Resumen Ejecutivo del Informe de la Economía Dominicana Enero

advertisement
Resumen Ejecutivo del Informe de la Economía Dominicana
Enero-Diciembre 2014
Durante el año 2014, la economía dominicana registró un crecimiento de 7.3%, medida a través
de la variación del Producto Interno Bruto (PIB) real, 2.5 puntos porcentuales superior a la tasa
de 4.8% observada en el año anterior. Los resultados de 2014 superaron las proyecciones que se
habían estimado en el Marco Macroeconómico consensuado entre el Ministerio de Economía,
Planificación y Desarrollo, el Ministerio de Hacienda y el Banco Central, así como las realizadas
por Organismos Internacionales como el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Comisión
Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). En efecto, este crecimiento del PIB
resultó el más alto de la región latinoamericana con 6.1 puntos porcentuales por encima del
promedio de 1.2% estimado por el FMI para la región.
Al analizar el crecimiento de la economía dominicana de 2014, se puede observar que todas las
actividades económicas exhiben tasas de variación positivas, destacándose Agropecuaria (4.4%),
Explotación de Minas y Canteras (20.3%), Manufactura Local (5.5%), Construcción (13.8%),
Energía y Agua (4.7%), Comercio (4.9%), Hoteles, Bares y Restaurantes (7.5%), Transporte y
Almacenamiento (6.0%), Comunicaciones (5.2%), Servicios Financieros (9.1%), Enseñanza
(8.4%) y Salud (7.2%), con una participación dentro del PIB cercana al 70.0 por ciento.
El comportamiento de la economía es consistente con la evolución de la cartera de préstamos del
sistema financiero en su conjunto. En este sentido, el total del crédito concedido al sector privado
registró un crecimiento interanual de 19.7% al cierre del año, de los cuales los préstamos a la
producción incrementaron un 20.1%. Dentro de los préstamos otorgados, se destacan las tasas de
crecimiento de los recursos canalizados a Energía, Gas y Agua (271.7%), Construcción (57.7%),
Microempresas (29.8%), Manufactura (10.4%) y Agropecuaria (9.4%).
Desde la perspectiva del gasto agregado, el crecimiento fue impulsado en mayor medida por los
los componentes de la demanda interna, es decir el consumo final más la formación bruta de
capital, que en conjunto aportaron 6.6 puntos porcentuales del crecimiento interanual de 7.3%
registrado en el 2014, siendo la parte restante explicada por el comportamiento de las
exportaciones netas (exportaciones menos importaciones).
El crecimiento experimentado en la economía dominicana ha repercutido favorablemente en la
generación de nuevos empleos netos Los resultados de la Encuesta Nacional de Fuerza de
Trabajo (ENFT) revelan que para el período octubre 2013 – octubre 2014 se generaron unos
165,799 empleos netos, que unido a los 69,801 correspondientes al período octubre 2012 –
octubre 2013, totalizan unos 235,600 ocupados netos adicionales en dos años. En efecto, la
generación de nuevos empleos asociada al crecimiento de la economía, se ha traducido en una
reducción de la Tasa de Desocupación Abierta (TDA) en 1.0 punto porcentual, al pasar de 7.0%
en octubre 2013 a 6.0% en octubre 2014.
En el año 2014, la inflación, medida a través de la variación porcentual del Índice de Precios al
Consumidor (IPC) fue de 1.58%, la menor de los últimos treinta años e inferior en más de dos
puntos porcentuales al 3.88% registrado en igual período del año 2013. Este resultado estuvo
influenciado en gran medida, por las bajas presiones inflacionarias de origen externo por la caída
sustancial de los precios del petróleo que tuvo lugar en los últimos meses del año.
Resulta importante destacar que la inflación subyacente, es decir, aquella que está asociada a las
condiciones monetarias cerró el año en 2.97%, similar a la inflación promedio de doce meses de
3.00%, la cual se mantuvo cercana al límite inferior del rango meta de 4.5% ± 1% contemplado
en el Programa Monetario de 2014.
En lo referente a la política monetaria, el Banco Central mantuvo invariable la Tasa de Política
Monetaria (TPM) en 6.25% anual a lo largo de 2014, tomando en consideración que las
proyecciones de inflación no señalaban riesgos que comprometieran el cumplimiento de la meta
en el mediano plazo. Como resultado de esta postura monetaria, las tasas de las facilidades
permanentes de expansión y contracción permanecieron en 7.75% y 4.75% anual,
respectivamente.
En el sector externo, de acuerdo a los resultados preliminares de la Balanza de Pagos para el
período enero-diciembre 2014, el déficit de cuenta corriente fue de US$2,025.8 millones,
US$510.9 millones inferior al observado en igual período de 2013, mostrando una reducción por
cuarto año consecutivo. Este déficit de Cuenta Corriente para 2014 equivale a 3.2% del Producto
Interno Bruto, lo que refleja una convergencia hacia el promedio histórico de este indicador, por
primera vez desde el inicio de la crisis financiera internacional a finales del año 2007. Este
resultado fue impulsado por el crecimiento registrado en las exportaciones, las remesas, así como
por ingresos extraordinarios procedentes del turismo.
En la balanza comercial, las exportaciones totales crecieron 5.3%, para un total de US$9,919.6
millones. Dentro de éstas, las exportaciones nacionales crecieron 4.5%, entre las que se destacan
las exportaciones de oro y plata con crecimientos del orden de 29.4% y 38.6% respectivamente.
Adicionalmente, es importante resaltar el crecimiento de 5.9% en las exportaciones de zonas
francas. En cuanto a las importaciones totales, las mismas crecieron 2.9%, principalmente por el
comportamiento de las importaciones no petroleras, las cuales crecieron en 7.8%, en consonancia
con el crecimiento económico y la demanda interna.
Dentro de la balanza servicios, los ingresos por concepto de turismo alcanzaron la cifra récord de
US$5,637.1 millones, para un incremento de 11.3%, con respecto al año anterior. Asimismo,
dentro de la balanza de transferencias corrientes, se verificó un crecimiento de 7.2% en las
remesas familiares recibidas, resultado asociado a la recuperación económica de los Estados
Unidos, de donde proceden el 66% del total de las mismas.
En lo que se refiere a la Inversión Extranjera Directa, ésta ascendió a US$2,208.5 millones, para
un significativo aumento de 11.0% con respecto a igual período de 2013, impulsada por
aumentos de las inversiones en los sectores comercial (50.3%), comunicaciones (36.7%) y
financiero (36.3%), entre otros.
El resultado preliminar de las operaciones del Gobierno Central registró un déficit de
RD$73,783.1 millones, equivalente a 2.7% del PIB, cifra que está en consonancia con lo
presupuestado para el año y que refleja una ligera mejoría respecto a 2013. Al añadir el Resto
del Sector Público No financiero, el déficit obtenido fue de 3.0% del PIB, para un ajuste de 0.8
puntos porcentuales con respecto al déficit de 3.8% del PIB de 2013, manteniéndose una
tendencia favorable de consolidación fiscal.
En cuanto al comportamiento del sector financiero dominicano, el mismo continuó reflejando un
buen desempeño durante el año 2014, fundamentado en el crecimiento sostenido de las
operaciones activas y pasivas, las cuales presentaron incrementos anuales de 10.5% y 10.9%; así
como por los crecientes niveles de rentabilidad y de calidad de la cartera de créditos.
Al cierre de diciembre de 2014, el crecimiento anual de las operaciones activas ascendió a
RD$122,075.8 millones, explicado en mayor proporción por la expansión del volumen de
créditos, así como por el aumento de las disponibilidades y de las inversiones en instrumentos de
deuda y de capital. Cabe resaltar que el incremento de la cartera de créditos estuvo acompañado
de una reducción de los créditos vencidos y en cobranza judicial, por lo que el porcentaje de la
cartera de créditos bruta en morosidad cerró el año en apenas un 1.6%, inferior en 0.7 puntos
porcentuales al obtenido en diciembre de 2013.
Descargar