crónicas de la facultad - Facultad de Derecho

advertisement
VOL. 24
N˚2
2012
CRÓNICAS DE LA FACULTAD
2012
Vox Juris Lima - Perú Vol.24
N˚2 pp. 336 2012
La revista tiene una periodicidad semestral
12652 U. SAN MARTIN / CARATULA VOX JURIS 24 / MEDIDA: 42.4 x 28 cm. / Lomo OK: 2.4 cm. / INT 372 pp. Bond 90gr. / Cosido a Francesa / EM
ISSN: 1812 - 6804
REVISTA DE DERECHO
VOX JURIS
REVISTA DE DERECHO
VOX JURIS
edición no 24
2012
VOX JURIS 24
CONSEJO EDITORIAL
PRESIDENTE
:
CONSEJEROS
:
Dr. Gino Ríos patio - Profesor USMP - Director del Instituto de Investigación Jurídica
Dr. Lucas Lavado Mallqui - Profesor USMP - UIGV
Dr. Paulino Saúl Rueda Romero - Profesor USMP
Dr. Jorge Luis Godenzi Alegre - Profesor USMP -U. Ricardo Palma - U. de Lima
COORDINADOR
DE EDICIÓN
Lic. César Vizcardo Vernaza
:
ISSN: 1812-6804
Depósito Legal 95-0895
Derechos reservados conforme a ley
Está permitida la reproducción total o parcial de los artículos citando la fuente.
LAS OPINIONES VERTIDAS EN LOS ARTÍCULOS SON
DE EXCLUSIVA RESPONSABILIDAD DE SUS AUTORES
Solicitamos canje.
Wir Bitten um Austaunsch.
Von Publikationen.
We requist Exchange.
Nous demanons I’exchange.
Pede se permute.
Escribir:
Facultad de Derecho: Alameda del Corregidor 1865, La Molina
Teléfono
: 365 7000 - 365 6947 - 365 6948 - 365 6943
Fax
:3656957
E-mail
: derecho@usmp.pe | Instituto de Investigación Jurídica: investiga_derecho@usmp.edu.pe
Web site
: www.derecho.usmp.edu.pe
Fecha de Impresión : Julio 2013
INGENIERO
JOSÉ ANTONIO CHANG ESCOBEDO
RECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN DE PORRES
INGENIERO
RAÚL EDUARDO BAO GARCÍA
VICERECTOR DE LA UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN DE PORRES
DOCTOR
RUBÉN DARÍO SANABRIA ORTIZ
DECANO DE LA FACULTAD DE DERECHO
VOX JURIS
ISSN 1812-6804
Volumen 24, Número 2: 2012
CONTENIDO
I.ARTÍCULOS
1.EL DERECHO AMBIENTAL DESDE UNA PERSPECTIVA DE
DERECHOS HUMANOS Y DE EFICAZ GESTIÓN
GUBERNAMENTAL
Dra. Romina Caminada ........................................................... 17
2.EL PATHOS DE LA LIBERTAD Y EL LOGOS DE LA
RACIONALIDAD EN MANUEL GONZÁLEZ PRADA
Dr. Jorge Luis Godenzi Alegre ................................................. 37
3.PROTECCION del DERECHO A LA VIDA.
Dr. Felipe Villavicencio Terreros .............................................. 67
4.PREHISTORIA DE LOS DERECHOS HUMANOS EL LARGO
CAMINO DE SU PROCESO DE POSITIVIZACIÓN Y
GENERALIZACIÓN
Dr. Omar Sar Suárez ............................................................... 81
5..EL DERECHO DEL CONSUMIDOR Y SUS EFECTOS EN EL
DERECHO CIVIL, FRENTE A LA CONTRATACION DE
CONSUMO EN EL MERCADO
Dr. Julio Baltazar Durand Carrión .......................................... 97
6.DESARROLLO SOSTENIBLE, UN CONCEPTO DE ESTE TIEMPO
Dra. Millitza Franciskovic Ingunza ....................................... 125
II. ARTÍCULOS DE ALUMNOS GANADORES DEL CONCURSO
DARÍO HERRERA PAULSEN
1.HACIA LA EFICACIA Y CELERIDAD EN EL PROCESO PENAL
PERUANO: REFLEXIONES EN TORNO A CINCO AÑOS DE
LA PUESTA EN VIGENCIA DEL PROCESO ESPECIAL DE
TERMINACION ANTICIPADA EN EL NUEVO CÓDIGO
PROCESAL PENAL
Alumno: Williams Alexander Robles Sevilla ........................... 145
2.LA AUTONOMÍA PROCESAL DEL TRIBUNAL
CONSTITUCIONAL
Alumna: María Verónica Rivera Tirado .................................. 187
III. CRÓNICAS DE LA FACULTAD DE DERECHO
USMP 2012 .............................................................................. 231
IV. BACHILLERES, TITULADOS, MAESTROS Y
DOCTORES 2012 ..................................................................... 321
VOX JURIS | Lima-Perú | Vol. 24 I N° 2 | pp 336 | issn
1812-6864
PRESENTACIÓN
PRESENTACIÓN
Siempre es gratificante presentar una nueva obra, porque significa
la demostración palpable del esfuerzo y la labor investigativa que
constituyen una función básica y obligatoria en la Universidad. Y es
más placentero aún cuando la obra es fruto de la resuelta voluntad de
colegas que contribuyen a la formación integral del futuro abogado.
En esta ocasión, tengo el placer intelectual de presentar la edición N°
24 de nuestra proverbial Revista Vox Juris, la cual reúne interesantes
artículos referidos al Derecho Ambiental, el Derecho Penal, el Derecho
Internacional de los Derechos Humanos, el Derecho del Consumidor y
la Filosofía Social, elaborados por docentes de nuestra Casa Superior
de Estudios que desempeñan la cátedra universitaria con diligencia y
laboriosidad singulares de estudios.
La publicación que presento contiene, asimismo, los artículos
ganadores del tradicional Concurso de Investigación Jurídica
“Darío Herrera Paulsen”, correspondientes a aplicados alumnos
que han investigado en temas de Derecho Procesal Penal y Derecho
Constitucional; las crónicas de la vida universitaria en la Facultad; las
relaciones de graduados y titulados en pre grado; y de los graduados
en los programas de maestría y doctorado de la Sección de Posgrado.
El ejemplar que se pone en sus manos permite vislumbrar, en el ámbito del Derecho Ambiental, los retos de una política estatal; una práctica del principio de sostenibilidad; y una prevalencia de principios
éticos como soporte de las mismas, para tratar de evitar desde un
plano científico, los problemas que la Humanidad comienza a padecer
con mayor intensidad en el planeta, con el afán de que los gobernantes adopten acciones inmediatas ante la inminente crisis ambiental a
nivel planetario que se asoma.
La protección del derecho a la vida, no sólo desde el fatal daño al
ecosistema mundial, sino en el plano individual, también se aborda en
este número desde la perspectiva ius penalista, dentro de los límites
científicos actuales para el nacimiento como para la muerte, bajo los
criterios de la anidación del óvulo fecundado en el útero como límite
mínimo de este derecho y el cese definitivo de la actividad cerebral e
irreversible de la actividad cardio respiratoria, respectivamente.
14
presentación
En el ámbito de los derechos fundamentales, la revista nos
informa que lo que hoy conocemos como Derechos Humanos,
inherentes a la condición de persona humana, no fueron siempre
concebidos de la misma forma, sino que han tenido un largo proceso
histórico evolutivo, desde las concesiones reales, pasando por las
declaraciones (locales o nacionales) hasta llegar a su inclusión en los
textos constitucionales y su arraigo en la conciencia universal de la
Humanidad, la cual ejerce una presión constante sobre los estados
para reconocer unos derechos verdaderamente imprescindibles para
la dignidad humana.
Esta edición contiene además un artículo sobre la contratación de
consumo, caracterizada por la despersonalización de los proveedores,
la masificación de los consumidores y la proliferación de los contratos
por adhesión, en la que las normas clásicas del Derecho Privado parecen insuficientes para regular sus efectos jurídicos en un mercado
lleno de presiones crecientes y extendidas; lo cual aboga a favor de
considerar al Derecho del Consumidor como una disciplina singular,
especializada y con cierta autonomía que no se ubica en el Derecho
Privado, en el Derecho Comercial ni el Derecho Civil, sino que constituye una disciplina de carácter interdisciplinario fortalecida de nuevos conceptos y con notas características importantes.
Finalmente, se aborda desde una perspectiva filosófica, la pasión por
la libertad en Manuel González Prada, que hizo de ella una forma de
conocimiento y en modo alguno le significó obstáculo para alcanzar
niveles de objetividad, por considerarlo fuente de la actividad racional
y no un defecto.
Con ello deseamos continuar asegurando sólidamente la calidad de
la formación jurídica que impartimos a través de la especialización
de nuestros docentes en diversas ramas jurídicas; y seguir generando
conocimiento por medio de la actividad de nuestros diversos centros
de investigación, así como por las innovadoras acciones con las
que nuestro Instituto de Investigación Jurídica viene fomentando,
con singular carácter y definida voluntad, esta actividad esencial e
imperativa de la universidad que es la investigación científica.
Dr. Gino Ríos Patio
Director del Instituto de Investigación Jurídica
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 13-15, 2012
ISSN: 1812-6804
artículos
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
17
EL DERECHO AMBIENTAL DESDE UNA PERSPECTIVA
DE DERECHOS HUMANOS Y DE EFICAZ GESTIÓN
GUBERNAMENTAL
Romina Caminada Vallejo
Abogada, Especialista en Derechos Humanos en la Dirección de Derechos
Humanos – Subdirección de Asuntos de Derecho Internacional de Refugiados
del Ministerio de Relaciones Exteriores. Egresada de la Universidad de Lima,
con LL.M (Maestría en Leyes) en Derechos Humanos Interculturales por Saint
Thomas University, con Diplomado en el Programa Especializado de Derechos
Humanos de la Academia de Derechos Humanos y Derecho Humanitario de
American University School of Law. Catedrática del curso de Derecho al Desarrollo
Sostenible y Ex Catedrática y Coordinadora del Curso de Sistema Interamericano
de Derechos Humanos en la Facultad de Derecho de la Universidad San Martin
de Porres.Experiencia en el ámbito público privado e internacional.
Recibido: 17 de diciembre de 2012
Aceptado: 19 de diciembre de 2012
Sumario
I. Introducción. II Componentes a tomar en consideración para
la obtención exitosa de objetivos claros en el plano ambiental. III
Conclusiones.
Resumen
Este artículo nos lleva por el desarrollo del derecho ambiental y las
victorias que ha conseguido en un largo recorrido para comenzar
a ser parte de las agendas políticas nacionales de los países y una
preocupación mundial. Además nos lleva a analizar el reconocimiento
de diferentes elementos necesarios para alcanzar el éxito en la
protección del medio ambiente, en términos que la aplicación del
derecho ambiental sea eficiente y eficaz. De este modo la lectura del
artículo nos conduce por el camino del reconocimiento de situaciones
y elementos necesarios para el triunfo del derecho ambiental. El
primero de ellos, la consideración de que esta rama del derecho
obtenga un tratamiento como derecho humano lo cual permite
darle la categoría y el tratamiento que merece. El segundo elemento
reconocido como clave para el derecho ambiental es la absoluta
aplicación del principio de sostenibilidad como rector de las políticas
ambientales, el cual debe estar basado en un análisis económico,
político, social, cultural y ecológico sobre la base de decisiones éticas.
Al mismo tiempo, se realiza el análisis desarrollado por Otis Duncan
sobre la sustentabilidad de una comunidad, la cual según el indica
reside en la interrelación entre los elementos población, organización
social, entorno, tecnología y aspiraciones sociales. El tercer elemento
es el entendimiento de un marco jurídico u ordenamiento sólido, el
cuarto elemento es la implementación del Poder Judicial que es el
encargado de la aplicación de las normas, en este caso ambientales. La
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
18
Romina Caminada Vallejo
transversabilidad en el diseño y aplicación de las normas ambientales
es el quinto elemento y el sexto y no por ello menos importante, la
existencia de una base democrática de respeto a las instituciones y el
correcto uso de los canales democráticos.
Palabras claves
Sostenibilidad, economía verde, medio ambiente y riesgos ambientales.
Abstract
This article takes us through the development of environmental law and
the victories he has achieved in a long journey to start being part of
national political agendas of countries and a global concern. Also leads
us to analyze the different recognition elements necessary for success in
environmental protection, in terms of environmental law implementation
is efficient and effective. Thus reading the article leads us down the
path of recognizing situations and elements necessary for the triumph
of environmental law. The first, the consideration that this branch of
law gets treatment as a human right which allows the category and
gives the treatment it deserves. The second key element recognized as
environmental law is the absolute principle of sustainability as rector of
environmental policies, which should be based on an economic analysis,
political, social, cultural and ecological decisions based on ethics. At the
same time, the analysis is performed by Otis Duncan developed over
the sustainability of a community, which according indicates lies in
the interrelationship between population elements, social organization,
environment, technology and social aspirations. The third element is the
understanding of a solid legal framework or regulation, the fourth element
is the implementation of the judiciary which is the enforcement of the
rules, in this case environmental. The transversability in the design and
implementation of environmental standards is the fifth and the sixth
element, not least, the existence of a democratic basis of respect for the
institutions and the proper use of democratic means.
Keywords
Sustainability, green economy, environment and environmental risks.
Introducción
El derecho ambiental es una rama del derecho vasto en su contenido
y aplicación. Son muchas las áreas del derecho que afectan y cumplen
roles para la aplicación del mismo. Más aún son muchas las carreras
profesionales que deben aunarse a la creación de normas ambientales,
a su regulación, entendimiento, aplicación y realización conjunta de
cada uno de los objetivos del derecho ambiental.
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
19
Ramas del derecho como el derecho comercial, el derecho laboral,
derecho minero, derecho a la propiedad intelectual y variadas
profesiones ubicadas en el área de las ciencias, como la biología, la
geología, la meteorología, la hidrología, la botánica, la bioquímica, etc.,
así como la intervención de otro tipo de profesiones que responden a
una naturaleza tecnológica, como la ingeniería industrial, forestal,
agropecuaria, alimentaria, etc., son instrumentos de aplicación
necesarios en la búsqueda del cumplimiento de un reto, el cual consiste
en la correcta implementación del derecho ambiental siguiendo
lineamientos de eficacia y eficiencia enmarcados en términos reales y
posibles que permitan una mejora en nuestro medio ambiente y por lo
tanto en la vida y salud de cada uno de los ciudadanos que dependen
de la realidad ambiental nacional y mundial.
Todos estos esfuerzos en el área ambiental necesitan, como ya
hemos señalado, de diferentes ramas profesionales y estas de
diferentes ramas del derecho, siendo obviamente la del ambiental
la especialidad donde recaen las labores de sincronización, toma de
decisiones, recolección y final empoderamiento de la información
perteneciente a las competencias de otras áreas, de modo tal que
la suma de conocimientos servirá como base para la orientación de
políticas ambientales.
Hoy en día la problemática ambiental es finalmente una variable real
de consideración por parte de los gobiernos. Sin embargo, el camino
ha sido largo y no tan fácil. El derecho ambiental ha ido poco a poco
llegando a las agendas nacionales. El proceso de toma de conciencia se
dilató en el tiempo pero finalmente forma parte de las preocupaciones
de nuestros políticos y de nuestros gobiernos.
Los inicios del derecho ambiental datan de finales del S. XIX y con
la creación de organizaciones internacionales como las Naciones
Unidas en 1945, llegando a su primer reconocimiento internacional
con la consagrada Declaración de Estocolmo de 1972.1 Hasta ese
momento la preocupación por el medio ambiente y el inicio de un
derecho internacional ambiental se había plasmado en un documento
internacional de rango simplemente declarativo; Declaración
que consistía en la redacción de 26 principios, los que serían los
nuevos estándares y referentes internacionales a los que cualquier
gobierno firmante podía acudir como referente para la aplicación
de los mismos como sus parámetros ambientales. Estos principios
de carácter simplemente declarativo tenían grandes aspiraciones,
las cuales consistían en su incorporación en alguna legislación, lo
cual dependía de la voluntad política. Es decir, que si bien es cierto
algunos gobiernos suscribieron aquellos principios reconocidos
Aguilar, Grethel e Iza, Alejandro. “Manual de Derecho Ambiental para
Centroamérica”. Centro de Derecho Ambiental de la Unión Mundial para la Naturaleza.
Oficina Regional para Mesoamérica. 2005. p 25-28. Disponible en: http://data.iucn.
org/dbtw-wpd/edocs/ELC-017.pdf
1
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
20
Romina Caminada Vallejo
por la declaración de Estocolmo, todo esto se hizo bajo un marco
internacional y referencial; por ello el verse finalmente incorporadas en
legislaciones nacionales haría de estos principios legislación oponible
a los ciudadanos del gobierno que decidiese optar por la incorporación
nacional de los mismos, dejando de lado la calidad simplemente
declarativa para convertirse en ley nacional. Antes de llegar a estas
incorporaciones legislativas o constitucionales, las declaraciones
son simplemente lo que su palabra señala declaraciones de buena
voluntad de los Estados Partes, más no compromisos vinculantes. Por
ello la importancia vital de su incorporación formal en la legislación
nacional.
Siguiendo la línea de desarrollo y avance del derecho ambiental en el
contexto internacional, tenemos que de modo posterior a la Declaración
de Estocolmo se presenta como un segundo hito de desarrollo, en
el año de 1987, el Informe “Nuestro Futuro Común”, más conocido
como el “Informe Brundtland”, el cual da a luz al término “desarrollo
sostenible”. El concepto de desarrollo sostenible queda definido como
“el desarrollo que permite la satisfacción de las necesidades presentes
sin poner en peligro la capacidad de las generaciones futuras para
satisfacer sus propias necesidades”. 2
Por otro lado el trabajo del Panel Intergubernamental de Cambio
Climático creado en 1988, fue vital para el posicionamiento del tema.
El primer informe de evaluación del Panel Intergubernamental de
Cambio Climático entregado en 1990, dio lugar a la iniciativa de las
Naciones Unidas de la Convención Marco sobre Cambio Climático. 3
En 1992, la Asamblea General de las Naciones Unidas acordó realizar
la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo en Río de Janeiro.
“Pensar globalmente, actuar localmente”, fue el lema de la Cumbre de
Río, mediante la cual se acordó presentar a los Estados, los objetivos
de una alianza mundial bajo un plan de acción para el desarrollo
sostenible mundial. 4
La Cumbre de la Tierra congregó a los Jefes de Estado más importantes
y se adoptaron cinco instrumentos internacionales de gran relevancia:
la Declaración de Río de Janeiro sobre Medio Ambiente y Desarrollo, el
Programa o Agenda 21, la Declaración sobre bosques, la Convención
de Naciones Unidas sobre Diversidad Biológica y la Convención Marco
de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.5
2
Vera Esquivel, Germán. “Introducción al Derecho Internacional del Medio
Ambiente”. ARA Editores. Primera Edición 2011. p. 102 citando a Comisión Mundial
del Medio Ambiente y del Desarrollo “Nuestro Futuro Común”. Bogota, Alianza
Editorial colombiana. Colegio Verde de Villa de Leyva, 1988. p 67
3
Galarza, Elsa. Los costos económicos del cambio climático. Economía y Sociedad 67.
CIES. Abril 2008 p. 15
4
Vera Esquivel, Germán, Op. cit., p.107.
5
Vera Esquivel, Op. cit. p. 108.
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
21
Dentro de los instrumentos producidos en el Marco de la Cumbre de
la Tierra, la importancia de la Agenda 21 en el desarrollo del derecho
ambiental internacional tiene un matiz diferencial y este se debe a su
perspectiva de aplicación.
La Agenda 21 señala que la acción local no sustituye a la acción
nacional ni internacional, más bien, las complementa. Los dos pilares
sobre los que se asienta esta Agenda, son por un lado los principios de
gestión ambiental y por otro lado, la toma democrática de decisiones,
analizando ambos principios bajo el concepto de sostenibilidad, lo
cual implica el mantenimiento de la biodiversidad, la salud humana,
la calidad del agua, del aire y del suelo para mantener la vida humana,
animal y vegetal. 6
Es gracias a este documento internacional que los temas ambientales
comienzan a ser entendidos y abordados desde una perspectiva de
acción local. Por otro lado, en el 2002, el objetivo de la Cumbre de
Johannesburgo, estuvo centrado en la obtención de dos tipos de
resultados, por un lado una “Declaración Política” y un “Plan de
Aplicación”, y por otro lado la formación de alianzas para el desarrollo
sostenible, las que encontrarían su sustento en las primeras.7
Ya a partir del 2002 se puede decir que el tema del cambio climático es
el que ha encabezado la agenda ambiental internacional, destacándose
como señala Vera Esquivel, el informe Stern, las opiniones de Al Gore
y la Cumbre de Copenhague sobre Cambio Climático.8
A pesar de los primeros esfuerzos ya referidos por parte del Panel
Intergubernamental de Cambio Climático, es recién con el segundo
informe del 2005 que se mostró mayor evidencia científica de los
cambios en el clima de la tierra, sus impactos y futuras consecuencias
y se proporcionó material para las negociaciones del Protocolo de
Kioto.9 Es así que con la entrega de este segundo informe, por parte del
Panel Intergubernamental de Cambio Climático, el tema del cambio
climático dejó de ser solo un asunto de científicos y empezó a entrar
en las agendas políticas de diferentes países.10
El año 2005, debe ser considerado como un hito importante para el
tema ambiental y por consiguiente del derecho ambiental, ya que una
6
Flores Marbán, Raquel. “La Agenda 21 impulsora del desarrollo sostenible y de
la protección del medio ambiente en Europa y España”. Boletín Económico de ICE No
2899. Del 11 al 17 de Diciembre de 2006. Disponible en: http://www.revistasice.com/
CachePDF/BICE_2899_31-46__8E1D85309A45454E09932F953D53CF8E.pdf
7
Vera Esquivel, op. cit. p.130.
8
Vera Esquivel, op cit. P 135
9
Para ver sobre el Protocolo de Kioto, ver: De Tapia, Raúl y otros. “Manual sobre el
Protocolo de Kioto: ¿Cómo puede contribuir la sociedad civil a su cumplimiento?”.
Edita Fundación Tormes –EB. Impreso en España. Junio 2005. Pa. 109. Disponible en
: http://www.iberdrola.es/webibd/gc/prod/es/doc/publicaciones_kioto.pdf
10
Galarza, Elsa. op. cit. p.15.
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
22
Romina Caminada Vallejo
vez captada la atención y preocupación de la comunidad internacional
es cuando, finalmente se logra elevar tal inquietud al plano de acción
de los gobiernos, y por lo tanto del uso del derecho, como mecanismo
asertivo de control y posible prevención de uso correcto y saludable
de estándares ambientales indicados.
Como podemos apreciar es una lucha de más de 60 años, de un
progreso escalonado y paulatino, relacionado con la incorporación
de los temas ambientales al derecho internacional y a las agendas
nacionales. Ha sido también una lucha del derecho ambiental para
llegar a su reconocimiento como mecanismo orientador, protector y
regulador de los temas ambientales y la aceptación de tales cuestiones
como problemáticas de alta consideración por parte de los Estados.
Desgraciadamente la llegada del derecho ambiental en el marco
internacional y, más aún, en los marcos regionales y nacionales, llega
con posterioridad a los problemas ambientales. Siendo catalogada por
algunos autores como Orlando Rey como una llegada tardía11. Razón
por la cual, se anhela que principios como el principio de prevención o
el principio preventivo empiecen finalmente a obtener un mayor peso
de aplicación en nuestros días, para que de algún modo el derecho
ambiental comience a llegar con antelación a algunos problemas
ambientales.
Así tenemos que, un principio de prevención nos señala que la
gestión ambiental tiene como objetivos el prevenir, vigilar y evitar la
degradación ambiental; y cuando las causas que la generen no sean
posibles de ser eliminadas, se adopten otro tipo de medidas, como
las de mitigación, recuperación, restauración o compensación según
corresponda.12
Por otro lado, el principio precautorio nos señala que cuando exista
un peligro de daño grave e irreversible, es decir un tipo de daño que
contenga ambas características, la falta de certeza científica no podrá
utilizarse como razón para postergar la adopción de medidas eficaces
y eficientes para impedir la degradación del medio ambiente.13
La regularidad en la aplicación de estos dos principios, es en la
actualidad un nuevo reto a abordar por parte del derecho ambiental.
Es decir, que el derecho ambiental empiece a tener una llegada a
priori a los futuros problemas ambientales o a las futuras y no por
ello lejanas consecuencias ambientales, producto de problemas
Ver Rey, Orlando. “Retos en la Implementación del Derecho Ambiental”. Biblioteca
Ambiental del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. p 8-9. Disponible
en: http://www.pnuma.org/deramb/actividades/gobernanza/cd/Biblioteca/Derecho%
20ambiental/03%20Retos%20del%20Derecho%20Ambiental.pdf
12
Carhuatocto Sandoval, Henry. “Los principios del Derecho Ambiental en la
Ley General del Medio Ambiente”. p. 16. Disponible en: http://xa.yimg.com/kq/
groups/15536342/2021945107/name/LOS+PRINCIPIOS+DEL+DERECHO+AMBIEN
TAL.pdf
13
Ibid, p.19.
11
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
23
actuales de naturaleza medio ambiental; y así lograr la aplicación
y la consolidación de aquella naturaleza preventiva que es parte
fundamental de este derecho ambiental.
A todo lo expuesto, es importante decir que el éxito del desarrollo
ambiental reflejado en la conservación de nuestro medio ambiente
a nivel mundial, no solo depende del desarrollo progresivo de los
estándares internacionales, o de las incorporaciones constitucionales
del tema, o de las producciones legislativas, o de la creación de
ministerios e instituciones dirigidos a la protección del mismo, sino
de la suma de todas estas medidas y demás formas de aplicación de
las mismas, sinergia que explicaremos a continuación.
Componentes a tomar en consideración para la
obtención exitosa de objetivos claros en el plano
ambiental
La existencia de una voluntad política por parte de los gobiernos,
el interés de nuestros diferentes partidos políticos y el estudio que
realicen agencias de organismos internacionales, como son los
realizados por las Naciones Unidas mediante por ejemplo el Programa
de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, configuran elementos de
base, de impulso e incentivo de conciencia ambiental. Sin embargo,
todo este tipo de esfuerzos, llámese voluntad política y/o incentivos
políticos internacionales, carecería de todo real significado de
aplicación triunfante dentro de las variantes destinadas a la creación
de una fórmula de éxito de los temas ambientales y por ende del
derecho ambiental si es que no llega a entenderse que otras variables
son más que necesarias para la obtención de tales logros comunes.
Estas llamadas variables adicionales y no por ello secundarias,
responden a otro tipo de labor por emprender. Nos referirnos a la
educación y cultura ambiental, a las campañas de sensibilización, de
información, no por gusto uno de los principios rectores del derecho
ambiental son el derecho de información y el derecho de participación
ciudadana .La aplicación de esos principios tiene un peso clave dentro
de los retos de implementación y aplicación del derecho ambiental.
El conocimiento real de las problemáticas ambientales debe llegar
a la ciudadanía, a través de diferentes medidas que pueden ser
adoptadas a través de las distintas competencias que manejan cada
ministerio o cada entidad regional, local o municipal. Hay que tomar
más que en cuenta que la población es la que optará día a día por
una aplicación de las medidas ambientales impuestas por ley y que
desgraciadamente, muchas veces le resultan desconocidas. Esta falta
de información no comulga con una política de fomento a un medio
ambiente sano basado en el principio de sostenibilidad y, menos aún,
en los principios de aplicación a priori ya mencionados.
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
24
Romina Caminada Vallejo
De la existencia de medidas legislativas coherentes, así como la
presencia de gobiernos que apliquen sus políticas de modo transversal,
dependerá el éxito de protección del medio ambiente. Caso contrario,
quedaría simplemente un listado de leyes que pretenden proteger el
medio ambiente. La consideración de estos componentes de naturaleza
diferente nos lleva a la pregunta: ¿cuál sería la receta para alcanzar
el éxito en la protección del medio ambiente, en términos de que la
aplicación del derecho ambiental resulte eficiente y eficaz?
La fórmula a diseñar es algo compleja y cada una de sus variables
se descompone en diferentes matices de correcta aplicación. Aquí
trataremos de esbozar tal fórmula, entendiendo que cada componente
tiene una ramificación de elementos para su cabal entendimiento. Es
así que para el éxito del derecho ambiental necesitamos de:
a) El reconocimiento del derecho ambiental como derecho humano que es
Esta afirmación que puede verse consolidada mediante el
reconocimiento constitucional del derecho a un ambiente sano y
a una calidad de vida por parte del ciudadano, derechos de los
cuales María del Carmen Carmona14 nos habla abiertamente en su
artículo “Derechos Humanos y Medio Ambiente”, y que son puntos
que nos deja en claro la esencia del derecho ambiental y de su
calidad como derecho humano15. Un derecho humano de tercera
generación, reflejado en un derecho al Medio Ambiente, y un
derecho al Desarrollo, derechos cuyos logros de objetivos dependen
de la colectividad y no solo de un individuo. El alcance de sus
metas depende de comunidades, de la comunidad internacional y
de la clara intervención de los Estados y sus gobiernos.
Si no logramos el reconocimiento del derecho ambiental, al
estándar de un derecho a un medio ambiente sano, de un derecho
a una calidad de vida, a la categoría de derecho humano, restamos
importancia al mismo, quitamos la real perspectiva que el tema
tiene y dejamos de sintonizar el objetivo que merece el desarrollo
sostenible, el que se relaciona con la vida de las presentes
generaciones y de las futuras generaciones.
El derecho ambiental siempre estará relacionado con los derechos
humanos de todas las personas y con mayor énfasis de grupos
vulnerables como lo son los pueblos indígenas y las poblaciones que
14
Ver Carmona Lara, María del Carmen. “Derechos Humanos y Medio Ambiente”.
Artículo que forma parte de la biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones
Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México UNAM. p.5, 13-17. Disponible
en: http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/6/2759/4.pdf.
15
Nuestra actual Constitución Política de 1993 acoge este derecho a través de su artículo
2.11, al señalar “Toda persona tiene derecho de toda persona a la paz, a la tranquilidad,
al disfrute del tiempo libre y al descanso, así como a gozar de un ambiente equilibrado y
adecuado al desarrollo de su vida”. El tema ambiental sigue protegido en el Capítulo II
“Del Ambiente y los Recursos Naturales”, en sus artículos 66 al 69.
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
25
viven en extrema pobreza. Y ¿por qué decimos algo así? La respuesta
es muy fácil, el primer grupo en mención, los pueblos indígenas16
corresponden a grupos poblaciones que aplican de mejor modo el
principio de sostenibilidad del cual hablamos y rigen sus vidas de
manera increíble con tal principio y las labores del derecho ambiental.
Son los pueblos indígenas los que sin matricularse en cursos básicos
ni avanzados de Derecho al Desarrollo Sostenible, los que hacen
uso de los recursos naturales de modo inteligente y eficiente. Sus
condiciones de vida, sus tradiciones, son un correlato viviente de
una perfecta aplicación del principio de sostenibilidad. Ahora, en
relación con el segundo grupo referido a las poblaciones que viven en
extrema pobreza, tenemos que los efectos negativos de los desastres
naturales afectan de manera directa a las poblaciones pobres ya que
estas son las que viven directamente de la naturaleza, de su materia
prima, son los grupos poblacionales que tienen menores recursos
para protegerse de los efectos que trae el cambio climático para la
naturaleza. Es así que los desastres naturales siempre afectan a
estos grupos vulnerables de manera trascendental. Con este último
punto queda reafirmada la vinculación de los temas de derechos
humanos con el derecho ambiental, no solo por el derecho a una vida
sana y de calidad que tiene todo ser humano, sino por la vinculación
necesaria del derecho ambiental con los grupos vulnerables
mencionados, quienes son materia de especial protección por los
derechos humanos y que se encuentran en una estrecha y dinámica
relación con el medio ambiente y sus problemáticas.
El concepto de calidad de vida, ligado directamente con el derecho
a la vida, derecho humano por excelencia, empieza a jugar un rol
preponderante en la aplicación de políticas medio ambientales,
ya que como señala María del Carmen Carmona en el artículo ya
referido, el vínculo existente entre los derechos humanos y los
derechos ambientales se encuentra en la existencia de elementos
que establecen la conexión entre ellos, los que responden a dos
categorías, el elemento humano plasmado en un orden jurídico y
al mismo tiempo en su efectividad para garantizar el respeto a los
derechos humanos, y el elemento material que pone al desarrollo
sustentable como requisito esencial para obtenerlo.17
b)Aplicación del principio de sostenibilidad como rector de toda
política ambiental
Este derecho humano al Medio Ambiente y al Desarrollo18, implica
la aplicación de un principio rector en el ámbito ambiental, el
Para Pueblos Indígenas, ver : Sistema de las Naciones Unidas en el Perú. Disponible
en: http://www.onu.org.pe/Publico/infocus/pueblosindigenas.aspx
17
Carmona Lara, María del Carmen. Op. Cit. p.8.
18
Ver Amnistía Internacional, “La Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Los Derechos Humanos de Tercera Generación”. Disponible en: http://www.
amnistiacatalunya.org/edu/es/historia/dh-futuros.html
16
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
26
Romina Caminada Vallejo
principio de sostenibilidad, el cual debe estar basado en un análisis
económico, político, social y cultural y ambiental sobre la base de
decisiones tomadas bajo consideraciones éticas. El eficiente uso
de los recursos, tomando en cuenta la limitación de la pobreza y la
equidad social, el respeto a las diversas culturas y la preservación
del medio ambiente, sobre la base de políticas públicas e inversiones
privadas éticas, es el objetivo de dinámica ambiental que busca el
desarrollo sostenible19
En este sentido, resulta muy interesante la propuesta de
Guimarães, a partir de una imagen sugerida inicialmente por Otis
Duncan, y citado por Carmona, cuando acertadamente señala, que
la sustentabilidad de una comunidad va a residir de la interrelación
entre los elementos: población, organización social, entorno,
tecnología y aspiraciones sociales.20
Mientras Otis Duncan, citado por la misma Carmona, señala que la
calidad de vida es la forma de determinación de la sustentabilidad
de una comunidad en espacio y tiempo determinados y que dicha
sustentabilidad va a depender del equilibrio dinámico de elementos
claves como la población, la organización social, el entorno, el
territorio, la tecnología aspiraciones sociales.
Así tenemos, que el primer elemento, referido a la población, nos va
a permitir estudiar varios factores que dan índices de la calidad de
vida, como son los aspectos demográficos, migratorios, ambientales,
de control poblacional, etc. Dentro del análisis correspondiente a este
elemento población, encontramos diferentes factores que pueden
concluir en un mejor estudio del contexto bajo el cual se puede
desarrollar una vida y al fin y acabo desarrollar una calidad de vida.21
Es ahí que nos damos cuenta que la transversabilidad en el tema
ambiental ocupa un sitio preponderante de aplicación, aspecto que
abordaremos más adelante como otra variable necesaria para el
alcance del éxito por parte de una política ambiental de protección
al medio ambiente.
Barrerira, Ana; Ocampo, Paula; y Recio, Eugenia, Medio Ambiente y Derecho
Internacional: Una Guía Práctica. Caja Madrid, e Instituto Internacional de Derecho y
Medio Ambiente (IIDMA) Madrid 2007. p 35 y 36
Declaración de Rio sobre Medio Ambiente y Desarrollo, 1992. Disponible en: http://
www.pnuma.org/docamb/dr1992.php y Declaración de Johannesburgo sobre el
Desarrollo Sostenible en: UN Department of Economic and Social Affairs. Division for
Sustainable Development. Desde nuestro origen hasta el futuro. Disponible en: http://
www.un.org/esa/sustdev/documents/WSSD_POI_PD/Spanish/WSSDsp_PD.htm
20
Carmona, María del Carmen, Op. Cit. p 9. Cita a: Guimarães P., Roberto “La ética
de la sustentabilidad y la formulación de políticas de desarrollo” Revista Ambiente
y Sociedad, núm. 2, 1998 (Campinas, Brazil), primer semestre, p. 5-24 a partir de
ideas descritas por Ducan, Otis “From Social System to Ecosystem”, Social Inquiry”,
Chicago, núm. 31, invierno, 1961, p. 140-149.
21
Carmona, María del Carmen, Op.Cit. p 9. Cita a: Ducan, Otis “From Social System
to Ecosystem”, Social Inquiry”, Chicago, núm. 31, invierno, 1961, p. 140-149.
19
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
27
El tema poblacional tiene que ver con factores como la alimentación,
el agua potable, los grupos étnicos, con el mismo medio ambiente,
y la necesidad de adopción de políticas de protección de medio
ambiental a favor de las poblaciones en riesgo. 22
Como podemos observar hasta el momento un gran porcentaje de
los Objetivos del Milenio de las Naciones Unidas se encuentran
inmersos en este análisis que estamos realizando. Es decir se
encuentran presentes como factores en nuestras variantes. Entre
los objetivos del Milenio, comunes al estudio en mención, tenemos,
la erradicación de la pobreza extrema y el hambre, la reducción de la
mortalidad infantil, el mejoramiento de la salud materna, así como
la lucha por la garantía de la sostenibilidad del medio ambiente y
el fomento de una asociación mundial para el desarrollo.23
Retomando el análisis de los elementos, tenemos que el tema de
la organización social se relaciona con los derechos políticos
vinculados con las democracias y las formas de gobierno, las
formas de gestión del agua y del territorio. Estando al mismo tiempo
vinculado con los derechos de participación, de asociación, dándole
relevancia al derecho de información. Por otro lado el elemento
entorno se relaciona directamente con el medio ambiente y todos
los temas relacionados al mismo, las áreas naturales protegidas,
la protección a la biodiversidad, el acceso a los recursos genéticos,
la contaminación, los tóxicos. El elemento territorio tiene que ver
con el ordenamiento territorial, con temas como la propiedad de las
tierras, la planeación urbana. El elemento tecnología responde a
temas de derecho, como la propiedad intelectual, las patentes, las
marcas, el acceso a los recursos naturales o genéticos. Y finalmente,
las aspiraciones sociales que abarcan las metas que la sociedad
desea plantearse como tal, entre ellas, el mejoramiento ambiental,
la calidad de vida, el bienestar, el desarrollo, etc. 24
c) Entendimiento de un marco jurídico u ordenamiento sólido
El respeto a la palabra empeñada bajo los diferentes compromisos
adoptados por medio de los tratados internacionales ratificados
por el gobierno así como el trabajo de un marco legal coherente
que no permita la yuxtaposición de las normas, el desorden
jurídico y la introducción de normas cuya redacción jurídica esté
erróneamente basada en el alcance de objetivos utópicos y/o
imposibles sociales, mediante la idealización de metas alejadas de
una realidad económica, social y política y otras veces simplemente
contradictorias entre sí. 25
Carmona, María del Carmen Op. Cit. p. 9-10.
Sistema de Naciones Unidas en el Perú. Disponible en: http://www.onu.org.pe/
Publico/odm/odm.aspx
24
Carmona Lara, María del Carmen. Op. cit. p. 10-12
25
Rey, Orlando. Op. Cit .p 9-11.
22
23
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
28
Romina Caminada Vallejo
El trabajo de manejar un marco legal coherente, es una labor ardua
que necesita del estudio y la continua revisión de normas antiguas
ya expiradas o reemplazadas por nuevas para así lograr una fluidez
del cuerpo legal nacional bajo una misma concepción de respeto al
derecho ambiental.
d)Implementación del Poder Judicial
Del mismo modo la implementación legal no llegaría a ningún
rumbo de escaso éxito del derecho ambiental y por lo tanto del
respeto al medio ambiente, si el poder judicial, aquel poder del
Estado que dentro de un Estado democrático es el ente encargado
de la aplicación e interpretación de las normas, no se encuentra
actualizado y entrenado en esta área del derecho. Por ello la
importancia de la capacitación de este poder del Estado, en esta
rama del derecho que es relativamente contemporánea.
e) Transversabillidad en el diseño y aplicación de las políticas
ambientales
Otra variante extremadamente vital para la evaluación de buenos
resultados, es el tema de la gestión gubernamental de modo
transversal, la cual recae de modo especial en el Poder Ejecutivo,
en cada uno de los Ministerios que conforman este poder del
Estado. Es así que la política medio ambiental, los parámetros,
guías, enfoques, soportes y aplicación de un Plan Nacional de
Medio Ambiente, del cuerpo jurídico que respalda las medidas
ambientales, o de la aplicación de los convenios internacionales
suscritos, va a depender en gran medida de un trabajo transversal
más que necesario de cada norma ambiental.
No podemos entender por ejemplo que la aplicación del un Plan
Nacional de Medio Ambiente dependa solo de un Ministerio del
Ambiente, no podemos entender que una política de Estado
alcanzará de modo responsable y sensato la implementación
de una política ambiental sin que exista un trabajo de análisis
transversal de los temas y de final reconciliación de perspectivas
en las medidas que se adopten.
Es así, que debemos entender que muchas de las carteras
ministeriales se encuentran altamente relacionadas con los
objetivos de un Ministerio del Ambiente. Así tenemos al Ministerio
de Agricultura, el Ministerio de Energía y Minas, el Ministerio de
Economía y Finanzas, el Ministerio de la Producción, el Ministerio
de Comercio Exterior y Turismo, el Ministerio de Salud, el Ministerio
de Transporte y Comunicaciones, entre otros y tal vez menores
niveles de relación, pero de ningún modo mínimos y menos aún
nulos, el Ministerio de Educación y el Ministerio de la Cultura, por
ejemplo.
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
29
No podría existir una política real de medio ambiente por parte
de un gobierno, si cada Ministerio trabaja de modo aislado para
la obtención de objetivos nacionales medio ambientales. Más
aún, es ingenuo pensar que el tema ambiental sea un tema de
objetivos cuyo espectro de acción solo depende de la activación
de las competencias de un Ministerio del Ambiente, o peor aún,
pensar que esas competencias son autónomas, sin vínculo alguno
a otros ministerios, instituciones o gobiernos locales o municipales.
Pensar de este modo desembocaría en resultados contradictorios,
poco entendibles, y en el mejor de los casos escasamente exitosos.
Resultados que se verían reflejados, por ejemplo, en que temas
ambientales resulten teniendo distintas lecturas por parte de
algunos de los ministerios involucrados en tales problemáticas,
derivando en una disputa fáctica de competencias ministeriales, o
en un ir y venir de producciones legislativas.
El manejo transversal de las carteras ministeriales es una tarea
difícil, ardua y hasta titánica. Significa y se traduce en remisión de
documentos, constante comunicación entre las partes involucradas,
voluntad de entendimiento y de negociación. No es fácil, pero es el
único modo de trabajar para el presente y para el futuro. Es el modo
que permitirá el alcance de políticas consolidadas, comprensibles y
posibles; evitando que los programas o políticas medio ambientales
terminen siendo parches casuales y contemporáneos, capaces de
sufrir mutaciones dependiendo de los gobiernos y autoridades en
funciones.
Así tenemos que un Ministerio de Comercio Exterior y Turismo
es fundamental para la recepción e ingreso paulatino de una
economía verde en un país. Una economía verde es una opción
de política económica que lleva como base el respeto al medio
ambiente y la aplicación del principio de sostenibilidad, mediante
la implementación de medidas comerciales, económicas, laborales
que no transgredan el medio ambiente y que en pocas palabras
apliquen el concepto de sostenibilidad en gran medida, donde
el uso eficiente de los recursos es la línea de conducción de las
medidas a adoptar, donde ese uso eficiente e inteligente tenga
como meta el razonamiento entendido que los recursos naturales
no solo pertenecen a la generación presente sino también a las
futuras generaciones.
“El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente considera
que una economía verde debe mejorar el bienestar del ser humano
y la equidad social, a la que vez que reduce significativamente los
riegos ambientales y las escaseces ecológica. En su forma más
básica una economía verde sería aquella que tiene bajas emisiones
de carbono, utiliza los recursos de forma eficiente y socialmente
incluyente. En una economía verde el aumento de los ingresos y
la creación de empleos deben derivarse de inversiones públicas
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
30
Romina Caminada Vallejo
y privadas destinadas a reducir las emisiones de carbono y la
contaminación, a promover la eficiencia energética así como el uso
de los recursos, y a evitar la pérdida de la diversidad biológica y de
servicios de los ecosistemas. Dichas inversiones han de catalizarse
y respaldarse con gasto público selectivo, reformas políticas y
cambios en la regulación. El camino hacia el desarrollo debe
mantener, mejorar y, donde sea necesario, reconstruir el capital
natural como activo económico fundamental y fuente de beneficios
públicos, especialmente para las personas desfavorecidas suyo
sustento y seguridad dependen de la naturaleza”. 26
Esta política de economía verde, permite tomar en consideración
variante nuevas, como lo son el tema pobreza, el tema de inclusión
social, y el tema de desarrollo. Como señala el Informe del
Programa de Naciones para el Medio Ambiente, se necesita tomar
muchos pasos adelante y preparar el camino de transición de una
economía marrón a una economía verde, lo que el informe identifica
como circunstancias favorables específicas, las que consisten en
normativas, políticas, subsidios e incentivos nacionales sin dejar
de lado obviamente el marco referencial internacional como lo es el
mercado internacional y los protocolos de comercio. 27
Son muchos los factores que dificultan la transición hacia una
economía verde, transformación que implicaría el enverdecimiento
progresivo de las diferentes carteras ministeriales a partir de la
adopción de normativas competencia de sus carteras, como
los mencionados subsidios e incentivos nacionales, o la alza de
aranceles a determinados productos no ecológicos, competencias
que corresponderían abordar a un Ministerio de Comercio Exterior
y Turismo, el cual podría implementar medidas responsables que
reflejen el apoyo a una economía verde, mediante la dación de
aranceles que castiguen aquellos productos que dañen el medio
ambiente. Es decir, adoptar un pensamiento de defensa a nuestro
medio ambiente ante alguna firma de tratado internacional en
materia comercial que la pueda perjudicar. Así como medidas
comerciales incentivadoras de consumo de productos ecológicos.
Medidas que pueden adoptarse en marcos regionales e
internacionales.
De manera sincronizada a la adopción de estas medidas, el
Ministerio de Agricultura podría intervenir con políticas referidas
al agro que frenen o desincentiven el consumo de pesticidas u otros
elementos básicos para las cosechas, que sean productos que por
su composición se opongan a una salud alimentaria o que puedan
significar un gran peligro para nuestra biodiversidad. Las políticas
Informe “Hacia una Economía Verde” del Programa de Naciones Unidas para el
Medio Ambiente. p. 01-02 (01) Disponible en : http://www.unep.org/greeneconomy/
Portals/88/documents/ger/GER_synthesis_sp.pdf
27
Loc. Cit. p. 01-02 (01).
26
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
31
agrarias deben ir de la mano con lo señalado por nuestra Política
Nacional de Medio Ambiente, respetando la ratificación de convenios
internacionales como el Convenio de Biodiversidad, ateniéndonos
al respeto e incentivo de nuestra biodiversidad, y al entendimiento
que esta debería ser nuestra característica primordial como país.
El trabajo realizado por algunos privados en el cultivo y fomento
de productos orgánicos, es una prueba de ello. Si los privados
han trabajado y apostado por ello, con políticas empresariales de
mediano plazo, logrando que campesinos puedan hoy en día vivir
del cultivo de tales productos mediante la comercialización de los
mismos a empresas privadas peruanas, quedando claro que las
cosas se pueden hacer bien. Y es así, que si ha existido la inversión
privada para la generación de estos puestos de trabajo verde, y este
ciclo de producción, comercio y consumo enverdecido y exitoso,
es entonces más que posible y necesario, que la inversión pública
pueda bajo los mismos parámetros sostenibles, y por ello, social/
cultural, político, económico y ecológicamente responsable, aplicar
esta misma ruta triunfante en distintos sectores viables a ser
enverdecidos.
Parte de las políticas planteadas en el discurso de nuestro
Ex- Primer Ministro Salomón Lerner, del 25 de agosto de 2011
ante el Congreso de la República28, resultan asertivas, teniendo
como objetivo la inclusión productiva al mercado de productores
campesinos que viven en condiciones de subsistencia, usando
herramientas políticas como la existencia de un agrobanco, la
implementación de proyectos de irrigación y la idea de un censo
agropecuario, puntos que toman en cuenta el aspecto social, el
tema del territorio, uso eficiente de tierras y activación económica
social de un sector tan importante de nuestra economía que es
al igual que el sector ganadero y la pesca, son fuentes de trabajo
de un gran porcentaje de nuestra población y al mismo tiempo
son sectores cuyo dirección representarán el respeto a una política
ambiental responsable.
Otros ejemplos de transversabilidad aplicada en un poder
ejecutivo, se encuentran en la implementación de medidas
preventivas de contaminación del medio ambiental a través de un
Ministerio de Transporte y Comunicaciones que no puede ser ajeno
a una política de medio ambiente, cuando son los automóviles
grandes contaminantes de nuestras ciudades. Así tendríamos la
intervención de un Ministerio de Transporte y Comunicaciones en
la adopción de medidas pro- ambientales como la restricción a la
circulación de vehículos terrestres de gran antigüedad, ya que los
motores pueden perjudicar gravemente nuestro medio ambiente
Exposición de la Política General del Gobierno y principales Medidas de Gestión por
el Señor Presidente del Consejo de Ministros, Salomón Lerner Ghitis ante el Congreso
de la Republica, 25 de Agosto de 2011. Disponible en: http://e.elcomercio.pe/66/
doc/0/0/3/8/6/386179.pdf
28
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
32
Romina Caminada Vallejo
tomando en consideración el alto grado de emisión de carbono que
producen.
Asimismo, un Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento
que podría trabajar en la elevación de estándares nacionales en
temas de urbanización y construcción. Además, debería abordar con
mayor rigurosidad el previo estudio de cada uno de sus proyectos
a desarrollar. Es así que existen muchos temas desarrollados por
esta cartera que se relacionan con la problemática ambiental. Para
mencionar uno de ellos tenemos la construcción de carreteras.
Las carreteras son vitales para el desarrollo de las poblaciones en
diferentes temas como el comercio, es por ello que este Ministerio
no puede ser ajeno a tal problemática y debe tomar en cuenta la
finalidad y objetivo en la construcción de carreteras, teniendo que
tomar en consideración el análisis de las poblaciones favorecidas por
estos proyectos, formulándose preguntas como, ¿A qué pueblos son
los que finalmente conectarían estas carreteras?, ¿Quiénes harán
uso de las mismas? ¿Reduciría los gastos de tales poblaciones?
¿Tal proyecto dejaría de encarecer los productos de venta de las
poblaciones vulnerables? ¿Permitiría a tales poblaciones obtener
precios más competitivos, con lo que incentivaría un mayor
consumo de sus productos o materia prima objeto de comercio? y
¿tal vez finalmente les permitiría a estos grupos poblacionales tener
una esperanza concreta para salir de la extrema pobreza? Siempre
entendiendo que todas estas interrogantes son componentes de
esa dinámica analizada de calidad de vida vinculada directamente
al tema ambiental.
Un ingreso acompasado de los considerandos señalados lleva
consigo la implementación de una economía verde, un trabajo que
debe verse impulsado en todos los estratos del gobierno.
Esta transversabilidad reconocida por el Política Nacional de Medio
Ambiente no solo pasa por su aplicaron a nivel de Poder Ejecutivo,
sino en todos los niveles de poder, desde el gobierno nacional,
pasando por los gobiernos regionales, locales y municipales.
Grandes directivas y pequeñas implementaciones bajo un misma
línea rectora es a lo que debe estar dirigida una responsable política
ambiental que aspire tener un real abordaje de la problemática
ambiental nacional.
El informe sobre Economía Verde del Programa de Naciones
Unidas para el Medio Ambiente titulado, “Hacia una Economía
Verde” demuestra que el enverdecimiento de la economías no debe
ser un problema para el crecimiento sino un nuevo incentivo del
crecimiento, pudiendo ser considerada tal vez, como una nueva
táctica para erradicar la pobreza, a través de los intentos de
motivación a aquellas personas encargadas de la formulación de
políticas y también mediante la creación de las condiciones propicias,
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
33
ya antes referidas, para que de este modo se pueda incentivar una
mayor inversión. Como bien señala el informe, la motivación hacia
este incentivo de inversión se puede encontrar en una base de
argumentos económicos, que buscan sustentar un cambio en la
inversión tanto pública como privada, permitiendo de este modo,
el hallazgo acertado de sectores claves a ser enverdecidos. Este
informe pretende mostrar como una economía verde puede reducir
la pobreza a partir del fomento de un empleo en sectores claves
y basados en la aplicación del principio de sostenibilidad, como
la agricultura, la ganadería, la pesca, la silvicultura, concluyendo
finalmente en las políticas dirigidas a la reducción o eliminación de
subsidios perjudiciales para el medio ambiente. 29
Obviamente la responsabilidad de carteras tan ligadas a
problemáticas ambientales como el Ministerio de Energía y Minas
tiene una tarea titánica de buscar el punto justo de encuentro,
equilibrio y reconciliación entre una política extractiva y una
política ambiental y socialmente responsable.
Las consideraciones ambientales están ligadas a la extracción
y al uso eficiente e inteligente de mucho de nuestros recursos
naturales, es decir el fomento de una política extractiva con
bases de responsabilidad social y ambiental ya mencionadas,
desarrollada esta última bajo el principio de desarrollo sostenible.
El compromiso señalado en el discurso del 26 de agosto de 2011,
de una transformación de la actual matriz energética nacional
dependiente de los hidrocarburos a una donde los recursos
renovables tengan mayor participación es un ejemplo de ello. El
desarrollo de proyectos energéticos a mediano y largo plazo, la
determinación que las futuras concesiones sobre utilización de
los recursos naturales renovables serán a plazo determinado, la
construcción de hidroeléctricas, el desarrollo de redes de energías
más económicas y ambientalmente pertinentes son aspectos
positivos a considerar.
f) La existencia de una base democrática de respeto a las
instituciones y canales democráticos
El enfoque que corresponde plantear a una política pública sana
debe responder a bases de responsabilidad social bajo la utilización
de instrumentos económicos provenientes de una economía de
mercado responsable y un estado de derecho que está caracterizado
por un régimen democrático reflejado en la separación de poderes
e institucionalidad con una garantía de respeto a los derechos
humanos.
29
Informe “Hacia una Economía Verde” Op. Cit. p. 02.
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
34
Romina Caminada Vallejo
Conclusiones
Debemos considerar que los retos de una política y de un derecho
ambiental vienen aunados a un análisis y una práctica totalmente
transversal del principio de sostenibilidad con el análisis conjunto de
pilares fundamentales como son los aspectos económicos, políticos,
sociales/ culturales y los ecológicos, tomando principios éticos como
soporte de los mismos, bases que deben ser analizadas transversalmente
con una serie de elementos como población, organización social,
tecnología, territorio y aspiraciones sociales. Este análisis dinámico
otorgado por los estudiosos de la problemática ambiental, ya antes
mencionados, es de característica totalmente transversal, desde los
pilares de acción hasta cada realidad perteneciente a cada uno de
los factores listados, lo que permite el entendimiento real de cada
problemática y el ataque de raíz a cada componente, obteniendo como
resultados indicadores positivos no solo de resultados sino de real
impacto en la vida de cada grupo poblacional existente en el Perú y
al mismo tiempo de manera global, de todo el Perú como una unidad.
La aplicación del principio de sustentabilidad necesita claramente
de la aplicación transversal de cada elemento en mención. Como
señala Otis Ducan, solo se logrará la sustentabilidad con el equilibrio
dinámico de los elementos ya referidos30. Es decir, cada vez que se
estudie una posible política ambiental deberá analizarse la satisfacción
de aquellos elementos.
Finalmente, podemos sintetizar que el éxito de un política ambiental
está basada en esta especial dialéctica y sinergia de los elementos en
mención, de modo transversal y sostenible, sin dejar de considerar
su característica colectiva, donde el trabajo de todos implica la real
efectividad y eficiencia de los proyectos, por lo que es necesaria la
aplicación de los principios de información y participación ciudadana
sostenidos por una democracia que permita la representación de los
ciudadanos, el respeto a los derechos humanos, a la separación de
poderes , al estado de derecho, a las instituciones y al orden jurídico
establecido.
30
31
Carmona, María del Carmen. Op. cit. p.9. Cita a: Duncan, Otis. Op. Cit.
Carmona, María del Carmen. Op. cit. p.9. Cita a: Duncan, Otis. Op. Cit.
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El Derecho Ambiental desde una perspectiva de Derechos Humanos y de eficaz gestión gubernamental
35
BIBLIOGRAFÍA
AGUILAR, Grethel e IZA, Alejandro. “Manual de Derecho Ambiental
para Centroamérica”. Centro de Derecho Ambiental de la Unión
Mundial para la Naturaleza. Oficina Regional para Mesoamérica.
2005. Disponible en: http://data.iucn.org/dbtw-wpd/edocs/ELC017.pdf
Amnistía Internacional, “La Declaración Universal de los Derechos
Humanos. Los Derechos Humanos de Tercera Generación”. Disponible en:
http://www.amnistiacatalunya.org/edu/es/historia/dh-futuros.html
BARREIRA, Ana; OCAMPO, Paula; y RECIO, Eugenia, “Medio Ambiente
y Derecho Internacional: Una Guía Práctica”. Caja Madrid, e Instituto
Internacional de Derecho y Medio Ambiente (IIDMA) Madrid 2007.
CARMONA LARA, María del Carmen. “Derechos Humanos y Medio
Ambiente”. Artículo que forma parte de la biblioteca Jurídica Virtual
del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional
Autónoma de México UNAM. Disponible en: http://biblio.juridicas.
unam.mx/libros/6/2759/4.pdf.
CARHUATOCTO SANDOVAL, Henry. “Los principios del Derecho
Ambiental en la Ley General del Medio Ambiente”. Disponible en:
http://xa.yimg.com/kq/groups/15536342/2021945107/name/LO
S+PRINCIPIOS+DEL+DERECHO+AMBIENTAL.pdf
DE TAPIA, Raúl y otros. “Manual sobre el Protocolo de Kioto: ¿Cómo
puede contribuir la sociedad civil a su cumplimiento?”. Edita Fundación
Tormes –EB. Impreso en España. Junio 2005. Disponible en: http://
www.iberdrola.es/webibd/gc/prod/es/doc/publicaciones_kioto.pdf
FLORES MARBAN, Raquel. “La Agenda 21 impulsora del desarrollo
sostenible y de la protección del medio ambiente en Europa y España”.
Boletín Económico de ICE No 2899. Del 11 al 17 de Diciembre de
2006. Disponible en: http://www.revistasice.com/CachePDF/BICE_
2899_3146__8E1D85309A45454E09932F953D53CF8E.pdf
GALARZA, Elsa. “Los costos económicos del cambio climático”.
Economía y Sociedad 67. CIES. Abril 2008.
REY, Orlando. “Retos en la Implementación del Derecho Ambiental”.
Biblioteca Ambiental del Programa de Naciones Unidas para
el Medio Ambiente. Disponible en: http://www.pnuma.org/
deramb/actividades/gobernanza/cd/Biblioteca/Derecho%20
ambiental/03%20Retos%20del%20Derecho%20Ambiental.pdf
VERA ESQUIVEL, Germán. “Introducción al Derecho Internacional del
Medio Ambiente”. ARA Editores. Primera Edición 2011. p. 102 citando
a Comisión Mundial del Medio Ambiente y del Desarrollo “Nuestro
VOX JURIS(24) 2, 2012
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
36
Romina Caminada Vallejo
Futuro Común”. Bogotá, Alianza Editorial colombiana. Colegio Verde
de Villa de Leyva, 1988.
Constitución Política Peruana de 1993.
Sistema de las Naciones Unidas en el Perú. Disponible en: http://
www.onu.org.pe/Publico/infocus/pueblosindigenas.aspx
Declaración de Johannesburgo sobre el Desarrollo Sostenible en: UN
Department of Economic and Social Affairs. Division for Sustainable
Development.. Desde nuestro origen hasta el futuro. Disponible
en:
http://www.un.org/esa/sustdev/documents/WSSD_POI_PD/
Spanish/WSSDsp_PD.htm
Declaración de Rio sobre Medio Ambiente y Desarrollo, 1992.
Disponible en: http://www.pnuma.org/docamb/dr1992.php
Informe “Hacia una Economía Verde” del Programa de Naciones
Unidas para el Medio Ambiente. Disponible en: http://www.unep.
org/greeneconomy/Portals/88/documents/ger/GER_synthesis_
sp.pdf en Internet.
LERNER GHITIS, Salomón, Exposición de la Política General del
Gobierno y principales Medidas de Gestión por el Ex Señor Presidente
del Consejo de Ministros, ante el Congreso de la República, 25
de Agosto de 2011. Disponible en: http://e.elcomercio.pe/66/
doc/0/0/3/8/6/386179.pdf
Sistema de Naciones Unidas en el Perú. Disponible en: http://www.
onu.org.pe/Publico/odm/odm.aspx
rominacaminada@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 17-36, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
37
Manuel González Prada
EL PATHOS DE LA LIBERTAD Y EL
LOGOS DE LA RACIONALIDAD EN
MANUEL GONZÁLEZ PRADA
Jorge Luis Godenzi Alegre
Abogado, con estudios culminados en Maestría y Doctorado. Consultor Legal.
Catedrático de la Facultad de Derecho de la Universidad San Martin de Porres y
Presidente del Instituto: “Vida y Salud”.
Recibido: 19 de diciembre de 2012
Aceptado: 21 de diciembre de 2012
Sumario
I.- Introducción. II.- Contenido. III.- Conclusiones. IV.- Bibliografía
resumen
Se busca determinar la relación entre el pathos y el logos en don
Manuel González Prada, libertario apasionado pero esencialmente
pensador, considerado uno de los exponentes más lúcidos del
racionalismo peruano del siglo XX.
Para explicar esta aparente paradoja se examinan las nociones del
pathos y el logos en el contexto de la filosofía positivista y su conexión
con el historicismo vital. Vamos a tratar de demostrar como la pasión
constituye una forma de conocimiento y no es obstáculo para alcanzar
niveles de objetividad, por considerarlo fuente de la actividad racional
y no un defecto.
El pathos por la libertad fue el principio del comportamiento público
en Manuel González Prada y el logos de la racionalidad estuvo a
su servicio. En su pensamiento se describe el proceso racional
constituyente de la conjetura y la del vaticinio; se concluye que ambos
conceptos están claramente conectados en su obra a pesar de su
intento por hacer de la libertad la pasión más fuerte.
Esta tensión íntima que se intuye en los textos de González Prada,
que bien pudiera ser la esencia misma de la literatura (que no de
su filosofía), nos proporciona uno de los regalos más apreciados de
su obra: ese estado de ingravidez, de liviandad tan propicio para el
sarcasmo, la ironía y la sonrisa interior.
Son los terrenos de los “discretos placeres de la inteligencia” y las
“secretas aventuras del orden” que decía el brillante Borges. El
discurso racional como actividad lúdica y terapéutica, “la risa alzada
en torno de aquello que desmiente”.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
38
Jorge Luis Godenzi Alegre
Palabras claves
Razón, pensamiento, pasión,
entendimiento, lenguaje.
imagen,
asociación,
libertad,
ABSTRACT
It seeks to determine the relationship between pathos and logos in
Don Manuel González Prada, passionate but essentially libertarian
thinker, considered one of the most brilliant exponents of rationalism
twentieth century Peruvian.
To explain this apparent paradox examines notions of pathos and
logos in the context of positivist philosophy and its vital connection
with historicism. We will try to show how the passion is a form of
knowledge and not an obstacle to achieving levels of objectivity,
considering the source of rational activity and not a defect.
The pathos for freedom was the beginning of public behavior in Manuel
González Prada and the logos of rationality were at his service. In his
thought process is described constituent rational conjecture and the
prediction, it is concluded that both concepts are clearly connected to
his work despite his attempt to make freedom the strongest passion.
This voltage is sensed in intimate texts González Prada, who may well
be the very essence of literature (not his philosophy), provides one of
the most appreciated gifts of his work: the state of weightlessness,
lightness as suitable for sarcasm, irony and the inner smile.
Are the grounds of “discreet pleasures of intelligence” and “Secret
Adventures of order” said the bright Borges. Rational discourse as
recreational and therapeutic activities, “laughter raised around what
it denies.”
Keywords
Reason, thought, passion, picture, association, freedom, understand
in language.
INTRODUCCIÓN
Manuel González Prada es considerado un pensador racionalista.
Más aún el fundador del racionalismo moderno.
“En González Prada arde el fuego de los racionalistas del siglo XVIII
su razón es apasionada, su razón es revolucionaria. El positivismo,
el historicismo del siglo XIX representa un racionalismo domesticado.
Traduce el humor y el interés de la burguesía a la que la asunción
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
39
del poder ha tornado conservadora. El racionalismo, el cientificismo
de González Prada no se contenta con las mediocres y pávidas
conclusiones de una razón y una ciencia burguesas. En González
Prada subsiste intacto en su osadía: el jacobino. Javier Prado,
García Calderón y Riva-Agüero divulgan un positivismo conservador.
González Prada enseña un positivismo revolucionario” 1
Sin embargo, también, aunque en menor medida, se le considera un
irracionalista, un pasional afín al voluntarismo de Schopenhauer o
Nietzsche ¿Qué sucede con la obra de González Prada? ¿En verdad,
hay una contradicción al interior de su pensamiento?
Al parecer sí la hay. No obstante, lo que sucede más bien es que hay
una relación especial entre pasión y razón que altera las nociones
comunes de su época y nuestra propia idea del individuo como un ser
racional y que, si no es una contradicción al menos es una paradoja.
“Nos enorgullecemos con haber encontrado la verdad; cuando en lo
más dulce de las ilusiones, la observación y el experimento derriban
todos nuestros sistemas y todas nuestras religiones, como el mar
desbarata en sus playas los montículos de arena levantados por
un niño. Todas las generaciones se afanan por descubrir el secreto
de la vida, todas repiten la misma interrogación; pero la naturaleza
responde a cada hombre con diversas palabras y guarda eternamente
su misterio” 2
Nuestro estudio tratará de establecer la relación entre pasión y
razón en la propuesta literaria de González Prada para determinar
si realmente hay una conexión entre ellas y cuál es el lazo que une a
estas dos realidades del alma humana que siempre se han visto como
en pugna y que, por lo mismo, hacen de nuestra existencia el teatro
de una batalla en la que no sabemos con exactitud si asistimos como
actores, espectadores o estrategas.
“La Ciencia triunfa, la Razón domina y el reino estéril de la fe
sucumbe. Mas ¿dónde vibra la respuesta al grito heroico de la duda?
En vano el polvo de violada fosa la voz pedimos de fatal enigma; la
fosa guarda sus misterios, el polvo duerme y no responde. ¿A qué la
muda inmensidad nos tienta? ¿A qué sus faros ilumina el cielo? La
venda cubre nuestros ojos, la noche invade nuestras almas. No más
delirios de escalar las nubes, no más ensueños de futura vida: al
borde oscuro de la fosa detenga el vuelo la esperanza” 3
El estudio de las consecuencias de su doctrina, esencialmente
vitalista, nos sirve para determinar la coherencia de su pensamiento
1
2
3
Mariátegui, José Carlos. 7 ensayos. ed. c., p. 226
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p. 273
González Prada, Manuel. Exóticas. ed. c. p. 66
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
40
Jorge Luis Godenzi Alegre
y además para establecer el vínculo entre pasión y razón en el interior
de esta “filosofía particular”.
II. CONTENIDO
Consideremos que González Prada es antes que nada un pensador
que ama profundamente la libertad, siendo la rebeldía la forma
más genuina como lo canalizaba. De niño al romper los vidrios
de la casa vecina por habérsele arrojado excrementos; al bañar al
profesor con tinta por haberlo golpeado con un palo; de adolescente,
al enemistar a su familia con su 1padrino, el viejo general Machuca,
cuando al decirle este atareado por la montonera “siga su camino
mocoso”, él le respondiera: “so zambo de mierda”; al escaparse del
Seminario y matricularse él mismo en San Carlos antes de cumplir
los trece años. Más tarde manifestará su rebeldía al abandonar el
estudio de la carrera de derecho; al suprimir la preposición “de”
de su aristocrático apellido; al casarse con Adriana; al retirarse de
la “Unión Nacional”; y por último, porque no decirlo, al aceptar la
dirección de la Biblioteca Nacional. Esta libertad para reaccionar
contra todas las convenciones sociales establecidas es una de las
claves de su pensamiento.
“En mi Olimpo, ya sin dioses solo perdura tu altar, solo no muere tu
culto, oh divina libertad” 4
No es juego de palabras afirmar que la libertad no encuentra un lugar
en su mundo, en razón de que las expresiones lugar y mundo son
términos instalados en su propio sistema de pensamiento y, por ende,
tienen un sentido determinado: /Mundo/ como el lugar de los cuerpos
y /Lugar/ como el espacio real, no imaginado. En este contexto el
principio de la libertad es un punto, es decir, un lugar sin límites,
una ficción útil, ya que en la causalidad natural no hay tampoco lugar
para la libertad.
Su filosofía, como pensador antimetafísico por excelencia, tiene su
propia metafísica o philosophia prima como él prefiere llamarla. Sus
principios absolutos son la materia y el movimiento. Todo lo que existe
es materia; lo que no es materia no existe, finalmente. La materia, eso
sí, no es un principio puramente intelectivo como parece serlo en
Aristóteles. Con este término, González Prada se refiere a la materia
figurada, localizada, y numerada de los cuerpos existentes aquí y
ahora. El cuerpo, por su parte, es el substrato de los accidentes que
percibimos y que, al venir a presionar nuestros órganos sensoriales
dejan como huella las imágenes que permanecen en nosotros, sus
lectores, cuando las cosas transfiguradas en palabras ya no están
presentes.
4
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p. 164-165
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
41
“La existencia de la humanidad no se reduce, pues, a girar
irremediablemente sobre ella misma o agitarse sin esperanza
ni objeto alrededor de un círculo fatal: asciende por una escala
misteriosa y cada día se acerca más a una cumbre de serenidad y
luz” 5
Por eso, para algunos se debería hablar más bien de corporalismo que
de materialismo en González Prada.
Los cuerpos externos que están en movimiento vienen entonces a
presionar nuestros sentidos y a provocar un cambio físico al interior
de nosotros, lo que, a su vez, es el origen de nuestras sensaciones,
percepciones y, eventualmente, de nuestro conocimiento. Todo esto
sucede porque en la naturaleza todo está, o es, en última instancia,
movimiento. Materia y Movimiento es, entonces, todo lo que González
Prada necesita para explicar los fenómenos naturales, humanos,
políticos o sociales con una misma ciencia física. En este contexto, el
individuo es un ser natural más; forma parte de la physis; no es un
ser que se distinga del resto de los seres naturales y, en consecuencia
debe entendérsele en los mismos términos que cualquier otro ente
natural más. La continuidad entre el movimiento natural y las
pasiones de un individuo es tal que casi no deja lugar a una diferencia
específica que salve al individuo y lo haga lucir como un ser especial.
“Poco, nada vale un hombre; pero ¿sabemos el destino de la
humanidad? ¿Sabemos si nuestra especie dará origen a una especie
superior? ¿No concebimos que el ser de mañana supere al hombre
de hoy como Platón al gorila…..? Viendo de qué lugar salimos y
dónde nos encontramos, comparando lo que fuimos y lo que somos,
puede calcularse a dónde llegaremos y lo que seremos mañana.
Habitábamos la caverna o el bosque, y ya vivíamos en el palacio;
rastreábamos en las tinieblas de la bestialidad, y ya sentimos las
sacudidas vigorosas de alas interiores que nos impelen a regiones
de serenidad y luz. El animal batallador antropófago produce hoy
abnegados tipos que defienden al débil, se declaran paladines de
la justicia y se inoculan enfermedades para encontrar el medio de
combatirlas; el salvaje, feliz antes con dormir, comer y procrear,
escribe la Ilíada, erige el Partenón y mide el curso de los astros” 6
Pero volvamos al tema del movimiento como causa única y al individuo
como un ser natural más. Las pasiones son en González Prada el
principio de los movimientos voluntarios al interior del hombre. Esta
concepción física, o si se quiere material de las pasiones está conectada
con el sensualismo gonzalespradista en el plano epistemológico,
donde el conocimiento empieza con las impresiones sensoriales, y de
ahí el movimiento continúa en las imágenes para pasar luego a la
5
6
González Prada, Manuel. Anarquía. ed. c., p. 76
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p. 276-277
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
42
Jorge Luis Godenzi Alegre
imaginación o fantasía, para así ––con estas imágenes–– constituir un
pensamiento basado en la sucesión de las imágenes.
“¿Hay algo más desolado que nuestra suerte?, ¿Más lúgubre que
nuestra esclavitud?: nacemos sin que nos hayan consultado, morimos
cuando no lo queremos, vamos tal vez donde no desearíamos ir. Años
de años peregrinamos en un desierto, y el día que fijamos tienda y
abrimos una cisterna y sembramos una palma y nos apercibimos
a descansar, asoma la muerte, ¿Queremos vivir?, pues la muerte.
¿Queremos morir?, pues la vida 7
Los sentidos, a su vez, dejan en la mente una huella, las imágenes,
sensaciones debilitadas por el paso del tiempo. La imaginación está
así constituida por las imágenes, resto de pasadas impresiones
sensibles.
En este punto es bueno advertir que González Prada parece no
poder o no querer distinguir entre imaginación y pensamiento; y el
pensamiento, a su vez, parece ser una pura sucesión de imágenes en
la memoria nada más.
En relación a sus metáforas, bien hilvanadas, los considera en
sucesiones o en dependencias unos de otros; cada uno es una
representación o apariencia de alguna cualidad u otro accidente de
un cuerpo fuera de él, que es comúnmente llamado un objeto. Dicho
objeto impresiona a nuestros sentidos y por la diversidad de estas
impresiones producen la diversidad de las apariencias.
“…..cuando nos suene la hora del gran viaje, cruzaremos el pórtico
sombrío de la muerte, no con la timidez del reo que avanza en el
pretorio, sino con la arrogancia del vencedor romano al atravesar un
arco de triunfo. 8
La imagen es, entonces, una sensación desvaída por el paso del
tiempo; y el pensamiento, una sucesión de imágenes en la memoria,
cada una de las cuales es una representación o apariencia de un
objeto fuera de nosotros.
Ahora bien, toda imagen provoca pasiones; la realidad no nos es
indiferente; los sentimientos de placer o de dolor son nuestra primera
reacción a los estímulos del medio y, de ahí, provienen nuestras
pasiones primarias, el placer y el dolor, y sus derivadas secundarias,
como el deseo y la aversión de donde surgen el amor y el odio y,
luego, las pasiones terciarias, podríamos decir, como la envidia o
la admiración. La imaginación y las pasiones por su naturaleza
cambiante y fluida no parecen por sí solas ofrecer alguna garantía de
orden o buen sentido.
7
8
González Prada, Manuel. El tonel de Diógenes. ed. c., p. 184
González Prada, Manuel. Horas de lucha. ed. c., p. 46
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
43
“¿Por qué no somos dueños ni de nosotros mismos? Cuando la cabeza
gravita sobre nuestros hombros con el peso de una montaña, cuando
el corazón se retuerce en nuestro pecho como tigre vencido pero no
domesticado, cuando el último átomo de nuestro ser experimenta el
odio y la náusea de la existencia, cuando nos mordemos la lengua
para detener la explosión de una estúpida blasfemia, ¿Por qué no
tenemos poder de anonadarnos con un acto de voluntad?” 9
¿Cómo podríamos, entonces, introducir algún orden o sentido en esta
sucesión de imágenes, o, cómo pueden las pasiones ser dirigidas a
un fin? Las pasiones y su sucesión en la memoria constituyen un
discurso pre-verbal pero discurso al fin y al cabo, es decir, una
sucesión relativamente ordenada de imágenes que constituyen el
pensamiento.
“¿Por qué negar la perversidad humana? Hay hombres que matan
con su sombra…….La humanidad como el océano, debe ser vista
de lejos; como el tigre merece un bocado, no una caricia. El mérito
engendra envidias, el beneficio produce ingratitudes, el bien acarrea
males. Nuestros amigos parecen terrenos malditos donde sembramos
trigo y cosechamos mala yerba; las mujeres que amamos con todo el
calor de nuestras entrañas, son impuras como el lodo de los caminos
o ingratas como las víboras calentadas en el seno” 10
Decimos “el pensamiento” para resaltar el carácter psicológico del
pensamiento; esto es, el imaginar-pensar es individualista; no se puede
pensar o imaginar lo universal, no hay una imagen de Humanidad por
ejemplo, sino que de un hombre, Sócrates, por ejemplo. Pero, no nos
apartemos del problema del orden interno del discurso imaginario de
nuestro autor.
Esta sucesión de pensamientos ––deducida de la obra de González
Prada–– es de dos clases: La primera es sin guía, sin diseño, e
inconstante; en la cual no hay algún pensamiento apasionado que
los gobierne y dirija a los que le siguen, en relación a él mismo, como
sucede con el fin o meta de algún deseo, u otras pasiones, en las
cuales los pensamientos se dice que vagan, y parecen no relacionados
unos con otros, como en los sueños.
“Come, bebe, duerme y procrea, muchedumbre nacida para comer,
beber y procrear; pero nunca venga a interponerse en el camino
de un hombre sensible para gritarle: ¡No llores!, ¡No gimas!, ¡No te
quejes!.....¡No quejarse, no gemir, no llorar!......Como si las dichas de
este mundo mereciera el trabajo de extender la mano, ¡Como si el
amor no fuera un ardid o trampa de la naturaleza para lanzarnos a
multiplicar la especie! ¡Como si el hombre, esqueleto vestido de carne
9
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p.275
González Prada, Manuel. El tonel de Diógenes. ed. c., p.69
10
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
44
Jorge Luis Godenzi Alegre
hubiera sido formado para algo más que para servir de manjar a los
gusanos del sepulcro!” 11
Un individuo puede divagar y, entonces, su pensamiento puede ir
de un lado a otro como sucede en los sueños. Pero ¿Sucede esto
realmente así? Si, incluso, sus asociaciones libres parecen tener un
patrón oculto que los psicoanalistas se esmeran en develar. Incluso el
mismo parece darse cuenta de esta realidad ya que, inmediatamente
matiza esta imaginación tan libre de guía advirtiendo que en este
alocado vagar de la mente, un hombre puede a menudo percibir el
camino recorrido y la dependencia de un pensamiento con otro.
“Bien y mal, mérito o demerito, castigo o premio, concepciones
puramente humanas. ¿Me creíais en el infierno por haber sido muerto
en pecado mortal? La responsabilidad supone el libre albedrio, y
¿qué libre albedrio se concibe donde reina un determinismo inviolado
e inviolable? ¡Pobres hombres que se juzgan libres y señores de sí
mismos porque mueven un pie o agitan una mano!...Hay un solo
culpable la naturaleza. Castigar al que roba o mata vale lo mismo
que volverse contra una piedra que nos hiere o una lluvia que nos
moja” 12
La pertinencia en este caso reside en tratar de sugerir, por ejemplo, que
cierta libertad tal como la entendemos no existe. A ese tipo de libertad
González Prada le niega existencia por existir un determinismo que la
anula; pero, esto lo va a descubrir, como sostenemos, por asociación
libre, pero ¿Existe realmente una asociación “libre”? Nuestro pensador
se da cuenta de que el recordar no puede ser una pura asociación
libre y, por eso, señala que como no tenemos imaginación alguna
que no hayamos percibido antes, como un todo, o como partes, así
no tenemos ninguna transición de una imaginación a otra que no
hayamos tenido igual en nuestros sentidos. Cuando un hombre
piensa en cualquier cosa su próximo pensamiento no es tan casual
como parece. Ni ningún pensamiento sucede a otro indiferentemente.
¿Qué puede ligar, entonces, un pensamiento a otro, de forma tal que
una asociación libre no sea tal sino que esté guiada? Al tratar de
responder a esta pregunta, González Prada inicia un camino que lo
llevará a hilvanar su propuesta como un modo de pensar que es, a
la vez, pasional en su origen pero eventualmente dirigido, seducido,
por el objeto de sus deseos al no tener imaginación alguna que se
haya percibido antes, como un todo, o como partes, así no se tiene
transición de una imaginación a otra que no se haya tenido igual
antes en nuestros sentidos.
11
12
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p. 144
González Prada, Manuel. Trozos de Vida. ed. c., p. 116
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
45
“Sólo de jóvenes podía esperarse la franca libertad en la emisión de
las ideas y la altivez democrática en el estilo. Ellos, escandalizando
a los timoratos y asustadizos, lanzan el pensamiento sin velarle
con frases ambiguas ni mutilarle con restricciones oratorias: saben
que la verdad quema como el hierro candente, ilumina y fecunda
como el sol……. cuando pasa la juventud, cuando mostramos la
frente emblanquecida por las canas y escondemos la conciencia
ennegrecida por las prevaricaciones, empieza las sinuosidades en
las ideas, las transacciones con el error y hasta los pueriles miedos
de ultratumba” 13
Él mismo apuntala en “libertad de escribir” (1889) esa transición de la
imaginación cuando asevera que no hay distinción entre vida privada
y vida pública de un individuo. Hay una identidad, la vida pública es
solo prolongación de la vida privada. Todo el que sube al escenario de
la política lo primero que debe hacer es: si trabajó, enseñar sus obras;
si anduvo por buen camino, señalarnos sus huellas; si combatió por
la buena causa, enseñarnos sus heridas. En segundo lugar, no debe
olvidarse que “el que se lanza a la vida pública hace pública
su vida y entrega a los demás el derecho de operar en él una
visación física y moral”. El único que tiene todo el derecho de exigir
silencio sobre su vida privada es el que vive confinado en la penumbra
del hogar, el que no pretende ser guía de los demás, concluye.
Esa sucesión de imágenes es todo lo que podemos entresacar de su
legado literario. En esta peculiar anamnesis, la memoria se sostiene,
según podemos advertir, en una coherencia de la materia movida que
permite darle un sentido, una dirección, a la sucesión de imágenes.
El orden impuesto a las imágenes de González Prada se asemeja al
ejemplo del dedo que mueve el agua derramada sobre una mesa. Sin
embargo, uno tiene la sensación de que oscila entre una explicación
representacional sin sujeto; un puro reflejo del paso de las imágenes
ante nuestra vista interior y una posición que admite un cierto sujeto,
aunque sea implícitamente “¡El que mueve el dedo justamente!”.
“Cuando la mayoría, dice Reybeud, se entumece en la faena
cotidiana, volviéndose incapaz de contribuir a la marcha progresiva
de los siglos, surgen hombres organizados para rebelarse contra
las ideas aceptadas y promover tempestades, así en el mundo de
la inteligencia como en el campo de los hechos…Gracias a la acción
de los rebeldes, resulta pues una infiltración incesante de elementos
dinámicos en el mundo con visos de inercia, una amalgama de
temeridad y prudencia, de quietud y movimiento, lo que constituye
la vida y la esencia de las sociedades” 14
13
14
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p. 34-35
González Prada, Manuel. Horas de lucha. ed. c., p. 60
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
46
Jorge Luis Godenzi Alegre
No tenemos otra explicación sobre esta renuencia a admitir un hecho
que atribuirla a su oposición al cogito cartesiano, a pesar que su
doctrina respecto al tema de la sucesión de las imágenes pida a gritos
un sujeto que ordene, organice, tales imágenes para que no sea solo
un puro desorden sin sentido alguno. Por eso mismo, podemos decir
que en este punto González Prada hace profesión de sensualismo
al proponernos el siguiente desfile: sensación, imaginación y
pensamiento. Algo, según él, innato en nosotros y que solo requiere
esfuerzo y dedicación para alcanzar lo deseado. Sus palabras son
claras.
“Envejecemos sin sentirlo, nos quedamos atrás sin notarlo,
figurándonos que siempre somos jóvenes y anunciadores de lo
nuevo, no resignándonos a confesar que el venido después de
nosotros abarca más horizonte por haber dado un paso más en la
ascensión de la montaña” 15
No hay ningún acto en la mente de un individuo que se pueda
recordar como implantado naturalmente en el que requiera de alguna
otra cosa para su ejercicio que simplemente haber nacido y vivir con
el uso de sus cinco sentidos, puesto que además de los sentidos,
y el pensamiento, y la sucesión de pensamientos, la mente de un
individuo no tiene ningún otro movimiento.
“Niños, sed hombres, madrugad a la vida, porque ninguna
generación recibió herencia más triste, porque ninguna tuvo deberes
más sagrados que cumplir, errores más graves que remediar, ni
venganzas más justas que satisfacer” 16
Sin embargo, como la sucesión de imágenes no nos asegura coherencia
––puesto que el olvido puede hacernos perder de vista lo vivido––,
por eso mismo es necesario detener, fijar, este flujo de imágenes y
para eso está el lenguaje. El lenguaje tiene esta función recordatoria,
mnemotécnica. Sin él nos sería imposible pensar con coherencia;
más cuando el lenguaje no es todo lo coherente y claro que podamos
requerir, es el método el que puede venir en nuestro auxilio, aunque
––según González Prada–– el método sea lo que le falta a los hombres.
Pero la dificultad que Don Manuel parece no advertir es que ningún
orden puede venir de un sujeto ausente de su filosofía ¿De dónde
podría venir entonces? Al parecer de la voluntad, el deseo más fuerte.
Cuando esto sucede, es decir, cuando tiene un sentido y está guiado
por una voluntad fuerte, el orden impuesto al discurso mental permite
darle un sentido; sentido que puede ser fijado por el lenguaje.
Podemos entender, entonces, al discurso mental como el resultado
de un pensamiento que ha podido ser puesto en palabras y al
15
16
González Prada, Manuel. Nuevas páginas libres. ed. c., p.107-108
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p. 271
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
47
entendimiento como el producto de esta secuencia de imágenes.
El entendimiento según podemos colegir no sería el nombre que
ponemos al producto, sino el resultado de la suma de imágenes. Este
entendimiento, no solo es guiado por la voluntad, que en González
Prada es solo el deseo más fuerte, sino que está determinado, a su
vez, por el lenguaje. Por eso afirma que el entendimiento ––que es
peculiar al individuo–– no es solo guiado por la voluntad, sino que sus
concepciones y pensamientos lo son por la secuencia y contextura
de los nombres con que nombramos a las cosas en afirmaciones,
negaciones, y otras formas de discurso.
Entonces el discurso verbal es el que articula y ordena el pensamiento.
Pero no nos adelantemos y volvamos a la imaginación y a la memoria.
A esta altura de la discusión se hace más patente la conexión entre la
imaginación, como una forma de recordar lo ya visto y, a su vez, como
una manera de pensar mediante imágenes. Parece que el conocer es
similar al asistir cada uno a una representación cinematográfica de
su propia vida y mirar y ser conmovido por las imágenes que pasan
ante nuestros ojos. Quizá eso explique la sensación de realidad que
produce el cine y, a lo mejor, González Prada tiene razón cuando
pensamos que pasan ante nuestros ojos las imágenes de las cosas
que nos interesan, siempre dirigidas por un deseo de obtener lo que
queremos. Así este pensamiento imaginario, visual, afectivo, pasional
y siempre intencionado, es una buena representación del pensamiento
real; es decir, no el de los tratados de lógica, sino el de la existencia
cotidiana.
Es el caso citar su artículo titulado “La fecundidad” que recuerda
que la transmisión de la vida implica una inmensa responsabilidad y
para ese propósito lo grafica con el siguiente pensamiento visual, muy
pasional.
“No sólo deseamos un amor libre y sano, sino una maternidad y
una paternidad voluntarias; elevar el amor, emancipándolo de dos
esclavitudes: la del instinto carnal y la de la prole. La vida se puede
resumir en tres palabras: triste, ridícula y puerca; sin embargo,
nosotros podemos derramar algo de regocijo en esa tristeza, algo de
elevación en esa ridiculez y algo de limpieza en esa porquería.
Si no sólo existimos para nosotros, si trasmitimos la vida, debemos
trasmitirla depurada y perfeccionada: de ahí la obligación de
mantenernos fuertes y sanos, de conservar nuestro vigor y enriquecer
nuestro cerebro. La vida no es nuestra: pertenece a nuestros
herederos; antorcha que recibimos y debemos trasmitir en toda su
brillantez. Poseer un mal hereditario y engendrar es el más cobarde
de los crímenes porque no hay para él sanción legal; es malear la
vida” 17
17
González Prada, Manuel. Exóticas. ed. c., p. 70
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
48
Jorge Luis Godenzi Alegre
Llega un momento en que la experiencia debe tornarse ciencia;
ciencia del por qué ciertas secuencias de eventos están conectadas.
Entramos, aquí, de lleno al tema de la causalidad. Claro está que
González Prada no afirma que la causalidad sea una ilusión creada
por hábitos mentales. Don Manuel es un dogmático de nuevo cuño, un
filósofo con fe en la razón como el instrumento para comprender cómo
suceden las cosas. En nuestra opinión, González Prada parece oscilar
entre una concepción de causa como secuencia de eventos, otras
como explicación del por qué pasan las cosas o, las más de las veces,
como producción de un cierto efecto. No obstante, debemos reconocer
que introduce una distinción interesante en el tema al sostener que la
secuencia de pensamientos regulados es de dos clases, cuando de un
efecto imaginado buscamos las causas, o medios que lo produjeron;
y esto es común al hombre y a los animales. La otra es, cuando
imaginamos cualquier cosa que sea, y buscamos todos los posibles
efectos, que pueden por él ser producidos; esto es, imaginamos qué
podemos hacer con ello cuando lo tengamos.
“…al hombre, a este puñado de polvo que la causalidad reúne y la
causalidad dispersa, no le queda más que dos verdades: la pesadilla
amarga de la existencia y el hecho brutal de la muerte” 18
Y encontramos también esta idea de misterio, de lo escondido que
encierra el principio de causalidad en la naturaleza.
“Nada innoble ni pequeño, todo grande y todo noble. ¡Qué sabemos
si en la entraña de la roca repercuten los amores de la estrella! ¡Si
en el alma de un gusano hierve el fuego de un Vesubio! ¡Si en los ojos
de una hormiga se refleja lo infinito! Lo pequeño, lo invisible, tiene
acaso la palabra del supremo enigma: quizás los átomos saben lo
que los hombres ignoran” 19
Sostiene González Prada que este tipo de entendimiento que podría ser
llamado “prospectivo” solo se halla en nosotros y es lo que lo distingue
ya que el discurso de la mente, cuando es gobernado por un diseño,
no es nada más que una búsqueda o la facultad de la invención, una
cacería de las causas de algún efecto presente o pasado o, a partir de
causas presentes o pasadas, la búsqueda de sus efectos.
De esta forma, González Prada también diluye la distinción entre la
vida contemplativa y la vida activa, en razón de que los deseos ponen
en acción el pensamiento y este se pone a su servicio y se ordena,
incluso, metodológicamente para conseguir lo que se desea. Más aún,
la realidad se hace inteligible justamente a la medida de los deseos
humanos.
18
19
González Prada, Manuel. Anarquía. ed. c., p. 117
González Prada, Manuel. Horas de lucha. ed. c. p. 204-205
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
49
Por lo mismo, esa “doctrina” de las pasiones en González Prada altera
profundamente la tradicional psicología de las facultades o potencias
del alma y esto se nota en la manera de definir y de relacionar los
conceptos de deliberación, voluntad y libertad, conceptos psicológicos
pero, también, éticos. La tradicional idea de deliberación como el
examen, previo a la acción ––de los pros y los contras de tal acción––
realizado por una razón que como un juez juzga qué debe hacerse u
omitirse, se transforma en otra cosa cuando, al definirla, González
Prada considera que el fundamento de la obligación moral está en
la objetiva y necesaria relación que se da entre algunas acciones u
omisiones y la naturaleza humana. Afirma que dicha moral no procede
ni de la Iglesia ni del Estado, sino del hombre mismo.
“El Estado con sus leyes penales, la Iglesia con sus amenazas
póstumas, no corrigen ni moralizan; la moral no se alberga en Biblias
ni Códigos, sino en nosotros mismos: hay que sacarla del hombre. El
amor a nuestro yo, la repugnancia a padecer y morir, nos infunde el
respeto a la vida ajena y el ahorro del dolor, no sólo en los hombres
sino en los animales. Por un egoísmo reflejo, el negativo precepto
cristiano de “no hacer a otro lo que no quisiéramos que nos hicieran
a nosotros” se sublima en el positivo consejo de hacer el bien a todos
los seres sin aguardar recompensa” 20
Cuando en la mente del individuo surgen alternativamente los apetitos
y temores que conciernen a una misma cosa y diversas consecuencias
buenas y malas de nuestros actos u omisiones respecto de las cosas
propuestas acuden sucesivamente a nuestra mente, de tal modo
que a veces sentimos un apetito hacia ellas, otras una aversión, en
ocasiones una esperanza de realizarla, otras veces una desesperación
o temor de no alcanzar el fin propuesto, la suma entera de nuestros
deseos, aversiones, esperanzas y temores, que continúan hasta que
la cosa se hace o se considera imposible, eso es lo que llama González
Prada deliberación.
“Los Virreyes del Perú, no cesaron de condenar los atropellos…
los reyes de España, cedieron a la conmiseración de sus católicas
almas…sobraron los buenos propósitos en las Reales Cédulas.
Ignoramos si las leyes de Indias forman una pirámide como el
Chimborazo: pero sabemos que el mal continuaba lo mismo, aunque
algunas veces hubo castigos ejemplares…..para extirpar los abusos,
habría sido necesario abolir los repartimientos y las mitas, en dos
palabras, cambiar todo el régimen colonial. Sin las faenas del indio
americano, se habrían vaciado las arcas del tesoro español. Los
caudales enviados de las colonias a la metrópoli no eran más que
sangre y lágrimas convertidas en oro” 21
20
21
González Prada, Manuel. Páginas libres. ed. c., p. p. 155
Leguía, Jorge Guillermo. Vida recoleta. Ed., p. 132
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
50
Jorge Luis Godenzi Alegre
La deliberación no sería entonces la suma de una pasión sino el
producto de una suma (o resta) de pasiones. En consecuencia, no
se tendría un control sobre ellas. Somos nuestras pasiones al decir
y hacer de González Prada. Ortega y Gasset diría que son fenómenos
del alma y no del espíritu. En el plano del alma nos pasan cosas
sin ser los protagonistas de ellas; en el plano del espíritu, por el
contrario, somos dueños de nuestros actos, protagonistas de nuestra
vida interior. ¿Podrá, entonces, la voluntad imponerse y darle un
orden a estos pleitos pasionales? Podría, si fuera una facultad que
pudiéramos ejercer, como se dice, pero la voluntad no es una facultad
de la que podamos hacer uso, es muchas veces el apetito racional de
la tradición.
“La tierra produce aún los frutos necesarios para alimentar
holgadamente a la Humanidad, continúa siendo para sus hijos la
madre de fecundas y preñadas ubres, y si hay hambre y miseria
en unos mientras hay hartazgo y riqueza en otros, es porque el
hambriento y miserable, en lugar de rebelarse y combatir, se resigna
cristianamente a sufrir su desventurada suerte” 22
La voluntad gonzalespradista no es sino otro nombre hipostasiado que
nos engaña haciéndonos creer que tenemos un cierto control sobre
lo que nos pasa. Dicha voluntad no es más que su último deseo, ya
que en su deliberación, el último apetito o aversión, inmediatamente
próximo a la acción, o a la omisión de algo, es lo que él denomina
como acto, no la facultad de querer.
La voluntad, en consecuencia, no es una facultad sino un acto. Ni
siquiera un acto que hacemos sino que nos pasa, ya que es una pasión
que se nos impone por su ímpetu, es nuestro último deseo ¿Qué lugar
queda entonces para la libertad? En verdad, la libertad no encuentra
un lugar en el mundo de González Prada, ya que se la concibe solo
como, la ausencia de obstáculos a los movimientos interiores del
hombre que seguirán inercialmente en una determinada dirección, si
nada se pone en su camino.
“Un joven se deja arrastrar por sus pasiones y lleva una vida libre,
que frecuentemente oculta. Es consiguiente que sienta entonces
remordimientos de conciencia; y para acallar sus gritos, pone en
duda las verdades y leyes divinas que reprimían los vicios, causa
de los remordimientos. Andando el tiempo y no pudiendo soportar
tan cruel lucha interna, resuelve el libertino negar sus verdades y
leyes” 23
Entonces ¿Cuál será la relación entre el pensamiento y los deseos en
González Prada? Siendo las pasiones el principio de los movimientos
22
23
González Prada, Manuel Nuevas páginas Libres. ed. c., p. 107-108
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 157
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
51
interiores del hombre, los principios serían las de su vitalidad ¿Pensar
acerca de ellos, reflexionar sobre su conveniencia o no conveniencia?
Los pensamientos son, según González Prada con respecto a los
deseos, como una suerte de exploradores que es preciso situar para
que se adelanten y nos adviertan sobre los mejores caminos para
alcanzar las cosas deseadas. De esta forma, se puede advertir que
los pensamientos están al servicio de los deseos y que estos mueven
al pensamiento ¿Acaso no es cierto que al ver un objeto deseable
pensamos o imaginamos cómo obtenerlo en forma totalmente
natural?
“Lo más dulce de la unión amorosa no reside en el contacto de
dos epidermis ni en la simultaneidad de dos espasmos: está en
la vibración unísona de dos corazones, en el vuelo armonioso de
dos inteligencias hacia la verdad y el bien. Los animales se unen
momentáneamente, los dos sexos humanos deben aliarse para
engrandecerse y perfeccionarse” 24
Por otra parte, cuando deliberamos buscamos el camino más corto
hacia la cosa deseada y el camino más corto es el método, en su
sentido moderno de procedimiento que asegura resultados. El método
tiene que ver, entonces, con los medios para obtener lo que se desea
¿Pero qué hay de los fines?
Hablar de los fines conduce al plano ético, al plano del deber ser.
Pero, si hasta ahora hemos estado hablando solo del ser de las cosas
naturales y humanas ¿Cómo saltar del ser al deber ser? Dar un salto
al plano metafísico tradicional es imposible en la visión materialista
de González Prada, pero no hace falta, ya que tiene reservada una
sorpresa a sus lectores: la ética es, también, una ilusión causada por
el uso incorrecto de las palabras, ya que González Prada pasa dando
saltos de la psicología a la ética cuando afirma que: lo que de algún
modo es objeto de cualquier apetito o deseo humano es lo que con
respecto a él se llama bueno. Y el objeto de su odio y aversión mala;
y de su desprecio vil o indigno. Pues estas palabras de bueno, malo y
despreciable siempre se usan en relación a la persona que las utiliza.
No son siempre y absolutamente tales, ni ninguna regla del bien y del
mal puede sacarse de la naturaleza de los objetos mismos sino del
individuo (donde no hay Estado) o (en un Estado) de la persona que
lo representa.
“En el Perú de hoy, no existe honradez privada ni pública: todo se
viola y pisotea cínicamente, desde la palabra de honor hasta el
documento suscrito. La vida política se funda en fraude, concusión
y mentira; la vida social se resume en la modorra egoísta, cuando
24
González Prada, Manuel. Horas de Lucha. ed. c., p. 192
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
52
Jorge Luis Godenzi Alegre
no en la guerra defensiva contra la envidia, calumnia y rapacidad
del vecino” 25
“……todos mentimos hoy…..de la mentira hacemos nuestra ley
y nuestra costumbre, nuestro pana y nuestra bebida, nuestra
madre y nuestro Dios. Mentira lo acuñado en la moneda, porque
nunca tuvimos firmeza, unión ni felicidad; mentira lo pintado
en el escudo, porque la abundancia no reino jamás en nuestras
desvalidas muchedumbres….mentira la libertad, porque una
raza gime en la servidumbre….mentira la igualdad ante la ley….
mentira la fraternidad……mentira todo eso de gobierno republicano,
democrático, representativo, fundado en la unidad” 26
De esta forma, confunde la idea del bien o el mal, con el amor o el
odio que siente el individuo. De este subjetivismo extremo brota el
relativismo moral en que viven los hombres. Relativismo que conduce
al conflicto y hasta la guerra de todos contra todos. La guerra no solo
por la propiedad de ciertos bienes sino, también, por sobre quién tiene
la razón respecto del bien y del mal, de lo justo o injusto; es decir,
sobre quién decide en materia de juicios morales. Los individuos ––
incapaces de ponerse de acuerdo–– con el propósito de poder vivir en
paz prefieren convenir en que los lleve a establecer a una persona o
grupo de personas para que sea el juez supremo en cuestiones éticas
y poner fin de esta manera a los conflictos morales y políticos entre
los hombres. La ética es, entonces, una cuestión de conveniencia, que
se torna convencional con el tiempo. Y esto es así porque no hay nada
en las cosas que permita establecer una regla absoluta. En su estado
natural el individuo es la medida de todas las cosas. Sin embargo, es
curioso cómo en este racionalista afirme que no hay nada en las cosas
que permita establecer una norma absoluta y que todo en el fondo
depende del individuo y, más aún, de sus odios, deseos o aversiones.
En resumidas cuentas, de sus pasiones.
“En ninguna parte se necesita más de una revolución profunda y
radical. Aquí, donde rigen instituciones malas o maleadas, donde los
culpables forman no solamente alianzas transitorias sino dinastías
seculares se debe emprender la faena del hacha en el bosque. No
estamos en condiciones de satisfacernos con el derrumbamiento de
un mandatario, con la renovación de las cámaras, con la destitución
de unos cuantos jueces, ni con el cambio total de funcionarios
subalternos y pasivos….todos llevan el disgusto en el corazón y las
náuseas en la boca….Todas las instituciones han sido discutidas o
descarnadas, y ostentan hoy su deformidad orgánica” 27
“El Perú es hoy un pajonal desecado por el Sol; una chispa, una
sola chispa y estalla la conflagración de Norte a Sur y de Oriente
25
26
27
González Prada, Manuel. Horas de Lucha. ed. c., p. 192
González Prada, Manuel. Prosa menuda. ed. c., p. 232
González Prada, Manuel. Exóticas. ed. c., p. 27
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
53
a Occidente. Los primeros que se derritan serán los soldadillos de
plomo” 28
Un hombre movido por sus pasiones ––y cuyos pensamientos están al
servicio de sus deseos–– solo puede ser feliz en la medida que alcance
las cosas deseadas. Y, por eso, no es extraño que González Prada
afirme que:
“Cansado estoy de crímenes y sangre, de mirar en el hombre y en
la bestia, la inmolación salvaje del vencido, la victoria del mal y
de la fuerza. Ante el inicuo drama de la vida mi justiciero corazón
protesta; perdono mis dolores, no perdono la universal crucifixión
eterna” 29
El éxito continuo en la obtención de las cosas que un individuo desea
de tiempo en tiempo, es decir, su perseverancia continua es lo que
algunos llaman felicidad. Me refiero a la felicidad en esta vida; en
efecto, no hay cosa que dé perpetua tranquilidad a la mente mientras
vivamos aquí abajo, porque la vida raras veces es otra cosa que
movimiento y no puede darse sin deseo y sin temor, como no puede
existir sin sensaciones. Qué género de felicidad guarda Dios para
aquellos que con devoción le honran, nadie puede saberlo antes de
gozarlo, son cosas que, ahora, tan incomprensibles como ininteligibles
parece la frase visión beatífica de los escolásticos.
“¡Cómo vemos tu grandeza en la clara inmensidad, cómo escuchamos
tu acento en la voz del huracán! Oh Dios que todo lo llenas con tu
infinita bondad, y que eres el padre amoroso y que no existes quizás”
30
“Dicha en todo; ni un gemido oyen tierra, mar y viento; paz en todo:
siempre juntos andan lobos y corderos. ¿Quién obraba tal prodigio?
Con el trascurso del tiempo Dios se había humanizado, era al fin
clemente y bueno” 31
La felicidad no consiste, entonces, ni en la vida contemplativa
de los antiguos ni en la beatitud de los cristianos, sino que en el
éxito continuo en obtener lo que se desea en esta vida. Esta visión
hedonista parece muy apropiada para describir la idea de felicidad
del individuo promedio. Es un rechazo a las ideas tradicionales de
felicidad sencillamente porque son ininteligibles o no se puede tener
experiencia de ellas ¿Y, cómo asegurar una vía para alcanzar todo
lo que se desea en el futuro? En primera instancia, mediante el
conocimiento de la naturaleza en razón de haber advertido que saber
es poder.
28
29
30
31
González
González
González
González
VOX JURIS(24) 2, 2012
Prada,
Prada,
Prada,
Prada,
Manuel.
Manuel.
Manuel.
Manuel.
Trozos de Vida. ed. c., p. 120
Trozos de Vida. ed. c., p. 121
Nuevas páginas Libres. ed. c., p. 59-60
Nuevas páginas Libres. ed. c., p. 53-54
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
54
Jorge Luis Godenzi Alegre
“La esencia del espíritu científico es la actividad, la infatigable labor
para descubrir la verdad, separarla de los errores y presentarla en
su desnudez: la esencia del espíritu religioso es la pasividad; desde
que el hombre de fe se cree poseedor de la verdad suprema, ¿por
qué aferrarse e investigar las otras verdades? 32
“Si la flaqueza de las religiones nace de afirmar sin pruebas y
creerse infalibles, la fuerza de la ciencia se funda en dudar de
sí misma, como guerrero que sabe el defecto de su armadura.los
sabios no se encariñan ciegamente por un sistema ni proclaman la
infalibilidad de una teoría. Fuera de 2+2=4, en el mundo intelectual,
no hay pruebas sino opiniones 33
El poder es un tema central, para el reconocido libertario y
librepensador del siglo XX. Sin embargo para él el poder no es solo un
tema político, sino un tema humano y social.
“ No habiendo más realidad que el individuo, el Estado se reduce
a una simple abstracción, a un concepto metafísico; sin embargo,
esa abstracción, ese concepto encarnado en algunos hombres, se
apodera de nosotros desde la cuna, dispone de nuestra vida, y
sólo deja de oprimirnos y explotarnos al vernos convertidos en cosa
improductiva, en cadáver…..
Sobre todos los poderes y todas las jerarquías, se levanta el individuo,
con derecho a desenvolver íntegramente su persona, rechazando el
yugo de los fuertes y la superstición de los ignorantes. No tiene por
qué someterse a la imposición de las mayorías parlamentarias o
populares, ni esclavizarse a la servidumbre de una Patria. Es dueño
absoluto de su yo” 34
El poder de un hombre universalmente considerado consiste en sus
medios presentes para obtener algún bien manifiesto futuro. Puede ser
este original o instrumental. Poder natural es la preeminencia de las
facultades del cuerpo o de la inteligencia, tales como una fuerza, belleza,
prudencia, aptitud, elocuencia, liberalidad o nobleza extraordinaria.
Son instrumentales aquellos poderes que se adquieren mediante los
antedichos o por fortuna, y sirven como medios o instrumentos para
adquirir más (poder) como la riqueza, la reputación, los amigos o los
secretos designios de Dios, lo que los hombres llaman buena suerte.
“Nada tan hermoso como derribar fronteras y destruir el sentimiento
egoísta de las nacionalidades para hacer de la tierra un solo pueblo
y de la Humanidad una sola familia. Todos los espíritus elevados
y generosos convergen hoy al cosmopolitismo, todos repetirían con
32
33
34
González Prada, Manuel. Anarquía. ed. c., p. 114-115
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 73
González Prada, Manuel. El tonel de Diógenes. ed. c., p.156
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
55
Schopenhauer que el patriotismo es la pasión de los necios y la más
necia de todas las pasiones” 35
Si el poder consiste en tener, o aparentar tener, ciertos atributos o
talentos que permiten obtener más poder y, en consecuencia, más
medios para alcanzar lo que se desea, el poder ayuda a la felicidad
––ya que esta no es otra cosa que obtener lo que se desea––; no es
extraño, entonces, que la vida moderna sea una loca carrera tras las
cosas que deseamos. ¿No es esto pasional más que racional? Y, sin
embargo, la razón ocupa un lugar importante en su legado.
“Algo vale extender la mano para señalar el camino por donde
conviene marchar; pero vale más ir delante marcando con sus
huellas el rumbo que ha de seguirse; un buen guía suple a cien
direcciones indicadas en cien postas….A cuantos surjan con humos
propagandísticos y regeneradores, no le preguntemos como escriben
y hablan, sino como viven” 36
¿Hay alguna forma de establecer una conexión entre la pasión y la
razón? Aparentemente si existe. González Prada define la razón como
un cómputo, vale decir, como una suma o resta de afirmaciones. Se
suman o se restan palabras o proposiciones en el plano lógico. Se
intenta conciliar razón y pasión haciendo ver que las pasiones son
expresión, de nuestro (bien o mal) estar en el mundo y, que por lo
tanto, son significativas, aunque no se expresen en palabras y estén
mediadas por gestos o símbolos. Si las pasiones son significativas
–puesto que en todo pathos hay poiésis– son, a su vez, verdaderos
juicios sobre la realidad, juicios de un sujeto-pasión y podrían dar
origen, incluso, a una ética.
Es más, González Prada parte de una concepción original de la lógica
en razón de que tradicionalmente ha sido entendida como el estudio
del pensamiento correcto, pero este hace depender la lógica más
bien del lenguaje correcto; y decimos que esta lógica aparece como
original porque la lógica en realidad nunca ha aborrecido el lenguaje.
Al contrario, lo ha considerado expresión del pensamiento; pero su fin
es realmente establecer la recta consecuencia como una forma válida
de pensamiento.
“La palabra no es imagen exacta de las cosas o del pensamiento
sino el signo convencional para representarla, y nadie dirá que el
vocablo monte, sea como la fotografía de un monte ni que la voz
dolor sea una figuración del dolor” 37
35
36
37
González Prada, Manuel. El tonel de Diógenes. ed. c., p. 168
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 145
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 158
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
56
Jorge Luis Godenzi Alegre
González Prada supone que será la reforma del lenguaje la que podrá
mejorar la manera de pensar de los individuos. Es este énfasis en el
lenguaje el que reduce el pensar a una pura cuestión de palabras.
“No habiendo pruebas indiscutibles sino en las matemáticas. Siendo
todas las demás ciencias un cúmulo de verdades provisionales o
una serie de conceptos aproximativos, debemos considerar nuestras
convicciones como un simple vestido que hoy usamos y mañana
podemos cambiar” 38
La lógica gonzalespradista ciertamente es un tema muy extenso. Por
lo mismo, para no alejarnos mucho de nuestro estudio vamos a tratar
de resumirla. La lógica en él no es la lógica clásica con sus leyes del
pensamiento correcto, sino que es una nueva lógica, la del cálculo:
cálculo de las posibilidades de éxito o fracaso en la obtención de lo
que se desea. En el caso de las obligaciones sociales, el individuo se
está preguntando constantemente si le conviene obedecer la ley o si
le es más conveniente no hacerlo. A esta lógica se la ha calificado
de egoísta o individualista porque el pensamiento está al servicio de
los deseos de cada persona. Hoy día se la podría asimilar al análisis
de costo-beneficio tan característico del economicismo actual y del
esnobismo académico. ¿Pero cómo se llegó a esto? La razón moderna
no se ocupa ya de los principios, no puede ni siquiera intuirlos, se
limita simplemente a administrar los medios para alcanzar las cosas
deseadas ya que ––como lo anticipó González Prada–la felicidad
del individuo moderno consiste en conseguir siempre lo que desea.
Esta es una razón subjetiva que a diferencia de la clásica, que llama
objetiva, se ocupaba no solo de los medios sino de los fines y de intuir
los primeros principios. El hecho de percibir ––y de aceptar dentro de
sí–– ideas eternas que sirvieran al hombre como metas era llamado,
desde hacía mucho tiempo, razón. Hoy, sin embargo, se considera
que la tarea, e incluso la verdadera esencia de la razón, consisten en
hallar medios para lograr los objetivos propuestos en cada caso.
“Una sola cosa debemos a nuestros semejantes, la verdad; por lo
demás, siendo irrefragables como un axioma, podemos ser violentos
como una tempestad. No importa que a la altivez y franqueza en
el hablar llamen difamación los pecadores hipócritas, pero no
arrepentidos, que sientan zumbar el azote justiciero” 39
Sumar y restar es todo lo que hace el lenguaje para ayudarnos a
pensar. Pero, nos preguntamos, ¿pensar es solamente sumar? Muchos
hoy en día piensan que sí; pero nosotros pensamos que ciertamente
sumar es pensar; pero pensar no es solamente sumar. ¿Y si fuera
cierto que todo pensar es solo sumar? En verdad no lo sabemos. Está
claro que el cálculo de costo-beneficio gonzalespradista es una suma
38
39
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 105
González Prada, Manuel. Nuevas páginas Libres. ed. c., p. 85-86
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
57
o resta de posibles acciones (obedecer o no obedecer, atreverse o no
atreverse, esperar o desalentarse y así. Pero el tema está abierto. Si
las computadoras pueden imitar la inteligencia humana es porque
son máquinas sumadoras y González Prada tendría razón.
“Pueblo, Congreso, Poder Judicial y Gobierno, todo fermenta y
despide un enervante olor a mediocridad. Abunda la pequeñez en
todo: pequeñez en caracteres, pequeñez en corazones, pequeñez de
vicios y crímenes” 40
Lo que sucede, nos parece, es que González Prada se mueve en el plano
puramente formal de las sumas y restas de las denominaciones pero
pensar no es solo eso. Pensar no es solo calcular sino desear, temer,
dudar, equivocarse y pensar de nuevo, etc. Es decir, en el pensar
nos involucramos totalmente como seres humanos, inteligentes y
sensibles, y los factores emocionales son parte del proceso. Es muy
peculiar que un pensador tan pasional en algunos aspectos, cuando
de la razón se trata, deje de lado las pasiones y trate al hombre como
una fría máquina calculadora.
“Ahí están nuestras universidades, ¿qué bien hicieron, qué luz
derramaron todos esos hombres que vivieron incrustándose en
el cerebro la Instituta de Justiniano, el Código Civil y el Derecho
Canónico? La instrucción universitaria sirvió para hinchar de orgullo
a los mediocres, infundir exageradas ambiciones en los ineptos
y atestar a la nación de infatigables pretendientes a los cargos
públicos” 41
Quizá haya aquí, una influencia de la lógica de González Prada, ya
que ninguna persona conduce sus pensamientos en una forma tan
ordenada, tan racional. Lo anterior reafirma nuestra idea inicial de
una posible contradicción al interior de su “sistema” de pensamiento.
De otro lado, al estudiar la epistemología de González Prada también
hay que tener en cuenta el lenguaje, ya que todo pensamiento correcto
no es sino un lenguaje bien hecho. El uso general del lenguaje es
transferir nuestro discurso mental a uno verbal; o la secuencia de
nuestros pensamientos, a una de palabras con la clara finalidad de
registrar la consecuencia de nuestros pensamientos, los cuales siendo
aptos para abandonar nuestra memoria, y ponernos así a trabajar de
nuevo, pueden ser recordados por las palabras que los marcan. Por
eso el primer uso de los nombres es el de servir de marcas o notas
para recordar. Otro es, cuando muchos usan la misma palabra, para
significar, por su conexión y orden lo que ellos conciben, o piensan en
cada materia y también qué desean, temen, o sienten alguna pasión.
Y por eso se les llama signos.
40
41
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 168
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 103
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
58
Jorge Luis Godenzi Alegre
“Un cadáver infunde alejamiento, repugnancia; estatua sin la
pureza del mármol, con todos los horrores y miserias de la carne. Los
muertos sólo se muestran grandes en el campo de batalla, donde se
ve los ojos que amenazan con imponente virilidad, manos en actitud
de coger una espada, labios que parecen concluir una interrupción
voz de mando” 42
De esta descripción podemos sacar importantes consecuencias para
la comprensión del lenguaje que utiliza nuestro autor.
Primero que todo, que el principal uso del lenguaje es transferir el
discurso mental al verbal. Lo que, a su vez, nos lleva a preguntarnos
si existe un discurso mental pre verbal y cómo se constituiría este
¿Con las imágenes nada más? González Prada nos sugiere que el
pensamiento es una secuencia de imágenes pero, en otras, que el
pensamiento tiene que ser universal como requisito científico; ¡Pero las
imágenes son particulares! Y como tal no se distingue de la sucesión
de imágenes en nuestra mente o de las pasiones que estas imágenes
despiertan en nosotros. En todo caso, queda claro que el lenguaje
permite fijar las sucesiones de imágenes pero, también advertir las
relaciones entre ellas, de forma tal que permite pasar de un discurso
pre verbal a uno verbal que articula y ordena la realidad. Pero, como
a su vez no queda muy claro cómo este discurso verbal se transforma
en pensamiento, da la impresión que razonar será una cuestión de
palabras ya que cuando un individuo razona no hace sino concebir
una suma total a partir de adiciones de partes, o concebir un resto de
la substracción de una suma de otra, la cual si es hecha con palabras
es el concebir las consecuencias que los nombres de todas las partes
tienen para con los nombres del todo; o de los nombres del todo y una
parte, con relación a otra parte.
“Somos un cementerio ambulante donde miríadas de seres se
entierran para darnos vida con su muerte. El hombre, con su vientre
insaciable, hace del universo un festín de cien manjares, mas no
creemos en la resignación inerme de todo lo creado; el mineral y
la planta esconden su veneno, el animal posee sus garras y sus
dientes. El microbio carcome y destruye el organismo del hombre:
lo más humilde abate a lo más soberbio. El omnívoro comedor es
comido a su vez” 43
Razonar sería, entonces, sumar y restar y se puede sumar no
solo números, sino que en geometría, líneas y figuras; en lógica,
consecuencias del uso de las palabras y, en política, pactos entre
los hombres. De esta idea brota lo que González Prada denomina
conocimiento racional.
42
43
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 267
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 278
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
59
“Gobiernistas y oposicionistas figuran las dos hojas de una misma
tijera: se embisten con furia, más no se causan daños. Quien sale
cortada es la nación” 44
“…..la podre contagiosa se oculta bajo el frac y la levita, no bajo la
blusa ni el poncho. En el Perú la corrupción actúa en sentido inverso
de lo acostumbrado en las naciones más civilizadas, subsiste un
fondo primitivo de donde suben a la superficie los elementos de la
barbarie; pero entre nosotros existe una clase superior, y en esa
clase una costra de donde bajan al asiento los gérmenes de todas las
miserias, de todas las prostituciones y de todos los vicios. Nuestras
mil revoluciones fracasaron o fueron contraproducentes porque esa
costra, después de momentáneas inmersiones sobrenadó siempre.
Se derrocó presidentes, se derramó sangre de infelices; pero nunca
se volteó lo de abajo para arriba, no se practicó una verdadera
liquidación social” 45
Pero, este no es solo un mirar cómo pasan las cosas o como deberían
de pasar ante nuestros ojos sino que requiere un cierto cultivo para
captar la racionalidad tras los eventos, puesto que la razón no es
como los sentidos y la memoria algo innato, ni conseguido con la
experiencia solamente, como lo es la prudencia, sino obtenida por el
esfuerzo, primero en imponer en forma apropiada los acontecimientos;
y segundo, consiguiendo un buen y ordenado método en el proceder
desde los elementos, que son los nombres, a afirmaciones hechas
conectando unos con otros; y así hasta los silogismos, que son las
conexiones de una afirmación con otra hasta llegar al conocimiento
de todas las consecuencias de los nombres que pertenecen al tema en
cuestión; y esto es lo que los hombres llaman ciencia.
Tal podría ser el propósito de todos los grandes constructores de
sistemas que tienen como principios ideas claras y distintas, como
Descartes o, en este caso, definiciones convencionales como González
Prada. A esto nos referimos cuando decimos que el pensamiento de
González Prada es solo un lenguaje bien hecho, bien construido. Pero,
si razonar tiene como propósito no solo ser consistente consigo mismo,
sino que entender la realidad. ¿Qué es, entonces, el entendimiento?
El entendimiento en González Prada es el producto (la suma) de todos
los elementos que constituyen el proceso cognoscitivo que hemos
venido describiendo, ya que cuando un hombre al oír cualquier
discurso tiene esos pensamientos que las palabras de ese discurso y
sus conexiones tenían como propósito significar, entonces se dice que
lo entiende, el entendimiento viene a ser entonces nada más que la
concepción causada por el lenguaje.
44
45
González Prada, Manuel. Bajo el Oprobio. ed. c., p. 91
González Prada, Manuel. Horas de Lucha. ed. c., p. 141
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
60
Jorge Luis Godenzi Alegre
“Algo muere, pero también algo nace: muere la mentira con las
lucubraciones metafísicas y teológicas, nace la verdad con la Ciencia
Positiva” 46
El lenguaje, entonces, produce conocimiento en la medida que el
entendimiento es una concepción causada por el lenguaje.
González Prada pareciera estar consciente del verdadero poder del
lenguaje como medio expresivo y permanecer atrapado en las redes de
un lenguaje puramente convencional que se limita a poner nombres a
las cosas para no olvidarlas. Esto en el plano lógico, científico, porque
en el plano artístico, en el plano de la literatura, González Prada es
un maestro del lenguaje y emplea recursos retóricos con propósitos
artísticos, pero también persuasivos a la luz de lo que Mariátegui
afirma.
“La fórmula concreta de la emancipación social, el lema de los
verdaderos revolucionarios que escriben hoy en su bandera es la
frase de Blanqui: ni Dios, ni amo. Mijaíl Bakunin descarga tantos
golpes en la Iglesia como en el Estado y afirma: si Dios existiera
sería necesario abolirlo” 47
Lo que revela una cierta inconsistencia entre el González Prada
vitalista ––y su confianza en la experiencia y la literatura como medio
para conocer la realidad–– y el González Prada racionalista es que
trata de construir un sistema coherente y consistente sobre la base
de un método que solo admite un procedimiento deductivo a partir de
definiciones correctas. El tema está abierto y debería recibir atención
de los especialistas.
III. CONCLUSIoNes
1. La obra de don Manuel González Prada, modestamente considero,
es un alojamiento expansivo del pathos que crece en el lenguaje
del logos. A través de este mecanismo la pasión encontró salida
frente a la oposición de la vida y del resto de normas, órdenes y
costumbres de la sociedad peruana de su tiempo.
2. Pensamientos sin pasión es el desmoronamiento de un individuo;
es necesario que se exalte; es necesario huir de la habitación
silenciosa y vacía en la cual no hay más que el individuo y su
espejo. El fuego retórico es la invención fundante de lo humano.
La pasión (pathos) ilumina y le da potencia lo que se nombra
(logos) como fuente de conocimiento.
46
47
González Prada, Manuel. Páginas Libres. ed. c., p. 46
González Prada, Manuel. Horas de Lucha. ed. c., p. 218
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
61
3. Don Manuel González Prada es la pasión de la vida en un fulgor que
nos deja ciegos al leer su obra; es el aleteo de un colibrí indomable.
En vida tan rápida e intensa sintió como nadie el primer mazazo
de la guerra, el primer desgarro de la zarpa sangrienta que se llevó
por delante a cientos y cientos de peruanos en la guerra con Chile.
Es el dolor, el dolor fuerte y clavado como una espina de rosal que
sufre en su autoexilio mientras se produjo la invasión de las fuerzas
militares del sur y es todo aquello que va a inflamar su pathos.
4. Todos los problemas de la existencia son apasionados. La
existencia, cuando se tiene conciencia de ella, produce pasión.
Reflexionar sobre los problemas dejando a un lado la pasión es
lo mismo que no reflexionar en absoluto, es olvidar el meollo, es
decir, olvidar que uno es un ser existente.
5. No se trata, según es evidente, de un simple “irracionalismo”,
que declare sin más la completa oscuridad de lo real. Se trata
más bien de que los problemas existenciales, justamente los
de mayor realidad, no se revelen nunca desprovistos de un
pathos existencial. Por ello, en tanto el pensamiento objetivo es
desinteresado para ser, precisamente, objetivo, el pensamiento
subjetivo se caracteriza por el “interés infinito” que tiene el que
existe, justamente, por la existencia.
6. La recuperación gonzalespradiana de la pasión contra el carácter
ilusorio y perturbador que le había asignado el pensamiento
objetivo de su tiempo no significó la simple apuesta por un
“nebuloso sentimentalismo”, como a veces se ha interpretado, sino
el simple reconocimiento de la relación esencial entre existencia
con la interioridad. La pasión es la chispa que salta cuando entran
en contacto con nuestra oceánica ignorancia y nuestra inagotable
curiosidad alojado en nuestro interior. González Prada, a través
de su obra, sostiene que los individuos están dominados por las
pasiones, siendo estas similares en el género humano. Entre
las pasiones que fluye como manantial en su obra literaria se
encuentran: el deseo, el temor y la esperanza, entre otros.
7. La existencia, tal como podríamos afirmar, es lo “primariamente
interesante”. Por ello, la manifestación de un pathos o temple de
ánimo lejos de cualquier forma de obnubilación emocional, es
también un modo de revelación de la existencia.
8. Fue esta fidelidad a la existencia, en su total irreductibilidad y
concreción, el principal horizonte del pensamiento de Manuel
González Prada. Muchas de las ambigüedades de su pensamiento,
sus fluctuaciones o incluso sus francos retrocesos, no son sino
anécdotas en un camino que siempre supo lo que se había perdido
y era urgente recuperar: la plenitud fáctica de la existencia
humana.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
62
Jorge Luis Godenzi Alegre
9. Hoy, para muchos la felicidad ha quedado reducida a tres
situaciones: bienestar, nivel de vida y seguridad. Cada una de
ellas tiene su propio perímetro. El bienestar por sí mismo no da
la felicidad: tener lo suficiente es una rampa de salida, positiva,
adecuada, pero ahí no está la clave. El nivel de vida tiene un valor
indudable, pero es mucha la gente que con esta premisa cubierta,
no es feliz. La seguridad en la existencia humana siempre es
relativa y uno está a merced de los vientos exteriores que pueden
cambiar las condiciones. ¿En qué consiste entonces la felicidad?
¿Dónde está la piedra filosofal para encontrar el camino adecuado?
La felicidad consiste, al decir de González Prada, en hacer algo
que merezca la pena con la propia vida, algo grande y positivo, de
acuerdo con las posibilidades de cada uno.
10.El juicio que emitimos muchas veces no es cognitivo, algunos
de esos juicios se originan en los sentidos que nos proporcionan
los objetos, sentidos que compartimos con todas las criaturas
vivas que poseen idénticas capacidades sensoriales. De los
cinco sentidos con que contamos, tres de ellos nos presentan
claramente los objetos del mundo exterior y son así fácilmente
comunicables. La vista, el oído y el tacto llevan directa y, por
así decirlo, objetivamente a los objetos; gracias a estos sentidos,
se puede identificar los objetos, compartirlos con los demás,
expresarlos en palabras, debatirlos etc. El olfato y el gusto
proporcionan sensaciones internas que son totalmente privadas e
incomunicables; lo que yo saboreo o lo que huelo no puede llegar
a expresarse en palabras; parece que sean por definición sentidos
privados. Además, los tres sentidos objetivos comparten el hecho
de ser susceptible de representación, de hacer presente algo
que está ausente. Esta facultad que González Prada denomina
imaginación no la poseen ni el gusto ni el olfato. Por ello, desliza
que nuestra memoria es en buena cuenta nuestra coherencia,
nuestra razón, nuestra acción, nuestra pasión. Sin ella no somos
nada. Antes bien, es más racional y razonable reconocer que con
la memoria existen discursos (en el sueño, en la poesía, en la
expresión de deseos y pasiones).
11.González Prada no parece darse cuenta que la afirmación de la
imaginación como fuente del conocimiento encierra una aporía:
si la imaginación solo trata con imágenes particulares y el
conocimiento es solo de lo universal ¿cómo puede la imaginación
ser el origen del conocimiento? Nuestro libertario resuelve el
problema con su insistencia en que es el lenguaje el medio para
tratar con lo universal, aunque esto sea solo una ilusión causada
por el uso de las palabras. Mas aquí se nos plantea otro problema,
si las palabras son lo único universal ¿cómo nos salvamos del
escepticismo sobre la posibilidad de conocer la realidad?
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
63
12.La relación lenguaje-pensamiento plantea el problema de la
expresión del pensamiento que no puede reducirse a un mero
decir que el pensamiento representa un significado de las
palabras y que, consecuentemente, que las palabras son el
vehículo del pensamiento. A este respecto, se ha hablado de
una fundamentación gramaticista de la lógica gonzalespradiana,
queriéndose derivar el valor del logos de motivos heterónomos o
extra lógicos. De ahí una cierta confusión entre el juicio gramatical
y el juicio lógico. El primero expresa una relación lingüística y el
segundo, una relación ideal. El lenguaje es un producto social
porque el individuo lo utiliza como un instrumento para expresar
sus ideas, sus emociones y su sistema valorativo.
13.El cogito en González Prada es característico de quien ve en el
mundo habitado por símbolos o síntomas; signos indudables de
algo que no está ni aquí abajo ni allá arriba pero que tarde o
temprano ocurrirá. El culto de la razón que genera una religión
monumental de la eternidad; un gusto por el mausoleo que revela
una de nexos ocultos y profundos con las energías naturales; el
nacimiento de una idea del templo estético del que está ausente;
la imagen de un Dios determinado. De la adoración de Dios a la
adoración de la naturaleza, de la adoración de la forma al culto
del lenguaje: he aquí la imagen descriptiva de una “sucesión”.
Pero, en tanto esta sucesión se define se inserta en el siguiente
diagnóstico social: el individuo está precipitándose hacia la sima
porque ha perdido el centro.
14.Quizá aquí haya que volver a lo que buscábamos resolver. ¿Hay
algún principio que pueda poner orden a las pasiones? González
Prada parece encontrarlo en la razón. La razón sería el que unifica
y dirige nuestras pasiones y la libertad no es nada más que un
deseo fuerte de ejercer nuestra voluntad en algún grado en todos
los individuos, de forma tal que estos parecen dividirse entre los
que tienen un gran deseo de libertad ––los libertarios–– y los que no
tienen ningún deseo de libertad ––los pusilánimes–– que prefieren
vivir una vida tranquila y dejarse gobernar por otros. En buena
cuenta podemos colegir entre una concepción del hombre como
un ser pasional que se mueve por impulsos, y la de un ser racional
que delibera sobre los pros y los contras de sus posibles acciones,
pudiendo haber intentado construir una lógica pasional-racional
a partir de su intuición de que los pensamientos se adelantan a
nuestros deseos en búsqueda de las cosas que deseamos tener. El
problema pasa al parecer, finalmente, por la incapacidad de don
Manuel González Prada en establecer una conexión entre pasión y
razón, de forma tal que podamos entender que el individuo puede
llegar desde ciertas pasiones a la claridad racional necesaria para
establecer normas objetivas y obligarse a cumplirlas.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
64
Jorge Luis Godenzi Alegre
15.Por último, don Manuel González Prada es un gran peruano,
devorado por la pasión literaria y a medida que avanza en sus
relatos se advierte que la narración vence sus venganzas y miserias
privadas. La pura pasión literaria fue lo que le empujó a introducir
toda suerte de detalles, cuadros de género, observaciones y
escenas de modo que el lector tropieza con diálogos, anécdotas,
catálogos detallados de naves, caballos, provisiones, descripciones
fisiognómicas de todo aquello que lo circundó. En otras palabras:
la desesperada avidez por entender lo que le ocurrió constituye,
sin duda, uno de los mejores legados que le ha podido dejar a las
generaciones futuras.
IV. BIBLIOGRAFÍA
ALARCO, Luis Felipe (1952) Pensadores peruanos. Lima, Tip. Sta.
Rosa 1952
BELAÚNDE, Víctor Andrés. González Prada. Lima, Mercurio Peruano,
agosto de 1918.
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. Anarquía Lima, Ed PTCM 2da edición
1948
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. Bajo el oprobio. París, Tip. De Louis
Bellenandetfils 1933
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. El tonel de Diógenes. Fragmentaria y
Memoranda. México, Ed. Tezontle, 1945
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. Exóticas. Lima, Ed. PTCM, 1948
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. Horas de lucha. Lima Fondo de Cultura
Popular 1964.
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. Nuevas páginas Libres. Santiago de
Chile, Ed. Ercilla, 1937
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. Páginas Libres. Lima, Fondo de Cultura
Popular. 1966
GONZÁLEZ PRADA, Manuel. Trozos de vida. París, Tip de Louis
Bellenand et fils, 1933.
LEGUÍA, Jorge Guillermo. Estudios históricos. Santiago de Chile, Ed.
Ercilla, 1939
MARIÁTEGUI, José Carlos. 7 ensayos de interpretación de la realidad
peruana. Santiago de Chile. Ed. Ercilla. 1945
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
ISSN: 1812-6804
El
pathos de la libertad y el logos de la racionalidad en
Manuel González Prada
65
ORTEGA Y GASSET, José. “Vitalidad, alma y espíritu”, en Obras
Completas Vol. 5, Madrid: Revista de Occidente, 1956.
SALAZAR BONDY, Augusto. ¿Existe una filosofía de nuestra América?
México, Siglo XXI Ediciones, 1968.
SÁNCHEZ, Luis Alberto. Don Manuel. Lima, populibros peruanos,
1964.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jgodenzzi@yahoo.es
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 37-65, 2012
Proteccion
67
del derecho a la vida
PROTECCIÓN DEL DERECHO A LA VIDA
Felipe Villavicencio Terreros
Profesor de derecho penal y criminología. Profesor principal de la Pontificia Universidad
Católica del Perú y profesor en la Facultad de Derecho de la USMP. Miembro de
Subcomité contra la Tortura de Naciones Unidas (SPT). Esta Contribución académica fue
elaborada para el Libro Homenaje al profesor Dr. José Hurtado Pozo y también para la
Revista Vox Juris de la Facultad de Derecho de la USMP.
Recibido: 21 de diciembre de 2012
Aceptado: 22 de diciembre de 2012
Sumario
1. Derecho a la vida. 2. Fin de la persona humana.
Resumen
En el presente trabajo el autor expone sobre la protección del derecho
a la vida. Sin embargo, aquello que genera problemática es en qué
momento se origina o se da inicio a la vida humana y cuándo se pone
fin a esta. Para el Derecho Penal la vida es un fenómeno bio-psicosocial inseparablemente unido y de carácter dinámico. Asimismo, al
ser dinámico, no es posible afirmar la existencia de un punto exacto
de en qué momento empieza la vida. De este modo, el derecho a la vida
goza de una naturaleza compleja siendo el fundamento de todos los
demás bienes jurídicos, sin el que otros derechos no tendrían existencia
alguna. Si bien los límites de la protección al derecho de la vida son
muy discutidos, el autor considera adecuado en la actualidad el criterio
de la anidación del óvulo fecundado en el útero como límite mínimo de
este derecho. Por otro lado, se trata el tema de cuándo concluye la vida
humana. El derecho penal mantiene la protección del derecho a la vida
de la persona hasta que concluya con la muerte de la persona. Si bien
el concepto muerte ha variado a lo largo de los tiempos, actualmente
la consideración médico – jurídica está orientada por la Ley General de
Salud que considera la ausencia de vida al cese definitivo de la actividad
cerebral, adoptando un sistema dual, ya que también se admite como
muerte el cese irreversible de la actividad cardiorrespiratoria.
Palabras clave
Derecho a la vida, fin de la persona, bien jurídico vida, aborto,
integridad humana, vida humana dependiente e independiente.
Abstract
In this paper the author discusses about protecting the right to life.
However, what is problematic generates at what point originates or
VOX JURIS(24) 2, 2012
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
68
Felipe Villavicencio Terreros
begins to human life and when this ends. Criminal Law For life is a
biopsychosocial phenomenon inseparably social and dynamic. Also,
to be dynamic, you can not assert the existence of an exact point of
when life begins. Thus, the right to life has a complex nature to be
the foundation of all other legal rights, without which no other rights
have any existence. While the limits of the protection of the right to
life are discussed, the author considers it appropriate in the present
approach the nesting of the fertilized egg in the uterus as minimum
limit this right. Furthermore, it is the issue of when human life ends.
Criminal law maintains protection of the right to life of the person
until the end with the death of the person. While the concept of death
has varied over time, currently with the medical - legal is guided by the
General Health Law that considers the absence of life to termination
of brain activity, adopting a dual system, as well death is accepted as
the irreversible cessation of cardiorespiratory activity.
Keywords
Right to life, sothe personlegallylife, abortion, human integritydependent
and independentlife.
1. DERECHO A LA VIDA
El artículo 2º, inciso 1º de la Constitución Política del Perú, declara
que “toda persona tiene derecho a la vida”. A nivel global, la protección
se establece en la Declaración Universal de Derechos Humanos
(art. 3º) y a nivel regional, en la Convención Americana de Derechos
Humanos (“Pacto de San José”, artículo 4º, primer párrafo), el Pacto
Internacional de Derechos Políticos y Civiles (art .6º) y la Convención
Europea de Derechos Humanos (artículo 2º, primer párrafo). El
derecho fundamental que tiene toda persona a la vida es indiscutible e
incuestionable, con independencia de su status, pre o postnatal, de su
capacidad o incapacidad de vida o de la mayor o menor calidad de vida.
Se trata de un derecho de todo ser humano desde su concepción hasta
su muerte, haya adquirido la calidad de persona o se encuentre todavía
en el vientre materno1. Sin embargo, la intensidad de la protección de la
vida fetal y de la del ya nacido es diferente en los distintos ordenamientos
positivos, según se halle en el seno materno o fuera de él.
1
Requejo Conde, Protección penal de la vida humana. Especial consideración de
la eutanasia neonatal. Editorial Comares, Granada, 2008, p. 7. En el mismo sentido
Félix Reinaldi quien señala: La vida inicia con la concepción, la que se equipara a la
fecundación. En cuanto que el ciclo vital empieza en aquel momento en que dos realidades
diversas (gametos) surge una realidad nueva y distinta (cigoto), con potencialidad y
autonomía genética para presidir su propio desarrollo. Queda así configurada una vida
que no es ni del padre, ni de la madre, sino de un nuevo ser humano que se desarrolla
por sí mismo, con absoluta originalidad e irrepetibilidad (Félix Reinaldi, Víctor. “Delitos
contra la vida humana independiente”. En: Derecho penal. Parte especial 1, Director:
Fabian I. Balcarce. Editorial Lerner, Córdoba, 2007, p. 139).
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
ISSN: 1812-6804
Proteccion
del derecho a la vida
69
El bien jurídico en todos los delitos que integran el Capítulo I del Título
I del Libro Segundo del Código Penal vigente es el derecho a la vida2.
La problemática actual de la protección a este derecho debe tener en
cuenta tres puntos fundamentales3: alcance, extensión y límites del
concepto vida humana. Aspectos que deben ser redefinidos sobre la
base de los avances obtenidos en las ciencias biológica y médica que
han modificado los criterios clásicos sobre la vida humana entendida
en sentido natural y han prolongado su existencia artificialmente o
por medio de la técnica de trasplante de órganos.
En cuanto al límite temporal del inicio o conclusión de la vida
humana, estos deben ser tratados teniendo en cuenta a los modernos
procedimientos especiales como la fecundación, procreación asistida y
el embrión humano no implantado en el seno materno4. Sin embargo,
estas cuestiones aun serán tratadas en el futuro, pero deben ser
analizadas teniendo en cuenta las problemáticas de la vida y de la
muerte de la persona humana, la que ha adquirido y adquirirá nuevas
dimensiones a través de los progresos de la ciencia. Esto se extenderá
desde la protección de los embriones, pasando por la tecnología genética
y el derecho de trasplante hasta las cuestiones de ayuda a morir, que se
plantea y planteará de distintas maneras debido a la moderna medicina
intensiva. Todos estos temas, al igual que la protección total de la vida,
constituyen ámbitos centrales de trabajo no solamente de la medicina
o de la bioética, sino también del derecho penal5.
El Derecho Penal contempla la vida como un fenómeno bio-psico-social
inseparablemente unido y de carácter dinámico6. En este sentido, “por
ser un proceso dinámico , no es posible afirmar la existencia de un
punto exacto de cuándo comienza la vida humana”7. Además, su
valoración es uniforme e igual, independiente de la valoración social
que se haga de su titular8 o de la distinción de la capacidad física o
2
Precisa Miguel Polaino-Orts (en Polaino Navarrete, Miguel et. al.: Lecciones de
derecho penal. Parte especial, Tecnos, Madrid 2010, p. 34) que “el derecho penal no
tutela la vida en si, como bien jurídico protegido, sino en todo caso el derecho a la vida.
La distinción no es baladí: el primer concepto es meramente biológico, mientras que el
segundo es netamente normativo. El bien jurídico – ningún bien jurídico, y menos en este
ámbito de los delitos consistentes en privar a alguien de su vida - no puede definirse de
manera ontológica, naturalística o biológica sino exclusivamente normativa”.
3
Cf. Donna, Edgardo Alberto. Derecho penal - parte especial, Tomo I, Tercera edición,
Rubinzal-Culzoni Editorres, 2008, p. 21 y 22
4
Fellini, Zulita. Homicidio simple. En: Código penal y normas complementarias. Análisis
doctrinal y jurisprudencial. Parte especial, Vol. 3. Director: David Baigún y Eugenio Raúl
Zaffaroni. Hammurabi, 2007, p. 5
5
Roxin, Claus. La ciencia jurídico-penal ante las tareas del futuro. La teoría del delito
en la discusión actual. Traducción de Manuel Abanto Vásquez, Grijley. 2007, p. 11
6
Vid. Castillo, 2000, p. 27
7
Donna 1999, p. 17; Idem, 2008, p. 28
8
Muñoz Conde: 1995, 21. Para Vásquez
Shimajuko (La
vida
humana
independiente: contenido y límites de su protección jurídico-penal en Revista de
Doctrina y Jurisprudencia Penales, Nº 3 , 2002, Grijley p. 374) “la protección jurídico
penal de la vida debe descansar sobre una base naturalística, como realidad físicobiológica, que permita, en algunos casos, la penetración de elementos valorativos en
VOX JURIS(24) 2, 2012
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
70
Felipe Villavicencio Terreros
mental9. La vida “es el conjunto de funciones biológicas y psicológicas
propias de la persona natural”10. No obstante, la vida no se reduce a
una realidad naturalística bio-fisiológica, sino aquella solo conforma
su sustrato natural y complementada con criterios valorativos como
la dignidad humana, considerársela como “una forma especial de
vivir”11, es decir, vivir adecuadamente en condiciones dignas, entender
a la persona como un ser único e irrepetible, dotado de capacidad, de
sensibilidad y orientarse conforme a valores. Estas exigencias deben
tenerse en cuanta especialmente en el campo de la medicina moderna
y la bioética, al momento de tratar temas como el genoma humano, la
clonación humana y la manipulación genética humana.
Así, en el delito de homicidio no solo se protege de manera única el
bien jurídico vida humana sino por su propia naturaleza compleja
implica la protección de otros bienes jurídicos como la integridad
personal12 y la dignidad humana13.
El derecho a la vida es el fundamento de todos los demás bienes
jurídicos, sin el que otros derechos no tendrían existencia
alguna (naturaleza compleja)14 y, es el primer y más importante
de los bienes que se reconoce a todo individuo de la especie
humana (naturaleza valorativa), y el derecho a que se respete
su existencia le es inherente a toda persona humana como
realidad psicofísica (naturaleza ontológica). Solo un concepto de
vida humana que contenga su naturaleza compleja, valorativa y
ontológica es compatible con los Derechos Humanos y los Estado
Constitucionales de Derecho.
Sin embargo, existen posiciones distintas que parten de presupuestos
diferentes y llegan a las mismas conclusiones. La primera, parte de la
reformulación de las relaciones entre la vida y la libertad, sustentando
que todos los derechos fundamentales de la personas se deben
dicha protección, y en la que aquella sirva de límite a la valoración jurídica o social
de la que puede ser objeto”.
9
Serrano Gómez, Alfonso y Serrano Maillo, Alfonso. Derecho penal - parte
especial, décima primera edición, Editorial Dykinson, Madrid, 2006, p. 9
10
Hurtado Pozo 1995, 2
11
Gómez Pavajeau, Carlos Arturo y Urbano Martínez, José Juaquín, ob cit, p. 901
12
La protección a la vida e integridad personal es obvia. El bien jurídico de la integridad
personal es parte del concepto vida, habida cuenta que como tal la complejidad del
mismo cobija también a su presupuesto, puesto que, toda agresión a la integridad
personal entraña un ataque al derecho de la vida, en tonto la plenitud de ésta lleva
implícita aquella (vid Gómez Pavajeau, Carlos Arturo y Urbano Martínez, José Juaquín.
Delitos contra la vida e integridad personal. En: Lecciones de derecho penal - Parte
especial. Universidad Externado de Colombia, 2004, p. 871.
13
Donna, Edgardo Alberto. Derecho penal. Parte Especial. Tomo I, Tercera Edición,
Rubinzal - Culzoni, 2008, p 19. Así, la vida es el soporte de la dignidad de la persona
(Peña Cabrera 1994, 71).
14
En el mismo sentido Félix Reinaldi, Víctor. “Delitos contra la vida humana
independiente”. En: Derecho penal. Parte especial 1, Director: Fabian I. Balcarce.
Editorial Lerner, Córdoba, 2007, p. 139
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
ISSN: 1812-6804
Proteccion
del derecho a la vida
71
considerar como emanaciones del derecho al libre desarrollo de la
personalidad. Esta postura analiza el problema desde la perspectiva
del conflicto entre los bienes jurídicos de la vida y la libertad y considera
que esta última es la piedra sobre la que se edifica el sistema social.
La consecuencia a que se llega es que el consentimiento tendría total
eficacia y además se aceptaría un derecho al suicidio que implicaría
la destipificación de la inducción y ayuda al mismo (figura que el
código penal peruano sanciona en el art. 113). La segunda posición,
considera que la imputación penal debe reservarse para cuando
se esté ante comportamientos que permitan la correlatividad entre
derechos y deberes, esto es, cuando estén en juego derechos ajenos.
En suma, la vida y la integridad personal se protegen penalmente solo
respecto de las agresiones de terceros y no sobre uno mismo15.
Por otro lado, la tendencia mayoritaria se inclina por definir el
bien jurídico protegido en el homicidio, tomando en cuenta tanto
el derecho a la libertad y dignidad de la persona, proponiendo una
consideración pluralizada del bien jurídico protegido. Así, el delito
de homicidio no solo protege la vida sino, también la dignidad de
la persona como un soporte de aquella, “el punto de partida de
la reinterpretación se puede formular de la siguiente manera: el
reconocimiento constitucional de la dignidad de la persona como
un fundamento de orden político y de la paz social que no permite
desconocer en la protección penal de los bienes jurídicos personales
un cierto grado de determinación de la persona protegida, aunque
cierto casos de conflictos, el reconocimiento de la misma no sea
total” 16.
El amparo de la protección constitucional y la protección jurídico
penal de la vida se proyecta a la época que precede al nacimiento de
la persona. La vida del nasciturus encarna un valor fundamental,
por la esperanza de su existencia como persona que representa,
pues el nacimiento da origen a la existencia legal de las personas.
Por tal motivo, la protección jurídica a la vida no solo se dirige a la
persona autónoma sino también se valora positivamente la protección
del ser humano en germen17 o en su etapa embrionaria o en plena
concepción18 19.
15
Gómez Pavajeau, Carlos Arturo y Urbano Martínez, José Joaquín, ob cit, p.
874-875
16
Bacigalupo, Enrique: El consentimiento en los delitos contra la vida y la integridad
física en Revista Peruana de Ciencias Penales, N° 1, año 1, enero - julio, 1993, Cultural
Cuzco, Lima - Perú, p. 18
17
Habla de vida humana en germen: Bacigalupo, Enrique. Los delitos de homicidio,
Bogotá, Temis, 1989, p. 5 y Gómez Pavajeau, Carlos Arturo y Urbano Martínez, José
Juaquín, ob cit, p. 876
18
Así, la Segunda Parte del numeral 1 del artículo 4º de la Convención Americana
sobre Derechos Humanos
19
Sin embargo, rechazamos aquellas explicaciones que pretendían fundamentar
licencia para la aniquilación de la vida sin valor de vida (como la realizada por
Karl Binding y Alfred Hoche: La licencia para la aniquilación de la vida sin valor de
vida, trad. Bautista Serigos, revisión e introducción de E. Raúl Zaffaroni, Ediar, Bs.As.
VOX JURIS(24) 2, 2012
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
72
Felipe Villavicencio Terreros
En un sentido completamente diferente, los límites de la protección
del derecho a la vida humana son muy discutidos. Es evidente, que la
decisión del inicio de protección está relacionada al desarrollo natural
de la vida, pero se requiere de una decisión de carácter normativa20.
El límite mínimo puede ser determinado desde el momento de la
fecundación del óvulo por el espermatozoide o anidación del óvulo
fecundado en el útero. En el derecho penal peruano es dominante el
segundo criterio.
Por nuestra parte, consideramos adecuado el criterio de la anidación
como límite mínimo de protección de la vida humana por las
respectivas pruebas científicas de la biomedicina que acreditan que
la vida humana comienza con la implementación del embrión en la
pared del útero que se presenta a los catorce días de la fecundación,
es cuando el embrión adquiere, la individualización, fenómeno de
naturaleza genética21 y por cuestiones de política criminal. Según
las consideraciones político-criminales, especialmente de acuerdo al
principio de subsidiariedad penal, la vida humana del concebido se
estima como bien jurídico digno de protección penal; no obstante, en
un plano diferente, vinculado al principio de fragmentariedad resulta
que: no todos los atentados contra este antes de la anidación resultan
adecuados de penalización, sino solo aquellos donde ya exista la
unión del óvulo y el espermatozoide en el útero es ahí valorativamente
donde existe “en potencia un futuro ser humano”22. En definitiva,
la política criminal no determina cuándo se inicia la vida humana
dependiente sino trata de decidir a partir de cuándo o hasta qué
momento corresponde la protección jurídica del derecho a la vida
humana teniendo en cuenta el grado de certeza de su existencia23.
El carácter complejo de la vida humana, encarnada en un devenir
donde paulatinamente se van produciendo avances cuantitativos
y cualitativos que reclaman una protección más intensa, demanda
del derecho penal y del principio de fragmentariedad la necesidad
de establecer etapas o segmentos clasificatorios para obtener una
2009, pp. 49 ss.).
20
Poliano Orts: ob.cit., p. 36.
21
Romeo Casabona, Carlos María. El derecho y la bioética ante los límites de
la vida humana. Madrid. Centro de Estudios Ramón Areces, 1994, p. 149. Para
Gómez Pavajeau y Urbano Martínez, coincida o no la noción de concepción con
la implementación del óvulo fecundado en el útero, debe darse por sentado que el
concepto de anidación es el que mejor responde al ámbito de protección del bien
jurídico” (ob cit, p. 883). En esta misma línea señala Gracia Martín, que lo que se
protege es el bien jurídico vida como bien jurídico individual, y ello solo se consigue
en el momento en que esa individualidad está plenamente constituida, esto es, con
la anidación (Gracias Martín, Luís. Comentario al Código penal. Parte especial, vol. I,
Valencia, Tirant lo Blach, 1997, p. 292)
22
Roxin, Claus. La protección de la vida humana mediante el derecho penal.
Salamanca, Universidad de Salamanca, 2002, p 1. Además agrega que debe participar
hasta cierto punto de la protección y de la dignidad como la de un ser humano ya
nacido, en orden a evitar la producción de embriones sólo con fines de investigación,
como material de consumo, cosificando la vida humana.
23
Romeo Casabona, Carlos María. El derecho y la bioética ante los límites de la
vida humana. Madrid. Centro de Estudios Ramón Areces, 1994, p. 138-139
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
ISSN: 1812-6804
Proteccion
del derecho a la vida
73
adecuada respuesta punitiva a los diferentes grados de protección
acorde con el principio de proporcionalidad24.
Por lo tanto, no es aconsejable tomar como punto de partida de
la vida dependiente el criterio de la fecundación del óvulo por el
espermatozoide, toda vez que, la relación orgánica entre el fruto
y el cuerpo materno solo se da a partir de la anidación, momento
de la simbiosis entre ambos. De lo contrario ello implicaría graves
inconvenientes prácticos, sociales y jurídicos25, a saber: a) la técnica
de fertilización in vitrio implica la producción de una cantidad
relativa de embriones de los que algunos se implantaran en el útero
de la mujer, constituyendo aborto la primera acción y b) métodos
anticonceptivos que impiden la anidación del óvulo fecundado en el
útero materno tendrían que ser considerado como abortivos. Estas
consideraciones resultan particularmente importante para el estudio
del delito de aborto26.
Se diferencia entre interrupción de la vida humana dependiente
(aborto) de la vida humana independiente (homicidios) la que
resulta de analizar el tema desde una óptica puramente biológica
y no normativa. Pues, la mayoría en el campo doctrinario distingue
entre vida humana independiente y vida humana dependiente,
ya que convierte en decisivo, para la solución jurídica, un criterio
puramente biológico, cuando lo que importa es la significación social27.
Socialmente, la vida posterior al nacimiento no puede considerarse en
absoluto independiente, toda vez que la subsistencia de un recién
nacido depende totalmente de la asistencia que se la brinde; en
consecuencia, la independencia puramente biológica no señala un
punto de vista significativo para la valoración jurídica28.
Existen discrepancias sobre el inicio de la vida humana
independiente. Así, en la doctrina penal se identifican principalmente
aquellas que señalan que esta se inicia con la “separación del
concebido del claustro materno” con sus diferentes variables como:
Gómez Pavajeau, Carlos Arturo y Urbano Martínez, José Juaquín, ob cit, p. 878
Idem., p. 884-885
26
En la doctrina internacional existen otras posiciones: Muñoz Conde, por ejemplo,
opina a favor de la llamada “solución del plazo”, la que basándose en que durante los
primeros meses de gestación los signos vitales del feto son aún muy ambiguos, por lo
que existe incertidumbre del embarazo, propone como criterio jurídico penal de inicio
de la vida dependiente un punto dentro del periodo de gestación en el cual no existan
dudas respecto de la vida del nuevo ser. En Francia e Italia la solución del plazo se
viene aplicado. En los mencionados países el inicio de la vida dependiente, para fines
jurídico penal, es a partir de los tres meses de gestación, despenalizándose el aborto
cometido hasta antes de dicho plazo. Para Muñoz Conde este criterio es tan arbitrario
como el criterio de la fecundación o como el de la anidación (Muñoz Conde: 1995, 92).
27
Donna, ob cit, p 35
28
Bacigalupo, Enrique. El delito de homicidio. En: Estudio de la Parte especial del
Derecho penal. Editorial AKAL, Madrid, 1991, p. 18
24
25
VOX JURIS(24) 2, 2012
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
74
Felipe Villavicencio Terreros
el criterio de la percepción visual29, la exteriorización30, la autonomía
de vida31, la viabilidad32, la de los medios directos en su ejecución33, la
ejecución directa sobre el ser que está naciendo34, la expulsión total35 o
de la respiración autónoma36 y el “criterio de las contracciones”37.
Bramont-Arias Torres, Luís y García Cantizano, María del Carmen. (Manual
de Derecho Penal, Parte Especial, Lima, 1998, p. 40 ) quienes consideran que la vida
humana empieza “con la fase de expulsión del feto, una vez que comienza a salir del
claustro materno”;también Haro, 1993, p. 48 quien señala: “la protección de la vida se
inicia con el nacimiento que se produce con la expulsión del feto”; Vid. la crítica a ésta
posición en Castillo Alva, (ob cit, p. 33) y Vásquez Shimajuko (ob cit, p. 378) quien
sostienen que “sus defensores no han explicado con claridad si la posibilidad de apreciar
a la persona siendo expulsada del claustro materno es una posibilidad en el caso
concreto (ejemplo: en un sujeto invidente o el hecho que se produzca en una habitación
totalmente oscura. Estos casos serían calificados de aborto). En todo caso, se trataría de
una posibilidad in abstracto, válido para todo los supuestos que se presenten”. En
derecho penal español, mantienen esta posición: Serrano Gómez , Alfonso (Derecho
Penal , Parte Especial, T. I. , Madrid 1996 , p. 31), Muñoz Conde, Francisco (Derecho
Penal, Parte especial, Valencia, 1996, p. 28), Rodríguez Devesa, José María y Serrano
Gómez, Alfonso (Derecho Penal Español, Parte Especial, Madrid, 1994, p. 22] Felipi
Saborit, David (El homicidio y sus formas, en: Lecciones de Derecho Penal, Parte Especial.
Dir. Silva Sánchez, Jesús María. Editorial ATELIER, 2006, p. 28: quien se refiere a “la
separación del claustro materno, que el cuerpo haya salido completamente al exterior”).
30
Roy Freyre, Luís, Derecho Penal Peruano, Parte Especial, T.I., 1986, p. 209,
la frase “durante el parto” debe entenderse como “durante el nacimiento”, el mismo
comienza cuando una parte del infante se asoma al exterior”.
31
Bustos Ramírez, Juan, Manual de Derecho Penal, Parte Especial, Barcelona,
1991, p. 18 “en el momento de la autonomía funcional del sujeto”; cfr. Diez Ripollés,
José Luís y Gracia Martín, Luís. Comentarios al Código Penal, parte Especial, tomo I,
Tirant lo Blanch, Valencia, 1997, p. 42 n. m. 36 (quien señala que no se requiere una
acción sobre la madre (trabajo de parto o cesárea), sino una actuación directa sobre
el feto (corte del cordón umbilical o excitar la respiración). Calderón Cerezo, Ángel y
Choclan Montalvo, José Antonio, Derecho Penal Parte Especial, Tomo II, 2º edición,
Bosch, 2001, p. 17 y 18 (“El nacimiento se produce cuando la criatura se independiza
físicamente de la madre, lo que se manifiesta a través de la respiración pulmonar
autónoma”), Morales Prats, Fermín. Del Homicidio y sus formas, en: Comentario
a la Parte Especial de Derecho Penal, Dir Quinteros Olivares, Gonzalo, Editorial
Aranzadi, Segunda Edición, 1999, p. 31 (“se entiende por nacimiento la completa
salida o separación del feto del claustro materno”); Politoff, Sergio; Grisolia, Francisco
y Bustos, Juan. Derecho Penal Chileno, Parte Especial, Editorial Jurídica de Chile,
1992, p. 46. (con “la autonomía de la vida, es decir, independencia biológica referidas
en lo fundamental a la función circulatoria y respiratoria”).
32
Queralt Jiménez, Joan. Derecho Penal Español, Barcelona, 1996, p. 6)
33
González Rus , Juan José en Cobo del Rosal – Dir, Curso de Derecho Penal
Español, T.I., Madrid, 1996, p. 21
34
Serrano Gómez, ob cit, p. 10. Asimismo, expresa que: la solución más razonable
es la de considerar homicidio la muerte ejecutada directamente sobre el ser que está
naciendo, y a través de la parte del cuerpo desprendido del claustro materno, o incluso
pendiente de desprenderse del mismo una vez iniciado el comienzo del nacimiento.
35
Breglia Arias, Omar. Homicidio simple, Editorial Astrea, Buenos Aires, 2008, p.
44. En contra Grisolía, Francisco; Bustos Ramírez, Juan y Politoff, Sergio. Derecho
penal chileno. Editorial Jurídica de Chile, 1971, p. 56
36
Blanco, 2005, 93, también Calderón Cerezo, Ángel. Comentario al Código
penal. Director: Cándido Conde- Pumpido Tourón. Vol 2, Bosch, 2007, p. 1014. En
Argentina: Molinario, Alfredo. Los delitos. Primera Impresión. Actualizado por Aguirre
Obarrio, TEA, Buenos Aires, 1996, Tomo I, p. 67; en Colombia Ferreira Delgado, ob
cit, p 17. La dificultad que presenta este criterio está referida a la complejidad de la
prueba, para demostrar si ha tenido ocurrencia la función respiratoria, esto es cuando
se ha abandonado la respiración placentaria dando lugar a la pulmonar.
37
Criterio dominante en Alemania desde la Sentencia del BGH 32, 194, siendo este el
mismo criterio seguido en España por la STS de 23 de octubre de 1996 y STS de 22 de
enero 1999 (vide Polaino-Orts: ob.cit., p.38).
29
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
ISSN: 1812-6804
Proteccion
del derecho a la vida
75
Para decidir, resulta adecuado el artículo 110º del Código Penal
(infanticidio) que utiliza la expresión “durante el parto”, el misma que se
inicia con los primeros dolores. El suceso del nacimiento es complejo,
es todo un proceso que tiene comienzo, desarrollo y fin. Los estudios
ginecológicos indican que el parto se compone de tres fases, periodo
de dilatación, periodo de expulsión y periodo de alumbramiento, cuya
duración varía de una mujer a otra, según la edad y número de partos
que se haya tenido: el criterio decisivo que determina el comienzo del
nacimiento es las contracciones de dilatación38.
Por lo tanto, el inicio se da con las contracciones uterinas, concretamente
con las dilatantes y seguidas por las del parto en vía de expulsión39.
Las contracciones dilatantes son aquellas que permiten abrir el canal
del parto hasta alcanzar plenamente la posibilidad de atravesar
dicho conducto, este proceso involucra las siguientes secuencias: la
dilatación del cuello primero y el borramiento después, continua con
la ruptura de la bolsa de las aguas (saco amniótico), la progresión y
rotación del feto y por fin la expulsión fetal. No debe confundirse entre
la contracción dilatante y la contracción expulsiva40.
La diferencia entre vida humana dependiente y la independiente “debe
ser vista no solo como límite normativo entre homicidio y aborto, sino
como el marco temporal donde comienza el bien jurídico protegido en
el delito de homicidio” 41. Así, creemos que el primer criterio es el más
preciso. Sin embargo, existen críticas sobre la diferencia de penalidad
entre el homicidio y el aborto que estaría basada en el hecho biológico
38
Resquejo Conde, ob cit, p. 20. Además señala que: 1.- Durante el periodo de
la dilatación tiene lugar las contracciones preparto, las contracciones del parto y la
expulsión (también denominadas contracciones pasivas o de latencia y contracciones
activas). Este periodo surge con las contracciones uterinas, producidas cada veinte
o treinta minutos y con una duración de quince a veinte segundos, proceso que
se demora entre seis y ocho horas y que aumenta en intensidad y duración hasta
conseguir el suficiente ensanchamiento del cuello uterino para conseguir que el bebé
pueda salir por el canal del parto, momento en que se inicia el periodo de expulsión.
2.-En el periodo de expulsión la dilatación es total, el feto completa el descenso,
rotación y amoldamiento de la cabeza al canal del parto y 3.- El parto concluye con
el periodo de alumbramiento o expulsión de la placeta y anexos ovulares. (idem, p.
20-21). También Luttger, sostiene desde un punto de vista médico, lo siguiente: “El
proceso de parto normal comienza con las contracciones de dilatación que pone al
feto en una posición de la que luego será expulsado por las contracciones de puje. Por
ello las contracciones de dilatación ya pertenecen a los intentos de expulsión del seno
materno y, por ende, en ese momento debe hablarse de comienzo de parto” (Citado por
Donna, ob cit, p. 31).
39
Roxin, ob cit, p 9. También Pacheco Osorio, quien sostiene que “desde que se
inicia el proceso de parto con los dolores uterinos es una vida cierta que comienza a
reclamar su autonomía” (Pacheco Osorio, Pedro. Derecho penal especial. T III, Bogotá,
Temis, 1978, p 190)
40
Así, Bacigalupo, sostiene que el nacimiento se inicia con las contracciones expulsivas.
ob cit, p 16. En la misma línea Fellini, Zulita, ob cit, p 7, quien afirma que “el comienzo
de la protección de la vida por el tipo de homicidio al comienzo del nacimiento,
entendiendo por tal las contracciones expulsivas del parto”
41
Castillo, 2000, p. 23. Donna, 2008, p. 28
VOX JURIS(24) 2, 2012
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
76
Felipe Villavicencio Terreros
que origina que el legislador conceda de manera incorrecta mayor
valor a la vida adulta que a la vida en formación42.
En los supuestos de cesárea se afirma que habría homicidio y no aborto,
desde la primera incisión que se realice en el vientre de la madre43.
Otro criterio considera que siendo la cesárea una “operación destinada
a extraer el feto del claustro materno e implica el corte de la pared
abdominal, del útero, del saco amniótico, y la posterior extracción
del infante. Sobre este último aspecto existen dos posiciones que se
diferencian tímidamente, aquella que sostiene que la vida humana
independiente se constituirá a partir del corte del saco amniótico, en
tanto que dicha incisión soporte una interrupción irreversible del
embarazo, interrupción que no se produce con el corte del vientre ni
con la incisión del útero44 y aquella que sostiene que el punto decisivo
no se encuentra a partir del corte del saco amniótico sino antes, es
decir, en la apertura del útero, siempre que, para la cesárea debe haber
culminado el proceso de gestación, o al menos el término fisiológico
se debe encontrar lo suficientemente avanzado para permitir una
independencia de carácter orgánico45. Consideramos, que el criterio
adoptado de las dilataciones debe ser trasladado a casos especiales
o situaciones irregulares como: rotura prematura de agua, parto a
consecuencia de caídas, estimulación de las contracciones o al parto
con cesárea46. Asimismo, en los partos irregulares por cesárea habrá
que establecer dos clases: caso en que la operación se realice tras el
comienzo de las dilataciones de parto (cesárea secundaria) valdrá el
criterio de las contracciones dilatorias y cuando hay que intervenir
antes del inicio de las dilataciones de parto (cesárea primaria) el inicio
del nacimiento lo determinará el corte del útero.
2. FIN DE LA PERSONA HUMANA
El Derecho penal mantiene la protección del derecho a la vida de la
persona hasta que deja de existir; por muy precario que sea su estado
42
Polaino-Orts (ob. cit, p. 37) afirma que “precisamente porque el bien jurídico
no es la vida natural es por lo que la pena del homicidio y del aborto son diferentes:
porque lo que se protege es un derecho de disponibilidad en relación a un bien (en este
caso, la vida del feto)”.
43
Vid. Castillo Alva, El Homicidio, p. 39. En contra: Vásquez Shimajuko, p. 381
44
Vásquez Shimajuko, p. 382. En sentido diferente Diez Ripollés, José Luís y
Gracia Martín, Luís. (Comentarios al Código Penal, Parte Especial, Tomo I, Tirant lo
Blanch, Valencia, 1997, p. 45 n. m. 43: “Los casos de que el nacimiento se produzca
sin parto, como sucede en los supuestos en que se practica la cesárea, debe regir el
criterio de la total expulsión”.
45
Por todos Roxín, ob cit, p. 10 y Gómez Pavajeau, Carlos Arturo y Urbano Martínez,
José Juaquín, ob cit, p. 892. Quien, además agrega: lo importante y definitivo es
que la formación alcanzada por el feto, dada su “viabilidad cronológica”, tenga la
indispensable “madurez embriológica” que le permita con los cuidados requeridos
para el caso, sobrevivir “sin ulteriores dependencia fisiológicas de la madre. Esto no
excluye los cuidados médicos y ayudas artificiales para la vida, obviamente mucho
menos lo cuidado que todo niño que no se valga por sí mismo necesite.
46
Requejo Conde, ob cit, p. 21
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
ISSN: 1812-6804
Proteccion
del derecho a la vida
77
vital47. La protección de la vida humana concluye con la muerte de
la persona48. El concepto muerte ha variado con el transcurso del
tiempo49. En un determinado momento se admitió de manera general,
salvo para casos de trasplante de órganos el criterios de muerte biofisiológico consistente en el cese irreversible de las funciones vitales
cardiorrespiratoria, que por motivo de la medicina intensiva se han
visto superadas, toda vez, que es posible la recuperación artificial de
aquella, pues la muerte no se produce de manera instantánea sino
progresivamente50.
Diferente es el criterio neurofisiológico que considera muerta a una
persona cuando se demuestra el cese irreversible de su actividad
cerebral; por ende, la misma que se presenta en el momento en
que se ha producido el cese irreversible de todas las funciones de
los hemisferios cerebrales y del tronco del encéfalo, pero en el que
se mantiene el funcionamiento de sus sistemas cardiovasculares y
respiratorios con la ayuda de procedimientos artificiales51.
En definitiva, el proceso terminal de la vida presenta situaciones
problemáticas52 como el caso de incertidumbre de definir que el
proceso de la muerte es irreversible y que, por lo tanto, los adelantos
biológicos no serán considerados parcialmente como continuación de
la vida o los otros supuestos en el que se plantea al médico decidir cuál
Cfr. Serrano Gómez, ob cit, p. 11
Cfr. Código Civil Peruano, art. 61º señala claramente que la muerte pone fin a la
persona, y de lo que la doctrina dominante ha llegado a la conclusión que el cadáver
restante pasa a convertirse en un objeto de derecho sui generis, que de acuerdo a la
legislación vigente no contiene valor económico – patrimonial.
49
En la actualidad, “las patologías de naturaleza mortal que afectan al hombre son
múltiples. No obstante, pueden separarse en 2 grupos: El primero se caracteriza
porque las diversas lesiones causantes dañan directamente el cerebro provocando la
llamada muerte cerebral o muerte encefálica. Esta se caracteriza por el compromiso
global de los hemisferios cerebrales, las zonas vecinas subcorticales, el cerebelo y el
tronco encefálico; por tal motivo hay pérdida de las funciones del sistema nervioso,
incluidas las relacionadas con el control de la respiración, la circulación de la sangre y
la temperatura corporal. De otro modo, en el segundo grupo las igualmente incurables
patologías causan indirectamente la muerte del cerebro y desde luego de la persona,
debido a que deprimen o suprimen el aporte de oxigeno y nutrientes, que en cantidad
y calidad critica por unidad de tiempo necesita continuamente el tejido cerebral para
funcionar. Si el trastorno no es revertido oportunamente, en cuestión de minutos
empieza la irremediable necrosis de la masa encefálica y luego en secuencia temporal,
el proceso deletéreo avanza progresivamente al resto de tejidos y órganos del cuerpo,
cuyo tiempo de resistencia a la ausencia de sangre y nutrientes esenciales difiere en
cada uno de ellos, aunque invariablemente es mayor que el del cerebro”. (Deza Bringas,
Luís: Diagnóstico de la muerte encefálica en la legislación peruana actual en Derecho,
Revista de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú, Nº
59, Lima 2007, p. 377). Ejemplos: del primer grupo.- hemorragia cerebral súbita de
tipo subaracnoidea por ruptura espontánea de un aneurisma y como consecuencia,
su cerebro es dañado directamente por el sangrado masivo dentro del cráneo. Del
segundo grupo: persona con hipertensión arterial crónica y súbitamente le sobreviene
un infarto cardiaco (ídem. p. 378).
50
Vid Gómez Pavajeau, Carlos Arturo y Urbano Martínez, José Juaquín, ob cit, p.
893
51
Romeo Casabona, ob cit, p. 162
52
Fellini, Zulita. ob cit, p. 11
47
48
VOX JURIS(24) 2, 2012
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
78
Felipe Villavicencio Terreros
debe ser su conducta conforme al ordenamiento legal en situaciones
tales como la determinación de cesar el tratamiento médico de un
paciente, o interrumpir o desconectar medios o aparatos de asistencia
intensiva o de alimentación, o considerar si está ya en condiciones de
donar sus órganos o tejidos para ser trasplantados a otras personas, o
para ser utilizados en investigaciones, o en la industria farmacéutica.
En nuestro contexto, la influencia de la técnica de trasplantes de
órganos y tejidos ha originado complejidad del concepto en el entendido
que el cuerpo humano muere progresivamente en sus funciones u
órganos.
El estado actual de esta consideración médico - jurídica (valorativa)53,
está orientada por la Ley General de Salud (Ley 26842 de 20 de julio de
1997) que en su título III “Del fin de la vida”, artículo 108º establece que
“la muerte pone fin a la persona. Se considera ausencia de vida al cese
definitivo de la actividad cerebral, independientemente de que algunos
de sus órganos o tejidos mantengan actividad biológica y puedan
ser usados con fines de trasplante, injerto o cultivo. El diagnóstico
fundado de cese definitivo de la actividad cerebral verifica la muerte.
Cuando no es posible establecer tal diagnóstico, la constatación del
paro cardiorrespiratorio irreversible confirma la muerte”. Así, se
considera que a partir de esta norma, “la muerte cerebral fue por
fin admitida en el Perú como muerte legal de la persona, para todos
sus efectos y no solo para amparar judicialmente a los trasplantes
de órganos cadavéricos”54. Sin embargo, como se observa, esta ley
adopta un sistema dual pues también admite – cuando no sea posible
determinar la muerte cerebral - como muerte el cese irreversible de
la actividad cardiorrespiratoria. La cuestión fue muy discutida en el
derecho penal peruano55.
Se considera muerte encefálica al cese irreversible de las funciones
del tronco encefálico cuyo protocolo de diagnóstico se establece
en el artículos 7º del Reglamento de la Ley 28189 Ley General de
Donación y Trasplante de Órganos y/o Tejidos Humanos de 18 de
marzo de 2004 (D.S. 014-2005-SA de 27 de mayo de 2005). El acta
de comprobación de la muerte encefálica es de responsabilidad
del director del establecimiento o su representante, el neurólogo o
neurocirujano y el médico tratante (art. 4º). Como se ha expresado,
Bustos: 1986, 24
Deza 2007, p. 376
55
Hurtado considera insuficiente el criterio de muerte como paralización irreversible
de los sistemas circulatorios, sanguíneo y respiratorio y admite la noción de muerte
clínica: (1982, 40; en el sentido que el fin de la persona humana es la muerte clínica,
vide 1995, p. 13). Por su parte, Peña Cabrera (1994, p. 73) señala que la muerte
es un fenómeno dinámico, en el que la vida se va extinguiendo poco a poco en los
diversos órganos y funciones, por lo que, si consideramos al cerebro como el órgano
más importante del cuerpo humano, tendremos que tener como criterio de muerte la
cesación irreversible de las funciones del cerebro. En el mismo sentido: Salinas Siccha
(1998, p. 33.), García del Río (2003, p. 113). Roy Freyre discrepante: sólo acepta la
muerte biológica y precisa que si el resultado fuese la muerte cerebral el delito sería
lesiones graves: (1989, 76).
53
54
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
ISSN: 1812-6804
Proteccion
del derecho a la vida
79
para la certificación de la muerte encefálica existe un protocolo
específico56, sin embargo, no existe en dicha norma un protocolo
para el caso de la certificación de la muerte basada en la ausencia
irreversible de la función cardiorrespiratoria, bastando para su
aceptación diagnostica la responsable verificación de un solo médico.
Según Deza, “esta segunda modalidad de certificación de muerte ha
sido redactada, posiblemente pensando que su aplicación es y será
solo para los casos de trasplantes de tejidos con exclusión de los
trasplantes de órganos cadavéricos”57.
El derecho penal peruano contiene diferentes figuras penales de
protección al derecho a la vida: los que son consecuencia del derecho
internacional de los derechos humanos y del derecho internacional
humanitarios (genocidio), ejecución extrajudicial – que aún no ha sido
incorporada a la legislación penal interna-, y las del derecho penal
común: homicidios (arts. 106 al 113 del CP), abortos (arts. 114 al 120
CP) y diferentes formas llamadas preterintencionales (estructuras
compuestas dolosas e imprudentes, ej. art. 121 penúltimo párrafo del
CP, etc
El artículo 7º del Reglamento se refiere al protocolo de diagnóstico de muerte
encefálica que se efectuará de acuerdo a las siguientes condiciones:
a)Determinación de la causa básica
b)Coma arreactivo estructural e irreversible con asistencia respiratoria mecánica y
estabilidad hemodinámica ya sea espontánea o con ayuda de drogas basoactivas, u
otras sustancias, descartando la presencia de hipotermia, sustancias depresoras
del sistema nervioso central, o paralizantes que puedan ser causantes de coma o
contribuir al cuadro clínico.
c) Ausencia de reflejos en el tronco encefálico
1. Pupilas midriaticas o en posición intermedia, sin respuesta a estimulación
fótica intensa
2. Reflejo oculocefálico
3. Reflejo oculovestibular
4. Reflejo nauceoso
5. Reflejo tusígeno
6. Reflejo corneal
d)Ausencia de respiración espontánea
e) Prueba de apnea
f) Prueba de atropina
g) Opcional al diagnóstico clínico de muerte encefálica, es permisible los estudios
de flujo sanguíneo cerebral, en aquellos centros que cuentan con dichos
procedimientos.
57
Deza 2007, p. 380. El art. 5º del reglamento de la Ley 28189 expresa que “la
certificación de la muerte encefálica previa a los procedimientos destinados a la utilización
de órganos o componentes anatómicos con fines de trasplante será indispensable sólo
en el caso del trasplante del riñón, corazón, hígado, páncreas, intestino y pulmones. En
caso de tejidos como piel, cornea, huesos, tendones o articulaciones será suficiente la
certificación usual de muerte por parte de un médico”.
56
VOX JURIS(24) 2, 2012
felipevillavicencio@gmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 67-79, 2012
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
81
PREHISTORIA DE LOS DERECHOS HUMANOS
EL LARGO CAMINO DE SU PROCESO
DE POSITIVIZACIÓN Y GENERALIZACIÓN
Omar Sar Suárez
Doctor y Magister en Derecho Constitucional por la Pontificia Universidad Católica del
Perú, Abogado por la Universidad de Buenos Aires y por la Universidad Nacional Mayor de
San Marcos, Profesor de Derecho Procesal Constitucional de la Universidad de
San Martín de Porres, la Universidad de Lima, la Academia de la Magistratura y el
Centro de Estudios Constitucionales del Tribunal Constitucional.
Asesor Jurisdiccional del Tribunal Constitucional.
Recibido: 22 de diciembre de 2012
Aceptado: 26 de diciembre de 2012
Sumario
I. El camino de los derechos. II. La incorporación de los Derechos como
concesión estamental. III. Primeros pasos hacia la generalización de los
derechos. IV. Las “declaraciones” de derechos V. El Constitucionalismo
Resumen
Los que hoy conocemos como Derechos Humanos y que se reivindican
como unos derechos inherentes a la condición de persona humana no
fueron siempre concebidos de la misma forma, han seguido un largo
proceso evolutivo. En el presente trabajo examinamos la evolución
histórica desde las concesiones reales, pasando por las declaraciones
(locales o nacionales) hasta llegar a su inclusión en los textos
constitucionales.
Palabras clave
Derechos Humanos, declaraciones, constitucionalismo, positivización.
Abstract
The is now known as Human Rights and which are claimed as a right
inherent in the human condition were not always designed in the
same way, have followed a long evolutionary process. In this paper
we examine the historical evolution from real concessions, through
declarations (local or national) until its inclusion in the constitutional
texts.
Keywords
Human Rights, declarations, constitutionalism, positivization.
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
82
Omar Sar Suárez
Introducción
Los que hoy conocemos como Derechos Humanos y que se reivindican
como unos derechos inherentes a la condición de persona humana no
fueron siempre concebidos de la misma forma, han seguido un largo
proceso evolutivo. En el presente trabajo examinamos la evolución
histórica desde las concesiones reales, pasando por las declaraciones
(locales o nacionales) hasta llegar a su inclusión en los textos
constitucionales.
Los ordenamientos jurídicos en todo el mundo incorporan a sus
normas los logros de la dura lucha de los hombres por su libertad. Pero este panorama halagüeño que nos es dado contemplar
en nuestra época no puede entenderse bien más que considerándolo como punto de arribo – no terminal - de un proceso
histórico en que la positivización ha ido extendiéndose paulatinamente cubriendo áreas humanas cada vez más amplias.
Fernández-Galiano, Antonio y de Castro Cid, Benito, Lecciones de
Teoría del Derecho y Derecho Natural, Ed. Universitas, 3º Edición,
Madrid 1999, P. 582.
I. El camino de los derechos
Hoy, en los albores del siglo XXI, puede afirmarse que los Derechos
Humanos están plenamente asentados en la conciencia de la
humanidad y esta universal convicción ejerce una presión constante
sobre los Estados que favorece la decisión de estos de reconocer y
positivizar unos derechos y libertades de los que ya los hombres no
sabrían prescindir.
Como señala Ollero Tassara “Desde diversos planteamientos de teoría
del conocimiento, y partiendo de las ideologías más contrapuestas,
todos parecen por una vez de acuerdo. Existen unos derechos
‘humanos’, un conjunto de exigencias sin las que el hombre no podría
disfrutar de una convivencia propiamente ‘humana’ y la lucha por
garantizarla se convierte en factor decisivo para la legitimación del
ordenamiento jurídico”1.
En el curso diacrónico de los Derechos Humanos suele hablarse de
una “historia” y una “prehistoria”. Esta última comprende aquella
1
Ollero Tassara, Andrés, ¿Tiene razón el derecho? – Entre método científico y
voluntad política, Ed. Publicaciones del Congreso de los Diputados, Madrid 1996,
p. 368. Y además cita a Jhürgen Habermas en cuanto sostiene que “La necesidad
de justificar y la posibilidad de criticar las normas jurídicas no representan sino el
reverso de su positividad: El principio de positivación y el principio de fundamentación
se exigen mutuamente”.
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
83
etapa en la que lo que hoy llamamos Derechos Humanos no han
aparecido todavía con la configuración que en la actualidad tienen,
pero lo cierto es que, en este caso como en los demás, la historia no
puede explicarse sin sus precedentes.
Desde nuestro punto de vista conviene diferenciar los planos
sociológico (el de las conductas de los individuos) y normológico o
normativo (el de las normas jurídicas) de modo que quede claro que
lo constitucional va mucho más lejos de lo que está escrito en la
constitución codificada porque la Constitución material siempre la
excede, aún en el caso de que la Constitución escrita tenga vigencia
sociológica2.
Por lo expuesto los Derechos Humanos no son derecho positivo
por el mero hecho de estar, acaso, consignados en las normas de
la Constitución formal, lo son cuando, con o sin esa consignación
escrita, tienen vigencia sociológica.
La recepción de los Derechos Humanos en la positividad se produce
con aquella vigencia y no meramente con la normativa escrita,
porque si esta no alcanza la eficacia y aplicación que definen a la
misma vigencia sociológica es “letra muerta” cuya pura vigencia
normológica no alcanza para aseverar que hay Derechos Humanos en
la positividad3.
Al decir que la normación escrita (que es característica del
constitucionalismo moderno o clásico) implica la positivización de
los derechos es porque se piensa que aquella normación coincide
con la vigencia sociológica, cosa que puede suceder o no. Y si tal
identidad no se verifica no hay positividad porque falta la eficacia, o
sea, la normativa constitucional escrita sobre derechos del hombre
no funciona.
2
Sobre el trialismo en el derecho constitucional puede verse Bidart Campos,
Germán, Lecciones elementales de política, Ed. Ediar, 5º Edición, Buenos Aires 1991.
3
La clasificación de las constituciones en Normativas, Nominales y Semánticas
obedece justamente al grado de ajuste que existe entre la realidad política del estado
y el contenido de su texto constitucional formal. Al respecto se ha sostenido que “El
carácter normativo de una Constitución no debe ser tomado como un hecho dado
y sobrentendido, sino que cada caso deberá ser confirmado por la práctica. Una
Constitución podrá ser jurídicamente válida pero si la dinámica del proceso político
no se adapta a sus normas, la Constitución carece de realidad existencial. En este
caso cabe calificar a dicha constitución de nominal... en cambio si la conformación del
poder está congelada en beneficio de sus detentadores fácticos, independientemente
de que estos sean una persona individual (dictador), una Junta, un Comité, una
Asamblea o un Partido. Este tipo se puede designar como Constitución semántica”.
Loewenstein, Karl, Teoría de la Constitución, Ed. Ariel, 2º Edición, 4º Reimpresión,
Barcelona 1986, p. 218. También puede consultarse García Toma, Víctor, Teoría del
Estado y Derecho Constitucional, Ed. Universidad de Lima, Lima 1999, p. 257.
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
84
Omar Sar Suárez
II. La incorporación de los derechos como concesión
estamental
Durante la edad media el antecedente de los actuales derechos
fundamentales está constituido por los privilegios o concesiones que
los monarcas realizan con la particularidad de que se establecen a
favor de los habitantes de ciudades o villas concretas o bien de los
miembros de estamentos sociales determinados.
Los documentos medievales sobre la materia no contienen auténticas
declaraciones, sino más bien privilegios (relacionados normalmente
con libertades naturales) que el monarca concede a un grupo de
súbditos, a un estamento social, a los habitantes de una región, etc.
Tienen, por consiguiente, un claro matiz esporádico y fragmentario
por un doble motivo: por referirse solo a determinados derechos o
libertades y por afectar únicamente a determinado grupo de súbditos.
Por otra parte es de destacar también que estos precedentes
medievales ostentan un carácter contractual pues ante los excesos
o intromisiones en que pudiera incurrir el monarca surge la queja
de los vasallos y este, constreñido por ella, acuerda con sus súbditos
que en lo sucesivo el poder real respetará este o aquel derecho. Esto
equivale a conceder al grupo beneficiado una situación de privilegio
en relación con el resto de los súbditos.
Sintetizando podemos decir que estos precedentes medievales tienen
dos características centrales: primero son restricciones del poder
real, que vienen a reconocer, por lo general, privilegios o derechos ya
existentes u observados con anterioridad; y segundo se manifiestan a
través de documentos diversos sin enlace orgánico ni sistemático que
resultan propios del estado estamental de la época.
Un ejemplo clásico de este tipo de instrumentos es la Carta Magna
de Juan Sin Tierra del 15 de julio del año 1215 que contiene un
preámbulo y 63 artículos que abarcan materias tan distintas como
derecho penal, civil, municipal y hasta pesos y medidas. En la misma
puede leerse “Primero: Que Nos hemos otorgado ante Dios, y por
la presente carta lo hemos sancionado para nosotros y nuestros
sucesores a perpetuidad: Que la Iglesia de Inglaterra será libre y
conservará íntegros sus derechos... por el hecho de que por nuestra
propia libre voluntad, y antes de que se provocase la actual discusión
entre nosotros y nuestros barones, otorgamos y sancionamos por carta
la libertad de las elecciones de la iglesia. Nos mismos respetaremos
esta libertad y deseamos que sea respetada de buena fe por nuestros
sucesores a perpetuidad”4
4
La cuestión religiosa, como se ve, es de la más alta importancia y generará sangrientas
guerras en los siglos siguientes.
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
85
Este es un documento al que suele designarse como modelo y origen
de las modernas constituciones liberales5 pero, a pesar de la gran
trascendencia que posee para el desarrollo del sistema político inglés6,
consideramos que no es más que uno de los numerosos ejemplos de
estipulaciones medievales entre el Príncipe y los Señores feudales7.
Entre los derechos que incorpora se encuentran los siguientes: “...9)
Ni Nos ni nuestros funcionarios incautaremos ninguna tierra ni renta
para pago de una deuda mientras el deudor tenga bienes muebles
suficientes para pagar su deuda; 20) Por un delito leve un hombre
libre solo será castigado en proporción al grado del delito y por un
delito grave también en la proporción correspondiente, pero no hasta
el punto de privarle de su subsistencia; 21) Los Condes y los Barones
solo serán castigados por sus iguales...”, entre otros.
Los “Pactos” de sujeción medievales como el descrito y otros muchos
de la época8 así como las concesiones de los Señores que de ellos
emanan resultan el primer paso en el camino hacia el reconocimiento
y la positivización de los Derechos Humanos.
5
En tal sentido se ha dicho que “El origen del constitucionalismo moderno puede
situarse a comienzos del siglo XIII y comprende las Cartas y Fueros medievales, los
‘convenant’ americanos, las ‘leyes fundamentales’ y las teorías iusnaturalistas” Fayt,
Carlos, Derecho Político, Ed. Depalma, 7º Edición, Buenos Aires 1988, Tomo II, p. 10.
En contrario se ha dicho que “Debemos distinguir dos aspectos: a) Una cosa es el
origen o la fuente ideológicos que han dado contenido a la declaración de derechos; b)
otra cosa distinta es la fuente u origen formales de su constitucionalización escrita...
En orden a lo segundo (que es lo que aquí nos interesa) la aparición histórica de
textos escritos donde se declaran los derechos parece derivar de las colonias inglesas
de Norteamérica y de los Estados Unidos precediendo en varios años a la famosa
declaración de los derechos del hombre y del ciudadano de la revolución de 1789”
Bidart Campos, Germán J., Tratado elemental de Derecho Constitucional Argentino,
Ed. Ediar, Buenos Aires 1989, p. 211.
6
El desarrollo del derecho político inglés tomó un curso peculiar, porque los señores
feudales y estamentos de la edad media (alta nobleza, caballeros y burguesía local) y su
representación a través de la Cámara de los Lores y la Cámara de los Comunes (cuyo
desarrollo comenzó a gestarse en el siglo XI) pasaron en un proceso lento e insensible
a las condiciones propias del estado moderno. El parlamento inglés apareció en la
lucha contra el Rey como el sujeto de la unidad nacional mientras que en otros países
europeos era el Príncipe absoluto quien realizaba la unidad política en lucha contra
los estamentos medievales. En Inglaterra podían transferirse sin que medie una aguda
distinción las ideas e instituciones medievales a las modernas instituciones del estado.
7
Este es el punto de vista recogido por Schmitt, Carl, Teoría de la Constitución, Ed.
Alianza Editorial, 1º Edición (AE), Primera edición en español 1934, Madrid 1984, p.
67.
8
En la España medieval son frecuentes los pactos entre el Rey y sus súbditos,
generalmente acordados en Cortes y que suelen referirse al ejercicio de ciertas libertades
y al establecimiento de garantías penales y procesales que ponían a los ciudadanos a
cubierto de posibles excesos del poder del monarca. Entre estos sobresalen el pacto
acordado en las Cortes de León de 1188 entre Alfonso IX y su reino; los acuerdos de
las Cortes de Burgos de 1301 y de Valladolid de 1322 así como el Privilegio General
de Aragón otorgado por Pedro III a este reino en las Cortes de Zaragoza de 1283, entre
otros. Al respecto puede consultarse Loewenstein, Karl, Op. Cit., p. 157.
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
86
Omar Sar Suárez
III. Primeros pasos hacia la generalización de los
derechos
A partir del siglo XVI ya no encontraremos, como hasta ahora,
privilegios o concesiones a favor de grupos o estamentos determinados
sino que las garantías y seguridades ofrecidas por el poder real se
dirigen a todos los súbditos, con lo que se instaura un principio de
generalidad que ya no será abandonado.
La edad moderna se ve convulsionada, desde sus mismos comienzos, por
las guerras religiosas9 – de una ferocidad que solo el fundamentalismo
puede conferir tanto por uno como por otro lado - fruto de las dos
actitudes enfrentadas en la Reforma y la Contrarreforma. No son solo
contiendas internacionales, sino también luchas internas en las que
se persigue implacablemente a los “herejes”10, que son los cristianos
fieles a Roma para los reformados y estos para los católicos romanos.
La lucha, en el terreno internacional, concluye con la paz de Augsburgo
(1555), en la que se consagra el principio cuius regio, eius religio, en
virtud del cual los súbditos habrán de profesar la religión “oficial”, es
decir, la del príncipe que gobierne el territorio donde aquellos residan.
Tan peregrina solución constituía un palmario ataque a la libertad
de conciencia, por lo que se le atribuye haber resultado la chispa
que hizo nacer el movimiento en pro de la conquista de los primeros
derechos fundamentales11; y así la aspiración más apremiante en
9
Con este panorama ante los ojos Dante Alighieri escribe “De la Monarquía” donde
repudia el estado de guerra permanente que vive Europa, asolada por facciones, y
reclama vigorosamente la paz, que solo una autoridad laica y universal podría lograr.
Dante descarta, uno por uno, los argumentos más corrientes a favor del papado
comenzando por el símbolo sol – luna y afirma que la última no debe al primero ni su
existencia ni su poderío, solo el reflejo de su luz. Así el emperador admitirá la guía del
Papa hacia la luz eterna pero no le deberá respeto en los asuntos temporales. Citado
en Sanguinetti, Horacio, Curso de Derecho Político – Historia del pensamiento político
universal y argentino; Ciencia Política y Teoría del Estado, Ed. Astrea, 4º Edición,
Buenos Aires 2000, p. 53.
10
Uno de los principales intereses de los jesuitas de mitad del siglo XVI que dieron
lugar al resurgimiento del Tomismo fue precisamente “refutar a todos los herejes de
esta época actual. Los herejes de quienes básicamente se ocupan son, desde luego, los
luteranos, y unos de sus objetivos básicos es repudiar no solo el concepto luterano de
la Iglesia, sino toda la visión de la vida política asociada a la Reforma evangélica”. Un
desarrollo completo de la cuestión puede verse en Skinner, Quentin, Los fundamentos
del pensamiento político moderno, Tomo II, Ed. Fondo de Cultura Económica, México
1993, p. 144.
11
Se engendra por esta vía también la idea de tolerancia que será la única forma
posible para poner punto final al conflicto religioso. Más tarde John Locke desarrollará
extensamente el tema sosteniendo que “aunque algunos blasonan de la antigüedad de
lugares y nombres o del esplendor de sus ritos, otros de la reforma de sus enseñanzas, y
todos de la ortodoxia de su fe (ya que cada uno se considera ortodoxo) estas y todas las
demás pretensiones de esa clase puede que solo sean señales, no de la Iglesia de Cristo,
sino de la lucha de los hombres con sus semejantes para adquirir poder y mando sobre
ellos. Si alguien posee todas estas cosas pero le falta caridad, humildad y buena voluntad
en general hacia toda la humanidad, incluso hacia aquellos que no son cristianos, estará
muy lejos de ser un verdadero cristiano. Los reyes de los gentiles imperan sobre ellos,
pero no así vosotros, dijo nuestro Salvador a sus discípulos (Lucas 22:25)”. Locke, John,
Carta sobre la tolerancia, Ed. Alianza Editorial, 4º Edición, Madrid 1999, p. 62.
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
87
este terreno fue la de conseguir de los reyes –ya fueran católicos o
cristianos reformados- el reconocimiento del derecho a la libertad de
pensamiento y del derecho a profesar libremente una religión12.
En este orden de cosas fueron importantes logros el Edicto de Nantes,
otorgado por Enrique IV de Francia (1598), el Acta de Tolerancia de
Maryland (1649) y la Carta del Rey inglés Carlos II concedida también
a la colonia americana de Rhode Island, por la que se autorizaba en
aquel territorio la libre práctica de cualquier religión (1663).
Aquietada la cuestión religiosa, los esfuerzos se orientaron hacia
la conquista de los derechos civiles y algunos derechos políticos.
Fue en Inglaterra, cuna del liberalismo “lockeano”, donde más
pronto se cumplieron estas aspiraciones plasmadas en tres célebres
documentos: la Petition of Rights (1628), la ley de Hábeas Corpus
(1679) y el Bill of Rights (1689).
En realidad los tres documentos fueron fruto de las constantes
tensiones ente la Corona y el Parlamento y de las luchas internas que
padeció Inglaterra durante el agitado siglo XVII. La Petition of Rights
procede de la polémica sostenida por Carlos I con el Parlamento,
al que solicitó recursos para financiar su política exterior; Los
parlamentarios no solo le denegaron los subsidios pedidos, sino que
además presentaron una protesta contra los abusos del poder real y
recordaron al monarca los derechos de que tradicionalmente habían
disfrutado los ingleses.
La ley sobre el Hábeas Corpus, impuesta por un parlamento hostil a
Carlos II, venía a concretar una vieja institución inglesa disponiendo
que ningún ciudadano podía ser detenido sin orden expresa y escrita,
debiendo ser conducido ante los tribunales en el plazo máximo de tres
días.
Por último el Bill of Rights, que fue redactado por el parlamento tras la
huida del país de Jacobo II y ofrecido para su aceptación a Guillermo
de Orange y su esposa María como condición tácita para que ocuparan
el trono vacante, contiene una extensa gama de derechos y libertades
que le da su status de “declaración” pero subsiste todavía el carácter
nacional pues los parlamentarios afirman en el Preámbulo que “estando
ahora reunidos en representación libre y completa de la nación, tomando
en su más seria consideración los mejores medios para alcanzar los
fines antes dichos, y como sus antecesores hicieron normalmente en
casos semejantes para reivindicar y afirmar sus antiguos derechos y
libertades declaran...”. No se ha alcanzado todavía la meta de afirmar
que los derechos y libertades competen a todo hombre sino que se
circunscribe a concederlos solamente a los nacionales.
Tal punto de vista se sostiene en Fernández-Galiano, Antonio y De Castro
Cid, Benito, Lecciones de Teoría del Derecho y Derecho Natural, Ed. Universitas, 3º
Edición, Madrid 1999, p. 545.
12
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
88
Omar Sar Suárez
En general los documentos ingleses están aún lejos del espíritu de
las declaraciones posteriores, pero no cabe duda que evidencian un
paso adelante en la evolución de los derechos humanos y, sobre todo,
significan la plena entrada en la escena política del parlamento como
representación del pueblo, institución que será desde entonces una
pieza clave en la construcción del estado de derecho.
Este documento, como los anteriores de la época, presentan dos
características resaltantes: a) Son textos normativos y, por tanto,
susceptibles de ser invocados por los ciudadanos ante los tribunales
y b) Presentan una gran perdurabilidad frente a los documentos de
otros países que tuvieron una vida efímera13.
IV. Las “declaraciones” de derechos
Un paso más en el proceso evolutivo de los derechos humanos va a
producirse cuando en las declaraciones se borre la referencia exclusiva
a un pueblo determinado y no se hable ya de los “derechos de los
ingleses” sino de los “derechos de los hombres”. Esta universalización
de los Derechos Humanos reconoce como una de sus causas el
influjo del espíritu iusnaturalista14, del derecho natural que tan
sistemáticamente había construido la escuela racionalista durante
los siglos XVII y XVIII y que pregonaba como uno de sus dogmas
centrales la existencia de un ordenamiento jurídico anterior y superior
al positivo y aplicable a todos los hombres del que se desprendían
unos derechos igualmente atribuibles a todo ser humano.
El derecho natural no es algo impuesto al hombre, desde una instancia
superior, trascendente, sino algo inmanente a este, fruto de su propia
razón, conocimiento y, de su naturaleza. Si asumimos, por lo tanto,
que el Derecho Natural pertenece a la esencia misma del hombre, los
llamados “derechos humanos” serían la final consecuencia de aquel.
Sin embargo frente a la precedente afirmación se ha dicho que
“nuestro sentido común nos dice que si los derechos naturales (hoy
conocidos como derechos humanos) fuesen realmente naturales, no
habría ninguna necesidad de demostrarlos. Asumirlos como tales,
llevaría consecuentemente a invalidar la razón de ser de innumerables
documentos que han intentado dilucidar sus fundamentos desde
diversas ópticas. Consideramos, por lo tanto, que esta asunción es
Esta circunstancia puede imputarse al peculiar carácter de la Constitución británica
que fue obra de una lenta y constante evolución. Como apunta Jellinek no deja de ser
una paradoja que el proceso de positivización y constitucionalización de los derechos
se inicie y desarrolle en un país que hasta la fecha carece de una constitución formal
codificada. Jellinek, Georg, Teoría General del Estado, Ed. Fondo de Cultura
Económica, 1º Edición en español (FCE), México 2000.
14
La influencia del iusnaturalismo se mantendrá hasta el presente y encuentra
expresión en muchos de los preámbulos de los textos constitucionales actuales.
13
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
89
medianamente cierta y que en ella radican gran parte de las debilidades
teóricas de las tesis sobre los derechos naturales”15.
El primer paso, con el que se inician las auténticas “Declaraciones
de derechos” modernas, lo dan también los ingleses, pero no en las
islas británicas, sino en las colonias americanas, desde el momento
mismo de acceder a su independencia. Aunque fueron varios los
Estados de la Unión que formularon Declaraciones, la que mayor
fama ha alcanzado es la de Virginia: Declaración de derechos del
buen pueblo de Virginia, del 12 de junio de 1776; que fue seguida,
pocos días después (el 4 de julio del mismo año) por la Declaración de
independencia de los Estados Unidos16.
Los mismos vientos inspiradores que habían soplado en América
llegaron a Francia, dando lugar, en los momentos iniciales de
la Revolución, a la Declaración de los Derechos del Hombre y del
Ciudadano, aprobada por la Asamblea Nacional el 26 de agosto de
1789 y sancionada por Luis XVI el 5 de octubre17.
Su carácter “moderno” se apreció ya en el título, tan preciso que
distingue el hombre en cuanto tal y en cuanto ciudadano, es decir
miembro de una comunidad política. Desde esta perspectiva podrían
distinguirse los derechos del hombre definidos como propios del
ámbito de su vida individual frente a la actividad del Estado de
aquellos derechos del ciudadano que contienen las facultades de
quien es miembro de una sociedad política como partícipe del poder.
Esta modernidad aludida se confirma en todo su contenido. De hecho
el artículo 1º señala que “Los hombres nacen y permanecen libres e
iguales en derechos. Las distinciones sociales solo pueden fundarse
en la utilidad común”. La universalidad del documento permitió
que en él se inspiren no pocas de las constituciones que se fueron
redactando en otros países europeos desde comienzos del siglo XIX,
en las que encontraron sitio las Declaraciones de derechos18.
Hernando Nieto, Eduardo, Deconstruyendo la legalidad – Ensayos de teoría
legal y teoría política, Ed. Pontificia Universidad Católica del Perú, Lima 2001, p. 17.
Quedan así planteados los términos generales de un debate sumamente interesante
pero en el que no nos adentraremos por exceder el marco del presente trabajo.
16
El carácter claramente universalista de ambos documentos es patente. En la
Declaración de Virginia se lee, por ejemplo: “Todos los hombres son por naturaleza
igualmente libres e independientes y tienen ciertos derechos innatos...” ; “ningún
pueblo puede tener una forma de gobierno libre, ni los beneficios de la libertad, sin
la firme adhesión a la justicia, la moderación, la templanza, la frugalidad y la virtud,
y sin retorno constante a los principios fundamentales” ; “todos los hombres tienen
derecho al libre ejercicio de la religión de acuerdo con el dictamen de su conciencia...”.
En cuanto a la Declaración de independencia, afirma con solemnidad: “Sostenemos
por evidentes por sí mismas, estas verdades; que todos los hombres son creados
iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables entre los
cuales están la vida, la libertad y la búsqueda de felicidad...”.
17
Más tarde sería incorporada, a modo de preámbulo, a la Constitución de 1791.
18
La proximidad en el tiempo de las Declaraciones americanas y de la francesa ha
planteado la cuestión del posible influjo de aquellas en esta, pues en efecto, el tono
general del texto galo e incluso expresiones y giros concretos recuerdan mucho
15
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
90
Omar Sar Suárez
La Declaración francesa tiene un claro signo burgués, heredero, sin
duda, del pensamiento de Locke destacando los derechos individuales
y, de modo singular, la libertad y la propiedad, de la que dice que
es, nada menos, “un derecho inviolable y sagrado”. Atribuye unas
garantías que podían considerarse suficientes para la burguesía, pero
en modo alguno para la clase trabajadora, que quedaba investida,
desde luego, del derecho de libertad, pero que difícilmente podría actuar
libremente en sus relaciones con el capital frente al que se encontraba
inerme y aislado dado que la propia Asamblea Nacional había abolido,
el 4 de agosto, los gremios, que a fin de cuentas proporcionaban a la
clase trabajadora una cierta posibilidad de acción concertada que le
permitiera hacer frente a las exigencias, con frecuencia desmedidas,
del capitalismo19.
Por ello, durante el siglo XIX, la lucha por los derechos humanos
se orienta hacia la conquista de los derechos sociales, de contenido
laboral y económico, que garanticen la dignidad del trabajador, la
percepción de un salario justo, la existencia de seguridad personal
en la prestación laboral, la libertad de sindicación, la extensión a los
trabajadores del derecho de sufragio con supresión de los sistemas que
lo otorgaban proporcionalmente a sus rentas, etc. Las reivindicaciones
del proletariado, con sus concomitantes convulsiones sociales, llenan
la inquieta historia del siglo XIX, si bien en el aspecto que nos interesa
aquellas no se materializan en realizaciones concretas hasta entrado
ya el siglo XX, con alguna excepción, como la Constitución francesa
de 1848, que hace ya referencia a determinados derechos de los
trabajadores.
V. El Constitucionalismo
Cuando irrumpe el constitucionalismo moderno a fines del siglo XVIII
con la primera codificación constitucional en Estados Unidos no
puede dejar de llamar la atención que su texto originario no contenía
una declaración de derechos.
La Constitución americana original, como es sabido, contiene tan
solo siete artículos, los tres primeros dedicados a la organización y
la redacción de los documentos anteriores en unos años. La tesis contraria, en
cambio, hace ver que las Declaraciones americanas evidencian un claro influjo de
las ideas enciclopedistas, sin olvidar el papel relevante que tuvo el general Lafayette
–imbuido de esas ideas– en el proceso emancipador de las colonias inglesas. La
discusión –promovida en el fondo por actitudes chovinistas– parece ociosa, pues en
realidad los textos de uno y de otro lado del Atlántico respondieron a ideas comunes,
singularmente las proporcionadas por el iusnaturalismo racionalista, aunque matizadas
y concretadas por las necesidades históricas del momento en cada uno de los países.
19
Las primeras consecuencias de la revolución industrial bajo el signo de la libertad
completa de los actores económicos arrojó como resultado condiciones de trabajo
durísimas y muchas veces inhumanas, que ponían de manifiesto la insuficiencia
de los derechos individuales si la democracia política no se convertía en democracia
social. Una descripción del proceso puede verse en Marx, Karl, El Capital, Ed. Aguilar,
Madrid 1931, Libro I, Capítulo XXIV, p. 412.
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
91
funciones de los poderes del estado (legislativo, ejecutivo y judicial, en
ese orden), el cuarto a las relaciones de los estados locales y el estado
federal, el quinto al proceso de introducción de enmiendas, el sexto a
la deuda nacional y el último a la ratificación de la Carta.
La tradición de las colonias inglesas no contempló, como se ha visto,
un catálogo expreso de derechos pero ello no implica que los hubiese
obviado, desconocido o menospreciado sino más bien que se los daba
por presupuestos e implícitos.
Poco más tarde esa tradición implícita se consagrará positivamente
en el texto de las 10 primeras enmiendas, conocidas como
“Declaración de derechos” que fueron propuestas el 25 de septiembre
de 1789 y ratificadas el 15 de diciembre de 1791. De este modo se
incorporan la libertad de culto, los derechos de expresión, prensa,
reunión y petición, una serie de garantías del individuo en materia
penal incluyendo el principio de reserva y el de que la enumeración
llevada a cabo no implica la negación de otros derechos que también
corresponden al pueblo (principio equivalente al del artículo 3º de
nuestra Constitución).
Cabe resaltar que originalmente estas enmiendas solo se aplicaban
al gobierno federal pero desde la incorporación de la Decimocuarta
enmienda, propuesta el 13 de junio de 1866 y ratificada el 9 de julio
de 1868, la Corte Suprema de los Estados Unidos ha interpretado que
la “Declaración de Derechos”, casi en su totalidad, se aplica también
a los estados locales20.
A partir de entonces lo medular de las constituciones escritas tuvo
expresión en la declaración de derechos, la que en esa hora primitiva
tradujo los derechos o libertades civiles que ahora se dan en llamar
derechos de primera generación21.
En ese momento fueron vistos como derechos del hombre frente al
estado, o sea en una relación de Derecho Público en la que el Estado
se situó como sujeto pasivo, gravado con una obligación de omisión o
abstención que consistía en dejar libre al titular en el ejercicio de su
derecho, en no crearle impedimentos, en no turbarlo.
En esa época cundía la imagen liberal del estado abstencionista,
mínimo o guardián, limitado por esencia y retraído a su función de
asegurar al hombre la expansión de su libertad en una esfera exenta
de injerencias estatales.
Peltason, James W., La Constitución de los Estados unidos de América con notas
explicativas, Ed. Servicio Informativo y Cultural de los Estados Unidos, Washington
1986, p. 44.
21
Tal designación tiene que ver con que fueron los primeros en merecer tratamiento
constitucional e incorporación al texto.
20
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
92
Omar Sar Suárez
Tiende a abandonarse el procedimiento de formular los derechos
humanos en solemnes declaraciones para dar cabida a los mismos
en las Constituciones de los Estados, con lo que ya no son simples
enunciaciones programáticas, sino que quedan incorporados a
la norma jurídica fundamental de cada país. De modo paralelo,
desaparece el tono normalmente enfático de las Declaraciones
clásicas, que es sustituido por un estilo más recortado y técnico,
propio del lenguaje jurídico. El cambio no es solo estilístico, porque
ahora no se trata de afirmaciones trascendentales, pero a menudo
sin efectividad práctica, sino de reconocer a los individuos la posesión
de unos derechos perfectamente determinados y rodeados de las
garantías y seguridades que la propia Constitución establece; no se
pretende formular una libertad abstracta e imprecisa, sino declarar
un repertorio de libertades concretas.
Es en este contexto que la positivización constitucional de los
derechos adquiere la máxima importancia pues más allá de los
fundamentos suprapositivos que cada quien reconozca a los derechos,
su formulación escrita en el texto de la Carta Magna los sustrae de
toda discusión. El hecho de quedar contenidos en una declaración
dentro de la constitución les confiere la máxima jerarquía en el
orden normativo porque esa constitución es suprema y encabeza el
sistema, dejando en relación obligatoria de subordinación al resto de
la normativa infraconstitucional.
Al respecto se ha observado que al constitucionalizarse los derechos
estos ganan en concreción pero pierden en universalidad toda vez que
pasan a ser derechos de los ciudadanos.
El argumento de la supremacía y rigidez de la Constitución escrita,
teóricamente expresado, será puesto en funcionamiento muy pronto
cuando el Chief Justice Marshall en 1803 emita su fallo en el célebre
caso William Marbury y Otros contra James Madison (Secretario de
Estado de los Estados Unidos) en el que se da curso a la “judicial
review” o control de constitucionalidad22.
En la sentencia se resuelve que “...Cuando el Legislativo impone a ese empleado
(Secretario de Estado) otras obligaciones; cuando se le encomienda llevar a cabo
ciertos actos; cuando los derechos de los individuos dependen del cumplimiento de
tales actos, ese funcionario deja de ser funcionario del Presidente para convertirse
en funcionario de la ley; es responsable ante las leyes de su conducta y no puede
desconocer a su discreción los derechos adquiridos de otros. La conclusión de este
razonamiento es que cuando los titulares de los departamentos actúan como agentes
políticos o confidenciales del ejecutivo y no hacen más que poner en práctica la
voluntad del presidente o, más bien, en aquellos casos en que este posee poderes
discrecionales legal o constitucionalmente conferidos, nada puede resultar más claro
que el control de tales actos solo puede ser político. Pero cuando se les asigna por Ley
una obligación determinada de cuyo cumplimiento depende la vigencia de derechos
individuales, parece igualmente claro que todo aquel que se considere perjudicado
por el incumplimiento de tal clase de obligaciones tiene derecho a recurrir a las leyes
de su estado para obtener una reparación... La competencia del tribunal consiste
únicamente en decidir acerca de los derechos de los individuos y no en controlar
como desarrolla el Ejecutivo o los funcionarios sus poderes discrecionales...”. El texto
completo del fallo puede consultarse en Varela Suanzes, Joaquín (Editor), Textos
22
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
93
La declaración de inconstitucionalidad de normas infraconstitucionales
violatorias de la Constitución escrita servirá, desde entonces, para
descalificar toda lesión a uno o más derechos contenidos en la carta
fundamental, o dicho de otro modo, para decidir que es contraria a
la Constitución cualquier norma inferior que se oponga a la norma
constitucional que reconoce un derecho.
Cuando más tarde la doctrina alemana elabore la figura de los
derechos públicos subjetivos23, tales derechos serán los derechos
del hombre una vez que hayan tenido recepción en las normas de
la Constitución escrita, de forma que la declaración de aquellos en
estas los convierte en derechos del hombre como sujeto políticamente
situado en un sistema de relaciones jurídicas de carácter público, tan
público que es el derecho constitucional el que las regula. La fuerza de
los Derechos Humanos como derechos públicos subjetivos proviene
del reconocimiento que les depara el sistema normativo estatal en su
máxima formulación, que es la constitucional.
Conviene en este punto apuntar una precisión terminológica ya
que existen autores que sostienen que se puede decir “...a la vez, y
sin cambio de sentido, pese a la diferencia de denominación, que los
derechos del hombre una vez trasvasados a la normativa constitucional,
se convierten en derechos fundamentales”24. Frente a los anteriores
existen quienes no asimilan “derechos públicos subjetivos” con
“derechos fundamentales” prefiriendo este último concepto ya que “En
los usos lingüísticos jurídicos, políticos e incluso comunes de nuestro
tiempo el término ‘Derechos Humanos’ aparece como un concepto
de contornos más amplios e imprecisos que la noción de ‘derechos
fundamentales’... Los primeros aúnan a su significación descriptiva
de aquellos derechos y libertades reconocidos en las declaraciones y
convenios internacionales, una connotación prescriptiva o deontológica,
al abarcar aquellas exigencias más radicalmente vinculadas al sistema
de necesidades humanas y que debiendo ser objeto de positivización no
lo han sido. Los derechos fundamentales poseen un sentido más preciso
y estricto, ya que tan solo describen el conjunto de derechos y libertades
jurídica e institucionalmente reconocidas y garantizadas por el derecho
positivo. Se trata siempre, por tanto, de derechos, delimitados espacial
y temporalmente cuya denominación responde a su carácter básico o
fundamentador del sistema jurídico político del Estado de derecho”25.
básicos de la historia constitucional comparada, Ed. Centro de Estudios Políticos y
constitucionales, Madrid 1998, pp. 69 y siguientes.
23
Al respecto se sostuvo que “La forma bajo la cual el derecho objetivo protege estos
dos intereses (la vida y el patrimonio) es, como se sabe, la del derecho subjetivo. Tener
un derecho quiere decir que existe alguna cosa para nosotros que el poder del Estado
nos reconoce y por la cual nos otorga su protección. Von Ihering, Rudolph, El fin del
derecho, Ed. Heliasta, Buenos Aires 1978, p. 214.
24
Bidart Campos, Germán, Teoría general de los Derechos Humanos, Ed. Astrea,
Buenos Aires 1991, p. 316.
25
Pérez Luño, Antonio, Los Derechos Fundamentales, Ed. Tecnos, 3º Edición,
Madrid 1998, p. 46.
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
94
Omar Sar Suárez
Cuando los franceses hablen, con otro léxico jurídico, de libertades
públicas, la idea subsistirá porque tales libertades definirán el sector
de los derechos civiles constitucionalmente declarados, por oposición
a los derechos civiles privados; las libertades públicas habrán de
ser derechos civiles públicos, con lo que reenviamos a la noción de
derechos públicos subjetivos ya anotada.
Dentro del clasicismo normativo habrá entonces un “derecho objetivo”
de nivel constitucional que será la dimensión normativa objetivada
en la Constitución escrita, que reconoce o declara los derechos, y
un “Derecho subjetivo” que, a raíz del primero, y por supuesto con
idéntico nivel constitucional, será atributo o facultad que titulariza el
hombre de acuerdo con la Constitución.
Puede quedar fuera de duda que en ninguna de ambas dimensiones el
constitucionalismo clásico pudo ser originariamente interpretado como
otorgando o concediendo derechos a los hombres, sino únicamente
como reconociéndolos o constatándolos. La inscripción constitucional
es una constancia jurídica solemnizada en la Constitución a favor de
Derechos Humanos que no son un regalo que ella hace, no obstante
lo cual no se pierde el sentido de que, en el sistema normativo estatal,
son derechos públicos subjetivos porque el Estado los reconoce en su
constitución.
De lo destacado en el párrafo precedente se desprende la existencia
de una dualidad imposible de confundir o identificar: por un lado
las normas formuladas en la Constitución escrita que reconocen los
derechos, y por el otro, los derechos que constatan esas normas. Norma
declarativa y derecho declarado no son lo mismo, los primeros son
derechos “en” las normas de la Constitución y las normas declarativas
son normas “de” la Constitución que se refieren a derechos.
La misma locución clásica “declaración de derechos” (que bien puede
convertirse en “normas declarativas de derechos”) hace bien patente
que la declaración, o por mejor decir el reconocimiento declarativo,
se formula por escrito en la Constitución para definir a los derechos
como derechos del hombre en el estado26.
Con otro lenguaje que no modifica la perspectiva, resulta acertado
afirmar que este fenómeno merece el rótulo de constitucionalización
de los derechos del hombre27. Los derechos gozan o se impregnan
Toda vez que las declaraciones de derechos llegan a plasmarse en las constituciones,
con lo cual ganan en concreción lo que pierden en universalidad, quedan los Derechos
Humanos protegidos como verdaderos derechos subjetivos, pero solo en el ámbito del
Estado que los reconoce de forma efectiva. No serían en consecuencia derechos del
hombre sino del ciudadano, es decir, derechos del hombre en cuanto que derechos del
ciudadano en un Estado concreto.
27
Para encontrar un amplio desarrollo de las tesis que niegan el valor positivo de las
declaraciones de derechos y de los preámbulos de las constituciones, así como para
las que los reconocen y afirman puede verse Pérez Luño, Antonio, Op. Cit, p. 71.
26
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
Prehistoria de los derechos humanos el largo camino de su proceso de positivización y generalización
95
de constitucionalidad porque están reconocidos en una declaración
normativa que forma parte de la Constitución formal o escrita.
La situación jurídica subjetiva del hombre consiste en la libertad dentro
de, y frente a un Estado limitado en virtud de esa misma situación, y
de la Constitución que la proclama, la consagra y garantiza.
Ese Estado que queda así rodeado de un perímetro limitado es el
Estado que se dio en llamar después Estado “de Derecho”. Al tiempo
de surgir el constitucionalismo clásico, cuando todavía tal locución
no había cobrado curso, ese “derecho” no podía tener cualquier
contenido, tenía que ser un derecho “objetivo” que contuviera los
derechos “subjetivos” (léase públicos) del hombre.
BIBLIOGRAFÍA
Bidart Campos, Germán J., Tratado elemental de Derecho
Constitucional Argentino, Ed. Ediar, 1º Edición, Buenos Aires 1989.
Bidart Campos, Germán, Lecciones elementales de política, Ed.
Ediar, 5º Edición, Buenos Aires 1991.
Bidart Campos, Germán, Teoría general de los Derechos Humanos,
Ed. Astrea, Buenos Aires 1991.
Fayt, Carlos, Derecho Político, Ed. Depalma, 7º Edición, Buenos Aires
1988, Tomo II.
Fernández-Galiano, Antonio y De Castro Cid, Benito, Lecciones
de Teoría del Derecho y Derecho Natural, Ed. Universitas, 3º Edición,
Madrid 1999.
García Toma, Víctor, Teoría del Estado y Derecho Constitucional,
Ed. Universidad de Lima, Lima 1999.
Hernando Nieto, Eduardo, Deconstruyendo la legalidad – Ensayos
de teoría legal y teoría política, Ed. Pontificia Universidad Católica del
Perú, Lima 2001.
Jellinek, Georg, Teoría General del Estado, Ed. Fondo de Cultura
Económica, 1º Edición en español (FCE), México 2000.
Locke, John, Carta sobre la tolerancia, Ed. Alianza Editorial, 4º
Edición, Madrid 1999.
Loewenstein, Karl, Teoría de la Constitución, Ed. Ariel, 2º Edición,
4º Reimpresión, Barcelona 1986.
VOX JURIS(24) 2, 2012
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
96
Omar Sar Suárez
Ollero Tassara, Andrés, ¿Tiene razón el derecho? – Entre método
científico y voluntad política, Ed. Publicaciones del Congreso de los
Diputados, Madrid 1996.
Marx, Karl, El Capital, Ed. Aguilar, Madrid 1931, Libro I, Capítulo
XXIV.
Peltason, James W., La Constitución de los Estados unidos de
América con notas explicativas, Ed. Servicio Informativo y Cultural de
los Estados Unidos, Washington 1986.
Pérez Luño, Antonio, Los Derechos Fundamentales, Ed. Tecnos, 3º
Edición, Madrid 1998.
Sanguinetti, Horacio, Curso de Derecho Político – Historia del
pensamiento político universal y argentino; Ciencia Política y Teoría del
Estado, Ed. Astrea, 4º Edición, Buenos Aires 2000.
Schmitt, Carl, Teoría de la Constitución, Ed. Alianza Editorial, 1º
Edición (AE), 1º edición en español 1934, Madrid 1984
Skinner, Quentin, Los fundamentos del pensamiento político
moderno, Tomo II, Ed. Fondo de Cultura Económica, México 1993.
Varela Suanzes, Joaquín (Editor), Textos básicos de la historia
constitucional comparada, Ed. Centro de Estudios Políticos y
Constitucionales, Madrid 1998.
Von Ihering, Rudolph, El fin del derecho, Ed. Heliasta, Buenos
Aires 1978.
omarsar@yahoo.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 81-96, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
97
EL DERECHO DEL CONSUMIDOR Y SUS EFECTOS EN
EL DERECHO CIVIL, FRENTE A LA CONTRATACION DE
CONSUMO EN EL MERCADO
Julio Baltazar Durand Carrión
Presidente de la Sala Especializada en Protección del Consumidor del
Tribunal del Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y Protección de la
Propiedad Intelectual, INDECOPI, del Perú. Representación del Perú en el Multi-Year
Expert Meeting on Services,Development and Trade: the Regulatory and Institutional
Dimension, Ginebra, Suiza 2012. Docente universitario USMP, PUCP. UNMSM
Premio Nacional a la investigación universitaria en postgrado 2007
Asamblea Nacional de Rectores, nivel doctoral, área: Humanidades, tema:
El Derecho del Consumidor como disciplina jurídica autónoma.
Primer Puesto en II Concurso Nacional de Tesis Universitarias de Postgrado
Recibido: 26 de diciembre de 2012
Aceptado: 28 de diciembre de 2012
Sumario
Introducción. 1. Contratación de consumo y contratación clásica.
2. Contrato de Consumo. 3. Crisis de la contratación clásica.
3.1 Replanteamiento de autonomía de la voluntad. 3.2 Carácter
vinculante de las normas contractuales dispositivas. 3.3 Resolución
unilateral en la contratación de consumo. 4. Cambios que genera el
Derecho Civil en el Derecho del Consumidor. 4.1 La Información en la
Contratación Civil. 4.2 Compra Venta de Inmuebles en construcción
como bienes futuros. 5. Derecho Civil y el régimen jurídico de las
clausulas generales de contratación y los contratos por adhesión.
6. El Contratante Débil. 7. Responsabilidad Civil en el ámbito del
Derecho del Consumidor. Conclusiones. Bibliografía
Resumen
El fenómeno de la producción industrial, la anonimización y
despersonalización de los proveedores, la masificación de los
consumidores y la proliferación de los contratos por adhesión, han
dado lugar a la “Contratación de Consumo” y al crecer el comercio,
obviamente las normas clásicas del Derecho Privado incorporadas
en los códigos civiles de base romanista e influencia napoleónica ,
sin duda resultan ya insuficientes para regular las efectos jurídicos
derivados de este tipo de contratos, en un mercado como el de hoy
lleno de presiones crecientes y extendidas. Por lo tanto, podemos
establecer que el Derecho del Consumidor es una disciplina singular,
especializada y con cierta autonomía que no se ubica ni en el
Derecho Privado, ni en el Derecho Comercial, ni el Derecho Civil,
sino que constituiría una disciplina de carácter interdisciplinario y
que está fortalecida de nuevos conceptos y que tiene además notas
características importantes.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
98
Julio Baltazar Durand Carrión
En este sentido el Derecho del Consumidor constituye un sistema global
de normas, principios, instituciones e instrumentos consagrados por
el ordenamiento jurídico a favor del consumidor para garantizar en el
mercado una posición de equilibrio con los empresarios proveedores,
en una relación de consumo y como destinatario final de los bienes y
servicios adquiridos.
Palabras claves
Producción industrial, anonimización, Despersonalización de los
proveedores, masificación de consumidores, contratos por adhesión,
“Contratación de Consumo “. derecho del consumidor, carácter
interdisciplinario.
Abstract
The phenomenon of industrial production, the anonymization and
depersonalization of suppliers, the mass of consumers and the
proliferation of contracts of adhesion, have resulted in the “Consumer
Contract” to grow trade and obviously the classic rules of Private Law
embodied in the civil codes of civil and influence Napoleonic basis,
certainly they are inadequate to regulate the legal effects arising from
these contracts in a market like today full of growing pressures and
widespread. Therefore, we can establish that the Consumer Law is
a discipline unique, specialized and with some autonomy that is not
located in either theprivate law or commercial laworcivil law, but that
would be an interdisciplinary discipline and is strengthened new
concepts and also has important characteristic notes.
In this sense the Consumer Law is a system of rules, principles,
institutions and instruments enshrinedby lawin favor of the consumer
in the market to ensure a balanced position with business suppliers,
consumer relation shipand as recipient final goods and services
purchased
Keywords
Industrial production, anonymisation, depersonalization providers,
mass consumer, contracts of adhesion, “Recruitment of Consumption”,
Consumer Law. Interdisciplinary.
Introducción
El fenómeno de la producción industrial, la anonimización y
despersonalización de los proveedores, la masificación de los
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
99
consumidores y la proliferación de los contratos por adhesión, han
dado lugar a la “Contratación de Consumo” y al crecer el comercio,
obviamente las normas clásicas del Derecho Privado incorporadas
en los códigos civiles de base romanista e influencia napoleónica ,
sin duda resultan ya insuficientes para regular las efectos jurídicos
derivados de este tipo de contratos, en un mercado como el de hoy
lleno de presiones crecientes y extendidas. Por lo tanto, podemos
establecer que el Derecho del Consumidor es una disciplina singular,
especializada y con cierta autonomía que no se ubica ni en el
Derecho Privado, ni en el Derecho Comercial, ni el Derecho Civil,
sino que constituiría una disciplina de carácter interdisciplinario y
que está fortalecida de nuevos conceptos y que tiene además notas
características importantes.
En este sentido el Derecho del Consumidor constituye un sistema global
de normas, principios, instituciones e instrumentos consagrados por
el ordenamiento jurídico a favor del consumidor para garantizar en el
mercado una posición de equilibrio con los empresarios proveedores,
en una relación de consumo y como destinatario final de los bienes y
servicios adquiridos.
El Derecho del Consumidor y todo el movimiento pro consumerista
mundial desde hace buen tiempo viene ejerciendo cierta influencia
en las normas clásicas del Derecho Civil y en particular en materia
contractual, la que se ha visto seriamente afectada en sus principios,
por la evolución económica y social de nuestros tiempos y que han
debilitado la permanencia e inmutabilidad histórica de las reglas
establecidas sobre la base del Derecho Romano y la fuerte influencia
del Código Civil Francés de 1804, entre otros.
Pero revisemos en qué consiste en esencia esta nueva disciplina llamada
Derecho del Consumidor. En efecto, el Derecho del Consumidor
constituye un sistema global de normas, principios, instituciones e
instrumentos consagrados por el ordenamiento jurídico a favor del
consumidor para garantizar en el mercado una posición de equilibrio
con los empresarios proveedores, en una relación de consumo y como
destinatario final de los bienes y servicios adquiridos.
El régimen especial del Derecho del Consumidor tiene tres elementos
importantes:
–Consideración especial del sujeto consumidor, dentro de un
determinado rol.
– Función de tutela.
– Carácter imperativo en materia de orden público.
En este contexto, llama particularmente la atención, la contratación
de consumo, como una nueva modalidad que tiene una gran relación
con el Derecho del Consumidor, sobre todo en la preocupación por
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
100
Julio Baltazar Durand Carrión
el llamado contratante débil que no es una noción individual sino
una categoría y una cualidad con la que se acude al contrato. La
contratación de consumo es en cierto modo una contratación derivada
de la contratación masiva cuyas expresiones mas acabadas son el
contrato por adhesión y las cláusulas generales de contratación y
donde la teoría general de las obligaciones ha perdido vigencia en
muchos de sus principios basados en una economía agraria y de
pequeños comerciantes.
En el Derecho del Consumidor, la oferta, promoción y publicidad de los
productos o servicios deben ajustarse a su naturaleza y las garantías
ofrecidas darán lugar a obligaciones de los proveedores que serán
exigibles por los consumidores o usuarios aún cuando no figuren en
el contrato celebrado, o en el comprobante recibido.
De otro lado, la mayoría de legislaciones de protección del consumidor
de Latinoamérica y en especial el Código de protección y Defensa
del Consumidor del Perú, que contemplan los derechos de los
consumidores establecen, que estos tienen derecho a recibir de los
proveedores toda la información necesaria para tomar una decisión
o realizar una elección adecuada en la adquisición de productos.
Asimismo, los consumidores tienen derecho a la protección contra
métodos comerciales coercitivos o que impliquen desinformación o
información equivocada de los productos o servicios.
Con las normas descritas anteriormente, podríamos decir que las
disposiciones de carácter civil, presentes en casi todos los códigos
latinoamericanos y europeos inclusive, estructurados sobre la base del
Código Civil Napoleónico, se estarían derogando tácitamente, porque ya
no se permitiría establecer cláusulas aprobadas administrativamente
beneficiarias para la parte que la pre-redactó sin conocimiento de
su contraparte. Es más, podrían quedar sin efecto aquellos artículos
de los códigos referidos a las cláusulas generales de contratación
por los cuales se presume una publicidad adecuada, teóricamente
entendida, para dar paso a una defensa real del propio consumidor
que trasciende el contenido a veces limitado e irreal, intencionalmente
plasmado por el prototipo de hombre contractual que busca siempre
asumir menores riesgos y obtener mayores beneficios. Así, ahora los
consumidores pueden exigir el cumplimiento de las características
inherentes al bien o servicio específico, teniendo derecho a una
información adecuada y protección frente a mecanismos coercitivos
que reflejen desinformación o información equivocada.
Para algunos tratadistas el Derecho del Consumidor ha derogado y
desplazado al Derecho Civil en materia de contratación de consumo;
sin embargo, nosotros tenemos una lectura distinta y en tal sentido
creemos que el reciente Derecho del Consumidor ha complementado al
Derecho Civil en la regulación de las complejas relaciones derivadas del
fenómeno del consumo. En efecto, es preciso reconocer que el Derecho
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
101
Civil creó figuras como el “Contrato por Adhesión” y las ”Cláusulas
Generales de Contratación” para facilitar el tráfico comercial, así
mismo estableció figuras como la buena fe, los vicios de la voluntad,
el saneamiento por los vicios ocultos, etc. y fueron estas las normas
de justicia contractual que se aplicaron en un primer momento para
resolver los eventuales problemas de información asimétrica que
afectaban la voluntad de las partes; no obstante el fenómeno de la
producción industrial, la anonimización y despersonalización de los
proveedores, la masificación de los consumidores y la proliferación
de los contratos por adhesión, dieron lugar a la “Contratación de
Consumo” y al crecer el comercio, obviamente el Código Civil ya era
insuficiente para regular las efectos jurídicos derivados de este tipo
de contratos, porque dicho código estaba estructurado sobre otras
bases, como la de la autonomía de la voluntad, el principio pacta sunt
servanda, entre otros.
Es en este contexto que surge el Derecho del Consumidor como una
disciplina jurídica que va ganando autonomía y que nace como una
respuesta a este fenómeno socio-jurídico propio del crecimiento del
mercado y va construyendo su propio contenido, su propio objeto de
estudio, sus propios principios, instituciones y procedimientos que
de una u otra forma complementan el Derecho Civil en el tratamiento
jurídico del consumo.
Podemos afirmar que el Derecho del Consumidor ha hecho una
construcción especializada sobre la base de las instituciones que en
su momento creó el Derecho Civil Clásico y que tuvieron su aplicación
en un momento dado y que hoy ya no son aplicables porque la
contratación de consumo exige un tratamiento distinto que supera
lo establecido en el Código Civil, por lo que resulta saludable que la
normatividad elaborada posteriormente efectivice el cumplimiento de
disposiciones declarativas y se delimite en forma clara y taxativa los
alcances de la protección al consumidor.
Es tarea ahora de legisladores, técnicos y especialistas, concordar
y actualizar las normas sustantivas civiles; sobre todo ahora que la
comunidad jurídica en general propone una modificación del código.
Es pertinente ahora hacer un balance de lo favorable o desfavorable
del mismo.
El ordenamiento civil clásico, no puede seguir manteniendo
estructuras jurídicas atrasadas, sobre todo en la parte contractual y
específicamente en los Contratos por Adhesión, donde las cláusulas
generales deben ceder a las nuevas connotaciones del Derecho del
Consumidor que han ido ganando terreno gracias a los modelos
económicos imperantes, caso contrario la norma civil de contratos
perderá vigencia social por estar desarraigada del contexto socio
económico que paradójicamente regula, generando con ello conflictos
de interés que precisamente el Derecho tiende hoy a evitar.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
102
Julio Baltazar Durand Carrión
En este contexto es preciso analizar algunos temas relacionados con la
contratación de consumo y su influencia en la contratación civil clásica.
1. CONTRATACIÓN DE CONSUMO Y CONTRATACIÓN CLÁSICA
El cambio de la dinámica económica y su masificación tiene su
respuesta jurídica en la estandarización de la contratación. La
contratación negociada es sustituida por la contratación en masa que
exige la pura adhesión. Todo esto es producto de las exigencias del
mercado, de la automatización y la racionalización de la economía. La
tecnificación también ha venido a cambiar el escenario: los llamados
contratos con máquinas automáticas, la facturación por ordenadores,
la contratación por Internet, tráfico de ventanillas, etc., exigen
urgentes cambios en la doctrina de los contratos.
Como se ha dicho, esta nueva realidad, la de la contratación en
masa y de consumo, produce una erosión en la teoría clásica de
la contratación y la consiguiente necesidad de elaborar una nueva
teoría general que involucre estas nuevas expresiones del mercado
y sus correlatos jurídicos; también queda en entredicho, la vigencia
de los principios generales que hasta ahora han gobernado la teoría
tradicional de los contratos: El pacta sunt servanda, la autonomía de
la voluntad, la justicia contractual, etc. En otros términos, la nueva
problemática nos plantea acaso, la creación de nuevos principios
contractuales y como consecuencia nuevas figuras normativas.
Aun cuando el impacto de la contratación en masa ha sido importante,
creemos que el remozamiento de la doctrina contractual viene a
forjarse en el surgimiento del Derecho del consumo. En efecto, el
Derecho del consumo choca con la visión tradicional de contrato, el
contrato no es más un asunto solo de los particulares. El Estado
no puede permanecer indiferente, ausente al reglamento que crean
las partes para regular sus relaciones jurídico-patrimoniales. El
contrato de consumo se distancia de la contratación clásica, porque
mientras que esta se presume paritaria, aquel presupone una relación
asimétrica. En la contratación clásica las partes son libres e iguales,
en la contratación de consumo es recurrente la falta de total libertad y
la asimetría de las partes. Ambos tipos de contratación son diferentes
y como tal tienen disposiciones normativas también diferentes,
pero ambas buscan la eficiencia contractual para que ambas partes
satisfagan sus pretensiones y tengan garantizado el cumplimiento de
lo pactado.
2. CONTRATO DE CONSUMO
Legislativa, jurisprudencial y doctrinariamente está reconocida la
contratación de consumo no como un tipo contractual, sino como
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
103
una modalidad de contratación con caracteres propios. Se trata de
transacciones que se realizan en el mercado, que por sus características
no pueden ser dejadas simplemente bajo la esfera de las normas
contractuales comunes, es decir las normas del Derecho Privado
incorporadas en el Código Civil o Código de Comercio, menos aún en
el estado en el que se encuentran estas normas, anquilosadas por los
años e inmutables a los nuevos fenómenos y la dinámica del mercado
creciente; por ello se han incorporado normas especiales que reclaman
su aplicación cuando se trata de esta modalidad de contratar.
En contra de la necesidad de la existencia de esta normatividad
especial, podría argüirse que en el Derecho común ya existen
soluciones al problema de la asimetría informativa entre las partes,
motivo por el cual la necesidad de un sistema legal de esta naturaleza
deviene en innecesario. De esta manera, figuras como el error, el dolo
o el saneamiento por vicios ocultos podrían ser utilizadas por quien
se hubiese visto afectado por un problema de información asimétrica
entre las partes, en la medida que se vea afectada su manifestación
de voluntad.
La existencia de un régimen diferente se justifica plenamente, pues
la legislación civil, como hemos visto, ha revelado su impotencia
ante estas situaciones. Las razones son varias. En primer lugar, los
principios en los que se basa la contratación clásica no se aplican
linealmente a la contratación de consumo, la libertad se halla
recortada, la igualdad no existe y la manifestación de voluntad no
es expresión plena del querer. Adicionalmente, el excesivo carácter
burocrático de la jurisdicción civil ordinaria desalienta la posibilidad
de denunciar los abusos y disfunciones en la relación de consumo.
3. CRISIS DE LA CONTRATACIÓN CLÁSICA
Veamos ahora cómo surge la contratación de consumo y cómo afecta
a la contratación civil.
El capitalismo en su última etapa exige, debido a la competencia, la
reducción de sus costos. Esto lo conduce a la producción en masa de
bienes y servicios y la necesidad de una ampliación o ensanchamiento
del circuito de los posibles clientes o destinatarios de los bienes y
servicios producidos. Diez Picazo (1996) sostiene que el empresario,
en el capitalismo avanzado, tiene que llevar a cabo una producción
masiva, determinada con la mayor probabilidad posible antes
de conocer el número real de los eventuales clientes, a los que es
necesario captar a través de fenómenos muy singularizados como el
marketing y la publicidad.
El influjo del movimiento civil en defensa del consumidor y el fenómeno
de la producción en masa que venían ya desde los años 50, trajo
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
104
Julio Baltazar Durand Carrión
también como consecuencia una anonimización y despersonalización
del vendedor y la masificación de los consumidores que no tienen mas
que aceptar mercadería ofrecida y suscribir contratos de adhesión con
cláusulas predispuestas. Esto implica que sistemas jurídicos como el
nuestro, inspirados en el clásico Código de Napoleón se consideren en
crisis porque el contrato como símbolo y expresión de la autonomía de
la voluntad ha perdido vigencia y se atiende hoy al papel que cumple
en la sociedad moderna, perdiendo progresivamente el significado de
acuerdo de voluntades para asumir el papel de un simple acto de
sometimiento a una determinada disciplina predispuesta por fuentes
extrañas a la voluntad de las partes, provenientes de los poderes
públicos o de entes u organismos privados.
No obstante esta realidad que no puede ser negada ni discutida por
el Derecho, particularmente creemos que mientras sea posible aún
celebrar un contrato interindividual, como por ejemplo una compra
venta de casa habitación, se mantendrán vigentes los principios
contractuales clásicos que establece el código civil, puesto que no
toda adquisición de bienes es de carácter masivo, por lo tanto será
la contratación masificada a la que se aplique las disposiciones pro
consumidor por tratarse de una contratación de consumo, mientras
que en los demás contratos se aplicará las normas del Código Civil.
Obviamente hay posiciones encontradas al respecto, pero creemos
que hay que tener en consideración cual es el objeto de la contratación
y que tipo de relación está de por medio, o sea si es contratación de
consumo o interindividual.
En este aspecto, los instrumentos jurídicos tradicionales también
han revelado su insuficiencia, surgiendo la necesidad de crear nuevas
expresiones jurídicas más de cara a esta realidad. Para decirlo en una
frase, la responsabilidad civil codificada tampoco es apta para regular
los daños en las relaciones de consumo, por lo tanto, ha sido preciso
crear nuevos instrumentos, hoy expresados en leyes especiales.
Queda claro, por otra parte, que el fenómeno es global; en el Perú
acontece solo un reflejo de lo que sucede en todo el mundo, donde
los fenómenos derivados de la problemática del consumidor presiona
las normas clásica del Derecho Civil en la búsqueda de nuevas
construcciones jurídicas que respondan mejor las situaciones cada
vez mas originales y novedosas que plantea la sociedad de consumo.
3.1
Replanteamiento de Autonomía de la voluntad
El surgimiento en el Derecho privado, a nivel mundial, de una política
de protección al consumidor, ha permitido que se pueda hablar, no
sin reservas de Derecho del consumo, que en nuestra región tiene
como principales expresiones El Código de Protección y Defensa del
Consumidor del Brasil , el reciente Código de Protección y Defensa
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
105
del Consumidor y la Ley de Competencia Desleal del Perú, la Ley de
Defensa del Consumidor de Argentina, Ley Federal de Defensa del
Consumidor del México, la legislación especial de Colombia, entre
otras.
En otras latitudes, como en España y en la Unión Europea el desarrollo
ha sido aún mayor, así se ha regulado no solo la protección al
consumidor como norma genérica, sino algunas modalidades contratos
en particular como: contratos celebrados fuera de establecimientos
mercantiles, la venta ambulante, venta en mercadillos y mercados
ocasionales, crédito al consumo, contrato de viaje combinado, etc.;
y desde luego no podemos olvidar la reciente norma sobre cláusulas
generales de contratación.
3.2 Carácter vinculante de las normas contractuales dispositivas
Frente a esta problemática el Profesor Federico de Castro y Bravo
ha planteado el carácter vinculante de las normas contractuales
dispositivas si las partes no las han derogado justificadamente para
su reglamento contractual.
Las reglas dispositivas no han sido puestas en las leyes a modo de
modelo o ejemplo, que se deja al arbitrio de los contratantes el seguirlas
o no seguirlas. En general, han sido recogidas como consecuencias
naturales o típicas de cada clase de contrato. Responden a lo que se
ha estimado normal según los intereses en juego, de acuerdo con el
buen sentido, de lo tradicional y los dictados de la equidad respecto a
la debida equivalencia de las respectivas obligaciones.
3.3 Resolución unilateral en el contrato de consumo
La inadecuación de la tradicional teoría de la justicia contractual,
basada en la autonomía de la voluntad, ha creado la necesidad de
atender al contenido de los contratos, así como todo su proceso de
formación, con el propósito de evitar que la situación de debilidad de
los consumidores los haga víctimas de abusos.
Esto se hace aún más evidente cuando constatamos que nuestro
Derecho en diversos casos recoge normas que parten de la presunción
de debilidad del consumidor y la necesidad de protección que tiene.
Es el caso del artículo 1 del Código de Protección y Defensa del
Consumidor del Perú, se permite el prepago de obligaciones dinerarias
con la correspondiente liquidación de intereses. Esta norma sería
eventualmente inadmisible en el Derecho Civil clásico. La regla en el
Derecho civil es que los contratos se celebran para ser cumplidos; sin
embargo, en el propio Código Civil Peruano, por ejemplo existen casos
excepcionales en que se permite la resolución unilateral del contrato,
tales los casos de los arts. 1769 y 1768 que permiten al Locador y
al Comitente resolver unilateralmente el contrato de Locación u
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
106
Julio Baltazar Durand Carrión
obra respectivamente, pero con las limitaciones señaladas en dichos
artículos.
4. CAMBIOS QUE GENERA EL DERECHO DEL CONSUMIDOR EN
EL DERECHO CIVIL
El impacto que el Derecho del Consumidor ha tenido en el Derecho
Civil ha sido de grandes proporciones, por lo que es preciso determinar
la manera concreta como se ha manifestado esta influencia; algunas
de estas normas inciden directa o indirectamente en el Derecho Civil,
afectando con mayor o menos intensidad, según los casos, a diferentes
aspectos de la teoría general del contrato.
Vega Mere (1996) en relación a la legislación peruana, considera que
en relación a la juridificación de la fase pre contractual, es necesario
añadir el tema de la llamada oferta al consumidor que ha creado
nuestro Derecho del Consumo. En efecto, en el Perú, hasta antes de la
Ley de Protección al Consumidor, la oferta era regulada básicamente
por el Código Civil. Así, el Código Civil Peruano, había recogido varias
clases de ofertas, tales como ofertas alternativas (artículo 1371),
ofertas cruzadas (artículo 1378), contra oferta (artículo 1376), oferta
al público (artículo 1388) Esta última ha sido legislada como una
invitación a ofrecer y, por tanto, carece de carácter vinculante, es
decir, no obliga al proponente, sino que este será el destinatario de
las ofertas que le lancen.
Sin embargo, las legislaciones de protección del consumidor como el
artículo 46 del Código de Protección y Defensa del Consumidor Peruano,
establece el carácter obligatorio de toda oferta pública o privada que
se lance al consumidor. De esta manera, si el proveedor lanza una
publicidad por medio de la cual promociona sus productos indicando
las características, ventajas y precio de aquellos se entenderá que se
trata de una oferta al consumidor y por consiguiente será exigible
por este. Como se observa, el tratamiento normativo que se le da a
la oferta -incluida la oferta al público- se aparta de lo prescrito por
el código, creando lo que en nuestra doctrina se ha llamado oferta al
consumidor.
Todo esto nos lleva a considerar a la publicidad como oferta, en
el derecho del consumidor, pero además de su importancia en la
formación del contrato, también la tiene en la determinación de su
contenido, pues el proveedor queda vinculado por el contenido de su
anuncio -oferta- cuando contrata con el consumidor, aunque en el
contrato se silencien los aspectos enunciados.
De esta manera, las legislaciones de protección del consumidor
y en particular las normas del Código de Protección y Defensa del
Consumidor Peruano ha creado un nuevo tipo de oferta, la llamada
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
107
oferta al consumidor, que se aparta de los alcances de la oferta
regulada por el Código Civil; las características propias de la oferta al
consumidor son las siguientes:
a)Puede o no ser recepticia, es decir, puede estar dirigida a una
persona determinada o ser dirigida al mercado.
b) Siempre es vinculante, a diferencia de la oferta al público regulada
en el Código Civil
c) Sus alcances rebasan el mero documento contractual.
d) En caso de ofertas promocionales, el deber de información del
proveedor es agravado al punto de exigirle precisiones sobre la
duración de la promoción y unidades disponibles.
A todo esto se añade que en otros países, en los que se encuentra más
avanzado el Derecho del Consumidor, incluso se ha llegado a derogar
en ciertos casos el principio de obligatoriedad de los contratos. Es el
caso de varios países de la Unión Europea y en especial España. Nos
referimos concretamente a la concesión de un plazo para la revocación
del contrato, sobre todo aquellos celebrados fuera de establecimientos
mercantiles, muy de moda en mercados como el de hoy donde la
dinámica mercantil profusa.
Como sucede con el artículo 5 de la Ley sobre contratos celebrados
fuera de los establecimientos mercantiles de España, que establece
Ejercicio del derecho de revocación: “El consumidor podrá revocar su
declaración de voluntad sin necesidad de alegar causa alguna, hasta
pasados siete días contados desde la recepción. Para determinar la
observancia del plazo, se tendrá en cuenta la fecha de emisión de la
declaración de revocación”.
4.1 La Información en la Contratación Civil
Otra situación que se produce como consecuencia de la aparición
del contrato de consumo, es la relativa al derecho de información de
los contratantes. En la doctrina que sirvió de fundamento para la
elaboración de los códigos civiles occidentales -incluido el nuestrocorresponde a cada contratante adquirir la información sobre los
alcances de las obligaciones, prestaciones y objeto de estas que
generará el contrato.
No obstante, en vista de la asimetría informativa existente en las
relaciones de consumo, en estas es una obligación de una de las
partes -el proveedor- proporcionar información. Por ello, la necesidad
de la imposición de un deber genérico de información por parte
del proveedor, que subsane el déficit informativo del consumidor y
permita que exprese su consentimiento suficientemente informado.
Las legislaciones de consumidor tienen esta tendencia, así se
comprueba de la lectura del artículo 2 del Código de protección y
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
108
Julio Baltazar Durand Carrión
Defensa del Consumidor del Perú, que señala taxativamente que
el proveedor está obligado a consignar en formar veraz, suficiente,
apropiada muy fácilmente accesible al consumidor o usuario, la
información sobre los productos y servicios ofertados. Tratándose de
productos destinados a la alimentación y la salud de las personas,
esta obligación se extiende a informar sobre sus ingredientes y
componentes.
Está prohibida toda información o presentación que induzca al
consumidor a error respecto a la naturaleza, origen, modo de
fabricación, componentes, usos, volumen, peso, medida, precios,
forma de empleo, características, propiedades, idoneidad, cantidad,
calidad o cualquier otro dato de los productos o servicios ofrecidos.
Podemos concluir lo siguiente:
El consumidor es la parte débil en el contrato de consumo; su debilidad
es estructural, es decir, responde a su ubicación en el mercado y a la
lógica de este. Esta debilidad se funda en un déficit de negociación,
déficit de reflexión y sobre todo déficit de información.
Cabe precisar también que cualquier contratante que tenga un
desconocimiento de aquello que contrata, es decir que tenga un déficit
de información en su relación contractual es también un contratante
débil en la medida que queda expuesto a lo que la contraparte exprese
por ser quien tiene la información.
Los principios que sirvieron para edificar la teoría clásica de la
contratación civil se revelan insuficientes cuando se advierte que
las figuras jurídicas a las que dieron origen, son ineficientes cuando
pretende regular el contrato de consumo.
Caen o cuando menos se relativizan los siguientes dogmas:
a) El de la irrelevancia de la fase precontractual.
b) El de la irrelevancia de la desinformación y de toda coacción que no
integre ninguno de los supuestos de los vicios del consentimiento
c) El del pacta sunt servanda.
d) El de neutralidad del Derecho frente al contrato; ya no puede
afirmarse que el Derecho se preocupa de las reglas de juego, pero
no del juego.
e) El de la justicia contractual objetiva.
Se supera el principio de la relatividad del contrato, desde que no solo
el consumidor contratante le puede exigir al proveedor el cumplimiento
de sus obligaciones, sino también quien, aunque no contratando con
él, consuma el bien o utilice el servicio.
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
109
Surgen figuras legales que se apartan de la contratación clásica:
a) Oferta al consumidor.
b) Revocación de ciertos contratos de consumo (esta figura aún no ha
sido recogida en el Perú).
c) Facultad del consumidor de resolver unilateral e inmotivadamente
el contrato de crédito al consumidor.
d) Interpretación a favor del consumidor en los contratos de consumo.
e) Principio Pro Consumidor.
Por último, consideramos indispensable que el Código Civil regule,
aunque de modo genérico, la contratación de consumo.
4.2Compra Venta de Inmuebles en construcción como bienes
futuros
Un hecho que se viene observando es la compra venta de inmuebles
(casas y departamentos) en construcción como bienes futuros y el
problema legal se presenta porque las empresas constructoras ofrecen
un inmueble con un metraje determinado generalmente alto para
llamar la atención y promover la venta, luego al entregar el inmueble
ya terminado, se verifica que faltan metros y ante el reclamo de los
compradores se ajusta el precio, sobre la base de que se trata de
venta de bienes futuros y expresan que no hay problema alguno, toda
vez que este tema está regulado en el Código Civil .
Particularmente, creemos que en este caso hay una falta contra los
derechos del consumidor porque se promociona un inmueble con
un metraje determinado , con una publicidad engañosa y luego se
vulneran las expectativas de los compradores entregándoles un
departamento o una casa con otro metraje, obviamente menor y
aunque se ajuste el precio, la falta ya se produjo, ya se afectaron
sus intereses y sus expectativas, más aún si los consumidores son
generalmente gente de clase media que por primera vez compra un
inmueble con mucha esperanza gracias al boon de los préstamos
hipotecarios y de programas sociales de construcción de viviendas
populares llevados a cabo en las grandes ciudades y conos urbanos
de las capitales latinoamericanas como por ejemplo los programas
sociales de Trecho Propio y Mi Vivienda promovidos por el Estado
Peruano durante el gobierno del Presidente Alejandro Toledo (20012006) y continuados por el Presidente Alan García Pérez (2006-20011)
como estrategias políticas y de gestión pública para paliar el problema
de viviendas populares .
El Tribunal de Defensa de la Competencia del Instituto Nacional de
Defensa de la Competencia y Protección de la Propiedad Intelectual
del Perú (INDECOPI) ya se ha pronunciado al respecto a través
de una interesante jurisprudencia administrativa que creemos es
aleccionadora en la doctrina del Derecho Privado y en particular en
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
110
Julio Baltazar Durand Carrión
el Derecho Civil y lo que creemos es que no se trata propiamente de
una venta de bien futuro conforme lo expresado por las legislaciones
civiles como es el caso del Código Civil Peruano, sino que estamos
frente a la presencia de un contrato de obra de ejecución diferida
donde la prestación consiste en la obligación de entregar un inmueble
de determinadas características. En efecto, consideramos que el
Código Civil Peruano de base romanista, al hablar a bienes futuros
se refiere a aquellos cuya materialidad depende obviamente de la
futuridad, es decir de un evento incierto que puede eventualmente
afectar las características del bien futuro que una de las partes se
obliga a entregar, como por ejemplo las cosechas o las crías del
ganado que pueden verse afectadas por las lluvias o la sequía o el
alimento, etc. y en estos caos es obvio que el precio debe ajustarse
a las características reales de aquello que se entrega, lo cual tiene
lógica.
Por otra parte, el Código Civil al hablar de ajustes en inmuebles estaba
pensado en predios rurales, donde es posible que por cuestiones
geográficas, o por la configuración topográfica del suelo, se afecte
el área previamente acordada entre comprador y vendedor, pero de
ninguna manera puede alegarse este tipo de situaciones futuras e
inciertas en la venta de una unidad inmobiliaria en un edificio en
construcción o en una casa previamente delineada y trazada en un
plano con mediciones precisas. En efecto, hoy en la industria de la
construcción es posible diseñar y proyectar como quedará finalmente
la obra, incluso con la ayuda de la informática, de manera tal que
el trazado, la planimetría de distribución y de diseño de la obra en
construcción nos llevan a un resultado preciso y determinado de
manera que no se puede alegar la falta de metros cuadrados, no se
puede hablar de mermas, eso es inadmisible.
Es posible que pueda haber algunas diferencias mínimas que
incluso el propio Reglamento Nacional de Construcciones acepta,
pero de ninguna manera se puede hablar de un déficit de 5, 10, 20
o 30 metros cuadrados. Por lo expuesto, consideramos que se puede
hablar con más propiedad y desde el punto de vista de la teoría del
contrato-realidad, que estamos ante la figura de un contrato de obra
de ejecución diferida, toda vez que la parte interesada, es decir el
comprador participa también activamente en la obra dando algunas
indicaciones y precisiones para el resultado final de la obra.
Este es un tema de gran trascendencia social que pone de manifiesto
nuevamente la complementariedad para no hablar de influencia de las
normas del Derecho del Consumidor sobre el Derecho Civil, por ello
creemos que en este caso no se aplica la norma contenida en el Código
Civil sino que ante una petición o un reclamo de esta naturaleza,
este tiene necesariamente que ser enfocado desde la perspectiva
de la Ley de Protección del Consumidor, caso contrario estaríamos
desatendiendo a un grueso sector de ciudadanos consumidores que
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
111
se ven afectados en su esfera económica, por una publicidad engañosa
que ha mediatizado su decisión de consumo llevándolos a comprar la
casa de sus sueños con un metraje menor al que pensaban, siendo
precisamente este sector social el más vulnerable en el mercado,
situación que no puede ser negada ni desconocida.
El Indecopi se ha pronunciado al respecto y aunque no ha establecido
que se trata de contratos de ejecución de obra de ejecución diferida,
si ha establecido que no se puede aplicar a este tipo de contratos
la teoría de la venta de bienes futuros, haciendo una interpretación
normativa que merece ser destacada, señalando incluso en la
Resolución No 1223-2006 TDC/INDECOPI que no se trata de venta
en la modalidad ad corpus, sino que se trata de un inmueble con
ciertas características y medidas, las cuales se ceñían de acuerdo a
lo pactado.
Asimismo, la Sala de Defensa de la Competencia ha considerado como
falta de Idoneidad la venta de inmuebles en proyectos habitacionales
sin haber efectuado las diligencias administrativas de zonificación
para áreas de centros educativos, áreas recreacionales, de jardines
etc., Resolución No 203-2005 TDC/INDECOPI. También se ha
considerado falta de idoneidad la venta de inmuebles con problemas
de fugas de agua por descascaramientos en paredes, manchas en las
paredes, etc. Resolución No 0342-2006 TDC/INDECOPI.
Otros temas en los que igualmente la sala ha establecido que se trata
de falta de idoneidad en materia de construcción es la demora en
la fecha de entrega, malas instalaciones eléctricas y/o sanitarias,
rajaduras, grietas en las paredes, mala instalación de parquet y pisos
cerámicos, etc.
5. DERECHO DEL CONSUMIDOR Y EL RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS
CLÁUSULAS GENERALES DE CONTRATACIÓN Y DEL CONTRATO
POR ADHESIÓN
Antes se creía que hablar de un sistema de protección del consumidor
implicaba necesariamente conjugar bajo un mismo marco normativo,
es decir unificado, las reglas que establecieran los derechos de los
consumidores, las obligaciones de los proveedores y el control de las
modernas técnicas de contratación: entiéndase cláusulas generales
de contratación y los contratos por adhesión.
En Europa, existe por ejemplo la Directiva del Consejo de la Comunidad
Económica Europea del 5 de abril de 1993, sobre las cláusulas abusivas
en los contratos estipulados con los consumidores, incorporadas a la
legislación interna de algunos países como es el caso de Italia en su
Código Civil.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
112
Julio Baltazar Durand Carrión
Consideramos que existen vinculaciones entre ambos, pero son
diferentes. El Derecho del Consumidor tiende a proteger a los
destinatarios finales de los bienes y servicios de los efectos dañinos
de la asimetría informativa existente en el mercado; en cambio el
objeto de las cláusulas generales de contratación es agilizar el tráfico
comercial, es decir viabilizar mejor la comercialización de los bienes
y servicios, reduciendo los costos de transacción y las discusiones o
tratativas contractuales, dada la identidad de los productos colocados
en el mercado.
El hecho de que exista una relación entre ambos temas, no quiere
decir que las disposiciones del Código Civil sobre dichas modalidades
de contratación masiva tienen una inspiración única y exclusiva en
el principio pro consumidor. Según Vega Mere (1996) la figura del
consumidor no gravitó en la regimentación de las cláusulas generales
de contratación, posiblemente lo determinante fue la idea de tutelar a
la parte débil, entendiendo a esta como aquella que no participaba en
la predisposición del clausulado. Existe una confusión derivada quizás del hecho de que antes de la
vigencia del Código Protección y Defensa del Consumidor del Perú, el
Código Civil Peruano de 1984, introdujo diversos niveles de control
al contrato por adhesión y a las cláusulas generales de contratación
al advertir que en el mercado en aquel entonces, los proveedores de
bienes y servicios contaban con el poder suficiente para imponer sus
condiciones a los usuarios y en tal sentido decidió darles protección
haciendo uso de la fórmula “favor debitoris”, identificando a lo que
hoy entendemos como consumidor con la parte deudora de la relación
obligatoria. El favor debitoris era, asimismo, una opción del legislador,
al estimar que la parte débil de las relaciones obligatorias masivas era
aquella que no predisponía o prerredactaba las condiciones generales
de contratación o el contrato por adhesión.
Por lo tanto, el control relativo al contrato por adhesión y a las
cláusulas generales de contratación se debió a la aplicación de aquella
orientación y no a la figura del consumidor como algunos autores
creen.
El derecho del consumidor ya se venía reclamando por parte de la
doctrina, y nace con la puesta en vigencia de diversas legislaciones
promotoras y defensoras de los Derechos del Consumidor en la
región, como el El Código de Protección y Defensa del Consumidor
del Brasil, el reciente Código de Protección y Defensa del Consumidor
y la Ley de Competencia Desleal del Perú, la Ley de Defensa del
Consumidor de Argentina, Ley Federal de Defensa del Consumidor
del México, la legislación especial de Colombia, entre otras, gestadas
todas en la década del noventa, hasta dar paso ahora a una disciplina
jurídica autónoma, con su propio contenido, sus propias reglas de
interpretación, sus principios, criterios y líneas de pensamiento
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
113
moderna en materia de contratación de consumo que van más allá del
clásico Derecho Civil y que están destinadas a generar transparencia
en las relaciones de mercado entre proveedores y consumidores para
generar eficiencia contractual y por ende respetar los derechos de los
consumidores.
El maestro Manuel de la Puente y Lavalle (2000) señala que al momento
de su redacción las cláusulas generales de contratación tienen, por
definición, carácter abstracto, es decir que al redactarlas no se toma
en consideración la personalidad de las futuras contrapartes en los
contratos particulares que se van a celebrar en base a ellas, por lo
cual dichas cláusulas no pueden ser consideradas como una oferta
contractual, ya que esta es una declaración recepticia, o sea está
destinada a ser reconocida por un destinatario determinado. De la Puente y Lavalle (2000, p.48) en torno a las cláusulas generales
de contratación expresa:
Se ha elaborado mucho, y quizá irreflexivamente hemos participado
en esa línea de pensamiento, respecto a que la regulación legal de
las cláusulas generales de contratación tiene por objeto fundamental
proteger al contratante débil. Es cierto que esta protección ha jugado
un rol importante, porque generalmente el cliente o consumidor se
encuentra en una situación de inferioridad con relación al empresario
predisponente de las cláusulas, lo que ha llevado a pensar que,
a semejanza del contrato por adhesión, existe en la contratación
a base de dichas cláusulas una debilidad del consentimiento
asimilable a un vicio de la voluntad. Se ha dicho no sin razón que el
aparato publicitario de los suministradores de bienes y servicios ha
creado en los consumidores un complejo de inferioridad, un estado
psicológico de dependencia, que los lleva a aceptar sumisamente las
cláusulas generales de contratación.
El tráfico moderno ha puesto de manifiesto algo que quizá había
escapado inicialmente a la perspicacia del legislador, preocupado
por garantizar el equilibrio contractual. Para Mirabelli (1980) lo
cierto es que no se trata de un problema de protección al cliente o
consumidor sino de atención a las necesidades impostergables de
dicho tráfico, que requieren de un sistema legal que permita concertar
simultáneamente una gran cantidad de negocios con gentes que se
encuentran en similares condiciones en lo que respecta a la provisión
masiva de bienes y servicios. En este contexto se entiende que las cláusulas generales de
contratación para que puedan cumplir eficientemente su rol de permitir
la celeridad en el comercio masivo de bienes y servicios, necesitan de
una especial aptitud para facilitar y promover la contratación. Ello es
posible otorgándoles determinadas características que giran sobre la
base de tres elementos: Predisposición, Generalidad e Inmutabilidad.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
114
Julio Baltazar Durand Carrión
Manuel de la Puente y Lavalle (2000, p.60) también ha expresado al
respecto que:
Los consumidores no son necesariamente los únicos que contratan
sobre la base de dichas condiciones generales. Si lo hacen nadie
duda que en ese caso la reglamentación de las cláusulas generales
de contratación tendrá algunos puntos de contacto con el Derecho
de los Consumidores”. Coincidimos con De la Puente y Lavalle en el
sentido de que en el sistema peruano y creo que en general en todos
los sistemas jurídicos que tiene como base del derecho Privado un
Código Civil, el rol de las cláusulas generales de contratación y del
contrato de adhesión, es fundamentalmente permitir la contratación
masiva para la provisión de bienes y servicios, jugando un papel
secundario, aunque no menos efectivo, la protección de los intereses
de las partes, especialmente los del consumidor, no porque no sean
importantes sino porque están sujetos a otro tipo de regulación
jurídica.
6. EL CONTRATANTE DÉBIL
La figura del consumidor como el contratante débil es un tema que
también ha generado varias posiciones al respecto. Antes y aún
después de considerar al consumidor como destinatario final de
bienes y servicios se asumió que este era en el mercado y en toda
relación contractual de consumo la parte débil. Sin embargo la idea de
la parte débil en una relación responde a una circunstancia histórica
cuando existían abusos como consecuencia del capitalismo que
desconoció algunos postulados de la libre competencia y que motivó
la intervención del Estado en esta materia.
Una inicial concepción inadecuada de la noción de parte débil condujo
a que se le identificara así al deudor de la relación obligatoria en la
configuración de un contrato, lo cual se evidencia con las normas que
consagran la opción del “favor debitoris”. A esta orientación responde
el estudio de Arias Schereiber (1988).
Ripert (1951) establece que esta opción legislativa no siempre responde
a la verdad de los hechos porque también el acreedor de una relación
obligatoria puede ser considerado como parte débil, en consecuencia
esta noción de contratante débil se fue abriendo para dar paso a otra
tendencia para favorecer a la parte privada de poder económico para
diseñar el esquema negocial bajo la égida del principio “favor debilis”.
Cuando surgen los consumidores como protagonistas del mercado,
la doctrina y la legislación tuvieron la tendencia de considerar al
consumidor como parte débil invocando por error, algunos el principio
favor debitoris, no obstante tuvo mayor acogida el principio “favor
debilis” establecido por Ripert.
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
115
En otras palabras la parte débil de un contrato es aquella que no tiene
el poder suficiente para establecer el esquema contractual o, que tiene
un déficit considerable de información respecto del objeto del contrato
y que lo pone en una situación de desventaja frente a la otra parte. De
manera que la noción de parte débil no solamente está presente en
los contratos de consumo masivo o en la contratación estandarizada
o por adhesión, sino también puede estar presente en una relación
contractual Interindividual e inclusive una empresa puede en una
determinada relación contractual tener el carácter de parte débil si es
que desconociera ciertos aspectos que posee el otro contratante.
En consecuencia la noción de parte débil no necesariamente está
ligada directamente a la dimensión económica o patrimonial de un
contratante sino a su situación en determinado contrato.
Es obvio que en el consumo masivo el consumidor no siempre tiene
el conocimiento apropiado respecto de los bienes y servicios que
consume y no está adecuadamente informado y generalmente se le ve
en la disyuntiva de adquirir o no el producto sin ninguna posibilidad
de negociación o reflexión y ante este déficit informativo que la
doctrina moderna llama asimetría informativa, evidentemente está en
una situación de “contratante débil” frente al proveedor que goza de
una situación ventajosa en cuanto a información sobre los bienes y
servicios que ofrece y las condiciones contractuales que generalmente
él preestablece.
Para solucionar esta situación las legislaciones de protección y
defensa de los consumidores insisten reiteradamente en el deber
de los proveedores de informar y de informar adecuadamente a los
consumidores y esto no debe ser interpretado como una carga sino
como el principio “favor debilis” que recoge dichas normas.
Por lo general se sostiene que el consumidor es la parte débil porque
carece en principio, de información así como también de capacidad
para negociar el contrato debido a diferencias económicas con la
otra parte contratante. El deber de información aun cuando no se
encontrase debidamente legislado es una de las reglas de juego del
mercado conjuntamente con el precio y las garantías y en efecto nadie
comprará nada si no recibe información o si no sabe absolutamente
nada de aquello que va a adquirir.
También se sostiene que el consumidor tiene una debilidad estructural
en el mercado o que es la parte débil en los contratos por adhesión o
en los celebrados de acuerdo a cláusulas generales de contratación
por no participar en su predisposición, ello es evidente por eso el
Código Civil Peruano de 1984 estableció una serie de normas a fin
de limitar a los contratos por adhesión y a las cláusulas generales
de contratación. No obstante, no siempre el que suscribe este tipo
de contratos es un consumidor, puede también un proveedor, sea
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
116
Julio Baltazar Durand Carrión
empresa o no aceptar las condiciones establecidas previamente por
otro empresario. Lo mismo puede decirse de las personas jurídicas
que adquieren bienes o servicios como consumidores.
Coincidimos con De la Puente y Lavalle (1995, p. 15) cuando expresa
que:
Si pueden ser consumidores tanto las personas físicas como
las jurídicas, no es extraño que un consumidor no sea parte
débil de la negociación contractual, tanto más si el proveedor no
ostenta el monopolio del bien o servicio. En efecto, el consumidor
que puede satisfacer su necesidad de un cierto bien o servicio de
varios proveedores, no se ve compelido a celebrar el contrato de
adquisición con un determinado proveedor, sino, que puede recurrir
indistintamente a varios de ellos, con lo cual el proveedor elegido por
el consumidor no tiene la condición de parte fuerte en la negociación
contractual. Además, consumidor y no consumidor, solo pueden
ser parte débil en la negociación contractual si se encuentran en
estado de necesidad respecto de la provisión de un bien y servicio y
consideran que únicamente a través de un determinado contrato a
celebrarse, con persona cierta pueden satisfacer tal necesidad.
Las normas que tutelan el derecho del consumidor no parten de
esta presunta debilidad y tal como expresa De la Puente y Lavalle,
la protección de los derechos del consumidor no es necesariamente
contra los actos del proveedor, sino que está orientada en realidad, a
garantizar que los bienes y servicios que adquiera el consumidor sean
idóneos para su consumo final por este.
Cabe, por tanto, afirmar que no debe identificarse la condición de
consumidor o usuario con la de parte débil. Es, en rigor, la parte que
carece o puede carecer de información y que no siempre podrá negociar
las condiciones de comercialización, cuando no tenga ninguna otra
alternativa de elección.
El consumidor es un contratante ocasional que acude al mercado no
como profesional, sino diríamos como amateur que adquiere bienes
y servicios no para reingresarlos al mercado sino para su propio
consumo o el de su entorno familiar o social, por lo tanto el concepto
de consumidor como contratante débil no es una noción individual,
sino una categoría; es decir la cualidad o condición con la que se
acude a celebrar un contrato.
Gutiérrez Camacho (2004) sostiene que se es contratante débil
principalmente porque se adolece de un déficit de información y de
capacidad para procesar toda la información existente en el mercado,
lo que a su vez genera una desigualdad manifiesta en la negociación
cuando la hay y en la conclusión y ejecución del contrato.
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
117
En conclusión podemos establecer que el Derecho del Consumidor
ha hecho una construcción empírica especializada sobre la base las
instituciones que en su momento creo el Derecho Civil y que hoy
ya no son aplicables para determinado tipo de contratación, como
es la contratación de consumo que hoy desborda inevitablemente
los alcances normativos que estableció el Derecho Civil. Por ello es
preciso señalar que no existe un desplazamiento del Derecho Civil
por parte del Derecho del Consumidor, sino que existe una relación
de complemento y desarrollo del Derecho del Consumidor respecto de
los efectos jurídicos que traen aparejados los modernos mecanismos
de contratación de consumo.
7. RESPONSABILIDAD CIVIL EN EL ÁMBITO DEL DERECHO DEL
CONSUMIDOR
En el caso peruano, el Código de Protección y Defensa del Consumidor,
estipula una serie de normas que de una u otra manera establecen
disposiciones de responsabilidad civil por los daños que el empresario
proveedor cause a los consumidores en la comercialización de sus
bienes y servicios. En efecto del artículo 100 pueden eventualmente
derivarse responsabilidad civil por haber generado falsas expectativas
respecto a la promoción u oferta publicitada de determinado bien
o servicio o por los daños ocasionados por el incumplimiento de
la oferta publicitaria; el artículo 30 obliga a reponer el producto
devolver la cantidad pagada en exceso cuando exista discrepancia
entre la cantidad supuestamente vendida y la cantidad efectivamente
entregada; el mismo razonamiento tienen los artículos 101, 102, 103
La norma ha efectuado un tratamiento riguroso del tema de la
responsabilidad civil en su título “De las Responsabilidades frente a
los Consumidores”, y en este sentido la ley aborda la responsabilidad
civil por productos defectuosos estableciendo que el proveedor es
responsable de los daños y perjuicios causados a la integridad
física de los consumidores o a sus bienes por los defectos de sus
productos y se considera que un producto es defectuoso cuando no
ofrece la seguridad a que las personas tienen derecho, tomando en
consideración todas las circunstancias, como el diseño del producto;
la manera como ha sido puesto en el mercado, su apariencia, su
marca, la publicidad referida a la misma o el empleo de advertencias
o instrucciones; el uso previsible del producto; los materiales, el
contenido y la condición del producto, entre otros.
La ley establece también el carácter omnicomprensivo de la
responsabilidad civil y en tal sentido expresa que la indemnización
comprende todas
las consecuencias causadas por el defecto,
incluyendo el lucro cesante, el daño a la persona y el daño moral y
que la responsabilidad de los diversos proveedores de un producto
es solidaria, sin perjuicio obviamente de que cada proveedor tiene
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
118
Julio Baltazar Durand Carrión
el derecho de repetir contra aquel que le suministró el producto
defectuoso causante de los daños; de manera que la omisión de
información por parte del proveedor, en especial de las instrucciones
o advertencias, determinan responsabilidad civil en tanto que el
producto defectuoso se constituye en la causa adecuada de los daños
que eventualmente sufre el consumidor, en cuyo caso no es necesario
analizar la culpa del proveedor, quien debe responder objetivamente
por el daño causado.
La Autoridad Nacional de Protección del Consumidor en el Perú
(Indecopi) a través de su Comisión de Protección del Consumidor
y de su actual Sala de Protección del Consumidor del Tribunal del
Indecopi, no tenía facultades para pronunciarse sobre la pretensión
de medidas correctivas solicitadas por un consumidor afectado,
porque se entendía que estas tenían un carácter indemnizatorio y
esta facultad es propia del poder Judicial. Sin embargo, la Ley 27311
del 2003 otorgó a la Comisión la facultad de ordenar, entre otras
medidas la reposición y reparación de productos, la devolución de la
contraprestación pagada por el consumidor o cualquier otra medida
que tenga por objeto el reponer el estado de las cosas hasta antes de
la producción del daño. Algunos autores consideran a estas medidas
como un resarcimiento del daño dadas las expectativas económicas
del consumidor y las consideran como eventuales indemnizaciones
por especie para resarcir el daño emergente y propugnan una corriente
de opinión para otorgarles este carácter; sin embargo creemos que
en el actual contexto normativo, las medidas correctivas no tienen
ese carácter, porque las indemnizaciones responden otros criterios y
solo pueden ser fijadas por mandato judicial, caso contrario deberá
modificarse toda la dogmática civil sobre la responsabilidad para
trasladar este tema a los órganos administrativos.
Pero ¿cuál es la naturaleza de la responsabilidad civil que contempla
la Ley de Protección del Consumidor? Al respecto el artículo 101 del
Código en referencia señala que los proveedores son objetivamente
responsables por infringir las disposiciones contenidas en la ley y
que los proveedores infractores podrán ser sancionados con una
amonestación o multa de hasta 500 Unidades Impositivas Tributarias
(US 500,000 aproximadamente), sin perjuicio de las medidas
correctivas que correspondan para revertir los efectos que las conductas
infractoras hubieran ocasionado o para evitar que estas se produzcan
nuevamente en el futuro. El debate es si se trata de responsabilidad
civil objetiva o de responsabilidad administrativa. En nuestra opinión
la ley contempla un principio de responsabilidad objetiva y en tal
sentido un proveedor infractor responderá administrativamente por
la infracción las normas de protección del consumidor, pero a su vez
responderá también objetivamente si a consecuencia de la infracción
administrativa ha causado daños al consumidor en cualquiera de
sus dimensiones, es decir daños materiales o patrimoniales y daños
personales.
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
119
El Código de Protección y Defensa del Consumidor del Perú, en esta
materia es innovadora y marca la pauta en las legislaciones de la
región y en ese sentido está a la vanguardia, al estatuir normas tanto
de responsabilidad civil contractual, como extracontractual y en el
caso de productos defectuosos la responsabilidad extracontractual
permite dirigirse contra el comerciante o distribuidor, el proveedor, el
fabricante o importador. No obstante creemos que la responsabilidad
civil es una sola, dado que el denominador común de ambos tipos
de responsabilidad estriba en la antijuridicidad, la obligación legal
de indemnizar los daños, la relación de causalidad y los factores
de atribución, con diferencias de matiz en su regulación legal. Para
Taboada Cordova (2000) la actual regulación del Código Civil peruano
no es impedimento para estudiar el sistema de responsabilidad
civil desde una óptica unitaria, en la medida en que se respeten las
diferencias de orden legal existentes.
El artículo 100 de la El Código de Protección y Defensa del
Consumidor del Perú es una norma especial, de aplicación a las
relaciones de consumo que establece la responsabilidad civil por
productos defectuosos en tanto que los productos no ofrezcan las
garantías de seguridad y pongan en riesgo la integridad física del
consumidor por falta de información sobre instrucciones de uso
o advertencias, lo que se relaciona con el artículo 9 de la ley que
señala que los productos puestos a disposición del consumidor no
deben conllevar riesgo injustificado o no advertido para su salud
o seguridad la de sus bienes, agregando que los riesgos previsibles
deben advertirse, así como señalarse el correcto modo de utilización
del producto. Es decir, si el producto conlleva un riesgo y no se
informa, este es defectuoso, si el producto tiene determinada forma
de uso y no se informa, este es defectuoso porque se torna inseguro ,
he aquí donde radica el acto antijurídico como uno de los elementos
de la responsabilidad civil.
La responsabilidad es objetiva en tanto que no se requiere demostrar
la culpa del proveedor, sino solamente el riesgo creado como factor
atributivo de la responsabilidad civil, en virtud del cual se atribuye
el daño al proveedor que oferta los productos en el mercado y que
potencialmente pueden causar daño por deficiencias de información,
uso inadecuado o falta de advertencias, prescindiendo de la
subjetividad del agente, centrando el debate en la reparación del daño
causado.
Probado el defecto de información y el nexo causal, responde el
proveedor. La relación causal debe ser de causa adecuada es decir
de una conducta que sea capaz de producir el daño, donde entran
en juego factores como la naturaleza del defecto, las instrucciones
o advertencias, la intensidad del riesgo creado, la previsibilidad del
uso inadecuado, et tipo de lenguaje empleado, etc. El consumidor
debe probar que el daño sufrido es a consecuencia del defecto y que
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
120
Julio Baltazar Durand Carrión
hay un nexo causal entre el defecto y los daños, por lo que se debe
demostrar que si el defecto no hubiera existido, el daño no se hubiera
producido, porque la causalidad adecuada supone que el daño es
resultado esperado en circunstancias normales del defecto, es decir
que el defecto es idóneo para producir daños.
Lo importante en esta materia es que las normas sobre responsabilidad
civil por productos defectuosos contenida en la ley, sea interpretada en
armonía con las demás disposiciones sobre protección del consumidor,
de la mano del trabajo de aplicación legal de los órganos encargados
de resolver los conflictos de consumo, los que deberán atender a
desincentivar
la producción de daños derivados de productos
defectuosos en el mercado, a través de resoluciones que se ajusten
a la ley y que tiendan a crear conciencia de cultura de consumo en
el país. En 1916 la Corte de Aplicaciones de New York estableció el
precedente de Responsabilidad Civil por productos defectuosos en el
célebre caso Brow vs Buick Motor Company
El incumplimiento de las disposiciones legales establecidas al
respecto en la normas de consumidor determina la responsabilidad
administrativa del proveedor, sin embargo para que el sistema de
protección del consumidor funcione adecuadamente y pueda ser
eficiente y eficaz es necesario no solo la aplicación de sanciones
administrativas a cargo de las autoridades como en el caso del Perú,
el Indecopi, sino también de normas de responsabilidad civil a cargo
del Poder Judicial y que otorguen indemnizaciones para reparar de
manera integral los daños y perjuicios sufridos por los consumidores
a consecuencia de la oferta de productos y servicios defectuosos,
de manera que la tutela jurídica del consumidor no solo quede en
la esfera del órgano administrativo, sino que también se traslade al
ámbito judicial donde un trabajo idóneo de los jueces en esta materia
sin duda complementaría el sistema de protección.
Existe una falta de aplicación por parte de los órganos jurisdiccionales
peruanos del artículo 100 del Código de Protección y Defensa del
Consumidor, sobre responsabilidad civil por productos defectuosos,
toda vez que los jueces a pesar de ser esta norma idónea y especializada,
prefieren aplicar las regulaciones contenidas en el Código Civil,
generando a veces debates inocuos sobre el tema, afectando los
derechos de los consumidores, quienes a veces paradójicamente han
obtenido ya una resolución favorable en la vía administrativa.
Al respecto, no obstante la existencia de un régimen especial de
responsabilidad del productor como el que contempla el artículo
100 del Código de Protección y Defensa del Consumidor, este no ha
tenido aplicación hasta el momento por parte de la jurisprudencia
peruana, la que más bien, ha continuado aplicando a los poquísimos
casos sobre la materia la disciplina general de la responsabilidad
civil. Woolcoot Oyague (2001) sostiene que resulta palmario que los
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
121
casos de responsabilidad del proveedor por productos defectuosos
son propios de economías desarrolladas, lo que explicaría la escasa
aplicación de la normativa en el Perú.
La jurisprudencia administrativa del Tribunal del Indecopi en el
Perú, revela que existen muchos casos que involucran daños
causados a los consumidores y que deberían ser objeto de procesos
por responsabilidad civil, sin embargo la realidad nos demuestra que
los consumidores no tienen incentivos para demandar judicialmente
indemnizaciones por los daños sufridos; quizás porque no saben
defender sus derechos, por los altos costos procesales, por la lentitud
de los procesos , por el difícil acceso a los órganos jurisdiccionales,
etc. Esto explica porque no existe en nuestro medio un desarrollo
jurisprudencial permanente y sostenido sobre responsabilidad civil
de los empresarios proveedores por daños causados en las relaciones
de consumo, por ello podemos señalar sin temor a equivocarnos que
estos temas aún son extraños a los jueces peruanos.
Es preciso señalar que esta escasa jurisprudencia sobre el tema
demuestra también la falta de mecanismos procesales idóneos
respecto de las indemnizaciones por daños derivados de la violación
de los derechos del consumidor y tal como lo hemos expuesto es
preciso proponer figuras como la inversión de la carga de la prueba,
los procesos sumarios especiales para este tipo de debates
Anteriormente la responsabilidad civil por defectos de los productos
se fundamentaba en el artículo 1970 del Código Civil Peruano sobre
daños causados por bienes riesgosos o peligrosos que estatuía la
responsabilidad civil objetiva, sin embargo, dadas las características
de la sociedad moderna, como la producción masiva y la contratación
de consumo, motivaron que el tratamiento de la responsabilidad
civil objetiva se vaya especializando en materia de consumidor, por
ello ahora ya no es necesario recurrir a la norma del código, toda
vez que existe una norma especial que se aplica a todos los casos en
que existen daños a los consumidores ocasionados por defectos de
los productos comercializados en el mercado, aunque es obvio que
los grandes principios de la teoría general de la responsabilidad
civil, estarán siempre inmersos en todo razonamiento sobre el
tema. El Derecho del Consumidor también persigue la prevención
de los posibles daños a los consumidores, de ahí que existen leyes y
directivas que apuntan a ese objetivo como es el caso de las medidas
correctivas que el Indecopi está facultado a otorgar y que en el
fondo buscan desincentivar conductas generadoras de daños a los
consumidores.
La doctrina actual acepta que la responsabilidad civil no puede
estudiarse y analizarse solamente como un problema de dos actores,
un causante de un daño y la víctima, sino que se necesita de una
visión integral del fenómeno, es decir una visión totalizadora de las
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
122
Julio Baltazar Durand Carrión
relaciones de consumo en el mercado, porque los daños derivados de
ellas, por el riesgo difuso en toda la sociedad, pueden afectar a toda la
comunidad de consumidores en general. En este sentido la doctrina
italiana entiende que la responsabilidad civil debe ser estudiada
desde dos perspectivas: una microeconómica, que permita comprobar
la forma como se manifiestan los elementos de la responsabilidad civil
en una vinculación intersubjetiva; y una macroeconómica, a partir de
la cual se analice las funciones de la responsabilidad civil.
Creemos que sea cual fuere el modelo económico social en el que opere
la norma sobre protección de los consumidores, un adecuado sistema
de responsabilidad civil en esta materia es aquel que es capaz de
articular armónicamente la función preventiva de daños y perjuicios
en el mercado, la función compensatoria y reparadora de los daños
para beneficio de las víctimas, la función represora o punitiva para
sancionar adecuadamente a quienes incumplen la ley y desincentivar
las conductas ilícitas.
Algunos autores proponen una visión moderna de la responsabilidad
civil y aluden a una visión económica propia de la corriente del Análisis
Económico del Derecho, cuyo propulsor, Guido Calabresi, establece
que además de la compensación a las víctimas y la desincentivación
de conductas, lo más importante es la reducción de los costos
administrativos inherentes a todo sistema de responsabilidad civil. En
efecto, creemos que lo importante es tener una visión sistémica que sea
capaz de nuclear los principios de la teoría de la responsabilidad civil
objetiva en relación con los fenómenos derivados de las relaciones de
consumo, donde se busque reparar a los consumidores por los daños
causados, prevenir las conductas infractoras y promover un mercado
transparente para una eficiente asignación de recursos en la sociedad.
En este contexto, la doctrina del Derecho Civil ha iniciado una revisión
sus instituciones contrastándolas con la realidad económica donde
opera la norma y a pesar de que existen frondosas legislaciones sobre
protección al consumidor en el ámbito administrativo, la doctrina
señala que se requiere contar con una legislación civil que responda
a las complejas situaciones que se presentan en las relaciones de
consumo, por ello creemos que es innegable la transformación o en
todo caso la complementación del Derecho Civil a consecuencia de
las normas de protección del consumidor cuya vigencia en todo el
sistema jurídico viene provocando una especie de revolución en el
campo del Derecho contractual.
CONCLUSIONES
1. Hay una crisis de la contratación civil clásica estructurada sobre
bases romanistas y el Código Civil Francés de 1804. Los principios
que sirvieron para edificar la teoría clásica de la contratación
civil son insuficientes para regular las relaciones del contrato de
consumo.
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
El
derecho del consumidor y sus efectos en el derecho civil, frente
a la contratacion de consumo en el mercado
123
2. Surge la disciplina del Derecho del Consumidor con una nueva
cosmovisión para regular los conflictos derivados de la contratación
masiva propia de un mercado como el de hoy creciente y extendido.
3. El consumidor es la parte débil en el contrato de consumo; su
debilidad es estructural, es decir, responde a su ubicación en
el mercado y a la lógica de este. Esta debilidad se funda en un
déficit de negociación, déficit de reflexión y sobre todo déficit de
información.
4. Se supera el principio de la relatividad del contrato, desde que
no solo el consumidor contratante le puede exigir al proveedor el
cumplimiento de sus obligaciones, sino también quien, aunque
no contratando con él, consuma el bien o utilice el servicio.
5. Surgen figuras legales que se apartan de la contratación clásica,
como la oferta al consumidor, la revocación de ciertos contratos
de consumo, la facultad del consumidor de resolver unilateral
el contrato de crédito al consumidor, la interpretación a favor
del consumidor en los contratos de consumo, el principio pro
consumidor como pauta hermenéutica para resolver conflictos de
consumo
6. Por último, consideramos indispensable que el Código Civil regule,
aunque de modo genérico, la contratación de consumo, sobre todo
en aquellos países que no cuentan con una legislación especial de
protección y defensa del consumidor.
BIBLIOGRAFÍA
Código Civil Peruano de 1984
Código de Protección y Defensa del Consumidor del Perú, Ley 29571
de 02 de setiembre de 2010
Constitución Política del Perú de 1993
De la Puente y Lavalle, M., Cárdenas Quiroz, C. & Camacho
Gutiérrez,W. (2000). Cláusulas Generales de Contratación, en
Contrato y Mercado. Lima: Gaceta Jurídica
De la Puente y Lavalle, Manuel (1995). Las Cláusulas Generales
de Contratación y la Protección del Consumidor, Themis, Revista de
Derecho, Segunda Época, 51-64
Diez Picazo, Luis (1996). Fundamentos del Derecho Civil Patrimonial,
Madrid: Civitas.
VOX JURIS(24) 2, 2012
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
124
Julio Baltazar Durand Carrión
Directiva 87/577 sobre protección de los consumidores en el caso de
contratos negociados fuera de los establecimientos comerciales, del
20 de diciembre de 1985
Directiva 93/13 CEE del Consejo de las Comunidades Europeas sobre
cláusulas abusivas en los contratos celebrados con los consumidores,
del 5 de abril de 1993
Gutiérrez Camacho Walter (2004). Derecho de Consumo,
Constitución y Contratante Débil, Diálogo con la Jurisprudencia, Año
9, 5
Ley Argentina de Defensa del Consumidor 24.240
Ley Española de Defensa de los Consumidores y Usuarios 26/1984
Ley Española sobre Condiciones Generales de Contratación, 7/1998
Mirabelli, Giuseppe (1980). Dei Contratti in Generale, Torino: UTET
Ripert Georges (1951). El Régimen Democrático y el Derecho Civil
Moderno. Puebla
Taboada Cordova, Lizardo (2000). Elementos de la Responsabilidad
Civil. Lima: Grijley
Vega Mere, Yuri (1996). Oferta, Información y Consumidor. Lima:
Gaceta Jurídica
Woolcoot Oyague, Olenka (2001). Apuntes y Reflexiones sobre el
Régimen de Responsabilidad Civil del Productor. Advocatus. Nueva
Época, 5
jdurandc@usmp.edu.pe
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 97-124, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
125
DESARROLLO SOSTENIBLE, UN CONCEPTO
DE ESTE TIEMPO
Millitza Franciskovic Ingunza
Abogada, Magister y Doctora en Derecho. Catedrática Universitaria.
Responsable del Centro de Investigación de Derecho Ambiental
de la Facultad de Derecho de la USMP.
Recibido: 26 de diciembre de 2012
Aceptado: 28 de diciembre de 2012
Sumario
I Introducción. II Antecedentes. III.- ¿Qué se entiende por desarrollo
sostenible y dónde aparece por primera vez el concepto en la agenda
internacional? IV.- Informe: Gente resiliente en un planeta resiliente.
Un mundo que valga la pena elegir. V.- Una educación para el
desarrollo sostenible.VI.- Conclusiones. VII.- Bibliografía
Resúmen
El presente artículo desarrolla la manera en que por primera vez se
estudian, desde un plano científico, los problemas que la humanidad
comienza a padecer con mayor intensidad en el planeta en la
década de los cincuenta (crecimiento poblacional, industrialización,
contaminación). Estos estudios son elaborados por la comunidad
científica internacional representada por un grupo de sobresalientes
científicos pertenecientes a una de la más prestigiosa academia
del mundo, MIT (Massachussets Institute of Technology).Son estos
científicos los que se encargarán de elaborar los primeros informes que
contendrán cifras alarmantes de lo que venía ocurriendo en aquella
década de los cincuenta, y lo que podría ocurrir con la humanidad
en un futuro muy próximo, con el afán de que los gobernantes,
encargados de dirigir sus naciones, adopten acciones inmediatas ante
el inminente catástrofe planetario que se asoma.
Palabras claves
Medio ambiente. Crecimiento demográfico. Recursos naturales.
Industrialización.
Desechos.
Contaminación.
Desarrollo.
Sostenibilidad. Desarrollo sostenible.
Abstract
This article develops the way first studied from a scientific level, the
problems that humanity begins to suffer more intensely on the
planet in the fifties (population growth, industrialization, pollution).
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
126
Millitza Franciskovic Ingunza
These studies are prepared by the international scientific community
represented by an outstanding group of scientists from one of the
world’s most prestigious academy, MIT (Massachusetts Institute
of Technology). These scientists are those who are responsible for
developing the first reports that contain numbers alarming of what
was happening in the decade of the fifties, and what could happen
to humanity in the very near future, with the aim of the rulers,
responsible for leading their nations, take immediate action against
the impending planetary catastrophe looks.
Keywords
Environment. Population growth. Natural Resources. Industrialization.
Waste.Pollution.
Development.
Sustainability.
Sustainable
Development.
I. INTRODUCCIÓN
Procedemos de la bacteria y compartimos con ella aproximadamente
5.000 genes que supone una cuarta parte, exactamente iguales. No
existen seres superiores ni inferiores: todo depende de la capacidad
para adaptarse al medio. Esa cualidad se llama inteligencia y en este
sentido hay bacterias más inteligentes que muchos políticos, que
muchos filósofos, que muchos poetas. Desde la primera bacteria que
se constituyó en una charca primigenia hasta el jeque más rico de
Dubái, cada uno hace lo posible para sobrevivir, pero todos formamos
una familia que proviene de esa sopa cósmica que se llama vida; y hoy
la vida y el sistema que le sirve de apoyo se ve seriamente amenazada
con desplomarse por la voracidad consumista que arrastra la actividad
política, económica y social que ha emprendido en estos tiempos el
individuo.
Contra esa amenaza ha surgido este novísimo concepto del desarrollo
sostenible, que es uno de los más importantes, por no decir el más
relevante, que se utiliza en el escenario mundial y que merece ser
explicado por las múltiples crisis que nos vienen afectando. Empecemos
entonces, esgrimiendo una primera interrogante ¿Cuál es el propósito
de su definición? Nuestro propósito es indicar la esencia del objeto
que vamos a definir para de este modo llegar a distinguirlo de todos
las demás materias que le son semejantes. En ese plano formulo una
segunda interrogante que todos nosotros, en algún momento y sobre
todo en esta época, lo hemos formulado y que permitirá acercarnos a
la noción de la expresión desarrollo sostenible, divulgada por primera
vez en la década de los años 80 del milenio pasado: ¿Por qué, si el
hombre desde su existencia se ha relacionado en armonía con su
entorno natural utilizando los recursos para su provecho, es recién
que a partir de mediados del siglo XX se acentúan las alteraciones del
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
127
entorno y como consecuencia surgen, con mayor intensidad, riesgos
a la supervivencia de los seres vivos en general y de los hombres en
particular en el planeta tierra?
Esta pregunta debe responderse recurriendo en primer término a los
antecedentes históricos de este flamante concepto.
II. ANTECEDENTES
La preocupación medio ambiental se remonta tan solo a unas cuantas
décadas, pero con mayor precisión es en la década del cincuenta
que se identifican como los principales problemas que padece la
humanidad a los siguientes: el crecimiento demográfico, la utilización
desproporcional de los recursos naturales, la industrialización, los
desechos, la contaminación, la concentración de la población en
las ciudades lo que traía como consecuencia mayor uso de energía
y agua, así como la proliferación de construcciones de viviendas y
edificaciones y carreteras de manera desordenada.
Ante esa situación alarmante que vivía la humanidad y las consecuencias
que podría provocar no solo en el entorno natural, sino en el ámbito
social, económico, político y cultural, es que, en el mes de abril de 1968
un hombre de visión, el Doctor Aurelio Peccei, convoca a un grupo de
personas para discutir sobre un tema de especial relieve el “presente
y el futuro de la especie humana” y es así como se reunieron en la
Accademia Dei Lincei de Roma aproximadamente treinta personas entre
ellos científicos, educadores, economistas, humanistas, industriales y
funcionarios nacionales e internacionales procedentes de 10 países,
fundando lo que se denominó el Club de Roma.
Se pretendió abordar las cuestiones que preocupaban a todos los
seres humanos con independencia de su procedencia, como fueron:
Pobreza en medio de la abundancia, degradación del medio ambiente,
descrédito de las instituciones, urbanización descontrolada,
inseguridad en el empleo, alineación juvenil, rechazo de los valores
tradicionales, inflación y otras anomalías, constituyendo uno de ellos
y el más importante, la preservación de la habitabilidad de la tierra
para nosotros y para el futuro de los hombres, es decir el riesgo que
implicaba la supervivencia de los hombres en el planeta tierra
Este grupo denominado EL CLUB DE ROMA encarga al MIT
(Massachussets Institute of Technology), la elaboración de un estudio
científico sobre los problemas identificados. El estudio de carácter
científico es elaborado por Donella H Meadows (biofísica, científica
ecológica), Dennis L. Meadows, JorgenRanders y William W. Behrems,
entre otros científicos quienes concluyen su estudio con un informe
denominado “Límites al crecimiento”; en el que se señala que los cinco
factores que determinan o limitan el crecimiento en el planeta tierra
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
128
Millitza Franciskovic Ingunza
son: población, recursos naturales, producción agrícola, producción
industrial y contaminación.
Es decir este grupo se planteó la posibilidad de identificar los
problemas cruciales que afrontaba la humanidad y de aportar las
posibles soluciones. Las conclusiones de este informe fueron:
- Si las presentes tendencias de crecimiento en la población mundial,
industrialización, contaminación, producción de alimentos y
utilización de recursos naturales no se modificaban, alcanzarían
los límites absolutos del crecimiento del planeta dentro de los
próximos 100 años.
- Es posible modificar estas tendencias de crecimiento y establecer
condiciones de estabilidad ecológica y económica de tal modo que
se prolongue de forma sostenible en el futuro. Podría diseñarse
una situación de equilibrio global que permitiría la satisfacción de
las necesidades materiales básicas de cada persona en la tierra
y todas tendrían igual oportunidad de desarrollar su potencial
humano individual.
En resumen, según lo señalado en el informe, teníamos que
prepararnos para un período de gran transición: la transición desde
el crecimiento al equilibrio global.
En el año de 1972, año en el que se publica el libro que contiene
este informe se pudo obtener algunos datos importantes que a
continuación consignamos; fíjense que son cifras que se estimaban
en la década del setenta:
- El crecimiento exponencial de la población: Desde 1.000 millones
de habitantes de la tierra en el año 1800 a 2.600 en 1950 y 6.000
en el año 2000 (como previsión).
- La producción de alimentos: se incrementará, con un crecimiento
exponencial con mayor productividad en espacios mejor
aprovechados
- El consumo excesivo de reservas minerales.
- El consumo de energía per cápita – se alertaba sobre el crecimiento
de la concentración de anhídrido carbónico en la atmósfera.
- El incremento de la población puede alcanzar el límite de la
“capacidad de alojamiento de la tierra” (carrying capacity).
- El incremento de la productividad alimenticia.
- La necesidad imperiosa de regulación demográfica, mediante el
adecuado control de la natalidad.
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
129
- Los nocivos efectos colaterales de la tecnología si no se toman las
medidas de protección adecuadas.
Y luego se proponían algunas sugerencias orientadas a que se
adopten acciones a nivel de cada Estado y a nivel de toda la
comunidad internacional apropiadas para evitar traspasar los límites
al crecimiento. Se debían en consecuencia fijar las pautas de acción a
escala planetaria y lograr que se cumplan y se observen.
Es decir, ante el crecimiento desordenado de la población se debían
adoptar medidas destinadas a estabilizar el crecimiento poblacional,
lo que traería como consecuencia que se logre mantener las reservas
de recursos finitos, o que no se agoten de manera acelerada y ello
implicaría ampliar a todos los seres humanos las condiciones de
vida digna; eliminando los contaminantes, teniendo en cuenta a las
generaciones venideras; fomentando el uso de energías renovables.
Se trata, dicen al final del informe, de tener en cuenta los valores
humanos esenciales y, de esta manera, decidir si tenemos que
“proporcionar más alimentos a los pobres o más servicios a los ricos”.
La tesis principal del Informe fue la siguiente: en un planeta limitado,
(con recursos finitos y con una capacidad de alojamiento finita) las
dinámicas de crecimiento exponencial (población y producto per
cápita) no son sostenibles.
Así, el planeta pone límites al crecimiento, como los recursos naturales
no renovables, la tierra cultivable finita, y la capacidad del ecosistema
para absorber la polución, producto del quehacer humano, entre
otros.
El informe destacó la urgencia de establecer unos límites al consumo,
cuestionando el crecimiento ilimitado, implícito en el modelo
económico de desarrollo actual.
El texto del libro que contenía el Informe se constituiría en un referente
importante a finales del año de 1972 cuando su contenido fue tomado
como base para la elaboración de la Declaración de Estocolmo sobre
el Medio Humano, instrumento internacional que se suscribiera en la
Conferencia de Estocolmo convocada por la Asamblea General de la
Naciones Unidas, conferencia que marca un antes y un después en el
estudio y evolución de la disciplina ambiental.
En 1992, el mismo equipo alertó del incumplimiento del informe “Los
límites al crecimiento”, publicando otro informe denominado “Más
allá de los límites al crecimiento”. Estaba claro que no se habían
respetado las recomendaciones del informe aparecido en 1972 y que
el mundo se precipitaba hacia el colapso y que estaba rebasando la
capacidad de carga del planeta para sostener su población.
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
130
Millitza Franciskovic Ingunza
Doce años más tarde, en el año 2004, Donella H. Medows,
JorgenRanders y Dennis L. Meadows publican el informe “Límites del
crecimiento: a los treinta años (Limits to growth: the 30 years up
date). El peligro aumenta”.
El sumario de este nuevo informe comienza así: “Las señales se hallan
en todas partes alrededor nuestro: El nivel del mar ha crecido entre 10
y 20 centímetros desde 1900. La mayoría de los glaciares (no polares)
se están reduciendo y la extensión y espesor del hielo del polo Ártico
decrece notoriamente, especialmente en verano. En 1998 más del 45%
de los habitantes de la tierra han tenido que vivir con ingresos que se
sitúan alrededor de los dos dólares diarios como máximo. Entre tanto
el 20% de la población ‘rica’ del mundo posee el 85%del PIB global. Y
la fosa entre ricos y pobres no deja de ampliarse.
En el 2000, la FAO anunció que el 75% de la pesca en el océano estaba
sobrepasando los límites que podrían garantizar su conservación.
Lo mismo sucede con el suelo, que presenta una extraordinaria
degradación de la tierra utilizada para explotación agrícola”.
Está claro que son síntomas de un mundo explotado en exceso,
del cual extraemos recursos más rápidamente de lo que pueden
restablecerse, y liberamos productos de desecho y contaminantes
en mayor cantidad de la capacidad de la tierra para absorberlos o
hacerlos inocuos.
“Todo ello nos está conduciendo a un colapso medioambiental y
económico, aunque existen todavía posibilidades de tratar estos
desafíos y reducir su impacto”.
Entonces el 2004 este grupo de científicos vuelve a advertir de que
no se estaban adoptando las medidas adecuadas y que el sistema
económico desembocaría en una gravísima crisis, sino se reconducía
radicalmente.
Se reconoce en este último informe que en los últimos 30 años han
habido ciertos progresos representados por nuevas instituciones,
tecnologías y, sobre todo, la toma de conciencia a escala mundial
sobre los problemas medioambientales, sin embargo sostenían que
muy a pesar de ello la “la visión de la situación en 2004 es mucho
más pesimista que la de hace 12 años, haciendo referencia al Informe
elaborado en el año 1992.
Así, por ejemplo, la distancia entre los pobres y ricos se ha
incrementado durante las décadas pasadas, en lugar de reducirse
como se proclamaba en la “globalización”.
Y se destaca que, con el sistema actual, el crecimiento económico
tiene lugar, sobre todo, en los países que ya son ricos y, dentro de los
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
131
mismos, también favorece más a los ricos que a las capas de población
menos favorecidas.
En el informe se señala que los límites del crecimiento incluyen tanto
los materiales como la energía que se extrae de la tierra y la capacidad
del planeta para absorber los contaminantes que se generan cuando
estos materiales o fuentes energéticas se utilizan. Lo recursos pueden
ser renovables, como sucede con el suelo agrícola, o no renovables,
como en las fuentes energéticas fósiles. Pero ambos tienen sus límites
El más claro y relevante límite para la producción de alimentos es la
tierra. Es el suelo agrícola.
Desde 1990 al año 2000 la FAO ha estimado que más de 370 millones
de acres de bosques – un área del tamaño de México – se han destinado
a otros usos.
Más del 80% de la energía comercial utilizada en el año 2000 procedía
de fuentes fósiles no renovables de energía: petróleo, gas natural y
carbón. Y aunque se hallen nuevos yacimientos, no cabe duda de
que, en conjunto, se están perdiendo para siempre unos materiales
preciosos para la humanidad. Se están quemando “joyas” muy
necesarias para la sostenibilidad productiva en el futuro.
Lo mismo sucede con los minerales y otras materias de importantes
recursos naturales finitos.
Y la población de la tierra debe disfrutar, en su conjunto, de vivienda,
servicio de salud, educación, transporte, etc.
Se necesitará progresivamente mayor cantidad de acero, cobre,
cemento, aluminio (maquinarias: televisores, refrigeradoras,
computadoras, etc.). Aparte de lo que esto implica desde un punto de
vista de utilización de recursos no renovables, tiene que tenerse en
cuenta la capacidad del planeta para absorber los desechos de este
“acceso a los bienes materiales” de todos los seres humanos y no solo
de unos cuantos privilegiados.
Entre los desechos, los más peligrosos son los de las centrales
nucleares y los de química orgánica, ya que exigen sistemas de
conservación muy especiales, en los que no debería ahorrarse nada
para la protección y, sobre todo, para procurar que dejen de utilizarse
instalaciones y procesos que comprometen enormemente la calidad
de la habitabilidad en el futuro.
Las actuales concentraciones atmosféricas de anhídrido carbónico y
de metano son muy superiores a las que se calcula que han existido
en los últimos 160 mil años.
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
132
Millitza Franciskovic Ingunza
Las consecuencias pueden ser un grave cambio climático con deshielo,
elevación del nivel del mar, cambio de corrientes marinas, fuertes
tormentas, modificación de los períodos de lluvia, así como cambios
sustanciales en los hábitos migratorios de aves, etc.
En el informe del 2004, se pone de relieve que debe reconocerse
que el sistema socioeconómico actual ha sobrepasado todos los
límites y nos ha conducido hacia una situación enormemente crítica,
siendo necesario, por tanto, modificar sustancialmente las presentes
estructuras. Y como lo sostienen los principales y contemporáneos
economistas en el mundo, los recursos naturales no se deben adaptar
al sistema económico sino el sistema económico se debe adaptar a los
recursos naturales.
Un dato muy vergonzoso, sostiene, es que se estén gastando 3 mil
millones de dólares al día en armas, cuando mueren más de 60 mil
personas de hambre todos los días, de ellas 35 mil niños de 0 a 5
años.
Y según este informe, hemos asistido atónitos al “rescate” de las
instituciones financieras y ahora debemos exigir que se “rescate” a la
gente que está padeciendo desde hace años las consecuencias de un
sistema nacional e internacional totalmente injusto.
Hace unos años, cuando se fijaban los objetivos del milenio (2000)
para eliminar la pobreza extrema y el hambre del mundo, o el sida,
o enfermedades que ya no afectan a los más privilegiados, decían
que no había dinero. No había dinero para remediar el hambre y,
súbitamente, han aparecido centenares de miles de millones para
“rescatar” a los mismos que en buena parte eran responsables de las
crisis actuales.
Otra dato que rescatamos del informe en cuestión es que tenemos que
pasar de una economía de guerra, de concentración de consumo en el
20% de la humanidad, a una economía de desarrollo global sostenible
en la que se atiendan las necesidades básicas de todos los habitantes
de la tierra, todos iguales en dignidad, y al mismo tiempo se amplíe el
número de “clientes”. La calidad de vida depende de: la nutrición, el
agua, la salud, las fuentes energéticas, el respeto al medio ambiente,
educación, transporte, paz.
Añaden, que la nueva economía deberá basarse, por tanto, en
reducir el gasto en armamentos – armamentos que por otra parte
deben ser los apropiados a la actual estrategia bélica y no vender
artefactos propios de guerras pretéritas – y atender la producción de
alimentos (agricultura acuicultura, biotecnología); almacenamiento,
reciclaje, conducción y producción, por desalinización del agua que
sea necesaria; atención a los problemas de salud en todo el mundo,
especialmente a través de vacunaciones y de investigación en las
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
133
neurociencias, por la longevidad de la población mundial; grandes
inversiones en energías renovables (eólicas, termosolar, fotovoltaica,
termomarina, hidrógeno); transporte eléctrico y vivienda ecológica.
III. ¿QUÉ SE ENTIENDE POR DESARROLLO SOSTENIBLE Y
DÓNDE APARECE POR PRIMERA VEZ EL CONCEPTO EN LA
AGENDA INTERNACIONAL?
La definición de desarrollo sostenible está contenida por primera vez
en el denominado documento denominado “Nuestro Futuro Común”
publicado en el año de 1987, también llamado Informe Brundtland,
porque la Ex Primera Ministra Noruega Gro Harlem Brundtland
presidió la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y Desarrollo.
En el informe se describe por primera vez que “el desarrollo sostenible
es el desarrollo que satisface las necesidades del presente sin
comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer
sus propias necesidades”
Elaboraremos un deslinde de estas dos expresiones, porque hay
autores que consideran que son términos que se contraponen. No
puede, sostienen, existir un desarrollo sostenible.
¿Qué se entiende por desarrollo y qué se entiende por sostenibilidad?
Desarrollo:
Desde la biología: El desarrollo de un organismo equivale al despliegue
de sus capacidades potenciales y que requieren de condiciones
favorables.
Desde la sociología: El desarrollo en seres humanos equivale a la
adquisición de capacidades (la libertad, la autonomía individual,
la adquisición de conocimientos y habilidades, las contribuciones
específicas a la sociedad) que requiere de condiciones favorables.
En la definición de desarrollo sostenible se señala “no comprometer
la capacidad de las generaciones futuras”, la libertad de elegir sus
estilos de vida.
En consecuencia, la relación de los seres humanos con su entorno
es el elemento inmediato que determina el conjunto de capacidades
o las oportunidades reales de los individuos: así la destrucción de la
naturaleza supone un deterioro de las condiciones favorables para el
desarrollo.
Sostenibilidad
¿Qué debe sostenerse y por qué?
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
134
Millitza Franciskovic Ingunza
Cuándo un ecosistema se encuentra en un estado de equilibrio
inestable que le permite autoreproducirse indefinidamente, dicha
capacidad no se ve fundamentalmente alterada.
Desde este punto de vista la capacidad de sustentación del planeta
marcaría los límites físicos a la actividad económica y a la expansión
demográfica de los seres humanos de un modo ineluctable.
Ello se debe a que los seres humanos podemos conocer la existencia
de límites físicos al crecimiento, saber que con nuestras acciones
ponemos en peligro el desarrollo e incluso la existencia de seres
humanos en el futuro y a pesar de ello no respetamos los límites al
crecimiento.
Si aceptamos que hay deberes hacia las generaciones futuras,
debemos proporcionarles las condiciones mínimas para que ejerzan
los mismos derechos y oportunidades vitales que defendemos para
nosotros.
El desarrollo sostenible, concepto en constante evolución, consiste
en la voluntad de mejorar la calidad de vida de todos, incluida la de
las futuras generaciones, mediante la conciliación del crecimiento
económico, el desarrollo social y la protección del medio ambiente.
Pero de qué manera podremos aplicar el concepto de desarrollo
sostenible para mejorar la calidad de vida de todos, incluida la de las
generaciones venideras. Consideramos que un elemento importante
es la educación y para ello se debe primero por empezar aceptando que
las fuerzas que causan todo el problema medioambiental existente,
radican en los estilos de vida insostenibles, las modalidades de
producción y consumo insostenibles, y los efectos del crecimiento
demográfico.
En el presente artículo y luego de la reseña de los informes existentes
relacionados a la identificación de los principales factores que ponen
en riesgo la supervivencia de la humanidad en la tierra y a las acciones
que se deben adoptar por parte de la comunidad internacional y de los
estados en particular, les proporcionamos una información de datos
actualizada referidos al constante deterioro del planeta en función
de un desarrollo económico del que se beneficia sustancialmente en
términos generales solo el diez por ciento de la población mundial:
- Cada segundo puede que se llegue a perder 3,000 metros cuadrados
de bosque.
- Diariamente causamos la desaparición de más de 10 y quizá hasta
de 50 especies de plantas y animales.
- Cada segundo expulsamos a la atmósfera cerca de 1000 toneladas
de gases productores de efecto invernadero.
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
135
sostenible, un concepto de este tiempo
- Cada segundo se pierden 1000 toneladas de tierra anegada
(pantanosa) y arrastrada.
Añadimos que cerca de 1,300 millones de habitantes de la tierra
tienen un nivel de consumo que solo alcanza a 1 dólar diario y que
diariamente mueren cerca de 50,000 niños por causa de la enfermedad
o el hambre.
iv. UNA EDUCACIÓN PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE
En el proceso de construir el desarrollo sostenible, la educación
cumple un importante papel, orientado a fomentar cambios de
actitudes, comportamientos, estilos de vida, formas de ser, pensar,
sentir, actuar y relacionarse con los otros, consigo mismo y con el
planeta.
Por ello mediante Resolución 57/254 de la Asamblea General de las
Naciones Unidas de diciembre del año 2002, se proclama el “Decenio
de la Educación para el Desarrollo Sostenible” al período comprendido
entre los años 2005 y 2014 y designó a la UNESCO como el organismo
encargado de su promoción y divulgación. Esta resolución adoptada
por consenso constituyó una iniciativa de 46 Estados del mundo y fue
presentada por Japón.
Según la Resolución 57/254 mediante la educación se alcanzará el
desarrollo sostenible, y la Unesco que es la entidad encargada de su
promoción y divulgación, mediante un Plan de Acción Internacional
presentará recomendaciones a los gobiernos sobre la forma de
promover y mejorar la integración de la educación para el desarrollo
sostenible en sus respectivos planes de acción y estrategias en
materia de educación a nivel apropiado y promover asimismo la
concientización de la educación para el desarrollo sostenible en la
opinión pública con la participación de la sociedad civil y otras
partes interesadas.
v. INFORME: “GENTE RESILIENTE EN UN PLANETA RESILIENTE
UN MUNDO QUE VALGA LA PENA ELEGIR”
El treinta de enero del presente año (2012) se publica un informe
elaborado por un grupo de alto nivel sobre Sostenibilidad Mundial.
Fue el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon,
quien convocó a unos expertos de diferentes partes del mundo para
que reflexionaran y formularan una nueva visión para un crecimiento
sostenible y la prosperidad, junto con los mecanismos para hacerla
realidad.
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
136
Millitza Franciskovic Ingunza
El Grupo está integrado por personas que han contribuido de
forma extraordinaria a las cuestiones objeto de examen. Entre estas
personas se encuentra comprendida la ex Primera Ministra Noruega
Gro Harlem Bruntland.
La visión del grupo se resume en lo siguiente: Hoy en día, nuestro
mundo y nuestro planeta viven el mejor de los tiempos y el peor
de los tiempos. El mundo está experimentando una prosperidad
sin precedentes, pero el planeta también está bajo un estrés sin
precedentes. La desigualdad entre los ricos y los pobres del mundo
es cada vez mayor, y todavía hay más de 1.000 millones de personas
que viven en la pobreza. En muchos países se están levantando olas
de protestas que reflejan aspiraciones universales a un mundo más
próspero, justo y sostenible.
La necesidad de integrar las dimensiones económica, social y ambiental
del desarrollo a fin de lograr la sostenibilidad se definió claramente hace
un cuarto de siglo. Ha llegado el momento de integrar esas dimensiones.
Las oportunidades de cambio son enormes. No somos víctimas pasivas
e indefensas de las fuerzas impersonales y deterministas de la historia.
Y lo interesante es que podemos elegir nuestro futuro.
Lo cierto es que el desarrollo sostenible consiste fundamentalmente
en que las personas tengan oportunidades para influir en su futuro,
reclamar sus derechos y expresar sus preocupaciones. La gobernanza
democrática y el pleno respeto de los derechos humanos son requisitos
indispensables para empoderar a las personas y conseguir que elijan
opciones sostenibles.
Los pueblos del mundo ya no tolerarán que continúe devastándose
el medio ambiente ni que persistan las desigualdades que ofenden
profundamente el arraigado principio universal de justicia social.
Los ciudadanos ya no aceptarán que los gobiernos y las empresas,
guardianes de un futuro sostenible para todos, no cumplan los pactos
que concertaron con ellos.
En términos generales, las autoridades internacionales, nacionales
y locales alrededor del mundo, al igual que la sociedad civil y el
sector privado, deben asumir plenamente los requisitos para lograr el
desarrollo sostenible en el futuro.
Al mismo tiempo, hay que alentar a las comunidades locales a que
participen activamente y de forma coherente en la conceptualización,
planificación y aplicación de políticas de sostenibilidad. Para ello es
fundamental incluir a los jóvenes en la sociedad, en la política y en la
economía.
Por lo tanto, la visión a largo plazo del grupo de alto nivel sobre la
sostenibilidad mundial es erradicar la pobreza, reducir la desigualdad
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
137
y hacer que el crecimiento sea inclusivo y que la producción y consumo
sean más sostenibles, luchando al mismo tiempo contra los efectos
del cambio climático y respetando otros límites planetarios.
Esta visión reafirma el informe decisivo que publicó en 1987 la
Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo con el
título “Nuestro Futuro Común”, conocido por todos como el informe
Brundtland, como lo expresáramos líneas arriba.
Este informe señala que dado que la población mundial aumentará
de 7.000 millones a casi 9.000 millones para 2040, y que el número
de consumidores de clase media aumentará en 3.000 millones
durante los próximos 20 años, la demanda de recursos aumentará
exponencialmente. Para el año 2030, el mundo necesitará por lo
menos un 50% más de alimentos, un 45% más de energía y un 30%
más de agua, todo ello en un momento en que los límites del medio
ambiente imponen nuevos límites al suministro. Esto sucede sobre
todo con el cambio climático, que incide en todos los aspectos de la
salud humana y del planeta.
Hace un cuarto de siglo, el informe Brundtland presentó a la
comunidad internacional el concepto de desarrollo sostenible como
una nueva modalidad para el crecimiento económico, la igualdad
social y la sostenibilidad ambiental. En el informe se afirmaba que
el desarrollo sostenible podría lograrse con un marco normativo
integrado que abarcara esos tres pilares.
El informe Brundtland tenía razón entonces y sigue teniéndola hoy.
El problema es que, 25 años después, el desarrollo sostenible se
mantiene como un concepto de aceptación generalizada, pero todavía
no como una realidad cotidiana y práctica en el terreno.
Es decir el concepto de desarrollo sostenible aún no se ha incorporado
en el debate nacional e internacional dominante sobre las políticas
económicas. La mayoría de los encargados de adoptar decisiones
económicas siguen pensando que el desarrollo sostenible es algo ajeno
a sus responsabilidades fundamentales relacionadas con la gestión
macroeconómica y otras ramas de la política económica.
vi. CONCLUSIONES
-Un documento importante que sirvió de referencia para la
elaboración de la Declaración de Estocolmo sobre el Medio
Humano realizado en el año de 1972 fue el Informe elaborado por
el grupo de científicos que el Club de Roma encargó denominado
“Limites al crecimiento” publicado en un libro en el año de 1972
respectivamente.
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
138
Millitza Franciskovic Ingunza
- En ese informe con carácter visionario y científico se señalaba que
si las presentes tendencias de crecimiento en la población mundial,
industrialización, contaminación, producción de alimentos y
utilización de recursos naturales no se modificaban, alcanzarían
los límites absolutos del crecimiento del planeta dentro de los
próximos 100 años y que en consecuencia era necesario modificar
estas tendencias de crecimiento y establecer condiciones de
estabilidad ecológica y económica de tal modo que se prolongue de
forma sostenible en el futuro, pudiendo diseñarse una situación de
equilibrio global que permitiera la satisfacción de las necesidades
materiales básicas de cada persona en la tierra y así todas tendrían
igual oportunidad de desarrollar su potencial humano individual.
- Es decir que ante el crecimiento desordenado de la población se
deberían adoptar medidas destinadas a estabilizar el crecimiento
poblacional, lo que traería como consecuencia que se logre
mantener las reservas de recursos finitos, o que no se agoten de
manera acelerada esos recursos y ello implicaría ampliar a todos
los seres humanos las condiciones de vida digna; eliminando los
contaminantes, teniendo en cuenta a las generaciones venideras;
fomentando el uso de energías renovables.
- Se trataba, dicen al final, de tener en cuenta los valores humanos
esenciales y, de esta manera, decidir si tenemos que “proporcionar
más alimentos a los pobres o más servicios a los ricos”.
- La tesis principal del Informe en consecuencia fue la siguiente: Que
en un planeta limitado, (con recursos finitos y con una capacidad
de alojamiento finita) las dinámicas de crecimiento exponencial
(población y producto per cápita) no son sostenibles.
- Así, el planeta pone límites al crecimiento, como los recursos
naturales no renovables, la tierra cultivable finita, y la capacidad
del ecosistema para absorber la polución, producto del quehacer
humano, entre otros.
- La definición de desarrollo sostenible está contenida por primera
vez en el denominado documento denominado “Nuestro Futuro
Común” publicado en el año de 1987, también llamado Informe
Brundtland, porque la Ex Primera Ministra Noruega Gro Harlem
Brundtland presidió la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente
y Desarrollo. En el informe se describe por primera vez que “el
desarrollo sostenible es el desarrollo que satisface las necesidades
del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones
futuras para satisfacer sus propias necesidades”.
- La relación de los seres humanos con su entorno es el elemento
inmediato que determina el conjunto de capacidades o las
oportunidades reales de los individuos: así la destrucción de la
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
139
naturaleza supone un deterioro de las condiciones favorables para
el desarrollo.
- Ello se debe a que los seres humanos podemos conocer la existencia
de límites físicos al crecimiento y saber que con nuestras acciones
ponemos en peligro el desarrollo e incluso la existencia de seres
humanos en el futuro y a pesar de ello no respetamos los límites al
crecimiento.
- Si aceptamos que hay deberes hacia las generaciones futuras,
debemos proporcionarles las condiciones mínimas para que ejerzan
los mismos derechos y oportunidades vitales que defendemos para
nosotros.
- Pero podremos aplicar el concepto de desarrollo sostenible para
cambiar realmente la vida de la población del mundo y el planeta.
Para ello habrá que comprender las dimensiones del problema. Es
decir que aceptar que las fuerzas que lo causan son los estilos
de vida insostenibles, las modalidades de producción y consumo
insostenibles y los efectos del crecimiento demográfico.
- El treinta de enero del año (2012) se publica un Informe elaborado
por un grupo de alto nivel sobre Sostenibilidad Mundial. Fue el
Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, quien
convocó a unos expertos de diferentes partes del mundo para que
reflexionaran y formularan una nueva visión para un crecimiento
sostenible y la prosperidad, junto con los mecanismos para hacerla
realidad.
- El Grupo está integrado por personas que han contribuido de
forma extraordinaria a las cuestiones objeto de examen. Entre
estas personas se encuentra comprendida la ex Primera Ministra
Noruega Gro Harlem Brundtland.
- La visión del grupo se resume en lo siguiente: Hoy en día, nuestro
mundo y nuestro planeta viven el mejor de los tiempos y el peor
de los tiempos. El mundo está experimentando una prosperidad
sin precedentes, pero el planeta también está bajo un estrés sin
precedentes. La desigualdad entre los ricos y los pobres del mundo
es cada vez mayor, y todavía hay más de 1.000 millones de personas
que viven en la pobreza. En muchos países se están levantando
olas de protestas que reflejan aspiraciones universales a un mundo
más próspero, justo y sostenible.
- La necesidad de integrar las dimensiones económica, social y
ambiental del desarrollo a fin de lograr la sostenibilidad se definió
claramente hace un cuarto de siglo. Ha llegado el momento de
integrar esas dimensiones. Las oportunidades de cambio son
enormes. No somos víctimas pasivas e indefensas de las fuerzas
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
140
Millitza Franciskovic Ingunza
impersonales y deterministas de la historia. Y lo interesante es que
podemos elegir nuestro futuro.
- Lo cierto es que el desarrollo sostenible consiste fundamentalmente
en que las personas tengan oportunidades para influir en su
futuro, reclamar sus derechos y expresar sus preocupaciones.
La gobernanza democrática y el pleno respeto de los derechos
humanos son requisitos indispensables para empoderar a las
personas y conseguir que elijan opciones sostenibles.
- Los pueblos del mundo ya no tolerarán que continúe devastándose
el medio ambiente ni que persistan las desigualdades que ofenden
profundamente el arraigado principio universal de justicia social.
Los ciudadanos ya no aceptarán que los gobiernos y las empresas,
guardianes de un futuro sostenible para todos, no cumplan los
pactos que concertaron con ellos.
- En términos generales, las autoridades internacionales, nacionales
y locales alrededor del mundo, al igual que la sociedad civil y el
sector privado, deben asumir plenamente los requisitos para lograr
el desarrollo sostenible en el futuro. Al mismo tiempo, hay que
alentar a las comunidades locales a que participen activamente y de
forma coherente en la conceptualización, planificación y aplicación
de políticas de sostenibilidad. Para ello es fundamental incluir a los
jóvenes en la sociedad, en la política y en la economía.
- Por lo tanto, la visión a largo plazo del grupo de alto nivel sobre
la Sostenibilidad Mundial es erradicar la pobreza, reducir la
desigualdad y hacer que el crecimiento sea inclusivo y que la
producción y consumo sean más sostenibles, luchando al mismo
tiempo contra los efectos del cambio climático y respetando otros
límites planetarios.
- Esta visión reafirma el informe decisivo que publicó en 1987 la
Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo con el
título “Nuestro Futuro Común”, conocido por todos como el informe
Brundtland, como lo expresáramos líneas arriba.
- En nuestro país y en muchos países de la región venimos afrontando
procesos de crecimiento muy fuertes que van de la mano con la
transformación intensiva de los nuestros recursos (tecnologías
inadecuadas) y este crecimiento genera efectos negativos sobre el
ambiente, así mientras las exportaciones de materias primas han
tenido un aumento explosivo, se presenta también un crecimiento
mayor de la pobreza, imposibilidad del acceso a los recursos y de la
falta de trabajo. Otra cosa distinta es el desarrollo. Porque se puede
crecer de la mano de uno, dos o tres productos; en cambio desarrollo
implica tomar infinidad de productos para la producción y que a
partir de ahí muchísimos de nuestros trabajadores ocupen nuevos
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
Desarrollo
sostenible, un concepto de este tiempo
141
trabajos, haya diversidad en el trabajo y haya aumento del trabajo
para las distintas necesidades y capacitaciones que se tienen.
- Seguir pensando en el Perú como un país productor y exportador
de materias primas no va a garantizar mejoras hacia la sociedad
peruana. Se pueden exportar millones de minerales y seguiremos
teniendo una población hambreada o sin ningún tipo de acceso
a nuevos trabajos. Porque para ese modelo de producción no se
necesitan más trabajos.
- Los principales economistas piensan en un modelo de desarrollo
con sostenibilidad fuerte, donde el sistema económico se adapte
a la utilización sostenible de los recursos naturales y no que los
recursos se adapten al sistema económico, como se viene haciendo
hoy día. La cuestión es pensar cuánto y cómo se puede usar de los
recursos naturales para una utilización social con la mayor equidad
posible. Una equidad en la que la humanidad está retrocediendo.
Hoy día la mayoría de los países poderosos se hacen de recursos
naturales en cualquier parte del mundo, incluso por medio de
guerras - como lo vemos en el caso del petróleo - o por estrategias
como el pago de doctorados para que los estudiantes de formación
básica de los países en vías de desarrollo investiguen los recursos
genéticos de sus países, investigación que luego queda en poder
del que financió la beca.
- Los economistas están perfectamente convencidos de que nos
acercamos peligrosamente a los límites físicos de la tierra. Aun
utilizando nuevas tecnologías, difícilmente se podrá continuar
con este empecinamiento del crecimiento sin límites. La tierra no
aguanta más y nos tenemos que ver forzados a cambiar de rumbo
- Es indudable de que existe el peligro real de que seamos víctimas
de la lógica del sistema que incita a consumir más y más,
especialmente bienes superfluos; es entonces que esa actitud de
vida estaría confabulándose en agravar los límites de la tierra, que
es justamente lo que se quiere evitar. Estamos ante un angustiante
círculo vicioso que no sabemos cómo hacer virtuoso sin perjudicar
la sostenibilidad de la tierra viva.
¿Pero, quién va a convencer a los demás, si están violentamente
mediatizados por la propaganda que los incita al consumo? ¿Quién o
quiénes podrán anunciar que con esta grave obsesión del crecimiento
estamos minando la vitalidad de la tierra? Necesitamos crecimiento
pero con una nueva conciencia ecológica que nos libere de la esclavitud
del productivismo y del consumismo. Este es el gran desafío que se
deberá enfrentar.
Esta realidad, esta verdad, no debe seguir oculta, hay que difundirla
y al hacerlo en algo contribuiremos.
VOX JURIS(24) 2, 2012
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
142
Millitza Franciskovic Ingunza
vii. BIbLIOGRAFÍA
ANDALUZ WESTREICHER, Carlos. Manual de Derecho Ambiental.
Lima: Proterra, 2006.
ATILIO FRANZA, Jorge. Tratado de Derecho Ambiental, Buenos Aires:
Ediciones Jurídicas, 2007.
BUSTAMANTE ALSINA, Jorge. Derecho Ambiental, Buenos Aires:
AbeledoPerrot, 1995.
JAQUENOD SILVIA. El Derecho Ambiental y sus principios rectores,
3era.ed., Madrid: Dykinson, 1991.
“Los límites del crecimiento: informe al Club de Roma sobre el
predicamento de la Humanidad” Meadows, D.H.; Meadows, D.L.;
Randers, J; Behrens, W. (1972). Reseña por Maite Zapiain Aizpuru
Resumen Los Límites del Crecimiento: Informe al Club de Roma sobre
el Predicamento de la Humanidad”D. Meadows,D. Meadows,J. Randers
y W. Behrens, 1972.Fondo de Cultura EconómicaJérômeBindé,
Firmemos la Paz con la Tierra. (2007).Ediciones UNESCO.
mifranciskovic@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 125-142, 2012
ISSN: 1812-6804
artículos
de alumnos ganadores
del concurso darío
herrera paulsen
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
145
El Proceso especial de terminación anticipada
en el Nuevo Código Procesal Penal
Williams Alexander Robles Sevilla
Estudiante del 8º ciclo (4to Año) de la Facultad de Derecho de la
Universidad de San Martín de Porres (USMP). Asistente Académico del
Curso de Derecho Procesal Penal I en la Facultad de Derecho – USMP.
Integrante del Centro de Estudios de Derecho Penal de la Facultad de Derecho – USMP.
Colaborador del Taller de Investigación Jurídico Penal de la UNMSM.
Primer puesto
Ref. ACONAC Nº 286-292-S-FD-USMP
Sumario
Introducción. Capitulo I. 1. La Crisis del Proceso Penal Peruano.
1.1. El Código de Procedimientos Penales de 1940. 1.1.1
La
Inconstitucionalidad del Proceso Sumario. 1.1.2. Ley Nº 28117
Celeridad y Eficacia. 2. El Problema de la Lentitud en el Proceso
Penal Peruano: La Carga Procesal. 3. El Nuevo Código Procesal Penal:
Revolución Penal? 3.1. Tendencias Reformistas desde la Periferia? 3.2.
El Sistema Procesal Penal del Nuevo Código Procesal Penal. Capitulo II.
1. Soluciones Político – Criminales a la Crisis de Celeridad del Proceso
Penal Peruano. 1.1. Las Salidas Alternativas. 1.2. Los Mecanismos
de Simplificación Procesal. 2. El Proceso Especial de Terminación
Anticipada. 2.1. Concepto. 2.2. Antecedentes. 3. La Terminación
Anticipada en el Código de Procedimientos Penales. 4. El Proceso
Especial de Terminación Anticipada en el Nuevo Código Procesal
Penal. 4.1. Normas Procesales Aplicables. 5. Cuestionamientos a su
aplicación. 5.1. El Peligro de la Privatización del Proceso Penal. 5.2.
Vulneración de Garantías Constitucionales del Proceso. Capitulo
III. El análisis oficial. 2. Problemas de Aplicación. 3. Las soluciones
propuestas por el Acuerdo Plenario 05 – 2009/CJ – 116. 4. Reflexiones
Finales. Conclusiones. Bibliografía.
Resumen
La terminación anticipada del proceso constituye un mecanismo
de simplificación procesal que ha sido regulado íntegramente por el
Código Procesal Penal del 2004, pero que no es novedad en nuestro
ordenamiento jurídico pues ya se aplicaba para ciertos delitos
– aduaneros y lavado de activos -. Su incorporación en nuestro
ordenamiento jurídico penal responde a lograr una mayor celeridad
en la resolución de casos penales debido a la crisis por la que atraviesa
nuestra administración de justicia que se traduce en un aumento
desmedido de la carga procesal y a lineamientos político criminales
provenientes de las reformas procesales latinoamericanas que
constituyen desde los 90’ una tendencia en la región. La incorporación
de la terminación anticipada no solo debe ser vista desde el marco
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
146
Williams Alexander Robles Sevilla
dogmático sino también desde lo práctico, de ahí que debemos prestar
atención a las cifras en los distritos donde se viene aplicando y con
ello aportar a buscar soluciones que no solo queden en el papel.
Palabras Clave
Terminación anticipada, mecanismo de simplificación procesal,
reforma procesal penal, política criminal, celeridad procesal, lentitud
del proceso penal peruano, privatización del proceso penal.
Abstract
The termination of the process is a mechanism for procedural
simplification has been fully regulated by the Criminal Procedure
Code of 2004, but that is not new to our legal system and applied it to
certain crimes-money launder in gand customs-. His addition to our
criminal justice system responds to achieve greater speeding solving
criminal cases because of the crisis being experienced by our justice
system that results in an excessive increase in the caseload and
criminal political guide lines from reforms Latin American process
are from the 90’SA trend in the region. The incorporation of early
termination should not only beseen from the dogmatic frame work
but also from the practical, which is why we must pay attention to
the numbers in the districts whereit has been applied and there by
contribute to solutions that are not only in the paper.
Keywords
Early termination, procedural simplification mechanism, reform of
criminal procedure, criminal policy, procedural speed, slow process
Peruvian criminal, criminal privatization.
INTRODUCCIÓN
La búsqueda de eficacia y celeridad es una de las grandes
preocupaciones del proceso penal. Tiene su origen en un clamor
popular de los ciudadanos que tienen la desdicha de encontrarse
inmersos, en un proceso penal y se encuentran con la realidad de un
proceso penal ineficiente y lento en la resolución de los casos penales,
donde seguir con el proceso penal significa estar siendo el imputado o
acusado, cuatro o cinco años esperando una sentencia y en el peor de
los casos encontrarse recluido en una celda al dictarse una medida de
coerción en su contra; y en el caso de la víctima o actor civil, esperar
una reparación civil la misma cantidad de años y siempre pendiente la
posibilidad de que una vez obtenida dicha resolución esta no llegue a
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
147
hacerse efectiva, eso sumado a la aflicción que trae consigo el proceso
penal para sí mismos y sus familias. Es en este escenario donde se
acrecienta la desconfianza de los ciudadanos a una rápida y justa
solución que debería proporcionarles el Estado, llevándolos a recurrir
a otros medios extrajudiciales para solucionar su problema o en la
mayoría de los casos optan por no denunciar el hecho, aumentando lo
que en la criminología se conoce como la cifra negra u oscura1.
La ineficiencia del proceso penal, es hijo de la crisis actual que sufre
el sistema de administración de justicia, que ciertamente no es
problema aislado sino que es considerado un fenómeno global o como
señala Barona Vilar2 una epidemia globalizada. Dentro de las muchas
causas a las que se puede atribuir esta crisis de la administración
de justicia y más específicamente del proceso penal en general y del
proceso penal peruano en particular, creemos que estas son las más
importantes: a) La sobre carga procesal en los juzgados penales; b) las
deficiencias operativas e institucionales de los organismos estatales
vinculados a la administración de justicia (Ministerio Público,
Poder Judicial, Policía Nacional, etc.) y c) los problemas derivados
directamente con la aplicación de la legislación sustantiva y procesal,
inspirada en los aún vigentes de sistemas inquisitivos3, que en
muchas ocasiones – como sucedió en la década de los 90’ - se originan
desde el momento de su puesta en vigencia, al vulnerar determinadas
1
Señala Zaffaroni sobre el concepto de cifra negra que “la disparidad entre la cantidad
de conflictos criminalizados que realmente acontecen en una sociedad y los que llegan
a conocimiento de las agencias es tan enorme e inevitable que no llega a ocultarse con
el tecnicismo de llamarla cifra negra u oscura”. Zaffaroni, Eugenio; Aliaga, Alejandro;
Slokar, Alejandro. Derecho Penal Parte General. Editorial Ediar. 2º edición. Buenos
Aires – 2002. Pág. 7. Relativo a las causas del aumento de la cifra negra Mauricio Duce
advierte que “la criminología moderna también ha explorado algunas de las causas por
las cuales se produciría esta cifra negra. Así en primer lugar, una de las causas seria
el hecho del desconocimiento de la victimización que muchas víctimas tendrían, esto es
que ellos no saben que han sido objeto de un delito y, por lo tanto, no se encuentran
en condiciones de denunciarlo (…) otra causal es la desconfianza que tiene la víctima de
recurrir ante el sistema de justicia criminal. Muchas veces perciben que el sistema de
justicia criminal les causará más males que bienes y desde ese punto de vista, entonces,
les parece más conveniente dejar el delito en una situación de impunidad que recurrir
formalmente al sistema”. Duce J. Mauricio. Selección de Casos en el Nuevo Código
Procesal Penal. En: Revista Chilena de Derecho. Vol. 29. Nº 2. Chile – 2002. Pág. 250.
2
Barona Vilar, Silvia. La Justicia Penal y la Celeridad: luces y sombras. En:
Hurtado Pozo, José. Anuario de Derecho Penal: Reforma del Proceso Penal Peruano.
Fondo Editorial PUCP. Lima – 2004. Pág. 69.
3
El sistema inquisitivo o inquisitivo reformado vigente en nuestro sistema procesal penal
gracias al Código de Procedimientos Penales de 1940, si bien supuso un cambio en las
garantías del imputado referente al derecho de defensa, aún se mantenía la unidad
de la investigación y juzgamiento en un solo sujeto: el juez instructor. En ese sentido
afirma Alberto bovino: “El modelo de justicia penal vigente en nuestros países en los
últimos dos siglos, entonces, es el principal causante de la situación actual. A pesar de
los procesos de independencia desencadenados en la región respecto de las metrópolis
ibéricas, la herencia jurídico – cultural en el ámbito de la justicia penal ha sobrevivido el
transcurso del tiempo (...) Quinientos años de cultura inquisitiva generaron un sistema
de justicia penal burocrático, rígido, secreto, lento, ineficiente y extremadamente injusto
que además a resultado casi imposible de abandonar...”. Bovino, Alberto. Proceso
Penal y Derechos Humanos: la reforma de la administración de la justicia penal. En: El
mismo. Problemas del Derecho Procesal Penal Contemporáneo. Editores del Puerto. 1º
edición. Buenos Aires – 1998. Pág. 3.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
148
Williams Alexander Robles Sevilla
garantías constitucionales inherentes al proceso. Estos problemas
fueron el punto de partida de muchas discusiones y debates en torno
a la conveniencia de una reforma procesal en la región, que señalara
el camino a seguir para su solución.
Es así como el camino de la reforma procesal se orienta en la
materialización del ideal del proceso penal eficaz, pero a su vez
respetuoso de los derechos fundamentales, lo que constituyó la consigna
unánime de las reformas procesales penales en Latinoamérica4, que
trajo consigo la implementación de varios códigos procesales penales
de corte acusatorio, que tienen entre otras importantes características
la protección de las garantías constitucionales del proceso como: la
tutela judicial efectiva, el derecho de defensa, el debido proceso, el
derecho a un juez imparcial y predeterminado por ley, etc.
Si bien, las reformas procesales apuntan a la vigencia y respeto de
las garantías constitucionales del proceso que se evidencian en la
adopción de códigos procesales penales de tendencia acusatoria por
considerarlos que mejor se adaptan para este fin; también tiene una
finalidad práctica que es la celeridad y eficacia del proceso penal.
Efectivamente cuando hablamos de “eficacia” está por lo general se
asocia al tema del plazo dentro del proceso. En ese sentido un proceso
penal será más eficaz siempre que se resuelva dentro de un plazo
razonable y sin dilaciones indebidas. Sin embargo el respeto de los
plazos, si bien constituye un tema que garantiza un debido proceso,
no resuelve el problema de la gran cantidad de casos sin resolver en
nuestra administración de justicia.
Es respecto a esta problemática que va dirigida esta investigación, para
analizar dogmáticamente y a nivel práctico una de las instituciones
propuestas por la doctrina y el sistema procesal penal comparado,
que si bien comenzó siendo una importación del sistema americano
o italiano, se implementó en nuestro sistema procesal penal en un
primer momento, en la década de los 90’ y en un segundo momento
se regulo completamente con el Código Procesal Penal del 2004. El
proceso especial de la terminación anticipada surge así como un
mecanismo de simplificación procesal que busca la celeridad del
proceso penal, mediante una negociación entre el Fiscal y el imputado
sobre la pena y demás consecuencias accesorias del delito cometido.
4
En ese sentido señala Conde – Pumpido Tourón que “Garantías y eficacia son los dos
factores claves de la reforma. De un lado, el desarrollo de los derechos fundamentales (…)
impone reformas que integren un sistema procesal que los respete plenamente; de otro,
el incremento, e incluso la masificación de la criminalidad, su sofisticación y el desarrollo
de la criminalidad organizada aconsejan reformas tendentes a dotar el proceso de
una mayor eficacia para hacer frente a estos retos, modernizando sus procedimientos
probatorios y agilizando los trámites que la respuesta penal se produzca en un plazo
razonable. Es decir en un plazo proporcionado a la complejidad de la actividad delictiva
enjuiciada”. Conde – Pumpido Tourón citado por San Martín Castro, César. La Reforma
del Proceso Penal Peruano: evolución y perspectivas. En: Hurtado pozo, José. Anuario
de Derecho Penal: Reforma del Proceso Penal Peruano. Editorial PUCP. Lima – 2004.
Pág. 61.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
149
Sin embargo su aplicación con el NCPP del 2004 es reciente, por
ello analizaremos detalladamente esta institución bajo la siguiente
estructura: En el primer capítulo, abarcaremos el tema referente a la
crisis del proceso penal peruano y su reforma, entendiendo que no
se puede analizar una institución procesal sin comprender cuál es el
contexto político – jurídico en el cual se implementó. En ese sentido,
pondremos énfasis en el problema de la carga procesal, como uno
de sus principales problemas íntimamente ligado a la lentitud del
proceso penal y asimismo analizaremos sin ánimo de exhaustividad
las modificaciones respecto al tema de la celeridad en el Código de
Procedimientos Penales de 1940 y la nueva regulación en el Código
Procesal Penal.
El segundo capítulo está referido al tema de la Terminación Anticipada
en el Proceso Penal Peruano; donde estudiaremos su implementación
como una solución proveniente desde la perspectiva político criminal.
Asimismo analizaremos su regulación en el código de Procedimientos
Penales de 1940 y el Nuevo Código Procesal Penal del 2004, como
las críticas provenientes de la doctrina más autorizada respecto a su
aplicación para finalmente tomar una posición propia.
El tercer capítulo, tendrá como objetivos: a) Establecer en base a
informes oficiales, como se viene aplicando el proceso especial de
terminación anticipada en los distintos distritos judiciales donde se
encuentra vigente; b) Determinar en base a los informes o artículos
doctrinales las buenas o malas prácticas llevadas a cabo en este
proceso especial y c) Analizar las propuestas de solución presentadas
por el Acuerdo Plenario 5 – 2009/CJ – 116.
Esperamos que este trabajo contribuya como punto de partida para
un análisis integral teórico – práctico de este instituto procesal.
CAPÍTULO I
CRISIS Y REFORMA DEL PROCESO PENAL PERUANO
1. La Crisis del Proceso Penal Peruano
Tratar de establecer el periodo o momento esencial dentro del proceso
penal peruano que nos sirva como punto de partida para explicar la
crisis que vive actualmente, es remitirnos a estudiar íntegramente su
evolución histórica, lo que no constituye el objetivo de este trabajo.
Por el contrario, siendo la terminación anticipada del proceso una
institución procesal que tuvo su inserción en nuestro ordenamiento
jurídico penal en la aún vigencia del Código de Procedimientos
Penales de 1940, resulta conveniente para nuestro fines examinar sin
ánimo de exhaustividad el panorama y los problemas de ese momento
histórico para luego identificar cuáles fueron los fundamentos para
su inserción. En ese sentido solo nos remitiremos al contexto de
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
150
Williams Alexander Robles Sevilla
vigencia del Código de Procedimientos Penales de 1940, algunas de
sus modificaciones respecto al tema de la celeridad en el proceso penal
y por supuesto a sus problemas que consideramos más importantes.
1.1. El Código de Procedimientos Penales de 1940
El Código de Procedimientos Penales de 1940 viene a instaurar una
contrarreforma en el sistema del enjuiciamiento en nuestro país.
Su predecesor, el Código de Procedimientos en Materia Criminal de
1920, a diferencia del anterior Código de Enjuiciamiento Penal de
18635, denotaba una clara influencia francesa. Siendo así, que entre
sus disposiciones encontramos los lineamientos del sistema mixto,
que emerge como un sistema moderno para ese momento histórico
que garantizaba ciertas garantías para el imputado en el proceso6 y
teniendo como su principal característica la separación del proceso
penal en dos etapas bien diferenciadas: la instrucción y el juicio oral,
encargadas a dos jueces diferentes. Siendo la instrucción la etapa
previa y preparatoria para el juicio oral.
Es sobre este punto que se efectuaron las principales críticas a este
Código por considerarlo ineficaz y que no perseguía los intereses de la
justicia7. Esto motivo que el Estado planteara seriamente la reforma
5
Según San Martín Castro este código “ancló sus fundamentos en el Reglamento
de España de 1835 y el Código de José II; es decir con fuentes añejas – que la
propia realidad de esa época ya había superado -, cuya estructura organizacional se
asentaba en el modelo inquisitivo, escrito, con prueba tasada y con una multiplicidad
de instancias revisoras”. San Martín Castro, César. La reforma del Proceso Penal
Peruano: evolución y perspectivas. En: Anuario de Derecho Penal: Reforma del Proceso
Penal Peruano. Fondo Editorial PUCP. 1º edición. Lima – 2004. Pág. 28.
6
A grandes rasgos y siguiendo a San Martín Castro las principales características
de este código son: a) la acción penal es pública. Se ejerce de oficio por el Fiscal,
excepto en los delitos privados y cuando proceda acción popular. Se incorpora la
acción civil por los daños causados por el crimen, delito o contravención, la cual se
ejercita por los que han sufrido el daño acumulativamente con la acción penal; b)
Se incorporan las excepciones y cuestiones prejudiciales, que son resueltas por el
Tribunal Superior, al que expresamente se le denomina Tribunal Correccional; c) El
proceso se divide en dos etapas, ambas dirigidas por un juez: la instrucción, cuyo
objeto es reunir los datos necesarios sobre el delito cometido y sus autores, cómplices
o encubridores, para que pueda realizarse el juzgamiento, y el juicio oral a cargo del
Tribunal Correccional o del Jurado; d) La instrucción es reservada y escrita; e) El
juicio es oral y público, sea ante un Tribunal Correccional o ante el Jurado (institución
que no rigió durante la vigencia del Código por falta de una ley de desarrollo); f) Contra
los fallos del Tribunal Correccional procede el recurso de nulidad; no cabe recurso
de apelación; la Corte Suprema tiene facultad g) Se reconocen los procedimientos
especiales, los seguidos por delitos de injuria, calumnias y contra la honestidad, por
delitos flagrantes o por faltas. San Martín Castro, César. Derecho Procesal Penal.
Tomo I. Editorial Grijley. 1º edición. Lima – 1999. Pág. 36-37.
7
Se pueden apreciar íntegramente las críticas, en la Exposición de Motivos del Código
de Procedimientos Penales de 1940, cuyo autor el Dr. Carlos Zavala Loayza señala
respecto al Código de Procedimientos en Materia Criminal de 1920: “En su esfuerzo
renovador opusieron los autores del actual procedimiento lo público y oral a lo escrito
y secreto del antiguo en tal forma, que alcanzaron los linderos del régimen acusatorio.
Por mucho que la exposición de motivos del proyecto se reconozca la inadaptibilidad
de ese sistema en pueblos que no reúnen los caracteres y condiciones propios de los
anglosajones, el examen de las fuentes en que ellos se inspiraron, el alcance que dieron al
juicio oral y la subordinación en que colocaron la instrucción, persuaden de la tendencia
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
151
del Código de Procedimientos en Materia Criminal de 1920, por un
nuevo código que acogiera todas las críticas y diera solución a los
problemas de celeridad y carga procesal.
El Código de Procedimientos Penales de 1940, entró en vigencia con la
Ley Nº 9024 del 23 de noviembre de 1939. En líneas generales significó
- según Del Valle Randich8 - las siguientes diferencias respecto al
anterior código:
– El cambio de nombre, de Procedimientos en Materia Criminal a
Procedimientos Penales.
– Se valoriza mejor la instrucción.
–Se introducen títulos nuevos como: embargo, liberación
condicional, Ministerio de Defensa, Policía Judicial, rehabilitación
de los condenados.
– El plazo de la instrucción se eleva a seis meses.
– Reduce a un solo título el término de la instrucción y la acusación
fiscal
– Cambia de nombre al Ministerio Fiscal por el de Ministerio Público,
ya que considera que el Ministerio Público no solo tiene la misión
de fiscalizar.
– Establece que la sentencia condenatoria como absolutoria debe
fundamentarse.
Sin embargo estas diferencias, superficiales por cierto, no ocultaban
que las disposiciones del Código de Procedimientos Penales de 1940
evidenciaban una clara tendencia contraria a la reforma del código
derogado, es decir se puede hacer referencia a una contrarreforma9
extrema que dieron a su reforma con peligro mismo de hacerla ineficaz(…)Restando valor
a la instrucción considerándola como etapa preparatoria se da alcances al juicio oral
que en verdad no puede tener. Se le considera como prolongación y complemento de
aquella. En el juicio oral nada puede construirse. Nada devuelve que no haya recibido.
Realizase en el una labor de selección, de síntesis, de crítica que queda resumida en la
sentencia (…) Solo en la instrucción es posible hacer historia del delito, aprisionándolo en
sus efectos. Y según haya sido la labor del instructor, la prueba que logre reunir quedará
trazado el delito y señalada la persona del autor”. Guzmán Ferrer, Fernando. Código
de Procedimientos Penales. Concordado con el anteproyecto, el Proyecto y Exposiciones
de Motivos respectivas, con el Código de Procedimientos en Materia Criminal de 1920,
Códigos y Leyes vigentes y la jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia. Editorial
Americana. Lima – 1982. Pág. 16.
8
Del Valle Randich, Luis. Derecho Procesal Penal. Parte General. Tomo I. Editorial
LIURIMSA. Lima. Pág. 70
9
Para el Dr. San Martín Castro, el Código de Procedimientos Penales consagró tres
ejes esenciales para la contrarreforma: 1. Los fines de la instrucción; 2. Estatuir que la
sentencia que ponga término al juicio debe apreciar la confesión del acusado y demás
pruebas producidas en la audiencia así como los testimonios, peritajes y actuaciones
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
152
Williams Alexander Robles Sevilla
que en los años siguientes no solo abarcaría los artículos del código
de 1940 sino que en la búsqueda de la “eficiencia” del proceso penal
se modificarían varios de estos articulados, desnaturalizándose así
el propio sentido del sistema procesal penal adoptado. Teniendo
finalmente – según Neyra Flores10 – las siguientes características:
– Insiste en reconocer que el proceso penal se desarrolla en dos
etapas: la instrucción (reservada o escrita) y el juicio (público y oral);
que se realiza en instancia única y su iniciación está informada por
el principio de legalidad u oficialidad. La acción penal es pública.
Que contra los fallos de los Tribunales Correccionales procede
recurso de nulidad. Que el Juez instructor no tiene competencia
para dictar sentencia; que los hechos y pruebas se aprecian con
criterio de conciencia; y no se condena al ausente.
– Otorga una nueva dimensión. No solamente se separa la concepción
de considerarla como una mera etapa preparatoria del juicio, sino
que se confiere la calidad de prueba a los actos de investigación
contenidas en las actas; que al leerse pueden ser invocadas en por
el Tribunal en la Sentencia.
– Se le resta importancia a la oralidad.
En ese sentido, el Código de Procedimientos Penales de 1940
surgió con la finalidad de materializar la búsqueda de la eficacia
en el proceso penal, lo que llevó a realizar modificaciones en la
legislación procesal penal para cumplir con este fin. Sin embargo
ocurrió todo lo contrario; las modificaciones solo acrecentaron los
problemas de la administración de justicia, afectando no solo a los
justiciables y sus garantías constitucionales sino a todo el aparato
jurídico.
Dentro de las varias promulgaciones y modificaciones legislativas11,
creemos conveniente analizar dos leyes que han tenido una mayor
influencia en el problema de la celeridad y eficacia del proceso penal
peruano que nos ocupa; estos son el Decreto Ley Nº 17710 que
de la instrucción; y 3. Prescribir el sistema de lectura de las actas sumariales, sin
limitar las actuaciones de la instrucción básicamente testificales que podían ser leídas
en el debate oral. A ello agrega: 4. La eliminación del jurado, consagrando una justicia
en manos de jueces profesionales; 5. La acción civil derivada del delito es obligatoria,
tal como lo planteó el art. 65º del Código Penal de 1924; y 6. La introducción como
procedimientos especiales, de los juicios de imprenta y otros medios de publicidad y
el procedimiento de audiencias públicas extraordinarias – en rigor, un procedimiento
auxiliar de carácter netamente inspectivo – así, como la eliminación del procedimiento
regido por delitos flagrantes. San Martín Castro, César. La reforma del Proceso
Penal Peruano: evolución y perspectivas. Ob.cit. Pág. 34 – 35.
10
Neyra Flores, José Antonio. Manual del Nuevo Proceso Penal & Litigación Oral.
Editorial IDEMSA. 1º edición. Lima – 2010. Pág. 100 – 101.
11
Para analizar un panorama completo de estas modificaciones. Ver San Martín
Castro, César. La reforma del Proceso Penal Peruano: evolución y perspectivas.
Ob.cit. Pág. 35 y ss.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
153
instaura el denominado procedimiento penal sumario y la Ley Nº
28117 Ley de Celeridad y Eficacia Procesal Penal.
1.1.1.La Inconstitucionalidad del Proceso Penal Sumario
El Proceso Penal Sumario es quizás el primer intento de lograr la
eficacia y celeridad en el proceso penal peruano, que sin embargo no
se logró con su aplicación en la práctica.
El Decreto Ley Nº 1771012 del 8 de noviembre de 1969, dispuso la
creación del procedimiento penal sumario, que a diferencia del
procedimiento ordinario, tenía como característica principal la
supresión de la etapa del juicio oral quedando la instrucción como
la etapa principal del proceso, y por lo tanto, la responsabilidad de
juzgar recaía en un solo sujeto: el juez instructor. Su aplicación, bajo
el imperio de la presente ley, solo alcanzo a los delitos denominados
“leves13”.
Los fundamentos fácticos para la creación del procedimiento sumario
encuentran su asidero en excesiva carga procesal que existía en los
Tribunales Correccionales, que trajo consigo problemas relativos a
la impunidad por prescripciones, demoras prolongadas y una fuerte
presión a los órganos judiciales de enjuiciamiento, determinado una
baja calidad de las sentencia y un empobrecimiento de los juicios,
ya muy circunscritos a las actuaciones sumariales, con los serios
problemas de seguridad pública que esto generaba14.
El legislador en vista de esta realidad, dispuso un procedimiento ad hoc
al ordinario que sea una vía para descongestionar la cantidad de los
casos presentados en estos tribunales15. Los fundamentos jurídicos,
por otro lado, hacen referencia que a pesar de la desnaturalización
que significaba la vigencia del procedimiento sumario sobre el propio
código de procedimientos penales de 1940, este solo era aplicable
para los delitos más leves y por lo tanto una “medida legal” para poner
fin a la congestión de los juzgados16.
Nótese que la promulgación de los denominados decretos ley responden a un
determinado modelo de gobierno dictatorial y autárquico; en nuestro caso, el presente
decreto ley se promulgo durante la dictadura militar del General Velasco Alvarado.
13
Estos eran los delitos contra la vida, la salud, culposos, omisión de asistencia
familiar y daños.
14
San Martín Castro, César. La reforma del Proceso Penal Peruano: evolución y
perspectivas. Ob.cit. Pág. 36.
15
Al respecto menciona – García Rada – como antecedentes del sistema comparado:
el Código de Instrucción Criminal Francés, que reserva al Jurado el conocimiento de
los crímenes, los delitos a los tribunales de derecho y las contravenciones o faltas a los
jueces de paz. En España se ha creado el procedimiento de Urgencia para la represión
de determinados delitos (ley del 8 de junio de 1957) y en el Perú el Juicio Sumario se
establece mediante el Decreto – Ley Nº 17110. García Rada, Domingo. Manual de
Derecho Procesal Penal. Editorial EDDILI. 8º edición. Lima – 1984. Pág. 411.
16
En ese sentido señala el Dr. García Rada “La congestión de los procesos en los
Tribunales Correccionales ha determinado diversas medidas legales destinadas a ponerle
12
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
154
Williams Alexander Robles Sevilla
Posteriormente mediante el Decreto Legislativo 124º del 12 de junio de
1981, que viene a ser el complemento de la Ley Nº 17710 al señalar los
siguientes fundamentos que se aprecian en su exposición de motivos:
“Que, la citada norma legal ha conseguido solo en parte esa finalidad,
debido al número limitado de delitos en los que el Juez tiene facultad
de sentenciar, subsistiendo la congestión de Procesos en los Tribunales
Correccionales; Que, ante esta situación se hace necesario ampliar el
número de figuras susceptibles de juzgamiento en la vía sumaria,
compatibilizando la función jurisdiccional del Juez a ese nivel con las
garantías procesales necesarias que aseguren la correcta aplicación de
la Ley Penal junto con la pronta Administración de Justicia”; se amplía
el grado de conocimiento de los delitos para el procedimiento sumario y
se establece además el procedimiento a seguir para su aplicación.
Luego se dieron diversas normas que no hicieron sino aumentar la
cantidad de delitos cuyo trámite le correspondería el proceso sumario.
Es así que se promulgo, en el gobierno dictatorial de Alberto Fujimori,
la Ley Nº 26689 del 30 de noviembre de 1996 y en último término,
en el Gobierno de Transición hacia la democracia la Ley Nº 27507
del 13 de julio de 2001. El panorama luego de la vigencia de ambas
normas es la siguiente: Un 10% de los tipificados en el Código Penal
son tramitados por la vía ordinaria, mientras que el 90% de los delitos
se tramitan por la vía sumaria.
Ciertamente el legislador en su afán de dar solución al problema de la
lentitud del proceso penal y la sobrecarga en los juzgados, ha creído
conveniente dotar de mayor amplitud de conocimiento de los delitos
del Código Penal al procedimiento penal sumario, que como ya hemos
señalado, tiene como principal característica la supresión de la etapa
de juicio, simplificando el proceso, produciéndose así una sensación
de celeridad procesal pero a la postre no ha solucionado nada, pero
que si aumento los cuestionamientos a su constitucionalidad y es
quizás aquí donde se encuentra su mayor debilidad17.
La doctrina advierte que el proceso sumario, en su aplicación práctica,
constituye una vulneración expresa de las garantías constitucionales
del proceso propias de un sistema netamente inquisitivo. Siguiendo
término. Una de estas es la creación del procedimiento o juicio sumario. Al establecer que
el juez que instruye también sentencie, se ha vuelto al antiguo sistema de los Jueces del
Crimen existentes en el Código de Enjuiciamientos Penales de 1863. La diferencia estriba en
que el referido cuerpo de leyes, concedía el judicium en todos los delitos y el procedimiento
sumario, los otorga sólo en las infracciones que en él se mencionan; en los demás delitos
se mantiene la diferencia entre el magistrado instructor y el tribunal sentenciador”. García
Rada, Domingo. Manual de Derecho Procesal Penal. Ob.cit. Pág. 11 - 12.
17
En ese sentido Cubas Villanueva nos dice “(...) los resultados de celeridad
y eficacia no se han alcanzado. Lo que sí se ha logrado es sacrificar las garantías
procesales constitucionales y que el proceso en la actualidad, se reduzca a la etapa
sumarial, luego de lo cual se dicta sentencia, omitiendo el juicio oral, violando el
derecho a que nadie puede ser sancionado sin previo juicio”. Cubas Villanueva,
Víctor. El Proceso Penal: Teoría y Jurisprudencia Constitucional. Editorial Palestra. 5º
edición. Lima 2003.Pág. 402.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
155
a Ore Guardia podemos señalar que los problemas más esenciales de
este proceso son los siguientes:
– La posibilidad de una condena sin juicio oral: El proceso penal
sumario está configurado de tal manera que no admite la etapa
del juicio oral, afectando los principios de oralidad, contradicción e
inmediación.
– Se reunió en una sola persona las funciones de investigación y
juzgamiento: La imparcialidad de quien juzga se ve comprometida
si quien juzga participó durante la etapa de investigación.
– Afectación del principio de publicidad: la simple lectura pública
de la sentencia no es suficiente para satisfacer el principio de
publicidad del juzgamiento requerido en la Constitución (artículo
139 inciso 4)18.
Son estos problemas que no han sido superados, ni por la doctrina,
ni por la legislación positiva, que nos llevan a determinar la
inconstitucionalidad del proceso penal sumario como una muestra
clara de una tendencia o más aún de una cultura inquisitiva aún
predominante en nuestro sistema de administración de justicia19. El
proceso penal sumario con sus disposiciones inquisitivas y aplicadas
al 90% de los delitos tipificados en el Código Penal, no solo vulnera
las garantías constitucionales del imputado señaladas anteriormente,
sino que lo hacen más arbitrario20 identificándolo más como un medio
de venganza contra un enemigo (que sería el imputado) que como un
proceso con todas las garantías.
1.1.2.Ley Nº 28117 Celeridad y Eficacia Procesal Penal
La Ley Nº 28117 del 9 de diciembre de 2003, pone en vigencia
la denominada Ley de Celeridad y Eficacia Procesal Penal. Su
promulgación responde como su nombre lo señala a la necesidad de
encontrar en el proceso penal dos conceptos que difícilmente van de
la mano: celeridad y eficacia.
Ore Guardia, Arsenio. Panorama del Proceso Penal Peruano y Reformas Urgentes.
En sitio web: http://www.incipp.org.pe/index.php?mod=documento&com=document
o&id=28. Fecha de Consulta: 07 de agosto de 2011. Pág.
19
En ese sentido señala Hernández Rodríguez: “Y en efecto una de las mayores
críticas que se hace al sistema inquisitivo, y que el legislador peruano recogió con la
dación del proceso penal sumario, fue que el juez dirija la investigación (juez instructor),
pero estaba facultado además para juzgar; vulnerando no solo el derecho de defensa del
imputado, sino que por sobre todo, la garantía de un juez imparcial quedaba totalmente
desamparado, demostrando una vez más que todo proceso penal de tendencia inquisitiva
es totalmente arbitrario”. Hernández Rodríguez, Carlos E. El Juez de la Investigación
Preparatoria. Art. 323º del Código Procesal Penal. En: AA.VV. Comentarios al Nuevo
Código Procesal Penal. ARA Editores. 1º edición. Lima – 2009. Pág. 422.
20
Del mismo parecer Burgos Mariños, Víctor. Derecho Procesal Penal Peruano.
Tomo I. Fundamentos Constitucionales. Fondo Editorial de la Facultad de Derecho y
Ciencias Políticas Universidad Privada San Pedro. Trujillo – 2002. Pág. 124 y ss.
18
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
156
Williams Alexander Robles Sevilla
Como señalamos en la introducción, la búsqueda de la celeridad y
eficacia en el proceso penal responde a un clamor popular de los
justiciables, a que tengan un proceso penal rápido y eficiente, es decir
que cumpla con su finalidad pero dentro de un plazo razonable; sin
embargo está búsqueda no se circunscribe a nuestro ámbito jurídico
solamente sino que podemos encontrar esta tendencia también en
el sistema europeo, iniciada con posterioridad a la segunda guerra
mundial donde se firman diversos tratados en materia de derechos
humanos con la finalidad de respetar las garantías procesales
constitucionales y ante la insatisfacción que producía la ineficacia
de sus instrumentos jurídicos para aplicar la ley sustantiva. En ese
sentido, afirmamos lo que señala Barona Vilar que “las pretensiones
legislativas de los últimos tiempos han ido en línea de lograr en el seno
del proceso penal, por un lado, una mayor simplicidad y una mejor
protección de las garantías del imputado, y por otro, aligerar el proceso
penal de actuaciones inútiles, evitando la repetición de las que se
hayan realizado con asistencia de abogado21”.
En el ámbito latinoamericano, la situación no es muy diferente. Esta
tendencia se ha venido impulsando recién en los último diez años
siendo uno de los principales objetivos de la reforma de la justicia
penal, en esta región, la implementación de vías alternativas al
proceso común –léase proceso ordinario – que contribuyan a reducir
los márgenes de dilación y sobre carga procesal y en definitiva,
simplifiquen el proceso penal22.
Ahora bien, en nuestro ámbito jurídico podemos apreciar una serie de
propuestas23 que tuvieron como finalidad la celeridad y simplificación
del proceso penal, pero que no llegaron a buen puerto. Es recién en
el año 2003, cuando el Poder Judicial promovió la promulgación de
varias normas entre las que se encuentran: la Ley Nº 28122 “Ley sobre
conclusión anticipada de la instrucción de los procesos por delitos de
lesiones, hurto, robo y microcomercialización de droga, descubiertos
en flagrancia con prueba suficiente o imputados sometidos a confesión
sincera”, a la que nos referimos más adelante y la presente Ley Nº
28117 “Ley de Eficacia y Celeridad Procesal Penal”.
La Ley de Eficacia y Celeridad Procesal Penal, implica ciertas
modificaciones que pueden ser agrupadas en tres grupos: a) relativas
al procedimiento de recusación; b) Relativas a la calificación de
la denuncia fiscal; y c) relativas al juicio oral24. Estos constituyen
Barona Vilar, Silvia. La Justicia Penal y la celeridad: luces y sombras. Ob.cit.
Pág. 77
22
Espinoza Goyena, Julio. A propósito de la Ley de Celeridad y Eficacia procesal.
En: Hurtado Pozo, José. Anuario de Derecho Penal: Reforma del Proceso Penal
Peruano. Fondo Editorial PUCP. 1º edición. Lima – 2004. Pág. 447.
23
Vid. Espinoza Goyena, Julio. A propósito de la Ley de Celeridad y Eficacia
procesal. Ob.cit. Pág. 449 – 450.
24
En ese sentido desarrollaremos brevemente estas modificaciones: a) Relativas al
procedimiento de recusación.- Son tres los aspectos que intenta regular; en primer
21
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
157
ciertamente un ejemplo como se pueden respetar las garantías
constitucionales del proceso y llevar al proceso penal por el sendero
de la eficacia.
2. El Problema de la Lentitud en el Proceso Penal
Peruano: La Carga Procesal
El tema de la Carga Procesal, en un sistema de administración de
justicia como el nuestro, no puede ser resumido y mucho menos
analizado en unas pocas líneas. Sin embargo, creemos conveniente
determinar y exponer solamente el problema de la carga procesal y
su influencia en el proceso penal peruano, que a su vez no es un
problema aislado sino que como señala Hernández Breña, este solo
es la punta del iceberg25.
La carga procesal, en dimensiones menores ciertamente no
constituye mayor problema para los sistemas de administración
de justicia, si entendemos que se encuentra presente en la
mayoría de estos sistemas a nivel mundial. Sin embargo cuando la
cantidad de casos sin resolver alcanza dimensiones cuantificables
estadísticamente, ciertamente se origina un problema que trae
entre sus consecuencias la dilación en la solución de los casos,
lugar respecto a la recusación a alguno de los miembros del tribunal el cual solo
será admisible dentro de los tres días previos a la audiencia, siendo el magistrado
recusado remplazado por otro. En segundo lugar será inadmisible toda recusación
planteada fuera del plazo establecido, con excepción de que se recuse por alguna de
las causales del art. 29º. En tercer lugar se admitirá recurso impugnatorio contra
la resolución que declara inadmisible la recusación, el mismo que no suspende el
proceso ni la expedición de la sentencia. Sin embargo surge una interrogante relativa
a establecer cuál es ese medio impugnatorio: apelación, queja o nulidad; b) Relativas
a la calificación de la denuncia.- Esta ley se propone en primer lugar, establecer
mayores rigores al órgano jurisdiccional cuando decide abrir instrucción, además de
fundamentar debidamente la resolución. Asimismo una de las innovaciones que mas
cuestionamientos ha generado ha sido si el denunciante tiene la legitimidad procesal
para interponer recurso impugnatorio sobre el auto de no ha lugar del juez instructor.
Consideramos que el denunciante se encuentra legitimado para ejercer su derecho
de defensa aún antes de formalizado el proceso penal, en ese sentido constituye un
derecho constitucional y consustancial al de defensa el de recurrir a una instancia
superior para impugnar una determinada resolución; y c) Relativas al aceleramiento
del juicio oral.- Tiene una finalidad práctica. En ese sentido modifica el art. 216º
estableciendo el otorgamiento al Tribunal la facultad de impedir que la partes se
desvíen mas allá de lo estrictamente relacionado con el objeto del debate. Asimismo
dispone que en caso el imputado se niega a declarar, se podrá leer el acta con las
declaraciones prestadas en sede de instrucción, de tal forma que se incluyan en el
debate. Otra de las modificaciones se refiere al tiempo para la lectura de la sentencia,
antes de la modificación con la presente norma, se otorgaba un plazo de solo 24h.
para que el Tribunal diera lectura a la sentencia, lo que en la práctica complicaba
aun mas la labor de los jueces sin tomar en cuenta que también lidiaban en algunos
casos con la complejidad del caso; en ese sentido la modificación de la presente norma
otorga un plazo de cinco días para emitir la sentencia, en casos de procesos complejos
o por lo avanzado de la hora. Asimismo para ver otro comentario a la presente norma
en: Espinoza Goyena, Julio. A propósito de la Ley de Celeridad y Eficacia procesal.
Ob.cit. Pág. 451 y ss.
25
Hernández Breña, Wilson. La Carga Procesal Bajo la Lupa: por materia y tipo
de órgano jurisdiccional. Editorial Instituto de Defensa Legal. 1º edición. Lima. Abril –
2008. Pág. 7.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
158
Williams Alexander Robles Sevilla
sensación de ineficacia del sistema de administración de justicia
y por supuesto los mayores costos de los procesos que afecta a
los justiciables principalmente; es cuando se deben tomar medidas
destinadas a descongestionar esta realidad. Lamentablemente la
complejidad del tema de la carga procesal y el poco interés por parte
del Estado como de la sociedad civil para analizar el problema en
cuestión26, hace que las “soluciones” a este problema recurran en
primer lugar, a obviar la realidad de la administración de justicia;
y en segundo lugar utilicen el facilismo de legislar proponiendo
“importar” soluciones de otros países que no garantizan una
correcta viabilidad en nuestro sistema.
En ese sentido, resultan muy ilustrativos sobre la situación de la carga
procesal en el Poder Judicial, los datos estadísticos proporcionados
por un estudio estadístico del Consorcio Justicia Viva27, donde en
conclusión señalan que la carga procesal a escala nacional solo
en materia Penal, hasta el año 2006 era de 291.953 expedientes
ingresados, siendo 380.227 los expedientes pendientes y solo 236.658
los expedientes resueltos, existiendo una carga procesal de 672.230.
Asimismo indica el presente estudio que el porcentaje de expedientes
ingresados en materia penal alcanza el 31% del total, mientras que en
materia civil es de un 34%.
El dato más relevante de este importante estudio, y quizás el que más
nos interesa, es que en el ámbito penal el índice de acumulación de
expedientes en el año 2003 era de 1,43%, evidenciando para el año
2006 un incremento de 1,61%, esto quiere decir en la interpretación
que hace el autor del estudio que para el año 2006 cerca de un 57% de
la carga procesal quedo pendiente de resolución; señalando además
que el ámbito penal junto con el civil son los que tienen menor índice
de expedientes resueltos solo un 81% y 83% respectivamente, que a
criterio del autor son los más bajos a nivel nacional.
Conviene señalar, que este análisis estadístico fue elaborado a
nivel nacional y separado por materias28. Los datos estadísticos
En ese sentido anota Hernández Breña que “Construimos verdades que con gran
ligereza asumimos como ciertas y que, peor aún, nunca ponemos a prueba. Esa conducta
es privilegiada por el sistema de administración de justicia peruana, en la que, pese al
potencial de información que se puede recopilar, sistematizar y analizar, el juicio de los
expertos se cree suficiente y la gestión de estadísticas para la toma de decisiones no
forma parte de los instrumentos de gestión ni de la política judicial. Las organizaciones
de la sociedad civil, por su parte, tampoco escapan de tal responsabilidad. Son contadas
las que investigan, concluyen y recomiendan sobre la base de parámetros objetivos,
cuantitativos, medibles, verificables y confiables”. Hernández Breña, Wilson. 13
Mitos Sobre la Carga Procesal. Instituto de Defensa Legal. 1º edición. Lima, octubre
2007. Pág. 8.
27
Vid. Hernández Breña, Wilson. La Carga Procesal Bajo la Lupa: por materia y
tipo de órgano jurisdiccional. ob.cit. Pág 15 y ss.
28
Para una visión más global de la carga procesal en el Poder Judicial a nivel nacional.
Ver Hernández Breña, Wilson. Carga y Descarga Procesal en el Poder Judicial,
1996 – 2005. De lo general a lo particular, de lo cotidiano a lo preocupante. Consorcio
Justicia Viva. 1º edición. Lima, junio 2006.
26
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
159
pueden variar si analizamos los distritos judiciales en particular.
Sin embargo creemos que estos indicadores nos servirán de base
para darnos una idea de lo anclado que se encuentra el problema de
la carga procesal en nuestro sistema de administración de justicia y
sobre todo en materia penal. Es así que las propuestas de soluciones
para esta crisis, deben observar todos los ámbitos de la realidad
judicial peruana en base a estudios serios y datos ciertos. Creemos
desde nuestro punto de vista que en el ámbito procesal penal, la
inserción de mecanismos de simplificación que tiendan a solucionar
o por lo menos reducir la carga procesal, escapa al ámbito de lo
estrictamente dogmático y jurídico para ser producto de una política
integral de transformación de la justicia hacia la celeridad y eficacia
del proceso, por ello, en los siguientes capítulos se analizará este
mecanismo de simplificación no solo del ámbito dogmático sino
también de la realidad práctica.
3. El Nuevo Código Procesal Penal: Reforma del
Proceso Penal
3.1. Tendencias Reformistas desde la Periferia
La promulgación del Nuevo Código Procesal Penal (Decreto Legislativo
Nº 957) viene a ser la consecución natural de una tendencia
reformista que comenzó en nuestra región desde la década de los 80’
con las discusiones sobre una posible reforma procesal penal29 para
sustituir el obsoleto sistema procesal inquisitivo reformado o mixto,
y posteriormente con la adopción de códigos acusatorios por varios
países latinoamericanos30. Es así que esta tendencia reformista se ha
visto a lo largo de estos años fundamentada, como señala Julio Maier
por una necesidad política y necesidad práctica, ya que en la realidad
el proceso penal actual no cumple con sus fines primarios31.
29
Se entiende por “reforma” señala Alberto Bovino “no como una serie de
modificaciones dirigidas a reestructurar o reconfigurar el procedimiento penal anterior
– o el contexto normativo que lo organizaba -, sino como una transformación que afecta
los componentes fundamentales de la estructura de la administración de justicia penal
en sentido amplio”. Bovino, Alberto. Proceso Penal y Derechos Humanos: la reforma
de la administración de la justicia penal. Ob.cit. Pág. 9.
30
Podemos citar los siguientes países y los años de puesta en vigencia de sus respectivos
códigos: Argentina (1991) y en sus provincias (1992 y 1997); Guatemala (1992); Costa
Rica (1996); El Salvador (1997); Honduras (1997); Venezuela (1998); Paraguay (1998);
Bolivia (1999); Chile (2000); Ecuador (2000); Nicaragua (2001); República Dominicana
(2002); Perú (2004); Colombia (2004) y México, en algunos de sus estados (2006).
31
Señala Maier como sus posibles fines primarios: “persecución penal de los delitos,
para lograr cualquiera de los fines que se atribuye a la pena, garantía de los derechos
fundamentales de los habitantes de un país, en fin, logro de la paz social mediante una
solución correcta de los conflictos sociales, indispensable para vivir democráticamente
y sin violencia extrema”. Maier, Julio. Democracia y administración de justicia penal en
Iberoamérica. Los proyectos para la reforma del sistema penal. En: Revista Jueces para
la Democracia. N° 16 y 17. Febrero – marzo. 1992. Pág. 152.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
160
Williams Alexander Robles Sevilla
En ese sentido, la reforma procesal penal – según Sánchez Velarde32 se orientó básicamente bajo los siguientes postulados:
– El Proceso se inspira en el sistema acusatorio, donde las partes
procesales ven garantizadas su intervención en observancia del
principio de igualdad procesal y donde el órgano jurisdiccional
desempeña la función principal de tercero dirimente.
– El sistema acusatorio implica una clara distinción de las funciones
de acusación y de juzgamiento. El Ministerio Público carece de
jurisdicción y el titular de esta no asume función de persecución
del delito.
– El Ministerio Público, asume la titularidad de la investigación
oficial. El ejercicio del ius puniendi que tiene el Estado, si bien se
pone de manifiesto al momento de dictarse resolución definitiva
por el juzgador, se viabiliza a través de otro órgano: el Fiscal que,
como titular de la acción penal, promueve, dirige o conduce la
investigación de los hechos considerados punibles y luego sostiene
la acusación, si fuere el caso, ante los tribunales.
– La ampliación de facultades encomendadas al Ministerio Público,
exige una modificación de su ley orgánica. En primer lugar, en
cuanto a su autonomía funcional, sea externa como interna;
resultando necesaria en este último aspecto, la instauración de
mecanismos de control de las decisiones o resoluciones fiscales por
el inmediato superior y solo cuando así lo exija el procedimiento.
En segundo lugar, es necesario alcanzar una similitud orgánica
al que corresponde al órgano jurisdiccional, tanto desde el punto
de vista funcional como estructural y además en correspondencia
en el nivel jerárquico, derechos e incompatibilidades, lo que es de
reconocimiento constitucional33.
Estas modificaciones a la estructura orgánica del proceso tienen por
finalidad construir un proceso penal que sea eficiente y rápido, en
todos los ámbitos de la criminalidad y con especial referencia en la
no convencional. Este modelo procesal tiene objetivos ciertamente
singulares, en ese sentido Ore Guardia34 señala los siguientes:
– Perseguir y sancionar la criminalidad grave. Esto es posible gracias
a la implementación de mecanismos de selección de los casos que no
Sánchez Velarde, Pablo. Manual de Derecho Procesal Penal. Editorial IDEMSA.
1º edición. Lima – 2004. Pág. 220.
33
De igual parecer Gómez Colomer, Juan Luis. “La Instrucción del proceso penal
por el Ministerio Fiscal: Aspectos estructurales a la luz del Derecho Comparado”. En:
Revista Peruana de Derecho Procesal. Nº 1. Lima – 1997. Pág. 338.
34
Ore Guardia, Arsenio y Ramos Dávila, Liza. Aspectos Comunes de la Reforma
Procesal Penal en América Latina. En sitio web: http://www.incipp.org.pe/index.php?
mod=documento&com=documento&id=44. Fecha de Consulta: 15 de agosto de 2011.
32
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
161
deben ingresar al aparato judicial, por su menor gravedad o porque
entorpecen la labor de los órganos de investigación, incrementando
innecesariamente la carga procesal.
– Mejorar la calidad de las decisiones de los órganos judiciales.
Finalidad que se pretende alcanzar con la implementación de
una nueva metodología de trabajo que privilegia la oralidad, la
inmediación y la contradicción.
– Ampliar el ámbito de protección de la víctima: Con la implementación
de programas de justicia restaurativa y de reparación integral
efectiva.
– Lograr una mayor confianza pública en las instituciones penales,
como efecto derivado de la consecución de los anteriores
objetivos.
Como hemos señalado, esta tendencia reformista tiene postulados
y objetivos claros, ciertamente singulares, que a pesar de que las
finalidades de este proceso de reforma en la región también se puedan
ver reflejadas en otras latitudes35, podemos afirmar que existe una
identificación común en la tendencia reformista de Latinoamérica.
Esto sin duda ha sido producto de experiencias político – históricas
coincidentes. Así lo afirma Ore Guardia cuando dice “tal sinergia se
vio alimentada por un conjunto de factores comunes en la región que
nos permiten hablar de “fenómenos idiosincráticos coincidentes”, tales
como: a) la herencia institucional de la Colonia; b) similares debilidades
institucionales, c) problemas comunes del desarrollo económico; d)
las décadas de sometimiento a gobiernos autoritarios, e) conflictos
armados, f) la necesidad de responder ante los fenómenos delictivos
como el terrorismo, narcotráfico y criminalidad patrimonial violenta, g)
cierto condicionamiento reflejo de la respuesta penal ante el incremento
de los índices de seguridad ciudadana, h) la diversidad cultural de las
poblaciones que habitan en la región, entre otros36”.
En ese sentido Gimeno Sendra “Las Reformas habidas en el ordenamiento procesal
penal español no ha sido ajenas a las que se han sucedido en estos últimos años en
Europa, si bien con una importante peculiaridad y es la que, debido al advenimiento
tardío de la democracia, las reformas procesales penales surgidas con posterioridad
a la promulgación de nuestra Constitución de 1978 gozan de una gran dosis de
ambigüedad como consecuencia de la superposición simultánea en el tiempo de las
dos antiéticas políticas legislativas anteriormente mencionadas: la consolidación de los
derechos humanos en el nuevo proceso penal de la democracia, de un lado, y de su
limitación, de otro, ante la imperiosa necesidad de incrementar la defensa social frente
a la amenaza terrorista”. Gimeno Sendra, Vicente. Derecho Procesal Penal. Editorial
Colex. 7º edición. Madrid – 1997. Pág. 31.
36
Ore Guardia, Arsenio y Ramos Dávila, Liza. Aspectos Comunes de la Reforma
Procesal Penal en América Latina. Ob.cit. Pág. 1-2.
35
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
162
Williams Alexander Robles Sevilla
En ese sentido Máximo Langer37 afirma, que por lo general, las normas,
leyes y políticas públicas normalmente se difunden desde el centro a
la periferia – es decir, de países desarrollados a países en desarrollo,
de occidente a oriente, o del norte al sur – o como resultado exclusivo
de las dinámicas domésticas de los países adoptantes. Es decir que
los países centrales pueden influenciarse mutuamente respecto a la
adopción de leyes, normas y políticas públicas, así como competir
entre ellos para influenciar a los países periféricos. Sin embargo, los
países periféricos y sus actores están limitados a ser receptores de las
leyes, normas y políticas públicas que son producidas y diseminadas
desde los países centrales. En contraste con este modelo – el autor –
identifica un modelo que llama “difusión desde la periferia”. En este
modelo los actores en países periféricos o semiperiféricos articulan
y tienen un rol crucial en la difusión de leyes, normas y políticas
públicas a otros países centrales o periféricos.
La posición del Dr. Langer, ciertamente se sustenta en el sentido de
que las reformas procesales penales llevadas a cabo en Latinoamérica
están siendo discutidas recientemente en varios de los círculos
académicos, analizando cada una de sus innovaciones, sobre todo en
lo que se refiere al modelo seguido del Código Procesal Penal modelo
para Iberoamérica38.
En nuestro país, la promulgación del nuevo código procesal penal
significó el cambio de sistema procesal penal del inquisitivo al
acusatorio; sin embargo con la puesta vigencia progresiva de este
código en los varios distritos judiciales del país, se pone en evidencia
ciertas prácticas consideradas “comunes” pero que representan una
corriente inquisitiva que aún se encuentra presente en nuestro sistema
de administración de justicia39. Este es el mayor reto a superar para
su exitosa implementación.
Langer, Máximo. Revolución en el Proceso Penal Latinoamericano: Difusión de las
Ideas Legales desde la Periferia. Centro de Estudios de Justicia de las Américas –
CEJA. 2007. Pág. 5 y ss.
38
Para revisar la reseña histórica de su creación. Vid. Langer, Máximo. Revolución
en el Proceso Penal Latinoamericano: Difusión de las Ideas Legales desde la Periferia.
Ob.cit. Pág. 27 – 28.
39
Sumado a ello el problema de la desconfianza del ciudadano hacia el sistema de
administración de justicia que constituye una de las herencias del sistema procesal
anterior. En ese sentido Burgos Mariños señala los problemas que tiene el
ciudadano al afrontar un proceso penal. “En primer lugar, hay que advertir la imagen
que el Juez refleja en el viejo modelo por el lugar donde trabaja resolviendo los casos,
y sin duda a equivocarnos, el ciudadano lo que observa es un edificio con muchas
oficinas y muchos empleados, donde la cultura inquisitiva y secretista de varios siglos
atrás, ha diseñado una imagen del Juez como si fuera el señor feudal que se encierra
en su castillo(…)En segundo lugar, el procedimiento escrito ha creado muchos ritos y
formalidades que han convertido al proceso penal en un proceso muy dilatado, con un
lenguaje muy complicado en las sentencias y escritos de los abogados(…)En tercer lugar,
el proceso escrito ha generado una subcultura de la corrupción y la mediocridad, como la
forma más práctica de litigar los casos por parte de los abogados y que involucra a todo
el sistema desde el nivel policial”. Burgos Mariños, Víctor. El Nuevo Código Procesal
Penal: Realidad o Ficción. En página web: http://www.unifr.ch/ddp1/derechopenal/
articulos/a_20080804_02.pdf. Fecha de consulta: 05 de mayo de 2011. Pág.
37
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
163
3.2. El Sistema Procesal Penal del Nuevo Código Procesal Penal
Como hemos señalado, las tendencia reformista en Latinoamérica se
caracteriza por la adopción del sistema acusatorio “moderno” que en
contraposición al sistema inquisitivo, sugiere una clara división de
funciones entre los sujetos procesales40, siendo que el Fiscal durante
la etapa de investigación, va a ser el encargado de promover la acción
penal y dirigir la investigación, mientras que el juez se encargará
de autorizar la realización de actos o diligencias de investigación
que supongan una restricción de los derechos fundamentales del
imputado, en ese sentido el Juez en el marco de la investigación
actuará como un juez de garantías41; por considerarlo el modelo
más adecuado para perseguir los fines del proceso sin vulnerar las
garantías constitucionales del procesado.
En nuestra literatura jurídica especializada, no existe consenso entre
cual es la denominación para el sistema procesal penal adoptado en
nuestro nuevo código procesal penal; en ese sentido algunos autores
señalan que es un proceso penal acusatorio moderno42, otros que
es un proceso penal acusatorio contradictorio43; existen algunos
que lo vinculan con el adversary system al considerarlo un proceso
penal acusatorio – adversarial44; mientras que otros resaltan su
tendencia garantista cuando lo denominan proceso penal acusatorio garantista45. Conviene resaltar que fuera de la denominación que se le
atribuya, el nuevo código procesal penal se estructura y edifica sobre
la base del modelo acusatorio, cuyas grandes líneas rectoras son la
En ese sentido señala Ferrajoli respecto al Código de Procedimientos Penales
Italiano de 1988 que acoge el modelo acusatorio lo siguiente “Rompiendo una tradición
plurisecular, el nuevo código ha adoptado el sistema acusatorio, no expresamente
previsto por la Constitución, configurando el nuevo proceso como una relación triple
entre juez, acusación y defensa, antiética no sólo con relación al proceso medieval,
de tipo enteramente ‘inquisitorial’, sino también con relación al ‘mixto’ del viejo código
Rocco, construido sobre la confusión, en la fase instructoria, entre juez y acusación y
sobre la recíproca relación investigador – investigado”. Ferrajoli, Luigi. Derecho y
Razón. Teoría del Garantismo Penal. Editorial Trotta. 1° edición. Madrid – 1995. Pág.
734.
41
En ese sentido Del Rio Labarthe señala El Juez de Garantías cumple así, en la
Investigación Preparatoria, una función de control, que no busca definir o determinar la
labor del fiscal, sino más bien cautelar que dicho rol se ejerza respetando los derechos
fundamentales del imputado y las garantías que asisten a la víctima. Por esta razón
se le como un contrapeso de la actuación del MP”. Del Rio Labarthe, Gonzalo. La
Etapa Intermedia en el Nuevo Proceso Penal Acusatorio. ARA Editores. 1º edición. Lima
– 2010. Pág. 48.
42
Vid. San Martín Castro, César. Derecho Procesal Penal. Tomo I y II. Editorial
Grijley. 2º edición. Lima – 2003. Pág. 125.
43
Vid. Neyra Flores, José Antonio. Manual del Nuevo Proceso Penal & De Litigación
Oral. Ob.cit. Pág. 111 y ss
44
Herrera Velarde, Eduardo. ¿Estamos preparados para el Sistema Adversarial?
En
página
web:
http://www.incipp.org.pe/modulos/documentos/archivos/
sistemaadversarialherrera.pdf. Fecha de Consulta: 13 de julio de 2011.Pág. 2 y ss.
45
Cubas Villanueva, Víctor. El Nuevo Proceso Penal Peruano: Teoría y Práctica de
su implementación. Editorial Palestra. 1º edición. Lima – 2009. Pág. 32 -33.
40
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
164
Williams Alexander Robles Sevilla
separación de funciones de investigación y juzgamiento y la libertad
del imputado es la regla durante todo el proceso46.
En ese sentido las principales características de este nuevo sistema
son los siguientes:
– La separación de funciones de investigación y juzgamiento.
– El desarrollo del proceso conforme a los principios de contradicción
e igualdad.
– La garantía de la oralidad como la esencia del juzgamiento.
– La libertad del imputado es la regla durante todo el proceso.
– El proceso penal se divide en 3 fases: Investigación Preparatoria,
Fase Intermedia y Juzgamiento.
Es el sistema acusatorio “moderno” el que se erige como el modelo
más adecuado para lograr los fines del proceso penal, aunque esta
afirmación aún debe ser comprobada en la práctica. En cuanto nos
interesa este nuevo proceso penal también prevé mecanismos de
simplificación procesal (proceso inmediato, terminación anticipada,
colaboración eficaz) y salidas alternativas (principio de oportunidad,
acuerdos reparatorios) que permiten acelerar el proceso, procurando
con ello el respeto de las garantías constitucionales del proceso
y la rapidez y eficacia del proceso penal. En el siguiente capítulo
analizaremos solo uno de estos mecanismos que consideramos el más
utilizado en la mayoría de los distritos judiciales donde se encuentra
en vigencia el nuevo código procesal penal.
CAPÍTULO II
ASPECTOS GENERALES DE LA TERMINACIÓN ANTICIPADA EN
EL PROCESO PENAL PERUANO
1. Soluciones Político – Criminales para la crisis de
celeridad en el proceso penal peruano
El Proceso Penal no puede ser conceptuado simplemente como un
mecanismo creado para cumplir con el fin encomendado por el derecho
penal que es: aplicar la ley penal al caso concreto. Cierto es que esta
finalidad primaria constituye su razón de ser del derecho procesal
penal, sin embargo, su influencia en el sistema penal actualmente
escapa a esta concepción restrictiva.
El proceso penal como fenómeno cultural ha sufrido a lo largo
de los años innumerables modificaciones en su estructura y
funcionamiento, es así que influye notablemente en su evolución el
momento histórico - político por el que una nación atraviesa. Para
46
Vélez Fernández, Giovanna F. El Nuevo Código Procesal Penal: Necesidad del
cambio en el sistema procesal peruano. En página web: www.justiciaviva.org.pe/
nuevos/2007/marzo/01/5_velez.doc. Fecha de Consulta: 13 de mayo de 2011.Pág. 6.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
165
brindar uniformidad a esos cambios la doctrina ha encuadrado cada
una de sus características en los denominados sistemas procesales
que son: Sistema Acusatorio, Sistema Inquisitivo y Sistema Mixto. En
estos sistemas y sobre todo en las tendencias reformistas actuales, se
observa un claro enfrentamiento entre dos fuerzas.
Es así que Binder47 señala que la primera de estas fuerzas “es la que
se preocupa por establecer un sistema de garantías o resguardos
frente al uso de la fuerza estatal. Se procura en este caso evitar que
el uso de esta fuerza se convierta en un hecho arbitrario. Su objetivo
es, esencialmente, proteger la libertad y la dignidad de la persona.
La segunda de estas fuerzas o tendencias se inclina a lograr una
aplicación efectiva de la coerción penal. Su objetivo es lograr la mayor
eficiencia posible en la aplicación de la fuerza estatal48”. Estas dos
fuerzas cuando colisionan producen lo que la doctrina ha denominado
tensiones político – criminales en el proceso penal49.
Históricamente este ha sido el dilema al que se ha enfrentado el
derecho procesal penal, ya que tanto el derecho penal como el proceso
penal son los corresponsables de la configuración de la política
criminal y como ejes estructuradores de lo que se ha denominado
“Sistema Penal” o “Sistema de Justicia Penal”, que es el conjunto
de instituciones vinculadas con el ejercicio de la coerción penal y el
castigo estatal50.
En ese sentido, el derecho procesal penal definido por Maier como
“rama del orden jurídico interno de un Estado, cuyas normas instituyen
y organizan los órganos públicos que cumplen la función judicial
penal del Estado y disciplinan los actos que integran el procedimiento
necesario para imponer y actuar una sanción o medida de seguridad
penal51, se encuentra íntimamente relacionado con las respuestas al
delito y como llevarlas a cabo, es decir con la política criminal52.
Dentro de las Reformas Procesales Penales de los últimos años, se
han dado diferentes respuestas político – criminales al problema de
Binder, Alberto. Introducción al Derecho Procesal Penal. Editorial AD – HOC. 2º
edición. Buenos Aires – 2000. Pág. 56.
48
En ese sentido García Cavero, Percy. Consecuencias Político – Criminales de
la Implementación del Nuevo Sistema Procesal Penal. En Página Web: http://www.
incipp.org.pe/modulos/ documentos/archivos/procesopenal.pdf. Consultado el 15 de
agosto de 2011. Pág. 1 y ss.
49
Quién ha considerado con mayor amplitud el tema Binder, Alberto. Tensiones
Político – Criminales en el Proceso Penal. Ponencia presentada en el XXVIII Congreso
Colombiano de Derecho Procesal, Bogotá, 2007. Pág. 1 y ss.
50
Binder, Alberto. Introducción al Derecho Procesal Penal. ob.cit. Pág. 41.
51
Maier, julio. Derecho Procesal Penal. Tomo I. Fundamentos. Editores del Puerto. 2º
edición. Buenos Aires – 2004. Pág. 75.
52
La política – criminal ha sido definida por Binder como “el conjunto de decisiones
relativas a los instrumentos, reglas, estrategias y objetivos que regulan la coerción
penal. Y forma parte del conjunto de la actividad política de una sociedad”. Binder,
Alberto. Introducción al Derecho Procesal Penal. ob.cit. Pág. 45.
47
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
166
Williams Alexander Robles Sevilla
la crisis del proceso penal actual, considerando para efectos de este
trabajo solo el aspecto problemático de: la sobrecriminalización de las
conductas y la lentitud del proceso penal; para así cumplir con los
fines de celeridad y eficacia del proceso penal53.
En ese sentido y en cuanto nos interesa, analizaremos dos de las
respuestas brindadas.
1.1. Salidas Alternativas
Las salidas alternativas constituyen mecanismos procesales que
tienen por finalidad la culminación de la persecución penal antes de
que se inicie el proceso, o iniciado este antes que se dicte la sentencia.
En ese sentido sus principales instituciones son:
– Las facultades discrecionales de desestimación de casos reconocidas
a los fiscales para archivar denuncias y aplicar criterios de
oportunidad.
– La diversificación de soluciones al conflicto de fondo o salidas
alternativas en sentido estricto, que tienden a la búsqueda de
soluciones penales alternativas a la persecución, juicio y pena
tradicional.
El fundamento para la adopción de las salidas alternativas en el
proceso penal peruano, constituye la imposibilidad teórico – práctico
de que el Estado pueda perseguir eficientemente todas las causas
penales dado el gran número de criminalidad existente e incluso de
aquella que no se conoce; en este escenario las salidas alternativas
representan - como señala Cubas Villanueva - soluciones de alta
calidad, verdaderos equivalentes funcionales de una sentencia,
atienden a las necesidades específicas del conflicto, apuntando a las
posibilidades de rehabilitación del imputado, a la prevención de que
los hechos vuelvan a repetirse, el interés o temores concretos de la
víctima o terceros o bien alguna combinación de estas54.
53
En ese sentido señala Barona Vilar que en España dentro de las diferentes
respuestas que se han barajado, destaca las siguientes: a) Descriminalización de las
conductas penales.- Permitiría la reconfiguración del sistema punitivo, favoreciendo las
estructuras procesales y la eficiencia misma de la justicia penal; b) Mediación Penal y
protección a la víctima.- A través de la misma se pretende dar un papel preponderante
a la figura de la víctima, la gran olvidada en los sistemas procesales penales. Con
la mediación la víctima puede participar y llegar a un acuerdo no ya en lo que es
indisponible – la aplicación del Derecho Penal al caso concreto – sino en relación
con la posible reparación del daño; y c) La conformidad del acusado.- Constituye una
institución eficaz, si entendemos por eficacia la reducción de asuntos, el acotamiento de
las causas, la búsqueda de una solución ágil y rápida en los procesos penales. Barona
Vilar, Silvia. La Justicia Penal y la Celeridad: luces y sombras. Ob.cit. Pág. 78 y ss.
54
Cubas Villanueva, Víctor. El Nuevo Proceso Penal Peruano: Teoría y Práctica de
su implementación. Ob.cit. Pág. 539 – 540.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
167
En nuestra legislación se pueden encontrar como salidas alternativas
al Principio de Oportunidad y los Acuerdos Reparatorios.
1.2. Mecanismos de Simplificación Procesal
El fundamento para la instauración de mecanismos de simplificación
procesal dentro del proceso penal peruano responde al alto índice
de casos sin resolver que constituye un problema para el sistema de
administración de justicia y para los justiciables que se denomina
“carga procesal55”.
En ese sentido afirma Neyra flores, por ello y con el fin de descongestionar
al proceso común, el NCPP recurre a formas simplificadas de tramitación
del proceso penal, como son los casos de terminación anticipada, el proceso
inmediato y la colaboración eficaz; así pues, estos procesos desarrollan un
trámite reducido en comparación con el proceso común, en la medida que
el íter procesal de aquellos contiene menos fases que este56.
2. El Proceso Especial de Terminación Anticipada
2.1. Concepto
El Proceso Especial de Terminación Anticipada puede ser conceptuado
como una institución consensual que permite la solución del conflicto
jurídico – penal, en forma alternativa, y hasta preferente, por su rapidez y
eficacia a la conclusión tradicional en un juicio público y contradictorio.
Es una suerte de transacción previa a la etapa final de juzgamiento que
evidentemente contiene concesiones recíprocas, el imputado negocia la
admisión de culpabilidad y el fiscal negocia una reducción de pena57.
La finalidad de este proceso es evitar la continuación de la investigación
judicial y el juzgamiento si de por medio existe un acuerdo entre el
imputado y el Fiscal, aceptando los cargos de la imputación el primero
y obteniendo por ello el beneficio de la reducción de la pena de una
sexta parte. Se trata en esencia de una transacción penal58 para evitar
un procedimiento innecesario59.
Como señalamos en el capítulo II este es un problema que tiene diferentes causas pero
que sus repercusiones son uniformes en la mayoría de los sistemas de administración
de justicia en el sistema comparado.
56
Neyra Flores, José Antonio. Manual del Nuevo Proceso Penal & De Litigación Oral.
Ob.cit. Pág. 427.
57
Taboada Pilco, Giammpol. “El Proceso Especial de Terminación Anticipada en el
Nuevo Código Procesal Penal”. En: Revista Gaceta Penal & Procesal Penal. Tomo II.
Editorial Gaceta Jurídica. Lima, agosto 2009, pág.33 .
58
En ese sentido opina Reyna Alfaro al considerar a la terminación anticipada
como “una transacción, un acuerdo interpartes, en la medida que los sujetos procesales
involucrados (Ministerio Público y acusado) se otorgan recíprocas concesiones”. Reyna
Alfaro, Miguel. La Terminación Anticipada en el Código Procesal Penal. Jurista
Editores. 1° edición. Lima 2009. Pág. 135.
59
SÁnchez Velarde, Pablo. El Nuevo Proceso Penal. Ob.cit. Pág. 384 - 385.
55
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
168
Williams Alexander Robles Sevilla
2.2. Antecedentes
Ciertamente para identificar los antecedentes de la terminación
anticipada tenemos que remitirnos a dos fuentes históricas,
vertientes del principio de consenso: el plea bargaining del sistema
norteamericano y el patteggiamento del sistema italiano.
El plea bargaining es definido como aquel procedimiento de definición
de un proceso penal medido entre la acusación y la defensa mediante
un acuerdo (agreement) sobre las condiciones a las que se subordina
la declaración de culpabilidad. Es decir, el acto mediante el que el
imputado admite su culpabilidad, conformándose con el cargo o los
cargos que se le imputan, a cambio de una reducción de la condena o
de alguna concesión del estado60.
El patteggiamento, del sistema italiano es considerado como la
aplicación de la pena a instancia de las partes, en ese sentido constituye
el máximo exponente de la justicia negociada en el ordenamiento
italiano. Mediante este instituto procesal, el imputado y el fiscal
solicitan al juez que, tras el reconocimiento de la responsabilidad
penal por el delito, imponga la pena prevista en el Código Penal
reducida en un tercio. Es decir que es un mecanismo premial, en el
cual, el imputado no solo obtiene una reducción de la pena sino que
también podrá disfrutar de otros beneficios61.
Nuestra institución de la terminación anticipada del proceso a nuestro
tiene como antecedente al instituto del patteggiamento del sistema
italiano ya que a diferencia del plea bargaining esta no se centra en
discutir la culpabilidad del agente, sino en las consecuencias jurídicas
del mismo62.
3. La Terminación Anticipada
Procedimientos Penales de 1940
en
el
Código
de
El Proceso de Terminación Anticipada no fue incorporado en nuestro
ordenamiento nacional por el Código de Procedimientos Penales de
1940; sino que fue la Ley N° 26320 y la Ley N° 28008 ambas referidas
al delito de tráfico ilícito de drogas que la regularon en sus artículos
2° y 20° expresamente.
Barona Vilar, Silvia. La Conformidad en el Proceso Penal. Editorial Tirant lo
Blanch. 1° edición. Valencia - 1994. Pág. 53.
61
En ese sentido Doig, Yolanda. “El Proceso de Terminación anticipada en el Nuevo
Código Procesal Penal de 2004”. Ob.cit. Pág. 107
62
En ese sentido San Martín Castro, César. Derecho Procesal Penal. Tomo II.
Editorial Grijley. 2° edición. Lima - 2003. Pág. 1383 y ss.; Cubas Villanueva,
Víctor. El Nuevo Proceso Penal Peruano: Teoría y Práctica de su implementación. Ob.cit.
Pág. 135 y ss: Sánchez Velarde, Pablo. El Nuevo Proceso Penal. Ob.cit. Pág. 385;
en una posición contraria Reyna Alfaro, Miguel. La Terminación Anticipada en el
Código Procesal Penal. Ob.cit. Pág. 123 y ss.
60
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
169
De su lectura podemos apreciar que se sientan las bases sobre las
cuales el nuevo código procesal penal desarrollará normativamente
esta institución. Un aspecto importante que cabe señalar de esta
regulación, es la relativa a que señala que tanto el Fiscal como el
imputado solo negociaran y llegarán a un acuerdo solo en las cuestiones
relativas a las circunstancias del hecho punible y en la cuantía de la
pena; estableciendo como fuente directa el pattegiamiento del sistema
italiano.
Asimismo, si se produce el acuerdo entre el fiscal, el imputado y su
defensor, intervendrá el juez, a quien le corresponde hacer una labor
de control de legalidad en relación a la calificación jurídica del hecho,
a la pena y la reparación civil acordadas y al fundamento probatorio
de la imputación. Si no es posible superar estos controles, el juez debe
dictar un auto fundamentado desaprobando el acuerdo de las partes.
Por el contrario si se superan con éxito los controles, el juez dictará
la sentencia de consenso. Ésta, es una sentencia de condena, objeto
de consulta obligatoria. En este caso, será el superior tribunal quien
decidirá en definitiva si el acuerdo es legal o no63. Los beneficios a los
que accede el imputado al acogerse a este proceso son: a) la rebaja
de la sexta parte de la pena; b) rebaja de la pena hasta por debajo
del mínimo legal por la confesión sincera. En ese sentido una de las
críticas, que se le hizo en su momento, a la terminación anticipada
consistía en la poca regulación que existía sobre la determinación
judicial de la pena entendiéndose por ello que esta ya estaba negociada,
lo que producía penas meramente simbólicas que eran algunas veces
aceptadas por el Juez Penal en el acuerdo; sin tomar en consideración
que una de las causales para desaprobar el acuerdo era la equivocada
tasación de la pena.
4. El Proceso Especial de Terminación Anticipada en el
Nuevo Código Procesal Penal
4.1. Procedimiento
El Nuevo Código Procesal Penal regula la Terminación Anticipada
del Proceso en el art. 468 ° al 471 °. En ellos se prevén las pautas
normativas para el desarrollo de este proceso. A estos efectos nosotros
haremos una referencia breve al procedimiento:
a.El art. 468º numeral 1, considera al Fiscal y al imputado, como
sujetos legitimados para solicitar al Juez de la Investigación
Preparatoria, obviando a la víctima como sujeto legitimado.
63
Cubas Villanueva, Víctor. El Nuevo Proceso Penal Peruano. Teoría y Práctica de
su Implementación. Ob.cit. Pág. 578 - 579.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
170
Williams Alexander Robles Sevilla
b.La solicitud que de inicio al proceso especial de terminación
anticipada puede plantearse una vez que se haya emitido la
disposición fiscal de formalización de la investigación preparatoria
hasta antes de que el Fiscal formule acusación
c.La solicitud contendrá el requerimiento para la celebración de la
audiencia privada de terminación anticipada, por única vez, la cual
no paraliza el proceso.
d. Según el art. 468º inc. 2º señala que el Fiscal y el imputado podrán
presentar una solicitud conjunta y un acuerdo Provisional sobre
la pena y la reparación civil y demás consecuencias accesorias.
Asimismo podrán realizar reuniones preparatorias informales.
e. El art. 468º inc. 3 indica que el requerimiento fiscal o solicitud
del imputado será puesta en conocimiento de todas las partes
por el plazo de cinco días, quienes se pronunciarán acerca de la
procedencia del proceso de terminación anticipada y, en su caso,
formular sus pretensiones64.
f. En el inc. 4º del art. 468º señala que una vez vencido el plazo de
absolución del traslado, el juez de investigación preparatoria fijará
fecha y hora para la celebración de la audiencia de terminación
anticipada. La audiencia se instalará con la presencia del imputado
y su abogado defensor de manera obligatoria mientras que la
presencia de los demás sujetos procesales es facultativa. Acto
seguido, el Fiscal presentará los cargos que como consecuencia
de la investigación preparatoria surjan contra el imputado y este
tendrá la oportunidad de aceptarlos, todo o en parte, o rechazarlos.
Luego el Fiscal informará al Juez de la Investigación Preparatoria
que ha sostenido reuniones preparatorias, producto de las cuales
han llegado a un acuerdo provisional sobre la pena y la reparación
civil que se debe imponer. El Juez de la Investigación Preparatoria,
deberá inmediatamente después explicar al procesado los alcances
y consecuencias del acuerdo, así como las limitaciones que
representa la posibilidad de controvertir su responsabilidad.
g.Posteriormente, el juez instará a las partes a que lleguen a un
acuerdo, y podrá suspender la audiencia por breve término, pero
deberá continuar el mismo día. Esto significa – según Peña Gonzales
– que el juez debe intervenir para facilitar el acuerdo provisional
realizado entre el fiscal, el imputado y su abogado defensor, o que
se puede realizar sin acuerdo previo, situación que se presenta
En ese sentido señala Yolanda Doig “Ahora bien, dado que la terminación anticipada
constituye un acto de postulación realizado por el imputado o el Ministerio Público en el
marco de unas diligencias preparatorias, es evidente que estará informado por el principio
de publicidad relativa, consistente en dar cuenta del contenido de la investigación a las
partes y a sus abogados”. Doig, Yolanda. “El Proceso de Terminación anticipada en el
Nuevo Código Procesal Penal de 2004”. En: Revista Actualidad Jurídica. Tomo 149º.
Editorial Gaceta jurídica. Lima - 2006. Pág. 112.
64
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
171
normalmente cuando es el imputado quién solicita la terminación
anticipada del proceso65”.
h.Si el fiscal y el imputado llegan a un acuerdo acerca de las
circunstancias del hecho punible, de la pena, reparación civil y
consecuencias accesorias a imponer, incluso la no imposición de
una pena privativa de libertad efectiva, así lo declaran ante el juez
debiéndose consignar expresamente en el acta respectiva.
i. De acuerdo al artículo 468º inc. 6, si el Juez considera que la
calificación jurídica del hecho punible y la pena a imponer, de
conformidad con lo acordado, son razonables y obran elementos de
convicción suficientes, dispondrá en la sentencia la aplicación de
la pena indicada, la reparación civil y las consecuencias accesorias
que correspondan al enunciar en su parte resolutiva que ha tenido
acuerdo. Por otro lado, dictará la absolución si no cumple con los
requisitos previstos en el art. 398º del Código Procesal Penal.
j. La sentencia es apelable66.
k.La aplicación de la terminación anticipada no muestra mayores
inconvenientes cuando se trata de casos de naturaleza individual o
aquellos que pueden ser considerados sencillos, es decir, en donde
trata de un delito y/o de un solo imputado. El nuevo código en el
art. 469º establece que cuando se trate de procesos complejos sea
por la pluralidad de imputados o delitos, se requerirá el acuerdo de
todos aquellos y por todos los cargos que se incrimine a cada uno,
lo que significa alcanzar los objetivos de este proceso especial pues
se podrá abreviar todo el proceso y dictar sentencia. Sin embargo,
la misma ley también establece que se podrán realizar acuerdos
parciales solo cuando se trate de delitos conexos y en relación con
otros imputados, lo que significará que deberán separarse hechos,
calificaciones jurídicas e imputadas para posibilitar el acuerdo con
el fiscal. En ese sentido señala Sánchez Velarde que “En la práctica
ello será muy difícil culminar con éxito este proceso especial, pues el
acuerdo parcial podrá perjudicar la investigación integral y conllevar
el acuerdo parcial podría perjudicar la investigación integral y
conllevar la declaración de improcedencia del pedido o también
podría afectar la posibilidad de acumulación67”
Peña Gonzales, Oscar; Almanza, Frank y Benavente Chorres, Hesbert. Los
Procesos Penales Especiales. Asociación Peruana de Ciencias Jurídicas y Conciliación
1º edición. Lima, 2010. Pág. 422.
66
Según Reyes Alvarado “para admitir la apelación puede aplicarse lo dispuesto en
el articulo 416.1.e del CPP, en el extremo que indica que el recurso de apelación procede
contra los autos que causen gravamen irreparable, para lo que el recurrente tendrá
que justificar porque el perjuicio irreparable que le ha causado la desaprobación del
acuerdo, de ser así debe admitirse el recurso interpuesto”. Reyes Alvarado, Víctor.
“El Proceso Especial de Terminación Anticipada y su aplicación en el distrito judicial
de Huaura a partir de la vigencia del código procesal penal del 2004”. En: Revista
Actualidad Jurídica. Tomo 156º. Editorial Gaceta Jurídica. Lima - 2006.
67
Sánchez Velarde, Pablo. El Nuevo Proceso Penal. Ob.cit. Pág. 393 -394.
65
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
172
Williams Alexander Robles Sevilla
5. Cuestionamientos a su regulación
La doctrina más reciente y seria ha realizado críticas a nivel teórico
sobre la regulación del Proceso Especial de Terminación Anticipada,
que ciertamente han sido increpadas en primer lugar a sus fuentes
directas: el patteggiamento68 del sistema italiano y la legislación
colombiana. Es así que a continuación analizaremos las críticas más
importantes provenientes de la doctrina más autorizada sobre el tema:
5.1. El Peligro de la Privatización del Proceso Penal
Una crítica más general, la hace el profesor Dr. Velásquez Velásquez,
que advierte que la privatización de la justicia penal es una tendencia
que degrada los fines del derecho penal. En ese sentido ha recogido
las siguientes críticas sobre la aplicación de los acuerdos negociados
en el sistema penal69:
– Se quebrantan los derechos y garantías del imputado por varios
motivos: las negociaciones tienen lugar en un momento en el
cual el conocimiento sobre el caso es fragmentario; existe notoria
desigualdad, injusticia y falta de seguridad; es preferible entonces,
declararse culpable que verse sometido al escarnio público o a una
condena más dura.
– Señala – como el profesor Langbein – que este diseño opera por
intimidación, de tal manera que si el sujeto pretende hacer valer
sus derechos, el Estado lo amenaza con una sanción severa.
– El Ministerio Fiscal se vuelve el sujeto central de la actuación, pues
sus poderes son tan grandes que es él – dice Lynch - el llamado a
ejercitar no solo su tradicional discrecionalidad para imputar cargos,
sino también, de hecho, determina la culpabilidad y fija la pena.
En ese sentido Rodríguez García al comentar las críticas al pateggiamento
italiano: “al optar el legislador italiano por esta solución y no por otras como medio para
conseguir la ansiada –deflazione processuale– va a plantear numerosos problemas,
especialmente por el hecho ya conocido de la experiencia norteamericana de que las
formas de justicia contratada son mal vistas por la sociedad, a pesar de los beneficios
generalizados con que se pretende justificar su adopción. Hay que poner los medios
necesarios para reducir el riesgo de que estas formulas de administrar justicia conviertan
en sumario a un sistema judicial que pretende ser solamente simplificado, puesto que
esto hace que muchos vean al patteggiamento como un mecanismo extraño al proceso
acusatorio donde la administración de justicia sufre una grave pérdida de credibilidad
puesto que se producen condenas sumarias fruto del poder dispositivo concedido a las
partes en un proceso genuinamente acusatorio de objeto indisponible”. Rodríguez
García, Nicolás. La Justicia Penal Negociada. Experiencias de Derecho Comparado.
Ediciones Universidad de Salamanca. 1º edición. Salamanca – 1997. Pág. 204.
69
Velásquez Velásquez, Fernando. “La Justicia Negociada: un ejemplo del
peligro de la privatización del proceso penal con el nuevo sistema”. Ponencia inaugural
presentada el día cinco de octubre de 2009, en el Congreso de Estudiantes de Derecho
Penal sobre “Evaluación y retos del sistema procesal penal acusatorio: un debate
sobre sus debilidades y perspectivas”, Bogotá, Colombia. En página Web: http://www.
sergioarboleda.edu.co/santamarta/institucional/escuelas/derecho/eventos/1er_
congreso_penal/ponencias/2009_velasquez_justicia_negociada.pdf. Pág. 10 - 11.
68
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
173
– Conduce a una verdadera denegación de justicia penal con la
consiguiente pérdida de credibilidad del sistema penal a los ojos
del ciudadano, y que, por ende, es acusatorio solo desde el punto
de vista formal y no material.
– Se advierte con este esquema de juzgamiento hay un gran perdedor:
el interés público que no puede mantener un sistema de justicia
criminal basado en la verdad material y en la corrección de las
condenas en relación con la exactitud de los hechos y que, de
contera, tampoco puede desarrollar un programa de tratamiento
correccional en atención a la particular problemática del condenado.
Asimismo, advierte la responsabilidad de la Fiscalía al momento de
aplicar “cuestionables” prácticas sobre los mecanismos de negociación.
Señala como algunas de estas prácticas las siguientes70:
a. Se alegan hechos inexistentes o se recortan los demostrados;
b.Se hacen calificaciones jurídicas incorrectas y este fenómeno se
empieza a presentar desde los estadios más primigenios: los fiscales
delegados no son los más preparados y formulan imputaciones
improcedentes, con lo cual – desde sus inicios – se torpedea el
sistema de las negociaciones;
c. Se inflan las imputaciones como si se tratase de hacer un nuevo
milagro de la multiplicación de los panes y de los peces;
d.Se hacen modificaciones incorrectas de la calificación jurídica dada
en la acusación, sin llevar a cabo ningún ajuste a los hechos;
e. Se teje la manipulación del hecho punible o de alguna circunstancia
fáctica, con el fin de dar lugar a una calificación jurídica menos
grave; o,
f. Se alegan hechos atenuantes (inexistentes) o se abandonan hechos
agravantes (existentes).
Todas las críticas antes mencionadas tienen como común denominador
la afirmación de que la incorporación de mecanismos consensuales
o actos de negociación en el sistema penal resulta inviable. Sea por
las razones antes expuestas o porque, desde esta perspectiva, el
derecho penal y el derecho procesal penal deben resguardar el fin
primordial por el cual han sido creados, que es la persecución de las
conductas delictivas de mayor gravedad y relevancia social. Es así
que desde esta perspectiva, cualquier intento por acordar o negociar
la responsabilidad penal y la pena, ya sea con el fin de reducir costos
Velásquez Velásquez, Fernando. “La Justicia Negociada: un ejemplo del peligro
de la privatización del proceso penal con el nuevo sistema”. Ob.cit. Pág. 28 - 29.
70
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
174
Williams Alexander Robles Sevilla
al Estado, como si se tratase de un negocio deviene en desnaturalizar
la esencia del derecho penal; independientemente de la efectividad de
su aplicación en la práctica.
A nuestro parecer, resulta evidente que las críticas señaladas por
el Dr. Velásquez a estos mecanismos de negociación tienen cierto
asidero y obtienen respaldo por un sector de la doctrina crítica. Sin
embargo, ante los problemas de falta de celeridad del proceso penal y
el constante aumento de la carga procesal que afrontan en la realidad
nuestros sistemas judiciales de la región, especialmente en materia
penal, las reformas procesales penales adoptaron estos mecanismos
consensuales -en nuestro caso, bajo la forma de la terminación
anticipada- como una respuesta frente a este problema que no es
nuevo pero que hasta el momento parece no tener solución.
Consideramos por ello que tales críticas, son de ayuda para el
mejoramiento de estas instituciones tanto en la doctrina como en
la práctica, para hacerlas más garantistas y adecuarlas a nuestra
realidad jurídica. Quizás, este sea el comienzo de un mejoramiento
en nuestro sistema de justicia penal que conlleve una dependencia
a unas determinadas instituciones como respuesta al problema de
la carga procesal, en ese caso, no estaríamos muy lejos del sistema
americano y su plea bargaining que a decir de Weninger “aún
entendiendo que efectivamente el plea bargaining conlleva elementos
de injusticia y desestabilización social, y en consecuencia, debería
desaparecer, mantienen que es un componente del proceso penal
americano y ven difícil que se suprima en la práctica judicial americana,
porque se produciría un stock en el desarrollo de los procesos penales
americanos71”.
5.2. Vulneración de las Garantías Constitucionales del Proceso
Un sector de críticas surgidas en torno a la aplicación de la
Terminación Anticipada en el proceso penal peruano, es la relativa
a su constitucionalidad. En ese sentido se afirma que es un proceso
vulnerador de las garantías constitucionales del proceso, como son:
– El acuerdo negociado priva al acusado del derecho a ser juzgado
por un tribunal imparcial.
– Se vulnera el derecho a la presunción de inocencia, al buscar una
aceptación de los cargos por parte del imputado lo que resulta
incompatible con el contenido esencial de la garantía de la
presunción de inocencia cuando esta no viene fundamentada por
una mínima actividad probatoria.
Weninger, R.A. citado por Barona Vilar, Silvia. La Conformidad en el Proceso
Penal. Ob.cit. Pág. 55.
71
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
175
– Una crítica de carácter político criminal es la referente a la
respuesta por parte del Estado en este proceso. Es decir que se
trata con severidad a quien siendo inocente, se declara culpable
para eludir el riesgo de una pena grave; se trata con indulgencia a
quien, siendo responsable, se vale de la aceptación de cargos para
recibir una pena menor72.
– Se crítica la posible afectación a la prevención general y especial
mediante el recurso a la terminación anticipada
Para resolver estas críticas, a las cuales podríamos aunar las
realizadas por el Dr. Velásquez en el apartado anterior, resulta
ilustrativo el comentario del profesor San Martín Castro, remitiéndose
a las decisiones de la Corte Costituzionale italiana, donde se señalan
seis cuestiones relativas al patteggiamento que resuelve considerando
la conformidad constitucional del procedimiento y, de otro lado,
precisando como debía entenderse la actuación del juez:
– En primer lugar, estableció que la terminación anticipada no es
una atribución del imputado sino ante una posibilidad de solicitud
de pena, con el consentimiento de la Fiscalía, que se presenta ante
el Juez (…) En este procedimiento, afirma la Corte, el juez en la
sentencia desarrolla un control de legitimidad sobre el acuerdo
mismo y no deja sin justificación la exactitud de la calificación
jurídica del hecho; el juez en consecuencia valora si la calificación
jurídica de los hechos y las circunstancias propuestas por las
partes son correctas.
– En segundo lugar, si bien el juez condena con el mérito de
los actuados preliminares, se impone en un marco en que el
imputado solicita una pena reduciendo al mínimo su imposición
y consiguientemente derecho a la libertad, así como utilizando del
derecho de defensa como instrumento para adquirir con seguridad
una pena mínima.
– En tercer lugar, la presunción de inocencia no se ve alterada en
su contenido esencial, desde que el imputado sólo renuncia a la
facultad de contestar la acusación contra él planteada. Para que el
Juez condene necesariamente debe encontrarse la responsabilidad
del imputado sobre la base de un mínimo de prueba en relación a
su responsabilidad.
 En cuarto lugar, el principio de motivación de las sentencias no
se ve afectado puesto que implícitamente lo está impuesto al juez
evaluar la congruencia de la pena solicitada en orden al principio
de legalidad de las mismas y a su orientación básica en orden a la
72
En ese sentido Reyna Alfaro, Miguel. La Terminación Anticipada en el Código
Procesal Penal. Ob.cit. Pág. 238.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
176
Williams Alexander Robles Sevilla
prevención especial bajo los límites determinados por el principio de
proporcionalidad rechazando el pedido si el juicio de congruencia
es desfavorable.
– En quinto lugar, es cierto que al solicitarse consensualmente la
pena se excluye la publicidad del procedimiento. La legitimidad de
esta limitación se da sobre la base de que el procedimiento supone
un reconocimiento de responsabilidad, basado en el contradictorio
entre las partes y él en el acuerdo alcanzan.
– En sexto lugar las limitaciones a la actuación de la parte civil
no son inconstitucionales por cuanto no se niega absolutamente
la posibilidad que tiene de presentar alegaciones en el curso del
procedimiento acerca de la viabilidad del procedimiento y de su
interés resarcitorio.
CAPÍTULO III
EL PROCESO ESPECIAL DE TERMINACIÓN ANTICIPADA A CINCO
AÑOS DE VIGENCIA DEL NUEVO CÓDIGO PROCESAL PENAL
1. El Análisis Oficial
Junto con la puesta en vigencia del Nuevo Código Procesal Penal mediante
el Decreto Legislativo 957º, se aprobó el Decreto Legislativo 958º por el
cual se creó la Comisión de Implementación del Nuevo Código Procesal
Penal73 que tiene como funciones en el proceso de implementación: a)
dictar los principales lineamientos, planes y programas; b) determina
el cronograma oficial de entrada en vigencia progresiva del CPP y c)
entre otros de relevancia para la reforma procesal penal.
El Ministerio de Justicia que preside dicha comisión, en el mes de
mayo de 2011 ha publicado un informe técnico y estadístico sobre
el proceso de implementación del nuevo código procesal penal
en los 11 primeros distritos judiciales en los cuales se encuentra
vigente, independientemente de los 5 distritos judiciales que no
se han tomado en cuenta por no superar el año de vigencia para
la producción de sentencias y de los distritos judiciales de Lima y
Callao donde el código se encuentra parcialmente en vigencia para
los delitos de corrupción74. El informe tiene como finalidad servir de
monitoreo en la aplicación del código procesal penal, en ese sentido
como se advierte en su introducción “el sistema de monitoreo es
necesario para la construcción de una base empírica que permita una
Integrada por el Ministerio de Justicia, que la preside, el Poder Judicial, el Ministerio
Público, el Ministerio del Interior, y el Ministerio de Economía y Finanzas.
74
En orden progresivo serían los siguientes: Huaura (2006); La Libertad (2007); Tacna,
Moquegua y Arequipa (2008); Tumbes, Piura, Lambayeque, Cusco, Puno, Madre de
Dios, Ica y Cañete (2009); Cajamarca, Amazonas y San Martín (2010); sólo para los
delitos de corrupción en Lima y Callao (2011).
73
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
177
adecuada conducción de la política de justicia penal”. Hemos elegido el
presente informe elaborado por el Ministerio de Justicia como nuestro
referente para analizar sus resultados, que nos permitan, a su vez,
establecer claramente el estado actual de la aplicación del proceso
especial de terminación anticipada a nivel nacional en estos cinco
años de vigencia del nuevo código procesal penal, a diferencia de otros
informes que se centraban en un determinado distrito judicial y en un
periodo de tiempo más corto75.
El Informe Estadístico 2006 - 2010 “La Reforma Procesal Penal
Peruana. Hacia una Justicia Rápida y Transparente”, elaborado por
la Comisión Especial de Implementación del Código Procesal Penal,
Ministerio de Justicia; sitúa al Proceso Especial de Terminación
Anticipada como un mecanismo de racional de selección de casos que
tiene por finalidad “racionalizar los costos de la justicia, logrando un
ahorro de los recursos humanos y materiales del Estado que, además
de costosos, deben ser utilizados en la solución de casos graves o de
suficiente controversia procesal…76”.
El concepto de Terminación Anticipada como lo señalamos
anteriormente va unido al del tiempo. El informe advierte que en
la aplicación de mecanismos de descongestión procesal o salidas
alternativas se obtiene el siguiente tiempo de culminación:
DISTRITO
JUDICIAL
AÑOS DE
VIGENCIA DEL
CPP
MECANISMOS DE
DESCONGESTIÓN
REALIZADOS
TIEMPO
HUAURA
Más de 4 años
5083
7 MESES
LA LIBERTAD
Más de 3 años
6300
7 MESES
TACNA
Más de 2 años
2445
Entre 3 y 4 MESES
MOQUEGUA
Más de 2 años
1554
Entre 3 y 4 MESES
AREQUIPA
2 años
5234
4 MESES
TUMBES
Más de 1 año
308
4 MESES
PIURA
Más de 1 año
2159
4 MESES
LAMBAYEQUE
Más de 1 año
2845
4 MESES
CUSCO
1 año
1809
2 MESES
PUNO
1 año
434
3 MESES
MADRE DE DIOS 1 año
319
3 MESES
Ciertamente se observa una disminución en el tiempo promedio de
duración en la culminación de los mecanismos de descongestión
Para mayores referencias sobre la metodología para su elaboración, revisar el
informe que puede ser descargado de la siguiente página web: http://www.minjus.
gob.pe/cpp/docu.
76
Comisión Especial de Implementación del Código Procesal Penal. “La
Reforma Procesal Penal Peruana. Hacia una Justicia Rápida y Transparente. Informe
Estadístico Nacional 2006 – 2010”. Ministerio de Justicia, mayo, 2011. Pág. 66.
75
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
178
Williams Alexander Robles Sevilla
que es de 4 meses, a comparación del promedio de duración del
proceso común en estos distritos que es de 7.8 meses77. El resultado
obtenido en el cuadro anterior no brinda un panorama específico de la
terminación anticipada en estos distritos judiciales ya que se realizó de
manera general entre todos los mecanismos de descongestión. Ahora
bien para obtenerlo debemos revisar el capítulo III, sub capítulo II en
el cual se hace referencia a la aplicación de la terminación anticipada
como una salida alternativa. De su análisis se puede obtener el
siguiente cuadro78:
APLICACIÓN DE LA TERMINACIÓN ANTICIPADA
1º AÑO
(2006)
2º AÑO
(2007)
3º AÑO
(2008)
4º AÑO
(2009)
5º AÑO
(3º Trimestre
de 2010)
HUAURA
27%
59%
44%
36%
41%
LA LIBERTAD
42%
21%
14%
9%
9%
________
__________
14%
17%
18%
DISTRITO
JUDICIAL
TACNA
MOQUEGUA
________
__________
16%
9%
18%
AREQUIPA
________
__________
_________
10%
11% Set.
TUMBES
________
__________
_________
21%
62%
PIURA
________
__________
_________
28%
32%
LAMBAYEQUE
________
__________
_________
15%
23%
CUSCO
________
__________
_________
11%
9%
PUNO
________
__________
_________
9%
16%
MADRE DE DIOS
________
__________
_________
0%
27%
Como se puede apreciar del presente cuadro, en algunos distritos
judiciales se advierte un incremento en la incidencia de aplicación de
la terminación anticipada, como es el caso de Tumbes el cual aumentó
un 41% del total de causas solicitadas vía salidas alternativas para el
tercer trimestre del año 2010 y en Madre de Dios donde aumentó hasta
el 27% del total causas. Se puede observar también un considerable
descenso en el porcentaje de aplicación de la terminación anticipada
en los primeros distritos donde se puso en vigencia el código procesal
penal, estos son Huaura y la Libertad. En el primer caso, desciende
de un 59% en el 2007 a un 41% en el 2010; en el segundo caso, se
observa con mayor claridad el descenso de un 42% en el 2006 hasta
un 9% en el 2010.
Atribuir a una causa en específico el descenso en la aplicación de
la terminación anticipada en estos distritos judiciales sería obviar
como una posible causa el tipo y circunstancias de los delitos, como
Comisión Especial de Implementación del Código Procesal Penal. “La Reforma
Procesal Penal Peruana. Hacia una Justicia Rápida y Transparente. Informe Estadístico
Nacional 2006 - 2010-. Ob.cit. Pág. 71.
78
Ibidem. Pág. 128 y ss.
77
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
179
el aspecto institucional para su correcta aplicación. En ese sentido
consideramos acertado como posible respuesta la dación del Acuerdo
Plenario Nº 5 – 2009/CJ - 116 de la Corte Suprema de Justicia, en la
cual se establece la inaplicabilidad de la terminación anticipada en la
etapa intermedia del proceso penal común.
Como hemos visto la aplicación de la terminación anticipada va en
aumento en los diferentes distritos judiciales, como mecanismos de
simplificación que permite el descongestionamiento del proceso penal
para hacerlo más rápido y eficiente, sin embargo esto no lo exenta
de las críticas que ha podido apreciar la doctrina en cuanto a su
aplicabilidad, esto será materia del siguiente apartado.
2. Problemas de Aplicación
Antes que se publicara el Acuerdo Plenario 5 – 2009/CJ – 116, la
doctrina mediante investigaciones meritorias encontró ciertos
problemas de aplicación de la terminación anticipada en los distritos
judiciales donde se encuentra vigente. Se han señalado los siguientes
problemas de aplicación79:
– Quizás la crítica se inclina a que, siendo un acuerdo entre partes,
dentro de una audiencia privada, es posible que ese control judicial
no se realice debidamente, más aún, que estando todos de acuerdo
con su contenido no existirá forma de que este pase por un control
superior vía recurso de impugnación.
– No existe un plazo determinado para la realización de la terminación
anticipada.
– El juez conforme a lo señalado en el art. 468.inc.4 instara a las
partes para que se sometan al proceso de terminación anticipada;
con lo cual se estaría vulnerando el derecho a la imparcialidad.
– Se cuestiona la posible renuncia a la defensa técnica. En el
sentido de que en la norma procesal no se estipula expresamente
que los acuerdos informales entre el Fiscal y el imputado deben
llevarse necesariamente con su abogado defensor. (De acuerdo al
derecho a ser asistido por la defensa técnica, se debe interpretar
sistemáticamente).
– Sobre el aspecto de la publicidad en los acuerdos preparatorios de
terminación anticipada.
79
En ese sentido Burgos Alfaro, José David. “La Terminación Anticipada y sus
conflictos internos”. En: AA.VV. Procedimientos Especiales: problemas de aplicación
del Código Procesal Penal de 2004. Editorial Gaceta Jurídica, Lima, 2011. Pág. 135
y ss.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
180
Williams Alexander Robles Sevilla
– La Práctica en algunos distritos judiciales de aplicar la terminación
anticipada en la Etapa Intermedia.
– La posición de la víctima en la terminación anticipada. Al
considerarse restringido el acceso al actor civil respecto a los
acuerdos o negociaciones entre el Fiscal y el imputado80.
– La posibilidad de aplicar la terminación anticipada en la audiencia
de prisión preventiva81.
Estos son algunos de los problemas expuestos por la doctrina, que
han tratado de ser solucionados por la práctica judicial hasta que se
publicó el Acuerdo Plenario 5 – 2009/CJ – 116 que brindo mayores
luces sobre esta problemática.
3. Las soluciones propuestas por el Acuerdo Plenario
5 – 2009/CJ – 116
Mediante el Acuerdo Plenario 5 – 2009/CJ – 116, la Corte Suprema ha
tratado de dar solución a muchas de las cuestiones de la terminación
anticipada que se evidencian en la práctica, a las que podríamos
añadir las que se encuentran en el apartado anterior. Siendo así que
exponemos sus principales disposiciones:
– Sobre su naturaleza jurídica.- “La terminación anticipada es un
proceso penal especial y, además, una forma de simplificación
procesal, que se sustenta en el principio del consenso. Es, además,
uno de los exponentes de la justicia penal negociada”.
– Sobre su tratamiento legal.- “El proceso de terminación anticipada
importa la aceptación de responsabilidad por parte del imputado
respecto del hecho punible objeto del proceso penal y la posibilidad
de negociación acerca de las circunstancias del hecho punible, la
pena, la reparación civil y las consecuencias accesorias”. Asimismo
señala que “atraviesa diversas etapas o fases, que va desde la
calificación de la solicitud de terminación anticipada –sin que para
ello o para la continuación del referido proceso corresponda realizar
diligencia preliminar alguna o tomar una declaración al imputado[fase inicial], hasta la realización de la audiencia respectiva [fase
principal] y la consecuente emisión de la decisión resolutoria
correspondiente: auto desaprobatorio del acuerdo o sentencia
anticipad [fase decisoria]”.
Taboada Pilco, Giammpol. “El Proceso Especial de Terminación Anticipada en el
Nuevo Código Procesal Penal”. Ob.cit. Pág. 37.
81
Villavicencio Ríos, Frezia Sissi. “La Terminación Anticipada del Proceso en
la Audiencias de Prisión Preventiva y de Control de la Acusación Fiscal. Aspectos
controversiales”. En página Web: http://incipp.org.pe/index.php?mod=documento&c
om=documento&id=326. Fecha de Consulta: 10 de junio de 2011. Pág. 4 y ss.
80
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
181
– Sobre la Publicidad de las Audiencias Preparatorios de Terminación
Anticipada.- Al respecto ha señalado el Acuerdo “es claro, por lo
demás, que audiencia preparatoria es privada, cuya justificación
estriba en que es consecuencia del carácter de publicidad relativa
de la investigación preparatoria y constituye, desde la perspectiva
del imputado, uno de los efectos benéficos de este proceso especial,
quien apunta a que su caso no se ventile públicamente”.
– Sobre el papel del Juez de la Investigación Preparatoria.- El Juez
debe realizar un control de legalidad sobre el acuerdo entre el
Fiscal y el imputado en el cual considerara lo siguiente: “a) El
ámbito de la tipicidad o calificación jurídico penal, en relación a
los hechos objeto de la causa y a las circunstancias que rodean al
hecho punible; b) El ámbito de la legalidad de la pena y, en su caso,
a su correspondencia con los parámetros, mínimo y máximo, que
fluyen del tipo legal aplicado y de las circunstancias modificativas
de la responsabilidad –esto es lo que se denomina “pena básica”-.
También el juicio de legalidad alcanza al respeto de los ámbitos
legalmente definidos de la reparación civil –siendo del caso resaltar
que en este extremo prima por completo la disposición sobre el
objeto civil- y de las consecuencias accesorias; c) La exigencia de
una suficiente actividad indiciaria. Ello implica que las actuaciones
o diligencias de la investigación permitan concluir que existe
base suficiente –probabilidad delictiva- (i) de la comisión de los
hechos imputados y de su vinculación con el imputado, y (ii) que
están presentes todos los presupuestos de la punibilidad y de la
perseguibilidad”. El control de la razonabilidad de la pena está
centrado en el examen del quantum de la pena y de la reparación
civil objeto del acuerdo. Por ello el Juez deberá emitir un juicio de
valoración que evite se vulnere, por exceso o defecto, el principio de
oportunidad, se lesione la finalidad de la pena o los intereses de la
víctima. Podrá rechazar el acuerdo si existe una pena o reparación
civil evidentemente desproporcionada o que en el caso de la pena
se lesione el principio preventivo.
– Sobre la aplicación de la terminación anticipada en la etapa
intermedia.- “La incorporación del proceso de terminación anticipada
en la etapa intermedia del proceso común no sólo desnaturaliza su
regulación propia y naturaleza jurídica, sino que tergiversa otro
eje de su reconocimiento en el proceso penal nacional: la función
de acortar los tiempos procesales y evitar las etapas procesales
comunes intermedia y de enjuiciamiento, precisamente uno de los
fundamentos que permite el beneficio premial de reducción de la
pena de una sexta parte”.
Asimismo, señala que “la audiencia preliminar de control de la
acusación no está diseñada para concretar la terminación anticipada
del proceso, pues en la primera solo es obligatoria la asistencia
del Fiscal y el defensor del acusado, mientras que la audiencia de
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
182
Williams Alexander Robles Sevilla
terminación anticipada se instalará con la asistencia obligatoria del
Fiscal y del imputado y su abogado defensor. En caso de que no
concurra el acusado concernido o los otros si fueran causas complejas
o seguidas contra varios encausados, sería imposible desarrollar la
audiencia de terminación anticipada. Su aceptación obligaría a fijar
otra audiencia, con serio desmedro del principio de aceleramiento
procesal”.
A pesar de estas precisiones doctrinales, que ciertamente
abarcan las problemáticas en torno a la aplicación práctica de la
terminación anticipada, consideramos pertinente que se realicen
más investigaciones empíricas en los distritos judiciales donde se
encuentra vigente con la finalidad de esclarecer aún más la práctica
de este importante mecanismo de simplificación procesal.
CONCLUSIONES
1.A lo largo de la evolución del proceso penal peruano, se advierte el
serio problema de la lentitud del proceso penal que enfrentan los
sujetos procesales y que afecta, a su vez, a toda la colectividad.
2.Una de las principales causas lo constituye la carga procesal del
sistema de administración de justicia, que llevo a las reformas
procesales penales de la región a proponer diversas respuestas bajo
la forma de mecanismos de simplificación procesal, que permitan
lograr una disminución en la cantidad de procesos sin resolver.
3.Uno de estos mecanismos lo constituye el proceso especial de
terminación anticipada, cuya regulación integra se encuentra en el
código procesal penal del 2,004, como una institución consensual
basada en el consenso entre Fiscal y el imputado respecto a la
culpabilidad, la pena y demás consecuencias accesorias.
4.En su aplicación práctica en los diferentes distritos judiciales,
antes de la publicación del Acuerdo Plenario 5 – 2009/ CJ –
116, se observaron diversos problemas de aplicación y prácticas
realizadas por algunos de los operadores jurídicos que tienden a
desnaturalizar la esencia de la terminación anticipada.
5.Frente a estos problemas se publicó el Acuerdo Plenario 5 – 2009/
CJ – 116, que determino en sus apartados los lineamientos que se
deben seguir para la correcta aplicación práctica de la terminación
anticipada.
6.Sin embargo aún se deben realizar investigaciones empíricas que
permitan determinar una cuestión que hasta ahora no ha sido
tomada en cuenta, que es: a) Establecer los parámetros para la
determinación judicial de la pena en la terminación anticipada.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
183
BIBLIOGRAFÍA
Barona Vilar, Silvia. La Justicia Penal y la Celeridad: luces y
sombras. En: Hurtado Pozo, José. Anuario de Derecho Penal: Reforma
del Proceso Penal Peruano. Fondo Editorial PUCP. Lima, 2004.
Barona Vilar, Silvia. La Conformidad en el Proceso Penal. Editorial
Tirant lo Blanch. 1° edición. Valencia, 1994.
Binder, Alberto. Introducción al Derecho Procesal Penal. Editorial AD
– HOC. 2º edición. Buenos Aires, 2000.
Binder, Alberto. Tensiones Político – Criminales en el Proceso Penal.
Ponencia presentada en el XXVIII Congreso Colombiano de Derecho
Procesal, Bogotá, 2007.
Bovino, Alberto. Proceso Penal y Derechos Humanos: la reforma
de la administración de la justicia penal. En: El mismo. Problemas
del Derecho Procesal Penal Contemporáneo. Editores del Puerto. 1º
edición. Buenos Aires, 1998.
Burgos Alfaro, José David. “La Terminación Anticipada y sus
conflictos internos”. En: AA.VV. Procedimientos Especiales: problemas
de aplicación del Código Procesal Penal de 2004. Editorial Gaceta
Jurídica, Lima, 2011.
Burgos Mariños, Víctor. Derecho Procesal Penal Peruano. Tomo
I. Fundamentos Constitucionales. Fondo Editorial de la Facultad de
Derecho y Ciencias Políticas Universidad Privada San Pedro. Trujillo,
2002.
Burgos Mariños, Víctor. El Nuevo Código Procesal Penal: Realidad
o Ficción. En página web: http://www.unifr.ch/ddp1/derechopenal/
articulos/a_20080804_02.pdf. Fecha de consulta: 05 de mayo de
2011.
Comisión Especial de Implementación del Código
Procesal Penal. “La Reforma Procesal Penal Peruana. Hacia una
Justicia Rápida y Transparente. Informe Estadístico Nacional 2006 –
2010”. Ministerio de Justicia, mayo, 2011.
Cubas Villanueva, Víctor. El Proceso Penal: Teoría y Jurisprudencia
Constitucional. Editorial Palestra. 5º edición. Lima, 2003.
Cubas Villanueva, Víctor. El Nuevo Proceso Penal Peruano: Teoría
y Práctica de su implementación. Editorial Palestra. 1º edición. Lima,
2009.
Del Valle Randich, Luis. Derecho Procesal Penal. Parte General.
Tomo I. Editorial LIURIMSA.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
184
Williams Alexander Robles Sevilla
Doig, Yolanda. “El Proceso de Terminación Anticipada en el Nuevo
Código Procesal Penal de 2004”. En: Revista Actualidad Jurídica.
Tomo 149º. Editorial Gaceta jurídica. Lima, 2006.
Duce J. Mauricio. Selección de Casos en el Nuevo Código Procesal
Penal. En: Revista Chilena de Derecho. Vol. 29. Nº 2. Chile, 2002.
Espinoza Goyena, Julio. A propósito de la Ley de Celeridad y
Eficacia procesal. En: Hurtado Pozo, José. Anuario de Derecho Penal:
Reforma del Proceso Penal Peruano. Fondo Editorial PUCP. 1º edición.
Lima, 2004.
Ferrajoli, Luigi. Derecho y Razón. Teoría del Garantismo Penal.
Editorial Trotta. 1° edición. Madrid, 1995.
García Cavero, Percy. Consecuencias Político – Criminales de
la Implementación del Nuevo Sistema Procesal Penal. En página
web: http://www.incipp.org.pe/modulos/ documentos/archivos/
procesopenal.pdf. Consultado el 15 de agosto de 2011.
García Rada, Domingo. Manual de Derecho Procesal Penal. Editorial
EDDILI. 8º edición. Lima, 1984.
Gimeno Sendra, Vicente. Derecho Procesal Penal. Editorial Colex.
7º edición. Madrid, 1997.
Gómez Colomer, Juan Luis. “La Instrucción del proceso penal
por el Ministerio Fiscal: Aspectos estructurales a la luz del Derecho
Comparado”. En: Revista Peruana de Derecho Procesal. Nº 1. Lima,
1997.
Guzmán Ferrer, Fernando. Código de Procedimientos Penales.
Concordado con el anteproyecto, el Proyecto y Exposiciones de Motivos
respectivas, con el Código de Procedimientos en Materia Criminal de
1920, Códigos y Leyes vigentes y la jurisprudencia de la Corte Suprema
de Justicia. Editorial Americana. Lima, 1982.
Hernández Breña, Wilson. La Carga Procesal Bajo la Lupa: por
materia y tipo de órgano jurisdiccional. Editorial Instituto de Defensa
Legal. 1º edición. Lima, abril 2008.
Hernández Breña, Wilson. 13 Mitos Sobre la Carga Procesal.
Instituto de Defensa Legal. 1º edición. Lima, octubre 2007.
Hernández Breña, Wilson. Carga y Descarga Procesal en el Poder
Judicial, 1996 – 2005. De lo general a lo particular, de lo cotidiano a
lo preocupante. Consorcio Justicia Viva. 1º edición. Lima, junio 2006.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
Hacia
la eficacia y celeridad en el proceso penal peruano: Reflexiones en torno a cinco años
de la puesta en vigencia del proceso especial de terminación anticipada en el nuevo código procesal penal
185
Hernández Rodríguez, Carlos E. El Juez de la Investigación
Preparatoria. Art. 323º del Código Procesal Penal. En: AA.VV.
Comentarios al Nuevo Código Procesal Penal. ARA Editores. 1º edición.
Lima, 2009.
Herrera Velarde, Eduardo ¿Estamos preparados para el Sistema
Adversarial? En página Web http://www.incipp.org.pe/modulos/
documentos/archivos/sistemaadversarialherrera.pdf.
Fecha de
Consulta: 13 de julio de 2011.
Langer, Máximo. Revolución en el Proceso Penal Latinoamericano:
Difusión de las Ideas Legales desde la Periferia. Centro de Estudios de
Justicia de las Américas – CEJA. 2007.
Maier, Julio. Democracia y administración de justicia penal en
Iberoamérica. Los proyectos para la reforma del sistema penal. En:
Revista Jueces para la Democracia N° 16 y 17. Febrero – marzo, 1992.
Maier, julio. Derecho Procesal Penal. Tomo I. Fundamentos. Editores
del Puerto. 2º edición. Buenos Aires – 2004.
Neyra Flores, José Antonio. Manual del Nuevo Proceso Penal &
Litigación Oral. Editorial IDEMSA. 1º edición. Lima 2010.
Ore Guardia, Arsenio y Ramos Dávila, Liza. Aspectos Comunes de
la Reforma Procesal Penal en América Latina. En sitio web: http://
www.incipp.org.pe/index.php?mod=documento&com=documento&
id=44. Fecha de Consulta: 15 de agosto de 2011.
Ore Guardia, Arsenio. Panorama del Proceso Penal Peruano y
Reformas Urgentes. En sitio web: http://www.incipp.org.pe/index.ph
p?mod=documento&com=documento&id= 28. Fecha de Consulta: 07
de agosto de 2011.
Ore Guardia, Arsenio. Manual de Derecho Procesal Penal. Editorial
Alternativas. 1º edición. Lima, 1996.
Peña Gonzales, Oscar; Almanza, Frank y Benavente Chorres,
Hesbert. Los Procesos Penales Especiales. Asociación Peruana de
Ciencias Jurídicas y Conciliación 1º edición. Lima, 2010.
Reyes Alvarado, Víctor. “El Proceso Especial de Terminación
Anticipada y su aplicación en el distrito judicial de Huaura a partir de
la vigencia del código procesal penal del 2004”. En: Revista Actualidad
Jurídica. Tomo 156º. Editorial Gaceta Jurídica. Lima, 2006.
Reyna Alfaro, Miguel. La Terminación Anticipada en el Código
Procesal Penal. Jurista Editores. 1° edición. Lima, 2009.
VOX JURIS(24) 2, 2012
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
186
Williams Alexander Robles Sevilla
Rodríguez García, Nicolás. La Justicia Penal Negociada.
Experiencias de Derecho Comparado. Ediciones Universidad de
Salamanca. 1º edición. Salamanca, 1997.
Sánchez Velarde, Pablo. Manual de Derecho Procesal Penal.
Editorial IDEMSA. 1º edición. Lima, 2004.
Sánchez Velarde, Pablo. El Nuevo Proceso Penal. Editorial
IDEMSA. 1º edición. Lima, 2009.
San Martín Castro, César. La reforma del Proceso Penal Peruano:
evolución y perspectivas. En: Anuario de Derecho Penal: Reforma del
Proceso Penal Peruano. Fondo Editorial PUCP. 1º edición. Lima, 2004.
San Martín Castro, César. Derecho Procesal Penal. Tomo I y II.
Editorial Grijley. 1º edición. Lima, 1999.
San Martín Castro, César. Derecho Procesal Penal. Tomo II.
Editorial Grijley. 2° edición. Lima – 2003
Taboada Pilco, Giammpol. “El Proceso Especial de Terminación
Anticipada en el Nuevo Código Procesal Penal”. En: Revista Gaceta
Penal & Procesal Penal. Tomo II. Editorial Gaceta Jurídica. Lima,
agosto 2009.
Velásquez Velásquez, Fernando. “La Justicia Negociada: un
ejemplo del peligro de la privatización del proceso penal con el nuevo
sistema”. Ponencia inaugural presentada el día cinco de octubre
de 2009, en el Congreso de Estudiantes de Derecho Penal sobre
“Evaluación y retos del sistema procesal penal acusatorio: un debate
sobre sus debilidades y perspectivas”, Bogotá, Colombia. En página
Web: http://www.sergioarboleda.edu.co/ santamarta/institucional/
escuelas/derecho/eventos/1er_congreso_penal/ponencias/2009_
velasquez_justicia_negociada.pdf.
Vélez Fernández, Giovanna F. El Nuevo Código Procesal Penal:
Necesidad del cambio en el sistema procesal peruano. En página
web: www.justiciaviva.org.pe/nuevos/2007/marzo/01/5_velez.doc.
Fecha de Consulta: 13 de mayo de 2011.
Zaffaroni, Eugenio; Aliaga, Alejandro; Slokar, Alejandro.
Derecho Penal Parte General. Editorial Ediar. 2º edición. Buenos Aires
– 2002.
alex.robles.s@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 145-186, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
187
LA AUTONOMÍA PROCESAL DEL
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
María Verónica Rivera Tirado
Bachiller en Derecho por la Universidad de San Martín de Porres (2012-II). He realizado
prácticas pre profesionales en el Organismo de Formalización de la Propiedad Informal
(COFOPRI), y en la Secretaria Técnica del Consejo de Defensa Jurídica del Estado del
Ministerio de Justicia.
Actualmente me desempeño como Asistente Legal en la Secretaría Técnica del Consejo de
Defensa Jurídica del Estado del Ministerio de Justicia.
Ganadora del Segundo Puesto en el concurso de investigaciones jurídicas “DARIO
HERRERA PAULSEN” organizado por el Instituto de Investigaciones de la Facultad de
Derecho de la Universidad San Martín de Porres, con el tema “La Autonomía Procesal del
Tribunal Constitucional”, correspondiente al año 2011.
Ganadora del Tercer Puesto en el concurso de investigaciones jurídicas “DARIO HERRERA
PAULSEN” organizado por el Instituto de Investigaciones de la Facultad de Derecho
de la Universidad San Martín de Porres, con el tema “El Parlamento y su crisis y una
Propuesta Innovativa” correspondiente al año 2010.
Segundo puesto
Ref. ACONAC Nº 286-292-S-FD-USMP
Sumario:
INTRODUCCIÓN. I. CONSIDERACIONES GENERALES 1.1. Antecedentes de la
justicia constitucional. 1.2. El Tribunal Constitucional. 1.3. El constitucionalismo
americano. 1.4. El constitucionalismo en Europa occidental. 1.4.1. El
Tribunal Federal en Suiza. 1.5. Modelos de justicia constitucional en
Latinoamérica. 1.5.1. La Corte Constitucionalidad de Guatemala. 1.5.2.
El Tribunal Constitucional de Chile.1.5.3. La Corte Constitucional de
Colombia. 1.5.4. El Tribunal de Garantías Constitucionales en Ecuador.1.6.
Antecedentes del Tribunal Constitucional en el Perú. II. ALGUNAS
CONSIDERACIONES ACERCA DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
A FIN DE DETERMINAR SU AUTONOMIA PROCESAL.1. Naturaleza
del Tribunal Constitucional en el Perú. 2. Constitución y Ley Orgánica
del Tribunal Constitucional. 3. Acerca de los límites del Tribunal
Constitucional. 4. La autonomía procesal del Tribunal Constitucional. 5.
Las garantías constitucionales. 5.1. El habeas corpus. 5.2. El amparo. 5.3.
El Habeas data. 5.4. La acción de inconstitucionalidad. 6. Las sentencias
del Tribunal Constitucional. 6.1. Tipología de las sentencias. 6.1.1. Las
sentencias estimatorias. 6.1.2. Las sentencias de simple anulación. 6.1.3.
Las sentencias interpretativas propiamente dichas. 6.1.4. Las sentencias
interpretativas manipulativas (normativas). 6.1.5. Las sentencias reductoras.
6.1.6. Las sentencias aditivas. 6.1.7. Las sentencias sustitutivas. 6.1.8. Las
sentencias exhortativas. 6.1.9. Las sentencias estipulativas. 6.1.10. Las
sentencias desestimativas. III. LA AUTONOMÍA PROCESAL DEL TRIBUNAL
CONSTITUCIONAL. IV. CONCLUSIONES
Resumen
El presente trabajo analizará la autonomía procesal que posee el
Tribunal Constitucional para dirimir las causas que son sometidas a
su conocimiento.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
188
María Verónica Rivera Tirado
Como se observará, hay dos tesis, la primera que niega de manera
tajante la autonomía procesal al Tribunal Constitucional, y la segunda
que se encuentra a favor de la autonomía procesal del Tribunal
Constitucional.
Mi persona se adhiere a la segunda, ya que considero que el Tribunal
Constitucional si posee autonomía procesal, la misma que será
sustentada a lo largo de la presente investigación.
Palabras claves
Estado Constitucional – Autonomía Procesal – Tribunal Constitucional
– Justicia Constitucional – Jueces Constitucionales – Paradigma
Constitucional – Garantismo Constitucional – Guardián de la
Constitución – Constitución – Ley Fundamental.
Abstract
The present paper will analyze the procedural autonomy that the
Constitutional Court has in order to solve the causes that are put
under it knowledge.
As it is observed, there are two theses; one of them totally denies the
procedural autonomy to the Constitutional Court, but the other one
agrees about the procedural autonomy of the Constitutional Court.
From my point of view I consider that the Constitutional Court has
procedural autonomy, which will be sustained throughout the present
investigation.
Keywords
Constitutional State - Procedural autonomy- Constitutional CourtConstitutional Justice- Constitutional Judges- Constitutional
Paradigm-guarantee- Constitutional – Guardian of the ConstitutionConstitution- Basic Law.
INTRODUCCIÓN
En el presente trabajo analizaremos la autonomía procesal que posee
el Tribunal Constitucional para dirimir las causas que son sometidas a
su conocimiento. Como sabemos, conforme lo dispone el artículo 201º
de la Constitución Política de 1993, el Tribunal Constitucional es el
órgano de control de la Constitución. Es autónomo e independiente.
Del mismo modo, el artículo 1º de la Ley Orgánica del Tribunal
Constitucional señala que el Tribunal Constitucional es el supremo
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
189
intérprete de la Constitución. Como es de verse y conforme a lo que
señala la doctrina mayoritaria, al existir un Tribunal Constitucional,
quiere decir que también existe jurisdicción constitucional. Esta
jurisdicción tiene como principales objetivos, entre ellos velar por la
supremacía de la Constitución Política y la tutela de los derechos
fundamentales.
En ese sentido, es válido hacerse la siguiente pregunta: ¿a través de
qué norma procesal se desarrollan los procesos constitucionales en
nuestro país? La respuesta es obvia, es por medio del Código Procesal
Constitucional, es decir, existe una norma procesal especial que
regula los procesos constitucionales.
Lo explicado en el párrafo anterior, es una muestra de la autonomía
procesal que tiene el Tribunal Constitucional, además ya en el
escenario de la dogmática del derecho procesal constitucional, quien
tuvo al doctor Héctor Fix Zamudio como máximo representante, se
trabajó arduamente para sustentar la autonomía procesal que tiene
el Tribunal Constitucional.
Hace algunos meses en nuestra casa de estudios tuvimos el
conversatorio que organizó el Centro de Estudios de Derecho
Constitucional, donde estuvieron como ponentes el profesor Omar Sar
y el Magistrado del Tribunal Constitucional Eto Cruz. En precitado
conversatorio se señaló que el precedente vinculante, también era
una muestra de la autonomía del derecho procesal constitucional,
dado que, por medio del precedente vinculante el propio Tribunal
Constitucional fija sus reglas procesales para la tramitación de sus
futuras causas, por tales razones, en el desarrollo del presente trabajo
de investigación citamos y desarrollamos algunos tipos de sentencias
que nuestro máximo intérprete de la Constitución expide a diario a
través de su página web, las mismas que luego son publicadas en el
Diario oficial “El Peruano”.
No debe olvidarse que darle autonomía procesal al Tribunal
Constitucional es mejor a que dicho órgano siga normas procesales que
lo único que consiguen es adormecer los procesos constitucionales,
ya que los procesos constitucionales no buscan en principio la
resolución de un conflicto que no tenga relevancia constitucional, sino
que en los procesos constitucionales están de por medio derechos
fundamentales, que exigen al Tribunal Constitucional tutela, en ese
sentido, el Tribunal Constitucional a fin de obtener dicho fin, tiene
que gozar de cierta autonomía procesal, para que a través de la praxis
fije reglas y de ese modo cumpla con lo que señala el artículo II del
Título Preliminar del Código Procesal Constitucional, la misma que
reza de la siguiente manera: “Son fines esenciales de los procesos
constitucionales garantizar la primacía de la Constitución y la vigencia
efectiva de los derechos fundamentales”. Esta autonomía permite
a que el Tribunal Constitucional esté facultado para crear normas
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
190
María Verónica Rivera Tirado
procesales constitucionales para el adecuado desarrollo de sus
funciones. En el Perú tenemos un tribunal que posee estos atributos
para la defensa de la supremacía de la Constitución y la tutela de los
derechos fundamentales.
Del mismo modo, a través de la presente introducción quiero felicitar
al Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Facultad de Derecho de
la Universidad de San Martín de Porres, puesto que por medio de estas
competencias (como el concurso Anual de investigaciones jurídicas
“Darío Herrera Paulsen”) se incentiva a la investigación universitaria.
Esperamos contribuir con un pequeño granito de arena en este
debate que se viene dando en diferentes medios académicos, sobre
el tema de la autonomía procesal del Tribunal Constitucional. Como
se observará, hay dos tesis, la primera que niega de manera tajante
la autonomía procesal al Tribunal Constitucional, y la segunda
que se encuentra a favor de la autonomía procesal del Tribunal
Constitucional. Nos adherimos a la segunda, ya que consideramos
que el Tribunal Constitucional sí posee autonomía procesal, la misma
que será sustentada a lo largo de la presente investigación.
I. CONSIDERACIONES GENERALES
1.1 Antecedentes de la justicia constitucional
El concepto de justica constitucional únicamente es comprensible si lo
observamos dentro del marco histórico y político en el cual se concibe tal
componente del Estado moderno. Su génesis y la naturaleza que ostenta
se forjan con la aparición y desarrollo del Estado moderno occidental es
decir, con la imposición del Estado Constitucional en Europa.
Los antecedentes más lejanos que podemos encontrar, los hallamos
en la Carta Magna1 aceptada en Inglaterra por el monarca Juan Sin
Tierra en el año 1215. No es este precedente una fuente directa de la
cual se haya tomado como base para la determinación de lo que es
la justica constitucional, sin embargo, en esta carta se plantearan las
primeras garantías de algunos derechos que se les han reconocido a
los nobles de la sociedad inglesa del siglo XIII.
Por ejemplo, el artículo 39° señala que “ningún hombre libre podrá ser
detenido o encarcelado o privado de sus derechos o de sus bienes, ni
puesto fuera de la ley ni desterrado o privado de su rango de cualquier
otra forma, ni usaremos de la fuerza contra él ni enviaremos a otros que
lo hagan, sino en virtud de sentencia judicial de sus pares y con arreglo
a la ley del reino”. Por otro lado, en su artículo 40° establece que “no
(…) denegaremos ni retrasaremos a nadie su derecho ni la justicia”.
1
CARBONELL, Miguel. Para comprender los derechos. Una breve historia de sus
momentos clave. Editorial Palestra, Lima. P. 64.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
191
En estos dos artículos encontramos un antecedente de lo que son
las garantías modernas como el principio de legalidad y la garantía
constitucional del “hábeas corpus”.
Pero, ¿qué es la justicia constitucional? Al pasar del control de las
normas por parte del monarca al control de las normas realizado por
los jueces y con el cambio del tipo de Estado, es decir, de un Estado
monárquico absolutista, -en el que las reglas y los poderes del Estado
se concentran en un solo individuo-, a un Estado liberal o Estado
Constitucional, -donde los todos los poderes del Estado ya no están
sometidos a la voluntad del monarca, sino a la Constitución y a la ley2-.
Dentro de la historia de la convivencia humana la presencia del poder
político, es decir, la dominación de unas personas sobre otras, se ha
traducido en algún tipo de norma transformando la fuerza en derecho y
la obediencia en deber. Por lo tanto, el poder concentrado en un individuo
o en un grupo social se vio en la necesidad de formular derechos y
deberes para asegurar su estatus de poder, es decir, garantizar por medio
de un código dicho poder. El desarrollo de la historia y la necesidad
imperante de cada época han provocado una serie de transformaciones
en la ostensión del poder, sus límites y el código que hace posible la
mantención de dicho poder. Es este código lo que se determina es un
“orden jurídico”, el cual está compuesto por normas de conducta, es decir
, las normas que establecen que conducta deben seguir los hombres
en sus relaciones mutuas, que han de hacer y que han de omitir. Y las
normas designadas como “normas de organización”.
Con la división tripartita del poder3 que poseía el monarca de forma
absoluta para mantener el control de su Estado de forma personalizada,
se logró regular el uso de dicho poder por medio de esta división. Esto
es un fenómeno moderno provocado por la búsqueda de un Estado que
resguardara algunos principios fundamentales para los individuos.
Solo bajo unas normas que garantizarán el respeto a estos principios
se haría posible una sociedad más favorable. Es en este contexto
político y social en el que aparecen las primeras cartas fundamentales
para garantizar ese Estado de derecho que aparece con las nuevas
perspectivas de la época. Es con estos cambios que aparece lo que se
llama la “justicia constitucional” que es la que garantiza el Estado de
derecho moderno. En síntesis conclusiva el Estado de derecho viene
acompañado de una justicia constitucional garantizada por una carta
política (Constitución), es decir la justicia constitucional ampara el
Estado de derecho. El desarrollo histórico de esta nueva forma de
Estado ha ido pasando por una seria cambios muy profundos, que en
el transcurso del presente trabajo explicaremos.
El Estado de derecho liberal que es el que inicia esta nueva forma de
2
DORADO, Javier. Las luchas por la Constitución. Las teorías del fundamental Law en
la Inglaterra del siglo XVII. CEPC, Madrid. P. 121.
3
ECHEVERRY, Álvaro. Teoría constitucional y ciencia política. Editorial Librería
ediciones del profesional. Bogotá. P. 291.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
192
María Verónica Rivera Tirado
Estado sufrió una serie de modificaciones producto de los cambios
sociales y tecnológicos, como la revolución industrial. De un Estado
de derecho liberal se pasó a un Estado de derecho social democrático
producto de las demandas de los nuevos tiempos. Al haber grupos
sociales, como la burguesía del periodo decimonónico quienes tenían
bajo su control el Estado, que se servían de esta nueva forma de
Estado y viendo los intentos de los grupos reaccionarios para
establecer nuevamente un Estado monárquico con lo cual se ponía
en peligro la justicia constitucional tan fundamental para mantener
la nueva forma de Estado liberal se puso un mayor énfasis en la
importancia del respeto a la justicia constitucional. Por tanto, es la
justicia constitucional la que garantiza la forma de Estado moderno,
ya sea en su forma liberal o en la nueva forma que adquirió a partir de
finales del siglo XIX y sobre todo en el Siglo XX con las revoluciones
sociales4.
A pesar de la transformación del Estado liberal en un Estado social
democrático y tras una larga lucha por lograr este cambio, el cual
vino acompañado por una serie de revoluciones entre las cuales la
más significativa es la revolución rusa, se concluyó que era necesario
siempre mantener una justicia constitucional que mantuviera el orden
establecido por los nuevos principios y valores de esta nueva forma
de Estado. A la pregunta ¿y cómo garantizar este Estado de derecho a
través de una justicia constitucional? Se resolvió con la creación de un
organismo que se encargara de resguardar esta justicia constitucional
que se traduce y se materializa en la supremacía de la constitución
política. Dicho organismo fue propuesto por el Estado austriaco en
1922, el mismo que viene a ser el Tribunal Constitucional.
1.2 El Tribunal Constitucional
Regularmente se considera a Hans Kelsen como el creador del
Tribunal Constitucional, un órgano distinto, tanto del poder político
como de la jurisdicción ordinaria, especializado para el control de
la constitucionalidad normativa5. También suele afirmarse que este
órgano, que realiza la declaración de inconstitucionalidad de las leyes
en un proceso especial dirigido a este fin y con efectos derogatorios,
fue instalado por prime­ra vez en Austria. Quizá por eso el control
constitucional realizado a través de este mecanismo suele ser deno­
minado también “sistema austríaco”6.
Aunque es cierto que en Austria se desarrolló esta institución y se
perfilaron las atribuciones necesarias para que pudiera ejercer
4
CARBONELL, Miguel. Para comprender los derechos. Una breve historia de sus
momentos clave. Editorial Palestra. Lima. P. 64.
5
BADENI, Gregorio. Nuevas perspectivas en el derecho constitucional. Editorial Ad
Hoc. Buenos Aires. P. 294.
6
BISCARETTI DI RUFFIA, Paolo. Derecho Constitucional comparado. Editorial del
Fondo de la Cultura Económica. México D. F. P. 167.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
193
idóneamente sus facultades, es necesario reconocer que su nacimiento
ocurrió en Checoslovaquia. Según recuerda el profesor español
Francisco Fernández Segado7, ahí fue creado, el 29 de febrero de
1920, un Tribunal Constitucional al cual se encomendó exami­nar la
conformidad constitucional de las leyes de la república checoslovaca
y de la Dieta de la Rusia sub-carpática con la Carta Constitucional.
Así, Checoslo­vaquia introdujo en su ordenamiento, por primera vez, el
sistema europeo, con el más puro de los modelos: un Tribunal ad hoc
que conoce de forma exclusiva y excluyente, con efectos generales, de
la constitucionalidad de las leyes. Sin embargo, esta experien­cia no
tuvo un desenvolvimiento óptimo, ya que durante toda su trayectoria
sólo emitió una sentencia digna de destacarse, expedida el 7 de
noviembre de 1922.
En Austria, en cambio, la suerte del Tribunal Constitucional fue
distinta, un elemento fundamental para su aceptación fue el triunfo
de la postura opuesta a la tendencia prevaleciente en Europa, que
rechazaba la comprobación jurisdiccional de la constitucionalidad de
las leyes federales. Esta nueva opción fue planteada durante el proceso
constituyente austriaco de 1919, en el proyecto de la Constitución
Federal que elaboró Stefan Faiser - suplente y magistrado del Tri­
bunal Constitucional austriaco entre 1921 y 1930 - , por encargo
de la Dieta del land del Tirol. Luego de esta propuesta se logró en
Austria el acuer­do sobre la equiparación de la ley federal con la ley del
land para efectos del control de la constitucionalidad. Así, el proceso
constituyente concluyó con la elaboración de la Constitución del 1
de octubre de 1920. En el artículo 140° de esta Carta se encuentra
regulado el Tribunal Constitucional austriaco, institución que im­
pulsó el desarrollo y la difusión del denominado “modelo europeo8”
de control constitucional. Ahí aparecen las características que hoy,
en nues­tro medio, son reconocidas como correspondientes al “modelo
europeo”. Está presente, en primer término, la concentración de la
atribución de declarar la inconstitucionalidad de las leyes en un
órgano especializado distinto del poder político y de la jurisdicción
ordinaria: el Tribunal Constitucional. La legitimidad para interpo­
ner la demanda de inconstitucionalidad correspondía al gobierno
federal (respecto de las leyes del land) y a cual­
quier gobierno de
land (respecto de las leyes federales). También se estableció que
esta declaración debía producirse en un proceso especial dedicado
exclusivamen­te a este fin, y que originaba los mismos efectos que la
derogación de la norma inconstitucional.
Sin embargo, existía una atribución del Tribunal Constitucional
austriaco que, aunque es poco conoci­da en nuestro medio9, no deja de
7
FERNÁNDEZ SEGADO. Francisco. Justicia Constitucional. Una visión de derecho
comparado. Tomo I. Editorial Dykinson. Madrid. P. 361.
8
SAA VELASCO, Ernesto. Teoría constitucional general. Editorial Tercer Mundo.
Bogotá. P. 182.
9
TOYNBEE, Arnold. Estudios de la historia. Emecé Editores. Buenos Aires. P. 158.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
194
María Verónica Rivera Tirado
ser parte integrante de este modelo de control de la constitucionalidad
nor­
mativa. Consistía en la potestad que el artículo 140° de la
Constitución austriaca otorgaba al Tribunal Cons­
titucional para
declarar de oficio la inconstitucionalidad de una ley, siempre que esta
ley fuera un presupuesto directo de una sentencia que debía expedir.
Es decir, si el Tribunal Constitucional al examinar los fundamentos
de derecho aplicables a un proceso a su cargo advertía entre ellos
la existencia de una norma contraria a la Constitución, podía
declarar su inconstitucionalidad. Así podemos comprobar que el
Tribunal Constitucional que sentó las bases del “sistema europeo”
tenía la misma facultad que compartían todos los jueces del “sistema
americano” de control de la constitucionalidad.
1.3 El constitucionalismo americano
Los orígenes del constitucionalismo norteamericano son posteriores al
constitucionalismo británico, pero ligeramente anteriores al francés.
Sin seguir un orden temporal estricto pondremos los principales
aspectos de la justicia constitucional norteamericana. El proceso
constitucional norteamericano se da casi simultáneamente con el
proceso constitucional francés, de esto podemos obtener una perspectiva
comparativa muy enriquecedora en materia de justicia constitucional,
es decir plantearemos como inicio un contraste entre las peculiaridades
del proceso existente en Europa con el norteamericano.
Si bien hay influencias mutuas, hay que destacar que entre los
fundamentos doctrinales del constitucionalismo americano (que
se manifiestan en escritos propios como los del “federalista”) está
presente la influencia británica (entre otros Locke y el iusnaturalismo
racionalista), y la francesa, por ejemplo la de Montesquieu. Sin
embargo, en América el constitucionalismo adopta perfiles propios,
siendo de destacar como aportaciones más relevantes la forma
presidencialista de gobierno, el sistema federal y la temprana adopción
de la “revisión judicial (judicial review) de la leyes, que en definitiva
implica la supremacía jurídica de la Constitución.
Estas características se explican, de nuevo, teniendo en cuenta el
peculiar contexto histórico de la independencia de las trece colonias.
Estas pasan a configurar Estados independientes, pero en un breve
espacio de tiempo se pasa de la confederación (1777) a la creación
de un único Estado federal (1787). Se trata de la primera experiencia
de este tipo, si bien el modelo se extendió posteriormente por todo el
mundo, se procede por tanto a la creación de un Estado “ex Novo”, y
la ausencia de una monarquía a la que hubiera que restar poder para
determinar la configuración de la división de poderes adoptada.
En efecto, el esquema tripartito de la separación de poderes y ante la
ausencia de monarquía, el poder tendencialmente más fuerte era el
legislativo, que expresa la voluntad popular democrática. Por ello, y a
diferencia de lo que sucede en Europa, el interés fundamental no es
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
195
Tribunal Constitucional
fortalecer al legislativo en detrimento del ejecutivo, sino justamente el
contrario, se estima que el peligro fundamental podría ser “la tiranía
del legislativo”, toda vez que los otros poderes aparecen sometidos a
la ley. Por ello se diseña un sistema rígido de separación de poderes,
fuertemente influido por Montesquieu, en el cual el legislativo no
interviene en la formación del ejecutivo, ni puede luego hacerle caer
retirándole una confianza parlamentaria que el propio ejecutivo no
precisa, pues posee legitimidad democrática directa.
Las relaciones entre poderes se basan en “la facultad de impedir”, de
tal manera que las intervenciones mutuas son de carácter negativo
(veto presidencial, necesidad de aprobación parlamentaria de ciertas
decisiones presidenciales). Se establece así un sistema de “checks
and balances”10 (frenos y contrapesos) entre los distinto poderes. Por
su parte la necesidad de debilitar al Poder Legislativo se manifiesta
también en la existencia de dos cámaras separadas e independientes
(una de las cuales se justifica también por la propia estructura federal
del estado), e igualmente relacionadas entre sí por la mutua “facultad
de impedir”.
Estas mismas circunstancias están presentes de igual modo en el
origen de revisión judicial de las leyes. Si bien la Constitución de
1787 disponía que “esta Constitución y las leyes de los Estado Unidos
que se expidan con arreglo a ella… serán la suprema ley del país y los
jueces de cada Estado estarán obligados a observarlos…”, lo cierto
es que no establecía expresamente el control de constitucionalidad
de la ley, ni lo encomendaba a ninguno de los poderes. No obstante,
tempranamente esta función fue asumida por el Poder Judicial a
partir de la celebérrima sentencia de “Marshall en el asunto Marbury
vs. Madison (1803), instaurando el sistema difuso de justicia
constitucional, que tantas influencias ha tenido, y no solo en América.
La trascendencia de la judicial review es extraordinaria, ya que la
misma implica, junto a la rigidez constitucional también establecida
en el texto de 1787, la afirmación práctica de la supremacía de la
Constitución y su consideración definitivamente jurídica, al tiempo
que justifica y manifiesta la distinción entre poder constituyente
y poderes constituidos. Toda una teoría de la constitución llevada
a la práctica. Por tanto hay que destacar la enorme influencia del
constitucionalismo de Estados Unidos en las constituciones del resto
del continente Americano, y sobre todo en el siglo XIX.
1.4 El constitucionalismo en Europa occidental
Aunque su desarrollo y consolidación se produjeron en Estados
Unidos de Norteamérica (razón por la cual se le conoce como sistema
ECHEVERRY, Álvaro. Teoría constitucional y ciencia política. Editorial Librería
ediciones del profesional. Bogotá. P. 219.
10
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
196
María Verónica Rivera Tirado
americano de control constitucional), esta atribución que permite a
todos los jueces declarar la inconstitucionalidad de las leyes vigentes,
para efectos de inaplicables en los procesos a su cargo, fue asumida
por primera vez en Inglaterra en el “tribunal de causas comunes” con
la decisión del juez Edward Coke en el caso del Dr. Thomas Bonham,
esto dará origen a lo que más adelante se nombrara como judicial
review11. Sin embargo la judicial review sufrió un rechazo por parte
de Francia ya que la revolución ahí iniciada en 1789, inspirada en
la división de poderes y ligada al recuerdo de la identificación de la
judicatura francesa con el sistema monárquico, llevo a los franceses
a considerar inadmisible que los jueces revisen la constitucionalidad
de las leyes. Al respecto, Montesquieu12 asignó al Poder Judicial
dentro del sistema de separación de los poderes (legislativo, ejecutivo
y judicial), cuya vigencia consideraba necesaria para garantizar la
libertad política, fue uno de los más importantes sustentos de este
proceso.
La suerte seguida por la judicial review durante el siglo XIX en
Inglaterra y Francia es la muestra de una tendencia, generalizada
en Europa, que impedía aceptar el cuestionamiento judicial de
la constitucionalidad de las leyes expedidas por el parlamento. Es
en este contexto donde surge el Tribunal Federal de Suiza, una
institución que, aunque tuvo como propósito principal fortalecer el
naciente federalismo suizo, resulto un antecedente decisivo para el
modelo europeo de control constitucional.
1.4.1 El Tribunal Federal en Suiza
En este sistema federal coexisten, dentro de un Estado, unidades
políticas particulares con una unidad política central- denominada
federación- que las agrupa y a la cual corresponde ejercer la soberanía.
Por lo tanto, un elemento indispensable para esta organización es la
concordancia que debe guardar la actividad política de las unidades
particulares con las disposiciones establecidas por la federación.
Es el caso, por ejemplo, de Estados Unidos de Norteamérica donde,
siguiendo este criterio, las leyes de los Estados no pueden con­trariar
válidamente a las normas adoptadas por el Congreso Federal.
Suiza arribó a este sistema como producto del trán­sito de la República
Helvética hacia la Constitución de 1848. Mediante esta Carta se
suprimió la soberanía te­
rritorial de los cantones, se estableció un
parlamento bicameral y se creó un gobierno común de estructura
directorial. Aunque los cantones conservaban muchas atribuciones
independientemente del poder central, este fue el primer momento de
la institución del mo­derno federalismo en Suiza. Se presentó, así, la
necesidad de adoptar un mecanismo para preservar la concordancia
NOGUEIRA ALCALÁ, Humberto. Justicia y tribunales constitucionales en América del
Sur. Editorial Palestra. Lima. P. 124.
12
MONTESQUIEU. El espíritu de las leyes. Editorial Lex Nova. Buenos Aires. P. 49.
11
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
197
que debía mantener la actividad po­lítica de los cantones respecto de
las normas federales, entre ellas la Constitución Federal.
Inicialmente los suizos acogieron un sistema de “garantía política” de
la Constitución. Se llamó así porque estaba a cargo de los órganos
políticos de la Federación -el Gobierno (Consejo Federal) y el Parla­
mento (Asamblea Federal)- y era realizado mediante la resolución de
los conflictos de competencia entre la Federación y los cantones, y a
través de la protec­ción de los derechos fundamentales. Pedro Cruz
Villalón explica cómo fue entendida entonces la ne­cesidad de acoger
este sistema: “La razón de esta competencia asumida por el le­gislador
federal se encuentra en la situación política de la época: la mayoría
política de la Fe­deración (el partido liberal) se considera, no sin razón,
la protectora de los derechos fundamenta­
les de los ciudadanos de
la Confederación frente a unos poderes públicos cantonales menos
sensibles, cuando no - en algunos casos - hostiles a los mis­mos”.13
Se trataba, según el mismo Cruz Villalón, de un sistema con mínimos
elementos de judicialización, los cuales estaban representados por
la posibilidad que tenía la Asamblea Federal, cuando lo considerara
con­veniente, de trasladar al Tribunal Federal determinados casos de
presunta violación de derechos fundamenta­
les. Esta remisión, sin
embargo, ocurrió sólo una vez durante la vigencia de la Constitución
de 1848. Fue el caso de los esposos Dupre (1852) en que el Tribunal
apreció una violación al principio de igualdad. Sin embargo, la reforma
total de la Constitución de Suiza, ocurrida en 1874, invirtió los papeles.
El Tribu­nal Federal, según la nueva Carta, debía asumir la tarea de
resolver las controversias vinculadas a temas cons­titucionales. Una
de las atribuciones que recibió para ello comprendía la adopción, por
primera vez en Eu­ropa, de algunos elementos característicos del futuro
“modelo europeo” de control de la constitucionalidad de las leyes: “(...)
la revisión total de la Constitución Federal Helvética producida en 1874
inaugura en Europa un modelo de control de constitucionalidad autó­
nomo, concentrado y con efectos generales de la constitucionalidad de
las leyes.”14
Sin embargo, por ser parte principal de un siste­ma cuya finalidad
era preservar la superioridad del derecho federal, la facultad de este
Tribunal no com­prendía el control de la constitucionalidad de las leyes
federales. La prohibición de evaluar la corresponden­cia de éstas con
la Constitución no fue únicamente producto de la tendencia entonces
generalizada en Eu­ropa, sino también de la inmunidad del derecho
federal prevista expresamente en el artículo 113 de la Consti­tución
de Suiza: “Ello no obstante, en todos los casos las leyes y resoluciones
de carácter general dictadas por la Asamblea Federal, así como los
CRUZ VILLALÓN, Pedro. La formación del sistema europeo de control de la
constitucionalidad. Centro de Estudios Constitucionales. Madrid. P. 136.
14
Ibid.
13
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
198
María Verónica Rivera Tirado
Tratados aproba­dos por la misma vinculan al Tribunal Federal.”15
En consecuencia, no se trataba propiamente de un control de
constitucionalidad, sino de un control de federalidad que, por lo tanto,
comprendía únicamente a las leyes cantonales. Pero no alcanzaba
a las constitu­ciones de los cantones por cuanto éstas requerían de
la llamada “garantía federal”, es decir debían ser aproba­das por la
Asamblea Federal. El control, por otro lado, no se realizaba en un
proceso especial dirigido al exa­
m en de la constitucionalidad
de las normas, sino dentro de los procesos que constituían
el ejercicio de la fun­c ión jurisdiccional ordinaria del Tribunal
Federal: “La Constitución federal de 1874 contiene dos insti­t utos
a través de los cuales cabe llegar a la declaración de nulidad,
con efectos generales, de una Ley canto­n al por parte del Tribunal
Federal. En ninguno de los casos podemos decir que el control de
la Ley sea, por sí mismo, el objeto de estos procesos: el control se
produce en cuanto necesario, bien para resolver un conflicto de
competencias entre la Federación y los cantones (reclamación de
derecho público), bien en relación con un recurso de amparo de
derechos constitucionales (recurso de derecho público).” 16
Así fue como llegaron a Europa los elementos procesales que al ser
concordados con la idea de que la superioridad de la Constitución
exige que ninguna norma inferior la contravenga, y con la necesidad
de un órgano distinto del poder político que lo garantice, conformarían
el llamado “modelo europeo” de con­trol constitucional.
1.5 Modelos de justicia constitucional en Latinoamérica
Tal como lo hemos mencionado, la idea de establecer un Tribunal
Constitucional especializado para conocer de las cuestiones de
constitucionalidad, ha tenido una extraordinaria acogida en los
regímenes de la segunda posguerra, especialmente en la Europa
continental, pero que también trascendió a otros continentes como el
Asiático (Turquía, Irak, Corea, Vietnam del Sur), por lo que no resulta
extraño que este sistema se hubiese introducido recientemente en
Latinoamérica. Así nos ocuparemos de los Tribunales de Guatemala,
Chile, Colombia y Ecuador.
1.5.1 La Corte Constitucionalidad de Guatemala
Desde 1921 se consagró en su ordenamiento constitucional el
Juicio de Amparo, por influencia mexicana y como instrumento
tutelar específico de los derechos fundamentales de la persona,
comprendiendo también el Habeas Corpus y la Impugnación de las
Leyes Constitucionales. En la Carta constitucional del 15 de septiembre
15
16
Ibid.
Ibid.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
199
Tribunal Constitucional
de 1965, además de conservar el Juicio de Amparo como instrumento
particular para la protección de los derechos humanos, también
se prevé la impugnación de ordenamientos legales, reglamentos,
resoluciones o actos de autoridad. Esta Corte de constitucionalidad,
tiene como antecedentes el anteproyecto de ley de control de la
constitucionalidad que fue aprobado en el tercer congreso jurídico
guatemalteco, en el cual se propuso la creación de una acción para
combatir las leyes inconstitucionales. El Tribunal de control de la
constitucionalidad está integrado por cinco magistrados nombrados
por la Corte Suprema, otros dos nombrados por el Presidente de la
República y otros 2 por el Colegio de Abogados.
Aquí encontramos una diferencia, por cuanto esta Corte no funciona
de manera permanente, como ocurre en el Perú, sino que integra en
cada ocasión en que se hace valer la acción de inconstitucionalidad
en los términos del art. 109° de la Constitución de Guatemala. Según
la Constitución, la Corte de constitucionalidad debe integrarse por 12
miembros de los cuales forman parte el Presidente y cuatro magistrados
de la Corte Suprema y los demás por sorteo global que practicará
la Corte Suprema entre los magistrados de la corte de apelaciones
y del tribunal de lo contencioso administrativo, correspondiendo la
presidencia de la citada corte de constitucionalidad al Presidente de
Corte Suprema de Justicia.
A esta Corte también le corresponde el conocimiento de los recursos, que
se interpongan contra las leyes o disposiciones gubernamentales. En
lo que se refiere a los efectos de la declaración de inconstitucionalidad,
de acuerdo al modelo austriaco, cuando la sentencia declare la
inconstitucionalidad total de una ley esta quedará sin vigor, y si fuese
parcial quedará sin vigor la parte respectiva. De lo anterior podemos
deducir y concluir que en el sistema guatemalteco existe, al menos en
teoría, una amplia gama de instrumentos protectores de los derechos
fundamentales, uno de carácter específico como lo es el juicio de amparo
y los otros de carácter indirecto, como el planteamiento prejudicial de la
inconstitucionalidad ante un tribunal especializado.
1.5.2 El Tribunal Constitucional de Chile
El Tribunal chileno es más reciente, y también resulta un injerto del
sistema europeo continental en un ordenamiento que ha consagrado el
control americano de la constitucionalidad de los actos de autoridad.
Aquí se ha establecido un instrumento específico para la tutela de los
derechos fundamentales que se califica como recurso de amparo, aun
cuando en realidad al proteger únicamente la libertad personal, se
identifica con el hábeas corpus angloamericano.
El primer intento para introducir un Tribunal Constitucional, se
expuso en el proyecto de reforma constitucional sometido al Congreso
por el Presidente Eduardo Frei en 1964, el cual fue detenido en el
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
200
María Verónica Rivera Tirado
Senado. El inspirador de las reformas constitucionales de 1970, el
entonces Presidente Frei, fundamentaba la introducción del Tribunal
Constitucional, de la siguiente manera: “En nuestro régimen no existe
ningún mecanismo para resolver tales conflictos, los cuales quedan
entregados al juego de las fuerzas políticas, es necesario establecer un
tribunal constitucional, para evitar que se creen conflictos que puedan
amagar el normal desenvolvimiento de nuestro régimen democrático”.
De acuerdo al artículo 78° de la Constitución el Tribunal estaba
facultado para:
• Resolver las cuestiones constitucionales surgidas en el Congreso.
• Resolver las cuestiones que se plantearan sobre la constitucionalidad
de un decreto con fuerza de ley.
La legitimación para acudir al citado Tribunal Constitucional para plantear
la cuestión de constitucionalidad se atribuyó por el texto fundamental al
Presidente de la República dentro del plazo de treinta días.
El Tribunal Constitucional chileno se constituyó el 10 de setiembre
de 1971, y en uso de sus facultades aprobó sus estatutos jurídicos
sobre su organización, por lo que funciono durante tres años, ya que
ceso en sus actividades con motivo del golpe de estado militar del
11 de setiembre de 1973, que termino con el orden constitucional y
fue disuelto formalmente por decreto ley del propio gobierno militar,
el 10 de noviembre siguiente. Si bien fue breve el periodo en el cual
pudo funcionar normalmente el citado Tribunal, su labor, según
refiere Enrique Silva17 fue muy intensa tomando en consideración que
existía una situación de conflicto entre el ejecutivo del cual era titular
el Presidente Salvador Allende y la oposición que poseía mayoría en el
Congreso, al extremo que en año y medio se plantearon 17 cuestiones
de constitucionalidad.
1.5.3 La Corte Constitucional de Colombia
En relación a la influencia de los tribunales constitucionales específicos
en los ordenamientos latinoamericanos, resulta conveniente mencionar
de manera sintética la tendencia que se observa en el ordenamiento
constitucional colombiano hacia el establecimiento de una verdadera
Corte Constitucional, según el modelo austriaco.
Se han hecho intentos desde 1957 para el establecimiento de una
Corte Constitucional específica, diversa de la Corte Suprema de
Justicia. Han habido muchos esfuerzos como el del Senador Carlos
Restrepo para lograr el establecimiento de la Corte Constitucional,
iniciativa acogida en la primera legislatura (1966-1967), y modificada
y aceptada en la segunda, con lo que se logra el establecimiento de
una Sala Constitucional, integrada por cinco magistrados en el seno
17
SILVA CIMMA, Enrique. El Tribunal Constitucional, Santiago de Chile. P. 143.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
201
Tribunal Constitucional
de la Suprema Corte de Justicia, con atribuciones exclusivamente
dictaminadoras y cuyas opiniones deben ser aprobadas por la corte en
pleno, integrada por los veinte magistrados de las salas de casación.
Algunos
constitucionalistas
colombianos,
señalan
que
el
establecimiento de esta sala especializada debe considerarse como
un adelanto en el desarrollo de la disyuntiva de si es suficiente este
avance o es preciso dar el paso definitivo sobre la creación de la Corte
Constitucional independiente de la Corte Suprema.
En la actualidad, la Corte Constitucional de Colombia es la entidad
judicial encargada de velar por la integridad y la supremacía de
la Constitución. Fue creada por la Constitución de Colombia de
1991 e instalada por primera vez el 17 de febrero de 1992, inició
con 7 miembros, elegidos de la forma señalada en el artículo 22
transitorio de la misma Constitución Política y desempeñaron su
función hasta el día 28 de febrero de 1993. El primero de marzo de
1993, asumieron los nueve magistrados integrantes de la corporación
de forma definitiva para un periodo de ocho años como lo establece
la Constitución en sus artículos permanentes. Hoy en día la Corte
Constitucional colombiana, cuenta con nueve magistrados, que son
elegidos para periodos de ocho años por el Senado, a partir de las
ternas enviadas por el Presidente de la República, la Corte Suprema
de Justicia y el Consejo de Estado.
Antes de la Constitución de 1991, los asuntos constitucionales eran
conocidos por la Corte Suprema de Justicia. La Ley N° 270 de 1996,
Ley Estatutaria de la Administración de Justicia, establece en su
artículo 43° (Estructura de la jurisdicción constitucional) que:
“La Corte Constitucional ejerce la guarda de la integridad y
supremacía de la Constitución en los estrictos y precisos términos
de los artículos 241 al 244 de la Constitución Política. El Consejo de
Estado conoce de las acciones de nulidad por inconstitucionalidad
de los decretos dictados por el Gobierno Nacional, cuya competencia
no corresponda a la Corte Constitucional.
Las decisiones que ha tomado la honorable Corte Constitucional con
relación al sistema de salud público, a la administración electoral y
a otros entes estatales han repercutido en ampliar el gasto público
en forma significativa. También ejercen jurisdicción constitucional,
excepcionalmente, para cada caso concreto, los jueces y corporaciones
que deban proferir las decisiones de tutela o resolver acciones o recursos
previstos para la aplicación de los derechos constitucionales”.
La Corte está conformada por tres salas:
• Una sala plena que conoce y se encarga de las acciones de
inconstitucionalidad (Sentencias “C”) y los asuntos de tutela que se
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
202
María Verónica Rivera Tirado
vuelven sentencias de unificación (Sentencias “SU”). Conformada
por nueve magistrados.
• Una sala de revisión de tutelas, conformada por tres magistrados,
que se encarga de las tutelas que han sido seleccionadas para
revisión (Sentencias “T”), proferidos por los diferentes despachos
judiciales.
• Una sala de selección de tutelas, en donde dos magistrados se
encargan de seleccionar los fallos de esta acción consagrada en el
art. 86 C.N., que se llevarán a las salas de revisión.
1.5.4 El Tribunal de Garantías Constitucionales en Ecuador
La Corte Constitucional del Ecuador, según lo estipulado en
la Constitución de 2008, es el máximo órgano de control, interpretación
y administración de justicia constitucional. Es un órgano autónomo e
independiente de los demás órganos del poder público con jurisdicción
a nivel nacional. Tiene su sede en la ciudad de Quito. Tras su creación
en el 2008, este órgano reemplazó al antiguo Tribunal Constitucional,
de conformidad a lo dispuesto en la quinta disposición transitoria
de la Constitución del 2008, con la cual todos los bienes del antiguo
Tribunal se transfirieron a la Corte, así como su personal de
funcionarios y empleados.
La Corte Constitucional está regulado en el segundo capítulo del Título
IX de la Constitución que trata acerca de la supremacía constitucional,
específicamente entre los artículos del 429 al 440. También por la Ley
de Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional,
la cual especifica la estructura de la administración de justicia
constitucional. Este órgano se encuentra conformada por nueve
miembros con título de jueces, los cuales duran por un período de
nueve años, siendo renovados por tercios cada tres años.
1.6 Antecedentes del Tribunal Constitucional en el Perú
En nuestro país el tema del control de la constitucionalidad
de las normas, por parte del Poder Legislativo o por un órgano
vinculado a él, ha sido frecuentemente abordado por las numerosas
constituciones que han tenido vigencia a lo largo de nuestra historia
republicana18.
Así debemos mencionar: Las Bases de la Constitución Política de la
República Peruana de 17 de diciembre de 1822 que, en su artículo
16°, disponía la existencia de un Senado Central que tendría, entre
otras atribuciones (inc.1), la de “velar sobre la observancia de la
Constitución y de las leyes…”
GARCÍA BELAUNDE, Domingo. La justicia constitucional a finales del S. XX. Editorial
Palestra. Lima. P.140.
18
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
203
Tribunal Constitucional
La Constitución Política de la República Perua­
na sancionada por
el Primer Congreso Constituyente el 12 de noviembre de 1823, que
atribuía al Senado Conservador (art.90°Inc.1°), la facultad de “velar
sobre la observancia de la Constitución y de las leyes”. Su artículo
186°agregaba que “el primer cuidado del Congreso, luego después
de la apertura de sus sesiones, será examinar las infracciones de
la Constitución que no se hubieran remediado…”19El artículo 187,
añadía que todo peruano puede reclamar ante el Congreso, ante el
Poder Ejecutivo o ante el Senado, la observancia de la Constitución, y
representar fundadamente las infracciones que notare.
La Constitución Política del 30 de noviembre de 1826, denominada
Constitución vitalicia de Bolívar, atribuía a la Cámara de los Censores
las facultades de “velar si el gobierno cumple y hace cumplir la
Constitución, las leyes, y los Tratados Públicos y acusar ante el Senado,
las infracciones que el Ejecutivo haga de la Constitu­ción, las leyes y los
Tratados...”.
La Constitución Política de la República Peruana dada por el
Congreso General Constituyente el 18 de marzo de 1828, que preveía
la existencia de un Consejo de Estado en receso del Congreso (artículo
92°) y que entre otras atribuciones (artículo 94°) tenía la de velar
sobre la observancia de la Constitución y de las leyes, formando
expediente sobre cualquier infracción para dar cuenta al Congreso.
El artículo 173° agregaba que “el Congreso inmediatamente después
de la apertura de sus sesiones, examinará si la Constitución ha
sido exactamente observada, proveyendo lo que convenga sobre
sus infracciones. El artículo174° añadía, que todo peruano puede
reclamar ante el Congreso o Poder Ejecutivo las infracciones de la
Constitución”.
La Constitución Política de la República Peruana dada por la
Convención Nacional el 10 de junio de 1934 otorgaba al Consejo de
Estado la función de “velar sobre la observancia de la Constitución y
de las leyes, requiriendo al Poder Ejecutivo para su cumpli­miento y en
caso de contumacia, formar expediente para dar cuenta al congreso”20.
El artículo 178° manifestaba, que “el Congreso inmediatamente
después de la apertura de sus sesiones, examinará si la Constitución
ha sido exactamente observada y si sus infracciones están corregida...”
La Constitución Política del Perú dada por el Congreso General de
Huancayo, el 10 de noviembre de 1939, atribuía al Consejo de Estado
(artículo 103°, inciso I) la facultad de “velar sobre la observancia de
la Constitución y las leyes, dirigiendo al Ejecutivo primera y segunda
representación para su cumplimiento, exigiendo la responsabilidad
en tercera, en el tiempo y forma que señala esta Cons­
titución”. El
artículo 184° preceptuaba que “el Congreso in­mediatamente después
19
20
GARCÍA BELAUNDE, Domingo. Las constituciones del Perú. Lima. P. 97.
Ibid.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
204
María Verónica Rivera Tirado
de la apertura de sus sesiones examinara sí la Constitución ha
sido exactamente observada y si sus infracciones están corregidas,
proveyendo lo conveniente para que se haga efectiva la responsabilidad
de los infractores”.21
La Constitución de la República Peruana dada el 13 de octubre
de 1856 y promulgada el 19 del mismo mes, la cual establecía en
su artículo 10° que “es nula y sin efecto cualquier ley en cuanto
se oponga a la Constitución...” agregando el artículo 54° que “el
Congreso examinará de preferencia infracciones de la Constitución
y dispondrá lo conveniente para hacer efectiva la responsabilidad de
los infractores”22.
La Constitución Política del Perú dictada por el Congreso Constituyente
el 10 de noviembre de 1860 atribuía al Congreso (artículo 59°) la
facultad de examinar de preferencia las infracciones de la Constitución
y disponer lo conveniente para hacer efectiva la responsabilidad de
los infractores.
La Constitución Política del Perú sancionada por el Congreso
Constituyente el 29 de agosto de 1867 incluía entre las atribuciones
del Congreso la facultad de examinar de preferencia las infracciones
de la Constitución y disponer lo conveniente para hacer efectiva la
responsabilidad de los infractores.
La Constitución del Perú dictada por la Asamblea Nacional el 29
diciembre de 1919, facultaba al Congreso para examinar d e preferencia
las infracciones de la Constitución y disponer lo conveniente para
hacer efectiva la responsa­bilidad de los infractores.
En La Comisión Villarán, que preparó un importante Anteproyecto
de Constitución el año 1931, se discutió igualmente el tema del
control de la constitucionalidad de las leyes y en el texto final del
Anteproyecto, incorporó un artículo, el 142° que disponía entre otros
aspectos que “los jueces y tribunales, al conocer de cualquier clase de
juicios, no aplicarán las leyes contrarias a la Constitución”23 Agregan­do
que los “jueces y tribunales no aplicarán los decretos y reglamentos del
Poder Ejecutivo o de cualquier autoridad contrarios a la Constitución o
a las leyes”. En ese mismo artículo en proyecto también se preveía la
consulta de las sentencias de Primera Instancia que declaran que una
ley se oponía a la Cons­titución ante la Corte Superior si no hubieran
sido apeladas, así como la consulta de las sentencias de Segunda
Instancia ante la Corte Suprema en pleno, de no interponerse recurso
de nulidad contra ellas. Optaba así por el Sistema Americano de
control constitucional de las leyes que hemos mencionado.
21
22
23
Ibid.
Ibid.
Ibid.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
205
Tribunal Constitucional
Pero este Anteproyecto Villarán no fue tomado en cuenta por los
constituyentes que redactaron la Constitución de 1933. En lugar
de ello, optaron por mantener en el Perú, siguiendo el ejemplo de
las Constituciones anteriores, el Sistema de control político de la
constitucionalidad de las leyes, al atribuir al Congreso la facultad
de declarar su inconstitucionalidad. De igual manera en el artículo
26 de la Constitución de 1933 señalaba que “pueden interponerle
reclamaciones ante el Congreso por infracciones de la Constitución”
y en el artículo 123° inciso 4° enumeraba las facultades del
Poder Legislativo: “Examinar las infracciones de la Constitución y
disponer lo conveniente para hacer efectiva la respon­sabilidad de los
infractores”24.
Llegamos así a la Constitución de 1979, la cual adopta un ente colegiado
independiente llamado el Tribunal de Garantías Constitucionales
quien sería el encargado de ejercer el control de constitucionalidad
de las normas legales. Es pertinente señalar que el cambio de la
Constitución de 1979 por la de 1993 trajo consigo la modificación
del ente regulador de la constitucionalidad del Estado de derecho. Se
modificó el Tribunal de Garantías Constitucionales por un Tribunal
Constitucional. Se aumentaron las garantías constitucionales y
las acciones de inconstitucionalidad, como se mencionara en los
apartados correspondientes a las funciones del tribunal. Otro aspecto
sumamente determinante es la nueva composición de dicho tribunal,
mientras que en el antiguo tribunal de garantías constitucionales
había una representatividad de los diferentes sectores del Estado
ahora los miembros del tribunal serían elegidos por el Congreso de la
República. A esto se le sumará el desarrollo histórico político del país,
es decir el periodo de dictadura del ex presidente Fujimori, donde se
violaron muchos derechos fundamentales y el Poder Ejecutivo tenía
una fuerte injerencia en el Poder Judicial, asimismo en el Congreso
con lo cual este nuevo tribunal no pudo llevar acabo plenamente sus
funciones. Como colofón a estos antecedentes de nuestra justicia
constitucional habrá que mencionar el proyecto de ley que planteo el
Congreso para limitar el poder del nuevo Tribunal Constitucional, sin
embrago, no se aprobó dicho proyecto de ley.
II. ALGUNAS CONSIDERACIONES ACERCA DEL TRIBUNAL
CONSTITUCIONAL A FIN DE DETERMINAR SU AUTONOMÍA
PROCESAL
2.1 Naturaleza del Tribunal Constitucional en el Perú
La Constitución peruana de 1993 ha instituido en su artículo 201, un
Tribunal Constitucional, al cual le ha otorgado la calidad de órgano
de control de la Constitución. Se trata de un órgano que aunque no
24
Ibid.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
206
María Verónica Rivera Tirado
pertenece al Poder Judicial, tiene naturaleza jurisdiccional. Se tiene
que reconocer que nuestro tribunal tiene aspectos jurisdiccionales
(requisitos de vocal de la corte suprema, dicta sentencias, existe cosa
juzgada, conoce en casación de las acciones denegadas de hábeas
corpus y amparo, existen debates, pruebas etc.) y aspectos para
legislativos (la sentencia del tribunal abroga la norma con fuerza de ley,
sus integrantes como los parlamentarios son inviolables e inmunes,
no pudiendo ser denunciados y deben tener trayectoria democrática).
Se ha construido así un tribunal como árbitro jurisdiccional y político
de la legalidad. No se trata de uno de los poderes, se trata del poder
y quizás de un ente que retiene alguna forma de poder constituyente
a los efectos de decir que norma es exequible. En el Perú no se ha
desarrollado la confianza necesaria y suficiente en el Poder Legislativo
como aquel órgano que sea garante de los derechos fundamentales,
el orden social y mantener la justicia constitucional, es decir, la
constitucionalidad del Estado de derecho democrático, a esto se
suma una histórica desconfianza en el Poder Judicial, de esto se ha
concluido la necesidad de un órgano que cumpla esta función. Dicho
órgano se hecho concreto en el Tribunal Constitucional.
Lo importante para los ciudadanos es que se tutele la garantía
constitucional, que las garantías y derechos establecido en la
Constitución, así como todo lo que contiene tanto en fondo como en la
forma se respetan o se hagan respetar, para que ella (La Constitución)
constituya la garantía de una vida en democracia para todos los
ciudadanos, y como en nuestro caso, poderes como el legislativo se
han mostrado incapaces de hacerlo por su propia naturaleza (no se
puede pedir que quien emita las normas sea quien además controle la
constitucionalidad de las mismas), y de otro lado el Poder Judicial que
ha mostrado a lo largo de nuestra historia debilidad estructural para
garantizar la supremacía constitucional, la justica constitucional,
deviene como una necesidad la jurisdicción constitucional ejercida
por un tribunal, en un primer momento denominado “Tribunal de
Garantías Constitucionales y luego Tribunal Constitucional”.
Con la ley 28301 se aprobó la actual Ley Orgánica del Tribunal
Constitucional, que entro en vigencia a partir del 1 de diciembre del
2004. Se precisa en su artículo 1° que “el tribunal constitucional es el
órgano supremo de interpretación y control de la constitucionalidad.
Es autónomo e independiente de los demás órganos constitucionales.
Se encuentra sometido solo a la constitución y a su ley orgánica”. 25 El
Código Procesal Constitucional aprobado por la ley 28237 señala en
su artículo II del Título Preliminar que “son fines esenciales de los
procesos constitucionales garantizar la primacía de la constitución y
la vigencia efectiva de los derechos constitucionales”26.
25
26
Ley Orgánica del Tribunal Constitucional.
Ibid.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
207
De otro lado, el Reglamento Normativo del Tribunal Constitucional,
aprobado por resolución administrativa, señala en su artículo 1° que
el Tribunal Constitucional es el órgano supremo de interpretación y
control de la constitución. Es autónomo e independiente de los demás
órganos constitucionales. Solo está sometido a la Constitución y a
su Ley Orgánica. En este sentido el Tribunal Constitucional vela por
el respeto “al principio de supremacía constitucional y constituye
el órgano supremo de interpretación, integración y control de la
constitucionalidad. En este sentido, el Tribunal Constitucional, a
través del proceso de inconstitucionalidad de la ley, puede decidir
que norma es contraria a la Constitución y que norma no; además
el Tribunal Constitucional mediante un proceso de hábeas corpus o
amparo tiene la facultad de declarar en última instancia la inaplicación
de una norma, por violación de la constitución en un caso específico.
Constitución y Ley Orgánica del Tribunal Constitucional
Según la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (TC) en su artículo
1 dice: “el Tribunal Constitucional se encuentre sometido solamente a
la constitución y a su ley orgánica y no se encuentra sometido a ningún
otro órgano constitucional, esto significa que los primeros límites al
Tribunal Constitucional los encontramos en la propia Constitución
así como en su Ley Orgánica.
Ahora bien, como sabemos, los magistrados del Tribunal Constitucional
son elegidos o mejor dicho designados por el Congreso. No obstante la
forma de designación de los magistrados del TC no es irrelevante, ya
que sus miembros deben tener requisitos mínimos e indispensables
para garantizar la autonomía del TC, esto significa que el juez
constitucional debe ser una persona no solamente preparada en los
temas necesarios para el desarrollo de sus funciones, sino que además
debe ser independiente, imparcial y con alto grado de compromiso y
servicio a la administración pública.
Son justamente los magistrados del TC quienes harán posible un TC
organizado como un verdadero tribunal de justicia, de tal manera
que se garantice que cumplan los principios de independencia
e imparcialidad. Lo dicho no significa que se esté proponiendo un
Tribunal Constitucional neutro, es cierto que el juez constitucional
tiene que crear, decidir y generalmente tomar posición, pero esta
posición debe ser por la defensa de los derechos constitucionales y
por el Estado de derecho, dentro del principio de razonabilidad de sus
funciones.
Cuando se señala como límite del TC a la Constitución, esto no
significa que el TC debe limitarse a ser un legislador negativo, puede
ser un legislador positivo, el problema está en cuáles son los límites
de ese legislador positivo, el problema está en cuáles son los límites de
ese legislador, pues como sabemos para el caso del poder legislativo
los limites están claramente establecidos en la propia Constitución,
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
208
María Verónica Rivera Tirado
que no es el caso del TC, quien invoca además a su ley orgánica a un
reglamento interno.
En este orden de ideas el TC viene a ser considerado como una
alternativa posible de una “última instancia racional y objetiva
de respeto del juego político según las reglas establecidas en la
constitución”27.
2.3 Acerca de los límites del Tribunal Constitucional
Según el artículo 51° de la Constitución Política, esta prevalece frente a
toda norma de inferior jerarquía. Además, aun cuando no es necesario
su reconocimiento expreso, la facultad de todos los jueces de declarar
la inconstitucionalidad de las leyes, para efectos de inaplicarla en los
procesos a su cargo, se encuentra prevista en el artículo 138° de la
Carta fundamental. El TC peruano como órgano jurisdiccional, tiene
la potestad de declarar la inconstitucionalidad, cuando advierta este
vicio en una ley aplicable a cualquiera de los procesos a su cargo. Y de
preferir en su lugar a la Constitución. En consecuencia, este tribunal
tiene sin duda alguna, la atribución de ejercer el control difuso.
El 2005 se presentó el Proyecto de Ley N° 14321/2005-CR, que
aunque no llego a ser aprobado por el Congreso de la República
nos muestra la clara intención de limitar las facultades del TC. Los
fundamentos de este proyecto de ley sostiene que la jurisdicción del
Tribunal Constitucional en materia de sus sentencia invade ámbitos
de competencia que la Constitución ha reservado a otros órganos
constitucionales, como el Congreso de la República por ejemplo, de otro
lado, también se sostiene que el TC vulnera el principio de separación
de poderes, de constitucionalidad y de seguridad jurídica. De otro
lado, propone limitar el actuar del TC a solo actuar como legislador
negativo, es decir expulsar del ordenamiento jurídico aquellas normas
que vulneran la Constitución en la forma o en el fondo.
Por otro lado; el proyecto también señala la falta de determinación,
por parte de la Constitución, de las atribuciones del TC para dictar
sentencias manipulativas, aditivas, sustitutivas o reductoras
al momento de resolver las demandas de inconstitucionalidad,
asimismo, ni la ley orgánica del tribunal constitucional ni el código
procesal constitucional han establecido posición alguna relativa a la
atribución del TC para emitir sentencias interpretativas.
En este orden de ideas se señala que la función legisladora solo le
corresponde al poder legislativo y no al TC, de tal manera que cualquier
otro órgano, mas aun si se trata de una de rango constitucional, debe
cumplir con las funciones que su ley orgánica le atribuye sin interferir
BOLARDI, Andrés. Documentos de la Justicia Constitucional. En Revista de Derecho.
Salamanca. Vol. XIV, julio del 2003.
27
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
209
dentro de la función legislativa. Asimismo, se señala que el intérprete
constitucional no puede crear normas en el ordenamiento jurídico,
pues, escaparía a su principal función que es otorgar un sentido a las
normas contenidas en la Constitución.
No obstante lo señalado en los fundamentos del proyecto comentado,
se puede considerar que no cabe ninguna duda que el TC es el órgano
supremo de control de la constitucionalidad y debe garantizar que
la legislación admitida por los órganos competentes, no se violente
la constitución formal y materialmente, de tal manera que su
función principal es identificar y expulsar del ordenamiento jurídico
aquellas normas o parte de ellas que pudieran estar presentes en el
ordenamiento jurídico.
Esto obviamente no lo podría efectuar el TC sin una debida
interpretación, por eso consideramos que el punto más importante
que se debe analizar para estudiar los límites del accionar del
Tribunal Constitucional es su labor de interpretar la Constitución.
Esto es, cuando el TC interpreta, ¿puede modificar normas legales?,
y si cuando interpreta colisiona con otros órganos constitucionales,
¿esa interpretación es racional y está actuando dentro de sus límites?
Aunque la interpretación en materia constitucional es flexible,
siempre sigue siendo interpretación, y vía interpretación de la
constitucionalidad, el TC no puede, porque no tiene facultad para ello,
modificar una norma, ya que estaría irrumpiendo en competencias que
no ostenta, cual es la de ser un legislador positivo, esta facultad está
reservada para el Poder Legislativo, el ejecutivo cuando se le delegan
facultades, o aquellos niveles de gobierno a quienes la Constitución le
ha dado función legislativa, por ejemplo los gobierno locales.
Siguiendo este orden de ideas que el TC señala que la constitución
normativa no solo se hace efectiva cuando se expulsa del ordenamiento
la legislación incompatible con ella, sino también cuando se exige que
todo los días las leyes deban ser interpretadas y aplicadas de conformidad
con ella (sentencias interpretativas); cuando se adecua (o se exige
adecuar) a estas a la constitución (sentencias sustitutivas, aditivas,
exhortativas); o cuando se impide que la Constitución se resienta
sensiblemente por una declaración simple de inconstitucionalidad,
no teniéndose en cuenta las consecuencias que esta genera en el
ordenamiento jurídico (sentencias de mera incompatibilidad). A raíz
de este proyecto de ley el Tribunal Constitucional manifestó que “la
Constitución es la norma jurídica suprema del estado, tanto desde un
punto de vista objetivo-estructural”.
En esta misma manifestación el TC señala que la naturaleza de la
Constitución como norma jurídica y la interpretación que le es
inherente, para luego ocuparse de la jurisdicción constitucional, y en
particular del TC, como elementos de equilibrio en el Estado social y
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
210
María Verónica Rivera Tirado
democrático de derecho. En este sentido señala que la Constitución
como norma jurídica es interpretable, pero asegurando su proyección
y concretización, de manera tal que los derechos fundamentales
reconocidos en ella constituyan verdaderas manifestaciones del
principio-derecho de dignidad humana.
El Tribunal Constitucional como supremo interprete de la Constitución
garantiza la fuerza normativa de la Constitución, y es el TC el encargado
de dirimir en ultima o única instancia tales procesos, resulta que
al interior del poder jurisdiccional el Tribunal Constitucional es su
órgano supremo de protección y, por ende, su supremo interprete; esto
significa que no es el único interprete, pero si el supremo. De otro lado,
es interesante ver como el TC señala que como intérprete supremo de
la Constitución goza de un amplio margen en la determinación de los
métodos interpretativos que le sean útiles para cumplir su función
de “órgano de control de la constitución”, agregando que “todo ello
con pleno respeto por los límites que de la propia norma fundamental
deriven”. La interrogante que surge es ¿Cuáles son los límites que
derivan de la Constitución?, entendemos que el pleno respeto a los
derechos constitucionales, el respeto por la autonomía de los otros
poderes del estado, actuar con la responsabilidad que la constitución
exige, de conformidad con el artículo 45° de la Constitución.
También señala el TC que como el juez tiene deber de presumir
la constitucionalidad de las leyes, solo puede inaplicarla o dejarla
sin efecto, cuando su inconstitucionalidad sea manifiesta, es decir
cuando no exista posibilidad alguna de interpretarla de conformidad
con la Constitución.
En este mismo orden de ideas, el TC señala que el fundamento
constitucional de las sentencias interpretativas propiamente dichas
se encuentran en el art. 38, 45, y 51 de la Constitución, que la
reconocen como norma jurídica (suprema). Nosotros consideramos
que las sentencias interpretativas del TC tiene límites, siendo el
principal que se debe respetar el límite entre la interpretación y la
creación o modificación de leyes, en este sentido, no puede el TC vía
interpretación crear o modificar leyes, pero sí puede expulsarlas del
ordenamiento jurídico, puesto que es una función que la Constitución
le ha encomendado.
Asimismo el TC ha precisado que en su condición de poder constituido,
se encuentra sometido, como todos, a los límites establecidos en la
constitución, y reconoce como límites para la emisión de sentencias
interpretativas e integrativas entre otras a: en ningún caso vulnerar
el principio de separación de poderes. Sobre esto es necesario
recordar que no hay libertad si el poder de juzgar no está deslindado
y debidamente delimitado del poder legislativo y del poder ejecutivo,
pues se corre el peligro de que el juez podría llegar a convertirse en un
legislador, esto significa claramente que el principio de separación
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
211
Tribunal Constitucional
de poderes es un límite para el juez constitucional y por ende para
el TC.
2.4 La autonomía procesal del Tribunal Constitucional
Si estamos analizando la autonomía del TC, es necesario referirnos
a la autonomía procesal del mismo. Como sabemos, el proceso
constitucional es un instrumento que sirve para garantizar la tutela
efectiva de los derechos constitucionales, en este entendido, no
dudamos que el TC goce de autonomía procesal para desarrollar o
complementar, pero no para modificar ni innovar la regulación del
código procesal constitucional, ya que como órgano constitucional
tendrá que encontrar la vía para tutelar los derechos de las personas,
y el Código Procesal Constitucional no debe ser una traba, sino
un instrumento para viabilizar el ejercicio de las potestades del
TC, por ello, ahí donde el TC pueda interpretar o complementar el
Código Procesal Constitucional consideramos que está efectuando
interpretación racional, pero ahí donde el Tribunal Constitucional
invade competencias procesales que no tiene, está vulnerando el
principio de legalidad.
Ahora bien surge la pregunta ¿puede el TC crear reglas procesales?,
nosotros consideramos que ahí donde la creación de la reglas
procesales están complementando normas de Código Procesal
Constitucional, sin desnaturalizarlo y sin modificarlo, si se puede
hacerlo, ya de otro modo, podría darse el caso que no se podría
garantizar el cumplimiento de los fines del TC que es garantizar
el respeto a los derechos fundamentales. Ahora bien, no se debe
entender las nuevas reglas procesales como nuevas normas sino como
complemento o desarrollo o interpretación de las ya existentes del
Código Procesal Constitucional, por lo tanto significa que la creación
de estas llamadas reglas procesales tiene límites, que no es crear
normas positivas, ni modificar las normas procesales existentes, en
todo caso tiene iniciativa legislativa que puede ejercer, sin invadir la
esfera del legislador que no le corresponde ni la ostenta.
Por ejemplo, el establecimiento del amicus curie (figura no prevista en
el Código Procesal Constitucional, pero sí en reglamento normativo
del TC), o del litis consorte facultativo, o la del participe (figuras
tampoco previstas en el Código Procesal) consideramos que son reglas
procesales, no se está contraviniendo ninguna norma del Código
Procesal de la materia, por el contrario, es esta complementando
lo regulado por el Código Procesal Constitucional, de tal modo que
la intervención del amicus curie o del litis consorte o del participe,
puedan constituir elementos valiosos para la determinación que tome
el TC en la resolución de la sentencia correspondiente.
En este orden de ideas, es que señalamos que en principio, el TC se
encuentra sometido al Código Procesal Constitucional, no obstante ello
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
212
María Verónica Rivera Tirado
en algunas sentencias, crea reglas procesales que complementan al
Código Procesal, pero en otros casos el TC se aleja del Código Procesal
Constitucional, e inclusive ha modificado alguno de sus artículos.
La autonomía procesal del TC permite abrir el camino para una
verdadera innovación de sus propias competencias. Esta capacidad
para delimitar el ámbito de sus decisiones por parte del TC tiene
como presupuesto la necesidad de dotar de todo el poder necesario
en manos del tribunal para tutelar los derechos fundamentales mas
allá incluso de la intervenciones de la partes, pero sin olvidar que la
finalidad no es una finalidad para el atropello o la restricción. Este
sacrifico de las normas procesales solo puede encontrar respaldo en
una única razón: la tutela de los derechos, por lo que toda practica
procesal que se apoye en este andamiaje teórico para atropellar los
derechos o para disminuir su cobertura debe ser rechazado como un
poder peligroso en manos de los jueces.
De otro lado, señala el TC que como máximo intérprete de la
Constitución y órgano supremo de control de la constitucionalidad, es
titular de una autonomía procesal para desarrollar y complementar
la regulación procesal constitucional a través de la jurisprudencia,
en el marco de los procesos constitucionales; asimismo señala que la
autonomía procesal está sujeta a los siguientes límites:
1. La regulación constitucional y legal en donde se han establecido los
principios fundamentales del proceso constitucional, en este caso el
artículo 200° de la Constitución, el Código Procesal Constitucional
y la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional.
2.Se realiza en base al uso del derecho constitucional material pero
no de manera absoluta.
El TC al tener facultades de iniciativa de proponer leyes o modificación
de las mismas, tiene que adecuarse a las normas ya existentes y si
considera que hay normas que no le permiten ejercer sus funciones
como órgano de control de constitucionalidad, debería proponer los
cambios que considere convenientes, pero no utilizar las sentencias
para vía interpretación modificar el Código Procesal Constitucional.
Es en este mismo orden de ideas que le TC señala que se encuentra
facultado para desarrollar y complementar la regulación procesal
constitucional a través de la jurisprudencia, esto no significa modificar
el Código Procesal Constitucional.
2.5 Las garantías constitucionales
Pensando en la defensa jurídica de la Constitución, los constituyentes
peruanos de 1993 han señalado en el artículo 200° de la Constitución
de 1993 las siguientes garantías constitucionales:
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
213
a) El hábeas corpus
La acción de hábeas corpus, procede ante el hecho u omisión, por
parte de cualquier autoridad, funcionario o persona, que vulnera
o amenaza la libertad individual o los derechos constitucionales
conexos. El hábeas corpus es una acción que protege el derecho a
libertad individual, al que toda persona tiene acceso. La protección del
derecho a la libertad supone una seguridad de la persona. Sánchez
Viamonte, afirma: “es una acción constitucional, de derecho público
sui generis”. De tal manera que el hábeas corpus no es un recurso
impugnatorio, sino una acción que se demanda como tal y está dirigida
a proteger derechos amenazados o conculcados. Se dice que tuvo su
origen en el interdicto romano del “homine libero exhibendo”28, que
consistía en exhibir el cuerpo del hombre libre. La traducción literal
es “aquí está mi cuerpo”.
También se toma como antecedente del hábeas corpus la Carta
Magna aceptada en Inglaterra por el monarca Juan sin Tierra en el
año 1215. No es este precedente una fuente directa, sin embrago, en
esta carta se plantearan las primeras garantías de algunos derechos
que se les han reconocido a los nobles de la sociedad inglesa del siglo
XIII. Ejemplo de ello es: El artículo 39° señalaba que ningún hombre
libre podrá ser detenido o encarcelado o privado de sus derechos o
de sus bienes, ni puesto fuera de la ley ni desterrado o privado de su
rango de cualquier otra forma, ni usaremos de la fuerza contra él ni
enviaremos a otros que lo hagan, sino en virtud de sentencia judicial
de sus pares y con arreglo a la ley del reino. Por otro lado, el artículo
40° reza que “no venderemos, denegaremos ni retrasaremos a nadie su
derecho ni la justicia”.
Durante el reinado de Carlos III, rey de Inglaterra, fue cuando se
dictó por el parlamento una ley que daba a todos el derecho de exigir
un juicio imparcial, dentro de un tiempo razonable. Esta famosa ley
declara que si cualquier hombre o mujer es reducido a prisión él o
ella, o amigos en su nombre pueden interponer lo que se llama “writ
of hábeas corpus”.
Según nuestra carta fundamental, el hábeas corpus protege la libertad
individual o derechos conexos contra la acción u omisión de cualquier
que vulnere, ya sea esta autoridad, funcionario o persona en general.
Son derechos conexos con la libertad, la libertad de conciencia y
la libertad de religión, el derecho a no ser violentado para obtener
declaraciones, a no ser desterrado, exiliado o desterrado a no ser por
sentencia firme, no ser secuestrado, no ser detenido por deudas.
28
SÁNCHEZ VIAMONTE, Carlos. El hábeas corpus. Editorial Abelardo Perrot. Buenos
Aires. P. 315.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
214
María Verónica Rivera Tirado
Pueden interponer esta garantía : la persona perjudicada o cualquier
otra en su nombre, el presidente de la república, el fiscal de la nación,
el defensor del pueblo, veinticinco por ciento del número legal de
congresistas , cinco mil ciudadanos con firmas comprobadas por el
jurado nacional de elecciones, los colegios profesionales en materia de
su especialidad y los presidentes de región.
b)El amparo
El proceso de amparo es aquella que está dirigida a proteger a los
demás derechos fundamentales que la Constitución reconoce. En
consecuencia la diferencia entre hábeas corpus y amparo radica
en los derechos que protege la garantía constitucional. Defiende los
derechos constitucionales a excepción de la libertad personal y la
libertad de información.
Para que la acción de amparo pueda lograr su objetivo, se requiere
que las violaciones cometidas en perjuicio de una persona por el acto
reclamado sean reparables, esto es, que sea susceptible de restituir al
quejoso en el goce y disfrute de la situación jurídica o de la garantía
contravenida. El recurso de amparo tiene por finalidad asegurar a
los habitantes el goce efectivo de sus derechos constitucionales
protegidos de toda sustracción o amenaza ilegal o arbitraria contra
los mismos, por parte de los órganos estatales o de otros particulares,
con excepción de la libertad física ya amparada por el hábeas corpus.
Esta acción aparece en México, legislada en la constitución de 1857,
con la intención de proteger los derechos constitucionales y a los
referentes con la libertad individual.
El Código Procesal Constitucional señala que la acción de amparo
procede en defensa de los siguientes derechos:
• De igualdad y de no ser discriminado por razón de origen, sexo,
raza, orientación, sexual, religión, opinión, condición económica,
social, idioma, o de cualquier otra índole.
• Del ejercicio público de cualquier confesión religiosa
• De información, opinión y expresión
• A la libre contratación
• A la creación artística, intelectual y científica
• De la inviolabilidad y secreto de los documentos privados y de las
comunicaciones
• De reunión
• Del honor, intimidad, voz, imagen, y rectificación de informaciones
inexactas o agraviantes
• De asociación
• Al trabajo
• De sindicación, negociación colectiva y huelga
• De propinada y herencia
• De petición ante la autoridad competente
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Tribunal Constitucional
215
De participación individual o colectiva en la vida política del país
A la nacionalidad
De tutela procesal efectiva.
A la educación, así como el derecho de los padres de escoger el
centro de educación y participar en el proceso educativo de sus
hijos
De impartir educación dentro de los principios constitucionales
A la seguridad social
De la remuneración y pensión
De la libertad de cátedra
Del acceso a los medios de comunicación social en los términos del
art. 35º de la Constitución
De gozar de un ambiente equilibrado y adecuado para el desarrollo
de la vida
A la salud
Los demás que la Constitución reconoce
No procede la acción de amparo para juzgar hechos pasados sino
presentes o actuales. Esa misma decisión se origina cuando en el
curso del proceso se adjuntan actuaciones administrativas que tiene
por cumplida la finalidad que tenía el recurrente, entonces el “el
comportamiento lesivo debe tener vigencia al momento de tramitarse la
acción”29; los hechos acecidos antes de su promoción solo importan en
cuanto ellos, o sus efectos, persistan y se manifiesten durante el juicio.
c) El hábeas data
La acción de hábeas data procede contra el hecho u omisión, por
parte de cualquier autoridad, funcionario o persona, que vulnera o
amenaza los derechos a que se refiere el artículo 2º, incisos 5 y 6 de la
Constitución: “Artículo 2º.- derechos de la persona. Inciso 5: a solicitar
sin expresión de causa la información que requiera y a recibirla de
cualquier entidad pública, en el plazo legal, con el costo que suponga
el pedido.se exceptúan las informaciones que afecten la intimidad
personal y las que expresamente se excluyan por ley o por razones
de seguridad nacional. El secreto bancario y la reserva tributaria
pueden levantarse a pedido del juez, del fiscal de la nación, o de una
comisión investigadora del congreso con arreglo a ley y siempre que se
refieran al caso investigado. Inciso 6: a que los servicios informáticos,
computarizados o no, públicos o privados, no suministren informaciones
que afecten la intimidad personal y familiar”.
La incorporación al ordenamiento constitucional de esta garantía
constitucional se da con la Constitución de 1993, es decir es bastante
reciente. El antecedente viene desde 1960, y como reacción al
vertiginoso desarrollo tecnológico que se traduce en nuevos sistemas
CABANELLAS, Guillermo. Diccionario de derecho usual. Editorial Heliasta. Buenos
Aires. Edición 21. P. 216.
29
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
216
María Verónica Rivera Tirado
informativos, tanto en los Estados Unidos como en gran Bretaña se
empiezan a promover proyectos legislativos que, dando un nuevo giro
o extensión al concepto de derecho a la privacidad, se refieren a la
protección de la libertad y esfera personal frente a posibles excesos
del registro informatizados o difusión de datos e informaciones
vinculados a aspectos reservados o íntimos.
El primer texto de protección de datos correspondió al “land de
Hesse” (Alemania, 1970), que en el plano internacional culmina con la
elaboración del “convenio para la protección de las personas con respecto
al tratamiento automatizado de datos de carácter personal” de 28 de
enero de 1981. Una ley crea la figura del “datenschutzbeauftragter”,
esto es del comisario para la protección de información.
En Latinoamérica la Constitución brasileña de 1988 es la primera en
incorporar dicha garantía siguiéndole la constitución de Colombia de
1991 y la constitución de Paraguay de 1992. El hábeas data por tanto
es un proceso constitucional que procede contra hecho u omisión,
de parte de cualquier funcionario, persona o autoridad que vulnera o
amenaza los derechos a solicitar información de cualquier entidad y a
impedir que los servicio informáticos, computarizados o no, públicos
o privados, suministren información que puede afectar la intimidad
personal o familiar.
Esta garantía constitucional ha sufrido modificaciones introducidas
por el código procesal constitucional por la ley 26301, publicada el
3 de mayo de 1994, reguló el procedimiento de hábeas data, pero
ha sido un esfuerzo transitorio aunque su vigencia supero los diez
años, coyuntural e incompleto que, si bien aclara algunos aspectos
(competencia, aplicación supletoria del procedimiento del amparo,
etc.), confunde otros. A nivel jurisprudencial puede apreciarse que
hasta el momento el hábeas data ha sido utilizado prioritariamente
para garantizar el derecho de acceso a la información pública,
aunque la jurisprudencia ha precisado los alcances del derecho a la
autodeterminación informativa.
El hábeas data es una garantía que poco ha sido utilizada, desde su
instalación hasta el 31 de agosto de 2004 el Tribunal Constitucional
solo ha resuelto treinta y tres procesos de hábeas data. Es en razón
del estado de esta garantía que la exposición de motivos del Código
Procesal Constitucional recomienda la eliminación del hábeas data
como proceso constitucional debido a que los derechos protegidos
pueden estar como lo ha sido anteriormente comprendidos entre los
derechos resguardados por la acción de amparo.
d)La acción de inconstitucionalidad
Los orígenes del control de la constitucionalidad de las leyes aparecen
en el continente europeo, precisamente en Inglaterra, en la sentencia
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
217
Tribunal Constitucional
emitida por el juez Coke en 1606, en el caso en que el doctor Thomas
Bonham. En los inicios de esta lucha por la independencia del poder
judicial que se da en Inglaterra también encontramos la influencia
del juez Coke dando una dura batalla, en una época en la cual
reyes como los Estuardos los tomaban como servidores suyos. La
oposición de Coke sobre este tema finalmente triunfo y fue recogida
en el “Act of settlement” de 1701 mediante la cual se consagra y
ratifica la costumbre que se había venido desarrollando respecto de
la inamovilidad en el cargo del juez y su oposición como intérprete y
aplicador casi exclusivo de la ley.
El juez Coke, investido como tal durante el reinado de Jacobo I de
la dinastía de los Estuardo, fue la figura central de un proceso que
resultara esencial para el surgimiento de la facultad jurisdiccional
de controlar la constitucionalidad de las leyes, el llamado “judicial
review” del derecho anglosajón.
Ninguno de los textos de todas las constituciones que hemos tenido,
en mayor o menor grado, ha estado exento de cierta preocupación por
el control de la constitucionalidad de las normas. En nuestra historia
constitucional fue una constante el establecimiento de diversos
mecanismos de defensa constitucional de carácter político, siempre
atribuidos al poder legislativo lo que evidencia cierta intención de
estatuir alguna forma de control.
Para la Constitución de 1993 es un proceso constitucional especial
que se entabla ante el Tribunal Constitucional. Es especial no solo
porqué se entabla ante un organismo “sui generis” y de alto nivel,
sino también por su objeto: procede contra las leyes, los decretos
legislativos , los decretos de urgencia, los tratados, el reglamento del
congreso, las normas regionales de carácter general y las ordenanzas
municipales, que contravienen la Constitución.
El control constitucional cumple tres funciones:
• Función valorativa: realiza el examen de constitucionalidad del
texto legal sometido a jurisdicción constitucional.
• Función pacificadora: elimina la norma incoada del ordenamiento
jurídico por inconstitucional.
• Función ordenadora: inaplica la norma jurídica por sus efectos
erga omnes.
2.6 Las sentencias del Tribunal Constitucional
2.6.1 Tipología de las sentencias
La doctrina suele realizar, de modo general, una doble clasificación
de las sentencias del Tribunal. Una primera clasificación distingue
entre sentencias de especie y sentencias de principio. Las primeras se
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
218
María Verónica Rivera Tirado
constituyen por la aplicación simple de las normas constitucionales y
demás preceptos del bloque de constitucionalidad a un caso particular
y concreto. En este caso, la labor del juez constitucional es meramente
«declarativa», ya que se limita a aplicar la norma constitucional o los
otros preceptos directamente conectados con ella. Las sentencias
de principio, por el contrario y sobre la base de la distinción entre
norma y disposición, integran la jurisprudencia propiamente dicha,
en la medida que interpretan el alcance y sentido de las normas
constitucionales, colman los vacíos normativos y forjan verdaderos
precedentes vinculantes.
En cuanto a estas últimas, el Tribunal Constitucional peruano ha
dictado diversas sentencias, las cuales se caracterizan por realizar, a
partir del caso concreto, un desarrollo jurisprudencial y doctrinario
de los temas más importantes en discusión. Este tipo de sentencias
se justifica porque tienen como finalidad orientar a los jueces con
criterios que puedan utilizar en la interpretación constitucional que
realicen en los procesos a su cargo y, además, porque contribuye a que
los ciudadanos conozcan y ejerzan mejor sus derechos fundamentales
reconocidos en la Constitución.
Sin embargo, para efectos del presente trabajo, acogeremos la
segunda clasificación, la cual ha sido considerada también por la
jurisprudencia del Tribunal Constitucional peruano.
a) Las sentencias estimatorias
Son aquellas que declaran fundada una demanda de
inconstitucionalidad. Su consecuencia jurídica específica la
eliminación o expulsión de la norma cuestionada del ordenamiento
jurídico, mediante una declaración de invalidez constitucional. En
dicha hipótesis, la inconstitucionalidad se produce por la colisión entre
el texto de una ley o norma con rango de ley y una norma, principio
o valor constitucional. Las sentencias estimativas pueden ser de
simple anulación, interpretativa propiamente dicha o interpretativasmanipulativas (normativas).
b)Las sentencias de simple anulación
En este caso el órgano de control constitucional resuelve dejar sin efecto
una parte o la integridad del contenido de un texto. La estimación es parcial
cuando se refiere a la fracción de una ley o norma con rango de ley (un
artículo, un párrafo, etc.); y, por ende, ratifica la validez constitucional de
las restantes disposiciones contenidas en el texto normativo impugnado.
La estimación es total cuando se refiere a la plenitud de una ley o norma
con rango de ley; por ende, dispone la desaparición íntegra del texto
normativo impugnado del ordenamiento jurídico.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
219
Tribunal Constitucional
c) Las sentencias interpretativas propiamente dichas
En este caso el órgano de control constitucional, según sean las
circunstancias que rodean el proceso constitucional, declara la
inconstitucionalidad de una interpretación errónea efectuada por
algún operador judicial, lo cual acarrea una aplicación indebida.
Dicha modalidad aparece cuando se ha asignado al texto objeto de
examen una significación y contenido distinto al que la disposición
tiene cabalmente. Así, el órgano de control constitucional puede
concluir en que por una errónea interpretación se han creado «normas
nuevas», distintas de las contenidas en la ley o norma con rango de
ley objeto de examen. Por consiguiente, establece que en el futuro
los operadores jurídicos estarán prohibidos de interpretar y aplicar
aquella forma de interpretar declarada contraria a la Constitución.
d)Las sentencias interpretativas manipulativas (normativas)
En este caso el órgano de control constitucional detecta y determina
la existencia de un contenido normativo inconstitucional dentro de
una ley o norma con rango de ley. La elaboración de dichas sentencias
está sujeta alternativa acumulativamente a dos tipos de operaciones:
la ablativa y la reconstructiva. La operación ablativa o de exéresis
consiste en reducir los alcances normativos de la ley impugnada
«eliminando» del proceso interpretativo alguna frase o hasta una
norma cuya significación colisiona con la Constitución. Para tal
efecto, se declara la nulidad de las «expresiones impertinentes»; lo
que genera un cambio del contenido preceptivo de la ley. La operación
reconstructiva o de reposición consiste en consignar el alcance
normativo de la ley impugnada «agregándosele» un contenido y un
sentido de interpretación que no aparece en el texto por sí mismo.
La existencia de este tipo de sentencias se justifica por la necesidad de
evitar los efectos perniciosos que puedan presentarse en determinadas
circunstancias, como consecuencia de los vacíos legales que surgen
luego de la «expulsión» de una ley o norma con rango de ley del
ordenamiento jurídico. Tales circunstancias tienen que ver con la
existencia de dos principios rectores de la actividad jurisdiccionalconstituyente, a saber: a) el principio de conservación de la ley, que
exige al juez constitucional «salvar», hasta donde sea razonablemente
posible, la constitucionalidad de una ley impugnada, en aras de
afirmar la seguridad jurídica y la gobernabilidad del Estado; es decir,
la expulsión de una ley del ordenamiento jurídico por inconstitucional,
debe ser la última ratio a la que debe apelarse.
Así, la simple declaración de inconstitucionalidad no debe ser utilizada,
salvo si es imprescindible e inevitable; y b) el principio de interpretación
desde la Constitución, axioma o pauta básica a través del cual se
asigna un sentido a una ley cuestionada de inconstitucionalidad, a
efectos que ella guarde coherencia y armonía con el plexo del texto
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
220
María Verónica Rivera Tirado
fundamental. Dicha interpretación hace que la ley sea conforme a
la Constitución; cabiendo, para tal efecto, que se reduzca, sustituya
o modifique su aplicación para los casos concretos. La experiencia
demuestra que residualmente la declaración de inconstitucionalidad
puede terminar siendo más gravosa desde un punto de vista
político, jurídico, económico o social, que su propia permanencia
dentro del ordenamiento constitucional. Así, pues, los efectos de
dicha declaración pueden producir, durante un «tiempo», un vacío
legislativo dañoso para la vida coexistencial. En ese sentido, no debe
olvidarse que la jurisdicción constitucional desarrolla una función
armonizadora de los conflictos sociales y políticos subyacentes en un
proceso constitucional, por lo que dichas sentencias se constituyen
en instrumentos procesales necesarios para el desarrollo de tal fin.
Este tipo de sentencias propicia el despliegue de los efectos de las
normas constitucionales que podrían ser obstaculizados por los
«vacíos normativos» emanados de un simple fallo estimatorio.
e) Las sentencias reductoras
Son aquellas que señalan que una parte (frases, palabras, líneas, etc.)
del texto cuestionado es contraria a la Constitución, y ha generado un
vicio de inconstitucionalidad por su redacción excesiva y desmesurada.
En ese contexto, la sentencia ordena una restricción o acortamiento
de la «extensión» del contenido normativo de la ley impugnada.
Dicha reducción se produce en el ámbito de su aplicación a los casos
particulares y concretos que se presentan en la vía administrativa o
judicial. Para tal efecto, se ordena la inaplicación de una parte del
contenido normativo de la ley cuestionada en relación a algunos de los
supuestos contemplados genéricamente; o bien en las consecuencias
jurídicas preestablecidas. Ello implica que la referida inaplicación
abarca a determinadas situaciones, hechos, acontecimientos o
conductas originalmente previstas en la ley; o se dirige hacia algunos
derechos, beneficios, sanciones o deberes primicialmente previstos. En
consecuencia, la sentencia reductora restringe el ámbito de aplicación
de la ley impugnada a algunos de los supuestos o consecuencias
jurídicas establecidas en la literalidad del texto.
f) Las sentencias aditivas
Son aquellas en donde el órgano de control de la constitucionalidad
determina la existencia de una inconstitucionalidad por omisión
legislativa. En ese supuesto, procede a «añadir» algo al texto
incompleto, para transformarlo en plenamente constitucional.
En puridad, se expiden para completar leyes cuya redacción
presenta un contenido normativo «menor» respecto al exigible
constitucionalmente. En consecuencia, se trata de una sentencia que
declara la inconstitucionalidad no del texto de la norma o disposición
general cuestionada, sino más bien de lo que los textos o normas no
consignaron o debieron consignar. En ese sentido, la sentencia indica
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
221
que una parte de la ley impugnada es inconstitucional, en tanto
no ha previsto o ha excluido algo. De allí que el órgano de control
considere necesario «ampliar» o «extender» su contenido normativo,
permitiendo su aplicación a supuestos inicialmente no contemplados,
o ensanchando sus consecuencias jurídicas.
La finalidad en este tipo de sentencias consiste en controlar e integrar
las omisiones legislativas inconstitucionales; es decir, a través del
acto de adición, evitar que una ley cree situaciones contrarias a
los principios, valores o normas constitucionales. Es usual que la
omisión legislativa inconstitucional afecte el principio de igualdad;
por lo que al extenderse los alcances de la norma a supuestos o
consecuencias no previstos para determinados sujetos, en puridad
lo que la sentencia está consiguiendo es homologar un mismo trato
con los sujetos comprendidos inicialmente en la ley cuestionada. El
contenido de lo “adicionado” surge de la interpretación extensiva, de
la interpretación sistemática o de la interpretación analógica.
g) Las sentencias sustitutivas
Son aquellas en donde el órgano de control de la constitucionalidad
declara la inconstitucionalidad parcial de una ley y, simultáneamente,
incorpora un reemplazo o relevo del contenido normativo expulsado
del ordenamiento jurídico; vale decir, dispone una modificación o
alteración de una parte literal de la ley. Ahora bien, debe aclararse
que la parte sustituyente no es otra que una norma ya vigente en el
ordenamiento jurídico. La actividad interpretativa se canaliza con el
traslado de los supuestos o las consecuencias jurídicas de una norma
aprobada por el legislador, hasta la parte de la ley cuestionada –y en
concreto afectada de inconstitucional-, con el objeto de proceder a
su inmediata integración. Dicha acción se efectúa excepcionalmente
para impedir la consumación de efectos políticos, económicos, sociales
o culturales gravemente dañosos y derivados de la declaración de
inconstitucionalidad parcial.
h)Las sentencias exhortativas
Son aquellas en donde el órgano de control constitucional declara la
incompatibilidad constitucional de una parte o la totalidad de una
ley o norma con rango de ley, pese a lo cual no dispone su inmediata
expulsión del ordenamiento constitucional, sino que recomienda al
Congreso para que, dentro de un plazo razonable, expida una ley
sustitutoria con un contenido acorde a las normas, principios o valores
constitucionales. Como puede observarse, si en sede constitucional se
considera ipso facto que una determinada disposición legal es contraria
a la Constitución, en vez de declararse su invalidez constitucional,
se confiere al legislador un plazo determinado o determinable para
que la reforme, con el objeto de eliminar la parte violatoria del texto
fundamental.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
222
María Verónica Rivera Tirado
En este tipo de sentencias se invoca el concepto de vacatio setentiae,
mediante el cual se dispone la suspensión de la eficacia de una parte
del fallo. Es decir, se modulan los efectos de la decisión en el tiempo.
Dicha expresión es un equivalente jurisprudencial de la vacatio legis
o suspensión temporal de la entrada en vigencia de una ley aprobada.
Debe señalarse, por otro lado, que la exhortación puede concluir en
la expedición de la ley sustitutiva y reformante de la norma declarada
incompatible con la Constitución; en la conclusión in totum de la
etapa suspensiva; y, por ende, aplicación plena de los alcances de la
sentencia. Dicha situación se da cuando el legislador ha incumplido
con dictar la ley sustitutiva dentro del plazo expresamente fijado en
la sentencia32; en la expedición de una segunda sentencia. Dicha
situación se produce por el no uso parlamentario del plazo razonable
para aprobar la ley sustitutiva.
Dichas sentencias son recomendaciones o sugerencias, estrictu sensu,
que, partiendo de su función armonizadora ante los conflictos, se
plantean al legislador para que en el ejercicio de su discrecionalidad
política en el marco de la constitución pueda corregir o mejorar aspectos
de la normatividad jurídica. En tales sentencias opera el principio
de persuasión y se utilizan cuando, al examinarse los alcances de
un proceso constitucional, si bien no se detecta la existencia de un
vicio de inconstitucionalidad, se encuentra una legislación defectuosa
que de algún modo conspira contra la adecuada marcha del sistema
constitucional.
i) Las sentencias estipulativas
Son aquellas donde el órgano de control de la constitucionalidad
establece, en la parte considerativa de la sentencia. Las variables
terminológicas o conceptuales que utilizara para analizar y resolver
una controversia constitucional.
j) Las sentencias desestimativas
Son aquellas que declaran, según sea el caso, inadmisibles,
improcedentes o infundadas las acciones de garantía, o resuelven
desfavorablemente las acciones de inconstitucionalidad. En este
último caso, la denegatoria impide una nueva interposición fundada
en idéntico precepto constitucional (petición parcial y específica
referida a una o varias normas contenidas o en una ley); además, el
rechazo de un supuesto vicio formal no obsta para que esta ley no
pueda ser cuestionada ulteriormente por razones de fondo.
III. LA AUTONOMÍA PROCESAL DEL TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
El Tribunal Constitucional en ejercicio de la autonomía procesal ha
emitido diversas sentencias interpretativas las mismas que en algunos
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
223
casos han sido contradictorias como lo demuestra el análisis del caso
Ivcher.
Es posible que las sentencias emitidas por el Tribunal Constitucional
sea producto de una extralimitación de la autonomía procesal que
dicho órgano como intérprete de la Constitución ha establecido para
sí mismo, la cual ha generado la diversidad y contraposición de los fallos
emitidos por el Tribunal Constitucional. Ante las lagunas judiciales
que se presentan en materia constitucional el Tribunal Constitucional
tiene la autonomía para generar las reglas procesales necesarias para
la resolución de los casos que tiene bajo su jurisdicción. Sin embargo
antes de que se proceda bajo el principio de autonomía procesal deberá
atender en primer lugar, si es que su Código Procesal es insuficiente,
al Código Procesal Civil se deberá aplicar de manera supletoria, si
es que este código no alcanzase para resolver el caso, se procederá a
aplicar el principio de autonomía procesal el cual faculta al Tribunal
Constitucional para generar nuevos procedimientos que ayuden en
el cumplimiento sus funciones. El Tribunal Constitucional puede
dictar una serie de reglas procesales basadas en la jurisprudencia
constitucional.
Con estos alcances se entiende que el Tribunal Constitucional puede
formular nuevos procedimientos pero que estén dentro del marco de
Código Procesal Constitucional y su Ley Orgánica, si estas fueran
insuficientes se tomaría como nuevo marco el Código Procesal General,
y este a su vez tampoco fuera suficiente para la resolución del caso se
procederá al principio de interpretación e integración que gozan los
jueces constitucionales como muestra de la autonomía procesal que
poseen.
La pregunta que surge es ¿Cuáles son los límites del Tribunal
Constitucional en función del principio de autonomía procesal
constitucional? Al respecto, es necesario señalar que el Tribunal
Constitucional no está sujeto ningún poder del Estado o algún
organismo estatal, solo se encuentra supeditado a la Constitución
Política.
En virtud de la autonomía procesal que tiene el Tribunal Constitucional
puede formular reglas procesales ante casos no previstos por la
ley procesal de la materia. El principio de autonomía procesal le
permite al Tribunal Constitucional la creación de normas procesales
constitucionales, pero siempre y cuando las normas procesales
vigentes a la resolución del caso no sean suficientes, ni satisfactorias
para los procesos que el TC tiene bajo su jurisdicción.
En el marco de la política aplicada por el gobierno de Alberto Fujimori,
en el cual se aprobó una nueva Constitución y con ello la aparición de
un nuevo Tribunal Constitucional con nuevas facultades (se aumentan
las garantías constitucionales y los procesos de inconstitucionalidad),
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
224
María Verónica Rivera Tirado
además la elección de los magistrados ya no estaría en función de
una representación de las fuerzas políticas que constituyen el país
tal como fue planteado por la Constitución Política anterior sino que
ahora los magistrados serian elegidos por el Congreso de la República.
iv. CONCLUSIONES
Del desarrollo de la presente investigación, se puede llegar a las
siguientes conclusiones:
1.El desarrollo histórico de los tribunales constitucionales ha
demostrado en primera razón que estos han sido necesarios solo en
aquellos países donde la estabilidad constitucional del Estado se
ha visto alterada y desnaturalizada por el abuso de algunos de los
poderes del propio Estado (principalmente el abuso de poder por
parte del ejecutivo) por parte de las fuerzas políticas del momento.
2. A fin de dotar de mayores facultades al Tribunal Constitucional
para el logro de sus funciones de tutela y protección, consideramos
que es necesario atribuirle un cierto grado de autonomía procesal.
Con esta autonomía el Tribunal Constitucional puede desarrollar
bajo el principio de máximo intérprete de la Constitución, una serie
de acciones a fin de salvaguardar la supremacía de la Constitución
y la vigencia efectiva de los derechos fundamentales, tal como
señala el artículo II del Título Preliminar del Código Procesal
Constitucional.
3.La autonomía procesal del Tribunal Constitucional se puede ver
reflejada en la jurisprudencia, donde muchas veces el máximo
intérprete de la Constitución, con el objetivo de brindar una mayor
tutela de los derechos constitucionales, inaplica algunas cláusulas
del mismo Código Procesal Constitucional a fin de suplirla con
su interpretación pro persona a través de los diversos tipos de
sentencias explicadas.
4.
Ante las lagunas judiciales que se presentan en materia
constitucional, el Tribunal Constitucional tiene la autonomía para
generar las reglas procesales necesarias para la resolución de los
casos que tiene bajo su jurisdicción.
V. BIBLIOGRAFÍA
CARBONELL, Miguel. Para comprender los derechos. Una breve
historia de sus momentos clave. Editorial Palestra, Lima. P. 64.
DORADO, Javier. Las luchas por la Constitución. Las teorías del
fundamental Law en la Inglaterra del siglo XVII. CEPC, Madrid. P. 121.
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
La
autonomía procesal del
Tribunal Constitucional
225
ECHEVERRY, Álvaro. Teoría constitucional y ciencia política. Editorial
Librería ediciones del profesional. Bogotá. P. 291.
CARBONELL, Miguel. Para comprender los derechos. Una breve
historia de sus momentos clave. Editorial Palestra. Lima. P. 64.
BADENI, Gregorio. Nuevas perspectivas en el derecho constitucional.
Editorial Ad Hoc. Buenos Aires. P. 294.
BISCARETTI DI RUFFIA, Paolo. Derecho Constitucional comparado.
Editorial del Fondo de Cultura Económica. México D. F. P. 167.
FERNÁNDEZ SEGADO. Francisco. Justicia Constitucional. Una visión
de derecho comparado. Tomo I. Editorial Dykinson. Madrid. P. 361.
SAA VELASCO, Ernesto. Teoría constitucional general. Editorial Tercer
Mundo. Bogotá. P. 182.
TOYNBEE, Arnold. Estudios de la historia. Emecé Editores. Buenos
Aires. P. 158.
ECHEVERRY, Álvaro. Teoría constitucional y ciencia política. Editorial
Librería ediciones del profesional. Bogotá. P. 219.
NOGUEIRA ALCALÁ, Humberto. Justicia y tribunales constitucionales
en América del Sur. Editorial Palestra. Lima. P. 124.
MONTESQUIEU. El espíritu de las leyes. Editorial Lex Nova. Buenos
Aires. P. 49.
CRUZ VILLALÓN, Pedro. La formación del sistema europeo de control
de la constitucionalidad. Centro de Estudios Constitucionales. Madrid.
P. 136.
SILVA CIMMA, Enrique. El Tribunal Constitucional, Santiago de Chile.
P. 143.
GARCÍA BELAUNDE, Domingo. La justicia constitucional a finales del
S. XX. Editorial Palestra. Lima. P.140.
GARCÍA BELAUNDE, Domingo. Las constituciones del Perú. Lima. P. 97.
BOLARDI, Andrés. Documentos de la Justicia Constitucional. En
Revista de Derecho. Salamanca. Vol. XIV, julio del 2003.
SÁNCHEZ VIAMONTE, Carlos. El hábeas corpus. Editorial Abelardo
Perrot. Buenos Aires. P. 315.
VOX JURIS(24) 2, 2012
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
226
María Verónica Rivera Tirado
CABANELLAS, Guillermo. Diccionario de derecho usual. Editorial
Heliasta. Buenos Aires. Edición 21. P. 216.
Ley Orgánica del Tribunal Constitucional
suyay2605@hotmail.com
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 187-226, 2012
ISSN: 1812-6804
227
INFORMACIÓN PARA LOS AUTORES
Presentación de trabajos
Los trabajos deben ser originales. Estos pueden ser estudios de naturaleza
empírica o teórica, referidos al Derecho como disciplina y profesión.
Para ser publicables, los trabajos deben ceñirse, tanto en su formato como en
su contenido, a las normas de la American Psychological Association (APA) en su
sexta edición, a partir del siguiente número.
Los trabajos propuestos para su publicación serán enviados al correo
electrónico del Instituto de Investigación Jurídica: investiga_derecho@usmp.pe
Adicionalmente deben enviar una carta dirigida al Director de la Revista con el
título y el autor (es) del trabajo.
Es política de la revista priorizar la publicación de los artículos de acuerdo con
los temas de interés.
Sistema de arbitraje de los artículos
El sistema de arbitraje se realiza en dos etapas, en la primera de ellas, se
verifica que el artículo cumpla con los aspectos formales: esta criba es realizada
por los miembros del comité editorial. De no cumplir con las normas estipuladas
por la revista estos manuscritos serán devueltos a los autores para que se realicen
los ajustes correspondientes.
La segunda etapa evalúa el contenido y aporte científico del artículo, para lo
cual es remitido a dos miembros del Comité Editorial, a doble ciego (los árbitros no
conocen la identidad de los articulistas y viceversa) .El dictamen será comunicado
en un plazo no mayor a 30 días.
El artículo tiene tres modalidades de evaluación:
1. Está listo para publicar
2. Han de llevarse a cabo algunas modificaciones
3. No se recomienda su publicación
Los articulistas pueden preguntar en todo momento sobre el proceso de
arbitraje de su manuscrito. Los autores son comunicados por el Comité
Editorial sobre la decisión tomada por los árbitros. Si se formularan
observaciones, estas deberán ser evaluadas por los articulistas, quienes
informarán en un plazo no mayor a 30 días; transcurrido dicho lapso, el
artículo será considerado como nuevo en la lista de espera
Referencias al final del texto
Las referencias irán al final del texto y se ordenarán de manera alfabética por
apellido del autor seguido de las iníciales de los nombres de pila, a doble espacio
y con sangría francesa. En el caso de documentos electrónicos, actualmente no
todos los documentos tienen DOI (Digital Object Identifier), pero si lo tiene se debe
incluir como parte de las referencia.
NOTA: Las opiniones y datos que figuran en esta Revista son responsabilidad de
los autores.
Si un trabajo es aceptado para su publicación, los derechos de impresión y
reproducción por cualquier forma y medio son de la revista.
La Revista publica trabajos referidos al campo académico y profesional de Derecho.
CRÓNICAS DE
LA FACULTAD
DE DERECHO
usmp 2012
crónicas
de la
facultad
de
231
derecho
LA UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN
DE PORRES CUMPLIÓ 50 AÑOS
Ing. José Antonio Chang
Escobedo - Rector
A mediados de la década de los cincuenta el Rvdo. Padre Dr. Vicente
Sánchez Valer de la orden de predicadores (Dominicos), creó el Instituto
Pro-Deo, una casa dedicada a cultivar la filosofía y la teología, que tuvo
gran acogida por parte de la juventud limeña deseosa de labrarse un
futuro mejor, así su rápido desarrollo trajo como consecuencia que
poco tiempo después que el Papa Juan XXIII elevara a los altares al
beato Fray Martín de Porres Velásquez, de la Orden Dominica del Perú,
se fundara nuestra Universidad bajo la advocación del nuevo santo,
San Martín de Porres, el 17 de mayo de 1962.
Hoy a 50 años de su fundación, la Universidad de San Martín de
Porres ha alcanzado por mérito propio, un lugar especial en el sistema
educativo peruano. Actualmente cuenta con:
•
•
Ocho facultades:
Facultad de Ciencias Administrativas y Recursos Humanos,
Facultad de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología,
Facultad de Ciencias Contables Económicas y Financieras,
Facultad de Derecho,
Facultad de Ingeniería y Arquitectura,
Facultad de Obstetricia y Enfermería,
Facultad de Medicina Humana, y
Facultad de Odontología.
Nueve institutos que en conjunto, ofrecen veinticuatro carreras
profesionales.
• Una Escuela de Post Grado con 12 secciones en las cuales se dictan
49 maestrías y 10 doctorados.
• Treintaicinco mil alumnos y más de tres mil quinientos trabajadores,
entre docentes y administrativos.
Al cumplir medio siglo de existencia, la Universidad de San Martín de
Porres mira al futuro con optimismo y con la confianza de haberse
convertido en un pilar de desarrollo en el Perú.
El actual Rector es el Ing. José Antonio Chang Escobedo, quien es el
artífice del prestigio que ha logrado la USMP, no solo en el Perú sino
también internacionalmente.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
232
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
crónicas
de la
facultad
de
derecho
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
233
FACULTAD DE DERECHO
En la década del 60, como respuesta a la necesidad
de un centro superior de estudios universitarios de
alta calidad, acorde con los requerimientos de la
nueva sociedad que se estaba formando no solo en el
mundo sino en el Perú, el 17 de mayo de 1962 nace la
Universidad de San Martín de Porres, poco después
que el Papa Juan XXIII elevara a los altares al beato
Fray Martín de Porres Velásquez de la Orden Dominica del Perú.
La aceptación de la nueva Casa de Estudios fue inmediata, por lo que
cinco años después, en 1967, la Universidad solicitó al Congreso de la
República, de acuerdo a la Ley Universitaria vigente, la autorización para
la creación de una Facultad de Derecho. La Comisión de Educación dio
la autorización y consignó en el Fascículo de Educación de la Ley de
Presupuesto General de la República para 1968 N° 16760-23-03-68 la
creación de la nueva Facultad, la cual inició sus actividades ese año, con
28 alumnos, en un modesto local ubicado en la primera cuadra del jirón
Camaná, en el Cercado de Lima, el mismo que formaba parte del Convento
de Santo Domingo.
Hoy 44 años después nuestra Casa de Estudios cuenta con más de
5500 alumnos en pregrado y cerca de 1000 en la sección de posgrado.
Tuvo como primer Decano al Dr. Percy Buzaglo Terry, quien se preocupó
de contar con una excelente plana docente, en la cual destacaron los
doctores: José León Barandiarán, Jorge Eugenio Castañeda, Domingo
García Rada, Luis Bramont Arias, Darío Herrera Paulsen, todos de
reconocido prestigio nacional e internacional.
A través de su historia nuestra Facultad ha desarrollado sus actividades
en tres diferentes locales en Lima, en el Jr. Camaná cuadra uno Cercado de Lima; luego en la Av. Javier Prado Oeste 580 - San Isidro,
donde actualmente funciona la Sección de Postgrado; y finalmente en
el local actual, ubicado en La Alameda del Corregidor 1865 - La Molina.
Una nueva etapa se inició el 2005, al crearse tres especialidades:
Derecho Civil, Derecho Penal y Derecho Corporativo, que se dictan del
décimo al décimo segundo ciclo. Cabe agregar que desde el 2008 la
Facultad cuenta con una cuarta especialidad: Gestión Pública.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
234
crónicas
de la
facultad
de
derecho
enero
EXAMEN DE
ADMISIÓN 2012- I
El 22 de enero de 2012 la Universidad
de San Martín de Porres llevó a cabo
su Examen de Admisión 2012-I en los
locales de las Facultades de Ingeniería
y Arquitectura, Medicina Humana, y
Derecho.
Una semana antes, el domingo 15 de
enero se realizó el Examen de Admisión
de Exonerados, Traslados, Tercio
Superior, 1º y 2º puesto, Deportistas
Calificados,
Complementación
Académica y mayores de 30 años.
Los primeros puestos en nuestra
facultad, fueron:
Primer puesto:
Jackeline Sirikit Romero Chagua
Segundo Puesto
TERCER PUESTO
:
:
Antonio Abel Pineda Abregu
Joel Moisés Salcedo Gonzales
Los ingresantes se matricularon a partir del jueves 26 de enero en sus
respectivas facultades
UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN DE PORRES DIO
BIENVENIDA A PRIMEROS PUESTOS DEL PROCESO
DE ADMISIÓN 2012-I
La ceremonia fue presidida por la Lic. Celinda Acosta Gallí, Jefa de la
Oficina de RR.PP. e Imagen Institucional, quien saludó a este grupo de
destacados ingresantes y les dio la bienvenida a nombre del Rector, Ing.
José Antonio Chang Escobedo.
En el Examen Ordinario de Admisión que se realizó el pasado domingo
22 de enero ocurrió un cuádruple empate en el primer puesto del
cómputo general.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
235
derecho
EGRESADO DE LA FACULTAD
Dr. Ernesto Álvarez Miranda,
juramentó como presidente del Tribunal Constitucional
El 11 de enero de 2012, el doctor Ernesto Álvarez Miranda, juramentó como Presidente
del Tribunal Constitucional, al solemne acto asistieron altas autoridades de la Nación.
El doctor Ernesto Álvarez Miranda es el tercer egresado de nuestra Facultad en asumir
el cargo de Presidente del Tribunal Constitucional, anteriormente presidieron este
importante órgano constitucional los doctores Víctor García Toma y Carlos Masía
Ramírez, respectivamente.
Tras juramentar como nuevo Presidente del Tribunal, el flamante Presidente afirmó que
la protección de derechos indígenas y del ciudadano como usuario y consumidor, serán
las líneas de trabajo que el Tribunal Constitucional seguirá en el presente año.
El doctor Álvarez Miranda, es profesor principal en nuestra Casa de Estudios y se
ha desempeñado en diversos cargos, siendo el último el de Director del Instituto de
Investigaciones Jurídicas, cargo que desempeñó hasta el día en que fue elegido por el
Congreso de la República como magistrado del Tribunal Constitucional.
La comunidad universitaria, integrada por autoridades, cuerpo docente, alumnos y
personal administrativo, le expresaron su cordial saludo y felicitación, al doctor Álvarez
Miranda, distinguido egresado de nuestra Universidad, a quien le auguramos una
exitosa gestión al frente del Tribunal Constitucional, supremo intérprete de la Carta
Política y defensor del Estado de Derecho en el Perú.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
236
crónicas
de la
facultad
de
derecho
II ENCUENTRO DE RED DE UNIVERSIDADES Y FACULTADES DE DERECHO
POR LOS DERECHOS HUMANOS Y EL DERECHO INTERNACIONAL
HUMANITARIO
Del 11 al 13 de enero se realizó, en el local de nuestra Facultad, el II
Encuentro de Red de Universidades y Facultades de Derecho por los
Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario.
Dia 11
Lugar: Campus de la Facultad de Derecho de la USMP
Inauguración: 16.00 hrs.
En la Sala de Conferencias “Rubén Guevara Manrique”, el Vicerrector
de la USMP, Ing. Raúl Bao García, en representación del Rector, Ing.
José Antonio Chang Escobedo dio la bienvenida a los delegados
participantes en el II encuentro de la Red.
Acto seguido la Dra. Namiko Matsumoto, Presidenta de la Red de
Universidades y Facultades de Derecho por los Derechos Humanos y
el Derecho Internacional Humanitario, declaró inaugurado el evento.
Finalmente la Dra. Marisol Pérez Tello, Presidenta del Centro de
Estudios de Derechos Humanos (CEDH) de la Facultad de Derecho de
la USMP, agradeció a la universidad por todas las facilidades brindadas
para la realización de este segundo encuentro.
16:30 hrs.: Informe de la Dra. Namiko Matsumoto, sobre las
actividades realizadas por la Red en el marco del I Encuentro realizado
el 2010.
Dra. Namiko Matsumoto
18.30 hrs.: Trabajo de grupos:
1. Derechos Humanos.
2. Derecho Internacional Humanitario.
3. Organización de la Red de Universidades y Facultades de
Derecho por los Derechos Humanos y el derecho Internacional
Humanitario.
4. Elaboración de Proyectos Conjuntos Intra – Red.
20.30 hrs.: Cena ofrecida por la Facultad a los participantes del
Encuentro.
Dra. Marisol Pérez Tello
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
237
derecho
Dia 12
Lugar: Campus de la Facultad de Derecho de la USMP
10:00 hrs.: Trabajo de grupos.
11.00 hrs.: Reunión de Conclusiones y Propuestas de Sede para el
II Encuentro de la Red de Universidades y Facultades de Derecho por
los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario 2013.
12.00 hrs.: Reunión de Coordinadores de Grupos para la elaboración
de la Declaración de Lima.
14.30 hrs.: Mesa Redonda: Tema país:
1. Perú: Dra. Marisol Pérez Tello.
2. México: Dra. Namiko Matsumoto.
3. Colombia: Dr. Andrés González.
4. Argentina: Dra. Graciela Cortázar.
5. España: Dr. Joaquín Gonzales Ibáñez.
Dia 13
Lugar: Campus de la Facultad de Derecho de la USMP
09:30 hrs.: Palabras de bienvenida a cargo del Dr. Alberto Beingolea
Delgado, Presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos
del Congreso de la República.
Dr. Alberto Beingolea
Delgado
09:50 hrs.: Palabras de saludo a cargo del Dr. Rubén Darío Sanabria
Ortiz, Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad de San
Martín de Porres.
10.15 hrs.: Exposición del Ministro de Justicia, Dr. Juan Jiménez
Mayor.
Tema: Política del estado en materia de derechos humanos.
10.20 hrs.: Mesa Redonda: Política del Estado Peruano en materia de
derechos humanos.
Ponentes:
Dr. Rubén Darío
Sanabria Ortiz
•
•
•
•
•
Poder Legislativo.
Poder Ejecutivo.
Poder Judicial.
Tribunal Constitucional.
Defensoría del Pueblo.
13.40 hrs.: Lectura de la Declaración de Lima.
14.00 hrs.: Clausura.
Almuerzo: comedor del Congreso
Dr. Juan Jiménez Mayor
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
238
crónicas
de la
facultad
de
derecho
FeBRero
CURSO INTRODUCTORIO 2012- I
La Facultad de Derecho brinda a sus alumnos ingresantes un período
introductorio, el cual es voluntario y gratuito, para revisar materias
que el Departamento Académico estima deben ser conocidas por los
alumnos para su desarrollo como estudiantes.
El curso introductorio correspondiente al ciclo 2012 – I se inició el 30 de
enero y culminó el vienes 24 de febrero; se llevaron los siguientes cursos:
• Comprensión de Lectura.
• Lengua Española.
• Matemáticas para Estudiantes de Derecho.
Dr. Rubén Darío Sanabria Ortiz
Ceremonia de inauguración
El 30 de enero a las 13:30 hrs., en el auditorio Focum Culturae, se
inauguró el Curso Introductorio 2012 – I, la ceremonia se inició con el
discurso de bienvenida a cargo del Dr. Rubén Sanabria Ortiz, Decano
de la Facultad y prosiguió con el recuento de las principales funciones
ejecutadas por:
• El Departamento Académico, a cargo de su Directora la Dra. Marcela
Montenegro Cannon.
• La Oficina de Registros Académicos, a cargo de la Sra. Clara Becerra
Ísmodes.
• La Oficina de Bienestar Universitario, a cargo de la Lic. Doris
Ampudia Aguirre.
• La Oficina Administrativa, a cargo de la CPC. Amparo Alvarado
Flores.
• La Oficina de Orientación, Tutoría y Atención de Egresados, a cargo
del Dr. Alberto Cueva Castro.
Lic. Doris Ampudia
Como parte de la ceremonia de inauguración, se dictó la Conferencia:
DEONTOLOGÍA FORENSE, a cargo del Dr. Marcos Ibazeta Marino,
Docente de la Facultad.
El evento fue organizado por la Comisión del Curso Introductorio 2012I, presidida por el Dr. Paulino Rueda Romero.
La ceremonia de clausura del Curso Introductorio 2012 – I se realizó el
24 de febrero.
Dr. Alberto Cueva
Dra. Marcela Montenegro
Sra. Clara Becerra
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
CPC. Amparo Alvarado
Dr. Marcos Ibazeta Marino
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
239
derecho
CONCURSOS DE INVESTIGACIÓN JURÍDICA
Anualmente el Instituto de Investigación Jurídica realiza tres
concursos de trabajos de investigación, cuya convocatoria
se realiza en el mes de febrero de cada año:
CONCURSO: MARIO ALZAMORA VALDEZ
Trabajos de investigación, dirigido a Profesores y
Graduados de la Facultad.
Premios:
1° Puesto: Medalla y Diploma de Honor y Beca integral
por un semestre académico (referida a la Unidad de
Posgrado).
2° Puesto: Medalla y Diploma de Honor.
3° Puesto: Medalla y Diploma de Honor.
CONCURSO: LUIS ALBERTO BRAMONT ARIAS
Trabajos de Investigación Jurídica en el Área Penal dirigido
a alumnos y egresados de la Facultad.
Premios:
1° Puesto: Medalla y Diploma de Honor y Beca integral
por un semestre académico (Referida a la Unidad de
Posgrado).
2° Puesto: Medalla y Diploma de Honor.
3° Puesto: Medalla y Diploma de Honor.
CONCURSO: DARÍO HERRERA PAULSEN
Trabajos de Investigación Jurídica dirigido a alumnos y
egresados de la Facultad.
Premios:
1° Puesto: Medalla y Diploma de Honor y Beca integral por
un semestre académico.
2° Puesto: Medalla y Diploma de Honor y
Media Beca integral por un semestre académico.
3° Puesto: Medalla y Diploma de Honor.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
240
crónicas
de la
facultad
de
derecho
EGRESADOS DE LA FACULTAD
Dr. Gastón Soto Vallenas,
juramentó como presidente del
Consejo Nacional de la Magistratura
En sesión extraordinaria del día lunes 20
de febrero, el Pleno del Consejo Nacional
de la Magistratura eligió por unanimidad
al Dr. Gastón Soto Vallenas como
Presidente del Consejo Nacional de la
Magistratura.
El Dr. Gastón Soto Vallenas, abogado de
profesión, es egresado de nuestra facultad.
Fue elegido por las universidades privadas para el periodo 2010-2015
ante el Consejo Nacional de la Magistratura.
Cargos desempeñados:
• Presidente de la Comisión Permanente de Selección y Nombramiento
del CNM.
• Miembro Titular del Jurado Nacional de Elecciones en representación
del Colegio de Abogados de Lima, durante los períodos 2000-2004 y
2004-2008.
Dr. Julio Durand Carrión
disertó en reunión de la UNCTAD
El Dr. Julio Durand Carrión, egresado
de nuestra facultad y actual docente
de pregrado y posgrado de Derecho de
la USMP, expuso en la cuarta reunión
de expertos sobre Servicios, Desarrollo
y Comercio: la Dimensión Reguladora
e Institucional, realizada el 23 y 24 de
febrero en Ginebra, Suiza, en la cual
participaron representantes de organismos reguladores y entidades de
competencia de los países que se encuentran en vías de desarrollo y son
integrantes de la ONU.
El Dr. Durand fue seleccionado por el Comité organizador de la UNCTAD,
por ser miembro del Consejo Directivo de la Superintendencia Nacional
de Servicios de Saneamiento (Sunass).
Los puntos abordados estuvieron relacionados con temas financieros,
energéticos, de transportes, telecomunicaciones y suministro de
agua.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
241
derecho
SECCIÓN DE POSGRADO
La Sección de Posgrado es una dependencia académica de la Facultad
de Derecho de la Universidad de San Martín de Porres, a la cual se
ingresa previa evaluación del currículum vitae, examen escrito y
entrevista personal.
Se dictaron ocho cursos de maestrías:
•
•
•
•
•
•
•
•
Maestría
Maestría
Maestría
Maestría
Maestría
Maestría
Maestría
Maestría
en
en
en
en
en
en
en
en
Ciencias Penales.
Derecho Civil.
Derecho Tributario.
Derecho de los Negocios.
Derecho del Trabajo.
Derecho Procesal.
Derecho Registral y Notarial.
Enseñanza del Derecho.
Y un Doctorado en Derecho.
Los programas de maestría y doctorado duran dos años (cuatro
semestres académicos), llevando un promedio de quince créditos por
semestre.
Asimismo, se dictan los siguientes cursos de posgrado:
•
•
•
•
•
•
•
VOX JURIS(24) 2, 2012
Derecho Notarial, Registral Inmobiliario y Mobiliario.
Temas de Derecho Procesal Civil.
Técnica Probatoria.
El proceso único de ejecución.
Curso Especial nueva Ley Procesal de Trabajo.
Curso Superior de Sistema Acusatorio Penal.
Curso Superior de Derecho Tributario.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
242
crónicas
de la
facultad
de
derecho
marzo
Los programas de cursos de posgrado duran un promedio de siete meses.
II CURSO DE VERANO
LA TRANSVERSALIDAD DEL
DERECHO AMBIENTAL
CONTENIDO TEMÁTICO
Sábado 3 de marzo
Derecho Ambiental y Derecho de Sostenibilidad.
Expositores:
• Dr. César Ipenza - SPDA – OEFA.
• Dra. Millitza Franciskovic - Catedrática USMP – CEDAM.
Dra. Millitza Franciskovic
Sábado 10 de marzo
La regulación legal de los instrumentos de gestión ambiental y los
avances en el Perú.
Expositores:
• Dra. Mariela Sánchez - Ministerio del Ambiente.
• Dr. José Camacho - Catedrático USMP.
Sábado 17 de marzo
La normatividad vigente sobre supervisión y fiscalización ambiental
en el Perú.
Expositores:
• Ing. Fausto Roncal – OEFA.
• Dra. Jessica Panduro - Catedrática USMP – CEDAM.
Dra. Jessica Panduro
Sábado 24 de marzo
Acciones legales a adoptar en relación a los lineamientos de
ordenamiento territorial del Perú.
Expositores:
• Ing. Doris Rueda – MINAM.
• Dra. Romina Caminada - Catedrática USMP.
Sábado 31 de marzo
La Ley de Consulta Previa.
Expositores:
• Dra. Ana Palomino - Defensoría del Pueblo.
• Dr. José Camacho - Catedrático USMP.
Sábado 07 de abril
Perspectivas legales de los conflictos socio ambientales.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
Dr. César Ipenza
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
243
derecho
Expositores:
• Soc. Juan Luis Dammert – SPDA.
• Dr. César Ipenza – SPDA – OEFA.
CONFERENCIA
El 28 de marzo a las 18:00 hrs, en la Sala de Conferencias “Rubén
Guevara Manrique” se llevó a cabo la conferencia.
"Terrorismo en el Perú".
Conferencista: Dr. Luis Iberico Núñez - Congresista.
El evento fue organizado por el Movimiento Cultural Ratio Iure.
Dr. Luis Iberico Núñez
DEBATE
El 29 de marzo a las 20:00 hrs. en la Sala de Conferencias “Rubén
Guevara Manrique”.
Se debatió el tema:
La Cámara Gessell:
un instrumento para la humanización del sistema penal.
Dra. Blanca Garay de
Aparicio
Expositores:
• Dra. Blanca Garay de Aparicio - Fiscal Superior Civil y de Familia
de Lima Norte.
• Lic. Adolfo Aguinaga Álvarez - Psicólogo forense del Ministerio
Público de Lima Norte.
• Dr. Carlos Antonio Figueroa Casanova - Fiscal Titular de la 7ma.
Fiscalía Provincial Penal de L. N.
La responsable de la organización del debate fue la Dra. Shirley Sánchez
Álvarez.
FÓRUM - ÉTICA Y VERDAD
El 30 de marzo a las 13:00 hrs., en la sala de Conferencias “Rubén
Guevara Manrique” se realizó un debate sobre la película:
St. GIUSEPE MOSCATI DOCTOR TO THE POOR:
Moderadores
•
•
•
•
Rvdo. Padre Gino
Ruggiero
VOX JURIS(24) 2, 2012
Dr. Gino Ríos Patio - Docente de la Facultad.
Rvdo. Padre Gino Ruggiero. – Egresado de la Facultad.
Dra. Fátima Castro Avilés - Docente de la Facultad.
Lic. José Castañeda Zavaleta – Funcionario de la Facultad.
El Fórum fue organizado por la agrupación Ética y Verdad.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
244
crónicas
de la
facultad
de
derecho
UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN DE PORRES INCORPORÓ
COMO DOCTOR HONORIS CAUSA AL
DR. CLAUDIO GROSSMAN
En mérito a su destacada trayectoria
académica y profesional en defensa de los
Derechos Humanos, la Universidad de
San Martín de Porres (USMP) incorporó
como Doctor Honoris Causa al Dr. Claudio
Grossman, actual Decano de la Facultad
de Derecho de la American University
Washington College of Law y Presidente del
Comité contra la Tortura de las Naciones
Unidas, la solemne ceremonia se realizó en el
auditorio Focum Culturae de la Facultad de
Derecho de nuestra casa de estudios.
La Mesa de Honor estuvo presidida por el
Rector, Ing. José Antonio Chang Escobedo,
quien fue acompañado por el Vicerrector,
Ing. Raúl Bao García y los Decanos de
nuestras facultades. Asistieron a esta
ceremonia el Embajador de Chile en el Perú,
Sr. Fabio Vío Ugarte; el Juez Supremo, Dr.
Antonio Pajares; el Presidente del Directorio
de Frecuencia Latina, Sr. Baruch Ivcher
Bronstein; la esposa del Dr. Grossman, la
Dra. Irene Klinger; entre otros importantes
invitados.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
Dr. Claudio Grossman
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
245
El Laudate estuvo a cargo del Decano,
Dr. Rubén Sanabria Ortiz, quien resaltó
las altas capacidades académicas y
profesionales del Dr. Claudio Grossman
destacando los logros obtenidos como
Decano de la Facultad de Derecho de la
American University Washington College
of Law.
Posteriormente se invitó al Dr. Claudio
Grossman a pasar delante de la mesa
de honor para la imposición de la
medalla que lo acredita como Doctor
Honoris Causa, acto que estuvo a cargo
del Ing. José Antonio Chang Escobedo,
Rector de la Universidad de San Martín
de Porres.
El nuevo Doctor Honoris Causa de la
USMP, Dr. Claudio Grossman, agradeció
esta condecoración y felicitó a nuestra
universidad por sus 50 años de existencia;
y en retribución a tan alta condecoración, brindó al público asistente
la ponencia “Los Desafíos para la Educación Jurídica en el Siglo XXI”.
En retribución a tan alta condecoración, el Dr. Grossman brindó al
público asistente la ponencia “Los Desafíos para la Educación Jurídica
en el Siglo XXI”.
Finalmente, el Rector de la Universidad de San Martín de Porres,
Ing. José Antonio Chang Escobedo, destacó los méritos profesionales
y académicos del Dr. Claudio Grossman, y comentó que con esta
incorporación se daba inició oficial a las celebraciones del 50 aniversario
de nuestra Casa de Estudios.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
246
crónicas
de la
facultad
de
derecho
abril
MES DE LAS LETRAS
En el marco de la celebración de los 50 años de la Universidad de San
Martín de Porres, el Fondo Editorial de la USMP, organizó el X Mes de
la Letras y de la Cultura 2012 que se realizó del 24 al 28 de abril 2012,
en las Facultades e Institutos de la USMP.
Exposición de artes plásticas
Del 24 al 27 de 11:00 a 19:00 hrs.
en la Sala de actividades del Edificio
Focum Culturae, se realizó una
exposición de pinturas y esculturas
que contó con la participación
de destacadas figuras del arte
peruano.
Cine Fórum:
•
•
•
•
Día 24 a las 12.15 hrs. MICHAEL CLAYTON.
Panelista: Dr. Jorge Tanillama Manrique.
Día 24 a las 15:15 hrs. AMADEUS.
Panelista: Dra. Flor Shimomura de Reátegui.
Día 25 a las 12.15 hrs. LOS MISERABLES.
Panelista: Dr. Gino Ríos Patio.
Día 26 a las 15.15 hrs. 12 HOMBRES SIN PIEDAD.
Panelista Dr. Luis Alfonso De la Torre Odar.
Exposición de afiches
Del 24 al 27 de 11:00 a 19:00
hrs. en el Hall de la Coordinación
Académica, se realizó la exposición
de los 20 finalistas del Concurso de
Afiches.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
247
derecho
Expoferia
Los días 25 y 26 de 11:00 a
19:00 hrs. en un ambiente
acondicionado
en
la
losa
deportiva de la facultad se
realizó la Expoferia X mes de
las letras y de la cultura, en la
cual participaron 9 Centros de
Investigación de Derecho:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Derecho Tributario,
Derecho Ambiental,
Derecho Corporativo,
Derecho Penal,
Derecho de Minería, de Energía y Recursos Hídricos,
Derecho Registral,
Derecho Constitucional,
Derechos Humanos ,
Derecho de la Familia y el Menor.
Asimismo, participaron la Biblioteca Nacional, la Biblioteca de la
Facultad, Oficina de Becas y Crédito Educativo OBEC, Programa
Integral Nacional para el Bienestar Familiar INABIF, Museo de la
Nación, Defensoría del Pueblo, Fondo Editorial de la USMP, Consultorios
Jurídicos Gratuitos USMP y Proyección Social de la Facultad de Derecho.
Conversatorio
El 27 a las 12:00 hrs, se realizó el conversatorio: Niveles en el habla
del estudiante universitario y su compromiso con la sociedad. Con la
participación de representantes de la Academia Peruana de la Lengua.
Teatro
El 25 a las 19:00 hrs. en el Focum
Culturae, el taller de teatro de la
facultad puso en escena la obra
“Don Dimas de la Tijereta” de
Ricardo Palma, bajo la dirección del
Profesor de teatro Ernesto Arango
Núñez.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
248
crónicas
de la
facultad
de
derecho
Danzas típicas
El 26 a las 18:30 hrs. los alumnos del taller
de danzas de la facultad a cargo de la Prof.
Teresa Naveda de Plasencia, ejecutaron
danzas de la costa, sierra y selva del Perú,
acompañadas por la Banda de Músicos de
la Municipalidad de La Molina.
Encuentro Interuniversitario de
Tunas.
El 27 a las 19:00 hrs., se realizó el primer
Encuentro
Universitario
de
Tunas.
Retreta
El 28 a las 14:00 hrs. se realizó
una retreta a cargo de la Banda
de la PNP, el taller de Danzas y
la Rondalla de la facultad.
El Mes de las Letras es una
actividad que se inició en el
2003 y se realiza durante el
mes de abril de cada año. La
organización está a cargo del
Fondo Editorial de la USMP.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
249
PLENO DEL TC SESIONÓ EN AUDIENCIA PÚBLICA EN
LA FACULTAD DE DERECHO DE LA UNIVERSIDAD
SAN MARTÍN DE PORRES
El miércoles 25 de abril, en el marco de la política de descentralizar las
audiencias públicas, el pleno del Tribunal Constitucional que preside el
magistrado Ernesto Álvarez Miranda sesionó en la Facultad de Derecho
de la Universidad San Martín de Porres y dejó al voto 32 procesos
constitucionales, entre amparos, hábeas corpus y hábeas data.
El acto procesal se inició a las 09.30 horas en la sede de la Facultad,
ubicada en La Alameda del Corregidor Nº 1865, Urbanización La
Ensenada, distrito de La Molina, y participaron los magistrados,
Ernesto Álvarez Miranda, Óscar Urviola Hani (Vicepresidente), Juan
Vergara Gotelli, Carlos Mesía Ramírez y Ricardo Beaumont Callirgos.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
250
crónicas
de la
facultad
de
derecho
mayo
EL 17 DE MAYO LA UNIVERSIDAD DE
SAN MARTÍN DE PORRES CUMPLIÓ 50 AÑOS
AL SERVICIO DE LA JUVENTUD PERUANA.
La década de los años 60 marcó época en el mundo, fue la década del
cambio, en este período surgen los hippies, el rock, los Beatles y la
libertad sexual; la revolución cubana y su influencia en la formación
de guerrillas en América Latina; las crisis de la guerra fría por los
misiles nucleares en Cuba y la construcción del muro de Berlín; las
luchas reivindicativas por los derechos de la mujer y de la raza negra en
Estados Unidos y en contra el Apartheid sudafricano; la independencia
de 18 naciones en África; la conquista del espacio con la primera vuelta
alrededor de la tierra realizada por la nave rusa Vostok 1 y la caminata
lunar del norteamericano Neil Armstrong; el auge de la televisión y las
comunicaciones que dieron paso a la globalización y el surgimiento de
la gran aldea global.
El Perú fue partícipe de esta revolución: el rock y la nueva ola, el surgimiento
de focos guerrilleros, la toma de tierras por los campesinos, la intensificación
de las migraciones; el surgimiento de nuevos partidos políticos, los
movimientos reivindicativos de derechos humanos y una numerosa cantidad
de jóvenes que egresan de las grandes unidades escolares, creadas en las
principales ciudades del Perú en la década de los 50.
En esta década de cambios profundos como respuesta a la necesidad
de un centro superior de estudios universitarios de alta calidad, acorde
con los requerimientos de la nueva sociedad que se estaba formando
en el Perú, el 17 de mayo de 1962 nace la Universidad de San Martín
de Porres.
Su primer rector y fundador fue el Rvdo. Padre Vicente Sánchez Valer, y
las primeras Facultades fueron las de Educación y Letras; así también
se contaba con los Institutos de Filosofía, Castellano, Literatura,
Historia, Geografía y Periodismo.
La aceptación de la nueva Casa de Estudios fue inmediata lo que obligó
a los fundadores a incorporar las carreras de Ciencias Contables,
Economía, Administración, Derecho, Trabajo Social, Sociología,
Psicología y los Institutos de Relaciones Industriales y Cooperativismo.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
facultad
de la
de
derecho
odontología
medicina humana
ingeniería y arquitectura
contables, económicas y financieras
filial del norte
251
derecho
-
chiclayo
obstetricia y enfermería
comunicación-turismo-psicología
administración y recursos humanos
Los setenta marcaron una gran
actividad en lo que concierne a
infraestructura, es en este periodo
en que se adquiere un terreno en
el distrito de Santa Anita para
la construcción de la Ciudad
Universitaria.
Durante los años ochenta la Universidad se dedicó a sentar
las bases para su futuro desarrollo, capacitando profesores
y diseñando cuidadosamente su propuesta académica,
mediante estructuras curriculares que respondieran a las
necesidades propias del avance del país.
Los noventa fueron, sin duda, años de fructífero desarrollo
para la Universidad de San Martín de Porres. Es así como se
construyeron los locales de las Facultades de Obstetricia y Enfermería;
de Odontología; de Ciencias de la Comunicación, Turismo y Psicología;
de Medicina; de Ingeniería y Arquitectura; y finalmente de Derecho, que
se inaugura el 2002.
Iniciado el tercer milenio, la Universidad ha renovado su compromiso
con el desarrollo del país al poner en marcha el primer Instituto de
Gobierno, entidad de reflexión e investigación que ofrece maestrías
en Gobernabilidad y en Negocios Internacionales; así también con la
creación de la Filial del Norte, ubicada en Chiclayo y que desde el 2010
ya cuenta con su primera promoción de egresados.
Con el nuevo milenio se inició el proceso de acreditación de todas las
facultades de la USMP y con ello su proyección internacional cobra
cada día más fuerza.
Cabe destacar que la Universidad dedica importantes recursos para
apoyar a más de tres mil estudiantes distinguidos por su calidad
académica, cuyos limitados recursos no les permitirían acceder a una
educación universitaria de calidad. Esta ayuda se refleja en más de
US$1’900,000 en becas de estudios otorgadas a través de nuestras
oficinas de bienestar estudiantil.
Al cumplir medio siglo de existencia, la Universidad de San Martín
de Porres mira al futuro con optimismo y con la confianza de haberse
convertido en un pilar de desarrollo del Perú.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
252
crónicas
de la
facultad
de
derecho
HOMENAJES POR 50 ANIVERSARIO
EL PODER JUDICIAL CONDECORÓ A LA USMP.
AL CONMEMORAR 50 AÑOS DE SU FUNDACIÓN
El 24 de mayo, la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia impuso
la “Medalla de la Justicia” –máximo reconocimiento que otorga– a la
Universidad de San Martín de Porres (USMP) al cumplir 50 años de su
fundación al servicio de la educación y desarrollo del país.
En una sesión realizada en el Salón de Juramentos del Palacio de
Justicia, el Presidente de la Corte Suprema de Justicia, doctor César
San Martín, colocó la medalla de honor en el estandarte de nuestra
universidad, y luego entregó el diploma correspondiente a nuestro
Rector, el Ing. José Antonio Chang Escobedo.
Durante su alocución, el doctor César San Martín resaltó que la USMP
es una de las de mayor prestigio del país “por sus propios méritos,
trabajo incesante, planificación y planeamiento coherente”.
Manifestó, también que un gran porcentaje de jueces son egresados de
la USMP y que cinco jueces supremos –de un total de 20– que integran la
Corte Suprema han cursado ahí sus estudios de maestría y doctorado.
Asimismo, destacó que los avances gerenciales logrados en el Poder
Judicial se deben fundamentalmente a convenios suscritos con la
USMP en temas de gestión pública.
Por su parte, el Rector José Antonio Chang Escobedo, agradeció este
reconocimiento y expresó que esta es la más importante condecoración
que ha recibido hasta ahora la universidad, y que compromete a sus
autoridades, docentes y estudiantes a esforzarse más para seguir
contribuyendo con un mejor servicio de justicia en beneficio de todos
los ciudadanos.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
253
EL COLEGIO DE ABOGADOS
DE LIMA CONDECORÓ A LA
USMP. POR SUS 50 AÑOS
En mérito a los 50 años cumplidos
brindando un servicio educativo de
calidad y de sólidos valores morales, la
Universidad de San Martín de Porres
(USMP) y su Rector, el Ing. José Antonio
Chang Escobedo, fueron homenajeados
por el Ilustre Colegio de Abogados de
Lima.
El Dr. Walter Gutiérrez Camacho, ex
Decano del Colegio de Abogados, fue
el encargado de hacer una semblanza sobre la carrera profesional
y gubernamental del Rector de la USMP, Ing. José Antonio Chang
Escobedo.
A continuación, el Dr. Raúl Chanamé impuso la Condecoración “José
León Barandiarán”, al Rector de la USMP, Ing. José Antonio Chang
Escobedo, quien dio las gracias al Colegio de Abogados de Lima por
tan importante distinción, la cual calificó como un reconocimiento al
esfuerzo desarrollado por la Comunidad Universitaria Sanmartiniana
que ha logrado formar profesionales íntegros en favor de nuestro país a
lo largo de sus 50 años de vida institucional.
TRIBUNAL CONSTITUCIONAL
CONDECORÓ A LA USMP
El 24 de mayo, el Tribunal Constitucional
condecoró con la Medalla de Honor
José Faustino Sánchez Carrión a la
Universidad de San Martín de Porres
(USMP), en un evento celebrado en la
Sala de Audiencias Públicas de este
Órgano de Control Constitucional.
La ceremonia de condecoración fue
presidida por el Dr. Ernesto Álvarez
Miranda,
Presidente
del
Tribunal
Constitucional, junto a los Magistrados del TC, Dr. Óscar Urviola Hani,
(Vicepresidente), Dr. Carlos Mesía Ramírez, Dr. Juan Vergara Gotelli,
Dr. Ricardo Beaumont Callirgos y el Dr. Fernando Calle Hayen, quienes
estuvieron acompañados por el Ing. José Antonio Chang Escobedo,
Rector de la USMP. A este acto asistieron decanos, autoridades,
docentes, alumnos y trabajadores de nuestra Universidad.
Tras la lectura de la Resolución N° 077-2012-P/TC, la cual confiere la
Medalla de Honor del Tribunal Constitucional “José Faustino Sánchez
Carrión” a la Universidad de San Martín de Porres, el Dr. Ernesto
Álvarez Miranda, Presidente del Tribunal, invitó al Rector José Antonio
Chang Escobedo a acercarse al estandarte de nuestra Universidad para
colocar la Medalla de Honor, y luego procedió a entregarle la Diploma
de Honor correspondiente a nuestra Casa de Estudio.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
254
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CELEBRACIÓN DEL 50°
ANIVERSARIO DE LA
UNIVERSIDAD DE
SAN MARTÍN DE PORRES
El jueves 17 de mayo, en la Catedral de
Lima, se realizó la Celebración Eucarística
por el 50° Aniversario de fundación de la
Universidad de San Martín de Porres.
La misa fue celebrada por el Cardenal Juan
Luis Cipriani y contó con la presencia del
Rector Ing. José Antonio Chang Escobedo,
el Vicerrector Ing. Raúl Bao García, así
como autoridades, decanos, profesores,
administrativos, empleados, alumnos y
miembros de la comunidad universitaria.
Monseñor Cipriani en su homilía manifestó
que proporcionar a los jóvenes una sólida
educación en la fe representa un desafío
urgente que debe afrontar la comunidad
universitaria. La fe es un tesoro inestimable
que cada generación debe trasmitirla
a la sucesiva, conquistando corazones
para Cristo y formando las mentes en el
conocimiento, en la comprensión y en el
amor a su Iglesia.
Luego de la Santa Misa, se llevó a cabo en
el Casino de Miraflores un almuerzo de
confraternidad sanmartiniana por el 50 aniversario de la universidad,
en el que participó el Rector Ing. José Antonio Chang Escobedo, el
Vicerrector Ing. Raúl Bao García, decanos, funcionarios y trabajadores
de la universidad.
Luego del reconocimiento a los docentes y empleados administrativos
por el cumplimiento de 30 años de servicio, se realizó el tradicional sorteo
de aniversario entre los asistentes, los premios fueron espectaculares.
Finalmente el Rector Ing. José Antonio Chang Escobedo hizo uso de
la palabra y señaló que al iniciar el presente siglo nos pusimos como
objetivo el tema de la Acreditación Académica Internacional, y hoy
podemos decir, gracias al esfuerzo de toda la Comunidad Universitaria,
que 16 de nuestras 22 carreras están acreditadas y las restantes seis
están en ese camino. Terminó indicando que nuestro siguiente objetivo
en los próximos 10 años es llevar a la USMP a estar entre las 100
mejores universidades del mundo.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
255
XLVII CÁTEDRA DE LAS AMÉRICAS ORGANIZADA
POR LA USMP Y LA OEA
En el marco del 50 Aniversario, de la USMP, se llevó a cabo la “XLVII
Cátedra de Las Américas. La OEA: Trabajando en beneficio de los
ciudadanos
de
las
Américas”,
realizada los días 14 y 15 de mayo
en el Auditorio del Edificio “Focum
Culturae” de la Facultad de Derecho
de la Universidad de San Martín de
Porres.
La XLVII Cátedra de las Américas
contó con la presencia de destacadas
autoridades, tales como: el Dr. José
Miguel Insulza, Secretario General
de la OEA; el Dr. Alan García Pérez,
Ex Presidente de a República; el
Congresista
Daniel
Abugattás,
Presidente del Congreso; el Sr. Álvaro
Colom, Ex Presidente de Guatemala;
el Ing. José Antonio Chang Escobedo,
Rector de la USMP; el Ing. Raúl Bao,
Vicerrector de la USMP; Decanos
de las Facultades de nuestra Casa
de Estudios y el Dr. Juan José
Flores Cueto, Director de la USMP
Virtual; entre otras distinguidas
personalidades del ámbito nacional e
internacional.
Se desarrollaron seis cátedras a
lo largo del evento de dos días, a
través de las cuales reconocidas
personalidades compartieron sus
experiencias e identificaron mejores
prácticas para abordar los desafíos
que enfrenta la región acerca del rol
que ejerce la OEA en el fortalecimiento
de las instituciones democráticas,
derechos humanos, desarrollo social
y seguridad multidimensional.
Asimismo, se llevó a cabo la Ceremonia de Distinción, Doctor Honoris
Causa, del Dr. José Miguel Insulza, por su excelente labor profesional en
defensa de la democracia y la libertad social. El acto de reconocimiento
fue presidido por el Rector de la USMP, junto al Vicerrector y los
Decanos de todas las Facultades de esta distinguida casa de estudios.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
256
crónicas
de la
facultad
de
derecho
ACTIVIDADES ACADÉMICAS
CONFERENCIA
El 03 de mayo a las 18:00 hrs. en el Auditorio del Edificio
“Focum Culturae”, se dictó la conferencia Magistral:
Economía social de mercado
y su problemática actual.
Expositora: Dra. Lourdes Flores Nano.
Conferencia organizada por el Movimiento Universitario
Concertación Estudiantil.
FÓRUM
El 09 de mayo de 2012 a las 18:00 hrs. en la Sala de
Conferencias Rubén Guevara Manrique se llevó a cabo
el Fórum:
Lourdes Flores Nano
Federalismo y Regionalización:
aspectos comparativos de los modelos
argentino y peruano.
Expositores:
• Dr. Domingo José Mazza
Director General de Publicaciones del Senado
Argentino.
• Sr. Marcelo Javier Perretta
Funcionario del Congreso de la República Argentina.
• Dr. Alfredo Saavedra Sobrados
Docente de la Facultad.
CONFERENCIA
Domingo José Mazza
El 10 de mayo del 2012 a las 17:30 hrs. en la Sala de
Conferencias “Rubén Guevara Manrique”, se dictó la
conferencia:
Análisis del sistema acusatorio
y los principios del
Nuevo Código Procesal Peruano.
Expositores:
•
•
Dr. Moisés Tambini del Valle
Docente de la Facultad.
Dr. Edwar Omar Álvarez Yrala
Docente de la Facultad.
Conferencia Organiza por el Movimiento Cultural Ratio
Iure.
Moisés Tambini del Valle
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
257
derecho
CONFERENCIA MAGISTRAL
El 16 de mayo de 2012 a las 10:00
hrs. en el Auditorio del Edificio “Focum
Culturae”, se dictó la conferencia:
Cosmovisión Maya: Organización
cultural y Calendario Maya.
Expositor: Dr. Álvaro Colom Caballeros
- Ex Presidente de Guatemala.
La conferencia fue organizada por el
Centro de Estudios de Derecho Electoral,
que preside el Dr. Baldomero Elías
Ayvar Carrasco.
SEMINARIO
El 23 de mayo de 2012 a la 18:30 hrs. se realizó el Seminario:
"Problemática de la
Minería Informal y nuevo
paquete normativo para su
formalización".
Tema 1:
"Problemática de la Minería
ilegal".
Expositor: Economista Miguel
Santillana, Investigador Principal
del Instituto del Perú.
Tema 2:
"Minería ilegal e informal: Formalización".
Expositor: Dr. Humberto Martínez Aponte, Profesor de Derecho
Minero PUCP.
El seminario fue organizado por el Centro de Estudios de Derecho de
Minería, Energía y Recurso Hídricos – CEDEMIN, que preside el Dr.
Jaime Tejada Gurmendi.
CONFERENCIA
El 29 de mayo de 2012 a las 10:00 hrs. en la Sala de
Conferencias "Rubén Guevara Manrique", se dictó la
conferencia:
"Política Económica en el Perú y marco legal en los
últimos 10 años".
Expositor: Dr. PEDRO PABLO KUCZYNSKI.
La conferencia fue organizada
Estudiantil: "Ratio Jure”.
VOX JURIS(24) 2, 2012
por
el
Movimiento
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
258
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CEREMONIAS DE DISTINCIÓN
En el marco del 50 Aniversario de la USMP, se llevó a cabo la “XLVII
Cátedra de Las Américas, en la cual se realizaron solemnes ceremonias
de distinción
“Doctor Honoris Causa”
El 14 de mayo de 2012 solemne ceremonia de
distinción con el Grado de Doctor Honoris Causa al
Doctor JOSÉ MIGUEL INSULZA SALINAS
El Dr. José Miguel Insulza Salinas es abogado,
académico, investigador, político y ex ministro de
estado chileno. Asumió como Secretario General de la
Organización de los Estados Americanos (OEA) el 26
de mayo de 2005.
El 15 de mayo de 2012 solemne ceremonia de
distinción con el Grado de Doctor Honoris Causa al
Doctor GEORGE SIEMENS
El Dr. George Siemens es un teórico en la enseñanza
en la sociedad digital. Es el autor del artículo
“Conectivismo: Una teoría de la enseñanza para la era
digital” y del libro “Conociendo el conocimiento”.
El 18 de mayo de 2012 solemne ceremonia de
distinción con el Grado de Doctor Honoris Causa al
Doctor MICHAEL WESCH
Michael Wesch, es antropólogo de la Universidad
de Kansas, doctor de la Universidad de Virginia, se
ha distinguido por su trabajo “La ecología de los
medios y el campo emergente de la tecnología digital:
la etnografía”, donde estudia el efecto de los nuevos
medios de comunicación en la interacción humana
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
VOX JURIS(24) 2, 2012
de
derecho
259
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
260
crónicas
de la
facultad
de
derecho
FÓRUM
El 30 de mayo de 2012 a las 18:00 hrs. en la Sala de Conferencias
Rubén Guevara Manrique, se realizó el Fórum:
Constitución y política: La imprescriptibilidad
de los delitos de corrupción.
Expositores:
• Dr. Enrique Bernales Ballesteros – Constitucionalista.
• Dr. José Carlos Ugaz Sánchez-Moreno - Ex procurador
anticorrupción.
• Dr. Fredy Otárola Peñaranda - Congresista de la República.
• Dr. Gustavo Gutiérrez Ticse - Docente de la Facultad
El Fórum fue organizado por la Comisión de Constitución del Congreso
de la República y la Oficina de Extensión Universitaria
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
261
derecho
HOMENAJE A NUESTRA SEÑORA DE LA
EVANGELIZACIÓN
El martes 29 de mayo, la agrupación “Ética y Verdad”, organizó un
solemne homenaje a la Virgen María.
A las 11:00 horas fue conducida en hombros por los miembros de
la Congregación Heraldos del Evangelio, e hizo su ingreso al local de
nuestra Facultad, la sagrada imagen peregrina del Inmaculado Corazón
de María fue recibida entre cánticos y palmas por las autoridades,
profesores, alumnos y personal administrativo.
Posteriormente, en un altar levantado en el portal del Edificio
Administrativo, el Rvdo. Padre Jorge Jordán, celebró un acto litúrgico,
en el cual destacó la trascendencia de la visita, acto seguido el Dr. Elías
Ayvar Carrasco, leyó la Resolución Decanal que en su parte resolutiva
dice: Declarar a la Santísima Virgen María, Maestra Espiritual de la
Facultad e implorar su guía y protección para los miembros de la
comunidad universitaria.
Acto seguido la Dra. Marcela Montenegro, Directora del Departamento
Académico, fue invitada a colocar la corona a la virgen.
La agrupación “Ética y Moral” fue creada el 10 de noviembre de 2011,
con el propósito de contribuir a la práctica de los valores como parte del
proceso de formación integral de los alumnos de nuestra facultad. La
primera directiva de “Ética y Moral” está integrada por el Dr. Gino Ríos,
Lic. José Castañeda, C.P.C. Amparo Alvarado, Dra. Vilma Guzmán y
Lic. Doris Ampudia.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
262
crónicas
de la
facultad
de
derecho
junio
ENCUENTRO DOCENTE 2013 - I
El día 2 de junio en el Auditorio del Edificio “Focum Culrae”, se realizó
el Encuentro Docente 2012 – I en el cual se trataron dos temas:
Tema 1: “Visión del Futuro”.
Expositor: Dr. Rubén Darío Sanabria Ortiz, Decano de la Facultad.
Tema 2: “Perfil del Abogado Sanmartiniano - Camino a la excelencia”.
Expositora. Dra. Marcela Montenegro Cannon, Directora del
Departamento Académico.
El 28 de junio se realizó un segundo encuentro dirigido a los profesores
que por razones especiales no pudieron asistir al encuentro realizado
el día 2 de junio.
CEREMONIA DE DISTINCIÓN
Doctor Honoris Causa
El 06 de junio a las 11:00 hrs., en el Auditorio del Edificio “Focum
Culturae”, se realizó la Ceremonia de distinción con el Grado de Doctor
Honoris Causa al
Doctor PETER M. SENGE
Director del Centro para el Aprendizaje Organizacional del Instituto
Tecnológico de Massachusetts.
En mérito a su destacada trayectoria profesional.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
263
derecho
EGRESADO DE NUESTRA FACULTAD ES ELEGIDO
DELEGADO ANTE EL JURADO NACIONAL DE
ELECCIONES POR EL COLEGIO DE ABOGADOS
DE LIMA
El sábado 23 de junio, los abogados agremiados en el
Ilustre Colegio de Abogados de Lima, de conformidad con lo
dispuesto en el Artículo 179º, numeral 3 de la Constitución
Política del Perú; el artículo 10, literal c, de la Ley Nº 26486,
Ley Orgánica del Jurado Nacional de Elecciones; el artículo 3
de la Ley Nº 26304 concordante con los artículos 6, 8, 9, 49,
58, 60 y demás pertinentes del Estatuto de la Orden del CAL,
eligieron como su representante ante el Jurado Nacional de
Elecciones, al Dr. Baldomero Elías Ayvar Carrasco, para
el período comprendido entre julio del 2012 y julio del 2016.
El Dr. Baldomero Elías Ayvar Carrasco participó con el N° 7
con otros 10 prestigiosos abogados, logrando imponerse con
4827 votos de un total de 25507 votantes.
El Dr. Baldomero Elías Ayvar Carrasco es abogado egresado
de la Facultad de Derecho de la USMP, Magíster en Derecho con
Mención en Derecho Civil y Comercial. Es también Profesor Asociado
de la USMP, Ex Relator del Tribunal Agrario, Director de Derechos
Humanos de Ilustre Colegio de Abogados de Lima y Vocal del Consejo
Superior de Justicia Deportiva y Honores del Deporte.
GANADORES DEL CONCURSO
DARÍO HERRERA PAULSEN
Mediante Resolución Decanal N° 286-2012-S-FD-USMP, se oficializó el
resultado del Concurso de Investigación Jurídica, dirigido a alumnos y
egresados de la Facultad “Darío Herrera Paulsen”.
Primer Puesto:
“El Proceso Especial de terminación anticipada en el Nuevo
Código Procesal Penal”.
Autor: alumno Williams Alfredo Robles Revilla.
Segundo Puesto:
“La Autonomía Procesal del Tribunal Constitucional”.
Autora: alumna María Verónica Rivera Tirado.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
264
crónicas
de la
facultad
de
derecho
XVI CONFERENCIA ANUAL ALACDE PERÚ 2012
Los días 18 y 19 de junio, en el Auditorio del Edificio “Focum Culturae”,
se realizó la XVI Conferencia anual ALACDE PERU 2012.
Día 18 de junio
A las 9.00 hrs. en el Auditorio del Edificio Focum Culturae fue inaugurada
la XVI Conferencia anual ALACDE PERU 2012, el acto estuvo a cargo
del Rector de la Universidad de San Martín de Porres, Ing. José Antonio
Chang Escobedo, lo acompañaron en la mesa de honor: la Primera VicePresidenta de la República, Sra. Marisol Espinoza Cruz; la Presidenta
de ALACDE, Dra. Flavia Vera Santinoni; el Dr. Rubén Darío Sanabria
Ortiz, Decano de la Facultad y la Dra. Marcela Montenegro Cannón,
Directora del Departamento Académico.
9:40 hrs. Se efectuaron dos conferencias:
Tema 1: “VENTURES” a cargo del Dr. Robert Cooter (Estados
Unidos)
Tema 2: “CONTAINING HUMAN TRAFFICKING THROUGH STATE
AND NON STATE ACTORS A JURIMETRIC POLICY
ASSESSMENT” a cargo del Dr. Edgardo Buscaglia (Argentina)
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
265
derecho
De 11:10 a 13:00 Primer bloque de 16 talleres:
En cada panel se trataron cuatro ponencias seleccionados por el
Comité Científico del Congreso, en las cuales los autores hacían la
fundamentación de sus trabajos, para posteriormente abrir el debate
entre los participantes del panel, con el fin de corregir, ampliar y/o
mejorar esos estudios.
Panel 1: ENVIRONMENTAL LAW – Moderador: Dra. Monika Infante
Panel 2: TORTS LAW – Moderador: Dr. Hugo A. Acciarri
Panel 3: SOCIAL & FAMILY LAW – Moderador: Dra. Flavia Santinoni Vera
Panel 4: CORPORATE LAW.
De 14:30 a 6:00
Segundo bloque de 16 talleres.
Panel 5: CONSTITUTIONAL LAW
Panel 6: FINANCIAL REGULATION & BANKROUPTCY
Panel 7: REGULATION
Panel 8: JUSTICE & LEGAL RULEMAKING – Moderador: Dr. Roberto Keil.
De las 16:40, Se realizaron cuatro conferencias.
Tema 3: “PRIVATE LAWMAKING” a cargo del Dr. Ejan Mackaay
(Canadá).
Tema 4: “AED DEL ARBITRAJE; ¿POR QUÉ LA JUSTICIA PRIVADA
ES MEJOR QUE LA ESTATAL” a cargo del Dr. Alfredo
Bullard (Perú).
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
266
crónicas
de la
facultad
de
derecho
Tema 5: “HUMAN WELFARE, NOT HUMAN RIGHTS” Expositor:
Eric Posner (Estados Unidos).
Tema 6: “ANÁLISIS ECONÓMICO DE LA JUSTICIA” Expositor:
Luciano Benetti Timm (Brasil).
Presentación del Libro
“INTRODUCCIÓN AL ANÁLISIS ECONÓMICO DEL DERECHO”
Autores: Robert Cooter (EE.UU.) y Hugo A. Acciarri (Argentina).
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
267
derecho
Día 19 de junio
9:00- 10-30: Tercer bloque de 16 talleres
Panel 9: PROPERTY RIGHTS & CONSUMER LAW - Dr. Rafael Mery
Panel 10: SPECIFIC CASES - Dr. Pablo Salvador Coderch
Panel 11: GAME THEORY BEHAVIORAL LAW & ECONOMICS - Dr.
César Guzmán Halberstadt
Panel 12: CRIMINAL LAW - Dr. Edgardo Buscaglia.
11:10Se efectuaron cuatro conferencias
Tema 7: “The art of law & Macroeconomics” Expositor:
Bruno Salama Meyerhof (Brasil).
Tema 8: “On the economics of trade
Expositor: Luigi Alberto Franzoni (Italia).
secret
Tema 9: “El problema del Sinalagma” Expositor:
Ghersi (Perú).
law”
Enrique
Tema 10: “Data driven law” Expositor: Thomas Ulen (Estados
Unidos).
CEREMONIA DE
HONORARIOS
NOMBRAMIENTO
DE
PROFESORES
14:30 – 16:00: Cuarto bloque de 16 talleres
Panel 13: INTERNATIONAL LAW & LEGAL CONSEQUENCES
Panel 14: CONTRACTS - Dr. Luciano Benetti Timm
Panel 15: RATIONALITY & FOUNDATIONS OF LAW AND ECONOMICS
Panel 16: ANTITRUST & PUBLIC POLICY - Dr. Alfredo Bullard
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
268
crónicas
de la
facultad
de
derecho
16:40 CONFERENCIA
Tema 11: “LAW AND ECONOMIC DEVEPLOMENT, HOW THE MANY
CAN OVERCOME THE FEW” Expositor: Hans Bernd Schäfer
(Alemania).
17:30:
PANEL
“LA IMPORTANCIA DEL TRABAJO EMPÍRICO EN LA
INVESTIGACIÓN ACADÉMICA DESDE EL ENFOQUE DEL ANÁLISIS
ECONÓMICO DEL DERECHO”
Panelistas: HUGO A. ACCIARRI
RAFAEL MERY
EDGARDO BUSCAGLIA.
RESPONSABLES:
WORKSHOPS (Talleres)
Flavia Santinoni Vera (Brasil)
Giacomo Balbinotto (Brasil)
Rafael Mery (Chile)
César Guzmán Halberstad (Perú)
Pablo Salvador Coderch (España)
Mónica Infante (Rep. Dominicana)
Roberto Keil Rojas (Perú)
Alfredo Bullard (Perú).
18:15 ENTREGA DE PREMIOS
18:30 CLAUSURA:
La XVI Conferencia anual ALACDE PERU 2012, fue clausurada por
el Decano de la Facultad de Derecho: Dr. Rubén Darío Sanabria Ortiz.
En la ceremonia hicieron uso de la palabra la Presidente de Alacde:
Dra Flavia Vera Santinoni; el Presidente del Comité Local USMP: Dr.
Roberto Keil Rojas, y el Organizador de Alacde: Dr. César A. Guzmán
Halberstad.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
269
derecho
CEREMONIA DE DISTINCIÓN
Doctor Honoris Causa
El 19 de junio a las 11:00 hrs., en el Auditorio del Edificio “Focum
Culturae”, se realizó la Ceremonia de distinción con el Grado de Doctor
Honoris Causa al distinguido
Doctor Robert Cooter
Director del Centro para el Aprendizaje Organizacional del
Instituto Tecnológico de Massachusetts.
PROGRAMA DE CAPACITACIÓN EN LABORES DE DIFUSIÓN
DE LA FACULTAD DE DERECHO PARA DOCENTES DE LA
FILIAL CHICLAYO
El 15 de junio a las 14:30 hrs., en la Sala de
Conferencias “Rubén Guevara Manrique”, se
inició la capacitación a los señores docentes de la
Filial Chiclayo y expositores de las charlas y ferias
de orientación vocacional sobre las principales
ventajas diferenciales de la Facultad de Derecho
de la USMP, la cual concluyó a las 17:30 hrs.
La conferencia estuvo a cargo del Dr. Miguel
Ángel Pastor Calderón y fue organizada por la
Oficina de Extensión, Proyección Universitaria y
Voluntariado.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
270
crónicas
de la
facultad
de
derecho
julio
UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN DE PORRES - FILIAL
NORTE REALIZA PRIMERA CEREMONIA DE GRADUACIÓN
En emotiva ceremonia 74 alumnos de diferentes carreras profesionales
de la Universidad de San Martín de Porres – Filial Norte, se graduaron
el pasado sábado 23 de junio. La ceremonia fue presidida por el
Ingeniero Carlos Mechán Carmona, Coordinador General de esta Casa
de Estudios.
En la ceremonia participaron tres Bachilleres de Derecho:
• Víctor Javier Chafloque Oliden,
• Romina Katherine Guzmán Verona,
• Nátali Serrano Carranza.
Ing. Carlos Mechán
Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del Bachiller en
Odontología, Alfredo Rendón Alvarado.
Por su parte el Ingeniero José Antonio Chang Escobedo, Rector de la
USMP, envío el siguiente mensaje a los integrantes de la Promoción
“San Martín de Porres 2012”:
“Déjenme decirles, me identifico y comparto plenamente sus
inquietudes, dudas, aspiraciones y anhelos; alumnos calificados
como ustedes enorgullecen no solo a sus familiares y amigos, sino
también a todos los que formamos parte de esta su Alma Máter.
Sigan la ruta de la excelencia personal y profesional, disfruten
de la vida con alegría, con entusiasmo y juiciosamente, les deseo
queridos “Bachilleres” de las Facultades de Odontología, Ciencias
Administrativas y Recursos Humanos, Ingeniería y Arquitectura,
Ciencias Contables, Económicas y Financieras, Derecho, Ciencias
de la Comunicación, Turismo y Psicología, éxitos por ustedes y por
el Perú”, refirió en su misiva la autoridad universitaria.
Cerró la ceremonia Ing. Carlos Mechán Carmona, quien felicitó a los
padres de familia por el constante apoyo a sus hijos, y a los nuevos
bachilleres por el logro de esta primera etapa en su vida profesional.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
271
derecho
INGRESANTES 2012-II
El domingo 15 de julio la Universidad de San Martín de Porres, concluyó
su proceso de admisión, con el Examen Ordinario 2012-II en diversos
locales de la universidad.
Ingresantes a la Facultad de Derecho de la USMP:
INGRESO LIMA
Primer puesto:
CÉSAR AUGUSTO
GARCÍA LEE.
Segundo puesto:
MILAGROS FIORELLA
QUISPE HERNÁNDEZ.
Tercer puesto:
LINDA MARILÍN
MONTERO CAHUANA.
INGRESO FILIAL NORTE
Primer lugar en Ingreso General:
JORGE PABLO
MUNDACA ÁNGELES
Derecho.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
272
crónicas
de la
facultad
de
derecho
BIENVENIDA A INGRESANTES 2012 II
El 19 de julio se realizó la ceremonia de bienvenida a los
ingresantes con el mayor puntaje a la Universidad de San
Martín de Porres en el examen de Admisión 2012-II
• Primer lugar: Jessica Karen Consuelo Mauricio Prado,
(Ciencias Administrativas y Recursos Humanos)
con 1,464 puntos.
• Segundo lugar: César Augusto García Lee
(Derecho)
con 1,450 puntos.
• Tercer lugar: Katherine Cabezas Huaraca
(Arquitectura)
con 1,420 puntos.
La encargada de dar la bienvenida a los primeros puestos
del Examen de Admisión 2012 – II de la Universidad de
San Martín de Porres, fue la Lic. Celinda Acosta Galli, Jefa
de la Oficina de RR.PP. e Imagen Institucional de nuestra
Universidad, quien transmitió el saludo del señor Rector
a los alumnos que obtuvieron los primeros puestos del proceso y
a los respectivos padres de familia. Luego, cada uno de los nuevos
ingresantes fue invitado a pasar frente a la mesa de honor para
brindar sus impresiones y expectativas al iniciar esta nueva etapa en
sus vidas.
En este Examen de Admisión hemos logrado una convocatoria mayor a
la del año pasado. Las carreras de mayor preferencia han sido Ciencias
de la Comunicación, Negocios Internacionales y Derecho.
Luego de esta reunión, los nuevos alumnos de la USMP recorrieron las
instalaciones de la Ciudad Universitaria. En el Rectorado se tomaron
la foto oficial.
Son muchas razones y motivos
por las que los alumnos escogen
estudiar en la Universidad
de San Martín de Porres;
nuestra casa de estudios
viene afianzando su trabajo
día a día con la tecnología de
última generación, convenios
nacionales e internacionales,
profesores de primer nivel,
moderna infraestructura, las
acreditaciones internacionales,
entre otros. Por lo que los
alumnos que postulan a la
USMP saben que si estudian
aquí van a recibir una educación
de primer nivel.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
273
derecho
CURSO INTRODUCTORIO 2012 II
En los meses de febrero y julio, de cada año, la Facultad de Derecho
ofrece a los alumnos ingresantes un período de adaptación a la vida
universitaria en la Facultad y actualiza materias que el Departamento
Académico estima deben ser repasadas por los alumnos. Estas materias
son: Comprensión de Lectura, Lengua Española y Matemáticas Básica.
El curso es gratuito y en julio se dicta de lunes a viernes de 1:30 a 6:00
pm. los días sábado y domingo de 8:30 am. a 1 pm. Se inició el lunes
16 y culminó el miércoles 25 de julio.
Ceremonia de inauguración
El 16 de julio a las 13:30 hrs., en el auditorio del Edificio “Focum
Culturae”, se inauguró el Curso Introductorio 2012 – II, la ceremonia
se inició con el discurso de bienvenida a cargo del Dr. Rubén Sanabria
Ortiz, Decano de la Facultad y prosiguió con el recuento de las
principales funciones ejecutadas por:
El Departamento Académico, a cargo de su Directora la Dra. Marcela
Montenegro Cannon.
•
•
•
•
La Oficina de Registros Académicos, Sra. Clara Becerra Ísmodes.
La Oficina de Bienestar Universitario, Lic. Doris Ampudia Aguirre.
La Oficina Administrativa, CPC. Amparo Alvarado Flores.
La Oficina de Orientación, Tutoría y Atención de Egresados, Dr.
Alberto Cueva Castro.
El miércoles 25 de julio se realizó la clausura y premiación de los
mejores alumnos.
PRIMER PUESTO GENERAL:
BETTY ROSALINDA BUSTAMANTE MANOSALVA – Promedio: 19.27.
Diploma de honor, media beca de estudios para el ciclo 2012-II y libros.
PRIMER PUESTO POR ASIGNATURA:
Betty Bustamante
•
•
•
IVÁN PORRO SOSA – COMPRENSIÓN DE LECTURA
Promedio: 18.00.
GERALDINE GARLA RAYMUNDO – LENGUA ESPAÑOLA
Promedio: 19.67.
MILAGROS DÍAZ MARÍN – MATEMÁTICAS Promedio: 19.33.
Diploma de honor, una cuota de pensión de estudios para el ciclo 2012II y libros de derecho.
SEGUNDO PUESTO POR AULAS
• HELEN LA ROSA LEÓN - COMPRENSIÓN DE LECTURA
Promedio: 18.00.
• ÁNGELO PANCCA MAMANI - LENGUA ESPAÑOLA
Promedio: 19.00.
• MIGUEL ROMÁN ÁLVAREZ – MATEMÁTICAS
Promedio: 19.00.
Diploma de honor y libros de derecho.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
274
crónicas
de la
facultad
de
derecho
DESIGNAN AL DR. PEDRO MEJÍA SALAS COMO
SECRETARIO DE LA FACULTAD
Mediante Resolución Rectoral N° 862 – 2012 – CU – R – USMP del 13
de julio de 2012 se designó al Dr. Pedro Andrés Francisco Mejía Salas
como Secretario de la Facultad de Derecho de la USMP en reemplazo del
Dr. Elías Ayvar Carrasco, quien fue elegido representante del Colegio de
Abogados de Lima ante el Jurado Nacional de Elecciones.
El Dr. Pedro Mejía Salas es abogado por la USMP, candidato a Doctor
en Derecho y Maestro en Derecho Civil y Comercial por la USMP.
La Comunidad Sanmartiniana de la Facultad de Derecho de la USMP,
felicitó al Dr. Pedro Mejía Salas por su designación como Secretario de
la Facultad y le auguraron una muy buena gestión.
CEREMONIAS DE FIN DE CURSO
Como ya se ha hecho tradición, en los meses de julio y diciembre se
realizan hermosas y emotivas ceremonias de fin de curso, en las cuales
los alumnos que han concluido sus estudios luego de seis años de
dedicación y esfuerzo, se despiden de su Alma Máter y también de los
compañeros de estudios.
ESPECIALIDAD DERECHO CIVIL
PROMOCIÓN: “IN SPIRITU ET VERITATE”
ESPECIALIDAD DERECHO CORPORATIVO:
PROMOCIÓN: “EX NOTITIA VICTORIA”
ESPECIALIDAD DERECHO PENAL:
PROMOCIÓN: “IN SPIRITU ET VERITATE”
ESPECIALIDAD GESTIÓN PÚBLICA
PROMOCIÓN: “LEX ET VERITAS”
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
275
derecho
ESPECIALIDAD DERECHO CIVIL
ESPECIALIDAD DERECHO CORPORATIVO
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
276
crónicas
de la
facultad
de
derecho
ESPECIALIDAD DERECHO PENAL
ESPECIALIDAD GESTIÓN PÚBLICA
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
277
derecho
agosto
XVI CURSO ESPECIAL DE TITULACIÓN POR EXÁMENES
(CETEX)
El 04 de agosto se inició el XVI curso especial de titulación por
exámenes, el cual culminará el 1° de diciembre 2012. El CETEX,
permite a los participantes afrontar positivamente el examen oral de
titulación, consistente en la sustentación de una tesina y la absolución
del temario establecido en el Reglamento de Grados y Títulos.
• Las lecciones son teórico – prácticas, sobre los temas de la
asignatura y se analizan casos prácticos contenidos en expedientes,
resoluciones, informes, etc.
• La evaluación es continua. Los participantes deben cumplir con
las tareas académicas que se les indique y obtener un promedio
ponderado de trece (13) o más, para ingresar a rendir directamente
el examen oral de titulación.
CONFERENCIA
El 21 de agosto, a las 13.00 hrs. en la “Sala de Conferencias "Rubén
Guevara Manrique" se efectuó la conferencia:
"DERECHOS DE LA JUVENTUD
EN EL PERÚ Y EL MUNDO".
A cargo del expositor:
DR. CHRISTIAN PARDO REYES.
Evento organizado por el Movimiento Estudiantil "Ratio Iure".
CONFERENCIA
El 22 de agosto, a las 13.30 hrs. en la “Sala de Conferencias "Rubén
Guevara Manrique" se realizó la conferencia:
"LA CONSTITUCIÓN DE CÁDIZ,
UN LEGADO PERMANENTE"
A cargo del expositor:
Emb. DR. JUAN ÁLVAREZ VITA.
Evento organizado por el Centro de Estudios de Derecho y Política.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
278
crónicas
de la
facultad
de
derecho
II ENCUENTRO PREPARATORIO SUDAMERICANO PARA
EL V CONGRESO MUNDIAL POR LOS DERECHOS DE LA
INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA
En el marco de la celebración de los 50 años de la Universidad de San
Martín de Porres, la Facultad de Derecho de la USMP, la Maestría en
Derecho de Familia e Infancia de la Universidad de Barcelona- España,
la Asociación para la Defensa de los Derechos de la Infancia y la
Adolescencia ADDIA, y la Asociación COMETA - Compromiso desde
la Infancia y la Adolescencia, organizaron el II Encuentro Preparatorio
Sudamericano camino al “V Congreso Mundial por los Derechos de la
Infancia y la Adolescencia” que se realizó en el local de la Facultad de
Derecho de la Universidad de San Martín de Porres, los días 15, 16 y
17 de agosto.
INAUGURACIÓN
La inauguración, que estuvo a cargo del Vicerrector de la USMP, Ing.
Raúl Bao García. Se realizó el día 15 de agosto en el Auditorio del
Edificio Focum Culturae, a las 9:30 am.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
279
10:40 - 12:20
Auditorio "Focum Culturae" y Sala de Conferencias
"Rubén Guevara Manrique", en simultáneo.
Conferencias
• LAS REIVINDICACIONES SOBRE DERECHOS DE LA INFANCIA Y
LA ADOLESCENCIA DESDE EL DERECHO DE LA PARTICIPACIÓN,
a cargo del Dr. Carlos Villagrasa (España).
• RETOS Y PERSPECTIVAS DEL “V CONGRESO MUNDIAL POR LOS
DERECHOS DE LA INFANCIA Y LA ADOLESCENCIA, a cargo de los
Drs. Marcelo Brignoni (Argentina) y Carlos Fagalde (Argentina).
12:40 - 14:00
Auditorio "Focum Culturae" y Sala de Conferencias
"Rubén Guevara Manrique".
Conferencias
• ACTUALIDAD JURÍDICA SOBRE LA NIÑEZ DESDE EL DERECHO
INTERNACIONAL PRIVADO, a cargo de la Dra. Nuria González
Martín (México),
• INFANCIAS: PRÁCTICAS, POLÍTICAS Y CONFIGURACIÓN DE
SUBJETIVIDAD, a cargo del Dr. José Machain (Argentina).
Los días 16 y 17 se realizarán 29 paneles temáticos (simultáneos) a
cargo de panelistas nacionales y extranjeros.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
280
DÍA 2 -
crónicas
de la
facultad
de
derecho
PANELES TEMÁTICOS (SIMULTÁNEOS)
9:00 – 11:00 PRIMER BLOQUE:
PRIMER PANEL: INFANCIA, ADOLESCENCIA Y SISTEMA JUDICIAL.
PANELISTAS: VÍCTOR MANSILLA NOVELLA - FÁTIMA CASTRO AVILÉS.
SEGUNDO PANEL: POLÍTICA SOCIAL Y PROGRAMACIÓN SOCIAL.
PANELISTAS: PEDRO MEJÍA SALAS - HUGO CABREJOS DUEÑAS.
TERCER PANEL: TRABAJO, ABUSO Y EXPLOTACIÓN INFANTIL.
PANELISTAS: NANCY RAMÍREZ MORRIBERÓN - CARMEN CHUNGA CHÁVEZ.
11:20 – 13:20 SEGUNDO BLOQUE:
PRIMER PANEL: INFANCIA, ADOLESCENCIA Y SISTEMA JUDICIAL.
PANELISTAS: VÍCTOR MANSILLA NOVELLA - FÁTIMA CASTRO AVILÉS
SEGUNDO PANEL: POLÍTICA SOCIAL Y PROGRAMACIÓN SOCIAL.
PANELISTAS: PEDRO MEJÍA SALAS - HUGO CABREJOS DUEÑAS
TERCER PANEL: TRABAJO, ABUSO Y EXPLOTACIÓN INFANTIL.
PANELISTAS: NANCY RAMÍREZ MORRIBERÓN - CARMEN CHUNGA CHÁVEZ
14:30 – 16:30 TERCER BLOQUE:
PRIMER PANEL: INFANCIA, ADOLESCENCIA Y BIOÉTICA.
PANELISTAS: RICARDO VALVERDE MORANTE - IRIS YUPANQUI CUEVA.
SEGUNDO PANEL: INFANCIA, ADOLESCENCIA Y FAMILIA.
PANELISTAS: FÁTIMA CASTRO AVILÉS - MIGUEL RAMOS MIRAVAL.
TERCER PANEL: ADOLESCENCIA, VIOLENCIA Y CONFLICTOS ARMADOS.
PANELISTAS: CARMEN CHUNGA CHÁVEZ - NANCY RAMÍREZ MORRIBERÓN.
16:50 – 18:50 CUARTO BLOQUE:
PRIMER PANEL: INFANCIA, ADOLESCENCIA Y BIOÉTICA.
PANELISTAS: RICARDO VALVERDE MORANTE - IRIS YUPANQUI CUEVA.
SEGUNDO PANEL: INFANCIA, ADOLESCENCIA Y FAMILIA.
PANELISTAS: FÁTIMA CASTRO AVILÉS - MIGUEL RAMOS MIRAVAL.
TERCER PANEL: ADOLESCENCIA, VIOLENCIA Y CONFLICTOS ARMADOS.
PANELISTAS: CARMEN CHUNGA CHÁVEZ - NANCY RAMÍREZ MORRIBERÓN.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
281
derecho
DÍA 3 - FOROS DE DISCUSIÓN (SIMULTÁNEOS)
9:00 – 10:30
PRIMER BLOQUE:
FORO I: INFANCIA, ADOLESCENCIA, DELITO Y SISTEMA PENAL.
PANELISTAS: LUIS ALBERTO BRAMONT ARIAS - WALTER VILCAPOMA
BUJAICO.
FORO II: INFANCIA, ADOLESCENCIA, ACCESO A LA JUSTICIA Y DERECHO
A SER OÍDO.
PANELISTAS: FIORELLA VIZCARDO REYES - JOSÉ FERNÁNDEZ
MONTENEGRO.
FORO III: RESPONSABILIDAD EMPRESARIAL.
PANELISTAS: IRIS YUPANQUI CUEVA - ELVIRA MUÑOZ CCURO.
FORO IV: VOLUNTARIADO.
PANELISTAS: KARINA VARGAS TERRONES - JORGE TANILLAMA
LOAYZA.
10:50 – 12:20
SEGUNDO BLOQUE
FORO V: INFANCIA Y ADOLESCENCIA ABANDONADA Y EN SITUACIÓN
DE CALLE.
PANELISTAS: PABLO REVILLA MONTOYA MIGUEL RAMOS MIRAVAL.
FORO VI: ADICCIONES.
PANELISTAS: NATALIA ESCUDERO ROBLES - SHIRLEY MACEDO
HURTADO.
FORO VII: INTERCULTURALIDAD.
PANELISTAS: MICHEL ROMERO ARTEAGA - GINO QUINTERO MESÍAS.
FORO VIII: DISCAPACIDAD.
PANELISTAS: DIANA VÁSQUEZ - CARMEN ORTEGA.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
282
crónicas
de la
facultad
de
derecho
15:00 - 17:00
• PLENARIO
La ceremonia estuvo presidida por el Dr. Rubén Darío Sanabria Ortiz,
Decano de la Facultad de Derecho de la USMP, quien estuvo acompañado
en la mesa de honor por el Dr. Marcelo Brignoni, representante del
Foro Parlamentario por la Infancia de la República Argentina; el Dr.
Carlos Villagrasa, Director del Máster sobre Familia de la Universidad
de Barcelona; el Dr. Víctor Villavicencio Mendizábal, Jefe de la Oficina
de Extensión y Proyección Universitaria de la Facultad de Derecho de
la USMP y el Dr. Víctor Raúl Mansilla Novella, Director del Instituto de
Investigaciones Jurídicas de la Facultad de Derecho de la USMP.
El acto se inició con la aprobación de la “Declaración San Martín de Porres”,
la cual contiene 34 puntos, entre los cuales destacan el abogar por la
abolición de toda forma de la explotación laboral infantil; plantear una
reforma de la institución de la potestad y la responsabilidad parental a la
luz de la consideración primordial de los niños, niñas y adolescentes como
verdaderos sujetos de Derechos; recomendar la articulación y seguimiento
intersectorial de planes, programas y actuaciones de prevención de la
violencia hacia la infancia y la adolescencia a fin de generar evidencias
replicables en cada contexto social; abogar por el ordenamiento de los
espacios de rehabilitación de adicciones con la finalidad de adoptar una
operatoria formal y responsable en la materia; propugnar que todos
los niños, niñas y adolescentes, permanezcan en sus familias y en sus
entornos comunitarios respetando sus idiosincrasias y culturas diferentes
y plurales; entre otras recomendaciones que serán expuestas en el V
Congreso Mundial de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia.
La “Declaración San Martín de Porres” culmina con el postulado de que
“toda sociedad que no toma en cuenta a sus niños, niñas y adolescentes,
no solo desmerece su presente, sino que perjudica su futuro. Por un
mundo, realmente, apropiado para la infancia. Por un mundo adecuado
para todo el mundo”.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
283
derecho
Acto seguido se realizó la ceremonia de distinción de Profesor
Extraordinario en calidad de Honorario al
Dr. Carlos Villagrasa Alcaide
El Dr. Villagrasa es profesor de Derecho Civil en la Universidad de
Barcelona, España, es además Secretario General del Patrono y Director
del Departamento de Derechos Humanos y Política Internacional de la
Fundación Internacional Olofs Palme.
Asimismo es Codirector del Grupo de Investigación Jurídica del Instituto
de Infancia y Mundo Urbano de Barcelona, Presidente de la Asociación
para la Defensa de los Derechos de la Infancia y la Adolescencia y
miembro del Comité de Personas Expertas en Familia de la Generalitat
de Catalunya para la elaboración de la Ley de Infancia.
CLAUSURA
El Dr. Rubén Sanabria Ortiz, Decano de la Facultad de Derecho de
la Universidad de San Martín de Porres, clausuró el II Encuentro
Preparatorio Sudamericano para el V Congreso Mundial de los Derechos
de la Infancia y la Adolescencia, agradeciendo a los destacados
expositores nacionales y extranjeros que participaron en estos tres días
de debates y conversatorios.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
284
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CURSOS VIRTUALES
La Facultad de Derecho de la Universidad de San Martín de Porres,
con el propósito de incentivar la especialización de los profesionales
del Derecho y acorde a las necesidades de nuestros tiempos, presenta
los Diplomados de Especialización en Derecho, Modalidad Virtual Presencial, con una duración de 120 horas académicas.
Los Diplomados de Especialización en Derecho, Modalidad: Virtual
- Presencial son una alternativa para superar los inconvenientes de
tiempo y distancia, obteniendo una educación de calidad, abierta e
interactiva, a través de una plataforma virtual diseñada con diferentes
herramientas tecnológicas de última generación.
• Las clases virtuales se desarrollaron en la plataforma virtual de la
USMP.
• Las clases presenciales se realizarán en la Facultad de Derecho
- USMP, ubicada en la Alameda del Corregidor N°1865, Urb. La
Ensenada - La Molina.
Del 06 de agosto al 1° de diciembre se realizaron los diplomados:
• DIPLOMADO DE ESPECIALIZACIÓN EN PROTECCIÓN AL
CONSUMIDOR: APLICACIÓN EN MERCADOS ESPECÍFICOS,
• DIPLOMADO
EN
TRIBUTARIOS,
DERECHO
TRIBUTARIO:
ILÍCITOS
• DIPLOMADO EN REGULACIÓN: SERVICIOS.
Del 13 de agosto al 08 de diciembre se realizaron los diplomados:
• DIPLOMADO EN ARGUMENTACIÓN JURÍDICA,
• DIPLOMADO EN DERECHO AMBIENTAL Y DESARROLLO
SOSTENIBLE: POLÍTICA Y GESTIÓN AMBIENTAL,
• DIPLOMADO EN DERECHO CONSTITUCIONAL Y PROCESAL
CONSTITUCIONAL,
• DIPLOMADO EN DERECHO CORPORATIVO: PLANEAMIENTO,
CORPORATIVO Y DESARROLLO JURÍDICO EMPRESARIAL,
• DIPLOMADO
EN
DERECHO
PROCEDIMIENTOS LABORALES,
DEL
TRABAJO
Y
• DIPLOMADO EN DERECHO INTERNACIONAL APLICADO A
LAS OPERACIONES DE PAZ DE LAS NACIONES UNIDAS,
• DIPLOMADO EN DERECHO PENAL ECONÓMICO Y DE
LA EMPRESA, DIPLOMADO EN DERECHO TRIBUTARIO:
IMPOSICIÓN AL CONSUMO.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
285
derecho
setiembre
IMPUESTO A LA RENTA Y CONTABILIDAD TRIBUTARIA
Del 04 de setiembre al 06 de octubre se desarrolló el: V Taller "Impuesto
a la Renta y Contabilidad Tributaria", en el cual se dictaron ocho
Conferencias Magistrales y se realizaron ocho talleres. El evento fue
organizado por el Centro de Estudios Tributarios (CET), que preside el
Dr. Michael Zavaleta.
CONFERENCIAS
04 de setiembre:
• ANÁLISIS DE LA NORMA XVI ANTIELUSIVA GENERAL.
Expositor: Michael Zavaleta - Abogado y
docente USMP - Presidente del CET.
• MECANISMOS ANTI-ELUSIVOS EN LOS
RECIENTES CAMBIOS NORMATIVOS A LA LEY DEL IMPUESTO
A LA RENTA.
Expositor: Felipe Iannacone - .Abogado y
docente USMP – SUNAT.
Dr. Michael Zavaleta
11 de setiembre:
• RENTAS DE CAPITAL.
Expositor: Henry Plasencia - Abogado
USMP – Asesor del Tribunal Fiscal.
• RENTAS DEL TRABAJO.
Expositor: Flavio Castillo - Abogado USMP
– SUNAT.
25 de setiembre:
• IMPUESTO A LA RENTA EN EL SECTOR
MINERO.
Expositor: Mario Madau - Abogado y
docente Posgrado USMP – Compañía Minera ARES.
• IMPUESTO A LA RENTA EN EL SECTOR
CONSTRUCCIÓN.
Dr. Felipe Iannacone
02 de octubre:
• IR NO DOMICILIADOS.
Expositor: Yube Ostos - Abogado y docente
USMP.
• TRANSPARENCIA FISCAL (CFC RULES).
Expositor: Karen Sheppard - Docente
Posgrado USMP – Ernest & Young.
TALLERES
Los talleres se realizaron los días 8, 22, 29 de setiembre y el 6 de octubre.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
286
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CICLO DE CONFERENCIAS
Los días 05 y 06 de setiembre, en la Sala de Conferencias "Rubén
Guevara Manrique", se desarrolló un ciclo de conferencias sobre
Derecho Registral,
05 de setiembre de 2012:
18.45 hrs.
"PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA NOTARIAL".
Expositor: Dr. Elmer Jaimes.
20.00 hrs.
"NUEVO REGLAMENTO DE SUCESIONES Y
TESTAMENTOS".
Expositor: Dr. Marco Pacora Bazalar.
06 de setiembre de 2012:
18.45 hrs.
"ELECCIÓN DE JUNTA DE PROPIETARIOS Y
CONSTITUCIÓN DEL REGLAMENTO INTERNO".
Expositor: Dr. Edgar Paredes.
20.00 hrs.
"PROCEDIMIENTO
REGISTRAL
DE
DECLARATORIA DE FABRICA".
Expositor: Dr. José Enrique Huarniz.
Marco Pacora Bazalar
REGULARIZACIÓN
DE
El evento fue organizado por el Centro de Estudios de Derecho Registral
y Notarial – CENDERN, que preside el Dr. Rubén Guevara Bringas.
CONFERENCIA
El 12 de setiembre en la Sala de Conferencias "Rubén Guevara
Manrique", se dictó la conferencia:
"LA PRESCRIPCIÓN DE LA ACCIÓN
PENAL".
Expositor: Dr. Alberto Beingolea
Delgado, Congresista de la República.
La conferencia fue organizada por
el Movimiento Estudiantil "Alianza
Estudiantil".
Alberto Beingolea Delgado
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
287
derecho
CINE FÓRUM
El 20 de setiembre en la Sala de Conferencias "Rubén Guevara
Manrique", se proyectó el documental el "Choropampa, el precio del
oro", para luego desarrollar el tema
"DESDE ADENTRO: EL IMPACTO DE
LAS INDUSTRIAS EXTRACTIVAS EN LOS
DERECHOS HUMANOS".
Ponentes:
Glatzer Tuesta (Periodista del IDL).
Jenny Vento Curi (CEDH - USMP).
El Cine Fórum fue organizado por Centro de
Estudios de Derechos Humanos – CEDH, que
preside la Dra. María Soledad Pérez Tello.
Glatzer Tuesta
CONVERSATORIO
El 28 de setiembre, en la Sala de Conferencias "Rubén Guevara
Manrique", se realizó el conversatorio:
"DEL DERECHO AMBIENTAL HACIA EL DESARROLLO SOSTENIBLE"
A cargo de las profesoras integrantes del
CEDAM:
Dra.
Dra.
Dra.
Dra.
Romina Caminada,
Elizabeth Zea,
Jessica Panduro,
Millitza Franciskovic.
El conversatorio fue organizado por
el Centro de Estudios de Derecho
Ambiental, que preside la Dra. Millitza
Franciskovic.
Millitza Franciskovic
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
288
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CICLO DE CONFERENCIAS DE DERECHO DE MINERÍA,
DERECHO DE ELECTRICIDAD Y DERECHO DE LOS
RECURSOS HÍDRICOS
Los días 26 de setiembre, 03 y 10 de octubre, en la Sala de Conferencias
"Rubén Guevara Manrique", se realizó el ciclo de conferencias sobre:
DERECHO DE MINERÍA, DERECHO DE ELECTRICIDAD Y
DERECHO DE LOS RECURSOS HÍDRICOS
PRIMERA SESIÓN:
DERECHO DE MINERÍA
Miércoles 26 de setiembre de 2012 (6.00
pm. - 8.30 pm.).
"Due Diligence de Derechos Mineros:
Auditoría legal para la materialización
de inversiones en negocios mineros",
Expositor:
Dr. Jaime Tejada Gurmendi.
SEGUNDA SESIÓN:
DERECHO DE LA ELECTRICIDAD
Miércoles 03 de octubre de 2012 (6.00
pm. a 8.30 pm.).
"Infraestructura
Eléctrica",
de
la
Industria
Expositora:
Dra. Maleka Carrasco Casagrande.
TERCERA SESIÓN:
DERECHO DE LOS RECURSOS HÍDRICOS
Jaime Tejada Gurmendi
Miércoles 10 de octubre de 2012 (6.00 pm. a 8.30 pm.).
"Títulos habilitantes
Hídricos"
para
el
Aprovechamiento
de
Recursos
Expositor:
Dra. Carla Torres Osores.
El ciclo de conferencias fue organizado por el Centro de Estudios de
Derecho de Minería, Energía y Recursos Hídricos (CEDEMIN), que
preside el Dr. Dr. Jaime Tejada Gurmendi.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
289
derecho
TEATRO
El 26 de setiembre, en la Sala de Conferencias "Rubén Guevara
Manrique", se puso en escena la obra:
ESPECTÁCULO TEATRAL DE COMEDIA HABLADA
El acto fue organizado por el: Movimiento Cultural "Ratio Iure", que
tiene como responsable al Sr. Beder Espinoza.
REPORTEROS INVESTIGADORES
El Centro de Estudios de Derecho y Tecnología que preside el Dr. Jorge
Canales viene realizando una serie de video entrevistas a destacados
juristas a cargo de reporteros investigadores entre las que cabe
destacar:
• Tema: Reforma del Poder Judicial y Tecnología
Entrevistado:
Dr. Marcos Ibazeta Marino - Jurista y Docente
Universitario.
• Tema: Democracia y Tecnología
Entrevistado:
Dr. Francisco Miro Quesada Rada - Abogado,
Politólogo, Docente Universitario.
• Tema: El Fedatario Informático
Entrevistado:
Dr. Aldo Elliot Segura - Presidente de la Asociación
de Fedatarios Informáticos.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
290
crónicas
de la
facultad
de
derecho
octubre
ANIVERSARIO DE DERECHO
Del 22 al 27 de octubre se
desarrollaron las actividades de
celebración del 44 aniversario
de la creación de la Facultad de
Derecho de la Universidad de San
Martín de Porres.
Programa:
Lunes 22:
Paraliturgia (10:00 h.)
El 22 de octubre se inició la
celebración oficial por el 44
aniversario de la Facultad de
Derecho, con un Acto Litúrgico a cargo del Rvdo. Padre Cirilo García
Cuya, alumno de la facultad.
El acto se realizó en la gruta en honor de San Martín de Porres a las
10:00 hrs. y contó con la presencia del Sr. Decano, Dr. Rubén Sanabria
Ortiz, autoridades, docentes, personal administrativo, alumnos y
amigos de la Facultad.
Noche de Talentos
A las 18:30 hrs., en el Auditorio del Edificio
“Focum Culturae”, con el fin de fomentar y
cultivar el desarrollo artístico de nuestros
alumnos, se realizó la competencia “Noche
de Talentos”, en la cual luego de una
reñida competencia, Jacqueline Fuentes
Neira se logró imponer interpretando una
bella canción.
Una sorpresa muy agradable fue la
participación de nuestra distinguida
alumna Marisol Espinoza, Primera
Vicepresidenta del Perú, que como
homenaje al 44 aniversario de la Facultad,
bailó un criollo tondero que fue muy
aplaudido por los presentes, luego participó
en toda la ceremonia e hizo entrega de
algunos premios a los ganadores del
certamen.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
291
derecho
Señorita Derecho
Siendo las 16 hrs. se inició la ceremonia de elección,
proclamación y coronación de la Señorita Derecho 2012.
Luego de una difícil selección, el jurado proclamó como
Señorita Derecho 2011 a la alumna:
Jessica Jiménez Napurí
Del Ciclo XII, la cual fue coronada por el Decano de la
Facultad, Dr. Rubén Darío Sanabria Ortiz.
Actuó como Maestro de Ceremonia, el Dr. Gino Ríos Patio y
como miembros del Jurado participaron los doctores:
•
•
•
•
•
VOX JURIS(24) 2, 2012
Rubén Sanabria Ortiz,
Marcela Montenegro Cannon,
Gustavo Montero Ordinola,
Elizabeth Zea Marquina,
Sandy Cáceres Mendoza.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
292
crónicas
de la
facultad
de
derecho
Martes 23
Final de Juegos Florales
ALUMNOS GANADORES
EN POESÍA:
1ro. “Lela”
CONTRERAS CONTRERAS, Fiorella Balvina II ciclo.
2do. “Maiden Rose” VERGARA OLIVO, Fiorella Crisel II ciclo.
3ro. “Cloudy Sky” MONTENEGRO ANCCASI, Claudia Sofía. II ciclo.
EN CUENTO:
1ro. “Brendiu”
2do. “Brisa Azul”
3ro. “El hablador”
CARHUANCHO ZALDAÑA, Brendalís
MARÍN GIL, Lourdes Aracelly JARA VILLENA, Miguel Ángel II ciclo.
II ciclo.
I ciclo.
EN ENSAYO:
1ro.
2do.
3ro.
“Gabriel Syme” GARCÍA VALDEZ, Leandro “Alborada” SAER LÓPEZ, Lessa Verushka
“Maiden Rose” VERGARA OLIVO, Fiorella Crisel XI ciclo.
II ciclo.
II ciclo.
EN PINTURA:
1ro. ROMERO CHAGUA, Jacqueline Sirikit.
2do. DÍAZ MARTÍNEZ, Brenda Isabel.
3ro. GARAY GARAY, María Fernanda.
EN DECLAMACIÓN:
1ro. LA TORRE CALDERÓN, Diego Paúl
2do. MACHADO SALAVARRÍA, Walter Alfredo
3ro. MECA MANRIQUE, Alberto
II ciclo.
XII ciclo.
I ciclo.
EN ORATORIA:
1ro. FLORES FLORES, Pavel 2do. CÓRDOVA TORRES, Renzo Renato
3ro. GRANEROS LÓPEZ, Hilary
II ciclo.
II ciclo.
II ciclo.
La coordinación de los Juegos Florales estuvo a cargo de la Dra. Flor
de María Shimomura.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
293
Miércoles 24:
Torneo de Ajedrez
A las 11:00 hrs. en el frontis del Edificio
Administrativo, se realizó el Torneo
de Ajedrez, en el cual participaron 24
alumnos, la competencia se desarrolló
de acuerdo al sistema Suizo, en cinco
rondas.
El ganador del certamen fue el alumno
Ángelo Pancca Mamani, el segundo
lugar fue para Diana Elvira Gutiérrez
Parado y el tercer puesto fue empatado
por Elena Carolina Gutiérrez Parado y
Jorge Luis Cruz Riera.
La Dra.Marcela Montenegro y el ganador del Torneo de Ajedrez
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
294
crónicas
de la
facultad
de
derecho
Jueves 25:
Ceremonia Central
El jueves 25 de octubre a la 18:00 horas en el auditorio del Edificio
“Focum Culturae” de la Facultad se llevó a cabo la ceremonia central
por el 44 aniversario de nuestra Casa de Estudios.
La mesa de honor estuvo conformada por el Dr. Rubén Darío Sanabria
Ortiz, Decano de la Facultad; el Dr. Roberto Keil Rojas, Director de la
Sección de Posgrado; la Dra. Marcela Montenegro Cannon, Directora del
Departamento Académico; el Dr. Fernando Gastón Vidal Ramírez y el
Dr. Víctor Villavicencio Mendizábal, Director de la Oficina de Extensión
y Proyección Universitaria, Secigra y Voluntariado.
Se inició la ceremonia con las palabras del Decano de la Facultad, Dr.
Rubén Darío Sanabria Ortiz, quien dio la bienvenida y agradeció a los
asistentes por aunarse a la celebración del 44 aniversario de la Facultad
de Derecho de la USMP.
Luego, procedió a hacer una breve reseña de la fundación de la
Facultad y un resumen de la labor realizada durante el año, destacando
la consolidación del sistema de formación por competencias, la
capacitación docente, los convenios nacionales e internacionales,
la acreditación internacional, la labor de los Centros de Estudios de
Derecho, las actividades de carácter cultural, perfeccionamiento
profesional y prestación de servicios.
Destacó asimismo, la calidad de los eventos académicos (foros,
seminarios, conferencias, congresos, cine-fórum, cursos y diplomados)
realizados durante el año, con la participación de expositores nacionales
y especialistas extranjeros en las diferentes materias jurídicas.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
derecho
295
Finalizó agradeciendo a las autoridades de
la Universidad por el apoyo brindado, a las
autoridades de la Facultad, profesores y empleados
administrativos por su dedicación, y a los alumnos
porque sin su aporte y optimismo no se podría
mantener el sitial en el que nos encontramos y
mucho menos superarlo.
Dr. Fernando Gastón Vidal Ramírez
Acto seguido el Maestro de Ceremonias Dr. Jorge
Tanillama Loayza, dio lectura a los saludos y felicitación
por el 44° aniversario de la Facultad de Derecho que
hicieron llegar instituciones del Estado como: el
Congreso de la República, el Poder Judicial, la Corte
Suprema de Justicia, el Tribunal Constitucional, el
Consejo Nacional de la Magistratura, así como de
universidades peruanas y extranjeras, amén de los
Decanos de otras Facultades de la USMP.
Haciendo un alto al programa se procedió a rendir un sentido homenaje a
los destacados profesores que en los últimos años, luego de su brillante paso
por las aulas de nuestra casa de estudios, fueron llamados por el altísimo.
Posteriormente, y como es tradición en cada aniversario de la Facultad,
se dictó una conferencia magistral, referente a la “Prescripción y
Caducidad”, a cargo del destacado jurista y profesor universitario, Dr.
Fernando Gastón Vidal Ramírez.
El Dr. Vidal ha sido Decano del Colegio de Abogados de Lima, Presidente
de la Bolsa de Valores de Lima, Juez Ad Hoc de la Corte Interamericana
de los Derechos Humanos y Presidente del Tribunal de Honor del Pacto
Ético Electoral durante los procesos electorales 2006 y 2011.
Tras la conferencia magistral, el Dr. Rubén Darío Sanabria Ortiz,
procedió a otorgar una placa de agradecimiento y reconocimiento al
conferencista Dr. Fernando Gastón Vidal Ramírez por su destacada
labor en pro del Derecho y la Educación Superior, asimismo se hizo
entrega de un diploma al Dr. Elías Ayvar Carrasco, Docente de la
Facultad, por haber cumplido 25 años al servicio a la Universidad de
San Martín de Porres.
Se cerró el evento con la participación de la Tuna de Derecho que
interpretó bellas canciones de su amplio repertorio.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
296
crónicas
de la
facultad
de
derecho
Sábado 27:
Gymkana
El día sábado 27 de octubre, a las 13:00 horas se inició la Gymkana,
estos juegos y el posterior bailetón, fueron organizados por los alumnos,
que contaron con el apoyo del Comité de celebración de la Semana de
Derecho.
Los juegos que se realizaron fueron: carrera de glotones, revienta globos,
jala la soga, el Vikingo, torta en la cara, carrera de las sillas, entre otros
juegos que causaron hilaridad en los asistentes. A las 15:00 horas se
inició el bailetón animado por la orquesta Team Salsa, luego de tres
horas de fiesta y desbordante alegría culminó el evento a las 18.00 hrs.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
297
derecho
SEÑOR DE LOS MILAGROS
El sábado 13 de octubre, como ya es costumbre, la milagrosa Imagen
del Señor de los Milagros de La Molina visitó nuestra Facultad, aquí
recibió el sentido homenaje de autoridades, profesores, personal
administrativo, alumnos y vecinos que fueron expresamente invitados
por el Decano de la Facultad para acompañar este homenaje al Cristo
Morado.
Entre aplausos de los asistentes llegó el Señor a nuestra puerta, donde
se preparó un estrado especial desde el cual el Dr. Rubén Sanabria
Ortiz, Decano de la Facultad, le dio la bienvenida y le pidió su bendición
para la Facultad y todos los que forman la familia Sanmartiniana de
Derecho.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
298
crónicas
de la
facultad
de
derecho
ENCUENTRO DOCENTE 2012 – II
CUMPLIMIENTO DE LAS NORMAS PARA EL DESARROLLO DE LAS
ACTIVIDADES ACADÉMICAS
El día 20 de octubre en el auditorio del
edificio Focum Culturae, se realizó el
Encuentro Docente 2012 – II, en el cual
se trataron dos temas:
Tema 1:
“El Proceso de Evaluación”
A cargo del Dr. Rubén Darío Sanabria
Ortiz, Decano de la Facultad.
Tema 2:
Dra. Marcela Montenegro Cannon
“Hacia una evaluación objetiva:
Criterios para determinar la tercera nota”
Estuvo a cargo de la Dra. Marcela Montenegro Cannon, Directora del
Departamento Académico.
Luego se realizaron talleres por especialidades.
El Decano, Dr. Rubén Sanabria Ortiz y profesores de Lima y Chiclayo.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
299
derecho
CONFERENCIAS
El 4 de octubre en el Auditorio del Edificio “Focum Culturae”
se realizaron una serie de conferencias sobre:
"CULTURA Y CONCIENCIA TRIBUTARIA APLICADOS EN
LA REFORMA TRIBUTARIA 2012:
EXPERIENCIA ESPAÑOLA Y PERUANA"
Tema 1: "La Cultura y Conciencia Tributaria en la Reforma
Tributaria”.
Expositor: Dr. Daniel Yacolca - SUNAT (Perú).
Dra. Gemma Patón
Tema 2: "Las normas anti-simulación y anti-fraude de
ley tributaria en el Ordenamiento Tributario de
España a la luz del Deber de Contribuir".
Expositora: Dra. Gemma Paton - Abogada y Docente
Universidad Castilla de La Mancha - UCLM (España).
Tema 3: "Las normas anti-simulación y anti-fraude de
ley tributaria en el Ordenamiento Tributario de
Perú".
Expositor: Dr. Felipe Iannacone - SUNAT y Profesor
USMP (Perú).
Dr. Félix Alberto Vega
Tema 4: "CDI´s y normas anti-abuso en los artistas,
deportistas y personas naturales. Exp. española".
Expositor: Dr. Félix Alberto Vega - Abogado y
Docente Universidad Castilla de La Mancha - UCLM,
(España).
Tema 5: "CDI´s y nuevas normas anti-elusión en el Perú".
Expositor: Dr. Michael Zavaleta - Profesor USMP
(Perú).
El evento fue organizado por el Centro de Estudios Tributarios
– CET, que preside el Dr. Michael Zavaleta.
Dr. Michael Zavaleta
El 11 de octubre en el Auditorio del edificio “Focum Culturae”
se efectuó la conferencia:
"CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD
INTERNACIONAL HUMANITARIO".
Y
DERECHO
Expositor: Miguel Huerta Barrón.
Dr. Miguel Huerta
VOX JURIS(24) 2, 2012
La conferencia fue organizada por el Centro de Estudios
de Derecho Penal, que preside el Dr. Felipe Villavicencio
Terreros.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
300
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CONFERENCIAS
El 12 de octubre, en la Sala de Conferencias “Rubén Guevara Manrique”
se dictaron cinco conferencias, referentes al Tema:
"ENTRE EL NEGACIONISMO Y
LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN".
Expositores:
Dr. Marcos Ibazeta Marino
Ex Presidente de la Sala Nacional contra el Terrorismo.
Dra. Elizabeth Zea Marquina
Catedrática USMP y Miembro CEDC.
Dr. Óscar Pazo Pineda
Miembro CEDH – USMP.
Sr. Pablo Córdova
Coordinador General CEDC – USMP.
El evento fue organizado por el Centro de Estudios de Derecho
Constitucional – CEDC, que preside el Dr. Ernesto Álvarez Miranda.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
301
derecho
VII CURSO DE DERECHO PENAL ENCUENTRO
ACADÉMICO DE LAS UNIVERSIDADES DE GRANADA,
JAÉN (ESPAÑA) Y LA UNIVERSIDAD DE SAN MARTÍN
DE PORRES (PERÚ)
Del 16 al 18 de octubre en el Auditorio del edificio “Focum Culturae” se
llevó a cabo el VII Curso de Derecho Penal, encuentro académico de las
Universidad españolas de Granada y Jaén, y la Universidad Peruana de
San Martín de Porres.
Temas:
• La justicia universal y el Derecho Penal Internacional.
• Derecho Penal del Enemigo: A propósito de los delitos de inmigración.
• Tratamiento penal de los menores infractores: Fenómeno de la
violencia en el ámbito escolar.
• Trata de personas y la explotación laboral infantil.
Expositores:
Dra. Esther Pomares
Cintas (España).
Dr.
Esteban
Pérez
Alonso (España).
El curso fue organizado
por el Centro de Estudios
de Derecho Penal, que
preside el Dr. Felipe
Villavicencio Terreros.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
302
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CONFERENCIA
El 19 de octubre, en la Sala de Conferencias "Rubén Guevara Manrique",
se realizó la conferencia magistral:
"LA DEMOCRACIA Y LOS PARTIDOS POLÍTICOS
EN AMÉRICA LATINA"
Expositor:
PH.D. MAXWELL ALLAN
CAMERON,
Politólogo
canadiense,
catedrático del Center for
the Study of Democracy
Institutions, Department
of
Political
Science,
University
of
British
Columbia.
El evento fue organizado
por el Centro de Estudios
de Derecho Electoral, que
preside el Dr. Elías Ayvar
Carrasco.
CONFERENCIA
El 19 de octubre en la Sala de Conferencias “Rubén Guevara Manrique”,
se dictaron conferencias magistrales referentes al:
"CÓDIGO CIVIL PERUANO HOY"
Temas:
•
•
•
"Elementos de la responsabilidad civil".
"¿Cuándo estamos ante un caso de responsabilidad civil?".
"El Acto Jurídico, reflexiones en torno a su importancia” y el rol que
tiene en el Código Civil".
Expositores:
Dr. Guillermo Chang Hernández
Catedrático U. San Luis Gonzaga (Ica).
Dr. Roger Vidal Ramos
Catedrático Universidad César Vallejo.
Dr. Emilio Balarezo Reyes
Catedrático USMP.
Dr. Guillermo Chang H.
El evento fue organizado por el Movimiento "Alianza Estudiantil".
Responsable: Sr. Manuel Arana.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
303
derecho
CONFERENCIA
El 24 de octubre en la Sala de Conferencias "Rubén
Guevara Manrique", se dictó la conferencia:
"EL IMPUESTO Y LOS ARBITRIOS
MUNICIPALES
EN LA JURISPRUENCIA DEL TRIBUNAL
FISCAL".
Expositores:
Dra. Martha Huertas Lizarzaburu
(PUCP).
Dra. Roxana Ruiz Abarca
(USMP).
Panelistas:
Dr. Alfredo Saavedra Sobrados
Dr. Aldo Candela Carbajal
Profesor USMP - Centro de Estudios de Derecho
Municipal.
Dr. Albero Balladares Ramírez
Profesor USMP - Centro de Estudios de Derecho Municipal.
El evento fue organizado por el Centro de Estudios de Derecho Municipal,
que preside el Dr. Alfredo Saavedra Sobrados.
CONFERENCIA
El 25 de octubre en la Sala de Conferencias "Rubén
Guevara Manrique", se dictó la conferencia:
"LA CONSTITUCIÓN: PROPUESTAS
PARA SU REFORMA".
Expositor:
Dr. Raúl Ferrero Costa.
El evento fue organizado por el Centro de Estudios
de Derecho y Política (CEDPO), que preside el Dr.
Manuel Medrano García.
Dr. Raúl Ferrero Costa
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
304
crónicas
de la
facultad
de
derecho
SEMINARIO
El 29 de octubre, en la Sala de Conferencias "Rubén Guevara Manrique",
se realizó el seminario:
"INDECOPI, AGENCIA DE COMPETENCIA".
Contenido Temático:
"Evolución
creación".
del
Tribunal
del
INDECOPI
desde
su
Expositor:
Dr. Sergio León Martínez
Vocal de la Sala de Defensa de la Competencia N° del
Tribunal del INDECOPI.
"Agencia de Competencia y Organismos Reguladores".
Expositor:
Dr. Julio Carlos Lozano Hernández
Vocal de la Sala de Defensa de la Competencia N° 1 del
Tribunal del INDECOPI y Profesor USMP.
Dr. Julio Durand Carrión
"Aspectos económicos de las resoluciones que emiten
los órganos y el Tribunal del INDECOPI".
Expositor:
Dr. José Luis Bonifaz Fernández
Vocal de la Sala de Defensa de la Competencia N° 1 del
Tribunal del INDECOPI y Profesor de la Universidad de
Piura.
"Función del INDECOPI en la protección de los Derechos
del Consumidor".
Expositor:
Dr. Julio Baltazar Durand Carrión
Presidente de la Sala de Defensa de la Competencia N° 2
del Tribunal del INDECOPI y Profesor USMP.
El seminario fue organizado por el Centro de Estudios
de Derecho de la Competencia, Consumidor, Concursal
y Propiedad Intelectual (CEPI), que preside el Dr. Julio
Lozano Hernández.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
Dr. Julio Lozano Hernández
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
305
derecho
PROGRAMA DE EQUIDAD DE GÉNERO
El 30 de octubre, en el Centro de Convenciones, ubicado en
el Ovalo de Cieneguilla se realizó él:
VI SEMINARIO DE VIOLENCIA FAMILIAR.
Tema 1:
“Proceso de Alimentos e Implicancias”.
Expositor: Dr. Pedro Mejía Salas.
Tema 2:
“Equidad de Género”.
Expositora: Dra. Iris Yupanqui Cueva.
Tema 3:
“Violencia Familiar y sus efectos”.
Expositor: Dr. Michel Romero Arteaga.
El programa fue organizado por la Oficina de Extensión,
Proyección Universitaria, Secigra y Voluntariado de la
Facultad de Derecho USMP y la Municipalidad de Cieneguilla.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
306
crónicas
de la
facultad
de
derecho
DR. ERNESTO ÁLVAREZ MIRANDA,
FUE CONDECORADO POR EL CAL
La ceremonia de imposición de la medalla
Vicente Morales y Duárez en el máximo
grado, al Dr. Ernesto Álvarez Miranda,
se llevó a cabo en el auditorio José León
Barandiarán, de la sede del CAL, en San
Isidro.
Asistieron juristas destacados, congresistas,
autoridades del Poder Judicial y Ministerio
Público, docentes universitarios y hombres
y mujeres del derecho y el quehacer de las
leyes.
El Dr. Ernesto Álvarez Miranda es
catedrático de Derecho Constitucional,
en nuestra facultad. Magíster y doctor en
Derecho Civil y Comercial.
Magistrado del
desde el 2007.
Tribunal
Constitucional
DR. GINO RÍOS PATIO RECIBIÓ MEDALLA AL MÉRITO
CRIMINOLÓGICO
Los días 18 y 19 de octubre, en la Ciudad de México, se
desarrolló el Congreso Internacional de Criminología:
La criminalidad en el contexto global, organizado
por la Sociedad Mexicana de Criminología Capítulo
Nuevo León, en la que tratadistas de diversos países
presentaron sus investigaciones, con el fin de lograr
las medallas: Osvaldo Tieghi, José Adolfo Reyes
Calderón, Raúl Zaffaroni y Carlos Elbert.
El Dr. Gino Ríos Patio, docente de nuestra Casa de
Estudios, obtuvo la Medalla Raúl Zaffaroni, por
su investigación: “Implicancias de una Política
Criminológica Ineficiente e Ineficaz. La afectación
desde el Estado Democrático y de Derecho del
valor libertad y otros derechos fundamentales”.
Asimismo, alumnos del Centro de Estudios de Criminología de nuestra
Facultad, que preside el Dr. Gino Ríos Patio, participaron en el evento
en la categoría de estudiantes y obtuvieron una mención honrosa.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
307
derecho
noviembre
El Decano de la Facultad, Dr. Rubén Darío Sanabria Ortiz, autoridades y profesores
REUNIÓN DE EGRESADOS
El sábado 03 de noviembre se celebró EL DÍA DEL REENCUENTRO
DE LOS EGRESADOS de la Facultad de Derecho de la USMP, con un
almuerzo de camaradería al cual asistieron ex alumnos de las diferentes
promociones hoy convertidos en exitosos abogados.
En un ambiente festivo las diferentes promociones pasaron gratos
momentos recordando la época dorada de sus años de estudios tanto
en la casona, como en el actual local de la Facultad. Degustaron
deliciosos platos de la cocina peruana y gozaron de buena música para
la sobremesa, fue una hermosa tarde de alegría y agradable reencuentro
de amigos que reavivaron las llamas de la amistad y compañerismo
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
308
crónicas
de la
facultad
de
derecho
FACULTAD DE DERECHO DE LA USMP OBTUVO EL
PRIMER LUGAR EN COMPETENCIA INTERNACIONAL
DE DERECHOS HUMANOS
El equipo de alumnos de la Facultad de Derecho de la Universidad
de San Martín de Porres ocupó el primer lugar en la XVI edición de la
Competencia Internacional de Derechos Humanos "Eduardo Jiménez
de Aréchaga" (CEJA), considerada como una de las actividades de más
alto nivel académico y científico de todo el continente, la cual se realizó,
del 05 al 09 de noviembre de 2012, en la ciudad de San José, Costa
Rica.
Los alumnos Luis Andrés Portugal, Alexandra Cbrera Sánchez y
Apodemio Paúl Salcedo Paulino, integrantes del equipo ganador de la
USMP, tuvieron que analizar un caso de violación de derechos humanos
tanto en la posición de la Comisión Interamericana, como en la del
Estado demandado, preparar alegatos escritos y sustentarlos en rondas
orales ante jueces especializados en Derecho Internacional Público y
Derecho Internacional de los Derechos Humanos, así como abogados
litigantes especialistas en la materia.
Cabe destacar que el equipo de la Facultad de Derecho de la Universidad
de San Martín de Porres fue asesorado por Oscar Andrés Pazo Pinedo,
ganador de la misma competencia en el año 2008 representando a la
Universidad San Martín de Porres.
Los alumnos participantes en las competencias internacionales de
Derechos Humanos, son integrantes del Centro de Estudios de Derechos
Humanos que dirige la Dra. María Soledad Pérez Tello.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
309
derecho
VIII JORNADA JURÍDICA
Los días 8, 9 y 10 de noviembre en el Auditorio de la
Sede Chiclayo – Filial Norte, se desarrolló La VIII Jornada
Jurídica: HACIA UNA NUEVA JUSTICIA LABORAL
Jueves 8 de noviembre
TEMA:
INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS Y PERJUICIOS
DERIVADOS POR ENFERMEDADES PROFESIONALES.
Expositor: DR. FERNANDO VALERA BOHÓRQUEZ.
Comentarista: DR. GUSTAVO JORGE ROJAS.
Dr. Fernando Valera
Viernes 9 de noviembre
TEMA:
TRATAMIENTO DE LAS HORAS EXTRAS EN EL
SECTOR PRIVADO Y EN EL SECTOR PÚBLICO.
Expositor: DR. JAVIER ARÉVALO VELA.
Comentarista: DR. CARLOS JIMÉNEZ SILVA.
Dr. Javier Arévalo
Sábado 10 de noviembre
TEMA:
PRECEDENCIA DE LA PRETENSIÓN DE
REPOSICIÓN POR DESPIDO INCAUSADO Y DESPIDO
FRAUDULENTO EN LA VÍA ORDINARIA LABORAL.
Expositor: DR. FELIZ CHERO MEDINA.
Comentarista: DR. CARLOS QUISPE MONTESINOS.
Dr. Feliz Chero Medina
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
310
crónicas
de la
facultad
de
derecho
XIII CONGRESO DE AFEIDAL
Los días 22, 23 y 24 de noviembre, en la ciudad de Guayaquil
(Ecuador), se realizó el XIII Congreso de la Asociación de Facultades,
Escuelas e Institutos de Derecho de América Latina, cuyo tema fue:
“LA ENSEÑANZA, INVESTIGACIÓN Y DIFUSIÓN DEL DERECHO
CONSTITUCIONAL EN AMÉRICA LATINA”.
En representación de nuestra Facultad asistieron los doctores: Roberto
Keil Rojas, quien participó en la Comisión 1, que trató el tema:
Enseñanza del Derecho Constitucional; y los doctores Pedro Mejía
Salas y Alberto Cueva Castro, quienes participaron en la Comisión 2,
que trató el tema: Investigación y Difusión del Derecho Constitucional.
Participaron dieciséis universidades: Universidad Autónoma del Estado
de México, Universidad de Cartagena, Universidad Autónoma de San
Luis de Potosí, Universidad Autónoma de Sinaloa Mazatlàn, Universidad
Libre Seccional Barranquilla, Universidad de San Martín de Porres,
Universidad de Antioquia, Universidad Católica del Perú, Universidad
Federico Villarreal, Universidad Garcilaso de la Vega, Universidad
Católica San Pedro de Arequipa, Universidad Católica de la Santísima
Concepción, Universidad Continental de Huancayo, Universidad de
Colima, Universidad de Guadalajara, y la Universidad Autónoma del
Estado de Hidalgo.
Comisión 2: Investigación y Difusión del derecho Constitucional.
Profesores Pedro Mejía Salas y alberto Cueva Castro Profesores de la USMP.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
311
derecho
diciembre
CLAUSURA DEL CICLO DE CAPACITACIÓN
UNIVERSIDAD INTERNA 2012
El 6 de diciembre se llevó a cabo la
clausura de la Universidad Interna,
en la cual se premió a los empleados
administrativos de la Universidad de
San Martín de Porres que obtuvieron
los mejores resultados en los
distintos talleres de capacitación que
se realizaron durante el año 2012.
El evento se llevó a cabo en el Local de
la Facultad de Medicina Humana de la
USMP y fue presidida por el Dr. Daniel
Valera Loza, Decano de la Facultad de
Ciencias Administrativas y Recursos
Humanos, en representación del
Rector, Ing. José Antonio Chang
Escobedo, formaron parte en la mesa de honor por el Dr. Frank Lizaraso
Caparó, Decano de la Facultad de Medicina Humana; el Ing. Manuel
Cáceres Lampén, Decano de la Facultad de Ingeniería y Arquitectura; y
el Dr. Rubén Sanabria Ortiz, Decano de la Facultad de Derecho.
La Universidad Interna es un ciclo de capacitaciones internas dirigidas
a todos los trabajadores administrativos de nuestra Universidad, cuyo
objetivo es el desarrollo de habilidades y competencias profesionales de
los empleados administrativos con la finalidad de mejorar la calidad de
atención a nuestros usuarios.
Un total de nueve cursos y talleres
fueron dictados a los trabajadores
de la USMP y los empleados
administrativos. Cada uno de los
ganadores fue premiado con un
diploma y un Grill Parrillero. Tras
la premiación, el Dr. Daniel Valera
Loza, Decano de la Facultad
de Ciencias Administrativas y
Recursos Humanos, a nombre
de nuestro Rector, Ing. José
Antonio Chang Escobedo, felicitó
a todos los trabajadores de la
USMP y los motivó a ser cada día
mejor en las diferentes funciones
que desempeñan. El Dr. Valera
aseguró que la razón de ser de la
USMP son nuestros alumnos (usuarios) y por ello cada trabajador de la
Universidad se esmera cada año en brindar un mejor servicio.
Finalmente, los trabajadores de las distintas facultades de nuestra
Universidad prepararon números artísticos demostrando que la cultura
es un enriquecedor vehículo de expresión humana.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
312
crónicas
de la
facultad
de
derecho
CICLO DE VERANO 2013 – 0
Todos los años, en
los meses de enero y
febrero se realiza el
Ciclo de Verano – 0, el
proceso de matrícula
se realizó del 11 al 12
de diciembre, teniendo
como última oportunidad
de matricularse el día
09 de enero (matrícula
extemporánea).
CEREMONIAS DE FIN DE CURSO
Los meses de julio y diciembre se realizan las ceremonias de fin de
curso, en las cuales los alumnos que han concluido sus estudios luego
de seis años de dedicación y esfuerzo, se despiden de su Alma Máter, de
sus maestros y de los compañeros de estudios.
Fin de Curso 2012 II
Miércoles, 05 de diciembre:
ESPECIALIDAD DERECHO CIVIL:
Promoción: “Pedes in terra ad sidere Visus”.
Jueves, 06 de diciembre:
ESPECIALIDAD DERECHO CORPORATIVO:
Promoción: “Karla Mellisa Gonzales Sanchez”.
Viernes, 07 de diciembre:
ESPECIALIDAD DERECHO PENAL:
Promoción: “Ubi Societas Ibi Ius”.
Lunes, 10 de diciembre:
ESPECIALIDAD GESTIÓN PÚBLICA
Promoción: “Rubén Darío Sanabria Ortiz”.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
313
derecho
PRESENTACIÓN DE LIBRO
El 11 de diciembre, en el Auditorio de la Universidad
Ricardo Palma, se realizó la presentación del libro:
"El Medio Ambiente y su Tutela Jurisdiccional"
Cuya autora es la Dra. Millitza Franciskovic,
profesora y Presidenta del Centro de Estudios de
Derecho Ambiental de la Facultad de Derecho de
la USMP (CEDAM).
Presidieron la mesa de honor:
• El Rector de la Universidad Ricardo Palma y ex
Presidente de la Asamblea Nacional de Rectores,
Dr. Iván Rodríguez Chávez,
• El Dr. Magdiel Gonzales Ojeda, Decano de la
Facultad de Derecho de la Universidad Ricardo
Palma y Ex magistrado del TC.
• El Dr. César Ipenza Peralta, ex asesor de
la Alta Dirección del Ministerio del Ambiente y ex
alumno de la Dra. Millitza Franciskovic.
Dres. César Ipenza, Militza Franciskovic, Iván Rodríguez y Magdiel Gonzales
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
314
crónicas
de la
facultad
de
derecho
PROFESOR EGRESADO DE NUESTRA FACULTAD
GANA BECA INTERNACIONAL.
El Dr. Aaron Oyarce Yuzzelli, ha obtenido una beca
para realizar estudios de SJD (Scientiae Juridicae
Doctor) – Doctorado en Derecho en la Wake Forest
University School of Law, en Winston Salem, Carolina
del Norte.
El SJD es el máximo grado académico en derecho
y está diseñado para académicos y profesores de
derecho, con una duración de 2 a 3 años.
Las credenciales académicas del Dr. Oyarce son las
siguientes:
• Abogado de la Universidad San Martín de Porres,
Lima-Perú (2001).
• Investigador del Consiglio Nazionale delle
Ricerche d’Italia, en el Instituto di Studi Giuridici
Internacionali (2008),
• Internacional Legal Researcher de Wake Forest
University School of Law, Winston Salem NC-USA (2007);
• Magister en Diritto Privato Europeo de la Università degli Studi di
Roma “La Sapienza” (2009), Master en Derecho Americano (LL.M.) de
Wake Forest University School of Law, Winston Salem-USA (2002),
• Corso di alta formazione in Diritto Romano de la Universita di Roma
“La Sapienza” (2005),
• Doctor en Derecho (SJD) Universidad Alas Peruanas, Lima-Perú
(2009).
• Becario SAFIRE (CNR-Ministero del Lavoro).
• Becario del Ministero degli Affari Esteri de Italia.
• Becario del Comune di Roma.
• Becario de la Universitá degli Studi di Roma, “La Sapienza”.
IV CURSO DE AYUDANTES DE CÁTEDRA
Concluido el IV Curso de ayudantes de cátedra, los alumnos que
lograron del 1er al 9no puesto en las especialidades convocadas fueron:
Yef Ferruzo Montalván
César Luis Correa Zuñiga Katherine Lizet Cuellar Bazán
Ronald Auris Lloclla
Sara Liliana Torres Dextre
Betzabe Romero Gonzales
Eva Johanna Erazo Saro
Alan Javier Ramírez Moreno
Randy Omar Montalvo Sánchez
los cuales serán nombrados ayudantes de cátedra en enero de 2013.
Los alumnos Sofía Carolina Grados Gutiérrez y Eduardo Alberto
Pareja Cabrejos, que ocuparon el 10° y 11° puesto tienen la condición
de accesitarios (suplente en caso de renuncia del titular a quien se le
adjudicó la vacante.
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
315
derecho
FIESTA NAVIDEÑA DEL NIÑO SANMARTINIANO
El sábado 1° de diciembre, se
realizó la tradicional Navidad
del
Niño
Sanmartiniano.
Más de 2 mil personas entre
los padres trabajadores de
nuestra Universidad y sus
respectivos hijos abarrotaron
las
instalaciones
de
la
Ciudad Universitaria, quienes
disfrutaron de una gran
cantidad de juegos y un show
navideño.
El evento navideño, que fue organizado por
la Oficina de Relaciones Públicas e Imagen
Institucional de la USMP, con el apoyo de
las Asistentas Sociales de todas nuestras
Facultades, empezó a las 2.00 p.m. Cada niño
recibió un sándwich, una gaseosa, un churro,
un cono de pop corn, un helado, así como un
ticket para el sorteo de regalos especiales entre
todos los asistentes.
A las 3.00 p.m. se dio inicio al show navideño
que fue animado por Karina Rivera, quien
durante dos horas puso a bailar y a jugar a
todos los niños presentes junto a conocidos
personajes de Walt Disney. Además, Karina
Rivera hizo participar a los niños en concursos
de rompecabezas y de habilidad, los cuales
fueron premiados con dulces. Al final del
show, hizo su aparición Papá Noel, quien
dio un mensaje navideño a toda la familia
sanmartiniana
Como parte final de la Navidad del Niño
Sanmartiniano, se procedió al sorteo de los
premios especiales.
Al final del sorteo, los trabajadores de nuestra
Universidad pasaron a las aulas que fueron
asignadas de acuerdo a cada facultad para
recoger el regalo que nuestra Casa de Estudio le
hizo a cada uno de los hijos de sus trabajadores.
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
316
crónicas
de la
facultad
de
derecho
Especialidad Derecho Penal
Especialidad gestión pública
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
ISSN: 1812-6804
crónicas
de la
facultad
de
317
derecho
Especialidad Derecho civil
Especialidad Derecho corporativo
VOX JURIS(24) 2, 2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 231-317, 2012
BACHILLERES,
TITULADOS,
MAESTROS Y
DOCTORES
2012
321
bachilleres, titulados, maestros y doctores
BACHILLERES 2012 - I
ACHATA SALAS ROSA JACQUELINE
ADVINCULA DE LA CRUZ JOEL FELIX
AGUIRRE ASSEN FERNANDO
AGUIRRE CHAUPIN YURIKO MARIBEL
AGUIRRE GALARZA JONATHAN ARTURO
ALBAN SAAL LAURA YAZMIN
ALBINO LEON MARTING YAMPIER
ALCALA SANCHEZ HECTOR JOSE
ALIAGA LOPEZ VANESSA ISABEL
ALVA NUÑEZ MIGUEL ANTONIO
ALVAREZ GUERRERO MARIA ALEJANDRA
ALVAREZ REMAR MAX JOSE
AMEZQUITA CERVANTES CAROL ROCIO
ANCHANTE ALANYA JUAN JOEL
ANGULO SANDOVAL EMILIO ALBERTO
APARICIO TREJO JAN DENIS
AQUINO BARJA MARY ROXANA
ARAUJO TORRES GIOVANNA
ARRAMBIDE LEFIMAN ANDREA CAROLINA
ARRIBASPLATA AURORA CINDY KELY
ARROYO DAVALOS CINDY ETHIEL
ASCAMA FLORES HUGO ANDRES
ASENCIOS LARRAURI DIANA GABRIELA
ASHTU AGUERO PATRICIA PILAR
ASTO DIAZ EMILY ADELINA
ATENCIO SANTANA LILI PEGY
AVILES LOPEZ MICHAEL FERNANDO
BACA LAVERIANO CLARITA MANUELA
BARBAGELATA ZUÑIGA EDER MILTON
BARONI PAREDES MAURICIO
BARRERA JESFEN MILAGROS ALEXANDRA
BARTOLINI LEVEAU JACKELINE CAROLINA
BASTIDAS SANCHEZ IVAN ALEJANDRO
BAUTISTA GARCIA TERESA NOELIA
BECERRA TEODORO GIOVANA ANGELICA
BENITES IRIARTE JOHANA MARISSA
BERAUN HERRERA MIGUEL ANGEL
BERNALES ZAVALA MIGUEL ANGEL
BISSO RAMIREZ LUIS GIUSSEPE
BLAS CABANILLAS ANTHONY STEVE
BOCANEGRA HERRERA MARIO MANUEL
BONIFAZ ABAD RENEE ANDRES
BOYER FLORES LORENA PATRICIA
BRAVO LLONTOP JAVIER EDUARDO
BUSTAMANTE PEÑAFIEL GABRIEL DARIO
CABREL PEÑA JUAN VICENTE
CABRERA GOTUZZO OLGA FIORELLA
CACERES GARCIA JIMMY CRISTHIAN
CACERES RAMIREZ GRACE MERY GERALDINE
CACHA OBISPO ESDRAS REYNA
CADENILLAS AVENDAÑO AZUCENA DEL ROSARIO
CALAGUA DE LA CRUZ JOHANA EMILY
CALDAS RETUERTO MILAGROS VICTORIA
CALDERON BIANCHI KARINA FERNANDA
CALLE PEÑA RAUL SANTIAGO
CALONGOS LA TORRE ROLLER JAVIER
CALSIN SOTO DENISSE MILAGROS
CAMPOS MARTINEZ ALICIA JESSICA
VOX JURIS(24) 2, 2012
CAMPOS PERALTA JANNYRE ANDREA
CARCAMO SANCHEZ ABY ANITA
CARDENAS ARHUIRE JEANETTE MARIBEL
CARDENAS DANCOURT JACQUELINE MARITZA
CARDENAS TELLO MALENA DEL PILAR
CARNERO RUIZ GIANCARLO
CARRASCO PACHECO MAYROLI GERALDINE
CARRERA INFANTE MARIA ESTHER
CARRERA MENDOZA MARTIN EDUARDO
CARRION ARAUCO JORGE LUIS
CASIMIRO VICOS JUAN PABLO
CASTAGNINO ACOSTA ENZO LUCIANO
CASTILLA LOZANO ALEJANDRA
CASTILLO MAR LILLIAN ESTEFANY
CASTILLO MOY MELISSA KATHERINE
CASTILLO OBALDO KARLA PAOLA
CASTRO BELLEZA JASON RAY RICHARD
CASTRO OCHOA DIANA MARITZA
CASTRO PEREZ RONALD ANGEL
CATACORA DURAN ROSA MERCEDES
CENTENO YARIN YURY
CERRON LEON JORGE ARMANDO
CESPEDES HOLGUIN STEFANI YOSELIN
CHAHUILCO GONZALES JESSICA YOSELYN
CHAVEZ DAVILA DIANA SOFIA
CHAVEZ DE LA CRUZ NORLY ELITH
CHAVEZ GALVEZ BRAYAN SHARLOTH
CHAVEZ SORIANO ROXANA
CHIRIBOGA MUÑOZ CARLOS DANIEL
CHOY MIRANDA CARLOS GUILLERMO
CHU MARQUEZ CAROLINE MARIA ISABELLA
CHUECAS GONZALEZ PRISCILA KIRSGNE
CHUMACERO DULANTO ALFREDO
COMECA RIVERA ELIZABETH
CONDEZO MORALES JUNIOR JHAIR
CONDEZO SANDOVAL CARLOS EDUARDO
CONDOR CARRANZA CARMEN CECILIA
CONTRERAS ESPIRITU GABRIELA FERNANDA
COPACONDORI CORREA SANDRA
CORDOVA FONG LADY MARIA DE LOS ANGELES
CORNEJO ARCE DIEGO
CORNEJO VELAZCO VANESSA BEATRIZ
CORONADO ROQUE HILDA AURORA
CORTEZ AGUILAR JOHANNA BELLAMY
CRISOSTOMO RAMOS OSCAR ABELARDO
CUADROS DENEGRI MAYRA KATHERINE
CUBAS MARQUEZ AUGUSTO FERNANDO
CUELLAR BAZAN KATHERINE LIZET
CUETO FERNANDEZ MANUEL EDUARDO
DAMAS SALVATIERRA ALVARO MITCHEL
DE AMAT CAMPOS CICELI ANDREA
DE LA CRUZ ESPINOZA CHRISTIAN ANDRE
DE LA CRUZ SANCHEZ CARLOS ALFREDO
DE LA ROCA HERRERA ROXANA
DE LA TORRE BRAMON JOSUE JEFFERSON
DEL RIO SANDOVAL ALEXANDER
DEL ROSARIO CORNEJO RAFAEL JOSE
DIAZ FLORES SHERALLY LIZETH
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
322
DONAYRE GSTIR ANGIE SCHUAWELLY
DURAN BARTRA JAVIER ANDRE
EFFIO LOPEZ PIERRE GABRIEL
EGOAVIL CORNEJO ALBERTO AUGUSTO
ELIAS LUCANA DELFINA
ESCALANTE SANCHEZ VICTOR EDWIN
ESCUDERO ALARCON LUIS ENRIQUE
ESCUDERO CASANOVA SILVANA PAOLA
ESPINOZA PEREZ SILDIA MADELEY
ESQUIA ALCAZAR JULIAN
ESTRELLA ORIHUELA FABIOLA KELYN
FALCON VARGAS LUISA DELIA
FALEN LLONTOP MARIA LUISA
FELIPA CORDOVA FLOR DE MARIA
FERNANDEZ TINCOPA FIORELLA MILAGROS
FERNANDEZ-MALDONADO JAUREGUI VALERIA SOFIA
FERNANDINI QUIROGA JONAHTAN
FLORES DE LA CRUZ CHRISTIAN JONATHAN
FLORES NARVAEZ FRANCISCO JOSE
FLORES PALOMINO OLGA MARTHA
FLORES VERASTEGUI JANETT MADELEINE
FLORES ZEVALLOS CARLOS PERCY
GANOZA ESCUDERO MARCO ANTONIO
GARAY QUISPE JOVERTH ARTURO
GARCIA YALTA GINA MILAGROS
GARRO CERNA JESUS HERNAN
GOMEZ CHICOMA LESLY DEL PILAR
GONZALES AZORIN RITA ANTONIA
GONZALES ROMUALDO FIORELA YANINA
GRANDEZ ARGOMEDA JORGE ALFREDO
GREY CHACON KAREM PATRICIA
GUARNIZ NICHO SONIA PAOLA
GUIDO VALLEJOS JOCELYN DEL CARMEN
GUTIERREZ ESPINOZA CHRIS ELAINE
GUZMAN RAMIREZ ELVIS DENNIS
GUZMAN VERONA ROMINA KATHERINE
HARO FAJARDO JOSEPH JACOB
HERNANDEZ HUMIRE OMAR JOSE
HORNA TICERAN SOLANGE MAITE
HUACCHO RICCE RICHARD ALBERTO
HUAMAN COLLAS CARLOS OLIVIER
HUAYNAMARCA DOLORES REYDA ESTEFANNYA
IBARCENA RIEGA DANIEL ANGEL
INGA ALIAGA HECTOR MARTIN
INGA SANCHEZ ANGELICA BEATRIZ
JAIME HERRERA TULIO HILDEBRANDO
JAIMES QUIÑONES KATHERINE SUSAN
JARA SATALAYA JENNIFER PAMELA
JAUREGUI JAUREGUI GUSTAVO DAVID
JIMENEZ TRONCOS LIZ DEL ROCIO
JORGE PONCE CARMEN KATTY
KAHN GONZALES CECILIA DEL PILAR
KANEGUSUKU AQUINO ELSA SAYURI
LAGOS BERDEJO ALLISON GABRIELA
LANDAURO LAJO PAUL FRANTZ
LEE ROLDAN MIGUEL ANGEL
LEIVA CARDENAS UBER
LEON MORAN GIULLIANA BEATRIZ
LEON SULCA GLENDY MAYBETH
LEVANO DUEÑAS ANGEL
LEVERATTO FERNANDEZ MELISSA
LIZAMA GOMEZ JULISSA GLORIA
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
bachilleres, titulados, maestros y doctores
LLANOS ALCALDE ARTURO ESTEBAN
LLANOS ANAYA RENZO ENRIQUE
LLENQUE CHUMPITAZ ALDO JAVIER
LLORCA ARMIJO LUIS JOAQUIN
LLUNCOR PACHECO ISABEL DEL ROSARIO
LOAYZA VILLAGOMEZ MARIA RAQUEL
LOPEZ NEUMANN MELISSA ALEXANDRA
LOPEZ SOLORZANO FIORELLA MARINA
LOSSIO SANTA MARIA CARLOS EDUARDO
LOZANO LOPEZ JAVIER
MACEDO BACA SILVIA MARGOT
MACHICADO MARTINEZ GIOVANA PILAR
MAGALLANES MUNAYCO LUIS JAVIER
MALDONADO CHAVEZ ATENAS VANESSA
MALO CANLLA SAINT JOSE
MALPARTIDA ILLATOPA FABIOLA ISABEL
MANSILLA VERA RENE ALBERTO
MARCA ROMERO PATRICIA DEL PILAR
MARCHINARES URBINA STEFANY HELEN
MARTINEZ ARCE KELLY
MARTINEZ LOPEZ ELIZABETH
MARTINO FOLEZZANI ROMINA
MATAMOROS VELEZ ROSA GISELA
MAYNA PAZ SONIA JESUS
MEDIANERO ARQUINIGO MIGUEL MARTIN
MEDINA LENG MARIO ALONSO
MEDINA MOTTA CELIA ELIZABETH
MEDINA SALAZAR EDMUNDO
MEJIA VASQUEZ ANA LORENA
MELO OLIVERA KATHERINE FABIANNE
MENDEZ GUZMAN ROXANA
MENDOZA POMA TERESA MARLENY
MERINO CARBAJAL GIANNINA PATRICIA
MEZA FALLA SILVIA RENEE
MEZA ROJAS JESUS EDUARDO
MINAYA FORONDA JESUS MARDONIO
MIRANDA MARCA MARIELA
MITIDIERI VILLACORTA ROMINA FIORELLA
MOCARRO SHUÑA OSWALDO JUNIOR
MOLINA ORMEÑO JESUS EDUARDO
MOLLEDA RAMOS EMILIO PERCY
MONDRAGON ROMERO INES DEL PILAR
MORALES GOMEZ LORELEI BRUNELLA
MORALES VILCHEZ SONIA
MORENO LOMBARDI GEORGINA GRACIELA
MORI RUIZ CHRISTIAN MANUEL
MOROTE POLO JHONN PIERRE
MORRIS CASTILLO BEBELU ROCIO
MORVELI GONZALES DAVID ANTONIO
MUGURUZA MAGUIÑA CESAR ELIAS
MUÑOZ MUÑOZ RIESENFELD KRAEMER
MUÑOZ PACHECO LESLY VANESSA
NAVARRO CORDOVA MARIA GABRIELA
NAVARRO HIDALGO LESLIE FIORELLA
NIETO DERGAN OSCAR JESUS
NIETO TAVARA MARIA ELENA
NOBLECILLA CRUZ RODRIGO RENATO
OCAMPO URTEAGA KARLA PATRICIA
OCHOA CALLAÑAUPA JUAN CARLOS
OLAYA DEL CARPIO GARLANDI LILIANA
OLAZABAL GOMEZ SILVIA FERNANDA
ORDOÑEZ POLANCO ESTEPHANY MILAGROS
ISSN: 1812-6804
323
bachilleres, titulados, maestros y doctores
ORRILLO VALLEJOS JOCELYN
ORTIZ ASTETE KATYA MARIBEL
ORTIZ BENITES JUAN
ORTIZ CABRERA EMMA DELIA
OSCO MATEO VICTOR JHONNATAN
OSORIO AULLA GIANINA MARINA MARIANELLA
PACHECO ARONI MANUEL NOLBERTO
PALACIOS RODRIGUEZ JENIFER ROCIO
PAMPA PONTE ENRIQUE ARTURO
PANANA PANANA MARTIN EDUARDO
PANTALEON VALENCIA GABRIELA ELISA
PAREDES RAZURI GIANCARLO
PASAPERA VARGAS LEYDA NATHALY
PAUCAR BERROCAL LUZ MARLENE
PAUCAR MENDOZA CLARA ALINDA
PAZ DE NOBOA NORES AGATHA PAOLA
PEÑA BARRIOS VERONIKA ADRIANA
PEÑA DOIG ANA ANGELICA
PERALES URBINA JOSE LUIS
PERALTA IZQUIERDO JACQUELINE ALEXANDRA
PERALTA SALAZAR ROBERT JUNIOR
PEREIRA NATIVIDAD GABRIELA LISETH
PEREYRA BENDEZU PATRICIA
PEREZ CARO REILER
PINTO WEHRLE JUANA CARLOTA
POLANCO LOPEZ STEFANI MABEL
POMA LUCHO ROSSANA ANDREA
PONCE ESCALANTE EYREN SEVERO
PONTE SOTELO ROSA ANGELICA
POW SANG CABRERA DANITZA JEANETTE
PRADO CARBAJAL GREIS PAOLA
PRADO ODIAS LISSETH LUCIA IRENE
PRECIADO MORAN ADA LUZ
QUERO BELTRAN VITTORIO GIULIANO
QUESADA USCATA ZARELA LUZ
QUIJANO CHAMORRO MAX ELLIOT
QUINTANILLA GUTIERREZ JOANNE
QUIÑONES VERASTEGUI VILMA LOURDES
QUIROZ ACOSTA KATHERINE MIRTHA
QUISPE FLORES LIZ YOVANA
RAMIREZ FERNANDEZ DAVILA FRANCO ANTONIO
RAMIREZ LIVIAC GERALD SILVIO
RAMIREZ MATOS MARIA EUGENIA ALINA
RAMIREZ PORTOCARRERO YESSICA
RAMIREZ SANCARRANCO KATHERIN NOEMI
RAMIREZ VERA ANAHI ALEXIA
RAMOS DEL CASTILLO MARIA CECILIA
RAMOS GUERRERO ROSALY MILAGROS
RAMOS LARA ELIZABETH KAREM
RAMOS PALOMINO DANDY LEONARD
RAMOS PAREDES CLAUDIA
RAMOS SOTO DIANA CECILIA CAROLINA
RATTO CALVO SANDRA ZULEMA
REATEGUI CELIS ANDREA LUCIA
RIVAROLA ALPACA VANESSA MARIA
RIVERA CARHUACHIN JHONNY EDWIN
RIVERA VERGARA LETICIA DEL PILAR
ROBLEDO GARCIA ANGEL
ROBLES HUAMAN EBY LUZ
ROBLES PARBINA SINDY BETHY
RODRIGUEZ ARAUJO ALFREDO DE JESUS
RODRIGUEZ AVALOS JOSE LUIS
VOX JURIS(24) 2, 2012
RODRIGUEZ CANGALAYA GIOVANNA JESSICA
RODRIGUEZ CELORIA ELIZABETH WENDY
RODRIGUEZ FLORES VICTOR MIGUEL
RODRIGUEZ PEREZ CLARA PAOLA
RODRIGUEZ PULIDO JUNNIOR JOSEPH
RODRIGUEZ SANTANDER JHOAN ALEXIS MIGUEL
ROJAS ADVINCULA JULISSA ELENA
ROJAS CALDERON LUIS ALBERTO
ROJAS MUÑIZ ALEJANDRA ELVIRA
ROJAS RODAS LOURDES MILAGROS BRIGIDA
ROMAN ESTRADA GERSON FELIX
ROMERO CASTAÑEDA JOEL DAVID
ROMERO PADILLA PEDRO DANIEL
ROSAS ROJAS MARIA DEL PILAR
ROSSI LUNA MARIA FE
RUIZ DE LOS RIOS JOHNNATHAN CHRISTOPHER
RUIZ GARCIA CINDY YOHANA
RUIZ MARQUEZ YENNY VIOLETA
RUIZ RIOS GLINDA LEYLI
RUIZ SULCA RAQUEL KARINA
RUIZ TORRES HERBERT
SALAS LUCHO ADRIANA ELENA
SALAZAR CHAVEZ ANA MELISA
SALVADOR LUCAS ANGELICA NATHALIA
SALVADOR MARQUEZ CINDY STEFFANI
SANABRIA MONROE ANDREA MYLENE
SANCHEZ CANGALAYA JAKELYNE MADELEYNE
SANCHEZ CORDERO EDUARDO RODRIGO
SANCHEZ PURIZACA NALDY ODETTE
SANCHEZ QUEZADA LUISA CAROLINA
SANCHEZ TORRES VANESSA HELEN
SANTA CRUZ ALVAREZ ANDREA ISABEL
SANTIAGO BARBOZA MARILU
SCARPATTI CASAVILCA MARCO ANTONIO
SERRANO CARRANZA NATALI
SERRANO PALMA MARUJA ALEJANDRINA
SIERRA OLIVARES ELIAS SAMUEL
SILVA CARRASCO CATHERINE
SILVA NICHO SAMUEL ERNESTO
SOLANO HERRERA LADY KATHERINE
SOSA ATUNCAR KAROL FIORELLA
STEIN BERTRAN JOSEPH ISRAEL
SUAREZ DE FREITAS ALVAREZ FIORELLA
TANTA CIRILO MARIA LOURDES
TAPIA ZARATE MONICA DEL PILAR
TARRILLO RUIZ NORMA DE LOS ANGELES
TEJADA VILLAR ROSA ERIKA MILAGROS
TENORIO JIMENEZ MILAGROS JOHANA
TENORIO SEGURA CIRA BETTY
UCEDA RODRIGUEZ PEDRO SIGIFREDO
UGARTE HALTENHOF SANDRA SILVANA
URBINA RODRIGUEZ CYNTHIA MARICARMEN
VALDIVIA SILVA RUBEN RODRIGO
VALERO PALOMINO FIORELLA ROCIO
VARAS RIVAS DIEGO ANTONIO
VARGAS HERRERA GINA ISABEL
VARGAS VALLE DANIEL ENRIQUE
VASQUEZ PAUCAR NORA BERENICE
VASQUEZ PORROA SERGIO RODRIGO
VEGA FUERTES JACQUELINE FANNY
VELARDE AGÜERO KATHERINE DENISSE
VELASQUEZ GUTIERREZ FRANZ JESUS
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
324
VENTURA DE LA TORRE ROSARIO LISBETH
VENTURO ALACHE DIANA BEATRIZ
VERASTEGUI COLAN CAROLINA DEL PILAR
VERGARA MEZARINA ETHEL JESUS
VERGARA ORIHUELA JOSE EDUARDO
VICENTE MARIN CYNTHIA DEL PILAR
VICUÑA VASQUEZ ALEJANDRO GUILLERMO
VILCHEZ MONTORO GUISELLE PATRICIA
VILLANUEVA FERNANDEZ VICENTE
VILLANUEVA LLAQUE ROMINA
VILLANUEVA MARENGO SYBILE ASTRID
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
bachilleres, titulados, maestros y doctores
VILLEGAS SIVINCHA JOSE LUIS
YAÑEZ ROMAN MARINA
YAULI PALOMINO GERALD
YAULI VILCA JOHANA ANTONIA
ZAMUDIO AYALA NATALI
ZAPATA DIAZ MARTIN ARNALDO
ZAPATER VELAZCO MARCO
ZARATE TORRES JANINA
ZELA FRANCO DIANA CECILIA
ZEVALLOS OCAMPO GLENN ROLLER
ZUZUNAGA FERRIGNO HEIDY ANTONELLA
ISSN: 1812-6804
bachilleres, titulados, maestros y doctores
325
BACHILLERES 2012 - II
ACHA HEREDIA DANIEL RODOLFO
AGUIRRE MOSQUERA PATRICIA ROCIO
AGUIRRE TOLEDO CARMEN MILAGROS
ALEJANDRO JUSTINIANO KATERYN MIRYAM
ALEJOS SERNAQUE KARLA MIRELLA
ALFARO DEL PIELAGO DAVID ENRIQUE
ALFARO PAREDES GABRIELA DEL ROCIO
ALIAGA IBARRA MAYA GLADYS
ALIAGA VERGARA JUNIOR ARMANDO
ALPACA FEBRES DANIEL ERNESTO
ALVA LOPEZ NOELIA BELMIRA
ALVAREZ ALCALDE SULY
ALVAREZ GONZALEZ ANDREA
ALVAREZ VARGAS JANETH MILAGROS
ALVAREZ VARGAS ROCIO LETICIA
ANTEZANA CORDOVA MARTHA CECILIA
APARICIO CAMINO JUNIOR ALBERTO
ARANA CAMPIAN THALIA MISHEL
ARAPA VALDERRAMA CINDY CLARA
ARIAS AGÜERO CARLOS VICTOR
ARIAS ZEGARRA MILUSKA ALEXANDRA
ARRIETA GARCIA CARMEN JULY
ARRUNATEGUI BURGOS ANGELA GANNINE
ASTI HEREDIA JOSE NICOLAS
AURIS LLOCCLLA RONALD HUMBERTO
AZAÑEDO GARCIA PERCY HEDERSON
BALAREZO SALDAÑA TATIANA CAROLINA
BARTUREN LLATAS CRISTINA ARACELY
BERAUN SALAS SINDY STEFANI
BERNUY VIA ISABEL ROSARIO
BERTINETTI HURTADO BERTHA MARIA
BLANCO ANGLES BLADIMIR PASTOR
BLAS ARENAS JOSE ENRIQUE
BOGGIO AGUILAR DANIEL OMAR
BOSANTES IZQUIERDO TEDDY JAIR
BUENO QUIQUIA ROSSEMARY
CABRERA VERGARA JUAN CARLOS
CACERES ROJAS LAURA KARINA
CAHUANA HUARACA GISELLA MARITZA
CALERO LOPEZ JUAN EDSON
CALLA TAPIA HERBERT ROMAN
CALLE LEVANO SIMON ALBERTO
CANGAHUALA ROJAS KAREN PRISCILA
CARO CHECA LOURDES VANESSA
CARPIO HEREDIA JULIO EMANUELE
CARPIO VALENCIA HILDA LORENA
CARRASCO VILLA ISABEL
CARRETERO BLANCO OSCAR ALBERTO
CARRILLO MARINO GLORIA DEL ROCIO
CASTAÑEDA DOMINGUEZ EDGARDO PAUL CHRISTOPHER
CASTILLA CISNEROS JOSE CORNELIO
CASTILLO ARRIETA ALEXIS ANDREE DEL LUREN
CASTILLO LARA MARIE ANTOINETTE LUCIANA
CASTILLO VILLANUEVA JOHN WILLIAM
CASTRO LEON DIANA JOSEFINA
CAUTTER FLORES ANGIE LUCIA
CERNA GARNIQUE PIERINA PRISILA
CESPEDES CORDOVA TERESA ANGELICA
VOX JURIS(24) 2, 2012
CHAFLOQUE OLIDEN VICTOR JAVIER
CHAU SUERO ANGELA PAMELLA
CHE SISNIEGAS LESLY MALENA
CHIHUA CCAHUANA KAREN SILVIA
CHIPANA HERRERA JAYRO MARTIN
CHUECA CALLE MARIA FERNANDA
COCHACHE MENDEZ KARIN ELIZABETH
CONCEPCION SOLORZANO RONALD ORLANDO
CORNEJO LOZADA MARYORIE MERCEDES
CRUCES AYALA KENDY MABEL
DEL CASTILLO NATERS MOISES ANTONIO
DE-LA-PUENTE APARICIO CECILIA
DELGADO GARRO PAMELA MERCEDES
DELGADO QUEREVALU ERIC ALEXANDER
DEZA CLAVO HAYDEE MERCEDES DE LOS MILAGROS
DIAZ AGUILAR MELISSA DEL CARMEN
DIAZ ANGULO JACKELINE MARIAELENA
DIAZ PALACIN MARIELA
DIAZ PINEDO EDGAR PEDRO
DIAZ PINEDO PEDRO
DOMINGUEZ TICLIA ANALIA
DURAND BUSTAMANTE LUIS ALBERTO GIOVANNI
ELESCANO CASTRO JOSE FRANCISCO
ELIAS ISLA MARJORIE MARITZA
ESAINE GARCIA CLAUDIA LUCIA
ESPICHAN PANIAGUA JOSE RAUL
ESPINO CONTRERAS YULISSA ANGELICA
ESPINOZA APARICIO ARTURO JESUS
ESPINOZA MASGO JUAN EDWIN
ESPINOZA SOTELO NADYA KARINA
ESTRELLA CAMA ANA CELIA
FALCONI CHIRINOS ALESSANDRA
FARAH SALAS ANDRE VICTOR
FERNANDEZ EULOGIO MARIN WALTER
FERNANDEZ VILLARROEL MERY GRETHEL
FLACCO ESPINOZA JUAN LUIS
FLORES AGUIRRE KATHERYN ROSA
FLORES OLIVERA JOHN OSWALDO
FLORES SOTO JESUS ALEX
FRANCO MORENO ENRIQUE RAFAEL
GALINDO FRANCO LUIS HUMBERTO
GARAGORRI REYES RENE ELIZABETH
GARCIA ZACARIAS LAURA LEONOR
GIRAO ALATRISTA VICTOR OCTAVIO
GODOY TRIGUEROS DANIELA SARA
GOMEZ RAMIREZ NORUSCA KAYRES
GOMEZ ROSALES LIZET ROXANA
GUERRA BALLESTEROS SERGIO GABRIEL
GUERRERO JARAMILLO MAYRA MERCEDES
GUERRERO RUIZ KATTERINE LEONOR
GUEVARA OCAÑA MARIA DE LOS ANGELES SHIRLEY
GUEVARA ROBLES SONIA REBECA
GUEVARA VEGA NATALIA CONSUELO
GUTARRA ROMERO ROLY JAVIER
GUZMAN ARRIOLA KATHERINE MILAGROS
HERNANDEZ DIAZ GISSELA DEL MILAGRO
HERRERA PIMENTEL CLAUDIA SANTITOS
HUAMAN VALVERDE KETTY GRICELDA
HUARAC FERNANDEZ MARIA ELIZABETH
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
326
HUERTO ESPINOZA ELIZABETH LENA
HURTADO FLORES SHIRLEY
IBAZETA VASSALLO ANNE SHEILA
INGA HUAMAN HECTOR MARIN
ITURRIZAGA CORZO HEIDI BERTHIS
JARA PASCUALI PEDRO JOSE
JARAMILLO DOMINGUEZ LUIS JHERSSON
JAVIER NOLASCO WILLIANS GREGORIO
JERI AMAYA CINTHYA ELISA
JESUS LEIVA YULY PILAR
JULCA MENDOZA MIRLA YESENIA
KAJATT KAJATT FEDERICO GUILLERMO ABRAHAM
LAMILLA VALDEZ HECTOR MIGUEL
LARA TAPIA NESTOR JORGE
LEDESMA GOÑI JESUS RODRIGO
LEON QUESADA CYNTHIA PATRICIA
LETURIA PAZ CARMEN VERONICA
LEVANO CORDOVA HILDA BEATRIZ
LIMAY FLORES DANITZA MILAGROS
LLERENA OTAZU JUAN
LOAYZA ACUÑA ROBERTO CARLOS
LUNA VIDAL MILAGROS
LUNAZCO ALEJO CESAR AUGUSTO
MALEMPRE VILLAR JOSE FRANCISCO
MARÍN ACOSTA ERICA ELENA
MARIN GONZALES JOSE ANTONIO
MARIN SEMINARIO GABRIELA MARIA ELENA
MARTINEZ GARCIA GIANINNA ESTELA
MARTINEZ TRELLES ANTONY ARTURO
MASGO ELGUERA DYHOMAYRA TEXEIRA
MATHEUS VALDIVIA CHRISTIAN HAROLD
MATTA GIRALDO ROMAN EDWIN
MAYO CLAUDIO ALEJANDRO MIGUEL
MEDINA LEVEAU IRMA VICTORIA
MEJIA CAMPOS CLAUDIA ELIZABETH
MENDEZ LAYZA VERONICA LIZ
MENDOZA AGUILAR WILLIAM JAVIER
MENDOZA CABRERA HERNAN JESAEL
MENDOZA ESPINO ULISES YENES
MENDOZA ROSALES JOSE LUIS
MERCADO ACEVEDO JENNY CLARA HAYDEE
MINAYA BOJORQUEZ KATHERIN YORYINNA
MIRANDA CARRASCO GABRIELA ESTEFANIA
MONTALVO NATIVIDAD LENY RICHARD
MONTALVO SANCHEZ RANDY OMAR
MONZON GONZALES ELIZABETH FELICITA
MORALES DURAND CARLOS ANTONIO
MORAN LUDEÑA JORGE FRANCISCO
MORENO HIPOLITO DORIS MILAGROS
MORENO PAREDES JAVIER ALEJANDRO
MORENO RAMIREZ CLAUDIA MAGDALENA
MUÑOZ PRETELL EDWIN MIGUEL
NAVARRETE ALBERCA ALEJANDRO ANGEL
NEGRINI ARICA SOFIA
NIÑO GALVAN JOSE CARLOS
NONTOL FLORES EVELYN ROCIO
NUÑEZ DEL ARCO SERPA ANGIE NATALIA
NUÑEZ ROMERO ARTURO RAFAEL
ONOFRE SALAZAR CINTHIA KARINA
ORMEÑO SALAZAR PAOLA MARGARET
OROZCO CHAVEZ CARLOS ANDRES
ORTIZ CASTAÑEDA KATHERIN IBBET
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
bachilleres, titulados, maestros y doctores
ORTIZ GASPAR DAVID ANIBAL
ORTIZ LINARES DUANNY OLINDA
OTINIANO SHIMOMURA JOSE LUIS
OYOLA RIOJAS ARACELLY ELIZABETH
PALACIOS ZUMAETA JIMMY ALVINO ANTONIO
PANDURO JUNCO IVETTE GIOVANNA
PAREDES DURAND ELIZABETH ALLISON
PARRA PEREA RAFAEL GUSTAVO
PAUCAR MEJIA MARCO ANTONIO
PAVIA PUGA WALTER CHRISTIAN
PEÑA DELGADO GEORGINA
PEREZ BENAVIDES GISELLA SOFIA
PEREZ HERRERA JESSICA
PEREZ ROMERO ALEJANDRO GUILLERMO
PEREZ VALENCIA CARLOS ADOLFO
PIZARRO RIVERA JOSUE ANTONIO
PRADO AGURTO ROXANA KATHERINE
QUEVEDO BELTRAN ANDRE SEBASTIAN
QUEZADA HIDALGO CARLOS ALFREDO
QUISPE CROVETTO JORGE ALFREDO
QUISPE FLORES DAGNE WILFER
QUISPE MAÑUICO LILIANA
QUISPE PIZARRO PRISCYLA PIERINA
RAMIREZ SARMIENTO KATHERINE ERIKA JESUS
RAMOS HEREDIA GUSTAVO ALBERTO
RAMOS TORERO CESAR RICARDO
REBAZA DIAZ DIEGO ALONSO
RECUAY TIMOTEO RICHARD ELADIO
RENGIFO PIZARRO RENZO JORGE
REQUENA RENTERIA RODRIGO MARTIN
REYNA TOMAS MANUEL VIDAL
RICRA OSORIO GILBER IGNACIO
RIOS LINARES CINTHYA FIORELLA
RIOS MALLQUI HECTOR
RIVERA CASTILLO MELISA EVELYN
ROBLES Y COZ ALVARADO MARISELLA
RODAS CAMACHO LILIA
RODRIGUEZ BOZA JHON ARTURO
RODRIGUEZ JO LI
RODRIGUEZ PAJARES NORA DEL CARMEN
ROJAS CASTRO SHIRLEY SANDRA
ROJAS SILVA ISRAEL
ROJAS VARGAS NIELS HAROL
ROMERO LARRAÑAGA JENNY VANESSA
ROSALES NIETO JULISSA
ROSALES REQUEJO JUAN JOSE ANGEL
RUBIO SILVA JUAN CARLOS
RUIZ POMA D’ KARLO OMAR
RUIZ RAMIREZ JAIME
RUIZ SIMON DAYANA ESTEFANY
SALAZAR RIVAS BRUNO
SALDAÑA HUAMAN MEDALITH CORINA
SÁNCHEZ PALOMINO GIANFRANCO
SANCHEZ ROBLES CLAUDIA MARIA DEL ROSARIO
SANCHEZ YAYA HERMANN MARIANO
SANDI SANTILLAN LIANA DANIELA
SANDOVAL SANTOS FABIOLA VANESSA
SANTIVAÑEZ SEGUIL MAGALY DENISSE
SAONA GONZALES MARILYN BEST-LU
SEMINARIO HERNANDEZ JULIO ANTONIO
SOLF SEGURA GERARDO MANUEL
SOLIS RODRIGUEZ GREGORIO TIBURCIO
ISSN: 1812-6804
327
bachilleres, titulados, maestros y doctores
SOTELO RAZZETO LUIS FELIPE
SOTELO TORRES CLAUDIO RENATO ABEL
SOTO LOPEZ CINDY SAYURI
SOTOMAYOR CHAVEZ CARLOS GUILLERMO
SUAREZ BELTRAN MARIA KELLY
TAFUR FERNANDEZ MARIELITH
TANTALEAN MARCATOMA WILFREDO JEAN PIERRED
TARAZONA LEZAMETA CLAUDIA VANESSA
TINOCO EGOAVIL CRISTINA ANGELICA
TORRES CUETO JOSE LUIS
TORRES JUAREZ YVETTE
TURRIATE CRUZ GIAMPIERI ANDRE MARTIN
URBINA GARCIA ESTHER LETICIA
VALDEZ AREVALO GLENN JEFFRY
VALLADARES ZEVALLOS JORGE DANIEL
VALLADOLID REQUENA XUXA PAOLA
VALLEJOS RAMOS INGRID FLOR
VARA VELASQUEZ MARIA ISABEL
VARILLAS CASTRO MITZA MADELEINE
VOX JURIS(24) 2, 2012
VASQUEZ MORA CARLOS ENRIQUE
VEGA CARRASCO GIAN CARLO
VEGAS LOPEZ WILFREDO JUAN
VELASQUEZ CABRERA LOURDES ANDREA
VERA MARCHENA CRISTIAN RICARDO
VILCA BENDEZU SILVIA JULIANA
VILCHEZ ROMAN MAYRA NADID
VILLAFANI VENTURO JUDITH NELLY
VILLANUEVA DEL BUSTO FABIOLA NOELIA
VILLARROEL LANDAURO FRANCK MANUEL
VILLENA ESCALANTE PIERO EFRAIN
VILLON REYMUNDO MEDALLIT STEPFANIE
YAPU MACHACA LAURA VERONICA
YARIHUAMAN REYES LUIS ENRIQUE
YATACO BEDREGAL JENNY GLADYS
YAYA SOLANO CLAUDIA ELIZABETH
YUCRA PALMA FARIGH
ZAMORA CHAVEZ MARIANA MILAGROS
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
328
bachilleres, titulados, maestros y doctores
TITULADOS 2012 - I
ABANTO CHACON MILAGROS AURORA
ABANTO ROJAS SELENY
ACUACHE GUERRA TEOFILO MIGUEL
AEDO DAVALOS ENRIQUE FIDEL
AGUADO JERONIMO LUIS ALBERTO ROMULO
AGUILAR NAVARRETE FLOR DE MARIA
ALCOSER BONILLA JOSE ALBERTO
ALCOSER DONOHUE WILLIAM RAFAEL
ALTEZ DIAZ ORNELLA ESTHER
ALVARADO BARRON JOANNA GUICELLA
AMARINGO PASQUEL NATIVIDAD
AMORETTI VERGEL LAURA ANGELICA
APOLAYA CALDERON MIGUEL ANTONIO
ARANA ARANA LORENA PATRICIA
ARANA GONZALES CRISTINA DEL PILAR
ARANEDA GUILLEN MELISSA JOANNE
ARIAS ESTEBAN SHEYLA LORENA
ARMAS CABALLERO ADOLFO GUSTAVO
ARTEAGA GUTIERREZ FIORELLA IVANA
ARTEAGA VILLANUEVA NOHELY GERALDINE
AYALA DURAND SOFIA PRESENTACION
AYALA OCHOA JAIME YUL
AYALA OLIVEROS JANETTE LUZ
AYARZA GALVEZ DIEGO FERNANDO
BAJONERO RODRIGUEZ JUAN GUILLERMO
BALBIN NARVAEZ ROCIO DEL PILAR
BALLON VIZCARRA LUIS ALBERTO
BARJA OTERO LUCILA AURORA
BARRENECHEA ABARCA KUNNY HERNAN
BARRENECHEA AGUILAR ANTONIO VALENTIN
BEJAR PANDO FLOR HAYDEE
BELLO ESPINOZA ANTHUANET
BENDEZU GARCIA JORGE SAUL
BERNAOLA MENDOZA MONICA PATRICIA
BLAS OCHOCHOQUE STEFANI
BOCANEGRA POEMAPE MARIA DEL CARMEN
BOLIVAR VALLEJOS ISAIAS MARCIAL
BRAVO GARCIA VIÑAS CESAR AUGUSTO ENRIQUE
BRINDANI FARIAS RIOS GIULIANA CARMEN
BURGA ROSALES MONICA JANETT
CABALLERO HERRERA NOELIA MELISSA
CABRERA VALIENTE MAYRA DESIREE
CAJO VICUÑA WALTER ARQUIMEDES
CALDERON BASADRE JESUS MIGUEL
CALDERON TOVAR RENZO ALONSO
CALLE MIRANDA SILVANA FABIOLA MILAGROS
CAMAC NUÑEZ ROXANA ELIZABETH
CAMACHO BUENO LUCY GIOVANNA
CAMAN NUÑEZ VANESSA MARLENI
CAMASCA VENERO CESAR AUGUSTO
CANALES REINOSO YAÑEZ EVELYN SARA
CARBONELL JASSO VICTOR HOGO
CARDENAS TORRES JOSE ALONSO
CARDENAS VEGA JACKELIN ROXANA
CARO PEREZ HERMELINDA
CARRASCO ORUE JOHANA PAMELA
CARRASCO PALIZA FIORELLA MERCEDES
CARRION CADILLO ESTEFANY URSULA
CASARETTO IBAÑEZ ALVARO FRANCISCO
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
CASAVERDE DUEÑAS ROSARIO
CASTAÑEDA PATIÑO BRENDA MELISSA
CASTRO CRUZ MICHAEL JAHN PAUL
CATERIANO ZEGARRA ROSA EDME
CAVERO PALOMINO ISABEL
CERDEÑA GARCIA CLAUDIA ALEJANDRA
CERRON CARHUAZ OFELIA
CHAVARRY VALLEJOS MARCO ANTONIO
CHAVEZ GOICOCHEA GLIDER CRISTOFER
CHAVEZ PELAEZ JOSE DANIEL
CHERO BALLENA MARIA MARGARITA
CHINCHA URIBE PAULA FIORELLA
CHIPANA CCAHUANTICO RENZO ORLANDO
CIEZA ROCA CHELLY
COLAN CAYCHO FLOR DE MARIA
COLONNA MURGUEYTIO FIORELLA ALEXANDRA
CORAZON HERNANI HELGA DAYSI
CORTEZ AGUILAR JOHANNA BELLAMY
CRIOLLO HUACCHILLO WILLIAM IVAN
CROVETTO MARTINEZ CARLA PIERINNA
CUBA CAMASCA EVELYN YESENIA
CUBAS ACUÑA DAYSI
CUENTAS JIMENEZ CAROL JENNIFER
CUSMAN PONCE MARIA CECILIA
DANIEL LEIVA TOVAR LINOSHKA JULHY
DE LOS SANTOS CASTILLA EVELIN GRECIA
DELGADO HERRERA TATIANA NILDA
DOLORES HUAMANCHUMO JENNIFER MILAGROS
DUANY CHAVEZ PAMELA GIULIANA
ERNAU VENEGAS RICARDO RAFAEL
ESCOBAR NICHO ROGGER KENNY
ESCOBAR SARMIENTO ERIK
ESCOBEDO CHIPAYO GABRIELA PILAR
ESPINOZA CAMARENA MARIA TORIBIA
ESPINOZA RAMOS BENJI GREGORY
ESTRADA BRAVO KALIESKA
ESTRADA MALLQUI EDWARD FRANK
FACUNDO NIÑO DE GUZMAN LUIS MIGUEL
FALCON CHAVEZ FRANCISCO JOSE
FERNANDEZ LOPEZ IVAN CARLUIS
FERNANDEZ VILCA LORENA DEL ROCIO
FERNANDEZ YSUIZA RAUL EDGAR
FERRER POSADAS KARLA ELIZABETH
FILINICH AZPILCUETA JUAN CARLOS
FLORES BACILIO MARTHA
FLORES CALDERON PAMELA DESIRE
GAITAN RUGEL ROSA DEL CARMEN
GALINDO MADUEÑO NATALY DELIA
GAMARRA TELLO MARIA AMANDA
GARCIA LINARES CECILIA ISABEL
GARCIA MASLUCAN LESSLIE PATRICIA
GARCIA PEÑA CLAUDIO ROBERTO
GARCIA SAAVEDRA ROCIO NOEMI
GARVAN GAMARRA PEDRO LUIS
GAVIDIA OYARCE CHRISTIAN JONATHAN
GAVILAN CABRERA MARCELA DEL PILAR
GELDRES NAVARRO MARIA GUADALUPE
GONZALES SUELDO MARIA DE LAS MERCEDES
GRANDA LAM ANGEL
ISSN: 1812-6804
329
bachilleres, titulados, maestros y doctores
GUADALUPE BRONCANO TIMOTEO
GUERRERO MORENO FLOR DE MARIA
GUERRERO SALCEDO FIORELLA KARIN
GUEVARA SALDAÑA MANUEL
GUILLEN APUMAYTA MIRTHA OLENKA
GUTIERREZ LOZANO KATTIUSKA FIORELLA
HACHOQUE CRISTOBAL YEIMIT LEONOR
HERNANDEZ BUSTOS JUAN CARLOS
HERNANDEZ RAIMUNDO PABLO ENRIQUE
HERRERA MUENTE CARLOS ALBERTO
HIGINIO BILBAO CARMEN AIDA
HINOSTROZA MEZA EDITH BERTHA
HUAMAN AGUILAR CARMEN ROSA
HUAMAN PEREZ RUBEN HAMERLIN
HUAMAN VILLANUEVA BARBARA MELISSA
HUAPAYA GUIÑO SHEYLA NOELIA
HUAYHUA BALVIN KAREN KERLY
HUAYLLA BUSTAMANTE LAURA ROXANA
HURTADO ROJAS JUAN RICARDO
IPARRAGUIRRE ALARCON ANTONIO
IPARRAGUIRRE HUERTA DORA BEATRIZ
ISAAK AICARDI JESSHICA INGE
JARA RIOS STEPHANY ISABEL
JAUREGUI EGOCHEAGA FORTUNATO
JAUREGUI HERRERA CESAR CRISTHIAN
JORGE AURIS FLAVIO
KUYENG RUIZ CHRISTIAN ALFREDO
LA MADRID ZARATE RAFAEL
LA ROSA LOZA GERMAN
LAGOS GUTIERREZ CYNTHIA MELISSA
LANDEO ALIAGA HILDA
LANDEO PARIONA TALIA DENISE
LANGBERG PINZAS SALO
LAURA VILCAMIZA DAMIAN
LAURENTE ESPINOZA VICTORIA LILIANA
LAZO PORTOCARRERO JOSE MARTIN
LEO MENDOZA LEONARDO NICOLAS
LEON MONGE MARCO ANTONIO
LEON ROMAN GIAN ADAMS
LEON VEGA MILUSKA JESSENIA
LEZAMA VIGO FRESIA RUTH
LLANOS CONTRERAS ESTEPHANNY
LOPEZ SANCHEZ ROSANGELA DENISSE
MACHUCA ARTETA WALTER
MANCCINI GUZMAN HAYDI GIULIANA
MANSILLA RETAMOZO RODRIGO NICOLAS
MARIN LOYOLA LINDA SUSAN
MARISELLI ROJAS GLADYS AMELIA
MARQUEZ CARPIO JAVIER MARTIN
MARTICORENA PEREZ JUAN RAUL
MARTINEZ FERREYRA ISRAEL JUAN EUGENIO
MAYHUA PONCE FREDDY WILLIAM
MEDINA RUBIANES EDGARDO RAJMAN
MEDINA VICUÑA CESAR AUGUSTO
MENDEZ TORRES LLOSA LAURA ELENA
MENDOZA ALVAREZ JAIME MAXIMILIANO
MENDOZA FIGUEROA PERCY EDGAR
MENDOZA RODRIGUEZ SOFIA IRENE
MERCADO POLANCO CAROLINA MERCEDES
MIRANDA ASSEN JORGE ROBERTO
MOLINA CALLE JOSE ANTONIO
MONTES VIVAR FLOR HERMINIA
VOX JURIS(24) 2, 2012
MONZON ALVAREZ CLAUDIA DEL PILAR
MORA CARBAJAL BARBARA LUCILA
MORALES UBILLUS ERNESTO ARTEMIO
MORI CAVERO YOISHE YASUNORI
MOY HAYEN SANDRA MARIA DEL CARMEN
MURGA SIGUAS ZHARA PAOLA
NAJARRO RUNCO JANET YOVANA
NAÑEZ VALENCIA ISAAC LEON
NAVARRO PACORA KALEB JAMIR
NIEVES CHERO MARIA DEL ROSARIO
NUÑEZ HUAMAN JUAN FRANCISCO
OBANDO ROJAS ISABEL ANGELICA
OLIVAS ESPINOZA CARLA SOLEDAD
OLLERO CRUZ ALEJANDRINA CECILIA
ORAHULIO NAUPARI NANCY NURET
ORDOÑEZ MEDINA PATRICIA BERTILDA
ORTIZ CABREJOS CLAUDIA IVONNE
OSORIO SIPAN CESAR JOSEDANIEL
PACHECO CISNEROS KRISTYN JENIFFER
PALACIOS MAYURI ROXANA SARA
PALIAN BERTO ROSSELYN
PALOMINO SANCHEZ JOSE ANTONIO
PARDAVE PINTO IVAN ENRICO
PAREDES RODRIGUEZ RAUL
PARIONA PAQUIYAURI GUSTAVO
PASTOR MANSILLA PATRICIA PAMELA
PATRON BALDWIN MARIA SILVIA
PELAEZ PEREZ JUAN EFRAIN
PEÑA GOMEZ MICHAEL JOSEPH
PEREZ LACCA JUAN CARLOS
PEREZ TRAVEZAÑO CARLOS EDUARDO
PFLUCKER GALVEZ MANUEL ALBERTO
PONCE CARVO GLADYS CECILIA
PORTOCARRERO TALLA KATHERYN JANNETH
PRO CASTILLO ALLICCE SUSANA
PUCCIO CUBAS CARLOS ERNESTO
PUCHURI RIVAS MARIA INES
PULGAR ALBERTI ELIANA ANGELICA
QUINTANA GALLARDO MARIA ALEJANDRA
QUINTO ESPINOZA MIRIAM ELIZABETH
QUIROZ SANTIBAÑEZ SONIA GIOVANA
QUISPE CUZCANO PEDRO MIGUEL
RAMIREZ GUERRA JAVIER FERNANDO
RAMIREZ RAMOS RONY JOEL
RAMIREZ SALAZAR CARLOS ENRIQUE
RAMOS AGUILAR MOISES ALEXANDER
RAMOS TORERO CESAR RICARDO
RAMOS WONG ALBERTO OSCAR
REQUEJO VENERO LIZ JIULIANA
REYES MENDOZA KELLY STEFANNY JOCELYN
REYES TAFUR HUGO VLADIMIR
REYNA VELARDE SANTIAGO JESUS JORGE
RIOS DEL CARPIO GABRIELA NELLY STEPHANIE
RIVADENEYRA RIVAS JORGE LUIS
RIVAS MORENO KARIN ROSSMERY
RODRIGUEZ PAREDES ETHELREDO MARTIN
ROJAS CONTRERAS JOSE ALBERTO
ROJAS MANRIQUE RUBEN
ROJAS NEYRA CINTHYA JULLIZA
ROJAS PASCUAL PABLO FROILAN
ROMERO CALLE ADELI GERMAINE
ROQUE LLAQUE GUSTAVO ALBERTO
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
330
ROSADIO FLORES YASMIN YLSE
ROSAS RIVERA ALFREDO MANUEL
RUIZ MEZA MIGUEL ANGEL
RUIZ RAMAL ARIANA
SAAVEDRA TOVAR MARIA TERESA
SALAS SARAVIA AURORA GLADIS
SALAZAR CASTAÑEDA JOSE MANUEL
SALAZAR HOP MARTINA
SANCHEZ ROBLES CLAUDIA MARIA DEL ROSARIO
SANDOVAL APAC PAULA PAMELA
SANTAMARIA ZAVALA CHRISTIAN MARLO
SANTILLAN MOSQUERA WILFREDO JESUS
SANTOS-BALLARDO LAMAS JOSE FERNANDO
SARAPURA ROJAS DELIA JESUS
SEGOVIA ANGELES HERNAN LEONARDO
SEVILLA MORALES VANESSA MERCEDES
SILVA ALIAGA URSULA CECILIA
SILVA SUMARI NORMA FIORELLA
SIPION GONZALES LIZ MARIA ROSSANA
SIU INOCENTE MARIA ESTHER
SOTO ARTEAGA VICTOR MANUEL
SUSANO MORANTE CLAUDIA LISSETH
TAIPE CAMPOS CARLOS
TAVARA QUINTANILLA CARMEN ELENA
TELLO MENESES CAROLINE MELISSA
TENORIO COLLANTES APOLINAR
TENORIO ZACARIAS NANCY MARLENE
TESHIROQUI GUILLEN HECTOR HENRY
TORRE SANDOVAL CECILIA CAROLINA
TORRES PINEDA JULIO CESAR
TRUJILLANO TRUJILLANO JESUS ALFONSO
TRUJILLO PATIÑO CINTHIA GUADALUPE
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
bachilleres, titulados, maestros y doctores
TUTAYA QUISPE DAVID WILLIAM
UEJOWA MIYASHIRO JUAN ANTONIO
UGARTE CRISTOBAL ADRIAN UGARTE
URETA SOLIS CARLOS MANUEL
URRELO RIOS JANINA
URUETA GOVEA CONSUELO AURORA
VALLADARES ACUÑA MILAGROS MELISSA
VARGAS BARRUETO CHRISTIAN RICARDO
VARGAS RODRIGUEZ PATRICIA JANETTE
VEGA YBAÑEZ JULIO ALBERTO
VELASCO BARRIGA GIANFRANCO GERARDO
VENTO MARIN SANDRA MEGHINA
VEREAU ALVAREZ GUSTAVO BENJAMIN
VERGARA ORMEÑO GUSTAVO
VIA DIAZ AMELIA OLGA
VIGO CARRERA SEGUNDO NICANOR
VILCA MORALES ALDO GILBERTO
VILLA ZEGARRA KAREN MARCELA
VILLALOBOS SAGREDO FREDY ARTURO
VILLALOBOS URQUIZA GIULIANA ELIZABETH
VILLANUEVA DEL CARPIO DIEGO ALONSO
VILLANUEVA LLAQUE MELISSA CONSUELO
VISCONDE COLLANTES JOSE PEDRO
VIVAS ANGELES FRANCO RENATO
WALDE ORTEGA RODOLFO JESUS ALFONSO
YARLEQUE ARRESE KARINA ANGELICA
YARNOLD LIMON JOSE CARLOS
ZAMORA SANCHEZ LIZBET MARITZA
ZARATE ROTTA ROSA SILVIA
ZAVALA MIMATA MARIEL
ZAVALETA GONGALES DIANA MARGARITA
ZEVALLOS ELIAS JAVIER ERNESTO
ISSN: 1812-6804
331
bachilleres, titulados, maestros y doctores
TITULADOS 2012 - II
ACOSTA MIRAVAL MARIA DE LOURDES
AGUILAR TORRES CHRISTIAN OMAR
AGUIRRE CHAUPIN YURIKO MARIBEL
ALCALDE BRICEÑO JUDITH EMPERATRIZ
ALCEDO CHAVEZ LEONEL JOSE
ALFARO CUCHO ALEX WILLIAM
ALLPAS CASTILLA CARLOS ALEXIS
ALVARADO DOMINGUEZ MELISSA MILAGROS
ALVARADO HERNANDEZ CARLOS ALFONSO
ALVAREZ MEZA WALTER WILSON
ALVAREZ RAICO MAYTHE KATHERINE
ALVAREZ SOLIS EVA MODESTA
ANTONIOLI DELUCCHI CESAR EDUARDO
ARAMAYO VARGAS GLORIA LUCIA
ARANGO MAZZA LUIS FERNANDO
ARAUJO GASTELU ROBERTO
ARMAS MACHUCA VICTOR RAUL
ARNAEZ CHIAPPE LUIS VICTOR
ASENCIOS CARRION ELA MERCEDES
AYALA AGUIRRE VIANEY EMMALI
AYALA ALVARADO CARLOS ENRIQUE
BALAREZO PAZ NANCY VIOLETA
BALARIN HERRERA ALFREDO
BALVIN CHINCHAY LUCY DEL PILAR
BARBARAN SANCHEZ MICHAELL ALEXANDER
BARRAGAN GARCIA JUAN
BARRON CAMPOBLANCO HECTOR RODRIGO
BAYONA VENANCIO CARLA ISABELA
BELAUNDE GENSOLLEN MARIANO FELIPE
BERLANGA KEVANS RUBEN DARIO
BUSSALLEU VARGAS QUINTANILLA MARIA CONSUELO
BUSTOS GUIA ROSA BERTHA DEL ROSARIO
CABREL PEÑA JUAN VICENTE
CADILLO PONCE JOSE DANIEL
CALDERON DE LA BARCA BENAVIDES C. J.
CALDERON SERRANO MARIBEL NATALY
CALLE COLOMA CECILIA INES
CAMARENA CARLOS DANTE ALEJANDRO
CAMPOS MARTINEZ ALICIA JESSICA
CAMUS GRAHAM DANTE JULIAN
CANALES CAPPELLETTI ROXANA PATRICIA
CANALES HUAMAN JENIFER MIRIAN
CARRASCO CABREJOS MARIA DE LOS MILAGROS
CARRION DIAZ JUAN ELIAS
CASTAÑEDA CERNA MARIA DEL CARMEN
CASTAÑEDA LAVINI CARLOS JESUS
CASTILLO FALCON MARY ANN
CASTILLO MARQUEZ RAFAEL
CASTRO MENDEZ SANDRA CECILIA
CASTRO TALAVERA MARTIN FELIPE
CAVERO RUIZ HUGO FERNANDO
CERRON LEON JORGE ARMANDO
CHACALTANA GARAVITO SARA CASTORA
CHAVEZ CASTAÑEDA VICTOR HUGO MARTIN
CHAVEZ GALLEGOS EDITH CATALINA
CHAVEZ GALVEZ BRAYAN SHARLOTH
CHAVEZ PERALTA FREDDY ABRAHAM
CHAVEZ SILVA EVER WILFREDO
CHILET MANRIQUE ROBERTO XAVIER
VOX JURIS(24) 2, 2012
CHING ESPINOSA RUBI ALEXANDRA
CHU MARQUEZ CAROLINE MARIA ISABELLA
CHULLE MURAYARI PAOLA ROSA
CISNEROS APOALAYA CARMELO AGUSTIN
CORBETTO PARODI JORGE ATILIO
CORDOVA ROMAN CARMELA ROCIO
CORNEJO ARCE DIEGO
CORONADO CARRIZALES JOSE AURELIO
CRISOSTOMO RAMOS OSCAR ABELARDO
CRUZADO MONTENEGRO EDINSON LENNYN
DARCOURT REY LUIS FRANCISCO JAVIER
DEL CASTILLO ROMAN SAMUEL CRISTOPHER
DELAGALA GUERRA NELIA MARGARITA
DEL-SOLAR IZQUIERDO GASTON DARIO
DESCALZO MENDOZA ERNESTO DAVID
DIAZ CAMPOS JUAN JOSE
DIETRICH FLORES ANDREA ARACELLY
DIOSES PORLLES MELISSA JILL
DOLORES FLORES MELINA YANINA
DONAYRE OCHOA GUILLERMO FABIAN
DUTRA CAMARGO MABEL
ELESCANO RECALDE ROSARIO DEL PILAR
ELIAS CURI GIANCARLO DANIEL
ESCARATE FARFAN JOHAN ALBERTO
ESPICHAN LOPEZ JOSE ALFREDO
ESPICHAN PEREZ JOSE LUIS
ESPINOZA AVALOS JOSE ETEL
ESPINOZA BERRIOS MARIA OFELIA
ESPINOZA VELIZ ROSA MARIA
ESTRELLA TISNADO PATRICIA MARISOL
FERNANDEZ LAZO PATRICIA SILVIA
FERNANDEZ ROJAS ALEXIS SIGFRID
FLORES AGUIRRE KATHERYN ROSA
FLORES PALOMINO OLGA MARTHA
FLOREZ CABALLERO JESSICA HAYDEE
FLORINDEZ SEGURA JORGE AUGUSTO
GAMERO VILDOSO LUIS MIGUEL
GAMIO FARFAN JENNY LIZBETH
GANOZA ESCUDERO MARCO ANTONIO
GARCIA GARCIA ROSSMARY JENNIFER
GARCIA VILCHEZ JOSE LUIS
GARIBOTTO SANCHEZ LUIS EDUARDO
GOMEZ GUEVARA CECILIA
GOMEZ MOMETRIANO CECILIA RITA
GONZALES SALVA YIRLEY MIRIAM
GRANDA RIEGA GABRIEL ANGEL
GRANDE MINAYA AMELIA
GRAU CASTILLO ALFREDO SANTIAGO
GUERRA ROJAS FREDY MARTIN
GUERREROS ANYOSA ALFREDO GABRIEL
GUEVARA BRINGAS RAFAEL
GUEVARA ROJAS MARIANO ALBERTO
GUTARRA ROMERO ROLY JAVIER
GUZMAN NAVARRO DEMETRIO ABRAHAM
HARO ECHEGARAY MARIA DEL ROCIO
HERNANDEZ APARI KARLA GUADALUPE
HERRERA GODENZI DANTE
HERRERA MONTENEGRO XIMENA
HOCES ORENDO CHRISTIAN RUBEN
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
332
HOLGUIN ALVARADO MARIO CESAR
HORNA SANCHEZ ROSARIO DEL PILAR
HUAMANCHUMO TORRES JOSE RICARDO
HUAMANI BOMBILLA ROGELIO RICARDO
HUANCARE QUISPE PERCY ANIBAL
HUERTO MALCA CARLOS MANUEL
HURTADO CALMET ENZO ANTONIO
IRIGOYEN DIAZ FREDDY SANTIAGO
ISLA PACHECO EVELYN
JAUREGUI JAUREGUI GUSTAVO DAVID
JIMENEZ JIMENEZ EDUARDO DANIEL
JO VILLALOBOS CAROLINA
JORGE PONCE CARMEN KATTY
JUAREZ MUÑOZ CARLOS ALBERTO
LA MADRID RUIZ CONEJO GIULIANA DEL ROSARIO
LAOS CHOY CESAR DANIEL
LAYCHE DE FREITAS ELISA ISABEL
LAZARTE AGUILAR DENNISSE ALEXANDRA
LEON DUEÑAS RICARDO
LIMO ORTIZ MOISES GUILLERMO RUBEN
LLANOS MENOR SEGUNDO CATALINO
LOAYZA DANIEL LEIVA GUADALUPE TERESA
LOPEZ QUEVEDO MILAGROS FLORENCIA
LUDEÑAS ROMAN LILIANA MARGARITA
MACEDO HURTADO SHIRLEY SALLY
MADRID VILLACORTA CRISTINA
MAGUIÑO ZAPATA ANDREA GUILIANA
MALCA LEO ENRIQUE ABELARDO
MALLMA YACTAYO LUIGUI HUBERT
MANRIQUE ECHEVARRIA VICTOR SANTIAGO
MAÑUICO ZAMORA HANS SANTOS
MARAVI YLLANES PAOLA KARINA
MARCOS MENDOZA JHENIFER KATY
MARDINI COLLAZOS RENZO ENRIQUE
MARIN MARIN MIGUEL ANGEL
MARTINEZ RONDINEL ALBERTO CARLOS
MATALLANA MORON LUIS ENRIQUE
MATAYOSHI OSHIRO ROSA MARIA
MATEO SEDANO JULIO JEAN PIERRE
MAYHUA BENAVIDES JORGE GABRIEL
MEDINA SAMAME ELIANA VANESSA
MEDINA SANCHEZ GIOMERK LISETTY
MEJIA VEGA PAUL NICOLA FRANCISCO
MENDEZ LAYZA PATRICIA MELVA
MENDOZA ALFARO GLADYS ISABEL
MENDOZA JIMENEZ CRISTOPHER AARON
MENDOZA MICHUY JUSTINO RUBEN
MENDOZA VILLAR DANIEL ENRIQUE
MEZA ORIHUELA JHON PAUL
MEZA ROJAS JESUS EDUARDO
MILLA ADRIAN CLAUDIA YOVANA
MIRANDA CARDENAS ALFREDO SAMUEL
MOLINA ARANA FIORELLA KATIUSKA
MORA GAMBOA STEPHANIE
MORALES CABALA ALFREDO SAMUEL
MORENO ESPINOZA JUAN ELIAS
MORI SEMINARIO ANGIE NATALY
MOSCAIZA TEMOCHE KAREN MABEL
MOSCOSO MANRIQUE FLOR DE MARIA GLORIA
MUÑOZ PRETELL JUAN FELIPE
MUÑOZ RODRIGUEZ YOLANDA
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
bachilleres, titulados, maestros y doctores
MURO ROJO MANUEL AUGUSTO
NAVARRO ALVARADO SATURNINO
NAVARRO TIBURCIO MIGUEL
NIETO TAVARA MARIA ELENA
NUÑEZ DANJOY HERBERT RICARDO
NUÑEZ LEON WILSON JOSE
OLIVARES MORAN PATRICIA CAROL
OLIVOS LAOS CESAR AUGUSTO
ORREGO COLONIA ALESSANDRA MARGARITA
ORRILLO ESTELA ALBERTO GIANCARLO
OSORIO GONZALES ANA BEATRIZ
PACCINI TORRES CARLOS LUIS
PACHECO ARONI MANUEL NOLBERTO
PACHECO MONTES KENNEDY PETER
PAJUELO BARRERA DILMER RENEE
PALERO VALDIVIA BENIGNO RODOLFO
PALOMINO MORA ROLANDO
PANTALEON VALENCIA GABRIELA ELISA
PARDO NARVAEZ LUIS FELIPE
PAREDES RAMOS PABLO ARMANDO
PAREDES VILA FLORENCIA
PAREJA ZARATE SILVIA MERCEDES
PAZO PINEDA OSCAR ANDRES
PEÑA DOIG ANA ANGELICA
PEÑA MORENO CHRISTOPER JOSEPH
PEREZ MARILUZ VANESSA ALEJANDRA
PÉREZ SOSA IVONNE JEANETTE
PFENNING HUASANGA PRISCYLLA GIOVANNA
PITTA PEREYRA LUIS JORGE
PRADA BUITRON PILAR DEL ROSARIO ESTRELLA
PRINCIPE TRUJILLO AMELIA JULIA
PUCCIO CUBAS ALDO FERNANDO
QUIÑONES DURAN MILLDRED MARIA
QUIROZ ACOSTA KATHERINE MIRTHA
QUIROZ SOTELO DAVID MANUEL
RAMIREZ CASTAÑEDA YRMA DENNIS
RAMIREZ LIVIAC GERALD SILVIO
RAMIREZ PALIZA VICTOR RAUL
RAMOS DE LA CRUZ JOHN MICHAEL
RAMOS LARA CHRISTIAN ALAN
RAMOS SANTISTEBAN ROSA DEL PILAR
REATEGUI GONZALES MARIA MARCELA
REQUENA AZCARATE LENIN SANTIAGO
REYES APESTEGUIA LUIS EMILIO
REYES ESPINOZA JUANA SARITA
REYES GUERRA JAVIER ARTURO
RIGGS BROUSSEAU GRACE MARY
RINALDI GUTIERREZ JUAN AUGUSTO
RIOS ADRIANZEN RONALD ANTONIO
RIVAROLA ALPACA VANESSA MARIA
RIVERA SOTELO EMILIO G. ROLANDO MARTIN
RIVERA ZANCA ELY ROSSMARY
ROBLES OSSIO JOSE ORLANDO
ROCA ROJAS SHIRLEY CARLOTA
RODAS GARCIA JESSELLE ROXANA
RODRIGUEZ CANDIA RAUL ALEJANDRO
RODRIGUEZ CHAVEZ FABIOLA
ROJAS APUMAYTA LYSETTE PAULINA
ROJAS MENESES JUDITH MILAGROS
ROJAS MORALES PATRICIA
ROJAS NAVARRO JULIA LUISA
ISSN: 1812-6804
333
bachilleres, titulados, maestros y doctores
ROMANI GUEVARA VIRGINIA LUCILA
ROMERO ZUMAETA MARLENE ESTELA
ROSALES CERRILLO JUAN
ROSALES VENTURA FRYDA LISSETTE
RUBIÑOS CRESPO CYNTIA PAOLA
SAAVEDRA AVILA CARLOS EDUARDO
SAAVEDRA BARRERA MIGUEL ANGEL
SACA SOTO JACKELIN JESSICA
SAENZ CABANILLAS SONIA MARIA
SALAS LUCHO ADRIANA ELENA
SALAZAR CALUMANI PABLO ELIAS
SALAZAR MARZAL MARIELA BETTSY
SALAZAR PROEBSTER LUCIO
SALINAS DONAYRE ANGEL IVAN
SALVATIERRA PRADO MIRIAM MONICA
SAMANIEGO THAIS JONATHAN JOSE FERNANDO
SANCHEZ MENDOZA JULIO CESAR
SANCHEZ MORALES GUSTAVO CESAR
SANCHEZ VASQUEZ TAYROR
SANCHEZ ZUÑIGA CINTIA TATIANA
SANDOVAL ROSPIGLIOSI JANETT IVONNE
SANTILLAN SUAREZ AMES FREDY
SARDI OLIVOS ANGIE VICTORIA
SEGURA SALAS JAVIER AMERICO
SEGURA SEMINARIO CLAUDIA LUCIA
SIFUENTES BELTRAN MIGUEL ANGEL
SILVA MEDRANO DAVID JAVIER
SILVA RAMOS JUSTINIANO MAURICIO
SOLIS ROJAS JORGE ALEX
SOTO ROJAS DEYDA
SULLCAHUAMAN MORAN EMANUEL ALEXIS
TALAVERA DIAZ HERNANDO GUILLERMO
TALLEDO TANG JULIO CESAR
TAPIA CABAÑIN CARLOS ALBERTO
TEJEDA BENZA ANDREA
TENAZOA REATEGUI KAREN GIANINA
TENORIO CUYUTUPAC KATIANA NAHOMI
TENORIO YAURICASA DIANA SUSY
VOX JURIS(24) 2, 2012
TISZA ECHEVARRIA GINA MARGOTH
TOLEDO GUTIERREZ MIGUEL ANGEL
TOLENTINO GABANCHO EDWIN GEORGE
TORERO VIDARTE CESAR PEDRO
TORRES GONZALES MILAGROS ROSARIO
TORRES TASSO JUAN FIDEL
TORRES ZAVALA CARLOS RICARDO
TORRES ZEGARRA AIDA MELCHORA
TUESTA OYARCE ELIANA
TUESTA ROLDAN CATHY MARILYN
UNDA HINOJOSA MIGUEL ANGEL
VALDIVIA ARANGO PAMELA FRANSHESCA
VALVERDE BULLON NATALYE VERONICA
VARGAS ALARCON VICTOR FORTUNATO
VARGAS HERRERA GINA ISABEL
VARGAS VALLE DANIEL ENRIQUE
VASQUEZ JIMENEZ ELIZABETH ELIANA
VELA NUÑEZ RICHARD
VELARDE YAÑEZ MARIA DEL CARMEN
VELIZ PEREZ NATHALIE IRINA
VENTURO ALACHE DIANA BEATRIZ
VIGIL VEGA KHRISTIAN
VILLA CABERO JONATHAN ENRIQUE
VILLALBA CERNA CLAUDIA ERIKA
VILLARAN JEANNEAU VANESSA
WUEST CHAVEZ VICTOR MANUEL
YANCUNTA CHACALIAZA RICARDO JESUS
YAURI MIRANDA CARLOS
ZANABRIA VARGAS MARY KARINA
ZAVALAGA TEJADA CINTHYA ANAHI
ZEGARRA BELLINA STANA
ZEGARRA ELIAS JULIO CESAR
ZELA FRANCO DIANA CECILIA
ZEVALLOS LAGUNA ELIZABED MERCEDES
ZEVALLOS OCAMPO GLENN ROLLER
ZORRILLA VEGA GIZELLE GEORGINA
ZUMAETA SALAS CLAUDIA VIRGINIA
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
334
bachilleres, titulados, maestros y doctores
MAESTROS EN DERECHO
1ER. SEMESTRE ACADÉMICO 2012-I
Nº
APELLIDOS Y NOMBRES
POSGRADO EN:
FECHA DE
OBTENCIÓN
DE GRADO
1
CACERES PRADO, ALVARO EFRAIN
Maestría en Derecho Civil y Comercial
19/04/2012
2
ABANTO REVILLA, CESAR EFRAIN
Maestría en Derecho de los Negocios
07/06/2012
3
ZABARBURU SAAVEDRA, GONZALO
Maestría en Derecho Civil y Comercial
21/06/2012
4
DE VETTORI GONZALEZ, JESSICA MARIA
Maestría en Derecho Registral y Notarial
27/06/2012
2DO. SEMESTRE ACADÉMICO 2012-II
:
MAESTROS EN DERECHO:
7
SOTO GORDON, TERESA JESÚS
Maestría en Derecho Civil y Comercial
19/09/2012
8
ZAVALAGA ORTIZ, CARMEN ELENA
Maestría en Derecho de los Negocios
10/11/2012
DOCTORES EN DERECHO
1ER. SEMESTRE ACADÉMICO 2012-I
Nº
APELLIDOS Y NOMBRES
POSGRADO EN:
FECHA DE
OBTENCIÓN
DE GRADO
5
HUAMANI LLAMAS, EVANGELINA
Doctor en Derecho
27/04/2012
6
TAMBINI AVILA, MONICA MARGOT
Doctor en Derecho
04/05/2012
VOX JURIS, Lima (Perú) 24(2): 321-333, 2012
ISSN: 1812-6804
Se terminó de imprimir en los talleres gráficos de
T area A sociación G ráfica E ducativa
P asaje María Auxiliadora 156 - Breña
Correo e.: tareagrafica@tareagrafica.com
Página web: www.tareagrafica.com
Teléf. 332-3229 Fax: 424-1582
Julio 2013 Lima - Perú
VOL. 24
N˚2
2012
CRÓNICAS DE LA FACULTAD
2012
Vox Juris Lima - Perú Vol.24
N˚2 pp. 336 2012
La revista tiene una periodicidad semestral
12652 U. SAN MARTIN / CARATULA VOX JURIS 24 / MEDIDA: 42.4 x 28 cm. / Lomo OK: 2.4 cm. / INT 372 pp. Bond 90gr. / Cosido a Francesa / EM
ISSN: 1812 - 6804
Descargar