aproximación a la homologación y certificación en los productos de

advertisement
APROXIMACIÓN
A
LA
HOMOLOGACIÓN
Y
CERTIFICACIÓN EN LOS PRODUCTOS DE SEGURIDAD
PRIVADA
1. INTRODUCCIÓN A DICHOS CONCEPTOS
Tal y como se manifiesta por los principales expertos en esta materia, detrás
del concepto de homologación y certificación está acuñado el concepto de
calidad o sello de calidad.
Dicho sello de calidad responde al creciente interés social por garantizarse la
seguridad de los productos y servicios así como respeto al medio, de tal
manera que por parte del prestador de servicios de seguridad pueda acreditar
su diligencia debida en el cumplimiento de sus obligaciones frente al usuario
adquirente de un producto y contratante de sus servicios.
Por supuesto en muchos casos dicha exigencia
técnico al comercio internacional.
actúa como un obstáculo
La actividad de normalizar se manifiesta a través de la elaboración, publicación
y aplicación de las normas. Se trata de simplificar, unificar y especificar. Solo se
puede normalizar aquello que es repetitivo.
A este esquema respondió en su momento la aprobación y publicación de las
Ordenes del Ministerio de Interior 314/2011 de 1 de febrero sobre
Empresas de Seguridad privada y 316/2011 de 1 de febrero sobre
funcionamiento de los sistemas de alarma en el ámbito de la Seguridad
Privada.
Por sistema homologado de seguridad en dicho ámbito, de acuerdo con el
articulo 23 de la Orden del Ministerio de Interior 314/2011 último párrafo,
se consideran todos aquel conjunto de aparatos o dispositivos electrónicos
contra robo o intrusión o para la protección de personas y bienes cuya
activación sea susceptible de producir la intervención policial, que reúnen las
características técnicas en su fabricación y funcionamiento previstas en las
normas europeas UNE EN 50130, 50131, 50133, 50136 y NORMA UNE
CLC/TS 50398 o aquellas normas llamadas a reemplazar a las normas citadas,
con independencia de hallarse o no conectados a una Central de Alarmas de
una Empresa de Seguridad autorizada para dicha actividad de tal manera que
permita a la Central de Alarmas una identificación y tratamiento singularizado
de las señales correspondientes a las distintas zonas y elementos que
componen el sistema de seguridad así como el conocimiento del estado de
alerta o desconexión de cada una de ellas y la desactivación de las campanas
acústicas o sirenas.
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
El artículo 2 de la Orden del Ministerio de Interior 316/2011 de 1 de febrero
sobre funcionamiento de los sistemas de alarma en el ámbito de la
seguridad privada, asocia a los productos fabricados conforme a dichas
normas UNE EN, para que puedan considerarse homologados a determinados
requisitos adicionales tales como que su instalación sea efectuada por una
Empresa de seguridad autorizada, el sometimiento a cuatro niveles de
seguridad en razón al lugar en dónde van a ser instalados, si van a ser
conectados o no a una Central de Alarmas, así como el riesgo que puede
afectar al inmueble y al tipo de establecimiento o domicilio.
Como requisito adicional impuesto por supuesto al fabricante de sistemas de
seguridad para su consideración de producto correctamente aprobado para su
comercialización a las Empresas de Seguridad que habrán de instalarlo, se les
impone que haya existido el sometimiento por dicho fabricante a una
evaluación de conformidad del producto de seguridad a un laboratorio
debidamente acreditado en cada uno de los Países de la Unión Europea de
acuerdo con la norma EN 45011.
Por consiguiente significar que cuando se manifiesta que un producto de
seguridad está especificado se entiende que el mismo cumple o satisface
unas características técnicas impuestas legamente y consensuadas o
aceptadas por todas las partes implicadas: fabricantes, distribuidores, el
comercio, la administración tutelante.
Son objetivos de la normalización establecida en el mercado de la Seguridad
privada a través de las normas UNE EN para su exigencia a los sistemas de
seguridad:
•
•
•
•
Facilitar la promoción y difusión tecnológica.
Eliminar las barreras a intercambios internacionales.
Proteger al consumidores e intereses colectivos.
Garantizar la eficiencia y efectividad de los sistemas de seguridad
instalados, evitando con su anormal funcionamiento daños o molestias al
modelo de seguridad público con intervenciones policiales injustificadas.
Una norma técnica tal y como las normas UNE EN citadas, es un documento
publico, de acceso libre, consensuado, aceptado y aprobado por las partes
interesadas, aprobado por un organismo ad hoc autorizado (AENOR),y cuya
observancia no es obligatoria.
Esta normas UNE EN se han convertido en obligatorias para las Empresas y
usuarios de seguridad privada, al incluirse una referencia expresa a las mismas
en una Norma Jurídica de rango reglamentario tal y como ha ocurrido
particularmente con las Ordenes del Ministerio de Interior de España 314/2011,
316/2011 y 317/2011 para el ámbito de la Seguridad Privada.
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
Ahora bien, además de dicha exigencia respecto del producto de seguridad, es
posible además frente a la Empresa de Seguridad prestadora de un servicio de
Central Receptora de Alarmas, que un cliente pueda imponerle de forma
complementaria y voluntaria, la satisfacción de determinados requisitos
contemplados en otra norma técnica, creándose un segundo nivel de
exigencias diferente de la obligatoriedad de la Norma UNE EN exigida
normativamente.
En España el organismo de normalización al que se aludido en dichas normas
técnicas para los productos de seguridad ha sido AENOR.
AENOR es un ente privado sin animo de lucro, con personalidad jurídica propia
integrado en organizaciones europeas e internacionales de normalización, que
ha sido reconocido por la Administración para esa tarea, con un carácter
multisectorial, que debe contar con los medios técnicos, humanos y financieros
apropiados, y confeccionar, editar y vender las normas.
Además dicho Ente privado, debe facilitar la colaboración y la prestación de los
sectores afectados por dicha Norma, que así lo deseen.
En la elaboración de una norma técnica por parte de AENOR, tal y como las
Normas UNE EN aplicables al sector de la seguridad privada, productos de
seguridad, debe haberse producido el siguiente proceso:
-
Trabajos preliminares de la Norma,
Elaboración del proyecto de Norma.
Información pública en el Boletín Oficial del Estado (BOE).
2.EL CONCEPTO DE HOMOLOGACIÓN
Homologar es comprobar si un producto cumple un reglamento técnico del
Estado, tal y como la Normativa de Seguridad Privada con su remisión expresa
a las normas UNE EN citadas, de tal manera que garantice prestaciones en su
funcionamiento y seguridad en su utilización por los consumidores de
productos de seguridad privada.
Las prestaciones son aquellas características de un servicio o producto que no
afectan a nuestra vida o salud pero que hacen que nos sintamos atraídos hacia
un cierto producto que habrán de orientarse a satisfacer las necesidades del
mercado y en este caso de los usuarios de los servicios de seguridad privada.
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
El cumplimiento del Reglamento técnico por parte de los fabricantes de los
sistemas de seguridad aprobados y su instalación por las Empresas de
Seguridad autorizadas, así como el cumplimiento de determinadas
características en su funcionamiento para entenderse homologados conforme
al articulo 23 de la Orden 314/2011 ya referenciada, deber verificarse mediante
un procedimiento de control que se llama homologación a través de la entrega
al usuario destinatario del producto y servicio de certificados del fabricante así
como proyecto y certificados de instalación y conexión del sistema de
seguridad a Central Receptora de Alarmas.
Un procedimiento de homologación de un producto de seguridad por parte de
un fabricante que desee comercializar dichos productos a empresas de
seguridad, podría pasar a título de ejemplo por las siguientes fases en la
aprobación de un producto de seguridad a los efectos de la expedición de la
correspondiente certificación de conformidad de un producto como el de
seguridad:
a) La empresa fabricante que desee pasar una homologación deberá
informarse de las normas aplicables al producto de seguridad
(NORMAS UNE EN ya referenciadas).
b) La empresa fabricante adquiere las normas técnicas aplicables al
producto.
c) La empresa fabricante investiga los laboratorios de ensayos acreditados
en España o Unión Europea para homologación del producto.
d) Solicitud al responsable del proceso de homologación, muestras
necesarias, manual del equipo, manual de instrucciones, diagramas y
memoria técnica y entrega al laboratorio de ensayo.
e) El laboratorio acreditado emite un informe de pruebas que envía al
organismo homologador que concederá o no la aprobación de tipo o
marca de conformidad.
f) El laboratorio de Ensayo como Entidad Certificadora expedirá el
certificado de conformidad del producto con la normativa UNE EN
impuesta reglamentariamente.
g) La aduana comprobará si los productos que se intentan introducir en un
mercado están cubiertos por una Reglamentación técnica.
h) La empresa de Seguridad una vez adquirido el producto de seguridad
con el marcado CE y el certificado de conformidad del producto con las
normas UNE EN exigido el fabricante, finaliza el proceso de
homologación del sistema de seguridad procediendo a su instalación
conforme a los niveles de seguridad exigidos y respetando los requisitos
establecidos expresamente las Ordenes Ministeriales ya citadas.
El certificado de conformidad de producto de seguridad con las normas UNE
EN citadas en las Ordenes del Ministerio de Interior 314/20011 de 1 de febrero
y 316/2011, por tanto deberá ser emitido por el laboratorio de ensayo, como
entidad certificadora, de acuerdo con los criterios impuestos por la entidad
acreditadora (ENAC) a la entidad certificadora en la norma EN 45011 .
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
3.EL CONCEPTO DE CERTIFICACION EN EL AMBITO
DE
LA
SEGURIDAD
PRIVADA.
PARTES
INTERVINIENTES.
Según la definición de la norma UNE-EN 45020, la certificación es el proceso
mediante el que una tercera parte, da garantía escrita de que un producto,
proceso o servicio es conforme con unos requisitos específicos.
Esta certificación constituye una de las partes integrantes de un proceso de
homologación antes citado y por ello partiendo de la definición antes
expresada, podemos observar que en la misma intervienen tres partes
diferenciadas:
A) EL ORGANISMO NORMALIZADOR. Aquel que elabora las normas
técnicas que determinan los requisitos
específicos base de la
certificación. En el ámbito de la Seguridad Privada dicha figura estaría
ostentada por AENOR y el Ministerio de Interior en lo no previsto por
dichas normas UNE EN para las características de los sistemas de
seguridad y su funcionamiento conectados a Central de Alarmas de
Empresa de Seguridad..
B) EL ORGANISMO CERTIFICADOR: Aquella entidad que emite el
documento que demuestra el cumplimiento de dichas normas técnicas.
En el ámbito de la Seguridad Privada dicho papel viene ocupado por el
Laboratorio de Ensayo acreditado.
Dicho laboratorio garantizará el cumplimiento de las normas por parte del
solicitante de la certificación (El fabricante del sistema de seguridad).
Este laboratorio entidad de certificación no requiere ninguna ninguna
autorización administrativa para operar y, por lo tanto, la acreditación es una
garantía voluntaria, no una exigencia reglamentaria de la administración.
Ahora bien el hecho de que esta entidad de certificación esté acreditada
garantiza principalmente la imparcialidad y transparencia del proceso de
certificación, así como la competencia técnica de la entidad para el desarrollo
de esta actividad en los sectores para los que cuenta con acreditación.
Además, el hecho de estar acreditado garantizará en muchos casos el
reconocimiento de la certificación a nivel internacional.
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
Por consiguiente en la normativa de Seguridad privada, dicha evaluación de
conformidad del producto se somete al cumplimiento por dicho laboratorio de la
norma ISO IEC 17025 como entidad certificadora de conformidad del producto,
siendo ENAC quien expide como organismo acreditador el certificado de
acreditación al laboratorio de acuerdo con la norma EN 45011.
C) EL ORGANISMO ACREDITADOR:
En diversas publicaciones viene haciéndose alusión a que en España el único
organismo acreditador es ENAC, no siendo cierto de forma exclusiva.
Es cierto que ENAC se encarga de garantizar mediante un certificado de
acreditación que la entidad certificadora tiene capacidad para certificar
conforme a las normas EN de la serie 450001 , sin embargo existen otros
organismos que
realizan funciones de acreditación para otro tipo de
certificaciones vigentes en España, como sucede en el caso del Ministerio de
Agricultura en relación a las denominaciones de origen y similares.
D) LA ENTIDAD CERTIFICADA.
Es la última parte implicada en el proceso de certificación es la entidad objeto
de la certificación, y que en el ámbito de la seguridad privada suele ser una
empresa fabricante de productos de seguridad para su comercialización entre
las Empresas de Seguridad instaladoras de sistemas de seguridad.
E) TIPOS DE CERTIFICACIÓN
Podemos clasificar de forma general las certificaciones atendiendo a diferentes
criterios.
•
Así, en función de la naturaleza del organismo acreditador/normalizador
podemos hablar de:
- Certificaciones de naturaleza pública, cuando las administraciones públicas
intervienen en el proceso bien como normalizadores o como acreditadores.
Conforme a la definición anterior, entiendo que dicha certificación concurre en
el ámbito sectorial de la Seguridad Privada al completar el proceso de
homologación de un producto de seguridad, con una regulación específica de
lo que se conceptúa por sistema de seguridad homologado en la prestación del
servicio de seguridad privada y sus implicaciones ante una intervención policial.
- Certificaciones de naturaleza privada donde dichas funciones las realizan
organismos privados.
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
•
En segundo lugar, en función del alcance de la norma base de la
certificación
podemos hablar de certificaciones generales y de
certificaciones sectoriales.
Así, serían certificaciones generales aquellas aplicables a todos los sectores
de la economía, mientras que las certificaciones sectoriales serían válidas
únicamente para un determinado sector de actividad. La certificación del sector
de seguridad privada sería por tanto sectorial.
•
Por último, en función de la naturaleza de la entidad certificada
podemos distinguir tres grandes categorías principales: Certificación de
empresas, Certificación de productos y Certificación de personas.
La certificación normativamente exigida al sector de la seguridad privada, viene
contemplada de forma obligatoria para el producto de seguridad, e impuesta a
la empresa de seguridad en el momento en que proceda a la comercialización
e instalación de un sistema de seguridad, se halle o no conectado el mismo a
una Central Receptora de Alarmas de Empresa de seguridad.
F) CERTIFICACIÓN DE EMPRESAS
Revisten carácter voluntario en el ámbito de la Seguridad Privada.
En este caso la entidad certificada bien puede ser una empresa de seguridad o
una parte de la misma.
Así, una empresa de Seguridad puede optar por certificar su modelo de
gestión de acuerdo con criterios de calidad, con criterios medioambientales, de
responsabilidad social, de gestión de personas, etc, y ello ante requerimientos
planteados por sus clientes de forma complementaria, en base al principio de
autonomía de la voluntad, para procesos de contratación de los servicios de
seguridad privada ofertados a dichas Empresas de Seguridad autorizadas.
En función del objeto de la certificación podemos distinguir los siguientes tipos:
• Sistemas de gestión calidad.
• Sistemas de gestión medioambientales
• Sistemas de gestión de prevención de riesgos laborales
• Responsabilidad social
• Gestión de personas
• Otras certificaciones.
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
4. CONCLUSIONES FINALES
Nuestra normativa de seguridad privada regula los requisitos de la aprobación
de los Sistemas de seguridad en el articulo 3 de la Orden 316/2011 de 1 de
febrero sobre sistemas de seguridad en el ámbito de la seguridad privada,
dentro de un proceso de homologación de sistema de seguridad contra robo o
intrusión, dirigido a la instalación por Empresas de Seguridad autorizadas de
sistemas de seguridad susceptibles de generar una intervención policial, con
independencia de hallarse o no conectados a una Central Receptora de
Alarmas de una Empresa de Seguridad.
Se exige normativamente para la aprobación del material que los elementos o
dispositivos de seguridad que hayan de ser instalados por Empresas de
Seguridad, que los mismos cumplan los grados de seguridad y características
establecidos en las normas UNE EN 50130, 50131, 50132, 50133, 50136 y la
Norma UNE CLEC TS 50398 o en aquellas otras llamadas a reemplazar a las
citadas Normas aplicables en cada caso y que estén en vigor.
Los productos de seguridad deberán ser fabricados y ser certificados como
tales con arreglo a las normas UNE O UNE EN mencionadas y contar con la
evaluación de la conformidad de los organismos de control acreditados
(organismo certificador), por las Entidades de acreditación autorizadas en los
países de la unión europea (en España ENAC, ministerio de Agricultura etc) de
acuerdo con la norma EN 45011.(Certificación de Productos)
Para su comercialización por los fabricantes de dichos sistemas, la normativa
de seguridad privada en la misma norma reglamentaria citada, en la
Disposición adicional primera dispone “se aceptará la validez de las
evaluaciones de conformidad de los productos de seguridad siempre que estén
emitidas por las Entidades acreditadoras (ostentado por ejemplo por los
laboratorios) de acuerdo con la norma EN 45011 y la Norma EN ISO IEC
17025.
Igualmente en el mismo sentido, en la Orden del Ministerio de Interior
314/2011 sobre empresas de seguridad Privada dispone en su articulo 22 al
hacer referencia al material de las instalaciones que deben instalarse por las
Empresas de seguridad autorizadas que: “ Los elementos que componen los
sistemas de seguridad…deberán estar aprobados conforme a las normas UNE
EN”
La homologación como requisito obligatorio de los sistemas de seguridad
proviene no sólo del certificado de conformidad del producto emitido por
organismo certificador al fabricante o producto de los mismos, sino que se
aplica a la prestación del servicio de seguridad privada por la Empresa de
Seguridad, conforme a lo dispuesto en el articulo 23 de esta Orden
Ministerial 314/2011 de Empresas de Seguridad Privada, del cumplimiento
de las características determinadas en el articulo 22 y 24 de este mismo
texto reglamentario.
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
En España en el laboratorio acreditado por el ENAC o entidad similar, se
realizan ensayos y pruebas de una muestra del producto presentada por el
fabricante del producto, de modo que la entidad certificadora acredita que dicha
muestra tiene el nivel de seguridad exigido en las normas UNE EN
referenciadas, pero no garantiza que los demás productos que lleguen al
consumidor tengan las mismas características que el ensayado.
El procedimiento seguido en España es el establecido por el Ministerio de
Industria para la homologación de los productos y no se practica sobre el
producto final y el proceso de fabricación.
Debemos distinguir entre :
-
Exigencias de que determinados aparatos cuenten con un grado de
seguridad determinado de acuerdo con las normas UNE EN ya citadas.
Comercialización en la UE de productos fabricados en España.
Este trabajo será objeto de futuros desarrollos, en razón a las modificaciones
que vayan produciéndose en el mercado regulado de la Seguridad Privada en
España y la aprobación de nuevas disposiciones reglamentarias .
En Madrid a 31 de marzo de 2014
Fdo,
Jorge Salgueiro-Rodríguez
Vicepresidente Ejecutivo de AECRA
Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada
jsr@aecra.org
Jorge Salgueiro Rodriguez. Jurista. Vocal Experto en la Comisión Nacional de Seguridad Privada– El presente escrito tiene carácter
confidencial y ha sido entregado directamente y exclusivamente por su autor a su destinatario a través de correo electrónico. Queda
prohibida su reproducción, copia, difusión, cesión sin la expresa autorización de su autor. jsr@aecra.org jorge.salgueiro@terra.com
Descargar