nanonoticias

advertisement
NANONOTICIAS
Vol.4, No.2, noviembre 2008
Boletín Informativo del Grupo Ad-Hoc para la Seguridad de las Nanociencias del
Ministerio de Salud Pública
TITULARES
Nanotecnología
Actualidad
Mundial
En busca de los
nanocolorantes
funcionales
Inesperada
Nanotecnología Medieval
Purificadora de Aire
La nanomedicina de sello
local entra en la división
europea
Definición ISO de
términos sobre
nanotecnología
La nanotecnología en el
mundo de la medicina:
¿una revolución en ciernes
o sólo un importante
avance tecnológico?
Los nanorobots se
utilizarán para batir
tanques
Nanotecnología: la
revolución industrial del
nuevo siglo
Nanomedicina
Nanotecnología
En busca de los nanocolorantes funcionales
16/9/2008
El Grupo de Investigación de Visión y Color de la Universidad de Alicante y el Grupo de Investigación en
Textiles Inteligentes y Funcionales de AITEX colaboran en la creación de nanopigmentos funcionales a
partir de nuevos tipos de nanoarcillas y colorantes orgánicos dirigidos a mejorar las prestaciones de
materias textiles en el sector textil. Los investigadores Verónica Marchante y Francisco M. Martínez Verdú
formarán parte del equipo creado por el Instituto Tecnológico Aitex, compuesto por José Gisbert y Gabriel
Martínez para desarrollar un proyecto de I+D+i de la Comunidad Valenciana.
El objetivo es aprovechar el potencial que ofrece la manipulación de materiales a escala nanométrica y la
tecnología del color, que han abierto una vía de exploración muy interesante para industrias como la textil,
cerámica, tintas de impresión, o audiovisual, entre otros.
El Departamento de Óptica, Farmacología y Anatomía lleva años trabajando en este campo y el acuerdo
con Aitex pone de relieve la relación entre universidad y empresa, sobre todo, cuando se habla de
funcionalidad y calidad.
Martínez Verdú, doctor en Ciencias Físicas, explica que el objetivo es la búsqueda de nuevas familias de
colorantes funcionales y de entre ellos, localizar los adecuados y susceptibles de poderse mezclar
eficientemente con varios tipos de nanoarcillas para crear un nuevo tipo de colorante: el nanopigmento.
Por tanto, aquellas fibras y textiles, coloreadas con este colorante basado en nanotecnología responden a la
creación de colores más estables ante cambios ambientales, corporales, o de otro tipo, con o sin cambio
reversible de color, de ahí el calificativo de textiles “inteligentes”.
Los nanopigmentos están formados a partir de la mezcla controlada de nanoarcilla y colorante orgánico por
intercambio iónico. Poseen las prestaciones de las propiedades nanoscópicas de estas arcillas especiales
que actúan como refuerzo de propiedades térmicas, mecánicas y ópticas de materiales, y minimizan los
inconvenientes de los colorantes orgánicos que, por sí solos, son más inestables a variaciones extremas de
temperatura, radiación ultravioleta, etcétera.
“La nanoarcilla refuerza las propiedades mecánicas y ópticas y uno de los aspectos más importantes es que
no alteramos la estructura química –cristalina, con lo que el color, su aspecto visual, queda prácticamente
inalterado pero resulta muchísimo más estable”, precisa el investigador.
Martínez Verdú explica: “El proyecto tiene su origen en el instituto holandés TNO. Ahora el Grupo de
Investigación participará junto a Aitex y otras empresas en nuevas familias de colorantes funcionales y
varios tipos de nanoarcillas (laminares, aciculares, etc). La filosofía de trabajo es que cumplan con los
requisitos de rendimiento y estabilidad excelentes dentro de parámetros de calidad, que sean menos
contaminantes y que den un valor añadido al producto final, tal como desea siempre el fabricante. En esta
última parte, entra en acción los laboratorios del instituto tecnológico textil”.
2
La investigación contiene otros valores interesantes como es el hecho de que trabajar con colorantes que
pueden denominarse ecológicos, ya que los colorantes orgánicos no llevan metales. Además, la
manipulación de materiales a escala nanométrica y la tecnología del color nos presentan unos parámetros
de calidad y competitividad alta. En este sentido, el profesor de la UA añade la gran competencia que
existe en este apartado innovador. “Durante las Olimpiadas, no hemos dejado de leer u oír hablar sobre la
‘segunda piel’ de los nadadores o sobre esas prendas especiales que permiten a los atletas arañar
centésimas de segundo al reloj”
El Grupo de Grupo de Investigación de Visión y Color de la UA nació en 2002 y ya vio el potencial
innovador del campo de la nanociencia y la nanotecnología. En este punto, entran en juego distintas
disciplinas. En el proyecto interviene tanto físicos como químicos. El apartado de Química corresponde a la
investigadora Verónica Marchante, pero también estarán otros investigadores como Esther Perales y
Elizabeth Chorro.
El carácter inter y mutidisciplinario de esta nueva rama de la ciencia ha cubierto prácticamente todos los
ámbitos. Nos referimos a nuevos materiales para la mejora del confort y la eficiencia energética; cerámicas
o envases inteligentes con tinta electrónica y tintas que cambian de color según las condiciones
ambientales.
Los colorantes funcionales han cobrado mayor protagonismo en las distintas industrias que trabajan con
tecnología de color. Según Aitex, podemos ver una amplia gama en la tríada de pigmentos
electroluminiscentes que componen las pantallas de tecnologías CRT (el televisor de “toda la vida”),
plasma, LCD, OLEDs, etc, pero otros muchos tipos de colorantes funcionales (termocrómicos,
electrocrómicos, etc), algunos de ellos reforzados mediante nanotecnología, pueden aportar nuevos
avances en el desarrollo y la mejora de procesos y productos industriales, incluso en la creación de nuevos
dispositivos y productos que están por llegar.
http://www.noticierotextil.net/noticia.asp?idnoticia=81429
Los nanorobots se utilizarán para batir tanques
23/ 09/ 2008
Moscú, 23 de septiembre, RIA Novosti. El impetuoso desarrollo de la nanotecnología en terrenos como el
militar podrá ser aprovechado para batir "de forma inteligente" cualesquiera blancos móviles incluidos los
tanques, declaró hoy el académico Andrei Alekséenko, director del Nanocentro del Instituto Energético de
Moscú.
"Los avances de la nanotecnología militar podrían ser aprovechados en un futuro para batir los tanques del
enemigo eventual, para lo cual se emplearía una voluminosa 'nube' de nanorobots con cargas explosivas",
explicó el investigador.
Afirmó que científicos tanto en Rusia como en EEUU están trabajando en la creación de nanoarmamento.
"Unos nanodispositivos con dimensiones inferiores a un milímetro podrán servir para formar una 'nube' de
cualquier tamaño y potencia de carga", precisó el investigador.
http://sp.rian.ru/onlinenews/20080923/117053062.html
3
Nanotecnología: la revolución industrial del nuevo siglo
“Si quieres ver una máquina nanotecnológica, mírate en el espejo”
Eric Drexler
En diciembre de 1959, el Premio Nobel de Física Richard Feynman en una conferencia
dada ante la Sociedad Americana de Física, planteaba la siguiente pregunta: “¿Qué
pasaría si pudiéramos al final arreglar los átomos de la manera que quisiéramos?”.
Feynman había descubierto que las leyes de la Mecánica Cuántica no excluían de
ninguna manera la posibilidad de construir máquinas del tamaño de moléculas.
Feynman lo explicaba así: “Los principios de la Física, tal como yo lo entiendo, no dicen
nada en contra de la posibilidad de manipular las cosas átomo a átomo. No es un
intento de infringir ley alguna; es algo, en principio, que puede hacerse; pero en la
práctica no se ha hecho porque somos demasiado grandes. Los problemas de la
Química y la Biología saldrían sumamente beneficiados si se desarrollase en última
instancia nuestra capacidad para ver lo que hacemos, y para hacer las cosas en un
nivel atómico; un avance que a mi juicio no puede evitarse”.
Figura 1: Richard
Feynman, Premio
Nobel de Física
1965
En 1990, dos años después de la muerte de Richard Feynman, científicos de los
laboratorios de la IBM escribieron el logotipo de su compañía con 35 átomos de xenón,
arrastrándolos por una superficie de níquel. La Física Cuántica nos permitirá tener la
capacidad de fabricar máquinas del tamaño de moléculas, inaugurando una nueva clase
de máquinas con propiedades sin precedentes llamadas nanotecnologías.
La Nanotecnología establecerá una nueva era relacionando la biología y la tecnología;
considerando que los científicos han sido capaces de manipular átomos individualmente,
es de suponer que podrían construir engranajes y ruedas cuyos diámetros no sean
mayores que uno pocos átomos.
Figura 2: Arreglo
individual
de
átomos
formando
un
ideograma.
Figura 3: Esquema de un motor molecular (Haga click en la imagen para
ver una versión más amplia)
Esta nueva rama de la ciencia trabaja directamente con átomos, modificando la estructura interna de los
objetos, y reproduciéndolos a tamaños sólo visibles con poderosos microscopios. El gobierno de los Estados
Unidos destinó en el año 2000, una inversión de 500 millones de dólares para investigaciones en este campo.
Lo extraordinario de la Nanotecnología es la capacidad que tendrían estas máquinas moleculares para tomar
moléculas de su entorno para reproducirse, creando un número ilimitado de robots moleculares, que con un
4
tamaño aproximado de una millonésima de metro, manipularían átomos individuales, creando fábricas a nivel
atómico. Al igual que los virus y bacterias, estas micromáquinas tendrían la propiedad de producir duplicados
de sí mismos, por lo que se multiplicarían como seres vivos y modificarían el entorno que las rodea.
Algunos de los usos que tendrían estas micromáquinas serían:
•
•
•
•
•
•
•
destruir microbios infecciosos
matar las células de tumores una a una
patrullar por nuestro flujo sanguíneo y eliminar la placa de nuestras arterias
limpiar el entorno devorando residuos peligrosos
construir otros tipos de máquinas, desde cohetes propulsores hasta microchips
reparar células dañadas e invertir el proceso de envejecimiento
construir supercomputadores del tamaño de átomos
En Estados Unidos se ha convertido este campo en una prioridad con la creación de la Iniciativa Nacional
de Nanotecnología, en la que participan junto al gobierno algunas agencias como la Fundación Nacional de
la Ciencia, el Departamento de Defensa, el Instituto Nacional de Salud y la NASA.
Los instrumentos que han permitido el desarrollo de esta tecnología, son los llamados microscopios de
proximidad, en especial el microscopio de efecto túnel, la punta de este es capaz de tomar átomos,
moverlos y depositarlos de la misma forma en que se haría a nivel macroscópico con otros instrumentos,
con una precisión de 0.01 millonésima de metro. Con estos microscopios es posible estudiar las estructuras
de átomos y moléculas depositadas en superficies planas, el proceso de difusión de estos objetos a escala
atómica y la manipulación de los mismos mediante la punta del microscopio.
Figura 4: Chip molecular (Haga click en la imagen para ver una versión ampliada)
La construcción de dispositivos nanotecnológicos se ha abordado bajo dos tendencias. La primera forma
llamada nanotecnología de arriba-abajo, consiste en ir reduciendo en forma progresiva las dimensiones de
los objetos. En el segundo enfoque de abajo-arriba, consiste en ir ensamblando el objeto átomo a átomo o
molécula a molécula.
Una empresa de Nueva York ha diseñado motores moleculares de 12 nanómetros, tomando como base
una parte de la célula encargada de convertir el alimento en energía, los cuales podrán usarse como un
arma en la lucha contra el cáncer.
El físico de la Universidad de Stanford en California, Hangjie Dai ha descubierto que nanotubos de carbono
con una longitud de 2000 nanómetros, pueden detectar amoníaco y óxido nitroso, un gas que
generalmente esta presente en las emisiones de automóviles.
5
Si se pudiera con ellos diferenciar otros tipos de gases, se utilizarían para localizar agentes contaminantes
del ambiente y para analizar la atmósfera de otros planetas.
Científicos de la Universidad de Basilea y del laboratorio de la IBM en Zurich , Suiza, esperan utilizar la
pequeña fuerza con que se unen entre sí las moléculas en la doble hélice del ADN para doblar minúsculas
palancas de silicio. Se construiría un sensor biomecánico que actuaría como válvulas en medicina, que
unidas a microcápsulas atacarían la proliferación de células cancerosas, liberando las dosis necesarias de
sustancias químicas en el sitio exacto dañado, las microcápsulas se programarían químicamente para
abrirse sólo cuando les lleguen las señales bioquímicas de un determinado tipo de tumor.
La importancia de la nanotecnología queda reflejada en la siguiente opinión expresada por el Almirante
David E. Jeremiah, vicepresidente de la Junta de Jefes del Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos,
quien afirma: “ las aplicaciones militares de la fabricación molecular tienen más potencial aún que las
armas nucleares para cambiar radicalmente el equilibrio de poder”.
Fís. Warner Chaves Vargas
Fuente: http://www.itcr.ac.cr/espaciovirtual/archivo/n2/index.htm
Actualidad Mundial
Inesperada Nanotecnología Medieval Purificadora de Aire
10 de Octubre de 2008.
Las vidrieras de colores que se pintaban con oro purifican el aire cuando son iluminadas por la luz del Sol,
según ha descubierto un equipo de expertos de la Universidad Tecnológica de Queensland, en Australia,
encabezados por el profesor Zhu Huai Yong.
De modo que, sin que ellos lo supieran, los vidrieros medievales que produjeron esos vidrios pintados con
nanopartículas de oro de diferentes tamaños se convirtieron en los primeros artesanos de la
nanotecnología.
Numerosas ventanas de iglesias en Europa se decoraron con vidrios coloreados usando nanopartículas de
oro.
Durante siglos, las personas sólo apreciaron las bellas obras de arte y la larga vida de los colores, pero no
comprendieron que estas obras también son, en el idioma moderno, purificadores de aire fotocatalíticos
con catalizador de oro nanoestructurado.
Las diminutas partículas de oro, energizadas por el Sol, son capaces de destruir los agentes contaminantes
transportados por el aire como por ejemplo los productos químicos orgánicos volátiles (VOCs, por sus siglas
en inglés) que pueden provenir a menudo del mobiliario nuevo, las alfombras y las capas de pintura
reciente.
Estos VOCs crean el típico olor a "nuevo" cuando se liberan lentamente de las paredes y del mobiliario. Ese
olor, conocido por mucha gente, no suele resultar demasiado desagradable, pero, junto con el metanol y el
monóxido de carbono, los VOCs no son buenos para nuestra salud, ni siquiera en pequeñas cantidades.
El oro, cuando está en forma de partículas muy pequeñas, se vuelve muy activo bajo la luz del Sol.
6
El campo electromagnético de la luz solar se puede acoplar con las oscilaciones de los electrones en las
partículas de oro y crear una resonancia. El campo magnético en la superficie de las nanopartículas de oro
puede reforzarse hasta ser del orden del centenar de veces más potente, gracias a lo cual las moléculas de
los agentes contaminantes presentes son neutralizadas. El subproducto es dióxido de carbono, mucho
menos peligroso que esas moléculas, sobre todo en las pequeñas cantidades en que se genera por medio
de este proceso.
El uso de las nanopartículas de oro para producir reacciones químicas ha abierto posibilidades fascinantes
para la investigación científica. Esta tecnología se alimenta por el Sol y es muy eficiente en el uso de la
energía, porque sólo las partículas de oro se calientan de modo significativo. En las reacciones químicas
convencionales se calienta todo, lo cual produce pérdidas energéticas.
http://www.amazings.com/ciencia/noticias/101008e.html
Definición ISO de términos sobre nanotecnología
jueves, septiembre 25, 2008
En la ISO 2005 se empezaron a desarrollar estándares para respaldar las nanotecnologías y, ahora, el
primer resultado concreto de este trabajo está disponible en la ISO/TS 27687:2008, un nuevo estándar
internacional de términos y definiciones relacionados con las nanopartículas. Con ello se pretende facilitar la
comunicación entre las organizaciones y los individuos del sector y los que interactúan con ellos.
ISO/TS 27687:2008, 'Nanotechnologies – Terminology and definitions for nano-objects – Nanoparticle,
nanofibre and nanoplate' es la primera parte de una serie proyectada sobre documentos de definiciones y
terminología que tratan los diversos aspectos de las nanotecnologías.
El estándar se preocupa por la terminología y las definiciones de los objetos a nanoescala, en varias
formas. Las tres formas básicas mencionadas en este documento son las nanopartículas, las nanofibras y
las nanoplacas.
Para más información sobre este tema visite la siguiente dirección:
http://www.iso.org/iso/pressrelease.htm?refid=Ref1161
Fuente: http://www.euroresidentes.com/Blogs/noticias-nano/noticias-nanotecnologia.htm
7
Nanomedicina
La nanomedicina de sello local entra en la división europea
El equipo de Bioingeniería y Regeneración Tisular de la UMA, especializado en la regeneración de tejido
esquelético, se une a la Plataforma Europea de Nanomedicina. La Unión Europea, al amparo del VII
Programa Marco de I+DT, ha impulsado la Plataforma de Nanomedicina para impulsar el desarrollo de esta
área de la investigación biomédica
| ACTUALIZADO 25.09.2008 - 01:00
Parte del equipo del Labret con su director, José Becerra (primero a la derecha), y José
Antonio Andrades, detrás a la izquierda.
EL grupo de investigación del Laboratorio de Bioingeniería y Regeneración
Tisular (Labret) del departamento de Biología Celular, Genética y Fisiología
de la Universidad de Málaga pasa a formar parte a partir de hoy de la
Plataforma Europea de Nanomedicina, estructura nacida al amparo del VII
Programa Marco de la Unión Europea para crear un marco de cooperación internacional en este
campo.
El Labret, que dirige el catedrático de Biología Celular José Becerra Ratia, trabaja en el área de la
ingeniería tisular, especialidad dentro de la biomedicina que utiliza células para reparar lesiones y
enfermedades del organismo. Este equipo tiene voz propia en el mundo de la ciencia en la
regeneración de tejidos esqueléticos, concretamente hueso y cartílago. Ahora el objetivo del grupo se
amplía a la Nanomedicina al abordar la regeneración de los tejidos no sólo con células sino también
con moléculas de escala nanométrica. Este es el universo de lo más minúsculo, en el que la medida
básica es el nan, o milmillonésima parte del metro. En este mundo de lo pequeño la manipulación de
la materia se produce a escala de átomos y moléculas.
El grupo realiza terapia celular desde 1996 y su currículo investigador le permitió hace dos años
formar parte de la Plataforma Española de Nanomedicina, estructura que agrupa lo más granado del
panorama nacional en esta disciplina.
"Pertenecer a esta plataforma ha sido fundamental para establecer contacto con otros grupos en el
área de la nanomedicina. Esto es algo esencial. Hoy día un investigador que esté aislado no tiene
nada que hacer", explica José Antonio Andrades, profesor titular de Biología Celular, coordinador del
Labre
y
coordinador
del
grupo
en
la
Plataforma
Europea
de
Nanomedicina.
Andrades calcula que pertenecer a la plataforma europea significará, cuando menos, multiplicar las
oportunidades que se hallaron hace dos años cuando el equipo ingresó en la plataforma española.
"Nos reportará contactos internacionales, acceso a los laboratorios importantes e, incluso, la
posibilidad de enviar a estudiantes a estos centros".
La solicitud del Labret fue aprobada el pasado 3 de septiembre, después de que un comité de
expertos independiente lo eligiera a la luz de su trayectoria científica entre los aspirantes que
acudieron a la convocatoria de la Unión Europea. La puesta de largo definitiva tiene lugar a partir de
hoy en una reunión que se celebra durante dos jornadas en Tres Cantos (Madrid), sufragada por el
laboratorio farmacéutico Farmamar.
Pero, ¿cuál es el estado de la nanomedicina en España? "Todavía es muy pobre. Prácticamente nadie
está investigando aún". Aunque la nanotecnología tiene ya una cierta trayectoria en áreas como la
8
aeronáutica, su aplicación en la biomedicina está por desarrollar. En este momento se están creando
las infraestructuras de gestión y trabajo, pero todo se encuentra en la etapa de despegue".
En este sentido, en diciembre del año pasado las consejerías de Innovación y Salud, la Universidad de
Málaga y la fundación Imabis suscribieron un convenio para desarrollar el Centro Andaluz de
Nanomedicina y Biotecnología (Bionand) en el malagueño Parque Tecnológico de Andalucía. El centro
está previsto que tenga 6.500 metros cuadrados que albergarán hasta 12 laboratorios, junto a salas
de trabajo y servicios comunes, con una inversión sólo en obra de 12 millones de euros.
Andrades detalla que hasta la fecha la escasa investigación en nanomedicina que se realiza está
vinculada a la industria farmacéutica y se trata de desarrollos muy concretos para determinar
moléculas capaces de conducir un determinado fármaco. "Falta, por tanto, el gran despegue.
Identificar la lista de problemas y complicaciones que no sólo tengan que ver con el interés de las
empresas farmacéuticas. Por esta razón es muy importante que surjan estas plataformas" que
aglutinan la investigación biomédica tanto pública como privada.
El Laboratorio de Bioingeniería y Regeneración Tisular de la Universidad de Málaga forma parte
también del Centro de Investigación Biomédica en Red en Bioingeniería, Biomateriales y
Nanomedicina (Ciber-BBN), puesto en marcha por el Instituto de Salud Carlos III, el brazo de
investigación sanitaria del Ministerio de Ciencia e Innovación.
El grupo, además, tiene abierta desde hace años una línea de colaboración clínica con el servicio de
Traumatología que dirige Enrique Guerado del Hospital Costa del Sol.
http://www.malagahoy.es/article/malaga/237654/la/nanomedicina/sello/local/entra/la/division/europea.html
La nanotecnología en el mundo de la medicina: ¿una revolución en ciernes o
sólo un importante avance tecnológico?
De aquí al 2020, el diagnóstico y el tratamiento de enfermedades infecciosas y metabólicas,
patologías del sistema cardiovascular y neurológico y determinados tipos de cáncer será
mucho más fácil y eficaz con los últimos avances en nanotecnología
Madrid, 27 septiembre 2008 (mpg/AZprensa.com)
En 10 años, el diagnóstico y el tratamiento -que no la cura- de enfermedades infecciosas y metabólicas,
patologías del sistema cardiovascular y neurológico y determinados tipos de cáncer será mucho más fácil
y eficaz con los últimos avances en nanotecnología, cuyo rápido desarrollo plantea bastantes
interrogantes.
¿Hasta qué punto va a suponer la revolución que muchas voces vaticinan?, ¿sabemos qué implicaciones
ambientales, éticas, económicas y sociales conlleva su uso?, ¿se conocen sus efectos en la población
humana?
Éstas fueron algunas de las cuestiones que se debatieron durante la cuarta Jornada Biomed, organizada
por la Fundación Garrigues y la Fundación Sanitas y que se celebró el pasado 24 de septiembre.
9
Hoy en día existen muchos productos generados con nanotecnología, la mayoría para usos industriales,
aunque las investigaciones más avanzadas se registran en el campo de la medicina y la biología. Según
datos de Lux Research, a nivel mundial el mercado de la nanotecnología movía ya en 2006 11.800 millones
de dólares en esfuerzo investigador y 50.000 millones de dólares en productos que incorporan
nanotecnologías, cifra que está previsto que alcance los 2,9 billones de dólares en 2014.
Durante la jornada, expertos en la materia presentaron una visión multidisciplinar sobre la nanotecnología,
un campo científico que Antonio Garrigues Walker, presidente de la Fundación Garrigues, calificó de
“fascinante y con un gran potencial, sobre todo en el campo sanitario, pero que todavía es un gran
desconocido para el gran público e, incluso, para el mundo jurídico”.
Una opinión que comparte Ana Morato, directora general de la Fundación OPTI (Observatorio de
Prospectiva Tecnológica Industrial), que califica la nanotecnología como “la fuente de innovación por
antonomasia del siglo XXI: un modelo de ciencia transdisciplinaria, que significa el auténtico paso de la
ingeniería mecánica a la biología molecular pues permite manipular átomos y moléculas para crear nuevas
superficies, materiales, mecanismos y sistemas”.
¿Una revolución en ciernes?
Muchos expertos consideran la nanotecnología como el motor de la próxima revolución industrial. Para
Joseph Samitier, rector de la Universidad de Barcelona y coordinador de la Plataforma Tecnológica
Española de Nanomedicina, la nanotecnología va a suponer un gran avance en el campo de la salud pero
no hasta el punto de revolucionar la medicina tal y como la conocemos, en ningún caso va a significar
alcanzar la inmortalidad, como se ha vendido en algunos medios”. Todavía queda mucho para llegar al
bautizado como homo technicus.
Aunque ya se está trabajando en implantes musculares, nanorobots, microsensores cutáneos, visión
artificial, miembros biónicos y músculos artificiales aún queda mucho para que la nanotecnología cree
materiales inteligentes que reemplazarán y mejorarán cualquier parte del
cuerpo humano.
Para hacer llegar todos esos avances al gran público, desterrando teorías imposibles y evitando la creación
de falsas expectativas, más cercanas a la ciencia ficción que a la realidad, Ana Morato ve necesaria la
creación de la figura del divulgador científico, que no sólo trabajaría como mediador entre la comunidad
científica y la prensa especializada sino que contribuiría -como bien pedía Antonio Garrigues al inicio de la
jornada- “a generar a todos los niveles una muy necesaria curiosidad intelectual”.
http://www.azprensa.com/noticias_ext.php?idreg=38312&AZPRENSA=f6a6585ed09b4575d47e4
dc2a23ce068
Edición y diseño: MSc. Álida Olga Hernández Mullings
Comité de Redacción: DrC. Rafael Pérez Cristiá, MSc. Álida Olga Hernández Mullings, MSc. Reynaldo Hevia Pumariega. MSc. Alberto Céspedes Carrillo Oficina Central del Buró Regulatorio para la Protección de la Salud. Centro para el Control Estatal de la Calidad de los Medicamentos. Calle 200 # 1706 e/ 17 y 19. Atabey. Playa. Ciudad Habana, Cuba Teléfonos: 271‐8645, 271‐8622, 271‐8767, 271‐8823 e‐mail: alida@cecmed.sld.cu
10
Descargar