Fecha : 18.04.12 Comitente : MUNICIPALIDAD DE AYACUCHO

advertisement
Fecha : 18.04.12
Comitente : MUNICIPALIDAD DE AYACUCHO
DIRECCIÓN DE SERVICIOS URBANOS
At. Arq. Lucila Fittipaldi
Ref : INFORME SOBRE EL ESTADO DEL ARBOLADO DE LA
CIUDAD DE AYACUCHO
Relevamiento del arbolado de la Ciudad
Se hizo un relevamiento general del arbolado de la Ciudad observándose el tipo
de especies, su estado mecánico y sanitario, su forma de plantación, el entorno en
que fueron plantadas y el manejo de las mismas, fundamentalmente referido a la
poda.
El relevamiento se hizo en el arbolado de alineación y en algunos espacios verdes
como la Plaza San Martín, la Plaza Colón y el predio donde se ubica el Club
Independiente.
Las especies predominantes desde el punto de vista cuantitativo en el arbolado de
alineación son el fresno americano (Fraxinus americana), fresno dorado (Fraxinus
excelsior aurea), crespón (Lagerstroemina indica), acacia bola (Robinia
pseudoacacia var umbraculifera), plátano (Platanus acerifolia), arce (Acer
negundo), paraíso (Melia azedarach), sófora (Stiphnolobium japonicum), ligustro
(ligustrum lucidum var. tricolor).
La Ciudad se caracteriza por tener una edificación baja con veredas de 2 a 3
metros de ancho y calles de unos 8 metros lo que genera un paisaje de gran
amplitud.
A su vez el cuadro original de la ciudad está rodeado de avenidas con bulevar
central, en su mayoría ancho y forestado.
Diagnóstico
Si bien el trabajo no incluyó un relevamiento del arbolado desde el punto de vista
cuantitativo, se puede afirmar que el número de árboles por cuadra es razonable.
Especies y biodiversidad: La biodiversidad del arbolado es baja ya que la
mayoría de los ejemplares pertenecen a no mas de 8-10 especies siendo
prácticamente todas exóticas y de follaje caduco.
En general hay homogeneidad en cuanto a las especies plantadas en las
cuadras y a lo largo de distintas calles existiendo una asociación entre calle y
especie, aunque se observan árboles que “manchan” el diseño.
Un caso claro de homogeneidad es el acceso a la Ciudad de Ayacucho por la Ruta
74. El paisaje está conformado por una doble alineación de álamos (Populus
deltoides).
En los barrios por afuera del cuadro central, al no haber habido planificación, las
escasas alineaciones son muy heterogeneas y esa identificación calle- especie ó
barrio-especie, no existe.
Paisaje otoñal de los álamos que acompañan la entrada a Ayacucho
Edad del arbolado: Las especies mas maduras y que sobresalen por su
porte en las alineaciones son los plátanos, fresnos dorados, fresnos americanos y
cedros.
La Plaza San Martín tiene un diseño sin arbolado y sólo en el perímetro tiene una
alineación de robles sedosos (Grevillea robusta) maduros; por el contrario la
Plaza Colón, tiene un arbolado maduro plantado a alta densidad lo que genera un
espacio altamente sombreado.
Las acacias bola, especie injertada presente en el arbolado lineal, ya se
encuentran en el final de su vida útil, presentando la gran mayoría de los
ejemplares signos de declinación, como ramas secas, cavidades y fisuras con
gran deterioro en la zona de unión del injerto - portainjerto
Arbolado y paisaje: El arbolado de alineación presenta un volumen
insuficiente, por un lado debido
al manejo del mismo a través de las
inadecuadas prácticas de poda y por otro por la incorrecta selección de especies.
El volumen de los árboles pasa inadvertido en el paisaje urbano dando un aspecto
de ciudad poco arbolada o poco verde cuando verdaderamente la cantidad de
ejemplares por cuadra, como ya se mencionó, es la razonable.
Básicamente se puede afirmar que no hay una buena escala entre los árboles y su
entorno.
Por ejemplo, la calle Yrigoyen, en su traza comercial fue arbolada con crespones,
especie con una altura potencial aproximada a los 6-8 m, priorizando así la
visualización de los comercios a la sombra.
La calle Sarmiento, en tramos está plantada con robles europeos (Quercus robur),
especie de un crecimiento potencial en altura mayor a los 20 m y con un diámetro
de tronco basal superior al metro. El restringido ambiente en el que se encuentran
provoca rotura de veredas por parte de sus raíces y daños en las propiedades.
Para minimizar su volumen fueron descopados sacrificando y deteriorando el
paisaje, disminuyendo la vida útil de los ejemplares y haciéndolos mas riesgosos.
Alineación de robles europeos descopados y con una mala arquitectura afectados
en su mayoría por el ataque de oidio.
El caso de los plátanos en muchas situaciones de la Ciudad, fue una especie bien
elegida, plantada en veredas de mas de 3 m de ancho, pero mal manejada por la
poda; hoy se observan árboles mutilados por el descope con una gran
proliferación de brotes, que ofrecen un degradado paisaje invernal, poca sombra
estival y alineaciones que se pierden con la amplitud de las calles.
La queja de algunos vecinos es la presencia de hojas en los techos que interfieren
con la circulación obturando las canaletas y entradas de agua a los pluviales. Es
obvio que el viento traslada las hojas y por mas bajas que queden las copas, la
limpieza de los techos no se puede eliminar.
Alineaciones de plátanos descopados
Árboles y sitio de plantación: La plantera es el sitio en cuyo centro se
planta el árbol; debe tener una superficie relacionada con el ancho de vereda y por
ende con la especie a plantar.
En muchos casos su superficie es muy reducida y esto genera malas condiciones
para el crecimiento y desarrollo del árbol, generando también raíces superficiales
debido a la menor concentración de oxígeno en el suelo producto de la
impermeabilización del mismo, situación que genera rotura de veredas.
Asimismo se observa en muchas situaciones que además de ser reducida la
plantera, se instaló muy cerca del cordón de la vereda.
Los árboles al engrosar su tronco avanzan hacia el cordón interfiriendo con el
mismo, lo que genera que el tronco lo envuelva con su crecimiento (potencial zona
de fractura) y también lo desplace.
Árbol con plantera reducida, raíces interfiriendo con la vereda y cordón
desplazado hacia la calle.
El polígono de seguridad de las esquinas está ocupado por árboles y éstos
interfieren con el tránsito seguro, obstaculizando la visión del conductor.
Fresnos plantados en el polígono de seguridad que en una zona obstruyen la
visual al conducir.
Fuera de las cuatro avenidas el arbolado no tiene homogeneidad lo que evidencia
que ante la falta de planes de arbolado por parte del municipio, el vecino decidió la
plantación.
Lineamientos del plan de manejo
1.
Se debe trabajar en una ordenanza de arbolado a fin de
incrementarlo, mejorarlo y conservarlo.
2.
Se debe consensuar un plan de manejo en la Legislatura a fin de
tener la seguridad que se pueda continuar con las sucesivas gestiones de
gobierno asignándole un presupuesto anual. Una de las patas del plan a formular
va a ser la educación a través de distintas campañas que sirvan para desmitificar
diversas creencias sobre el manejo de los árboles.
Otro aspecto no menor es la capacitación del personal a fin de profesionalizar el
área encargada de gestionar el arbolado.
3.
Para llegar al plan de manejo se de hacer un censo informatizado del
arbolado desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo, ya que no se puede
gestionar lo que no se conoce.
Mínimamente se deberán tomar datos de: especie, altura, DAP (diámetro a la
altura del pecho), inclinación, ancho de vereda, presencia de cantero elevado,
estado de la vereda, presencia de cableado aéreo (tipo), tamaño de plantera,
distancia del árbol al cordón, signos de enfermedades fúngicas de madera
(cavidades: fuste/ramas, tamaño), daños …
4.
Se deberán incorporar seguramente mas especies a fin de aumentar
la biodiversidad. Para veredas angostas se sugiere evaluar el comportamiento
del Acer buergerianum, Photinia fraseri, Parkinsonia aculeata, Tecoma stans,
Cersis siliquastrum.
Para veredas mas anchas, por ejemplo, Liquidambar styraciflua, Fraxinus
oxicarpa, Liriodendron tulipifera
5.
La planteras deberían normalizarse. Su superficie debería guardar
relación con el ancho de la vereda. Para veredas de 2 metros de ancho la
superficie interna de plantera sugerida sería de 80 x 80 cm y para veredas de
mas de 3 m de ancho de 1 x 1 m ó 1,20 x 1,20 m.
Deberían tener un borde a nivel del suelo de unos 5 cm de ancho, del lado mas
cercano a la línea municipal se sugiere la instalación de una placa de polietileno
de unos 400 micrones de espesor para que actúe como direccionador de raíces.
La plantación del árbol debería hacerse respetando el cuello de la planta, a unos
10 cm por debajo del nivel de la vereda.
6.
Los árboles plantados dentro del polígono de seguridad deberían
eliminarse paulatinamente, a medida que vayan declinando dejando los sitios
libres.
7.
El descope de los árboles es una de las peores prácticas que se le
pueden hacer a los árboles por las siguientes razones:
a.
b.
c.
d.
e.
f.
g.
h.
Deterioro por Inanición: No se debe remover mas de un cuarto a un tercio de la
copa del árbol en una sola temporada, ya que esto impide que el follaje pueda
producir la energía necesaria para mantener la estructura remanente.
El descope remueve todas las hojas y ramas de la copa; el árbol debe rebrotar
gastando sus reservas y se genera un balance energético negativo.
Por otro lado se produce muerte radicular.
Impacto sobre los tejidos externos: La copa del árbol es como una sombrilla
que lo protege de los rayos solares directos. Si esta protección se remueve
súbitamente, el tejido de la corteza que permanece queda tan expuesto que se
puede quemar por las altas temeperaturas.
Insectos y enfermedades: Los grandes muñones que exhibe un árbol
descopado tienen mucha dificultad para cerrar la herida. La ubicación terminal de
estos cortes así como su gran diámetro evita que el sistema químico natural de
defensa del árbol realice su función. Los muñones son muy vulnerables a la
invasión de insectos y al ataque de microorganismos que degradan la madera.
Uniones débiles: El descope origina brotes, en el caso que el árbol sobreviva a
la práctica; éstos tienen una inserción superficial y al ser una unión débil, implica
riesgos. Las ramas, a diferencia de los brotes, tienen una génesis interna, con lo
cual las uniones a los ejes que las soportan son fuertes.
Crecimiento nuevo y rápido: El objetivo de un descope es controlar la altura y
volúmen del árbol, sin embargo, el efecto real es opuesto. El brote de ramas
tiernas resultante es mas numeroso que el crecimiento que se hubiera
presentado en condiciones normales, y se alarga tan rápido que el árbol vuelve a
su altura original en poco tiempo, con una copa mas densa.
Los brotes crecerán sobre um volumen de madera que se estará degradando y
la relación largo:diâmetro de los mismos será indeseable.
Muerte del árbol: Algunos árboles viejos son mucho menos tolerantes al
descope que otros, ya que algunas especies no rebrotan rápidamente después
de una poda severa. El follaje reducido seguramente ocasionará la muerte del
árbol. Como regla general, los árboles maduros son menos tolerantes a una poda
severa que los árboles jóvenes, ya que en los primeros existe un balance bien
desarrollado entre el sistema aéreo y el radicular.
Fealdad: Un árbol descopado es un árbol desfigurado (mutilado). Se pierde la
relación armónica de tamaños de las diferentes partes: tronco – ramas primarias
– ramas secundarias – ramas terciarias - hojas.
Costo: Descopar un árbol es mas fácil que aplicar los conocimientos y las
habilidades para realizar una buena poda; por lo tanto descopar tiene un menor
costo operativo a corto plazo. Sin embargo, los verdaderos costos están ocultos,
y sólo son visibles a mediano plazo, ya que incluyen: reducción del valor de la
propiedad, los costos de remoción y reemplazo si el árbol se muere, el riesgo de
enfermedad de las ramas débiles, el incremento futuro del costo del
mantenimiento y riesgo de accidentes por caída de ramas.
Sugiero restaurar la copa de los plátanos a fin de mejorar el estado de
los árboles, maximizar el potencial que pueden brindar (sombra,
amortiguación térmica, captación de polvo atmosférico y tierra,
reducción de la velocidad del viento, ralentizador de la velocidad del
agua de lluvia y reducción de la pérdida por pluviales …)
Primer paso de la poda de restauración de la copa de un plátano
con el objeto de restaurar sus ramas primarias
8. La alineación de álamos de acceso a la Ciudad está en muy buenas
condiciones y sugiero sólo practicarle una poda sanitaria o de limpieza
para sólo eliminarle las ramas secas, quebradas, con fisuras o
cavidades. Asimismo sugiero hacer una poda de acortamiento de ciertas
ramas que avanzan sobre construcciones o tendidos aéreos por una
cuestión de seguridad.
9. Los robles sedosos del perímetro de la Plaza San Martín fueron
oportunamente descopados. A partir de esa práctica se originaron en
cada eje varios brotes, hoy de mediana sección. Hoy lo árboles tienen
una mala arquitectura, tienen ramas secas y brotes con una mala
relación altura: diámetro que están creciendo sobre un volumen de
madera que se está degradando.
Sugiero una poda de limpieza o sanitaria (eliminación de ramas secas,
quebradas, fisuradas, con cavidades) una poda de acortamiento a fin de
eliminar ejes supernumerarios y mejorar la relación altura: diámetro de
los ejes.
Asimismo se deberán podar aquellas ramas con mal ángulo de
inserción, con indeseables ángulos de crecimiento y que se estén
rozando al crecer cruzadas.
Dada la interferencia que originan las raíces con las veredas, sugiero
levantar dos o tres filas de baldosas (40 a 60 cm) cercanas al tronco y a
fin de no perder superficie de vereda colocarlas a continuación del
extremos mas cercano a los canteros.
Descargar