013 Clasificados/127

advertisement
072-075 Promesas/151
11/3/10
PROMESAS
12:11
Página 72
CUMPLIDAS
Josu
de
Solaun
Músico de toda la vida
Josu de Solaun Soto es un pianista valenciano, de ascendencia vasca. Ha cumplido 28 años y con
apenas dos ya tenía una guitarra en sus manos aunque enseguida se pasó al piano; dice que no
tiene recuerdos sin música. Josu no es todavía muy conocido en España porque toda su carrera la
ha desarrollado en Nueva York, donde estudia como alumno becado en la Manhattan School of
Music, con el pianista Horacio Gutiérrez con quien está terminando el doctorado.
Desde los diez años ha ofrecido recitales en Valencia, Madrid, Bilbao, San Sebastián, Italia, Nueva
York, Boston o Canadá, tanto como solista como en diversas agrupaciones camerísticas.
■ Por Paz Ramos
T
iene el orgullo de haber sido el
único pianista español en ganar el
Primer Premio del Concurso Internacional de piano José Iturbi y Gran Premio y Premio del Público en el I Concurso de Piano de la Comunidad Europea,
además de los Premios Ciudad de San Sebastián, Ricardo Viñes, el Helen Cohn al
mejor músico de cámara de su promoción.
Lleva una carrera imparable, con numerosos conciertos programados en Nueva
York, Méjico, China, París y uno muy especial en la Casa de Schumann, en Leipzig. Es
un gran pianista pero también un apasioM 72
nado de la literatura y la ópera, su poemario de cabecera, La realidad y el deseo de
Luis Cernuda.
¿De dónde procede el apellido Solaun?
Procede del nombre de un caserío en
el Valle de Llodio en Álava y data del siglo
XVI; mi familia viene de allí, es patronímico:
Solaun era el nombre o del pueblo o del
caserío de donde venía el apellido. Mi
padre es de Bilbao y es médico.
En tu familia hay médicos, abogados,
científicos pero tú eres el único músi-
co. ¿Cuándo te enfrentas al piano por
primera vez?
Empecé como a los dos o tres años, mi
madre me ingresó en una academia, aquí
en Valencia, en la calle Jesús; iba allí a jugar, a
desarrollar un poco la psicomotricidad. No
tengo recuerdos sin música; empecé con la
guitarra muchos años, me regalaron mi primer piano en mi primera comunión, me lo
compraron entre todos los invitados; era el
año 1990, tenía ocho años.Tengo la carrera de Filosofía casi terminada que he simultaneado con la de música; ahora estoy haciendo el doctorado en Nueva York.
072-075 Promesas/151
11/3/10
CURIOSEAR
12:11
Página 73
PROMESAS CUMPLIDAS
CLAROSCUROS
¿QUÉ QUIERE USTED SABER DE...?
Enhorabuena por haber conseguido
dos importantísimos premios de piano:
el de la Unión Europea, en Praga, y el
Gran Premio del Concurso Internacional de Piano José Iturbi (eres el primer
español que lo consigue). El premio de
la Unión Europea, era la primera vez
que se convocaba.
Sí, es muy interesante. Cada seis meses
el Presidente del Consejo Europeo, ahora
es España, antes Francia y antes la República Checa, que organizó dentro de las
actividades culturales un concurso que
ahora se celebrará cada cuatro años, en el
que a través del Ministerio de Cultura se
escogió a un representante de cada país
europeo. Éramos veintisiete, yo fui a representar a España; íbamos todos a dar
una representación de una hora y después
de los veintisiete europeos, uno de cada
país, pasamos a la final cinco a tocar con la
Orquesta Filarmónica de la República
Checa y fue muy entrañable porque a mí
es un país que me gusta desde siempre.
Me quedé alucinado con el nivel de la orquesta. Fue bonito también ganar el premio del público porque casi es lo más importante en definitiva, que el público lo
aprecie; y fue una grata sorpresa, casi más
bonito que el primer premio para mí.Además, yo me crié leyendo todas las novelas
de Milan Kundera, que me encantaban;
por eso ha sido un sueño visitar ese país y
ganar tan importantes premios.
nocer más y ahora ya voy dando conciertos en España.También grabamos un disco
y el premio te ofrece una gira de conciertos; he tocado en París, en Chile, Roma,
China, Japón y, aquí en España, he tocado
en Valencia.
senté a las pruebas y me dieron una beca
y estudié con ella cinco años y luego otros
cinco con Horacio Gutiérrez, que es concertista. Antes de marcharme a Estados
Unidos, mis tres principales profesores
aquí en España fueron la mejicana María
Teresa Naranjo, la más importante (era
profesora en el Conservatorio Amaniel,
en Madrid), una gran persona, gran pedagoga, gran pianista, me enseñó una importante base técnica y musical y de la que
tengo un recuerdo muy entrañable. Luego
estudié con Ana Guijarro, que me ayudó
mucho en un período difícil en el que yo
estaba un poco confundido; ella fue quien
me ayudó a preparar las pruebas de ingreso. El otro profesor es Ricardo Roca,
que era un alumno de María Teresa.
Todo empezó cuando conseguiste ser
alumno becado en la Escuela de Manhattan, con Horacio Gutiérrez.
En Nueva York he estado once años y
he tenido dos profesores. Cuando entré,
Horacio Gutiérrez no estaba todavía enseñando allí, mi profesora entonces era
Nina Svelanova que era la ex-mujer del
gran director de orquesta ruso, Svelanov;
ella se marchó a Nueva York en el año 75
El repertorio del siglo diecinueve dices
que es el que más te interesa; Glenn
Gould evitó compositores como Chopin o Debussy,en los que predomina un
sonido puro y fluctuante. Su mayor legado son sus grabaciones de Bach
(grabó todas sus obras para clave).
Gould era famoso por su forma vigorosa y convincente de ejecutar el contrapunto. ¿Qué opinión te merece?
Toqué el repertorio con el que tengo
más afinidad, el del siglo XIX, Chopin, Schumann, Janacek, Scriabin y algo de Granados
que es el compositor español para piano
con el que más afinidad tengo.
En casi treinta años de concurso es la
primera vez que un español gana el
premio José Iturbi de piano. Un concurso que se creó en 1981,en honor del
gran pianista y director valenciano.
Fue muy bonito porque es en mi ciudad. Fue mi primer concurso. Me presenté, nadie me conocía, la gente cuando me
escuchó tocar se llevó una sorpresa porque algunos de los que van al concurso
son algo conocidos, la gente sabe que
tocan bien, a mí no me conocía nadie porque yo como llevo diecisiete años viviendo en Estados Unidos, venía muy poco a
España, mi carrera se estaba desarrollando
más fuera de mi país. Pero después de
ganar el Iturbi aquí se me empezó a co-
“Se me ponen
los pelos de
punta cuando
hablo de
Mozart”
y se estableció allí. Como a mí el repertorio ruso me gusta, había tenido mucha afinidad con él, el tipo de estética interpretativa, no la soviética sino la antigua escuela rusa; siempre me había gustado mucho
esa manera de tocar y sobre todo la literatura pianística rusa me encanta. Me pre-
© DAVID BEYDA
¿Qué programa elegiste para presentarte a ese concurso, con tanta competencia frente a otros 26 candidatos de
toda Europa?
A mí me fascina Glenn Gould porque
lo considero un gran genio de la interpretación y del hacer música. Puede uno estar
de acuerdo o no, yo entiendo que cada artista tiene afinidad con su temperamento,
su tipo de inteligencia, pero a él le interesaba sobre todo el aspecto polifónico de
la música y en el siglo XIX quizás prima
más un sentido del arioso, de lo melódico,
del canto, y las texturas son más homofónicas, hay menos polifonía en el sentido
del tipo de mente que tenía Gould, que
era completamente laberíntica, caleidoscópica; era un genio y, aunque él no tocara esas obras las conocía.Yo, por ejemplo,
estudio mucho repertorio pero a la hora
de presentarme al público creo que lo
más honesto es hacerlo con aquello con
lo que tenga mayor afinidad porque se
toca mejor lo que más quieres y para mí,
mi corazón está sobre todo en la música
que está escrita con el piano in mente
como instrumento: Chopin, Schumann, la
música rusa, Scriabin, Rachmaninov, y
luego, de la música del siglo XX, destacaría
a Debussy, Janacek, Ravel; pero también
Messiaen, Ligetti...
Además de los conciertos que ofreces
como solista o con orquesta tienes debilidad por la música de cámara.
Es casi lo que más me gusta. He hecho
en los últimos once años mucha música
M 73
072-075 Promesas/151
CURIOSEAR
11/3/10
12:11
Página 74
PROMESAS CUMPLIDAS
CLAROSCUROS
¿QUÉ QUIERE USTED SABER DE...?
de cámara, he tocado con cantantes, me
encanta la ópera, el repertorio de lead, el
de violín y piano, me puedo pasar la vida
tocando música de cámara; si tienes afinidad con los músicos y tienen una manera
de entender la música parecida a la tuya,
es magnífico. El problema de los pianistas
es que estamos demasiado metidos en
nuestro propio ego y a veces desconectamos de la realidad, de lo que es el mundo
exterior, y entonces tu forma de hacer
música pierde profundidad porque al fin y
al cabo la música es para los demás.
Acabas de ofrecer un concierto en Valencia, en el Palau, que ha sido un éxito,
interpretando a uno de tus músicos
rusos favoritos, aunque a veces se le ha
discutido y regateado el valor de su
obra, su música ha sido calificada de
efectista. De los tres conciertos para
piano y orquesta que Tchaikovski compuso, el Segundo y el Tercero han quedado un poco relegados a segundo término por el éxito fulgurante del Primero, un concierto de gran riqueza temática.
“Me gusta la
música que
tenga un
sustrato de
nostalgia”
Me encanta; interpreté el concierto número uno de Tchaikovski para piano y orquesta. Es una obra del repertorio ruso
que me gusta mucho, por cierto una obra
que Rafael Orozco tocaba muy bien. Es
un concierto que se ha tocado mucho, la
gente quizá esté un poco cansada de él
porque a veces el repertorio ruso la gente
lo considera como de segunda categoría
frente al austro-germánico pero para mí la
música de este compositor ruso es increíble, las sinfonías, las canciones que tiene
para voz y piano, una enorme colección
que casi nadie conoce, toda la obra para
piano, cámara, concierto de violín, las Variaciones Rococó de chelo. Sólo con haber
escrito la Sexta Sinfonía es suficiente.
De los cinco conciertos de piano que
escribió Beethoven, has interpretado
alguno de ellos con sus enormes dificultades.
He tocado el Primero y el Tercero. Son
todos difíciles aunque la dificultad…llega
un momento que todo es difícil; el Emperador es difícil pero también el Cuarto. La
música de Beethoven me resulta difícil de
tocar porque le tengo mucho respeto y
me gusta casi más escucharla que tocarla,
me gusta sobre todo el Beethoven primero el más clásico, el influenciado por
Haydn.
Este año se celebra el bicentenario del
nacimiento de Chopin, el músico que
M 74
revolucionó la escritura y técnicas pianísticas; el Festival bilbaíno Músika-Música ha programado toda su obra. En la
tierra de tu padre han rendido homenaje a Chopin jóvenes pianistas españoles como Luis Fernando Pérez, Iván
Martín, Javier Perianes, Judith Jáuregui,
¿tienes muchos Chopin en tu agenda?
Sí, de hecho acabo de interpretar el
Segundo Concierto con la Orquesta Filarmónica Ciudad de Méjico dirigida por
Max Bragado Darman, y luego tengo una
gira por España con los solistas de Sofía,
que es una Orquesta de Cámara búlgara,
tocando también el Segundo de Chopin.
Es un compositor por el que tengo una
gran afinidad, requiere un equilibrio entre
lirismo, poesía, subjetividad y al mismo
tiempo clasicismo, templanza, elegancia; y
ese tipo de simbiosis entre esos dos mundos, entre lo elegante y lo físico y pasional,
es un equilibrio muy difícil de conseguir.
Chopin y su música viven en una línea muy
específica, de modo que si uno se sale de
072-075 Promesas/151
11/3/10
12:11
Página 75
ahí puede ser demasiado clásico y encorsetado o demasiado edulcorante, y conseguir ese equilibrio en su música es un
auténtico reto personal que me encanta y
que han conseguido pianistas como Arthur Rubinstein, gran interprete de Chopin.
Has tocado los conciertos de Mendelssohn, un gran conocedor de la orquesta desde su juventud y un gran pianista.
La idea que tiene la gente de él es que es
un compositor de gran efecto, muy virtuoso pero de un virtuosismo vacío, de
calidad musical de segunda fila y yo creo
que es un compositor realmente a descubrir. Su música coral, sus óperas (tiene tres
óperas fantásticas poco conocidas), tiene
unas canciones, unos leader que son lo
más maravilloso, tiene una obra coral que
Mendelssohn es una figura un poco
particular.A mí me gusta más que su obra
para piano su música de cámara, me encantan sus sinfonías; su obra para piano
me parece que es de gran calidad como
todo lo que escribió pero a veces lo noto
un poco falto del tipo de inspiración que
se ve en alguien como Schumann o Chopin. Creo que sus mejores obras las escribió cuando era muy joven: el Octeto, los
tríos (que son obras maestras)…los conciertos me gustan pero su obra para piano
menos. A mí lo que más me gusta es la
obra que toma como modelo sonoro la
voz y la resonancia de la voz.
Mozart está por encima del bien y del
mal como compositor; su vasta producción en el terreno del piano comprende un conjunto de 25 conciertos
para piano y orquesta.
Yo la palabra genio la utilizo muy poco
pero creo que es el más grande compositor que ha habido nunca. Se me ponen
los pelos de punta cuando hablo de Mozart. Me parece una persona que entendía
la música con la inmediatez de un lenguaje de una manera tan natural que yo creo
que hasta una piedra que escuche a Mozart…algo se transforma en la piedra porque su música es de una perfección, de
una expresividad tan absoluta, sobre todo
sus óperas, La Flauta Mágica, Don Giovanni, La Clemenza de Tito, sólo con esas tres
y los conciertos para piano y orquesta son
de mis obras preferidas. He tocado bastantes pero me pasa igual que con Beethoven; estudio toda la literatura porque
me interesa pero a la hora de mostrarme
ante un público me parece que mi Mozart no sería lo mejor que yo podría hacer
aunque no descarto en un futuro tocar
más su música.
En la selección de tu repertorio casi
siempre está Rachmaninov, su espléndido concierto número dos estrenado
en 1901, con el propio compositor
como solista.
Rachmaninov es un compositor con el
que tengo una afinidad muy especial porque me parece que está poco entendido.
para el piano. El Segundo concierto es de
una inspiración sublime; dice algo que una
pieza que está escrita hace más de cien
años siga emocionando a la gente, algo
tiene esa música que consiguió encontrar
algo que todos entendemos. Otro compositor que me fascina es Scriabin, no muy
interpretado (es una pena), pero para mí
es el compositor con el que tengo una
mayor afinidad.También Janacek o Mompou, me gusta la música que tenga un sustrato de nostalgia, me sale la vena norteña de mi padre.
Ya veo que tienes la agenda bastante
completa para este año, espero que
vengas más a menudo a España pero
de momento, ¿cuáles son los próximos
conciertos programados?
“Uno de mis
grandes
sueños es
acabar siendo
director de
orquesta”
se llama La Liturgia de San Juan Crisóstomo
que es bellísima, un Poema Sinfónico que
se llama Las Campanas, sus sinfonías, es un
compositor al que se le ha hecho muy
mala propaganda porque escribía en el
siglo XX en un estilo que se consideraba
poco vanguardístico pero fíjate en Bach
que en su época se le consideraba de un
estilo completamente retrógrado, una polifonía que estaba ya completamente superada… y ahora lo consideramos uno
de los grandes genios. Lo digo porque
Rachmaninov en su música tiene una gran
sutileza y la escritura pianística es de una
inteligencia y de un conocimiento profundo del instrumento, de una belleza inmensa; a mí me parece uno de los grandes
Toco con la Orquesta Filarmónica de la
Ciudad de Méjico el segundo de Chopin,
después tengo una gira por China y Taiwán, luego voy a París, acabo de ofrecer un
recital todo Chopin en el Auditorio de
León, ahora me voy a Varsovia, en abril
tengo un recital en Nueva York , luego un
recital en la Casa de Schumann, en Leipzig
(es un gran honor porque tocan muy
pocos pianistas allí, es un público súper selecto); yo, encantado de tocar en Alemania
otra vez (toqué el año pasado). También
volveré en junio al Auditorio de León con
un cuarteto de cuerda, el Cuarteto Payarés, músicos jóvenes muy buenos.
Todas las entrevistas a las jóvenes promesas las termino con las pasiones; la
tuya, además del piano, diría que eres
fan de la ópera.
Yo hubiera querido ser cantante; me
encanta trabajar con cantantes y la dirección de orquesta. Uno de mis grandes
sueños es acabar siendo director de orquesta y, sobre todo, dirigir ópera es algo
que me fascina; luego, fuera del ámbito
de la música, tengo tres grandes pasiones: una es el cine, me puedo ver al año
no sé...un millón de películas, me encanta todo tipo de cine, de todos los países,
me encanta Tarkovski, tiene una manera
de entender la cadencia del tiempo con
la que me identifico mucho o Angelopoulos,Triffaut, me encanta el cine bueno
en general y también la literatura y la filosofía, me apasiona la poesía de Luis
Cernuda, La realidad y el deseo es mi libro
de cabecera, me ha influido en mi manera de entender el arte. En Nueva York
hay un gran ambiente literario y filosófico,
siempre hay conferencias, lectura de poesía; es una ciudad llena de posibilidades
culturales. ■
M 75
Descargar