fundasida

advertisement
FUNDASIDA
CONOCIMIENTOS ACTITUDES Y PRACTICAS
SEXUALES ENTRE LOS ADOLESCENTES
ESCOLARES DE EL SALVADOR Y
SU RELACION CON LAS ITS-VIH/SIDA
El Salvador agosto del 2000
CONTENIDO:
1.
ABREVIACIONES
2.
AGRADECIMIENTO
3.
RESUMEN
4.
INTRODUCCIÓN
5.
JUSTIFICACIÓN
6.
OBJETIVOS
7.
MARCO TEÓRICO
8.
METODOLOGIA DE LA INVESTIGACIÓN
9.
RESULTADOS
9.1. Descripción del perfil general del/la adolescente escolar del tercer ciclo deenseñanza
9.2. Descripción del perfil de conducta encontrado en las/los adolescentes escolares con respecto a su
actividad sexual.
9.3. Conocimiento y actitudes sobre ITS/VIH/SIDA y uso del Condón.
9.4. Relación existente entre actitudes y conocimientos con respecto a ITS/VIH/SIDA y la prevención.
9.5. Relación existente entre actitudes y conocimientos con respecto a ITS/VIH/SIDA
10. DISCUSIÓN
11. CONCLUSIONES
12. RECOMENDACIONES
13. CAMPO PARA OTRAS IVESTIGACIONES
14. ANEXO
15. BIBLIOGRAFIA
2
ABREVIACIONES:
FUNDASIDA
Fundación Nacional para la Prevención, Educación
Acompañamiento de la Persona VIH/SIDA.
USAID
Siglas en inglés por Agencia de Estados Unidos de América para el
Desarrollo Internacional
PASCA
Proyecto Acción SIDA de Centroamérica.
ITS
Infecciones de Transmisión Sexual.
VIH
Virus de Inmunodeficiencia Humana.
SIDA
Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida.
PVVS
Persona Viviendo con VIH/SIDA.
MSPAS
Ministerio de Salud Publica y Asistencia Social.
AMSS
Area Metropolitana del Gran San Salvador.
3
AGRADECIMIENTOS
A los y las adolescentes de los catorce departamentos de El Salvador que participaron y
compartieron parte de sus historias, vivencias y formas de pensar con respecto al problema
social que representa el VIH/SIDA para su diario vivir. A los maestros y maestras,
directores y directoras, por su apoyo y comprensión.
FUNDASIDA también reconoce el aporte de cada una de las personas que trabajaron
arduamente en todas las fases del presente estudio, hasta llegar a la presente publicación.
Hacemos especial mención a las personas de diferentes instituciones y organismos no
gubernamentales que colaboraron en la fase de análisis de resultados preliminares.
Agradecemos en forma muy particular el valioso y permanente apoyo del Proyecto Acción
SIDA para Centroamérica (PASCA) y el de USAID, por su confianza en nuestro trabajo
como organización y por el cual, la realización de esta investigación ha sido posible.
4
RESUMEN
Este estudio pretende conocer la situación actual del adolescente salvadoreño estudiante de Tercer Ciclo,
respecto de sus conocimientos, actitudes, práctica sexual, capacidad de identificar factores de riesgo y
prevención de enfermedades de transmisión sexual; definir edad de inicio de relaciones sexuales y
conocimientos en uso del condón
Metodología: El estudio es descriptivo y transversal, incluyó una muestra de 5,659 adolescentes con
proporcionalidad equitativa de sexos y grado escolar de los 14 departamentos. Para el análisis se hicieron
ajustes y se crearon tres grandes áreas de procedencia: metropolitana, otras urbanas y rurales.
Resultados: Unicamente 21 % de los adolescentes fueron sexualmente activos, mayormente hombres, El
numero de jóvenes con actividad sexual incrementa con la edad y el grado escolar. La regresión logística
mostró valores β positivos para edad en ambos sexos, grado escolar para ambos sexos pero con mayor
importancia en hombres y la procedencia urbana especialmente del área metropolitana del gran San Salvador
en mujeres. Los valores β fueron negativos para práctica religiosa en ambos sexos. Se definieron cuatro
categorías basadas en conocimientos de factores positivos (que transmiten el VIH) y negativos (que no
transmiten el VIH) asociados con la infección y de estas se definieron los siguientes niveles de
conocimientos: Mal Informados 17 %, Informados Parcialmente 43 %, Bien Informados 17 %, y Alarmistas
23 %. Estos niveles de conocimientos se relacionaron luego con actitudes hacia las personas viviendo con
VIH.
Discusión. La regresión logística confirmó que para iniciar relaciones sexuales en los
hombres la edad es el factor más importante y la procedencia urbana en mujeres,
particularmente de la zona metropolitana del gran San Salvador. La religión se relacionó
con una disminución de probabilidad de tener relación sexual y de tener múltiples parejas.
Los adolescentes masculinos parecen comportarse mas severamente que las mujeres con las
personas viviendo con VIH/SIDA. El alarmista mostró la actitud más negativa, seguido del
mal informado. El bien informado mostró la proporción mas baja de actitud negativa.
INTRODUCCIÓN
Son parte inherente al período de la adolescencia, la búsqueda de sí mismo y de la
identidad, la tendencia grupal, la necesidad de intelectualizar y fantasear, crisis religiosas,
5
la desubicación temporal, el desarrollo sexual manifiesto, la sensibilidad hacia los
problemas
sociales,
la
separación
progresiva
de
la
dependencia
familiar
y
la
impredecibilidad de humor o estados de ánimo; factores todos que apuntan a señalar un
período colmado de experiencias nuevas que serán la plataforma de la edad adulta. En tal
sentido, la educación sexual aparece como una exigencia primaria, ya que de ella depende
una salud reproductiva y una práctica sexual, que dependiendo de la responsabilidad con
que sean asumidas, darán por resultado una existencia saludable, libre de ITS-VIH-SIDA.
En El Salvador, se hace necesario reforzar los programas educativos convencionales con
políticas para la formación de una conciencia activa por medio de contenidos relacionados
con educación sexual e ITS-VIH-SIDA que cubran en cuantía, calidad y acceso oportuno
los conocimientos que formen en la niñez y adolescencia bases sólidas para tomar
decisiones en materia de prácticas sexuales.
Este estudio presenta un panorama amplio de la situación del/la adolescente del tercer ciclo
de enseñanza con relación a conocimientos, actitudes y prácticas sexuales, con el cual se
espera que se tome una mayor conciencia del riesgo a que se exponen al tomar decisiones
no informadas con relación a su práctica sexual y de aspectos de vulnerabilidad que puedan
servir como base para el diseño de estrategias educativas preventivas.
I. JUSTIFICACIÓN
La situación del /la adolescente de tercer ciclo acerca de sus conocimientos, actitudes y
practicas sexuales adolece de muchas presunciones y nos lleva a la necesidad de un estudio
que nos permita desarrollar estrategias educativas más dirigidas.
Considerando que El Salvador cuenta ya con una cifra elevada de personas viviendo con el
VIH/SIDA surge la necesidad primordial de establecer políticas que orienten a la
población, especialmente
adolescente, a tomar medidas de prevención que eviten la
propagación de la epidemia.
6
Según datos reportados por la Unidad de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública y
Asistencia Social en 1999, un 56 % de casos de SIDA están entre los 15 a 34 años de edad.
Dado el largo período de incubación de la enfermedad (hasta 8-10 años) se puede deducir
que parte de la población ya infectada, adquirió el virus en la adolescencia. La presencia de
ITS en los/las jóvenes es el resultado de prácticas sexuales de riesgo y sin protección.
Asimismo, se ha observado que entre las edades de 10 a 19 años hay una proporción de 1:1
entre hombres y mujeres
Podría pensarse que la alienación cultural y la falsa apertura a tratar abiertamente el tema
de la sexualidad, es un factor responsable de la construcción de mitos, tabúes y prejuicios
con relación a la sexualidad.
En El Salvador se han realizado diferentes estudios de esta naturaleza, en áreas geográficas
localizadas y entre éstos podemos citar el que fue realizado por Visión Mundial en 1997 en
los departamentos de Chalatenango, Cabañas, La Unión y La Libertad a 60 adolescentes
sobre conocimiento y prácticas sexuales1 , se observaron los siguientes datos: el 23.3%
habían tenido relaciones sexuales y de los cuales un 21.4% antes de tener los 10 años de
edad. También, el 64.3% de los entrevistados que sí habían tenido relaciones sexuales, no
utilizaron el condón en la primera relación. Se exploraron otros aspectos, como por ejemplo
el acceso a los condones, con un 60% que decían que les daba pena comprarlos y, además
del hecho de que un 8.3%, es decir 15 de los 60 adolescentes, manifestaron haber tenido
una ITS en los últimos tres meses.
En otro estudio, realizado por FUNDASIDA y Plan Internacional, entre agosto y
septiembre de 1997 a 234 estudiantes, siempre explorando conocimientos y prácticas
sexuales2 , encontramos datos relevantes como los siguientes: El 36.3% (85 estudiantes)
1
Estudio de conocimiento y prácticas sexuales de 60 adolescentes de zonas rurales. Visión Mundial,
noviembre de 1997.
Estudio de prácticas sexuales y conocimientos sobre VIH/SIDA en estudiantes de tercer ciclo de
educación básica de los departamentos de San Salvador y La Libertad. FUNDASIDA y Plan
Internacional. Septiembre de 1997.
2
7
manifestaron haber sostenido relaciones sexuales en alguna ocasión, de éstos y éstas el
72.2% dijeron haberlas tenido entre los 10 y los 15 años de edad. De esos/as 85 estudiantes,
el 53.3% manifestaron que su primera relación sexual la tuvieron con su novio/a, el 7.8%
con una trabajadora del sexo y el 6.7% con un familiar cercano. Con respecto al uso del
condón, el 43.3% manifestaron haberlo utilizado en más de alguna ocasión contra un 46.7%
que dijeron que nunca lo habían utilizado. Por último, sobre las formas de adquirir el
VIH/SIDA, el 46.2% respondió correctamente contra un 47.9% que tiene confusión.
En otro estudio de carácter cualitativo,
se trabajó con adolescentes,
grupos de madres
adolescentes, con padres y madres de adolescentes y personal de salud. Los adolescentes
fueron un total de 2003 . Se exploraron situaciones como el que tener relaciones sexuales
son necesarias para desarrollarse, crecer y hacerse hombre, una creencia arraigada en el
seno de las familias salvadoreñas. Con respecto a los conocimientos, actitudes y prácticas
sobre las ITS/VIH/SIDA, se ve que no son de mayor importancia para ellos y se
desconocen formas de transmisión y sus manifestaciones.
Aún existe un desconocimiento bastante alto de las formas de transmisión de las
ITS/VIH/SIDA, el tema del desarrollo de la sexualidad es confuso, plagado de mitos y
tabúes y las condiciones de riesgo son cotidianas. En este contexto el presente estudio, trata
de llenar algunos vacíos, de explorar más aspectos referidos al tema y de dar una imagen
nacional de la situación de los adolescentes de El Salvador con respecto a los
conocimientos, actitudes y prácticas sobre ITS/VIH/SIDA.
II. OBJETIVOS
GENERAL
Adolescentes, salud sexual y reproductiva, influencia de los factores socio-culturales. MSPAS.
UNICEF y GTZ.
3
8
Explorar los conocimientos, actitudes y prácticas que tienen los/as adolescentes estudiantes
de tercer ciclo de enseñanza básica, de las instituciones educativas publicas y privadas de
El Salvador con relación a las ITS/VIH/SIDA, con el propósito de obtener información que
fortalezcan estrategias de prevención.
ESPECÍFICOS
•
Describir el perfil de conducta encontrado en el/la adolescente escolar previamente
definido, con respecto a su actividad sexual.
•
Explorar los conocimientos y actitudes sobre ITS/VIH/SIDA y sobre el uso de
condones
•
Evaluar la relación existente entre conducta, conocimientos y actitudes con respecto
a ITS/VIH/SIDA y la prevención.
III. MARCO TEÓRICO
A- La Adolescencia, definición:
La Organización Mundial de la Salud define como adolescente a toda persona entre los 10
y 19 años de edad4 . Otros autores definen la adolescencia como “un período crítico del
desarrollo porque en esta edad experimentamos grandes cambios físicos y psicológicos”5 .
La mayoría de definiciones sobre el significado del término adolescencia coinciden en que
éste es un período de desarrollo psicofisiológico a la edad de 10 años con modificaciones
morfológicas, mentales, fisiológicas, afectivas y sociales y que han de caracterizar al
4
Plan de acción de desarrollo y salud de adolescentes y jóvenes en las Américas 1998-2001.
Organización Panamericana de la Salud (OPS), Washington D.C. 1998.
9
individuo. Frente a la sexualidad, los y las adolescentes experimentan miedos y dudas, hay
incomodidad al hablar de sexo pero a la vez se siente una gran curiosidad.
B- Situación de los/as adolescentes en El Salvador
Según los datos de la Dirección General de Estadística y Censos (DIGESTYC)
la
población entre 10 y 19 años de edad, representa el 22% de la población total del país en
1998 (6,031,326) correspondiendo el 51% al sexo masculino y el 49% a sexo femenino.
1. Estado conyugal
En El Salvador la mayoría de los/as adolescentes, ya han tenido o tienen vida conyugal.
Los/as jóvenes que se acompañan antes de haber alcanzado la madurez física y psicosocial
para tener hijos, exponen su salud a numerosos riesgos y limitan sus oportunidades de
desarrollo. Para 1998 en El Salvador fueron atendidos 43,935 partos, de estos 15,316 (36%)
fueron en adolescentes con una mortalidad de 8 casos (0.05)6 .
2. Mortalidad
Con frecuencia, Los accidentes y la violencia imperante en el país aparecen frecuentemente
entre las primeras causas de mortalidad de los adolescentes, especialmente masculina. Este
ha sido el sector poblacional de la sociedad salvadoreña que nunca ha tenido un centro de
atención en salud específico. Por ejemplo, al cumplir los 12 años un niño o niña ya no
puede ser atendido en el Hospital Nacional Benjamín Bloom.
5
Yo, Adolescente. Pick de Weiss, Susan. Instituto Mexicano de Investigación de Familia y Población, A.C.
Editorial Planeta, México, 1994.
6
Datos sobre la situación de adolescentes en El Salvador. Dr. Richard Allan dale, OPS/OMS, San
Salvador, noviembre de 1999.
10
El VIH/SIDA ocupa el 7º lugar en la lista de las 10 primeras causas de muerte registradas
por el MSPAS 7 de enero a junio de 1999.
3. Educación
La educación sobre VIH-SIDA y salud sexual es un tema que siempre provoca
controversias. Una de las mayores objeciones en contra es el temor a que con ello se
promueva las relaciones sexuales tempranamente. En El Salvador las condiciones
estructurales y sobre todo de índole socioeconómica han contribuido a que muchos
adolescentes renuncien al derecho a la educación. Los datos estadísticos reflejan que existe
una población de 117964 niños/as y jóvenes entre los 10 a los 18 años que no asisten a los
centros de estudio 7 . Las tasas de analfabetismo para 1998 en la población entre los 15 a los
24 años de edad es mayor en el área rural que en la urbana, siendo la primera del 17.15% y
la segunda del 4.16%. El motivo principal a la hora de abandonar la escuela es la necesidad
de integrarse a la fuerza laboral, generalmente en condiciones de salarios bajos, trabajos
temporales más encaminados a la explotación que a otorgar un pago justo que permita
satisfacer por lo menos, sus necesidades básicas existentes.
4. Participación laboral
Se observa en estas edades
la división sexual del trabajo, la feminización o
masculinización de actividades y la invisibilización del trabajo doméstico al clasificarse
como una categoría de la población “no económicamente activa”. Para el año 1997 se
reportaban, entre las edades de 10 a 24 años, 548156 niños y jóvenes trabajando en
diferentes áreas ocupacionales, siendo mayor la población masculina 8 .
C. Situación del VIH/ SIDA en El Salvador
7
Registros de mortalidad de enero a junio de 1999 del MSPAS. Entre las 10 primeras causas de muerte en los
adolescentes hombres se encuentra el VIH/SIDA en 7º lugar.
11
Desde de 1984 a diciembre de 1999 se han notificado a la Unidad de Epidemiología del
MSPAS 2949 casos de SIDA; se ha observado que a partir de 1991 la tasa de prevalencia
por año ha ido en incremento progresivo de 2.46 por 100.000 habitantes en 1991 a 7 por
100.000 habitantes en 1997, en 1998 hubo una ligera disminución a 5.86. Se estima un
subregistro de un 40-50 %. Es de aclarar que la información de las instituciones privadas y
semiautónomas no es notificada en forma oportuna y completa por lo cual se hace difícil
mantener una vigilancia epidemiológica efectiva.
Del total acumulado de casos de SIDA (2949) la edad más afectada es entre los 25-34 años
(edades en que el ser humano es económicamente productivo, además de ser más
sexualmente activo) con un 37% (1095); seguido por el grupo de edad de 15-24 años con
un 19% (555). Es importante hacer notar que el período promedio en que las personas
permanecen asintomáticas viviendo con el VIH en El Salvador es alrededor de unos 5-10
años, por lo que un gran porcentaje de las edades más afectadas adquirieron el VIH cuando
eran adolescentes.
Desde 1984 hasta la fecha se han notificado los casos de SIDA siguientes: 64% del total en
el departamento de San Salvador; seguido por 6.3% La Libertad, 6% Santa Ana; 6% en
Sonsonate y el 3.3 en San Miguel. El 83% del total de casos provienen del área urbana, el
12% del área rural. Desde 1991 a diciembre de 1999 se han notificado a la Unidad de
Epidemiología del MSPAS 156 casos de SIDA en niños menores de 14 años de los cuales
el 45 % son menores de un año de edad; 38% son de 1-4 años y el 17.2% de 5 á 14 años.
El sexo masculino predomina con un 74.3% del total de casos y el sexo femenino con un
25.7% La relación hombre-mujer para 1998 es de 3:2. La relacione sexuales e la vía de
transmisión más frecuente en El Salvador con un 89.5% del total de casos y de éstos, el
77.8% son por relaciones Heterosexuales;
transmisión vertical (madre-niño) 4.5%;
Homosexuales 6.6%;
Bisexuales 5.1%;
por uso de droga E.V. 1.5%;
sanguínea 0.5%.
12
Transmisión
Desde 1991 a diciembre de 1999 se tienen un total de 556 mujeres entre las edades de 1544 años con SIDA, que es el 18.4% del total de casos (2949) y 767 mujeres VIH(+) que es
el 26.7% del total (2858); estas mujeres pueden salir embarazadas y tiene un riesgo de 2030% de tener hijos infectados.
Con relación a los/las adolescentes, que conforman un grupo importante en riesgo de
adquirir una infección por el VIH, para el período de 1991 a junio 1999 se registraron 80
casos de SIDA (10-19 años), el sexo femenino con un 47.5% y el masculino con el 52.5%,
aquí la relación hombre/mujer es de 1 a 1. Se han detectado entre los 10-19 años 237
adolescentes que son VIH (+) con un 51.5% del sexo femenino y un 48.5% sexo masculino.
Observamos que las mujeres adolescentes se infectan y desarrollan SIDA en igual
proporción que los adolescentes hombres.
IV. METODOLOGIA DE LA INVESTIGACION
1- DATOS GENERALES
La población de referencia fueron los/as adolescentes de 7º, 8º y 9º grados, de 12 a 18 años
en escuelas públicas y privadas, en todo el territorio nacional registrados en el MINED. El
período de referencia de la encuesta fue del 1º de Septiembre al 16 de octubre de 1998.
2- DESCRIPCION DE LA POBLACION DE ESTUDIO
Se consideró como universo la totalidad de estudiantes de tercer ciclo del país, de los 14 departamentos, que
se encontraban entre los 12 y 18 años.
.
Según información del Ministerio de Educación, la matrícula diurna y nocturna
correspondiente al año 1997, si un alumno ingresó a primer grado con 6 años de edad, el 7º
grado lo está realizando a los 12 años, el 8º a los 13, el 9º a los 14 y así sucesivamente; de
manera que los grados en estudio (7º, 8º y 9º.) concentran la edad considerada como
adolescencia, es decir de 12 a los 18 años, que son las edades estimadas para este estudio.
13
El tamaño de la muestra fue de 5,659 estudiantes, obtenido de 150 escuelas, con un nivel
de confianza del 95% y un error del 2% del total de alumnos. Se administró un máximo de
12 encuestas por cada una de las secciones (7o , 8o y 9o grados), obteniendo así un número
máximo de 36 encuestas por escuela.
3-CRITERIOS DE SELECCIÓN
El diseño muestral fue el aleatorio simple que es el que señala las características comunes a
todos los miembros del universo. Los criterios fueron:
a) Alumnos de 7º, 8º, y 9º grados.
b) Población estudiantil que se encuentra entre los 12 y 18 años de edad.
La selección de la muestra se llevó a cabo de la manera siguiente:
a) Se dividió la población dentro del departamento por área.
b) Posteriormente se seleccionaron sistemáticamente las escuelas.
c) Finalmente se seleccionaron
aleatoriamente los/las
adolescentes a quienes se les
pasaría el instrumento de evaluación.
Se siguieron las siguientes pautas:
a) Se seleccionaron dentro de cada institución
sección 12 estudiantes procurando
obtener 50% del sexo femenino y 50% sexo masculino.
b) Si en la sección había menos del 50% en cualquiera de los sexos, se tomaron todos
los adolescentes de ese sexo y se completó la muestra de 12 con los del otro sexo.
c)
Si la sección tenía menos de 12 estudiantes la encuesta se les pasó a todos los estudiantes.
4- VARIABLES QUE SE MIDIERON EN EL ESTUDIO
Las variables fueron: sexo, edad, religión, procedencia, grado escolar, actitudes, conductas, comp ortamiento,
comportamiento y conocimientos.
14
5- METODOLOGÍA Y VALIDACIÓN DE DATOS
Para la recolección de los datos fue preciso cubrir tres etapas sucesivas:
a) Construcción de los instrumentos
b) Validación de esos instrumentos
c) Recopilación de la información
Para
recolectar
los
datos
se
estableció
correspondientes del Ministerio de Educación;
una
coordinación
con
las
autoridades
además, se desarrolló una campaña de
promoción con los Directores y alumnos/as de las instituciones a encuestar para
concientizar sobre los objetivos, necesidad e importancia de la realización de la
investigación.
Para validar el cuestionario se tomaron tres niveles: el primero, al interior del Programa de
Investigación Social; segundo: al interior de FUNDASIDA, es decir, validarlo en cada uno
de los programas de la Fundación; y tercero: mediante la prueba piloto que se efectuó en
escuelas publicas y privadas urbanas del departamento de San Salvador.
Para llevar a cabo el trabajo de campo, se realizaron visitas a las instituciones indicadas,
según se ha explicado arriba.
La técnica utilizada para la recolección de la información fue la encuesta anónima,
realizada por encuestadores y encuestadoras. El cuestionario estuvo conformado por
preguntas cerradas (ver anexo)
6- MANEJO Y PROCESAMIENTO DE LOS DATOS
Luego de la aplicación de los cuestionarios, la base de datos fue procesada con el programa
estadístico Epi-Info (Versión 5.01 del Center for Disease Control Epidemiology Program
Office, Atlanta Georgia, Octubre de 1990) y el análisis con SPSS (SPSS for Windows
Release 6.0.1 June 21, 1993), para lo cual se elaboró un plan de sistematización de la
15
información consistente en la codificación y recodificación de las variables para el posterior
cruce de las mismas y ver la validez de estas Asociaciones.
7-
ANALISIS
ESTADISTICO
DE
LOS
DATOS,
AJUSTE,
CRUCES
DE
PROPORCIONES,
ASOCIACION DE FRECUENCIAS Y REGRESION LOGISTICA.
La muestra de estudio fue diseñada con proporcionalidad equitativa de ambos sexos y de
grados escolares en los 14 departamentos del país. Sin embargo, la cantidad de escuelas y
de sujetos de las mismas, presentaron diferencias muy grandes, lo que dificultaba su
comparación. Por este motivo, se llevó a cabo una serie de ajustes para trabajar en estratos
más grandes, en forma zonificada y eliminar la distorsión por departamentos.
Se crearon
tres grandes categorías: zona metropolitana de San Salvador, otras zonas urbanas y zona
rural. Para fines del análisis de este estudio se hará el perfil del país sobre la base de zonas
urbanas y rurales y es una debilidad del estudio pues + tienen estudiantes de ambas zonas.
Y no de departamentos. La variable creada para tal ajuste recibió el nombre de PESO, por
medio de la cual se ponderaron los análisis.
Se identificaron los factores que pudieran estar asociados al inicio de relaciones sexuales
en los encuestados. Para tal fin se utilizó la regresión logística.
Se obtuvieron valores β
(Beta) significantes (p< 0.05) para cada sexo.
V. RESULTADOS
Los resultados se han ordenado en los 4 aspectos siguientes:
I.
II.
Descripción del perfil general del/la adolescente entrevistado/a y su entorno.
Descripción del perfil de conducta encontrado en los/las adolescente escolares con
respecto a su actividad sexual.
III.
Conocimientos y actitudes sobre ITS/VIH/SIDA y uso del condón..
16
IV.
Relación existente entre conducta y conocimientos con respecto a ITS/VIH/SIDA y la
prevención.
Se calculó la distribución del universo por 18 categorías (3 regiones, 3 grados, y 2 sexos). Se agrupó la
muestra en las categorías y se calculó la distribución de Jóvenes entrevistados. Finalmente se realizaron
Cruces de las 6 combinaciones de grado y sexo.
PARTE I. DESCRIPCION DEL PERFIL GENERAL DEL/LA ADOLESCENTE ESCOLAR DE
TERCER CICLO DE ENSEÑANZA.
1. SEXO
Entre los escolares de tercer ciclo de enseñanza en El Salvador la distribución por sexo fue de 51% para el
masculino y 49% para el femenino (Tabla 1).
TABLA 1
SEXO
Porcentaje (%)
FEMENINO
49
MASCULINO
51
2. EDAD
Casi la mitad de la población adolescente estudiantil del Tercer Ciclo de Educación (43%) tiene entre 12 y 15
años de edad. Un 57% tiene entre 15 y 18 años de edad (Tabla 2)
TABLA 2
Edad en años
Porcentaje (%)
Acumulado
(%)
12
5%
13
15 %
14
23 %
17
43%
15
23 %
16
17 %
17
11 %
18
6%
Total
57%
100 %
DISTRIBUCION DE PORCENTAJE DE
EDADES DE LOS ADOLESCENTES
PORCENTAJE
25
20
15
10
5
0
10
12
14
16
18
20
EDAD
Gráfico. 1.- Distribución normal de los porcentajes de edad de los adolescentes de tercer ciclo escolar.
GRADO ESCOLAR
Los entrevistad@s que cursan séptimo grado (37%) fueron un poco más que los que cursan octavo (33%) y
noveno grado (30%) (Tabla 3)..
TABLA 3
Grado escolar
Número
Porcentaje (%)
7º
2102
37 %
8º
1884
33 %
9º
1673
30 %
Total
5659
100 %
18
DISTRIBUCION POR EDAD, SEXO Y GRADO ESCOLAR
Al tomar en cuenta edad, sexo y grado escolar observamos en Gráfico 1a que en adolescentes femeninas la
mayor frecuencia de inicio del séptimo, octavo y noveno grado
es a los 13, 14, 15 años de edad
respectivamente en una proporción similar para cada grado de aproximadamente 35 %, disminuyendo de
manera sostenida el porcentaje de jóvenes de edades mayores.
Grafico 1a. Distribución por edad y grado escolar
Porcentaje
Sexo Femenino
40
35
30
25
20
15
10
5
0
12
Grado
Séptimo
Octavo
Noveno
13
14
15
16
17
18
Edad
Cases weighted by PESO
En Gráfico 1b las curvas de distribución para cada grado para el sexo masculino son mas aplanadas a
diferencia de lo observado en las curvas de edad del sexo femenino, además presenta un traslape de edades
entre los grados escolares. La proporción mayor de escolaridad es alrededor del 25 % para 7º y 8º grado y de
30 % para 9º grado.
Gráfico 1b. Distribución por edad y grado escolar
Porcentaje
Sexo Masculino
40
35
30
25
20
15
10
5
0
12
Grado
Séptimo
Octavo
Noveno
13
14
15
Edad
Cases weighted by PESO
PROCEDENCIA
19
16
17
18
Se definieron tres amplios estratos: Rural, Otro Urbano y Metropolitano (ver Tabla 4).
Definiendo
Metropolitano el que reside en el área urbana comprendida en el AMSS y como Otro Urbano el que reside en
área urbana diferente del AMSS. La gran mayoría, ocho de cada diez (79%) residen en área urbana siendo los
del AMSS el 34% (un tercio) del gran total y solo un 21 % expresa vivir en área rural.
TABLA 4
AREA
Porcentaje
AMSS
34
Otro urbano
45
Rural
21
79%
21%
TOTAL
100 %
RELIGION
El 75 % de los encuestados refirieron profesar alguna religión y el 25 % reportó no tener ninguna creencia de
este tipo. De los creyentes, el 53 % reportó ser católico.
TABLA 5
RELIGION
Porcentaje
Católica
53
Evangélica
19
Otra
3
Ninguna
25
TOTAL
75 %
25 %
100 %
DISTRIBUCION POR SEXO, RELIGION Y GRADO DE ESCOLARIDAD
Al comparar la religión de los/las adolescentes por grado escolar en ambos sexos observamos que: En las
adolescentes femeninas (Gráfico 2a) hay aproximadamente un 60 % que practican la religión católica y de
igual proporción en séptimo, octavo y noveno grado. En quienes expresan no practicar ninguna religión se
20
observa una tendencia a disminuir inversamente proporcional con grado de estudio. En jóvenes de práctica
Evangélica observamos un incremento directamente proporcional y de la misma magnitud del séptimo al
noveno grado.
Gráfico 2a. Distribución por religión y grado escolar
Sexo Femenino
70
Porcentaje
60
50
40
Grado
30
Séptimo
20
Octavo
10
0
Noveno
Ninguna
Católica
Evangélica
Otra
Religión
Cases weighted by PESO
En el Gráfico 2b que muestra la distribución en jóvenes de sexo masculino en general observamos una mayor
proporción (50 %) de quienes practican la religión católica y de igual proporción en 7º, 8º y 9º grado. A
mayor grado de escolaridad hay un aumento ligero de los que no tienen ninguna religión contrario a lo
observado en las adolescentes mujeres.
Gráfico 2b. Distribución por religión y grado escolar
Sexo masculino
70
Porcentaje
60
50
40
Grado
30
Séptimo
20
Octavo
10
0
Noveno
Ninguna
Católica
Evangélica
Otra
Religión
Cases weighted by PESO
PARTE II. DESCRIPCION DEL PERFIL DE CONDUCTA ENCONTRADO EN LOS/LAS
ADOLESCENTES ESCOLARES CON RESPECTO A SU ACTIVIDAD SEXUAL
1.
INICIO DE RELACIONES SEXUALES
21
Del total de los/las jóvenes estudiantes de séptimo, octavo y noveno grado con edades entre 12 a 18 años de
edad, el 21 % refieren haber iniciado relaciones sexuales (Tabla 6). El 79 % de ellos afirman que aún no han
iniciado relaciones sexuales.
TABLA 6
YA INICIARON RELACIÓNES
PORCENTAJE
SEXUALES
2.
SI
21%
NO
79%
TOTAL
100%
INICIO DE RELACIONES SEXUALES POR SEXO
Al analizar separadamente por sexo el inicio de relaciones sexuales, encontramos que solo el 5 % de las
adolescentes femeninas han tenido relaciones sexuales, el 95 % de ellas no han iniciado todavía relaciones
sexu ales.
En adolescentes masculinos se observa que 36 % de ellos expresaban haber ya iniciado relaciones sexuales, y
64 % no han iniciado actividad sexual al momento del estudio (Tabla 7).
TABLA 7
YA INICIO RELACIONES SEXUALES
3.
SEXO
SI(%)
NO(%)
FEMENINA
5
95
MASCULINO
36
64
INICIO DE RELACIONES SEXUALES POR EDAD, SEXO Y GRADO ESCOLAR.
22
Al tomar en cuenta la edad y sexo del/la adolescente con su grado escolar, el sexo femenino (Gráfico 3a)
tiene una proporción ligeramente mayor de actividad sexual en grados inferiores a partir de los 16 años de
edad, siendo mas notable a los 18 años. Sin embargo el número de adolescentes escolares femeninas que ya
iniciaron relaciones sexuales es tan pequeño (5%) que solamente se menciona ya que no es significativo.
Gráfico 3a. Actividad sexual por edad y grado escolar
Porcentaje activo
Sexo Femenino
90
80
70
60
50
Grado
40
30
Séptimo
20
10
0
Octavo
Noveno
12
13
14
15
16
17
18
Edad
Cases weighted by PESO
En lo que respecta al adolescente masculino (Gráfico 3b) observamos un progresivo y sostenido incremento
en el inicio de relaciones sexuales directamente proporcional con la edad y grado escolar a partir de los 13
años de edad. Es importante notar que 50 % de los adolescentes se vuelven sexualmente activos entre las
edades de 16 años a 17 años.
Gráfico 3b. Actividad sexual por edad y grado escolar
Porcentaje activo
Sexo Masculino
90
80
70
60
50
40
30
20
10
0
Grado
Séptimo
Octavo
Noveno
12
13
14
15
Edad
Cases weighted by PESO
23
16
17
18
4. INICIO DE RELACIONES SEXUALES POR EDAD, SEXO Y PROCEDENCIA
Cuando cruzamos Edad y Procedencia por Sexo, en las adolescentes femeninas encontramos (Gráfico 4a) que
proceder del AMSS incrementa notablemente la probabilidad de iniciar relaciones sexuales con respecto a
proceder de otra área, ya sea urbana o rural. Esto se observa a partir de los quince años de edad, siendo la
diferencia mayor entre los 17 y 18 años.
Gráfico 4a. Actividad sexual por edad y procedencia
Sexo Femenino
Porcentaje activo
90
80
70
60
50
40
30
20
10
0
Area
AMSS
Otro Urb
Rural
12
13
14
15
16
17
18
Edad
Cases weighted by PESO
En el Gráfico 4b para adolescentes masculinos las proporciones de jóvenes sexualmente activos aumentan
con la edad, mientras que la procedencia no es un factor importante en cuanto al inicio de relaciones sexuales
para cada edad.
Porcentaje activo
Gráfico 4b. Actividad sexual por edad y procedencia
Sexo Masculino
100
90
80
70
60
50
40
30
20
10
0
Area
AMSS
Otro Urb
Rural
12
13
14
15
Edad
Cases weighted by PESO
24
16
17
18
5. NUMERO DE PAREJAS DE LOS/LAS ADOLESCENTES QUE TIENEN
RELACIONES SEXUALES
Se observa en la Tabla 8 que del 21 % del total de adolescentes que refieren haber iniciado relaciones
sexuales (ver tabla 6). El 55% ha tenido una sola pareja y el 45% restante tiene mas de una pareja.
TABLA 8
Nº parejas
Porcentaje %
Una
55
Dos
19
Tres
12
Cuatro
6
Más de 5
8
Total
45%
100
6. DISTRIBUCION POR EDAD, SEXO Y MULTIPLES PAREJA
El numero de adolescentes femeninas que ya iniciaron relación sexual (5 % de todas las adolescentes que
estudian Tercer Ciclo) presentan un incremento progresivo a medida que aumenta la edad de las mismas. Por
ejemplo en el grupo de 12 años de edad, el 100% dice no haber iniciado relaciones sexuales aun, a medida
que la edad aumenta, también incrementa la proporción de quienes han iniciado relaciones sexuales hasta
llegar a un 17% a los 18 años de edad (tabla 9a).
Por otro lado en el grupo de adolescentes que reportan haber iniciado relaciones sexuales al momento del
estudio, se observa que el porcentaje que tiene mas de una pareja sexual tiende a incrementar entre los de 15
y los 18 años.
TABLA 9a
SEXO FEMENINO (%)
Porcentaje de las
EDAD
Entrevistadas que tienen relaciones sexuales
entrevistadas que
25
En años
entrevistadas que
Porcentaje
Porcentaje con
tienen relaciones
Con una Pareja
más de una
sexuales al momento
Sexual
Pareja Sexual
del estudio
12
0
0
0
13
1
100
0
14
3
100
0
15
4
75
25
16
7
86
14
17
10
80
20
18
17
88
18
De los adolescentes masculinos que ya iniciaron relaciones sexuales (36 % del total), (Tabla 9b), se observa
que a medida que aumenta la edad de los entrevistados, la proporción de los mismos que dijeron ya haber
iniciado relaciones sexuales también aumenta, llegando hasta el 78% en el grupo de 18 años de edad.
Por otro lado, a medida que aumenta la edad de los adolescentes que dicen haber iniciado relaciones sexuales
observamos también un incremento en el porcentaje de los que tienen mas de una pareja sexual.
TABLA 9b
SEXO MASCULINO (%)
Porcentaje de los
Entrevistados que tienen relaciones sexuales
EDAD
entrevistados que
En años
tienen relaciones
Porcentaje con
Porcentaje con mas de
sexuales al momento
una Pareja
una
del estudio
Sexual
Pareja Sexual
12
2
50
50
13
10
80
20
14
21
67
33
15
33
48
52
16
48
52
48
17
65
45
55
18
78
45
55
26
FACTORES QUE CONDICIONAN EL INICIO DE RELACIONES SEXUALES
Se ha identificado algunos factores que están asociados al inicio de relaciones sexuales en los estudiantes de
Tercer ciclo de 12 a 18 años de edad. Para ello se ocupó una herramienta estadística llamada regresión
logística, la cual escoge de una serie de variables independientes, solamente aquellas que influyen
significativamente sobre una variable dependiente (en este caso inicio de relaciones sexuales).
En la Tabla 10 observamos las variables independientes que resultaron seleccionadas:
•
Edad
•
Grado escolar
•
Vivir en zonas urbanas o en Area Metropolitana de San Salvador
•
Practicar alguna religión.
•
Edad: A mayor edad aumenta la probabilidad de iniciar relaciones sexuales tanto en el sexo masculino
como el femenino.
•
Grado escolar: En los varones a mayor grado escolar aumenta el riesgo de iniciar relaciones sexuales,
mientras que en las mujeres el grado escolar no influye.
•
Lugar donde reside: Si la adolescente vive en áreas urbanas o en el Area Metropolitana de San Salvador
aumenta el riesgo de iniciar relaciones sexuales. En los adolescentes varones el lugar donde vive no
influye.
•
Practica religión: tanto en masculinos como femeninos el practicar alguna religión disminuye el riesgo
de iniciar tempranamente relaciones sexuales.
TABLA 10
HOMBRE
FACTORES
MUJER
Riesgo de iniciar relaciones sexuales
Edad
Aumenta
Aumenta
Grado escolar
Aumenta
No influye
Vivir área urbana
No influye
Aumenta
Vivir en AMSS
No influye
Aumenta
Practicar religión
Disminuye
Disminuye
27
FACTORES CONDICIONANTES PARA TENER MULTIPLES PAREJAS ( MAS
DE 1 PAREJA)
Al analizar los factores condicionantes para tener más de una pareja sexual (Tabla 11) observamos que en el
adolescente masculino al aumentar la edad aumenta la probabilidad de tener más de una pareja sexual y
practicar alguna religión disminuye esa probabilidad. En las adolescentes femeninas no se pudo identificar
ningún factor.
TABLA 11
HOMBRE
FACTORES
Edad
Practica religión
MUJER
Riesgo de tener más de 1 compañero sexual
Aumenta
No influye
Disminuye
No influye
PARTE III. CONOCIMIENTOS Y ACTITUDES SOBRE ITS/VIH/SIDA Y USO DEL CONDON
1.
CONOCIMIENTOS ACERCA DE TRANSMISION DE ITS/VIH/SIDA
En esta sección se pretende profundizar acerca de los conocimientos correctos de transmisión o de no
transmisión del VIH/SIDA. La pregunta a analizar es Cómo puede infectarse una persona de VIH/SIDA?.
Para tal fin se diseñaron dos escalas: Escala de Transmisión y Escala de No Transmisión, (ver Tabla 12)
La escala de transmisión examina los conocimientos acerca de transmisión:
a) Por vía sexual, b) por sangre infectada y c) de madre a hij@.
La escala de no transmisión examina los conocimientos acerca de transmisión:
a) Por picada de insecto, b) por ambiente público, c) por contacto no sexual.
ESCALA DE TRANSMISION:
Lo correcto es reconocer que las ITS/VIH/SIDA pueden transmitirse por vía sexual, por sangre infectada o de
madre a hij@.
(A las preguntas de esta escala tenían que responder que SI)
ESCALA DE NO TRANSMISION:
Lo correcto es reconocer que las ITS/VIH/SIDA NO se transmiten por picada de insecto, ambiente público o
contacto no sexual.
28
(A las preguntas de esta escala tenían que responder que NO)
Tabla 12
TRANSMISION
(Las ITS/VIH/SIDA se pueden transmitir por?)
POR VIA SEXUAL
ESCALA DE TRANSMISION
Tener relaciones sexuales penetrativas sin protección
POR SANGRE INFECTADA
Compartir agujas usadas o transfusión de sangre infectada
DE MADRE A HIJO
De madre infectada a hij@, durante embarazo/parto/darle pecho
ESCALA DE NO TRANSMISION
PICADA DE INSECTO
Por picaduras de zancudo u otro insecto
AMBIENTE PUBLICO
Por bañarse en piscinas públicas/compartir sanitarios
CONTACTO NO SEXUAL
Compartir cubiertos, vasos, comida o estrecharse las manos
2.
CONOCIMIENTO CORRECTO POR SEXO Y GRADO ESCOLAR
a.
ACERCA DE COMO SI SE PUEDEN TRANSMITIR LAS ITS/VIH/SIDA
En general observamos (Tabla 13) que la vía sexual es bien reconocida como factor de transmisión de
ITS/VIH/SIDA (con porcentajes de respuesta correcta de 95% ó más) siendo esto un poco más marcado en el
sexo masculino. La identificación de la transmisión por sangre infectada, aunque menor que la vía sexual,
siempre es alta (88% ó más), solamente que a diferencia de la anterior, es levemente mejor reconocida por el
sexo femenino.
Por otro lado, la transmisión de madre e hijo fue identificada mucho menos que las 2 anteriores (de 76%
como mínimo hasta 81 como máximo), siendo también mejor reconocida por el sexo femenino. El grado
escolar casi no influye en las respuestas correcta de estos factores.
TABLA 13
% DE RESPUESTAS CORRECTAS (o sea SI)
MODO DE
TRANSMISION
HOMBRES
MUJERES
7º grado
8º grado
9º grado
7º grado
8º grado
9º grado
Por vía sexual
97 %
98 %
98 %
95 %
96 %
97 %
Por sangre infectada
88 %
91 %
93 %
92 %
93 %
94 %
Madre-hijo
76 %
76 %
78 %
80 %
81 %
81 %
b.
ACERCA DE COMO NO SE TRANSMITEN LAS ITS/VIH/SIDA
29
Se observa en la Tabla 14 que sólo alrededor del 50% de los estudiantes varones sabe que la picada de
zancudo no es una vía de transmisión de ITS/VIH/SIDA, mientras este porcentaje sube un poco cuando se
explora el conocimiento sobre el ambiente público y contacto no sexual como vías que no transmiten
ITS/VIH/SIDA. En el sexo femenino los porcentajes de conocimiento adecuado sobre estas vías de no
transmisión son mucho más bajos que los varones, presentando la vía de contacto no sexual como la más
correctamente identificada . El grado escolar influye en ambos sexos, mientras más grado escolar aumenta el
número de adolescentes que saben correctamente los factores de no transmisión.
TABLA 14
% DE RESPUESTAS CORRECTAS (o sea NO)
MODO DE
TRANSMISION
HOMBRES
MUJERES
7º Grado
8º Grado
9º Grado
7º grado
8º grado
9º grado
Por zancudo
50 %
51 %
54 %
36 %
33 %
36 %
Por Ambiente público
52 %
54 %
59 %
32 %
32 %
36 %
Por contacto no sexual
56 %
59 %
65 %
41 %
47 %
50 %
c.
CONOCIMIENTO CORRECTO DE LOS FACTORES DE TRANSMISION
En las Tablas 15 a y 15 b se observa que en general, l@s adolescentes conocen bastante bien las vías de
transmisión de ITS/VIH/SIDA (76% en hombres y 78% en mujeres), mientras que el conocimiento correcto
de los factores de no transmisión es muy bajo, especialmente en el sexo femenino (35% en hombres y 16% en
mujeres).
El grado escolar influye en la correcta identificación de las vías de transmisión y no transmisión de
ITS/VIH/SIDA. En ambos sexos, a mayor grado escolar hay un mejor conocimiento acerca de estos factores.
TABLA 15 a
SEXO MASCULINO
Por grado escolar
% CONOCIMIENTO CORRECTO ACERCA
7º Grado
8º Grado
9º Grado
De los 3 factores de Transmisión
76 %
75 %
75 %
77 %
De los 3 factores de No transmisión
35 %
33 %
33 %
39 %
TABLA 15 b
SEXO FEMENINO
Por grado escolar
% CONOCIMIENTO CORRECTO ACERCA
De los 3 factores de Transmisión
78 %
30
7º Grado
8º Grado
9º Grado
76 %
78 %
79 %
De los 3 factores de No transmisión
d.
16 %
14 %
15 %
19 %
CONOCIMIENTO GLOBAL DE FACTORES DE INFECCION
En la tabla 16 se observa que solamente el 17% de los alumnos se pueden considerar bien informados acerca
de las vías de transmisión y no transmisión de ITS/VIH/SIDA (Entendiéndose como Bien informados
aquellos que identifican correctamente tanto los factores de transmisión como los de no transmisión). Un
83% de los alum@s están mal informados o con información incompleta.
TABLA 16
Respuestas
Correctas
FACTORES
Ninguna
DE
Una
TRANSMISION
Dos
FACTORES DE NO TRANSMISION
Ninguna
Una
Dos
Todas (tres)
Mal informado o informado en forma incompleta
83%
Todas (tres)
Bien informado
17 %
e.
DISTRIBUCION DE CONOCIMIENTO GLOBAL DE FACTORES DE INFECCION
En la Tabla 17 se observa
que en varones como mujeres el porcentaje de bien informados aumenta
levemente a medida que sube en grado escolar.
TABLA 17
% HOMBRES
% MUJERES
7º Grado
8º Grado
9º Grado
7º Grado
8º Grado
9º Grado
Bien Informados
20%
19%
24%
11 %
12 %
16 %
Mal Informados o Incompletos
80%
81%
76%
89%
88%
84%
f.
CONOCIMIENTOS SOBRE USO ADECUADO DE CONDON
Se analizaron los siguientes aspectos:
•
Conocimiento sobre si el condón protege contra ITS/VIH/SIDA
•
Sabe como usar el condón
•
Bien informados acerca de las vías de transmisión de ITS/VIH/SIDA
31
En las Tablas 18a y 18b se observa que casi todos los varones (95%) que ya tienen relaciones sexuales saben
que el condón protege contra ITS/VIH/SIDA, sin importar si lo usan siempre o no, mientras que en las
mujeres sexualmente activas este porcentaje es menor especialmente en aquellas que no usan siempre (o
nunca) condón (73%). Por otro lado, los varones saben más que las mujeres sobre como se usa correctamente
el condón.
Es importante notar que de l@s adolescentes que no acostumbran usar condón en sus relaciones, sólo el 20%
está bien informados, manteniéndose este porcentaje en los varones que no han iniciado relaciones sexuales,
no así en las mujeres no sexualmente activas donde el porcentaje de bien informados es mucho menor (13%).
En general, l@s estudiantes sexualmente activos tienen mejores conocimientos sobre uso de condón que l@s
escolares que aún no tienen relaciones sexuales. Por otro lado, los varones que no han iniciado relaciones
sexuales tienen levemente mejor conocimiento que los varones sexualmente activos acerca de los factores de
transmisión de ITS/VIH/SIDA.
TABLA 18 a
SEXO MASCULINO
Ocupan condón...
% de los que ya tienen
% de los que no aún no
relaciones sexuales
han iniciado relaciones
Siempre
A veces o nunca
sexuales
Sabe que el condón protege contra VIH/SIDA
95 %
95%
88 %
Sabe como se usa correctamente el condón
66 %
59%
44 %
Bien informado acerca transmisión VIH/SIDA
19 %
20%
22 %
TABLA 18 b
SEXO FEMENINO
Ocupan condón...
% de los que ya tienen
% de los que no aún no
relaciones sexuales
han iniciado relaciones
Siempre
A veces o nunca
sexuales
Sabe que el condón protege contra VIH/SIDA
86 %
73%
77 %
Sabe como se usa correctamente el condón
58 %
49%
26 %
Bien informado acerca transmisión VIH/SIDA
18 %
20%
13 %
En las Tabla 19 se observa que los varones tienen mejores conocimientos que las mujeres acerca del uso de
condón y factores de transmisión de ITS/VIH/SIDA. Este conocimiento aumenta a medida que aumenta el
grado escolar en ambos sexos.
32
TABLA 19
SEXO MASCULINO
SEXO FEMENINO
7º Grado
8º Grado
9º Grado
7º Grado
8º Grado
9º Grado
Sabe que el condón protege contra VIH/SIDA
89%
89%
93%
75 %
77 %
79 %
Sabe como se usa correctamente el condón
44%
50%
56%
20 %
28 %
32 %
Bien informado acerca transmisión VIH/SIDA
20%
19%
24%
11 %
12 %
16 %
g.
RAZONES PARA NO USAR CONDONES
En la Tabla 20 se observa que el 13% de los varones que no usa condón dice que porque es muy caro o cuesta
obtenerlo, mientras que solo un 1% de las mujeres dijo la misma razón para no usarlo. Un 13%, en ambos
sexos dice que no lo usan porque son fieles a su pareja. Por otro lado, un 15% de las mujeres dice que no
usan condón porque a su pareja no le gusta usarlo, mientras que en los varones este porcentaje es del 11%.
TABLA 20
RAZON PARA NO USAR CONDON
% HOMBRE
% MUJER
Es difícil obtenerlo/muy caro
13 %
1%
Es fiel a su pareja/tiene una sola pareja
13 %
13 %
A su pareja no le gusta usarlo
11 %
15 %
En la Tabla 21 se observa que el grado escolar no influye de forma importante en las razones que se dan en
ambos sexos para no usar condón.
Tabla 21
RAZON PARA NO USAR CONDON
% HOMBRE
% MUJER
7º Grado
8º Grado
9º Grado
7º Grado
8º Grado
9º Grado
Es difícil obtenerlo/muy caro
14 %
15 %
11 %
0%
2%
2%
Es fiel a su pareja/tiene una sola pareja
13 %
14 %
13 %
16 %
10 %
14 %
A su pareja no le gusta usarlo
12 %
10 %
10 %
16 %
19 %
11 %
h.
FACTORES ASOCIADOS CON USO CONDON ULTIMA RELACION
33
Se intentó identificar cuales son los factores relacionados con el uso de condón en la última relación sexual.
Solamente se logró encontrar factores asociados en los varones, en las mujeres no se logró identificar ninguno
(Tabla 22). Las variables asociadas son:
•
Grado escolar: A mayor grado escolar más uso del condón.
•
Conocer que el condón protege: El saber que el condón protege contra ITS/VIH/SIDA aumenta su uso.
TABLA 22
FACTORES
HOMBRES
Grado escolar
Aumenta uso de condón
Conocer protección del condón
Aumenta uso de condón
PARTE IV: RELACION EXISTENTE ENTRE ACTITUDES Y CONOCIMIENTOS CON
RESPECTO A ITS/ VIH/ SIDA Y LA PREVENCION
En Tabla 23 se observa que un 73% de todos l@s escolares de Tercer Ciclo no compartiría un vaso con una
persona viviendo con VIH/SIDA (PVVS) el 39% no le daría un abrazo a una PVVS y un 21% solicitaría su
expulsión de la escuela. Se observa que en l@s escolares bien informados sobre los factores de transmisión
de ITS/VIH/SIDA tienen menos conductas negativas hacia las PVVS que aquellos escolares que están mal
informados. En otras palabras, a medida que los sujetos están mejor informados disminuye la proporción de
aquellos/as que toman conductas discriminativas ante personas con VIH/SIDA. No hay diferencia entre sexos
(Tabla 24)
TABLA 23
CONDUCTA TOMADA ANTE
%
% SEGUN CONOCIMIENTOS DE
UNA
en
TRANSMISION DE ITS/VIH/SIDA
PERSONA CON VIH/SIDA
general
Bien informado
Mal informado o
parcialmente informado
No compartiría vaso con esa persona
73 %
49 %
81%
Evitaría darle abrazos a esa persona
39 %
20 %
47%
21 %
11 %
24%
Solicitaría su expulsión de la escuela
TABLA 24
HOMBRES
MUJERES
% según conocimientos de transmisión de ITS/VIH/SIDA
34
CONDUCTA TOMADA ANTE
Bien
Mal
Bien
Mal
UNA PERSONA CON VIH/SIDA
informado
informado
informado
informado
No compartiría vaso con esa persona
53%
86%
42%
76%
Evitaría darle abrazos a esa persona
23%
54%
14%
41%
Solicitaría su expulsión de la escuela
8%
23%
16%
26%
VI. DISCUSIÓN
El área de Salud relacionada con ITS-VIH/SIDA requiere ser profundizada particularmente en los
Adolescentes. En primer lugar por el intenso desarrollo sexual manifiesto inherente a esta fase de la vida y la
forma como la pandemia se expande en este grupo de población. En segundo lugar por carecer de suficientes
datos acerca del tópico en el país.
El actual estudio tiene como objetivo extraer información detallada acerca de los conocimientos de educación,
actitudes y prácticas sexuales que tienen los/las adolescentes salvadoreños del tercer ciclo escolar y su
relación con las ITS-VIH/SIDA que permita diseñar estrategias programáticas y acciones educativas futuras.
Adolescentes del mismo grupo de edad fuera del sistema escolar no fueron tomados en cuenta y deberán ser
objeto de otro estudio.
PARTE I. PERFIL GENERAL DEL/LA ADOLESCENTE ENTREVISTADO/A
Y SU ENTORNO
En general la edad de la población adolescente entre los 12 a 18 años, estudiantes del Tercer Ciclo de
Enseñanza a nivel nacional tiene una distribución normal, homogénea (ver Tabla 2 y Gráfica N.1).
El porcentaje de jóvenes adolescentes de ambos sexos disminuye progresivamente a medida que avanzan en
grado escolar (Tabla 3). Esto podría estar reflejando la proporción de falla académica, la deserción escolar o
ambos. La reducción del 7º al 9º año fue de 7% es obvio entonces que no todos los que inician cada grado lo
finalizan.
En general, como es de esperar, la edad de los/ las estudiantes de cada grado tiende a aumentar a medida que
avanza en el grado escolar; siendo en general mayor la edad de los hombres que de las mujeres en cada
grado. Los gráficos 1a y 1b muestran que los adolescentes masculinos asisten a la escuela en menor cantidad
35
que las adolescentes femeninas y en edades mayores, explicado por lo aplanado de la curva en el Gráfico 1b,
o sea que los adolescentes masculinos tienen en promedio más edad, en comparación con las adolescentes en
cada grado escolar. La meseta en la gráfica 1b refleja que existe un traslape de edades entre grados
adyacentes, es decir que hay un sector de jóvenes de 14 años en los grados 7º y 8º, y otro sector de 15 años en
los grados 8º y 9º, fenómeno que no se observa en la curva de sexo femenino. La meseta podría explicar que
los adolescentes masculinos repiten mas años que las compañeras de escuela. La incorporación temprana a la
fuerza laboral del país retrasando o sacrificando su formación académica podría ser una razón que explique el
rezago de varones de mayor edad en cada año escolar
RELIGION
Los datos relacionados con la practica religiosa son importantes en cuanto reflejan la fluctuación de la
población estudiada, entre la practica de la religión Católica, otras denominaciones protestantes y quienes no
practican ninguna religión. De mayor relevancia para los fines del presente estudio es la relación encontrada
con la practica de una religión y los comportamientos en los aspectos de su sexualidad.
Lo interesante de los resultados obtenidos en este estudio es que tres de cada cuatro (3/4) jóvenes que asisten
al Tercer Ciclo de Enseñanza reportan una práctica religiosa
En el Gráfico 2 a, observamos que en las adolescentes femeninas, hay una disminución de quienes no
practican ninguna religión, al progresar en el año escolar.
En los adolescentes masculinos es mayor el número de sujetos que declaran no profesar ninguna religión
comparados con las mujeres y presentan una tendencia a incrementar directamente proporcional a medida que
avanzan en sus estudios.
Hay una mayor proporción de adolescentes femeninas que declaran profesar alguna religión comparadas con
los adolescentes masculinos, similar a lo observado con relación al grado escolar.
En ambos grupos observamos además que el practicar una religión en general se asocia con que los jóvenes
son menos propensos a iniciar relaciones sexuales y con el hecho de no tener mas de una pareja sexual, por lo
tanto, potencialmente previene la incorporación de los/ las adolescentes a las conductas de riesgo de infectarse
con ITS VIH/SIDA. El estudio no singularizó las denominaciones religiosas pues no estaba contemplado
hacerlo.
36
PARTE II. DECRIPCION DEL PERFIL DE COMPORTAMIENTO ENCONTRADO EN EL/LA
ADOLESCENTE ESCOLAR EN RELACION A SU ACTIVIDAD SEXUAL
Con base en los datos de la Tabla 6, uno de cada cinco jóvenes (21 %) estudiantes del Tercer Ciclo escolar a
nivel nacional han tenido relaciones sexuales y pueden, potencialmente, entrar en riesgo de adquirir ITSVIH/SIDA. Por otro lado, una alta proporción de adolescentes estudiantes del Tercer Ciclo ( ocho de cada
diez), no ha iniciado todavía relaciones sexuales.
Al tomar en cuenta la edad y sexo del/la adolescente con su grado escolar observamos en el sexo femenino
que tiene relaciones sexuales (Gráfico 3a) una proporción ligeramente mayor de actividad sexual en grados
inferiores a partir de los 16 años de edad, siendo mas notable en el grupo de 18 años. Sin embargo, El número
de estudiantes femeninas sexualmente activas es muy bajo para intentar hacer inferencias correctas.
Surge la pregunta entonces ¿Con quien tienen sus relaciones sexuales los adolescentes? Lo único que se
puede afirmar es que no están realizando prácticas sexuales con sus compañeras de escuela. Todas las
posibilidades pueden especularse, podrían tener sus prácticas sexuales con adolescentes mujeres no escolares,
con mujeres de mayor edad, con trabajadoras del sexo, o algunos podrían tener prácticas no heterosexuales.
EDAD - SEXO - PROCEDENCIA
Los datos indican que en los adolescentes masculinos los factores mas importante relacionados con el inicio
de relaciones sexuales es la edad (a partir de los 13 años) y en menor magnitud el grado escolar pero es
relativamente independiente de su área de procedencia. La proporción de adolescentes femeninas que
iniciaron relaciones sexuales es pequeña como para hacer inferencia valedera, sin embargo, el factor mas
influyente relacionado con el inicio de relaciones sexuales es su procedencia del área urbana y principalmente
del AMSS.
Del grupo de adolescentes que ya iniciaron relaciones sexuales (21 %) y de estos, quienes mantienen
relaciones sexuales con mas de una pareja (45% de ese 21%), tienen mayor riesgo de adquirir enfermedades
de transmisión sexual incluyendo VIH/SIDA. Este ultimo grupo reporta que uno de cada cinco tienen
relaciones sexuales con dos personas, con tres personas uno de cada ocho, con cuatro personas uno de cada
16.
El grupo sexualmente activo muestra claras diferencias de conducta y práctica sexual al hacer una
comparación por sexos. Las adolescentes femeninas sexualmente activas mantienen su actividad básicamente
con una sola pareja. De las jóvenes que mantienen relaciones con mas de una pareja, las menores de quince
37
años representan un porcentaje muy pequeño. Las jóvenes de 17 años de acuerdo a este estudio deberían ser
objeto de mayor atención pues son las que mantienen relaciones sexuales con mas de una pareja.
Los adolescentes masculinos mayores de 15 años de edad que ya iniciaron relaciones sexuales deben ser
considerados un grupo de interés especial por las características de su práctica sexual. Es a partir de los quince
años que marcadamente reportan tener relaciones sexuales con mas de una pareja. A partir de esa edad la
proporción de tener múltiples parejas incrementa desde 1:5 a los 15 años hasta 1:2 al cumplir 18 años
PARTE III. CONOCIMIENTO Y ACTITUDES ACERCA DE TRANSMISION DE ITS-VIH/SIDA Y
SOBRE USO CONDON
Los resultados de este estudio demuestran que la actividad sexual de los adolescentes aumenta al avanzar en
grado escolar. Existe un porcentaje alto de adolescentes que conocen la protección contra el VIH/SIDA con el
uso del condón sin embargo, al preguntar si saben como utilizarlo aproximadamente el 50% de hombres y el
74% de mujeres adolescentes desconocen como usar correctamente un condón, El uso del condón como
método preventivo contra las ITS-VIH/SIDA es relativamente bajo.
Las razones para no usar el condón son en promedio para el 13%, “porque no le gusta a su pareja”. El 13%
por ser fiel a su pareja. El acceso difícil y caro fue el argumento para el 13% de los hombres y el 1% de las
mujeres.
CONOCIMIENTO CORRECTO DE LA ESCALA POSITIVA DE INFECCION POR VIH/ SIDA,
POR SEXO Y GRADO ESCOLAR
En forma global se observa una tendencia ascendente en el nivel de conocimientos de las categorías en esta
escala en ambos sexos a medida fue avanzan en grado escolar (Tabla 14).
Al analizarlo por grado escolar y por sexo encontramos que la gran mayoría de adolescentes (95 %) de ambos
sexos identifica correctamente que el VIH/ SIDA se transmite por vía sexual. . No hay diferencia importante
en conocimiento entre los tres grados y por sexo. La diferencia de conocimiento por sexo también es pequeña
aunque menor, en las adolescentes. El conocimiento de transmisión de VIH/ SIDA por tener relación sexual
penetrativa sin protección por sexo y grado escolar también es casi igual.
38
Hay un menor conocimiento sobre la transmisión por sangre infectada en comparación con la vía sexual de
transmisión en ambos sexos aunque no existen diferencias en el conocimiento de esta categoría por grados y
por sexo. Las adolescentes tienen un conocimiento ligeramente mayor que los adolescentes.
En ambos sexos el nivel de conocimiento de la transmisión Madre a Hijo/a es aun menor
que el conocimiento de infección por sangre infectada, mucho menor que el de la
transmisión sexual y ligeramente menor en los hombres que en las mujeres (en promedio
77% y 81% en hombres y mujeres respectivamente)
CONOCIMIENTO CORRECTO DE FACTORES NEGATIVOS DE INFECCION POR VIH/SIDA
POR SEXO Y GRADO ESCOLAR
En forma global se observa en ambos sexos una tendencia ascendente en el nivel de conocimientos de la
escala negativa de transmisión reportada por los/las adolescentes a medida que avanzan en su grado escolar.
Los/las adolescentes de ambos sexos muestran una marcada carencia de conocimientos de como no se
transmite el VIH/SIDA. Al hacer la comparación por sexo, las adolescentes femeninas muestran menor
conocimiento que los adolescentes masculinos.
CONOCIMIENTO GLOBAL DE FACTORES DE INFECCION
Con relación a los datos obtenidos acerca del conocimiento correcto de las categorías para cada escala
positiva y negativa con relación a la infección por VIH/SIDA, construimos una matriz que define el perfil de
todos los estudiantes del Tercer Ciclo ubicándoles en cuatro niveles de acuerdo a su conocimiento global de
factores de infección VIH/SIDA.
Obtenemos que solamente uno de cada seis adolescentes salvadoreños escolares conocen bien como se puede
y como no se puede adquirir el VIH/SIDA. Estos resultados plantean claros retos de que debemos diseñar
mecanismos apropiados que modifiquen esta proporción.
El grupo de jóvenes Mal Informados es relativamente pequeño y requerirá profundizar con ellos para reducir
su proporción. Es importante considerar que los sujetos Mal Informados son jóvenes altamente vulnerables al
riesgo de infectarse con VIH/SIDA debido a la mala información acerca de los mecanismos de transmisión.
Los adolescentes de ambos sexos descritos como Alarmistas por su condición de considerar que la infección
VIH/SIDA se transmite de todas formas, conoce muy bien los factores asociados positivamente con infección
39
y conoce muy mal los factores asociados negativamente con infección. Son individuos que por su nivel de
conocimientos pueden tener actitudes negativas y de rechazo para con las personas viviendo con VIH/SIDA.
La mayor proporción de jóvenes maneja una Información Parcial. Estos constituyen casi la mitad de los
estudiantes del Tercer Ciclo, y representan un grupo bastante considerable al que habrá que dedicarles
atención.
CONOCIMIENTO SOBRE USO ADECUADO CONDON
Es interesante observar como en general en ambos sexos existe una marcada divergencia en cuanto a que 9 de
cada 10 hombres y 8 de cada 10 mujeres conocen la protección contra la infección de ITS-VIH/SIDA que
proporciona usar el condón en una relación sexual, pero solo 2 de cada 10 hombres y de cada 10 mujeres
conocen correctamente los factores asociados positiva y negativamente sobre transmisión de ITS-VIH/SIDA.
La discrepancia de proporciones entre estos dos aspectos puede reflejar el énfasis en el uso del condón y el
menor esfuerzo en el conocimiento integral de VIH/SIDA y las conductas de riesgo en los programas o
campañas Educativas.
De las 3 razones investigadas de porque no se usa el condón no se observo mayor diferencia entre los grados
escolares o por sexo excepto el acceso difícil y caro que tuvo una respuesta positiva baja en las mujeres en
comparación con las otras dos razones y con los hombres.
Se efectuó regresión logística de factores asociados con uso de condón en la última relación, y se encontró en
los hombres que, el grado escolar y el conocer la protección del condón fueron los factores asociados
mostrando valores de β 0.23 y 0.31 respectivamente.
40
PARTE IV. RELACION ENTRE CONDUCTA Y CONOCIMIENTOS CON RESPECTO A ITS
VIH/SIDA Y LA PREVENCION
En esta sección exploramos como contribuyen en general la actitud hacia personas viviendo con VIH/SIDA y
el nivel de conocimientos correctos de factores asociados positiva y negativamente con la infección, que
poseen los adolescentes escolares Salvadoreños de ambos sexos.
Al revisar los tres escenarios de
conductas de acuerdo a los niveles conocimientos (Tabla 25), los
adolescentes identificados como alarmistas muestra la actitud mas negativa hacia una persona infectada con
VIH/SIDA. Le siguen en orden decreciente, los mal informados y los parcialmente informados. Los
identificados como bien informados muestran la proporción mas baja en actitud negativa hacia una persona
viviendo con VIH/SIDA. En las mujeres encontramos una proporción ligeramente menor que en los hombres.
La regresión logística muestra que en el adolescente masculino la Edad se asocia con una menor probabilidad
de estar mal informado pero a la vez está asociada con un incremento en la probabilidad de ser alarmista. En
las adolescentes femeninas la edad incrementa la probabilidad de estar bien informada.
En las adolescentes femeninas al aumentar en grado escolar aumenta la probabilidad de estar bien informada,
pero además disminuye la probabilidad de ser alarmista.
CONCLUSIONES
La gran mayoría de jóvenes en el presente estudio (95% de mujeres y 64% de hombres) aun no han iniciado
actividad sexual Al momento de la encuesta, mas de la mitad (55%) del total de los/las jóvenes sexualmente
activos mantienen un comportamiento sin riesgo al tener relaciones solo con una pareja.
El conocer en mayor profundidad los anteriores datos, permite considerar de una manera mas realista y
objetiva las diferentes estrategias y acciones en educación sexual que nos conduzcan a modificar conceptos,
prácticas y estilos de vida que les permita disfrutar su vida sexual libre de riesgos.
Basados en el presente estudio podemos recomendar afirmar que los Programas de educación sexual como
parte del programa general de educación escolar de los/las jóvenes, deben ser orientados a enfatizar que
los/las adolescentes desarrollen una vida sexual responsable, además de suprimir mitos y creencias en lo
relacionado a ITS-VIH/SIDA.
41
Habrá que hacer consideraciones programáticas y tomar decisiones para diferenciar el contenido y
profundidad de los Programas de Educación Sexual y el método pedagógico para apoyar a los adolescentes
masculinos a modificar su conducta y práctica sexual basada en la edad, el grado escolar, e independiente de
la procedencia. En las adolescentes femeninas en cambio el énfasis del programa deberá estar centrado en las
jóvenes mayores de quince años del área metropolitana del Gran San Salvador.
La promoción de conductas que fortalezcan la prevención de riesgos de adquirir ITS-VIH/SIDA en jóvenes de
7º, 8º, y 9º grados de todas las edades se vuelve estratégico. Sin embargo, Los adolescentes masculinos
sexualmente activos mayores de 15 años de edad y las jóvenes de 17 años deberían ser objeto de mayor
atención debido a que en estas ultimas, entre lo/las sexualmente activas, son las que en mayor porcentaje
mantienen relaciones sexuales con mas de una pareja. Estos/ as deberán ser el blanco de atención inmediata
de las estrategias programáticas y acciones preventivas.
La marcada disparidad de nivel de conocimientos de la escala positiva de infección del
VIH/SIDA comparado con el conocimiento de la escala negativa de infección, podría
indicar uno de los mayores fallos en los programas educativos y hace urgente que
intensifiquemos de manera mas efectiva la educación con el propósito de aumentar la
conciencia preventiva de las conductas de riesgo y de proteger los derechos de las personas
viviendo con VIH/SIDA de manera que se facilite superar obstáculos para una integración
mas saludable y productiva de estas personas a la familia y la sociedad.
Los datos muestran que la practica religiosa contribuye a retrasar, en los jóvenes escolares, las relaciones
sexuales y a evitar la relación sexual con mas de una pareja.
RECOMENDACIONES
Dado que el mayor riesgo de infectarse con VIH/SIDA es a través de relaciones sexuales, las estrategias
programáticas y acciones fundamentalmente deberán ser dirigidos a en la gran masa de jóvenes que aun no
han iniciado relaciones sexuales Estrategias y acciones orientadas no solo a mantener esta proporción sino a
ampliarla enfatizando y fortaleciendo una educación sexual integral y actualizada, libre de prejuicios en sus
enfoques educativos y con un fuerte contenido preventivo de conductas de riesgo para contraer VIH/SIDA.
Todos los sectores involucrados en el desarrollo académico y formativo de los adolescentes deben iniciar un
debate sobre el diseño de una estrategia formativa nacional particularmente relacionada con la educación
42
sexual de jóvenes adolescentes salvadoreños de ambos sexos. Esto incluye Ministerios de Educación y de
Salud Publica, autoridades de centros educativos a todo nivel, educadores, representantes religiosos,
legisladores, grupos de interés que trabajan con adolescentes, centros formadores, comunidad y representantes
de los mismos jóvenes.
CAMPO PARA OTRAS INVESTIGACIONES :
Lo investigado en este estudio son aspectos puntuales y las relaciones estadísticas no necesariamente causales.
El tema queda abierto al debate y sobre todo como campo para otras investigaciones.
El presente estudio no exploró las razones para la relación con múltiples parejas como conducta de riesgo y
seria pertinente considerar realizar uno en dicha dirección.
43
Anexo. Distribución de frecuencias de respuestas a la pregunta Cómo una persona puede
infectarse de VIH/SIDA?
MANERA DE INFECTARSE
% SI
% NO
% NO SABE
Tener relaciones sexuales vaginales sin protección
96.9
1.1
1.9
Por tener relaciones sexuales anales sin protección
77.9
12.7
9.4
Por tener relaciones sexuales orales
72.8
15.5
11.7
Por compartir agujas usadas
86.8
7.2
6
Por transfusiones de sangre de persona infectada
88.6
5.3
6
Madre infectada a hijo durante embarazo, parto o darle
78.6
10.2
11.2
Relaciones sexuales con varias parejas sin protección
86.8
6.2
7
Por tener relaciones sexuales hombre/hombre sin
76.9
12
11.1
Por compartir servicios sanitarios
36.2
48.7
15.1
Por bañarse en piscinas públicas
31.9
54
14.1
46
42.5
11.4
71.5
18.7
9.8
Compartir comida con alguien infectado
33.7
54.2
12.1
Besar con intercambio de saliva
45.2
45.8
9
Darle la mano a una persona infectada
8.5
81.5
10
pecho
protección
Por picaduras de zancudo u otro insecto
Compartir objetos personales (rasuradoras, cepillos
dentales)
44
XI. BIBLIOGRAFIA
Construcción Social de la Sexualidad Adolescente, Género y Salud Sexual. Quintana Sánchez, Alicia y otro.
Instituto de Educación y Salud. Lima, Perú, 1997.
Enciclopedia de la sexualidad. Tomo I, Editorial Océano, España, Vol. 1, 1994.
Información sobre la Adolescencia en El Salvador, Claros, María Elena y otro. OPS/OMS, 1997.
Manual para la educación en Salud Integral del Adolescente, Canessa, Patricia y otra. OPS-OMS, Arts of
Living Institute - FNUAP, 1992.
Marco Epidemiológico conceptual de la salud integral del adolescente. Donas Burak, Sown. OPS/OMS.
Psicología, un nuevo enfoque. Morris, Charles G., Editorial Prentice Hail, Hispanoaméricana, S.A., 5a.
Edición, México, 1987.
Yo, Adolescente. Pick de Weiss, Susan y otra. Instituto Mexicano de Investigación de Familia y Población,
Editorial Planeta, México, 1994.
Con el apoyo del Proyecto Acción SIDA de Centroamérica, (PASCA)
PASCA es financiado por USAID/G-CAP bajo el Acuerdo Cooperativo 596-0179-A-00-5127-00
y es operado por la Academia para el Desarrollo Educativo, (AED), en sociedad con The
Futures Group International, (TFGI)
45
Descargar