Frases de José Martí (Cuba)

advertisement
Los proverbios son los gérmenes de la moral.
Plutarco.
Aburrimiento | Adulación | Alegría | Ambición | Amistad | Amor | Arte | Autoridad
Belleza | Bien | Burla | Calumnia | Callar | Carácter | Ciencia | Cobardía | Conciencia
Creación | Deber | Derecho | Deseo | Destino | Dinero | Dolor | Edad | Educación
Egoísmo | Ejemplo | Enemigo | Enseñanza | Envidia | Error | Experiencia | Exito | Fama
Familia | Fantasía | Fe | Felicidad Fortuna | Genio | Gloria | Gobernar | Hábito | Hablar
Hacer | Historia | Hombre | Honor Humildad | Ideales | Idea | Ignorancia | Ilusión
Imaginación | Ingratitud | Inteligencia | Juramento | Justicia | Juventud | Juzgar | Lágrimas
Lamentos | Lectura | Leyes | Libertad | Libro | Llama | Llanto | Llorar | Madre | Mal
Medicina | Moda | Modales | Moral | Muerte | Mundo | Nación | Naturaleza | Necesidad
Niño | Nobleza | Novela Obedecer | Obrar | Ocio | Odio | Opinión | Optimismo | Orgullo
Oro | Padre | Palabra | Patria Paz | Pensamiento | Pereza | Poder | Política | Quejarse
Querer | Razón | Religión | Reputación | Riqueza | Saber | Soledad | Talento | Temer
Tiempo | Tiranía | Trabajo | Tristeza | Triunfar Util | Valor | Venganza | Verdad | Victoria
Vida | Vigor | Virtud | Zarandillo
Aburrimiento:
Feliz el pueblo cuya historia se lee con aburrimiento.
Charles Montesquieu.
El secreto de aburrir a las gentes es explicarles todo sobre ti.
Voltaire.
Adulación:
La alabanza es el más dulce de los sonidos.
Jenofonte.
Los aduladores son como los ladrones, su primer cuidado consiste en
apagar la luz.
Cardenal Richelieu.
El que hoy te compra con su adulación mañana te venderá con su
traición.
Proverbio Español.
La adulación es una moneda que empobrece al que la recibe.
Duquesa d'Abrantes.
La vanidad tiene el hígado sensible; tiene artes increíbles la lisonja.
José Martí.
Vale más caer entre las patas de los buitres que entre las manos de los
aduladores, porque aquellos sólo causan daños a los difuntos y éstos
devoran a los vivos.
Antístenes.
Engullimos de un sorbo la mentira que nos adula y bebemos gota a
gota la verdad que nos amarga.
Denis Diderot.
La adulación es una puerta muy ancha para el favor; pero ningún
ánimo noble puede entrar por ella, porque es muy baja.
Fray Benito Jerónimo Feijoó y Montenegro.
Prefiero molestar con la verdad que complacer con adulaciones.
Lucio Anneo Séneca.
No hay quien sea enteramente inaccesible a la adulación, porque el
hombre mismo que manifiesta aborrecerla, en alabándose de esto es
adulado con placer suyo.
William Shakespeare.
Todo adulador vive a expensa de quien le escucha.
Jean de la Fontaine.
Alegría:
La alegría es la pena que se disimula, sobre la tierra no hay más
que dolores.
Selma Lagerlof.
Engaño hay en el corazón de los que piensan mal: Mas alegría en el de
los que piensan bien.
Proverbios.12:20.
Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan
la gran felicidad.
Pearl S. Buck.
El mundo está lleno de pequeñas alegrías; el arte consiste en saber
distinguirlas.
Li Tai-po.
La sonrisa cuesta menos que la electricidad y da más luz.
Proverbio escocés
Ambición:
Pocas o ninguna vez se cumple con la ambición que no sea con daño
de tercero.
Cervantes.
La ambición es el estiércol de la gloria.
Pietro Aretino.
La ambición suele llevar a los hombres a ejecutar los menesteres más
viles: por eso para trepar se adopta la misma postura que para arrastrarse.
Jonathan Swift.
La ambición es un vicio, pero puede ser madre de la virtud.
Marco Fabio Quintiliano.
Amistad:
No dejes crecer la hierba en el camino de la amistad.
Platón.
Un amigo fiel es un alma en dos cuerpos.
Aristóteles.
Una amistad noble es una obra maestra a dúo.
Paul Bourguet.
Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un
hermano.
Benjamín Franklin.
El silencio es el único amigo que jamás traiciona.
Anónimo.
La mejor manera de mantener un amigo es no deberles ni prestarles
nunca nada.
Paul de Koch.
Amigos son los que en las prosperidades acuden al ser llamados
y en las adversidades sin serlo.
Demetrio I.
La confidencia corrompe la amistad; el mucho contacto la consume;
el respeto la conserva.
Marco Tulio Cicerón.
El que cubre la prevaricación, busca amistad: Mas el que reitera la
palabra, aparta al amigo.
Proverbios:17:9.
La prosperidad hace amistades, y la adversidad las prueba.
Anónimo.
Es amigo mío aquel que me socorre, no el que compadece.
Thomas Fuller.
Amor:
Donde la pobreza entra por la puerta, el amor sale por la ventana.
Proverbio rumano.
La mayor declaración de amor es la que no se hace; el hombre que
siente mucho habla poco.
Platón.
En el amor todas las cumbres son borrascosas.
Marqués de Sade.
Tu amor es consuelo en la tristeza, serenidad en el tumulto, reposo en
la fatiga, esperanza en la desesperación.
Marion C. Garretty.
En el amor es lo mismo que en la guerra; plaza que parlamenta está
medio conquistada.
Margarita de Valois.
El amor es como Don Quijote: cuando recupera el juicio es que está
para morir.
Jacinto Benavente.
Yo, yo soy el que borro tus rebeliones por amor de mí; y no me
acordaré de tus pecados.
Isaías:43:25.
Cuando se quiere dar amor, hay un riesgo: el de recibirlo.
Moliére.
Los hombres pueden dividirse en tres clases: los que creen ser
donjuanes, los que creen haberlo sido y los que creen haberlo podido ser,
pero no quisieron.
José Ortega y Gasset.
Por el amor de una rosa, el jardinero es servidor de mil espinas.
Proverbio turco.
Soportaría gustosa una docena más de desencantos amorosos, si ello
me ayudara a perder un par de kilos.
Gabrielle Sidonie (Colette).
El amor es la más noble flaqueza del espíritu.
John Dryden.
Lo malo de una mujer con el corazón roto es que empieza a repartir
pedazos.
Anónimo.
En el amor no basta atacar; hay que tomar la plaza.
Publio Ovidio Nasón.
El amor es como la luna: cuando no crece es que mengua.
Anónimo.
Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y
si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no
tengo amor, nada soy.
I Corintios 13:2.
El amor hace pasar el tiempo y el tiempo hacer pasar el amor.
Anónimo.
Uno está enamorado cuando se da cuenta de que otra persona es
única.
Jorge Luis Borges.
Felicidad es el sueño del amor y tristeza su despertar.
Madame Basta.
El amor sin admiración sólo es amistad.
George Sand.
Y pongamos alrededor de la estrella, en la bandera nueva, esta fórmula
de amor triunfante:<<Con todos, y para el bien de todos>>.
José Martí.
Arte:
Las obras maestras del arte tienen a los ricos por esposos, pero a los
pobres por amantes.
Anónimo.
El que en un arte ha llegado a maestro puede prescindir de las reglas.
Arturo Graf.
Digamos que existen dos mentes poéticas: una apta para inventar
fábulas y otra dispuestas a creerlas.
Galileo Galilei.
El arte es sobre todo un estado del alma.
Marc Chagall.
No se hace buena literatura con buenas intenciones, ni con buenos
sentimientos.
André Gide.
El arte no tiene nada que ver con el gusto. No existe para que se le
pruebe.
Max Ernst.
En Andalucía se vive el arte, en Inglaterra o en los Estados Unidos se
cuelga en las paredes.
Lindsay Kemp.
El arte es difícil, transitoria su recompensa.
Johann Christoph Friedrich von Schiller.
En verdad, si no fuera por la música, habría más razones para volverse
loco.
Piotr Ilich Tchaikovski.
Lo que el estilo es a la persona, la estructura es a la obra.
Luis Goytisolo.
La pintura es poesía muda; la poesía, pintura ciega.
Leonardo da Vinci.
Autoridad:
La verdad es hija del tiempo, no de la autoridad.
Francis Bacon.
Necesito autoridad, aunque no crea en ella.
Ernst Jünger.
Un ejército de ciervos dirigidos or un león es mucho más temible
que un ejército de leones dirigidos por un ciervo.
Plutarco.
Belleza:
La belleza que atrae raramente coincide con la belleza que enamora.
José Ortega y Gasset.
La belleza sin gracia es un anzuelo sin cebo.
Ninón de Lenclós.
La belleza es una carta de recomendación a breve plazo.
Ninón de Lenclós.
El olmo tiene bellas ramas, pero no da fruto.
Proverbio vasco.
La belleza es un reino muy corto.
Sócrates.
Bien:
Los hombres crecen, crecen físicamente, de una manera visible crecen,
cuando aprenden algo, cuando entran a poseer algo, y cuando han hecho
algún bien.
José Martí.
Jamás es perdido el bien que se hace.
Fenelón.
Quien hace el bien desinteresadamente, siempre es pagado con usura.
Johann Wolfgang von Goethe.
Buscando el bien de nuestros semejantes, encontraremos el
nuestro.
Platón.
El que quiere hacer el bien de los demás ha hecho ya el suyo.
Proverbio chino.
Acuérdate de mí para bien, Dios mío, y de todo lo que hice a este
pueblo.
Nehemías,5:19.
Burla:
El secreto de poner en ridículo a las personas es conceder talento a
aquellos que no lo tienen.
Cristina de Suecia.
Si murmurar la verdad aún puede ser la justicia de los débiles, la
calumnia no puede ser nunca más que la venganza de los cobardes.
Jacinto Benavente.
Las mujeres se parecen a los caballos en que se burlan del que no los
sabe domar.
José de Letamendi.
Los que divulgan la calumnia y los que la escuchan, si valiera mi
opinión, deberían ser colgados; los divulgadores por la lengua, y los
oyente por las orejas.
Tito Maccio Plauto.
La burla y el ridículo son, entre todas las injurias, las que menos se
perdonan.
Platón.
Es empresa vana tratar de ridiculizar a un necio rico: las carcajadas
están de su parte.
Jean de Bruyére.
No hay tonto más molesto que el ingenioso.
Duque de la Rochefoucauld.
Soportamos las reprensiones, pero no sufrimos las burlas. Preferimos
ser malos a ser ridículos.
Moliére.
Casi siempre la burla arguye pobreza de espíritu.
Jean de la Bruyére.
Hemos de saber anticiparnos a encontrar lo cómico que haya en
nosotros. Así podremos evitar que los otros se burlen de nuestra escasa
perfección.
Noel Clarasó.
Calumnia:
El lujo de ser mejores que los demás hay que pagarlo; la sociedad exige
un tributo que ha de pagarse en tiras de pellejo.
Jacinto Benavente.
Las mejores frutas son las que han sido más picadas de los pájaros;
los hombres más de bien son aquellos en quienes se ha cebado la
calumnia.
Alexander Pope.
Sólo se tiran piedras al árbol cargado de frutos.
Proverbio árabe.
Nadie apalea a un perro muerto.
Proverbio chino.
No hay montaña sin niebla; no hay hombre de mérito sin
calumniadores.
Proverbio turco.
Es más fácil hacer historia de una calumnia que de cien verdades,
y por eso aquélla tiene siempre historiadores.
Anónimo.
Es vil y deshonroso calumniar a los desdichados.
Napoleón Bonaparte.
Callar:
Contra el callar no hay castigo ni respuestas.
Cervantes.
No pierdas tan bellas ocasiones de callar, como a diario te ofrecerá la
vida.
Noel Clarasó.
Callar es el partido más seguro del que desconfía de sí mismo.
Duque de la Rochefoucauld.
Es muy difícil saber hablar, pero lo es más saber callar.
Guillermo Palau.
Muchas veces lo que se calla hace más impresión de lo que se dice.
Píndaro.
No sabe hablar quien no sabe callar.
Pitágoras.
Nuestros padres nos han enseñado a hablar, y el mundo a callar.
Proverbio checo.
Muchas veces se arrepiente uno de haber hablado, y ninguna de haber
callado.
Simónides.
Lo que quieres que otros no digan, tú lo has de callar primero.
Juan Luis Vives.
Carácter:
El carácter de cada hombre es el árbitro de su fortuna.
Publilio Siro.
Tener el carácter firme es tener una larga y sólida experiencia de los
desengaños y desgracias de la vida.
Stendhal.
El carácter es la fuerza sorda y constante de la voluntad.
Lacordaire.
Las personas más insoportables son los hombres que se creen geniales
y las mujeres que se creen irresistibles.
Anónimo.
Las personas que tienen buen carácter son las más dignas de ser
queridas.
Antístenes.
Todas las personas nacen como original, la mayoría mueren como
copia.
Anónimo.
Es preciso saber lo que se quiere; cuando se quiere, hay que tener el
valor de decirlo, y cuando se dice, es menester tener el coraje de realizarlo.
Georges Clemenceau.
El talento se cultiva en la soledad; el carácter se forma en las
tempestuosas oleadas del mundo.
Johann Wolfgang von Goethe.
Carácter firme es aquel que puede pasar sin éxitos.
Ralph Waldo Emerson.
El hombre que clama vale más que el que suplica: el que insiste hace
pensar al que otorga.
José Martí.
La fama es un efluvio; la popularidad, un accidente; las riquezas,
efímeras. Sólo una cosa perdura; el carácter.
Horace Greely.
Las personas son como la Luna. Siempre tienen un lado oscuro que no
enseñan a nadie.
Mark Twain.
El hombre no se destaca en la vida sino dominando su carácter, o
creándose uno.
Napoleón Bonaparte.
Un hombre parece tener más carácter cuando sigue su temperamento
que cuando sigue sus principios.
Nietzsche.
Cuando más fuerte es un carácter, menos sujeto está a la insconstancia.
Stendhal.
La inteligencia es una espada cortante y de duro acero. El carácter es su
empuñadura, y sin empuñadura no tiene valor.
Anónimo.
El esclavo sólo tiene un dueño; el ambicioso, tantos como personas le
pueden ser útiles a su fortuna.
Jean de la Bruyére.
Puede adquirirse todo en la sociedad, excepto el carácter.
Stendhal.
El afán de perfección hace a algunas personas totalmente insoportables.
Pearl S. Buck.
Procuro ser siempre muy puntual, pues he observado que los defectos
de una persona se reflejan muy vivamente en la memoria de quien le
espera.
Nicholas Boileau-Despréaux.
El método más seguro de permanecer pobre es ser una persona franca.
Napoleón Bonaparte.
El silencio es el pudor de los grandes caracteres; la queja es una
prostitución del carácter.
José Martí.
Con el puño cerrado no se puede intercambiar un apretón de manos.
Indira Gandhi.
Es más fácil variar el curso de un río que el carácter de un hombre.
Proverbio Chino.
Ciencia:
En la ciencia no existen calzadas reales, y quien aspire a remontar sus
luminosas cumbres; ha de estar dispuesto a escalar la montaña por
senderos escabrosos.
Karl Marx.
Poca ciencia aleja muchas veces de Dios, y mucha ciencia conduce
siempre a él.
Francis Bacon.
Los científicos se esfuerzan por hacer posible lo imposible. Los
políticos, por hacer lo posible imposible.
Bertrand Russell.
La ciencia es, ante todo y sobre todo, un docto ignorar.
Cusano.
La ciencia es el alma de la prosperidad de las naciones y la fuente de
todo progreso.
Louis Pasteur.
La ciencia daña tanto a los que saben servirse de ella, cuanto que es útil
a los demás.
Anaxágoras.
La ciencia es la estética de la inteligencia.
Gaston Bachelard.
La ciencia humana consiste más en destruir errores que en descubrir
verdades.
Sócrates.
La ciencia es como la tierra; sólo se puede poseer un poco de ella.
Voltaire.
Las ciencias aplicadas no existen, sólo las aplicaciones de la ciencia.
Louis Pasteur.
La ciencia se compone de errores, que a su vez son los pasos hacia la
verdad.
Julio Verne.
Cobardía:
Los hombres aman en secreto las verdades peligrosas, y sólo igual a su
miedo a defenderlas, antes de verlas aceptadas, la tenacidad y brío con que
las apoyan luego que ya no se corre riesgo en su defensa.
José Martí.
Los cobardes mueren muchas veces antes de su verdadera muerte; los
valientes gustan de la muerte sólo una vez.
William Shakespeare.
El miedo es natural en el prudente, y el vencerlo es lo valiente.
Alonso de Ercilla y Zúñiga.
Siempre se ha de conservar el temor, mas jamás se debe mostrar.
Francisco de Quevedo y Villegas.
La violencia es miedo a las ideas de los demás y poca fe en las propias.
Antonio Fraguas.
Tiene valor aquel que admite que es un cobarde.
Fernandel.
El hombre que tiene miedo sin peligro inventa el peligro para justificar
su miedo..
Alain Emile Chartier.
La cobardía es el miedo consentido; el valor es el miedo dominado.
Legouvé.
El heroísmo no se puede exigir, pero la cobardía no se puede disculpar.
Valentín Moragas Roger.
A los verdugos se les reconoce siempre, tienen cara de miedo.
Jean-Paul Sartre.
Valiente es aquel que no toma nota de su miedo.
George Patton.
A los tímidos y a los indecisos todo les resulta imposible,
porque así se lo parece.
Walter Scott.
Conciencia:
La buena conciencia es blanda almohada.
John Ray.
La soledad es el imperio de la conciencia.
Gustavo Adolfo Bécquer.
La conciencia es un soplo del espíritu de Dios, que reside en nosotros.
Chesuel.
El primer castigo del culpable es que jamás será absuelto por su
conciencia.
Juvenal.
La conciencia vale por mil testigos.
Quintiliano.
Grave es el peso de la propia conciencia.
Marco Tulio Cicerón.
En la mayoría de los hombre la conciencia es una anticipación de la
opinión ajena.
John Henry Taylor.
De todos los infortunios que afligen a la humanidad, el más amargo es
que hemos de tener conciencia de mucho y control de nada.
Herodoto.
Creación:
Antes serán los árboles dosel de la tierra y el cielo pavimento de los
hombres, que renunciara el espíritu humano a sus placeres de creación,
abarcamiento de los espíritus ajenos, pesquisa de lo desconocido, y
ejercicio permanente y altivo de sí propio!.
José Martí.
Deber:
Yo no sirvo más que al deber, y con éste seré siempre lo bastante
poderoso.
José Martí.
Ante el sentimiento del deber, enmudecen las más rebeldes pasiones.
Immanuel Kant.
Dios no nos impone jamás un deber sin darnos posibilidades y tiempo
para cumplirlo.
Ruskin.
¿Has cumplido con tu deber? Confía en el cielo que no te abandonará.
Samaniego.
El deber es lo que esperamos hagan los demás, no lo que hacemos
nosotros mismos.
Oscar Wilde.
Todos somos iguales ante el deber moral.
Immanuel Kant.
El que exhorta en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que
preside, con solicitud; el que hace misericordia, con alegría.
Romanos 12:8.
Derecho:
El derecho mismo, ejercitado por gentes incultas, se parece al
crimen.
\
José Martí.
Apena ver insistir en sus propios derechos a quien se niega a luchar por
el derecho ajeno.
José Martí.
Han de tenerse en grado igual sumo la conciencia del derecho propio y
el respeto al derecho ajeno; y de éste se ha de tener un sentimiento más
delicado y vivo que el de aquél, porque de su abuso sólo puede venir
debilidad, y del de aquél puede caerse al despotismo.
José Martí.
Deseo:
El deseo y la felicidad no pueden vivir juntos.
Epicteto.
El hombre es mortal por sus temores, e inmortal por sus deseos.
Pitágoras.
Un alma se mide por las dimensiones de sus deseos, como se juzga una
catedral por la altura de sus campanarios.
Gustave Flauvert.
Quien sabe limitar sus deseos, es siempre riquísimo.
Voltaire.
Un hombre sin pasiones está más tan cerca de la estupidez que sólo le
falta abrir la boca para caer en ella.
Lucio Anneo Séneca.
Todo deseo tiene un objeto y este es siempre oscuro. No hay deseos
inocentes.
Luis Buñuel.
Nunca debe turbar la ecuanimidad de ánimo; hasta nuestra pasión,
hasta nuestros arrebatos deben ser medidos y ponderados.
Francisco Ayala.
Lo que se pretende despertar no es el deseo de creer, sino el de
encontrar, que es todo lo contrario.
Bertrand Russell.
El deseo vence al miedo, atropella inconvenientes y allana
dificultades.
Mateo Alemán.
No es bueno que todo suceda como deseamos.
Bossuet.
Por lo general los hombres creen fácilmente lo que desean.
Julio César.
La posesión es el sepulcro del deseo.
De Bugui.
La ternura es el reposo de la pasión.
Joseph Joubert.
Para Dios, todo deseo nuestro es como una oración.
Elizabeth Barret Browning.
Los deseos de nuestra vida forman una cadena cuyos eslabones son las
esperanzas.
Lucio Anneo Séneca.
El hombre siempre tiene muchos más deseos que necesidades, pues la
vida es corta y nuestro porvenir limitado.
Johan Wolfgang von Goethe.
Destino:
Actualmente, el destino del mundo depende, en primer lugar de los
estadistas y, en segundo lugar de los intérpretes.
Tryggve Lie.
La fortuna es un cristal; brilla, pero es frágil.
Proverbio Latino.
No hay clavo tan fuerte que pueda detener la rueda de la fortuna.
Cervantes.
Los espíritus vulgares no tienen destino.
Platón.
La fortuna llega en algunos barcos que no son guiados.
William Shakespeare.
El destino del genio es ser incomprendido, pero no todo incomprendido
es un genio.
Ralph Waldo Emerson.
No creo que haya que lamentarse del propio destino, pero a veces es
muy duro.
Svetlana Stalin.
Dinero:
Hay gente tan sumamente pobre que solamente tiene dinero.
Anónimo.
Cuatro cosas no pueden ser escondidas durante largo tiempo: la ciencia,
la estupidez, la riqueza y la pobreza.
Averroes.
Cuando se trata de dinero todos son de la misma religión.
Voltaire.
El hombre es rico en proporción a las cosas que puede desechar.
Henry D. Thoureau.
Muchas veces compramos el dinero demasiado caro.
William M. Thackeray.
Vale más tener doce hijos que doce millones. El que tiene doce
millones siempre quiere tener algo más. El que tiene doce hijos siempre
tiene de sobra.
Aristóteles Onassis
La riqueza es como el agua salada, cuanto más se bebe, más sed da.
Arthur Schopenhauer.
De aquel que opina que el dinero puede hacerlo todo, cabe sospechar
con fundamento que será capaz de hacer cualquier cosa por dinero.
Benjamín Franklin.
Dolor:
El dolor es para el alma un alimento fecundo.
Theodore de Banville.
En las adversidades sale a la luz la virtud.
Aristófanes.
El dolor tiene un gran poder educativo; nos hace mejores, más
misericordiosos, nos vuelve hacia nosotros mismos y nos
persuade de que esta vida no es un juego, sino un deber.
Cesare Cantú.
No hay mayor dolor que recordar los tiempos felices desde la
miseria.
Dante Alighieri.
Sin dolor no se forma el carácter; sin placer, el espíritu.
Ernest Von Fenchstersleben.
Edad:
Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el
alma.
Albert Schweitzer.
El joven conoce las reglas, pero el viejo las excepciones.
Olliver Wendell Holmes.
El pasado fue juventud y regocijo; el presente, nostalgia y
sabiduría.
Bárbara Apolonia Chanupiec.
El anciano es el aristócrata de la vejez.
José Luis Coll.
En la juventud aprendemos, en la vejez entendemos.
Marie von Ebner Eschenbach.
La vejez es una condena sin derecho a recurso.
Marcelo Mastroianni.
Nunca se pierden los años que se quita una mujer, van a parar a
cualquiera de sus amigas.
Proverbio chino.
El viejo no puede hacer lo que hace un joven; pero lo que hace es
mejor.
Marco Tulio Cicerón.
Al cumplir los setenta me he impuesto la siguiente regla de vida, no
fumar mientras duermo, no dejar de fumar mientras estoy despierto y
no fumar más de un tabaco a la vez.
Mark Twain.
No es la blancura del cabello lo que comunica prudencia.
Meandro.
Uno, con la edad, se libra del deseo de hacer las cosas como los demás
y hace tranquilamente y sin miedo lo que le parece a él.
William Somerset Maugham.
A los veinte años un hombre es un pavo real; a los treinta, un león; a
los cuarenta, un camello; a los cincuenta, una serpiente; a los sesenta, un
perro; a los setenta, un mono; a los ochenta, nada.
Baltasar Gracián.
Saber demasiado es envejecer prematuramente.
Proverbio ruso.
Educación:
La educación suaviza más que la prosperidad: no esa educación
meramente formal, de escasas letras, números dígitos y contornos de
tierra, que se da en las escuelas demasiado celebradas y en verdad
estériles, sino aquella otra más sana y fecunda, no intentada apenas por los
hombres, que revela a éstos los secretos de sus pasiones los elementos de
sus males, la relación forzosa de los medios que han de curarlos al tiempo
y naturaleza tradicional de los dolores que sufren, la obra negativa y
reaccionaria de la ira, la obra segura e incontrastable de la paciente
inteligencia.
José Martí.
Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las
dificultades de la vida.
Anónimo.
La naturaleza hace que los hombres nos parezcamos unos a otros y nos
juntemos; la educación hace que seamos diferentes y nos alejemos.
Confucio.
Tan sólo por la educación puede el hombre llegar a ser hombre. El
hombre no es más que lo que la educación hace de él.
Immnuel Kant.
El principio de la educación es predicar con el ejemplo.
Turgot.
Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres.
Pitágoras.
Toda la educación se reduce a estas dos enseñanzas: aprender a
soportar la injusticia y aprender a sufrir las desdichas.
Abate Galiani.
No hay malas hierbas ni hombres malos; sólo hay malos cultivadores.
Victor Hugo.
Nada hay que resista la educación: a fuerza de educación se hace bailar
a los osos.
Helvetius.
Educar la inteligencia es ampliar el horizonte de sus deseos y
necesidades.
J.R.Lowell.
El hombre a quien el dolor no educó siempre será un niño.
Nicoló Tommaseo.
Egoísmo:
El que sólo vive para sí está muerto para los demás.
Publio Siro.
El egoísta sería capaz de pegar fuego a la casa del vecino para hacer
freír un huevo.
Francis Bacon.
De la boca que come sin darte, tú no oirás su grito de dolor.
Proverbio Africano.
El egoísta encuentra un placer malsano en turbar la alegría de los
demás.
Dangenne.
No hay cálculos más errados que los del egoísmo.
Concepción Arenal.
El único egoísmo aceptable es procurar que todos estén bien para uno
estar mejor.
Jacinto Benavente.
Unos hombres piensan más en sí que en sus semejantes, y aborrecen los
procedimientos de justicia de que les pueden venir incomodidades o
riesgos.
José Martí.
A los hombres les importa más, a los hombres que llegan con el deseo
adonde no llegan con el mérito, o con la ambición adonde no les llega
el patriotismo, les importa más quedar primero que salvar la patria.
José Martí.
Ejemplo:
El ejemplo es la lección que todos los hombres pueden leer.
Morris West.
Un noble ejemplo hace fáciles las acciones difíciles.
Johann Wolfgang von Goethe.
Mucho aprovecha a las costumbres el ejemplo.
Valerio Máximo.
Los ejemplos corrigen mucho mayor que las reprimendas.
Voltaire.
No se debe imitar a uno solo, aunque sea el más sabio.
Lucio Anneo Séneca.
Enemigo:
Es más fácil perdonar a un enemigo que a un amigo.
William Blake.
Cuando se es ensalzado por el enemigo, es que se ha hecho algo mal.
Amintore Fanfani.
Haz bien a tu enemigo si un día te necesita; ya basta que Dios lo
castigue a mendigar a su contrario.
Mariano Aguiló.
Vengándose, uno se iguala a su enemigo; perdonándolo, se muestra
superior a él.
Francis Bacon.
Sólo temo a mis enemigos cuando empiezan a tener razón.
Jacinto Benavente.
Hay que acostumbrase a vivir con los enemigos, ya que a todos no
podemos hacerles nuestros amigos.
Charles Alexis de Tocqueville.
Si tu enemigo tuviere hambre, dale de comer; si tuviere sed, dale de
beber; pues haciendo esto, ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza.
Romanos 12:20.
Es difícil decir quién nos hace más daño, si nuestros enemigos con su
peor intención, o nuestros amigos con la mejor.
Concepción Arenal.
Enfermedad:
El pobre puede morir; lo que no puede es estar enfermo.
Proverbio finlandés.
La peor enfermedad del hombre es la curiosidad inquieta de lo que no
puede conocer.
Blaise Pascal.
Las enfermedades son los intereses que se pagan por los placeres.
John Ray.
La enfermedad del ignorante es ignorar su propia ignorancia.
Amos Bronson Alcott.
Muchas veces nace la enfermedad del mismo remedio.
Baltasar Gracián.
De noventa enfermedades, cincuenta las produce la culpa y cuarenta la
ignorancia.
Anónimo.
La investigación de las enfermedades ha avanzado tanto que cada vez
es más difícil encontrar a alguien que esté completamente sano.
Aldous Huxley.
Enseñanza:
La enseñanza ¿quién no lo sabe? es ante todo una obra de infinito
amor.
José Martí.
Estudia las frases que parecen ciertas y ponlas en duda.
David Riesman.
Si das pescado a un hombre hambriento le nutres durante una jornada.
Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida.
Lao Tsé.
Una cosa es saber y otra saber enseñar.
Marco Tulio Cicerón.
Pobre del estudiante que no aventaje a su maestro.
Leonardo da Vinci.
El que no da un oficio a su hijo, lo enseña a ser ladrón.
Proverbio turco.
Entonces, como no estudiaba nada, aprendía mucho.
Anatole France.
Siempre que enseñes, enseña a dudar lo que enseñas.
José Ortega y Gasset.
Si se enseña algo a un hombre, jamás lo aprenderá.
George Bernard Shaw.
A los niños debe enseñárseles a investigar por sí mismo.
Orígenes.
Hay que estudiar mucho para saber poco.
Charles de Montesquieu.
¡De memoria! Así rapan a los intelectos, como las cabezas.
José Martí.
Envidia:
La envidia, corrosiva del corazón, es confesión secreta de nuestro
personal fracaso.
Anónimo.
El sabio no envidia la sabiduría de otro.
Erpenio.
La envidia es una declaración de inferioridad.
Napoleón Bonaparte.
Nadie es realmente digno de envidia.
Arthur Schopenhauer.
La envidia va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.
Quevedo.
No hay cálculos más errados que los del egoísmo.
Concepción Arenal.
La envidia que parla y que grita es siempre inhábil; se debe temer
bastante en cambio la que calla.
Rivarol.
Castiga a los que tienen envidia haciéndoles bien.
Probervio árabe.
Error:
Conviene matar el error, pero salvar a los que van errados.
San Agustín.
Caerse, está permitido; levantarse, ¡es obligatorio!.
Proverbio Ruso.
Cita siempre errores propios antes de referirte a los ajenos. Así nunca
parecerá que presumas.
Noel Clarasó.
La vergüenza de confesar el primer error, hace cometer otros muchos.
Jean de la Fontaine.
La mayoría de nuestras equivocaciones en la vida nacen de que
cuando debemos pensar, sentimos y cuando debemos sentir, pensamos.
J. Churton Collins.
Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es
capaz de convertirlo en experiencia.
Elbret Hubbard.
Para destruir un error hace falta menos tiempo que para darle vida.
Gustavo Le Bon.
Los errores de la mujer derivan casi siempre de su fe en el bien, o de su
confianza en la verdad.
Honorato de Balzac.
El infierno está empedrado de buenas intenciones.
San Bernard de Clairvaux.
No hay un solo error que no haya tenido sus seguidores.
Locke.
El error es una planta tensa; florece en todos los suelos.
M. Tupper.
El error largamente acariciado es como la rueda enclavada en el hoyo.
La carroza del amor propio obstinase en salvarlo, pero sólo consigue hacer
más honda la rodada y más grave el atasco.
Santiago Ramón y Cajal.
Experiencia:
La experiencia es una mujer respetable, a quien se venera sin
preguntarle si su pasado fue sospechoso.
Anónimo.
La experiencia es la suma de nuestros desengaños.
Anguez.
Más vale un abrojo de experiencia que toda una selva de advertencias.
James Russell Lowell.
Nuestra experiencia está hecha más bien de ilusiones perdidas que de
sabiduría adquirida.
J. Roux.
En la escuela de la experiencia, las lecciones cuestan caras, pero
solamente en ellas se corrigen los insensatos.
Benjamín Franklin.
Daría con gusto una mitad de la ciencia que me sobra por adquirir una
pequeña parte de la experiencia que me falta.
P. Flores.
Generalmente la experiencia se atribuye a personas de cierta edad, y, lo
que es peor, se la atribuyen ellas mismas.
Wallace Stevens.
La naturaleza está repleta de razonamientos que no tuvo nunca la
experiencia.
Leonardo da Vinci.
Éxito:
El éxito es fácil de obtener. Lo difícil es merecerlo.
Albert Camus.
Todo fracaso es el condimento que da sabor al éxito.
Truman Capote.
La verdadera medida de nuestra valía se compone de todos los
beneficios que los demás han obtenido de nuestro éxito.
Cullen Hightower.
El éxito tiene muchos padres, pero el fracaso es huérfano.
John Fitzgerald Kennedy.
Siempre es más valioso tener el respeto, que la admiración de las
personas.
Jean Jacques Rousseau.
La envidia es el gusano roedor del mérito y de la gloria.
Francis Bacon.
Para obtener éxito en el mundo hay que parecer loco y ser sabio.
Charles de Montesquieu.
La gloria es un veneno que hay que tomar en pequeñas dosis.
Honorato de Balzac.
Detrás de cada hombre con éxito hay una mujer sorprendida.
Anónimo.
Una celebridad es una persona que se ha pasado toda la vida tratando
de llegar a famoso y cuando lo ha conseguido utiliza gafas negras para
que nadie lo reconozca.
Fred Allen.
Fama:
Dichoso el que no ha conocido nunca el sabor de la fama; tenerla es un
purgatorio; perderla, un infierno.
George Bulwer Lytton.
Señal de tener gastada la fama propia es cuidar de la infamia ajena.
Baltasar Gracián.
La fama, juicio ajeno que anteponemos al nuestro.
Salvador Euras.
La presencia disminuye la fama.
Claudio Claudiano.
Algo debo haber hecho mal o no sería tan famoso.
Robert Louis Stevenson.
Lo bueno de ser una celebridad es que, cuando la gente se aburre
contigo piensa que la culpa es suya.
Henry Kissinger.
Nunca llegamos a hacernos a la idea de que contamos menos para los
demás de lo que ellos cuentan para nosotros.
Graham Greene.
A la gloria de los famosos se adscribe siempre algo de la miopía de los
admiradores.
Georg C. Lichtenberg.
Familia:
¿Qué es la familia sino el más admirable de los gobiernos?.
Lacordaire.
Un estado valdrá más o menos según valga la suma de las familias que
la forman.
Anónimo.
El que es bueno en familia, es también buen ciudadano.
Sófocles.
Los sentimientos y las costumbres que constituyen la felicidad pública,
se forman en la familia.
Mirabeau.
Todos los pueblos hostiles a la familia han terminado, tarde o
temprano, por un empobrecimiento del alma.
Keyerling.
El amor de la familia es la única semilla del amor de la patria y de
todas las virtudes sociales.
Funck-Brentano.
Fantasía:
La mejor amiga y la peor enemiga del alma es la fantasía.
Arturo Graf.
Fe:
La razón que niega la fe, se niega por sí misma por falta de principio en
que apoyarse, y de fin a que dirigirse.
Anónimo.
Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no
se ve.
San Pablo.
Aquel que tiene fe no está nunca sólo.
Carlyle.
Lo más recio de la fe del hombre en las religiones es su fe en sí
propio.
José Martí.
Si la fe no fuera la primera de las virtudes sería siempre el mayor de los
consuelos.
Fernán Caballero.
Una fe: he ahí lo más necesario para el hombre. Desgraciado el que no
cree en nada.
Víctor Hugo.
El les dijo: ¿Porqué teméis, hombres de poca fe? Entonces,
levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza.
Mateo 8:26.
La fe no es solamente una virtud: es la puerta sacra por la cual pasan
todas las virtudes.
Lacordaire.
La fe comienza en donde termina el orgullo.
Lamennais.
La fe que no actúa, ¿puede llamarse sincera?.
J. Racine.
Es infinitamente más bello dejarse engañar diez veces, que perder una
vez la fe en la humanidad.
Heinz Zschokke.
Se ha de tener fe en lo mejor del hombre y desconfiar de lo peor de él.
Hay que dar ocasión a lo mejor para que se revele y prevalezca sobre lo
peor. Si no, lo peor prevalece.
José Martí.
Felicidad:
Sólo los necios hablan de desdichas, o los egoístas. La felicidad existe
sobre la tierra; y se la conquista con el ejercicio prudente de la razón, el
conocimiento de la armonía del universo, y la práctica constante de la
generosidad.
José Martí.
Tenemos solamente la felicidad que hemos dado.
Eduardo Pailleron.
El secreto de la felicidad no está en hacer siempre lo que se quiere, sino
en querer siempre lo que se hace.
León Tolstoi.
El dinero, que debería servir para hacer la felicidad de los hombres,
muchas veces la deshace.
Anónimo.
Encuentra la felicidad en tu trabajo, o nunca serás feliz.
Cristóbal Colón.
Nada no es felicidad si no se comparte con otra persona, y nada es
verdadera tristeza si no se sufre completamente solo.
Anónimo.
Es cierto que los momentos que pasamos esperando la felicidad, son
mucho más agradables y felices que los que son coronados por el
goce.
Goldsmith.
No se deberían poner caras largas, aunque sólo fuera para no tener más
superficie que afeitar.
Fernandel.
Cuando la felicidad nos sale al paso, no lleva nunca el ropaje con el
cual creíamos encontrarla.
Mme. Amiel-Lapeyre.
Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una
disposición de la mente y no una condición de las circunstancias.
Locke.
Si junto a la biblioteca tienes un jardín, ya no te faltará nada.
Cicerón.
El hombre más feliz es el que hace la felicidad al mayor número de sus
semejantes.
Denis Diderot.
Fortuna:
La fortuna no sólo es ciega, sino que ofusca y ciega también a sus
favorecidos.
Marco Tulio Cicerón.
La fortuna, que a muchos da demasiado, a ninguno da suficiente.
Marcial.
El origen de todas las grandes fortunas, es la falta de delicadeza.
Jacinto Benavente.
No hay espectáculo más grandioso y sublime para los dioses y los
mortales, que el ver al hombre de bien peleando por la fortuna.
Lucio Anneo Séneca.
Jamás viene la fortuna a manos llenas, ni concede una gracia que no
haga expiar con un revés.
William Shakespeare.
Al que fortuna le viste fortuna le desnuda.
Proverbio árabe.
Tiene la mentida fortuna muchos quejosos y ningún agradecido.
Baltasar Gracián.
Es falso que se haya hecho fortuna, cuando no se sabe disfrutarla.
Vauvenargues.
Genio:
Éste es uno de los males de que mueren los hombres de genio: acontece
a menudo que su pobreza no les permite defender la verdad que los devora
e ilumina, demasiado nueva y rebelde para que puedan vivir de ella. Y no
viven sino en cuanto consienten en ahogar la verdad reveladora de que son
mensajeros, de cuya pena mueren.
José Martí.
El genio es el infinito arte de trabajar con paciencia.
Carlyle.
Ni aún el genio muy grande irá muy allá si tuviera que sacarlo todo de
su propio interior.
Johann Wolfgang von Goethe.
No es que el genio se adelante un siglo a su tiempo, es la humanidad la
que se encuentra cien años por detrás de él.
Robert Musil.
No reproches al genio sus frecuentes extravíos, sus grandes errores;
suponen vastos horizontes y grandes resultados.
Pitágoras.
Ningún genio fue empañado jamás por el aliento de los críticos.
Benjamín Johnson.
Al genio sólo no sorprende lo imprevisto, porque lo imprevisto es su
medio natural.
José Martí.
Los genios son los que dicen mucho antes lo que se va a decir mucho
después.
M. Tupper.
El genio se compone de dos por ciento de talento y noventa y ocho
porciento de perseverante aplicación.
Luduig van Beethoven.
Hacer con facilidad lo que es difícil para los demás; esto es el ingenio.
Hacer lo que es imposible para las personas de ingenio, esto es el
genio
Enrique Federico Amiel.
Todavía no se han levantado las barreras que digan al genio:<<de aquí
no pasarás>>.
Luduig van Beethoven.
Gloria:
¿Qué es la gloria del mundo? Sombra que huye, espuma que se
deshace, flor que se marchita.
San Bernardo.
La gloria de los grandes hombres debe medirse siempre por los medios
que han empleado para adquirirla.
Duque de la Rochefoucauld.
La gloria es como la cocina: no conviene ver las manipulaciones que la
preparan.
G.A. de Stassart.
La gloria, como el sol, parece cálida y luminosa a distancia; pero si se
acerca es fría como las profundidades de un abismo.
Honorato de Balzac.
La gloria es un veneno que hay que tomar a pequeñas dosis.
Honorato de Balzac.
Dar prueba de su poder y dejar memoria de sí, son ansias vivas del
hombre.
José Martí.
Gobernar:
El gobierno es bueno cuando hace felices a los que viven bajo él y atrae
a los que viven lejos.
Confucio.
El gobierno peor es el que ejerce la tiranía en nombre de las leyes.
Honorato de Balzac.
El mejor gobierno es el que se nota menos.
A. de Vigni.
Para gobernar a los hombres hay que saberse aprovechar de sus vicios,
más bien que de sus virtudes.
Napoleón Bonaparte.
Quien gobierna, mal descansa.
Félix Lópe de Vega y Carpio.
Entre el gobierno que hace el mal y el pueblo que lo conciente, hay
cierta solidaridad vergonzosa.
Víctor Hugo.
No se gobierna con ideas, sino con hombres.
Anónimo.
Hábito:
Todo hábito hace nuestra mano más ingeniosa y nuestro genio más
torpe.
Nietzsche.
El hábito convierte los placeres suntuosos en necesidades
cotidianas.
A. Huxley.
Hablar:
Habla con reposo, pero no de manera que parezca que te escuchas a ti
mismo; que toda afectación es mala.
Cervantes.
Lo malo de hablar muy aprisa es que se pueden decir cosas en las que
no se ha pensado aún.
Ann Landers.
Un caballero se avergüenza de que sus palabras sean mejores que sus
hechos.
Confucio.
Las personas que tienen poco que hacer son por lo común muy
habladoras; cuanto más se piensa y obra, menos se habla.
Charles de Montesquieu.
Para saber hablar es preciso saber escuchar.
Plutarco.
El que habla siembra, el que escucha recoge.
Anónimo.
No os apresuréis a hablar porque eso es prueba de insensatez.
Bías.
La sabiduría viene de escuchar; de hablar, el arrepentimiento.
Probervio italiano.
Hacer:
A veces sentimos que lo que hacemos es tan sólo una gota en el mar,
pero el mar sería menos si le faltara esa gota.
Madre Teresa de Calcuta.
Dormido o no, hambriento o no, cansado o no, siempre se puede hacer
algo cuando se sabe que no queda otro remedio que hacerlo.
George Bernard Shaw.
No sabré hacerlo, no ha producido jamás buen resultado. Probaré de
hacerlo, ha obrado casi siempre maravillosamente. Lo haré, ha conseguido
milagros.
Anónimo.
He aquí un consejo que una vez oí dar a un joven:<<Haz siempre lo
que temas hacer>>.
Ralph Waldo Emerson.
Siempre es más fácil dejar de hacer que hacer.
José Ortega y Gasset.
No emplees a otro en lo que tú mismo puedas hacer.
Thomas Jefferson.
Historia:
En todas las épocas los pequeños han tenido que expiar por la tontería
de los grandes.
Jean de la Fontaine.
La historia es el testimonio de los tiempos, luz de verdad,vida de la
memoria, maestra de la vida, anunciadora de lo porvenir.
Marco Tulio Cicerón.
Prefiero vivir un día en la tierra que cien años en la historia.
Anónimo.
La historia es una galería de cuadros donde hay pocos originales y
muchas copias.
Charles Alexis de Tocqueville.
Dicen que la historia se repite. Pero lo cierto es que sus lecciones no se
aprovechan.
C. See.
Ni hombres ni hechos derivan grandeza permanente sino de su
asimilación con una época o con una nación.
José Martí.
Hombre:
El más elevado tipo de hombre es el que obra antes de hablar, y profesa
lo que practica.
Confucio.
El hombre se cree ser siempre más de lo que es, y se estima en menos
de lo que vale.
Johan Wolfgang von Goethe.
El hombre es mortal por sus temores e inmortal por sus deseos.
Pitágoras.
El hombre justo no es el que no comete ninguna injusticia, sino el que
pudiendo ser injusto no quiere serlo.
Menandro.
El hombre más feliz es el que hace la felicidad del mayor número de
sus semejantes.
Denis Diderot.
Si queréis conocer a un hombre, revestidle de un gran poder.
Pitaco.
Cuando un hombre se levanta sobre todos los hombres de su época, van
tras él los espíritus mezquinos, como suben tras el sol del universo los
vapores de la tierra misma que ilumina, a empañar su brillantez.
Anónimo.
Las pasiones hacen vivir al hombre, la sabiduría sólo le hacen durar.
Chamfort.
Honor:
Las deudas de honor no las cobra el honrado en dinero, a tanto por la
bofetada.
José Martí.
Humildad:
También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que
alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis
pacientes para con todos.
\
I Tesalonicenses 5:14.
Una gran marcha empieza siempre por un pequeño paso.
Confucio.
Dar ostentosamente es mucho peor que no dar.
Papa Clemente XIV
Ideales:
Como los cuerpos que ruedan por un plano inclinado, así las ideas
justas, por sobre todo obstáculo y valla, llegan a logro. Será dado a
precipitar o estorbar su llegada; impedirla, jamás.- Una idea justa que
aparece, vence. Los hombres mismos que la sacaron de su cerebro, donde
la fecundaron con sus dolores, y la alimentan luego que la traen a luz, no
pueden apagar sus llamas que vuelan como alas, y abrazan a quien quiere
detenerlas.
José Martí.
El ideal está en ti, el obstáculo, para su cumplimiento está también en
ti.
Carlyle.
El hombre puede llegar a las más altas cumbres, pero no puede vivir
allí mucho tiempo.
George Bernard Shaw.
Es más fácil amar a la humanidad en su conjunto que amar al
prójimo.
Eric Hoffer.
Idea:
Cuando en los hombres se encarna un grave pensamiento, un firme
intento, una aspiración noble y legítima, los contornos del hombre se
desvanecen en los espacios sin confines de la idea.
José Martí.
Las ideas son como las mujeres. Alimentar diez cuesta menos que
vestir una sola.
P. Masson.
Las ideas son capitales que sólo ganan intereses entre las manos del
talento.
Rivarol.
Las ideas no duran mucho, hay que hacer algo con ellas.
Anónimo.
No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues
las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son
eternas.
II Corintios 4:18.
Es abominable el que se vale de una gran idea para servir a sus
esperanzas personales de gloria o poder, aunque por ellas exponga la
vida.
José Martí.
Trincheras de ideas valen más que trincheras de piedra.
José Martí.
Ignorancia:
Aconseja al ignorante, te tomará por su enemigo.
Proverbio árabe.
El primer paso de la ignorancia es presumir de saber, y muchos sabrían
si no pensasen que saben.
Baltasar Gracíán.
No hay nada más fecundo que la ignorancia consciente de sí
misma.
José Ortega y Gasset.
Ilusión:
Una ilusión eterna, o que por lo menos renace a menudo en el alma
humana, está muy cerca de la realidad.
André Maurois.
El que ve el cielo en el agua ve los peces en los árboles.
Proverbio chino.
Los pueblos se pasan más fácilmente sin pan que sin ilusiones.
Subyugados por estos seductores fantasmas, olvidan sus más caros
intereses.
Gustavo Le Bon.
Imaginación:
El que tiene imaginación y no se educa, tiene alas, pero no tiene
pies.
Charles de Montesquieu.
La imaginación, volcán de deseos, madre de espejismos...
E. Tardieu.
Ingratitud:
Los hombres suelen, si reciben un mal, escribirlo sobre el mármol; si
un bien, en el polvo.
Thomas Moorees.
La ingratitud es hija de la soberbia.
Cervantes.
No tires piedras en el manantial donde has bebido.
Probervio arameo.
Lo peor de la ingratitud es que siempre quiere tener razón.
Jacinto Benavente.
Hay tres clases de ingratos: los que se callan el favor, los que lo cobran
y los que lo vengan.
Santiago Ramón y Cajal.
Inteligencia:
La inteligencia da bondad, justicia y hermosura; como un ala,
levanta el espíritu; como una corona, hace monarca al que la
ostenta.
José Martí.
Un hombre sabio se procurará más oportunidades de las que se le
presentan.
Francis Bacon.
Lo que quiere el sabio lo busca en sí mismo; el vulgo lo busca en los
demás.
Confucio.
El filósofo siempre va a pie. Prefiere el bastón de la experiencia al
carro rápido de la fortuna.
Pitágoras.
Por los defectos de los demás el sabio corrige los propios.
Publilio Siro.
No hay nada más equitativamente repartido en el mundo que la razón;
todos creen tener suficiente.
René Descartes.
La diferencia entre un hombre inteligente y un tonto radica en que
aquél se repone fácilmente de sus fracasos, mientras nunca logra éste
reponerse de sus éxitos.
Sacha Guitry.
Hay la misma diferencia entre un sabio y un ignorante que entre un
hombre vivo y un cadáver.
Aristóteles.
Inteligencia militar son dos términos contradictorios.
Julius Marx (Groucho).
La mejor manera de hacer carrera es transmitir a los demás la
impresión de que ayudarte sería para ellos de gran provecho.
Jean de la Bruyére.
La vista siempre debe aprender de la razón.
Johannes Kepler.
La sabiduría inútil sólo se diferencia de la tontería en que da mucho
más trabajo.
Probervio sueco.
Invertir en conocimientos produce siempre los mejores intereses.
Benjamín Franklin.
Mientras los necios deciden, los inteligentes deliberan.
Plutarco.
Un experto es quien no conoce todas las respuestas, pero está seguro
de poder hallarlas con un estudio generosamente financiado.
Ivern Ball.
Juramento:
El mejor método para cumplir con la palabra empeñada es no darla
jamás.
Napoleón Bonaparte.
Un mentiroso siempre es pródigo en juramentos.
Corneille.
Escribir los juramentos sobre las cenizas.
Folónido.
Justicia:
Ser bueno es fácil; lo difícil es ser justo.
Víctor Hugo.
El que no castiga el mal manda que se haga.
Leonardo da Vinci.
El poder terrestre que más se aproxima a Dios, es la justicia templada
por la clemencia.
William Shakespeare.
El hombre justo no es el que no comete ninguna injusticia, sino el que
pudiendo ser injusto, no quiere serlo.
Menandro.
El hombre honrado es el que mide su derecho por su deber.
Jean-Baptiste-Henri Lacordaire.
No está la justicia en las palabras de la ley.
Alfonso de la Torre.
Cuatro características corresponde al juez: escuchar cortésmente,
responder sabiamente, ponderar prudentemente y decidir imparcialmente.
Sócrates.
Si acaso doblares la vara de la justicia, no sea con el peso de la dádiva,
sino con el de la misericordia.
Cervantes.
Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia,
porque de ellos es el reino de los cielos.
Mateo 5:10.
Sé justo antes de ser generoso; sé humano antes de ser justo.
Fernán Caballero.
Lo que consideramos como justicia es con mucha frecuencia una
injusticia cometida en favor nuestro.
Reveillere.
La ciencia que se aparta de la justicia, más que ciencia debería llamarse
astucia.
Marco Tulio Cicerón.
Es bastante más fácil ser caritativo que justo.
Arturo Graf.
La absolución del culpable es la condena del juez.
Publio Siro.
Todos obedecen con gusto cuando el que manda es justo.
Proverbio castellano.
No decidas hasta haber oído a ambos.
Anónimo.
Donde hay justicia no hay pobreza.
Confucio.
Yo declaro que la justicia no es otra cosa que la conveniencia del más
fuerte.
Platón.
Juventud:
Toda hora perdida en la juventud es una probabilidad de desgracia en el
porvenir.
Napoleón Bonaparte.
Los viejos desconfían de la juventud porque han sido jóvenes.
William Shakespeare.
La juventud quiere mejor ser estimulada que instruida.
Johann Wolfgang von Goethe.
Los jóvenes son como las plantas: por los primeros frutos se ve lo que
podemos esperar en el porvenir.
Demócrates.
Juzgar:
No juzguéis a los demás, si no queréis ser juzgados.
Jesucristo.
Sólo después de muerto se puede juzgar a un hombre.
Napoleón Bonaparte.
Antes de juzgar al prójimo, pongámosle a él en nuestro lugar, y a
nosotros en el suyo; y a buen seguro que será entonces cuando nuestro
juicio sea recto y equitativo.
San Francisco de Sales.
Un hombre que juzga a otro hombre es un espectáculo que me haría
estallar de risa, si no me diese piedad.
G. Flaubert.
Nadie puede justamente censurar o condenar a otro, porque
verdaderamente nadie conoce perfectamente a otro.
Thomas Browne.
Lágrimas:
Las lágrimas son la sangre del alma.
San Agustín.
Las lágrimas derramadas son amargas, pero más amargas son las que
no se derraman.
Proverbio irlandés.
Cada lágrima enseña a los mortales una verdad.
Ugo Fóscolo.
Nada se seca más deprisa que una lágrima.
Apolonio de Rodas.
Después de la propia sangre, lo mejor que un hombre puede derramar
es una lágrima.
Lamartine.
Lamento:
La exageración en los lamentos es un presagio de pronto olvido.
Anónimo.
Los que más se lamentan son los que menos sufren.
Tácito.
Nunca debe un hombre lamentarse de los tiempos en que se vive, pues
esto no le servirá de nada. En cambio, en su poder está el mejorarlos.
Carlyle.
Lectura:
La lectura es una conversación con los hombre más ilustres de los
siglos pasados.
René Descartes.
Cuando era joven leía casi siempre para aprender; hoy, a veces, leo
para olvidar.
Giovanni Papini.
Leemos, no para contradecir e impugnar, ni para creer y aceptar, sino
para pensar y considerar.
Francis Bacon.
Cuando se hace uno viejo le gusta más releer que leer.
Pío Baroja.
El que sabe leer sabe ya la más difícil de las artes.
Duclós.
Leer y entender, es algo; leer y sentir, es mucho; leer y pensar es
cuanto puede desearse.
Anónimo.
Leyes:
Perdió su majestad, por haber comprometido la de las leyes.
José Martí.
Hay tantas leyes, que nadie está seguro de no ser colgado.
Napoleón Bonaparte.
Todas las leyes que se dictan tienen por base la desconfianza; ninguna
descansa en la virtud de los ciudadanos.
Laboulaye.
Las leyes inútiles debilitan las necesarias.
Charles de Montesquieu.
En todas partes los más fuertes han hecho las leyes y han oprimido a
los débiles.
Turgot.
En tiempos de corrupción es cuando más leyes se dan.
Condillac.
Las malas leyes hallarán siempre, y contribuirán a formar, hombres
peores que ellas, encargados de ejecutarlas.
Concepción Arenal.
Con tanto ardor deben pelear los ciudadanos por la defensa de las leyes,
como por la de sus murallas, no siendo menos necesarias aquéllas que
éstas para la conservación de la ciudad.
Heráclito.
El buen ciudadano debe seguir las leyes malas, para no estimular al mal
ciudadano a violar las buenas.
Sócrates.
Libertad:
Terrible es, libertad, hablar de ti para el que no te tiene.
José Martí.
La libertad cuesta muy cara, y es necesario o resignarse a vivir sin ella
o decidirse a comprarla por su precio.
José Martí.
La libertad, querido Sancho, es uno de los más preciosos dones que a
los hombres dieron los cielos. Con ella no pueden igualarse los tesoros
que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad se puede y debe
aventurar la vida.
Cervantes.
La verdadera libertad del hombre consiste en que halle el camino recto
y en que ande por él sin vacilaciones.
Carlyle.
La verdadera libertad es sujetarse a las leyes de la razón.
Plutarco.
La libertad del entendimiento consiste en ser esclavo de la verdad y la
libertad de la voluntad en ser esclavo de la virtud.
Jaime Balmes.
La libertad primero hay que aceptarla, después planificarla y
finalmente disfrutarla.
Paco Rabanne.
Para alcanzar la libertad sólo hay un camino: el desprecio de las cosas
que no dependen de nosotros.
Epicteto.
La libertad es el derecho a escoger a las personas que tendrán el
derecho a limitárnosla.
Harry S. Truman.
La libertad no consiste en hacer lo que se quiere; sino en hacer lo que
se debe.
Anónimo.
La libertad es aquella facultad que aumenta la utilidad de todas las
demás facultades.
Immanuel Kant.
Libro:
Los libros calman, consuelan, enriquecen y redimen.
José Martí.
Algunos libros son probados, otros devorados, poquísimos masticados
y digeridos.
Francis Bacon.
Los funcionarios son como los libros de una biblioteca: los que están
en los lugares más altos son los que menos sirven.
Paul Masson.
La lectura de un buen libro es un diálogo incesante en que el libro
habla y el alma contesta.
André Maurois.
No he sufrido nunca una pena que una hora de lectura no me haya
quitado.
Charles Montesquieu.
Por el grosor del polvo en los libros de una biblioteca pública puede
medirse la cultura de un pueblo.
John Steinbeck.
No hay libro tan malo del que no se pueda aprender algo bueno.
Cayo Plinio Cacilio Secundo (el Joven).
Un buen libro es aquel que se abre con expectación y se cierra con
provecho.
Louise May Alcott.
Llama:
Agradece a la llama su luz, pero no olvides el pie del candil que
constante y paciente la sostiene en la sombra.
Rabindranath Tagore.
Llanto:
No rías nunca de las lágrimas de un niño. Todos los dolores son
iguales.
Leberghe.
El llanto de un heredero es una risa disfrazada.
Publio Siro.
Llorar:
Si lloras por haber perdido el Sol, las lágrimas no te dejarán ver las
estrellas.
Rabindranath Tagore.
Repara uno sus faltas cuando llora.
Bossuet.
El hombre llora; he aquí un bello privilegio.
Delille.
Madre:
Muchas maravillas hay en el Universo; pero la obra maestra de la
creación es el corazón materno.
Bersot.
Contemplado el mundo se puede dudar de la mujer; pero ya no es
posible dudar más mirando la propia madre.
Lacordaire.
El hombre es estimable cuando es hombre. La mujer es estimada
cuando es madre.
R. Boleda.
El corazón de la madre es el único capital del sentimiento que nunca
quiebra, y con el cual se puede contar siempre y en todo tiempo con toda
seguridad.
Montegazza.
Madres, en vuestras manos tenéis la salvación del mundo.
León Tolstoi.
Delante de una mujer nunca olvides a tu madre.
Constancio C. Vigil.
Mal:
Los malvados no necesitan del castigo de Dios ni de los hombres,
porque su vida corrompida y atormentada es para ellos un castigo
continuo.
Plutarco.
De virtud hay una especie, de maldad hay muchas.
Platón.
Las maldiciones, como las procesiones, vuelven a su punto de
partida.
Proverbio italiano.
El mayor número de males que padece el hombre provienen del
hombre mismo.
Plinio.
Todos tenemos la fuerza necesaria para soportar los males ajenos.
Duque de la Rochefoucauld.
Nadie habla en nuestra presencia del mismo modo que en nuestra
ausencia. La sociedad humana está fundada en este mutuo engaño.
Blaise Pascal.
No hay monstruo más temible que un hombre que reúne un malvado
corazón a un sublime talento.
Barón de Holbach.
Hay malvados que serían menos peligrosos si no tuviesen ningun
bondad.
Duque de la Rochefoucauld.
Los malos ejemplos son más dañosos que los crímenes.
Charles de Montesquieu.
Hacer mal por voluntad es peor que hacerlo por fuerza.
Aristóteles.
El mal que cada uno lleva en sí, lo castiga duramente en los demás.
Hippel.
Para hacer el mal cualquiera es poderoso.
Fray Luis de León.
No hagáis mal a nadie, ya sea perjudicándole, o ya omitiendo el hacer
el bien a que os obliga vuestro deber.
Benjamín Franklin.
Si el cuerpo es derecho, no importa que la sombre sea torcida.
Proverbio chino.
Medicina:
La naturaleza es el gran médico y el hombre posee a este en sí
mismo.
Paracelso.
Cuando un médico va detrás del féretro de su paciente, a veces la causa
sigue al efecto.
Robert Koch.
El arte de la medicina consiste en mantener al paciente en buen estado
de ánimo mientras la naturaleza le va curando.
Voltaire.
Los fallos de los cocineros se tapan con las salsas, los de los arquitectos
con flores y los del médico... con tierra.
Anónimo.
El aire natal es una medicina universal.
Aforismo médico.
Casi todos los hombres mueren de sus medicinas, no de sus
enfermedades.
Moliére.
Los médicos, como las cervezas, mejor cuanto más viejos.
Thomas Fuller.
Cuando un médico ignora lo que tiene el enfermo, pide la ayuda de un
compañero y cobra el doble. Y es que la ignorancia se ha de pagar más
cara.
Santiago Rusiñol.
Lo más difícil del arte de la medicina no es salvar de la muerte, sino
salvar de la enfermedad.
Axioma médico.
La única parte realmente útil de la medicina es la higiene. La higiene,
empero, es más bien una virtud que una ciencia
Jean Jacques Rousseau.
Moda:
Si alguien se vuelve para mirar tu traje, es que no vas bien
vestido.
George Bryan Brummel.
El cambio de moda es el impuesto que la industria del pobre carga
sobre la vanidad del rico.
Chamfort.
La moda es un paradójico fenómeno social: su éxito anuncia ya su
caída; su consagración, sus funerales.
Lola Gavarrón.
Las mujeres necias siguen la moda, las pretenciosas la exageran; pero
las mujeres de buen gusto pactan con ella.
Marquesa de Chatelet.
Las mujeres empañadas en ser las primeras en lucir la última creación
de la moda son justamente las que no deberían hacerlo.
Ives Saint-Laurent.
Modales:
Es necesario tener tanta discreción para dar consejos, como docilidad
para recibirlos.
Duque de la Rochefoucauld.
La cortesía no cuesta nada y gana mucho.
Lady Mary Worthley Montagu.
Moral:
La humanidad tiene una moral doble: una, que predica y no practica, y
otra, que practica y no predica.
Bertrand Russell.
La moral descansa naturalmente en el sentimiento.
Anatole France.
Para la política, el hombre es un medio; para la moral, es un
fin.
Herder.
Moral es lo que nos permite ser fieles a nosotros mismos.
Jeanne Moreau.
Los valores morales se pierden sepultados por los económicos.
José Luis Aranguren.
Los proverbios son los gérmenes de la moral.
Plutarco.
Me interesa la moral, a condición de que no haya sermones.
Patricia Highsmith.
La sumisión y tolerancia no es el camino de la moral, pero sí con
frecuencia el más cómodo.
Martin Luther King.
Muerte:
El desprecio de la muerte, he ahí el principio de la fuerza moral.
Lacordaire.
Nada falta en los funerales de los ricos, salvo que alguien que sienta su
muerte.
Proverbio chino.
Nacer es comenzar a morir.
Teófilo Gautier.
Una vez terminado el juego, el rey y el peón vuelven a la misma
caja.
Proverbio italiano.
Vivir en el corazón de los que dejamos atrás no es morir.
T. Campbell.
He meditado a menudo sobre la muerte y encuentro que es el menor de
todos los males.
Francis Bacon.
El que está para morir siempre suele hablar verdades.
Cervantes.
Quien le enseña al hombre a morir, le enseña a vivir.
Montaigne.
Un bello morir honra toda una vida.
Francesco Petrarca.
La necesidad de morir proporciona al hombre sabio una razón para
soportar las penas de la vida.
Jean Jacques Jacobo Rousseau.
Los moribundos que hablan de su testamento pueden confiar en ser
escuchados como si fueran oráculos.
Jean de la Bruyére.
No teme la muerte quien sabe despreciar la vida.
Catón.
Como un mar, alrededor de la soleada isla de la vida, la muerte canta
noche y día su canción sin fin.
Rabindranath Tagore.
Los que hacen mucho ruido cuando viven reposan tras su muerte en
tanto silencio como los que no lo han hecho.
Jonathan Edwards.
Diferentes en la vida, los hombres son semejantes en la muerte.
Lao Tsé.
Morir gloriosamente es un beneficio de los dioses.
Esquilo.
La muerte es el remedio de todos los males; pero no debemos echar
mano de éste hasta última hora.
Moliére.
Nada es más fácil que censurar a los muertos.
Cayo Julio César.
El hombre es mortal por sus temores e inmortal por sus deseos.
Pitágoras.
Yo alzaré al mundo. Pero mi único deseo sería pegarme allí, al último
tronco, al último peleador: morir callado.
José Martí.
Al hombre le es más fácil morir con honra que pensar con
orden.
José Martí.
Aquel que es capaz de algo y muere sin que le haya llegado su hora,
muere en calma, que en alguna parte le llegará. Y si no llega, bien está;
que ya es bastante grande el que es capaz de serlo.
José Martí.
Mundo:
Dadme un punto de apoyo y levantaré el mundo.
Arquímedes.
El mundo es un extraño teatro en el que se encuentran momentos en los
que las peores piezas obtienen el mayor de los éxitos.
Alexis de Tocqueville.
El fondo del corazón está más lejos que el fin del mundo.
Proverbio danés.
En este mundo, los errores se expían como si fuesen crímenes.
Armado Palacio Valdés.
En tu lucha contra el resto del mundo, te aconsejo que te pongas del
lado del resto del mundo.
Franz Kafka.
Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede reconocérsele
por este signo: todos los necios se conjuran contra él.
Jonathan Swift.
Nación:
Una nación que quiere agradar a todos, merece ser despreciada por
todos.
Lichtenberg.
Se puede aplastar a una nación religiosa, más no dividirla.
Napoleón Bonaparte.
Naturaleza:
El único camino abierto a la prosperidad constante y fácil es el de
conocer, cultivar y aprovechar los elementos inagotables e infatigables de
la naturaleza.
José Martí.
La naturaleza es la mejor maestra de la verdad.
San Ambrosio.
En la naturaleza no hay nada superfluo.
Averroes.
A la naturaleza no se la vence sino siguiéndola.
Francis Bacon.
La naturaleza obra sin maestros.
Hipócrates.
La naturaleza es el trono exterior de la magnificencia divina.
Buffon.
El perro permanece perro, aunque sea criado entre leones.
Proverbio danés.
La naturaleza es grande en las grandes cosas, pero es grandísima en las
pequeñas.
Saint-Pierre.
En campos como en ciudades, urge sustituir el conocimiento indirecto
y estéril de los libros, con el conocimiento directo y fecundo de la
naturaleza.
José Martí.
No hay contradicción entre la erudición y la barbarie, sino entre la falsa
erudición y la naturaleza.
José Martí.
Necesidad:
Cuando la necesidad nos arranca palabras sinceras, cae la máscara y
aparece el hombre.
Lucrecio.
No esperes que tu amigo venga a descubrirse la necesidad.
Juan Luis Vives.
Cuantas menos necesidades tengáis, más libres seréis.
César Cantú.
Niño:
Los niños son la esperanza del mundo.
José Martí.
Cada niño, al nacer, nos trae el mensaje de que Dios no ha perdido aún
la esperanza en los hombres.
Rabindranath Tagore.
La mejor alabanza que se le puede hacer a un hombre es compararlo a
un niño.
Constancio C. Vigil.
Nada más sagrado que un niño, guardián de la eternidad en el tiempo,
ante quien es una tremenda realidad el misterio del porvenir.
Miguel de Unamuno.
Nobleza:
La corona de la verdadera nobleza es una corona de espinas.
Carlyle.
La nobleza del hombre procede de la virtud, no del nacimiento.
Epicteto.
Noble se puede llamar al que por su naturaleza es inclinado a la
virtud.
Lucio Anneo Séneca.
Nada como la sangre,señor, en los caballos, en los perros, y en los
hombres.
Tackeray.
Novela:
Las novelas son la historia de los deseos humanos.
Napoleón Bonaparte.
La historia es la novela de los hechos, y la novela es la historia de los
sentimientos.
Helvecio.
Obedecer:
Obedecer es el deber nuestro, es nuestro destino, y aquél que no quiera
someterse a la obediencia será necesariamente despedazado.
Carlyle.
Es muy difícil someter a la obediencia a aquel que no busca
mandar.
Jean Jacques Rousseau.
La obediencia simula subordinación, lo mismo que el miedo a la
policía simula honradez.
George Bernard Shaw.
Trata de poner en la obediencia tanta dignidad como en el
mandar.
A. Chauvilliers.
Quien obedece al timón, obedecerá al escollo.
Anónimo.
El pueblo no obedece las leyes si no le dan ejemplo de obediencia los
magistrados.
Licurgo.
Obrar:
El hombre superior es modesto en el hablar, pero abundante en el
obrar.
Confucio.
Obra como si la máxima de tu voluntad y de tu conducta, fuese a ser
declarada código universal para todos los hombres.
Inmanuel Kant.
Piensen como quieran de ti las gentes, obra según te parezca justo.
Mantente indiferente a la alabanza y al vituperio.
Pitágoras.
Ocio:
La ociosidad, camina con tanta lentitud, que todos los vicios la
alcanzan.
Benjamín Franklin.
Una vida ociosa es una muerte anticipada.
Johann Wolfgang von Goethe.
La ociosidad es padre y madre de todos los vicios.
Juan Luis Vives.
El ocio destruyó las ciudades prósperas.
Cátulo.
Rico o pobre, potente o débil, todo ciudadano ocioso es un
bribón.
Jean Jacques Rousseau.
El ocioso es un reloj sin manecillas; tan inútil si marcha como si está
parado.
Cowper.
Odio:
Es un criminal el que promueva en Cuba odios, o se aproveche de los
que existen.
José Martí.
El odio no se quita con el tormento, ni se expía por el martirio, ni se
borra con sangre derramada.
San Isidro.
Odiar es un despilfarro del corazón, y el corazón es nuestro mayor
tesoro.
Noel Clarasó.
No se odia mientras se menosprecia. No se odia más que al igual o al
superior.
Nietzsche.
Odiar a alguien es otorgarle demasiada importancia.
Anónimo.
Y nunca el odio llega a ser tan fatal para un soberano como el general
desprecio.
Stefan Zweig.
No honres con tu odio a quien no podrías honrar con tu amor.
Hebbel.
Opinión:
Lo que perturba a los hombres no son precisamente las cosas, sino la
opinión que de ellas se forman.
Epicteto.
El hombre es en verdad un animal gregario, puede que le guste pasear a
solas, pero odia quedarse sólo en sus opiniones.
Anónimo.
La regla y medida de nuestros actos son nuestras opiniones.
Epicteto.
Las opiniones no se deben combatir sino por medio del raciocinio. A
las ideas no se las fusila.
Rivarol.
Un hombre convencido contra su voluntad, sigue siendo de la misma
opinión.
Anónimo.
Una conclusión es el lugar donde llegaste cansado de pensar.
Anónimo.
Los débiles tiemblan ante la opinión, los tontos las desafían, los sabios
la juzgan, los expertos la dirigen.
Marie Jeanne Roland de la Platerie.
La fuerza de la opinión general es irresistible. El que la crea la domina,
el que no sabe creerla debe someterse a ella.
Wallace Stevens.
Hace siglos que la opinión pública es la peor de las opiniones.
Nicolás-Sebastien Roch (Chamfort).
También el silencio es una opinión a veces.
Anónimo.
Optimismo:
El pesimista se queja del viento; el optimista espera que cambie, el
realista ajusta las velas.
William George Ward.
Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad, un pesimista ve
una calamidad en toda oportunidad.
Winston Churchill.
El optimista es el que os mira a los ojos; pesimista, el que os mira a los
pies.
Gilbert Keith Chesterton.
Un pesimista es una persona que espera lo peor y está aferrada a lo
mejor.
Werner Kraus.
Un pesimista es un optimista con experiencia.
Franois Truffaut.
Orgullo:
El hombre más noble es digno pero no orgulloso; el inferior es
orgulloso, pero no es digno.
Confucio.
El orgullo es la fuente de todas las enfermedades, porque es la fuente
de todos los vicios.
San Agustín.
El que quiera ser el centro de una reunión, mejor que no acuda.
Audrey Hepburn.
El orgullo es el complemento de la ignorancia.
Fontenelle.
Cuando apuntes con el dedo, recuerda que otros tres dedos te señalan a
ti.
Proverbio Inglés.
Si no tuviéramos orgullo no nos lamentaríamos del orgullo
ajeno.
Duque de la Rochefoucauld.
Oro:
El oro es como las mujeres, que todos dicen mal de ellas y todos las
desean.
Félix Lope de Vega y Carpio.
El oro, a la par que el más puro de los metales, es mayor de los
corruptores.
Sanial-Dubay.
Triste sino el del oro: todos lo desprecian y todos lo desean.
José María Tallada.
Padre:
Tener hijos no le convierte a uno en padre, del mismo modo en que
tener un piano no le vuelve pianista.
Michael Levine.
Palabra:
Una sola palabra basta para destruir la dicha de los hombres.
Johann Wolfgang von Goethe.
Si los hombres han nacido con dos ojos, dos orejas y una sola lengua es
porque se debe escuchar y mirar dos veces antes de hablar.
Madame de Sevigné.
No abras los labios si no estás seguro de que lo que vas a decir es más
hermoso que el silencio.
Proverbio árabe
A veces, en una sola palabra se conserva vinculada la memoria de
largas operaciones mentales, y en pronunciarla o leerla se desmadeja en
nuestro interior el hilo de conocimientos adquiridos durante largos años en
que se encierra tal vez el fruto de los trabajos de la humanidad durante
muchos siglos.
Jaime Balmes.
Una palabra debe ser vestida como una diosa y elevarse como un
pájaro.
Proverbio tibetano.
Una palabra hiere más profundamente que una espada.
Burton.
Manejar el silencio es más difícil que manejar la palabra.
Georges Clemenceau.
La palabra es el vehículo de la inteligencia, y la inteligencia es la
señora del mundo material.
Benjamín Constant.
Pensamientos tontos los tenemos todos, pero el sabio se los
calla.
Wilhelm Busch.
El hombre muere en todos aquellos que mantienen silencio ante la
tiranía.
Wole Soyinka.
Por tus palabras habrás de ser justificado y por tus palabras serás
condenado.
Jesucristo.
Las palabras elegantes no son sinceras; las palabras sinceras no son
elegantes.
Lao-Tseo.
El habla es plata; el silencio es oro.
Proverbio alemán.
Las palabras son como las hojas. Cuando abundan, poco fruto hay entre
ellas.
Pope.
Toda lengua es un templo, en el cual está encerrada, como en un
relicario, el alma del que habla.
Oliver Wendell Holmes.
La palabra es libre; la acción muda; la obediencia, ciega.
Johann Christoph Friedrich von Schiller.
Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad.
Proverbio árabe.
La diferencia entre la palabra adecuada y la casi correcta es la misma
que entre el rayo y la luciérnaga.
Mark Twain.
La idea que no trata de convertirse en palabras es una mala idea; la
palabra que no trata de convertirse en acción es, a su vez, una mala
palabra.
Gilbert Keith Chesterton.
Muchas palabras no indican mucha sabiduría.
Tales de Mileto.
Por muchos idiomas que se dominen, cuando uno se corta al afeitar,
siempre se utiliza la lengua materna.
Eddie Constantine.
Patria:
La patria no es de nadie y si es de alguien, será, y esto sólo en espíritu,
de quien la sirva con mayor desprendimiento e inteligencia.
José Martí.
El patriotismo no es un breve y frenético estallido de emoción, sino la
imperturbable y constante dedicación de toda una vida.
Adlai Stevenson.
Paz:
El corazón en paz ve una fiesta en todas las aldeas.
Provebio indio.
El mantenimiento de la paz comienza con la autosatisfacción de cada
individuo.
Dalai Lama.
Si quieres hacer la paz, no hables con tus amigos, habla con tus
enemigos.
Moshe Dayan.
No hay caminos para la paz, la paz es el camino.
Mahatma Gandhi.
Pensamiento:
El pensamiento es grande, rápido y libre; la luz del mundo y la gloria
principal del hombre.
Bertrand Russell.
La claridad es la virtud de los pensamientos profundos.
Vauvenargues.
Somos dueños de nuestros pensamientos; su ejecución sin embargo,
nos es ajena.
William Shakespeare.
Más interesante que lo que la gente dice es su pensamiento secreto, y
esto es lo que importa conocer.
Maeterlinck.
El pensamiento de un hombre es, ante todo, su nostalgia.
Albert Camus.
Los pensamientos más profundos son aquellos que parecen tan
sencillos, que todos creemos haberlos pensado nosotros mismos.
Anónimo.
Aquella teoría que no encuentre aplicación práctica en la vida es una
acrobacia del pensamiento.
Swami Vivekananda.
El pensamiento es la principal facultad del hombre, y el arte de
expresar los pensamientos es la primera de las artes.
Condillac.
La independencia del pensamiento es la más noble aristocracia.
Anatole France.
El pensamiento es la semilla de la acción.
Ralph Waldo Emerson.
El cuerpo humano es el carruaje; el yo, el hombre que lo conduce; el
pensamiento son las riendas, y los sentimientos, los caballos.
Platón.
Los pensamientos no pagan aduana, mientras no sobrepasen las
fronteras.
Stanislaw Jercy Lec.
La insurrección del pensamiento precede siempre a la de las
armas.
Wendel Phillips.
Un pensamiento es como una letra; se acepta o no según la
firma.
Anónimo.
Alimentad el espíritu con grandes pensamientos. La fe en el heroísmo
hace los héroes.
Benjamín Disraeli.
Pienso, luego existo.
Cicerón.
Pereza:
La pereza viaja tan despacio que la pobreza no tarda en
alcanzarla.
Benjamín Franklin.
Si hay un valor en la vida que tengo muy claro es tener tiempo libre
para perderlo.
Ricardo Solfa.
Desdén y pereza, van al azar, si te dominan, nada podrás
alcanzar.
Escrivá de Balaguer.
Un hombre con pereza es como un reloj sin cuerda.
Jaime Luciano Balmes.
Descansar demasiado es oxidarse.
Sir Walter Scott.
Poder:
Al poder le ocurre como al nogal, no deja crecer nada bajo su
sombra.
Antonio Gala.
El poder es el afrodisíaco más fuerte.
Henry Kissinger.
Dios se vale muchas veces de los débiles para abatir a los
poderosos.
Juan Donoso Cortés.
La moral se esgrime cuando se está en la oposición; la política, cuando
se ha obtenido el poder.
José Luis Aranguren.
Política:
Los hombres movidos por ideales han de interesarse por la
política.
Eduardo Punset.
La dictadura es el sistema de gobierno en el que lo que no está
prohibido es obligatorio.
Enrique Jardiel Poncela.
Muchos que quisieron traer luz fueron colgados de un farol.
Stanislaw Jerzy Lec.
La coalición es el arte de llevar el zapato derecho en el pie izquierdo
sin que salgan callos.
Guy Mollet.
Aunque no te ocupes de la política, ella se ocupará de ti.
Yves Montand.
El mayor castigo para quienes no se interesan por la política es que
serán gobernados por personas que sí se interesan.
Arnold Toynbee.
Un buen gobierno es como una digestión bien regularizada, mientas
funciona, casi no la percibimos.
Erskine Caldwell.
Ninguno debe obedecer a los que no tienen derecho a mandar.
Marco Tulio Cicerón.
Ojo por ojo, y el mundo acabará ciego.
Mahatma Gandhi.
Una dictadura es un estado donde todos temen a uno y uno a
todos.
Alberto Moravia.
Gobernar no es mandar, por mucha mayoría que se tenga.
Juan Luis Cebrián.
Los políticos son los mismos en todas partes. Prometen construir un
puente incluso donde no hay río.
Nikita Krushov.
La democracia no se aprende en el Parlamento, sino en casa. Ser
demócrata no es una actitud política, es una actitud ante la vida
Monserrat Roig.
La política es el arte de obtener el dinero de los ricos y el voto de los
pobres con el pretexto de proteger a los unos de los otros.
Anónimo.
La política es una guerra sin efusión de sangre; la guerra, una política
con efusión de sangre.
Mao-Tsé-Tung.
El comunismo encuentra gran audiencia allí donde no gobierna.
Henry Kissinger.
El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes
próximo y el año que viene, y de explicar después porqué no ha ocurrido.
Winston Churchill.
Vota al hombre que promete menos, será el que menos te decepcione.
William Mitchell Ramsay.
Gobernar significa rectificar.
Confucio.
Un político piensa en las próximas elecciones; un estadista, en la
próxima generación.
James Freeman Clarke.
En política siempre hay que elegir entre dos males.
Christopher Morley.
El gran enemigo de la democracia es la militarización del pensamiento
político.
Fernando Morán.
Ningún hombre es lo bastante bueno para gobernar a otro sin su
consentimiento.
Abraham Lincoln.
Los más efectivos en gobernar son los que menos ruido hacen.
John Selder.
En la naturaleza la mejor política es ser lo más conservador
posible.
Werner Heisenberg.
Gobernar es el arte de crear problemas con cuya solución mantener a la
población en vilo.
Ezra Pound.
Cuando un político muere, mucha gente acude a su entierro. Pero sólo
lo hacen para estar completamente seguros de que se encuentra de verdad
bajo tierra.
George Clemenceau.
A mal rey, peor consejero.
Torquato Tasso.
Preparar un discurso de diez minutos me cuesta un par de semanas; un
discurso de una hora, una semana, y un discurso de dos horas siempre
puedo improvisarlo.
Harold Wilson.
Los franceses hacen huelga de hambre los lunes porque sube el pan; los
martes se manifiestan porque ganan poco; los miércoles protestan por la
falta de libertades... Y el domingo votan a la derecha.
Miterrand.
El hombre de estado es un político que se sostiene derecho por la
misma presión que recibe de todas partes.
Eric Allen Johnston.
Un hombre que no vota es como en un ejército un soldado que
deserta.
José Martí.
Quejarse:
No te quejes de la nieve en el techo de tu vecino cuando también cubre
el umbral de tu casa.
Confucio.
Querer:
En la vida se obtiene todo lo que de veras se quiere. Querer es más
poderoso, más duro más laborioso, más cansado y más difícil que obrar.
Vicki Baum.
Cuanto más se quiere a una mujer, más cerca se está de odiarla.
Duque de la Rochefoucauld.
Razón:
La razón es la facultad soberana del alma, la fuente de todo
conocimiento, el principio determinativo de toda acción humana.
Platon.
Un hombre discreto ni se deja dirigir ni pretende gobernar a los demás;
sólo quiere que la razón impere exclusivamente y siempre.
Jean de la Buyére.
La razón humana es una gota de luz en un lago de tinieblas.
Cammerson.
El que quiera tener la razón y habla solo, de seguro logrará su
objetivo.
Johann Wolfgang von Goethe.
El hombre que escucha la razón está perdido. La razón esclaviza a
todos los que no son bastante fuertes para dominarla.
George Bernard Shaw.
Lo más insufrible para el hombre razonable es lo que carece de
razón.
Epicteto.
Somos todos tan limitados, que creemos siempre tener razón.
Johann Wolfgang von Goethe.
Se puede tomar por compañera la fantasía, pero se debe tener como
guía la razón.
Samuel Johnson.
Entre dos hombres iguales en fuerza, el que tiene más razón es el más
fuerte.
Pitágoras.
Religión:
Pongan otros florones y cascabeles y franjas de oro a sus retóricas;
nosotros tenemos esta noche la elocuencia de la Biblia, que es la que
mana, inquieta y regocijada como el arroyo natural, de la abundancia del
corazón.
José Martí.
Las religiones, como las luciérnagas, necesitan de oscuridad para
brillar.
Arthur Schopenhauer.
Las mujeres bonitas que no tienen religión son como las flores sin
perfume.
Heine.
Cada cual interpreta a su manera la música de los cielos.
Proverbio chino.
La religión es una cadena de oro que une la tierra con los cielos.
Young.
Los que de veras buscan a Dios, dentro de los santuarios se
ahogan.
Proverbio árabe.
Porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.
Mateo 11:30.
La religión está en el corazón y no en las rodillas.
Douglas William Jerrold.
Si Dios es verdaderamente justo me juzgará por mis actos; y no por mis
creencias.
Felipe Poey.
Reputación:
Una mala reputación es una carga, ligera de levantar, pesada de llevar,
difícil de descargar.
Hesiodo.
Cuida tu reputación, no por vanidad, sino para no dañar tu obra, y por
amor a la verdad.
Enrique Federico Amiel.
El que sólo practica la virtud para conquistar una gran reputación está
muy cerca de caer en el vicio.
Napoleón Bonaparte.
El que tienen una mala reputación está medio ahorcado.
Proverbio inglés.
La reputación de un hombre es como su sombra, que unas veces le
sigue y otras le precede; unas veces parece más larga que él y otras más
corta.
Jean Jacques Rousseau.
Muchas personas cuidan de su reputación, y no cuidan de su
conciencia.
Publio Siro.
El desprecio de la reputación conduce al desprecio de la virtud.
Tácito.
Se acusa al lobo, culpable o no.
Zenobio.
Riqueza:
No desees y serás el hombre más rico del mundo.
Cervantes.
¿Quieres ser rico? Pues no te afanes en aumentar tus bienes, sino en
disminuir tu codicia.
Epicuro.
Se precisa tener el apetito del pobre para gozar de la riqueza del
rico.
Rivarol.
El que no considera lo que tiene como la riqueza más grande, es
desdichado, aunque sea dueño del mundo.
Epicuro.
La riqueza consiste mucho más en el disfrute que en la posesión.
Aristóteles.
El hombre es rico desde el momento que ha sabido familiarizarse con
la escasez.
Epicuro.
El medio más seguro de permanecer pobre es ser honrado.
Anónimo.
El rico no gozaría nada si le faltase la envidia de los demás.
A. Panzini.
¡Sólo perdura, y es para bien, la riqueza que se crea, y la libertad que se
conquista, con las propias manos!.
José Martí .
Saber:
Si te aprovechas de las lecciones de la sabiduría vivirás en todas partes
sin disgusto y serás feliz en tu estado; la riqueza te dará placer porque
tendrás mayores medios de hacer bien a muchos; la pobreza, porque te
hallarás con menos inquietudes y sobresaltos; la gloria, porque te verás
honrado; la oscuridad, porque serás menos envidiado.
Plutarco.
El saber no es un almacén para ganancias y ventas, sino un rico
depósito para la gloria del Creador y el consuelo de la condición del
hombre.
Francis Bacon.
Nada es extraño ni extraordinario para los sabios.
Antístenes.
El saber es la única propiedad que no puede perderse.
Bías.
Un hombre no es más que lo que sabe.
Francis Bacon.
A quien daña el saber, homicida es de sí mismo.
Pedro Calderón de la Barca.
La sabiduría sirve de freno a la juventud, de consuelo a los viejos, de
riqueza a los pobres y de ornato a los ricos.
Diógenes.
El viento de la adversidad no sopla jamás sobre el reino de la
sabiduría.
Proverbio persa.
El que parece sabio entre los tontos parece tonto entre los
sabios.
Quintiliano.
Saber y saberlo demostrar, es valer dos veces.
Baltasar Gracián.
Estudia no para saber algo más sino para saber algo mejor.
Lucio Anneo Séneca.
Quien más sabe, más duda.
Anónimo.
La única cosa que sé es saber que nada sé; y esto cabalmente me
distingue de los demás filósofos, que creen saberlo todo.
Sócrates.
Arguye sabiduría, el saber agradar cuando conviene.
Terencio.
Muchos habrían podido llegar a la sabiduría si no se hubiesen creído ya
suficiente sabios.
Juan Luis Vives.
El sabio no sigue los mandamientos de las leyes, sino los de la
virtud.
Antístenes.
Los sabios tienen sobre los ignorantes las mismas ventajas que los
vivos sobre los muertos.
Aristóteles.
A la verdad, el sabio está sujeto a las pasiones; más toda la
impetuosidad de éstas, nada puede contra su virtud.
Epicuro.
Los que están en el taller del sol, no tienen miedo a la nube.
José Martí.
La tinta más débil vale más que la mejor memoria.
Proverbio Chino.
Soledad:
Jamás hallé compañero más sociable que la soledad.
Henry D. Toureau.
La soledad es el precio de la libertad.
Carmen Díez de Ribera.
Los recuerdos no pueblan nuestra soledad, como suele decirse; antes al
contrario, la hacen más profunda.
Gustave Flauvert.
Sólo en soledad se siente la sed de verdad.
María Zambrano.
Talento:
El talento es como la salud, que cuando se disfruta es cuando menos se
conoce.
Helvecio.
Los grandes talentos alarman e intimidan a los incapaces, y no tienen la
docilidad que se requiere para agradar a los hombres justos.
Barón de Holfach.
Bienaventurado el que tiene talento y dinero, porque empleará bien este
último.
Charles de Montesquieu.
El hombre de talento es aquel que lo sabe todo por instinto.
Píndaro.
Temer:
Quien mucho desea, mucho teme.
Cervantes.
Es fácil temer, pero penoso; respetar es difícil, pero más dulce.
Johann Wolfgang von Goethe.
No temáis a los que matan el cuerpo y no pueden matar el alma.
Jesucristo.
Temed al que os teme.
Proverbio persa.
Quien vive temeroso, no será nunca libre.
Horacio.
El temeroso huye de aquello mismo que pudiera auxiliarse.
Quintiliano.
El temor es un estado de debilidad inerte durante el cual todo enemigo
puede vencernos fácilmente.
Johan Wolfgang von Goethe.
El temor y la esperanza nacen juntos y juntos mueren.
Metastasio.
El temor es la medida de las cualidades del ánimo.
Virgilio.
Tiempo:
El tiempo es la medida de los negocios, como el dinero lo es de las
mercancías.
Francis Bacon.
Si amas la vida, economiza el tiempo, porque de tiempo se compone la
vida.
Benjamín Franklin.
La paciencia es amarga, pero sus frutos son dulces.
Jean-Jacques Rosseau.
El tiempo es como un río que arrastra rápidamente todo lo que
nace.
Marco Aurelio.
Cuanto más tiempo dura una disputa, más lejos nos hallamos del final.
Samuel Butler.
Tiranía:
Un pueblo no es la voluntad de un hombre solo, por pura que ella sea,
ni el empeño pueril de realizar en una agrupación humana el ideal
candoroso de un espíritu celeste, ciego graduado de la universidad
bamboleante de las nubes.
José Martí.
No hay peor tiranía que la que se ejerce a la sombra de las leyes y bajo
el calor de la justicia.
Charles de Montesquieu.
Todo hombre debe ser soldado cuando se trata de combatir la
tiranía.
Condorcet.
El terror, erigido en sistema, es una prueba de debilidad.
G. Mazzini.
Cuando se busca el modo de hacerse temer se encuentra siempre
primero el de hacerse odiar.
Charles de Montesquieu.
La tiranía más insoportable es la tiranía de los subalternos.
Napoleón Bonaparte.
Muchos de los hombres que saben como se mata a un tirano no sabe
como se gobierna un país.
Víctor Ruiz Iriarte.
No hay peores tiranos que los esclavos, ni hombres más soberbios que
los salidos de la nada.
Lamartine.
No hay para odiar la tiranía como vivir bajo ella.
José Martí.
Trabajo:
El trabajo es lo más divertido, podríamos pasarnos horas
observándolo.
Anónimo.
El trabajo es el único capital no sujeto a quiebras.
La Fontaine.
El trabajo nos hace sentir fuertes, y en esto consiste nuestro mayor
placer.
J.von Miller.
Del trabajo proviene cuanto de grande hay en el hombre, y la
civilización es su producto.
Smiles.
El trabajo desgasta, pero pule y abrillanta; el ocio embota, enmohece y
destruye.
Anónimo.
A menudo cambiamos de empleo, de amigos y de cónyuge, en vez de
cambiarnos a nosotros mismos.
Akbarali Jetha.
El trabajo nos alivia el dolor.
William Shakespeare.
Un hombre feliz es aquel que durante el día, por su trabajo, y por la
noche, por su cansancio, no tiene tiempo de pensar en sus cosas.
Gary Cooper.
El placer que acompaña al trabajo pone en olvido la fatiga.
Horacio.
Para verdades trabajamos, y no para sueños.
José Martí.
Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones,
sabiendo que la tribulación produce la paciencia.
Romanos 5:3.
Cuando he estado trabajando todo el día, un buen anochecer sale a
recibirme.
Goethe.
Tristeza:
El alma triste en los gustos llora.
Mateo Alemán.
La tristeza ocupa siempre lo interior de las alegrías del hombre.
Chateaubriand.
El verdadero dolor es el que se sufre sin testigos.
Marco Valerio Marcial.
Si tu mal tiene remedio ¿Porqué te afliges? Si no lo tiene, ¿Porqué te
afliges?.
Proverbio inglés.
La corona real no quita el dolor de cabeza.
George Herbert.
Toda ciencia viene del dolor. El dolor busca siempre la causa de las
cosas, mientras que el bienestar se inclina a estar quieto y no volver la
mirada atrás.
Stefan Zweig.
La tristeza es un muro entre dos jardines.
Kahlil Gibran.
Quien sabe de dolor todo lo sabe.
Dante Alighieri.
En la medida en que el sufrimiento de los niños está permitido, no
existe amor verdadero en este mundo.
Isidora Duncan.
Triunfar:
Quien intenta triunfar, no inspire miedo: que nada triunfa contra el
instinto de conservación amenazado.
José Martí.
Util:
La obra humana más bella es la de ser útil al prójimo.
Sófocles.
Valor:
De frailes que le niegan a Colón la posibilidad de descubrir el paso
nuevo está lleno el mundo, repleto de frailes. Lo que importa no es
sentarse con los frailes, sino embarcarse en las carabelas de Colón.
José Martí.
El hombre de perfecta bondad posee cierto valor, pero el valiente no es
necesariamente bueno.
Confucio.
La llave del éxito en la vida es el conocimiento del valor de las
cosas.
John Boyle O'Reilly.
El valor y la sagacidad son tan comunes en los salteadores de caminos,
como en los héroes.
Federico el Grande.
El hombre vulgar que tiene valor sin rectitud, no es más que un
bandido.
Confucio.
En el fondo son las relaciones con las personas lo que da valor a la
vida.
Guillermo von Humboldt.
No se puede responder del valor propio cuando nunca se ha estado en
peligro.
Duque de la Rochefoucauld.
El valor, no ayudado de la fortuna, muere bañado en sangre sin
recompensa.
Axel Munthe.
El valor no se falsifica; es una virtud que escapa a la hipocresía.
Napoleón Bonaparte.
Valor y querer, facilitan el vencer.
Proverbio castellano.
No nos hace falta valor para emprender ciertas cosas porque sean
difíciles, sino que son difíciles porque nos falta valor para
emprenderlas.
Lucio Anneo Séneca.
El hombre valeroso debe ser siempre cortés y debe hacerse respetar
antes que temer.
Quilón.
¡Paso a los que no tienen miedo a la luz: claridad para los que tiemblan
con sus rayos!.
José Martí.
Venganza:
La venganza es sólo un placer de pequeñas almas.
Juvenal.
El verdadero modo de vengarse de un enemigo es no parecérsele.
Marco Aurelio.
Usar de venganza con el más fuerte es locura; con el igual es peligroso,
y con el inferior es vileza.
Metastasio.
En la venganza, el débil es siempre el más feroz.
Reugesem.
No puede herirnos la injuria sino cuando la recordamos; por ello
la mayor venganza es el olvido.
Harold Hard Crane.
Quien se venga después de la victoria es indigno de vencer.
Voltaire.
La venganza es el manjar más sabroso condimentado en el
infierno.
Walter Scott.
Verdad:
Sólo la verdad os hará libres.
San Pablo.
Sáquese a lucir y a incendiar las almas, y a vibrar como el rayo, a la
verdad, y síganla, libres, los hombres honrados.
José Martí.
Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño.
David.
Nunca es igual saber la verdad por uno mismo que tener que escucharla
por otro.
Aldoux Huxley.
La verdad es el fundamento de la virtud más sublime.
Píndaro.
Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto,
todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre;
si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.
Filipenses 4:8.
No hay verdad que no haya sido perseguida al nacer.
Voltaire.
Aquel que reconoce la verdad del cuerpo puede entonces conocer la
verdad del universo.
Proverbio hindú.
La verdad es hija del tiempo.
Aulo Gelio.
Nada hay encubierto, que no haya de ser manifestado; ni oculto, que no
haya de saberse.
Mateo 10:26.
Todo lo verdadero es santo, aunque no huela a clavellina.
José Martí.
El que pone de lado, por voluntad u olvido, una parte de la verdad, cae
a la larga por la verdad que le faltó, que crece en la negligencia, y derriba
lo que se levanta sin ella.
José Martí.
Victoria:
La victoria no está solo en la justicia, sino en el momento y modo de
pedirla; no en la suma de armas en la mano, sino en el número es estrellas
en la frente.
José Martí.
Vida:
Perdonamos a los grandes del mundo porque han muerto; pero en vida
son imperdonables.
Aforismo chino.
Los deseos de nuestra vida forman una cadena, cuyos eslabones son las
esperanzas.
Lucio Anneo Séneca.
Lo que importa verdaderamente en la vida no son los objetivos que nos
marcamos, sino los caminos que seguimos para lograrlo.
Peter Bamm.
La vida es simplemente un mal cuarto de hora formado por momentos
exquisitos.
Oscar Wilde.
La esperanza es un estimulante vital muy superior a la suerte.
Nietzsche.
Aprende a vivir y sabrás morir bien.
Confucio.
La vida es como una nuez. No puede cascarse entre almohadones de
plumas.
Arthur Miller.
La vida es el arte de sacar conclusiones suficientes a partir de datos
insuficientes.
Samuel Butler.
El que no valora la vida no se la merece.
Leonardo da Vinci.
Elige la mejor manera de vivir, la costumbre te la hará
agradable.
Pitágoras.
La vida es breve, el arte largo, la ocasión fugaz, el experimento
peligroso; el juicio difícil.
Hipócrates de Quios.
Recuerda que eres tan bueno como lo mejor que hayas hecho en tu
vida.
Billy Wilder.
Todos encontrarían su propia vida mucho más interesante, si dejaran de
compararla con la vida de los demás.
Henry Fonda.
La vida es como una leyenda: no importa que sea larga, sino que esté
bien narrada.
Lucio Anneo Séneca.
Ni la guerra asusta sino a las almas mediocres, incapaces de preferir la
dignidad peligrosa a la vida inútil.
José Martí.
Lo mejor es salir de la vida como de una fiesta, ni sediento ni bebido.
Aristóteles.
Embellecer la vida es darle objeto.
José Martí.
Vigor:
No hay mayor prueba de vigor que reprimir el vigor.
José Martí.
Virtud:
Hay que sacar de lo profundo las virtudes, sin caer en el error de
desconocerlas porque vengan en ropaje humilde, ni de negarlas porque se
acompañen de la riqueza y la cultura.
José Martí.
El virtuoso se conforma con soñar lo que el pecador realiza en la
vida.
Platón.
La constancia es la virtud por la que todas las obras dan su fruto.
Arturo Graf.
La virtud es su propia recompensa.
John Dryden.
Zarandillo:
La hormiga posada sobre el cuerno del cebú, se imagina que tiene algo
que ver con el balanceo de su cabeza.
Proverbio malgache.
Después del crepúsculo, los gusanos de luz piensan:<<¡nosotros hemos
iluminado el mundo!>>.
Proverbio sánscrito.
Nota: Las ideas transmitidas por estos proverbios no necesariamente coinciden con las de
Microconverterkits, LLC.
Descargar