamento aprueba la resolución)
***
3-137
Van Hulten (PSE), ponente. – (EN) Señor Presidente,
no hemos ganado la votación contra Estrasburgo, y por
el momento acepto la derrota en esta cuestión. Respecto
a la segunda cuestión, una gran mayoría ha votado a
favor de pedir la introducción, lo antes posible, de las
reformas del sistema de gastos adoptado por la Mesa el
año pasado. ¿Podría pedirle al Presidente que informe a
la Cámara lo antes posible sobre cuándo tiene previsto
pedir a la Mesa que adopte estas reglas?
***
3-138
Informe (A5-0253/2004) de la Sra. Ghilardotti, en
nombre de la Comisión de Asuntos Jurídicos y
Mercado Interior, sobre la comunicación de la
Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo
titulada «Modernización del Derecho de sociedades y
mejora de la gobernanza empresarial en la Unión
Europea. Un plan para avanzar»
(El Parlamento aprueba la resolución)
***
3-139
Balfe (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, ¿podría
indicar a la Cámara si tiene intención de hacer un
descanso para comer? Hay muchas votaciones, y hay un
par de delegaciones oficiales, una del Parlamento
australiano, que esperan a nuestro colega, el Sr. Sturdy,
para que coma con ellos. Además, son las 14.10 horas.
Informe (A5-0192/2004) del Sr. Radwan, en nombre
de la Comisión de Asuntos Económicos y Monetarios,
sobre un nuevo marco jurídico para los sistemas de
pago en el mercado interior
(El Parlamento aprueba la resolución)
***
Informe (A5-0261/2004) del Sr. Wijkman, en nombre
de la Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y
Política del Consumidor, sobre la comunicación de la
Comisión al Consejo y al Parlamento Europeo sobre
la política de Productos Integrada – Desarrollo del
concepto del ciclo de vida medioambiental
Después del apartado 11:
3-143
Wijkman (PPE-DE), ponente. – (EN) Señor Presidente,
entiendo y comparto la idea subyacente a la enmienda
presentada de que los incentivos son necesarios en el
mercado para fomentar la compra de productos
respetuosos con el medio ambiente. Sin embargo, el
texto es demasiado específico. Sugiero una alternativa
que diga: «Insiste en que, para promover el consumo de
productos respetuosos con el medio ambiente, la
Comisión anime a los Estados miembros a que
consideren distintos incentivos, como impuestos
reducidos, descuentos, etc.» Entiendo que los colegas
que presentaron inicialmente la enmienda aceptan esto.
3-144
21/04/2004
45
(El Presidente constata que no hay objeciones a la
presentación de la enmienda oral)
Enmienda 14:
3-145
Wijkman (PPE-DE), ponente. – (EN) Señor Presidente,
apoyo la primera parte de la enmienda, pero no la
segunda parte. Sin embargo, propongo que si la Cámara
apoya la primera parte, entonces debería votarse como
enmienda de adición.
3-146
(El Parlamento aprueba la resolución)
***
3-147
Jarzembowski (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente,
Señorías, en mi calidad de presidente de la Comisión
Temporal sobre el informe Sterckx, en el que hemos
estado trabajando durante seis meses, les pido que voten
a favor de este con el fin de evitar que decaiga. Les pido
que tengan el debido respeto por la labor que los
diputados han estado realizando durante seis meses y
que sometan a votación el informe Sterckx.
(Aplausos)
3-148
Informe (A5-0257/2004) del Sr. Sterckx, en nombre
de la Comisión Temporal sobre el Refuerzo de la
Seguridad Marítima, sobre el refuerzo de la
seguridad marítima
Antes de la votación de la enmienda 2:
3-149
Varela Suanzes-Carpegna (PPE-DE). – (ES) Señor
Presidente, nosotros hemos pedido a los servicios
competentes una corrección lingüística porque la
enmienda 2 ha sido presentada en inglés, y hay otras
versiones donde aparece la palabra "considerable", que
no figura en la versión inglesa, que da fe. Pido que se
haga esa corrección.
3-150
El Presidente. – Vamos a verificar todas las versiones
lingüísticas, señor Varela Suanzes-Carpegna.
(El Parlamento aprueba la resolución)
EXPLICACIONES DE VOTO
- Calendario para 2005
Recuerdo lo que ya he dicho mil veces en otras
explicaciones de voto: tenemos buenos argumentos que
invocar. Por una parte, el Parlamento Europeo no es una
asamblea soberana, y debe respetar el Tratado, como ha
reconocido ya el Tribunal de Justicia. Por otra, también
ha reconocido ya que en el Protocolo sobre las sedes de
las instituciones, que contempla «los 12 períodos
parciales de sesiones plenarias mensuales» del
Parlamento Europeo, el artículo «los» se refiere a las
sesiones tal como se celebraban en el momento en que
se adoptó la decisión. Entonces incluían cinco días de
sesión al mes, incluido el viernes.
Por consiguiente, debemos entablar un recurso sobre
este punto, tanto más necesario cuanto que hoy el
Parlamento Europeo está sobrecargado de trabajo.
3-152
- Informe Gargani (A5-0250/2004)
3-153
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Es
absolutamente indispensable simplificar y aclarar la
legislación comunitaria, con el fin de que sea más
accesible para el ciudadano medio y más inteligible para
todos. Nos resultará difícil alcanzar objetivos como este
si mantenemos, en relación con la misma cuestión, una
variedad de disposiciones, muchas de las cuales han sido
objeto de enmiendas sustanciales.
El objetivo de la propuesta de la Comisión que estamos
debatiendo –que, naturalmente, yo apoyo– es codificar la
primera Directiva del Consejo, de 23 de julio de 1962,
por la que se establecían normas comunes para
determinados transportes de mercancías por carretera, y
los demás actos que se han modificado, manteniendo el
contenido en su totalidad y limitándose a unificarlos, con
las enmiendas formales necesarias en virtud del propio
proceso de codificación.
Este objetivo se corresponde con la decisión de la
Comisión, de 1 de abril de 1987, de solicitar a sus
servicios que codifiquen todos los actos legislativos una
vez que hayan sido objeto de diez enmiendas, con el fin
de conseguir que las decisiones comunitarias sean claras
y comprensibles. También concuerda con las
conclusiones de la Presidencia del Consejo Europeo de
Edimburgo de diciembre de 1992, que reafirmó la
importancia de la codificación.
He votado a favor de este informe, que recomienda que
se apruebe esta propuesta.
3-154
3-151
Berthu (NI), por escrito. – (FR) Una vez más, el
Parlamento Europeo acaba de votar un calendario de
trabajo para 2005 en que se no hay sesión los viernes en
Estrasburgo. Por supuesto, he votado en contra.
Esperamos realmente que el Gobierno francés –aunque
lo esperamos en vano desde hace años–acuda al Tribunal
de Justicia para hacer cumplir el Tratado.
- Informe Gargani (A5-0252/2004)
3-155
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Es
absolutamente indispensable simplificar y aclarar la
legislación comunitaria, con el fin de que sea más
accesible para el ciudadano medio y más comprensible
para todos. Nos resultará difícil alcanzar objetivos como
este si mantenemos, en relación con la misma cuestión,
una variedad de disposiciones, muchas de las cuales son
objeto con frecuencia de reformas sustanciales.
46
El objetivo de la propuesta de la Comisión que
debatimos –que yo, naturalmente, apoyo– es codificar la
Directiva del Consejo 78/659/CEE, de 18 de julio de
1978, sobre la calidad de las aguas que necesita ser
protegida o mejorada para la vida de los peces.
Este objetivo se corresponde con la decisión de la
Comisión, de 1 de abril de 1987, de solicitar a sus
servicios que codifiquen todos los actos legislativos una
vez que hayan sido objeto de diez enmiendas, con el fin
de conseguir que las decisiones comunitarias sean claras
y comprensibles. También concuerda con las
conclusiones de la Presidencia del Consejo Europeo de
Edimburgo de diciembre de 1992, que reafirmó la
importancia de la codificación.
He votado a favor de este informe, que recomienda que
se apruebe esta propuesta.
3-156
- Recomendación Berenguer Fuster (A5-0238/2004)
3-157
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) El informe
del Sr. Berenguer Fuster aboga por la aprobación de una
propuesta de Decisión del Consejo sobre un proyecto de
Reglamento de la Comisión Económica para Europa de
las Naciones Unidas.
El documento en cuestión es claro y forma parte de una
serie de medidas cuya finalidad es evitar la creación de
obstáculos técnicos para el comercio de vehículos a
motor entre las partes contratantes.
En este caso concreto, se espera que se adopte un nuevo
reglamento sobre las prescripciones técnicas uniformes
aplicables al comportamiento frente al fuego de los
materiales utilizados en la fabricación del interior de
determinadas categorías de vehículos de motor.
La próxima reunión del Foro Mundial para la
Armonización de Reglamentaciones de la CEPE
(Comisión Económica para Europa de las Naciones
Unidas) será una oportunidad para que el representante
de la Comisión vote sobre esta cuestión en
representación de la Comunidad Europea.
Es preciso recordar que la Unión Europea aprobó en
1997 el Acuerdo revisado de la Comisión Económica
para Europa de las Naciones Unidas de 1958, y que la
Decisión del Consejo sobre el mismo entró en vigor el
24 de marzo de 1998.
También debe destacarse que este proyecto de
Reglamento garantizará, sin duda alguna, un mayor nivel
de seguridad y protección medioambiental.
He votado a favor de este informe, ya que apoyo por
completo la posición que defiende.
3-158
- Recomendación Berenguer Fuster (A5-0240/2004)
3-159
21/04/2004
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) El informe
del Sr. Berenguer Fuster aboga por la aprobación de una
propuesta de Decisión del Consejo sobre un proyecto de
Reglamento de la Comisión Económica para Europa de
las Naciones Unidas.
El documento en cuestión es claro y forma parte de una
serie de medidas cuya finalidad es evitar la creación de
obstáculos técnicos para el comercio de vehículos a
motor entre las partes contratantes.
En este caso concreto, se espera que se apruebe un
nuevo reglamento referente a las prescripciones técnicas
uniformes aplicables a la protección de los vehículos
automóviles contra una utilización no autorizada.
He votado a favor del informe, junto con los demás
paquetes, ya que apoyo plenamente su posición.
3-160
- Recomendación Berenguer Fuster (A5-0239/2004)
3-161
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) El informe
del Sr. Berenguer Fuster aboga por la aprobación de una
propuesta de Decisión del Consejo sobre un proyecto de
Reglamento de la Comisión Económica para Europa de
las Naciones Unidas.
El documento en cuestión es claro y forma parte de una
serie de medidas cuya finalidad es evitar la creación de
obstáculos técnicos para el comercio de vehículos a
motor entre las partes contratantes.
En este caso concreto, se espera que se apruebe un
nuevo reglamento sobre las prescripciones uniformes
aplicables a la homologación de neumáticos por lo que
se refiere al ruido de rodadura.
He votado a favor del informe, junto con los demás
paquetes, ya que apoyo plenamente su posición.
3-162
- Informe Daul (A5-0231/2004)
3-163
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) El objetivo
de la propuesta que debatimos es enmendar el alcance de
tres reglamentos que establecen medidas concretas para
la aplicación de la Política Agrícola Común en las
regiones ultraperiféricas. La finalidad de estos
reglamentos es mejorar las condiciones de producción y
de comercialización de los productos agrícolas de estas
regiones y contrarrestar los efectos de su situación
geográfica y sus características particulares.
Con el fin de evitar que se produzca un comercio ilegal
de los productos en cuestión, estos reglamentos
prohíben, con muy pocas excepciones, la reexpedición y
la reexportación de los mismos desde las regiones
ultraperiféricas.
Esta prohibición y la severidad de las excepciones han
tenido un efecto negativo sobre el desarrollo de las
actividades económicas de determinados operadores.
21/04/2004
47
Esta propuesta sugiere que se autorice la expedición o la
exportación de los productos afectados una vez que se
haya reembolsado la ventaja económica.
en los campos del Derecho fiscal y laboral, así como en
materia de la legislación de protección de los derechos
de autor y de los derechos de los consumidores.
Otra medida afecta a las Azores y a Madeira.
Actualmente, la prohibición de reexpedir y reexportar
los productos cubiertos por los regímenes específicos de
abastecimiento no se aplica a los flujos comerciales
entre las Azores y Madeira, sin distinción alguna entre
los productos elaborados y los no elaborados.
Por último, quisiera resaltar la importancia de poner
remedio a la falta de información estadística y de
comparativas en lo tocante a los servicios de ayuda a los
ciegos y las personas con deficiencias visuales, así como
a los sordos y las personas con deficiencias auditivas en
la Unión Europea. Conviene que el Observatorio asuma
la función de recoger y publicar esta información.
El azúcar de Madeira incluido en el régimen específico
de abastecimiento ha sido objeto de especulación en las
Azores, donde el mercado tiene problemas. Por lo tanto,
se propone que el comercio entre las Azores y Madeira
de productos cubiertos por regímenes específicos de
abastecimiento se restrinja a productos elaborados.
He votado a favor.
3-164
- Informe Sanders-ten Holte (A5-0241/2004)
3-165
Queiró (UEN), por escrito. − (PT) Teniendo en cuenta
la importancia del Observatorio Europeo del Sector
Audiovisual y el encomiable trabajo que está realizando,
acojo con agrado la propuesta de la ponente de aceptar la
propuesta de la Comisión de prorrogar la participación
de la Comunidad dos años más, manteniendo el actual
límite presupuestario. Solo se han presentado dos
enmiendas: la primera, para reforzar sus capacidades si
fuera posible; la segunda, para proponer que el
Observatorio Europeo del Sector Audiovisual recoja y
proporcione información experta y sistemática en los
campos del Derecho fiscal y laboral, así como en
materia de la legislación relativa a la protección de la
propiedad intelectual y los derechos de los
consumidores.
3-166
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Como es
bien sabido, el Observatorio Europeo del Sector
Audiovisual se basa en un acuerdo parcial ampliado del
Consejo de Europa. En la actualidad, 35 Estados, entre
los que se encuentran todos los actuales y futuros
Estados miembros de la Unión, participan en el
Observatorio, que tiene por objeto mejorar la
transferencia de informaciones dentro del sector
audiovisual y promover una visión más clara del
mercado y una mayor transparencia.
Los objetivos de la propuesta que hemos debatido son
prorrogar la participación de la Comunidad en el
Observatorio durante dos años más, hasta diciembre de
2006, y mantener el presupuesto anual al nivel
presupuestado para 2004, de 235 000 euros. Esta
propuesta merece todo mi apoyo.
También apoyo las propuestas de la ponente: en primer
lugar, que se refuercen, siempre que sea posible, las
capacidades del Observatorio Europeo del Sector
Audiovisual y, en segundo lugar, que el Observatorio
recoja y proporcione información experta y sistemática
Mi voto ha sido afirmativo por todas estas razones.
3-167
- Informe Maaten (A5-0226/2004)
3-168
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) En los
últimos años se han realizado avances significativos en
la lucha contra el consumo de tabaco.
Sin duda, el consumo de tabaco constituye un importante
riesgo para la salud pública. Por lo tanto, es esencial que
la Unión Europea y los Estados miembros propongan
medidas para proteger la salud pública.
Un ejemplo reciente y bien documentado es la
obligación de que cada cajetilla de tabaco lleve
advertencias que ocupen como mínimo el 30% de las
superficies principales de la misma
No obstante, existe un reconocimiento general de que es
preciso tomar más medidas, y ese es precisamente el
objetivo con el que se ha elaborado este Convenio
marco.
Si bien rechazo el exceso de celo y los ejemplos de
comportamientos absurdamente exagerados que se han
producido últimamente, estoy de acuerdo en que es
preciso proteger a las personas del humo del tabaco en
determinados lugares. Por lo tanto, acojo con agrado las
medidas destinadas a prohibir la venta de tabaco a
menores, la mayor cooperación entre los Estados
miembros y las recomendaciones sobre la publicidad,
sobre todo dado que no son vinculantes.
Aunque el informe fue objeto de una opinión favorable
de las comisiones afectadas y la adopción del Convenio
marco de la Organización Mundial de la Salud no
tendría consecuencias financieras graves y no afectaría a
actos jurídicos vigentes, sigo manteniendo las reservas
que ya expliqué durante el proceso parlamentario, sobre
todo en lo tocante a las garantías de cumplimiento del
principio de subsidiaridad. Por lo tanto, me he abstenido.
3-169
- Informe Jackson (A5-0251/2004)
3-170
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) La
Directiva 2001/113/CE armoniza el etiquetado de las
confituras, jaleas, marmalades de frutas, así como de la
crema de castañas edulcorada, destinadas al consumo
48
humano. Cada uno de esos productos se define por
separado de acuerdo con su contenido concreto.
El objetivo de la propuesta es modificar la versión
alemana de la Directiva –dado que, en determinadas
partes de Austria, el término marmelade tiene
tradicionalmente un significado más amplio del que se
ha utilizado hasta ahora en la Directiva– con el fin de
incluir esta corrección y otras posibles confusiones
semánticas.
21/04/2004
la CECA siguió financiando con cargo a su presupuesto
operativo ayudas para la recolocación de trabajadores
por importe de 35 millones de euros, becas de
investigación por importe de 72 millones de euros, y el
Programa RECHAR de medidas sociales por importe de
21 millones de euros.
En aras de la claridad, he votado a favor.
En vista de la crisis del sector del carbón y del acero y
de los costes sociales y económicos de la
reestructuración que se ha producido durante las últimas
décadas, la liquidación de la CECA –con independencia
de las críticas que puedan hacerse sobre la misma – ha
dejado un hueco que debe llenarse, también a nivel
comunitario, y que el nuevo Fondo de Investigación
sobre el Carbón y el Acero no cubre. Teniendo en cuenta
la importancia de la inversión en investigación en estos
sectores, es esencial que estudiemos las medidas que
podrían tomarse en el ámbito comunitario para apoyar a
estos sectores, como, entre otras, el mantenimiento,
durante un plazo que deberá determinarse, de las
medidas sociales del antiguo Tratado CECA.
3-171
3-175
- Informe Mulder (A5-0212/2004)
Queiró (UEN), por escrito. − (PT) La cuestión más
destacada que se pone de manifiesto en este informe es
que, durante los últimos 15 años, la Comunidad Europea
del Carbón y del Acero (CECA) ha entregado unos 800
millones de euros para la investigación aplicada en el
sector del acero a empresas e instituciones, sin que, en
general, haya recibido su parte contractual de los
beneficios obtenidos con las patentes que esta
investigación ha hecho posibles. Por lo tanto, la
Comisión debe hacer valer su derecho legal a recibir su
parte de los beneficios derivados de la financiación de
investigaciones, mediante un proceso de registro de las
patentes y otras medidas apropiadas.
Creo que, aunque esta propuesta repara una anomalía
muy concreta, también responde a dos valores más
amplios que deben ser prioritarios en la agenda europea:
el respeto de las tradiciones y costumbres y el
plurilingüismo. Sin este objetivo, creo que Europa
podría ser víctima de la «ley del embudo», es decir, del
movimiento gravitatorio hacia el centro, tan alejado de
las realidades locales.
3-172
De Rossa (PSE), por escrito. − – (EN) Quiero dejar
constancia de mi apoyo a este informe, y especialmente
a la aprobación de la gestión de la Fundación Europea
para la Mejora de las Condiciones de Vida y de Trabajo
para el ejercicio de 2002 (C5-0631/2003 –
2003/2241(DEC)).
La Fundación es un organismo tripartito de la Unión
Europea establecido en 1975 para contribuir a la
planificación e implantación de mejores condiciones de
vida y de trabajo. Está situado en Dublín, y me
enorgullece ensalzar los excelentes proyectos de
investigación y desarrollo que lleva a cabo para
proporcionar datos y análisis que informan y apoyan la
formulación de la política de la UE relativa a las
condiciones de trabajo y de vida.
La Fundación ha contribuido en gran medida al trabajo
de aquellos de nosotros que estaban especialmente
interesados en alcanzar los objetivos de Lisboa de más y
mejores empleos. Ha apoyado el compromiso
constructivo de los interlocutores sociales de desarrollar
prácticas laborales justas que reconozcan el verdadero
valor de los trabajadores como partes interesadas
cruciales.
3-173
- Informe Rühle (A5-0201/2004)
3-174
Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. − (PT) Con este
informe, el Parlamento aprueba la gestión financiera de
la Comisión en la Comunidad Europea del Carbón y del
Acero (CECA) para el ejercicio cerrado el 23 de julio de
2002. No tenemos ninguna objeción a esa aprobación.
Tras la desaparición del Tratado CECA, el sistema y los
procedimientos jurídicos de la CECA desaparecieron y
su Comité Consultivo se disolvió. Sin embargo, en 2002
También acojo con agrado el acuerdo al que se llegó en
las negociaciones con los nuevos países en vías de
adhesión sobre las condiciones de su participación en el
nuevo Fondo de Investigación sobre el Carbón y el
Acero, según las cuales el pago de sus aportaciones, que
se fijará de acuerdo con el tamaño de sus recursos
mineros, se escalonará de forma que se tengan en cuenta
sus respectivas situaciones económicas.
Apoyamos la posición de la ponente y, por lo tanto,
hemos votado a favor. También quisiéramos unirnos a la
ponente y elogiar una vez más a todos los que crearon y
desarrollaron la Comunidad Europea del Carbón y del
Acero, haciendo así una significativa aportación a la
unificación de Europa.
3-176
- Recomendación para la segunda lectura Bradbourn
(A5-0278/2004)
3-177
Dehousse (PSE). – (FR) Señor Presidente, varias
enmiendas merecían ser consideradas, pero cualquier
enmienda habría conducido a un procedimiento de
conciliación que con toda seguridad habría supuesto un
riesgo de replanteamiento de fondo y que, por otra parte,
habría provocado retrasos no menos importantes. Por
21/04/2004
este motivo, no he apoyado ninguna enmienda, salvo en
el caso del proyecto de enlace entre Italia y Sicilia, que
he apoyado.
3-178
Musumeci (UEN). – (IT) Señor Presidente, como
diputado al Parlamento Europeo en representación de
Sicilia, quisiera expresar mi satisfacción, así como
agradecer a mis colegas diputados que, como yo, han
votado esta mañana a favor de la enmienda, lo que
demuestra que finalmente ha prevalecido el sentido
común frente a la voluntad mostrada por el Consejo
Europeo.
No hay duda de que la abrumadora mayoría del
Parlamento ha cerrado hoy el procedimiento en su
segunda lectura aceptando la posición común. Por
supuesto, una vez más hemos tenido que lamentar el
intento del Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea,
acompañados en esta ocasión por el Grupo Confederal
de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde
Nórdica y por algunos demócratas de izquierdas
italianos –con una enmienda que, afortunadamente, solo
recibió unos 50 votos– de detener la continuación del
plan del puente de Messina en la ruta transeuropea desde
Berlín hasta Palermo.
Si la enmienda se hubiera aprobado, además del grave
efecto negativo que se mencionó al final del
procedimiento, el Gobierno italiano –que ya ha iniciado
el proceso para empezar la construcción del puente– no
habría recibido la aportación del 10% de los fondos
comunitarios, según lo estipulado en el Tratado. Por
encima de la cifra en cuestión está por supuesto la
importancia política que tendría un resultado de la
votación en ese sentido.
Sin embargo, permítanme decir que parece que la
oposición de quienes son contrarios a la construcción del
puente sobre el estrecho era engañosa desde el principio,
además de contraria, sobre todo, a los intereses legítimos
de Sicilia y del sur de Italia. No podemos hacer votos
por el desarrollo de estas regiones del sur de Europa y
luego negarles el derecho a disponer de las
infraestructuras esenciales.
Está claro que construir el puente no solucionará todos
los problemas relacionados con el deterioro
socioeconómico de Sicilia, pero permitirá por fin
completar las carreteras y redes ferroviarias
transeuropeas y dotar a la isla de un papel más
competitivo en la zona de libre comercio prevista para
2010.
3-179
Marques (PPE-DE), por escrito. − (PT) Quisiera
felicitar al Sr. Bradbourn por su excelente informe sobre
la propuesta modificada de Decisión del Parlamento
Europeo y del Consejo por la que se modifica la
Decisión nº 1692/96CE sobre las orientaciones
comunitarias para el desarrollo de la red transeuropea de
transporte. Celebro la presentación de este informe,
sobre todo en lo que respecta a la estrategia de reforzar
la red transeuropea de transporte, que es una de las
49
principales claves para el buen funcionamiento del
mercado interior.
Apoyo plenamente la solicitud que el Sr. Bradbourn
hace al Parlamento para que este participe y controle el
desarrollo de los proyectos que forman parte del
desarrollo de la red transeuropea de transporte.
También apoyo la solicitud de que en el apartado 2 del
artículo 3 de la propuesta revisada de la Comisión se
mencionen expresamente los aeropuertos regionales, ya
que tienen un papel realmente vital en el desarrollo de la
red transeuropea de transporte.
3-180
Meijer (GUE/NGL), por escrito. − (NL) En su primera
lectura, que tuvo lugar en el debate del 10 de marzo,
expresé mi rechazo de este plan. Lo que ahora está
ocurriendo en la segunda lectura es que, sin realizar una
votación sobre el conjunto, se establece la obligación de
invertir por parte de la UE en una lista excesivamente
larga de autopistas, aeropuertos, puentes y túneles. Eso
implica una exigencia a largo plazo de cofinanciación y
probablemente permitirá también hacer caso omiso de la
obligación de elaborar estudios de impacto ambiental.
Este paquete esconde también el deseo de seguir
descuidando la eficaz red de ferrocarriles de la Europa
del Este mediante la construcción de un gran número de
autopistas en esos países. Rechazo la idea, propagada
por el Gobierno italiano de Berlusconi, de que los
ingresos fiscales deben gastarse fundamentalmente en
infraestructuras y otras grandes obras públicas, en lugar
de los servicios públicos, la protección del medio
ambiente y la seguridad social. Por falta de tiempo, ya
no es posible celebrar hoy un debate serio sobre esta
cuestión. Mi Grupo trata de que se desechen los planes
del puente sobre el Estrecho de Messina, ya que es
inutilizable debido a los terremotos y a las rachas de
viento y superfluo teniendo en cuenta los déficit de la
red ferroviaria de conexión, y también porque su
construcción beneficia fundamentalmente a la mafia.
Además, apoyo todas las enmiendas de los Verdes. El
rechazo de todas esas enmiendas supondría una gran
carga para Europa y un innecesario ataque al medio
ambiente que perduraría durante muchos años.
3-181
Ribeiro (GUE/NGL), por escrito. − (PT) Durante el
último periodo parcial de sesiones, representantes del
comité de empresa del Grupo Bombardier, una empresa
especializada en la fabricación de material rodante para
el sector ferroviario, explicaron a los diputados de esta
Cámara los detalles de su caso y sus temores sobre la
pérdida de los elevados y reconocidos niveles de calidad,
experiencia y capacidad tecnológica en la construcción
de este tipo de material que se producirán debido al
inminente cierre de seis plantas en la Unión Europea.
Responsabilizamos a la Comisión y a los Estados
miembros de permitir el desmantelamiento de este
importante sector y el despido de miles de trabajadores.
Solo en Portugal, esta situación ha provocado la pérdida
de 550 puestos de trabajo directos y casi 1 000 puestos
de trabajo en empresas subcontratistas.
50
21/04/2004
En el futuro, es preciso que el transporte por carretera
deje de ser prioritario en el desarrollo de la red
transeuropea de transporte, que debe centrarse en el
transporte ferroviario. Sobre todo necesitaremos
incrementar la cantidad de nuevos equipos y material
rodante. De esta forma, el argumento que Bombardier
alega para justificar las medidas tomadas –la falta de
pedidos– carecería de fundamento. Si bien determinados
aspectos de la propuesta que debatimos son criticables,
debemos hacer constar nuestro apoyo a su compromiso
con medios alternativos de transporte que son menos
perjudiciales para el medio ambiente, como por ejemplo
el transporte por ferrocarril. Este no es un caso aislado y
es preciso tomar medidas especiales para proteger este
sector esencial de la industria europea.
prórroga garantizará la continuidad de la política hasta
que se desarrolle una nueva estrategia teniendo en
cuenta las nuevas perspectivas financieras.
3-182
Por lo tanto, la sugerencia del Tribunal de Cuentas de
que a partir de ahora se excluya a las entidades privadas
de las subvenciones comunitarias para la compra de
reservas naturales no recibió el apoyo de esta Cámara, lo
que considero muy positivo. Como es lógico, el Tribunal
de Cuentas tiene derecho a hacernos sugerencias. No
podemos tolerar la incorrecta utilización de los fondos,
pero eso no significa que debamos dejar fuera a
entidades privadas que están funcionando correctamente.
- Informe Jackson (A5-0137/2004)
3-183
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Al
contrario que los Fondos, que en general tienen un
carácter masivo y una enorme importancia, LIFE
constituye una fuente de financiación concebida
específicamente para financiar acciones encaminadas a
proteger la naturaleza y el medio ambiente. Esas
acciones se han proyectado para fomentar la divulgación
de prácticas, para desarrollar la innovación y para
demostrar cómo las capacidades y la experiencia pueden
utilizarse en otros campos; también contribuyen a la
aplicación de las políticas y la legislación comunitarias
en el ámbito del medio ambiente. Este instrumento
contribuye a la aplicación de las Directivas sobre Aves
(79/409/CEE) y Hábitats (92/43/CEE) y, especialmente,
al establecimiento de la red europea NATURA 2000,
cuyo objetivo es la gestión y la conservación sobre el
terreno de las especies y los hábitats más importantes de
fauna y flora de la Unión Europea, creando, por ejemplo,
lugares especiales de conservación.
Cuando la prórroga del programa LIFE se debatió por
primera vez, el Tribunal de Cuentas indicó a la
Comisión de Medio Ambiente, Salud Pública y Política
del Consumidor que se llevaría a cabo una auditoría en
ocho Estados miembros. Por lo visto, esa auditoría
reveló que, cuando entidades privadas utilizan ayudas
europeas para adquirir terrenos para reservas naturales,
no hay suficientes garantías de que esos terrenos sigan
estando bien gestionados cuando concluya el plazo de la
subvención. Sin embargo, el Tribunal de Cuentas no fue
capaz de ponernos ejemplos concretos.
No podemos ni debemos abandonar a los miles de
voluntarios que se dedican generosamente a la gestión
de reservas naturales en la Unión Europea. Al contrario,
debemos animarles en lugar de desanimarles. Me
complace especialmente haber podido poner mi granito
de arena para garantizar que las organizaciones
medioambientales que funcionan correctamente puedan
seguir obteniendo ayudas europeas para la adquisición
de terrenos para reservas naturales.
3-185
- Informe Boogerd-Quaak (A5-0271/2004)
3-185-500
El programa Life III termina el 31 de diciembre de 2004.
El objetivo de esta propuesta es prorrogar el actual
instrumento con el fin de garantizar su continuidad hasta
que se elabore un nuevo enfoque teniendo en cuenta las
perspectivas financieras a partir de 2006.
Naturalmente, he votado a favor.
Sin embargo, espero que se tengan en cuenta las
conclusiones del «Grupo del Artículo 8» (Directiva
sobre Hábitats), y ante todo que la actual financiación de
la red NATURA 2000 mediante el instrumento LIFENature (el 47% del total de fondos del programa LIFE)
es claramente insuficiente; que el proceso de aplicación
es excesivamente burocrático; y que el programa LifeNature debe reforzarse sustancialmente, y en ...
(Explicación de voto acortada de conformidad con el
apartado 1 del artículo 137 del Reglamento.)
3-184
Thyssen (PPE-DE), por escrito. − (NL) Esta tarde, esta
Cámara ha aprobado por amplia mayoría una prórroga
de dos años de duración del programa LIFE. Esta
Banotti (PPE-DE), por escrito. − (EN) He votado con
reparos a favor de este informe. No es perfecto, y ya
existen pruebas de que dichos datos han sido
transmitidos a terceras partes de modo precipitado.
Reconozco totalmente el derecho de cualquier país a
proteger y mantener su seguridad. Aquí tenemos un
choque de culturas, y ha triunfado la conveniencia.
3-186
De Rossa (PSE), por escrito. − – (EN) He votado, de
nuevo, a favor de impedir que una cantidad inaceptable
de datos personales de pasajeros se transmita a las
autoridades de los Estados Unidos, sin que las
autoridades de este país ofrezcan una protección
adecuada respecto a las libertades civiles de los
pasajeros europeos.
A la vez que respeto totalmente la necesidad del nivel
más alto posible de vigilancia contra el terrorismo, los
terroristas habrán ganado si sacrificamos las libertades
civiles y los derechos humanos con el pretexto de
asegurar la seguridad.
21/04/2004
Estoy muy decepcionado por el hecho de que Irlanda
haya votado a favor del proyecto de acuerdo, dando así
luz verde a las intrusiones injustificadas en la privacidad
de los pasajeros irlandeses.
La Comisión simplemente debe garantizar que el texto
de su proyecto de acuerdo se modifique de modo que los
derechos de protección de los datos de ciudadanos
europeos estén protegidos. Los pasajeros irlandeses y
europeos merecen saber que sus libertades civiles
básicas no se sacrificarán en la lucha contra el
terrorismo.
3-187
Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. − (PT) Sin
abandonar la línea seguida en posiciones anteriores, el
Parlamento no ha aprobado la conclusión del Acuerdo
con los Estados Unidos sobre la transferencia de los
datos de los expedientes de los pasajeros aéreos dentro
del marco de la llamada «guerra contra el terrorismo».
Hasta ahora, lo único que el Parlamento ha aprobado ha
sido someter el proceso al Tribunal de Justicia de las
Comunidades Europeas para que emita un dictamen.
La propuesta de la Comisión y la posterior propuesta de
Decisión del Consejo permiten el «acceso por parte de
las fuerzas de seguridad estadounidenses a los registros
de pasajeros (PNR) situados en territorio comunitario»,
lo que «equivale a ejercer competencias soberanas
estadounidenses» en suelo comunitario.
Este Acuerdo declararía «aplicable en la Unión Europea
y a los ciudadanos comunitarios la legislación
estadounidense en este campo» y transferiría «al ámbito
europeo la facultad discrecional de los Estados
miembros de autorizar (...) la utilización con fines de
seguridad de datos que fueron recopilados para uso
comercial o de crear (...) una obligación jurídica para las
líneas aéreas europeas de permitir el acceso a esos
datos».
En lo que respecta a la protección de los derechos, las
libertades y las garantías de los ciudadanos, «la
propuesta de acuerdo no define el alcance ni los límites
de estos derechos, sino que se limita a hacer referencia a
una Decisión unilateral de la Comisión, que a su vez se
refiere a unos Compromisos unilaterales de la
administración estadounidense, que hacen referencia por
su parte a reglamentaciones actuales y futuras de los
Estados Unidos».
3-188
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Esta
cuestión estaba relacionada con el informe BoogerdQuaak sobre el Acuerdo entre la Comunidad Europea y
los Estados Unidos de América sobre la transferencia de
los datos de los expedientes de los pasajeros (PNR) por
las compañías aéreas al Departamento de seguridad
nacional (A5-0271/2004). En vista de que se ha
aprobado esta consulta, ese informe todavía no se ha
sometido a votación.
La conclusión de acuerdos de este tipo está plenamente
justificada en la actualidad, debido a la creciente
51
amenaza terrorista. Este acuerdo debe ser un medio
básico para la cooperación entre países, y bloquearlo
solo servirá para prolongar la ausencia de una respuesta
firme de la Unión Europea ante la amenaza terrorista. Al
contrario que la ponente, considero que firmar este
Acuerdo es compatible con el Tratado de la Comunidad
Europea y no infringe la legislación comunitaria sobre
protección de datos. Apoyo plenamente los argumentos
presentados por el Comisario Patten.
En lugar de bloquear la aplicación de medidas como
esta, el Parlamento debería estar trabajando para exigir a
las compañías aéreas con vuelos a territorio comunitario
que cumplan obligaciones de esta naturaleza,
garantizando así la seguridad de todos nosotros.
Dado que estoy completamente en desacuerdo, tanto
desde un punto de vista político como desde un punto de
vista técnico, con cualquier recomendación al Consejo
de que no firme este Acuerdo con los Estados Unidos, he
votado en contra de solicitar el dictamen del Tribunal de
Justicia, algo que considero una lamentable táctica
dilatoria y un nuevo obstáculo en el camino de un
Acuerdo que es necesario para nuestra seguridad y
nuestra libertad.
3-189
- Informe Angelilli (A5-0229/2004)
3-190
Coelho (PPE-DE), por escrito. − (PT) Es esencial que
la Unión Europea adopte medidas comunes para
incrementar la eficacia de la seguridad fronteriza, sin
vulnerar las competencias de los Estados miembros.
Acojo con satisfacción esta propuesta de reglamento que
garantizará una aplicación uniforme en los Estados
miembros de la obligación de sellar sistemáticamente los
documentos de viaje de nacionales de terceros Estados
cuando cruzan las fronteras externas de la Unión. Esta
medida responde a la necesidad de poder comprobar la
fecha en la que un nacional de un tercer país cruzó una
frontera exterior y permitirá verificar la duración de la
estancia de esa persona en territorio comunitario y si su
presencia es legal o ilegal.
La refundición del manual común sobre fronteras
exteriores será una tarea enormemente complicada, que
nos llevará bastante tiempo aprobar. El objetivo de esta
propuesta es suprimir las disparidades que existen
actualmente entre los distintos Estados miembros, así
como cualquier ambigüedad que surja en lo relativo a las
disposiciones del manual durante su refundición.
Esta propuesta será un paso adelante en el refuerzo del
control de las fronteras exteriores y en la mejora de la
confianza mutua entre los Estados miembros en el
ámbito del control de fronteras. Dado que se trata de
fronteras comunes, una seguridad poco estricta en un
Estado tiene invariablemente un efecto dominó en todos
los demás Estados miembros.
3-191
52
Queiró (UEN), por escrito. − (PT) El acervo de
Schengen establece que, en caso de estancias de corta
duración, los ciudadanos de terceros países que ingresen
al territorio de los Estados miembros legalmente y que
cumplan las condiciones necesarias a este fin tendrán
derecho a permanecer dentro del territorio Schengen
durante un periodo máximo de tres meses a partir de la
primera fecha de entrada. De ahí que sea necesario
comprobar las fechas en las que un ciudadano de un
tercer país ha cruzado la frontera exterior para calcular el
periodo de estancia total y verificar si la persona se
encuentra legalmente en el territorio Schengen.
El manual común de fronteras exteriores prevé que se
sellen los documentos de viaje y se relajen los controles
de las fronteras terrestres en circunstancias
excepcionales, debido principalmente a la intensidad del
tráfico que tales circunstancias implican.
La
ambigüedad de esta disposición ha generado la adopción
de procedimientos que difieren entre los Estados
miembros, algo que debe evitarse.
Consecuentemente y teniendo en cuenta la ampliación,
hemos aceptado la posición de la Sra. Angelilli en el
sentido de que esto debe ser un primer paso para llegar,
en última instancia, a la armonización de procedimientos
como el sellado de los documentos de viaje de
ciudadanos de terceros países cuando abandonan la
«zona Schengen».
3-192
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) El acervo
de Schengen establece que, en caso de estancias de corta
duración, los ciudadanos de terceros países que ingresen
al territorio de los Estados miembros legalmente y que
cumplan las condiciones necesarias a este fin tendrán
derecho a permanecer dentro del territorio Schengen
durante un periodo máximo de tres meses a partir de la
primera fecha de entrada. La ambigüedad de las
disposiciones en este ámbito ha llevado a la adopción de
procedimientos que difieren entre los Estados miembros.
Ha habido muchos casos de ciudadanos de terceros
países que han entrado en la «zona Schengen»
legalmente, pero que no tienen un sello de entrada en sus
documentos de viaje, lo que hace más difícil llevar a
cabo los controles que son cada vez más urgentes debido
a los nuevos desafíos que plantea el terrorismo
internacional. Como consecuencia, el último Consejo de
Justicia y Asuntos de Interior bajo Presidencia italiana
aprobó unas conclusiones sobre la presentación de
propuestas encaminadas al sellado sistemático de los
documentos de viaje de los ciudadanos de terceros
países, ante la inminente ampliación de la UE. Esta
propuesta es un paso adelante hacia ese objetivo.
El manual común de fronteras exteriores prevé el sellado
de los documentos de viaje y la relajación de los
controles de las fronteras terrestres en circunstancias
excepcionales, debido principalmente a la intensidad del
tráfico que tales circunstancias implican.
Aplaudo la calidad del trabajo, algo que esperábamos...
21/04/2004
(Explicación de voto acortada de conformidad con el
apartado 1 del artículo 137 del Reglamento.)
3-193
- Informe Ceyhun (A5-0248/2004)
3-194
Coelho (PPE-DE), por escrito. − (PT) El Observatorio
Europeo de las Drogas y las Toxicomanías ha hecho un
trabajo excelente en la mejora del conocimiento de las
drogas y las toxicomanías, proporcionando datos e
información comparativos y, sobre todo, controlando e
identificando las sustancias peligrosas que aparecen en
el mercado y proponiendo su prohibición.
Es razonable, por razones de claridad y transparencia,
que el reglamento por el que se crea el Observatorio se
refunda, sobre todo para adaptarlo a la ampliación de la
UE y para ampliar su mandato de modo que cubra el
policonsumo de drogas, incluyendo tanto sustancias
legales como ilegales.
Sin embargo, no puedo aceptar el intento de otorgar al
Observatorio funciones de evaluación. La intención es
que el Observatorio no se limite a recopilar datos, sino
que también evalúe las políticas y las estrategias
nacionales y valore las tendencias en el consumo de
drogas. Esto otorgaría a una agencia competencias que
están actualmente en manos de los Estados miembros.
Debería confiarse al Observatorio la tarea de
proporcionar información general, en otras palabras, de
recopilar, analizar y distribuir datos sobre todos los
aspectos del fenómeno de las drogas y las toxicomanías,
lo que ayudaría a la Comunidad y a sus Estados
miembros a tener una visión global del fenómeno de las
drogas y las toxicomanías. Esta tarea no debe perjudicar
la distribución de competencias entre la Comunidad y
sus Estados miembros con relación a las disposiciones
legislativas relativas a la oferta y la demanda de drogas.
3-195
Lang (NI), por escrito. – (FR) Como de costumbre, no
nos escucharon y, como de costumbre, ¡teníamos razón!
Cuando se creó el Observatorio Europeo de la Droga y
las Toxicomanías en 1995, los diputados del Frente
Nacional denunciaron aquí mismo, ante esta Asamblea,
la inutilidad de este organismo y predijeron su fracaso.
Casi diez años más tarde, los resultados son, en efecto,
lamentables:
deficiencias
del
Consejo
de
Administración, de la red de recogida y análisis de
información, y de la difusión de los datos, y ausencia de
evaluación de las distintas políticas aplicadas en materia
de drogas. Los informes anuales y los datos estadísticos
se acumulan, pero los problemas se han agravado.
Francia se ha convertido en el país de Europa en que los
adolescentes de 16 años fuman más cannabis. El
consumo de droga, auténtica epidemia, afecta hoy a
todas las categorías sociales y a todas las edades.
El ponente propone, por tanto, una reforma del
funcionamiento y las misiones de dicho Observatorio.
Pero la solución no está en la acumulación de comités
21/04/2004
Théodule, ni en la comunitarización de las políticas de
lucha antidroga. Es hora de comprender que el consumo
de drogas aumenta de forma exponencial con la
tolerancia, y que solo unas políticas nacionales basadas
en una tolerancia cero con la droga podrán devolver a
los jóvenes su futuro.
3-196
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) La lucha
contra las drogas y las toxicomanías ha sido siempre una
prioridad para la Unión Europea y se ha reflejado en sus
otras políticas, sobre todo en la última década.
Es por esto que en su propuesta de reglamento el
Consejo quiere llevar esta lucha a un nuevo nivel.
Sin embargo, ha quedado claro que las numerosas
enmiendas que se han presentado y que están
diseminadas por todo el informe dificultan este objetivo
fundamental.
Aunque, por una parte, estoy de acuerdo con que la
ampliación de las competencias del Observatorio es, a la
vista de ello, una medida que debe acogerse con
satisfacción, por otra no puedo aceptar las enmiendas
que pretenden que el Parlamento Europeo esté
representado por dos diputados en el Consejo de
Administración, así como aumentar el número de
herramientas para fines de evaluación.
Creo que las acciones propuestas en el informe,
particularmente las originadas en la Comisión de Medio
Ambiente, Salud Pública y Política del Consumidor del
Parlamento, no son el mejor enfoque que puede
adoptarse.
No puedo votar a favor del informe.
En lugar de ello, sugiero que la Unión Europea, el
Observatorio y también los Estados miembros, en
cooperación o individualmente, combinen sus esfuerzos,
no en tareas que suponen un desperdicio de los recursos,
sino en medidas que conduzcan claramente a la
prevención. Necesitamos medidas que nos permitan
luchar de forma eficaz contra el tráfico de drogas y las
toxicomanías.
3-197
- Informe Bayona de Perogordo (A5-0200/2004)
3-198
Berthu (NI), por escrito. – (FR) Me he negado a votar a
favor de la aprobación de la gestión sobre la ejecución
del presupuesto 2002 de la Comisión debido a
persistentes puntos oscuros en asuntos como Eurostat.
Ya el pasado mes de enero, el Parlamento Europeo
lamentó haber concedido la aprobación de la gestión
para el ejercicio 2001 sin estar en posesión de toda la
información pertinente. No quería caer en la misma
trampa con respecto a 2002.
Por otra parte, la resolución que acompaña la decisión de
aprobación de la gestión contiene muchos puntos
discutibles. Por ejemplo, afirma en el apartado 4 que los
53
Estados miembros tienen una posición subordinada en
materia de gestión de los fondos comunitarios, lo cual es
inexacto, en la medida en que son los que manejan los
cuartos y que los contribuyentes nacionales son los
verdaderos pagadores. Pienso por el contrario que los
Estados deberían exigir la posibilidad de ejercer ellos
mismos un mejor control.
Otro ejemplo: en el apartado 115 y los siguientes, el
Parlamento Europeo expresa su deseo de que se cree un
impuesto europeo, mencionando como primer objetivo
«asegurar la independencia económica de la UE respecto
a las contribuciones nacionales sometidas a las
decisiones de los Parlamentos nacionales». No se puede
reconocer más claramente que el impuesto europeo
permitiría a la Unión eludir los controles nacionales y
financiar sus gastos a su gusto.
3-199
Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. − (PT) El
procedimiento de aprobación de la gestión 2002 ha
estado marcado por el caso Eurostat y por la reforma de
la Comisión en curso. Tenemos reservas importantes
acerca de estos dos asuntos.
A pesar de los recientes escándalos y de los casos que
llevaron a la caída de la Comisión en 1999, las reformas
administrativas que se han anunciado parecen ser casi
enteramente cosméticas. La llamada «cultura
administrativa» no ha cambiado todavía, como ha
demostrado el caso Eurostat. Se necesitan medidas que
garanticen que no se oculte información vital. Deben
realizarse avances para mantener los servicios a nivel
interno, y, sobre todo, para modificar el reglamento
financiero para que la Comisión esté obligada
automáticamente a exigir un informe exhaustivo sobre la
propiedad de cualquier empresa que se presente a una
licitación para un contrato de la Comisión, así como en
lo relativo a la gestión financiera.
El caso Eurostat también resalta la necesidad de revisar
la cadena de responsabilidad en la Comisión y las
relaciones que existen entre los distintos actores clave y
los comisarios. También confirma que «ha sido un error
concentrar las competencias de elaboración del
presupuesto, contabilidad y lucha contra el fraude en las
manos de un mismo miembro de la Comisión».
También deseo expresar mi desacuerdo a nivel sectorial
con el apartado 115, que propone que un futuro
impuesto europeo sustituya a las contribuciones
nacionales de los Estados miembros al presupuesto de la
Comunidad, y con el apartado 182, que apoya la norma
n+2 para los Fondos Estructurales.
3-200
- Informe Sjöstedt (A5-0183/2004)
3-201
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Los
buenos resultados logrados por los sexto, séptimo y
octavo Fondos Europeos de Desarrollo (FED) deben
alentarnos a continuar este aspecto de importancia
crucial de la acción de la Unión Europea: ser realmente
54
solidarios con las partes del mundo más desfavorecidas,
apoyando reformas macroeconómicas o sectoriales.
Acojo con satisfacción la propuesta de que, sobre todo,
los Estados ACP (África, Caribe y el Pacífico) tengan
que aceptar la introducción de un programa multianual
para crear o reforzar una institución de auditoría
suprema antes de poder recibir ayuda presupuestaria. La
credibilidad y eficacia del FED depende en gran medida
de la transparencia de estos fondos y de las pruebas,
tanto en su origen como en su destino, de que se están
usando correctamente. Además, esto permitiría realizar
una comparación más fiable con la propia perspectiva
financiera de la UE.
Finalmente, estoy de acuerdo con la evaluación de la
Comisión de Control Presupuestario, que resalta el
hecho de que, aparte de la importancia política de la
inclusión en los presupuestos, la integración del FED en
el presupuesto general de la Unión Europea puede tener
grandes ventajas en lo relativo a la gestión
presupuestaria; por ejemplo una aplicación más eficaz,
gracias a la posibilidad de armonización de los
procedimientos existentes, una mayor flexibilidad en la
aplicación, una mayor transparencia en lo relativo a la
ayuda total de la Comunidad, y la eliminación de las
actuales complicaciones que suponen las medidas
transitorias entre los FED.
He votado a favor.
3-202
- Informe Van Hulten (A5-0218/2004)
3-203
Dehousse (PSE). – (FR) Aunque he sido elegido por la
población de las regiones belgas de Valonia y Bruselas,
señor Presidente, he apoyado, como siempre, el
mantenimiento de las actividades del Parlamento
Europeo en Estrasburgo. Mi apoyo obedece a mi
convicción de que la presencia del Parlamento Europeo
en Estrasburgo, a pesar del paso de los años y a pesar
incluso de las ampliaciones presentes o por venir, sigue
teniendo un valor simbólico considerable.
Se cree demasiado fácilmente que las antiguas heridas
han desaparecido porque ya no se habla de ellas. La
Historia debería advertirnos por el contrario de la
capacidad del pasado para resurgir, y a veces de forma
brutal, cuando menos se espera. Por esta razón, es
necesario para todo el mundo en Europa, y en primer
lugar para la juventud, mantener la presencia de la
democracia europea en la capital de Alsacia.
3-204
Berthu (NI), por escrito. – (FR) He votado a favor del
informe Van Hulten relativo a la aprobación de la
gestión en la ejecución del presupuesto 2002 del
Parlamento Europeo porque ofrece buenas orientaciones,
en particular en materia de transparencia de las dietas de
los diputados, del tipo de las que siempre hemos
defendido.
21/04/2004
De paso, convendría tomar nota del fracaso de la
estrategia del Parlamento Europeo, que desde hace
varios años asociaba la reforma del régimen de dietas a
la adopción por el Consejo de un estatuto
hiperfederalista de los diputados europeos. Pero ante la
proximidad de las elecciones, el Consejo bloqueó la
reforma del estatuto, y el Parlamento Europeo se ve
obligado a admitir que la de las dietas bien puede
efectuarse de forma independiente.
Por otra parte, el informe inicial contenía pasajes muy
lamentables que llevaban a poner en entredicho la
localización de Estrasburgo como sede oficial del
Parlamento Europeo. Felizmente, fueron suprimidos en
la votación. Estrasburgo es, en efecto, el símbolo de la
reconciliación franco-alemana, y ahora debe convertirse
en el símbolo de la reconciliación de toda Europa.
Además, sería nocivo concentrar todas las instituciones
en Bruselas, que se vería demasiado tentada a
presentarse como un distrito federal europeo.
3-205
Flesch (ELDR), por escrito. – (FR) Que nuestro colega,
el Sr. Van Hulten, aproveche la ocasión de la aprobación
de la gestión del ejercicio 2002 para abogar a favor de
una sede única para el Parlamento Europeo, en concreto
Bruselas, no es que me sorprenda. Que, para hacerlo,
maneje la hipocresía y proceda a afirmaciones contrarias
a los hechos, es indigno de su inteligencia.
El apartado 69 de su propuesta de resolución induce a
error. Da la impresión de que los importes citados de
185 y 203 millones de euros son sobrecostes derivados
del mantenimiento de tres sedes, cuando se trata de la
totalidad de los costes. Pero también una sede única
tiene un coste.
En el apartado 70 se hace una amalgama y se enuncian
antífrasis. Dejo a los colegas franceses la tarea de
responder a los ataques contra Estrasburgo. Protesto
vivamente contra las insinuaciones de que en
Luxemburgo habría problemas de acceso, problemas
sanitarios o problemas de seguridad. Eso es mala fe.
En consecuencia, he votado las enmiendas 16 a 20 del
Partido Popular Europeo (Demócrata-Cristianos) y
Demócratas Europeos con vistas a suprimir los apartados
69 a 73.
3-206
Goebbels y Poos (PSE), por escrito. – (FR) Estar a
favor de la aprobación de la gestión y sin embargo votar
en contra de la resolución presentada por el Sr. Van
Hulten es un modo de proceder que exige una
explicación.
Incluso en su forma enmendada, la resolución sigue
siendo inaceptable: en vez de limitarse a la ejecución del
presupuesto de 2002, el ponente ha hecho de ella un
cajón de sastre de sus ideas personales.
Ni las disparatadas reflexiones sobre el estatuto de los
diputados ni la propuesta relativa a las sedes del
Parlamento tienen lugar en ella.
21/04/2004
Esta última propuesta no solo constituye una violación
del artículo 284 del Tratado, sino que expresa un punto
de vista estrecho del coste financiero de la
descentralización. Si es exacto que la descentralización
tiene un precio, la concentración de todas las
instituciones europeas en Bruselas tiene también un
coste financiero y sobre todo político. En una óptica
puramente financiera, incluso calvinista, los elementos
políticos son insignificantes. Sin embargo, no lo son
para los electores.
3-207
Lulling (PPE-DE), por escrito. – (FR) No me he
sumado a la campaña para la reforma del PE destinada a
hacerlo más eficaz, transparente y responsable. Esa
campaña, lanzada por el diputado socialista Van Hulten,
pretende suprimir Estrasburgo como sede y Luxemburgo
como lugar de reunión.
De forma hipócrita, se pide a los diputados europeos y a
los candidatos a las elecciones europeas que «se
comprometan a mejorar la eficacia pidiendo que se
ponga fin a la dispersión de las instalaciones del
Parlamento Europeo (...) y dándole una sede única en
Bruselas».
Al final, he votado a favor del informe, al haber sido
aceptadas las enmiendas de mi Grupo. De no ser así, no
habría podido hacerlo, ya que el Sr. Van Hulten abusó
de su informe para hacer que se adoptara una posición
sobre la sede del PE, lo cual no es de nuestra
competencia.
Un sondeo efectuado entre funcionarios en Estrasburgo
y Luxemburgo demuestra que el 95% son contrarios a un
traslado a Bruselas. El Sr. Van Hulten ignora
olímpicamente las dificultades que este proyecto
acarrearía para las familias afectadas, así como el precio
de esta Umsiedlung, en dinero y en productividad.
No me dejo intimidar por estas maniobras y por este
chantaje con el pretexto de restaurar la credibilidad del
Parlamento Europeo.
3-208
Meijer (GUE/NGL), por escrito. − (NL) Ayer fui uno
de los que firmó el llamamiento para que los candidatos
al Parlamento Europeo para la legislatura 2004-2009
pongan fin a los gastos excesivos y al desperdicio de
dinero que supone reunirse en dos ciudades diferentes.
Hoy es posible medir el nivel de apoyo de esta medida
dentro del Parlamento de la legislatura 1999-2004, que
pronto va a abandonar sus escaños. A propuesta del
Grupo del Partido Popular Europeo (DemócrataCristianos) y los Demócratas Europeos, se realizó una
votación que rechazó el traslado de todas las sesiones a
Bruselas por una diferencia de 31 votos. Los costes de
esta negativa ascienden a 185 millones de euros anuales,
y se elevarán a 203 millones de euros tras la ampliación.
La propuesta de reembolsar solamente los costes de
desplazamiento reales en que se incurra no se incluyó en
la votación, pues primero se aprobó una propuesta
mucho más vaga sobre un estudio de los costes de
55
desplazamiento. Mi Grupo ha presentado dos propuestas
para limitar el periodo durante el cual se puede firmar el
registro de asistencia. Su limitación a las horas de sesión
fijadas se rechazó por 99 votos a favor y 355 en contra y
la abolición de la opción de firmarlo en los días en que
no hay sesiones fue rechazada por 151 votos a favor y
320 en contra. Solo se ha abandonado la opción,
introducida recientemente, de los gastos de taxi
adicionales, con 351 votos a favor y 146 en contra. Por
el momento hemos conseguido muy escasos resultados
en la lucha por reducir los costes innecesarios de este
Parlamento. En estas circunstancias concretas, es bueno
que el Consejo no haya permitido el último aumento de
sueldos.
3-209
Paulsen y Olle Schmidt (ELDR), por escrito. − (SV) El
informe del Sr. van Hulten es importante. De todos
modos, lamentamos que no se haya aceptado la solicitud
de interrumpir las actividades parlamentarias en
Estrasburgo.
Creo que deberíamos transferir todas las actividades del
Parlamento Europeo a Bruselas. Por esta razón, nos
hemos abstenido al final de la votación.
3-210
Queiró (UEN), por escrito. − (PT) La razón por la que
he votado contra este informe se refleja en las votaciones
nominales que se han realizado, sobre el Estatuto de los
diputados y sobre el mantenimiento de Estrasburgo
como sede del Parlamento.
Con relación al primer asunto, aunque estoy de acuerdo
con muchas de las enmiendas que se han presentado,
creo que solo tienen sentido si se incorporan a un futuro
Estatuto de los diputados, tal como el ponente reconoce
hasta cierto punto en su exposición de motivos. No hay
ninguna garantía de que este Estatuto entre en vigor,
como a mí me gustaría, un deseo que he expresado
claramente en votaciones anteriores. De hecho, incluso
ha sido rechazado recientemente por el Consejo.
En lo que se refiere a mantener la sede del Parlamento
en Estrasburgo, me doy cuenta perfectamente de que
cualquier cambio de la situación actual exigiría una
modificación de los Tratados. Sin embargo, no hay
razón por la que no deba expresar mi posición en la
materia, que no tiene nada que ver con tener en menor
consideración a Francia o lo francés. Lo que revela es mi
oposición de principio a una lamentable duplicación de
costes sin ningún beneficio visible, ni para la calidad de
los trabajos del Parlamento, ni para las condiciones
laborales de sus diputados y del personal.
3-211
Raschhofer (NI), por escrito. − (DE) En nombre de los
diputados del Partido Liberal Austríaco, quiero explicar
nuestro voto sobre el informe van Hulten. La razón por
la que hemos votado a favor de la enmienda 40 es que
defendemos una nueva decisión de la Mesa que no deje
lagunas que permitan el cobro de dietas adicionales por
distancia recorrida y el cobro de las horas
extraordinarias. Por ello defendemos que debe revisarse
56
la decisión de la Mesa del 8 de mayo de 2003 para
permitir el reembolso de los costes reales en que se haya
incurrido. Hemos votado contra la enmienda 1
presentada por el Grupo por la Europa de las
Democracias y las Diferencias, porque creemos que
puede interpretarse de forma que facilite la retención de
la decisión de 28 de mayo de 2003 sobre los costes, que
oculta unas dietas fijas.
Pero en la votación final hemos votado en contra del
informe porque no aborda cuestiones como la exigencia
de una sede única para el Parlamento Europeo o la
abolición de las dietas de los viernes en Estrasburgo.
Habiendo considerado todos los argumentos, deseo
recalcar que la decisión de reembolsar exclusivamente
los gastos de desplazamiento reales en que se incurra
tiene nuestro apoyo incondicional, aunque, al mismo
tiempo, lamento que no se hayan aceptado muchas de las
enmiendas.
3-212
Ribeiro (GUE/NGL), por escrito. − (PT) Apoyo este
informe para señalar que, como cabía esperar, no existe
consenso sobre el Estatuto de los diputados, un tema que
he seguido con especial interés, tanto como diputado
como en calidad de cuestor, entre 1994 y 1999.
Pienso que es un asunto político y afirmaría
inequívocamente que las dietas y los gastos de los
diputados deben basarse en la situación económica y
social del Estado miembro por el que son elegidos
porque, una vez elegidos, están en este Parlamento para
representar a sus comunidades; al menos esa es la razón
de su presencia aquí.
3-213
Sacrédeus (PPE-DE), por escrito. − (SV) He votado a
favor de las enmiendas siguientes: 1) que se permita al
propio Parlamento Europeo decidir sobre su sede
(aprobada por 275 votos a favor y 223 en contra, con 16
abstenciones); 2) que el Parlamento Europeo tenga un
lugar de trabajo único, en lugar de tres como tiene en la
actualidad: Bruselas, Estrasburgo y Luxemburgo
(aprobada por 271 votos a favor y 223 en contra, con 21
abstenciones), porque esta división de su trabajo genera
un coste adicional de 185 millones de euros al año
(aproximadamente 1 750 millones de coronas suecas) y,
tras la ampliación, de 203 millones de euros
(aproximadamente 1 850 millones de coronas suecas); 3)
que se revise el reembolso de los gastos (aprobada por
380 votos a favor y 119 en contra); 4) que el reembolso
de los gastos se base en el principio del reembolso de los
costes reales (en parte adoptada en la enmienda 40 y
aprobada por 336 votos a favor y 138 en contra, con 28
abstenciones); y 5) que los gastos en taxis no se
restituyan por separado sino que se incluyan en el
reembolso de costes general (aprobada por 351 votos a
favor y 146 en contra, con 18 abstenciones).
3-214
Santos (PSE), por escrito. − (PT) He votado en contra
del informe van Hulten, porque el ponente ha
aprovechado la oportunidad que le daba la evaluación de
la aplicación de las cuentas del Parlamento para
21/04/2004
presentar, fuera de contexto, sus propias opiniones
políticas sobre el sistema de retribución a los diputados y
sobre la ubicación de las sedes del Parlamento.
Por lo tanto, estos temas, que están causando una
profunda división dentro del Parlamento, no deben
analizarse aisladamente (como actualmente) y mucho
menos al final de una legislatura, y aparentemente como
resultado de un interés personal particular y de una
presión inadecuada de los medios de comunicación,
cuya única intención es menoscabar la legitimidad de las
próximas elecciones.
El ponente no ha servido bien esta vez a la causa
europea y, por lo tanto, no debe recibir la aprobación del
Parlamento Europeo.
3-215
- Informe Ghilardotti (A5-0253/2004)
3-216
Andersson, Färm, Hedkvist Petersen, Karlsson,
Sandberg-Fries y Theorin (PSE), por escrito. − (SV)
No queremos que la Comisión presente una propuesta
para cambiar los sistemas de accionariado nacionales.
Hemos decidido votar en contra de la redacción que pide
a la Comisión que aplique el principio de un voto por
acción porque esto no es compatible con el principio de
subsidiariedad. Una propuesta así tendría consecuencias
de gran alcance en las formas de propiedad de un buen
número de Estados miembros.
Deben respetarse los distintos sistemas nacionales de
derecho de sociedades. Tampoco podemos apoyar la
redacción destinada a facilitar la circulación de los
trabajadores, porque no tiene en cuenta los aspectos
sindicales y no viene acompañada de la exigencia de que
las empresas acepten su responsabilidad social. El
aumento de la circulación en el mercado laboral europeo
es bueno, pero no podemos aceptar la flexibilidad a
costa de los trabajadores.
3-217
Andreasen, Busk, Jensen, Riis-Jørgensen y Sørensen
(ELDR), por escrito. − (DA) Si se introduce el principio
de «un voto por acción» en toda la legislación, existe el
riesgo de que la legislación tenga efectos retroactivos,
cambiando la titularidad actual de las empresas y dando
así lugar a expropiaciones.
En lugar de ello, pensamos que el propio mercado debe
definir las formas de propiedad que desea recompensar.
Por estas razones, no podemos apoyar la introducción a
través de la legislación del principio de «un voto por
acción» como principio general.
3-218
Arvidsson, Cederschiöld, Grönfeldt Bergman,
Stenmarck y Wachtmeister (PPE-DE), por escrito. −
(SV) Hemos votado contra el informe y nuestra
justificación es la que se expone a continuación.
Se acaba de hacer un acuerdo sobre las ofertas públicas
de adquisición (relativas a la compra de empresas). Las
instituciones comunitarias deben mantener lo que se ha
21/04/2004
acordado en esas negociaciones. Este informe propone
desviaciones con respecto a dicho acuerdo. Ese
comportamiento puede generar mayores dificultades en
el futuro a la hora de lograr acuerdos, en vista de que las
instituciones no los respetan. Por lo tanto, creemos que
los puntos relativos a la ponderación de los derechos de
voto y otras formas de medidas defensivas no deben
incluirse en este informe.
Cuando la legislación europea modifica aquellos
aspectos del derecho de sociedades que se benefician de
la armonización, debe respetarse el principio de
subsidiariedad y debe evitarse en lo posible la
gobernanza empresarial centralizada. Nunca debe
infringirse de la manera propuesta la libertad de
participar en acuerdos.
Acogemos con especial satisfacción las iniciativas del
comercio y la industria en aras de una mayor
transparencia y la fiscalización de la administración y la
elaboración de informes, y esperamos que estos
principios tengan una influencia en el futuro desarrollo
europeo en este ámbito.
3-219
Beysen (NI), por escrito. − (NL) Me he abstenido en la
votación de hoy sobre la directiva sobre prácticas
comerciales desleales. La razón no es que me oponga a
este tipo de legislación en principio, sino que este es el
enésimo compromiso que se ha presentado con respecto
al mercado interior. Cuatro años después de la cumbre
de Lisboa, debo decir que se ha progresado muy poco.
Todos los días el Parlamento recomienda seguir la
estrategia de Lisboa, pero cuando realmente tiene la
oportunidad de optar por la culminación del mercado
interior mediante el mutuo reconocimiento y la máxima
armonización posible, se echa atrás. Siempre que
hablamos del consumidor, las emociones estallan. Varias
enmiendas otorgan protección al consumidor, lo cual es
bueno en sí mismo, pero por otra parte no tienen en
cuenta los costes que esto tiene para los comerciantes.
En mi opinión, este proyecto legislativo todavía no ha
encontrado el justo equilibrio.
3-220
De Rossa (PSE), por escrito. − (EN) Me complace
apoyar este informe, que mejora de modo significativo la
propuesta de la Comisión para armonizar la protección
del consumidor frente a prácticas comerciales injustas.
57
deberían incluir la obligación de informar y consultar a
los representantes de los empleados cuando se traten
decisiones importantes respecto a la continuidad de
empresas y empleos.
Por lo tanto, el Foro Europeo de Gobernanza
Empresarial que la Comisión propone convocar debería
ser representativo de todos los intereses y sindicatos, y la
sociedad civil también debería participar en el mismo.
3-221
Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. − (PT) Después
de los grandes escándalos financieros que han estallado
en todo el mundo, como los casos Enron y Parmalat, y
su naturaleza sistemática, la Comisión quiere demostrar
que ha estado trabajando en el asunto, con la idea de
mejorar la transparencia de las empresas, en otras
palabras su «gobernanza» (que parece que es la forma en
que se gobiernan) y su sentido de «responsabilidad
social».
Podría decirse que «se cierra la puerta del establo
cuando ya se ha escapado el caballo», pero si
eliminamos las declaraciones de intenciones y los
llamamientos al buen carácter de la comunidad
empresarial, todo lo que queda en el informe es
propaganda, porque los objetivos son muy diferentes. A
saber: recuperar la confianza pública, sobre todo en los
mercados financieros; flexibilizar la normativa y así
facilitar la reestructuración transfronteriza de las
empresas en la Unión Europea; aumentar la
competitividad de las empresas; y mejorar la protección
de los accionistas y los acreedores.
Consecuentemente, no estamos satisfechos de que, en
lugar de centrarse en el tema de las relaciones entre los
accionistas y los directivos, entre la propiedad y el
control, la Comisión no haya prestado mayor atención a
la protección eficaz de los trabajadores, a su
participación y la de las organizaciones que les
representan en el proceso de toma de decisiones en la
vida de sus empresas. El hecho es que estos trabajadores
tienen menos derechos que los acreedores y no deberían
tener solamente el derecho mínimo a ser informados y
consultados, sino también el derecho de participación
activa, con derecho de veto en las decisiones que son
importantes para la continuidad de la empresa y de los
puestos de trabajo.
3-222
A la vez que estoy a favor de las propuestas de la
Comisión respecto a la gobernanza empresarial, sus
objetivos políticos principales deberían incluir
referencias al fomento del desarrollo sostenible, la
justicia medioambiental y el comercio justo. También
deberían concederle una mayor importancia a la
implicación de otras partes interesadas, como
trabajadores, consumidores y representantes de la
comunidad.
La gobernanza empresarial europea y el derecho de
sociedades deben incluir estructuras y prácticas correctas
para informar y consultar a los trabajadores, y todas las
directivas europeas sobre derecho de sociedades
Queiró (UEN), por escrito. − (PT) He votado a favor
porque la legislación europea sobre derecho de
sociedades
y
gobernanza
empresarial
debe
modernizarse. Lo que está en juego son los objetivos
políticos principales (aumento de los derechos de los
accionistas y protección de terceros, mejora de la
eficacia empresarial y de la competitividad, etc.), que
deben ser la base de todas las acciones necesarias en este
ámbito en el ámbito europeo. Estas incluyen un plan de
acción que establezca un orden de prioridad de las
distintas medidas que se consideren necesarias a corto,
medio y largo plazo. Sin embargo, al elaborar este plan
de acción, debe prestarse especial atención a la
necesidad de respetar un conjunto de criterios rectores,
58
específicamente los principios de subsidiariedad y de
proporcionalidad, y un cierto grado de flexibilidad en la
utilización del plan. Además, el plan de acción es un
elemento importante para la creación, en una Europa
ampliada, de un mercado de capitales transparente y
saludable, sobre todo teniendo en cuenta los recientes
sucesos en Japón, seguidos por los de los Estados
Unidos y Europa, el caso Parmalat, más concretamente.
Un mercado así necesita más medidas útiles para una
gestión financiera sólida, con el fin de impedir
escándalos semejantes y las consecuencias económicas y
sociales que acarrean.
3-223
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) He votado
a favor de este informe, en el que la Comisión
recomienda actualizar el marco regulador europeo sobre
derecho de sociedades y gobernanza empresarial,
proponiendo medidas encaminadas a aumentar la
competitividad empresarial en cuanto componente
esencial del crecimiento económico y la creación de
empleo, a mejorar la protección de los accionistas y los
acreedores y a mejorar la transparencia del
funcionamiento de las empresas.
Sin embargo, aunque apoyo el informe y aunque el
ponente es socialista, he votado en contra de las
enmiendas presentadas en una fase posterior por el
Grupo Socialista.
Tampoco puedo aceptar el apartado 21 del texto original,
que, utilizando el falaz argumento de que garantizaría la
igualdad de trato para todos los accionistas, pide a la
Comisión que acepte el principio de «un voto por
acción».
En contra de lo que se plantea en ese apartado, la
igualdad de trato para los accionistas no tiene nada que
ver con el principio de «un voto por acción».
Además de ser un asunto que corresponde a las
organizaciones sociales, las normas que vinculan la
participación social de los accionistas con el derecho de
voto son las normas de la proporcionalidad, en las que se
respeta plenamente la igualdad.
3-224
- Chipre (B5-0188/2004)
3-225
Berthu (NI). – (FR) Señor Presidente, el proyecto de
plan de reunificación de Chipre apoyado por la
Comisión, tal como acaba de ser votado por el
Parlamento Europeo, no nos conviene en absoluto.
Para llegar a todo trance a este acuerdo, se han hecho a
Turquía concesiones difícilmente admisibles. Cuando
está ocupando ilegalmente el Norte de la isla y ha sido
condenada por todo el mundo a escala internacional –
hay que recordarlo, pues acabaríamos por olvidarlo–, se
le concede el derecho a mantener un régimen controlado
por su ejército, 100 000 colonos que ha instalado en el
norte de Chipre y todo tipo de restricciones a la libertad
21/04/2004
de circulación entre las dos partes, sin contar con los
obstáculos persistentes a la libertad religiosa.
En estas condiciones, este plan parece tener un único
objetivo: hacer desaparecer, incluso al precio de las
peores concesiones, incluso echando la culpa a los
grecochipriotas, un problema que podría obstaculizar la
entrada de Turquía en la Unión Europea. Los que han
votado hoy la resolución favorable a este plan se han
comportado, por tanto, como partidarios de la entrada de
Turquía.
3-226
Alyssandrakis (GUE/NGL), por escrito. – (EL) En un
momento en que el Consejo de Seguridad de las
Naciones Unidas se niega a adoptar una postura, la UE y
el Parlamento Europeo están apoyando con todo su peso
el plan Annan, coaccionando al pueblo y a las fuerzas
políticas de Chipre.
La resolución aprobada es un grave insulto al pueblo
chipriota, por cuanto les pide «que sean plenamente
responsables, coherentes y comprometidos con su
condición de ciudadanos comunitarios». Ensalza el plan
Annan como un brillante ejemplo para la solución de
problemas internacionales igualmente complicados y
mantiene que establece un sistema federal de
intergubernamentalismo que funciona. Por supuesto, no
incluye ni una palabra sobre la invasión y ocupación
turcas, las bases británicas y las potencias garantes.
Ninguna alusión a la vergüenza que supone la presencia
de tropas turcas en territorio de la UE.
Tan repulsivas como el contenido de la resolución han
sido las posiciones de numerosos «amigos» de Chipre,
incluyendo al presidente Pat Cox, los comisarios
Verheugen y Patten y algunos diputados griegos. El
Presidente ha acusado a los medios de comunicación
chipriotas de exclusión en un momento en que él mismo,
en una entrevista concedida a un periódico chipriota, se
despachaba a gusto sobre la falta de valentía e
imaginación de sus dirigentes. Los comisarios se han
expresado en términos inaceptables, extremadamente
despectivos e insultantes, como si estuvieran
dirigiéndose a sus súbditos.
El Partido Comunista de Grecia apoya al pueblo
chipriota, grecochipriotas y turcochipriotas por igual, y
condena categóricamente toda forma de presión,
amenaza o coacción.
3-227
Chountis (GUE/NGL), por escrito. – (EL) Sorpresa y
enfado ha causado la postura adoptada por el Sr.
Verheugen, que ha marcado la pauta para el desmedido
catálogo de peligros y presiones que hemos oído en la
sesión de hoy. El Comisario ha sobrepasado las
atribuciones que le otorga su papel institucional y la
necesidad de respetar los derechos democráticos de los
que la Comisión es, supuestamente, guardiana. No
deberían adoptarse tales posturas cuando la base común
adoptada por todos los partidos griegos es que el pueblo
chipriota debe decidir sin presiones, valorando sin prisas
21/04/2004
las posibilidades y los riesgos que implican los posibles
resultados del referendo.
Además de la viabilidad y factibilidad de la solución
propuesta, se necesitan garantías de seguridad y
garantías para la aplicación de los acuerdos. Si el
Parlamento adoptara una postura de este tipo, haría una
valiosa aportación para cumplir las condiciones previas,
y me estoy refiriendo al apoyo a la solución de la
inmensa mayoría de los grecochipriotas y de los
turcochipriotas, de modo que la unificación de la isla
pueda avanzar y las dos comunidades se reconcilien en
el marco de una federación formada por dos zonas y dos
comunidades.
La resolución, en lugar de adoptar una línea de presión,
debería haber enfatizado claramente el respeto por la
decisión que tomen los chipriotas, sea cual sea, y aceptar
las enmiendas constructivas propuestas por el Grupo
GUE/NGL y la coalición de diputados del Sr.
Papayannakis para asegurar acciones y garantías claras.
Como consecuencia del rechazo de las enmiendas
positivas, no puedo adoptar este texto y me he abstenido
en la votaciσn final.
3-228
Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. − (PT)
Reafirmamos nuestra solidaridad con el pueblo chipriota
en su lucha contra la ocupación militar por parte de
Turquía y su contienda a favor de la unificación de su
país.
Creemos que es una cuestión de principios y un requisito
fundamental garantizar que se respete la decisión
soberana del pueblo chipriota sobre su presente y su
futuro –que corresponde exclusivamente al pueblo
chipriota– sin ninguna interferencia, chantaje o presión,
del todo inaceptables, sobre todo en lo relativo al plan
presentado por el Secretario General de las Naciones
Unidas el 31 de marzo y que será sometido a referendo
el 24 de abril. Por esta razón, rechazamos firmemente
toda intención o intento de renegociar el Tratado de
Adhesión de la República de Chipre a la Unión Europea
o de estudiar la adhesión de Turquía a la Unión Europea
cuando no se han cumplido de ningún modo los
llamados «criterios de Copenhague», así como cualquier
intento de «legitimar» la ocupación de Turquía de parte
de Chipre.
Esta es la razón de nuestro voto en contra de la
resolución, que ni siquiera tenía en cuenta las enmiendas
presentadas por nuestro Grupo.
3-229
Korakas (GUE/NGL), por escrito. – (EL) El plan
Annan desentona totalmente con las resoluciones de las
Naciones Unidas. Olvida el delito de invasión y
ocupación, reconoce, recompensa y proclama garante al
conquistador. Crea un estado que es único en los anales
del derecho internacional y que no es viable.
Básicamente, crea dos Estados, con economías,
comercios, industrias, políticas agrícolas y políticas de
empleo separadas.
59
Deja sin resolver grandes problemas con respecto al
retorno de los refugiados, la compensación por la
propiedad y la presencia de colonos. Crea una situación
de tensión constante entre las dos comunidades, dejando
la puerta abierta a nuevas intervenciones, incluidas las
militares.
Se está poniendo al pueblo chipriota bajo una presión
intolerable y se le está sometiendo a todo tipo de
coacciones.
Consideramos
inadmisibles
las
declaraciones hechas hoy por el Sr. Verheugen y otros,
así como las catastrofistas amenazas sobre lo que
ocurrirá en caso de que no acepten el plan Annan.
Condenamos especialmente la desgraciada y lamentable
advertencia del Sr. Verheugen a los chipriotas de que si
no votan a favor, se doblará el número de tropas y
colonos ocupantes. ¡Y le han aplaudido por eso! ¡Es una
desgracia! Esta es la UE «de la paz», como el Sr.
Verheugen ha afirmado hoy. Consideramos inaceptable
que los Estados Unidos y la UE sigan recordando a los
chipriotas que se trata de una oportunidad única (¿para
quién exactamente?).
El Partido Comunista de Grecia expresa una vez más
todo su apoyo al pueblo chipriota. La única solución
aceptable es la aplicación de las resoluciones existentes
de las Naciones Unidas y los acuerdos de la cumbre
sobre un Chipre unido e independiente sin bases ni
tropas extranjeras, un hogar común federal con dos
comunidades y dos zonas para los turcochipriotas y los
grecochipriotas, sin garantes ni protectores extranjeros.
3-230
Meijer (GUE/NGL), por escrito. − (NL) Durante
cuarenta años, los grecochipriotas han insistido en la
reunificación de su isla. Para la minoría turcochipriota
del norte, esto era inaceptable, porque temían convertirse
en una minoría desfavorecida en su propio país. Ahora,
la mayoría de los chipriotas turcoparlantes está
probablemente a favor de la reunificación y la
reconciliación sobre la base del plan del Secretario
General de las Naciones Unidas. En él se propone un
modelo de Estado al estilo belga, una federación de dos
estados federales monolingües. Parece que la mayoría de
la población grecoparlante va a votar en contra el 24 de
abril, ya que quiere más derechos para sí misma y menos
para la minoría turcoparlante. Quiere aplicar la
precondición unilateral de que Chipre se convierta en un
estado unificado grecoparlante en el que se permita vivir
a determinados turcos. A este paso, nunca se logrará
llegar a un acuerdo entre las dos naciones y la
separación fronteriza de alambre de espino permanecerá
para siempre. Al igual que la mayoría de los Grupos, el
comisario Verheugen se siente ahora estafado, y con
toda razón. Ya previne contra esta posibilidad el 5 de
septiembre de 2001, cuando debatimos el informe Poos
sobre la adhesión de Chipre a la UE. Admitiendo
inicialmente solo a la parte grecoparlante en la UE, los
turcos se verían obligados a elegir entre la pobreza fuera
de la UE o la sumisión dentro del Chipre Estado
miembro de la UE. Tras el fracaso del referendo
60
21/04/2004
tendremos que buscar otra forma de admitir a la parte
turcoparlante en la UE, si así lo desea.
que pueden canjearse por un valor desconocido en un
plazo de 20 a 25 años.
3-231
No se permite a Chipre contribuir a la política de
seguridad y defensa de la UE o apoyarla en su territorio
sin la aprobación del Gobierno turco. En la práctica,
Chipre no será Estado miembro de la UE con todas las
de la ley.
Patakis (GUE/NGL), por escrito. – (EL)
Inmediatamente después de Helsinki, el Partido
Comunista de Grecia afirmó que el procedimiento para
integrar a Chipre en la UE se estaba utilizando como un
sistema para tratar de lograr que se produzca la
definitiva partición de Chipre. Cito esto para destacar
que el curso de los acontecimientos estaba prescrito
desde el momento en que la resolución del problema de
Chipre pasó a ser urgente y necesaria en aras de los
intereses de la UE y no de los del pueblo chipriota.
En realidad, ¿cómo podían revertirse los resultados de la
invasión y ocupación turca de 1974 si la UE nunca ha
abordado el problema de Chipre en cuanto tal y nunca ha
hecho de la retirada de la ocupación de Chipre una
precondición para la integración de Turquía? ¿Cómo
podía conseguirse una solución justa con la participación
de la UE y de los Estados Unidos si lo que pasó en 1974
es práctica habitual hoy en día por parte de las potencias
imperialistas en Yugoslavia, Afganistán, Iraq y
Palestina? ¿Cómo puede expresar el Secretario General
de las Naciones Unidas algo diferente de lo dicho por la
coalición de fuerzas internacionales, es decir, el nuevo
orden imperialista?
Por ello no es ninguna paradoja que el plan Annan
pisotee anteriores resoluciones de las Naciones Unidas y
acuerdos de las dos comunidades, estableciendo una
llamada confederación de un Estado, única en los anales
del derecho internacional y dividida bajo un
protectorado extranjero.
El Partido Comunista de Grecia expresa su entera
solidaridad con toda la nación chipriota. Les pedimos
que hagan lo mismo y detengan esta flagrante coacción.
3-232
Sacrédeus (PPE-DE), por escrito. − (SV) He votado en
contra de la resolución (aprobada por 422 votos a favor
y 30 en contra, con 47 abstenciones), antes de los
referendos de Chipre del 24 de abril, porque el
Parlamento Europeo estaría contribuyendo con su
aprobación a la ocupación turca de la parte norte de la
isla.
La resolución apoya claramente el plan Annan.
Anteriormente, el Parlamento Europeo ha hecho
referencia de forma coherente a las resoluciones de las
Naciones Unidas sobre Chipre, exigiendo el cese de la
ocupación y la finalización de la división del país.
Se prevé reducir el número de fuerzas de ocupación,
pero está previsto que sigan ahí durante un periodo no
especificado. Se sigue otorgando a Turquía el derecho a
intervenir unilateralmente y su ocupación continúa,
aunque se va a reducir del 37% al 28,5% de la isla.
Se permite que una serie de refugiados chipriotas
griegos retornen a sus hogares ocupados. A otros se les
ofrece una compensación financiera en forma de bonos
Se otorga a los ciudadanos turcos los mismos derechos
para visitar y permanecer en Chipre que a los ciudadanos
griegos. Chipre no puede incorporarse a la cooperación
Schengen, porque toda la población turca tendría entrada
libre a la zona Schengen.
Se ha urgido a los presidentes de Chipre a que soliciten
que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos anule las
sentencias en las que se otorgaba a los refugiados
grecochipriotas el derecho a recuperar sus propiedades
en la parte norte de la isla.
3-233
Souchet (NI), por escrito. – (FR) Hemos votado en
contra de la resolución que apoya el plan Annan, cuyo
desequilibrio y falta de equidad son flagrantes y que por
ello no puede constituir una base sólida y duradera para
resolver la cuestión de Chipre. Esta resolución está en
consonancia con las presiones y chantajes ejercidos por
la Comisión sobre los grecochipriotas, presiones y
chantajes de los que hemos tenido una nueva muestra
esta mañana con la intervención en el pleno del
Comisario Verheugen. Esas presiones adoptan la forma
tanto de una culpabilización inadmisible de los que se
atrevan a votar en contra del plan que se les quiere
imponer como de promesas de maravillosas ayudas
financieras si el voto es el deseado.
En realidad, la Comisión solo persigue un objetivo:
blanquear a Turquía, haciendo olvidar que está en el
origen de la invasión de la parte norte de Chipre y que la
sigue ocupando militarmente. ¡Qué importa que sea al
precio de un acuerdo que pisotea los derechos de los
grecochipriotas! Lo esencial es que Turquía, cuyo
Gobierno islamista sostiene naturalmente el plan Annan,
aparezca como un candidato respetable y digno de entrar
en la Unión Europea. Los que han apoyado la resolución
del Parlamento Europeo han tomado partido claramente
a favor de la entrada de Turquía en la Unión Europea.
3-234
- Informe Radwan (A5-0192/2004)
3-235
Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. − (PT) Este
informe pretende acelerar la creación de un espacio
único de pagos para el euro antes de 2010, haciendo así
otra contribución a la culminación del mercado interior.
Se está dando prioridad, en nombre de la competencia, a
los intereses de los operadores económicos en
detrimento de la protección del consumidor.
Es interesante advertir que la principal preocupación del
ponente es la eficacia del sector de los pagos, que se
considera «insatisfactoria». Sin embargo, no se dice
21/04/2004
nada sobre los cargos que deben pagar los consumidores,
ni sobre el aumento de las tasas y comisiones por las
operaciones de servicios de pago, como por ejemplo las
transferencias de dinero, que se han producido,
especialmente en el sector bancario, tras la entrada en
circulación del euro, penalizando duramente a los
consumidores, sobre las que no se ha realizado ningún
estudio serio y para las que no existe una legislación
adecuada.
Sin embargo el ponente rechaza con celeridad la idea de
que se pida cuentas a los proveedores de servicios de
pago en caso de disputas entre vendedores y clientes, la
idea de un cargo máximo para el cierre de cuentas
bancarias y la idea de limitar la contribución personal de
los clientes en caso de transacciones no autorizadas.
Considera también excesiva la obligación de los
operadores de proporcionar información a sus clientes.
Por eso hemos votado en contra del informe.
Nosotros también tenemos reservas sobre la forma del
futuro marco jurídico para los pagos nacionales, puesto
que está claro que los consumidores no deberían
soportar condiciones menos favorables que las vigentes
actualmente.
3-236
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) La
necesidad de ampliar y completar el mercado interior
exige que los servicios de pagos sean más eficaces. La
introducción, a comienzos de 2002, de los billetes y
monedas del euro ha ayudado a mejorar la eficacia de
los pagos en metálico. La introducción de nuevos
sistemas, como TARGET, para el sector bancario ha
racionalizado también las transferencias transfronterizas
de grandes sumas, con ventajas visibles para los
consumidores, adoptando un enfoque coordinado para la
seguridad de las transacciones y para la eficacia y la
velocidad del sistema.
Los déficits apreciados en el sector en relación con las
transferencias transfronterizas de pequeñas sumas
residen aparentemente en la insuficiencia del marco
legal en el ámbito europeo que la Comisión propone
presentar; sin embargo, la estructura de este marco, la
forma y el número de los instrumentos legales todavía se
desconoce. Acojo con satisfacción, en principio, la
intención anunciada por la Comisión, aunque estoy de
acuerdo con algunas de las observaciones del ponente,
sobre todo con su advertencia de que las iniciativas
legislativas deben limitarse al «panorama general» y a
una serie de ámbitos seleccionados, dando a los propios
operadores económicos el margen de maniobra
necesario para su autorregulación.
3-237
- Informe Wijkman (A5-0261/2004)
3-238
De Rossa (PSE), por escrito. − (EN) Me complace
apoyar este informe y la Comunicación IPP, que busca
el apoyo del desarrollo sostenible mediante la reducción
del uso de los recursos y del impacto negativo de la
eliminación de residuos, y mediante la reducción del
61
impacto medioambiental de productos a lo largo de su
ciclo de vida.
La Comisión hace mucho hincapié en «trabajar con el
mercado». Un enfoque así tiene claros méritos, pero solo
tendrá éxito en un medio ambiente en el que los precios
de los «productos verdes» estén en una situación
favorable respecto al resto de productos. La aplicación
del principio de quien contamina paga sería un paso
clave en esta dirección.
Espero que la Comisión responda a este informe y tome
medidas urgentes para presentar una directiva marco
para IPP basada en principios y objetivos claramente
definidos y que incluya las demandas específicas
contenidas en este informe.
3-239
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Esta
comunicación de la Comisión, que se deriva de la
consulta con las partes interesadas que se realizó tras la
aprobación del Libro Verde sobre la IPP (política
integrada de productos), en febrero de 2001, define las
medidas que la comunicación adoptará para seguir
adelante con la IPP en el ámbito europeo, con el objetivo
de limitar el impacto medioambiental de los productos
durante su ciclo de vida.
El enfoque IPP de la Comisión consiste en seguir
trabajando para lograr el desarrollo sostenible
incluyendo en la práctica a todas las partes interesadas,
como los que trabajan en los proyectos, los distintos
sectores industriales, minoristas y consumidores,
creando un adecuado marco económico y legal
(adquisiciones empresariales más razonables desde el
punto de vista ecológico, fomento del etiquetado
ecológico) y fomentando la investigación (redacción de
proyectos piloto para productos específicos).
Como ya he señalado en muchas ocasiones, es preciso
conseguir que la industria y los productores europeos
sean conscientes de la importancia del crecimiento
económico verdaderamente sostenible y de los sistemas
de producción sostenibles, lo que incluye el reciclado, el
tratamiento de residuos, la protección del agua, etc., para
estar a la altura de la mayor conciencia sobre el tema de
la propia opinión pública europea. Este asunto está
adquiriendo una importancia cada vez mayor en la
política de la Unión y esta Comunicación es un paso en
esta dirección. Por lo tanto, he votado a favor.
3-240
- Informe Sterckx (A5-0257/2004)
3-241
Pex (PPE-DE). − (NL) Señor Presidente, tal como
señalé durante el debate de ayer, he votado a favor del
informe Sterckx porque es sensato. Sin embargo, da al
pueblo europeo una falsa sensación de seguridad. Ayer
me informaron de que el plan de acción de la Agencia
Europea de Seguridad Marítima no puede aplicarse por
razones presupuestarias. Esto significa que, tanto en
términos cualitativos como cuantitativos, no hay una
62
21/04/2004
capacidad suficiente para garantizar la seguridad de los
ciudadanos a lo largo de las costas europeas.
nueva organización paralela en la forma de un servicio
de guardacostas europeo.
Eso significa que todo el trabajo que hemos hecho ha
llegado a una decepcionante conclusión, sobre todo
porque sabemos que los Estados miembros se niegan a
participar en la introducción de sanciones penales. Como
consecuencia, a lo que hemos propuesto aquí le falta
sustancia, lo cual es muy lamentable, pero eso no me ha
impedido votar a favor del informe. Sin embargo, opino
que es necesario definir claramente las responsabilidades
y así debe reflejarse en el acta de esta Cámara.
Punto 17: Tenemos nuestras dudas sobre la financiación
europea de los lugares de refugio. Creemos que aquellos
países que ya han aceptado su responsabilidad y han
financiado lugares de refugio a lo largo de sus costas no
deberían verse obligados por la negligencia de los otros
Estados a crear lugares de refugio.
3-242
Andersen, Bonde y Sandbæk (EDD), por escrito. −
(DA) El Movimiento de Junio ha decidido hoy votar a
favor del informe sobre el refuerzo de la seguridad
marítima, puesto que, como es natural, apoyamos todos
los comentarios sensatos sobre consideraciones
medioambientales y la lucha contra la contaminación por
petróleo.
Es preciso señalar, sin embargo, que el Movimiento de
Junio no puede apoyar la idea de un servicio de
guardacostas europeo. Los Estados miembros deben ser
los que establezcan el control de sus aguas y sus costas.
No hay razón para que la UE se implique en esto.
Además, el Movimiento de Junio ha decidido no votar ni
a favor ni en contra de la enmienda 5, puesto que no
podemos apoyar el deseo de mayor armonización. Sin
embargo, al mismo tiempo consideramos necesario
detener la despiadada explotación que sufren las
tripulaciones de muchos buques.
3-243
Figueiredo (GUE/NGL), por escrito. − (PT) Acogemos
favorablemente la aprobación de dos propuestas
importantes que hemos vuelto a presentar en el pleno.
- La primera reconoce que, para garantizar la seguridad
marítima, los miembros de las tripulaciones deben estar
cualificados, tener horarios y condiciones de trabajo
dignos y un salario razonable y que la explotación que se
produce en incontables buques debe terminar. Esta es la
razón por la que se pide a la Comisión que adopte
medidas legislativas para armonizar y mejorar esta
profesión en el ámbito europeo y que trabaje para
conseguir este objetivo en el ámbito de la OMI.
- La segunda recomienda que la UE emprenda acciones
para prohibir los pabellones de conveniencia en las
aguas territoriales europeas.
Por ello hemos votado a favor.
3-244
Hedkvist Petersen y Theorin (PSE), por escrito. −
(SV) Estamos dando esta explicación del voto en
relación con los siguientes puntos.
Punto 13: Celebramos el aumento de la cooperación
europea entre los servicios de guardacostas nacionales
en lo que respecta a las operaciones comunes, la
planificación y el desarrollo de competencias. Por lo
tanto, no creemos que sea necesario desarrollar una
3-245
Korakas (GUE/NGL), por escrito. – (EL) El informe
de la comisión temporal es un nuevo intento de encubrir
la política contraria a los intereses de la clase trabajadora
en el sector del transporte marítimo y las reacciones por
parte del movimiento sindical y popular ante los delitos
marítimos, en los que docenas de trabajadores del mar
pierden sus vidas todos los años y que tienen graves
consecuencias para el medio ambiente.
La afirmación realizada en el informe de que el 80% de
los accidentes se deben a errores humanos es incorrecta,
nada científica y sospechosa, porque pretende encubrir
la responsabilidad de las empresas navales y los
Gobiernos, ocultando el deterioro de la formación naval
y restando importancia a las consecuencias de una flota
obsoleta,
controles
defectuosos,
tripulaciones
insuficientes y la intensificación del trabajo de los
trabajadores del mar.
Los accidentes están relacionados directamente con la
impunidad reinante, especialmente en los registros
segundos de los Estados miembros de la UE y en los
barcos que navegan con pabellones de conveniencia. Se
ha demostrado que las sociedades de clasificación
operan como un mecanismo de encubrimiento de las
infracciones de la legislación y perpetúan la impunidad
de los armadores al expedir certificados que, en muchas
ocasiones, no reflejan el estado real del buque.
Las propuestas de la Comisión y del Parlamento
encubren las responsabilidades y fomentan el
comportamiento de los grandes monopolios marítimos y
terrestres y, con el pretexto de luchar contra el
terrorismo, fomentan medidas que lesionan los derechos
fundamentales de los trabajadores del mar.
Exigimos la liberación inmediata del capitán del
petrolero Prestige y su vuelta a Grecia.
3-246
Krivine (GUE/NGL), por escrito. – (FR) Dieciocho
personas murieron en enero de 2004 en el naufragio del
carguero Rocknes junto a las costas noruegas en medio
de la indiferencia general. ¡El transporte marítimo sigue
estando sujeto a la ley de los «granujas del mar» y la
Unión Europea no hace nada! Tres años después de la
adopción de los paquetes legislativos «Erika», siete
Estados miembros (Italia, Grecia, Finlandia, Bélgica,
Luxemburgo, Austria y los Países Bajos) todavía no han
incorporado a su legislación nacional las decisiones
comunitarias.
21/04/2004
Es urgente poner fin al sistema de conveniencia en el
transporte marítimo. Prohibamos los pabellones de
conveniencia, empezando por los de la UE.
Garanticemos un alto nivel de formación y de
remuneración a las gentes del mar. Dotémonos de los
medios para hacer que se apliquen las legislaciones
mediante un refuerzo del cuerpo de inspectores o la
creación de un cuerpo europeo de guardacostas. Por
último, hagamos toda la luz sobre las responsabilidades
en el naufragio del Prestige, en particular las del
Gobierno Aznar.
Con la integración de Chipre y de Malta, la UE será la
primera potencia marítima mundial. tendrá capacidad
para cambiar las normas de la Organización Marítima
Internacional (OMI) en un sector sujeto a la
globalización capitalista. Sin esta voluntad, seguiremos
observando, impotentes, la devastación humana, social y
medioambiental. El informe Sterckx es desde este punto
de vista muy insuficiente.
3-247
Marques (PPE-DE), por escrito. − (PT) Felicito al Sr.
Sterckx por su informe sobre la seguridad marítima, que
apoyo plenamente.
Comparto la preocupación por la seguridad marítima
expresada por la Comisión Temporal sobre el Refuerzo
de la Seguridad Marítima y por el propio ponente, que
recuerda a todas las partes implicadas que la seguridad
marítima es un asunto que sigue precisando una atención
política sustancial y duradera. Esto determinará la
calidad y la seguridad de los buques que navegan por las
aguas europeas y de los buques europeos en todo el
mundo, así como la protección de las costas y de los
ciudadanos europeos.
Apoyo firmemente las medidas aprobadas en este
campo, particularmente las que prohíben que los buques
monocasco transporten aceites pesados en aguas
comunitarias y las que otorgan mayores competencias a
la Agencia Europea de Seguridad Marítima.
Voy a concluir recalcando algo a lo que me he referido
en varias ocasiones durante mi mandato: la seguridad es
responsabilidad de todos y requiere el compromiso de
todos.
3-248
Meijer (GUE/NGL), por escrito. − (NL) El Gobierno de
España, que fue responsable del desastre del petrolero
Prestige y del derrame de fuel oil en las costas de
España, Francia y Portugal, ha perdido las elecciones.
Para prevenir una posible contaminación de petróleo en
un puerto español, se ordenó al capitán de este barco que
se alejara de la costa y finalmente naufragara en mar
abierto, como consecuencia de lo cual el desastre fue
mucho mayor. De las 77 000 toneladas de crudo a bordo,
43 000 toneladas se han recuperado, y se calcula que
14 000 toneladas todavía se encuentran a bordo. Esto
significa que 20 000 toneladas desaparecieron en el mar
y que la costa de Galicia seguirá contaminada durante
mucho tiempo. El informe tiene razón al criticar a los
Países Bajos y a Bélgica por no considerar urgente,
63
aparentemente, la aplicación del control estatal de los
puertos y la inspección de los buques por parte de las
sociedades de clasificación. Se han hecho propuestas
para la designación de puertos de refugio, una cobertura
de seguros obligatoria que permita cobrar los daños y
costes a los armadores, el uso de transmisores para hacer
un seguimiento de los contenedores perdidos y una
observancia
más
estricta
de
las
normas
medioambientales y de seguridad en vigor. Todas estas
propuestas han recibido mi apoyo. Es lamentable que el
servicio de guardacostas europeos que parece que se
planea crear no solo se vaya a utilizar para la protección
común del medio ambiente, la seguridad y el
cumplimiento de las restricciones en materia de pesca,
sino que estará también vinculado directamente a la caza
de inmigrantes y posibles terroristas y a continuar la
construcción de un superestado europeo.
3-249
Ribeiro e Castro (UEN), por escrito. − (PT) Como
consecuencia de una resolución del PE de septiembre de
2003, inspirada por los desastres de los petroleros Erika
y Prestige, se creó una comisión temporal para tratar
específicamente temas relacionados con la seguridad
marítima.
Esta comisión ha mantenido varias audiencias con
expertos y líderes de los países de la Unión, que la han
ayudado a obtener una comprensión más precisa del
asunto. Su actividad llega a su fin con la aprobación en
el pleno de una resolución destinada a resumir sus
aproximadamente seis meses de duración.
Lamentablemente, debido a que algunas de las
contribuciones se contradecían entre sí, esta comisión
temporal no ha podido aclarar plenamente las causas y
las circunstancias del hundimiento del Prestige, un
aspecto al que hace referencia el informe Sterckx.
Comparto la preocupación del ponente, sobre todo
cuando se centra en las formas de mejorar la seguridad
marítima y e insiste en algunos aspectos que considero
importantes, como la necesidad de que la UE trabaje
conjuntamente con los países afectados por desastres
marítimos, la publicación de una lista negra de buques a
los que debe prohibirse la entrada en los puertos de la
UE y el desarrollo de un sistema de detección de buques
que transporten mercancías peligrosas por mar.
Aunque, hasta la fecha, la comisión temporal ha servido
para mantener el interés de las instituciones, los Estados
miembros y otras organizaciones implicadas en este
sector, ahora depende de estos asimilar de esta
preocupación y, sobre todo, no olvidar que...
(Explicación de voto acortada de conformidad con el
apartado 1 del artículo 137 del Reglamento)
3-250
Souchet (NI), por escrito. – (FR) Estaba fuera de toda
duda que pudiéramos votar favorablemente el informe
Sterckx, porque condena las medidas de Málaga
adoptadas conjuntamente por Francia y España para
mayor beneficio de la seguridad marítima europea, pero
64
21/04/2004
que, a ojos de la mayoría de este Parlamento, presentan
el defecto inherente de tener su origen en una
cooperación entre Estados miembros y no un
procedimiento supranacional. Me sorprende además que
diputados franceses se hayan sumado a la condena
categórica de una iniciativa, adoptada por los Sres.
Chirac y Aznar, que mejora considerablemente la
seguridad de nuestras costas, de nuestras poblaciones
marítimas y de nuestros pescadores.
Si nos hemos abstenido finalmente con respecto al
informe Sterckx, ha sido para tener en cuenta la
adopción de una serie de enmiendas positivas que
mejoran el texto, relativas en particular a la necesidad de
proscribir los pabellones de conveniencia de las aguas
europeas y de prever, en caso de marea negra, una
reparación íntegra de los daños por parte de todos los
implicados, en el marco de una Organización Marítima
Internacional (OMI) cuya estructura debe ser
profundamente renovada.
3-251
El Presidente. − Con esto concluye la votación.
(La sesión, suspendida a las 14.50 horas, se reanuda a
las 15.00 horas)
3-252
PRESIDENCIA DEL SR. PROVAN
Vicepresidente1
3-253
Bienvenida
3-254
El Presidente. − Señorías, me complace dar la
bienvenida esta tarde, en nombre del Parlamento
Europeo, a dos representantes eminentes de la Iniciativa
de Ginebra para la paz en el Oriente Próximo: el ex
presidente de la Knesset, el Sr. Avraham Burg, y el ex
Ministro de Información de la Autoridad Palestina, el Sr.
Yasser Abed Rabbo.
Espero que las reuniones que tuvieron ayer y han tenido
esta mañana con la Comisión de Asuntos Exteriores,
Derechos Humanos, Seguridad Común y Política de
Defensa, las delegaciones para las relaciones con Israel y
el Consejo Legislativo palestino y los representantes de
los Grupos políticos hayan sido productivas. El vivo
interés mostrado por los diputados en estas reuniones es
testigo del apoyo entusiasta del Parlamento Europeo a la
Iniciativa de Ginebra.
Les damos la bienvenida. Espero que aprecien que esta
tarde la asistencia es muy reducida en la Cámara porque
hace tan solo ocho minutos que terminamos nuestras
votaciones. Creo que todos están disfrutando de su
comida en este momento.
Gracias por su visita.
3-255
Relaciones transatlánticas (continuación)
1
Aprobación del Acta de la sesión anterior: Cf. Acta.
3-256
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede a la continuación del debate de las
declaraciones del Consejo y de la Comisión sobre
relaciones trasatlánticas.
3-257
Boudjenah (GUE/NGL). – (FR) Señor Presidente, le
doy las gracias, aunque lamento que el Sr. Patten quizás
no haya tenido tiempo aún de regresar a la sesión. En
varias ocasiones, he estado sumamente preocupado,
como otros, por el unilateralismo de los Estados Unidos.
La lista es larga, en materia de seguridad colectiva, de
derechos humanos, de desarrollo o de protección del
medio ambiente. ¿Qué tipo de propuesta es oportuno
hacer en materia de relaciones transatlánticas a pocas
semanas de la Cumbre de Dublín? ¿Acaso el mejor
«servicio» que la Unión podría prestar a esta
cooperación no sería dar muestras de espíritu crítico
hacia los puntos de vista norteamericanos en varios
ámbitos, y sobre todo tomar la iniciativa en distintas
direcciones?
Pienso antes que nada en la dolorosa situación del
Oriente Próximo. El Sr. Prodi ha calificado el asesinato
del jefe de Hamás de acto ilegal e irresponsable.
También he oído y anotado lo que ha dicho el Consejo
en el debate de esta mañana. No obstante, apenas pocos
días después de que Bush haya dado luz verde dada a la
continuación de la política de ocupación y
fragmentación del territorio palestino, ¿cuándo se
decidirá Europa a tomar las valientes iniciativas que hay
que tomar y para las cuales tiene los medios: suspender
el acuerdo UE-Israel, exigir el envío de una fuerza de
protección internacional, y convocar una conferencia
internacional que podría apoyarse en particular en los
protagonistas del Acuerdo de Ginebra?
En el Iraq, la ceguera de la administración Bush, que
provoca dramas humanos cotidianos, debería llevar a la
Unión Europea, también aquí, a un compromiso mucho
mayor para que se realice lo más rápidamente posible
una verdadera transferencia de soberanía garantizada por
las Naciones Unidas. La actitud crítica también viene a
cuento con respecto al proyecto norteamericano del gran
Oriente Próximo en su conjunto, que pretende imponer
desde el exterior un «kit de democracia» que garantice
sobre todo los intereses económicos y estratégicos
norteamericanos, tal como los definió Bush. Por último,
el imperativo de la lucha contra el terrorismo no puede
justificar una deriva hacia la seguridad que resulte
discriminatoria. Asimismo, me preocupan las
declaraciones del Consejo y de la Comisión de hoy, que
pasan por encima del rechazo del Parlamento a la
transferencia de los datos personales de los pasajeros
aéreos.
Al margen de medidas de seguridad evidentemente
indispensables, respetuosas con el Estado de Derecho, la
respuesta al terrorismo no puede pasar por alto las
causas de este. Tomar la iniciativa en el Fondo
Monetario Internacional o en la Organización Mundial
del Comercio para reducir las desigualdades mundiales
podría ser también una aportación europea útil.
21/04/2004
3-258
Lagendijk (Verts/ALE). – (NL) Señor Presidente,
Europa y los Estados Unidos tienen mucho en común, y
la necesidad de un diálogo entre los dos es evidente,
pues ninguno puede resolver los problemas mundiales
por sí solo. Sin embargo, que quede claro: sería un
diálogo entre socios que tienen opiniones básicamente
diferentes sobre una serie de asuntos esenciales, algunos
de los cuales quiero mencionar.
En el corazón de la estrategia de seguridad europea se
encuentran la prevención de conflictos y la implicación
preventiva. Para la estrategia de Bush lo esencial son los
ataques armados preventivos. El objetivo de la UE es el
refuerzo de las Naciones Unidas; el de los Estados
Unidos es el multilateralismo a la carta vía las Naciones
Unidas, si es posible y le conviene a Washington, y
obviando a las Naciones Unidas si no le conviene. La
ambición de la UE es detener la distribución de armas de
destrucción masiva. Oficialmente, esa es también la
línea adoptada por los Estados Unidos, pero, al mismo
tiempo, se está protegiendo a regímenes amigos,
incluyendo a Israel en Palestina, y los Estados Unidos
siguen desarrollando las llamadas minibombas
nucleares. La Unión Europea está a favor de la Corte
Penal Internacional para reforzar el derecho
internacional. Los Estados Unidos están poniendo su
máximo empeño en hacer la vida lo más difícil posible a
la Corte Penal.
La Unión Europea es una superpotencia civil o, mejor
dicho, podría serlo, si se concentrase más en mejorar sus
puntos fuertes, o los que podrían ser sus puntos fuertes.
Estos puntos son la prevención de conflictos, el refuerzo
de la organización multilateral, el comercio –el comercio
justo, si de mi Grupo dependiera– y la acción militar,
bajo la bandera de las Naciones Unidas, solo si se
demuestra que es inevitable.
En Iraq, los Estados Unidos han aprendido por las malas
que no pueden solucionar los problemas de los
regímenes dictatoriales y el terrorismo sin la ayuda de
las Naciones Unidas y de Europa. Sin embargo, que
quede claro: esto es exactamente igual de aplicable a la
Unión Europea. Por esto es mejor para Europa la
adopción de una política de unión de fuerzas con los
Estados Unidos en todo lo posible, aunque no debe
dudar en negar su cooperación si esto se demuestra
necesario, no porque políticos idealistas piensan así, sino
porque nuestros ciudadanos esperan que Europa hable
con una sola voz y actúe con firmeza para contener a los
Estados Unidos si es necesario.
3-259
Belder (EDD). – (NL) Señor Presidente, la angustia en
Iraq es más grave que nunca. Esta información me llegó
una vez más a casa a través de una llamada telefónica
que recibí desde Bagdad el lunes por la tarde. Mi
informante iraquí está directamente comprometido, nada
menos que en el Ministerio de Educación, con la
reconstrucción de su país natal, esa Mesopotamia
variopinta y en ruinas que es Iraq. Criticó muy
duramente a los Estados Unidos y a la Unión Europea.
Si los socios transatlánticos no unen por fin sus fuerzas,
65
tanto en lo militar como en lo económico, en pro de un
futuro mejor para Iraq, esto podría explotar en cualquier
momento. ¿Qué significa en la práctica este urgente
llamamiento desde Bagdad?
Significa que la OTAN debe pacificar Mesopotamia,
preferentemente bajo mandato de las Naciones Unidas, y
que debe haber un generoso plan Marshall para
neutralizar la influencia de los grupos radicales.
Personalmente, deseo respaldar firmemente este
llamamiento dentro del Consejo y de la Comisión. Esta
es la única forma de que la Unión Europea demuestre
que es un socio sólido para los Estados Unidos. Es la
única forma de que las instituciones europeas
demuestren que quieren asumir la responsabilidad
política de un mundo que parece estar listo para que lo
asalten las fuerzas del mal supremo que son los
terroristas, para los que la vida humana no tiene
importancia, ya sea la de sus compatriotas iraquíes, sus
correligionarios o la de los españoles. Según la Biblia,
una casa dividida no puede subsistir. Esto se aplica con
más razón a la propia Unión Europea.
3-260
Beysen (NI). – (NL) Señor Presidente, desde la guerra
en Iraq las relaciones transatlánticas se han agriado. Esto
ha generado mucha tensión dentro de la actual Unión
Europea. Parece que esta tensión va a permanecer, con
seguridad al menos inicialmente, después de la
ampliación. Esta es una conclusión muy triste, porque
estoy convencido de que Europa se está confundiendo de
enemigo. Después de todo, la cuestión no es cómo puede
Europa ser un contrapeso al poder de los Estados
Unidos, sino cómo podemos luchar mejor contra el
terrorismo internacional. En mi opinión, solo es posible
detener al terrorismo mediante la solidaridad
transatlántica y la acción colectiva. Es por esto que los
líderes políticos europeos deben desempeñar un papel
importante. Más concretamente, este Parlamento debe
subrayar más enfáticamente cuánto puede perder Europa
en caso de que la tensión continúe y los beneficios que
obtendría de una cooperación real con los Estados
Unidos. Con este mensaje me despido del Parlamento
Europeo.
3-261
Elles (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, quisiera
empezar agradeciendo a la Presidencia la hospitalidad
mostrada en Irlanda. Sin duda fue una ocasión
memorable, aunque no supe que estábamos en la
circunscripción del Sr. Roche. No cabe duda de que
fuimos muy bien recibidos y la hospitalidad fue
extraordinaria. Muchas gracias, señor Roche.
El espíritu de sus observaciones y las del Comisario
Patten demuestra que, a pesar de las enormes
dificultades que hemos tenido en las relaciones
trasatlánticas en los últimos meses, podrían alcanzarse
muchas cosas en esta cumbre UE-Estados Unidos si
tenemos el coraje suficiente para hacerlo. Las
observaciones realizadas me animan a poder realizar
progresos reales.
66
Mi primer punto tiene que ver con la cuestión del
estudio conjunto –que usted ha mencionado, señor
Comisario– considerando los aspectos económicos. Y lo
acojo con gran satisfacción porque si podemos examinar
las barreras al comercio que todavía persisten, podemos
aspirar a un mercado trasatlántico libre de barreras. Es
posible que tenga usted el valor de decir que esto debería
hacerse en un período de diez años. Eso exhortaría de
modo genuino a las comunidades de ambas partes a
superar los obstáculos que quedan.
Mi segundo punto, quizás igual de importante, es que
deberíamos considerar el marco más amplio de las
relaciones trasatlánticas. Como usted ha dicho, señor
Comisario, son tantos los temas que forman parte de esta
agenda: el medio ambiente, la política exterior, la
política industrial y social y, como hemos visto, también
los datos personales de los pasajeros o PNR. Ahora
necesita un nuevo marco que los tenga en cuenta, y, en
particular, que acerque el diálogo parlamentario al
marco más amplio de la relación.
Por ello acojo con satisfacción el hecho de que desee
realizar una revisión independiente. Espero que nuestros
amigos norteamericanos también compartan este deseo,
para que en la cumbre UE-Estados Unidos del año que
viene, cuando tengamos una nueva administración,
podamos allanar el camino para que se logre un acuerdo
más amplio, posiblemente un acuerdo de asociación
entre la UE y los Estados Unidos, quizás para el año
2007.
Muchas gracias por sus comentarios. Le deseo lo mejor,
Presidente en ejercicio, y espero que cuando venga a
Dublín tengamos una declaración que establezca el
futuro de la relación que tanto europeos como
norteamericanos pueden reconocer.
3-262
Swoboda (PSE). – (DE) Señor Presidente, señor
Presidente en ejercicio del Consejo, Comisario Patten, si
echamos una mirada atrás sobre el último debate y lo
comparamos con la situación que tenemos hoy,
lamentablemente no tenemos más remedio que concluir
que la brecha en las relaciones entre los Estados Unidos
y Europa al menos no ha disminuido. Todos teníamos la
esperanza de que mejorara con el paso del tiempo.
Examinando nuestro informe, nuestra declaración,
nuestra moción de resolución, veo tres temas políticos
principales: el fortalecimiento de la Naciones Unidas, la
situación en Oriente Próximo y la lucha contra el
terrorismo. En los tres, considerados de forma realista y
no solo optimista, existen tres grandes diferencias.
En lo que se refiere al fortalecimiento de las Naciones
Unidas, no veo ningún cambio de énfasis en la política
de los Estados Unidos. Si realmente queremos que las
Naciones Unidas se impliquen más en Iraq, debemos ser
muy cautos, porque deben ser realmente las Naciones
Unidas y no las Naciones Unidas actuando como una
extensión de las potencias ocupantes en ese país. En
caso contrario, se verán arrastradas en la misma vorágine
de violencia y represalias que los norteamericanos.
21/04/2004
El hecho es que en la propia región no ha quedado nada
de la iniciativa para un nuevo Oriente Próximo, que fue
anunciada a bombo y platillo. Quisiera que pudiéramos
unirnos a los norteamericanos para llegar hasta la raíz de
los problemas y concebir una estrategia global para el
Oriente Próximo que, con toda seguridad, no puede
centrarse únicamente en Israel y Palestina.
También creo que todavía hay diferencias graves en lo
relativo a la lucha contra el terrorismo. Hoy he
escuchado al Comisario Patten –como siempre ha sido
un placer hacerlo– y estoy de acuerdo con muchos de
sus argumentos. Se equivoca sobre el sentido de mi voto,
pero tiene razón en muchas más cosas. Debemos ser
muy cuidadosos sobre esto, y quizás tengamos que ir
hasta el límite máximo de lo que es legalmente factible
para poder defendernos realmente del terrorismo, pero lo
que es esencial es que combatamos sus causas y existen,
como antes, grandes diferencias en la forma en que
Europa y los Estados Unidos de América abordan esta
cuestión.
3-263
Jonckheer (Verts/ALE). – (FR) Señor Presidente, esta
mañana, escuchando al Sr. Patten, me impresionó que
declarase que, al cabo de cinco años de mandato de
Comisario, consideraba que la situación internacional
era más peligrosa que cinco años atrás. Comparto esa
apreciación. Quizás habría que subrayar más de lo que lo
hacemos en esta resolución que uno de los componentes
de esa peligrosidad es la política unilateral y, ante todo,
la nueva doctrina norteamericana en materia de
unilateralismo. Pienso que este aspecto falta
enormemente en la propuesta de resolución. Es la razón
por la que apoyamos la mayoría de las enmiendas que se
han presentado.
Pondré tres ejemplos extremadamente pertinentes de las
expectativas que suscita la Unión Europea. En la
Comisión de Asuntos Exteriores, Derechos Humanos,
Seguridad Común y Política de Defensa, escuchamos
ayer a los Sres. Burg y Abed-Rabbo. Hubo una demanda
muy explícita de que la Unión Europea y los Ministros
de Asuntos Exteriores apoyaran, con mucha más fuerza
de lo que han hecho hasta ahora, la iniciativa de
Ginebra. Hubo también una demanda de que la Unión
Europea tomara la iniciativa en el apoyo a
organizaciones
independientes,
bajo
control
internacional, en Palestina. Habría que mencionar
claramente estos puntos en nuestro proyecto de
resolución.
Por último, yo quisiera también que la Unión Europea
tuviera más en cuenta los estudios internacionales. Se
han citado algunos. Este verano se publicó un informe
bajo la égida de la Organización Mundial del Trabajo
que formulaba propuestas concretas para la buena
gobernanza económica y las normas en materia de
globalización.
Si no comprendemos, como hemos dicho con frecuencia
aquí y como el Comisario Patten repite a menudo, que la
21/04/2004
lucha contra la pobreza es uno de los elementos
fundamentales de la lucha contra el terrorismo, y si no
seguimos las recomendaciones de los informes
internacionales en los que nosotros mismos
participamos, perderemos toda credibilidad. Este es el
tipo de mensaje que hay que hacer llegar también a la
administración Bush.
3-264
Salafranca Sánchez-Neyra (PPE-DE). – (ES) Señor
Presidente, los Estados Unidos, con solamente el 3 % de
la población mundial, son capaces de producir
aproximadamente el 30 % de los bienes y servicios.
China, con una población seis veces mayor y con una
extensión mucho más grande, produce solamente el 3 %.
Rusia, hoy se sitúa, en términos del producto interior
bruto, por debajo de Suiza. Con esto quiero decir que es
claro que estamos asistiendo a una hegemonía política y
militar de los Estados Unidos sin precedentes.
Pero también es justo decir que es por sus propios
méritos. Creo que tenemos que concluir que si Europa
quiere desarrollar todas sus potencialidades tenemos que
hacerlo en una cooperación leal con los Estados Unidos.
Esta cooperación leal no quiere decir que Europa tenga
que expedir un cheque en blanco; Europa tiene sus
propias posiciones en lo que se refiere a la pena de
muerte, el Tribunal Penal Internacional, el protocolo de
Kioto, las leyes de efecto extraterritorial o la política
comercial.
67
multilaterales, grupos de reflexión neoliberales y
políticos de esta Cámara. Nunca ha sido objeto de un
debate público en toda regla, aunque será el mayor
proyecto de desregulación acometido jamás. No creemos
que sea en interés de las personas normales.
En segundo lugar, quiero instar al Consejo a que plantee
con los colegas de los Estados Unidos la cuestión del
Iraq, y en particular, la reciente masacre de Faluya, y no
utilizo la palabra masacre a la ligera. Las imágenes del
trato dado por parte de los militares estadounidenses al
levantamiento de Faluya han conmocionado al mundo.
Más de 600 iraquíes han sido matados o heridos en las
dos últimas semanas por las bombas de los Estados
Unidos y operaciones terrestres, pero los Estados
miembros de la UE no han condenado las acciones
militares de los Estados Unidos. Puede que acepten las
garantías del comandante de los marines de los Estados
Unidos cuando dice que sus hombres están «entrenados
para utilizar con precisión potencia de fuego». Sin
embargo, más de 350 muertos en Faluya eran mujeres y
niños. A la luz de la utilización por el ejército de los
Estados Unidos de una fuerza injustificada y
desproporcionada, y dado el elevado precio de muertes
en este asedio, insto al Consejo a que plantee su
preocupación por los derechos humanos en este diálogo
transatlántico y que solicite una comisión de
investigación independiente respecto a las acciones del
ejército de los Estados Unidos en la región de Faluya.
3-266
Es preciso, también, que tomemos en consideración que
las relaciones entre la Unión Europea y los Estados
Unidos se basan en unos valores comunes, en una
historia compartida, y creo que es importante no olvidar
que el vínculo transatlántico está en el código genético
de la Unión Europea y en una pasión común por la
libertad.
Además, creo que es importante no olvidar que hay una
extraordinaria interdependencia en los ámbitos
económicos y comerciales. Hoy las cuatro quintas partes
de las inversiones nuevas que se producen en Europa
provienen de los Estados Unidos y no hay que olvidar
que los 15 Estados miembros actuales de la Unión
invierten en el Estado natal del Presidente Bush, en
Texas, más de lo que invierte Japón en los 50 Estados de
la Unión.
Por eso, señor Presidente, quiero coincidir con una frase
feliz del Comisario Patten, que empleo con frecuencia en
mis discursos, que es que todo aquello que queremos
conseguir como europeos lo podremos conseguir mucho
más fácilmente si colaboramos con los Estados Unidos y
estoy seguro de que los Estados Unidos podrán
conseguir aquello que pretenden si colaboran con
nosotros.
3-265
Lucas (Verts/ALE). – (EN) Señor Presidente, quiero
plantear dos cuestiones en el minuto que tengo. En
primer lugar, la propuesta de lanzar un mercado
trasatlántico es la idea principal de la Red de Política
Transatlántica, que está formada por corporaciones
Collins (UEN). – (EN) Señor Presidente, en primer
lugar quisiera felicitar al Ministro Roche y al Comisario
Patten por las excelentes intervenciones que ambos han
realizado hoy aquí, intervenciones que sus Señorías
deberían leer detenidamente, puesto que se beneficiarán
considerablemente si lo hacen.
Ahora el Gobierno norteamericano debe estar
empezando a ser consciente de que el unilateralismo
simplemente no es el camino a seguir si queremos
abordar los graves problemas a los que se enfrenta la
comunidad internacional. Ahora está más claro que
nunca que el Gobierno norteamericano tenía un plan
para eliminar la dictadura de Sadam Husein en el Iraq,
pero que no tenía, ni tiene, una estrategia de salida del
Iraq.
Esta es la raíz del problema político que ahora tenemos
delante. Los sistemas multilaterales tienen más éxito y
reivindican una mayor legitimidad en la defensa del
respeto al Estado de derecho en las relaciones entre
países. El multilateralismo efectivo supone un
compromiso de colaboración para resolver las raíces del
conflicto, para promover el respeto de los derechos
humanos y crear los mecanismos necesarios para
resolver las diferencias de modo pacífico. Un orden
internacional basado en el derecho e instituciones
internacionales fuertes, como las Naciones Unidas, son
fundamentales
para
abordar
los
problemas
internacionales.
68
La cooperación multilateral redunda en interés de todos
nosotros, y especialmente sirve a los intereses de
Estados más pequeños que, a falta de poder militar,
deben confiar en la construcción del apoyo a un sistema
fuerte basado en el derecho. Hemos depositado nuestra
fe en el régimen multilateral de desarme y en los
tratados y acuerdos de no proliferación.
Sin duda, la guerra del Iraq ha creado tensiones entre
muchos países de la Unión Europea y con el Gobierno
norteamericano. La verdadera cuestión ahora es
encontrar el mejor modo de reconstruir las relaciones
entre la Unión Europea y los Estados Unidos de
América. Deberíamos recordar que en las relaciones
europeo-norteamericanas, es mucho más lo que nos une
que lo que nos divide, aunque eso no significa que no
tengamos nuestras diferencias. Tenemos nuestras
diferencias respecto al Protocolo de Kioto, tenemos
nuestras diferencias respecto a una serie de cuestiones
comerciales, pero estamos en una posición más fuerte
para promover el Estado de derecho y para promover la
democracia cuando la Unión Europea y el Gobierno
norteamericano son capaces de trabajar juntos, en lugar
de trabajar en distintas direcciones.
3-267
Morillon (PPE-DE). – (FR) Señor Presidente, la
perspectiva de la Cumbre Estados Unidos-Unión
Europea prevista en Dublín para dentro de dos meses
justifica el debate de hoy, por una vez con la necesaria
antelación sobre el acontecimiento. Esto debería ser la
norma en esta Cámara.
Me alegra que, en esta ocasión, el proyecto de resolución
elaborado por el presidente de la Comisión de Asuntos
Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad Común y
Política de Defensa, el Sr. Brok, se extienda sobre las
cuestiones de seguridad y defensa que justificarían, si
fuera necesario, una reafirmación del lazo trasatlántico,
tensado hasta el extremo con ocasión de la crisis iraquí.
En vísperas de nuestra próxima sesión plenaria, que será
testigo de la realización de la ampliación que hoy se ha
aprobado, sería conveniente repetir lo que manifestamos
ya el pasado mes de abril con ocasión del informe de
iniciativa sobre la política de defensa europea, cuyas
conclusiones fueron aceptadas por nuestros socios del
Tratado y darán lugar, espero, a decisiones positivas al
término de las deliberaciones de la Conferencia
Intergubernamental.
¿Qué dijimos entonces, señor Presidente en ejercicio del
Consejo, señor Comisario Patten? Dijimos que era
bueno repetir simplemente que hoy la OTAN sigue
siendo una garantía fundamental para la estabilidad y la
seguridad trasatlántica y que, por esta razón, conviene
reforzar tanto las capacidades de la OTAN como las de
la Unión Europea.
En efecto, seamos conscientes, Señorías, de que
nosotros, los europeos, somos responsables en parte del
unilateralismo que tanto reprochamos a los
norteamericanos, simplemente porque desde hace años
21/04/2004
nos negamos a compartir con ellos la carga de la defensa
de nuestros valores comunes. Por ello, me congratulo del
compromiso en este sentido recientemente reafirmado
por nuestro Parlamento y la Convención.
3-268
Van Orden (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente,
muchos de nosotros, especialmente en esta parte de la
Cámara, desean reforzar las relaciones con los Estados
Unidos. En estos tiempos peligrosos tiene una
importancia vital que las democracias se acerquen y que
cualquier diferencia se minimice. Me anima gran parte
del positivo y constructivo lenguaje de la resolución que
tenemos ante nosotros, y me complace especialmente
que la Comisión de Asuntos Exteriores, Derechos
Humanos, Seguridad Común y Política de Defensa
aprobara mi enmienda, que solicitaba el establecimiento
de un mercado único transatlántico para 2015. Ahora
debemos trabajar para convertir esa aspiración en una
realidad.
Por ello, es una pena que lo que por otra parte es una
buena resolución se vea arruinada por ciertos ataques
contra los Estados Unidos o un subtexto que tiene poco
que ver con las relaciones transatlánticas y más con la
obsesiva tendencia a favor de cierto tipo de Estado
europeo.
Sin duda, los integracionistas visualizan únicamente dos
interlocutores en la relación transatlántica, los Estados
Unidos y la UE. La ambición también es que la UE
hable en nombre de los países europeos en la OTAN y
en las Naciones Unidas. Desde luego, en el proyecto
objetable de Constitución europea existe el requisito de
que el nuevo Ministro de Asuntos Exteriores de la UE
deba defender la presencia de la UE en el Consejo de
Seguridad de las Naciones Unidas en determinadas
circunstancias.
Como representante del Reino Unido, no puedo aceptar
que la Unión Europea nos represente en nuestros tratos
con los Estados Unidos en materia de defensa y
seguridad. Durante más de cincuenta años, la OTAN ha
proporcionado el foro en el que las naciones de Europa y
América del norte han debatido las grandes cuestiones
de seguridad de nuestro tiempo y han acordado las
acciones necesarias. Las dificultades surgen cuando
entran en escena otras instituciones. Sugerir que el
desarrollo de una capacidad militar autónoma de la UE
tiene algo que ver con el refuerzo de la OTAN o está
motivado por el deseo de trabajar en estrecha
cooperación con los Estados Unidos, confunde a
nuestros propios ciudadanos y aliados.
No veo, entre muchos Estados miembros de la UE,
voluntad de contribuir con más recursos militares a la
defensa de las democracias, y escasea la voluntad
política de abordar firmemente las amenazas de
seguridad a las que nos enfrentamos. No queremos ver a
la UE tan implicada en la política de defensa. Acogemos
con satisfacción un progreso rápido en la creación de un
mercado único transatlántico.
3-269
21/04/2004
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, de nuevo
quisiera agradecer a los diputados sus intervenciones,
que no podré abordar en su totalidad. El Parlamento es
muy consciente de lo vital que es la relación
transatlántica. De hecho, casi suscribo la presentación
del Sr. Van Orden cuando ha dicho que todos los ataques
deberían parar, pero lamentablemente comparto con él
su descripción del nuevo Tratado Constitucional. Ese es
un debate para otro momento. Tiene razón en que es
demasiado fácil caer en la trampa de atacar la relación
transatlántica, y a los norteamericanos en especial.
Conocemos la historia compartida de Europa y América
del Norte, cómo la historia ha tomado forma y cómo ha
dado forma a los valores que ambos compartimos; el Sr.
Collins lo ha señalado. Sin embargo, con demasiada
frecuencia salen a colación las diferencias entre los
Estados Unidos y Europa. Es hora de fomentar el
elemento positivo de la relación y de ver lo que podemos
lograr juntos, en lugar de centrarnos continuamente en
las cuestiones sobre las que no podemos llegar a un
acuerdo. Deberíamos considerar el modo de convertir las
ideas compartidas en una realidad común. Ese es el reto
al que se enfrentan los líderes políticos en Europa y en
los Estados Unidos. Como todas las estrechas relaciones
de cooperación, no siempre estamos de acuerdo en todas
las cuestiones. Incluso los matrimonios más felices a
veces tienen discrepancias. Sin embargo, debemos
trabajar para mantener nuestro diálogo y cooperar en
ámbitos de interés común.
El Sr. Suominen tenía razón al decir que señalar con el
dedo no es atractivo ni productivo. Sin duda estoy de
acuerdo con esa opinión. Cuando el Sr. Collins señaló
los beneficios de un enfoque multilateralista eficaz,
como se ve desde el punto de vista de Europa, lo hizo sin
la necesidad que sienten algunas personas de atacar el
punto de vista norteamericano. Simplemente planteó el
hecho de que existen dos puntos de vista distintos y
propuso que trabajáramos para elaborar una síntesis en
lugar de generar desacuerdo.
El hecho es que estamos trabajando con éxito con
nuestros socios de los Estados Unidos en una amplia
gama de cuestiones de política exterior, cuestiones
comerciales y cuestiones económicas en un espíritu de
colaboración. Desde luego, existen y seguirán existiendo
desacuerdos. La realidad de que mucho de lo que
hacemos en esta relación es positivo no debería verse
oscurecida por los desacuerdos del momento.
El Sr. Belder ha mencionado el Plan Marshall. Ha sido
muy interesante y oportuno que lo haya hecho, porque
tenemos que recordar que si no fuera por la
extraordinaria generosidad de los Estados Unidos y el
Plan Marshall, ¿dónde estaría Europa y dónde habría
estado esta Unión?
La próxima cumbre UE-Estados Unidos de junio es
vital. Es muy importante en cuanto a la relación, y es
importante que compartamos opiniones, debatamos
diferencias e identifiquemos con más claridad los
ámbitos de cooperación. La Presidencia irlandesa está
69
trabajando mucho para garantizar una cumbre con éxito.
Eso no quiere decir que seamos supinos o que a veces no
acordemos estar en desacuerdo en algunas cuestiones:
sin duda lo haremos. Sin embargo, en la Presidencia
haremos todo lo posible para volver a situar la relación
en un camino positivo y productivo.
Quisiera mencionar, ya que lo han hecho varias de sus
Señorías, que lo que decimos en Europa se amplifica en
los Estados Unidos, y que lo que decimos aquí con
bastante frecuencia se desfigura allí. A menudo me
asombra, cuando estoy en los Estados Unidos, el modo
en el que con frecuencia se entiende mal a Europa y a
veces se desfigura. Sin embargo, no me cabe duda de
que, a veces, los visitantes de los Estados Unidos que
escuchan nuestros debates quedarán desconcertados por
el modo en el que se percibe, se malinterpreta y se
desfigura a los Estados Unidos aquí en Europa. Como
políticos, tenemos la responsabilidad de informar a
nuestros ciudadanos de los aspectos positivos de la
relación, no obstante el hecho de que a veces haya
problemas respecto a la misma. En el pasado, la relación
ha sido increíblemente positiva, y creo que este seguirá
siendo el caso.
Un orador ha dicho que este ha sido un buen debate y un
buen momento para celebrarlo. Estoy de acuerdo.
Agradezco a sus Señorías sus intervenciones, en toda su
diversidad. Aunque no será posible seguir todos los
consejos que se han proferido de modo simultáneo, creo
que es importante decir que la Presidencia ha escuchado
con detenimiento lo que esta Cámara ha tenido que decir
sobre este asunto.
3-270
Brok (PPE-DE), presidente de la Comisión de Asuntos
Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad Común y
Política de Defensa. – (DE) Señor Presidente, le
quedaría sumamente agradecido si me permitiese decir
una cosa más sobre las relaciones transatlánticas.
Quisiera instar a la Cámara a apoyar esta resolución
porque, como el debate ha demostrado, tenemos que
fortalecer las relaciones transatlánticas para que dejen de
estar basadas en la OTAN y en la política de seguridad y
podamos ampliarlas y profundizarlas. La Presidencia del
Consejo apoyará esto y estoy seguro de que la Comisión
también lo hará. La idea del mercado transatlántico es
ciertamente un asunto de mucha importancia y por ello
tendría sentido que una Cumbre UE/EEUU reuniese a un
grupo de expertos para que realicen durante los
próximos meses los estudios necesarios para permitirnos
implicarnos más en este proyecto. Su importancia no es
meramente económica; tendrá un efecto directo en la
profundización de las relaciones transatlánticas.
Sin embargo, también hay que decir que mi comisión, al
contrario que la comisión principal, opina que debemos
acoger con satisfacción el resultado de las negociaciones
de la Comisión sobre el transporte aéreo, para impedir
que las cosas se compliquen más en el momento actual
para las personas que viajan mucho y que, también aquí,
70
21/04/2004
debemos buscar un enfoque práctico para fortalecer las
relaciones incluso en la era del terrorismo.
Universal de los Derechos Humanos e incluidos en el
artículo 1 del acuerdo.
3-271
Todos sabemos que siguen existiendo grandes
preocupaciones con respecto a los derechos humanos y
los principios democráticos en el Pakistán. De hecho,
estas preocupaciones constan en la resolución y han sido
reconocidas en el trabajo de la comisión. Puedo entender
perfectamente que la comisión necesitara tiempo para
sopesar detenidamente los pros y los contras de la
cuestión y me gustaría extender mi agradecimiento a los
miembros de la comisión y en particular a su presidente,
el Sr. Brok, y al ponente, el Sr. Cushnahan, por el
trabajo que han hecho en este sentido. Puedo garantizar
al Parlamento que el Consejo conoce bien las
preocupaciones que se han aireado en la comisión y que
se toma esas preocupaciones muy en serio.
El Presidente. − He recibido una propuesta de
resolución1 presentada de conformidad con el apartado 2
del artículo 37 del Reglamento.
El debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas.
3-272
Pakistán
3-273
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate conjunto sobre:
- las declaraciones del Consejo y la Comisión relativas a
la situación en el Pakistán
y el
- informe (A5-0275/2004) del Sr. Brok, en nombre de la
Comisión de Asuntos Exteriores, Derechos Humanos,
Seguridad Común y Política de Defensa, sobre la
propuesta de decisión del Consejo relativa a la firma del
Acuerdo de Cooperación entre la Comunidad Europea y
la República Islámica del Pakistán.
3-274
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, recuerdo una
ocasión en la que un importante político irlandés fue
descrito en términos muy poco halagüeños porque
siempre estaba interviniendo. No seguiré dando detalles
sobre la cita, pero estará disponible para quien quiera
consultarla en privado más adelante.
Quiero dar las gracias a la Cámara por esta oportunidad
de abordar la situación en el Pakistán. Sé que se trata de
una cuestión sobre la que hay división de opiniones. El
Consejo considera de vital importancia que la Unión
Europea continúe reforzando sus relaciones con el
Pakistán. El propio Pakistán comparte esta opinión.
Una relación reforzada entre la Unión Europea y el
Pakistán no solo es importante para ambas partes.
También es importante en el contexto del papel regional
del Pakistán en el sur de Asia. Por lo tanto, me satisface
saber que la Comisión de Asuntos Exteriores del
Parlamento –y veo que el Sr. Brok está aquí para
exponer sus opiniones– aprobó la semana pasada la
conclusión del acuerdo de tercera generación con el
Pakistán y que, en consecuencia, el Parlamento someterá
hoy a votación una resolución al respecto.
El Parlamento está al tanto de la opinión del Consejo de
que el acuerdo es un elemento importante para crear una
relación reforzada con el Pakistán. En esta relación, el
Pakistán puede demostrar su compromiso con el respeto,
la protección y la promoción de los derechos humanos y
los principios democráticos, reflejados en la Declaración
1
Cf. Acta.
A finales de febrero del presente año, el Ministro de
Asuntos Exteriores irlandés, el Sr. Brian Cowen, en su
calidad de Presidente en ejercicio del Consejo de
Ministros, comunicó esas preocupaciones al Presidente
Musharraf y al Ministro de Asuntos Exteriores pakistaní,
cuando la troika ministerial de la Unión Europea visitó
Islamabad. También se abordaron las revelaciones bien
documentadas relativas al Dr. Khan y la proliferación de
la tecnología nuclear. La troika ministerial de la Unión
Europea expresó su gran preocupación por estas
revelaciones. Por su parte, el lado pakistaní aseguró a la
Unión Europea que las revelaciones continuarán siendo
investigadas exhaustivamente. La Presidencia espera que
esta investigación sea completa y creíble. La Unión
Europea seguirá pendiente de esta cuestión.
Hay otras cuestiones políticas que generan gran
preocupación. La situación en el Parlamento pakistaní,
donde el sistema de comisiones todavía no está
plenamente establecido, no es ni mucho menos ideal.
Por otra parte, el 13 de abril, el Sr. Hashmi, Presidente
de la Alianza para la Recuperación de la Democracia,
fue condenado a un total de 23 años de cárcel, por lo que
las autoridades pakistaníes llaman «incitación al ejército
a sublevarse». La Unión Europea ha expresado y
continuará expresando a las autoridades pakistaníes su
preocupación por estas cuestiones y las implicaciones
que podrían tener para las futuras relaciones entre la
Unión Europea y el Pakistán.
Está también la postura de las minorías religiosas y los
periodistas, que han estado sometidos a limitaciones con
respecto a la libertad de expresión, detenciones
arbitrarias y cosas peores. Estamos preocupados por
todas estas cuestiones. No obstante, el lado positivo del
asunto es que el acuerdo de tercera generación reforzaría
la plataforma desde la que la Unión Europea podría
transmitir a las autoridades pakistaníes de más alto nivel
la importancia que concede a las relaciones con el
Pakistán y, en el marco de esas relaciones, nuestras
preocupaciones relativas a los derechos humanos, la
democratización, la no proliferación y otras cuestiones
vitales.
21/04/2004
También quiero mencionar que la conclusión del
acuerdo de tercera generación prepara el camino para la
conclusión inmediata de las negociaciones técnicas que
ya se están manteniendo entre la Comisión y el Pakistán
con respecto al acuerdo de readmisión. Es importante
tener en cuenta que se han producido algunos otros
avances positivos. Durante la visita de la troika
ministerial a Islamabad, la Unión Europea acogió con
satisfacción el importantísimo acuerdo al que acaban de
llegar el Pakistán y la India con respecto a las
modalidades para un diálogo mixto entre los dos
vecinos, incluida la cuestión de Jammu y Cachemira. No
solo favorece a la región, sino también a la Unión
Europea y a la comunidad internacional más amplia que
se apoyen y fomenten estos avances positivos.
También acogemos con satisfacción el compromiso del
Presidente Musharraf sobre la lucha contra el terrorismo.
Subraya el papel regional fundamental del Pakistán, que
tiene que ver con la situación en el Afganistán y su
naciente proceso democrático.
También me gustaría señalar, como algo positivo, que se
ha progresado notablemente en la cuestión del Tasman
Spirit desde nuestra última reunión. Tras los pasos tan
positivos de las autoridades pakistaníes en respuesta a
repetidas declaraciones europeas, las ocho personas han
sido puestas en libertad y ya han sido devueltas a sus
hogares. No me cabe duda de que sus Señorías valorarán
este avance, como hace la Presidencia. Tampoco me
cabe duda de que se sentirán en cierto modo satisfechas,
porque la vigilancia y atención que este Parlamento ha
demostrado con respecto a esta cuestión ha sido muy
útil.
En definitiva, aunque siguen existiendo motivos de
preocupación con respecto al Pakistán, el Consejo
considera que la Unión Europea debe abordar estas
cuestiones con el Pakistán, en lugar de aislarlo. El
Consejo continuará esforzándose por resolver estas
preocupaciones que quedan, compartidas por el
Parlamento, en interés del Pakistán, de toda la región, de
la Unión y, sobre todo, en interés de la paz en la
comunidad internacional.
3-275
Patten, Comisión. − (EN) Señor Presidente, acojo con
satisfacción la votación de la Comisión de Asuntos
Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad Común y
Política de Defensa en su reunión del 11 de abril, para
recomendar la aprobación del Acuerdo de Cooperación
de tercera generación con el Pakistán. Sé perfectamente
que se aprobó por un margen mínimo y que para muchos
miembros de la comisión esta no fue una decisión
tomada a la ligera. Respeto plenamente la postura de
principios adoptada por el ponente durante las
deliberaciones que tuvieron lugar en el Parlamento
Europeo. Considero a mi honorable amigo un amigo de
la democracia y de los derechos humanos en Asia, y ha
llevado a cabo una importante labor como observador
principal del proceso electoral de la Unión Europea en el
Pakistán y Sri Lanka.
71
A pesar de que estoy de acuerdo con muchas de las
opiniones del ponente, no puedo apoyarle en su
recomendación de dejar el acuerdo en suspenso. Esto se
debe a que, a fin de cuentas, creo que deberíamos
considerar este acuerdo una oportunidad de alcanzar un
compromiso positivo con el Pakistán, como socio
importante en una región sensible. Por consiguiente,
espero que el Pleno, cuando proceda a la votación, sea
capaz de aprobar la recomendación de la Comisión de
Asuntos Exteriores de que se concluya el acuerdo.
Quizás podría recapitular por qué la Comisión Europea
continúa apoyando la entrada en vigor de este acuerdo
de cooperación de tercera generación. En primer lugar y
sobre todo, en virtud del artículo 1 ofrece una
oportunidad de alcanzar un compromiso más sustancial
con el Pakistán acerca de cuestiones críticas relacionadas
con los derechos humanos y la democracia. En segundo
lugar, el acuerdo nos ofrece una mejor base para asumir
desafíos en varias áreas principales, incluida la
educación básica, el comercio y los vínculos
institucionales. Finalmente, no olvidemos que el acuerdo
abre la posibilidad de alcanzar un compromiso con el
Pakistán en ámbitos no contemplados anteriormente,
tales como la cooperación regional, el blanqueo de
dinero y la energía.
Consideramos que los recientes avances refuerzan
nuestra posición a favor de celebrar este acuerdo, en
particular los alentadores esfuerzos de reconciliación
con la India, así como los avances en materia de política
nacional en el Pakistán. A raíz de estas iniciativas, se ha
producido un notable deshielo de las relaciones
internacionales del Pakistán. Por ejemplo, ahora hay
señales de que el Pakistán podría ser readmitido como
miembro de pleno derecho de la Commonwealth en su
momento.
También me complace comprobar que los marinos del
Tasman Spirit, incluido el capitán, ya han sido liberados
y han regresado a Grecia y Filipinas. Sé que muchos
diputados a esta Cámara se han interesado
personalmente por esta cuestión. Yo mismo se lo planteé
en repetidas ocasiones al Ministro Kasuri, la última vez
que me reuní con él en Berlín, el 31 de marzo; aunque he
suscitado la cuestión algunas otras veces también. De
hecho, la liberación de los hombres supone un avance
muy positivo. Por fin podemos dar por zanjado este
incidente tan desafortunado y dejar que las cuestiones
que quedan sean resueltas por los demandantes y las
aseguradoras.
Sin embargo, yo sería el último en decir que la
democracia en el Pakistán está en perfectas condiciones.
Las discusiones en torno a este acuerdo han destacado,
de forma muy útil, los múltiples aspectos que nos
preocupan en nuestras relaciones, preocupaciones que
están perfectamente reflejadas en la propuesta de
resolución que el Parlamento tiene sobre la mesa y se
refieren a los derechos humanos y la democracia en el
Pakistán. En este sentido, la Comisión acogería con
satisfacción cualquier otra orientación que el Parlamento
72
pueda querer ofrecer, en particular en los ámbitos
cruciales de la democratización y los derechos humanos.
Está claro que conozco las informaciones de que el
General Musharraf todavía puede estar indeciso acerca
de si quitarse su uniforme del ejército para finales de
año. En este sentido, es positivo que el Ministro de
Información haya confirmado en nombre del Presidente
que cumpliría su compromiso previo. Cualquier otro
resultado difícilmente favorecería la confianza en el
proceso constitucional en el Pakistán. El Pakistán
necesita superar la idea de que el verdadero poder recae
en el Presidente, en lugar del Parlamento electo y del
Gobierno civil. No obstante, durante mis visitas
personales al Pakistán, siempre me ha animado la
resistencia de la sociedad civil en ese país y sigo
convencido de que el país podrá aumentar esta fuerza en
el futuro. Quiero decir que estoy de acuerdo con lo que
el Ministro Roche ha dicho acerca de la reciente condena
de Javed Hashmi, Presidente de la Alianza para la
Recuperación de la Democracia. Puedo garantizar al
Parlamento que continuaremos siguiendo su caso muy
de cerca e incluyéndolo con tesón en nuestro diálogo con
el Gobierno pakistaní.
Con respecto a la situación de los derechos humanos en
general en el Pakistán, se han producido algunos avances
positivos, como la adopción de un sistema de justicia
juvenil, aunque siguen existiendo varias preocupaciones
serias, incluida la ley sobre blasfemias, la violencia
contra las mujeres, la aplicación de la pena de muerte y
la incidencia del trabajo infantil. El Pakistán es un país
focal de conformidad con la Iniciativa Europea para la
Democracia y los Derechos Humanos, y la Comisión
está intentando activamente abordar alguna de estas
cuestiones.
Este resumen demuestra que los problemas y desafíos en
el Pakistán son múltiples, pero también hay avances y
progresos positivos. Es la evaluación de este balance lo
que me permite seguir creyendo que un diálogo y una
cooperación más estrecha dentro del formato
estructurado que ofrece el acuerdo de tercera generación
mejorará aún más la capacidad de la Unión Europea para
ayudar al Pakistán a abordar cuestiones difíciles,
incluidos los derechos humanos, la no proliferación y la
lucha contra el terrorismo.
En definitiva, reconozco la firmeza de las opiniones de
algunos colegas, a quienes les gustaría que este acuerdo
se mantuviese congelado. Yo creo que, en general,
deberíamos seguir adelante con el acuerdo y espero que,
de este modo, podamos continuar participando
activamente en el desarrollo de los derechos humanos y
de la democracia, en un país que es importante para
todos nosotros.
3-276
Brok (PPE-DE), ponente. – (DE) Señor Presidente,
señor Presidente en ejercicio del Consejo, Comisario
Patten, puedo refrendar lo que se ha dicho en los
discursos anteriores pues este es uno de esos casos en los
que debe encontrarse un equilibrio, en los que se puede
21/04/2004
describir el vaso como medio lleno o medio vacío, y en
los que, por lo tanto, se puede llegar justificadamente a
conclusiones diferentes, sin que haya razón para
reprochárselo a nadie. De hecho, creo que lo que el Sr.
Cushnahan ha estado diciendo a la Cámara durante
meses, y que está expresado en su resolución, son en
definitiva una serie de críticas adecuadas que deben
abordarse en el diálogo con Pakistán. No hay duda de
que no se ha demostrado la existencia de una democracia
plena, un Estado de derecho, respeto por los derechos
humanos o por los derechos de las mujeres en el sentido
en el que cabría esperarse sobre la base de la
Convención de las Naciones Unidas sobre Derechos
Humanos, que es, después de todo, universal.
Por esta razón, ciertamente es justo y necesario que este
acuerdo de cooperación de tercera generación se use de
tal forma que el Consejo, la Comisión y el Parlamento
puedan trabajar juntos en el seguimiento de sus nuevos
avances. Otro posible modelo es que la Comisión
informe periódicamente a la Comisión de Asuntos
Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad Común y
Política de Defensa y al Parlamento de los progresos
realizados en esta cuestión fundamental de la
coexistencia humana, que es el modo adecuado de
avanzar en este proceso, un proceso anunciado también
por el Presidente de Pakistán.
Por otra parte, tenemos que reconocer que, aunque no
sean plenamente satisfactorios, se han realizado ciertos
avances. Sin embargo, debemos tener especialmente
claro que, en lo que es uno de los mayores conflictos que
la civilización occidental haya visto, Pakistán está
definitivamente del lado de los que están luchando
contra el terrorismo y que, si va a haber cooperación en
lugar de confrontación, la posición de Pakistán en un
conflicto que afecta a Iraq y Afganistán es de vital
importancia.
Somos muy conscientes de que en nuestra Unión se han
cometido errores y se han adoptado posiciones
equivocadas. Sabemos que tanto los Estados Unidos
como Pakistán han adoptado posturas sobre los talibanes
que hoy calificaríamos de mal aconsejadas, pero, incluso
así, debemos darnos cuenta de que habría sido imposible
progresar después del 11 de septiembre sin la ayuda de
vecinos como Afganistán y otros países, uno de los
cuales es Pakistán. Por eso considero necesaria la
ratificación; tenemos que abrir el camino para que el
Consejo adopte una decisión y para que la Comisión
haga uso de sus instrumentos adecuadamente, pero
siempre tomando como punto de partida las posiciones
expresadas en la resolución Cushnahan, de modo que
puedan darse un desarrollo y un progreso reales en esta
zona.
Al final de su discurso, el Comisario Patten ha dicho que
estaba, en conjunto, a favor de la recomendación de este
acuerdo. Creo que ese «en conjunto» tendrá que
reconsiderarse en el transcurso de los meses y los años si
queremos que la resolución que –o eso espero– estamos
a punto de aprobar para avanzar siga estando justificada.
Permítanme una vez más invitar al Consejo y a la
21/04/2004
Comisión a cooperar con el Parlamento en este proyecto
común, este proyecto modelo que tiene el objetivo de
mejorar las relaciones y al mismo tiempo hacer que
imperen los derechos humanos.
3-277
Ludford (ELDR), ponente de opinión de la Comisión
de Libertades y Derechos de los Ciudadanos, Justicia y
Asuntos Interiores. – (EN) Señor Presidente, la opinión
de mi comisión era que el Acuerdo de Cooperación
debería ser aprobado, a condición de que se haga
cumplir la cláusula sobre los derechos humanos. Esto
significaría que realmente controlamos que se respeten
derechos tales como la libertad de expresión y de culto,
y que intervenimos cuando se producen violaciones de
los mismos. La Unión Europea no siempre ha explotado
esas posibilidades al máximo y el Parlamento debería
ejercer más presión en el futuro.
La comisión de libertades y derechos de los ciudadanos
conoce bien el imperfecto estado de la democracia y de
los derechos humanos en el Pakistán. Estamos
indignados por la discriminación y la violencia que se
ejerce contra las mujeres, por que se mantenga la pena
de muerte y por la persecución de las minorías,
especialmente las minorías religiosas y nacionales. El
papel del ejército es inaceptable y los servicios de
inteligencia tienen demasiado poder. Sin embargo, es
mucho más probable que esta situación mejore si
participamos en el diálogo que creará el acuerdo y que
nos permitirá apoyar a las fuerzas de progreso y
modernización.
La diáspora pakistaní en Europa, que es especialmente
numerosa en el Reino Unido, puede desempeñar una
función muy importante a la hora de transmitir el
mensaje relativo a los derechos humanos. Tengo la
impresión de que quieren que se concluya este Acuerdo.
Tienen razón.
3-278
Sandbaek (EDD), ponente de opinión de la Comisión
de Desarrollo y Cooperación. – (EN) Me gustaría poder
compartir el optimismo del Consejo y la Comisión de
que el Pakistán está a punto de demostrar su
compromiso con respecto a la democracia y los derechos
humanos. A mí me parece más probable que el Pakistán
cite el artículo 1 del acuerdo, que establece que el
respeto de los derechos humanos y los principios
democráticos sustenta las políticas interiores del
Pakistán y constituye un elemento esencial del acuerdo.
En otras palabras, hemos legitimado el comportamiento
actual del Pakistán.
Por lo tanto, la Comisión de Desarrollo y Cooperación
ha pedido a la Comisión que al cabo de un año realice
una evaluación de la situación relativa a los derechos
humanos. Me gustaría preguntar al Comisario Patten si
la Comisión está dispuesta a hacerlo y también, en caso
de que la situación no haya mejorado después de un año,
a asumir las consecuencias.
3-279
73
Cushnahan (PPE-DE). – (EN) Al tomar la decisión de
renunciar a la cláusula relativa a los derechos humanos
en el acuerdo de tercera generación con el Pakistán,
lamentablemente el Consejo y la Comisión están
traicionando a las personas –especialmente de la
sociedad civil– que arriesgan su seguridad personal cada
día para defender estos principios en el Pakistán. Esta
traición se debe a un conjunto de razones geopolíticas
injustificadas y las «treinta monedas de plata» de
beneficios comerciales que algunos Estados miembros
valoran tanto.
Hoy he escuchado al Ministro Roche, al Comisario
Patten y a la Baronesa Ludford, quienes han alegado que
existirá un diálogo más intenso sobre derechos humanos.
Pregunten a quienes son perseguidos y encarcelados en
China, Corea del Norte y Uzbekistán, donde ya existe un
supuesto diálogo más intenso sobre derechos humanos,
si esto les ha ayudado. Permítanme recordarles que, en el
caso de Uzbekistán, este Parlamento fue presionado para
que ratificase un acuerdo similar en 1999 y, desde
entonces, la situación de los derechos humanos ha
seguido deteriorándose.
La verdadera razón por la que se nos está pidiendo que
aprobemos el Acuerdo es la presión que están ejerciendo
los Estados Unidos y el Reino Unido, debido a la actual
confusión reinante en el Iraq, fruto de una guerra que
nunca debería haberse producido sin la aprobación de la
ONU. ¿Alguien cree que ayudará a mejorar la situación
en el Iraq si renunciamos a los derechos democráticos y
humanos del pueblo del Pakistán? En lugar de eso,
alimentaremos la arrogancia del Presidente de una
potencia unipolar y de un servil Primer Ministro del
Reino Unido, y apoyando su error, que se repite
actualmente en el Oriente Próximo con consecuencias
igualmente desastrosas.
Debo preguntar a mis colegas del Parlamento Europeo:
¿vamos a ser las marionetas del Consejo y la Comisión o
seremos la voz democrática del pueblo de Europa,
defendiendo la libertad y los derechos humanos y dando
esperanza a los pueblos oprimidos del mundo? Si
ratificamos este acuerdo, renunciaremos a este papel
para otorgar legitimidad política a un régimen
paramilitar que continúa cometiendo abusos contra la
democracia y los derechos humanos, y que permite la
venta de secretos nucleares a Estados delincuentes.
Quiero preguntar a los diputados a este Parlamento: ¿qué
opinan acerca de esta cuestión?
3-280
Swoboda (PSE). – (DE) Señor Presidente, señor
Presidente en ejercicio del Consejo, Comisario Patten,
tengo el mayor de los respetos por el esfuerzo del Sr.
Cushnahan y hay muchos en mi propio Grupo que
argumentan como él. Yo también los entiendo muy bien,
pero pienso que nosotros, que quizás representamos otro
punto de vista, no estamos dirigidos ni guiados ni por el
Consejo o la Comisión ni por los Estados Unidos o el
Reino Unido. De hecho, muy rara vez vemos que todos
ellos mantengan la misma postura.
74
21/04/2004
En realidad, esto es lo que el Comisario y el Presidente
en ejercicio han dicho que es; no una elección entre lo
blanco y lo negro, sino entre distintos tonos de gris. El
hecho es que Pakistán es, como debe ser, un socio
importante en el desarrollo de la región en su conjunto.
En mi opinión, durante los últimos meses ha habido
ciertos progresos en la actitud de Pakistán hacia
Afganistán y hacia la situación de los talibán, así como
en relación con Cachemira, la democracia y los derechos
humanos. Sin embargo, no tengo ningún problema en
reconocer que tienen razón el Sr. Cushnahan y todos
aquellos que dicen que dista mucho de ser suficiente y
que debe hacerse mucho más para sacar a Pakistán de su
aislamiento y conseguir que siga avanzando hacia la
democracia y los derechos humanos. También estoy de
acuerdo con todos los que dicen que un acuerdo de este
tipo debe servir como base para un diálogo más intenso
con Pakistán, y con los países como él, para estimularlos
a seguir progresando.
Puedo decir al Sr. Cushnahan que no entiendo en
absoluto por qué, habiendo tenido muy recientemente
debates incluso con Israel sobre esto, no debemos
quizás, aquí y allá, insistir en retirarnos de este tipo de
acuerdos si no se cumplen las promesas dadas. Por eso
soy enteramente de la opinión de que, habiendo
considerado todos los pros y contras, y estoy de acuerdo
con usted en que hay muchos contras, hay un argumento
a favor de la recomendación de este acuerdo mediante la
resolución que el Sr. Brok ha descrito tan bien y que
usted también ha firmado. Yo sería el primero en hablar
en nombre de mi Grupo y pedir nuestra retirada de este
acuerdo si el progreso que se ha iniciado no continuase
hasta completarse.
Esto me lleva a creer que los argumentos presentados en
este debate tienen base y mi Grupo recomendará la
aceptación del acuerdo. Sin embargo, respeto a todos los
que adoptan una posición diferente y cuyas conciencias
les llevan a votar de otra forma, porque la situación de
los derechos humanos es más insatisfactoria que nunca y
necesita una mejora radical.
3-281
PRESIDENCIA DEL SR. FRIEDRICH
Vicepresidente
3-282
Gahrton (Verts/ALE). − (SV) Señor Presidente, el
Grupo de los Verdes/Alianza Libre Europea está de
acuerdo en lo principal con el Sr. Cushnahan.
Naturalmente, se ha llegado a un equilibrio, como ha
dicho el Sr. Brok. También están sucediendo cosas
positivas en Pakistán, especialmente las conversaciones
de paz con la India, que son increíblemente importantes
y que deben recibir todo nuestro apoyo. ¿No es un poco
raro que, siempre que realizan concesiones y se exigen
concesiones a la otra parte para llegar a acuerdos como
este, los aspectos comerciales o de política comercial,
acaben pesando más que los principios, muy claros,
sobre derechos humanos que hemos incluido en nuestros
acuerdos? ¿A qué estamos jugando, al incluir cláusulas
sobre derechos humanos en los acuerdos con otros
países, si siempre realizamos concesiones cuyo resultado
es que las cláusulas sobre derechos humanos dejan de
ser prioritarias y permitimos que prevalezcan otros
intereses, principalmente los económicos?
Esto genera debilita el respeto por nuestros propios
principios elevados. Este equilibrio es el que hace pensar
al Grupo de los Verdes/ALE que, en este momento,
obviamente tenemos que decir no a este acuerdo.
Esperamos que Pakistán entienda esta señal y adopte
medidas que impliquen que pronto podamos decir sí en
lugar de no. Quisiera haber dicho sí, pero
lamentablemente es imposible si nos atenemos a los
principios sobre derechos humanos.
3-283
Ford (PSE). – (EN) Señor Presidente, tuve el honor de
formar parte de la delegación que visitó el lado pakistaní
de la línea de control en Cachemira, en diciembre.
Durante la reunión de esa delegación, tuvimos la
oportunidad de encontrarnos con el Presidente
Musharraf y me impresionó mucho su compromiso de
seguir un programa de paz y reconciliación con la India.
Parece, por primera vez, como si ambas partes
estuvieran dispuestas a pensar lo que anteriormente
resultaba impensable y a alcanzar una resolución,
impulsadas por el impacto económico sobre sus dos
economías de un conflicto interminable; un conflicto que
ha perseguido al mundo durante los últimos 50 años.
Sin embargo, existen enormes problemas en el Pakistán
con respecto a los derechos humanos, la democracia y la
proliferación de armas nucleares. Algunas Señorías nos
han hablado acerca del trato que reciben las minorías
religiosas cristiana y ahmadi, la situación de las mujeres,
los resultados muy deficientes de las elecciones que el
Sr. Cushnahan supervisó, y el encarcelamiento de
miembros de la oposición como Javed Hashmi. Por lo
tanto, comparto con sus Señorías esas preocupaciones.
El pasado año, el Sr. Tannock y yo añadimos a nuestra
resolución sobre Corea del Norte el hecho de que el
Pakistán había facilitado los planos de un programa de
tecnología de uranio altamente enriquecido a Corea del
Norte para la fabricación de armas nucleares. En ese
momento, fuimos atacados con rotundidad por el
Gobierno pakistaní y cuando yo planteé la cuestión al
Ministro de Asuntos Exteriores Kasuri, en la reunión de
diciembre, se me dijo que los norcoreanos no
necesitaban ayuda, que estaban muy avanzados en
tecnología de armas nucleares, incluida la
miniaturización. Necesitasen ayuda o no, ahora está
claro que se la facilitaron.
Ahora se plantean nuevas preguntas acerca de la prueba
nuclear del 30 de mayo de 1998 en Baluchistán, que
parece que podría haber sido una prueba conjunta de una
bomba de plutonio entre el Pakistán y Corea del Norte.
Cuando planteé la cuestión al embajador del Pakistán,
que me ha visitado esta semana, dijo que estaban
cooperando con los Estados Unidos. Eso no es
suficiente: en la Unión Europea queremos cooperación y
queremos mantenernos dentro del circuito también. No
21/04/2004
obstante, a pesar de eso, apoyaré este acuerdo de
cooperación de tercera generación. Prestaremos gran
atención a los nuevos progresos relativos a los derechos
humanos en el Pakistán.
3-284
Schröder, Jürgen (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente,
señor Presidente en ejercicio del Consejo, Comisario
Patten, aunque pienso que lo que el Sr. Cushnahan ha
dicho goza, por supuesto, de gran credibilidad, lo
importante en este asunto no es si nos sentimos como
marionetas, que no creo que lo seamos, ni se trata de dar
prioridad a las consideraciones comerciales, como ha
dicho el Sr. Gahrton. Hay algo muy diferente en juego.
Es de lo que hablaba esta mañana el Comisario Patten en
relación con Oriente Próximo; se trata de evitar un
choque de civilizaciones. Se trata de cómo, trabajando
por el diálogo intercultural, los europeos estamos
llevando a cabo una tarea primordial para nuestra propia
era y para nuestro mundo. Sean cuales sean las reservas
expresadas en este debate, definitivamente Pakistán tiene
que jugar un papel positivo en esto.
La pregunta es: ¿quién es nuestro socio? Corea del Norte
no lo es, pero Pakistán es un socio en la lucha contra el
terrorismo internacional y la coalición alineada contra el
terrorismo es, por supuesto, mucho mayor que la
coalición de Estados que actualmente lucha en Iraq
contra el terrorismo y contra el régimen. La coalición
que lucha contra el terrorismo internacional incluye a
Alemania, Francia, Rusia y otros. Pakistán está entre
ellos. Por eso creo que la conclusión del Acuerdo de
Tercera Generación es un asunto muy urgente.
3-285
Guy-Quint (PSE). – (FR) Señor Presidente, señor
Presidente en ejercicio del Consejo, señor Comisario, las
democracias tienen algunas armas, pero cuando
renuncian a utilizarlas, pierden su alma. La forma en que
han tratado la condición de la mujer en Afganistán debe
servir de lección.
Hoy debatimos sobre un acuerdo entre la Unión Europea
y Pakistán que no tiene ninguna repercusión financiera
directa, pues la Comunidad Europea firmó con Pakistán
el pasado mes de febrero un acuerdo de cooperación
técnica por cinco millones de euros. La principal
dimensión del acuerdo que se nos propone es, pues,
política. Todo el mundo puede calcular el papel
geoestratégico del Pakistán, vecino de Afganistán y de la
India. Todo el mundo puede calcular la contribución de
este país a la coalición antiterrorista iniciada por los
norteamericanos después de los atentados del 11 de
septiembre de 2001. Sin embargo, nada de eso puede
legitimar nuestro apoyo a un país cuyas autoridades
actuales proceden de un golpe de Estado militar, donde
las últimas elecciones se han desarrollado en
condiciones denunciadas por nuestros observadores y
que condujeron al establecimiento de una coalición entre
los partidarios del Presidente Musharraf y de los partidos
religiosos fundamentalistas islamistas, que no ocultan su
apoyo a Bin Laden.
75
El Presidente Musharraf acaba de adoptar una enmienda
que aumenta los poderes del ejército. La jefa de la
oposición, Benazir Bhutto, sigue en el exilio, mientras
que su marido está en la cárcel desde hace cinco años.
No subestimamos los signos de distensión logrados bajo
la presión norteamericana en las relaciones con
Cachemira, pero observamos que hasta ahora no se ha
hecho nada en la práctica. Nosotros, los demócratas
europeos, no podemos llorar todos los días la suerte de
Aung San Suu Kyi en Birmania y suscribir sin dolor
semejante acuerdo. Por todas estas razones, les pido muy
firmemente, en nombre de la delegación socialista
francesa, la devolución a comisión de este acuerdo.
3-286
Howitt (PSE). – (EN) Señor Presidente, durante tres
años el Parlamento ha bloqueado el acuerdo de
asociación con el Pakistán para favorecer el regreso de
ese país a la democracia y al respeto de los derechos
humanos. Si queremos continuar fomentando esto y no
rechazar el progreso real conseguido, ahora es el
momento de apoyar la ratificación.
No niego que siguen existiendo grandes preocupaciones
relativas a la libertad de expresión, a la discriminación
religiosa y al trato que reciben las mujeres. Este
Parlamento no puede justificar ni justificará ningún
abuso de los derechos humanos en nombre de la guerra
contra el terror. Respeto la sinceridad del Sr. Cushnahan
en particular, aunque lamento que haya decidido atacar
personalmente al Primer Ministro británico esta tarde.
Sin embargo, yo llego a una conclusión diferente, que no
niega que la decimoséptima enmienda constitucional
represente un regreso a la democracia; que el Presidente
Musharraf esté apoyando el proyecto de ley sobre las
Ordenanzas Hudood y acciones contra los denominados
delitos de honor; que el Sr. Hashmi haya sido juzgado en
un tribunal independiente, que haya apelado y que el
recurso al tribunal superior contra el exilio por parte del
líder de su propio partido se haya resuelto recientemente
de forma positiva. No podemos negar que la
proliferación de armas nucleares se denuncia y se
detiene, que los marinos griegos han sido devueltos a su
propio país o que el Presidente ha confirmado una vez
más que dejará de ser el jefe del ejército.
Quiero que la cláusula sobre los derechos humanos sea
una parte más efectiva de nuestros acuerdos de
asociación, pero también quiero lo mismo con respecto a
los acuerdos que existen hoy en día con Rusia,
Kazajstán, Uzbekistán, Marruecos, Túnez, Argelia e
Israel.
Un voto negativo contra el Pakistán conllevaría el riesgo
de que este Parlamento sea acusado de aplicar un doble
rasero. Cuando el Pakistán, junto con la India, haya
tenido la valentía y la visión suficientes para reanudar
las conversaciones que alejen al subcontinente del borde
de la guerra, una señal de aprobación positiva por parte
de Europa será la única respuesta justa y apropiada.
3-287
76
21/04/2004
Tannock (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, en el
pasado yo he sido durante mucho tiempo un crítico de la
República Islámica del Pakistán por lo que respecta a sus
violaciones de los derechos humanos, en particular de la
actual persecución que sufren las minorías cristiana y
ahmadi; de su ambivalente y tímida cooperación en la
lucha contra el terrorismo islámico, que ha desembocado
en la desestabilización del Afganistán, al ayudar a la
reagrupación de las fuerzas talibanes; de la continua
infiltración yihadista a través de la línea de control en la
región india de Cachemira; y –como ha dicho el Sr.
Ford–, sobre todo de la exportación pakistaní de
tecnología nuclear a Estados delincuentes, como Corea
del Norte, y a los ex defensores de los terroristas, Irán y
Libia, que suponen una amenaza para la seguridad
mundial.
marionetas. Quizás quiera reconsiderar esas palabras,
cuando tenga la oportunidad. Se pueden mantener
posturas basadas en sólidos principios y también se
puede ser pragmático; no son dos conceptos
incompatibles.
No obstante, apoyo el acuerdo comercial porque tengo
que reconocer que Pakistán ha dado recientemente
algunos cambios esperanzadores con respecto a los
derechos humanos, incluidos los derechos de las
mujeres, que merecen ser reconocidos y recompensados.
También, como amigo de la India, históricamente el
enorme vecino y enemigo del Pakistán, me satisface
mucho el acercamiento pacífico, demostrado por varias
medidas destinadas a generar confianza y, de forma más
evidente, por el torneo de cricket celebrado
recientemente.
Algunos otros oradores han hecho comentarios con los
que realmente estoy de acuerdo. El Sr. Ford ha indicado
claramente que existen preocupaciones y que entiende
perfectamente la naturaleza de las preocupaciones, pero,
a continuación, comentó que incluso él, como diputado
cercano a esta cuestión, está dispuesto a apoyar la
postura de la Comisión de Asuntos Exteriores y la
postura sobre la que se votará aquí, con respecto al
acuerdo de tercera generación.
Hace tan solo tres años, los dos Estados estuvieron al
borde de la guerra nuclear. La India está hoy inmersa en
un proceso de elecciones generales, como una referencia
de la democracia y la prosperidad. Su tasa de
crecimiento es ya superior a la de China y no quiere que
el Pakistán salga perdiendo en términos económicos.
La reciente campaña en Waziristán demuestra el intento
de Islamabad de proseguir una guerra contra los
baluartes de Al Qaeda en las zonas tribales,
históricamente inaccesibles para el Gobierno del
Presidente Musharraf, que ya ha presionado a los líderes
tribales para que capturen a los activistas islámicos.
Quizás las cláusulas relativas a los derechos humanos no
deberían incluirse en acuerdos comerciales, dado que
esto enturbia las aguas, pero deberían depender de la
ayuda recibida. Porque, ¿deja la Unión Europea de
comerciar con Rusia, China, Uzbekistán o Irán, por
nombrar solo algunos ejemplos de países con problemas
en materia de derechos humanos? Sin duda, ese es un
tema para otro debate, pero mientras tanto debemos
apoyar este acuerdo.
No obstante, yo también felicito al Sr. Cushnahan por su
trabajo y al Sr. Brok, como presidente, por su labor y el
de su comisión. La conclusión del acuerdo ayudaría a la
Unión Europea a abordar con el Pakistán precisamente
las cuestiones que el Sr. Cushnahan menciona, las
cuestiones que queremos que cambien. Quizás el último
orador tenga razón al sugerir que las cuestiones de los
derechos humanos y las relacionadas con la democracia
deberían estar totalmente excluidas de los acuerdos
comerciales. Quizás no.
El Sr. Schröder ha demostrado de nuevo la lógica del
apoyo al acuerdo de tercera generación en su discurso, al
igual que el Sr. Howitt, que ha expresado la misma
opinión y que ha ilustrado, una vez más, los peligros de
pensar que todas las cuestiones solo pueden ser blancas
o negras.
Acojo con gran satisfacción los comentarios del
presidente Brok; solo espero que el Consejo y la
Comisión mantengan el sentido del equilibrio, en caso
de que se ratifique el acuerdo de tercera generación.
Creo que Elmar Brok tiene razón en este punto de vista
en particular, que es el equilibrado. Nos proporciona la
base sobre la que podemos alcanzar un compromiso con
los pakistaníes. La Presidencia no olvidará el hecho de
que siguen existiendo cuestiones negativas muy graves
en relación con el Pakistán y sin duda intentaremos
garantizar que la Unión mantenga la presión sobre las
autoridades pakistaníes durante el mandato de la
Presidencia irlandesa. Del mismo modo, no tengo
ninguna duda de que esa será también la postura que
adoptarán las sucesivas Presidencias.
Permítame darle las gracias una vez más, señor
Presidente, y también a la Cámara.
3-288
3-289
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, quiero dar las
gracias a los diputados por sus comentarios. Un Pakistán
estable y democrático sería un factor positivo en la
región, especialmente en el contexto de su vecino, el
Afganistán. Existen ventajas para lo que se propone.
Entiendo plenamente la pasión que ha puesto en este
debate el Sr. Cushnahan, pero no entiendo por qué ha
elegido ese lenguaje. No es una buena estrategia tachar a
quienes no están de acuerdo contigo de traidores o
Patten, Comisión. − (EN) Señor Presidente, ha habido
algunos
discursos
extremadamente
buenos
y
apasionados en este debate, lo que indica que sus
Señorías han analizado muy detenidamente las
cuestiones y han sopesado el tipo de argumentos que han
planteado el Sr. Cushnahan, el Sr. Howitt y otros.
Quiero decir al Sr. Cushnahan, que ha pronunciado un
arrebatador discurso que refleja su apasionado
21/04/2004
compromiso personal con la democracia, que me ha
sorprendido un poco haberme visto tachado de
«marioneta de Washington y Londres». Esto mejorará
mi credibilidad pública en ciertas partes de la Cámara,
pero cualquiera que haya estado en la Cámara esta
mañana puede considerarla una descripción ligeramente
extravagante de su humilde servidor. Todo vale en el
amor y en la guerra, y reconozco que el discurso de su
Señoría ha sido, como he dicho, un reflejo de la pasión
que siente por este tema.
Se me ha hecho una pregunta directa y –
admirablemente, porque no siempre es así– la persona
que me ha hecho la pregunta se ha quedado para
escuchar la respuesta. No puedo –aunque entiendo la
importancia de la cuestión– estar de acuerdo con aplicar
procedimientos a este acuerdo que no se aplican a
ningún otro, pero quiero señalar que el propio acuerdo
contiene una cláusula relativa a la suspensión a la que
ambas partes pueden recurrir, en caso de incumplimiento
de un elemento esencial del acuerdo. El artículo 1 del
acuerdo sobre derechos humanos y principios
democráticos es uno de estos elementos esenciales. La
Comisión es plenamente consciente de que esto exige un
constante control y, de hecho, ya se está haciendo.
Existe un grupo de trabajo de la Unión Europea sobre
los derechos humanos en Islamabad que elabora
informes regularmente. Es perfectamente posible que el
Parlamento debata esos informes cuando lo desee. El
diálogo regular sobre los derechos humanos se
intensificará, una vez que el acuerdo haya sido
concluido. Si una de las partes recurre a la cláusula
relativa a la suspensión, en el propio acuerdo se
establece un mecanismo de consulta, aunque espero
sinceramente que esto no sea necesario.
Una vez más, quiero dar las gracias al Parlamento por
este interesante y apasionado debate. Las cuestiones
planteadas son de gran importancia. Sin embargo, como
ya he dicho repetidamente –y también en la comisión
presidida por su Señoría– con respecto al equilibrio,
ahora es el momento de que el Parlamento vote a favor
de este acuerdo de tercera generación con un país de
notable importancia, tanto dentro de la región como
mundialmente, y de notable importancia también para
nuestros propios intereses geoestratégicos.
3-290
El Presidente. − Gracias, Comisario Patten.
El debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas.
3-291
Derechos humanos en el mundo (2003), política de la
UE
3-292
El Presidente. − De conformidad con el orden del día se
procede al debate del informe (A5-0270/2004) de la Sra.
Keyser, en nombre de la Comisión de Asuntos
Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad Común y
Política de Defensa, sobre los derechos humanos en el
77
mundo en 2003 y la política de la Unión Europea en
materia de derechos humanos.
3-293
De Keyser (PSE), ponente. – (FR) Señor Presidente, mi
informe aborda cuatro temas de los que hablaré
brevemente. Primer tema: el balance de la legislatura en
materia de derechos humanos. El cuadro es ambivalente.
Por supuesto, el informe celebra la cooperación que se
ha entablado con el Consejo y destaca la influencia que
ha tenido el Parlamento en la lucha contra todas las
formas de discriminación, contra la pena de muerte, a
favor de los derechos de la mujer y a favor de la libertad
de conciencia y religión. Pero lamenta que demasiadas
de estas resoluciones se queden sobre el papel y que el
diálogo sobre los derechos humanos esté, en algunos
países, vacío de todo contenido y desprovisto de efectos.
Un ejemplo: el trágico caso de Leyla Zana, premio
Sajarov, cuya condena acaba de ser confirmada hoy por
la justicia turca en un juicio inicuo. Quizás haya que
construir en el futuro una verdadera gobernanza de los
derechos humanos en cooperación con ese país, una
cooperación respetuosa de su cultura, pero con objetivos
y fechas precisas, como se ha comenzado a hacer
recientemente en Bangladesh y podría serlo en el futuro
en Marruecos y Vietnam.
Segundo tema: el terrorismo. El informe condena sin
ambigüedades cualquier forma de terrorismo. Destaca la
necesidad de organizar la lucha contra este flagelo, pero
recuerda también que esta lucha debe realizarse en el
marco del Derecho internacional y humanitario. El
informe menciona violaciones de este Derecho que, a
causa del sentimiento de injusticia y desesperanza que
engendran, puede constituir un terreno aún más fértil
para el terrorismo.
Tercer tema: la salud reproductiva. Es un ámbito mal
conocido de la salud. Recordemos que, en el siglo
pasado, se hablaba de enfermedades vergonzosas y, en
anatomía, para designar el nervio que recorre las zonas
genitales, el nervio vergonzoso. Lo que es vergonzoso
hoy, no es ese nervio, sino el hecho de que en el siglo
XXI, hombres y mujeres del mundo carezcan aún de
educación sexual, de acceso a la información y de
medios anticonceptivos eficaces que les permitan elegir
y espaciar el número de hijos de acuerdo con sus deseos,
evitar enfermedades de transmisión sexual y prevenir el
sida.
Cuando se ve la terrorífica propagación del sida en
África, en los países de Asia, de Europa del Este e
incluso, como saben, en algunos países candidatos a las
puertas de la Unión, está clara la necesidad de una
repuesta urgente. Cuando se ve de cerca, como he visto
personalmente, la miseria sexual en los campos de
refugiados y de personas desplazadas –recuerdo que hay
hoy en el mundo 37 millones de personas desplazadas,
más del 65% de las cuales son mujeres y chicas muy
jóvenes, que esas mujeres y jóvenes son a menudo
violadas, infectadas por el sida, obligadas a vender su
cuerpo por una ración de alimentos y que muchas
78
pierden la vida abortando de forma artesanal– se
comprende –y me dirijo al Sr. Gahler, quien representa
al Grupo del Partido Popular Europeo (DemócrataCristianos) y Demócratas Europeos– que la
contracepción es un auténtico instrumento de
supervivencia.
Al luchar hoy por la salud reproductiva, no lucho contra
ningún jefe espiritual, a los que reconozco el derecho a
guiar a sus fieles. Lucho contra determinadas políticas
ciegas, como la del Presidente Bush, que, al recortar los
fondos al programa de salud reproductiva que incluye la
contracepción con preservativo, va a matar a miles y
miles de personas. Lucho, de hecho, por el derecho a la
vida y a la dignidad humana.
Cuarto tema: los derechos de las personas
discapacitadas. Esas personas quieren vivir como
personas de pleno derecho y, como sabemos, sus
derechos todavía son pisoteados en los países de la
Unión. Pero ¿qué decir entonces de la exclusión de esas
personas discapacitadas fuera de las fronteras de la
Unión, de su marginación, a veces incluso de su encierro
en instituciones y en condiciones inhumanas?
El Grupo del PPE-DE, en la persona del Sr. Gahler, me
ha acusado de haberme extendido demasiado sobre este
tema y de entrar excesivamente en los detalles. ¿Es un
detalle, señor Gahler, el hecho de que las personas
discapacitadas representen el 10% de la población
mundial y que su proporción aumente de forma pavorosa
en el Tercer Mundo por el efecto acumulado de la
miseria y de los conflictos armados? ¿Es un detalle que
el Grupo del PPE-DE quiera suprimir los apartados 71,
72, 73, 77, 78, 79 y 80? ¿Es un detalle el derecho a la
educación, a la movilidad, a la accesibilidad y el derecho
simplemente a fundar una familia? ¿Es un detalle apoyar
programas para cuidar a los niños víctimas de trastornos
psiquiátricos en los conflictos, este apartado 78 que se
quiere suprimir de un plumazo? Esos son detalles que
apreciarán sin duda en su justa medida las personas
discapacitadas y las personas que las defienden.
Este informe se caracteriza por la convicción y no
pretende provocar. Presenta una visión amplia, lo
admito, de los derechos humanos en el mundo. Pero es
una visión portadora de esperanza en un mundo
desgarrado. No quisiera terminar sin dar las gracias a
todos los Grupos que, salvo el del PPE-DE, me han
apoyado en el planteamiento de esta visión.
3-294
Patten, Comisión. − (EN) Señor Presidente, deseo dar
las gracias a la Presidencia por permitirme intervenir
antes que ella y pido disculpas a su Señoría y a la
Cámara por tener que ausentarme dejando que el puesto
de la Comisión lo ocupe mi competente colega, la Sra.
Reding. Tengo que ir a Moscú para reunirme con el
Presidente Putin y el Sr. Lavrov y otras personas. Espero
que la Cámara me dispense por esta descortesía.
Quiero empezar dando las gracias a la Sra. De Keyser
por su informe, que vuelve a ilustrar cómo el
21/04/2004
compromiso del Parlamento Europeo con las cuestiones
de derechos humanos sirve a mi juicio de estímulo
crítico de la política comunitaria. Como siempre, la
Comisión responderá por escrito a todas las
recomendaciones que se le formulan en este informe.
Por mi parte, voy a reflexionar sobre algunos de los
temas importantes que se han examinado.
El tema de los derechos humanos y el terrorismo,
lamentablemente, seguirán siendo prioritarios en la
agenda internacional durante bastante tiempo. Mi
posición en la lucha contra el terrorismo es clara. La he
expuesto varias veces. Hablé de nuevo sobre ella un par
de veces ayer por la noche y otra vez esta mañana.
Volveré a reiterarla ahora. La lucha contra el terrorismo
debe basarse en el respeto de los derechos humanos y no
al revés. También estoy profundamente convencido de
que esto solo no es suficiente. La promoción de los
derechos humanos debe ser parte integrante de la lucha
contra el terrorismo. La Comisión seguirá con sus
esfuerzos para fomentar y proteger los derechos
humanos en cooperación con nuestros socios con todos
los medios a su disposición: el diálogo político, la
cooperación al desarrollo y el trabajo con la sociedad
civil de terceros países.
En este admirable informe se contemplan dos cuestiones
de derechos humanos que han recibido mucha menos
atención: el derecho a la salud, en este caso a la salud
reproductiva, y la omnipresente discriminación que, a
pesar de sus esfuerzos, todavía deben afrontar las
personas con discapacidad en todo el mundo y que se ve
agravada en situaciones de conflicto o pobreza.
El acceso de todas las personas, especialmente las
mujeres, a la salud reproductiva es parte integrante de
sus derechos reproductivos. La ponente tiene mucha
razón al enumerar las funestas consecuencias que se
derivan de la denegación del derecho a la salud
reproductiva y también al afirmar que la salud
reproductiva no es solamente un «asunto de mujeres».
Sin embargo, es importante indicar que las
consecuencias sociales de los problemas de salud
reproductiva se hacen sentir de forma más grave entre
las niñas. Por ejemplo, en muchos lugares de África, las
adolescentes tienen más probabilidades de ser
estigmatizadas por causa de las enfermedades de
transmisión sexual y el HIV/sida que los varones, y
además tienen más probabilidades de padecer
desproporcionadamente problemas como abortos
realizados en condiciones de riesgo o infertilidad.
Desde 1994, la Comisión participa de modo importante
en la resolución de las necesidades de salud reproductiva
en los países en desarrollo, en el marco de los objetivos
acordados en la Conferencia Internacional de las
Naciones Unidas sobre Población y Desarrollo celebrada
en El Cairo hace diez años.
Entre ese año y el año
2001 hemos comprometido más de 665 millones de
euros en ayuda exterior que se destinó expresamente a la
planificación familiar, la salud reproductiva, la
maternidad segura, el HIV/sida y la gestión y política
demográficas.
21/04/2004
Además, en julio del año pasado el Consejo aprobó un
reglamento sobre ayuda a las políticas y acciones en el
ámbito de los derechos y la salud sexual y reproductiva
en los países en desarrollo. En virtud de este Reglamento
se otorga ayuda financiera comunitaria a las operaciones
específicas destinadas a las poblaciones más pobres y
vulnerables en las zonas rurales y urbanas, concebidas
para combatir las prácticas perjudiciales para la salud
sexual y reproductiva de las mujeres, las adolescentes o
los niños, como son la mutilación genital femenina, la
violencia sexual, los matrimonios infantiles y los
matrimonios tempranos.
La Unión Europea ha demostrado su compromiso de
avanzar en el respeto de los derechos humanos de las
personas con discapacidad mediante la legislación
comunitaria que se ha introducido sobre la base del
artículo 13 del Tratado CE para combatir la
discriminación en el ámbito del empleo, las iniciativas
lanzadas en el marco del seguimiento del Año Europeo
de las personas con discapacidad del año pasado y
mediante su compromiso activo en torno a una nueva
Convención de las Naciones Unidas en este ámbito.
La Comisión ha emprendido además una serie de
iniciativas en el marco de su gran esfuerzo por integrar
los derechos humanos en todos los aspectos de su
cooperación al desarrollo, incluida la distribución de
orientaciones políticas específicas en materia de
desarrollo y discapacidad para su uso por parte de las
delegaciones. Pero todavía hay bastante camino por
delante. Pensamos que la mejor forma de resolver esto
es proporcionar formación a nuestro personal y facilitar
los intercambios entre los representantes de las
organizaciones de personas con discapacidad y los
responsables de esta política, sacando a relucir los
problemas de la discapacidad en nuestro diálogo con los
países en desarrollo e incluyendo a las organizaciones
dedicadas a las personas con discapacidad en el diálogo
a escala nacional.
Finalmente, este excelente informe resalta la angustia
provocada por una de las causas de discapacidad
innecesaria más perniciosa en muchos países que es el
uso de minas terrestres antipersona. En este ámbito, la
Comisión está decidida a continuar con una política
vigorosa de eliminación de la amenaza que suponen las
minas terrestres antipersona y a aumentar sus esfuerzos
para reducir los costes humanitarios, sociales y
económicos de los países afectados por el problema de
las minas.
La estrategia de las acciones en el ámbito de las minas
en el período 2002-2004 relaciona las acciones de la UE
con los objetivos definidos por la comunidad
internacional en el contexto de la Convención de
Ottawa. Se ha canalizado ayuda para la limpieza de
minas y el fortalecimiento de las capacidades en el
presupuesto comunitario a 33 países y regiones y en
2002 la ayuda de la Unión Europea en su conjunto llegó
a 145 millones de euros.
79
Tengo el privilegio de haber visto el trabajo que estamos
haciendo en este ámbito desde Sri Lanka hasta los
Balcanes. Es enormemente importante y valioso, al igual
que los demás aspectos destacados en este informe, que
su Señoría haya llamado la atención del Parlamento y de
toda la opinión pública europea sobre este asunto. Le
estamos muy agradecidos por el informe. Pido disculpas
por tener que ir corriendo a Moscú más rápidamente de
lo que lo hizo Napoleón y estoy agradecido a la
Presidencia por permitirme salir a toda prisa.
(Aplausos)
3-295
El Presidente. − Gracias, Comisario Patten; le deseamos
un buen viaje a Moscú.
3-296
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, yo también
me alegro de tener la oportunidad de dirigirme a esta
Cámara en el contexto del debate sobre derechos
humanos. Es un debate importante. Como ya he
señalado antes, es un asunto que me preocupa y me
interesa particularmente.
Es muy importante mejorar el diálogo entre el
Parlamento y el Consejo sobre las cuestiones de
derechos humanos. Es un aspecto importante para la
Presidencia irlandesa. Es muy importante que
coincidamos en este tema. Quiero agradecer a la Sra. De
Keyser su valioso informe sobre los derechos humanos
en el mundo en 2003 y la política de la Unión Europea
en la materia. El informe formará parte de un debate
muy importante. Podemos estar en desacuerdo con
algunos de sus elementos, pero la verdad es que es un
informe muy bueno.
La protección y la promoción de los derechos humanos
debe ser un criterio constante de nuestras acciones
internacionales. Nos adherimos al principio básico de
que los derechos humanos son universales, indivisibles,
interdependientes y están interrelacionados. Como acaba
de decir el Comisario Patten, están muy estrechamente
relacionados con los problemas que tenemos en un
mundo atormentado.
No es necesario que enfatice la estrecha relación entre
paz, seguridad y estabilidad por una parte y el respeto de
los derechos humanos, las libertades fundamentales y la
democracia por otra.
Este debate en el Parlamento llega muy oportunamente,
entre otras cosas porque coincide con la sexta sesión de
la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones
Unidas en Ginebra. Quiero decir algunas palabras sobre
nuestra relación con la Comisión. El informe anual del
Parlamento hace referencia correctamente al elevado
grado de congruencia entre las prioridades del
Parlamento Europeo tal como se expresa en sus
resoluciones y la acción de la Unión Europea
emprendida en las sesiones de la Comisión de Derechos
Humanos. Este es un ejemplo concreto de la aplicación
del trabajo común más estrecho del Consejo y el
Parlamento Europeo para lograr apertura y transparencia
80
21/04/2004
y la política de derechos humanos de la Unión Europea.
De hecho, esta es una de las recomendaciones del
Consejo de Asuntos Generales y Relaciones Exteriores
en sus conclusiones de 10 de diciembre de 2002,
relativas a los derechos humanos y la democratización
de terceros países.
internacional contra el terrorismo; en segundo lugar, el
efecto de la situación internacional en la salud
reproductiva; y en tercer lugar, los derechos de las
personas discapacitadas, particularmente en situaciones
de conflicto o en países en desarrollo o extremadamente
pobres.
La Unión Europea ha desempeñado un papel positivo en
la reunión de la comisión este año en Ginebra. Hasta la
fecha, en lo relativo a las situaciones de países
individuales, la Unión ha presentado con éxito
resoluciones sobre la situación de los derechos humanos
en Belarús, Turkmenistán y Corea del Norte. La
Comisión también aprobó una resolución sobre los
asentamientos israelíes en los territorios árabes
ocupados.
En relación con la discapacidad, al leer el informe me
sorprendió la referencia de que tres cuartas partes de las
personas discapacitadas viven en los países en
desarrollo. La incidencia e intensidad de la discapacidad
en el mundo en desarrollo se agrava a causa de la
pobreza y, como ha dicho el Comisario Patten, de los
conflictos. Es un hecho horrible que una gran cantidad
de mutilaciones y discapacidades provenga del uso de
minas terrestres producidas en las llamadas naciones
desarrolladas, civilizadas, que después se exportan al
tercer mundo.
Las resoluciones temáticas presentadas por la Unión
Europea también se han gestionado con acierto hasta su
aprobación. La resolución de la Unión sobre la
eliminación de todas las formas de intolerancia religiosa,
por ejemplo, se ha adoptado por consenso. La resolución
sobre los derechos del niño se aprobó por simple
unanimidad tras una solicitud de votación de parte de los
Estados Unidos. Espero que la Comisión también
adopte la resolución de la Unión Europea sobre la pena
de muerte a finales de esta semana. Acogemos todo esto
con agrado.
Sin embargo, un importante número de iniciativas de las
Naciones Unidas y la UE no han salido adelante. Esto se
debe, en buena medida, a la composición de la Comisión
de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. También
es un reflejo de la falta de voluntad de algunos grupos
regionales para aceptar una condena de sus miembros.
Esto siempre me ha parecido uno de los defectos graves
del sistema de las Naciones Unidas. Una iniciativa de la
UE sobre Chechenia fue derrotada y nuestra resolución
sobre Zimbabwe quedó degradada en moción «sin
acción». Hay que decir que el número de votos
obtenidos contra el proyecto de resolución sobre
Chechenia fue este año bastante mayor que los obtenidos
sobre el mismo tema el año pasado. Tendremos que
analizar estos resultados y aprender por qué se han
producido. También tenemos que hablar sobre el número
de resoluciones críticas, específicas por países, que
presentamos a la Comisión. En particular, tenemos que
decidir si nuestra prioridad es hacer declaraciones de la
Unión, de modo que el mundo sepa nuestra posición, o
hacer que de hecho nuestros textos sean aprobados por la
mayoría de los miembros de la Comisión. Si me
permiten hablar en un lenguaje menos diplomático, ya es
hora de que la Unión Europea aprenda a «boxear de
forma un poco más inteligente» en sus tratos en la
Comisión de Derechos Humanos. Si queremos ser
eficaces, y no simplemente hacer declaraciones,
debemos tener un enfoque estratégico.
Quiero comentar tres ámbitos prioritarios que se
mencionan en el informe.
En su informe, la Sra. De Keyser se centra en tres temas
principales: en primer lugar, las tendencias de la guerra
En reconocimiento de los derechos de las personas con
discapacidad, durante la Presidencia irlandesa
continuaremos con el trabajo dentro de la Unión y de las
Naciones Unidas para llegar a elaborar una convención
de las Naciones Unidas sobre derechos humanos de las
personas con discapacidad.
En el contexto de la salud reproductiva, el informe anual
destaca el preocupante aumento del número de casos de
HIV/sida en Europa Oriental y en Asia Central, y la
relación entre pobreza y problemas de salud
reproductiva. La Presidencia irlandesa ha reconocido la
importancia de abordar el problema del sida y que su
solución supera la capacidad de cualquier Gobierno
individual. En febrero, la Presidencia organizó una
importante conferencia en Dublín sobre el problema de
la epidemia del HIV/sida en la región con el título
«Rompiendo barreras: la lucha contra el HIV/sida en
Europa y Asia Central».
En cuanto a la salud reproductiva en general, quiero
indicar que la Unión Europea trabajará incansablemente
para asegurar que se apliquen los derechos a los
servicios y atención sanitaria en materia de salud
reproductiva aceptados en todos los documentos básicos
de las conferencias más importantes de las Naciones
Unidas.
La Unión Europea y sus Estados miembros se
comprometieron con el objetivo de salud reproductiva
específico que se acordó en la Conferencia Internacional
de El Cairo. Es decir, dar acceso a la atención sanitaria
primaria, atención sanitaria reproductiva, a todos los
individuos de edad adecuada lo antes posible y no
después de 2015. Este compromiso se demuestra en el
Reglamento adoptado por el Consejo Europeo en julio
de 2003 sobre la ayuda a las políticas y acciones
relativas a la salud reproductiva.
En lo relativo al terrorismo, la Sra. De Keyser tiene
mucha razón al subrayar que el peligro de las reacciones
emotivas, como el miedo, la ira o el deseo de venganza
pueden generar la petición de medidas represivas en la
lucha contra este fenómeno. Este es un tema común que
21/04/2004
ha impregnado muchos de los debates en esta Cámara:
todos estamos interesados en la lucha común contra el
terrorismo, pero también tenemos que estar seguros de
que la lucha se equilibra con el respeto de los derechos
humanos, los principios democráticos y el Estado de
derecho.
Desde septiembre de 2001 la lucha contra el terrorismo
se ha convertido en una prioridad global. Al mismo
tiempo, esa lucha ha planteado nuevos desafíos para la
promoción y la protección de los derechos humanos.
Ninguna causa o ideología puede justificar los actos de
terrorismo y debemos condenarlo sin reservas. La
matanza
indiscriminada
de
seres
humanos
desprevenidos, que es el sello del terrorismo, constituye
en primer lugar y sobre todo una flagrante negación del
derecho más fundamental: el derecho a la vida.
Todos los Estados tienen la obligación de proteger a sus
ciudadanos de los ataques terroristas y de combatir al
terrorismo en todas sus formas. Pero para recibir el más
amplio apoyo posible y para tener éxito a largo plazo, la
lucha contra el terrorismo debe llevarse a cabo con pleno
respeto de los derechos humanos y con pleno respeto de
las libertades fundamentales. La promoción de los
derechos humanos debe convertirse en una parte
integrante de la lucha contra el terrorismo.
También debemos abordar las causas del terrorismo. El
intento de comprender las causas del terrorismo no debe
entenderse de ningún modo como debilidad con el
terrorismo o con los terroristas. Por el contrario, es un
paso esencial para la eliminación del terrorismo.
Como declaró aquí en el Parlamento el Presidente del
Consejo Europeo, el Sr. Ahern, el mes pasado que
cualquier buen médico nos dirá que para tratar una
enfermedad primero es necesario atacar sus causas junto
con sus síntomas. Con demasiada frecuencia la respuesta
simplista al terrorismo equivale a tratar solamente los
síntomas, no la enfermedad. En el contexto del combate
contra el terrorismo, la Sra. De Keyser también indica
con razón que este objetivo no puede servir de excusa
para suprimir la libertad de prensa y en concreto de
justificación para ataques a individuos o periodistas
individuales.
La Unión Europea ha otorgado tradicionalmente mucha
importancia al trabajo realizado por todos los defensores
de los derechos humanos, incluidos los de los medios de
comunicación. Los defensores de los derechos humanos
se han hecho cada vez más eficaces a la hora de asegurar
una mayor protección de las víctimas de las violaciones
de los derechos humanos. Sin embargo, este progreso se
ha logrado con frecuencia a un alto precio y con un alto
coste individual. Los mismos defensores se han
convertido cada vez más en los objetivos de los ataques
y en muchos países se han violado sus derechos.
Si bien la Unión Europea ha otorgado importancia a la
protección de los defensores de los derechos humanos,
esto se ha hecho hasta la fecha sobre todo de forma
puntual. La Presidencia irlandesa se propone elaborar
81
orientaciones políticas concretas para fortalecer el apoyo
de la Unión Europea a los defensores de los derechos
humanos. Estas orientaciones se presentarán en breve al
Consejo de Ministros.
Permítanme una vez más felicitar a la ponente por su
informe. En nombre del Consejo, la Presidencia acoge
con agrado esta colaboración con el Parlamento para
hacer avanzar nuestra causa común: la democracia y los
derechos humanos. La Unión Europea se funda en el
respeto de los derechos humanos, y esto se aplica tanto a
la política interior de la Unión como a nuestra política
exterior.
3-297
Gahler (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, la
protección de los derechos humanos es tradicionalmente
uno de los asuntos centrales para el Parlamento Europeo
y, de hecho, existe consenso político sobre la forma de
tratarlo. Las normas que deben aplicarse son las
establecidas por los acuerdos internacionales que
protegen los derechos humanos. Aquellos que infringen
estas normas o permiten que se infrinjan deben ser
objeto de crítica por parte de esta Cámara.
Sin embargo, el informe de este año, en contraste con
todos sus predecesores durante este periodo legislativo,
no ha nacido con buena estrella. Nuestra principal crítica
es que la ponente ha cargado lo que se supone que debe
ser un informe anual sobre los derechos humanos con
una inaceptable cantidad de lastre ideológico y ha hecho
de sus propios caballos de batalla, por no decir
obsesiones, su tema central. Por eso, para empezar, le
falta un componente general y no polémico, que se ha
tenido que introducir en el texto mediante 70 enmiendas.
Permítanme reiterar, para que quede totalmente claro,
que un informe de este tipo debe abordar los temas
importantes, es decir, cuestiones como: ¿dónde exigimos
democracia, elecciones libres, libertad de opinión,
libertad de prensa, libertad de credo y de conciencia, la
supresión de la discriminación legal y práctica contra las
mujeres, la protección de la integridad física, etc.? ¿Por
qué criticamos al Consejo, particularmente cuando en
sus negociaciones con grandes países, solo habla de
boquilla de los derechos humanos?
Está claro que la referencia en un informe de este tipo a
los derechos de, por ejemplo, los discapacitados no
puede ser más justa y adecuada. Por supuesto, deben
aplicarse sus derechos en cuanto ciudadanos del Estado
en situación de igualdad y debe denunciarse el trato
degradante en las instalaciones públicas. Dentro de los
límites de lo que pueden hacer los Estados individuales,
el derecho humano a la vida incluye también el derecho
al acceso a los servicios sanitarios, pero debe dejar de
disfrazar las demandas en los ámbitos de la salud y la
política social, por muy deseables que sean, de catálogo
de derechos humanos e inmortalizarlas en este informe.
El hecho es que aquellas cosas que se garantizan como
derechos humanos pueden exigirse como derechos
legales y aquellos que no los protegen están violando los
derechos humanos, pero ninguna constitución ni ninguna
convención internacional, europea o de otro tipo, declara
82
las demandas detalladas que usted presenta derechos
humanos aplicables. Si fuese así, el alcalde de Rabat o
su homólogo de Lagos estarían violando los derechos
humanos al no cumplir su exigencia de que los
autobuses urbanos estén equipados con puertas
accesibles para las personas discapacitadas. Al no
hacerlo, se les puede considerar perfectamente malos
alcaldes, pero no están violando los derechos humanos.
Esto muestra la falsedad de su enfoque. Tampoco existe
el derecho humano a la distribución de preservativos
gratuitos, pero, en este caso, según el informe, es un
objetivo que debe lograrse. El Presidente de Sudáfrica,
Thabo Mbeki, puede estar equivocado sobre la forma de
combatir el sida, pero esto no lo convierte en un
infractor de derechos humanos.
Esta Cámara tiene delante el excelente informe del Sr.
Mantovani sobre la situación de las personas
discapacitadas, y ese es el lugar adecuado para todas las
cuestiones que usted enumera, pero en ese caso usted
solo podría presentar enmiendas y el informe no llevaría
su nombre. Permítame decirle que el informe del Sr.
Mantovani trata todo esto mucho mejor; esta es la razón
por la que vamos a votar a favor de su informe y no del
de usted.
En cuanto a su otro caballo de batalla, la salud
reproductiva, debe tratarse en la Comisión de Desarrollo
y Cooperación o en el informe Junker sobre 10 años
después del Cairo; de hecho, ya está ahí, pero no en esta
forma, como derechos humanos garantizados y
aplicables. ¿A quién pretende exigir esos derechos?
Aquí es donde usted y yo a menudo no estamos tan
alejados; yo también estoy en contra de la política para
la Ciudad de México. También soy el primero que
quiere que las misiones católicas repartan preservativos
en lugar de anatematizarlos, pero cuando usted pide que
la UE compense la pérdida de fondos procedentes de los
Estados Unidos, entonces, creo, es cuando otros tendrán
la idea de ahorrarse su dinero; después de todo, la UE
tomará el relevo, ¿no es así? El consenso sobre los
derechos humanos en esta Cámara se ha mantenido
durante muchos años, pero, tal como yo lo veo, su
informe no hace nada para contribuir a mantenerlo.
21/04/2004
congelarse por la noche al apagar la calefacción para
ahorrar dinero. Quince niños, una cuarta parte de los
residentes, murieron. La madre de un hombre en
Venecia, en Italia, con problemas de salud mental, lo
encerraba habitualmente en su casa cuando salía,
dejándolo solo. Cuando se declaró un incendio vio que
la puerta principal estaba cerrada con llave y murió
asfixiado por la inhalación de humo. En Alemania dos
cabezas rapadas atacaron a un anciano de 55 años con
dificultades de aprendizaje y problemas de vista cuando
iba a trabajar golpeándolo y pateándolo hasta matarlo.
Los jóvenes dijeron a la policía que «no merecía vivir».
Como el acaba de declarar Sr. Gahler, los diputados del
Grupo del PPE-DE a este Parlamento han votado en
contra del admirable informe de la Sra. De Keyser en
comisión y algunos han amenazado con oponerse a él en
el pleno, porque dicen que estos ejemplos de abuso
contra las personas discapacitadas no constituyen una
violación de los derechos humanos. ¡Qué vergüenza!
3-299
Van den Bos (ELDR). – (NL) Señor Presidente,
¿llegaremos alguna vez a un nivel de civilización en el
que la violación de los derechos humanos a gran escala
sea una cosa del pasado? Con frecuencia, la causa más
importante de esas violaciones es el mantenimiento o la
conquista del poder a toda costa. De modo semejante,
en modo alguno se han erradicado las prácticas bárbaras
que siembran odio por razones puramente religiosas o
étnicas; al contrario, cada vez se asesina a más personas
inocentes de forma aleatoria. Esta semana estamos
conmemorando la masacre de Ruanda. La comunidad
mundial está avergonzada por su propia pasividad.
3-298
¿Es un sentimiento auténtico? ¿Hemos sacado realmente
las conclusiones correctas? Para Europa, ¿tienen los
derechos humanos realmente tanto peso en la práctica
como las declaraciones solemnes podrían sugerir?
¿Estamos dispuestos realmente a dar preferencia a los
derechos humanos sobre los intereses económicos y
estratégicos? Lamentablemente, todavía no es así.
Todavía presenciamos diariamente el uso de la
violencia, torturas, infracciones estructurales de los
derechos humanos, como el maltrato de las mujeres o el
sistema de castas.
Howitt (PSE). – (EN) Señor Presidente, en Gran
Bretaña un hombre mató a su hermano de 40 años, que
tenía la enfermedad de Huntington, asfixiándolo. Se
declaró culpable de homicidio sin premeditación y el
juez lo puso en libertad. En una institución residencial
de Bélgica, algunos cuidadores y trabajadores sanitarios
maltrataron a personas con discapacidad, las golpearon
físicamente y el personal de la misma cogió su dinero y
lo utilizó. En una residencia de los Países Bajos, tres
enfermeras golpearon, escupieron, dieron patadas e
insultaron a cinco personas mayores con demencia. En
España los padres de una mujer con discapacidad de 44
años de edad la encerraron en un sótano de dos metros
de profundidad desde los cuatro años. Los trabajadores
sociales lo supieron durante 25 años. En Bulgaria, se
amarró a las camas en invierno a unos niños en un hogar
para personas mentalmente discapacitadas, y los dejaron
Afortunadamente, la Sra. De Keyser apoya el
llamamiento que hice en mi informe del año pasado para
hacer menos evasivo el diálogo sobre derechos humanos
con los países socios y estructurarlo de forma más
eficaz. La pregunta es hasta qué punto esto ha tenido un
efecto en la práctica. Desde mi informe, la cooperación
con el Consejo ha mejorado considerablemente en una
serie de aspectos. Espero que la Presidencia neerlandesa
siga mejorando las relaciones con esta Cámara en lo
relativo a estos asuntos. Por nuestra parte, haríamos bien
en garantizar que el informe sobre los derechos humanos
se publique todos los años en una fecha fija, de modo
que sea posible incluir un juicio sobre el informe del
Consejo y también sobre las soluciones aportadas por la
comisión de derechos humanos de Naciones Unidas.
Además, nuestro Parlamento debe hacer un seguimiento
21/04/2004
de las violaciones de los derechos humanos allí donde
hemos visto que son más sistemáticas. Es desafortunado
cómo se produjo el informe De Keyser. A pesar de ello,
mi Grupo apoya su contenido, incluso en lo relativo a los
derechos de los discapacitados y la salud reproductiva.
Después de todo, va en contra del más elemental sentido
de la justicia que alguien muera por falta de cuidados
médicos. Nuestros amigos cristianodemócratas deberían
estar de acuerdo con esto, incluso si ello incluye
derechos no aplicables.
Por último, me gustaría resaltar una vez más el creciente
abuso de las religiones para fines políticos y el
radicalismo. Dada la seriedad de la amenaza y la
realidad de Madrid, deseo repetir el llamamiento del año
pasado de que la Unión Europea necesita analizar el
problema en todas sus dimensiones y debe preparar una
estrategia para impedir este extremismo religioso. Ya es
hora, en mi opinión, de que la Fundación EuroMed, que
se aprobó en Valencia en 2002, despegue finalmente.
La Unión Europea se precia de ser una comunidad de
valores. Esto significa que nuestra política sobre los
derechos humanos debe ser menos evasiva; también
incluye la obligación de trabajar para propagar un nivel
de civilización en el que las violaciones de los derechos
humanos a gran escala sean una cosa del pasado.
3-300
Boudjenah (GUE/NGL). – (FR) Señor Presidente, el
balance anual de los derechos humanos nos ofrece, por
desgracia y una vez más, la ocasión de hacer una
constatación: la situación en el mundo se degrada. La ley
del más fuerte, la represión y la intervención militar
ganan sobre los principios y los valores del Derecho
internacional. La lucha contra el terrorismo justifica la
agresión a diestro y siniestro, en numerosas regiones del
mundo, contra las libertades individuales y colectivas.
La lista sería larga: en Turquía, donde Leyla Zana y sus
compañeros acaban de ser de nuevo injustamente
condenados por su defensa del pueblo kurdo; en Túnez,
donde el acoso y la represión contra los demócratas van
en aumento ante la indiferencia de la Unión; en
Marruecos, donde los atentados a los derechos de los
saharauis se multiplican en el Sahara occidental
ocupado; en el Iraq, donde las fuerzas de ocupación
norteamericanas provocan verdaderos dramas humanos,
compran a bajo precio los recursos naturales del país y
se arrogan el derecho a comportarse como amos; en
Palestina también, donde según palabras de Avraham
Burg, antiguo presidente de la Knesset, la situación es
tan explosiva que «gritar es un imperativo moral».
Se podría evocar también el acoso intolerable de los
defensores de los derechos humanos en todos los
rincones del mundo. Según el informe anual de 2003 del
observatorio de la Federación Internacional de los
Derechos Humanos: «el actual clima de seguridad y las
derivas arbitrarias asociadas al mismo siguen poniendo
en peligro los principios enunciados en la Declaración
Universal de los Derechos Humanos. Denunciar la
adopción de leyes restrictivas, defender el derecho a un
83
juicio justo y equitativo, luchar contra la pena de muerte
o incluso denunciar la tortura resulta cada vez más
difícil». Periodistas, abogados, oponentes políticos y
sindicalistas se han convertido, en algunos países, en
auténticos blancos que batir. Sin embargo, más que
nunca, el apoyo y el estímulo a esos hombres y mujeres
en su lucha por la democracia, la justicia y la paz
constituyen una baza esencial para nuestro futuro
común.
Por último, el respeto y la garantía de derechos
fundamentales, como el derecho a la soberanía, a la
autosuficiencia alimentaria, a la salud, a vivir en
dignidad y no en la miseria, participan también de la
construcción de un mundo mejor. Apoyo en este sentido
el trabajo de la ponente, en particular en lo que se refiere
al acceso a la salud reproductiva.
3-301
Wuori (Verts/ALE). – (FI) Señor Presidente, podemos
aceptar los cambios en esencia, a pesar del limitado
énfasis en algunos detalles. Sin embargo, al mismo
tiempo, quiero llamar la atención sobre los métodos que
se han usado, que esta vez han sido escandalosos. No
debemos permitir que los derechos humanos se
conviertan en rehenes de una política de pasillo de cortas
miras y con frecuencia dirigida por los medios de
comunicación. Su aplicación exige que se tomen
decisiones políticas y también tendrá un impacto
político. Tienen un valor intrínseco.
El trabajo sobre derechos humanos exige una visión
global de la situación y un priorización sistemática,
sostenible y coherente de los problemas, tanto temática
como geográficamente, basada en su propio sistema
logístico. Acogemos con satisfacción este informe
panorámico sobre los derechos humanos en la
actualidad. Sin embargo, al mismo tiempo, debemos
mirar al futuro. A menos que podamos mejorar la forma
en que coordinamos los procesos de seguimiento de los
derechos humanos internos y externos de la Unión
Europea, y equipararlos, a menos que podamos
comprometernos en una actividad post-seguimiento más
vigorosa y dejar de lado los motivos políticos
irrelevantes y agendas ocultas, dejaremos un triste
legado al próximo Parlamento. Solo si podemos poner
en orden nuestra propia casa, podremos pedir de forma
creíble que los Estados miembros y el Consejo
abandonen su actitud sobre la política comercial y otras
mezquinas opiniones sobre lo que pudieran ganar en una
situación, y crear una política coherente y duradera. En
ese sentido, los derechos humanos empiezan en la propia
casa y ese es principalmente el asunto que nos ocupa
ahora.
3-302
Ribeiro e Castro (UEN). – (PT) Señor Presidente, señor
Presidente en ejercicio del Consejo, señor Comisario,
Señorías, estoy de acuerdo con el discurso que acabamos
de oír. Nosotros también habríamos preferido un
informe que abordase los aspectos comunes y
principales de la cultura de los derechos humanos
derivada de la Declaración Universal de los Derechos
Humanos de las Naciones Unidas. Esta es la dirección
84
que deberíamos tomar, en lugar de usar estos informes
para cualquier otro propósito. Reconozco que el informe
es mejor que la versión original que se rechazó en la
comisión parlamentaria, pero, sin embargo, deseo hacer
algunas observaciones en nombre propio y en el de mi
Grupo.
Antes que nada, unas palabras sobre el Premio Sajarov y
los tres ganadores de este premio que siguen siendo
perseguidos. La resolución no es equilibrada, ya que la
exposición de motivos cita tres casos en Turquía, Burma
y Cuba, mientras que el apartado 23 de la resolución
final ignora la situación de Osvaldo Payá en Cuba. Esto
debe corregirse, de otro modo podría acusársenos de
pérdida de memoria y de parcialidad.
En segundo lugar, en lo referente al terrorismo, todavía
no hemos logrado un enfoque adecuadamente
equilibrado. Sin embargo, sobre todo deseo expresar mis
reservas sobre la forma en la que el tema de la salud
reproductiva se ha incluido en este tema y especialmente
en lo referente a la relación que se establece entre aborto
y salud reproductiva, algo con lo que no estoy de
acuerdo en absoluto.
Solo por citar algunas cifras del informe, su exposición
de motivos se queja de que se efectúan 100 abortos al
minuto y que 70 000 mujeres mueren todos los años a
causa de abortos inseguros. He hecho algunos cálculos y
esto significa que 52 560 niños mueren en los años no
bisiestos y 52 700 en los años bisiestos, además de las
70 000 mujeres. Se trata ciertamente de cifras
preocupantes, pero nuestro enfoque al respecto es
totalmente diferente: consideramos esos datos como la
confirmación del derecho a la vida.
3-303
Sandbæk (EDD). – (EN) Señor Presidente, quiero
agradecer a la Sra. De Keyser por haber incluido en su
informe, por primera vez en la historia de este
Parlamento, los derechos reproductivos de las mujeres.
En la CIPD, la comunidad internacional situó
firmemente la salud reproductiva en el contexto de los
derechos humanos y por una buena razón. Cuando se
interpretan los tratados sobre derechos humanos, no se
tienen en cuenta las diferencias biológicas entre hombres
y mujeres y esto tiene consecuencias drásticas,
especialmente en lo relativo a la pandemia del sida,
siendo las mujeres el 60% de los afectados. Solo el 11%
de las mujeres en un país como Zambia piensan que
tienen derecho a pedir a sus maridos que usen un
condón. En algunos casos hasta la mitad de las mujeres
jóvenes y las niñas en los países en desarrollo dicen que
su primera experiencia sexual no fue libremente
consentida. Ellas no tienen la posibilidad de elegir la
abstinencia. Puede que sean fieles, pero sus maridos no
lo son, y ellos tampoco usan condón.
De hecho las mujeres casadas tienen el HIV
proporcionalmente más que las mujeres no casadas.
Estas mujeres necesitan saber desesperadamente que la
salud sexual y reproductiva es un derecho. Me horroriza
21/04/2004
que algunos diputados a esta Cámara quieran privar a las
mujeres de estos derechos al tratar de suprimir un
capítulo que los explicita en el informe sobre derechos
humanos.
Esta Cámara debería apoyar claramente a estas mujeres;
podemos hacerlo votando a favor de las enmiendas de la
Sra. De Keyser y de su informe.
3-304
Claeys (NI). – (NL) Señor Presidente, tengo la
desagradable sensación de que la ponente considera la
lucha contra el terrorismo un problema tan grave como
el terrorismo mismo. Esta observación se repitió varias
veces durante el debate del informe en comisión. Se
rechazó enfáticamente, pero la versión definitiva del
informe no ha podido eliminar esa sensación.
Formalmente, se condena el terrorismo –también–, tras
lo cual el informe dedica muchos apartados a los
derechos humanos de los terroristas o de aquellos
acusados de actos terroristas. De modo semejante, al
tratar el conflicto palestino-israelí hay una total falta de
matización: los atentados terroristas palestinos y la
construcción del muro de seguridad, por ejemplo,
quedan equiparados. En el Parlamento Europeo debemos
analizar seriamente si informes de este tipo son útiles.
Además, se trata de un informe sobre los derechos
humanos en el mundo, es decir, el mundo fuera de la
Unión Europea, pero quizás deberíamos mirar más cerca
de nuestra casa.
Precisamente hoy, un tribunal de Bélgica va a dictar
sentencia en un proceso judicial contra el partido
opositor flamenco más importante, el Vlaams Blok, un
proceso iniciado por un organismo gubernamental en el
que todos los partidos tradicionales tienen un escaño,
incluido el partido al que pertenece la ponente. Lo que
estamos presenciando ahora en Bélgica es la
instrumentalización de la lucha contra el racismo, o lo
que debería considerarse como tal, para poner freno al
derecho a la libre expresión de la opinión. Con las
elecciones previstas para dentro de solo unas semanas,
se está intentando robar a un partido opositor
democrático su financiación e incluso lograr que un
tribunal lo prohíba de facto. Se darán cuenta de que
tengo mis reservas cuando alguien que aprueba tales
prácticas es hoy ponente de un informe sobre derechos
humanos en el mundo.
3-305
Van Orden (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, soy un
gran defensor de los auténticos derechos humanos, pero
existe el peligro de que nos movamos cada vez más
hacia una cultura de los derechos y de que todo deseo
humano y toda necesidad social o de salud se defina
como derecho humano fundamental. Este enfoque no es
útil desde muchos puntos de vista, especialmente desde
el punto de vista de aquellos que sufren una auténtica
violación de los derechos humanos y cuyos gritos
quedan amortiguados por todas las demás demandas con
las que tienen que competir.
21/04/2004
Me preocupa otra cosa: en un momento en que el
terrorismo internacional se sitúa entre nuestras mayores
ansiedades, con demasiada frecuencia vemos cómo los
terroristas y sus organizaciones fachada y sus defensores
políticos aprovechan la etiqueta de los derechos
humanos para sus propios fines como un arma política y
como un medio para reducir la eficacia de las fuerzas de
seguridad que operan contra ellos.
El informe que tenemos ante nosotros contiene todos
estos errores. Hay una gran mejora con respecto al
primer proyecto, pero todavía se tiene que centrar más
en las preocupaciones sobre los derechos humanos reales
en el mundo. Mientras intenta atacar a los actuales
blancos de la izquierda, los Estados Unidos e Israel,
pierde la oportunidad de poner al descubierto los
regímenes corruptos de muchos continentes que
mantienen a sus pueblos en la miseria y ofrece muy poco
apoyo a las víctimas del terrorismo o de los que
participan en la lucha contra el terrorismo.
Con respecto a la cuestión palestino-israelí, del apartado
46 del informe se infiere de algún modo que la actividad
de asentamiento en el exterior de las fronteras de Israel
es similar a los indiscriminados ataques terroristas contra
civiles inocentes en Israel. Tales comparaciones son
realmente detestables y es una grave irresponsabilidad
que
los
políticos
hagan
tales
sugerencias,
particularmente cuando todos nuestros pueblos se
enfrentan a la amenaza del terrorismo. Con respecto a la
cuestión de la Bahía de Guantánamo, el informe ofrece
excesivo consuelo a los detenidos en Camp Delta,
mientras ignora las dificultades con las que se enfrentan
nuestras democracias al tratar con fanáticos que intentan
amenazar y asesinar a civiles inocentes.
Quisiera ver un llamamiento a la acción decidida por
parte de la UE y el resto de la comunidad internacional
para provocar un cambio real en los países en los que
existe realmente una violación de los derechos humanos,
como Zimbabwe. Centrémonos en los problemas de
derechos humanos reales, no en el capricho político.
3-306
Theorin (PSE). − (SV) Señor Presidente, este es un
informe muy importante que casi se ha ido a pique por
culpa de juegos políticos solapados de la derecha. Me
concentraré en dos partes del informe: las que se refieren
a Israel y Palestina y al derecho de las mujeres a decidir
sobre sus propias vidas.
Permítanme decir primero, en lo tocante al debate sobre
Pakistán, que también en este caso deben primar los
derechos humanos y no los aspectos económicos. La
legitimación de un régimen que se hizo con el poder
mediante un golpe militar y que no respeta los derechos
humanos debería ser algo totalmente ajeno a la UE.
Ayer, los miembros de la Comisión de Asuntos
Exteriores, Derechos Humanos, Seguridad Común y
Política de Defensa pudimos escuchar como la Iniciativa
de Ginebra y a los representantes de Israel y Palestina
confirmaban lo que se describe por ejemplo en los
85
apartados 46 y 47 de este informe, pero que el Grupo de
la derecha desea eliminar. Cerrar los ojos a la realidad
nunca ha llevado a una solución auténtica de los
problemas.
En segundo lugar, unas palabras sobre salud
reproductiva. Los derechos de la mujer son derechos
humanos. Las mujeres, por supuesto, deben tener el
derecho a tomar decisiones sobre sus propios cuerpos,
así como a la salud reproductiva. Las propuestas 28-40
son adiciones importantes que hay que apoyar. Cada
minuto, muere una mujer por causas relacionadas con el
parto. Cada minuto, se efectúan 100 abortos, la mitad de
los cuales son realizados por personas sin formación
médica. Cada año, mueren 70 000 mujeres como
consecuencia de abortos inseguros.
En los países en desarrollo, los problemas de
reproducción son la causa más importantes de muerte y
discapacidad. En esta situación, rechazar el apoyo a las
organizaciones que ofrecen asesoramiento sobre
anticoncepción y contribuir conscientemente a provocar
una situación en la que cientos de miles de mujeres
deben someterse a abortos inseguros y mueren
prematuramente y en la que cientos de miles de mujeres
se infectan con el VIH cada año constituye una grave
violación de los derechos humanos y un grave riesgo
para la salud reproductiva de las mujeres.
3-307
Malmström (ELDR). − (SV) Señor Presidente, a los
ojos del mundo circundante, el trabajo de la UE sobre
los derechos humanos tiene una gran importancia. Los
Estados delincuentes a los que condenamos en nuestros
informes envían a sus embajadores para que las
referencias sobre sus países se eliminen a cualquier
precio. A la inversa, una resolución del Parlamento da en
ocasiones esperanza y aliento renovados a aquellos que,
en todo el mundo, están en prisión, son torturados o
sufren la opresión y a quienes están involucrados en
guerras.
Las personas comprometidas desean que la UE
desempeñe un papel activo para trabajar por un mundo
mejor. En ocasiones, se sienten decepcionados cuando
decidimos cerrar los ojos ante graves crímenes porque la
política comercial o los intereses estratégicos están por
delante de tales violaciones. Por lo tanto, nunca debemos
dudar a la hora de poner énfasis en los derechos
humanos en los contactos con países como China, Irán,
Cuba, Siria, Zimbabwe, etc.
Hace casi cinco años, yo misma redacté un informe
sobre el informe anual sobre derechos humanos en el
que llamaba la atención sobre el tema de la violencia
contra las mujeres. Creo que es lógico que sigamos por
ese camino en el último informe de esta legislatura. El
hecho de que en 2004 estemos debatiendo sobre si la
violencia sexual, la mutilación genital, el comercio
sexual, la violación de las niñas y la falta de medicación
para el sida deben formar parte o no de un informe sobre
los derechos humanos demuestra que también en esta
Cámara tenemos un largo camino por delante.
86
No estoy de acuerdo con la Sra. De Keyser sobre todos
los detalles de su informe, pero es importante y también
justo resaltar estos temas. Es muy extraño que la derecha
se queje de que estos temas se incluyan en un informe
sobre los derechos humanos.
3-308
Krivine (GUE/NGL). – (FR) Señor Presidente, tras la
caída del muro de Berlín, muchas personas pensaron
que, con el fin de la guerra fría, íbamos a conocer por fin
un mundo en paz. Pero sucede exactamente lo contrario.
Nunca ha habido tanta violencia en el mundo.
En este clima de temor e interrogantes, la administración
Bush lanzó su cruzada antiterrorista con el único
objetivo, de hecho, de asegurarse la hegemonía
económica, y por tanto militar, de su imperio en una
economía liberal globalizada. Ha nacido un nuevo
concepto, lleno de trágicas consecuencias: el de la guerra
preventiva. En nombre de la lucha contra el terrorismo
privado de su antiguo agente Bin Laden, Bush legaliza
ahora el terrorismo de Estado. Los pueblos palestino o
iraquí son sus primeras víctimas, y Sharon, Blair o
Aznar, sus primeros cómplices. Siempre en nombre de
esa lucha se construye en todo el mundo un nuevo
arsenal represivo que pone en peligro las libertades
fundamentales.
¿Qué valores comunes podríamos tener con un Gobierno
que ha organizado el campo de muertos vivientes de
Guantánamo? Lejos de debilitar el terrorismo privado,
este arsenal tiene por objetivo, de hecho, criminalizar
cualquier oposición al establecimiento de este nuevo
orden, como el movimiento sindical, asociativo o
antiglobalización. Por desgracia, la Unión Europea ha
participado en esta empresa con una definición del
terrorismo que resulta fatal para la libertad, con la
adopción de la orden de detención europea o con las
múltiples leyes contra los inmigrantes, por no hablar de
los Gobiernos que todavía se atreven, en Europa, a
prohibir el aborto.
La lucha por erradicar las guerras y la violencia no se
puede limitar a los deseos piadosos, como este
Parlamento acostumbra a hacer. Hay que atajar las raíces
del mal, un sistema social únicamente dominado por el
beneficio, que convierte a las personas en mercancías,
un régimen que destruye el medio ambiente y que
excluye del trabajo, del sistema sanitario o de la
educación, de la vivienda, incluso de la alimentación
elemental, a miles de millones de seres humanos.
La globalización capitalista genera la globalización de la
violencia. Pero, desde ahora, podemos intervenir
concretamente, por ejemplo regularizando a los sin
papeles y prohibiendo las expulsiones colectivas en
vuelos chárter, imponiendo al Consejo la congelación de
los acuerdos de asociación con Israel, organizando otro
reparto de la riqueza, en particular a través de un
impuesto Tobin sobre los movimientos de capitales o,
por último, anulando la deuda del tercer mundo.
3-309
21/04/2004
Boumediene-Thiery (Verts/ALE). – (FR) Señor
Presidente, señora Comisaria, señor Presidente en
ejercicio del Consejo, hoy, nuestra Asamblea examina la
situación de los derechos humanos y la política europea
en relación con terceros países. He decidido consagrar
mi intervención a Siria.
Seguro que saben que los defensores de los derechos
humanos y de las libertades democráticas sufren allí
presiones y acosos continuos. Varios informes de ONG
denuncian violaciones flagrantes: personas que están en
prisión a causa de su opinión, exiliados políticos,
interrogatorios repetidos, interpelaciones, detenciones,
torturas y, en ocasiones, desapariciones. El Sr. Aktham
Naissé, presidente de los Comités para la defensa de las
libertades democráticas y los derechos humanos en Siria,
fue detenido el 13 de abril por los servicios de seguridad
militar. Se le mantiene detenido en un lugar secreto. Se
le ha negado su tratamiento médico, cuando su estado de
salud es alarmante. Parece incluso que vaya a ser
presentado dentro de poco ante el Tribunal de Seguridad
del Estado. ¿Hay alguna amenaza al orden público o
algún acto de terrorismo en defender los derechos
humanos? Los Sres. Ahmad Jazen y Hassan Watfa
fueron detenidos los días 15 y 16 de marzo de 2004 por
los servicios de seguridad militar y condenados a prisión
por haber participado en una concentración delante del
Parlamento para reclamar reformas democráticas y el
levantamiento del estado de emergencia. A día de hoy, la
sociedad civil siria todavía no ha oído ni visto una
reacción de la Comisión Europea. Sin embargo, su
delegación en Damasco ya ha sido testigo de varias de
estas violaciones. No se trata de injerencia, sino de
defensa de los valores universales, en la que tenemos
una responsabilidad.
Permítanme recordarles que estamos en negociaciones
con Siria para la firma de un acuerdo de asociación. Los
acuerdos de este tipo se basan en un Estado de derecho y
su artículo 2 estipula claramente el compromiso de las
dos partes de respetar los derechos humanos. En Siria
está en vigor, desde hace 41 años, el estado de
emergencia, que permite la aplicación de la ley marcial
por los tribunales militares. Esto es contrario a un Estado
de derecho y el respeto de los derechos fundamentales,
tal como están consagrados en el Derecho internacional
y en la Declaración de Barcelona. Hace exactamente un
mes, el 22 de marzo, en Atenas, creamos la Asamblea
Parlamentaria Euromediterránea, de la que Siria es
miembro. Esta cooperación solo puede construirse sobre
la base de determinadas exigencias, como el respeto de
los derechos humanos y las libertades democráticas.
Por ello, les ruego que tengan a bien intervenir con
carácter de urgencia ante las autoridades sirias para
pedirles que garanticen la integridad de estas personas,
que procedan a su liberación inmediata e incondicional,
que pongan fin a las presiones y acosos continuos, que
respeten el Derecho internacional y que se ajusten a las
disposiciones de la Declaración Universal de los
Derechos Humanos y de los instrumentos
internacionales ratificados por Siria. Nuestras
democracias tienen medios de presión. Si no los
21/04/2004
utilizamos para hacer respetar nuestros valores
universales, perdemos nuestra alma. Somos muchos,
señora Comisaria, señor Presidente en ejercicio del
Consejo, los que esperamos su respuesta, porque no
puede permitirse la menor indulgencia cuando se violan
los derechos humanos.
3-310
Dell'Alba (NI). – (FR) Señor Presidente, Señorías,
quiero felicitar de todo corazón a la ponente por lo que
contiene el informe que nos ha presentado y por lo que
no contiene, pero que, espero, pueda ser objeto de una
votación favorable mañana, a fin de restablecer la
originalidad y el carácter específico de la visión que la
Sra. De Keyser ha querido dar a la dimensión de los
derechos humanos en el mundo.
En efecto, como otros colegas, nosotros, los radicales
italianos, estamos muy atentos a todo lo que es salud
reproductiva, a toda esta dimensión, a esta nueva
dimensión, que nuestra sociedad debe tener en cuenta
cada vez más en su forma de aprehender la cuestión de
los derechos humanos, incluyendo en ella, por ejemplo,
el derecho a la salud, que implica desde ahora las nuevas
tecnologías, la investigación genética, todo tipo de
posibilidades que se ofrecen a la humanidad, pero que
todavía constituyen un problema, un bloqueo en muchas
de nuestras sociedades. Por tanto, votaremos a favor de
todas las enmiendas que van en este sentido con la
esperanza de enriquecer el informe de la Sra. De Keyser
mañana.
Dicho esto, quería lanzar, en el marco de este debate, un
llamamiento a los colegas, a la ponente y a los
coordinadores de los distintos Grupos, esperando que mi
mensaje sea escuchado. Después de la votación del
informe en comisión, tuvo lugar una espantosa masacre,
se ejerció una tremenda violencia sobre el pueblo
indígena de los habitantes de las montañas en Vietnam.
Se trata de una población autóctona, la más antigua del
Vietnam, que padece la opresión del régimen de Hanoi.
Esa opresión se ha manifestado, hace algunos días, con
brutales acciones policiales destinadas a dispersar a los
manifestantes, a semejanza de lo que pasó en otro país,
como acabamos de escuchar. Sin duda, decenas de
personas resultaron muertas, muchas otras detenidas,
encarceladas. No hay noticias de ellas.
Sé que los plazos han vencido, pero, dado que en el
informe se habla de los pueblos indígenas, mañana me
permitiré, con el consentimiento de mis colegas,
presentar una enmienda oral con el fin de incluir aunque
solo sea la mención de los habitantes de las montañas de
Vietnam para recordar a las autoridades de Hanoi que el
Parlamento Europeo tiene muy presente su situación. El
Comisario Patten ha actuado a menudo a este respecto, y
otros países europeos también han intervenido. Pienso
que nos honraría mencionar, en la votación de mañana,
la opresión que sufren los habitantes de las montañas de
Vietnam.
87
Sin embargo, hay un trasfondo preocupante en la forma
en que se han tratado los derechos humanos y el
terrorismo. Si bien comparto algunos de los sentimientos
expresados por mi colega el Sr. Van Orden, también
estoy preocupado desde otro punto de vista. Los
gobiernos centralizados, ya sean nacionales o
internacionales, enseguida adquieren poderes y crean
mecanismos que pueden ayudarles en la lucha contra el
terror, pero que ciertamente erosionan los derechos
establecidos y las libertades de los ciudadanos. Hay por
ello una suprema ironía en el hecho de que las políticas
antiterroristas, que todos apoyamos, pueden hacer tanto
por restringir nuestras libertades como los mismos
terroristas.
Señor Presidente, a menos que se produzca un milagro
electoral en junio o una dimisión autoinmolatoria en
masa de mis colegas, esta es la última ocasión en la que
tendré el placer de dirigirme a esta distinguida Cámara.
Quiero, con su permiso, señor Presidente, aprovechar
esta oportunidad para dejar constancia de mi más sincero
agradecimiento a sus Señorías, al personal de aquí y de
Bruselas, y sobre todo a mis colegas de la delegación
conservadora británica por la generosidad, amabilidad,
ayuda, simpatía y el apoyo, a menudo necesario, que
todos me han dado durante los últimos cinco años.
Mentiría si dijera que estoy feliz con mi baja posición en
la lista de mi partido en la región sudoeste de Gran
Bretaña, pero no sería una mentira decir que he
disfrutado estos cinco años, quizás más de lo que pueda
decir. Por ello, señor Presidente, gracias y adiós.
(Aplausos)
3-312
El Presidente. − Señoría, casi me uno al aplauso, lo cual
no me está permitido. Muchas gracias por esta despedida
tan personal de esta Cámara; quizás vuelva a ella
después de todo.
3-313
Fava (PSE). – (IT) Señor Presidente, había preparado un
discurso que he decidido dejar a un lado después de
escuchar los comentarios que han hecho algunos
diputados de la derecha. Creo que mientras se esgrima la
crítica en esta Cámara, como si estuviésemos juzgando a
Galileo, cada vez que tratamos el tema de los derechos
de las mujeres y mientras usemos la palabra «obsesión»
al hablar de los derechos, nuestros debates no servirán
más que para dar trabajo a los taquígrafos.
Esperábamos mayor severidad y mayor pasión por parte
de algunos diputados de la derecha, por ejemplo, al
denunciar el vacío legal que existe en la situación de los
prisioneros de la Bahía de Guantánamo, que es contraria
a todas las normas del derecho internacional.
Esperábamos pasión y severidad a la hora de denunciar
el uso arbitrario que lamentablemente se hace de la lucha
contra el terrorismo para reprimir a los disidentes.
3-311
Stockton (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, d'abord,
chère Madame, je dois vous féliciter pour votre rapport!
Señor Presidente, creemos que debe buscarse y
garantizarse la defensa de los derechos, sobre todo en la
88
vida diaria, con el fin de impedir que los derechos de los
justos se conviertan en los derechos de unos pocos, y
pensamos realmente que este silencio en este tema es
obsesivo.
3-314
Nordmann (ELDR). – (FR) Señor Presidente, pienso
que el informe de la Sra. De Keyser es muy desigual.
Hay capítulos interesantes, que abren perspectivas, en
particular sobre la salud reproductiva y sobre los
derechos de las personas discapacitadas. Pero en cuanto
a la cuestión central que la Sra. De Keyser quería
privilegiar de algún modo, creo que la ha abordado mal.
Quiero hablar de la cuestión de las relaciones entre los
derechos humanos y la lucha contra el terrorismo y, más
exactamente, del desafío que la lucha contra el
terrorismo lanza a la democracia. El siglo XX planteó a
las democracias el desafío de la guerra. ¿Podíamos hacer
la guerra y seguir siendo democracias? Hubo que
encontrar soluciones que supusieran un equilibrio entre
el ideal y los imperativos de la realidad.
Hoy debemos dar nuevamente muestras de creatividad
para intentar encontrar el equilibrio en los asuntos
actuales. No podemos poner en el mismo plano el
derecho de los terroristas y el derecho de las víctimas del
terrorismo. No podemos colocar la lucha contra el
terrorismo después de la lucha contra los que combaten
el terrorismo. Y precisamente en relación con el Oriente
Próximo, la Sra. De Keyser da la desagradable
impresión de ponerlo todo en el mismo plano, cuando
hay que inventar un derecho a la legítima defensa
democrática contra el terrorismo. Esta es la cuestión
central y, por desgracia, no ha conseguido abordarlas,
cosa que lamento.
3-315
Deva (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, quiero
continuar con la excelente intervención del Sr. Van
Orden y el interesante tema que acaba de plantear el Sr.
Stockton en su discurso de despedida.
En su reunión de la semana pasada, la Comisión de
Derechos Humanos de las Naciones Unidas no criticó
públicamente a Rusia y China por sus violaciones de los
derechos humanos. Rechazó resoluciones sobre
Chechenia, China y Zimbabwe, pero aprobó medidas
sobre Corea del Norte, Cuba, Belarús y Turkmenistán.
Esto demuestra que los países poderosos todavía pueden
salir bien parados a pesar de los asesinatos, las torturas y
el silenciamiento de las críticas tan solo días antes de
que surjan noticias sobre el descubrimiento en
Chechenia de los cuerpos de nueve hombres que habían
sido ejecutados extrajudicialmente. La tortura y las
detenciones arbitrarias siguen proliferando en Chechenia
a pesar de las afirmaciones del Gobierno ruso de que la
situación se está normalizando.
Los Estados Unidos han patrocinado una resolución
sobre China con palabras suaves que alienta al Gobierno
chino a hacer progresos sustanciales en las reformas del
sistema para asegurar el respeto de los derechos
humanos y las libertades fundamentales. Sin embargo,
21/04/2004
China, en una iniciativa de procedimiento ante las
Naciones Unidas con una moción de rechazo, logró
impedir que la resolución se sometiera a votación.
Durante los diez últimos años se ha arrestado y detenido
a unos 8 900 cristianos chinos, y la actividad religiosa
que no está controlada por el Estado es ilegal. China
culpa cada vez más a grupos religiosos inofensivos de
profesar cultos peligrosos.
En Zimbabwe existe una situación crónica de violación
de los derechos humanos, pero las Naciones Unidas no
intervienen. Simplemente no puede ser que países con
un historial poco brillante en materia de derechos
humanos utilicen una moción de rechazo para bloquear
el debate sobre sus propias prácticas en el ámbito de los
derechos humanos. El objetivo de la Comisión de las
Naciones Unidas es difundir públicamente la situación
de los derechos humanos en todos los países,
especialmente en el caso de una atroz violación de los
mismos. Es hora de terminar con el abuso de los
mecanismos de procedimiento para mantener las
violaciones de los derechos humanos fuera del debate. Si
las Naciones Unidas siguen siendo una marioneta,
debemos dejar de financiar sus actividades.
3-316
Cashman (PSE). – (EN) Señor Presidente, acojo con
agrado este informe, que es maravillosamente
comprensible. Lo triste es que hayamos tenido que
elaborarlo. Ojalá viviésemos en un mundo donde no
tuviésemos que alzarnos perpetuamente y condenar las
violaciones de los derechos humanos que se producen en
todo el mundo.
Permítanme mencionar lo que está pasando en Zanzíbar,
con la criminalización y las detenciones de
homosexuales, y donde la UE tiene un mecanismo a
través del cual podría actuar, el Acuerdo de Cotonú, pero
no parece tener la voluntad política de hacerlo. Del
mismo modo, cuando ha habido una transgresión de las
cláusulas sobre derechos humanos en nuestros acuerdos
de asociación comunitarios y hemos solicitado una
acción, nuestras solicitudes han sido ignoradas.
Permítanme hablar de Egipto, donde se producen
continuamente detenciones, incitación delictiva y
encarcelamiento de homosexuales. Admiro el trabajo de
la Presidencia irlandesa en las Naciones Unidas al
apoyar la moción brasileña sobre derechos humanos y
orientación sexual. Lamentablemente, esta moción se ha
suspendido una vez más, debido sobre todo a las
presiones de Egipto y Pakistán, el Vaticano y la
Conferencia de Estados Islámicos.
Estamos hablando de seres humanos, de la destrucción
de la libertad individual, de la esperanza individual y de
vidas individuales. La dignidad de cualquier sociedad se
basa en el respeto de la dignidad de estos individuos.
Finalmente, este informe envía un mensaje poderoso de
que lo que pasa en otras partes del mundo es tan
importante para esta Cámara y para los Estados
miembros como si estuviese pasando en Europa. La
21/04/2004
violación de los derechos humanos de otro individuo es
una violación de los derechos humanos de todos
nosotros.
3-317
PRESIDENCIA DEL SR. PUERTA
Vicepresidente
3-318
Paasilinna (PSE). – (FI) Señor Presidente, quisiera dar
las gracias por este informe excelente. Unos medios de
comunicación libres, independientes y diversos son un
derecho fundamental. Esto es todavía más importante en
la sociedad de la información, en la que la información
es el mayor factor de la producción. Es bueno que
recordemos la situación de China, pero tenemos
problemas aquí mismo, entre nosotros.
La información es una gran industria que dirige a los
Gobiernos y a las naciones. Ayuda a llenar la conciencia
humana, que no puede contener nada más importante. La
incontrolada influencia política que tienen los grandes
propietarios de los medios de comunicación social es
algo que todos conocemos. Italia se encuentra ahora en
un círculo vicioso: una enorme potencia económica ha
comprado el poder de los medios de comunicación, que
a su vez legitima al poder político. Nos hallamos
también ante un nuevo peligro. Las grandes empresas de
Francia están comprando los medios de comunicación
para protegerse a sí mismas, con el resultado de que
están quedando fuera del alcance de toda crítica. ¿Por
qué no intervenimos en esto, al igual que hacemos con
respecto a las violaciones de los derechos humanos?
Después de todo, esto es una violación del derecho al
acceso a la información, que es un derecho fundamental
en la sociedad de la información humana.
3-319
Roche, Consejo. − (EN) Señor Presidente, una vez más
doy las gracias a los diputados por sus intervenciones.
Para resumir, este debate subraya la importancia de
nuestra voluntad de mejorar el diálogo entre el
Parlamento y el Consejo en torno a los derechos
humanos. Asimismo, ilustra una vez más la amplitud de
esta materia y la extraordinaria diversidad de enfoques
que requieren los derechos humanos y sus defensores.
Las intervenciones han abarcado una gama bastante
amplia de temas y, por supuesto, este es un ámbito en
que los diputados no solo muestran un interés particular,
sino también grandes conocimientos. Espero que las
personas que critican a este Parlamento lean las actas de
hoy y se den cuenta de una vez de que esta Asamblea
merece su apoyo. Sé que la Presidencia y el Consejo se
beneficiarán sobremanera de los intercambios que se han
dado aquí.
El trabajo de la Comisión de Derechos Humanos
continúa en Ginebra en estos momentos. Antes he
mencionado algunas de las resoluciones que hemos
adoptado en relación con las situaciones de los derechos
humanos en Belarús, Tukmenistán, Corea del Norte y
los asentamientos israelíes de los Territorios Árabes
Ocupados. Se sigue trabajando en torno a otras
89
resoluciones, pero podemos sentirnos orgullosos del
papel que está desempeñando la Unión Europea a través
de la Comisión y del trabajo de la Comisión hasta la
fecha. Tengo buenas noticias para la Asamblea, que me
reservaré para el final.
Evidentemente, a los diputados les preocupan mucho los
aspectos de los derechos humanos en el curso de la
guerra contra el terrorismo. El informe de la Sra. De
Keyser refleja estas preocupaciones y quiero asegurar a
la Cámara que el Consejo ha tomado nota de ellas.
También quiero dar las gracias al Sr. Crowley, que hace
poco ha dicho en una reunión interparlamentaria con el
Congreso de los Estados Unidos que, en nuestras
acciones contra los terroristas, tenemos que ajustarnos a
las normas que desacatan los terroristas. Ha sido un
comentario muy importante que ha hecho un diputado a
esta Asamblea y es una opinión que comparte el
Consejo, es decir, que el respeto de los derechos
humanos debe sustentar todo nuestro enfoque de la
guerra contra el terrorismo y todo el enfoque por parte
de nuestros aliados en la guerra contra el terrorismo. Los
derechos humanos no son divisibles. Los derechos
humanos no pueden dejarse a un lado por conveniencias
del momento. Creo que fue el Presidente Chirac quien
dijo que así es como descubrimos y analizamos las
raíces del terrorismo para cortarlas. Hemos de ser
conscientes de todas las cuestiones tratadas en este
informe.
Me ha emocionado mucho el discurso de despedida de
Lord Stockton. Le deseo lo mejor. De hecho, ayer y hoy
una serie de oradores han mencionado la cuestión de que
este ha sido su período parcial de sesiones de despedida.
Les deseo a todos lo mejor. Siembre es un momento
triste en la vida de un político cuando ve a un
parlamentario marchar.
El Sr. Deva ha hecho una observación muy interesante
que destaca los graves problemas que encierra el
carácter intergubernamental de la Comisión de Derechos
Humanos de las Naciones Unidas. Todos los que
defendemos a la Organización de las Naciones Unidas,
es decir, casi todos los diputados a esta Asamblea y sin
duda yo mismo, podemos apreciar con razón el papel
que desempeñan las Naciones Unidas, aunque también
deberían reflexionar sobre la cuestión planteada por el
Sr. Deva.
El Sr. Dell’Alba ha planteado la cuestión de los
«montagnards», los habitantes de las montañas de
Vietnam. Quiero asegurarle a él y a la Asamblea que la
situación de estas personas preocupa en estos momentos
al Consejo y formará parte del diálogo de la Unión con
el Gobierno de Vietnam. Los representantes de la Unión
en Hanoi han recibido orientaciones a este respecto.
Quiero terminar con una nota positiva. Mientras hablaba
he recibido buenas noticias, y es un placer compartir
estas noticias con el Parlamento. Hoy mismo, la
Comisión de Derechos Humanos ha aprobado la
resolución de la Unión Europea sobre la pena de muerte
por 28 votos a favor y 20 en contra, con 5 abstenciones.
90
(Aplausos)
Quiero señalar a la Asamblea que este es el mejor
margen de ventaja jamás conseguido en la historia de
esta iniciativa en la Unión Europea. Este margen de
ventaja refleja la eficacia de la política que la Unión ha
llevado con respecto a la oposición a la pena de muerte
en todas las circunstancias. También es un signo de la
creciente tendencia a la abolición internacional de la
pena de muerte. Asimismo, subraya la cuestión que he
planteado antes de que si la Unión a veces ha de salir
desde el fondo del campo en relación con cuestiones que
le preocupan, entonces quizá deberíamos aprender a
luchar un poco más con la cabeza y a ser un poco más
estratégicos. Sin embargo, son buenas noticias y es un
placer compartirlas con la Asamblea.
(Aplausos)
3-320
El Presidente. − El debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas.
3-321
Democracia, Estado de Derecho, respeto de los
derechos humanos y las libertades fundamentales en
los terceros países
3-322
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate del informe (A5-0279/2004) del Sr.
Fernández Martín, en nombre de la Comisión de
Desarrollo y Cooperación, sobre la propuesta de
Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo que
modifica el Reglamento (CE) nº 975/1999 por el que se
fijan los requisitos para la aplicación de las acciones
comunitarias de cooperación al desarrollo que
contribuyan a alcanzar el objetivo general de desarrollar
y consolidar la democracia y el Estado de Derecho así
como el de respetar los derechos humanos y las
libertades fundamentales (COM(2003) 639 - C50507/2003 - 2003/0250(COD)).
3-323
Nielson, Comisión. − (EN) Señor Presidente, me alegro
mucho de tener la oportunidad de explicar al Parlamento
por qué es tan importante la propuesta, bastante técnica,
de la Comisión, de la que se va a hacer una primera
lectura hoy.
El reglamento sobre el cual se les pide una prórroga de
dos años, hasta finales de la perspectiva financiera actual
en 2006, es uno de los fundamentos jurídicos de la
Iniciativa europea para la democracia y los derechos
humanos. Como bien saben, la iniciativa es un elemento
muy importante de la política global de la Unión
Europea sobre la promoción de los derechos humanos y
la democratización en terceros países.
En 1999, el propio Parlamento Europeo participó
activamente en la redacción de los reglamentos
subyacentes a la Iniciativa europea para la democracia y
los derechos humanos, en la elaboración de los objetivos
21/04/2004
de la iniciativa y en la fijación de sus prioridades, así en
la definición de los procedimientos administrativos para
su aplicación. Me complace enormemente ver que ahora
el informe de su Señoría apoya plenamente a la
Comisión en el deseo de prorrogar la iniciativa más allá
de finales de este año, aunque con algunas enmiendas.
En los prolegómenos del pleno y de la decisión de hoy,
la propuesta de la Comisión ha desencadenado
intercambios fructíferos entre una serie de diputados a
esta Asamblea y el Comisario Patten o los servicios de la
Comisión. Estos intercambios se han centrado
esencialmente en dos cuestiones importantes: en primer
lugar, cómo implicar más efectivamente al Parlamento
Europeo en la fijación de prioridades políticas para
ejecutar la iniciativa y, en segundo lugar, cómo mejorar
la aplicación y la relevancia práctica de la iniciativa con
vistas a la democratización y al fortalecimiento de los
derechos humanos en el mundo.
Hemos acogido con satisfacción estos cambios, al igual
que el debate de hoy. A la Comisión, como al
Parlamento, le interesa mucho apoyar propuestas
concebidas para que la iniciativa sea más eficaz y
relevante. Tal y como se dijo en el período parcial de
sesiones de febrero, estamos abiertos a las ideas que
avancen los diputados al Parlamento. Sin embargo, esto
no nos permite despreciar ciertos límites impuestos por
las respectivas prerrogativas institucionales, ni tenemos
que perder de vista el objetivo esencial de esta propuesta
de la Comisión, que consiste en garantizar el
mantenimiento de la disponibilidad operativa de la
iniciativa para los próximos dos años.
La Comisión ha escuchado con atención la opiniones
expresadas por sus Señorías y está dispuesta a examinar
con espíritu constructivo todas las ideas formuladas para
garantizar que se mejore el enfoque y se dote de más
eficacia a todo lo que hacemos en el marco de la
Iniciativa europea para la democracia y los derechos
humanos.
Más concretamente, quiero declarar que la Comisión se
ha comprometido a establecer un diálogo estructurado y
regular en torno a la iniciativa con las comisiones
competentes del Parlamento Europeo, encabezado por el
Comisario responsable y apoyado por sus servicios. Esto
nos permitirá intercambiar opiniones a tiempo sobre
documentos previstos de programación plurianual,
actualizaciones de la programación y los programas de
trabajo anuales, o sobre sus enmiendas. Espero poder dar
al Parlamento muchas oportunidades para hacer
comentarios y aportaciones sobre el planteamiento de la
Comisión. Además, esto sería básicamente compatible
con las normas de comitología y las prerrogativas
institucionales.
Además, la Comisión examinará con mentalidad abierta
la propuesta, recogida en la exposición de motivos del
informe, de crear mecanismos específicos para permitir
una mayor participación de la sociedad civil y de ONG
con vistas a promover la democracia y los derechos
humanos. En este sentido, solo quiero recordarles que,
21/04/2004
no obstante, esta propuesta ha de contemplarse en el
contexto de la propuesta reciente de la Comisión sobre la
futura perspectiva financiera, que contempla una
arquitectura simplificada para la asistencia externa de la
Comunidad y que, por tanto, también tendrá
implicaciones significativas en la futura aplicación de la
Iniciativa europea para la democracia y los derechos
humanos.
Para concluir, permítanme reiterar el reconocimiento por
parte de la Comisión del espíritu constructivo mostrado
por esta Asamblea y su apoyo al mantenimiento de la
aplicación eficaz de la iniciativa más allá de finales del
presente año. Su voto favorable de hoy al informe del Sr.
Fernández Martín en primera lectura debería allanar el
camino para un acuerdo con el Consejo, ahorrando así
una segunda lectura y posibilitando la prórroga temporal
del fundamento jurídico de la iniciativa. Dada la
importancia política que todos adjudicamos a la
Iniciativa europea para la democracia y los derechos
humanos, este es un resultado muy celebrado que
beneficia a todos.
3-324
Fernández Martín (PPE-DE), ponente. – (ES) Señor
Presidente, este debate sobre el Reglamento por el que
se modifican determinados aspectos para la aplicación
de las acciones comunitarias de cooperación al
desarrollo para la consolidación de la democracia, el
Estado de Derecho y el respeto a los derechos humanos,
ha servido para poner a prueba, a lo largo de estos
últimos meses, la capacidad de nuestras virtudes y
también para poner en evidencia algunos defectos de
nuestros procedimientos.
Se trata, ciertamente, de un instrumento modesto si
consideramos la envergadura de su ficha financiera, pero
muy importante por sus contenidos y objetivos, muy
apreciados por todos, y especialmente por el Parlamento
Europeo. Recuerdo que una de las líneas presupuestarias
que financia estos programas fue creada en 1994 por
iniciativa nuestra.
Como acaba de anunciarnos el Comisario Nielson, se
trata de una propuesta de modificación reglamentaria
que, en opinión de la Comisión, según nos han
comunicado los servicios de esta, afecta a aspectos
puramente técnicos -él no ha hecho esta mención
específica- y se acerca más a lo que en el criterio del
Parlamento ha tenido siempre un indudable contenido
político, aunque solo sea porque se pretenda prorrogar
por dos años la vigencia y la operatividad de un
instrumento, que según todos los informes y opiniones
recibidos que menciona el Consejo en su comunicación,
es sumamente interesante.
Sin embargo, el Parlamento estima que, tal como
propone el proyecto del Consejo, la participación de
nuestra institución en las diferentes etapas del
procedimiento no responde a nuestras aspiraciones,
especialmente en un tema que es materia de codecisión.
91
Desde el principio, hace ya más de medio año, hemos
empleado mucho tiempo en debatir cuestiones formales
y de procedimiento pero, afortunadamente, como ha
dicho el Comisario, Sr. Nielson, hoy creo poder afirmar
que llegaremos quizá en el último minuto, pero dentro
del plazo, para que esta iniciativa comunitaria no se vea
interrumpida y paralizada durante algún tiempo por los
cambios que vivirán el Parlamento y la Comisión
durante los próximos meses.
Antes de abordar algunos comentarios técnicos sobre
nuestra propuesta, debo advertir, señor Presidente, que
existe un corrigendum técnico que los servicios de la
Cámara deben conocer en este momento, por el que se
modifica el orden de las enmiendas que proponemos y
que votaremos mañana.
En el informe que he propuesto y que respalda la
Comisión de Desarrollo y Cooperación y de acuerdo con
el Consejo, proponemos una enmienda al artículo 4,
apartado 1, por la que introducimos en el cuerpo
legislativo que "en casos de misiones de observación de
elecciones de la UE y de procedimientos amicus curiae,
las personas físicas pueden obtener un apoyo financiero
al amparo del presente Reglamento".
La experiencia de todos los que hemos participado en
misiones de observación electoral nos dice que, aún con
todas las limitaciones que se quieran citar, la presencia
de observadores internacionales en procesos electorales
aumenta la confianza en la transparencia y en la estricta
observancia de los principios democráticos en los países
en vías de desarrollo.
El Parlamento no quiere renunciar a su participación en
la fase de programación, en el establecimiento de
prioridades y en la implementación de iniciativas.
Hemos incluido en la exposición de motivos esta
pretensión del Parlamento por si, como consecuencia del
actual marco legislativo, como ha citado el Comisario,
Sr. Nielson, esto no fuera posible en este momento.
Esperamos que el compromiso que en nombre de la
Comisión ha adoptado el Sr. Nielson pueda verse
confirmado en el futuro.
En mi opinión, la enmienda número 3, que figura en el
informe de opinión de la Comisión de Presupuestos,
debería ser retirada por el ponente de esta. De lo
contrario, recomiendo el voto en contra de esta
enmienda.
Este acuerdo es el mejor posible, si pretendemos aprobar
este informe en primera lectura, como es el deseo del
Consejo, de la Comisión y del Parlamento, para dar
respuesta a una demanda ampliamente compartida.
Asimismo, es especialmente necesario para el
fortalecimiento de la sociedad civil en los países en vías
de desarrollo. Ahora bien, esto no significa, ni debe
entenderse así, que el Parlamento esté satisfecho.
Es un procedimiento de codecisión, una cuestión que
afecta a los derechos humanos y a las libertades
fundamentales, a la que la Cámara es muy sensible
92
desde hace muchos años. El Parlamento considera que
cuando se trate de establecer un nuevo programa y no
solo una prórroga para los próximos dos años, como es
el caso que debatimos hoy, reclamaremos una mayor
presencia y una participación más activa dentro del
marco de las normas que regulan el diálogo institucional
de la Unión, sobre las cuales quienes nos sucedan aquí
en la próxima legislatura deberán establecer un nuevo
marco que proporcione fundamento jurídico para que se
cumpla este deseo del Parlamento.
3-325
McMillan-Scott (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, la
mala noticia para la Comisión y el Consejo es que
espero estar de nuevo en el próximo Parlamento y que
soy el ponente de la Comisión de Asuntos Exteriores,
Derechos Humanos y Seguridad Común y Política de
Defensa sobre el reglamento relativo a terceros países.
Está bastante claro que la Comisión de Desarrollo y
Cooperación está satisfecha con las actividades
desempeñadas al amparo de la Iniciativa europea para la
democracia y los derechos humanos y es comprensible
que dos tercios del dinero se liberen ahora para el
próximo año. Estoy seguro de que el Sr. Nielson está
contento. Por otro lado, la Comisión de Asuntos
Exteriores, que en realidad inició este programa hace
unos doce años –fue en 1992 y no en 1994–, y yo fui el
ponente original, no está contenta. Sus miembros han
acordado que deberíamos retirar mi informe, que tendría
que haberse debatido hoy, a fin de tener tiempo para
presionar más a la Comisión y al Consejo en las
próximas semanas para llegar a un acuerdo en torno a
dos peticiones muy sencillas.
La primera petición es la creación de un comité
consultivo, fuera de la comitología, formado por
representantes del Parlamento y de la Comisión y
probablemente presidido por el Alto Representante, para
que se ocupe de este programa sumamente delicado, que
no ha de implicar necesariamente a los países en vías de
desarrollo, sino más bien a los países más próximos a
nosotros, al «nuevo vecindario», como se dice ahora.
La segunda petición es que se realice un estudio
independiente, y en este sentido espero que la Comisión
haga una oferta seria, no que se limite a tener una
«mentalidad abierta». La Comisión no tiene una
mentalidad abierta. Quiere conservar la totalidad del
programa en sus manos. Sin embargo, existe una forma
mejor de realización del programa, tal y como han
demostrados los norteamericanos, los daneses, los
alemanes, los neerlandeses, los suecos y los británicos, y
consiste en tener una fundación aparte que sea fiable,
flexible y experta para ayudar a la Comisión en la
aplicación del programa. Esta es nuestra posición y
esperamos que a su debido tiempo la Comisión y el
Consejo den una respuesta apropiada a estas propuestas.
El Comisario ha dicho que este resultado es bienvenido
y redunda en interés de todos. ¿Está hablando de los
centenares de millones de personas que viven en el
nuevo vecindario, desde Rusia, Belarús y Ucrania,
21/04/2004
pasando por el Cáucaso y por el arco de inestabilidad de
todo el norte de África hasta Marruecos, hasta el mundo
árabe? Doscientos ochenta millones de árabes viven sin
democracia. ¿Está orgulloso de esto?
Ahora he de dirigir mis comentarios a la prensa porque
próximamente tenemos elecciones y en el Financial
Times de hoy he escrito que «la potencia de Europa
corre el riesgo de ser tan blanda que apenas puedan
sentirla las personas a quienes está dirigida». Por
desgracia, este programa bienvenido, brillantemente
aplicado en el antiguo bloque soviético, es totalmente
ineficaz en el mundo de hoy. Corresponde a la Comisión
hacer que sea eficaz y tengo la intención de presionar
mucho a fin de garantizar que lo haga.
3-326
Theorin (PSE). − (SV) Señor Presidente, Señorías, creo
que tenemos que acoger con satisfacción el informe del
Sr. Fernández Martín y alegrarnos de que, al final, el
mismo fuera encomendado a la Comisión de Desarrollo
y Cooperación. En realidad, la mayoría de países a los
que se aplica el Reglamento son países en desarrollo.
Hemos trabajado con ahínco para alcanzar un
compromiso en comisión aceptable para el Consejo, la
Comisión y el Parlamento. Entendemos la importancia
de aprobar este informe en primera lectura. Por lo tanto,
apoyamos la petición del ponente de votar en contra de
la tercera enmienda de la Comisión de Presupuestos, que
el Consejo considera inaceptable. Sin embargo, hemos
formulado algunas demandas a la Comisión para que
garantice que el Parlamento pueda hacer un seguimiento
más efectivo del trabajo en torno al Reglamento. Al
pedir a la Comisión que elabore un informe anual que
establezca un programa para el año siguiente por región
y por sector, deseamos aumentar de forma considerable
la transparencia del trabajo en torno al Reglamento.
Además, el hecho de informar al Parlamento significará
que comprenderemos mejor dónde es más efectiva la
aplicación. Nos alegra que la Comisión haya aceptado
algunos de nuestros cambios más importantes. Es
importante que las decisiones tomadas sobre la base de
los derechos humanos reflejen los compromisos de la
UE de apoyo a la democracia, el derecho internacional y,
por supuesto, el respeto de los derechos humanos.
Las propuestas adicionales que se presentaron
inicialmente estaban encaminadas a garantizar que
nuestras decisiones sobre derechos humanos estuvieran
basadas en nuestra preocupación por la seguridad de la
Unión Europea. Hubiera sido un error trágico.
Necesitamos protegernos, en especial contra las
amenazas terroristas, pero la tendencia actual adoptada
por algunas figuras destacadas de la UE, según la cual la
ayuda tiene que adaptarse a nuestras necesidades en
materia de seguridad, constituye un camino muy
peligroso y un principio que no hay que establecer.
Tenemos que proteger la dignidad humana en nuestras
medidas relativas a los derechos humanos, la
cooperación y la ayuda al desarrollo y garantizar que el
21/04/2004
principal objetivo de estas medidas siempre sea la
consolidación de la democracia, el derecho
internacional, los derechos humanos y la erradicación de
la pobreza.
Finalmente, es la última vez que también yo hablo ante
esta Cámara. Me voy después de diez años, y quiero
darles las gracias por su cooperación constructiva.
3-327
El Presidente. − Le agradecemos mucho a la Sra.
Theorin su extraordinario trabajo durante estos años.
3-328
Napoletano (PSE). – (IT) Señor Presidente, el programa
sobre democracia y el desarrollo de la democracia en
terceros países es un programa dotado de pocos recursos
–no estamos hablando de grandes inversiones en
términos del presupuesto comunitario–, pero resulta muy
importante en términos de contenido, porque es el único
instrumento de que disponemos para aplicar una política
de desarrollo de los derechos humanos, de ayuda a las
mujeres, de apoyo a la democracia y de seguimiento de
las elecciones, sin pasar necesariamente por relaciones
bilaterales con los Gobiernos. Por lo tanto, puesto que es
el único instrumento de este tipo de que disponemos,
tenemos que garantizar su eficiencia y no siempre
podemos comprobar la eficacia de nuestras medidas.
Por esta razón, creo que es bueno que el Parlamento, aun
respetando las diversas prerrogativas de la Comisión y
del propio Parlamento –porque no somos los que
estamos a cargo de la tarea– se implique más, tanto en la
planificación de las medidas como en la evaluación de
los resultados. Sobre todo, la cuestión reside en si los
instrumentos de aplicación de este programa son tan
flexibles como exige la situación, porque está claro que
la situación no es tan rígida y burocrática como lo son a
veces nuestras normas.
Por esta razón, las enmiendas que hemos presentado a
este reglamento son importantes y, sobre todo, será
importante el debate que desarrollaremos con la
Comisión. El Comisario Patten nos ha escrito una carta
sobre el otro reglamento, para el que no se ha previsto
un procedimiento de codecisión, en la que propone una
mayor implicación del Parlamento en el nuevo enfoque
de revisión de estos reglamentos a partir de 2006.
Por consiguiente, creo que nuestras enmiendas solo son
el comienzo de una mayor implicación, que alcanzará su
nivel óptimo en 2006 o, al menos, resultará en medidas
más precisas y eficaces que las que aplicamos hoy con
este instrumento.
3-329
Nielson, Comisión. − (EN) Señor Presidente, el Sr.
McMillan-Scott me ha hecho una pregunta muy clara y
directa, aunque extraña. Me ha preguntado si me
satisface que millones de personas vivan en países sin
democracia o suficientes derechos humanos. Una
pregunta tan clara merece una respuesta clara. Espero
que a su Señoría no le sorprenda la brusquedad, pero la
respuesta es «No, no me satisface».
93
La Comisión apoya la propuesta del ponente de retirar la
enmienda 3 de la Comisión de Control Presupuestario
sobre el procedimiento de comitología aplicable. La
intención de esta enmienda, de establecer un comité
consultivo en lugar del actual comité regulador, es
inaceptable para el Consejo. Esto es bien sabido. Por
tanto, mantener esta enmienda echaría por tierra nuestros
esfuerzos conjuntos y el objetivo de facilitar un acuerdo
de primera lectura en el marco del procedimiento de
codecisión. La Comisión ha señalado que un comité de
gestión es la forma adecuada y constituye un
compromiso justo.
Es sumamente importante que ahora podamos asegurar
la continuidad de este trabajo. Estoy de acuerdo con la
Sra. Napoletano en que nuestras acciones no siempre son
eficaces. Un motivo es que nosotros mismos no somos
eficaces. Otro es que en un ámbito como este es muy
difícil elaborar las llamadas soluciones eficaces. Sin
embargo, tenemos que intentarlo.
No lo hacemos porque sepamos que funciona, sino
porque es necesario. Así es este tipo de actividad. Esta
iniciativa ha sido importante en la práctica y para enviar
una señal que muestre qué pensamos en Europa de lo
que queremos hacer en el mundo. Agradezco al
Parlamento el espíritu constructivo con el que se ha
tratado esta cuestión.
3-330
El Presidente. − El debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas.
3-331
"Capital europea de la cultura" para los años 2005 a
2019
3-332
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate del informe (A5-0148/2004) del Sr.
Rocard, en nombre de la Comisión de Cultura, Juventud,
Educación, Medios de Comunicación y Deporte, sobre la
propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del
Consejo que modifica la Decisión 1419/1999/CE por la
que se establece una acción comunitaria en favor de la
manifestación "Capital europea de la cultura" para los
años 2005 a 2019 (COM(2003) 700 - C5-0548/2003 2003/0274(COD)).
3-333
Reding, Comisión. − (FR) Señor Presidente, comenzaré
por lo que considero el alma de Europa, lo más positivo
de Europa, lo que muestra a los ciudadanos que existen y
que se les ofrece una tribuna para expresarse en toda su
diversidad. Creo que las ciudades europeas de la cultura,
ahora llamadas capitales europeas de la cultura, han
cobrado en este sentido, en el curso de los años, una
enorme importancia en el paisaje cultural europeo.
Constituyen un espacio cultural común. Muestran
nuestras diversidades en sus mejores galas.
La fórmula ha evolucionado mucho con el tiempo: la
acción se lanzó en 1985 por iniciativa de Melina
94
21/04/2004
Mercouri y la designación de las ciudades se realizó en
un primer momento en el marco de un proceso
intergubernamental. Después, avanzamos mucho: el
evento se convirtió en una acción comunitaria con la
decisión de 1999.
nuevos Estados miembros no podrán participar en la
acción, en el mejor de los casos, hasta 2010 ó 2011, o tal
vez 2012, pues son necesarios cuatro años para preparar
el evento, y las designaciones para 2008 se producirán
este año.
Este proceso está en curso de evolución, una evolución
que no ha concluido. Lo que examinaremos y
decidiremos hoy será una etapa en esta evolución. ¿Por
qué solamente una etapa? Porque estamos en vísperas de
un acontecimiento histórico que va a cambiar el destino
de la Unión Europea. Hablo por supuesto de la
ampliación, que debía tenerse en cuenta en lo referente a
las capitales europeas de la cultura. De ahí la propuesta
de la Comisión que debatimos hoy.
Además, es al nuevo Parlamento al que corresponderá
pronunciarse sobre la revisión del procedimiento, puesto
que en el futuro este concernirá a veinticinco Estados
miembros.
La finalidad de esta propuesta es permitir una
integración rápida de los nuevos Estados miembros en el
marco de la iniciativa «Capital europea de la cultura».
Esto no significa que no debamos reflexionar pronto
sobre otros cambios que puedan resultar necesarios. Por
lo demás, todos estamos de acuerdo en que hay que
introducir profundas mejoras a la decisión actual.
Trabajamos en ello. Está en curso un estudio sobre las
capitales europeas de la cultura de los años 1995 a 2004.
Sus resultados, que se conocerán en la segunda mitad de
2004, apuntalarán nuestra reflexión y después, supongo,
nuestra acción con vistas a desarrollar nuevas normas.
En contrapartida, hoy, no podemos hacer esperar más
tiempo a los nuevos Estados miembros: deben participar
como los demás en esta acción tan apreciada. Por tanto,
es conveniente acogerlos como es debido. Han realizado
ya muchos esfuerzos por conseguir su entrada en la
Unión de hoy. No pueden ser apartados del evento
«Capital europea de la cultura». Por consiguiente, la
integración de los nuevos miembros es una prioridad y
debe efectuarse muy rápidamente. Por esta razón, la
Comisión desea disociar la etapa de la integración de los
nuevos Estados miembros del debate sobre la necesaria
reforma del procedimiento.
Por tanto, en esta fase, la Comisión propone añadir
simplemente, a partir de 2009, a los nuevos Estados
miembros a la lista elaborada por la decisión, junto a los
Estados miembros actuales ya designados por orden
alfabético. Dicho orden fue decidido, por lo demás, de
común acuerdo entre el Consejo y el Parlamento en
1999, y sobre esa base las ciudades se preparan
actualmente para los próximos años.
Así, a partir de 2009, se designarían cada año dos
capitales: una para los actuales Estados miembros, otra
para los nuevos.
Comprendo muy bien el deseo del Parlamento de que se
mejore el procedimiento. No obstante, esta forma de
proceder es la única que permite situar rápidamente a los
nuevos Estados miembros en el mismo nivel que los
Estados miembros actuales en lo que se refiere al evento
de las capitales europeas de la cultura. Debemos ser
conscientes de que si nos saltamos esta etapa para
embarcarnos ya en la reforma del procedimiento, los
¿Cuál es nuestra postura sobre las enmiendas propuestas
por el Parlamento Europeo?
La Comisión de Cultura, Juventud, Educación, Medios
de Comunicación y Deporte del Parlamento Europeo ha
mantenido la finalidad de la propuesta de la Comisión,
pero ha expresado su deseo de que, a partir de 2009, cada
Estado considerado –es decir, dos por año– presente al
menos dos ciudades candidatas al título.
Esto constituye una modificación sustancial del
procedimiento de designación y, por tanto, un cambio de
la propuesta de la Comisión. Por ese motivo no puedo
aceptar dicha modificación en una perspectiva de revisión
en dos fases. En efecto, es una modificación que
corresponde a la segunda fase, cuando dispongamos de
los datos necesarios y concretos para llevar a buen
término la reforma de esta decisión, es decir, más
adelante. Así, la Comisión se siente obligada a rechazar la
enmienda 2 de la comisión parlamentaria y, en
consecuencia, las enmiendas 3, 4 y 5, derivadas de ella.
En cambio, la enmienda 1, relativa a la adaptación del
presupuesto, debido al hecho de que habría al menos dos
capitales por año, es aceptable.
De hecho, hay que tener en cuenta la duplicación del
número de ciudades en el marco de la posible propuesta
de programa que tomará el relevo de Cultura 2000 a
partir de 2007. En efecto, está prevista la financiación en
el marco de este programa y no en virtud de la decisión de
1999.
La Comisión tampoco puede aceptar las enmiendas 6, 7,
8, 9 y 10 presentadas en nombre del Grupo Verts/ALE,
pues también modificarían profundamente el
procedimiento de designación, un debate que debe tener
lugar más adelante.
He aquí, Señorías, lo que me parece que es, hoy, una
posición sensata. Sé que no era fácil de encontrar,
porque todos querríamos algo mejor, incluida su
Comisaria. Pero en política hay que ser realista y, si
queremos avanzar, hay que avanzar a veces con pasos
pequeños para llegar finalmente a la meta.
3-334
Rocard (PSE), ponente. – (FR) Señor Presidente, señora
Comisaria, la Comisión de Cultura, Juventud,
Educación, Medios de Comunicación y Deporte tiene el
honor de someter a debate y después a la votación de la
Asamblea un informe que fue muy discutido y que cierra
21/04/2004
95
temporalmente una aventura más bien desdichada. Se
trata de un informe en el que el ponente es minoritario y,
por tanto, lo único que puedo hacer es un relato
histórico. Es la primera vez, en dos años y medio que
tengo el placer de trabajar con la Sra. Reding, que me
encuentro en desacuerdo, perfectamente amistoso pero
muy claro, con ella. Ella lo sabe bien. Acaba incluso de
hacer alguna alusión a ello.
Presidente, hay que tener en cuenta que una ciudad
necesita cinco años para prepararse. Evidentemente,
pues, habría que revisar la lista, cambiar el orden a partir
de 2008, reintroducir una competencia entre ciudades y
devolver su sentido al tribunal, que, cuando hay una sola
capital, no tiene obviamente nada que hacer, no sirve
para nada. Por lo demás, lo ha hecho saber por escrito
con una sabrosa acritud diplomática.
La idea de que una ciudad de Europa sea cada año
capital europea de la cultura la lanzó Melina Mercouri
en 1985. Esta idea tuvo, en un primer momento, señor
Presidente, una suerte ilustre, en la época en que una
viva competencia agrupaba a muchas ciudades
candidatas en un concurso por obtener una única
designación, y un tribunal de expertos se pronunciaba
sobre los verdaderos intereses europeos de cada uno de
los proyectos de las ciudades candidatas.
Pero el Consejo vigilaba y la Comisión no se atrevió a
hacerle frente. Se les consulta, pues, sobre una propuesta
de decisión que yo calificaría de pasmosa y que consiste
en decidir que, a partir de 2009 y hasta 2019, habrá dos
capitales europeas de la cultura cada año –una en un
antiguo Estado miembro y otra en uno nuevo– y que
siempre serán los Estados miembros los que designarán
las ciudades candidatas, sin obligación de que presenten
opciones alternativas a las instituciones europeas. La
Sra. Reding va a rechazar incluso una enmienda del
Grupo del PPE-DE que, sin embargo, puntaba en esta
dirección. Elegir dos capitales europeas de la cultura
cada año en un momento en que el procedimiento hace
agua es lo contrario de lo que hay que hacer. Vamos a
agravar la dilución y la obsolescencia. El tribunal sigue
sin tener sentido y las dos próximas legislaturas del
Parlamento no podrán participar en el proceso de
selección.
En 1999, la desafortunada Decisión 1419, propuesta por
el Consejo, apoyada por la Comisión y votada por el
Parlamento, adoptó hasta 2019, la Sra. Reding acaba de
recordarlo, la lista de los Estados miembros que, a razón
de tan solo uno por año, se encargan de proponer la
capital europea de la cultura. Primero, esta decisión no
tuvo en cuenta en absoluto el hecho de que, ya en la
época, se preveía la posible adhesión de al menos diez
nuevos Estados miembros, lo cual es inadmisible.
Después, es criticable, si no escandalosa, desde el punto
de vista jurídico y político, porque prohíbe
prácticamente a las dos legislaturas siguientes del
Parlamento Europeo, las de 1999 y 2004, ejercer sus
competencias contribuyendo a la elección anual de la
capital europea de la cultura durante cinco años.
Por último, y es al menos igual de grave, si algunos
Estados miembros han presentado a las instituciones
europeas y al tribunal una lista de dos o tres ciudades, lo
cual permite que se realice entre ellas una verdadera
elección en función del dinamismo, la innovación y la
dimensión europea de los proyectos, no todos lo han
hecho. Las elecciones recientes de los Estados miembros
se centran a menudo en una sola ciudad, elegida por
razones de política electoral municipal de los Gobiernos,
sin que siquiera la ciudad elegida haya manifestado un
interés real por este papel. Es un incordio, tanto más
cuanto que la ayuda del presupuesto europeo a esta
actividad representa menos del 5% del gasto que acarrea.
Hay que comenzar desde el principio, señor Presidente.
Al comienzo de este debate, hace algunos meses, mi
comisión estaba unánimemente de acuerdo con ello. La
Sra. Reding también lo sabía, y sabe que es cierto como
yo también lo sé, aunque acabe de repetirnos que será
para una segunda etapa en otoño.
Es evidente que hay que revisar la lista y cambiar el
orden a partir de 2008, pues era realmente posible,
señora Comisaria, contrariamente a lo que usted acaba
de decir, integrar a los nuevos Estados miembros, a
condición de que los Estados miembros ya designados
para después de 2009 aceptasen cierto aplazamiento. Era
perfectamente posible y era muy simple, porque, señor
La promesa de la Comisión de presentarnos en otoño un
nuevo proyecto de decisión que modifique este sistema
solo es una engañifa. Si adoptamos ahora este proyecto,
señora Comisaria, no veo cómo, en otoño, podremos
volver sobre la fecha de 2019 en el orden de los Estados
y, sobre todo, sobre el hecho de designar dos capitales
por año dejando esta tarea a los dos Estados que las
albergan. Pienso además que no sacará la directiva que
anuncia porque está atada en lo esencial del problema.
Ese es mi pronóstico.
Pero el Consejo vigila y recurre a la intimidación. Los
tres Estados del período bisagra de 2009 a 2011, que son
Austria, Alemania y Finlandia, temían que su
designación se pusiera en tela de juicio, lo cual sin
embargo nadie pensaba. El Grupo del PPE-DE se hizo
cargo. Estamos ante una decisión que sirve a los
intereses de prestigio de nuestros Estados, pero sin duda
no al de Europa, que hubiera sido devolver aliento y
brillo a lo que fue un procedimiento excelente.
Deseosos de mantener la paz entre nosotros, y mi
amistad personal con la Sra. Reding, propuse, y el Grupo
socialista estuvo de acuerdo conmigo, aceptar nuestra
derrota en comisión y no volver a presentar nuestras
enmiendas en el pleno. Después de todo, mi madre me
crió como es debido y sigo siendo un chico educado.
Pero nuestros amigos los Verdes han retomado esas
enmiendas y están en su derecho. Sus Señorías están
pues ante de dos grupos de enmiendas completamente
incompatibles. Primero, las enmiendas de origen
socialista pero apoyadas ahora por los Verdes. Esas
enmiendas suponen a volver al antiguo sistema y a no
comprometer el futuro más allá de 2010, reservando al
próximo Parlamento el derecho a pedir a la Comisión
96
21/04/2004
que proponga en otoño una nueva lista de Estados que
integre a los nuevos miembros y que dé a los que puedan
la señal para organizar una amplia competencia de
ciudades, confiando, previa eliminación, el arbitraje final
al tribunal de expertos, que debe servir para algo, así
como a las instituciones europeas.
intereses nacionales. En aquel momento, el Consejo de
Ministros sabía tan bien como nosotros que la Unión
Europea iba a ampliarse, y demostró que no le importaba
lo más mínimo al nombrar solo ciudades occidentales
hasta 2019. La culpa es del Consejo y no nuestra, porque
nosotros estábamos vinculados por su decisión.
El otro grupo de enmiendas, que procede principalmente
del Grupo del PPE-DE, valida y detalla la propuesta de
la Comisión, lo que, a mi entender, hace inútil una nueva
decisión el próximo otoño. Esta serie de enmiendas pide
de todos modos que los Estados que puedan propongan
varias ciudades y, señora Pack, acaba de oír que no
podrá ser, pues la Sra. Reding se ve obligada, por los
imperativos a que debe someterse, a negárselo. Esta
serie de enmiendas pretende estimular la competencia
entre ciudades, pero no dice cómo, porque no trata el
problema de los muchos Estados miembros pequeños
que solo cuentan con una ciudad de importancia, lo que
requería una revisión de la lista de Estados, que habrá
que hacer en otoño. Pero esta apertura de la competencia
se rechaza ahora.
Sin embargo, la decisión ya se ha tomado y, como dicen
en mi país, ¡pacta sunt servanda! Por esta razón, no
podemos cambiar el hecho de que, hasta 2019, los países
en cuestión también podrán proponer ciudades. En
beneficio de mi público alemán, quiero decir que
Alemania podrá proponer una ciudad para 2010. El
Grupo del Partido Popular Europeo (DemócrataCristianos) y Demócratas Europeos apoya la propuesta
de la Comisaria de nombrar dos Capitales de la Cultura,
sencillamente porque los 10 nuevos Estados miembros
no pueden hacer nada respecto de la vergonzosa
conducta de los 15 viejos Estados. La Comisaria tiene
que solucionarlo; puede hacerlo dando a dos ciudades la
oportunidad de presentarse al mundo, y no me parece tan
terrible, por ejemplo, tener una Capital de la Cultura
alemana y otra húngara en 2010. No es una mala idea.
Los dos países tienen maravillosas cosas en común y las
rivalidades entre ellos han resultado fructíferas.
Así están las cosas, Señor Presidente: los diputados
votarán según su conciencia. Una vez más, quiero
decirlo, culpo menos a la Sra. Comisaria que al Consejo
de Ministros, que ahoga la emergencia de un espíritu
verdaderamente europeo e impone una práctica de
escaparates de patrimonios y talentos nacionales, al
mismo tiempo que niega claramente la autoridad de
nuestro Parlamento. Ante esta situación, siento cierta
tristeza, pero por supuesto hablo por el bando vencido.
3-335
Pack (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, me hubiera
gustado aplaudir al Sr. Rocard pero, por desgracia, lo
que ha dicho no concuerda del todo con lo que yo voy a
decir. Por esta razón, no he podido aplaudirle como me
hubiera gustado. Lo cierto es que no puedo actuar sin
pensar; tengo que guiarme por los hechos.
La Capital de la Cultura que hoy estamos debatiendo es
una de las pocas cuestiones en materia de política
cultural que se nos permite tratar; así pues, me alegra
que llevemos la antorcha. La idea está presente desde
hace mucho tiempo; la lanzó una diputada griega a esta
Cámara, y creo que podemos enorgullecernos de ello.
Estoy de acuerdo con la petición del Sr. Rocard de elegir
al menos dos ciudades. Después de todo, Comisaria,
nosotros introdujimos esta idea y creo que podemos
ponerla en práctica en este mismo instante.
En esta Capital de la Cultura, la diversidad europea tiene
que ser mucho más visible de lo que ha sido hasta ahora,
y no creo que estas enmiendas contradigan lo que la
Comisaria desea hacer. Por lo tanto, le pido que
considere la posibilidad de incorporarlas.
En segundo lugar, tengo que reiterar lo mucho que
lamentamos la decisión del Consejo de Ministros, y
nadie más que yo, porque en 1999 me enfurecí con su
decisión, que me parecía corta de miras y guiada por
Permítanme que diga otra cosa: quizás hoy somos 25
países fuertes, pero en 2019 seremos aún más: Rumania,
Bulgaria y Croacia, por no mencionar al resto. Si solo se
nos permite nombrar una Capital de la Cultura, esto
significa que cada país solo tendrá un turno por
generación, y no creo que la opinión pública lo tolere.
Por esta razón, tanto yo como mi Gupo apoyamos la
propuesta de la Comisaria.
3-336
Prets (PSE). – (DE) Señor Presidente, señora Comisaria
Reding, agradecemos a Melina Mercouri que haya
tenido la idea de una Capital Europea de la Cultura,
porque ser la Capital Europea de la Cultura supone un
desafío a la creatividad artística contemporánea; fomenta
el debate y permite que las personas se formen una
opinión; fomenta una conciencia de los valores de
nuestro legado cultural y deja señales visibles, como por
ejemplo la Kunsthaus de Graz, que fue Capital de la
Cultura el año pasado, un edificio que, si bien también
es muy importante que dichas señales reflejen asimismo
la arquitectura moderna, ha sido objeto de un amplio
debate.
Estoy de acuerdo con mis colegas diputados y con los
que han intervenido antes que yo en que la decisión
tomada en 1999 fue un error. A pesar de que tuvo en
cuenta los plazos, los procedimientos de retirada, etc.,
esta decisión fue demasiado lejos. Su error radica en no
tener en cuenta el futuro de los nuevos Estados
miembros, así como en el hecho de que pasa por encima
de los futuros Parlamentos. La competencia es necesaria
y necesitamos normas que den al jurado experto un
ámbito de actuación y un mandato definido, lo que por
desgracia no ha ocurrido hasta el momento. Si no lo
hacemos, la Capital Europea de la Cultura –que en la
21/04/2004
actualidad es un distintivo de diversidad cultural y de
calidad– perderá valor.
Si en el futuro vamos a tener dos Capitales de la Cultura,
cuando les demos una base financiera no podemos
dividir las subvenciones existentes por dos, sino que, por
el contrario, las tenemos que duplicar. Cualquier otra
cosa no tendría sentido. Así pues, insto a que hagamos
algo respecto de la base financiera, porque dos Capitales
de la Cultura –si presentan un buen programa– necesitan
mucho apoyo, aparte del enorme esfuerzo que tienen que
realizar y de la cantidad de dinero que tienen que
encontrar.
3-337
Flautre (Verts/ALE). – (FR) Señor Presidente, quisiera
apoyar realmente las palabras del ponente y presidente
de la comisión, el Sr. Rocard. No es necesario
extenderse en lo que tiene de abominable la decisión de
1999, que prevé una selección que omite por completo a
los diez países que se nos van a unir en menos de un
mes. La solución propuesta por la Comisión, tendente a
desdoblar el procedimiento, instalaría durante un período
demasiado largo –hasta 2019– un doble colegio, que es
exactamente lo opuesto de la integración. La integración
no es hacer perdurar dentro de la Unión y de sus
procesos de selección y de decisión dos colegios
integrados por antiguos y nuevos Estados miembros.
Creo que eso va totalmente en contra del objetivo
perseguido, que es, se dice, asociarlos. Me parece, por
tanto, totalmente acertado, también por otros motivos,
pararse en la fecha de 2010.
Los demás motivos tienen que ver con la evaluación que
está en curso y de la cual ha hablado usted, señora
Comisaria. Pienso que las desviaciones que ha resaltado
el Sr. Rocard, relacionadas con decisiones
excesivamente motivadas por el interés particular,
instrumentalizadas y por motivos de prestigio o razones
incluso menos atractivas, hasta de carácter político, han
depreciado la calidad europea de estas manifestaciones y
de eso es de lo que hay que hablar. La calidad es lo que
el nuevo proceso de selección, que deseamos, debe
reafirmar a través de la competencia, es cierto, y
teniendo en cuenta también las manifestaciones que se
desarrollan en este momento, como Lille 2004.
Podemos descubrir en ella tanto un carácter
extremadamente atractivo, de evento, con cosas muy
interesantes, como una gran frustración entre los actores.
Artistas y actores culturales no vacilan en decir que esta
manifestación, centrada esencialmente en el evento,
podría desvalorizar su trabajo de artistas, podría
desestructurar las relaciones habituales con el público e
instalar una competencia salvaje entre las estructuras
culturales.
Estas palabras colectivas de redes de actores y artistas en
una ciudad o una región en la que se desarrolla el
proyecto «Capital europea de la cultura», en Lille, deben
suscitar alguna atención e interés por la evaluación que
está en curso e incitar a la prudencia. Esperemos la
evaluación y procuremos encontrar un modo de
97
selección y de competición que favorezca el valor
añadido para Europa, porque esa es de verdad la baza,
asegurar que la cultura sea valorada en toda Europa.
3-338
Perry (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente, el programa
de la capital europea de la cultura es uno de los éxitos de
la Unión Europea. Saca a Europea de Bruselas y
Estrasburgo y la lleva al corazón y a la mente de las
personas de toda Europa. Las ciudades compiten para ser
la capital de la cultura, lo que se considera un honor, y
así ha de ser.
En Gran Bretaña, el período en que Glasgow fue capital
europea de la cultura en 1990 fue un éxito total. Hoy día
es la tercera ciudad más visitada de Gran Bretaña. El
renacimiento urbano de Glasgow ha proporcionado un
modelo para otras ciudades y estoy seguro de que
Liverpool, de donde eran los Beatles, como todos
recordamos, tendrá un gran éxito en su año, en 2008.
Como diputado al Parlamento Europeo por el sudeste de
Inglaterra, solo lamento que no hayan sido elegidas
nuestras candidaturas de Canterbury, Brighton y Oxford.
Cualquiera de ellas habría sido una gran capital de la
cultura.
Como conservador inglés siento un profundo respeto por
nuestro presidente francés socialista de la Comisión de
Cultura; admiro la primera cualidad, excusaré la
segunda. En estos momentos creo que la mayoría de la
comisión tiene razón. Esperar hasta 2019 es demasiado
tiempo para que cualquiera de los Estados que acaban de
acceder tengan la oportunidad de ser capital de la
cultura. Si compartimos la lista a partir de 2009, cuando
Lituania sea el primero de los países de la adhesión en
tener esta oportunidad, no restaremos valor al principio:
introduciremos la oportunidad de cooperar en toda
Europa, restituyendo así este concepto en Europa. Esto
es algo que todos deseamos: después de todo, Europa es
cooperación.
3-339
Junker (PSE). – (DE) Señor Presidente, Señorías, de
hecho hubiera preferido celebrar un debate abierto en
esta Cámara sobre la manera de optimizar la elección de
la Capital Europea de la Cultura. En lugar de ello,
tenemos que enfrentarnos a una solución de emergencia
o a una chapuza. Se ha dicho, y con razón, que el
Consejo ha sido muy egoísta al tomar la decisión rápida
de agracias a todos los Estados miembros actuales hasta
2019, a sabiendas de que tendríamos que abordar la
unificación en forma de ampliación. Ahora que la
ampliación es inminente y muchas personas han caído
en la cuenta de que no está bien dejar de lado a estos
países hasta 2020 o incluso más tarde, la Comisión ha
propuesto esta solución en tándem. Sin embargo, señora
Comisaria, tengo que decirle que se trata de una solución
que sin duda deja un regusto desagradable. Creo que
usted también es consciente de ello. Sin embargo, estoy
de acuerdo en que ha intentado hacer lo mejor posible, y
realmente es una pena que en esta Cámara tengamos dos
opiniones diferentes al respecto, con la consecuencia de
que las propuestas que el Sr. Rocard ha hecho en su
informe sobre la mejora cualitativa del procedimiento de
98
selección no pueden discutirse aisladas de la cuestión de
lo que realmente ocurre si se llevan a cabo cambios
fundamentales.
Soy diputada alemana al Parlamento Europeo. En
Alemania, 17 ciudades están intentando ser la Capital de
la Cultura para 2010. Se nos ha dicho que nadie quiere
interferir en ello. Sin embargo, ¿qué seguridad jurídica
existe para estas ciudades si el procedimiento no puede
completarse? Han presentado su solicitud y se han
implicado en un concurso que creo que puede señalar el
camino a seguir. La única recomendación que puedo
hacer para el futuro es que se celebre una competición
en el seno de los Estados miembros, y que cada Estado
miembro tome una decisión cualitativa que después se
traslade al ámbito europeo, donde me gustaría ver un
procedimiento de selección competitivo. Espero que el
nuevo Parlamento pueda replantearse todo esto a fondo.
3-340
Hieronymi (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, señora
Comisaria Reding, estamos totalmente de acuerdo con lo
que hemos escuchado, es decir, que la decisión tomada
por el Consejo fue prematura y errónea. Sin embargo,
ahora creo que tendríamos que hacer todo lo posible por
aprovecharla, en interés de los países implicados y,
sobre todo, de la cultura europea. En teoría, hubiera
preferido la solución clara y purista de nuestro
Presidente, pero creo que ha llegado el momento de
cambiar las tornas. Ahora deberíamos ver esta solución
necesaria no como una medida de emergencia sino como
una oportunidad positiva para presentar la diversidad
cultural de Europa mediante –¿por qué no?– dos
Capitales de la Cultura de esta nuestra gran Europa, que
abracen por primera vez el Este y el Oeste y que
simbolicen nuestra diversidad cultural. No puede haber
distinción entre Estados miembros nuevos y antiguos;
tiene que haber dos ciudades iguales, que simbolicen la
diversidad cultural de Europa.
Es importante que el concepto, la visión que subyace al
concepto de una Capital Europea de la Cultura
desempeñe un papel más destacado. No se trata solo de
que las ciudades se representen a sí mismas y a su
espléndida historia, a su pasado y su presente, sino que
muestren la manera en que se ha construido la historia
europea y la forma en que se ha diseñado la Europa
actual. Desde este punto de vista, creo que la resolución
que hoy aprobamos constituye –si volvemos a sus
orígenes– una excelente oportunidad para la diversidad
cultural de Europa.
3-341
Vila Abelló (PPE-DE). – (ES) Señor Presidente, señora
Comisaria, señores diputados, antes de empezar quisiera
decirles que soy diputado desde hace solo 19 días y que
esta es mi primera intervención ante esta ilustre Cámara
y quizás sea la última, pero que no es una temeridad que
yo hable de cultura hoy aquí, porque durante los últimos
ocho años he sido Presidente de Euronews, una cadena
europea que ha observado y difundido las actividades
del Parlamento, de la Comisión y del Consejo, pero que
también se ha dedicado muchísimo a observar y difundir
las actividades culturales europeas, sean o no oficiales.
21/04/2004
Y como persona que viene de fuera y que puede, quizás,
opinar con menos implicaciones políticas, quiero
decirles que la cultura es muy amplia, tiene muchas
vertientes y que dos capitales europeas no es demasiado.
Podemos observar como en el deporte existen
olimpiadas de invierno y de verano, dentro del mismo
año, y que no se hacen daño. La cultura es, quizás,
incluso más amplia, y no se puede negar a los nuevos
países que se van a integrar que gocen de las
posibilidades de organizar y tener entre sus ciudades una
capital europea de la cultura. Por lo tanto, mi Grupo y
yo, personalmente, apoyamos la postura de la Comisión
de fijar dos ciudades como capitales europeas de la
cultura.
Sobre el tema de cómo seleccionarlas, creemos que,
efectivamente, se debe primar la competencia. Eso, de
alguna manera ya se prevé, al haber dos ciudades de dos
distintos países dentro de un mismo año. Pero también
se debería procurar que dentro de las candidaturas del
mismo país hubiera una cierta competencia. Esperamos
que la Comisión pueda resolver este tema.
3-342
El Presidente. − Muchas gracias, señor Vila.
Quiero decirle que da la impresión de haber sido
diputado durante muchos años por su dominio de la
situación. Le felicitamos por esta primera intervención y
esperamos que no sea la última.
3-343
Reding, Comisión. − (FR) Señor Presidente, en primer
lugar permítame, pues no tendré otra ocasión de hacerlo
en esta Cámara, dar las gracias al presidente de la
Comisión de Cultura, Juventud, Educación, Medios de
Comunicación y Deporte, mi colega y amigo, el Sr.
Rocard. Hemos hecho un buen trabajo en los últimos
años. Lamento que tenga que terminar con un
desacuerdo. No obstante, nuestro desacuerdo no tiene
que ver con el fondo, porque en el fondo tenemos la
misma idea: hacer que las capitales europeas de la
cultura sigan siendo verdaderos trampolines para las
culturas
europeas
y
para
la
diversidad.
Lamentablemente, el hecho de que los Tratados prevean
la unanimidad en materia de cultura no nos permite ir
más allá, lo cual sería absolutamente necesario. Este es
el motivo por el cual –esperando al mismo tiempo que
tengamos pronto un nuevo tratado que prevea decisiones
por mayoría en asuntos culturales, lo que nos ayudaría
enormemente a avanzar en muchos ámbitos– convendría
proponer en el plazo más breve posible una revisión de
fondo del modo en que se eligen las capitales europeas
de la cultura.
Quisiera decirles dos cosas. La primera es que estoy de
acuerdo con aquellos de ustedes que han dicho que una
solución de reparación puede ser una oportunidad para el
futuro. A menudo, en el pasado, las capitales europeas
de la cultura no eran suficientemente europeas. Ahora
bien, si tenemos dos capitales entre las cuales se tienden
puentes, la dimensión europea puede salir muy
reforzada. Por otra parte, debo asegurarles que la
Comisaria que les habla ha cogido su bastón de
21/04/2004
peregrino para defender la causa de un programa más
europeo durante la preparación de las ciudades. Creo que
los tres últimos ejemplos –Graz, Génova y Lille, por
citar solo estos– testimonian un notable esfuerzo por
poner la dimensión europea de la cultura en el orden del
día, más allá de las dimensiones regionales y nacionales.
Por tanto, me ven ustedes optimista a pesar de todo,
porque me baso en lo que se hace.
Vemos incluso que algunos Estados miembros se
anticipan y hacen ya lo que quisiéramos para el futuro:
una sana competencia para elegir la mejor ciudad. ¡Es
magnífico lo que sucede en Inglaterra! ¡Es magnífico lo
que se prepara en Alemania y en otros lugares! Sabemos
también, por supuesto, que hay ejemplos negativos, pero
prefiero, hoy, señor Presidente, ver sobre todo los
ejemplos positivos, porque son maravillosos y nos
muestran que las capitales de Europa representan una
hermosa idea. Una hermosa idea que tiene aún un gran
futuro por delante.
Doy una enorme importancia a los puentes que van a
construirse entre las ciudades. Vean, por ejemplo, la
propuesta luxemburguesa, que planteó algunos
problemas porque no estaba suficientemente elaborada.
El tribunal protestó. Luxemburgo ha presentado un
nuevo proyecto que crea sinergias dentro de la gran
región de Europa, es decir, en Alemania, Luxemburgo,
Bélgica y Francia, y que crea también sinergias con una
ciudad rumana que, históricamente, mantiene una
relación específica con Luxemburgo. Incluso se habla
allí el luxemburgués todavía. Todo esto para mostrarles
que, si realmente hacemos nuestro trabajo e impulsamos
a las ciudades a ser mejores, a ser verdaderamente
europeas en sus derechos culturales, el resultado puede
ser muy positivo.
Estoy de acuerdo con los diputados que han citado a
algunas ciudades para demostrar que el hecho de
convertirse en capitales europeas de la cultura ha abierto
nuevas perspectivas a esas ciudades orientándolas hacia
la industria cultural, hacia el turismo cultural, hacia la
excelencia cultural. Así sucede con una ciudad como
Glasgow, por ejemplo, que no estaba realmente centrada
en la cultura al principio. Lo mismo sucede con
Liverpool. Esas ciudades registran un desarrollo que no
solo es industria y social, sino que también implica a los
ciudadanos y la cultura.
Si trabajamos bien en el futuro, como el Parlamento
actual, cuyo último debate cultural es este, lo ha hecho
durante los últimos cinco años, no dudo ni por un
instante, señor Presidente Rocard, que lo que su
comisión ha querido, que lo que su Comisaria siempre
ha defendido, se pondrá en práctica en las ciudades de la
cultura del futuro. Deseo que los buenos ejemplos del
pasado se sigan en el futuro y deseo a todos los
ciudadanos, a todos los agentes de la vida cultural,
mucho ánimo y mucho placer en encontrarse en el futuro
en las ciudades culturales de Europa.
99
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas1.
3-345
Marco único para la transparencia de las
cualificaciones y competencias (Europass)
3-346
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate del Informe (A5-0247/2004) de la
Sra. Zissener, en nombre de la Comisión de Cultura,
Juventud, Educación, Medios de Comunicación y
Deporte, sobre la propuesta de Decisión del Parlamento
Europeo y del Consejo relativa a un marco único para la
transparencia de las cualificaciones y competencias
(Europass) (COM(2003) 796 - C5-0648/2003 2003/0307(COD)).
3-347
Reding, Comisión. − (FR) Señor Presidente, pasamos de
la cultura a la educación, la formación profesional, las
competencias y las cualificaciones, que a mi modo de
ver están unidas.
El 17 de diciembre de 2003, la Comisión adoptó una
propuesta encaminada a racionalizar la situación europea
en materia de transparencia de las cualificaciones y las
competencias. Se trata, como habrán comprendido, de
un paso adelante en la construcción de la Europa de la
educación y de la formación. Al mismo tiempo, se trata
de una herramienta capital al servicio de los ciudadanos
y de su movilidad. Con esta iniciativa queríamos prestar
una ayuda concreta a todos aquellos que quieren hacer
valer sus cualificaciones en otro Estado miembro y
darles así más oportunidades para encontrar empleo.
Esta iniciativa fue explícitamente solicitada por el
Consejo en su resolución de 19 de diciembre de 2002.
Por otra parte, ha tenido una acogida favorable en el
Consejo y el Parlamento. En efecto, se han aportado
varias mejoras a la propuesta de la Comisión sin que se
haya planteado ninguna objeción de importancia. Y
celebro este consenso en cuanto al objetivo y en cuanto
al contenido de nuestra propuesta.
¿Cuál es la propuesta? La propuesta integra en una
cartera coordinada, denominada Europass, cinco
documentos existentes, que cubren las cualificaciones y
las competencias en una perspectiva de aprendizaje a lo
largo de toda la vida: el curriculum vitae europeo,
relativo a las competencias personales; la cartera de las
lenguas, el multilingüismo, que hemos predicado tanto
en los últimos cinco años; el MobiliPass, que sustituye y
amplía el actual Europass-formación; el suplemento de
diploma, que concierne a la cualificaciones de la
enseñanza superior; y su equivalente para la formación
profesional, el suplemento de certificado.
Si cito ahora estos documentos, no me gustaría que
creyesen que esto se para aquí. Europass quiere ser un
marco abierto, y podrán añadirse otros documentos en el
futuro. Pienso, por ejemplo, y aquí llego a nuestra
3-344
El Presidente. − El debate queda cerrado.
1
Presentación de documentos. Cf. Acta.
100
política juvenil, en las acciones de voluntariado
realizadas por los ciudadanos durante su juventud y su
vida adulta, en todas las acciones de compromiso en la
vida social, en la vida ciudadana, que deberán tenerse en
cuenta porque forman parte de la personalidad de un ser
humano.
Aunque nuestro enfoque es común, se han aprobado
algunas enmiendas. La Comisión las acepta, con algunas
excepciones. La enmienda 7 no es aceptable en su
formulación actual. En efecto, confía a los centros
nacionales Europass la tarea adicional de poner a
disposición de todo ciudadano una guía sobre la
movilidad. Pero esta tarea no entra en sus
responsabilidades primarias. Tras las modificaciones
propuestas por el Consejo, se ha sugerido una
modificación de esta enmienda. Prevé que los centros
nacionales Europass cumplan esta tarea «en su caso». Con
este añadido, la enmienda sería aceptable.
La enmienda 12 tampoco es aceptable en su forma actual.
En efecto, por una parte MobiliPass debe ser
cumplimentado por la organización de envío y por la
anfitriona, y no por una u otra. Por otra, la tercera lengua a
la que puede ser traducido el MobiliPass no debe ser
necesariamente una lengua de gran difusión.
Estableciendo la doble responsabilidad de las
organizaciones de envío y anfitriona, y no limitar la
tercera lengua tan solo a lenguas de gran difusión, esta
enmienda, así modificada, sería aceptable.
La enmienda 5, que resalta el papel de los interlocutores
sociales en el desarrollo de futuras iniciativas sectoriales,
es en principio aceptable para la Comisión. A raíz de los
cambios propuestos por el Consejo, se ha propuesto una
modificación, concretamente la de suprimir la
especificación «sectoriales». Esta modificación también
es aceptable. La misma observación vale para la enmienda
8, que puede modificarse en el mismo sentido.
Como ve, señor Presidente, no hay nada insuperable. Lo
esencial es que esta propuesta pretende poner en marcha
un servicio a los ciudadanos, para ayudarles a hacer
valer mejor sus competencias. Y en este punto
coincidimos. Me alegro pues por los esfuerzos
realizados por el Parlamento y el Consejo para llegar a
una adopción rápida, que permita a los ciudadanos
disponer de esta herramienta a principios de 2005.
Señor Presidente, Señorías, con este Europass tenemos
una materialización de la política que los ciudadanos
esperan de nosotros. Creo que es un buen proyecto y les
agradezco su apoyo.
3-348
Zissener (PPE-DE), ponente. – (DE) Señor Presidente,
señora Comisaria, Señorías, la movilidad es un concepto
clave en la política europea, que cada día reviste más
importancia a causa de la mundialización. Sin embargo,
la triste realidad es que los ciudadanos europeos aún no
son tan móviles como quisiéramos. Una de las razones
principales de esta movilidad insuficiente es la falta de
transparencia de las cualificaciones y las competencias.
21/04/2004
Como todos sabemos, la falta de transparencia
constituye el principal obstáculo a la movilidad en
términos de formación y actividad profesional y un
importante factor que impide aumentar la flexibilidad
del mercado laboral en Europa.
La Comisión ha presentado la propuesta de un concepto
marco uniforme para el fomento de la transparencia de
las cualificaciones y competencias –en resumen, el
Europass– que hemos estado esperando durante mucho
tiempo y que deseamos ardientemente. Esta propuesta de
la Comisión es excepcionalmente buena, porque facilita
a los ciudadanos el acceso a las oportunidades de
movilidad. La Comisión ya ha afirmado que en el nuevo
expediente Europass se combinarán cinco oportunidades
de movilidad existentes, es decir, la estructura de la
carrera europea, el suplemento de diploma, el Europass
existente para la formación profesional, las referencias y
–otro elemento sumamente importante– el portafolio
europeo de las lenguas.
Como ya se ha mencionado, estos instrumentos ya
existen. Sin embargo, los ciudadanos todavía no los
conocían suficientemente. Es muy importante que se
coordinen y racionalicen no solo los instrumentos
existentes, sino también las redes. Un expediente de
documentos común tiene un impacto de comunicación
mayor que una colección suelta de documentos. Sin
embargo, lo más importante es que se trata de un
expediente abierto, y creo que hay dos razones para ello.
En primer lugar, los ciudadanos pueden buscar los
documentos que les interesen. Nadie tiene que consultar
los cinco documentos. En segundo lugar, este sistema
abierto permite añadir otros documentos al expediente.
He propuesto en mi informe que el próximo documento
que se incluya en este expediente sea un certificado de
competencia informática.
Quiero dar las gracias a todos, a la Presidencia del
Consejo y a la Comisión, por su cooperación, que ha
permitido que esta propuesta se tramite con rapidez a
través de todas las instancias burocráticas. Creo que a
todos nos interesa garantizar que esta propuesta se
aplique lo más rápidamente posible y que los ciudadanos
dispongan del Europass lo más pronto posible.
3-349
Weiler (PSE), ponente de opinión de la Comisión de
Empleo y Asuntos Sociales. – (DE) Señor Presidente,
Comisaria, Señorías, me complace enormemente que en
la penúltima semana de la sesión de esta legislatura
parlamentaria aprobemos un proyecto europeo tan
interesante, un proyecto que puede aprobarse sin
conflictos ni objeciones por parte del Consejo. Ahora
tenemos que moderar esta confianza, porque he oído,
señora Comisaria, que no está de acuerdo con algunas de
las enmiendas, incluidas las que yo he propuesto. Quizá
la administración pueda repasar conmigo una vez más
algunos puntos esta noche, para que mañana podamos
aprobar algo más de lo que inicialmente se nos había
presentado.
21/04/2004
La Comisión de Empleo y Asuntos Sociales, para la que
he elaborado esta opinión, no solo se ha tomado el
proyecto en serio y lo ha acogido con satisfacción, sino
que también lo hemos integrado en nuestro trabajo.
Sabemos que, en la actualidad, la movilidad y el
aprendizaje permanente constituyen componentes
importantes del éxito profesional y que a menudo hasta
la fecha ni la economía ni las políticas han sentado las
bases para ello. Ahora esto va a cambiar.
Por estas razones, hemos hecho varias propuestas e
inclusiones importantes, por ejemplo la inclusión de
nacionales de países terceros –creemos que es un
símbolo de justicia–, la inclusión de los interlocutores
sociales para utilizar su saber hacer, la consideración que
se dará a la integración social y, por último, una mayor y
mejor información para los ciudadanos, los proveedores
de educación y formación y los interlocutores sociales,
en especial para las pequeñas y medianas empresas. El
proyecto solo será útil, solo tendrá éxito, si se da a
conocer, si los jóvenes, los trabajadores, la industria y la
sociedad lo aceptan. Así pues, también será necesario
realizar una campaña explicativa e informativa. De esta
forma podremos llevar a este niño por el buen camino.
3-350
Pack (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, señora
Comisaria, Señorías, se acercan las elecciones y yo, al
igual que la Sra. Weiler, estoy agradecida de que justo al
final de esta legislatura parlamentaria hayamos
conseguido crear algo para muchos jóvenes, de hecho
para todos los jóvenes. El Europass es algo que
realmente afecta a los jóvenes, incluidos los que están
comenzando sus estudios. Creo que hemos pasado
mucho tiempo buscándolo, y me complace que la
Comisaria pueda ponerlo en marcha al final de su actual
mandato. Por supuesto, hubiera sido mejor haberlo
aprobado en la legislatura actual, pero tenemos que
aceptar la realidad y, si lo conseguimos en septiembre u
octubre, no estará mal.
Si bien no debemos poner demasiadas expectativas en el
Europass, al menos esperamos que haga realidad los
sempiternos y piadosos tópicos de la transparencia y las
oportunidades de movilidad. Este es el pan de cada día
de los jóvenes y los trabajadores; a menudo les afecta la
legislación europea y aún no pueden desarrollarse como
quisiéramos. Esto significa que necesitamos decisiones
claras sobre la estructura de la carrera europea. Tenemos
que explicar con claridad el significado de las
competencias especializadas del individuo. Tiene que ser
posible incluir la competencia lingüística de los
individuos de una forma probada. Asimismo, como ha
sugerido usted, deberíamos tener en cuenta el servicio
voluntario de los jóvenes, porque se trata de una
competencia que una persona joven adquiere a lo largo
de su vida, y todos deberíamos reconocerla más de lo
que la hemos reconocido hasta ahora, incluidos los
empresarios.
También creo que existen muchas oportunidades para
ayudar a los jóvenes a encontrar su camino en este
enorme mercado laboral, y a que les encontremos a ellos
101
sobre la base de sus cualificaciones. A menudo es
imposible evaluar con exactitud lo que una persona es
capaz de hacer, sencillamente porque lo que dicen sus
referencias no se traduce y básicamente no puede
compararse. Creo que en este Europass hemos
conseguido claridad sobre los períodos de formación, el
contenido de la formación y la competencia profesional,
y creo que es lo que necesitamos, lo que necesitan los
jóvenes para realmente experimentar Europa por ellos
mismos.
Permítanme reiterar que mi Grupo agradece que la Sra.
Zissener sea la responsable de este informe, y
celebramos que en el otoño avancemos en este asunto –
por desgracia con una nueva Presidencia del Consejo–
en interés de nuestros jóvenes y, por lo tanto, de nuestros
hijos y nietos.
3-351
Prets (PSE). – (DE) Señor Presidente, Comisaria, con el
inicio de la nueva generación de programas en el ámbito
de la formación profesional general desde 2007 y la
implicación intensiva de los nuevos Estados miembros,
es muy importante certificar, en un pasaporte uniforme,
la experiencia adquirida en el extranjero, y las
capacidades, competencias y cualificaciones adquiridas
allí.
Creo que es muy importante que realmente podamos
cumplir lo que aprobemos mañana, y es absolutamente
esencial que vaya de la mano de una campaña
publicitaria. Su uso, significado y valor añadido tienen
que ser claramente comprensibles para todos los
usuarios y personas que rellenen los formularios. Puesto
que el objetivo de cada nueva generación de programas,
incluido el programa Leonardo, es formar a 150 000
aprendices por año, es absolutamente esencial que los
proveedores de formación conozcan el Europass. Dado
que este documento es un reconocimiento formal de las
cualificaciones profesionales, pido que los costes
administrativos sean lo más bajos posible, porque son
uno de los obstáculos principales para los jóvenes.
Creo que el Europass es esencial, a condición de que no
solo sea una oportunidad para la cualificación formal,
sino también para la competencia informal. El factor
crucial –y quiero hacer hincapié en esto– es la
competencia intercultural, porque en el futuro, con la
mundialización, la integración y la interacción entre las
diferentes civilizaciones y culturas será necesario tener
habilidades interculturales y basarse en ellas.
El pase de movilidad, que comprende todo el
conocimiento transnacional y basado en el aprendizaje
llevado a cabo en el extranjero, también debería
certificar esta experiencia. La movilidad es necesaria
tanto en el proceso de aprendizaje como en la vida
profesional. Para que los jóvenes dispongan de una
visión de conjunto de esta maraña de programas de
apoyo e intercambio, las agencias competentes, junto
con la Comisión, tienen que elaborar directrices de
movilidad, poniendo a su disposición programas de
intercambio y apoyo, los nombres y direcciones de las
102
personas de contacto, así como los vínculos, para que el
valor añadido de Europa sea evidente para todos.
21/04/2004
3-355
PRESIDENCIA DEL SR. COX
Presidente
3-352
Crowley (UEN). – (EN) Señor Presidente, yo también
quiero unirme a mis colegas en la felicitación a la
ponente por su trabajo y también a la Comisaria por el
tremendo esfuerzo que ha dedicado a esta cuestión.
Una pequeña nota de cautela: esperaba que todo pudiera
arreglarse en la primera lectura de este informe. No
estoy seguro de si al final esto se ha acordado. Sé que la
Presidencia del Consejo ha estado en contacto con la
ponente y otros para intentar y lograr este resultado. Tal
y como han dicho con razón la Comisaria, la ponente, la
ponente de opinión y otros oradores, este es uno de los
elementos básicos con respecto al cual en las
instituciones de la Unión Europea podemos señalar
cuánto mejoramos las vidas de las personas; cómo
facilitamos sus vidas, tanto en el trabajo como en la
educación. Reunir en una única cartera todas las
cualificaciones y experiencias que tienen los ciudadanos,
y permitirles que la lleven por diferentes países y
diferentes sectores de trabajo ha de ser una mejora en
comparación con la situación de hoy día.
Desde finales de la década de 1980 tenemos esta idea de
un mercado único con libertad de circulación de las
personas, mercancías y servicios, pero la burocracia y la
falta de reconocimiento de las cualificaciones y servicios
era tan grande que no había una verdadera circulación
libre de las personas. En este sentido, este aspecto de
marco único propuesto por la ponente es una iniciativa
positiva.
La cuestión del aprendizaje durante toda la vida sigue
teniendo la máxima importancia, no solo porque la gente
vuelve a estudiar o para los trabajadores, sino
simplemente por los cambios tecnológicos que se están
produciendo en el lugar de trabajo y ahora en nuestras
vidas diarias: ya sea la banca en línea, el correo
electrónico o la participación en un proceso técnico en el
ámbito del trabajo propio.
El aspecto de esta propuesta que beneficiará
notablemente a todos es que los empresarios, las
instituciones educativas y otros solo tendrán que
examinar un documento único, y este documento en
última instancia dará cierta idea de la equivalencia de las
cualificaciones y las experiencias entre los Estados
miembros.
3-353
El Presidente. − Muchas gracias a la Sra. Comisaria por
sus intervenciones y su trabajo durante esta tarde y
durante la legislatura.
El debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas.
(La sesión, interrumpida a las 19.05 horas, se reanuda a
las 21.00 horas)
(Se reanuda la sesión a las 21.05 horas)
3-356
Moción de censura
3-357
El Presidente. − De conformidad con el orden de día se
procede al debate sobre la moción de censura contra la
Comisión Europea (B5-0189/2004).
Quiero informar a la Asamblea de que el Sr. Borghezio,
el Sr. Gobbo y el Sr. Turchi han añadido sus firmas a la
moción. La Sra. Muscardini ha retirado su firma. Con
esto, el número de firmas es de 67.
3-358
Bonde (EDD). – (DA) Señor Presidente, normalmente es
el autor de la propuesta de resolución quien inicia el
debate, así que propongo que comience el Sr. HeatonHarris.
3-359
Heaton-Harris (PPE-DE). – (EN) Señor Presidente,
esta moción pretende censurar a toda la Comisión.
Lamentablemente, en estos momentos no tenemos en
esta Asamblea la capacidad para censurar a personas,
solo nos queda esta opción nuclear.
Quizá en el caso de Eurostat sea la mejor opción. Lo que
sucede aquí es que a los Comisarios les complace hacer
grandes declaraciones políticas pero se niegan en
redondo a asumir responsabilidades políticas en relación
con los problemas que surgen en sus DG. En Eurostat no
se aplicaban o no funcionaban un control político eficaz,
la comunicación adecuada, procedimientos y
comprobaciones y balances financieros, o simplemente
se ignoraban. De hecho, todas las señales de aviso se
ignoraron totalmente.
En este caso, desaparecieron 5 millones de euros debido
al fraude y a unos controles de gestión pésimos. Sin
embargo, la única persona que ha sido detenida ha sido
un periodista, Hans-Martin Tillack, que decidió informar
de ello en Stern y cuya oficina ha sido asaltada hoy otra
vez. No sorprende que la OLAF pueda actuar con tanta
rapidez haciendo que la policía obtenga el nombre de un
periodista y comprobando sus cuentas bancarias en tan
solo unos días. No obstante, si se compara con el caso
de Eurostat, en el que después de más de un año de
investigaciones casi no tenemos nada, es obligatorio
preguntarse por las prioridades de varias personas en la
DG responsable.
Durante el procedimiento de aprobación de la gestión
para 2001, Eurostat fue uno de los temas principales de
nuestro ponente. Ahora sabemos que no se puso a
disposición de esta Asamblea toda la información que
necesitábamos por entonces. Muchos diputados al
Parlamento Europeo dicen ahora públicamente que si
entonces hubieran conocido todos los hechos, el año
pasado habrían votado en contra de la aprobación de las
21/04/2004
cuentas. Si la Comisión y los líderes de todos los Grupos
políticos de este Parlamento hubieran dedicado la mitad
de la energía que han dedicado a bloquear esta moción
para que no se ventile en la Asamblea, a resolver los
problemas sistemáticos desvelados por el caso Eurostat,
entonces todos estos problemas podrían haberse resuelto
hace algunos años.
Esta Comisión merece ser censurada, y los futuros
Comisarios han de saber que en ellos recaerán las
responsabilidades políticas por las acciones de sus DG.
3-360
Reding, Comisión. − (EN) Señor Presidente, como dijo
ayer mi colega el Sr. Fischler, la Comisión tomó
medidas tan pronto tuvo pruebas de los problemas en
Eurostat. Esto ha dado lugar a una profunda
reestructuración de la Dirección General de Eurostat y
sus actividades. Además de las declaraciones de mi
colega en nombre de la Comisión, quiero hacer hincapié
en las medidas relativas en particular a la revisión del
código de conducta, a la mejora de la circulación de
información sobre acusaciones de fraude, así como a una
revisión del marco jurídico de la OLAF.
En especial quiero señalar las siguientes medidas. En
primer lugar, la revisión del código de conducta que rige
las relaciones entre los Comisarios y sus servicios y que
hace hincapié en la responsabilidad política del
Comisario, así como la del Director General o el jefe de
servicio. El nuevo código incluye procedimientos
específicos que exigen informar al Comisario de
cualquier hecho, situación o cuestión relativos a la
gestión, especialmente la gestión financiera, cuya
gravedad pudiera invocar la responsabilidad del
Comisario o del colegio.
En segundo lugar, la aplicación de medidas encaminadas
a facilitar las referencias cruzadas de toda información
relativa a acusaciones de fraude, contribuyendo a
garantizar que el nivel político se mantenga informado y
que se haga un seguimiento adecuado de todos los casos
detectados.
En tercer lugar, el fortalecimiento de los circuitos de
información entre los servicios centrales y los servicios
operativos, especialmente en los ámbitos del control y la
auditoría interna. Esto implica una serie de medidas
importantes que pretenden perfeccionar las reformas de
la gestión financiera que ya ha introducido la Comisión
Prodi. Estas medidas se derivan básicamente de las
recomendaciones que hizo el auditor interno en su
informe sobre los contratos de la DG Eurostat: informar
y formar al personal en torno a los distintos mecanismos
vigentes para denunciar prácticas ilegales y revisar el
marco jurídico de la OLAF con la aprobación de dos
propuestas legislativas nuevas que examinará el nuevo
Parlamento. El objetivo de estas propuestas es mejorar
los flujos de información en el seno de las instituciones
de la Unión y reforzar las garantías de los
procedimientos.
103
A pesar de la crisis, no se han interrumpido las funciones
de Eurostat de realizar el trabajo estadístico básico de la
Comisión. El 29 de septiembre de 2003 la Comisión
aprobó una gran reorganización de Eurostat y desde el 1
de noviembre se viene aplicando el nuevo plan de
funcionamiento. Se reorganizó el sistema de aprobación
de compromisos y pagos. Los circuitos financieros se
describieron más explícitamente para que entren en
juego las responsabilidades de los funcionarios de
autorización delegados en el nivel de jefe de unidad y de
dirección general. La decisión de la Comisión de poner
fin a los vínculos contractuales con cuatro empresas
exigió un gran esfuerzo para rescindir los propios
contratos y minimizar las posibilidades de litigio. A raíz
de la auditoría especial emprendida por el servicio de
auditoría interna en septiembre de 2003, así como de la
auditoría en profundidad que había concluido hacía
poco, también se emprendió una serie de iniciativas
generadas por el informe de actividad anual.
Se producirá un nuevo cambio radical en el ámbito de la
divulgación de información estadística. Sobre la base del
principio de que la información estadística europea es un
servicio público, todos los datos estadísticos elaborados
y recopilados por Eurostat deberían ser gratuitos para los
usuarios y ponerse en Internet.
Por último, el programa de trabajo para 2004 es
estrictamente prioritario y es realista en cuanto a sus
intenciones. Se hace hincapié en las misiones esenciales
de Eurostat, en concreto la producción de cifras y
estadísticas independientes. A la Comisión le agrada la
idea de reducir su dependencia económica de empresas y
organizaciones externas y garantizar que el servicio
estadístico europeo siga siendo un servicio público
abierto a los usuarios y que actúa en interés del público.
Por ello la Comisión ha adoptado medidas muy
concretas y rápidas para responder a la crítica hecha por
el Parlamento Europeo en su resolución del 17 de
diciembre de 2003 sobre el programa legislativo y de
trabajo para 2004 de la Comisión, lo que también queda
confirmado en el informe de situación de la Comisión
del 9 de febrero de 2004 sobre la conclusión del
mandato de reforma.
La Comisión quiere agradecer al Parlamento Europeo y
al ponente, el Sr. Bayona de Perogordo, por haber
votado hoy por gran mayoría a favor de aprobar la
gestión de la Comisión con respecto a la ejecución del
presupuesto general de las Comunidades Europeas para
2002. Esta votación confirma que el asunto Eurostat es
una excepción muy lamentable de la gestión financiera
generalmente correcta del presupuesto de las
Comunidades Europeas. No obstante, el asunto Eurostat
también demuestra la necesidad y la importancia de
avanzar con las reformas emprendidas por la Comisión.
Con respecto a la responsabilidad política mencionada
en la moción de censura que va a debatirse aquí esta
noche, quiero confirmar la posición de la Comisión que
señaló con gran claridad el Presidente Prodi en su
104
discurso del 25 de septiembre de 2003 en la Conferencia
de Presidentes de los Grupos políticos.
También quiero subrayar, como hizo ayer mi colega la
Sra. Schreyer cuando respondió a una pregunta de la Sra.
Avilés Perea, que las medidas de reforma impedirán que
vuelvan a darse problemas como los sucedidos en
Eurostat antes de 1999, y que la Comisión ha aprendido
la lección con respecto al problema de los flujos de
información insuficientes desvelados por el caso
Eurostat y que ha tomado las medidas apropiadas.
El Presidente Prodi y toda su Comisión se han
comprometido a observar una tolerancia cero con
respecto al fraude. Sabe usted muy bien que esto no es
garantía de que no vuelva a haber fraude, pero es
garantía de que no se va a acallar nada. Se sacarán a la
luz pública los posibles problemas y se adoptarán
medidas apropiadas.
Tal y como también ha señalado hoy el Sr. Fischler, la
Comisión sigue firme en la aplicación de las medidas
adoptadas para maximizar la protección frente al fraude
y agradece al Parlamento Europeo su contribución
sustancial y su continuo apoyo en esta cuestión.
(Aplausos)
3-361
Grossetête (PPE-DE). – (FR) Señor Presidente, señora
Comisaria, Señorías, el debate que nos reúne esta tarde
es a la vez lamentable y, a mi entender, peligroso.
Lamentable, porque los signatarios de esta moción no
tienen en realidad otro objetivo que manchar la
reputación de la Comisión, que, si puede ser criticada
por su gestión del asunto Eurostat, no merece
ciertamente un voto de desconfianza de nuestra
Asamblea. Peligroso también porque la construcción de
Europa se encuentra en un momento importante de su
historia, con la unificación del continente el 1 de mayo,
las elecciones europeas, la esperada adopción de la
Constitución y la lucha contra el terrorismo. No puede
ser debilitada, por tanto, con mediocres maniobras
políticas que no engañan a nadie.
En ningún caso deseo minimizar la importancia de los
interrogantes asociados al asunto Eurostat, pero ante
todo quiero comprender las verdaderas razones que han
impulsado a quienes han puesto su firma en esta moción
de censura. ¿Es realmente un deseo de transparencia? No
lo creo. ¿Es realmente su voluntad de hacer la luz sobre
el asunto Eurostat? Estoy segura de que no. Dos razones
me llevan a pensarlo. La primera es el momento elegido
para esta iniciativa, que es la última sesión legislativa
del Parlamento. Algunos argumentarán ingenuamente
que se trata de una coincidencia, pero yo señalaría que
observadores más objetivos destacarían la proximidad de
las elecciones europeas. Les recuerdo que los
interrogantes sobre Eurostat surgieron hace ya dos años.
Si la voluntad de transparencia estuviera en el centro de
este proceder, entonces esta moción de censura habría
llegado mucho antes.
21/04/2004
La segunda razón que me confirma en estos argumentos
es la lista de los signatarios de esta moción de censura.
Cada cual es libre de defender sus convicciones, y los
diputados que apoyan la moción de censura lo hacen sin
ninguna duda en su alma y conciencia. Pero, en el caso
de la mayoría de ellos, se trata de un alma antieuropea y
de una conciencia únicamente nacional. Contrariamente
a las apariencias, no es la Comisión su objetivo, sino la
construcción europea. No es la defensa de los intereses
del contribuyente europeo lo que se plantea, sino la
voluntad de menoscabar la reputación de una Europa
que, si no es perfecta, es un medio eficaz para nuestros
pueblos de vivir en paz y en relativa prosperidad. Esta
moción de censura es obra del club de los
«introspectivos», de los que rechazan las políticas
comunes, de los que combaten los avances europeos
agitando las banderas del miedo, de los que rechazan el
contrato de confianza que es la Constitución europea
propuesta por la Convención.
No creo ofender a nadie diciendo esto, porque es
verdaderamente lo que defienden haciendo creer que
Europa es una máquina, un monstruo que lo reglamenta
todo, que lo decide todo, que defrauda y qué sé yo.
El Grupo del Partido Popular Europeo (DemócrataCristianos) y Demócratas Europeos ha elegido un
camino distinto del de los signatarios, porque hablamos
de futuro cuando otros se quedan estancados en el
pasado, y porque Europa no se construye sobre el miedo,
sino sobre la ambición y la voluntad. No cabe duda de
que no todo es perfecto. Todavía queda mucho por
hacer, en particular devolviendo un verdadero sentido
político a lo que es una acción humana, porque es una
aventura humana acoger a diez nuevos países, que son
un ejemplo simbólico.
Por lo que se refiere concretamente al asunto Eurostat, el
Grupo del PPE-DE en su conjunto siempre ha deseado
públicamente que se haga la luz. Hemos tomado nota de
las medidas adoptadas por la Comisión al respecto.
Queremos que los responsables se expliquen, porque
tenemos grandes sospechas de que se han cometido
errores importantes. Pero los responsables deben ser
sancionados proporcionalmente a cualquier falta que se
les demuestre. Debemos a los europeos el sentido de la
responsabilidad, el respeto de los procedimientos
democráticos y la garantía del Estado de derecho. Hay
que realizar investigaciones, la falta debe castigarse, la
sanción debe ser justa y la transparencia es obligatoria.
Es lo que siempre hemos dicho, es por lo que luchamos.
Pero pretender, como hacen los signatarios de esta
moción de censura, que la Comisión no ha cumplido sus
obligaciones, pretender manchar, al final del mandato, a
una Comisión que, sin duda, ha podido cometer errores,
pero cuyo balance es loable, no es aceptable para
nosotros. Por ello, con determinación y convicción, el
Grupo del PPE votará en contra de esta moción.
(Aplausos)
3-362
21/04/2004
Kuhne (PSE). – (DE) Señor Presidente, cuando usted
anunció ayer que una coalición de conservadores
británicos y comunistas griegos ha presentado una
moción de censura en contra de la Comisión, me acordé
de la observación de Karl Marx de que cuando la
historia se repite lo hace primero como tragedia y
después como farsa.
Cuando la Comisión Santer cayó hace 5 años, la mayoría
de socialistas permitimos que nos arrinconaran por
defender lo indefendible. Hemos aprendido de ello. En
aquel momento yo formaba parte de la minoría que votó
a favor del voto de censura, así que ahora estoy
convencido al hablar en nombre de mi Grupo en contra
de la farsa de un voto de censura, cuyo único objetivo es
servir a los intereses de los periódicos de los que se
puede decir que no sabemos si están escritos por o para
analfabetos.
(Risas)
Para que quede claro, esta evaluación es transnacional,
se aplica a varios países y no solo a uno.
Es legitimo, incluso en este Parlamento, estar en contra
de la integración europea y, por lo tanto, en contra de las
instituciones comunitarias. Sin embargo, la cuestión es si
debemos permitir que el descrédito sistemático de las
instituciones de la UE se convierta en un medio para el
debate político. Esto no podemos preguntárselo a los
conservadores británicos o a la Izquierda Unida
Europea, porque siempre lo han hecho y continuarán
haciéndolo. La cuestión es si los que están a favor de la
integración política en esta Cámara van a dejar hacer a
estas personas sin resistencia. Estoy a favor de resistir.
También nos estamos defendiendo del abuso del control
presupuestario por razones claramente políticas. Incluso
usted, señor Heaton-Harris, en la Comisión de Control
Presupuestario, ha dejado claro con frecuencia que las
razones que condujeron a la caída de la Comisión Santer
no son aplicables a este caso, cualquiera que sea la
crítica que pueda aplicarse a la actual Comisión. A
diferencia de la Comisión Santer, la Comisión actual, a
pesar de todos los errores, no ha intentado ocultar
información al Parlamento de forma sistemática. Este es
el factor decisivo. El Sr. Bösch y el Sr. Casaca eran dos
socialistas que tenían un papel destacado en la
preparación de los acontecimientos relativos a Eurostat.
Usar el caso Eurostat como un instrumento electoral es
la mejor manera de distraer el incipiente proceso de
reforma, y no deseamos hacer esto.
La extraña naturaleza de este circo está dejando dos
cosas claras, y tienen que hacerse públicas en esta
sesión. Entre los signatarios de la propuesta de voto de
censura figura un diputado a esta Cámara que
personalmente me instó hace algunos meses a garantizar
que se echase tierra sobre el asunto Eurostat. En sus
propias palabras, sus razones eran que cuanto más se
acercan las elecciones, más locos se vuelven los
diputados. Ahora ha firmado la moción.
105
Cuando esta mañana –y ahora me dirijo al Sr. Bonde–
nos sentamos en círculo para discutir el enfoque global
del tema de Eurostat, usted me preguntó amablemente si
no sería posible evitarlo mediante la inclusión en la
resolución sobre Eurostat de un par de apartados
contundentes sobre el tema de la responsabilidad
política, porque usted no sabía si la moción de censura
saldría adelante. Señor Bonde, no estamos proponiendo
sacarle del lío en que usted mismo se ha metido. La
mayoría de este Parlamento no le echará un cabo; tiene
que arreglárselas solo. En mayo, cuando lleguen los
nuevos Comisarios, puede proponer que se les envíe a
todos los diez de vuelta a casa, y después usted quedará
como un tonto ante la opinión pública europea por haber
abusado de este instrumento de la moción de censura por
meras razones de política partidista.
3-363
Jonckheer (Verts/ALE). – (FR) Señor Presidente,
señora Comisaria, mi Grupo, en su gran mayoría, no
apoya la iniciativa de moción de censura contra la
Comisión. En efecto, esta iniciativa nos parece
inoportuna, ya que votar a favor de la dimisión de la
Comisión cada vez que se descubren y se reconocen
problemas
de
mala
gestión
es
totalmente
desproporcionado.
Además de las medidas disciplinarias individuales, lo
que hace falta es reforzar la independencia, las
competencias y los medios de la OLAF y dotar a la
Comisión en su conjunto de los medios humanos y
financieros necesarios para cumplir sus misiones. Las
reformas emprendidas por la Comisión van en esta
dirección, como acaba de recordar el Comisario, y el
Parlamento Europeo ha formulado, en varias
resoluciones,
recomendaciones
concretas,
que
esperamos sean puestas en práctica.
En el período histórico que se inicia, señor Presidente,
de una Unión de veinticinco, en el que tenemos que
conseguir una ampliación con éxito, nuestro Grupo
considera que necesitamos un ejecutivo y una función
pública europea competente y sujeta al control
democrático permanente del Parlamento.
3-364
Camre (UEN). – (DA) Señor Presidente, hemos
intentado atribuir responsabilidades por lo que ha
ocurrido, pero no ha sido posible. En nuestra opinión,
nadie cree tener la culpa de nada. Esta fue la conclusión
del informe sometido al llamado Comité de Sabios en
marzo de 1999 sobre los problemas de la anterior
Comisión Santer.
Lo mismo puede decirse del escándalo Eurostat. Se han
puesto en marcha todos los mecanismos de defensa. El
Comisario Solbes no tiene la culpa porque no lee los
periódicos. El Comisario Kinnock no tiene la culpa
porque no estaba escuchando cuando el Sr. Blak le contó
lo que había dicho la Sra. Schmidt Brown. La Comisaria
Schreyer no tiene la culpa porque no lee los informes de
auditoría, y el Sr. Prodi, el Presidente de la Comisión, no
tiene en absoluto la culpa porque por supuesto se
aseguró de no recibir información ni del Parlamento
106
Europeo ni de la prensa, y si no sabes que algo ha
ocurrido nadie puede echarte la culpa de ello, como dice
el Sr. Prodi.
Lo único que uno se pregunta es cómo es posible que
unas personas con tan poca capacidad para percibir lo
que ocurre a su alrededor hayan llegado tan alto.
Por supuesto, lo cierto es que sabían lo que ocurría en
Eurostat desde hacía al menos un año, pero ocultaron
algo que no deberían haber ocultado. Podríamos
llamarlo lealtad equivocada a un sistema corrupto.
Podríamos llamarlo nepotismo. No importa el nombre
que le demos, no hace honor a una institución
intereuropea. Por esta razón queremos establecer quién
tiene la culpa, pero el sistema está pensado para
impedírnoslo.
En una democracia normal, los críticos en el seno de un
parlamento pueden proponer un voto de censura. Esto
ocurre en ocasiones en nuestros Estados miembros. Si un
Gobierno tiene una mayoría sólida, le será bastante
indiferente. Un Gobierno que gana un voto de censura
suele salir fortalecido de la votación. En este caso, la
Comisión está segura de que va a ganar, porque la
mayoría del Parlamento no desea repartir culpas, y los
que proponemos esta moción de censura sabemos que
perderemos.
Sin embargo, los que permanecen leales a la Comisión
han hecho todo lo posible por impedirnos celebrar este
debate y la votación posterior. Se han puesto en tela de
juicio y se han eliminado sin motivo objetivo algunas
firmas, y se ha presionado a algunos diputados para que
retiraran sus firmas. Eso no es verdadero
parlamentarismo. Hay algo podrido que impregna toda
la cuestión de Eurostat, y una mayoría del Parlamento no
desea contribuir a la atribución de responsabilidades.
Recomiendo a los diputados que voten a favor de nuestra
moción de censura.
3-365
Bonde (EDD). – (DA) Señor Presidente, quiero
comenzar con una pregunta a la Sra. Grossetête, al Sr.
Kuhne y a la Sra. Reding: ¿quién es políticamente
responsable del escándalo de Eurostat?
Más de 100 diputados al Parlamento Europeo han
firmado una moción de censura en contra de la
Comisión, pero uno de cada tres ha sido presionado para
que retire su firma. Los incondicionales incluyen ahora a
algunos diputados que pueden perder sus puestos en
importantes comisiones o en delegaciones. Algunos
diputados a este Parlamento serán castigados por sus
Grupos por apoyar el simple principio de la
responsabilidad de los Ministros y Comisarios en el
ejercicio de su cargo.
La administración del Parlamento, muy politizada, ya no
está ahí únicamente para servir a sus diputados. No se
conforma con comprobar la autenticidad de las firmas y
hacer un recuento, también ha cooperado con los Grupos
21/04/2004
para conseguir que los diputados retiren sus firmas.
Incluso ha rechazado aceptar confirmaciones enviadas
por fax y firmas a todas luces auténticas para sofocar o
aplazar el debate sobre la censura. ¿También tenemos
que comprobar las firmas de las listas de asistencia
mediante cartas manuscritas originales?
Imaginen lo que pasaría si todos los presidentes de los
Grupos desearan castigar a las personas en la Comisión
que han metido las manos en la caja, o a los que
encubren a los ladrones. Sin embargo, nada es tan malo
como para que no contenga algo bueno en alguna parte.
El texto de compromiso sobre Eurostat contiene la
crítica más feroz hecha hasta el momento a la gestión
financiera de la Comisión. Sin embargo, no atribuye
responsabilidades directas, así que estamos debilitando a
aquellas personas en la Comisión que están trabajando a
favor de una contabilidad honesta y la transparencia.
Estamos apoyando a los que dicen que la aprobación de
las cuentas solo es charla parlamentaria, que no significa
nada y que podemos continuar estafando a las personas.
Cada año desaparecen 8 000 millones de euros de
nuestro presupuesto. Se trata del dinero de los
contribuyentes, y se nos ha elegido para representar a los
contribuyentes. En consecuencia, tenemos que instar a la
Comisión a que atribuya responsabilidades antes de las
12 del mediodía del martes 4 de mayo. De lo contrario,
votaremos a favor de la moción de censura.
Quiero dar las gracias a los más de 100 diputados
signatarios. Quizás haya más perros guardianes entre
nosotros después de las elecciones. Señor Presidente,
quiero darle las gracias a usted y a la persona que ha
dicho que se trataba de una campaña electoral, y quiero
señalar que en la Comisión de Control Presupuestario
hemos intentado atribuir responsabilidades políticas
desde el primer día en que el escándalo salió a la luz.
3-366
Berthu (NI). – (FR) Señor Presidente, para justificar
plenamente la propuesta de moción de censura contra la
Comisión Europea, que yo también he firmado, basta
remitirse al informe que el propio Parlamento Europeo
aprobó, por una gran mayoría, el pasado 29 de enero,
sobre las medidas adoptadas por la Comisión para dar
curso a nuestras observaciones sobre la ejecución del
presupuesto 2001, en particular sobre el asunto Eurostat.
El balance que se hace en dicha resolución es
abrumador. Lo más grave no es el propio asunto
Eurostat, pues después de todo pueden producirse
malversaciones en cualquier organismo, sino los fallos
de control que se han descubierto, y sobre todo, después,
la impotencia de la Comisión para enderezar las cosas de
forma convincente.
Nuestra resolución del 29 de enero, votada por el
Parlamento Europeo, lo vuelvo a recordar, denunciaba
especialmente la cultura de secretismo y opacidad
reinante en la Comisión, la mala transmisión interna de
la información, la extremada lentitud y reticencia a
entregar los informes de auditoría al Parlamento
Europeo y la dejación por parte de los comisarios de sus
responsabilidades políticas. Este último rasgo parece aún
21/04/2004
más cierto hoy, puesto que la Comisión no reconoce ya
ninguna responsabilidad en este asunto y el Sr. Prodi,
que ni siquiera ha asistido a nuestro debate de esta tarde,
parece interesarse ante todo por la campaña electoral en
Italia.
Por ello, los diputados deben asumir hoy sus
responsabilidades en su calidad de representantes electos
de los pueblos de Europa, de los contribuyentes de
Europa. Felicito a los otros 66 cosignatarios de esta
moción, en primera línea de los cuales se encuentran los
Sres. Bonde y Heaton-Harris, que han tenido la valentía
y la lucidez de resistir a todas las presiones. Y quisiera
decir lo siguiente a los diputados que dudan si votar a
favor de la moción de censura: defendiendo a la
Comisión, como acaba de hacer la Sra. Grossetête,
encubrirán, lo quieran o no, comportamientos
inadmisibles y harán un flaco servicio a las instituciones
europeas.
Y el buen servicio que hay que hacer a las instituciones
europeas, señor Presidente, es hacer comprender a la
Comisión que no es de una esencia superior, que es un
órgano como los demás, que debe plegarse al control
superior del Parlamento Europeo y de los Estados
miembros.
3-367
El Presidente. − Dos diputados han mencionado la
cuestión de las firmas y han insinuado que entre
bastidores se está jugando sucio. Por lo que yo sé, la
moción de censura está dirigida contra la Comisión
Europea y no contra los servicios del Parlamento
Europeo.
Permítanme dejar claro que si algunos aducen que hay
100 firmantes, yo tengo la obligación, como Presidente,
de acuerdo con el Reglamento, de establecer y verificar
quién ha firmado y quién supervisa la firma. La
responsabilidad de cumplir esta obligación y de dar
instrucciones al personal para que la cumpla en nuestro
nombre la asumo yo. Así que si tienen ustedes algún
problema con lo que ocurre entre bastidores, hablen
conmigo, Bajo mi supervisión, lo haremos como es
debido o no lo haremos.
3-368
PRESIDENCIA DEL SR. OBIOLS i GERMÀ
Vicepresidente
3-369
Avilés Perea (PPE-DE). – (ES) Señor Presidente,
señora Comisaria, el motivo de la moción de censura,
argumentan los firmantes, es el escándalo y las
irregularidades producidas en Eurostat.
De todos es sabido que en la Comisión de Control
Presupuestario, desde hace bastante tiempo, venimos
trabajando muy firmemente para procurar que este
asunto se aclare y que se solucionen los problemas
derivados de él. Es cierto que la Comisión tardó en
reaccionar, pero finalmente lo hizo, puso en marcha una
reforma bastante profunda y, hasta ahora, nos parece que
los resultados son satisfactorios.
107
Es cierto que el asunto no está cerrado, puesto que hay
un procedimiento judicial en marcha. Por eso la mayoría
de los Grupos políticos hemos preparado una Resolución
que se votará en la sesión de mañana, precisamente
porque mantenemos nuestra preocupación por un asunto
de enorme importancia como ha sido el fraude de
Eurostat. No es un asunto que nosotros consideremos
zanjado, y pensamos que tenemos que vigilar muy
claramente para evitar que vuelva a repetirse en el
futuro, bien en Eurostat o en algún otro organismo de la
Comisión.
La Resolución que mañana presentaremos distintos
Grupos deja muy claro que el Parlamento está vigilante,
está cumpliendo con su misión y está ejerciendo el
control que el Tratado le atribuye como institución
comunitaria fundamental en todo el procedimiento.
Esta moción no tiene ninguna razón de ser, es un asunto
puramente electoral de los firmantes, que coinciden,
entre otras muchas cosas, en su sentimiento y militancia
antieuropeos, su euroescepticismo y su campaña
continuada contra las instituciones europeas.
Por tanto, nos parece que es una moción que está fuera
de lugar. Nosotros, como Parlamento, hacemos nuestro
trabajo, lo hemos hecho con seriedad y rigor, y vamos a
continuar haciéndolo, y no nos parece que un grupo de
diputados que se autodenominan antieuropeos y
euroescépticos sean los más adecuados para defender la
transparencia y el buen hacer de las instituciones
europeas.
En nuestro trabajo hemos insistido mucho en que había
que confiar en el control de la gestión de la Comisión,
como hemos hecho esta mañana, dejando claro que
seguimos preocupados por el problema de Eurostat, y
por eso nos parece absolutamente fuera de lugar que
pequeños grupos de esta Cámara -cuya trayectoria y
cuyo planteamiento en este asunto han sido desde el
primer momento muy conocidos y sin ningún tipo de
variación- quieran utilizar electoralmente este asunto de
una forma partidista. De nada les ha servido
explicaciones ni soluciones, ni ningún tipo de
planteamientos.
La postura del Grupo popular es muy clara y
continuamos trabajando por la transparencia, por la
clarificación y también por el fortalecimiento de las
instituciones europeas.
3-370
Napoletano (PSE). – (IT) Señor Presidente, el
documento que estamos debatiendo se parece más a un
manifiesto electoral que a un mecanismo parlamentario.
Además, el hecho de que haya sido elaborado y firmado
por minorías conocidas por su antieuropeismo demuestra
esta intención con claridad. Es una confirmación de que,
al hacer el trabajo del Parlamento más frenético, el
período previo a las elecciones inspira iniciativas como
la que estamos tratando esta tarde.
108
Algunos de nuestros colegas diputados están debatiendo
de nuevo el asunto Eurostat para desacreditar a las
instituciones europeas en general y, en particular, a la
Comisión y a su Presidente. Los colegas diputados que
han firmado este documento saben que este Parlamento
ha hecho un seguimiento –y aún continúa haciéndolo–
del asunto Eurostat, que será objeto de la enésima
resolución en esta sesión. La mala fe respecto de este
asunto es evidente cuando no se dice nada de las
medidas específicas aprobadas por la Comisión y, en
general, de las reformas aplicadas para conseguir la
gobernanza que queremos introducir en todas las
instituciones de la Unión Europea, un proceso seguido
paso a paso por este Parlamento y por su Comisión de
Control Presupuestario, y mencionado aquí por la
Comisaria Reding.
Por supuesto, resulta sencillo provocar un escándalo
sobre cuestiones particulares para intentar llamar la
atención de la opinión pública, que a menudo está mal
informada sobre la política y las instituciones europeas.
Resulta más difícil dar a Europa una dimensión política,
comenzando con la aprobación de una verdadera
constitución.
Dicho esto, como representante del Grupo del Partido de
los Socialistas Europeos es un orgullo para mí que nadie
de mi Grupo firme esta moción. El apoyo de los
conservadores británicos vuelve a demostrar con
claridad la asociación insostenible de este Grupo con la
tradición del Partido Popular Europeo, tan bien
representado por la Sra. Grossetête y también por la Sra.
Avilés Perea.
Entre los signatarios, he observado que hay varios
diputados del Grupo de la Unión por la Europa de las
Naciones, en el que destacan representantes de la
Alleanza Nazionale italiana. Me parece que esta posición
contrasta de alguna manera con el papel que el
Viceprimer Ministro italiano, el Sr. Fini, ha
desempeñado en el trabajo de la Convención. Quizá por
esta razón la Sra. Muscardini ha retirado acertadamente
su firma. Además, si los diputados de su delegación
siguieran su ejemplo, esto pondría en duda la seguridad
de las 66 firmas anunciadas por el Presidente esta tarde,
sin mencionar siquiera las llamadas «firmas técnicas»,
que tampoco deberían convertirse en votos a favor.
Sin embargo, existe otra clave para interpretar las
verdaderas intenciones que persiguen quienes han
presentado esta moción, y es la que ha expresado el
Vicepresidente del Senado italiano, el Sr. Calderoli,
principal representante de la Lega Nord. Ha afirmado
que, de hecho, los signatarios son defensores secretos
del Sr. Prodi. En efecto, la confianza de este Parlamento
en el Presidente de la Comisión se vería reforzada y su
prestigio aumentaría a raíz de esta moción, que sin duda
será rechazada. No obstante, si esto es cierto, qué decir
entonces del Sr. Speroni, un diputado del mismo partido
que el Sr. Calderoli? ¿Es consciente de que se está
convirtiendo en uno de los defensores más acérrimos de
la Comisión Europea?
21/04/2004
Si las cosas son realmente así y miramos la moción de
censura bajo este prisma, creo que todo el grupo de
signatarios tiene algo en qué pensar.
3-371
Gahrton (Verts/ALE). − (SV) Señor Presidente, por
supuesto, pueden hacerse diferentes valoraciones sobre
si la acción de la Comisión es tan grave como para exigir
una moción de censura, y por lo tanto puedo respetar una
intervención tan objetiva como la del Sr. Jonckheer. Sin
embargo, cuando he escuchado a la Sra. Grossetête, al
Sr. Kuhne, etc., me he acordado de los años ochenta,
cuando visité el Soviet Supremo en Moscú, donde todos
los críticos eran ridiculizados, condenados y acusados de
antisoviéticos y traidores. ¿Es esta la manera en que van
a defender ustedes su proyecto europeo? ¿Van a hacerlo
mediante acusaciones y la denigración, mediante el
hostigamiento de los denunciantes y la denuncia de los
periodistas de investigación?
¿Se han dado cuenta de que el proyecto está sufriendo
una crisis de confianza debido a la falta de transparencia
y de legitimidad democrática? Estamos intentando usar
una herramienta parlamentaria clásica para controlar al
ejecutivo. Quizás ustedes tengan un punto de vista
distinto, pero cuando nos ponen en ridículo, nos
desacreditan y nos llaman antieuropeos, están socavando
la legitimidad democrática de su propio proyecto.
3-372
Angelilli (UEN). – (IT) Señor Presidente, al final, y casi
demasiado tarde, decidí añadir mi nombre a esta moción
de censura contra la Comisión respecto del asunto
Eurostat. Francamente, creo que no soy analfabeta, ni
siquiera antieuropea, ni tampoco creo que se me pueda
culpar por hacer que la Comisión caiga en descrédito; en
todo caso lo ha hecho ella sola.
Al final, la indiferencia de la Comisión y la actitud
desconsiderada hacia el Parlamento prácticamente nos
han obligado a tomar esta medida extrema, porque –y
quiero mencionarlo– no se trata de una iniciativa
improvisada. Durante más de un año han habido cientos
de preguntas y un gran volumen de trabajo
parlamentario tras esta medida extrema. En cualquier
caso, no esperábamos que la Comisión actuase como
Poncio Pilatos; esto es lo que esperábamos y nos
merecíamos porque, después de todo, somos la única
institución que tiene una verdadera legitimidad popular.
No quiero repetir las muchas preguntas a las que no se
respondió de forma adecuada, o los buenos propósitos de
la Comisión para el futuro. Sin embargo, quiero volver a
hablar sobre la organización implicada, es decir,
Eurostat. Cabe recordar que Eurostat no se dedica a
generar estadísticas interesantes e inofensivas. Eurostat
es una institución que, a través de su trabajo de
encuestas y estadístico, de hecho es el garante del Pacto
de Estabilidad y Crecimiento: controla la aplicación de
los criterios de Maastricht. Por lo tanto, está implicada
en el establecimiento de las políticas económicas y
financieras de los Estados miembros y, por supuesto,
obliga a los Estados miembros a adoptar políticas
estrictas que a menudo implican recortes presupuestarios
21/04/2004
y del gasto social. Por lo tanto, se trata de una institución
con una función de control, y su imparcialidad y
autoridad no pueden tener la más mínima sombra de
duda y sospecha que pesan hoy sobre Eurostat.
Por lo tanto, Comisaria Reding, lo lamento pero el
asunto Eurostat no puede ser tachado como una
excepción lamentable. Somos conscientes de que se trata
de un asunto embarazoso, también lo es para mí, pero
creo que los ciudadanos están pidiendo que no se tolere,
y son las mismas personas a las que estamos pidiendo
sacrificios en nombre del Pacto de Estabilidad y
Crecimiento.
No quiero dar lecciones de democracia a nadie –Dios me
libre–, pero quiero señalar modestamente que la
democracia está basada en el derecho de las minorías a
expresar su opinión.
3-373
Abitbol (EDD). – (FR) Señor Presidente, creo que
vivimos esta tarde una auténtica parodia, un simulacro
de democracia. Cada semana aprobamos una resolución
tras otra dando lecciones de democracia, de
transparencia, de derechos humanos, qué sé yo, a todo el
mundo. Y no somos capaces de organizar un debate
digno de un parlamento merecedor de tal nombre sobre
lo que, en el conjunto de nuestras democracias, es sin
embargo un momento importante de la vida política,
democrática y parlamentaria, como es la censura.
Solo nos afirmamos oponiéndonos, se dice. Así es como
se han creado los parlamentos nacionales a lo largo de la
historia, en contra de la arbitrariedad, por lo general, de
los poderes ejecutivos. Este no es nuestro caso. Señora
Grossetête, reflexione, por favor: este no es el caso aquí.
Poder ejecutivo y poder legislativo están a partir un
piñón para escamotear, como en el famoso cuadro de
Vermeer, la verdad a los ojos de los curiosos que son los
ciudadanos europeos. Reconozco que, en este ejercicio,
señora Grossetête, me ha impresionado. Hablo de
escamoteo, de mala fe y diría incluso que me ha
recordado un poco a Vichinsky hablando ante el
Parlamento soviético.
Puede que la proximidad de las elecciones exacerbe un
poco los ánimos, cosa muy natural para un demócrata:
las elecciones no son un mal momento que hay que
pasar, como usted parece creer. Hemos pasado una hora
esta mañana, señor Presidente, una hora, y la sesión
pasada también, tratándonos unos a otros de sisadores
por razones que, personalmente, se me escapan por
completo. ¿Es esa la democracia cuyo ejemplo quieren
mostrar? Hemos pasado una hora esta mañana y sin duda
pasaremos dos o tres horas mañana por la mañana
debatiendo una oscura maniobra política interior italiana.
¿Y esa es la democracia de la que quieren hablar?
Reconozca, señora Grossetête, que sería como poco
paradójico que este Parlamento, que, repito, da lecciones
al mundo entero, tenga pudores de virgen asustada
cuando acaba de ejercer el único poder que tiene:
controlar y censurar a la Comisión Europea cuando
comete una falta.
109
3-374
Borghezio (NI). – (IT) Señor Presidente, el senador
Calderoli está en lo cierto al afirmar que nuestra
intención real era ayudar al Presidente Prodi. Queríamos
impedir que concluyera este asunto europeo en el
vergonzoso papel de alguien tan escurridizo como una
anguila cuando se enfrenta a preguntas y exigencias por
parte de diferentes periódicos –y pensábamos que iba a
tener la decencia de estar presente en esta Cámara para
discutir esta cuestión–, mientras se investiga a una de las
personas que presentó esta información, como en los
buenos tiempos de la policía comunista, y se confiscan
sus archivos porque se ha atrevido a investigar el fraude
europeo y Eurostat.
El escándalo implica a un órgano de las instituciones
europeas que se ocupa de los fondos e información
delicada, y esto lo convierte en un hecho grave. El
expediente Eurostat ha comprometido la imagen de la
Comisión Europea y de su Presidente, quien –en nuestra
opinión– haría bien en extraer las conclusiones
necesarias.
En esta situación tenemos que preguntarnos qué tipo de
conexiones de solidaridad secretas –en Italia las
llamaríamos de tipo mafioso– han impedido que la
Comisión extirpe el pustulento forúnculo que es
Eurostat. Me gustaría obtener una respuesta.
3-375
El Presidente. − El debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar en el período parcial de
sesiones de mayo.
3-376
Ferrocarriles comunitarios
3-377
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate conjunto de cuatro informes,
elaborados en nombre de la Delegación del Parlamento
Europeo en el Comité de Conciliación:
– A5-0242/2004 del Sr. Jarzembowski, sobre el texto
conjunto, aprobado por el Comité de Conciliación, de
Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la
que se modifica la Directiva 91/440/CEE sobre el
desarrollo de los ferrocarriles comunitarios (PE-CONS
3641/2004 - C5-0156/2004 - 2002/0025(COD));
– A5-0245/2004 del Sr. Sterckx, sobre el texto conjunto,
aprobado por el Comité de Conciliación, de Directiva
del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a la
seguridad de los ferrocarriles comunitarios y por la que
se modifica la Directiva 95/18/CE del Consejo sobre
concesión de licencias a las empresas ferroviarias y la
Directiva 2001/14/CE del Parlamento Europeo y del
Consejo relativa a la adjudicación de la capacidad de
infraestructura ferroviaria, aplicación de cánones por su
utilización y certificación de la seguridad (Directiva de
Seguridad Ferroviaria) (PE-CONS 3638/2004 - C50153/2004 - 2002/0022(COD));
110
21/04/2004
– A5-0243/2004 de la Sra. Ainardi, sobre el texto
conjunto, aprobado por el Comité de Conciliación, de
Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo por la
que se modifica la Directiva 96/48/CE del Consejo
relativa a la interoperabilidad del sistema ferroviario
transeuropeo de alta velocidad y la Directiva
2001/16/CE del Parlamento Europeo y del Consejo
relativa a la interoperabilidad del sistema ferroviario
transeuropeo convencional (PE-CONS 3639/2004 - C50154/2004 - 2002/0023(COD)); y
ferrocarril a partir de 2010, y relativas también a los
derechos de los pasajeros. Estos textos van acompañados
de una importante propuesta de directiva relativa a la
certificación de los conductores de locomotoras y del
personal de a bordo y de una propuesta de reglamento
relativo a las cláusulas contractuales de calidad para el
transporte ferroviario de mercancías.
– A5-0244/2004 del Sr. Savary, sobre el texto conjunto,
aprobado por el Comité de Conciliación, de Reglamento
del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a la
creación de una Agencia Ferroviaria Europea
(Reglamento de la Agencia) (PE-CONS 3640/2004 - C50155/2004 - 2002/0024(COD)).
3-379
3-378
Reding, Comisión. − (FR) Señor Presidente, Señorías,
con el segundo paquete ferroviario hemos querido dar un
impulso decisivo a la construcción de un espacio
ferroviario europeo integrado, competitivo y seguro.
Henos aquí al término de más de dos años de trabajo
intensivo, y creo que el resultado es muy bueno. A este
respecto, quiero subrayar la contribución esencial del
Parlamento Europeo a los cuatro textos que conforman
este segundo paquete ferroviario. Quisiera dar las
gracias en particular a los cuatro ponentes, la Sra.
Ainardi y los Sres. Jarzembowski, Sterckx y Savary, por
el importante trabajo realizado, y quisiera dar las gracias
también a sus colegas de la Comisión de Política
Regional, Transportes y Turismo, que han seguido
atentamente este expediente. Mis agradecimientos
asimismo a la delegación del Parlamento en el comité de
conciliación y, muy especialmente, a su presidenta, la
Sra. Cederschiöld, que consiguió alcanzar con el
Consejo, en la reunión final de conciliación del pasado
16 de marzo, un compromiso que consideramos muy
equilibrado.
Este segundo paquete de medidas abre nuevas
perspectivas de desarrollo para el transporte ferroviario
en la Unión Europea ampliada y espero, por tanto, que
su Parlamento apruebe los resultados de la conciliación
y dé así la luz verde definitiva a la aplicación de estos
textos. A partir de ahí, pueden estar seguros de que la
Comisión hará todo lo que esté en su mano por crear la
Agencia Ferroviaria Europea lo antes posible.
Permítanme exponer algunas perspectivas sobre los
trabajos futuros en el sector ferroviario. En efecto, al
examinar los textos del segundo paquete ferroviario, el
Parlamento quiso recordar la importancia que concede a
la cuestión de la apertura del mercado del transporte de
pasajeros.
La propia Comisión había indicado en el Libro Blanco
de septiembre de 2001 que se harían propuestas. Por
ello, el pasado 7 de marzo adoptó una serie de
propuestas relativas a la apertura al mercado de los
servicios internacionales de transporte de pasajeros por
Corresponderá, por supuesto, al nuevo Parlamento
elegido en junio examinar estas nuevas propuestas.
Jarzembowski (PPE-DE), ponente. – (DE) Señor
Presidente, señora Comisaria –Viviane–, Señorías, en
vista de que ya es un poco tarde y casi no hay
espectadores presentes –aparte de un conocido
representante de una empresa ferroviaria–, seré breve.
Creo que el Parlamento puede sentirse orgulloso de que
hayamos superado la dudosa posición del Consejo con el
resultado del procedimiento de conciliación sobre el
segundo paquete ferroviario y que hayamos creado una
dimensión europea nueva y práctica para el desarrollo de
las empresas ferroviarias en la Unión. Con la
modificación de la Directiva 91/440/CEE, todas las
empresas ferroviarias tendrán un acceso no
discriminatorio a las redes ferroviarias de todos los
Estados miembros para el tráfico de mercancías
transfronterizo a partir del 1 de enero de 2006 y –es un
logro del Parlamento– para el tráfico de mercancías en el
interior de los Estados miembros a partir del 1 de enero
de 2007. Al mismo tiempo, la Comisión, el Parlamento y
el Consejo han recomendado la apertura de la red al
tráfico de pasajeros transfronterizo para el año 2010.
Comisaria, le agradecemos el tercer paquete ferroviario,
tal como nos lo ha presentado la Comisión.
Personalmente no estoy seguro de si es necesario regular
el control de calidad de los servicios de transporte de
mercancías –que creo debería dejarse en manos del
mercado– y la indemnización por retrasos y otras cosas
en el transporte ferroviario; la aviación es diferente de
los ferrocarriles. Sin embargo, haremos esto en la
próxima ronda. En cualquier caso, Comisaria, estamos a
favor de la apertura del tráfico de pasajeros, y también
coincidimos con usted en que necesitamos un permiso
de conducir europeo, para que también dispongamos de
un mercado laboral europeo para los empleados de los
ferrocarriles.
Sin embargo, quiero señalar que, con la nueva Directiva
sobre seguridad ferroviaria en la Comunidad,
desarrollaremos por primera vez una norma de seguridad
europea para los ferrocarriles, superaremos el enfoque
estrecho de miras de las cuestiones de seguridad e
introduciremos normas en toda la Unión para lograr un
alto nivel de seguridad para las empresas ferroviarias
públicas y privadas. Creo que será un gran avance hacia
un mercado interior europeo.
Creo que la enmienda de la Sra. Ainardi sobre la
interoperabilidad
es
igualmente
importante,
precisamente porque podremos coordinar mejor y con
21/04/2004
más rapidez y acelerar la labor de especificación técnica
del material rodante en otras partes del sistema
ferroviario. Finalmente, también creo que con el
establecimiento de la Agencia Ferroviaria Europea
habremos creado una importante institución que estará
comprometida en la práctica tanto con las normas de
seguridad europeas como con el procesado rápido de las
especificaciones técnicas de interoperabilidad.
Permítanme concluir con esto. Creo que, mediante el
procedimiento de conciliación, hemos creado los
parámetros adecuados –es decir, favorables– para
garantizar que el sector ferroviario también disponga de
un mercado interior y, ahora que hemos creado los
parámetros, las empresas ferroviarias –públicas o
privadas– tienen que explotar, con un alto nivel de
seguridad, las oportunidades del mercado para,
finalmente, alcanzar nuestro objetivo común de
revitalizar el transporte ferroviario en la Unión Europea
y de trasladar al máximo posible el transporte de
mercancías de la carretera al ferrocarril, para que nuestra
política tenga sentido tanto desde un punto de vista
medioambiental como comercial. Hemos avanzado
mucho hacia un reparto modal razonable entre los
futuros proveedores de transporte y una buena
oportunidad nueva para las compañías ferroviarias de la
Unión.
3-380
Pohjamo (ELDR), suplente del ponente. – (FI) Señor
Presidente, señora Comisaria, Señorías, el Sr. Sterckx no
ha podido permanecer en Estrasburgo esta tarde, y
hablaré en su lugar.
El objetivo de la nueva directiva sobre seguridad
ferroviaria es armonizar la estructura reglamentaria en
los Estados miembros y desarrollar objetivos de
seguridad y métodos comunes en Europa. La
armonización pretende reducir el número de barreras al
establecimiento de una red ferroviaria en toda la UE. La
propuesta define los elementos principales de los
sistemas de seguridad comunes, establece un sistema
común para la cuestión de los certificados de seguridad,
e introduce el principio de investigaciones técnicas
independientes en caso de accidentes.
El 10 de marzo se alcanzó un acuerdo en conciliación,
confirmado por la delegación del Parlamento y el
Comité de Conciliación el 16 de marzo. Según este
acuerdo, los Estados miembros aceptan reducir al
mínimo la introducción de normas de seguridad
nacionales. De esta manera, el objetivo relativo a la
aplicación de normas puramente europeas gana
profundidad.
Los poderes de la Comisión para examinar las nuevas
normas nacionales se han reforzado. Se le ha concedido
el poder de suspender la aplicación de una norma
nacional si existen serias dudas sobre la compatibilidad
del proyecto de normas de seguridad con las normas
europeas. Asimismo, la Comisión puede actuar si
considera que una norma constituye una discriminación
111
arbitraria o una restricción disfrazada de la operación del
transporte ferroviario entre Estados miembros.
Los Estados miembros estarán obligados a garantizar el
acceso a los sistemas de formación de los maquinistas y
del personal de seguridad de a bordo. Para permitir la
movilidad de estos miembros del personal entre
empresas ferroviarias, se ha acordado que los
conductores de tren, el personal de seguridad de a bordo
y los gerentes de la infraestructura sobre el terreno
tengan derecho a acceder y obtener copias de todos los
documentos que atestigüen sus cualificaciones.
Esta nueva directiva constituye un paso importante hacia
la creación de un sistema ferroviario seguro en Europa y
conforma una estructura reglamentaria clara para su
establecimiento gradual. La Agencia Ferroviaria
Europea, otra parte esencial de este paquete ferroviario,
desempeñará un papel destacado en la aplicación,
control, desarrollo y armonización del sistema. El
acuerdo alcanzado en el seno del Comité de
Conciliación refleja plenamente la posición del
Parlamento en segunda lectura.
En definitiva, este paquete constituye un gran avance
hacia la liberalización del tráfico ferroviario.
Necesitamos que nuestros ferrocarriles sean eficaces y
seguros y que presten un servicio de alta calidad. De lo
contrario, serán incapaces de competir en igualdad de
condiciones con otras formas de transporte. Un sistema
ferroviario que funcione comportará beneficios cada vez
mayores para el consumidor, y también nos permitirá
alcanzar un desarrollo sostenible en el sector del
transporte.
3-381
Ainardi (GUE/NGL), ponente. – (FR) Señor
Presidente, Señorías, con el debate de esta tarde
llegamos al término de muchas discusiones y reuniones
sobre el futuro de los ferrocarriles en Europa. Se ha
terminado un paquete, pero es cierto también que no
hemos llegado al final de la revitalización necesaria del
ferrocarril. Al cabo de este largo e instructivo camino,
quisiera dar las gracias a todos mis colegas ponentes,
que, a pesar de las diferencias de opinión, incluso de
puntos de vista francamente opuestos en el modo de ver
las cosas, nos permitieron trabajar de un modo
respetuoso con los puntos de vista de cada uno.
Dado que este debate se produce después de muchos
otros y cierra este paquete, quisiera dar una visión de
conjunto de las propuestas. Este paquete es, a mi modo
de ver, a imagen de la doble realidad de la construcción
europea hoy. Es un testimonio de lo que Europa puede
aportar de más positivo a los pueblos de nuestro
continente para estrechar los lazos y desarrollar la
solidaridad. Así sucede con los informes relativos a la
interoperabilidad y a la creación de la Agencia de
Seguridad Ferroviaria.
Con la directiva de «interoperabilidad», de la cual soy
ponente, se trataba de poner en armonía las redes
nacionales forjadas por la historia para conseguir unos
112
transportes más rápidos, más eficaces y más armónicos.
Es un paso obligado para revitalizar el transporte
ferroviario y dar mayor fluidez a los intercambios
internacionales. Ello exige coherencia en las técnicas y
la garantía de que la diversidad de las redes no sea una
molestia o una causa de retraso para el tráfico. Se han
dado importantes pasos adelante en este ámbito y
también en el método para llegar a él. Por citar solo un
ejemplo, la propuesta de caja negra, que todo el mundo
celebra hoy, me fue sugerida al principio mismo de los
debates por los propios ferroviarios, lo que demuestra
que solo salimos ganando con la participación de los
principales interesados.
Por ello, como ponente, quisiera dar las gracias
especialmente a los colegas de la Comisión de Política
Regional, Transportes y Turismo por haberme ayudado a
llevar a cabo esta tarea, como doy las gracias a todos
aquellos, dentro y fuera de estas paredes, profesionales y
asociaciones, que me han ayudado a sumergirme en
estas cuestiones y a tener un mayor dominio de lo que
está en juego. Es también una de las razones principales
de mi satisfacción con el informe sobre la creación de la
Agencia Ferroviaria. Así, representantes de la profesión,
y en particular de las organizaciones de trabajadores,
estarán presentes en el consejo de administración de la
Agencia. Además, tendrán la posibilidad de participar en
los grupos de trabajo sobre las ETI que les conciernan.
Incluso si había deseado otras mejoras, estos dos puntos
son en mi opinión reveladores de lo que Europa puede
ganar confiando en los que la hacen vivir cada día y
dándoles la palabra. Merecen un fuerte apoyo de este
Parlamento en la votación de mañana.
Paso ahora al otro aspecto de la doble realidad de que
hablaba al principio. Este paquete es también revelador,
a mi entender, del sesgo ideológico favorable a la
apertura de los mercados y de la liberalización. La
carrera desenfrenada por la liberalización a ultranza es
una de las fuentes de descontento con Europa. Con la
directiva sobre la apertura de las redes, lo que se
propone es la liberalización total del transporte de
mercancías, incluso cuando el primer paquete acaba de
ser transpuesto y no se ha realizado ninguna evaluación
seria, transparente y contradictoria sobre sus efectos.
Más aún, se ha anunciado una fecha para la
liberalización total del transporte de pasajeros,
prejuzgando un debate que todavía no ha comenzado
sobre el tercer paquete. Pienso que hay que dejar de
prestar oídos sordos a la oposición expresada por todos
los sindicatos de trabajadores del ferrocarril de Europa.
Así, incluso en un tema tan importante y decisivo como
es la seguridad, se nos propone una modificación del
artículo primero tendente a situar en el mismo nivel la
apertura a la competencia y la seguridad. En mi opinión,
transmitimos una mala señal. No quisiera volver a decir
aquí lo que, como saben mis colegas, lo que he dicho ya
varias veces a este respecto. Diré simplemente que en
cuestiones de este calibre, con las experiencias que
hemos tenido en Europa, vale la pena seguir el principio
de cautela.
21/04/2004
3-382
Savary (PSE), ponente. – (FR) Señor Presidente, señora
Comisaria, en primer lugar quisiera dar las gracias a
todos mis colegas, ante todo a los ponentes de estos
cuatro importantes informes, pero también a todos mis
colegas de la Comisión de Política Regional,
Transportes y Turismo por el importante trabajo
realizado en torno a estos cuatro textos. Creo que es un
muy buen ejemplo de valor añadido parlamentario con
respecto a las propuestas iniciales de la Comisión. Las
hemos enriquecido considerablemente en el sentido
adecuado, me parece, y hemos encontrado ante nosotros
una gran comprensión, tanto por parte de la Comisión
como del Consejo, lo que hace que estos textos sean al
final muy gratificantes para nosotros los diputados al
Parlamento Europeo.
Quisiera volver sobre este paquete para decir que, en
conjunto, nos aporta una satisfacción bastante grande,
gracias en particular al trabajo de la Sra. Cederschiöld en
el comité de conciliación, y en especial el paquete
seguridad, que era absolutamente necesario como señal
política fuerte antes de la ampliación. Creo que la fecha
a que llegamos no es indiferente. En un momento en que
queremos acoger a diez nuevos países, teníamos que
renovar una exigencia de seguridad muy fuerte en un
ámbito, el ferrocarril, en que, al final, el oficio es
esencialmente un oficio de seguridad.
Por lo que se refiere a la interoperabilidad, sabemos que
es una de las condiciones esenciales para la apertura de
las redes. En efecto, la apertura a la competencia no
puede hacer caso omiso de las barreras técnicas que aún
existen hoy y que hacen, por ejemplo, que la locomotora
del Thalys tenga que embarcar equipos informáticos
capaces de leer los distintos sistemas de control y mando
de la pequeña red del Thalys. Por tanto, ajustar todo esto
a las normas, emprender esta vasta obra, es decisivo para
el futuro del ferrocarril.
En cuanto a la Agencia, creo que era muy importante
crear una herramienta que permita a la Comisión trabajar
a diario en la aplicación de esta gran política y esta gran
ambición ferroviaria. Personalmente, me siento muy
honrado de haber podido llevar a término este
expediente con innovaciones muy considerables, que
comprenden, por vez primera, la presencia de todos los
interlocutores sociales –en especial los sindicatos, pero
no solo– en los grupos de trabajo y en el consejo de
administración.
Habríamos querido ser ejemplares en otro ámbito, pues
considerábamos preciso que, en la Agencia, el Consejo
dejara de exigir un representante por país, lo que nos
lleva hoy a una representación del consejo de 25
miembros, dos de los cuales no tienen red ferroviaria. Se
comprende así la aberración del sistema, que crea
mecanismos que muy pronto serán inoperantes, en
particular cuando se quiera llevar la ampliación un poco
más lejos, a los Balcanes o quizás más allá.
Espero, pues, que el compromiso que han contraído el
Consejo y la Comisión de adoptar en los próximos años
21/04/2004
una directiva que ponga orden en las agencias e instaure
un modelo estándar para todas ellas, a fin de poner fin a
las disparidades, sea respetado en la óptica de una
gobernanza mejor.
Por último, por lo que respecta al acceso a la red, mi
colega el Sr. Jarzembowski conoce mis reticencias, no a
la apertura a la competencia, sino al hecho de que
preceda a cierto número de exigencias. Considero que,
en este texto, que en lo que se refiere al transporte de
mercancías es aceptable, vamos a tener que ser
precavidos con la apertura al tráfico internacional de
pasajeros. En particular, lo que me molesta de este texto
es que se dice que se hará una evaluación el 1 de enero
de 2006, cuando el 1 de enero de 2006 es la fecha de
apertura. De hecho, no veo cómo podría evaluar un texto
cuya aplicación será simultánea al informe de
evaluación.
De forma más general y para concluir, Señorías, quisiera
exponerles algunas observaciones sobre el que es
nuestro gran objetivo, a saber, el de la movilidad
sostenible, por tanto del desarrollo del sector ferroviario
y de las vías navegables, en vez de ceder a la inflación
automovilística, que nos planteará un día graves
problemas políticos. Creo que la apertura, en el sentido
en que la concebimos, es decir, la apertura puramente
liberal, la puesta en competencia en las redes, no es la
panacea. Ahora bien, hoy, funcionamos a ciegas con este
objetivo. Ahora bien, en realidad, sabemos muy bien que
la interoperabilidad no recibe financiación. Sabemos
muy bien que hay que hacer inversiones colosales y que
las perspectivas financieras no responden a la demanda
de medios financieros expresada por la propia Comisaria
De Palacio para financiar las redes transeuropeas de
transporte y, en particular, las redes ferroviarias.
En resumen, no creo que se haga nada. Hoy damos un
paso adelante sin los ferroviarios, porque hay culturas
nacionales extremadamente fuertes en estas empresas,
así son las cosas, porque son empresas de gran
intensidad de mano de obra. Pienso que hay que
favorecer el diálogo sectorial antes de adoptar directivas,
y esto es lo que hemos hecho esta vez. Habrá que
continuar en esta vía, pero espero asimismo que algún
día avancemos hacia un convenio colectivo de los
ferroviarios, estén empleados por empresas privadas o
por empresas públicas, de forma que se hagan cargo
ellos mismos de este prodigioso renacimiento del
ferrocarril, que responde al interés general para todos los
que aspiran a que tengamos un modo de transporte
menos contaminante.
3-383
Cederschiöld (PPE-DE). − (SV) Señor Presidente,
señora Comisaria, Señorías, la última conciliación de
esta legislatura estaba encaminada a establecer un
mercado común para el transporte ferroviario, y ha sido
un gran éxito, en especial para el Parlamento. Sin
embargo, resulta irritante que el Consejo haya rechazado
reducir el número de miembros del consejo de la Nueva
Agencia Ferroviaria Europea, como quería el
Parlamento. Sin duda, esto implicará una burocracia
113
innecesaria, como explicó con elocuencia el Sr. Savary
aquí en la Cámara y, sobre todo, durante las
negociaciones.
Sin embargo, por parte del Parlamento conseguimos
introducir un documento jurídicamente vinculante
mediante el cual la Comisión tiene que realizar una
revisión exhaustiva de la estructura y composición de
todas las autoridades. La gestión eficaz tiene que basarse
en el interés general europeo. La opinión de que el
mayor mérito de los órganos de toma de decisiones es
que se constituyan sobre una base nacional constituiría
un paso atrás, porque reduciría las oportunidades de
conseguir una mayor eficacia. Sin duda, los intereses
nacionales tienen su lugar, pero en definitiva no deben
tener la supremacía.
El Parlamento ha conseguido la liberalización de los
servicios de transporte de mercancías hasta 2007, gracias
al Sr. Jarzembowski. Sus palabras significan que la
Comisión también tiene que intentar liberalizar los
servicios de pasajeros de forma similar después de 2010.
Para garantizar la seguridad ferroviaria, todos los
trabajadores de los ferrocarriles que influyen en la
seguridad ferroviaria, como los conductores de trenes, a
partir de ahora tienen que usar un vocabulario y un
sistema de órdenes generalmente conocidos para
eliminar el riesgo de malentendidos. Además, todos los
trenes tienen que disponer de cajas negras similares a las
de los aviones.
Los cuatro ponentes del paquete ferroviario –el
Sr. Jarzembowski, responsable del informe sobre el
desarrollo de los ferrocarriles comunitarios; el Sr.
Savary, ponente del informe sobre una Agencia
Ferroviaria Europea; el Sr. Dirk Sterckx, responsable del
informe sobre seguridad de los ferrocarriles
comunitarios; y la Sra. Ainardi, responsable del informe
sobre la interoperabilidad del sistema ferroviario
transeuropeo– han contribuido a revitalizar el sector
ferroviario europeo.
Es necesario desarrollar la infraestructura ferroviaria
para reducir la congestión en nuestras autopistas y ser
capaces de cumplir los requisitos medioambientales.
Quiero dar las gracias al Parlamento Europeo y a los
ponentes, Sr. Jarzembowski, Sr. Savary, Sr. Sterckx y
Sra. Ainardi por este importante avance.
Un progreso particularmente significativo es el hecho de
que hayamos conseguido unir todos los partidos. Solo se
ha producido una pequeña división entre partidos.
Hemos sido capaces de mantener un frente más o menos
común en contra del Consejo, lo que, por supuesto,
explica en gran parte el resultado. La conciliación se
celebró en un espíritu constructivo, y el sentimiento
totalmente nuevo que ahora podemos percibir entre el
Parlamento y el Consejo ha encontrado su máxima
expresión.
3-384
Swoboda (PSE). – (DE) Señor Presidente, Comisaria,
Señorías, yo también quiero, en nombre del Grupo del
114
Partido de los Socialistas Europeos, extender mi
agradecimiento a la ponente por su trabajo. En cierto
modo, ha resultado fácil desde el comienzo, porque las
ideas políticas eran similares y seguían líneas paralelas,
mientras que otros aspectos han resultado más difíciles,
pero si uno está acostumbrado a debatir desde diferentes
puntos de vista y está dispuesto a lograr un compromiso,
entonces sin duda encontrará un buen compromiso.
¿Por qué pienso, como socialdemócrata, que se trata de
un buen compromiso? Porque constantemente estoy
diciendo a mis amigos que, en los últimos años y
décadas, dado que no existía una liberalización o
apertura del mercado, los ferrocarriles habían perdido
cuota de mercado. Lo que ocurrió no puede calificarse
de liberalización, sino de desguace. El hecho es que, por
una parte, tenemos camiones pesados que circulan más o
menos a lo largo y ancho de la Europa sin fronteras. Los
conductores no tienen que cambiar en la frontera, y la
cabina del conductor tampoco se cambia; sin duda, hay
algunas disposiciones detalladas sobre las señales de
tráfico, pero son relativamente comprensibles. Por otra
parte, por desgracia aún quedan sistemas ferroviarios
nacionales separados, que implican obstáculos y que, por
supuesto, también restan flexibilidad al ferrocarril. Por
esta razón, muchas empresas que, nos guste o no, se han
basado cada vez más en la producción cronometrada, a
menudo se han visto obligadas a usar el camión en lugar
del ferrocarril. Puesto que procedo de un país que sufre
un gran volumen de tránsito de camiones, solo espero
que haya medios de transporte eficaces, orientados al
mercado pero, por supuesto, también compatibles con el
medio ambiente, y esto significa a todas luces el
ferrocarril.
El Sr. Jarzembowski estaba en lo cierto al decir que los
ferrocarriles tienen que hacer algo al respecto. He
criticado constantemente el hecho de que los
ferrocarriles hayan tardado mucho tiempo en comenzar a
pensar en términos internacionales y europeos. Sin
embargo, creo que hoy –también gracias a la labor de
esta Cámara– los ferrocarriles, e incluso los
representantes de los trabajadores, los sindicatos, tienen
una orientación europea. Probablemente no hay muchos
sindicatos tan europeístas como los sindicatos
ferroviarios, porque saben que el futuro depende de su
implicación en el ámbito europeo. Creo que también son
en gran parte responsables de esta evolución. Gracias a
Dios, han pasado los tiempos en que había bomberos en
los trenes ingleses a pesar de que no quedaban calderas
en que echar leña, y ahora trabajan los representantes de
los trabajadores, y también los conductores de trenes
están revitalizando de forma constructiva y deliberada
los ferrocarriles en el ámbito europeo y permitiéndoles
competir con las carreteras.
Por supuesto, todavía queda mucho por hacer. Esta
misma semana hemos votado sobre el informe Cocilovo.
Aún no es la solución óptima, pero se ha progresado
algo. El Sr. Jarzembowski no lo considera un progreso,
pero lo bueno es que él también tiene que alcanzar
compromisos, incluso en Hamburgo, en el norte de
Alemania, tiene que ser capaz de alcanzar compromisos.
21/04/2004
Así que con un poco de suerte podremos encontrar una
buena solución para la cuestión de la compensación de
los costes externos. Porque creo que cualquier persona
razonable, cualquier experto razonable en asuntos de
tráfico diría que necesitamos tanto el ferrocarril como la
carretera. De lo que se trata es del equilibrio adecuado.
En este período, creo que ha surgido un buen
compromiso. Veremos lo que hacemos con el tráfico de
pasajeros. Estoy de acuerdo con la Sra. Ainardi en que
necesitamos revisar los pasos que hemos dado. Hasta
ahora, de hecho no ha habido mucha apertura del
mercado, ni mucha disponibilidad por parte de las
empresas ferroviarias a aceptar el mercado. Espero que
ahora esto suceda en mayor medida.
De nuevo, quiero agradecer sinceramente a la ponente su
trabajo. Asimismo, quiero darle las gracias, señora
Cederschiöld, por la manera resuelta y prudente en que
ha presidido el comité de conciliación. Esto nos ha
permitido hablar de tú a tú al Consejo y a la Comisión.
Esto es, en sí mismo, un hito importante en el desarrollo
del sistema ferroviario europeo.
3-385
Caudron (GUE/NGL). – (FR) Señor Presidente, señora
Comisaria, Señorías, mi primera intervención –lo
recuerdo– hace quince años ante este Parlamento tuvo
lugar una noche de sesión hacia las 23.45 horas. Mi
última intervención, quince años más tarde, tiene lugar
de nuevo de noche ante una asistencia casi igual de
reducida. Sin embargo, estoy feliz de poder hacer esta
intervención sobre este importante expediente que es el
paquete ferroviario y todo lo que implica.
En nombre de mi Grupo y en el mío personal, quiero
reiterar que pensamos que es muy importante mantener
y en particular desarrollar una red ferroviaria europea de
calidad, densa, diversificada, protegida, una red que
preste un servicio público a todos los ciudadanos de
Europa y que contribuya a una ordenación equilibrada
del territorio europeo.
Para nosotros, el paquete ferroviario y lo que subyace a
él son el ejemplo de una Europa que ya no queremos,
una Europa que privilegia la libre competencia, muy a
menudo por encima de cualquier otra consideración.
Cierto, gracias a la lucha de los sindicatos del sector y a
la de una parte de nuestro Parlamento, sin olvidar la
presión real de la opinión pública, cada vez más sensible
a nuestros argumentos, los puntos más peligrosos para el
futuro del sector ferroviario han sido suprimidos o
aplazados. Pero, para nosotros, y para mí, el resultado no
es con todo aceptable, en particular los informes
Jarzembowski y Sterckx, y ello a pesar de los informes
Savary y Ainardi, que consideramos positivos.
Así, a fin de cuentas, el balance global sigue siendo para
nosotros demasiado negativo. Para concluir, quisiera
expresar mi esperanza de que en el futuro existan aún
fuerzas deseosas de construir esa otra Europa que tanto
deseamos, una Europa social y ciudadana que, para
nosotros, está mucho más cerca del sueño de los padres
fundadores de Europa que esa Europa de un gran
21/04/2004
mercado liberal a la que años de decisiones de
liberalización nos han conducido finalmente.
3-386
Queiró (UEN). – (PT) Señor Presidente, a diferencia de
la situación que afecta a otros medios de transporte, la
liberalización de los mercados solo ha tocado la
superficie del sector del transporte ferroviario. Por este
motivo, este modo de transporte ha perdido mucha
influencia en favor de los sectores alternativos, y del
transporte por carretera en particular.
Por lo tanto, acogemos con satisfacción la presentación
de este segundo paquete ferroviario, en el que la
Comisión propone nuevas medidas que nos permitan
avanzar en el camino hacia la liberalización,
manteniendo al mismo tiempo las normas de seguridad
exigidas para el sector. Quiero aprovechar esta
oportunidad para celebrar el excelente trabajo de los
ponentes.
Desde nuestro punto de vista, el compromiso que podría
alcanzarse con el Consejo es aceptable respecto de los
puntos conflictivos. Por supuesto, la cuestión más
compleja era el proceso de liberalización, porque choca
con intereses profundamente arraigados en los diferentes
Estados miembros a causa del papel especial que
desempeña el sector ferroviario en la economía de cada
país.
Desde esta perspectiva, la conciliación alcanzada
modera las propuestas más radicales sin perder de vista
la futura apertura del mercado del transporte ferroviario
de pasajeros. Otro punto que cabe destacar se refiere al
acuerdo alcanzado sobre la composición del consejo de
administración de la futura Agencia Ferroviaria Europea.
Por suerte, se ha aceptado el principio, que ya se aplica
en otras agencias, de incluir en el consejo a un
representante de cada Estado miembro.
Quiero decir unas palabras finales sobre la necesidad de
incluir una estrategia común de seguridad ferroviaria,
que en última instancia es uno de los aspectos más
importantes para los usuarios de este sector de
transporte. Estamos totalmente de acuerdo en que es
necesario armonizar unas normas mínimas de seguridad
en este ámbito y las disposiciones en vigor en los
diferentes Estados miembros. Asimismo, cabe destacar
el conjunto de propuestas presentadas por la Comisión
de Política Regional, Transporte y Turismo, relativas a
la introducción de un certificado de seguridad, a la
formación y acreditación del personal ferroviario y a la
introducción de una lengua común de trabajo en el
transporte internacional, a semejanza de lo que acontece
en el sector del transporte aéreo. En resumen, el
compromiso que se ha alcanzado demuestra la visión
valiente y de futuro que todos tenemos que adoptar
respecto del importante sector del transporte.
3-387
Van Dam (EDD). – (NL) Señor Presidente, podemos
esperar la revitalización de los ferrocarriles como una
perspectiva maravillosa. Por desgracia, la realidad
todavía queda muy lejos. Para poner a nuestro alcance
115
las grandes esperanzas, necesitamos un poderoso
incentivo europeo. Por lo tanto, estamos satisfechos con
el avance realizado bajo la supervisión de la Sra.
Ainardi, el Sr. Savary, el Sr. Jarzembowski y el Sr.
Sterckx. Estos diputados de nuestra Cámara han
contribuido al establecimiento y la elaboración ulterior
de un marco jurídico sólido en el cual los ferrocarriles
europeos pueden desarrollarse como transportistas
competitivos durante los próximos años.
Un ámbito de preocupación importante era el transporte
de pasajeros. Apoyo la perspectiva actual de que el
transporte de pasajeros es, como mercado, totalmente
diferente del transporte de mercancías, y el sistema de
un tipo no puede aplicarse al otro. Por lo tanto, el
desarrollo de este mercado exige un planteamiento
cauteloso.
El Consejo ha hablado; el Parlamento ha hablado, y yo
he hablado. Ahora le corresponde a la industria recoger
el guante.
(Aplausos)
3-388
PRESIDENCIA DEL SR. VIDAL-QUADRAS
ROCA
Vicepresidente
3-389
Lisi (PPE-DE). – (IT) Señor Presidente, creo que
deberíamos estar satisfechos –y diría que muy
satisfechos– con el resultado que estamos obteniendo.
Los diputados que han hecho el seguimiento de este
paquete ferroviario recordarán que hubo momentos en
los que dudamos de que fuéramos a conseguir cerrar un
capítulo tan complejo.
Por lo tanto, el primer resultado del que tenemos que
sentirnos orgullosos es el de haber llegado a la meta y
haber conseguido el resultado. El segundo es,
objetivamente, aparte de algunas cosas que quizá no
convenzan a todas las tendencias políticas –como hemos
escuchado esta noche–, que tenemos que reconocer que
hemos conseguido un resultado equilibrado. En estas
cuatro propuestas –por las que tenemos que dar las
gracias a los ponentes por el excelente trabajo que han
realizado– tenemos una mezcla equilibrada de, por una
parte, la urgente necesidad de abrir este mercado y
modernizarlo y, por otra, la necesidad de establecer
garantías tanto en términos de seguridad como de la
capacidad y experiencia que aportan los trabajadores de
este sector y que nosotros queremos salvaguardar.
Sobre todo, lo que quiero es darles las gracias. Quiero
hacer una observación, porque he escuchado
comentarios que estoy intentando comprender. Cuando
hablamos de esta liberalización, que algunos están
convirtiendo en el malo de la película, quiero que no
olvidemos que nuestro objetivo son los usuarios de este
servicio. Nadie tiene la clave de la liberalización como
tal. Tenemos que garantizar que, al hacer uso de las
oportunidades de la competencia, por una parte
mejoramos de forma eficaz el servicio para muchos
116
21/04/2004
usuarios que son, en gran parte, trabajadores –las
personas que usan este servicio para ir y venir del
trabajo– y, por otra, garantizamos que tenga lugar de
forma segura y que haga un buen uso de la cualificación
profesional de los trabajadores. Creo que hemos
alcanzado este objetivo.
Puesto que se trata de mi última intervención en esta
legislatura, aprovecharé la oportunidad para dar las
gracias a mis colegas diputados. Ha sido mi primera
experiencia parlamentaria y haberla tenido en esta
comisión me ha ayudado a comprender que, en muchas
ocasiones, Europa se construye mucho mejor con este
trabajo difícil y reglamentario pero que tiene un efecto
directo en las vidas de las personas, más que en muchos
debates a menudo inútiles sobre el futuro y el significado
de Europa.
3-390
Ribeiro (GUE/NGL). – (PT) Señor Presidente, las redes
transeuropeas han devuelto a su lugar el transporte
ferroviario, un símbolo de inversión y servicio públicos
que han caracterizado décadas y han ilustrado poemas
épicos sobre conquistas que han permitido el acceso a
ámbitos hasta ahora desconocidos.
El cambio general hacia la liberalización, al igual que
otros factores paralelos, tenía que llegar a los
ferrocarriles, de la misma manera que llegó a la
educación, la sanidad y el agua, estableciendo la
economía de mercado como una ideología única y
fundamentalista. No queremos mostrarnos nostálgicos y
dar marcha atrás en el tiempo. Sin embargo, queremos
ayudar a garantizar que los ferrocarriles, y con ellos los
servicios públicos, avancen hacia el futuro en beneficio
de la comunidad y que no solo estén motivados por
intereses financieros, que sirven solo a unas pocas
esferas y pasan de largo a alta velocidad. Las redes
interoperativas, la articulación multimodal, la seguridad
efectiva, las salvaguardias medioambientales, la
participación y la responsabilidad real de los Estados
miembros como una parte esencial de una estructura
ferroviaria son condiciones para que pueda ocurrir. Por
tanto, doy las gracias a los ponentes por su trabajo.
3-391
El Presidente. − El debate conjunto queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas.
3-392
Pequeñas y medianas empresas (2001-2005)
3-393
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate del informe (A5-0237/2004) del Sr.
Rübig, en nombre de la Comisión de Industria,
Comercio Exterior, Investigación y Energía, sobre la
propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del
Consejo por la que se modifica la Decisión 2000/819/CE
relativa al Programa plurianual en favor de la empresa y
el espíritu empresarial, en particular para las pequeñas y
medianas empresas (2001-2005) (COM(2003) 758 - C50628/2003 - 2003/0292(COD)).
3-394
Reding, Comisión. − (FR) Señor Presidente, Señorías,
en primer lugar quisiera dar las gracias al ponente, el Sr.
Rübig, por su excelente trabajo, que nos permitirá
adoptar esta propuesta en primera lectura. Es un buen
ejemplo de cooperación eficaz y constructiva entre las
instituciones.
La propuesta de la Comisión comprende dos capítulos
principales. Por una parte, prevé el cierre del programa
Joint European Venture y, por otra, introduce algunos
cambios en el mecanismo europeo de apoyo al capital de
puesta en marcha para las empresas de tecnología,
denominado ETF Start Up. Este mecanismo facilita
capital de riesgo para el lanzamiento de empresas de
tecnología.
El cierre propuesto del programa JEV es resultado de
una evaluación del programa que concluyó y que no ha
alcanzado sus objetivos. La demanda ha sido baja y la
repercusión en materia de creación de puestos de trabajo,
limitada. Creo que esta propuesta transmite un mensaje
claro de que tanto el Parlamento como la Comisión están
dispuestos a cerrar los programas ineficaces que no
alcanzan sus objetivos.
Es preferible que la Comisión consagre sus recursos
financieros y humanos a instrumentos financieros para
las pequeñas y medianas empresas, que tienen una
mayor repercusión, por ejemplo el mecanismo de
garantía de las PYME y el mecanismo europeo de apoyo
al capital de puesta en marcha ETF Start Up.
Por lo que se refiere a los cambios propuestos para este
mecanismo de apoyo, le permitirán transformarse en un
instrumento flexible. Estos cambios mejorarán la
disponibilidad de la financiación del capital de puesta en
marcha para empresas durante diez años, frente a los
cinco actuales, si desarrollan su actividad en sectores
concretos, como las ciencias de la vida. Esto refleja el
hecho de que el desarrollo del producto y la fase
experimental pueden ser especialmente largos en estas
empresas y que, durante ese tiempo, necesitan acceder a
capital de riesgo para poder proseguir su actividad.
La propuesta de la Comisión hace asimismo una
referencia explícita a la posibilidad de que se acojan los
fondos de inversión en empresas que realicen
actividades de investigación y desarrollo. Ello permite
destacar que el mecanismo europeo de apoyo al capital
de puesta en marcha está abierto a fondos que se
consagren a pequeñas y medianas empresas
especialmente activas en investigación y desarrollo.
Concluiré diciendo que los cambios introducidos en el
mecanismo de apoyo al capital de puesta en marcha
deberían ayudar a alcanzar tanto los objetivos de Lisboa
como el objetivo del 3% del PIB para los gastos en
materia de investigación y desarrollo. Celebro, pues, que
el Parlamento apoye la propuesta de la Comisión. Por
tanto, huelga decir, señor Rübig, que la Comisión puede
aceptar todas las enmiendas del Parlamento Europeo, es
decir, las enmiendas 1 a 5.
21/04/2004
3-395
Rübig (PPE-DE), ponente. – (DE) Señor Vidal-Quadras
Roca, Comisaria Reding, Señorías, cuando era herrero
aprendí a trabajar duramente y acertar con los golpes, y
me complace que las tres instituciones –el Parlamento, el
Consejo y también la Comisión– hayan demostrado con
qué rapidez y eficiencia puede operar la legislación
europea cuando se trata de cuestiones importantes, y
cuando hay acuerdo al respecto. La propuesta fue
presentada en diciembre de 2003. En enero, el
Parlamento instruyó a tres comisiones y un ponente. El
21 de abril –hoy– hemos visto en el diálogo tripartito
que estamos de acuerdo con este proyecto legislativo, de
forma que desde la primera propuesta hasta la entrada en
vigor de esta importante decisión para las pequeñas y
medianas empresas solo han transcurrido cuatro meses.
Sencillamente queremos que este programa facilite
inversiones en nuevas tecnologías y sobre todo en
formación. Me complace que la Comisaria Reding esté
presente, porque creemos que la formación, la educación
y la formación continua son una base absolutamente
esencial para el éxito de una empresa y, por lo tanto, al
final la solvencia de una empresa y los valores
necesarios para recibir créditos también mejoran.
Nuestro objetivo es asegurar los puestos de trabajo y las
empresas existentes y crear otros nuevos. Creo que este
programa nos permitirá alcanzar este objetivo con
bastante eficacia. Asimismo, reconocemos que queremos
fomentar la colaboración, particularmente entre
empresas –en especial las más pequeñas–, pero también
con las organizaciones que las fomentan.
Creemos que la Comisión tendría que informarnos del
progreso, por supuesto en primer lugar del efecto
financiero, pero también nos interesan las referencias
comparativas, que se imponen, y la buena práctica en la
forma en que estos programas se pondrán en marcha, en
la forma en que se aplicarán, en la manera de aprender
de las aplicaciones de varios países para explotar estos
programas al 100%, de forma que en este ámbito no se
incluya ningún gasto administrativo, sino que todo el
dinero pase directamente a las empresas a través del
Banco Europeo de Inversiones.
Sabemos que en uno de los tres programas, es decir la
ECA, no hemos alcanzado estos objetivos. Quiero dar
las gracias a la Comisión por haber tenido el valor de
admitirlo de forma oficial y de decir que se trata de un
programa que no se utiliza en su totalidad. Sin embargo,
nos gustaría usar de forma adecuada las subvenciones
que se han liberado y sabemos que los temas de Basilea
II –las garantías, los préstamos de capital y el capital de
riesgo– serán todavía más el centro de atención en el
futuro. Incluso hoy quiero pedir a este órgano –y por
supuesto resolveremos provisionalmente todo esto
mañana en el pleno– que también se tome en serio el
tema de Basilea II.
Si bien se ha elaborado un estudio que ya ha sido
registrado internamente por los expertos competentes y
cuyos resultados aparentemente no han sido
117
satisfactorios, también deseamos un estudio de impacto,
que muestre los problemas que nos plantea la legislación
Basilea II, y hoy deseamos un estudio de impacto de la
Comisión, y el Consejo también ha insistido en que se
haga. Queremos saber lo que quieren hacer o tendrán
que hacer nuestros Ministros de Hacienda, nuestros
Estados nacionales en el período previo a la introducción
de Basilea II, qué propuestas están desarrollando los
diferentes Estados, y sobre todo tiene que haber un
programa de reestructuración empresarial. Sin embargo,
no podemos introducir Basilea II con un coste de miles
de millones de euros. Queremos lo contrario. Queremos
un proyecto de racionalización. Los costes para las
empresas, para los bancos, tienen que reducirse de forma
drástica, y todos tienen la vista puesta en los
supervisores de los mercados financieros, los Ministros
de Hacienda y la Comisión. También el Parlamento hará
todo lo posible para que Basilea II sea un éxito.
Queremos que el Pacto de Estabilidad, que hemos
aceptado para nuestra Europa, también se diseñe de
modo que se ajuste a las pequeñas empresas, de forma
que ellas también puedan mirar a un futuro seguro.
3-396
Montfort (PPE-DE). – (FR) Señor Presidente, señora
Comisaria, el informe Rübig no plantea ningún
problema. Propone ajustar las medidas financieras
relativas a las empresas y modificar el Programa
plurianual en favor de la empresa y el espíritu
empresarial, del cual fui ponente. Deseo que este
informe marque al fin la voluntad de la Comisión de
tener en cuenta las necesidades de las PYME en materia
de capital de riesgo y de ayuda a la puesta en marcha y
al traspaso de empresas, como ha dicho usted, señora
Comisaria. Todos estos programas son aún insuficientes
para responder a los objetivos de Lisboa, que sin
embargo se reafirman cada año en la cumbre de
primavera. No me extenderé más. Pero como se trata de
nuestra última sesión y sin duda no estaré presente en la
próxima Asamblea, por desgracia, quisiera reiterar con
fuerza lo que siempre he defendido con mis colegas del
Grupo del Partido Popular Europeo (DemócrataCristianos) y Demócratas Europeos en la Comisión de
Industria, Comercio Exterior, Investigación y Energía.
En primer lugar, deseo que la Carta europea de la
pequeña empresa tenga al fin valor jurídico. Nuestras
empresas necesitan que se aplique, como se recordó en
la Cumbre de Barcelona. ¿Cuál es la opinión de la
Comisión, señora Comisaria? Después, nuestras
empresas, ya sean pequeñas o medianas, y cualquiera
que sea su sector de actividad, innovador, tradicional o
artesanal, necesitan acceder a los programas de
investigación y desarrollo. No es una opción, sino una
obligación para seguir siendo competitivos, dinámicos y
eficientes, como ha destacado usted hace un momento,
señora Comisaria. Por último, estas empresas necesitan
asesoramiento, cooperación y diálogo. Ahora bien, hay
organizaciones profesionales que apoyan a las pequeñas
y medianas empresas. ¿Tiene intención la Comisión de
considerarlas interlocutores serios a la hora de elaborar
nuevos programas?
118
21/04/2004
Es así como nuestras empresas podrán responder al
desafío del crecimiento y del empleo, nuestros jóvenes
podrán adquirir la cultura y el espíritu empresarial, y
Europa, al fin reunificada, será el espacio más dinámico
del mundo para que cada ciudadano encuentre su lugar
en ella.
3-397
Rübig (PPE-DE). – (DE) Señor Presidente, solo quiero
hacer constar que el Sr. Hans-Peter Martin, que siempre
está ansioso por que la gente firma sin estar presente,
brilla por su ausencia en esta sesión nocturna.
3-398
El Presidente. − Dada la ausencia de los oradores, el
debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas.
3-399
Contenidos digitales en Europa
importante, porque fomenta un aumento de la
productividad y la innovación, mejores productos y
servicios de información; tiene un impacto positivo en la
administración electrónica, otro ámbito en el que
estamos muy rezagados, y genera más proyectos en los
ámbitos de la sanidad en la red, el comercio electrónico
y el aprendizaje electrónico.
Por lo tanto, me satisface que la Comisaria esté presente
esta noche. La actual propuesta de la comisión sobre
contenidos digitales identifica los obstáculos, en
particular en ámbitos de interés público en Europa, así
como en ámbitos en los que el mercado pasa por alto
inversiones adecuadas. El mercado no puede hacerlo
todo y los Gobiernos tienen un papel que desempeñar.
La propuesta actual está creando las condiciones para un
mejor acceso y uso del contenido digital y, si es preciso,
de un mayor rendimiento económico de los servicios
basados en el acceso y la reutilización del contenido
digital.
3-400
El Presidente. − De conformidad con el orden del día,
se procede al debate del informe (A5-0235/2004) del Sr.
van Velzen, en nombre de la Comisión de Industria,
Comercio Exterior, Investigación y Energía, sobre la
propuesta de Decisión del Parlamento Europeo y del
Consejo por la que se establece un programa plurianual
comunitario de incremento de las posibilidades de
acceso, utilización y explotación de los contenidos
digitales en Europa (COM(2004) 96 - C5-0082/2004 2004/0025(COD)).
3-401
Van Velzen (PPE-DE), ponente. – (NL) Señor
Presidente, Comisaria, estamos ante un momento
histórico, porque es miércoles por la noche y este es el
último informe en el orden del día de esta noche.
También es mi último informe en esta Cámara, porque
después de diez años me jubilo.
Hace poco tiempo se volvió a debatir la importancia del
proceso de Lisboa durante la Cumbre de Bruselas. Si
queremos que Europa se convierta en la sociedad basada
en el conocimiento más competitiva y dinámica del
mundo antes de 2010, por supuesto queda mucho por
hacer. Como ya hemos presenciado en el caso de eEuropa 2005, una aplicación satisfactoria del acceso a la
banda ancha depende en gran parte de la disponibilidad
de contenidos digitales. En efecto, es posible tener banda
ancha, pero si no hay nada en ella, los ciudadanos no se
sentirán precisamente contentos. Lo mismo puede
decirse de los servicios avanzados para usuarios de
telefonía móvil, y quiero referirme, por ejemplo, a la
tercera generación.
Acabo de pasar varias semanas en China, y me ha
sorprendido que los chinos, junto con los japoneses y los
surcoreanos, ya estén ansiosos por la llegada de la cuarta
generación de telefonía móvil. Lo que significa que,
también en la tercera generación de telefonía móvil,
Europa se está quedando cada vez más rezagada, como
demuestran las cifras de Nokia. Desde este punto de
vista, el informe sobre contenidos digitales es muy
La Comisión de Industria, Comercio Exterior,
Investigación y Energía ha presentado 16 enmiendas a la
propuesta de la Comisión. Mediante dichas enmiendas
queremos garantizar que el informe se centre en el sector
público, que se tengan en cuenta las perspectivas
financieras después de 2007, que se establezca un
presupuesto de 55 millones de euros para los años 2005
y 2006, y que el presupuesto total ascienda a 163
millones de euros. A este respecto, quiero aprovechar la
oportunidad de agradecer a mis ponentes alternativas, la
Sra. Gil y la Sra. Plooij-Van Gorsel, la excelente
relación de trabajo que hemos mantenido.
Prometía ser una buena celebración, porque el Consejo,
con quien negociamos, también se benefició de la
conclusión en una sola lectura, así que no hubo retrasos.
Nuestro presupuesto básico era de 163 millones de
euros. El Consejo, y la Presidencia irlandesa en
particular, nos hicieron creer que podíamos alcanzar un
acuerdo si reducíamos la cifra a 145 millones de euros.
Como corresponde al buen parlamentario, esperábamos
una cifra de unos 150 millones, pero durante el diálogo
tripartito informal, la Presidencia irlandesa respondió
que el presupuesto no podía exceder los 120 millones y
añadió que, si nos esforzábamos un poco, probablemente
podríamos conseguir 138 millones. Dijimos que era una
cifra insuficiente para nosotros y que 140 millones era el
mínimo absoluto. A continuación,
pedimos a la
Presidencia del Consejo que declarara por escrito que se
había alcanzado un acuerdo de 140 millones. El acuerdo
ha expirado esta tarde a las 13.30 horas. Es característico
del Consejo que yo haya recibido el mensaje siguiente a
las 17.11 horas. Lo citaré literalmente, porque quedará
bien en los archivos históricos. «Sin embargo, usted
solicita una posición por escrito del Consejo a favor de
un importe financiero de ciento cuarenta millones de
euros. Sobre la base de la discusión del COREPER de
esta mañana, esto no es posible porque existe una clara
minoría de bloqueo a favor de ciento treinta millones de
euros. Sin embargo, mi propia estimación como
Presidente del COREPER, que está basada en contactos
con una serie de delegaciones clave en la reunión y en
21/04/2004
torno a la misma, es que si el Parlamento Europeo, en la
votación de mañana, decide pedir una cifra superior a
ciento treinta millones, en última instancia será posible
reunir en el Consejo a una mayoría suficiente para
conseguirlo».
Es la tercera vez que recibimos el mismo mensaje del
Consejo, y cada vez que le pedimos que cumpla su
promesa, responde que no puede hacerlo. Ante lo que yo
llamaría tamaña incertidumbre del Consejo, solo
podemos concluir que estamos a punto de iniciar una
campaña electoral. Diremos a los ciudadanos que el
Consejo hace promesas en Bruselas con respecto al
proceso de Lisboa, pero en cuanto tiene que cumplirlas,
inclusive en términos de recursos económicos para
alcanzar el proceso de Lisboa, no cumple lo prometido y
nos deja con las manos vacías.
Es muy lamentable que el Consejo trate de esta manera a
los que en esta Cámara queremos tener la economía
basada en el conocimiento más competitiva y dinámica
del mundo para el año 2010. Me complace que las
campañas electorales estén a punto de comenzar. En
todo caso estimularán a tomar parte y denunciar la
ambivalencia del Consejo. El futuro es alentador.
3-402
Reding, Comisión. − (FR) Señor Presidente, permítame
decir, antes de entrar en el meollo de la cuestión, unas
palabras personales para dar las gracias al honorable
ponente, mi amigo el Sr. Van Velzen, por el trabajo que
ha realizado a lo largo de estos diez años en favor del
bien común y para mejorar la vida de todos los europeos,
sea cual sea su horizonte y sea cual sea su ámbito, y no
solo los europeos: pienso también en su trabajo a escala
internacional, a escala mundial incluso. A mi modo de
ver, el Sr. Van Velzen ha demostrado qué es ser un buen
parlamentario.
3-403
(EN) Ahora vuelvo sobre el programa de contenidos
digitales. La Comisión quiere lanzar este programa, tal y
como ha explicado el ponente, a principios de 2005, casi
a mitad de camino hasta el año objetivo de la Agenda de
Lisboa: 2010. Hemos de mejorar las condiciones para
innovar por parte de las empresas, especialmente en
ciertos sectores del mercado de contenidos digitales, y
por ello este programa es muy relevante para la
estrategia de Lisboa.
El mercado de contenidos digitales en línea ofrece un
notable potencial de crecimiento, pero también
proporciona una plataforma ideal de productos y
servicios de contenidos digitales innovadores que
trascienden los límites nacionales. Imaginen, por
ejemplo, que en Europa todas las administraciones
públicas recopilaran y almacenaran datos e información
de la misma forma y que además de esto nuestros
ciudadanos dominaran todos los idiomas de la Unión. He
intentado despertar la conciencia a este respecto con el
Año Europeo de las Lenguas y el proceso sigue en
curso: los ciudadanos aprenden más y más lenguas, pero
todavía nos queda un largo camino para llegar a nuestro
objetivo. Sin embargo, en Internet podemos ver muchos
119
más mapas de autopistas transeuropeas, de las vías
fluviales y otros fenómenos naturales y obras artificiales,
y más adelante veremos grandes bibliotecas europeas
digitales de fama cultural y académica. Podremos ver
que hay mucho más material de aprendizaje digital
europeo.
En realidad, en mayo de 2004 la Unión Europea
albergará 25 Estados miembros, 20 lenguas, un número
mayor de culturas, muchas regiones y un mercado
realmente fragmentado para cualquier empresa que
pretenda desarrollar productos y servicios de contenido
digital, transfronterizos e innovadores. Esta situación ha
de tenerse en cuenta cuando el programa de contenidos
digitales arranque en enero de 2005.
Quizá el panorama no sea tan sombrío como parece. La
recién adoptada directiva sobre información del sector
público equipara los marcos jurídicos de los Estados
miembros con respecto a la reutilización de la
información que está en manos del sector público. Las
dificultades para combinar formatos y lenguas puede
abordarse utilizando las tecnologías de la información
actuales, de acuerdo con la propuesta de contenidos
digitales. Por este motivo, y estoy completamente de
acuerdo con el ponente, es tan importante que este
programa de contenido digital se considere
conjuntamente con el programa de aprendizaje
electrónico, ya que primero hay que enseñar a utilizar el
contenido antes de que pueda aportar ningún beneficio
real.
El programa propuesto recomienda centrarse en partes
claramente fragmentadas del mercado de contenidos
digitales en Europa, donde las fuerzas del mercado han
sido insuficientes para impulsar el crecimiento, tal y
como ha señalado acertadamente el ponente. Está
dirigido a tres terrenos: datos espaciales o geográficos,
material didáctico y contenido cultural.
Por tanto, a la Comisión le complace advertir que las
enmiendas a su propuesta presentadas por el ponente, el
Sr. Van Velzen, mejoran la propuesta. Queremos darle
las gracias, así como a las ponentes alternativas, la Sra.
Gill y la Sra. Plooij-van Gorsel, por sus esfuerzos
encaminados a encontrar un compromiso con el Consejo
en un intento de concluir el trámite en primera lectura.
Aunque el ponente tenga problemas con el Consejo, no
debería tener ninguno con la Comisión, porque esta
puede aceptar todas las enmiendas presentadas por el
Parlamento.
3-404
Gill (PSE). – (EN) Señor Presidente, hay que felicitar al
Sr. Van Velzen porque ha hecho un trabajo excelente y
un informe realmente bueno. Yo fui ponente para el
primer informe de contenido digital y he podido
comprobar que el Sr. Van Velzen ha trabajado mucho
para intentar garantizar que podamos dar a Europa una
ventaja en materia de contenidos digitales. Como ha
señalado él antes, los Estados Unidos tienen la economía
digital más avanzada del mundo, y Europa, con sus
mercados fragmentados y empresas más pequeñas en el
120
sector de los medios de comunicación y las
telecomunicaciones, intenta ponerse a su altura en
cuanto a calidad del contenido y de los productos.
En lugar de hablar de lo que dice en su informe, que han
resumido elocuentemente el ponente y la Comisión,
quiero hablar del Consejo. Me preocupa mucho el tipo
de actitud y de enfoque que ha adoptado el Consejo. Ha
declarado una y otra vez que quieren alcanzar los
objetivos de Lisboa, para lo cual es vital abrir las puertas
a Europa a la era electrónica. Sin embargo, cuando se
trata de que el Consejo ponga dinero donde hace falta,
no sucede nada.
Como ha dicho el ponente, el Consejo ha tratado al
Parlamento con total desprecio. Hemos estado
regateando -20 millones, 30 millones, 50 millones–
porque no está dispuesto a proporcionar suficientes
recursos para poder ejecutar este programa. En una
Europa de 25 Estados miembros se precisarán
suficientes recursos si se quiere lograr una ventaja
competitiva con respecto a nuestro principal competidor,
los Estados Unidos, en este ámbito. Muchos puestos de
trabajo altamente cualificados dependen de nuestra
capacidad para conseguir buenos contenidos y de que
apliquemos este programa y que este esté al alcance de
las PYME y de otros proveedores.
Es muy lamentable que a causa de la actitud del Consejo
no podamos llevar a buen puerto esta iniciativa. Era
fundamental hacerlo en esta legislatura y tener este
programa a punto y en marcha para 2005, y el
Parlamento ha mostrado verdadera voluntad de que esto
fuera así. En detrimento de la Unión Europea no ha sido
así, porque el Consejo no ha querido asumir los gastos.
Lo que ofrece en estos momentos son migajas para una
Unión de 25.
Quiero felicitar al ponente, que ha hecho todo lo posible
por cerrar el debate, porque algunos de nosotros, de
otros Grupos, queríamos mantenernos fieles a la
propuesta original de la Comisión, que comportaba un
gasto de 165 millones de euros Esta es la cantidad
necesaria si queremos llevar a la práctica esta propuesta
sobre contenidos digitales.
Este fracaso no se debe a la falta de esfuerzos por parte
del ponente. Espero que en la segunda lectura el Consejo
capte el mensaje de que el Parlamento no está dispuesto
a apoyar programas que no son más que parches.
3-405
El Presidente. − El debate queda cerrado.
La votación tendrá lugar mañana a las 11.00 horas1.
(Se levanta la sesión a las 23.05 horas)
1
Cf. Acta.
21/04/2004
Descargar