san miguel de los reyes

advertisement
SAN MIGUEL DE LOS REYES
Lo que hoy conocemos como antiguo monasterio de San Miguel de los Reyes es una realidad arquitectónica e
histórica compleja en la que se dan cita: una alquería islámica; un monasterio cisterciense, Sant Bernat de
Rascanya; un monasterio jerónimo, San Miguel de los Reyes y un complejo penitenciario. Todos estos edificios
se construyeron escalonadamente a lo largo del tiempo y fueron modificando, transformando, ampliando y, en
menor medida, demoliendo las construcciones preexistentes.
La restauración y rehabilitación del antiguo monasterio de San Miguel de los Reyes como sede de la Biblioteca
Valenciana ha dejado testimonio de cada uno de estos episodios históricos. Pasear hoy por San Miguel de los
Reyes nos permite hacer un recorrido desde sus orígenes hasta la actualidad.
LA EVOLUCIÓN DE SU CONSTRUCIÓN
Orden del Cister.
El monasterio de Sant Bernat de Rascanya
pertenecía a la orden del Císter. Los cistercienses
o también llamados monjes blancos, por el color
de su hábito, basaban su vida monástica en tres
actividades: la lectura, la plegaria y el trabajo
manual.
Orden de San Jerónimo.
San Miguel de los Reyes estaba regido por la
orden de San Jerónimo. Era una orden dedicada a
la contemplación y la alabanza divina,
destacándose por la devoción con que celebraban
los oficios religiosos y por la belleza de sus
cantos.
La orden estuvo muy vinculada a la monarquía y
la nobleza. Monasterios tan relevantes como El
Escorial, Guadalupe o Yuste estuvieron regidos
por la orden jerónima.
Presidio.
En el Presidio de San Miguel de los Reyes se
implantó, por primera vez en Valencia, el sistema
de celdas individuales para los reclusos. Además
había talleres, escuela, dos bibliotecas, iglesia,
enfermería, banda de música y salón de
hidroterapia.
Línea de Tiempos
1371
Arnau Saranyó, abad del monasterio cisterciense de Santa María de la Valldigna,
compra la alquería de Rascanya para fundar en este lugar un nuevo monasterio.
1383
Pedro el Ceremonioso concede licencia al monasterio de la Valldigna para edificar
Sant Bernat de Rascanya.
1384
Comienza la construcción del nuevo monasterio. Las obras finalizan en 1401.
1424
Alfonso el Magnánimo visita Sant Bernat de Rascanya antes de hacer su entrada en
Valencia.
1526
Germana de Foix y su esposo Fernando de Aragón, duque de Calabria, son
nombrados Virreyes de Valencia.
1532
Un informe del visitador de la orden del Císter señala que en Sant Bernat de Rascanya
la comunidad está formada sólo por tres monjes que no cumplen con la vida
monástica.
1536
Muere Germana de Foix. En su testamento dispone ser enterrada en el monasterio de
Sant Bernat de Rascanya y que éste sea regido por la orden de San Jerónimo. El
duque de Calabria inicia las gestiones para cumplir la voluntad de su esposa.
1545
Bula de Pablo III por la cual se suprime la orden cisterciense en el monasterio de Sant
Bernat de Rascanya y se instaura en su lugar la orden de San Jerónimo con el nuevo
nombre de San Miguel de los Reyes.
1546
La orden de los jerónimos toma posesión de San Miguel de los Reyes.
1548
El duque de Calabria encarga al arquitecto Alonso de Covarrubias el proyecto del
nuevo monasterio. Las obras comienzan con la construcción del claustro sur.
1550
Muere el duque de Calabria dejando todos sus bienes, entre ellos su famosa
biblioteca, a la comunidad de San Miguel de los Reyes. Las obras del claustro sur se
paralizan y no se reinician hasta 1571.
1578
La comunidad jerónima decide modificar el proyecto de Covarrubias y tomar como
modelo el claustro de los Evangelistas de El Escorial. El claustro sur se concluye en
1607.
1623
Comienzan las obras de la iglesia sobre el antiguo templo de Sant Bernat de
Rascanya.
1763
Comienza la construcción de un claustro al norte de la iglesia y para ello se derriba
parte del antiguo monasterio de Sant Bernat de Rascanya. Este nuevo claustro no se
concluirá nunca.
1811
Los franceses ocupan el monasterio y roban parte de la valiosa biblioteca del duque
de Calabria.
1821
La comunidad jerónima es disuelta y se instala en San Miguel de los Reyes la Casa de
Beneficencia. Los monjes regresan en 1823.
1835
Las medidas desamortizadoras de Mendizábal suponen la disolución definitiva de la
comunidad de San Miguel de los Reyes, pasando el monasterio y sus propiedades a
manos del Estado.
1843
El Estado vende el monasterio a un particular que tiene la intención de demolerlo. El
Ayuntamiento de Valencia y la Academia de San Carlos paralizan el proceso.
1857
San Miguel de los Reyes se habilita como Asilo de Mendicidad y luego como cárcel
de mujeres.
1874
El Estado decide acondicionar San Miguel de los Reyes como Presidio Nacional de
hombres. El arquitecto Tomás de Aranguren redacta el proyecto de adecuación.
1886
Concluye el grueso de las obras con la construcción de dos galerías penitenciarias al
norte de la iglesia.
1936
El presidio de San Miguel de los Reyes es el destino de numerosos presos políticos
tras la Guerra Civil.
1962
San Miguel de los Reyes pasa a ser propiedad del Ayuntamiento y la Diputación de
Valencia.
1966
Se clausura definitivamente como presidio.
1980
Comienza a gestarse el proyecto de recuperación del antiguo monasterio de San
Miguel de los Reyes.
2000
San Miguel de los Reyes se habilita como sede de la Biblioteca Valenciana tras la
restauración del edificio.
San Bernat de Rascanya (1381-1546)
En 1383, el rey Pedro el Ceremonioso concedió licencia a Arnau
de Saranyó, abad del monasterio cisterciense de Santa María de la
Valldigna, para edificar un monasterio en el lugar que ocupaba la
alquería islámica de Rascanya.
Sant Bernat de Rascanya fue un monasterio pequeño, construido
con materiales modestos y sin carácter monumental. Durante el
siglo y medio de su existencia pasó por graves dificultades debido
a problemas financieros y a la falta de control monástico.
Vista de los restos arquitectónicos del claustro de Sant Bernat de
Rascanya
"Este monasterio es pequeño. Está situado en una extensión muy
fértil que le pertenece, y está edificado en forma de cuadrado, al
que rodea un riachuelo de agua límpida que corre por aquí y por
allá, y serpenteando humedece por doquier los rincones de los
planteles.. "
Claude de BRONSEVAL.Visitador de la orden del Císter. 1532
El claustro y las dependencias anexas se integraron en el posterior
complejo arquitectónico jerónimo, perdurando hasta el siglo XIX,
en que fueron completamente demolidas.
Reconstrucción del claustro de Sant Bernat de Rascanya a partir de los
datos arqueológicos y documentales
La intervención arqueológica y el estudio de la documentación de
archivo han permitido ampliar el conocimiento que se tenía sobre
el monasterio.
El esquema arquitectónico y organizativo de Sant Bernat de
Rascanya era similar al de todos los monasterios cistercienses. El
conjunto estaba presidido por la IGLESIA, a la que se le adosaba
en uno de sus lados el CLAUSTRO, abierto mediante arquerías a
un jardín central. Alrededor del claustro se disponían las distintas
dependencias monásticas. En el lado oriental se encontraba la
SALA CAPITULAR, lugar donde se leían diariamente los
capítulos de la regla y se resolvían asuntos internos de la
comunidad. En la planta de arriba estaban las CELDAS de los
monjes. El REFECTORIO o COMEDOR y la COCINA ocupaban
el lado norte. En el lado oeste se localizaban la PORTERÍA, la
BODEGA, la DESPENSA y el GRANERO.
Reconstrucción de Sant Bernat de Rascanya a partir de los datos
arqueológicos y documentales
La ENFERMERÍA y la RESIDENCIA DEL ABAD se
encontraban en otro claustro situado en la parte posterior de la
iglesia.
A. Iglesia
B. Claustro principal
C. Bodega, despensa y granero
D. Portería
E. Refectorio o comedor y cocina
F. Planta baja: Sala Capitular y dependencias comunitarias Planta alta:
Celdas
G. Claustro de la enfermería y de la residencia del abad
H. Patios
San Miguel de los Reyes (1546-1835)
En 1545, el duque de Calabria obtuvo del papa Pablo III una
bula por la que se suprimía la orden cisterciense en el
monasterio de Sant Bernat de Rascanya y se instauraba en su
lugar la orden jerónima, pasando a denominarse el monasterio
a partir de ese momento San Miguel de los Reyes .
San Miguel de los Reyes hacia 1835. Esta es la imagen más antigua que
conocemos del monasterio. Obra de George Vivian
El duque de Calabria concibió un ambicioso programa cultural
y religioso para San Miguel de los Reyes. La idea era construir
un nuevo edificio que incluyera un monasterio, una escuela de
arte y teología en torno a su famosa biblioteca y un panteón
familiar.
El proyecto fue encargado a Alonso de Covarrubias, arquitecto
del rey y de la catedral de Toledo, cuya propuesta incluía la
reforma y ampliación de la iglesia cisterciense y la
construcción de un nuevo claustro al sur de la misma,
respetando, en todo momento, el antiguo claustro de Sant
Bernat de Rascanya, situado al otro lado de la iglesia.
El monasterio de San Miguel de los Reyes, de padres
gerónimos, a media legua de Valencia, está en medio de
frondosas campiñas, ocupando una situación de las mas
deliciosas de la huerta de Valencia
Alexandre de LABORDE, 1808
Las obras se iniciaron por el claustro sur, pero la temprana
muerte del duque de Calabria, ocurrida en 1550, y los
problemas económicos que se derivaron paralizaron los
trabajos. Veinte años después, comenzadas de nuevo las obras,
los jerónimos decidieron variar el proyecto de Covarrubias en
lo que respecta al ornato y seguir la traza del claustro de los
Evangelistas de El Escorial, entonces recién concluido.
Posteriormente, en el siglo XVII, se construyó la iglesia y a
finales del siglo XVIII comenzó la construcción del claustro al
norte de la iglesia que nunca llegó a terminarse.
El refectorio y la cocina permanecieron en el antiguo claustro
de Sant Bernat hasta el s. XVIII
PLANTA BAJA
A. Iglesia
B. Claustro
C. Escalera Imperial
D. Capilla de los Reyes
E. Aula para leer
F. Torre, cocina a partir del s. XVIII
G. Librería: biblioteca del Duque de Calabria hasta 1603
H. Torre del Prior
I. Sala Capitular
J. Escalera Claustral
PLANTA PRIMERA
K. Coro
L. Librería a partir de 1603
M. Celdas de los monjes
N. Celda del Prio
PLANTA SEGUNDA
Ñ. Celdas de los novicios
O. Celda del arca
Claustro Sur (1548-1607)
Alrededor de este claustro se situaban las dependencias donde se
desarrrollaba la vida de los monjes. En la planta baja se encontraban
las dependencias comunitarias como la SALA CAPITULAR, la
LIBRERÍA, destinada a albergar la famosa biblioteca del duque de
Calabria, la CAPILLA DE LOS REYES y el AULA PARA LEER.
En la planta primera, se encontraban las CELDAS de los monjes y en
la planta segunda, las de los NOVICIOS.
Claustro sur
La torre sureste estaba ocupada por la CELDA DEL PRIOR y por la
CELDA DEL ARCA, lugar donde se custodiaban el dinero y los
objetos más valiosos del monasterio.
El claustro sur constituye una de las obras más relevantes de la
arquitectura valenciana del Renacimiento. Se compone de dos galerías
superpuestas de siete arcos por cada lado, la inferior de orden dórico y
la superior de orden jónico. El conjunto se corona por medio de una
balaustrada.
Su construcción duró 40 años y en ella participaron algunos de los
maestros más importantes de la época.
SALA CAPITULAR
Era el lugar donde se reunían los monjes a leer los capítulos de las
Sagradas Escrituras y a resolver asuntos internos de la comunidad.
En el siglo XVII sirvió posiblemente como capilla mientras se
construía la iglesia.
ESCALERA IMPERIAL
Esta monumental escalera comunicaba el claustro y el sobreclaustro.
Se cubre con una bóveda de cañón decorada con casetones.
En uno de sus zaguanes se ha conservado el pavimento original de
principios del siglo XVII.
CELDAS
En la planta primera se localizaban las celdas individuales de los
monjes. En cada una de las puertas figuraban las iniciales XPS o IHS y
un número o una letra respectivamente para identificarlas.
ESCALERA CLAUSTRAL
Escalera de comunicación entre las tres plantas del claustro. La torre
se corona con una inscripción conmemorativa de la fundación del
monasterio junto a los escudos de los fundadores y una bóveda
decorada con casetones.
Iglesia (1623-1644)
En 1623 comenzaron las obras de la nueva iglesia sobre
el antiguo templo cisterciense del que se aprovecharían
los muros laterales y los contrafuertes. La iglesia, de
grandes dimensiones, presenta planta de cruz latina,
capillas laterales entre contrafuertes, cúpula en el
crucero
y coro alto en los pies. La portada fue una de la
primeras fachadas retablo de Valencia.
Debajo del altar mayor se encuentra el panteón donde
están enterrados los fundadores del monasterio, el
duque de Calabria y Germana de Foix.
Cúpula y torres de la iglesia desde la terraza del claustro
sur
El retablo del altar mayor, las gradas y el enlosado del
presbiterio son del siglo XVIII. En su construcción se
empleó una decoración de taracea o marquetería con
incrustación de mármoles de distintos colores.
Fachada de la iglesia.
Escudos de los fundadores
Interior de la iglesia
Fachada de la iglesia
Claustro Norte (1763-1802)
El nuevo claustro, al norte de la iglesia, fue proyectado a imitación del
claustro sur en 1763 por fray Francisco de Santa Bárbara, monje arquitecto
de San Miguel de los Reyes. Las obras se paralizaron a principios del siglo
XIX y el claustro no llegó nunca a terminarse.
El único cuerpo que se construyó, el situado hacia el este, iba a ser
destinado en la planta baja como refectorio o comedor y cocina, aunque
nunca llegó a utilizarse. En las plantas superiores se localizaban las celdas.
La construcción del claustro norte supuso la desaparición de una gran parte
del claustro de Sant Bernat de Rascanya.
Vista del claustro norte inacabado
Cimentación que iba a recibir los arcos del nuevo
claustro
Rehabilitación y Restauración
La rehabilitación y restauración de aquello que simplificadamente llamamos antiguo Monasterio de San
Miguel de los Reyes pretendía desde el principio conjugar un doble objetivo: en primer lugar, el rescate para
la memoria de los valencianos de uno de los episodios más brillantes y cultos de su historia; y en segundo
lugar, la recuperación física de un patrimonio de altísimo valor arquitectónico para su disfrute social,
destinándolo a un uso cultural que se vinculara directa o indirectamente con el origen y trayectoria del propio
edificio.
Como principios arquitectónicos rectores de la restauración quedaron fijados la voluntad de respetar,
clarificar y poner en valor el magma histórico existente, lo que conducía a restaurar con toda su dignidad las
dependencias del claustro sur, la decisión de mostrar como inacabada la ampliación del siglo XVIII pero
vinculándola con la obra de los jerónimos, la decisión de integrar y exponer los restos arquitectónicos del
monasterio cisterciense, y también la de dejar constancia de la utilización carcelaria mediante el
mantenimiento de los volúmenes aparentes de los cuerpos norte y oeste del patio norte, así como una parte
del ingreso con torres a la explanada delantera, haciendo desaparecer el resto de edificaciones auxiliares y la
valla peripresidial en beneficio de una mejor relación del conjunto con la ciudad.
La explanada delantera conservaría parte del arbolado desarrollado en los últimos cien años y con una escueta
expresión formal, acorde con la arquitectura jerónima, sería tratado como un inmenso patio-atrio. A su vez, la
rehabilitación planteó el uso más público para el claustro sur, por su mayor valor arquitectónico; la
ampliación del siglo XVIII para las áreas semi-restringidas de trabajo técnico bibliotecario; y las zonas de
depósitos en las estructuras carcelarias de nueva planta, construidas en el patio norte, y que podían ser objeto
de una recalificación más contundente.
Por último, debe hacerse mención al hecho de que una de las preocupaciones de la puesta en valor del
conjunto monumental ha sido el adecuado conocimiento y disfrute de este bien cultural por el colectivo
social. Por ello, se pensó en la reserva de un espacio expositivo que contendría la historia del complejo
monumental mediante un audiovisual, cuatro maquetas representativas de la evolución del edificio y un
módulo expositivo que narrara la historia del conjunto. Complementariamente, se ha realizado una
señalización "cultural" que, coordinada con la necesaria señalización "funcional", se convierte en el mejor
itinerario expositivo del monumento.
Fuente de la información Web de la Biblioteca Valenciana: http://bv.gva.es
Descargar