Tesis de Grado 3

advertisement
REPÚBLICA DE CUBA
INSTITUTO SUPERIOR PEDAGÓGICO
ENRIQUE JOSÉ VARONA
FACULTAD DE EDUCACIÓN INFANTIL
DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN PREESCOLAR
TENDENCIAS DEL DESARROLLO DE LAS IDEAS SOBRE LA
EDUCACIÓN DEL NIÑO PREESCOLAR CUBANO DE 1959-2000
TESIS A PRESENTAR EN OPCIÓN AL GRADO CIENTÍFICO DE DOCTOR EN
CIENCIAS PEDAGÓGICAS.
Autora: MSc. Zoraida Benavides Perera
Ciudad de La Habana, Cuba
2006
1
REPÚBLICA DE CUBA
INSTITUTO SUPERIOR PEDAGÓGICO
ENRIQUE JOSÉ VARONA
FACULTAD DE EDUCACIÓN INFANTIL
DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN PREESCOLAR
TENDENCIAS DEL DESARROLLO DE LAS IDEAS SOBRE LA
EDUCACIÓN DEL NIÑO PREESCOLAR CUBANO DE 1959-2000
TESIS A PRESENTAR EN OPCIÓN AL GRADO CIENTÍFICO DE DOCTOR EN
CIENCIAS PEDAGÓGICAS
Autora: MSc. Zoraida Benavides Perera
Tutor: Dr. Rolando Buenavilla Recio
Ciudad de La Habana, Cuba
2006
2
3
DEDICATORIA
A MI FAMILIA
A LOS NIÑOS PREESCOLARES
Y SUS EDUCADORES.
4
AGRADECIMIENTOS
Eterno agradecimiento a los que confiaron en que llegaría al final y me apoyaron.
A mi familia, por su amor, dedicación y apoyo, especialmente a mi madre, esposo, y mi
primo Rey.
A mi tutor Rolando Buenavilla Recio, por su gran visión y orientación.
A mi entrañable compañero y amigo Raúl, por no escatimar tiempo, esfuerzos y
enseñanzas.
A mi aguerrido departamento, por brindarme su colaboración y cubrir mi frente de
combate.
A la Dra López Hurtado, por su cariño y sabiduría.
A las Doctoras, Sánchez-Toledo, Miranda y Cuenca por ayudarme a encontrar el
camino de la ciencia.
. A la Dra. Mayra Agueda Pérez por sus recomendaciones y eterna alegría.
A mis amigas por su impulso, colaboración y afectos.
En fin, a la Revolución, por permitirnos ser sujetos activos de su grandiosa obra
científico- educacional.
5
SÍNTESIS DE LA TESIS
En la tesis se realiza el estudio de las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la
educación del niño preescolar, a partir de 1959, el que posee gran significación en los
momentos actuales, porque permite profundizar en la historia del surgimiento y
desarrollo de la educación de los niños de cero a seis años, del periodo revolucionario
en Cuba; determinar las regularidades de este fenómeno; facilitar la comprensión de las
transformaciones actuales y la fase del desarrollo en que se encuentra la educación
preescolar cubana.
La determinación de las ideas sobre la educación del niño y el análisis de las tendencias
de su desarrollo responden a la Política Científica trazada por la Revolución, de realizar
estudios de carácter histórico que profundicen en las raíces de la educación; y permitan
conocer el pasado, su reflejo en el presente y la dirección futura de la misma; el estudio
sobre la educación del niño preescolar, contribuirá al enriquecimiento posterior de la
Pedagogía
cubana al brindar las relaciones que se dan entre el desarrollo de la
sociedad, el surgimiento y desarrollo de las ideas sobre la educación del niño
preescolar, y su influencia en la concepción educativa que se construye. Permitirá,
además, comprender cómo con la liberación social de la mujer
se crearon las
condiciones propicias para dar impulso inicial a la instauración de la Educación
Preescolar de la Revolución, y la orientación definitiva de esta, a sentar las bases del
desarrollo de la personalidad desde las más tempranas edades.
En la tesis encontrarán los criterios asumidos para la periodización del desarrollo de las
ideas sobre la educación del niño, de 1959 al 2000, que permitieron ubicar las mismas
en la etapa en que se pusieron en práctica; para posteriormente realizar el análisis de su
desarrollo.
El estudio de las ideas sobre la educación del niño se analizó partiendo de la política
educacional y su realización; de los resultados de las investigaciones reflejados en el
contenido de los programas educativos, y la preparación del personal que materializa
esas ideas en la práctica y logra que se conviertan en hilo conductor en la educación
del niño.
6
INTRODUCCIÓN
En la política científica trazada en el Primer Congreso del Partido (PCC) se plantea que
es una necesidad: “Estudiar y divulgar los profundos cambios que están teniendo lugar
en la sociedad como resultado de las transformaciones revolucionarias y la
consecuencia de estos cambios en las instituciones en general…realizar estudios en el
campo de la historia que rescaten como patrimonio permanente el acerbo de
conocimientos sobre las raíces y la historia de nuestro pueblo, aportando los
antecedentes imprescindibles para el desarrollo de la cultura … así como la
interpretación adecuada de la problemática actual y el planteamiento de la sociedad
futura” ( PCC, 1975 : 448-449).
La determinación de las ideas sobre la educación del niño y el análisis de las
tendencias de su desarrollo responden a esta política científica trazada.
La Revolución Cubana, desde el mismo instante en que triunfó, se propuso crear una
sociedad distinta a la del capitalismo, una sociedad justa que diera oportunidad a
todos sus pobladores por igual. En la concreción de este objetivo estaba eliminar todas
las injusticias y discriminaciones a que estaba sometida la mujer
en la sociedad
anterior e incorporarla dignamente a la vida social, a la producción, elevándola en el
papel que le corresponde y para ello creó instituciones donde se atendieran a sus hijos
menores de seis años, surge así la Educación Preescolar como respuesta concreta
de la Revolución en el poder.
El estudio sobre el desarrollo de la educación cubana en el periodo de la Revolución
constituye una necesidad en los momentos actuales porque ha habido una evidente
transformación
en
todos
los
niveles
educacionales
del
país,
reconocido
internacionalmente, y es preciso hacer un alto que permita analizar todo lo que se ha
hecho, con sus aciertos y desaciertos y mostrar una obra donde aparezcan estos
resultados y la inquebrantable voluntad de seguir hacia escalones superiores.
Ha sido una constante del Gobierno Revolucionario de Cuba situar a la educación en el
lugar cimero de la sociedad como bien ha planteado el Comandante Fidel
Castro:”Nosotros tenemos que hacer cualquier sacrificio, cualquier esfuerzo para poner
la
educación
en
primer
plano.
Además
7
sabiendo
que
el
futuro
depende
fundamentalmente de la educación. Un futuro incomparablemente superior al de hoy
depende por entero del éxito que la revolución tenga educando a la nueva generación”
(Castro, Fidel, 1974:47).
Esa educación tiene una historia que es necesario estudiar y profundizar para resaltar
los enormes avances logrados, destacar sus ideas educativas medulares, aprender de
los errores y alcanzar estadios superiores.
La educación preescolar cubana a partir de 1959 también tiene una
historia
que
estudiar llena de amor, dedicación y entrega sin igual a la educación del niño, para
sentar las bases del desarrollo de la personalidad, para ir formando desde las más
tempranas edades las nociones correctas sobre el mundo, el amor al prójimo, los
sentimientos de justicia e igualdad, el amor a su pueblo y a la revolución.
Este estudio de carácter histórico se orienta a profundizar en las raíces de la educación
preescolar que permitirá conocer el pasado, su reflejo en el presente y la dirección
futura de la misma; por lo que contribuirá al enriquecimiento posterior de la Pedagogía
para la Educación Preescolar cubana al brindar las relaciones que se dan entre el
desarrollo de la sociedad, el surgimiento y desarrollo de las ideas sobre la educación
del niño preescolar, la construcción de una concepción educativa y su realización
práctica. Al decir de Martí, “Las cosas no han de estudiarse en los sistemas que los
dirigen; sino en la manera con que se aplican y en los resultados que se producen. La
enseñanza ¿quién no lo sabe? Es ante todo una obra de infinito amor” (Martí, J,
1961:44).
Permitirá, además comprender cómo con la liberación social de la mujer se crearon las
condiciones propicias para dar impulso inicial a la instauración de la educación
preescolar de la Revolución, para luego orientarse definitivamente a cómo sentar las
bases del desarrollo de la personalidad desde las más tempranas edades.
Determinar
cómo lo ha hecho y sobre la base de qué
ideas
educativas lo ha
estructurado aportará una experiencia de todo lo que puede alcanzarse si se asume con
responsabilidad la educación de la más joven generación.
Es innegable el caudal de realizaciones prácticas y el enriquecimiento de la teoría
sobre la educación del niño de estas edades que ha contribuido a la conformación en la
práctica de una concepción que fundamenta el quehacer educativo en la formación de
8
los niños cubanos en la etapa preescolar, así como el patrimonio educativo nacional,
regional y universal.
La indagación preliminar que se ha
realizado demuestra que existen
diferentes
fuentes, entre ellas : Las Revistas Simientes, publicación cubana para la educación
preescolar; Mujeres, órgano informativo de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC),
Educación, publicación cubana del Ministerio de Educación; Reflexiones, publicación
del Centro de Referencia Latinoamericano y del Caribe para la Educación Preescolar,
en las que aparecen artículos relacionados con el desarrollo de la educación preescolar
cubana como: la formación del docente, los programas educativos, el desarrollo de las
instituciones educativas, fundadoras de los círculos infantiles, y las ideas educativas de
los educadores más relevantes del siglo XlX relacionadas con la educación del niño
pequeño.
EL estudio más sistemático realizado hasta la fecha es el de la investigadora Romalinda
Ambuster, ”Reseña histórica de la Educación Preescolar”,
en el que se expone el
desarrollo histórico de la educación preescolar cubana desde la colonia hasta 1978
publicado en un libro en 1980; en el que se caracteriza el surgimiento y desarrollo de
la atención a la niñez de cero a seis años, así como su educación sistematizada, la
estructura organizativa, las instituciones y la preparación del personal de las
instituciones preescolares; pero no se analizan las ideas que sirvieron de base a la
educación del niño en esta etapa.
Entre las investigaciones más recientes sobre la historia de la educación preescolar
cubana se encuentran:
La tesis de maestría de Clara Luz Cruz Cruz titulada: “Historia de la Educación
Preescolar en la provincia de Villa Clara de 1959 a 1995” (1999), en la que se realiza un
profundo estudio de la educación preescolar en la provincia de Villa Clara, dedicada a
esta región del país, en la que se analiza el surgimiento y desarrollo de la educación
preescolar, su estructura, funcionamiento y la influencia que tuvo en ese desarrollo la
formación y preparación del personal docente, hace referencia a los presupuestos
teóricos en que se apoyaron los cambios operados en la educación preescolar, pero
tampoco se detiene en un análisis específico de las ideas sobre la educación del niño.
9
El estudio de la máster mexicana, Araceli Judith Jiménez Hernández , que en su tesis
de maestría: “La Educación Preescolar en México y Cuba, un análisis a fines del siglo
XX” (1999), hace un estudio
comparativo de la educación entre los dos países,
atendiendo a : fines, y aspectos legales relacionados con la concepción, cobertura,
infraestructura, atención y programas educativos, sin abordar las ideas educativas que
se expresaban en la materialización de ambas políticas educativas y mucho menos en
las tendencias del desarrollo de las mismas.
El estudio de la MSc Olga
Franco García, metodóloga nacional de la carrera de
Educación Preescolar, sobre la Formación del personal docente en la etapa de la
Revolución (2000) que profundiza en el desarrollo que han tenido los diferentes planes
de formación, sus aciertos y limitaciones a partir de las necesidades de la práctica
educativa de la educación preescolar, en el que necesariamente hace referencia a la
política educacional y a las ideas básicas del tipo de profesional que se requiere para la
educación del niño, aunque no constituye su objeto, un estudio de las ideas sobre la
educación del niño.
Existen otros estudios realizados por estudiantes de la carrera de Educación Preescolar
del Instituto Superior Pedagógico “Enrique José Varona”, en sus trabajos de diplomas
en los que son abordadas las siguientes temáticas: Características de la Educación
Preescolar(1999) y la Formación del Personal Docente en la Republica Mediatizada
(2001)), Estudio Comparativo de la Educación no institucional entre Cuba – Chile
(2000), Cuba - Argentina(2000) y Cuba - Costa Rica (2001), Estudios de
personalidades que han dirigido la educación preescolar en Cuba (2002), e
Investigadores
de la Educación
Preescolar Cubana después de 1959 (2003); sin
embargo, ninguno lleva a cabo un estudio sistematizado que permita identificar las
ideas sobre la educación del niño y el desarrollo de ellas, aunque todos se refieran a
ellas indirectamente.
Como se puede apreciar ha aumentado el cúmulo de información producto de los
estudios históricos sobre la Educación Preescolar Cubana, aunque resultan
insuficientes para analizar
a qué se debe la existencia de determinadas ideas
educativas en un momento determinado y los fundamentos históricos que la sustentan,
10
de manera que faciliten un análisis de las tendencias de su desarrollo a partir del
condicionamiento socio histórico.
En el
programa de Historia de la Educación Preescolar que se desarrolla en los
Institutos Superiores Pedagógicos no hay
información suficiente, que permita la
profundización y establecimiento de relaciones entre el momento histórico concreto y
las ideas educativas que predominaron.
Es necesario analizar las ideas sobre la educación del niño de cero a seis años que se
establecieron
por condiciones históricas concretas en un momento del decursar
histórico y que han ido trasformándose a la luz de nuevas necesidades de la sociedad
cubana o en respuesta a tendencias del desarrollo de la educación preescolar a nivel
internacional.
En los estudios históricos realizados hasta el momento en Cuba la tendencia ha sido
reseñar o analizar la educación preescolar en su conjunto sin profundizar en las ideas
sobre la educación del niño, ni analizarlas en las tendencias de su desarrollo. Esto lleva
a identificar dentro de la situación problemática:
•
Falta de estudios teóricos sobre las ideas educativas que han primado
en la educación preescolar de la Revolución.
•
Insuficiente
información
que
fundamente
la
puesta
en
práctica de determinadas ideas o de concepciones educativas.
Lo que expresa la necesidad de:
•
La
fundamentación
educación
preescolar
histórica
actual
del
a
quehacer
partir
de
educativo
las
ideas
de
la
sobre
la
educación del niño.
•
El estudio de tendencias que permita analizar el desarrollo que han tenido
las ideas sobre la educación del niño y su influencia en la elaboración de una
concepción educativa de la Educación Preescolar Cubana de la Revolución.
Todo lo cual lleva a plantear el siguiente Problema Científico:
¿Cuál ha sido el desarrollo de las ideas sobre la educación del niño en la educación
preescolar cubana de 1959--2000?
Objeto de estudio: La historia de la educación preescolar cubana de la Revolución.
11
Objetivo: Revelar las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del
niño en la educación preescolar cubana de 1959 al año 2000.
Campo de Estudio: Las ideas educativas relacionadas con la atención y educación
del niño en la Educación Preescolar cubana de 1959-2000.
Por tanto el tema es: Tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del
niño de cero a seis años en la Educación Preescolar Cubana de 1959-2000.
Preguntas científicas:
1.- ¿.Qué presupuestos teóricos, metodológicos e históricos sustentan el estudio de las
tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del niño en la Educación
Preescolar cubana de la Revolución?
2.- ¿Qué ideas sobre la educación del niño han primado en las diferentes etapas del
desarrollo de la educación preescolar cubana de 1959-2000?
3.- ¿Cuales han sido las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del
niño en la educación preescolar cubana de 1959-2000?
Tareas de Investigación:
1.-Determinación
de los presupuestos
teóricos, metodológicos e históricos que
sustentan el estudio de las tendencias del desarrollo de las ideas educativas de la
Educación Preescolar Cubana de 1959-2000.
2.-Identificación de las ideas sobre la educación del niño que se han manifestado en las
diferentes etapas de la Educación Preescolar Cubana de 1959 al 2000.
3.-Determinación de las tendencias del desarrollo
de las ideas
relacionadas con
educación del niño de cero a seis años en la Educación Preescolar Cubana de 1959
al 2000.
Novedad científica.
La novedad de esta tesis
consiste en realizar un aanálisis de las tendencias del
desarrollo de las ideas sobre la educación del niño preescolar de 1959- 2000 que
permita avizorar la concepción educativa que se quiere construir.
Contribución a la teoría.
Desde las ciencias de la educación se contribuye especialmente a la historia de la
educación preescolar y a la Pedagogía preescolar través de:
12
La identificación de las ideas sobre la educación del niño de cero a seis años en Cuba
que ha permitido determinar las tendencias de su desarrollo en el proceso de
conformación de una concepción científica sobre la educación del niño.
Significación práctica.
Le brinda a los investigadores, docentes y estudiantes de la educación preescolar un
estudio sistematizado que no existía, un punto de partida nuevo para la práctica
investigativa y una alternativa metodológica para el estudio de las tendencias.
También pone a disposición de los centros formativos de especialistas en preescolar la
información sobre las ideas educativas que han primado en el periodo que se estudia.
En la investigación se asumió una concepción materialista dialéctica como estrategia
general, teniendo en cuenta los principios del materialismo histórico, al analizar el
contexto
histórico en que
surge y se desarrolla la educación preescolar de la
Revolución que permitió revelar cuál ha sido la orientación de la educación, como
fenómeno históricamente condicionado por el desarrollo económico social.
En el desarrollo de la investigación se utilizaron los siguientes
Métodos
investigativos.
Lógicos generales, empíricos y teóricos que en su interdependencia permitieron el
manejo de la bibliografía, las fuentes y llegar a demostrar las relaciones propuestas en
la tesis.
El estudio bibliográfico de la temática histórica fue precedido de un análisis de la
literatura de carácter pedagógica, filosófica, sociológica y politológica, entre otras, que
sirvió de base a la elaboración del marco conceptual de la tesis. En estos presupuestos
se determinaron los conceptos y relaciones existentes entre ellos, así como la
fundamentación teórico metodológica e histórica de estos.
El estudio bibliográfico permitió realizar el análisis de la bibliografía sobre la temática,
para lo cual se utilizaron los métodos lógicos generales: la inducción - deducción y el
análisis – síntesis.
La utilización de los métodos empíricos facilitó el acercamiento a las fuentes escritas y
orales a través del análisis documental y las entrevistas que aportaron, primero, la
identificación de las ideas educativas y su ubicación en las diferentes etapas y
posteriormente, corroborar las mismas a partir de las respuestas dadas por dirigentes,
13
investigadores y educadores
participaron
de todas las instancias de educación preescolar que
en los diferentes momentos del desarrollo de esta educación y en la
práctica educativa.
Entrevistas con el objetivo de obtener información sobre las ideas educativas y la
confirmación de su puesta en práctica en las diferentes etapas.
El paso de la descripción de los acontecimientos al análisis de los hechos constituye el
momento del tránsito a los procedimientos teóricos, la integración de las ideas sobre la
educación del niño preescolar para llegar al análisis de las tendencias de su desarrollo y
así alcanzar el nivel teórico en los que fueron muy importante el método histórico –
lógico y los procedimientos lógicos generales ya señalados con anterioridad. Ello
propició penetrar en el estudio de la educación preescolar cubana de la Revolución y su
condicionamiento histórico para determinar las tendencias del desarrollo de las ideas
educativas y sus nexos con la concepción educativa que se aplica en la práctica.
La metodología seguida en el estudio fue establecer una periodización que facilitara
identificar las ideas que se expresaban en los diferentes momentos históricos y analizar
la continuidad o no de esas ideas a través de las etapas para establecer las tendencias
de su desarrollo. Ello se concretó en:
•
Estudio de la educación preescolar de 1959 al 2000.
•
Determinación de los periodos del desarrollo de la educación preescolar que
implicaban la necesidad de hacer un cambio en la política educativa, y a partir de
ahí establecer las etapas del desarrollo de esta educación.
•
Identificación de las ideas sobre la educación del niño que se ponen en práctica
en cada etapa.
•
Análisis de cuáles ideas mantenían la continuidad
de una etapa a otra y su
forma de manifestarse en las nuevas condiciones que permitieran seleccionar
aquellas que perduraban Y en su decursar iban indicando cambios significativos
en el desarrollo.
La tesis se estructura en: introducción, dos capítulos, conclusiones, recomendaciones,
bibliografía y anexos.
14
Capítulo 1: se abordan los fundamentos teóricos y metodológicos que sustentan el
estudio de las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del niño
preescolar, estableciendo las definiciones básicas para este estudio.
Se realiza un análisis de las tendencias que han tenido las ideas sobre la educación del
niño en el ámbito internacional.
Además aparecen los antecedentes de la educación preescolar cubana anterior a 1959,
así como el contexto socio- histórico en que surge y se desarrolla la educación
preescolar cubana del periodo revolucionario.
Dentro de los fundamentos metodológicos se destacan tres elementos básicos
l.- Argumentación de la periodización que se adopta.
ll.- Aspectos a tener en cuenta para el estudio de las ideas.
lll.- Criterios a tener en cuenta para determinar las tendencias en el desarrollo de las
ideas sobre la educación del niño en la Educación preescolar de 1959 al 2000
Capítulo 2: Se expone la sistematización de las ideas sobre la educación del niño que
se revelan en cada etapa
dentro de cada uno de los aspectos propuestos
y se
analizan las tendencias del desarrollo de esas ideas a través de cada una de las etapas
así como su proyección hacia la construcción de una futura concepción educativa, que
permita proyectar el rumbo que debe seguir la educación preescolar cubana.
15
CAPÍTULO 1
FUNDAMENTOS
TEÓRICOS,
SUSTENTAN EL ESTUDIO DE
IDEAS
HISTÓRICOS
Y
METODOLÓGICOS
QUE
LAS TENDENCIAS DEL DESARROLLO DE LAS
SOBRE LA EDUCACIÓN DEL NIÑO PREESCOLAR
CUBANO EN EL
PERIODO DE 1959 -2000
1.1.-Fundamentos teóricos
que sustentan el estudio de
las tendencias del
desarrollo de las ideas sobre la educación del niño preescolar cubano en el
periodo de 1959 -2000
El estudio histórico del desarrollo de las ideas sobre la educación del niño preescolar a
partir de 1959 en Cuba exige que se tenga en cuenta la historia como proceso de
formación y desarrollo progresivo en la evolución del fenómeno social que se estudia,
en este caso la Educación y su condicionamiento socio histórico.
La educación, desde una posición materialista-dialéctica, es un fenómeno social que ha
acompañado a la humanidad en el transcurso de toda su historia, de ahí que Lenin la
considerara como una categoría eterna, no porque se mantenga invariable, inmutable,
sino porque acompañará al hombre mientras exista la sociedad humana visto en su
filogenia y en su ontogénesis; al decir de Luz y Caballero “La educación empieza en la
cuna y termina en la tumba”, es decir, dura toda la vida.
La educación ha evolucionado de acuerdo a las condiciones históricas determinadas
en que se ha dado y refleja la vida material y espiritual de los hombres. Tiene como
todos los acontecimientos y manifestaciones sociales, una historia
16
y hay que
considerarla como una realidad inmersa en la historia general de los hombres que son
actores objetos y resultados de esa educación.
En el desarrollo de la sociedad humana la educación ha tenido sus propias
particularidades en dependencia del régimen económico – social imperante en cada
época y a las necesidades e intereses de la clase en el poder, en las sociedades
divididas en clases, es la que determina los fines y objetivos de la educación de las
nuevas generaciones.
Al abordar el desarrollo de la educación, es necesario definir qué asume la autora por
desarrollo.
Se entiende por desarrollo, desde una posición materialista dialéctica, el proceso de
automovimiento de la materia de lo inferior a lo superior, que pone de manifiesto y
realiza las tendencias internas y la esencia de los fenómenos, los cuales conducen a la
aparición de lo nuevo. Todo proceso singular de desarrollo contiene en su esencia
inferior lo superior, y lo superior es lo inferior desarrollado. El desarrollo se produce en
espiral, es decir, se repiten en un estadio más elevado algunos rasgos y
particularidades de los estadios inferiores. No existe nada perfecto y acabado todo
está en constante cambio y transformación.
En este proceso de transformación puede haber movimientos de retroceso o
estancamiento momentáneo, de ello es expresión el inicio de la década de 1990 en
Cuba, en el que hubo un retroceso en la economía y en los aspectos más sensibles de
la vida social, pero el desarrollo lo constituye el movimiento ascendente, en espiral, en
el que se mantienen características de la etapa anterior que se transforman a planos
superiores.
Es necesario, ahora establecer la relación entre desarrollo y educación.
En la definición de educación hay variados puntos de vista, pero todas las tienen un
elemento común y es el referido a la formación o preparación del hombre para la vida
como resultado de las influencias y de la interacción con los demás hombres.
Se define educación como:
“Conjunto de influencias que ejerce toda la sociedad en el individuo. Esto implica que el
hombre se educa durante toda la vida”. (ICCP, 1986: 31)
17
“Educar es preparar para la vida, comprenderla en sus esencias fundamentales, de
manera que la vida sea algo que para el hombre tenga un sentido, sea un incesante
motivo de lucha, de entusiasmo.” (Castro, Fidel, 1971: 26).
En ambos conceptos se reconoce la función formativa de la educación en
correspondencia con la realidad en que se vive, si en el primer caso solo se ve el
sistema de influencias ejercida sobre el individuo, en el segundo se está ponderando
el carácter activo del sujeto al apropiarse de esa experiencia para darle un sentido a su
vida, una orientación que le permita dirigir sus pasos en la sociedad.
En su libro Introducción a la Sociología de la Educación, el investigador Antonio Blanco
la define como: “Fenómeno complejo que se manifiesta en múltiples formas, como
praxis social, como actividad diversa de los miembros de la sociedad, tanto de forma
organizada (sistema escolarizado) como espontánea, tanto directamente (la acción de
maestros y educadores) como indirectamente. a lo largo de la vida, constituye una
forma determinada de comportamiento social( puesto que todos participan en ella) y es,
al mismo tiempo, una relación social entre los individuos, en la que, alternativamente se
asume el papel de educador o educando, pero siempre a partir de una posición
concreta del sujeto dentro de la sociedad … en la cual se establecen influencias
recíprocas entre el individuo y la sociedad; en este fenómeno social complejo se
produce la transmisión y apropiación de la herencia cultural, los valores, normas y los
patrones socialmente aceptados” (Blanco, 2001:23).
La autora está de acuerdo con esta definición por la multiplicidad de aristas que le
concede a la educación como fenómeno social, en la que están involucrados todos los
individuos porque todos influyen y al mismo tiempo son influidos por otros en esa
interacción sujeto-sujeto en que se da el proceso de comunicación y transmisiónapropiación de la experiencia histórico social que abarca toda la vida del individuo.
Aunque con anterioridad los especialistas analizaban el término Educación a nivel
social(macro) y a nivel institucional(micro), como dos partes de un proceso, la autora
considera que la educación es un único proceso en el que simultáneamente se reciben
influencias dirigidas y espontáneas que van conformando la personalidad del individuo,
y que en el caso de Cuba se trabaja porque todos los agentes de la sociedad utilicen
las vías posibles para que las influencias ejercidas sean cada vez más coherentes.
18
En la presente investigación, la autora asume como Educación: El proceso orientado
a la formación de la personalidad, de carácter organizado y sistemático que se realiza
por los agentes educativos en la que interactúan educador – educando, educandoeducando en un proceso de transmisión—apropiación mutua de la experiencia histórico
social, a través de las vías institucional y no institucional y los medios disponibles en
correspondencia con los fines y objetivos de la sociedad en que vive.
Y como Educación Preescolar, al proceso formativo de carácter organizado y
sistemático que se produce en los seis primeros años de vida con el objetivo de sentar
las bases del desarrollo de la personalidad, potenciando al máximo las múltiple
posibilidades de desarrollo que se dan en esta etapa de la vida del niño, ya sea por vía
institucional o no institucional, y como consecuencia prepararlo mejor para su ingreso a
la escuela.
Además se define como Desarrollo de la educación: proceso dialéctico de
transformaciones cuantitativas y cualitativas que van operando de forma ascendente en
la educación, en este caso del niño, y la estructuración del proceso educativo que han
permitido obtener escalones superiores en las concepciones de cómo educar y
garantizar una atención integral a los educandos y en la preparación de los agentes
sociales que intervienen en este proceso a través de diferentes alternativas.
En el transcurso del desarrollo histórico de la educación preescolar en Cuba, después
de 1959, se ha evidenciado que desde que surgieron las primeras reflexiones de cómo
educar y organizar la vida de los niños en las instituciones, proyectaban la elaboración
de una concepción educativa nueva, que reflejara los intereses de la clase obrera en el
poder, su preocupación por la formación del hombre con un enfoque totalmente
humanista, pensando en el desarrollo de las potencialidades de este, encaminadas a
prestar un mejor servicio a la sociedad, a sus compatriotas, en la que la elevación de la
cultura y la comprensión del momento que vivían eran esenciales, esa concepción se
dirige a la conformación de un modelo educativo que oriente la educación desde las
primeras edades.
De ahí que, desde 1959, se planteó en
Mensaje Educacional al Pueblo de Cuba,
suscrito por Armando Hart Dávalos, entonces Ministro de Educación.
19
“La educación en sus fines y en sus medios ha de partir del educando y ha de hundir
sus raíces en el medio social cultural en que aquel crece, y ha de apoyarse en ambos,
individuo y medio, para que el hombre viva y actúe a nivel de su tiempo y dispuesto a
intervenir activamente en el proceso social” (Hart, 1960: 35).
Aunque la educación preescolar surgió en el ámbito institucional y a partir de él se
estructuraron las ideas de cómo educar al niño y desarrollarlo más, es precisamente, la
variante no institucional la que dio paso a renovar muchas concepciones sobre la
educación en las primeras edades.
La relación dialéctica que se da entre ideas educativas y concepción educativa es
esencial para el estudio de las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación
del niño de cero a seis años en Cuba.
Desde la filosofía materialista dialéctica, la idea: es una forma del conocimiento, que
refleja la realidad y está vinculada a la experiencia, expresa de forma concentrada,
sintética, los logros del quehacer científico y la contradicción entre su contenido
objetivo y lo subjetivo. Contiene en sí misma la tendencia a la realización práctica para
transformar la realidad (Kopnin, 1983: 9).
“La peculiaridad de la idea como forma de reflejo de la
refleja la cosa o propiedad tal como existe,
de todas sus concatenaciones y
sino
realidad consiste en que no
el desarrollo de las cosas en medio
meditaciones, es decir, no la
simple realidad tal
como existe, sino en medio de sus necesidades y posibilidades. La idea capta la
tendencia del desarrollo de los fenómenos de la realidad, no solo refleja lo que existe,
sino también lo que debe ser.”(kopnin 1983:3).
Con respecto a este último planteamiento de Kopnin, Lenin había
idea es la forma superior de asimilación teórica de la
Planteado que: “La
realidad... La idea
es
conocimiento y aspiración” (Lenin, V. I, 1964:188).
“Las ideas son tomadas de las experiencias, son reflejos correctos o
incorrectos de la
realidad”. Decía Engels, (1960:449) reafirmado por Lenin al referirse a que la dialéctica
de las cosas producen la
dialéctica de las ideas y no a la inversa.
“La idea viene a
ser un peculiar ideal gnoseológico, al que aspira el conocimiento en su devenir”. (Lenin,
1964: 189).
20
Partiendo de los presupuestos anteriores es importante plantear que las ideas sobre la
educación son un reflejo
del tipo de hombre que necesita formar la sociedad en
correspondencia con las necesidades, el contexto histórico y las concepciones
filosófica,
políticas y sociales de la clase en el poder,
que expresan
qué
particularidades ha de tener ese hombre para transformar la sociedad en que vive y
quiénes deben ser los beneficiarios de ese mundo que desea construir, a quién debe
servir, si su finalidad es formar un hombre mejor y una sociedad para el bienestar de
todos, o simplemente crear y mantener la rivalidad y desigualdad entre los hombres. A
partir de ahí se conforma una concepción y se establece una política al respecto; en
este complejo proceso unas ideas sirven de hilo conductor y se van enriqueciendo,
otras se desechan según sus resultados en la práctica social, y específicamente, en la
práctica educativa.
Las ideas nuevas que surgen, al negar la anterior, la incluye en su contenido como
elemento del mismo. Esta continuidad expresa el desarrollo.
En su tesis de doctorado Segura, M E, citando a Herrera, 1992 plantea:
Ideas psicológicas: “Reflexiones de contenido psicológico presentes en un pensador y
que no tiene como base un objetivo declarado en este sentido”. (Segura, M, 2004: 31).
Sin embargo, esta autora considera que si las ideas se analizan sólo como reflexiones
sin objetivo declarado, no pueden guiar el decursar de la obra educativa, no indica la
tendencia que encierra en sí misma, toda idea.
En Bosquejo Histórico de las ideas educativas en Cuba, Justo Chávez define ideas
educativas como: “El hilo conductor que recorre la obra educativa encaminado a poner
de manifiesto cómo surgió y se asumió una concepción educativa”. (Chávez, 2001: 9)
La autora no difiere de esta definición y considera además que estas ideas son reflejo
de la asunción de una posición al educar, ya sea política o pedagógica que expresan
las condiciones históricas concretas en que se materializan las mismas.
A partir de estas consideraciones generales se define lo que se entiende por
Ideas educativas: Son el resultado del conocimiento y síntesis del pensar sobre la
educación, que expresan las aspiraciones que tiene una sociedad sobre la formación
del hombre y su comportamiento en el devenir histórico, que reflejadas en la política
educacional son asumidas por los educadores y constituyen el hilo conductor de la
21
obra educativa. Las ideas educativas en
su desarrollo e integración contribuyen a
conformar una concepción educativa.
También se considera que se puede partir de ideas aisladas que, en su puesta en
práctica, van conformando la elaboración de una concepción educativa sustentada en
una teoría que organiza, revela cada una de las ideas que la conforman.
Concepción: Conjunto de ideas, puntos de vistas, principios y
conceptos que
sustentado en una filosofía orienta la actividad del hombre en la realidad objetiva.
La concepción expresa los rasgos esenciales y definitorios del objeto, hecho, proceso o
acontecimiento de la realidad que deben ser tenidos en cuenta para transformar esta
última.
Concepción Educativa: Se asumirá como el sistema de ideas, principios, conceptos
sobre la educación que
sustentados en determinados fundamentos (filosóficos,
psicológicos, sociológicos y pedagógicos) orientan qué, para qué y cómo educar a las
nuevas generaciones.
Entre ideas educativas y concepción educativa hay una relación dialéctica, en las que
las ideas van conformando
viceversa,
una concepción y a su vez son expresión de ellas y
una concepción se expresa y materializa a través de las ideas que la
conforman. Es un proceso complejo entre lo general y lo particular.
En la construcción de una concepción educativa que identifique a la educación
preescolar cubana a partir de 1959, se fueron poniendo en práctica ideas educativas,
proveniente de otras concepciones y latitudes, que en su reelaboración crítica y nueva
fundamentación teórica han asumido características y dimensiones diferentes para su
materialización en la práctica educativa. Estas ideas y las que expresan los resultados
de investigaciones nacionales y experiencias de la práctica educativa cubana en su
integración dan lugar al establecimiento de una concepción educativa que identifique a
la educación preescolar cubana.
Algunas de esas ideas, tomadas de otras concepciones, son las relacionadas con: El
papel del juego, el desarrollo de la personalidad, la finalidad general de la educación
preescolar y la organización de la actividad y las relaciones que se establecen en ella.
Teoría: Desde el punto de vista de la dialéctica materialista, la teoría es considerada
como un sistema de saber generalizado, una explicación científica de la realidad, una
22
elaboración mental, que aún contraponiéndose a la hipótesis y a la práctica, es
gobernada por esta última (Valera, 2000: 3).
La teoría se expresa a través de categorías, principios, y leyes que permiten interpretar
su esencia. La teoría emana de la investigación científica y encuentra en la práctica su
criterio de verdad, su aplicabilidad en el proceso de transformación de la realidad.
La teoría científica está compuesta por un conjunto de abstracciones que expresan una
idea determinada.
Kopnin (1983) plantea que sin teoría no hay idea, pero sin idea tampoco hay teoría.
Mientras que la idea no madure, no cristalice, no puede crearse una nueva teoría, ni el
sistema de categorías que la componen, cuya función consiste en revelar la idea. Visto
desde otro ángulo la sustitución de una idea implica la sustitución de la teoría. Todos los
conceptos de una teoría científica están vinculados a la idea, subordinados a ella.
La teoría es
considerada el núcleo fundamental de toda ciencia y expresa los
conocimientos elaborados y atesorados por la humanidad en su desarrollo. Es decir,
expresan la síntesis de ese conocimiento, la idea.
Atendiendo a lo plateado con anterioridad es necesario analizar las tendencias
fundamentales en el desarrollo de las ideas sobre la educación del niño en el ámbito
internacional, pero antes hay que argumentar lo que se asumirá como tendencia en
esta investigación.
Todo fenómeno que se da en la naturaleza, la sociedad o el pensamiento está en
constante cambio, transformación, es decir, en desarrollo y es imposible comprender el
desarrollo sin la interdependencia e interacción de los fenómenos, sin conocer su origen
y la manifestación ulterior del mismo; porque en todo desarrollo se expresan
tendencias.
Por su significado en el diccionario enciclopédico tendencia aparece como inclinación y
propensión hacia algo// fuerza psíquica que empuja hacia determinadas pautas de
conducta // orientación religiosa, política, artística etc. y conjunto de individuo que la
siguen (Grijalbo, 1998:1611). ( ).m
En el diccionario enciclopédico Color se define como fuerza que impulsa un cuerpo en
una dirección //.Propensión o inclinación psicológica hacia determinados fines o
maneras de obrar (Océano, 1999:912).l
23
En ambas definiciones se reconoce la tendencia como dirección, como orientación
hacia algo o alguien y que puede ser seguida por otros.
Para llegar a la definición que se va a adoptar como tendencia es necesario analizar
algunas definiciones que en las ciencias, especialmente las ciencias de la educación,
asumen algunos autores cubanos desde diferentes objetos de estudio.
La tendencia es el comportamiento de los fenómenos o procesos que se manifiesta a
través de determinadas variables externas de un objeto en una cierta dirección en el
tiempo, sobre la base de regularidades de dicho objeto, pero que
no se llegan a
establecer. Esto hace que las tendencias se queden en un plano descriptivo, cuestión
esta que lo limita en lo esencial, pero que son muy útiles en las etapas iniciales de la
investigación (Álvarez de Zayas, 1997: 51, B).
Álvarez de Zayas analiza la tendencia desde la investigación y la considera el aspecto
externo de la manifestación del fenómeno, en etapas iniciales del proceso investigativo,
que aunque útiles no son determinantes. Pero si se ve desde una concepción dialéctica,
la tendencia no es solo el aspecto externo, sino la dirección que asume este ante
determinadas condiciones
objetivas y que se va reflejando en la esencia
en la
educación que se realiza.
En Ciencias de la Educación el término Tendencia es verdaderamente controvertido,
primero porque en la mayoría de los estudios se aborda y no se define y en otros casos
porque los que lo definen
no siempre lo abordan con la misma significación y el
problema se hace más agudo cuando se trata de clasificar estas tendencias cuestión
que no constituye parte de este estudio.
Con respecto a esto Orlando Valera plantea que se debe a las siguientes
9 La indefinición de lo que se
puede
entender
razones:
por tendencia y su relación y
diferencia con las corrientes, escuela, teorías y su inserción en un sistema y modelo,
incluso el lugar con respecto a otras conceptuaciones.
9 El hecho histórico de que la reflexión y práctica pedagógicas hayan surgido desde
diversas posiciones y conceptuaciones.
9 La infinidad de criterios que se han asumido para la elaboración de clasificación de
tendencias educativas y pedagógicas; de cortes psicológicos, sociológicos, filosóficos,
politológicos entre otros (Valera, 2000: 2).
24
Para Sánchez –Toledo (2004) el problema está en que en la literatura especializada, al
no definirse el término tendencia, se utiliza como sinónimo de corriente y coincide con
Valera en que hay disímiles criterios para su clasificación, lo que denota la escasez de
estudios epistemológicos sobre el tema.
Los ejemplos anteriores llevan a plantear que en Cuba hay una gran preocupación por
darle a la Pedagogía la fortaleza epistemológica que necesita; aunque no existe
consenso en el establecimiento de una definición única y mucho menos en la
clasificación de lo que se consideran tendencias y corrientes.
“Tendencia educativa se entiende como la postura teórica metodológica que se asume
ante el fenómeno educativo en un contexto histórico, temporal y concreto y que se
expresa como conceptuaciones y prácticas educativas determinadas...son modos de
educar en un momento determinado.” (Valera 2000:2)
Sánchez Toledo al concebir la educación como un fenómeno social en
constante
desarrollo influido por leyes objetivas y las condiciones en que esta se manifiesta, de lo
cual resulta la orientación o dirección de este movimiento es decir, la tendencia de su
desarrollo en un momento histórico dado, entiende por “tendencia de la educación las
direcciones u orientaciones probables de este proceso en su devenir histórico”
(Sánchez-Toledo, 2004,8).
Denomina: Tendencia del pensamiento educacional o pedagógico a la
orientación que asume este en su desarrollo, resultante de la
dirección u
conjugación de las
condiciones, factores, y leyes externas e internas asociadas este fenómeno” (Sánchez
-Toledo, 2004: 8).
En ambas definiciones es importante resaltar el análisis del fenómeno educativo en su
devenir histórico y la presencia de una orientación determinada que dirija hacia dónde
se encamina este, pero Valera la concibe como una elaboración teórica metodológica
que orienta la práctica educativa a partir de sus conceptualizaciones , mientras que para
Sánchez -Toledo es un proceso más general que se inserta en la espiral del desarrollo
de los conocimientos teóricos acerca de la educación y reflejan el camino complejo
hacia lo nuevo, lo cualitativamente superior; en este desarrollo se considera lo general
que se da en el pensamiento educacional universal, lo que puede darse en un contexto
25
regional y las singularidad que alcanza en un lugar concreto ,dígase el país o provincia
del mismo.
Otros autores que han abordado el tema de las tendencias educativas o tendencias
pedagógicas como: Chamorro (2001), Torres (2001), Piñón (2001), Segura (2004)
entre otros, han asumido con sus especificaciones la definición dada por SánchezToledo entre los años (2000 y 2004).
La autora de esta investigación, después de analizar las diferentes definiciones,
considera necesario tomar en cuenta elementos de Valera y de Sánchez Toledo que
considera esenciales para la profundización en el análisis de su campo de estudio,
entre los que se encuentran:
•
Las direcciones u orientaciones del proceso de educación en su devenir histórico.
•
La postura teórico metodológica que se asume ante el fenómeno educativo en un
contexto histórico, temporal y concreto y que se expresa como conceptuaciones y
prácticas educativas determinadas.
•
Son modos de educar en un momento determinado.
Así que define como Tendencias del desarrollo de las ideas
educativas en la
Educación Preescolar cubana a la dirección u orientación que expresan el desarrollo
de las ideas sobre la educación de los niños de cero a seis años, en su movimiento
hacia lo nuevo, lo cualitativamente superior, que se reflejan en la política educacional y
en la práctica educativa en los diferentes momentos del devenir histórico.
Aunque no es objeto de esta tesis clasificar las tendencias del desarrollo que se dan en
la Educación Preescolar Cubana, sí es necesario que se reflejen las tendencias
educativas más generales porque ellas pueden estar presentes en el análisis que se
haga de la tendencia del desarrollo de las ideas educativas de la Educación Preescolar
Cubana de la etapa de 1959 al 2 000.
Se tomaron las clasificaciones que a consideración de la autora son más abarcadoras
y necesariamente se han reflejado en los diferentes niveles de educación. Por ello se
analizan las reflexiones de Sánchez-Toledo (2004) y Chávez (2004).
Aunque estos autores
no coinciden en la clasificación de lo que consideran como
tendencias y corrientes, primero porque el criterio para la clasificación no es el mismo y
segundo porque lo que uno considera corriente como lo más general el otro lo
26
considera tendencia con igual grado de generalidad, no obstante, brindan un punto de
partida para orientarse en el difícil camino de hallarle un hilo conductor al análisis de
todo lo acontecido en la educación del hombre en la segunda mitad del siglo XX.
Chávez es uno de los estudiosos cubanos de la Pedagogía que más se ha dedicado al
estudio de las tendencias educativas en América Latina, y como él mismo reconoce, en
sus inicios
se dedicó esencialmente a hacer un inventario de tendencias; pero en
estudios más recientes (2004) con otros colaboradores define las corrientes del
pensamiento pedagógico.
Pensamiento pedagógico,
entendido como la forma especial de actividad de
educadores y pensadores que reflejan las concepciones sobre la educación en
correspondencia con el desarrollo científico pedagógico alcanzado, el desarrollo
histórico, necesidades, intereses, motivaciones de los hombres y su vinculación con la
práctica educacional (Sánchez -Toledo 2000).
Chávez, tomando como guía principal a la filosofía y a la educación proyectada en su
contexto y dimensión histórica, presenta en su análisis la relación corriente- tendencia,
vista la corriente como lo más general y la tendencia como manifestación de esas
corrientes, al igual que Valera y a diferencia de Sánchez Toledo,
Chamorro, Piñón
que ven las tendencias como lo más general.
En su enfoque filosófico toma en cuenta la manera en que la esencia humana es vista
por los principales sistemas teóricos contemporáneos, que más han influido en las
teorías pedagógicas del siglo XX. Y así propone la siguiente clasificación:
CORRIENTES
Naturalista
TENDENCIAS
Pedagogía Positivista, Pedagogía activa, Pedagogía
Pragmática.
Social
Pedagogía Social Socialista, Pedagogía Social burguesa,
el Movimiento de Educación Popular en América.
Personalista
Pedagogía Neotomista, Pedagogía espiritualista.
Además analiza que
las
teorías
psicológicas del
aprendizaje:
Cognitivismo y la Histórico Cultural han influido en todas las corrientes.
27
Conductismo,
Las tendencias pedagógicas planteadas por Sánchez-Toledo (2004) no se oponen a
las ya analizadas de Chávez ((2004) sino que asumen un enfoque diferente, el
sociológico- pedagógico.
Para Sánchez -Toledo (2004: 9), en el siglo pasado se manifestaron cuatro macro
tendencias, que se subdividen en otras micro tendencias y a su vez se expresan en
enfoques y corrientes con un abanico de matices diversos, que ella denomina:
•
Tendencia a situar al hombre en el centro de la educación, es decir, al ser humano
como su fin supremo.
•
Tendencia a jerarquizar los estudios y la importancia de la relación:
Sociedad –
Educación.
•
Tendencia hacia la sustentación científica del fenómeno educacional.
•
Tendencia a considerar la educación como un proceso activo de aprendizaje en la
que resultan medulares la práctica de los hombres, su comunicación y valores.
La autora considera que los puntos de vista que se siguen al clasificar las tendencias,
son válidos para analizar el desarrollo de la educación preescolar en el ámbito
universal, regional o nacional, lo importante es conocer y respetar los criterios que se
asumen y ser consecuente con ello.
Las tendencias a jerarquizar los estudios y la importancia de la relación
sociedad-
educación y la dirigida a la sustentación científica del fenómeno educacional; son
necesidades teóricas y prácticas de toda la comunidad pedagógica del universo, de
lograr una educación que responda más a las necesidades sociales con una base
científica y en los momentos actuales constituyen verdades objetivas, sin las cuales
resultaría imposible garantizar el verdadero desarrollo personal y social.
Al hacer un análisis histórico general de las tendencias de la educación preescolar en
el
ámbito internacional se constata que el desarrollo de las ideas educativas han
asumido tres direcciones fundamentales:
9 La educación no institucionalizada centrada en la preparación de la familia para que
eduque mejor a sus hijos y estos puedan incorporarse a la educación elemental
institucionalizada con menos limitaciones (Comenio (1592-1670) en su obra la Escuela
Materna; Rousseau (1712-1778) y la educación en la familia, en su libro Emilio;
28
Pestalozzi (1746-1827) y la preparación de la familia , en el pasaje ¿Cómo Gertrudis
educa a sus hijos, de la novela Leonardo y Gertrudis)
Estos son considerados los antecedentes de la atención a estas edades en la etapa
del capitalismo premonopolista, cuando aún no se hablaba de educación preescolar.
9 La educación del niño centrada en instituciones infantiles sin abandonar la
educación en la familia. (Froebel (1787-1852), Montessori (1870-1952), Decroli (18711932), krúpskaia (1869 -1939) a partir de diferentes concepciones educativas: Jardín de
la infancia, Casa del niño, las guarderías, entre otras.
9 La educación centrada en el desarrollo del niño ya sea en la institución o a través de
alternativas no institucionales con la participación de organizaciones gubernamentales
o no gubernamentales, la comunidad y /o la familia.
A partir de 1880, las iniciativas de educación preescolar se fueron integrando a la red de
escuelas públicas, con el tiempo fue decayendo conforme las guarderías y escuelas
maternales se limitaban a una función de cuidado y no asumían la visión educativa de
los precursores. No obstante, el carácter de los sistemas de escuelas públicas rebasaba
a las iniciativas benéficas por su alcance nacional y el establecimiento de normas con
respecto al contenido y los métodos. Esto provocó la absorción académica de la
educación preescolar y la pérdida de la identidad específica. El jardín de infancia que
centraba su trabajo en el desarrollo del niño y en las relaciones con los padres, se
convirtió en una escuela maternal, un parvulario en que se enseñaba a los niños un
programa escolar supervisado por un pedagogo profesional (UNESCO, 1999: 39).
Con la fundación de la UNESCO se trató de promover ante los Ministerios de Educación
que se redujera el carácter didáctico de estos programas y se
fomentara una
pedagogía más centrada en el niño, en sus necesidades.
En la segunda mitad del siglo XX, con el crecimiento de diferentes tipos de instituciones
que retoman las concepciones educativas de los precursores, se ponen en práctica
diversas iniciativas de educación no institucional que den respuesta a la gran mayoría
desfavorecida, que van desde la preparación de la familia para que eduque a sus hijos,
mediante las orientaciones, el trabajo directo con el niño sin la participación de la
familia, hasta la modalidad en que se prepara a la familia, demostrándole directamente
con el niño cómo proceder para que lo realicen en el hogar.
29
En la educación preescolar institucional se ha ido transitando
de programas
eminentemente asistenciales, a programas encaminados a desarrollar habilidades
básicas para el posterior ingreso en la escuela. Por último, se conciben programas
centrados en las necesidades de desarrollo del niño y su potenciación.
1.2.-Fundamentos históricos que sustentan el estudio de las tendencias del
desarrollo de las ideas sobre la educación del niño preescolar de 1959-2000
Al hacer un estudio
sobre la educación preescolar anterior a la Revolución, se
evidencia que las ideas y aspiraciones más generales se han manifestado de acuerdo a
su condicionamiento histórico social.
Atendiendo a la definición de educación preescolar que se asumió se puede plantear
que durante la etapa de la colonia prácticamente no existió la educación preescolar; los
indicios que existen al respecto demuestran que la atención educativa al niño pequeño
se realizaba esencialmente en el seno familiar y la familia no recibía orientaciones para
esta labor sino que se trasmitía de generación en generación las pautas de crianza en
dependencia de la clase social, sectores sociales y cultura de procedencia (española,
africana o nativos).
Las pocas instituciones que atendían niños de estas edades eran fundamentalmente de
salud (hospitales), además de asilos y Casas de Beneficencias, que se encargaban de
proteger a
infantes desvalidos que en muchas ocasiones morían en las mismas
instituciones por sus malas condiciones constructivas e higiénicas.
Esta situación no es de extrañar si se tiene presente que a España como metrópoli de
Cuba no le interesaba la enseñanza elemental, que no se establece hasta 1793 por la
Sociedad Económica de Amigos del País, que no era de carácter oficial; los
colonizadores habían trasladado el sistema educacional de España hacia sus colonias y
allá no se le daba importancia oficial a esta enseñanza y se desarrollaba por vías no
institucionales mediante preceptores o maestros particulares que iban a los hogares.
Por consiguiente, menos se iban a ocupar de la creación de instituciones para la
educación de los niños menores de seis años.
30
En Europa y
Norteamérica aparece el sistema pedagógico de Federico Froëbel,
pedagogo alemán creador del Kindergarten, y se introduce en Cuba en 1863 en la Real
Casa de Beneficencia por las Hijas de la Caridad, institución no estatal.
Lo anterior no significa que en el siglo XIX,
con el proceso de formación de la
nacionalidad cubana y el surgimiento de grandes pensadores y educadores cubanos,
no se resaltara la necesidad y la importancia de iniciar la educación en estas edades.
El padre Félix Varela (1787-1853 ) tuvo gran preocupación por la educación de la
primera infancia, sobre todo para los niños pobres, incluso planteó la necesidad de
crear instituciones de carácter educativo y no caritativas como las existentes en el país,
este sueño lo puso en práctica en su exilio forzado en Norteamérica, abogó por la
preparación del educador y el conocimiento de las características y necesidades de los
niños, dándole a los métodos utilizados por el educador un valor incuestionable, sobre
todo a la observación, por ser a través de ella que el educando conoce los objetos de la
naturaleza y busca una explicación a lo que observa, y hay que dársela lo más
sencilla posible, refiriéndose al lenguaje del educador. Planteaba:
“Debemos
por tanto no usar más palabras que las necesarias para presentar
objetos…La precisión consiste en buscar palabras que convengan exclusivamente al
objeto que se quiere manifestar”. “Las propiedades de un buen lenguaje
son: la
sencillez, la brevedad, la claridad y la precisión”. Citado por (Cabrera y Contreras,
1989:26)
Varela es considerado un precursor de la psicología infantil y expresaba: “Si
conducimos a un niño por los pasos que la naturaleza indica, veremos que sus ideas
no son numerosas, pero sí tan exactas como las del filósofo más profundo. El hombre
usa de su razón desde el momento que tiene facultades y necesidades, es decir,
desde que,… se inmutan estos órganos sensoriales y le hacen percibir las relaciones
que han contraído con el universo” Citado por, (Cabrera y Contreras, 1989:25).
Para llevar a vías de hecho la instrucción y educación correctas del niño reclamaba el
ejemplo del maestro.
Se conoce la existencia aislada de una escuela para párvulos creada en 1880 por
Idelfonso Estrada y Zenea, intelectual cubano del siglo XlX, en la barriada del Cerro,
donde se aplicaban métodos modernos en el aprendizaje de la lengua materna,
31
conocidos en sus constantes viajes por Europa y Norteamérica, pero no trascendieron
los marcos de esta institución.
Los intentos aislados de crear instituciones educativas para niños de cuatro a seis años
resultaron un escalón importante en las nuevas ideas sobre la educación de la niñez de
finales del siglo XIX.
Enrique José Varona (1849-1933), ilustre pedagogo cubano, llamaba a preocuparse y
ocuparse de la educación de la primera infancia desde el seno familiar preparándose
para ello, y planteaba: “Nosotros más que pueblo alguno, debemos aplicar constancia y
laboriosidad a aprender el arte dificilísimo de educar… para nosotros es de vida o
muerte…oficio difícil y movilísimo, a que todos estamos llamados, y para el que no
nos preparan, ni nos preparamos” (1992: 9).
Planteó la educación integral del niño a través de juego. “Prefiero hablarte de los juegos
infantiles como medio indirecto, pero eficacísimo de educación”. (1992:10)
“Los juegos forman principalmente parte de lo que se llama educación física, y, por
desgracia se reciente de mayor abandono a pesar de ser, como es, base y sustento de
la intelectual y la moral” (1992: 10).
Propone juegos
de pelota, columpio de cuerda, cachumbambé, salto de barras y
obstáculos, lanzamientos, carreras, trompos bolos, ensartes entre otros y explica para
que sirve cada uno
y cómo desarrollan cada órgano de los sentidos, critica la
hipocresía de evitar que las niñas realicen juegos bulliciosos para que de pequeña
aprenda a comportarse y le da gran importancia a los juguetes.” El niño de todo saca un
juguete”. Reconociendo el valor del sistema pedagógico de Froëbel y su kindergarten.
Varona considera que la labor del educador no es incitar el miedo al peligro, sino,
enseñar al niño a prevenirlo,”Lejos de impedir a todo trance que tu hijo se apodere de
una aguja o un alfiler déjalo…y después de prevenirlo del peligro de llevarlo a la boca y
ejerciendo la debida vigilancia, incítalo a que comience el aprendizaje de dibujo y
ornamentación haciendo agujeritos y calcos en un papel” (1992: 16).
Varona da importancia a la apreciación de la música y de la belleza en todo el entorno
del niño e insiste en no adelantarle el conocimiento de las cosas grotescas de la vida
que ya habrá tiempo de hacerlo; concluye su carta con un urgente llamado.
32
“Un desequilibrio funesto del que no nos advertimos y al que no ponemos traba, hacer
tomar prematuro incremento a las facultades perceptivas y discursivas del niño,
mientras sus funciones orgánicas carecen de vitalidad y sus sentimientos sufren de la
más dolorosa desviación. Es urgente, pues, y forzoso dar más amplitud y mayores
cuidados a la educación física;
educación moral;
es necesario reforzar y no descuidar un punto la
hay que ser más cauto y menos exigentes en la educación
intelectual. Nos mata la precocidad; todas nuestras fuerzas deben tender a este fin
salvador: prolongar la infancia” (Varona, 1992: 18-19).
Cuando se analizan todos estos planteamientos de los educadores cubanos del siglo
XIX no queda otra cosa que pensar, cuánto se hubiera desarrollado la educación
preescolar de la república neocolonial, con raíces
cubanas propias,
si las
circunstancias históricas sociales lo hubieran permitido y no se hubieran frustrado los
anhelos independentistas. En
estas reflexiones sobre la educación en la primera
infancia, aunque aislados y no probados en la práctica, están los gérmenes de la
fundamentación
fisiológica, psicológica, filosófica y pedagógica de la educación del
niño de cero a seis años en Cuba.
José Martí (1853-1895), hombre sensible y luchador por los derechos de las clases
desposeídas, propugnó una mejor atención a los niños pobres
y la
creación de
instituciones educativas y señalaba: “…de salmos y chocolates eran las misiones de
antes, las de ahora han de ser de kindergarten y zapatos” (1960:227).
Este sueño martiano no se cristaliza en la colonia y de manera restringida se inicia en
el período de intervención norteamericana (1899-1902), durante el que se reconoce
oficialmente la introducción y generalización del kindergarten en Cuba.
Los
norteamericanos extienden por las ciudades fundamentales del país
kindergarten a imagen y semejanza del sistema establecido en su
evidencia de
que además de tener en sus manos
los
nación, como
la economía y la política,
controlarían la educación, forma inequívoca de trasmitir su ideología y formar una
conciencia de añoranza y dependencia del “sueño americano” Y garantía futura de
mano de obra barata al ocuparse solo de las primeras enseñanzas para proporcionar
una preparación elemental. Para ello introducen en el país maestros, planes de estudio
y programas; fundan la primera
Escuela Normal para maestras de kindergarten e
33
invitan a los educadores a pasar cursos de verano en los Estados Unidos de
Norteamérica.
Al ampliar los servicios educacionales ya planteados utilizan dos vías, la estatal y la
privada, esta última modalidad es la de mayor incidencia en la educación del niño
preescolar, y a la que asistirían los hijos de la clase con recursos económicos porque la
gran mayoría de los niños no recibirían estos servicios, ni otros de carácter educativo.
En 1902 los norteamericanos se retiran de Cuba, y dejan a
“buen recaudo”
sus
intereses, refrendados en la Enmienda Platt, que le permitía intervenir en el país cada
vez que observaran que peligraba su poder y con un gobierno entreguista y falsamente
representante de los anhelos
independentistas y republicanos de la isla. Nacía la
República neocolonial atada económica y políticamente al imperialismo yanqui.
Durante la República, las instituciones preescolares crecieron en número y en tipos. Los
kindergarten que surgieron bajo el influjo norteamericano con teoría froebeliana fueron
asumiendo
particularidades cubanas, pero no podían sustraerse a la influencia de los
planes norteamericanos de una filosofía pragmática, que indicaba que al niño lo más
importante era enseñarle saberes prácticos como:
trabajo manual entre los que
estaban ( acordonado, habilidades con tijera, agujas, cordones, cintas , dibujos); rimas,
.canciones, adivinanzas, muchas veces con contenidos anticientíficos ( los relacionados
con la existencia de las cosas); todos encaminados a prepararlos para la vida.
En las actividades de la enseñanza había un acondicionamiento para responder ante
determinados estímulos (piano, palmada, la forma de aprender a leer y a escribir).
Con respecto a la copia del modelo norteamericano eL Dr.Gonzalo Aróstegui en la
apertura del curso escolar de1909- 1910 afirmaba: “Extiéndase de muy distinto modo la
enseñanza, según los países y según su sistema de gobierno, la nuestra debe por
necesidad calcarse, ya no por necesidad, por conveniencia, en el plan de los Estados
Unidos que tan notables resultados produce en la poderosa república, era menester
que la
enseñanza entrara por esa vía y resueltamente a ella fuimos” .Citado por
Aroche, 1990: 4).
Lo que no declaraba el Dr. Arostegui es que el condicionamiento socio histórico de la
educación impedía que la nueva generación de cubanos procedente
de un país
atrasado y dependiente, donde las posibilidades de desarrollo estaban determinadas
34
por los recursos económicos, y la posición que ocuparan en una sociedad dividida en
clases, no podían aspirar a ser igual que un norteamericano aunque calcaran los
programas educativos, porque sus condiciones de vida, desarrollo económico , cultura ,
tradiciones y formación, eran totalmente diferentes.
Otras instituciones preescolares que surgieron fueron las Creches y los Preprimarios, la
primera para los hijos de las madres trabajadoras, instituciones sin recursos ni
condiciones, salvo honrosas excepciones. Para adquirir una plaza en una creche las
madres tenían que plegarse a los turbios manejos políticos y garantizar sus votos a
favor del político de turno; las creches, en la práctica, fueron asilos de niños sin
tratamiento pedagógico. Por su parte el preprimario, enlace que trató de hacerse entre
kindergarten y la escuela primaria, no
alcanzó la fuerza que necesitaba y no se
generalizó, solo existían en La Habana y las capitales de provincia. Su plan de estudio
era similar al del kindergarten pero con énfasis en las habilidades para el cálculo y la
lectura necesarios para la enseñanza primaria.
Entre la década 1940- 1950 hay una gran influencia del movimiento de la escuela nueva
que en oposición a la escuela tradicional y autoritaria, centrada en el maestro, da un
vuelco a la concepción del niño preescolar, ahora centrada en el niño, en su actividad,
en su educación espontánea y libre planteada por Montessori, Decroli, entre los más
destacados creadores de sistemas pedagógicos en el ámbito internacional.
Estas concepciones pedagógicas planteaban la educación integral del niño a partir de la
actividad que el mismo se proponía y decidía hacer ,donde el educador es solo un
mediador en su aprendizaje y educación; aunque este movimiento fue una respuesta
decorosa a la necesidad de cambiar la educación y sacarla del estacionamiento en que
se encontraba, negaba el papel rector del educador en los primeros años de vida que
es fundamental y además, no contó con las condiciones necesarias para garantizar la
auto actividad del niño ( medios y materiales, locales, educador preparado en estas
teorías ) solo en algunas instituciones privadas.
Aunque se debe destacar como positivo que con la llegada de los norteamericanos se
oficializo la educación preescolar en Cuba que no existió en la colonia, por no ser
interés de las autoridades españolas y atribuírsele esa función a la familia, su
“preocupación” estaba determinada por los intereses neocoloniales de someter a los
35
cubanos desde pequeños
a la influencia norteamericana para así garantizar la
admiración hacia ese sistema, no para ser como ellos sino para servirlos.
Durante la República neocolonial se puede hablar de la existencia de una educación
preescolar tanto por las instituciones preescolares como por la formación de la maestra,
pero insuficiente en número y extensión de sus servicios, pues en las zonas rurales
eran inexistentes. La formación del educador fue elitista y discriminatoria, pues las
masas populares no tenían acceso.
El 1ro de enero de 1959 triunfa la Revolución cubana y toda revolución radical trae
consigo profundos cambios en la estructura social de la sociedad, cambia la base
económica porque aparecen nuevas relaciones de propiedad e ideas de concebir el
proceso productivo y las relaciones que establecen los hombres en la producción de los
bienes materiales, y como plantea (García Galló, 1978 : 75) al producirse cambios en la
base económica también se remueve la vida espiritual de los hombres: sus ideas,
conciencia, las instituciones, aunque este proceso sea más lento, porque requiere de
comprensión de lo que sucede, asimilación y convicción. En estos cambios que ocurren
se transforma toda la estructura social: las clases sociales y los sectores sociales con
más influencia en los procesos de cambio, como los intelectuales, los educadores;
también
cambia la población y las relaciones que se dan entre los géneros, las
generaciones, los profesionales y la política que se establece con respecto a la familia
y su papel en la sociedad.
La Revolución al tomar el poder político se encontró con una situación económica y
social que requerían con inmediatez profundos cambios
económica
para ir creando su base
entre las que están: las leyes de Reforma Agraria y las
leyes de
nacionalizaciones; a la que se suman la nacionalización de la enseñanza, la Campaña
de Alfabetización, la creación de nuevas fuentes de trabajo, entre otras medidas.
Tenía que resolver, en el plazo menor posible, la crítica situación en que se encontraba
el pueblo, que soportaba la mala situación económica, el pago de altos alquileres, la
mala condición de sus viviendas, la precaria alimentación de sus hijos y la poca
atención a la salud y educación de los mismos.
Era la mujer la que se enfrentaba en el hogar con esta difícil situación; pero su bajo
nivel cultural o la falta total de instrucción, le impedía colaborar con el mejoramiento de
36
la vida hogareña, el trabajo que encontraba era generalmente como doméstica que
acrecentaba su agotadora vida, o una labor más degradante, la prostitución.
Como se reseña, en el Primer Congreso del Partido realizado, en 1975, en 1958 sólo
uno de cada ocho trabajadores era mujer.
Dentro de los cambios proyectados por la Revolución en la base económica estaba la
incorporación de la mujer al trabajo, y a las transformaciones sociales. Estas
responsabilidades sociales no la apartarían de sus deberes como madre, de la
conducción de la vida del hogar y de la preocupación por el bienestar y la educación de
sus
hijos;
pero
estas
tareas
hogareñas
tampoco
la
debían
marginar
del
desenvolvimiento social, y discriminarla por el único hecho de ser mujer.
Estas perspectivas abrían un amplio camino de participación de la mujer en las
diferentes actividades de la vida revolucionaria: en la producción industrial, en la
agricultura, en las tareas de la educación, en su superación.
La Revolución la llamaba a tener los mismos derechos que el hombre. A incorporarse al
trabajo, necesitaba de instituciones que se ocuparan de la atención y cuidado de sus
hijos menores de seis años.
La creación de estas instituciones, en la práctica constituyó una fuente de trabajo
femenino, lo que daba la posibilidad de realizar diferentes labores y prepararse para
ello.
La Federación de Mujeres Cubanas, fundada en agosto de 1960, tendría la gran tarea
de lograr por todas las vías posibles la mayor incorporación de la mujer al trabajo y la
creación de instituciones infantiles, en las que se cuidaran a los hijos de las madres
trabajadoras, garantizándole que estos estarían bien atendidos en concordancia con la
política
establecida por la Revolución Cubana, que llegaría a ser la política
educacional.
Entiéndase por Política educacional: la forma de proyección de la política social en la
educación ciudadana. Constituye el programa de acción del estado en materia
educativa, en el cual se concretan los principios, normas y lineamientos que orientan la
articulación armónica entre los niveles del sistema educativo dirigido a lograr la plena
formación de los ciudadanos en correspondencia con los fines de la sociedad (López
Hurtado 2005: 2).
37
Autores como Masón (2005) y Buenavilla (2005) consideran que la Política Educacional
Cubana en su proyección y análisis tiene en cuenta cuatro dimensiones:
La filosófica, que define el ideal de hombre a formar, en correspondencia con las bases
de la filosofía que la sustenta.
La pedagógica, en la que plasma todos sus fundamentos sobre el currículo.
La legal: Cuerpo jurídico que apoya la estructuración del sistema educativo.
La contextual, que abarca el amplio abanico de condiciones e influencias que
condiciona la proyección y puesta en práctica del sistema educacional. El contexto
integra: al económico, el social, el político y el cultural.
El desarrollo impetuoso de la Revolución en la creación de su base económica y las
transformaciones en las esferas sociales del país influye en la incorporación cada vez
más creciente de la mujer al trabajo y a la vida de la sociedad.
Ahora se imponían nuevas exigencias sociales para preparar a los cuadros científicos y
profesionales que dirigieran el desarrollo socio económico del país; la mujer como parte
de esa fuerza laboral también tendría que desarrollar sus potencialidades creadoras y
ponerlas en función del desarrollo. Ante esta tarea ella no se quedó detrás y con su
disposición, sensibilidad y consagración se fue convirtiendo en parte de la avanzada
del desarrollo científico-técnico.
En el balance realizado en el 1er Congreso del PCC la mujer ocupaba 12 % de la
fuerza laboral del país; ya en el 2do congreso ocupaba
el 32 %,
a principio de la
década del 1990 era el 38, 9 %( FMC, 2000), en el 2000 el 43%, mientras que en esa
misma fecha constituía el 65,54 de la fuerza calificada %( Ocupación civil, oficina
nacional de estadística 2000, citado por FMC).
Esta situación se convierte en exigencia social que se expresa en el otorgamiento de
círculos infantiles a sectores priorizados por la economía, en los que hay gran fuerza
laboral femenina.
La mayor preparación de la mujer, producto del desarrollo científico- técnico y
productivo de la sociedad, hace que ella esté en mejores condiciones para participar
activamente en la educación de sus hijos y pueda contribuir conscientemente a la
estimulación del desarrollo que requieren los primeros años de vida.
38
Se va creando en un tiempo relativamente corto la base de la sociedad socialista; en la
década de 1980, aparecen con fuerza los componentes socio - estructurales típicos de
la transición socialista (clase obrera, intelectualidad, directivos
de las empresas
estatales y campesinos) y la mujer va ganando espacios en ellos, sobre todo dentro de
la intelectualidad y
la clase obrera y, más limitadamente, dentro de los directivos.
(Espina, Martín y Núñez 2001).
En la década de 1990, hay una caída abrupta de la economía
producida por los
bruscos cambios en la arena internacional, específicamente, la caída del campo
socialista, que llevó al país a buscar vías para no quedarse aislado del resto del mundo.
Ocurren modificaciones del papel del Estado en la economía, ampliación de los
mecanismos de mercado, reforma empresarial, restauración de otras formas de empleo
y
de ingreso; aparecen nuevos sectores económicos como el turismo y la
biotecnología, se legaliza la tenencia de divisas que trae consigo la dualidad monetaria,
aumentan las remesas familiares.
La propiedad estatal, sin perder su supremacía, coexiste con la propiedad no estatal ya
sea mixta o privada, ello da lugar a nuevos actores como los cuentapropista, el
trabajador independiente que trabaja para el estado y por su cuenta, aparece el patrón,
el gerente que no es considerado el administrador tradicional. Hay un notable
incremento de las ocupaciones técnicas y de dirección, con lo que se refuerza la
relevancia del trabajo intelectual en la estructura social cubana y en contraposición, hay
un decrecimiento de los empleados administrativos.
“La crisis de los 90 trajo consigo desigualdades (los que cobran en divisa, los que
reciben remesas familiares, los que reciben estimulación material); la idea es trabajar
para tener un pueblo masivamente más culto, reforzar el campo de la educación y la
cultura para toda la población… tener un pueblo con altos niveles de conocimiento y
cultura que garantice políticamente el futuro”. (Menéndez Díaz 2001: 3)
La autora concuerda con las valoraciones de Menéndez y considera además que la
crisis de los 90 también contribuyó al redimensionamiento del papel de la familia como
célula de la sociedad, en su función de aunar los esfuerzos para ayudarse mutuamente
y lograr los éxitos colectivos y de prepararse mejor para enfrentar los retos sociales,
uno de ellos, la educación de sus hijos.
39
Se había limitado la posibilidad de que algún día hubiese instituciones para todos los
niños de cero a seis años, como había expresado el Comandante Fidel Castro, pero
surgía una alternativa de atención masiva para los niños de estas edades que requería
del concurso de toda la familia para educar a los más pequeños del hogar, con una
preparación profunda y asumiendo conscientemente el rol que la sociedad necesita de
ella, convertirse en protagonista de la educación de sus hijos.
1.3.- Fundamentos históricos que sustentan el estudio de las tendencias del
desarrollo de las ideas sobre la educación del niño preescolar de 1959-2000.
El materialismo dialéctico proporciona el basamento metodológico para interpretar de
forma correcta el objeto de investigación,
condiciones históricas en que se manifestó,
se pueden conocer cuáles fueron las
sus características y su desarrollo y
realizar una valoración crítica a partir del análisis de las ideas educativas que se dieron
en esas etapas y a qué enfoques y posiciones responden. Por ello el método histórico
lógico es el fundamental.
El procedimiento que se sigue en el estudio de las tendencias del desarrollo de las
ideas sobre la educación del niño de cero a seis años, es como sigue:
l.- Argumentación de la periodización que se propone.
ll.- Aspectos a tener en cuenta para el estudio de las ideas.
lll.- Criterios para determinar las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la
educación del niño en la Educación preescolar de 1959 al 2000.
l.- Argumentación de la periodización que se propone.
Se realizó un análisis de los puntos de vista que se asumieron para estudiar la
Educación preescolar cubana a partir de 1959, que permite enmarcarla en etapas.
Ante todo hay que plantearse los argumentos para periodizar.
Es una de las categorías que mejor expresa la continuidad del movimiento, es una
sensación que cada ser humano percibe y siente, es posible que no se haga consciente
al movimiento interno de los fenómenos, pero sí se capta el devenir del tiempo.
Periodizar: Es el establecimiento de límites entre las fases de un proceso continuo y su
nueva manifestación.
La ciencia histórica es inconcebible sin la periodización del proceso histórico.
40
Se entiende la periodización como la definición esencial del contenido principal de las
etapas del devenir y desarrollo de los procesos históricos.
En la historia los acontecimientos pasan un proceso constante de nacimiento,
transformación o desaparición cualitativa.
El investigador de cualquier disciplina, debe estar consciente de que cada proceso o
fenómeno
tiene su propia historia,
captar esa particularidad ,develar sus
características, establecer la periodización que corresponde con tal proceso,
es el
camino más seguro para poder reflejar las leyes intrínsecas del desarrollo del fenómeno
y su relación con el resto del proceso histórico (Buenavilla, 1990).
La periodización representa una aproximación más profunda a la verdad, que la visión
lineal del progreso humano.
La complejidad del problema de la periodización consiste en que es difícil establecer un
criterio único, capaz de satisfacer tanto la necesidad de una argumentación acerca de la
división en periodos del proceso histórico o de los fenómenos que se dan en él, como
la educación.
Para realizar una periodización histórica verdaderamente científica,
exenta de
subjetivismo, hay que tener:
9 Orientaciones metodológicas de partida.
9 Conocimiento circunstanciado del material fáctico (Datos comprobados del proceso
histórico concreto).
9 Relación de lo lógico con lo histórico.
Cada investigador establece los parámetros o indicadores que tendrá presente en la
periodización que propone (García, Isabel, 2005).
En el caso de la historia de la educación cubana de la etapa de la Revolución hay dos
periodizaciones: la del Dr. Justo Chávez y la de Dr. Rolando Buenavilla Recio, ambas
parten de parámetros para la educación en general, que no coinciden exactamente con
los aspectos considerados determinantes para establecer las etapas del desarrollo de la
educación preescolar.
En la constante relación que
se da entre lo general, lo particular y lo singular, la
educación preescolar forma parte de todo el desarrollo de la educación en Cuba,
sustentada en sus principios y concepciones generales, pero como fenómeno particular
41
posee sus características propias y los momentos que trazan su desarrollo no coinciden
totalmente con el desarrollo general de la educación cubana, es por ello, que al hacer
una periodización no se ajusta exactamente a las existentes en la educación general,
por lo que se precisan los siguientes parámetros.
9 Acontecimientos económicos, sociales, políticos y culturales que determinan las
modificaciones en los objetivos, tareas y organización de la educación preescolar.
9 El proceso de transformación y desarrollo de la educación cubana en general
9 Transformaciones propias (hitos) de la educación preescolar cubana que implican
cambios cualitativamente superiores en la concepción sobre la atención y educación del
niño que determinan otras formas de educar y organizar la educación (decisiva en esta
periodización)
A partir de esta posición se plantea la siguiente periodización:
I.-
Etapa de 1959 -1971 “Las primeras ideas en la búsqueda de una concepción
educativa Socialista”.
II. Etapa de 1971-1981”Unificación de las ideas sobre la educación del niño en la
Educación Preescolar Cubana de la Revolución”.
III.- Etapa de 1981- 1992 “Perfeccionamiento de las ideas sobre la educación del niño
en la Educación Preescolar de la Revolución”.
lV.- Etapa de 1992-2000 ”Consolidación e integración de las ideas en una concepción
educativa actuante en la Educación Preescolar de la Revolución”.
A continuación se plantean los fundamentos históricos, sociales y educacionales que
se tomaron para el establecimiento de las etapas
El 1ro. de enero de 1959, triunfa la Revolución Cubana, pone en práctica el Programa
del Moncada e inicia la eliminación de los males por los que había pasado el país en el
período burgués. Todo cambio revolucionario supone la erradicación de la vieja cultura
política y el triunfo de las ideas nuevas. Esta primera etapa considerada de liberación
nacional hasta 1961 tenía el objetivo de democratizar las instituciones y crear las
organizaciones que necesitaba en el país para su desarrollo.
Era imprescindible un período de transición en que se eliminaran los privilegios de la
burguesía, se nacionalizaran las empresas extranjeras (norteamericanas) y nacionales
y se fuera creando la base económica requerida por la Revolución que partía de un país
42
atrasado, donde predominaba el desempleo, el tiempo muerto, el analfabetismo y las
formas semifeudales de producción.
Este periodo de cambio también incluye a la educación como esfera de la sociedad, que
aspira a poner la misma al servicio de todo el pueblo.
En 1961 ocurre el ataque a Playa Girón, la declaración del carácter socialista de la
Revolución cubana, y la gran epopeya educacional del pueblo cubano, la campaña de
alfabetización; le siguen los cursos de seguimiento, el plan de becas, y un crecimiento
de instituciones y organización de la educación en diferentes niveles. Se crean los
círculos infantiles, institución educativa preescolar de nuevo tipo, con ideas educativas
no existentes en Cuba hasta ese momento. Lo que precisa la primera etapa de 1959 a
1971 denominada: “Las primeras ideas en la búsqueda de una concepción educativa
Socialista”, en la que se establece una subetapa de 1959 – 1961, que caracteriza la
transición de la educación de la república neocolonial a la educación eminentemente
revolucionaria, para dar lugar a la otra subetapa de 1961 a 1971.
En 1971 se desarrolla el Primer Congreso de Educación y Cultura en el que se realizó
un análisis de lo logrado en la educación cubana y se definieron las proyecciones de
trabajo.
Se hacía necesario resolver los graves y serios problemas de la educación en el país,
relacionados con la
formación de las nuevas generaciones y
la preparación del
personal docente desde una posición científica.
Era necesario cambiar las concepciones educativas para que respondieran al tipo de
hombre que requería el país para su desarrollo; en el caso de la educación preescolar
no se podían sentar las bases de la formación del niño de la nueva sociedad con
diferentes ideas educativas y diferentes organismos encargándose de dirigir y controlar
los tipos de instituciones existentes, así como, la formación del personal técnico. Para
solucionar estas contradicciones se imponía la creación de una entidad o institución que
centrara la dirección de la educación de los niños de cero a seis años que asistían a las
instituciones infantiles.
Es el establecimiento
del Instituto de la Infancia, el primer salto cualitativo en el
desarrollo de la educación preescolar de la Revolución, que marca el inicio de las
transformaciones educacionales, que dan lugar a la segunda etapa del desarrollo de la
43
Educación Preescolar Cubana de 1971 a 1981, “Unificación de las ideas para el
establecimiento de una concepción educativa de la educación preescolar cubana de
la Revolución”, que van cimentando el establecimiento de una nueva
educativa; que alcanza su fortaleza con
concepción
la definición de la Política Educacional
aprobada en el Primer Congreso del PCC en 1975.
En la Tesis sobre Política Educacional, se expresó que la educación cubana estaba
rezagada de las necesidades del país, en relación con la calidad de la enseñanza
como, con el nivel de su organización interna y se trazaron los objetivos fundamentales
de los planes de perfeccionamiento y desarrollo del sistema de educación en el país; lo
que trajo ajustes, y cambios significativos en la educación preescolar.
El segundo Congreso del PCC, celebrado en diciembre de1980, constituyó una nueva
fase en el avance de Cuba por la vía de la edificación del socialismo. Se trazaron las
direcciones fundamentales del desarrollo socioeconómico y cultural del país. Se
constataron los éxitos y dificultades y se resaltó altamente el trabajo creador de los
trabajadores cubanos y su vanguardia el PCC; el país avanzaba consecuentemente por
la vía socialista.
La educación tenía avances significativos en la cantidad y calidad de la formación de
educandos y educadores, en la creación de instituciones y la base técnica para su
realización.
El perfeccionamiento de los organismos centrales del estado,
dentro de estos el
MINED, implicaba que este se conformara como sistema único, el Sistema Nacional de
Educación que integró todas las enseñanza, desde la preescolar hasta la enseñanza
superior, lo que abre una nueva era en el perfeccionamiento de la educación en
general y de la Educación Preescolar, en particular, que se inserta al sistema
educacional y asume las transformaciones en la educación del niño; aquí se considera
que se da el segundo salto cualitativo de esta educación al erigirse como primer
eslabón, base, del Sistema Nacional de Educación, iniciándose así la tercera etapa en
el desarrollo de la educación preescolar, de 1981-1992, etapa
denominándose:
“Perfeccionamiento de las ideas sobre la educación del niño en la Educación Preescolar
de la Revolución”.
44
En 1991, con la caída del campo socialista Cuba pierde el 85% de su comercio, cae
prácticamente a cero la economía del país, las fábricas disminuyen su producción o se
cierran, aparece el fenómeno económico de exceso de circulante, el dinero pierde su
valor, se infla el precio de los productos en el mercado sumergido, el gobierno se ve
precisado a tomar medidas extremas como la despenalización del dólar, la introducción
de la economía mixta con capital extranjero; pero la certera dirección del PCC, la
creatividad y consagración de todo el pueblo logró que hacia 1995, empezara a
diversificarse la economía, se crearan nuevas fuentes de ingreso, creciera el capital
humano y la economía iniciaba su lento, pero seguro ascenso. A pesar, de todas estas
circunstancias desfavorables, no se cerró ninguna institución educativa y la educación
tomó por caminos de iniciativas y experimentaciones que promovieron nuevos métodos
y estilos educacionales, a partir de los resultados investigativos que implicaron cambios
en la política educacional, es por ello que es necesario considerar una cuarta etapa de
1992- 2000, denominada: ”Consolidación e integración de las ideas en una concepción
educativa de la Educación Preescolar de la Revolución”, por los cambios que se dan en
la educación preescolar a partir del programa Educa a tu hijo, que remueve la
educación institucional, introduce la educación no formal y plantea nuevas exigencias a
la familia, y nuevas conceptuaciones y retos a las ciencias pedagógicas y de la
educación.
ll.- Aspectos a considerar en el estudio de las ideas sobre la educación del niño
preescolar cubano de 1959- 2000.
Al ser consecuente con el método
dialéctico materialista, no se puede realizar el
estudio de un fenómeno sin considerar las relaciones e interdependencias que se dan
entre los elementos que determinan o condicionan la manifestación del fenómeno; el
estudio de las ideas sobre la educación del niño se analizará partiendo de la política
educacional y su realización; de los resultados de las investigaciones que se reflejen en
los contenidos de los programas educativos , y la preparación del personal que
materializa esas ideas en la práctica y logra que se conviertan en hilo conductor en la
educación del niño.
45
Los aspectos propuestos han sido seleccionados a partir del resultado de los métodos
científicos aplicados, lo que determinó que las ideas sobre la educación del niño están
contenidas o expresadas en ellos, tanto en el país como en el ámbito internacional,
fundamentalmente los puntos referidos al cuidado y educación del niño y a la formación
del personal; los relacionados con la Política Educacional son básicos para la autora
porque permitirán valorar las ideas reflejadas en ella y en las investigaciones sobre el
niño de cero a seis años.
ASPECTOS:
1.-Política Educacional:
•
Estructura de dirección central y alternativas educativas asumidas.
Se analizará qué organismo u organización centra la dirección de la estructura nacional
que se encarga del control de las instituciones que atiende la educación del niño,
declarar los tipos de instituciones preescolares existentes y la existencia
o no de
educación no institucional y su concepción.
•
Fines y objetivos de la educación preescolar de la Revolución
Se tendrá en cuenta si en cada etapa estudiada estaban definidos los fines de la
educación del niño, y cómo se reflejan en los objetivos trazados las ideas sobre la
educación, así como, la trasformación o no de los mismos en función del desarrollo de
la sociedad y de la propia educación.
•
Principios que sustentan la Educación Preescolar Cubana
Se analizarán qué ideas expresan los postulados generales de la educación preescolar
y la forma en que se evidencian en los programas educativos y en la dirección del
proceso educativo, al mismo tiempo se verá su continuidad o no a través de las etapas.
•
Concepción de los programas educativos.
2.- Cuidado y atención educativa que se le brinda al niño.
Se expondrán las ideas fundamentales que en cada etapa se han planteado sobre la
educación del niño de cero a seis años. Las ideas responderán a:
•
Cuidado y protección de la salud.
•
Organización de los niños en grupos.
•
Educación que se da al niño.
•
Preparación del niño para la escuela.
46
•
Agentes educativos que intervienen en la educación del niño.
3.-Formación y superación permanente del personal que atiende la educación
del niño.
Se plasmarán los diferentes tipos de formación organizados
en cada etapa, y la
superación permanente de todo el personal que intervienen en la educación del niño a
través de las vías institucional y no institucional.
Operacionalmente se definirán las categorías siguientes:
Formación: entiéndase como el proceso organizado y sistemático encaminado al
dominio del conocimiento, al desarrollo de hábitos y habilidades y la formación de
valores y cualidades plasmados en un plan de estudio que le permitan un
desenvolvimiento correcto en el ejercicio de la labor que realizan. Como resultado de la
preparación obtienen un título.
La formación puede ser por curso regular o emergente.
Superación: es el proceso de actualización constante del contenido y los métodos que
permiten elevar la calidad del ejercicio de la labor que realiza, fundamentalmente,
mediante la preparación cultural, política e ideológica y técnico- metodológica.
4.- Influencia de las investigaciones en el
desarrollo de las ideas sobre la
educación del niño preescolar
Se analizará la contribución de los resultados de investigación al cambio o
establecimiento de las ideas sobre qué y cómo educar al niño y su reflejo en los
programas educativos.
lll.-Criterios para determinar las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la
educación del niño en la educación preescolar de 1959 al 2000
Para el análisis de las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del
niño se toma como punto de referencia el desarrollo de las ideas a través de las
diferentes etapas y la influencia de los aspectos estudiados en esas transformaciones
que reflejen que las mismas se encaminan hacia la construcción de una concepción
educativa que identifique la Educación Preescolar cubana.
47
Consideraciones finales del capítulo l
En el capítulo se analizaron los presupuestos teóricos, históricos y metodológicos que a
consideración de la autora son básicos para el estudio que se propone entre los que se
encuentran:
•
La relación ideas educativas-concepción educativa permitirá demostrar que las
ideas sobre la educación del niño en su desarrollo van sentando las bases para
la conformación de una concepción
educativa de la Educación Preescolar
Cubana.
•
El estudio de tendencia
devela el pasado, reflexiona sobre el presente y
avizora el futuro, como expresión dialéctica del desarrollo.
•
Las tendencias del desarrollo de las ideas
educativas en la Educación
Preescolar cubana expresan dirección u orientación que asume el desarrollo de
las ideas sobre la educación de los niños de cero a seis años, en su movimiento
hacia lo nuevo, lo cualitativamente superior, que se reflejan en la política
educacional y en la práctica educativa en los diferentes momentos del devenir
histórico.
Los fundamentos históricos se sustentan en:
•
Toda revolución verdadera provoca profundos cambios en los sectores y
esferas más sensibles de la sociedad entre los que aparecen: las mujeres, los
niños y la educación.
•
La concepción social humanista de la Revolución y las transformaciones en la
estructura social del país influye decisivamente en la incorporación cada vez
más creciente de la mujer al trabajo y a la vida de la sociedad. Esto trae como
consecuencia la necesidad de crear diferentes instituciones infantiles para la
educación de sus hijos.
•
La mayor preparación de la mujer, producto del desarrollo científico- técnico y
productivo de la sociedad, exige que se atienda con mayor detenimiento la
educación y el desarrollo del niño y a su vez, ella esté en mejores condiciones
para hacerlo.
48
CAPÍTULO 2
ANÁLISIS DE LAS TENDENCIAS DEL DESARROLLO DE LAS IDEAS SOBRE LA
EDUCACIÓN DEL NIÑO EN LA EDUCACION PREESCOLAR CUBANA DE 1959 AL
2000
La educación preescolar cubana del período de
la Revolución triunfante
es
el
resultado de la proyección y realización de un ideal altamente humano, al permitir,
primero que fuera alcanzable el sueño de la mujer de constituirse en fuerza social
impulsora de la obra revolucionaria, al tiempo que derribaba siglos de marginación y
discriminación y obtenía su liberación. Esto sería posible porque sus hijos pequeños
tendrían el cuidado y la educación necesarios, mientras ella cumplía con la patria, con
la familia y consigo misma; segundo, lograr el objetivo de mayor alcance para esta
educación, organizar un sistema educativo que, dando pasos cada vez más seguro y
definitorios, llegó a sentar las bases de lo que pudiera ser una concepción educativa
que la caracterizara.
En este capítulo se analizan las ideas fundamentales sobre la educación del niño que
surgieron y/o se pusieron en práctica
de 1959 al 2000, y las tendencias de su
desarrollo, en las diferentes etapas, para garantizar la atención integral a la infancia
preescolar.
Se expondrán las ideas, su perfeccionamiento y evolución a través de las etapas
propuestas (Anexo 3).
2.1 Estructuración de la política educacional en la educación preescolar
Es necesario aclarar que no se analizan todos los aspectos que comprende la política
educacional establecida por la Revolución Cubana para la educación preescolar en las
49
etapas que se estudia, sino aquellos que para la autora son ineludibles para la
identificación de las ideas educativas.
La Revolución significó la materialización de los sueños y anhelos de varias
generaciones de cubanos, al fin el pueblo era dueño de su destino y para conquistarlo
se necesitaban transformaciones profundas en todos los ámbitos de la sociedad y una
de las más sensibles y urgente era la educación de las grandes masas, el acceso a la
cultura para poder desarrollar el país.
En el discurso pronunciado por el presidente de la República de Cuba Dr. Osvaldo
Dorticós Torrado, en Mensaje Educacional al Pueblo de Cuba, el 9 de noviembre de
1959 en el que el Ministro de Educación Armando Hart Dávalos, anunciaría la Reforma
de la Enseñanza al país, planteó: “En nuestro horizonte nacional se comienza a conocer
algo sobre cultura… que cultura no es sólo la recopilación de conocimientos teóricos, ni
el asomo a las distintas inquietudes del espíritu humano; sino que cultura es
fundamentalmente comunión entrañable con la vida y que no puede olvidarse que toda
la cultura humana, es ante todo y por encima de de todo, realización del hombre. Y esta
nueva cultura cubana ha de ser como los primeros intentos fundamentales de la etapa
constructiva de nuestra Revolución…es una cultura transida de hondo sentido humano,
porque a ella arribamos previo el esfuerzo heroico de todo el pueblo. Hemos ganado el
derecho a ser libres, pero no seremos definitiva y totalmente libres en nuestra patria,
sino cuando alcancemos la absoluta libertad y la total independencia económica y no
habrá aquí libertad… mientras exista un niño o un adulto que no sepa leer y escribir”
(Hart, A, 1960: 9)
La Revolución tiene que hacer otra revolución dentro de ella misma, la Revolución
Cultural, que
entre sus tareas
está la de
organizar la instrucción y difundir los
conocimientos, luchar contra la herencia de ignorancia e incultura, de injusticia y
discriminaciones y darle a la mujer la posibilidad de integrarse a la vida social, preparar
a los cuadros y trabajadores que emprendería el desarrollo económico de la nueva
sociedad que surgía.
Estaba claro que el país para desarrollarse no podía primero crear la base económica social que se requería para luego preparar a las masas; entre estos dos fenómenos
existe una interdependencia clara, había que utilizar la fuerza capacitada para preparar
50
a los técnicos y obreros y resolver paralelamente los problemas de echar a andar la
producción.
La Revolución hace un llamado a todo el pueblo a incorporarse a los diferentes planes
productivos y en especial a la mujer que tiene que romper con siglos de discriminación y
marginación social; para ello necesitaba que cuidaran a sus hijos mientras ella trabaja.
El 23 de agosto de1960 en el acto de creación de la Federación de Mujeres Cubanas
(FMC), Fidel Castro le plantea a esta organización que debían estudiar el problema de
la mujer que deseaba trabajar y no tenía donde dejar a sus hijos, le precisa que una de
sus tareas fundamentales era la creación de instituciones infantiles que contribuyera
con la atención a los niños y en consecuencia, participara de la responsabilidad de
cuidar a sus hijos mientras trabajaba y le ofreciera garantía de que los mismos
estuvieran bien atendidos.
El 17 de de diciembre del mismo año en la plenaria sindical, Fidel anuncia que se
crearían 300 círculos sociales y 300 círculos infantiles, así surge el nombre de la nueva
institución preescolar.
La FMC empieza a recaudar fondos y con la ayuda de la población y los centros de
trabajo se compra parte del equipamiento de las instituciones, simultáneamente, se
comienza a captar el personal que trabajaría en los círculos infantiles.
Esta etapa inicial está caracterizada por la necesaria transición que se da en toda
revolución, la que no puede borrar en un día todas las condiciones educacionales
heredadas de la sociedad anterior, sino
ir tomando las medidas que vayan sentando
las bases de la educación preescolar revolucionaria, y a la par reafirmar el
planteamiento leninista referido a que cuando lo nuevo acaba de nacer, tanto en la
naturaleza como en la vida social, lo viejo sigue siendo más fuerte durante cierto
tiempo.
De 1961 en adelante, se crearon las condiciones que propiciarían paulatinamente
encaminarse hacía la construcción de una concepción educativa nueva para los niños
de cero a seis años, que se fue desarrollando y transformando en la medida que la
situación socio-histórico iba demandando del establecimiento de determinadas políticas
encaminadas a solucionar las necesidades de las madres trabajadoras y los casos
sociales, lo que en su momento crítico llevó a establecer indicaciones que favorecían a
51
sectores sociales y económicos prioritarios para el desarrollo del país, en los que se
insertaban las madres trabajadoras de Educación, Salud, Biotecnología, Turismo, entre
otros, sin desatender a las madres, familiares y niños en situaciones económicas y
sociales difíciles; para centrarse en una política educativa que abarcara a toda la
infancia preescolar cubana.
2.1.1, Organización Central de la Educación Preescolar. Alternativas de atención.
Instituciones (Anexo 4)
Como parte de los aspectos de la puesta en práctica de la política educativa a partir de
1959, es necesario plantear de inicio qué organismos o instituciones se encargaron de
materializar las legislaciones e indicaciones para la educación preescolar, así como, las
alternativas que se han asumido para garantizar la atención educativa de los niños.
La estructura organizativa central de la educación preescolar en la etapa de1959- 1971
no se mantiene igual durante este tiempo, ni sus prioridades son las mismas, por lo que
dentro de esta etapa se establecen dos subetapas, (de 1959-1961 y de 1961- 1971).
En 1959 la dirección de la educación preescolar sigue siendo la misma de la República
Mediatizada, encabezada por la Asociación Nacional de Kindergarten y el Instituto
Nacional de párvulos y lactantes, hasta finales de ese mismo año que se anuncia la
Reforma general de la enseñanza en “Mensaje Educacional al Pueblo de Cuba, donde
se plantea la nueva estructura del Sistema Nacional de Educación.
En ese documento, se concibe el
Sistema Nacional de Educación
orgánico desde la enseñanza preescolar hasta la universidad
como un todo
con su base en la
educación preescolar, pero no como nivel que se encargue de la educación de cero a
seis años, sino de la educación de los niños de tres a cinco años que asisten a las
instituciones nacionales, antes públicas, y pertenecientes a la primera etapa de la
enseñanza primaria. En él se plantea:
“La enseñanza preescolar abarcará desde los tres a los cinco años, y se organizará en
las condiciones de vida higiénica y natural más apropiadas para asegurar el desarrollo
armónico y normal de los niños de esta etapa, de tan capital influencia en los años
posteriores y en toda la vida. El último año de esta etapa procurará articular con la
enseñanza primaria” (Hart, 1960: 63).
52
Las demás instituciones aunque atienden niños de cero a seis años, no estaban dentro
de la jurisdicción del MINED.
El Instituto Nacional para párvulos y lactantes, institución privada, que solo funcionaba
en la ciudad de La Habana con un Pre-kindergarten y un kindergarten, atendía a pocos
lactantes, la mayoría eran párvulos, brindaba servicios de calidad para familias con
desenvolvimiento económico. Después de nacionalizada la enseñanza privada
se
fusiona con los círculos infantiles al ser creados estos últimos.
El Ministerio de Bienestar Social se ocupa de la reorganización de las creches para
depurar sus funciones y mejorar el servicio que prestaban a las madres trabajadoras.
Estas creches atendían niños de seis meses a seis años.
Los kindergartens, instituciones concebidas inicialmente para niños de cuatro a cinco
años no eran suficientes para la creciente población preescolar cubana y se plantea su
desaparición paulatina.
El grado preprimario que atendía niños de de cinco a seis años cambia su nombre por
el de grado preescolar y continúa como grado oficial de la enseñanza primaria regido
por el MINED; aquí están los antecedentes de por qué, por mucho tiempo, este grado
fue atendido por esta enseñanza y su influencia tan escolarizada.
En 1960 desaparecen las Casas de Beneficencias y los niños son trasladados a otros
centros. Esto da lugar a la aparición de las Casas Cuna y los Hogares Infantiles para la
atención de niños desvalidos o sin atención filial.
Se coordinó con el MINED,
la asistencia y atención educacional a las aulas de
preescolar y de preprimario que cada creche necesitaba. Las niñeras se encargarían
de la atención y cuidado de los niños, mientras en el aula la educación requería de la
maestra.
Se puede apreciar que en esta subetapa de transición 1959-1961,
no hubo una
estructura central representativa de la educación preescolar revolucionaria; los
esfuerzos se dedicaron especialmente a eliminar los privilegios en el acceso a las
instituciones infantiles y al mejoramiento de las condiciones constructivas e higiénicas
de estas instituciones. Esta subetapa es esencialmente organizativa, en la que ocurren
cambios estructurales.
53
Como consecuencia de los cambios que se operan en la sociedad cubana a partir del
triunfo revolucionario y atendiendo a las necesidades de las madres trabajadoras, de
contar con instituciones para el cuidado y atención de sus hijos, se reorganiza la
educación preescolar. Anteriormente, la reorganización de las instituciones existentes
era tarea de diferentes organismos los cuales asumieron la responsabilidad de su
dirección. De ahí, que al crearse los Círculos Infantiles en 1961, se creó a su vez la
dirección central que las representaba, la Dirección Nacional de Círculos Infantiles
(DNCI), dirigida por la FMC, y que constituyó la estructura central de la dirección de la
educación preescolar. Pero solo tenía jurisdicción sobre estas instituciones. Las otras
existentes (Casas Cuna, Hogares Infantiles) y los Jardines Infantiles que surgen
después se subordinan a diferentes organismos, como la JUCEI, el MINED o el
MINSAP.
Todo lo anterior, trae como consecuencia la imposibilidad de establecer una política
educativa única para trazar la educación de los niños de estas edades, la formación del
personal y la coordinación del trabajo; la práctica educativa está necesitando una
solución inmediata que estructure y defina los fines de esta educación, que oriente
cómo educar.
En el Primer Congreso de Educación y Cultura, en 1971, se analiza la situación y la
propuesta es la creación del Instituto de la Infancia, considerado el primer paso firme
hacia los cambios que deben darse
en la educación preescolar revolucionaria, que
encamina a la misma hacia la definición de sus fines, objetivos y tareas y su
consecución por caminos científicos. Y que matiza toda la segunda etapa (1971-1981).
La Dirección Nacional de Círculos Infantiles desaparece en 1971, y es sustituida por el
Instituto de la Infancia, creado el 31 de mayo de 1971, por la ley 1233/71, como una
dirección de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) que tiene como objetivo: Unificar
bajo una misma dirección a todas las instituciones infantiles, única alternativa
educacional existente hasta el momento, que se encargó de la educación de los niños
de cero a cinco años con una concepción educativa única.
A juicio de la autora del trabajo y avalada por otros especialistas, este constituye el
primer gran salto cualitativo en el desarrollo de la educación preescolar de la
Revolución en el poder. Su creación implicó un reordenamiento estructural necesario
54
para la definición de los fines de la educación preescolar como realmente debe ser y
la atención a las edades que le corresponde por definición.
Para comprender su significación son elocuentes las palabras de Leonid Venguer,
psicólogo ruso, quien expresó en 1974: “Nos impresiona la gran atención que presta el
Gobierno Revolucionario cubano al problema de la educación y la salud de los niños.
Con la creación del Instituto de la Infancia comienza a elaborarse en Cuba un
sistema de educación preescolar sobre una base científica” (Venger, L, 1974:4)
Con el Instituto de la Infancia la educación preescolar asume unidad e identidad. Bajo
su dirección pasan a funcionar, los círculos infantiles, las casas cuna, los hogares
infantiles, jardines infantiles, excepto el grado preescolar que se mantiene bajo la
jurisdicción de la enseñanza primaria y algunos casos especiales, que continúan siendo
atendidos por el MINSAP, porque son centros que se ocupan de niños con serios
problemas físicos, psíquicos y de salud.
Entre las funciones del Instituto se plantean:
Orientar, supervisar y evaluar todas las actividades que tengan que ver con la formación
del personal que labora en las instituciones, así como, los centros en que se forman.
Realizar, promover y coordinar las investigaciones relacionadas con el crecimiento y
desarrollo físico del niño y las que tienen relación con otros aspectos del desarrollo del
niño, y las condiciones en que ocurre su formación.
Unificar los criterios de las distintas instituciones sobre el desarrollo del niño a partir de
los principios psicológicos, pedagógicos y fisiológicos en que debe sustentarse la
educación de niño y la organización de la vida en esas instituciones.
Elaboración de las normas esenciales para la planificación y organización de las áreas
físicas de estas instituciones, de manera que reúnan las condiciones óptimas.
Orientación y dirección de la educación de padres.
Investigación y determinación de los índices de desarrollo físico y mental del niño
cubano de edad preescolar
En 1973 se establece en el Reglamento que: “El Instituto de la Infancia coordina sus
actividades con otros organismos y ministerios cuyos perfiles tengan relación con la
atención a la educación preescolar y el desarrollo de sus actividades, entre estos se
55
encuentran el MINSAP, MINED, INDER, ICRT, Industria alimenticia y la Unión de
Pioneros de Cuba”.
En 1975, en el
Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, se establece la
reestructuración de los organismos centrales del Estado y producto de este proceso, el
Instituto de la Infancia queda cono una entidad nacional con estructura similar a la de
otros organismos centrales. Esta nueva organización constituye una fase superior en el
desarrollo del Instituto que tiene la responsabilidad de dirigir, normar, y controlar la
aplicación de la política del Estado y del Gobierno en cuanto a la educación y atención
integral al niño antes de su ingreso al Sistema Nacional de Educación.
Las funciones fundamentales plasmadas en el artículo 52 de la ley son las siguientes:
•
Establecimiento de las normas, planes, programas y metodologías para la
atención y educación de los niños preescolares.
•
Dirección de la formación y superación del personal pedagógico especializado.
•
Realización, promoción y coordinación de las investigaciones relacionadas con
el desarrollo infantil y los aspectos que influyen en él.
•
Promoción, coordinación y realización de planes de divulgación para lograr la
educación de padres.
El Instituto de la Infancia también se encargó de elaborar el reglamento que normó el
funcionamiento de la Revista Simientes que, con anterioridad, poseía pocos artículos
relacionados con la dirección psicopedagógica, juegos, juguetes y prototipos de medios
de enseñanza, modelo de actividades educativas para diferentes edades.
El problema de los diferentes tipos de instituciones no se había erradicado, pero sí se
sentaban las bases para su solución definitiva; el Instituto logró una identidad del
quehacer de esta educación; promovió y realizó investigaciones que fundamentaran las
ideas educativas que orientaran la práctica, se apoyó en experiencias pedagógicas de
los países socialistas que se encargaron de brindar la teoría que sustentaba, desde
posiciones materialistas dialécticas, la educación del niño en la sociedad socialista, en
la que la educación social ocupaba el lugar esencial, e imprimió un sello distintivo a la
educación del niño cubano. Logró que paulatinamente las instituciones infantiles
existentes se convirtieran en círculos infantiles de diferentes tipos: externos y mixtos,
que unificaran su forma de concebir y dirigir el proceso docente educativo, orientado a
56
nivel central por especialistas en cada una de las edades y de las áreas de desarrollo
concebidas, para lo que la preparación del personal docente era decisiva. Sin embargo,
no todo se había resuelto, La cobertura de atención era de 9,56% de niños atendidos,
muy baja aún para la satisfacción de las necesidades de las madres trabajadoras; a
pesar de los esfuerzos, no se contaba con un programa educativo para las edades de
cero a cinco años, sino con una selección de actividades educativas que era un paso
de avance comparado con la etapa anterior, pero no la solución a las necesidades de
desarrollo de los niños de estas edades; solo el grado preescolar, que también sufrió
transformaciones, (a principio de la Revolución atendía a niños desde cuatro hasta seis
años, posteriormente, solo de cinco a seis años ), poseía un programa educativo.
Además, de todo lo planteado y a semejanza de lo que ocurría en la mayoría de los
países, la educación preescolar no estaba insertada en el Sistema Nacional de
Educación (SNE) lo que no favorecía la articulación
con lo que se requería en la
primaria.
La solución a
estas contradicciones es
educacional, a partir
de
la de realizar cambios en la política
la instauración del Subsistema de Educación Preescolar,
reflejo del desarrollo de Cuba en la reorganización del estado. Ese peldaño se alcanza
a partir de 1981 cuando la educación preescolar en su totalidad pasa a ser atendida
por el MINED, convirtiéndose en un subsistema del SNE, precisamente el subsistema
que se encarga de sentar las bases de la formación de la personalidad del niño.
Si la creación del Instituto de la Infancia fue el primer gran salto cualitativo en el
desarrollo de la educación preescolar revolucionaria, por todas las transformaciones
que logró en la elevación de la calidad de la misma, la instauración del Subsistema de
Educación Preescolar como la base del Sistema Nacional de Educación (SNE) en 1981,
constituye la consolidación de la educación preescolar(3ra etapa en el desarrollo de las
ideas sobre la educación del niño (1981-1992), y del SNE, al erigirse como un sistema
único que integra todos los niveles enseñanzas y la formación de especialistas para el
desarrollo de la educación en el país con los mismos fines, pero objetivos y tareas en
correspondencia con las particularidades de la edad y del tipo de educación.
El establecimiento del subsistema responde a tres factores fundamentales:
57
•
Factor político: Reconocimiento del derecho que tiene todo ser humano a la
educación, considerado desde el mismo triunfo de la revolución.
•
Factor científico: Valida la importancia que tiene la educación desde las más
tempranas edades en el desarrollo ulterior de la personalidad.
•
Factor económico social: Reconocimiento a la liberación de la mujer y su
incorporación al trabajo, con el consecuente aporte al desarrollo del país,
mediante el establecimiento de instituciones que se encarguen de velar por la
educación integral de sus hijos.
El Subsistema de Educación Preescolar se oficializa por la R .M 430/81, en la que se
precisa que abarca la educación del niño en el círculo infantil desde los 45 días de
nacido a los cinco años.
Este subsistema tiene entre sus propósitos:
Normar con precisión el trabajo que debe realizarse en las instituciones infantiles para
garantizar el cumplimiento de las funciones sociales a él encomendadas.
Establecer las bases organizativas para desarrollar el proceso docente educativo.
Determinar las funciones de los dirigentes, técnicos, trabajadores y órganos colectivos
de trabajo y su superación técnico - metodológica.
Establecer las relaciones con otros organismos y entidades que tienen que ver con la
educación preescolar.
Organización y
ejecución de la educación de padres y su relación con el trabajo
comunitario.
Establecer las relaciones de trabajo con los otros
organismos que tienen que ver
directamente con la atención a estas edades y la satisfacción de sus necesidades.
La educación preescolar se desarrolló y consolidó su trabajo, no solo atiende a los
niños de las instituciones regulares, sino también los círculos infantiles especiales para
niños con limitaciones físicas, sensoriales y mentales; las instituciones perfeccionaron
su organización, no obstante,
el grado preescolar
seguía perteneciendo
organizativamente a la Educación Primaria, y metodológicamente pasaba a la dirección
de preescolar. La cobertura de atención había aumentado, pero apenas se atendía el
20% de la población de cero a cinco años existente en el país; más de medio millón de
madres trabajadoras no eran beneficiadas (CEE. Anuario Estadístico de Cuba 1989).
58
Las convenciones internacionales como la de los Derechos del Niño, en 1989, y la
Cumbre Mundial a favor de la Infancia, en 1990, estaban planteando a los estados y
gobiernos la necesidad de una mayor atención a la infancia. Cuba en respuesta a estas
demandas elabora el Programa Nacional de Acción
generales,
en 1991. Entre los objetivos
en el inciso C especifica:”Contribuir al desarrollo
de un Programa de
Educación Inicial no Formal para niños de o a 5 años de edad”. (Cuba, 1991: 4)
Entre los objetivos y metas para la Educación Preescolar se plantea:
“Extender los programas no formales de educación preescolar y elaborar nuevas vías
que permitan una mayor cobertura mediante estas alternativas /
Elevar la calidad
técnica del personal multiplicador de la educación a través de vías no formales. /
Impulsar la preparación de la familia para la aplicación eficiente de las vías alternativas
de la educación de sus hijos” (Cuba, 1991:75).
Metas: “Alcanzar la atención y educación del 50% de los niños de 0 a 4 años al año
1996, y del 70% al 2000, mediante vías institucionales y no formales. /Extender para el
año 1996 el Programa de la preparación del niño que reside en zonas rurales
intrincadas para su ingreso a la escuela, de manera de atender al 10% que no recibe
actualmente los beneficios de la enseñanza” (Obra citada)
A través del Programa Nacional de Acción se concede la atención integral a la infancia,
no solo de carácter educativo, sino de salud, nutrición, calidad de vida.
Todas las etapas anteriores solo contaron con la alternativa de educación institucional,
pero la gran mayoría de los niños no tenía una educación sistematizada que potenciara
las infinitas posibilidades de desarrollo que tienen
en estas edades; además las
condiciones económicas del país en los inicios de la década de 1990, con el período
especial, no facilitaban que la aspiración de Fidel Castro, de que un día todos los niños
de cero a seis años asistieran al círculo infantil, se hiciera realidad. La preocupación del
Estado no es solo la cantidad, sino también elevar la calidad de la atención educativa
de la primera infancia.
Esto hace que, en el curso 1992-1993 se establezca la educación por vía no formal
que hasta el momento había estado en fase de investigación y esperaba su puesta en
práctica y generalización. Había llegado el momento de establecerlo como política por
sus resultados significativos para el mejoramiento y extensión de la atención educativa.
59
El Programa Educa a tu hijo, se generalizó a todo el país en 1992, en virtud de los
compromisos del Estado Cubano, recogidos en el Plan Nacional de Acción elaborado
por Cuba y firmado por el presidente de la República- para dar respuesta a la
Declaración Mundial en Favor de la Infancia;
cuenta con todo el apoyo estatal y
responde a la política del país para la atención integral a estas edades, dirigida,
asesorada y controlada por la Dirección de Educación Preescolar del Ministerio de
Educación, lo que permite la consecución de los mismos fines y objetivos
educación
de la
preescolar: lograr el máximo desarrollo posible de cada niño y niña
cubanos. Se da paso a la 4ta etapa del desarrollo de las ideas sobre la educación del
niño (Consolidación e integración de las ideas educativas de la Educación Preescolar
cubana 1992-2000)
Se cuenta
con dos alternativas de educación de los niños, la institucional y la no
institucional, que existía con otras modalidades en algunos países de Latinoamérica.
El grado preescolar, que tenía doble subordinación (a primaria y a preescolar) pasa
definitivamente a la Educación Preescolar en 1993. Este es el salto más significativo en
la organización central de este nivel educativo, atender a todos los niños de cero a seis
años por cualquiera de sus alternativas. ; otro aspecto significativo es que en el camino
hacia la atención integral a la infancia se modifica la composición de las estructuras
organizativas centrales, ya no existen metodólogas por especialidad en los diferentes
periodos del desarrollo del niño (lactantes, edad temprana y preescolar), ni en áreas de
desarrollo; los especialistas tienen que ser integrales; estos cambios de estructura en la
práctica no favorecieron la atención al niño, ya el docente no recibía la preparación de
un especialista en la edad o área de desarrollo, las orientaciones eran globales y el
personal docente(heterogéneo y cambiante en esta etapa) no poseía la preparación
anterior, lo que afectó la dirección del proceso educativo, sobre todo, la educación de
los niños de edad temprana que perdió la fortaleza que poseía en la atención
diferenciada, según las características de la edad.
El Subsistema de Educación Preescolar se erige como el único que atiende la
educación del niño desde su nacimiento hasta su ingreso a la escuela a través de sus
tres componentes: El círculo infantil y el grado preescolar, que funciona en el círculo
infantil y en la escuela primaria, ambos por vía institucional y la vía no institucional, el
60
Programa Educa a tu hijo. Obteniéndose en el año 2000 una cobertura de 98,3% de
niños atendidos; desglosado de la siguiente forma: 16,8% en círculos infantiles, 12,2 %
en el grado preescolar y el 68 % por vías no formales; las metas del año 2000 se
habían sobrecumplido, en 1996.
En estas ideas relacionadas con la organización central del subsistema,
alternativas e instituciones
se evidencia que la tendencia del desarrollo de la
educación cubana, en general, y
de la Educación Preescolar, en particular, se
encamina hacia la unidad y la integración en un sistema único de dirección que
garantice la correcta educación de las nuevas generaciones y responda por este legado
social, creando los mecanismos y estructuras que más la favorezcan como son:
Subsistema de Educación Preescolar que integra todas las alternativas de atención a la
infancia de cero a seis años existentes en el país.
Las instituciones
responden a la
estructuración del círculo infantil con diferentes
tipologías.
El Programa Educa a tu hijo, amplía la cobertura de atención de los niños de cero a
cinco años y se concentra en la relación de masividad con calidad.
El grado preescolar atiende a todos los niños de cinco a seis años por ambas vías.
2.1.2.-Principios que sustentan la educación preescolar
La Educación Preescolar cubana del periodo revolucionario no se plantea principios
educativos para la estructuración de su proceso educativo hasta mediados de la década
de 1970, Solo el grado preescolar que se regía por la enseñanza primaria asumía los
principios de la educación general, que tuvieran que ver con las características de esas
edades. Si se parte de la denominación de principios como los postulados generales de
partida que orientan la organización del proceso de educación, estos no existieron, en
realidad hasta 1981.
Los principios que se proponen en 1974, cuando se experimenta la puesta en práctica
de un programa educativo, el Proyecto de Programa, tratan de responder a la finalidad
de la educación preescolar.
Por lo que se plantean como principios educativos los siguientes:
61
Cultivar habilidades y destrezas que contribuyan al desarrollo del niño.
9 Seleccionar experiencias que tiendan a la formación de hábitos y a favorece el
control emocional y adaptación a las normas del nuevo medio y grupo
9 Favorecer la expresión creadora del niño en todas sus formas.
9 Propiciar la participación directa y activa del niño como medio de adquisición y
desarrollo de conocimientos.
Como se aprecia, estos principios están enunciados en función de enseñanza, es decir,
lo que debe lograr el educador y no como postulados generales para estructurar el
proceso de enseñanza – aprendizaje, posición asumida en ese momento para
denominar la educación del niño en esta etapa; no obstante, constituyen un paso de
avance con respecto a la etapa anterior, que se regían por principios de la educación
cubana para la enseñanza general, sin particularizar en la educación preescolar, (se
conciben como base de la puesta en práctica de los programas educativos
experimentales), además de responder a una tendencia internacional para la educación
preescolar, que es resaltar el aspecto instructivo de la educación.
Esta etapa 1981-1992, se inicia con la educación de los niños regida por un nuevo
sistema de principios educativos, más encaminado a lo que se quiere lograr en la
institución, a semejanza del sistema soviético. Son orientadores para organizar el
proceso educativo con los fundamentos teóricos para su puesta en práctica. Los
mismos son:
9 Relación de la educación y la enseñanza con la vida.
9 Papel rector del adulto en la educación y la enseñanza del niño.
9 Educación de los niños en las diversas actividades.
9 Educación de cómo vivir en colectividad.
9 Unidad entre la educación preescolar, la familia y la sociedad.
Como se observa se hace énfasis en concebir, en estas edades, como dos procesos
bien delimitados a la educación y a la enseñanza y ponderar la influencia de la
actividad y la sociedad en la educación, así como la coherencia de esas influencias.
El perfeccionamiento del proceso educativo (mediados de 1990) admite la introducción
de nuevos contenidos que permiten la actualización constante y las adecuaciones a las
nuevas exigencias de la educación. Se empiezan a vislumbrar cambios importantes en
62
la educación del niño, no solo para la vía institucional, sino para todas las alternativas
que se encarguen de la educación de estas edades; en 1993, se determinan nuevos
principios para estructurar el proceso educativo como son:
9 El centro de todo proceso educativo lo constituye el niño.
9 Papel principal del adulto en la educación del niño.
9 Integración de la actividad y la comunicación en el proceso educativo.
9 Vinculación de la educación del niño con el medio circundante.
9 Unidad ente lo instructivo y lo formativo.
9 Vinculación de la institución infantil y la familia.
9 Sistematización de los diferentes componentes del proceso educativo.
9 Atención a las diferencias individuales.
Este sistema de principios está estructurado a partir de considerar todo el proceso
educativo en función del desarrollo del niño, como centro del mismo; mantiene
principios del sistema anterior, pero lo supera, en la nueva posición que le concede al
educando y a que sustentan tanto a la vía institucional como la no institucional
La educación preconiza la adquisición de vivencias y experiencias del niño en su
relación con el mundo de los objetos, la naturaleza y el mundo social, que le permita
conocer el mundo que los rodea, conocerse a sí mismo y relacionarse con los demás.
Estos principios requieren en su aplicación de:
•
Utilización del diagnóstico del niño y el grupo como premisa de la organización
del proceso educativo en función de las potencialidades del educando.
•
Organización del proceso educativo para la atención a la diversidad.
•
La atención afectiva se concibe como la piedra angular del desarrollo para
garantizar la disposición positiva del niño para las diferentes actividades y
procesos y su crecimiento feliz.
La autora considera que estos aspectos debían estructurarse como principios por la
necesidad de que se conviertan en puntos de partida para organizar la educación del
niño.
La educación preescolar cubana, por principio, atiende a todos los niños de cero a seis
años, y es imprescindible hallar los métodos y procedimientos que permitan la
potenciación del desarrollo a partir de las particularidades de cada niño.
63
A la relación que se da entre la institución y la familia debe agregarse la comunidad por
la influencia que tiene esta tríada en el desarrollo de los niños de las edades
preescolares. Y no solo ver a la familia desde la institución sino por sí misma en el
desempeño de su función educativa.
La tendencia de estas ideas ha evolucionado de principios sobre la educación del niño
no determinados claramente, en función de la estructuración de un proceso docente
educativo, sin un programa a través del cual materializarse, a principios educativos
tomados literalmente de la pedagogía soviética que sustentaba los programas
institucionales, hasta elaborar un sistema de principios que fundamentan la educación
del niño centrada en el desarrollo de estos a través de las diferentes alternativas y
componentes de la educación preescolar cubana. Se reitera nuevamente la tendencia
hacia la integración, en este caso, de un sistema único de principios educativos para la
estructuración del proceso educativo de cero a seis años.
2.1.3.- Fines y objetivos de la educación preescolar cubana
Las sociedades históricamente determinadas al establecer su política educativa se
trazan fines y objetivos, aunque no lo hagan explícitamente, sí poseen una finalidad en
la formación de las nuevas generaciones.
El fin de la educación expresa las aspiraciones de mayor alcance que se plantea una
sociedad en correspondencia con las necesidades y exigencias de su desarrollo social;
mientras que los objetivos de la educación se derivan del fin de esta y definen de forma
más concreta, el hombre que se aspira formar, es decir, cómo debe conformarse la
personalidad de ese hombre.
La educación del hombre integralmente desarrollado es una tarea de la nueva sociedad
cubana y tiene sus particularidades en cada una de las edades. La edad preescolar es
una etapa con características propias, en la que tiene su base todo el ulterior desarrollo
de los niños, por lo que es necesario puntualizar los fines y objetivos de esta etapa de
desarrollo.
Lo anterior lleva a la conclusión, a partir de los estudios realizados, que desde el triunfo
de la Revolución hasta 1980 no aparecen expresados en documentos normativos los
64
fines y objetivos de la educación preescolar cubana, lo que no significa que no se
trabajara con vistas a sentar las bases de la formación de la personalidad.
En la etapa de 1959 a 1971, la educación del niño de cero a seis años se orienta
fundamentalmente por los objetivos que se trazan los diferentes tipos de instituciones,
en el caso del grado preescolar por los de la educación primaria.
En 1960, los objetivos que se plantean para la enseñanza primaria están encaminados
a la apropiación de saberes y al desarrollo de actividades que la vida demandará de
cada hombre en esos momentos y en el futuro inmediato, entre los que se encuentran:
•
Cuidar el crecimiento íntegro y armonioso del niño de hoy, e iniciarlo en la
cultura para formar en él, el hombre del mañana.
•
Conocer las condiciones físicas y humanas del medio donde viven, así como,
comprender los problemas que se relacionan con el destino de nuestro pueblo
como nación.
•
Hacer sentir y comprender al niño en qué consiste el valor de la democracia.
•
Formar el sentimiento de solidaridad por la vida de su comarca, su nación y el
mundo.
En el grado preescolar, los objetivos estaban dirigidos al desarrollo de habilidades
prácticas (manuales, motrices,
medio,
sensoriales,
comunicativas),
el conocimiento
del
la educación moral y ciudadana, para que se fuera inculcando desde las
primeras edades, el
espíritu de la Revolución, su humanismo, su justicia social;
vinculando al niño con su realidad, socializándolo con otros niños y educadores, así
como, formarlo en la “disciplina escolar”.
La finalidad de los círculos infantiles era proporcionar a los niños, de madres
trabajadoras, cuidado, educación y recreación en las horas laborables de sus mamás,
cumpliendo la doble función de permitir a las madres su incorporación a la producción y
dar educación a sus hijos.
Los círculos infantiles tienden a proporcionar a los niños el desarrollo físico y mental
armónico, prevenir enfermedades y educar a la familia para que conozcan y orienten
mejor a sus hijos.
Al hacer un análisis de la finalidad de estas instituciones y de las condiciones concretas
en que ocurre la educación del niño, la tendencia inicial fue la atención asistencial
65
(satisfacción
de
necesidades
básicas)
con
algunas
actividades
educativas,
independientemente que la aspiración era lograr la educación integral del niño.
En la etapa de 1971-1981, se trabaja por perfeccionar la educación del niño y definir
los fines y objetivos de la misma, que guíen a la educadora en la estructuración de la
educación integral a que se aspira; pero no es hasta la realización del Primer Congreso
del PCC en 1975, en que se establecen los fines y objetivos de la educación cubana de
la Revolución que plantea: “nuestra educación … tiene como fin formar a las nuevas
generaciones y a todo el pueblo en la concepción científica del mundo, es decir, la del
materialismo
dialéctico
e
histórico,
desarrollar
plenamente
las
capacidades
intelectuales, físicas y espirituales del individuo y fomentar en él, elevados sentimientos
humanos y gustos estéticos, convertir los principios ideológicos, políticos y de la moral
comunista en convicciones personales y hábitos de conducta diaria, formar,
en
resumen, un hombre libre y culto, apto para vivir y participar conscientemente en la
edificación del socialismo y el comunismo” (PCC, 1975: 413 )
De ahí, se precisan los fines de cada nivel de enseñanza, que en el caso
de la
educación preescolar no se materializa en la práctica hasta 1980.
En el Reglamento del círculo infantil de 1980 se plantea:”el objetivo fundamental del
círculo infantil es el desarrollo multilateral y armónico de la personalidad desde las más
tempranas edades, de acuerdo con las características de la etapa evolutiva en que se
encuentre el niño, sus posibilidades, y necesidades psicológicas y fisiológicas y lo
prepara convenientemente para su ingreso en la escuela”. Esta es la primera vez que
se expresa el fin de esta enseñanza en documentos normativos.
Los objetivos son: Garantizar
el desarrollo multilateral de los niños, físico, moral,
intelectual y estético y desarrollar hábitos y habilidades indispensables a su futuro
aprendizaje escolar para lograr la vertebración con la labor educativa que prosigue,
desarrolla y sistematiza la escuela (Anexo 5).
Después de trabajar más de una década con estos fines y objetivos se analiza que son
muy generales y verdaderamente, no recogen en sí mismos las particularidades de
estas edades, las aspiraciones que se pretenden alcanzar en esta etapa. Con el
perfeccionamiento de la educación preescolar se precisan otros fines y objetivos, que
dan lugar a una nueva fase y por supuesto, a una nueva etapa en el desarrollo de la
66
educación preescolar, comprendida de 1992 a 2000, centrada esencialmente en el
desarrollo del niño, que no ocurre solo en la institución educativa, sino también en el
hogar y en la comunidad.
El fin de la educación en esta etapa es lograr en cada niño el máximo desarrollo de
todas sus posibilidades de acuerdo con las particularidades propias de la edad y
propiciar la preparación necesaria para su aprendizaje escolar exitoso.
Entre los objetivos generales de la educación del niño se encuentran:
•
Mostrar la formación de premisas del desarrollo socio- moral y afectivo.
•
Lograr una conducta socialmente aceptable y la formación de cualidades personales
valiosas en correspondencia con la etapa.
•
Mostrar un desarrollo intelectual adecuado.
•
Evidenciar el dominio práctico de su lengua materna.
•
Manifestar el desarrollo de sentimientos y gustos estéticos.
•
Demostrar el desarrollo de sus habilidades y capacidades motrices.
Como se puede apreciar estos fines y objetivos están dirigidos directamente a propiciar
el máximo desarrollo de cada niño, independientemente de la vía educativa que se
utilice, no está encaminado exclusivamente a la vía institucional como las etapas
anteriores, sino que lo importante es la influencia educativa organizada y sistematizada
que se ejerza sobre el educando para obtener las transformaciones a las que se aspira
en la formación de su personalidad, con el concurso de todos.
La tendencia del desarrollo de estas ideas se orienta a una mejor definición de lo que
se espera en la potenciación del desarrollo del niño en esta etapa de la vida y a lo que
se aspira en su preparación para el acceso a la educación primaria.
2.1.4.-Programas educativos.
Los programas educativos constituyen el documento oficial en el cual se plasma la
política educativa relacionada con los objetivos, contenidos, formas de estructurar el
proceso educativo y el tiempo a través de los cuales, se va a cumplir el fin de la
educación. Es de obligatorio cumplimiento y debe ser comprobada su
puesta en
práctica a partir del desarrollo alcanzado por el educando, utilizando diversas vías.
67
La ausencia del programa afecta directamente la claridad de las orientaciones de qué
se precisa alcanzar en la formación del educando y hace que se pierda la unidad y
coherencia en dicha formación.
En la primera etapa de reorganización de la educación del niño preescolar, 1959 -1961,
no se elaboraron nuevos programas educativos, en tiempo de urgencias hay que ir a
resolver las necesidades más imperiosas, y estas eran el mejoramiento de las
condiciones de vida de los niños en las instituciones y resolver el problema de las
madres trabajadoras de contar con una institución para el cuidado de sus hijos,
mientras trabajaban, por lo que se trabaja a partir de los ajustes que se realizan a los
programas existentes de kindergarten y preprimario (anexos 6 y 7).
Para la educación de los niños de cero a cuatro años no había programas educativos,
se daban orientaciones de las actividades a realizar sin objetivos precisos, ni orden, ni
sistematicidad; a través de la subdirectora y en la Revista Simiente, órgano informativo
de la DNCI, fundada en 1962, en la se brindaban indicaciones de cómo proceder en el
tratamiento de los diferentes contenidos y para la elaboración de medios de enseñanza.
El Programa educativo del grado preescolar tuvo sus variaciones en 1962, se elabora
uno por el Dpto. de Educación Primaria “Programa de Plan de Estudio y Evaluación”.
De modo general, presentaba las experiencias y los conocimientos que debían obtener
los niños de cuatro a cinco años de edad agrupados estos últimos de acuerdo con los
niveles de madurez del pequeño, con la salvedad que lo orientado para cuatro años
pueden asimilarlos
los de cinco años, ya sea para reafirmarlos o porque aún se
mantengan intereses comunes a
ambos niveles. Hace hincapié
en una estrecha
relación entre la labor educativa y la instructiva.
El programa expone que los principios del socialismo se presentaran en forma accesible
a la percepción y comprensión del niño, de manera tal, que en el futuro fuera capaz de
amarlos y defenderlos por su hondo contenido moral y humano y está dirigido al
desarrollo de capacidades.
En 1966, el programa de preescolar presentó nuevas características; define en su
estructura la agrupación de los ejes temáticos por períodos, alrededor de los grandes
ejes del grado.
68
En sus orientaciones didácticas precisa a las maestras la importancia del desarrollo
integral del niño. Expone cómo la escuela debe cooperar con las actividades de
autoservicio. Esta actuación individual del niño se traducirá en mejores formas de
conducta colectiva.
En 1968, se aplica otro programa encaminado al desarrollo integral que se ajusta
mejor a lo que recibiría posteriormente en primer grado de la enseñanza primaria. Se
siguen dos líneas que integran entre sí: El desarrollo de sus capacidades,
y el
desarrollo de sus actitudes (carácter y hábitos).
Presenta la actividad como el recurso que se emplea para obtener este fin, no como la
que más favorece el desarrollo en esa edad (juego). Mantiene los ejes temáticos
específicos que se han de desarrollar durante el curso.
Posteriormente, aparece el planeamiento para el grado preescolar como guía didáctica
para el maestro en el que se ofrecen las orientaciones en dos partes: una, en la que a
manera de orientaciones generales indica qué aspectos o preocupaciones el maestro
puede resolver en su trabajo, y la otra, en la que se presentan los planeamientos
semanales del primer semestre del curso y que ilustran brevemente las formas de
organizar las actividades sugeridas en el planeamiento en los distintos momentos de
cada día de la semana .
El propósito de la referida guía fue contribuir con algunas sugerencias que sirvieran de
pauta a las maestras en su trabajo y se pidió a estas que sobre tal línea y concepción
del desarrollo, crearan y elaboraran sus propios planeamientos y sugerencias
adecuadas a las condiciones concretas que tuvieran para determinar el éxito del
programa establecido.
El estudio realizado demuestra que en esta etapa (1959-1971), no hubo programa
educativo oficial para los niños de cero a cinco años. Se prueban variantes de
programas para los niños del grado preescolar hasta la elaboración del mismo en 1967.
En la etapa de unificación de las ideas educativas de la educación preescolar (19711981) la dirección de psicopedagogía del Instituto de la Infancia en coordinación con el
MINED, establece la política y da la orientación para la elaboración de los planes y
programas para la educación de los niños en las instituciones preescolares.
69
En 1974, se elabora el primer proyecto de programa para la educación de los niños de
cero a cinco años con el asesoramiento de especialistas soviéticos. Este proyecto
recogía experiencias de las primeras investigaciones hechas en el país con niños de
estas edades.
El plan se aplica de forma experimental en el curso 1974 - 75, en la mayoría de los
centros escogidos había educadoras graduadas; estaban preparadas para educar a
los niños con nuevas ideas educativas. El experimento se aplicó durante dos cursos
consecutivos,
pero no se obtuvieron los resultados esperados por dos causas
fundamentales: primero, la no experiencia de trabajo con el programa, segundo, no se
había tenido en cuenta, totalmente, las particularidades del desarrollo del preescolar
cubano. A partir de esta experiencia se plantea la desaparición paulatinamente de los
grupos tradicionales y se trabaja por año de vida. Así se facilita el trabajo con los niños
y las orientaciones a las educadoras.
Se determinó que no existían condiciones para la aplicación de este programa, el
personal necesitaba más conocimientos sobre Pedagogía y Psicología y el dominio de
las áreas del desarrollo. Se decide hacer una selección de contenidos y se pone en
práctica en el país, denominándose Plan de Actividades Educativas, que se ajustaba
más a las condiciones existentes en esos momentos y serviría de entrenamiento a las
educadoras y asistentes para la aplicación del programa definitivo.
La aplicación del plan se orientaba desde la instancia superior a la subdirectora que a
su vez lo hacía a las educadoras. Trabajaban por un libro con las metodologías para
las 42 semanas del
curso
de cada área de desarrollo, además, algunas
recomendaciones para su realización.
La implantación del nuevo Programa de Primer Grado en todas las escuelas primarias
en el curso 1975-76 obligó al análisis de los objetivos, los contenidos y las tareas del
programa para el grado preescolar vigente desde 1968 y a la elaboración de una Carta
Metodológica, con fecha 26 de diciembre de 1974, en la que se orientaban ajustes,
modificaciones y sustituciones con el objetivo de garantizar la adecuada preparación
para el aprendizaje escolar del niño que estaba cursando el grado preescolar.
70
El Programa transicional recoge el resultado de este trabajo y ofrece además
recomendaciones pedagógicas para dirigir la actividad de la maestra y organizar la de
los niños en otros aspectos significativos.
Incluye el horario de vida de los niños en correspondencia con los requisitos
establecidos por las normas higiénicas y facultativas vigentes y las particularidades
físicas y psíquicas de los niños de cinco y seis años. Aparecen el Plan de Estudio, el
horario de actividades semanales y la distribución del curso por períodos.
En cada eje temático se incluye una descripción de los contenidos que se adicionan
sobre conocimientos de la naturaleza y de la vida social, para ser tratados con
profundidad.
Algunas actividades no han sufrido modificaciones, en otras, se han introducido
cambios adicionales o sustituciones que permitirán adquirir experiencias para la puesta
en práctica del nuevo Programa de Educación Preescolar.
En la Resolución sobre Política Educacional aprobada en el Segundo Congreso del
PCC en 1980, se precisa:
“La educación de las edades tempranas y preescolar constituye un periodo decisivo en
la formación de las nuevas generaciones, a la cual se ha dedicado especial atención
con resultados satisfactorios. En la próxima etapa se implantará el nuevo programa de
educación del Subsistema de Educación Preescolar en los círculos infantiles, basado en
las experiencias acumuladas y en los fundamentos científicos pedagógicos de estas
edades” (PCC, 1980:413)
Este programa se pone en práctica en el curso 81-82 por la RM 580/81 donde se
plantea que es un documento de obligatorio cumplimiento y determina la estructuración
del trabajo docente- educativo (según concepción de ese momento) en estas edades.
El programa está organizado sobre la base de diversas actividades en lo que se
destaca la actividad programada como la fundamental, célula de la: “actividad docente”;
la actividad independiente que se desarrolla por iniciativa del propio niño bajo la
dirección pedagógica de la educadora y otras actividades como: paseos sencillos,
ocupaciones laborales, actividades artístico-culturales y los procesos de satisfacción de
necesidades básicas.
71
Existe un programa único de 1ro a 5to años de vida y el de 6to año con
especificaciones para cada año, que se corresponden con las necesidades y
características de los niños. En él, se hace énfasis en la realización del proceso
docente- educativo en relación directa con la vida y el medio circundante bajo la
dirección del educador, el trabajo con la familia, a través de la actividad del niño.
Apoyando al programa aparecen las orientaciones metodológicas por año de vida, en la
que se especifican los tipos de actividades que deben realizarse en los diferentes
grupos
evolutivos
y los modelos de actividades con todos los requerimientos de
carácter didáctico -metodológico siguiendo una secuencia lógica y un carácter de
sistema teniendo en cuenta los principios del proceso docente - educativo.
Resalta al juego como una actividad esencial para la formación integral del niño porque
a través de él conoce el mundo circundante, establece relaciones con sus coetáneos,
imita al adulto, desarrolla sus procesos mentales, afectivos y se hace independiente.
El cumplimiento del programa era exactamente igual para todo el país a través de
un horario fijo, donde las actividades de las diferentes áreas de desarrollo se realizaban
siempre a la misma hora, con las mismas indicaciones.
La existencia de este programa contribuyó a elevar la calidad del proceso docenteeducativo,
se sistematizó y profundizó en el nivel técnico y metodológico de los
docentes, el proceso adquirió la coherencia de la que carecía, supervisado por los
especialistas de cada área de desarrollo en las diferentes edades: lactancia, edad
temprana y edad preescolar.
No obstante, todos los valores positivos del programa puesto en práctica se considera
que este proceder fue esquemático, que no tuvo en cuenta la multiplicidad de
problemas que pueden presentarse en la enseñanza y educación, que impiden que no
todos los niños puedan asimilar de la misma forma y con el mismo tiempo los
contenidos programáticos. Esto tiene su justificación en que no había habido con
anterioridad un programa educativo con estas características y no se podía dejar a la
creatividad de los docentes su estructuración y cumplimiento pues estos provenían de
diferentes planes de formación y capacitación. Se impone un perfeccionamiento del
programa educativo y del proceder de los docentes.
La educación preescolar inicia una etapa de consolidación y ampliación
72
El programa “Educa a tu Hijo”, base de la educación no institucional, establece las
actividades que la familia debe realizar con su hijo para garantizar su educación
integral. Abarca cuatro esferas fundamentales de desarrollo del niño: socio- afectiva,
motricidad, desarrollo-cognitivo y del lenguaje y la contribución a la formación
de
hábitos, expuestos en nueve folletos comprendidos desde el nacimiento hasta los cinco
años (los cuatro primeros son para los subgrupos del primer año de vida y el 9no, para
el grado preescolar de las zonas rurales).
Este programa es comunitario y requiere de la participación de las organizaciones e
instituciones de la comunidad bajo la dirección de Educación.
Es organizado y ejecutado por promotores y ejecutores voluntarios, aunque en la
práctica hasta este momento, el programa es atendido fundamentalmente por
educadores y maestros de la educación preescolar, de otras enseñanzas y los médicos
de la familia.
A finales de la década de 1990 se pone en práctica el programa de perfeccionamiento
con una concepción de ciclo. Se organiza la educación del niño en cuatro ciclos y estos
por año de vida.
El programa está estructurado en áreas de conocimiento y desarrollo que abarcan los
contenidos de cada una de ellas. Las áreas son: desarrollo socio-moral, motricidad,
conocimiento del mundo, lengua materna, expresión plástica, música y
expresión
corporal y por último, juegos (anexo 8).
La presencia de las diferentes áreas y sus contenidos correspondientes se
materializarán en cada año de vida según las particularidades del desarrollo de los
niños. Con la puesta en práctica de este programa se suprime el término proceso
docente educativo, por el de proceso educativo, fundamentado en que en los primeros
seis años de vida es esencial el desarrollo de las potencialidades del niño que le
permitan posteriormente seguir desarrollándose. Además, de que el proceso educativo
que se opera en el niño no está centrado en la docencia del educador, sino en la
educación del niño.
Existe una mayor necesidad de estimulación (desde el embarazo) para que se produzca
el desarrollo del niño, el aprendizaje no es totalmente consciente, no se lo propone de
antemano, ocurre en la actividad y en el intercambio con los “otros”, ya sea el adulto u
73
otro niño. Todos los momentos son eminentemente educativos a través de los cuales
ocurre el desarrollo del niño en un ambiente lúdico, en el que participan diferentes
agentes educativos.
En esta última etapa ha ocurrido la consolidación de la educación preescolar cubana de
la Revolución, todas las alternativas educativas cuentan con programas educativos, a
través de los cuales se atiende a más del 98% de los niños de estas edades en el país,
y se controla su cumplimiento por diferentes vías como el resultado del diagnóstico, la
evaluación del desarrollo y los monitoreos.
Cuba cumplió con varios años de antelación las metas planteadas en el Programa
Nacional de Acción para estas edades, en cuanto a la atención integral a la infancia
preescolar y la creación de programas alternativos para garantizar esa atención,
destacándose el Programa Educa a tu hijo por sus resultados y gran alcance social en
el que se involucra la familia y junto a ella, toda la comunidad.
La puesta en práctica de los programas ha influido decisivamente en la estimulación
temprana del desarrollo integral de los niños. A partir de estos resultados, se necesita
un perfeccionamiento de los programas de las diferentes alternativas educativas en
correspondencia con las adquisiciones que ya el niño posee, en el que algunas áreas
están por debajo de las posibilidades y potencialidades de desarrollo de los niños.
La tendencia en la concepción de los programas ha transitado de programas que
privilegian la preparación del niño para la escuela, priorizándose los de la edad
preescolar( cuatro a seis años, primero y cinco a seis años, después); a programas
encaminados a la formación integral del niño de cero a seis años, centrados en la
dirección del educador y con poca flexibilidad a los cambios, para por último, concebir
programas que tengan en cuenta las particularidades y los ritmos de desarrollo de cada
niño, que permita al educador organizar el proceso educativo
a partir de las
potencialidades de sus educandos y las condiciones en que viven y se desarrollan, con
la participación directa de los diversos agentes educativos.
2.2.- Cuidado y educación que se le brinda al niño
Las ideas sobre el cuidado y la educación del niño a nivel internacional ha transitado
por diferentes momentos en su desarrollo; la preservación de la salud siempre ha sido
74
prioritaria por la responsabilidad que tienen las instituciones del cuidado de los niños,
mientras están atendidos en ellas. La educación encuentra diversas maneras de
realizarse; desde la simple atención asistencial hasta los modelos educativos más
estructurados basados en tareas que se realizan desde diferentes concepciones y
principios educativos: la educación natural y libre, la educación espontánea, la
educación dirigida; todas estas de carácter institucional o no institucional. La educación
no institucional (no escolarizada o no formal, como se le conoce generalmente) entre
sus variantes tiene: Orientación a la familia sin la presencia del niño para que trabaje
con su hijo en el hogar, el trabajo directo con el niño sin la presencia de la familia y la
variante que orienta a la familia trabajando con su hijo para demostrar directamente
cómo puede proceder en el hogar.
La manera de proceder de cada una de las formas de concebir el proceso educativo
está determinada por el papel que se le concede a la educación en la formación del
educando, a la presencia directriz o no del adulto y al carácter programático, sistemático
y organizado del proceso educativo en las edades preescolares en cualquiera de las
alternativas utilizadas.
En este epígrafe se analiza cómo ha sido el comportamiento del desarrollo de las ideas
relacionadas con la protección de la salud y la conducción del proceso educativo.
2.2.1.- Ideas sobre el cuidado y protección de la salud (Anexo 9)
EL cuidado y preservación de la salud del niño es la primera tarea de cualquier
institución u organización
que se responsabilice con
la atención
a las primeras
edades, al igual que la de la familia; si el niño no se alimenta e ingiere los nutrientes
básicos para el crecimiento y fortalecimiento adecuados del organismo, no se podrá
pensar en su correcta educación, como lo han demostrado numerosas investigaciones,
los déficit alimentarios y afectivos en estas edades comprometen el futuro del niño, por
algo, la nutrición y la morbilidad son indicadores de desarrollo social y de calidad en la
atención a la infancia.
Con el triunfo revolucionario en 1959, se plantea el mejoramiento de las condiciones de
vida de los niños que asistían a las instituciones preescolares, El personal designado
para la atención de los niños se prepara para mejorar la calidad de los alimentos, hay
75
mayor suministro de productos nutricionales, se organiza la atención médica en las
instituciones orientadas al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades más
frecuentes en estas edades y se trabaja en la formación de hábitos alimentarios e
higiénicos con medidas de prevención , que aunque es mucho más asistencial que
preventiva en sus inicios, la prevención se pone de manifiesto con el sistema de
vacunación que se inicia en 1960 y en la información y preparación del personal de las
instituciones para que realice esta labor preventiva; la función del personal de estas
instituciones estaba dirigida fundamentalmente a la alimentación de los niños y a evitar
que sufrieran daños físicos considerables; aunque sin la preparación adecuada para el
desempeño de estas funciones, su trabajo se dirigiría conscientemente a la formación
de hábitos alimentarios e higiénicos.
En los primeros años posteriores al triunfo revolucionario, en el Sistema de Educación,
no existe ninguna investigación en el país relacionada con la educación nutricional y
para la salud, así como la formación de hábitos en las primeras edades; la referencia
corresponde más bien a la literatura médica en general.
Con la creación de los círculos infantiles en 1961, se empieza por proporcionar cursos
de capacitación al personal que tenía la función de seleccionar, elaborar y proporcionar
la alimentación a los niños, se era extremadamente riguroso en el almacenamiento y
conservación de los alimentos, así como en los análisis de las muestras de alimentos
cocidos.
La nutrición que se proporciona al niño está en correspondencia con las necesidades de
la edad para favorecer un adecuado crecimiento y desarrollo.
La atención médica a los niños de las instituciones está bajo el auspicio del MINSAP.
Toda esta etapa hasta el 1970 se caracterizó por ir elevando la preparación del
personal que estaba responsabilizado con la alimentación, en ir influyendo en la
creación de la cultura alimentaria -nutricional y la necesaria formación de hábitos
higiénicos (aseo, limpieza, orden) y de cómo ingerir los alimentos, en qué orden hacerlo
y se insiste en que a través del niño, estos conocimientos y hábitos pasen a la familia;
para que esta continué su formación. Las ideas sobre la preservación de la salud se
van perfeccionando y definiendo con más claridad.
76
En la Dirección Nacional de Círculos Infantiles hay una dirección económica que entre
otras funciones abarca: abastecimientos, suministros y los departamentos dietéticos y
de salud que trabajan vinculados al Ministerio de Salud Pública que tienen a su cargo la
asistencia de los niños desde el punto de vista médico.
Esta estructura garantiza que las ideas sobre el cuidado y la preservación de la salud
del niño se lleven a vías de hecho en cada una de las instituciones.
En 1964, llega a Cuba Nina Aksarina, fisióloga soviética, que asesora a la Dirección
Nacional de Círculos Infantiles, e inicia las orientaciones sobre la nutrición y
posteriormente,
tutora
la realización
de
investigaciones sobre este aspecto,
reestructurando el trabajo que se realizaba. Se le da mucha importancia a la cantidad
de nutrientes que requiere el organismo en correspondencia con la edad del niño.
En los jardines infantiles además de la preservación de la salud y el desarrollo físico del
niño había atención clínica- educativa por parte de los psicólogos y la organización del
proceso de adaptación que evitaría reacciones fisiológicas y psicológicas que trajeran
como consecuencia un desequilibrio del niño con su ambiente, provocando
enfermedades en ellos.
Con la creación del Instituto de la Infancia en 1971, se organiza más la atención a la
salud del niño, la preocupación por la atención médica no era sólo asistencial sino que
el carácter preventivo toma más fuerza, aumentan los tipos de vacunas para prevenir
enfermedades. Los planes no estaban dirigidos sólo a la salud física, sino también a la
mental, esto se expresa en la puesta en práctica de un régimen de vida organizado a
través de un horario rigurosamente controlado.
El Instituto de la Infancia considera la atención a la salud del niño como parte del
proceso educativo de las instituciones preescolares y crea un conjunto de normas y
procedimientos al respecto entre los que se encuentran: el manual sobre temas de
alimentación y las normativas de organización del círculo infantil.
Se evidencia la presencia de una fase superior en la preparación del personal
encargado de brindar una correcta y balanceada alimentación y
nutrición que
contribuyan a la preservación de la salud de los niños.
En las normativas de organización del círculo infantil se plasman las medidas
organizativas y la prevención de peligros potenciales que pueden afectar la salud y la
77
vida del niño en las instituciones; considerando que son los accidentes una de las
primeras causas de muerte en estas edades.
Al abordar el proceso de alimentación se brindan los fundamentos de para qué se
realiza el mismo: “satisfacer las necesidades fisiológicas de alimentación que el
organismo necesita, asegurar una actitud positiva ante este proceso, así como, la
formación de hábitos higiénicos culturales y nutricionales en los niños” (Instituto de la
Infancia ,1978: 7).
Se elabora la tabla de introducción de alimentos en correspondencia con la edad, los
horarios de alimentación, en dependencia del tipo de instituciones: externas o mixtas.
Además, se norman todos los demás procesos de satisfacción de necesidades básicas
(sueño y aseo) y se elaboran los procedimientos para su realización.
Existe una gran preocupación del Gobierno Revolucionario de Cuba por diversificar la
alimentación y formar nuevos hábitos en la ingestión de alimentos no tradicionales en
la familia cubana, aspecto este que se introduce a partir de la década de 1980 y se
mantiene hasta el año 2000. También se trabaja en que un mismo alimento sea
elaborado de diferentes formas.
Ha habido un desarrollo ascendente en las ideas sobre el cuidado y la preservación de
la salud, en todo lo concerniente a la alimentación, elevando las exigencias al personal
en el cumplimiento de las normas y requerimientos higiénicos en la elaboración de los
alimentos, en la atención médica, se ha avanzado más en la prevención de las
enfermedades y en la preparación de todo el personal para lograrlo.
Aunque hay un estrecho vínculo entre el Instituto de la Infancia y el MINSAP, el
momento culminante de esta relación ocurre al pasar la Educación Preescolar a ser
un Subsistema del S. N. E. y con el decreto ley
67/83, de la organización de la
Administración Central del Estado se precisan las responsabilidades del MINSAP en la
atención a los problemas de salud del pueblo y la atención a la salud de los niños en los
círculos infantiles, lo que constituye un aspecto fundamental del trabajo que deben
desarrollar en los centros educacionales a fin de garantizar la correcta protección y
cuidado de los mismos.
Por Resolución conjunta MINSAP-MINED (1984) se aprobó el nuevo reglamento de
salud para los círculos infantiles; este queda modificado con la Resolución 126/85, que
78
establece la creación de círculos especiales y salones especiales en los círculos
infantiles para atender a niños con insuficiencias, desviaciones o defectos en la
audición, la visión, el lenguaje y el desarrollo intelectual. Este nuevo reglamento de
salud queda aprobado en julio de1986.
En él, se norma lo concerniente a la atención médica integral responsabilizando a los
departamentos maternos infantiles, de enfermería y a la dirección nacional de
estomatología con la atención y al sectorial de salud a todos los niveles, con su
cumplimiento.
El médico que atiende el círculo infantil realiza funciones preventivas, asistenciales y
educativas y tiene la responsabilidad de controlar la historia clínica .del niño, valorar su
estado de salud, la actualización de las vacunas, entrevistarse con la familia para
intercambiar sobre el crecimiento y desarrollo del niño y brindar orientaciones al
respecto. Revisa el proceso de adaptación, aplica y controla la vacunación del niño,
evita que cualquier niño con enfermedad infecciosa se mantenga en la institución y
determina la baja temporal; vigila las condiciones que puedan convertirse en “peligros
potenciales”.
La función educativa está encaminada, entre otras cosas, a orientar a los padres sobre
la atención integral a la salud del niño (estudio físico, atención oftalmológica,
estomatológica, la prevención y asistencia médica) y la prevención de accidentes en el
hogar. Esta labor se extiende al personal que labora en la institución, tratando de elevar
la calidad de los cuidados integrales al niño, la educación para la salud individual y
colectiva.
Orienta y exige la correcta manipulación de los alimentos.
La enfermera debe ser especializada, tiene entre sus funciones: el cuidado y ayuda al
niño en aquellas actividades de satisfacción de necesidades básicas (alimentación,
reposo, aseo) en un ambiente sano y agradable, libre de peligros y accidentes. Ella
contribuirá a la prevención, promoción y educación para la salud.
La responsabilidad del personal de salud es cuidar el desarrollo del niño, en todos sus
aspectos,
proporcionar una atención sistemática durante el horario en que los niños
están en la institución, controlar que el ambiente y la higiene sean correctos para el
desenvolvimiento del
proceso docente educativo. De no cumplirse las normas
79
establecidas está autorizado a solicitar una inspección para cerrar la institución, si hay
peligro para la vida de los niños.
En el anexo 1 de la Resolución Conjunta MINSAP – MINED(1986) exige que el personal
que trabaja con los niños (manipuladores de alimentos, personal de servicio y
educadores) presenten la certificación médica de que están aptos para trabajar con
estos, Este reglamento de salud de los círculos infantiles con todas sus disposiciones
expresan de manera explícita todo lo que se ha avanzado en el desarrollo y
conformación de una concepción cubana de atención integral a la salud de los niños de
cero a seis años que asisten a las instituciones infantiles.
Se resalta dentro de esta concepción la unidad dialéctica que hay entre prevención promoción y atención asistencial. Todo encaminado a una educación para la salud,
donde se priorizan los elementos esenciales que influyen en el desarrollo del niño, su
alimentación, nutrición y formación de hábitos higiénicos, prevención de enfermedades,
adecuado equilibrio emocional, como aparecen en los programas educativos y
reglamento de círculos infantiles a través de la organización científica de los procesos
(alimentación, sueño y aseo), la correcta adaptación y el cumplimiento estricto del
régimen de vida.
Todos estos cambios están avalados por los resultados de investigaciones realizadas
sobre desarrollo físico y nutrición Jordán, J, (1974) formación de hábitos Garbey, S,
(1982), adaptación del niño, Martínez, F,(1975), León, S,(1975) y a la experiencia del
personal de salud y de educación. Además de las investigaciones
genéticas que
determinan un conjunto de pruebas que se le realizan a la madre durante el embarazo,
con implicaciones a los padres de ser libres de tomar decisiones, antes del nacimiento,
si su hijo posee malformaciones congénitas; independientemente de la decisión que
adopten, saben que está garantizada la atención del niño después de nacido. Lo que
corrobora que la política de desarrollo científico del país involucra a todas las ramas del
saber en el afán de perfeccionar cada vez más el desarrollo del hombre y el
mejoramiento de la calidad de vida de la población.
A finales de la década de 1980, la atención integral a la salud del niño y los trabajadores
del centro
se consolida al establecerse el médico del círculo infantil con estancia
permanente en la institución y la participación del mismo en la dirección y control del
80
proceso educativo al formar parte del consejo de dirección. Se completa, a principio de
1990, con la participación de médicos y enfermeras como promotores y ejecutores del
Programa Educa a tu hijo, fundamentalmente, en la modalidad de cero a dos años, en
el que además de la atención integral a la salud orienta la estimulación del desarrollo
integral del niño. Se mantiene así, el año 2000, con orientaciones encaminada a la
educación sexual y ambiental.
La tendencia del desarrollo de las ideas relacionadas con el cuidado y
preservación de la salud del niño demuestran que en sus inicios transitó de una
atención médica, fundamentalmente, asistencial, no relacionada directamente con el
proceso educativo institucional al establecimiento de un programa integral a la salud
compuesto por la atención asistencial, preventiva y de educación para la salud, que se
ocupa tanto de la correcta alimentación y nutrición de los niños, como de la formación
de sus hábitos higiénicos y culturales, la educación sexual y ambiental, incorporados
dialécticamente a la concepción educativa de la educación preescolar que tiene como
su primera tarea el cuidado y preservación de la salud del niño en todo momento y a
través de diferentes vías.
2.2.2.-Ideas sobre la organización de los niños (Anexo 4)
En este subepígrafe, se analiza cómo la organización de los niños evolucionó a través
de las diferentes etapas en función de favorecer la mayor atención al niño y la mejor
dirección del proceso educativo por el educador.
Antes de 1959, existía una nomenclatura para organizar a los niños en las instituciones
preescolares que tienen una tradición internacional, y en Cuba no había existido otra,
esta misma se utiliza en las instituciones oficiales y privadas que funciona en esta
etapa
y se mantiene al crearse los círculos infantiles, que agrupa a los niños en
grandes categorías: lactantes (45días a un año), parvulitos (14 meses a dos años),
párvulos (de dos a cuatro años) y preescolares (cuatro a seis años). Por lo que se
concebían grupos múltiples que favorecían la influencia de niños mayores sobre los
más pequeños,
sin embargo, el fundamento Psicológico y pedagógico de dicha
organización, que parte de la maduración del organismo y presupone que el niño está
apto para la realización de determinadas actividades, no se dominaba por el personal.
81
Hasta mediados de la década de 1970 se mantiene esta organización que, gracias a la
colaboración soviética y a la realización de investigaciones, se va acercando más a la
concepción materialista dialéctica de que la educación conduce al desarrollo,
por
tanto, hay que potenciar ese desarrollo, organizando las tareas educativas que más lo
estimulen en una etapa, con la realización de las actividades que más lo favorezcan,
aprovechando los momentos sensitivos del desarrollo, en las que determinadas
adquisiciones y formaciones de la personalidad son más propicias porque existen las
estructuras para dicha estimulación.
Se crean las condiciones para la organización de los niños por año de vida, allí donde
existan las capacidades de instauración de nuevos salones y personal docente idóneo
para atenderlos. En la década de 1980, se generaliza la organización por año de vida
que propicia una mayor atención al desarrollo de los niños. Desaparecen
paulatinamente los grupos tradicionales. Con el perfeccionamiento de la educación en
la década de 1990, se aplica la concepción de ciclo para el desarrollo del niño, y el
trabajo directo por año de vida. Esta organización, aunque es similar a la de los grupos
tradicionales en cuanto a las edades que lo componen, es superior porque responde a
una concepción del desarrollo en ciclos, período en que los procesos y funciones
psíquicas, sus características y propiedades, las interrelaciones entre ellos se dan,
adquieren una peculiaridad y estructura de sistema que permite diferenciar uno de otro,
y en la que determinados tipos de actividades son básicas para el desarrollo de los
niños. Esta organización de los niños también tiene en cuenta los ritmos de desarrollo;
atendiendo al mismo, cada ciclo tiene los objetivos que deben cumplirse al final del
mismo y poseen como adquisiciones parciales los logros del desarrollo que van
marcando el ritmo de cada niño en el momento que sea alcanzado. Todo lo planteado
hasta aquí demuestra que la organización de los niños en las instituciones se ha ido
acercando a considerar al niño como el centro del proceso educativo; es decir, a sus
necesidades y particularidades como grupo etario y como individualidad, indicadores
estos, del desarrollo alcanzado en la educación preescolar cubana. La organización de
los niños
en las vías no institucionales responde a las características de esta
alternativa. En el programa Educa a tu hijo, las modalidades de atención y organización
de los niños son: De cero a dos años en el hogar y de dos a cuatro años en grupos
82
múltiples, o por año de vida, y en las zonas rurales la atención de la maestra del primer
grado a los niños del grado preescolar. La realización de las actividades educativas son:
grupal (actividad conjunta) e individual (actividad en el hogar); pero se tiene presente la
misma teoría
de la concepción del desarrollo en ciclo, lo que está planteando un
reanálisis de los indicadores para la evaluación de los niños por la familia, que aparece
en cada folleto.
La tendencia en la organización de los niños en la institución transita de una
concepción evolucionista que atiende fundamentalmente el aspecto maduracionista en
el desarrollo de los niños, a una concepción etaria, por año de vida, en la que se
organiza la educación de acuerdo a las particularidades de la edad, para obtener, por
último, una concepción de ciclo que atiende el desarrollo del niño, y las posibilidades
de estimularlo a través de determinados tipos de actividades, entre las que se
encuentran: la comunicación afectiva, las acciones con objetos, el juego y las
actividades productivas.
La organización de los niños que asisten a la educación no institucional es grupal, en
actividad conjunta e individual, en el hogar.
2.2.3.-Ideas sobre la educación que se le proporciona al niño (Anexo 10)
Si el cuidado y la preservación de la salud del niño es la tarea primaria en la educación
preescolar por sus implicaciones en el desarrollo posterior; la realización de tareas
educativas, que siente las bases del desarrollo multilateral y armónico, es la finalidad
del proceso educativo en la edad preescolar; avizorado por Varona desde el siglo XlX,
al plantear:
“Hacer
de un niño un hombre, es tomar un organismo en vías de crecimiento y
conducirlo y vigilarlo hasta su perfecto desarrollo” (Varona, E. J, 1992: 7).
Aunque los términos han cambiado y de momento pueda parecer una posición
biologicista, está enfatizando en la necesidad de la dirección de la educación por el
adulto.
En el informe de la UNESCO (1999) sobre la atención a la primera infancia, se hace un
análisis de la orientación que ha tenido la educación inicial y preescolar.
83
“Hasta ahora, gran parte de las actividades relativas al desarrollo de la primera infancia
se han centrado en dos funciones: o bien, en preparar a los niños para el ingreso en la
escuela primaria, o bien, en descargar a las familias de la tarea de cuidar a los niños
durante la jornada laboral. A estas dos funciones se han atendido en gran parte las
políticas de desarrollo del niño en la primera infancia y sus planteamientos
pedagógicos; pero existe una tercera orientación que se ha pasado por alto durante
mucho tiempo y en la que ahora se insiste cada vez más, por considerarla la base y
mucho del desarrollo del niño en la primera infancia – el bienestar y el desarrollo pleno
del niño, tanto por lo que refiere a sus emociones como a su intelecto … se trata del
proceso de realización del derecho de cada niño a la supervivencia, la protección, el
cuidado y el desarrollo óptimo desde su concepción”( UNESCO,1999: 3).
Esta referencia del informe de la UNESCO sobre cuidado y desarrollo de la primera
infancia hace de alguna manera, un análisis de las tendencias del desarrollo que han
tenido las ideas sobre la educación de los niños y que responde a los momentos
concretos del desarrollo de la educación inicial y preescolar a nivel mundial. Es
necesario analizar si el comportamiento de la tendencia ha sido igual en Cuba o se ha
manifestado de otra manera.
La educación del niño preescolar anterior a 1959, le daba mucha importancia a la
educación intelectual y a la moral considerando la primera como la adquisición de los
conocimientos a través de hechos, partiendo de la experiencia práctica y luego, la
adquisición de los conceptos; en lo moral, desechaban los preceptos y preconizaban la
adquisición de hábitos de conducta a través de la puesta en práctica de los principios
morales, como la autodisciplina y la no rivalidad; el niño por sí mismo, debía valorar sus
progresos. Para la educación física proponían juegos, gimnasia, excursiones, deportes
y vida al aire libre.
Esta concepción deja a la espontaneidad del niño la realización de las actividades; lo
que hace que pierda la dirección de la función y la sistematicidad y sistematización de
los conocimientos, habilidades (intelectuales, prácticas, y motrices) y la adquisición de
hábitos de orden y disciplina.
En la práctica, el Kindergarten reforzaba la educación intelectual y moral y el resto de
las instituciones “cuidaban al niño”, pero no favorecían su formación integral.
84
En 1959, se reorganiza la educación preescolar pero el objetivo fundamental fue la
creación de condiciones de vida adecuadas que pudieran favorecer el desarrollo físico
y psicológico, proporcionando la protección y cariño necesarios y un clima de hogar,
mientras el niño estuviera en la institución.
Se realizaban actividades educativas aisladas sin un plan previsto ni secuencia lógica,
no se tenía definido qué actividades propiciaban la educación integral del niño. Esto es
debido a que sólo en el grado preescolar, atendido por la educación primaria, existía
personal preparado; en las otras instituciones las asistentes no rebasaban las funciones
de “ cuidadoras y domésticas; su nivel cultural bajo no permitían la comprensión de una
finalidad tan abarcadora como la educación integral.
No
existían
actividades
educativas
organizadas,
predominaba
la
actividad
independiente pero no organizada sino espontánea, el juego como actividad especial en
estas edades, era fundamentalmente de entretenimiento; de movimientos (rondas
y
juegos tradicionales).
En el Reglamento de los Círculos Infantiles de 1962 se plantea que la finalidad de los
círculos infantiles era proporcionar a los niños; de familias trabajadoras, cuidado,
educación y recreación en las horas de labores de sus mamás, dándoles a los niños la
educación colectiva de nuevo tipo. Los círculos tienden a proporcionar a los niños el
desarrollo físico y mental armónico.
Se proclama la educación integral pero no se cuenta con un programa educativo donde
se plasmen esos objetivos, sino que se toman de la educación general, tampoco existe
la preparación del personal técnico para llevarlos a vías de hecho, como bien se
expresa
en el Reglamento, la atención era esencialmente asistencial y algunas
actividades educativas, organizadas e independientes, juegos, y actividades físicas,
ninguna estaba encaminada conscientemente al desarrollo integral de la personalidad;
por otro lado, las actividades que se realizaban no estaban estructuradas
didácticamente; la actividad no era asumida como el medio y el fin del desarrollo del
niño, simplemente como vía de entrenamiento de “cosas” que eran útiles para la vida
como: el nombre de los objetos, características de estos (color, forma, tamaño), empleo.
La educación moral era dada como preceptos y normas de comportamiento de los
85
niños; era como trasladar a la institución la formación de la conducta que los padres
exigen a sus hijos, sin los fundamentos éticos de por qué y cómo lograrla.
El desarrollo psíquico del niño era entendido en su aspecto externo ¿Qué sabe? Y no
en los mecanismos psicológicos de la interacción de lo externo y lo interno y el proceso
de interiorización y exteriorización, no había dominio de los procesos psíquicos
cognoscitivos, y dentro de ellos, el papel de la sensopercepción en el desarrollo de los
tipos de pensamientos que se forman y manifiestan en estas edades (concreto,
representativo, esquemático como puente hacia el pensamiento lógico).
El desarrollo físico se valoraba por el crecimiento normal del niño y el dominio de las
habilidades motrices según la edad.
Con la creación de cursos regulares en la formación del personal docente, se dieron las
condiciones para propuestas educativas más complejas, que contribuirían a la
educación integral del niño, pero se hacía de forma atomizada: trabajo manual,
canciones, rimas, adivinanzas, expresión corporal, narración de cuentos, juegos; no una
concepción integral del desarrollo.
La revista Simientes sirvió de apoyo, en ella aparecían orientaciones para el cuidado de
la salud y la realización de actividades educativas.
El surgimiento de la Escuela Formadora de Educadoras de Círculos Infantiles(EFECI)
en 1970, es el paso más seguro y decisivo que se daba para trabajar por la educación
integral del niño; al egresar de la EFECI, las educadoras estaban preparadas en teoría,
metodología y práctica para dirigir este proceso, ya podían proporcionar la educación
colectiva de nuevo tipo que se necesitaba, la atención afectiva, organizar el juego y la
enseñanza a partir de su influencia en la contribución a la educación integral. Sin
embargo, la diversidad de organismos centrales que se encargaban de la educación de
la infancia de cero a seis años, aunque coordinaran sus acciones, no centran los
objetivos de la educación del niño en estas edades. La falta de resultados científicos no
permitía delinear qué niño formar, todo esto retrasa la materialización práctica de la
formación integral del niño; ya en esta etapa se cuentan con asesores de países
Socialistas, fundamentalmente soviéticos,
y de algunos países capitalistas como
Francia, Italia e Inglaterra que apoyaron en la realización de investigaciones.
86
Este trabajo se puede estructurar a partir de la segunda etapa (1971-1981), con el
surgimiento del Instituto de la Infancia en 1971, el que crea las condiciones para
superar las limitaciones de la etapa precedente.
En 1975, se celebra el Primer Congreso del PCC y de los análisis y discusiones se
aprueba la Política Educacional de la Revolución Cubana que afirma que “nuestra
educación … tiene como fin formar a las nuevas generaciones y a todo el pueblo en la
concepción científica del mundo, es decir, la del materialismo dialéctico e histórico,
desarrollar plenamente las capacidades intelectuales, físicas y espirituales del individuo
y fomentar en él, elevados sentimientos humanos y gustos estéticos, convertir los
principios ideológicos, políticos y de la moral comunista en convicciones personales y
hábitos de conducta diaria, formar en resumen, un hombre libre y culto, apto para vivir
y participar conscientemente en la edificación del socialismo y el comunismo”(PCC,
1975: 413 )
Este objetivo se logra a través de la realización de tareas educativas en el campo de la
educación: física, moral, estética, intelectual y laboral.
Para cumplir con estos fines la educación preescolar ha ido experimentando diferentes
propuestas de actividades programáticas que expresan las ideas educativas que se
tienen al respecto.
Desde 1974, se organiza la educación integral del niño a través de la realización de
diversas actividades en vinculación directa con el mundo circundante, en la unidad del
trabajo de la institución, la familia y la sociedad, donde el colectivo de niños es esencial
para la formación socialista.
Se empiezan a aplicar los conceptos de actividad programada (actividad docente),
actividad independiente (actividad de libre elección del niño con un fin educativo) a
través de las cuales se estructuran las diferentes tareas educativas que se proponen en
los proyectos programáticos.
El juego es
parte de la actividad independiente,
que ya se concibe con fines
educativos, de ir formando actitudes y normas de conducta en los niños, además de
favorecer el conocimiento de su entorno social y natural.
Para realizar estas actividades los niños se agrupan por años de vida, idea esta que
sustituye a los grupos múltiples, y tradicionales con los que se trabajaba.
87
Los niños del 6to año de vida (grado preescolar) poseen un programa educativo donde
se plasman los objetivos y tareas de la educación integral y en el que se plantea que la
educación preescolar, como primer eslabón de la educación comunista, tiene como
objetivo el desarrollo multilateral y armónico de los niños, desde el nacimiento hasta los
seis años de edad.
Se asume la concepción materialista dialéctica de desarrollo de la personalidad que
preconiza que la educación y la enseñanza conducen al desarrollo, lo anteceden, y es
necesaria la estimulación para que se produzcan cambios cuantitativos y cualitativos en
los niños que den lugar a la aparición de nuevas cualidades o al mejoramiento de la
calidad de las adquisiciones logradas. En esta educación es necesaria la organización
adecuada para dirigir la realización de las actividades del niño que más favorecen su
desarrollo.
Llaman la atención sobre el valor del juego para organizar la colectividad infantil, pero
no abundan en el valor educativo del mismo.
La dirección de este proceso educativo es responsabilidad del adulto que es quién
organiza adecuadamente todo el proceso, para que el niño pueda desarrollar las
diferentes actividades en correspondencia con la edad.
Las ideas relacionadas con la educación del niño se van consolidando, se expresan y
se encaminan hacia una concepción única e integral del desarrollo de la personalidad
del niño, al ser orientadas todas las instituciones hacia los mismos objetivos, bajo la
misma dirección, la del Instituto de la Infancia, excepto el grado preescolar.
Hasta este momento, la consecución de las ideas educativas relacionadas con la
educación integral del niño están más estructuradas y en correspondencia con la edad,
especialmente, la de los niños del grado preescolar que generalmente, han tenido
educadores más calificados y
experimentados en el trabajo con los programas
educativos.
Se están sentando las bases para la elaboración de una concepción educativa, que
aunque mantiene elementos de experiencias foráneas, ya posee fines, objetivos,
principios educativos, concepción curricular para los niños de primero a quinto años de
vida y del grado preescolar.
88
La puesta en práctica de estas ideas estaba avalada por resultados de investigaciones,
expresados en los programas educativos que se inician a partir de 1981. Paralelamente
a la ejecución de los programas, se investigan otros aspectos del desarrollo integral del
niño relacionados con la educación intelectual (desarrollo del lenguaje, análisis fónico,
preescritura, desarrollo perceptual, pensamiento), formación de cualidades y patrones
morales, autovaloración y valoración; formación de hábitos culturales, desarrollo motor,
educación plástica, juego y otras experiencias sobre la organización del proceso
educativo como el trabajo en ciclos y el tránsito de los educadores por los ciclos, las
interrelaciones de trabajo, el carácter docente de la auxiliar pedagógica. Hay una
fundamentción teórica de la educación integral; aunque en su realización práctica sean
tareas fragmentadas para cada esfera de la educación integral, se evidencia su
contribución al desarrollo integral del niño.
Todos estos resultados se van introduciendo en la práctica desde mediados de la
década del 1980, y establecen una visión diferente de cómo educar, se
va
conformando una concepción educativa que refleja los fines, principios y objetivos de la
educación , no solo para los niños que asisten al círculo infantil sino también los del
Programa Educa a tu hijo.
En la década del 1990 , específicamente, a partir de la generalización del programa
Educa a tu hijo( cuarta etapa 1992-2000) ocurre una verdadera transformación de la
educación preescolar cubana de la Revolución que a su vez impone cambios
significativos en el objeto de estudio de la Pedagogía al trascender los marcos
institucionales, para concebir la formación del educando a partir de las influencias
educativas organizadas y sistemáticas en la familia, con la participación de otros
agentes educativos que existen en el entorno comunitario.
Se perfeccionan las ideas sobre la educación de los niños preescolares cubanos, ahora,
más
centradas en el desarrollo integral de cada niño en correspondencia con sus
necesidades y potencialidades
El proceso educativo transita de actividades centradas en el trabajo del docente a
actividades centradas en el desarrollo integral del niño.
89
El desarrollo integral se concibe cómo un proceso único que atraviesa diferentes ciclos
en el que se van obteniendo logros parciales en función del cumplimiento de los
objetivos de la etapa preescolar.
El programa educativo del perfeccionamiento (finales 1990) admite la introducción de
nuevos contenidos que permiten la actualización constante y las adecuaciones a las
nuevas exigencias de la educación (la educación ambiental, computación).
La educación preconiza la adquisición de vivencias y experiencias del niño en su
relación con el mundo de los objetos, la naturaleza y el mundo social, que le permita
conocer el mundo que los rodea, conocerse a sí mismo y relacionarse con las personas.
La organización del proceso educativo está dirigida a que la educación se realice a
través de todas las actividades y procesos, por lo que hay que utilizar, intencionalmente,
todos los momentos y espacios para educar en correspondencia con el fin y los
objetivos de la educación preescolar.
Se introduce el diagnóstico del niño y el grupo como premisa de la organización del
proceso educativo en función de las potencialidades del educando.
El proceso educativo se organiza para dar atención a la diversidad, no solo
la
educación de niños con alguna discapacidad, sino atender las particularidades de cada
niño, ya sean personológicas, sociales o culturales, según los ambientes en que viva y
se desarrolle.
La atención afectiva se concibe como la piedra angular del desarrollo, para garantizar la
disposición positiva del niño hacia las diferentes actividades y procesos, su alegría y
motivación.
Se privilegia el papel del juego para la creación de un ambiente lúdico en la realización
de las actividades y procesos.
Se fundamenta científicamente el papel del juego y su organización para la contribución
al desarrollo integral del niño.
La tendencia del desarrollo de las ideas relacionadas con la educación del niño
transitó de tareas aisladas y trabajadas de manera fragmentadas y sin programa
educativo, no intencionada, hacia un trabajo organizado para desarrollar cada uno de
los objetivos y tareas de la educación, hasta llegar
a la dirección de un proceso
integrado e integral, donde todas las tareas se trabajan interrelacionadas de lo cual
90
debe
lograrse el máximo desarrollo que puede alcanzar cada niño; no solo en la
institución sino en la familia y en la comunidad.
La tendencia se ha dirigido hacia la integralidad de la educación y el desarrollo del
niño, donde todas las influencias educativas organizadas manifiesten su coherencia.
Las ideas relacionadas con la educación del niño, fundamentalmente en las
instituciones, evolucionan de una atención esencialmente asistencial, para preocuparse
por plantearse tareas dirigidas a la educación integral que preparara al niño para la
escuela, hasta centrar su atención en propiciar el desarrollo integral de todos
los
aspectos de la personalidad del niño, que garantice el ulterior desarrollo de dicha
personalidad.
Esta tendencia coincide con lo ocurrido a nivel internacional entre los años 1960 a
2000: atención asistencial (década de 1960), etapa instructiva (mayor énfasis en la
preparación para la escuela, década de 1970) y la educación integral desde el
nacimiento, de 1980 en adelante; pero Cuba la rebasa, al mismo tiempo, porque ha
habido una política estatal coherente encaminada a lograr la educación de todos los
niños de cero a seis años. Todavía hoy en el mundo hay muchas instituciones que solo
cuidan al niño mientras su madre trabaja, no se ocupan de potenciar su desarrollo, ni de
contar con un personal capacitado para esa tarea; las políticas planteadas por los
gobiernos, muchas veces, se quedan en declaraciones y no se crean los mecanismos
para ocuparse de la materialización de la educación, en la más sensible etapa del
desarrollo del hombre, básica para el desarrollo posterior, según avalan las
investigaciones.
2.2.4.-Ideas sobre la preparación del niño para la escuela (Anexo 11)
La preparación para la escuela parte de la caracterización de la nueva posición que
asumirá el niño como escolar, lo que requiere
formar en él las particularidades
psicológicas básicas para el aprendizaje escolar.
Al ingresar en la escuela el niño debe estar apto, no solo para la asimilación de los
conocimientos, sino para enfrentar una nueva forma de vida, una nueva relación con las
personas y su actividad.
91
“La preparación de la personalidad del niño para la escuela (que se expresa en su
actitud hacia la escuela y el estudio, hacia el maestro y hacia sí mismo) presupone
cierto nivel de desarrollo de los motivos sociales de conducta y de la actividad del niño y
la estructura específica que determina la posición interna del escolar”
(Bozhovich,
1981: 198)
En este período, los niños de cinco a seis años comienzan a desear ir a la escuela a
“estudiar” y simultáneamente con esto cambian de actitud, quieren realizar actividades
más “importantes” resolver tareas escolares, tener resultados, relacionarse con niños
más grandes y con la maestra.
Esto no niega la existencia de motivos externos como usar el uniforme con sus atributos
escolares, llegar a ser pioneros, usar la maleta o mochila entre otros.
Se ponen de manifiesto dos necesidades fundamentales que mueven el desarrollo
psíquico: la necesidad cognoscitiva que se satisface a través del estudio y las
relaciones sociales que surgen en el proceso de comunicación.
La preparación para la escuela significa el desarrollo de los procesos afectivos
motivacionales y cognitivos, expresados en los sentimientos hacia aquellos que le es
significativo, sus motivos e intereses que lo estimulan hacia el aprendizaje y contribuye
al desarrollo de sus percepciones, memoria, pensamiento y la imaginación. Se
considera que la preparación para la escuela abarca una preparación general, que es el
desarrollo alcanzado en todas las esferas de su personalidad y una preparación
especial que tiene que ver con los conocimientos habilidades, hábitos y actitudes que le
permitan la asimilación de los contenidos escolares y una actitud positiva hacia el
estudio, esta última preparación se desarrolla fundamentalmente en el grado
preescolar.
La preparación del niño para la escuela es el resultado de todas las adquisiciones
obtenidas desde el nacimiento hasta el momento del ingreso al primer grado; pero no
siempre es visto así y en ocasiones se privilegia el desarrollo intelectual sin tener en
cuenta las necesidades socio afectivas y socio morales que satisfacen en el proceso de
interacción con los demás. A muchos padres lo que les importa es que el niño
demuestre su saber sobre contenidos escolares y se fijan poco en su desarrollo integral.
92
La tendencia en el desarrollo de estas ideas se ha manifestado de diferentes formas en
la educación preescolar cubana posterior a 1959.
Al triunfar la Revolución se plantea como fin de la educación primaria: “formar en el
hombre la comprensión generosa, capaz a lo largo de la vida de adaptar su naturaleza
individual y su aptitud de servicio a las modificaciones del medio social en que vive, al
medio
y
las
necesidades
de
la
actual
sociedad
cubana
y
la
sociedad
latinoamericana…Y como objetivo general de la enseñanza primaria: cuidar el
crecimiento íntegro y armonioso del niño de hoy e iniciarlo en la cultura para formar en
él el hombre de mañana” ( Hart. A, 1960: 63).
La etapa preescolar que abarca de tres a cinco años, se considera la primera etapa de
la educación primaria y tiene como objetivo organizar las condiciones de vida higiénica
y natural más propicia para asegurar el desarrollo armónico y normal del niño en esta
etapa de capital influencia en los años posteriores y en toda la vida. El último año de
esta etapa procurará articular la educación preescolar con la enseñanza primaria,
preparando condiciones para los aprendizajes fundamentales primarios, con el fin de
que el niño se adapte sin dificultades a los trabajos del primer grado.
Como se puede apreciar los objetivos de esta etapa en la formación del preescolar
están encaminados a garantizar un crecimiento normal y un desarrollo armónico que
prepare al niño para las etapas posteriores de su vida y esencialmente, para su ingreso
a la escuela sin dificultades. Se resalta más la adaptación a la vida escolar que el
desarrollo que le permita al niño la comprensión y realización de las tareas escolares.
Se inicia el desarrollo en el grado preescolar de habilidades básicas para el aprendizaje
escolar como el cálculo y la lectura tomados de los programas del kindergarten y el
preprimario, de desarrollar en los niños habilidades útiles para la vida.
En la subetapa de 1961-1971 se cambia en varias ocasiones (1962, 1966,1968) el
programa educativo del grado preescolar tratando de acercarlo más a las necesidades
de desarrollo del niño y la preparación para su ingreso en la escuela, en 1962 aparece
un programa estructurado en función del desarrollo de capacidades (motoras,
perceptivas, de pensamiento, de lenguaje; en desarrollo del lenguaje se trabaja el
análisis fónico como método de lectura.
93
Se trabaja además la educación patriótica en su contenido moral y humano, amar y
aprender a defender el socialismo. Es innegable que se está en presencia de la
educación social socialista, en la que la educación colectiva de nuevo tipo es básica,
esta intencionalidad será esencial en toda la formación del grado preescolar.
En el programa de 1966 se enfatiza en la preparación del niño para realizar actividades
más formales como las tareas de “estudio” y el trabajo, actividades de autoservicio
encaminadas a formar una conducta colectivista. Todo esto se logra a través de ejes
temáticos de carácter integrador y la participación en diversas actividades educativas.
El proceso de perfeccionamiento del Sistema Nacional de Educación ocurrido en la
década de 1970, analiza la falta de correspondencia que tiene el programa del grado
preescolar con el del primer grado y se hacen ajustes enriqueciéndose los ejes
temáticos con contenidos relacionados con la naturaleza y la vida social para
profundizar en ellas como el zoológico, el cañaveral, el jardín, el circo, entre otros.
Si es necesario articular el programa de preescolar con el del primer grado; también es
urgente considerar al niño preescolar como lo que es, un niño de cinco- seis años, en el
que su actividad fundamental sigue siendo el juego; para ello, aparece un horario de
vida en correspondencia con las particularidades físicas y psíquicas de los niños de
estas edades. En el programa de 1977, se parte del principio de que mediante la
enseñanza y la educación se produce el desarrollo del niño, y es necesario organizar y
dirigir adecuadamente las actividades del niño para lograr su máximo desarrollo.
Entre todas estas actividades se le da mucha importancia a la actividad “docente” que le
permite al niño diferenciar el estudio de los juegos y distracciones. El trabajo de la
maestra debe estar encaminado a desarrollar en el niño la capacidad de comprender
una tarea, cumplir indicaciones y aprender a determinar las acciones que debe realizar,
también debe enseñarlo a valorar su trabajo y el de sus compañeros, se refiere además
a la organización de la actividad laboral en sus distintas formas: autoservicio, trabajo en
el huerto, ayuda en el aula. Esos son elementos esenciales para la formación de
actitudes positivas y cualidades de su personalidad.
Otro elemento importante a considerar es el inicio de la formación de la jerarquía de
motivos dentro de los cuales se priorizan los motivos de valor social.
94
Este programa, a pesar de estar estructurado en función del desarrollo del niño, se
asumió como lo que debía lograr el educador en el niño y se centró más en la actividad
de dirección del proceso educativo por parte de la maestra y no en el carácter activo,
creativo e independiente del niño. Las actividades se desarrollan a partir de un horario
establecido centralmente por el MINED para todo el país; no se permitían variaciones ni
adecuaciones, convirtiéndose en un instrumento que no propiciaba la creatividad y la
contextualización del proceso educativo en dependencia de las particularidades del niño
y de las condiciones en que ocurría su educación.
En la práctica, el niño preescolar estaba “escolarizado”, el juego y las actividades
productivas eran sustituidos por la rigidez de las actividades docentes y el cumplimiento
de la disciplina; enfatizándose mucho en el cumplimiento de tareas de clase, tanto en el
aula como en la casa.
En la década de 1980, se realizan múltiples investigaciones relacionadas con la
educación y el desarrollo del niño y su preparación para la escuela; a partir de los
resultados obtenidos, se elabora un nuevo programa educativo que pondera al niño
como el centro del proceso educativo y la potenciación de su desarrollo atendiendo a
las particularidades de la edad. Se le da mayor importancia al juego de roles, como vía
para apropiarse de la experiencia histórico social a través del desempeño de roles más
cercanos a su realidad y que pudieran enriquecer con sus propias vivencias (León, S,
Fernández, V, Vázquez, E, 1986). Los juegos son más libres y creativos, desarrollando
la iniciativa e independencia del niño al elegir a que jugar, con qué, con quién
permitiéndosele escoger sus roles, utilizando la metodología propuesta por (Mercedes
Esteva, 1988).
En el desarrollo de las áreas de conocimiento parten de lo más cercano al niño,
relacionado con su entorno hasta el tratamiento de los contenidos más alejados de sus
vivencias .Para la formación de la conducta moral se aplica la experiencia de los
patrones morales polares que contribuyen grandemente al inicio de la valoración y la
autovaloración de los motivos de conducta moral (Esteva, Godoy y Burke ,1988).
Las actividades programadas, premisas de la clase, siguen ocupando un lugar
importante, pero los niños las disfrutan más por su ambiente lúdico; se utilizan más los
juegos didácticos para consolidar los conocimientos; se hace énfasis en que el niño
95
comprenda la lógica del aprendizaje, no se les dan “verdades elaboradas”, sino se le
pone en situación de “descubrir” el conocimiento. El proceso de aprendizaje es más
desarrollador, el niño busca cómo resolver los problemas y desarrolla su independencia.
Se introduce el diagnóstico del grado preescolar que abarca un conjunto de pruebas
que permiten explorar el desarrollo alcanzado por los niños y determinar el nivel de
preparación del niño para su ingreso en la escuela. Siverio, A, López, J, Burke, MT
(1987).
En este proceso participan la maestra de preescolar y la de primer grado que recibirá a
los niños y estructurará su proceso educativo a partir de los resultados obtenidos en el
diagnóstico.
Para los niños del grado preescolar de las zonas rurales existe el Programa Educa a tu
Hijo, desarrollado por la familia con la orientación de la maestra de primer grado que
también, trabaja con el niño algunas secciones semanales.
Los niños que no asistieron al grado preescolar por algún motivo, aunque legalmente no
es obligatorio, social y pedagógicamente es imprescindible para crear las condiciones
que garanticen su ingreso exitoso a la escuela, se realiza un proceso de adaptación al
primer grado para propiciar una disposición psicológica favorable para el aprendizaje
escolar.
En los últimos años de la década de 1990, se ha logrado una mayor relación entre lo
afectivo y lo cognitivo, entre lo instructivo y lo educativo y se trabaja por el desarrollo
integral del niño, se parte de que el preescolar requiere de una preparación
especialmente organizada para su mejor incorporación a la vida escolar. La preparación
para la escuela se concibe como el resultado de la educación que ha recibido el niño
desde su nacimiento hasta los seis años y el desarrollo alcanzado a partir de este, en
la que la familia y la influencia de los programas educativos, ya sea el institucional o el
Educa a tu Hijo, han sido decisivos.
Otra idea importante, puesta en práctica es la realización de tareas a través de la
modelación que permita el tránsito del pensamiento representativo al pensamiento
lógico: Siverio, AM, Burke, MT, López, J, Martínez, F; y en áreas del conocimiento
como: construcción, León, S.; preescritura, Rosés, MA; análisis fónico, López Hurtado,
Borgato,A , Siverio, AM, y Burke, MT).
96
El juego desempeña un papel fundamental en la preparación del niño para la asunción
de los roles sociales, la formación de la responsabilidad individual y colectiva, el
establecimiento de relaciones con sus coetáneos, el trabajo colectivo, la consolidación
de los conocimientos adquiridos a través de todo el proceso educativo.
En todo el proceso educativo se trabaja en la unidad de lo afectivo y lo cognitivo, para
que todo lo que aprenda el niño tenga un significado y un sentido para él, aspecto este
que no ha alcanzado la coherencia y sistematicidad que requiere.
La aplicación del diagnóstico del grado preescolar como instrumento que explora el
nivel de desarrollo alcanzado por cada niño, es importantísima para valorar el desarrollo
alcanzado por el niño, y permite a partir de éstos resultados la organización de la fase
de aprestamiento del primer grado. Esta es una de las vías que favorece la relación de
los niños con su futura maestra y escuela.
Se enfatiza
en la formación de sentimientos positivos hacia la vida escolar y sus
atributos; en la consolidación de las habilidades intelectuales básicas que se desarrollan
en la etapa preescolar (observación, identificación, descripción, comparación, seriación,
modelación).
Todo lo logrado ha sido posible por la formación y superación constante del personal
docente,
del
perfeccionamiento
del
trabajo
metodológico,
especialmente
del
Entrenamiento Metodológico Conjunto, y la introducción en la práctica de los resultados
de investigaciones
que han enriquecido el quehacer de la maestra y le han dado
cientificidad a la dirección del proceso educativo.
Existe una mayor articulación entre los programas del grado preescolar y el primer
grado y más relación entre las maestras y los niños de ambos grados; sin embargo, los
cambios que ocurren en la escuela primaria demandan el perfeccionamiento del
programa educativo de preescolar.
La tendencia del desarrollo de estas ideas transita de proporcionar una preparación
donde se privilegia el desarrollo cognitivo, a programas encaminados a la educación
integral con tareas independientes, para llegar a programas de desarrollo integral, en el
que cualquier actividad que se realice debe propiciar desarrollo.
La preparación para la escuela ha evolucionado primero, de interesarse más en el
aspecto intelectual en función de habilidades, y luego, en el desarrollo de capacidades
97
hasta proporcionar una preparación integral como resultado del proceso formativo de
toda la etapa preescolar de cero a seis años.
La articulación con la Educación Primaria, a pesar de pertenecer, organizativamente, a
este subsistema hasta el año 1992, no se había logrado adecuadamente ni en los
programas ni en la práctica.
A partir de 1993, año en que el grado preescolar pasa al Subsistema de Educación
Preescolar, es que se empiezan a estrechar las relaciones entre ambos subsistemas y
se logra una mayor articulación de los programas educativos, aspecto este que tendrá
que revisarse de nuevo teniendo en cuenta el cambio educativo que ocurre en la
escuela primaria y lo más novedoso y científico que está ocurriendo en el desarrollo del
niño preescolar.
2.2.5 Agentes que participan en la educación del niño
La Educación Preescolar desde el mismo triunfo de la Revolución,
se planteó la
participación de los diferentes agentes sociales en la educación de los niños, que se
concreta en el planteamiento de Fidel Castro de que “La educación es tarea de todos”,
lo que presupone coordinar los esfuerzos para garantizar las influencias educativas
correctas porque ¡En los niños tiene la patria su tesoro más preciado! 1962 (Castro, F,
1974:62)
La coordinación debe entenderse como la unión de los esfuerzos tendentes a un
objetivo determinado y puede darse en dos sentidos: el primero, referido a unir las
acciones correspondientes a un solo sector ya sea (salud, educación, cultura, justicia, u
otros) en pos de un mismo propósito.
El segundo sentido, trasciende la coordinación
interinstitucional, se trata de la
coordinación intersectorial, la cual puede ser definida como la labor desplegada entre
diversos sectores, orientados hacia un objetivo común, el que se logra con un nivel
cualitativamente superior, producto de una racional planificación de acciones y recursos
materiales y humanos. (CELEP—MINED, 2003).
El análisis de estas ideas se centra en el papel que desempeñan los diferentes agentes
educativos en la educación de los niños y la evolución de su rol particular, así como, la
evolución del tipo de relación y coordinación entre ellos.
98
Se consideran agentes educativos directos en este trabajo al personal de la institución,
la familia y los agentes comunitarios.
Personal de la institución: Se considera a todos los educadores que trabajan en la
institución independientemente de la labor que realicen, porque todos deben trabajar
por un objetivo único, el cuidado y la educación de los niños y para ello coordinan las
influencias que ejercen directamente sobre los educandos.
En la institución el personal se organiza en: de dirección, administrativo, de servicio,
docentes y de salud, este último representa a Salud Pública, pero responde a los dos
organismos, es decir, del que procede y en el que trabaja.
Personal docente es aquel que está capacitado para realizar la labor educativa con los
niños a través de la dirección de los diferentes procesos y actividades.
Familia: se considera a aquellas personas que conviven con el educando y a la que
está unido por lazos consanguíneos y /o afectivos. Los que responden por su cuidado y
educación ante la institución y la sociedad. Pueden ser los padres (máximos
responsables), los abuelos, los tíos u otros.
Agentes comunitarios: Son los representantes de las organizaciones, organismos,
sectores e instituciones que desde la comunidad colaboran e influyen en la educación
de los niños de cero a seis años, ya sea en el círculo infantil o en el Programa Educa a
tu hijo.
Papel de la institución en la educación de los niños (Anexo 13)
En 1959, no se contaba con personal docente capacitado para dirigir la educación de
los niños de cero a seis años excepto la maestra del grado preescolar que tenían cierta
preparación o eran graduadas de las Escuelas Normales o del Hogar.
Las asistentes de las Creches y de las Casas de Beneficencia no estaban capacitadas
para realizar las tareas educativas, solo para cuidar a los niños.
En 1961, se empieza a capacitar al personal que realizaría la función de asistente de
los círculos infantiles,
creando las condiciones mínimas que preparaban a las
muchachas en el conocimiento de las características de las edades. La preparación
recibida por las asistentes les permite combinar la realización de actividades dirigidas y
actividades espontáneas de los niños y sobre todo, brindarle al niño el afecto necesario
99
para que se sientan bien y queridos y se dispongan a realizar las actividades, mientras
su mamá trabaja.
Al inicio, la labor era esencialmente asistencial, pero paulatinamente van a tomar
relevancia las actividades de carácter educativo aunque de forma
asistemática y
fragmentada. A mediados de los años de 1960, se asumen variadas alternativas de
formación y capacitación del personal técnico y se ponen en práctica los primeros
planes de formación regular del personal, y posteriormente, en 1970, surgen las
Escuelas Formadoras de Educadoras de Círculos Infantiles que ofrecen una
preparación especializada tanto teórica como práctica.
Lo anterior permite que cada vez más se dirijan las actividades educativas en los
diferentes tipos de instituciones independientemente que las concepciones educativas
no coincidan totalmente.
Los resultados de investigaciones del departamento de Psicología del MINED y el
asesoramiento de especialistas soviéticos van a influir grandemente en el conocimiento
de las particularidades de la edad de los niños de cero a seis años, lo que propicia que
se pueda organizar mejor el proceso educativo en las instituciones.
Se van creando las condiciones para una dirección más científica de la educación del
niño en la etapa siguiente de 1971-1981; ya se cuenta con las primeras graduadas de
educadoras, con una preparación teórica práctica en correspondencia con el desarrollo
de la educación preescolar, que le permita ir asumiendo la educación integral del niño
que se plantea. A partir de 1981, se
elevan las exigencias en la preparación del
docente, al mismo tiempo que se insiste en los planes de titulación, empieza la
Licenciatura en Educación Preescolar y otros cursos de superación que ponen a los
docentes en condiciones más favorables para dirigir el proceso educativo en la
institución. Se prioriza el trabajo encaminado al desarrollo del niño, la preparación de
la familia para que influya
en la educación de sus hijos y la coordinación del trabajo
comunitario.
Se realiza la experiencia de los Círculos abiertos a la familia y la comunidad para que
se conozca como ocurre el proceso educativo institucional y el apoyo que se requiere
de los diferentes agentes educativos para completar el proceso formativo que ocurre en
la institución.
100
En la etapa de 1992 al 2000, la preparación del personal no solo se restringe a los que
trabajan en la institución, sino también se incorporan los promotores y ejecutores del
Programa Educa a tu hijo, esto implica que los profesores de los ISP, se actualicen
sobre este Programa, para preparar mejor a todos los implicados en el mismo. Se
organiza la actualización de directoras, subdirectoras de las instituciones, de
administradores para en cumplimiento de sus funciones.
El
trabajo
por
objetivos
y
prioridades
involucra
a
todos
los
educadores,
independientemente de la alternativa educativa en que laboren. Se fortalece el trabajo
metodológico, en el que juega un papel
importante el Entrenamiento Metodológico
Conjunto por la implicación que tienen todos, en el conocimiento de las particularidades
del desarrollo de los niños, del año de vida, del ciclo y la dirección del proceso
educativo para estimular dicho desarrollo. Además del dominio de las fortalezas y
debilidades de cada miembro del colectivo de trabajo, para aprovechar más las
potencialidades y resolver las insuficiencias.
Papel de la familia en la educación de los niños de cero a seis años (Anexo14)
Es reconocido por toda la sociedad que los padres son los primeros educadores de sus
hijos, quienes los enseñan a conocer el mundo que les rodea y a comportarse en él a
partir de los patrones de conducta de los propios padres.
El cuidado y el amor que los padres prodiguen a los niños es indispensable para su
desarrollo
armonioso,
cuidarlos
significa
amarlos,
aceptarlos
y
estimularlos,
proporcionándole la salud, nutrición adecuadas y educarlos para desarrollarlos.
La familia es el medio natural para la educación social de los hijos, porque los padres
los orientan en el conocimiento del medio y otros conocimientos que no se adquieren
debidamente, fuera de las interrelaciones que se dan en el hogar, si los padres se
empeñan pueden educar con tanta o más efectividad que el propio profesional, teniendo
en cuenta que los aprendizajes de cada contexto son específicos y unos deben reportar
mutuamente a los otros. La institución infantil y la familia se complementan, pero no se
sustituyen.
Para colaborar con la familia en aras de su desempeño positivo como educadora de su
hijo, en Cuba existen profesionales e instituciones preparadas; pero el círculo infantil en
101
su proyección social, no puede estar ajeno del entorno familiar sino debe ejercer su
labor intencionada en la atención educativa a los padres, como ocurre en las vías no
institucionales.
El educador es también, quien está capacitado científicamente para la orientación
psicológica y pedagógica que requiere la familia.
A partir de estos elementos es necesario analizar la tendencia del desarrollo de la
influencia de la familia en la educación de sus hijos y la preparación que han tenido, de
1959 en adelante.
El triunfo revolucionario en Cuba influyó decisivamente en el mejoramiento de la calidad
educativa. La atención asistencial y educativa que recibía el niño influía directamente en
los padres para dar continuidad en el hogar a la formación de hábitos higiénicos y de
convivencia.
En el Reglamento de Círculo Infantil en 1962 se orienta la educación de los padres
relacionadas con el conocimiento de las características del desarrollo de sus hijos y se
insiste en la formación de hábitos en el hogar.
En estos años, se refuerza el trabajo ideológico con los padres dirigidos a desmentir la
campaña contrarrevolucionaria de quitarles el derecho de Patria Potestad sobre sus
hijos.
El pueblo es el encargado de desmentir esta campaña y los padres van creando
confianza en las instituciones infantiles, se va imponiendo poco a poco la tranquilidad y
se crean otros tipos de instituciones infantiles (jardines infantiles en la que los padres
tienen más libertad para entrar a estas y participar en el proceso de adaptación de sus
hijos a las nuevas condiciones de vida, esto favorece y fortalece la relación educadores
- padres.
Otras formas de orientar a la familia son: a través de la Revista Simientes que posee
una sección denominada “Orientación a padres” y la creación de Comités de Padres, en
el que se norma la contribución de los padres al mantenimiento, embellecimiento y
protección del círculo infantil, así como la reparación de equipos y ropas.
La participación de la familia en la educación de sus hijos sigue centrada más en el
mantenimiento de la institución y la creación
educación propiamente dicha de los niños.
102
de condiciones en estas, que en la
A partir de 1971 (segunda etapa 1971-1981) existieron condiciones para unificar las
orientaciones a los padres e irlos encaminando más hacia la organización de las
influencias educativas para la formación del niño; esto es posible porque la
alfabetización trajo consigo los cursos de seguimiento , la campaña por el sexto grado y
la continuidad de estudios, se fue elevando el nivel cultural del pueblo y hubo más
preparación para comprender la importancia de educar mejor a lo hijos, conociendo las
características de su desarrollo ; a pesar de esta comprensión, en la práctica, la familia
planteaba que la educación era responsabilidad de las instituciones y se preocupanban
más por la satisfacción
de las necesidades vitales del niño que por las tareas de
carácter educativo.
Se refuerza la preparación de los padres a través de círculos de estudios desarrollados
por las organizaciones de masas. Los resultados de investigaciones que se van
obteniendo reafirman la importancia de preparar a la familia para educar a sus hijos y
en esta preparación debe participar de manera aunada la institución infantil, los medios
de difusión masiva y las organizaciones. Se reconoce la necesidad de coordinación de
acciones, pero cada cual trabaja por su parte.
En la década de 1980 (tercera etapa 1981-1992) surgen variados programas radiales y
televisivos no solo para dar información sobre la educación de los niños de estas
edades, sino para brindarles a los padres métodos y procedimientos de trabajo con sus
hijos.
El trabajo de la institución con los padres se centra fundamentalmente en darles a
conocer el programa educativo para los niños de estas edades e indicar su continuidad
en el hogar; además, en estos programas aparecen orientaciones de cómo hacerlo. En
el Programa del Perfeccionamiento Tercer Ciclo, de los años de 1990, aparece en el
programa de música: “para desarrollar en el niño la sensibilidad, el interés, el gusto
estético, un recurso recomendable será despertarlo con música instrumental… pues
favorece la tranquilidad y felicidad en la familia, se les puede enseñar a los padres
algunas canciones, juegos musicales, tradicionales, para que los canten y realicen con
sus niños en los paseos al campo, a la playa, en el campismo, en la ciudad”(MINED,
S/F: S/P)Surgen otros programas encaminados a la preparación de la familia, que la
vayan convirtiendo en responsable y participante directa de la educación de sus hijos,
103
de manera que se refuerce y sistematice el programa educativo de estas edades; pero
la máxima exigencia de este protagonismo de la familia es el Programa Educa a tu hijo,
de carácter no institucional que convierte a la familia en la educadora por excelencia de
sus hijos a partir de la preparación recibida y de los procedimientos que se le brindan en
la actividad conjunta y en la visita al hogar.
Las tendencias del desarrollo de las ideas relacionadas con el papel de la familia
han evolucionado de considerar a la familia como apoyo a la solución de las
necesidades materiales de la institución, a despertar su preocupación por la educación
de sus hijos hasta convertirla en protagonista y potenciadora del desarrollo de estos,
atendiendo a las particularidades de la edad.
La exigencia de convertir a la familia en protagonista de la educación de sus hijos se
inicia con el Programa Educa a tu hijo y se extiende a todas las familias con hijos
entre cero y seis años.
Otra tendencia, ha sido el considerar solo a los padres como responsable de la
educación de sus hijos de edad preescolar hasta ampliar dicha responsabilidad a todos
los miembros de la familia que influyen sistemáticamente en la formación del niño.
Por último, la preparación de la familia se ha movido de atomizada y asistemática,
centrada en algunos aspectos de la educación del niño, hacia una preparación
encaminada a conocer todos los aspectos del desarrollo integral de su hijo, para
alcanzar una preparación con participación intersectorial que permita potenciar
el
máximo desarrollo en todos los aspectos que tiene que estimular en el niño.
Papel de la Comunidad en la educación del niño preescolar (Anexo15)
La ciencia no ha llegado aún a tener una definición consensuada de comunidad, son
muchos los indicadores y posiciones que se asumen, por lo que se adoptan algunos de
los indicadores planteados por el departamento de Sociología de la Universidad de la
Habana, (citados por Blanco, A, 2001:117), para definir Comunidad como: grupo de
personas que tiene territorialidad común, sistema de relaciones grupales que los
identifican y se proponen acciones y metas comunes en el mejoramiento de su entorno
llevados por un sentimiento de pertenencia o compromisos sociales.
La contribución de la comunidad a la educación de los niños de edad preescolar ha
estado presente desde el mismo inicio de la Revolución.
104
Las primeras contribuciones están relacionadas con la reconstrucción y reparación de
las instituciones existentes, encabezado por la FMC, que desde su fundación se dedicó
además a la tarea de captar mujeres que quisieran formarse como asistentes de los
círculos infantiles u otras labores que
desempeñarían en las nuevas instituciones;
también, recaudó fondos para la construcción y habilitación de círculos infantiles en
unión de los CDR y los sindicatos. Después de creadas estas instituciones, en 1961,
surgen los Comités de federadas responsabilizando a estos con
la reparación y
confección de ropas, juguetes y otros materiales necesarios en las instituciones
infantiles.
Además de las labores realizadas y junto a los CDR participa en la limpieza,
embellecimiento y protección de las instituciones educativas.
Otra forma de organizar el trabajo comunitario, es el apadrinamiento de lo círculos
infantiles por parte de centros productivos y de servicios de la comunidad encaminado
fundamentalmente a reparaciones y al aporte de artículos necesarios para la educación
de los niños.
Como se ha planteado en esta primera etapa hasta 1970, no se coordina de forma
integrada el apoyo de la comunidad a la solución de los problemas de la institución;
cada organización e institución lo hace por separado y dirigido fundamentalmente, a las
necesidades materiales de la institución o al cuidado y protección del centro.
En la etapa del 1971-198,1 se mantienen estas formas de relación con tendencia a la
coordinación, aparecen nuevas actividades a las que se dedican los agentes
comunitarios como son, la creación de condiciones en huertos escolares, visitas
coordinadas de los niños a los centros de trabajo que no constituyeran peligros
potenciales, se inician intercambios culturales y apoyo a la superación política de los
trabajadores del centro. El trabajo de la comunidad se va fortaleciendo en función de
garantizar las condiciones adecuadas para la educación de los niños, sin embargo,
todavía no se privilegia la atención directa al niño sino a su entorno.
En la etapa 1981-1992, se fortalecen las formas de colaboración anteriores pero
empieza a dársele una nueva connotación al trabajo comunitario; se define lo que se va
a considerar como comunidad, se estandarizan indicadores para su caracterización y se
definen sus funciones con respecto a los centros educativos. Se reeditan las
105
movilizaciones masivas, al igual que en los inicios de la Revolución, para la
construcción de círculos infantiles.
La comunidad es considerada como el escenario educativo que circunda al círculo
infantil y que influye en la educación de los niños a través de diferentes agentes
comunitarios como
las asociaciones, círculos, casas especializadas,
centros de
entrenamiento deportivo, las organizaciones políticas y de masas, entre otros.
Un momento importante en el perfeccionamiento del trabajo comunitario lo constituye la
generalización del Programa Educa a tu hijo, (enmarcado en la etapa de 1992 a 2000),
programa eminentemente comunitario y que requiere la participación coordinada de los
representantes de todos los sectores presentes en ella. Se desarrolla así el término de
intersectorialidad, no como representantes de sectores sino como participantes en la
coordinación y realización de acciones comunitarias de carácter educativo para los
niños de cero a seis años que no asisten a instituciones y sus familias, que están
integrados al Programa Educa a tu hijo.
La creación de los Grupos Coordinadores del modelo cubano no institucional, a
diferentes niveles, logra integrar todos los esfuerzos con el fin de alcanzar la educación
integral de los niños de cero a seis años. Estos grupos en sus inicios solo respondían al
Programa Educa a tu hijo y en el perfeccionamiento de su labor, atienden la educación
de todos los niños que asisten a ambas alternativas educacionales.
El trabajo desarrollado no es perfecto, hay que continuar insistiendo en lograr
la
correcta integración para convertir en realidad la máxima de que la educación es tarea
de todos.
El trabajo comunitario en función de la educación de los niños de edad preescolar
evolucionó de una labor en la que cada representante de las organizaciones y los
sectores de la comunidad trabajaban por separado, fundamentalmente, en apoyo a la
creación de condiciones para el desarrollo del proceso educativo,
a involucrarse
directamente en la realización de algunas actividades con la institución sin abandonar el
apoyo material, para integrarse, posteriormente, en un grupo coordinador que
aprovecha las potencialidades de cada representante en la creación de un plan único
de acción para influir directamente en la educación de los niños atendidos por
cualquiera de las dos vías educativas, institucional y no institucional.
106
Relación Institución-Familia-Comunidad
En Mensaje Educacional al Pueblo de Cuba se plantea: “Para realizar los fines de una
sana política revolucionaria no basta con disponer de la organización técnico docente y
de los medios económicos necesarios; es preciso también contar, como factor
primordial, con la colaboración decidida del pueblo, de los líderes revolucionarios, de las
organizaciones culturales y cívicas, de los profesores, de los estudiantes, de los padres
de familia, de la sociedad en general” (Hart, 1960:113).
Estas palabras, del Ministro de Educación, en ese momento, Armando Hart,
pronunciadas en 1959, están reclamando los esfuerzos de todos para garantizar el
progreso educacional del país y el primer paso es el apoyo material y la participación
activa en la creación de condiciones para el funcionamiento de las instituciones; en la
siguiente subetapa que se inicia en 1961, se mantiene la colaboración ya señalada y
además, se incorporan los sindicatos y los vecinos, al cuidado, embellecimiento y
preservación de los círculos infantiles que ya se extienden por el país.
En 1971, bajo la dirección del Instituto de la Infancia, se precisa la coordinación con los
demás organismos, organizaciones e instituciones que tienen relación directa con la
educación de los niños de cero a seis años y, específicamente, con los que se
encuentran en la comunidad, para esto sigue desarrollando una labor importantísima el
comité de padres y los apadrinamientos. Estos confirman que el trabajo conjunto de la
institución, la familia y la comunidad se van dirigiendo cada vez más a los aspectos
educativos y formativos de niños y trabajadoras del círculo infantil.
Están creándose las condiciones para que la coordinación del trabajo intersectorial se
convierta en una integración que garanticen el trabajo educativo con los niños y el
personal y no simplemente en apoyo material a la edificación, su mantenimiento y
entorno.
Es por ello, que en el Reglamento de círculo 1980 en el capítulo 9 de las relaciones del
círculo infantil, la familia y la comunidad en sus artículos 119 y 125 se reglamenta el
trabajo conjunto entre ellos, pero no se integran la realización de las acciones sino que
se refiere a la colaboración de cada uno de ellos. Con la aparición del Consejo de
Círculo, sustituto del Consejo de Padres, se dan las condiciones más propicias hacia la
coordinación de los tres agentes educativos.
107
Los Consejos de Círculos infantiles son organizaciones educacionales de bases que
sirven de enlace con la comunidad, agrupando a padres, educadores, representantes
de las organizaciones para influir en la formación integral de los niños; en ellos se
discuten, adoptan y ejecutan distintas medidas para que los padres y demás miembros
de la comunidad, se conviertan en colaboradores conscientes de la institución.
Cada círculo infantil está enclavado
en un contexto sociodemográfico y cultural
determinado; en su entorno, se conjugan peculiarmente las posibilidades de accionar,
en aras de una mejor educación integral de los niños.,
y garantizar la unidad de
influencias educativas de la comunidad en torno a la necesidad de apoyar la gestión
educativa de la familia y de la institución.
La relación institución - familia - comunidad define aún mejor su trabajo al concebir a la
comunidad como el escenario educativo donde participan los diferentes agentes
comunitarios provenientes de las Casas de la Cultura, Círculos de Abuelos, Asociación
de Combatientes de la Revolución Cubana y el médico y la enfermera de la familia; a la
institución infantil, como el principal centro cultural de la comunidad promotora de
educación y cultura; y a la familia, como a la principal educadora de sus hijos. Este
trabajo se integra a través de la coordinación de acciones conjuntas, con un objetivo
común, lograr el máximo desarrollo que puedan alcanzar los niños tanto en la institución
como en el Programa
Educa a tu Hijo, que por su esencia es un programa
eminentemente comunitario para la familia en función de la educación de sus hijos. Esta
alternativa educativa no institucional sentó las bases para el cambio de concepción del
trabajo con la familia y la comunidad y la coordinación de acciones, al establecerse los
grupos coordinadores a diferentes niveles de la estructura del poder popular, desde la
nación hasta el consejo popular.
La aspiración es lograr que ocurra la integración, tanto en concepción teórica como en
la práctica, a través de un plan único de acción donde cada sector, la familia y las
organizaciones de masas se responsabilicen con garantizar el cumplimiento de las
tareas que contribuyan a la educación de los niños, la preparación de la familia y el
perfeccionamiento del trabajo individual por el avance social, base del potencial
pedagógico de la comunidad para la atención a las primeras edades.
108
Hay que seguir trabajando para alcanzar la coherencia del trabajo educativo y la
coordinación de acciones en el proceso de formación de la personalidad de los niños.
Los medios de difusión masiva pueden desempeñar una labor esencial, creando más
espacios radiales y televisivos que permita enviar
mensajes a la población sobre la
participación de toda la sociedad en la educación de la familia para convertirla en
potenciadora del desarrollo de sus hijos.
La tendencia del desarrollo de las ideas sobre relación entre la institución la
familia y la comunidad para lograr la educación de los niños ha ido transitando desde
la participación de los diferentes agentes educativos en el apoyo material y personal al
funcionamiento de la institución, sin la relación coherente entre ellos, hacia
la
coordinación de acciones para el apoyo material a las instituciones, hasta llegar a un
trabajo intersectorial con la existencia de un plan único de acción dirigido a la educación
de los niños y su familia que asiste a las instituciones y al Programa Educa a tu Hijo, sin
abandonar el apoyo material y la creación de condiciones para la realización del
proceso educativo.
La tendencia se ha dirigido hacia la integración de las influencias educativas.
2.3.-Formación y superación permanente del personal de la educación preescolar
La preparación cultural, científica y técnica- pedagógica del personal que tiene como
función social esencial la formación de las nuevas generaciones es una exigencia que
tiene que cumplirse como condición indispensable en la sociedad cubana actual; al
respecto, en 1962, el comandante Fidel Castro planteaba: “La revolución le ha dado una
importancia extraordinaria y especial a la formación de maestros y profesores. Le presta
más atención a la formación de esos cuadros educacionales que a ninguna otra cosa
porque la revolución considera que en la base de todo esfuerzo revolucionario, ha de
estar la educación” (Castro, F, 1974: 88).
En 1959, el MINED hace un análisis de la formación del maestro, del plan de estudio y
del costo promedio de la formación pedagógica y llega a la conclusión siguiente:
Unificar los centros formadores de maestros que tienen la misma finalidad, la
educación de los niños de edad preescolar y primaria y concentrar a los estudiantes en
localidades donde puedan asistir todos.
109
Desaparece la Escuela Normal de Kindergarten como el centro elitista que formaba a
las maestras para esta enseñanza y se unifica, primero, en las escuelas de maestros
primario en cada provincia y después, en el plan Minas del Frío – Topes de Collantes –
Tarará.
La ley 680/59, estipula que todos los maestros primarios, tendrán capacidad legal para
dirigir el aprendizaje desde el nivel preescolar hasta 6to grado de la escuela primaria y
las maestras
y auxiliares calificadas de kindergarten pasarán a ocupar plazas de
maestras primarias.
La necesidad de crear nuevas instituciones preescolares que dieran respuesta a las
demandas de las madres trabajadoras para el cuidado de sus hijos,
da lugar al
surgimiento de planes de formación emergente para el personal que laboraría en esas
instituciones. Eran muchachas revolucionarias,
captadas
por
la Federación
de
Mujeres Cubanas, que sentían amor por los niños y estaban dispuestas a cuidarlos y
atenderlos mientras las madres trabajaban; así surgieron:
La Escuela de Formación de Directoras de Círculos Infantiles “Mariana Grajales”, el 4
de enero de 1961. Eran 3000 muchachas que dirigirían los 300 círculos infantiles
programados; varios días después, el 31 de enero, se inauguraba La Escuela Nacional
de Asistentes de Círculos Infantiles “Marina Azcuy”, que acogía 1300 jóvenes de todo el
país.
El nivel de escolaridad oscilaba entre 4to y 8vo grados, por lo que se organizaron los
grupos atendiendo a esos niveles, el curso duró seis meses. De esta manera, se
iniciaba la formación emergente del personal técnico y de dirección para la educación
preescolar en la Revolución.
La superación del personal continuó a través de cursos emergentes. En 1964 se crea el
Instituto de Enseñanza Preescolar, por la Resolución Ministerial 693/64, para formar
personal capacitado y especializado en la educación preescolar con una duración de
cuatro años, se inicia así la formación regular.
Se organizó con dos planes de estudio: uno, dirigido a formar educadoras que
atendieran los grupos de lactantes y edad temprana (45 días de nacidos a tres años) y
el otro, que atendiera la edad preescolar (cuatro a seis años). Esta formación estaba
dirigida por el MINED.
110
La duración de este instituto fue efímera, solo tuvo una graduación, cerró en 1968 con
muy pocas graduadas.
La formación recibida
fue bastaste completa encaminada a proporcionar los
conocimientos y las habilidades que le sirvieran para dirigir la educación de los niños de
forma más científica, se enfatizó en la preparación en Psicología, Pedagogía, Fisiología,
Música, Artes plásticas, Español y Matemática.
En el curso escolar 1965- 1966 surgen las
Escuelas Provinciales de Formación y
Superación de personal para el círculo infantil y la Escuela Fe del Valle en La Habana,
con cursos cortos de hasta un año, con un nivel de ingreso de 6to a 8vo grados.
La asistente era preparada para realizar las actividades educativas con los niños a
través de los ejes temáticos que se utilizaban en esa etapa, se acentuaba el trabajo en
la enseñanza de canciones, rimas, adivinanzas, expresión corporal, trabajo manual,
dibujo, narraciones de cuentos, elementos de puericultura, organización de los círculos
infantiles, incluía Matemática y Español para su formación general.
El paso más firme y seguro en la formación
regular se dio al crear las Escuelas
Formadoras de Educadoras de Círculos Infantiles (EFECI) en 1970. Las primeras se
ubicaron en La Habana, Santiago de Cuba y Santa Clara, que daba la posibilidad a
todas
aquellas jóvenes
que, con nivel de 8vo grado,
quisieran estudiar para
educadoras de círculos infantiles. Posteriormente, se crean en todas las provincias
(segunda etapa).
En la preparación del personal docente no se puede olvidar reconocer la valiosa
colaboración de dirigentes y especialistas soviéticos que contribuyeron decisivamente a
garantizar una correcta superación de las educadoras, para la educación de los niños
en las instituciones preescolares, a través de cursos, seminarios de preparación,
asesoramientos, entre otros.
También continuaron los cursos de formación y capacitación de directoras para las
instituciones preescolares y para dietistas y cocineras.
La superación metodológica se daba a través de asesorías regionales e institucionales.
111
A partir del curso 1980-1981(tercera etapa) las EFECI se incorporan a la red de centros
educacionales del MINED y pasan a las escuelas pedagógicas como una unidad de
estudio que mantiene su identidad como especialidad.
El perfeccionamiento del plan de estudio exige
la entrada con 9no grado por la RM
219/81.
En 1984, el plan de estudio de educadoras, con la RM 172/84, se unifica con el primer
año de maestras primarias, a partir de segundo año, cada una hace la especialidad que
eligieron.
Entre los años 1985- 1988, hay un auge en las construcciones de círculos infantiles,
llegándose a inaugurar más de un centenar de círculos, en solo un mes, en el país y,
por ende, aumenta la necesidad de educadoras; para dar solución a esta demanda se
organiza un curso para formar como tales a estudiantes del 4to año de primaria, en
cuyo título se consignaba que eran graduadas de maestras de primarias, habilitadas
para trabajar en círculos infantiles. Con la RM 566/88 se incluye en el plan de estudio
de educadora (plan de tránsito) por primera vez, su preparación para atender el grado
preescolar.
En 1987, se inicia la formación de educadoras musicales a partir de estudiantes de 4To
año que tuvieran condiciones y aptitudes para ello y reciben el título de Educadoras de
Círculos Infantiles Especializadas en Educación Musical y Danzaria (este tipo de curso
tuvo una corta duración por considerarse que era necesario preparar integralmente a la
educadora desde la propia carrera para esta especialidad).
Los cursos sucesivos fueron de perfeccionamiento continuo, se le da mayor peso a la
práctica docente desde el primer año, introducción de nuevas asignaturas en
correspondencia con el desarrollo y las nuevas metas del subsistema de educación
preescolar.
Por la imperiosa necesidad de educadoras, sobre todo en Ciudad de La Habana, en
1989, se determina por RM 197/89, formar educadoras en las escuelas pedagógicas, a
partir de auxiliares pedagógicas con 12 grado o niveles equivalentes con una duración
de 2 años intensivos, uno, a tiempo completo y otro, por encuentros con dos meses de
práctica, se les mantenía el salario como auxiliar hasta que se graduaran.
112
En el curso 1992-93(cuarta etapa) entraron las últimas estudiantes que estudiarían para
educadoras de círculos infantiles con nivel medio durante 5 años, porque se planteaba
que la entrada sería con l2do grado a través de la Licenciatura en Educación
Preescolar.
Toda esta etapa fue muy inestable, con cambios continuos en los planes de estudios,
tratando de ajustarlos cada vez más a las necesidades de la formación del niño
preescolar cubano.
La formación superior de personal docente de la educación preescolar se inicia en el
curso 1981-82, con el dictamen 65/81, para las trabajadoras en ejercicio (cursos para
trabajadores, CPT) graduadas de las EFECI y de la prelicenciatura en los Institutos de
Perfeccionamiento Educacional (IPE) así como, de maestras primarias que trabajaran
como educadoras.
El primer plan de estudio fue academicista con marcado enfoque teórico y
desvinculación con la realidad pedagógica de la institución preescolar lo que aportaba
poco a la preparación profesional de las egresadas.
No se contaba con un modelo del profesional ni con un perfil del egresado, todo esto,
unido a la falta de experiencia de los Institutos Superiores Pedagógicos en esta
especialidad y a un examen estatal mecanicista hicieron que las primeras graduadas no
salieran preparadas para transformar la educación preescolar.
A partir de 1985 se introducen una serie de cambios en el plan de estudios, en el curso
1992-93, se plantea la necesidad de lograr un mayor conocimiento de los niños de los
diferentes grupos de edades, reforzar el trabajo con la familia y prepararse para ejecutar
la educación de los niños por vías no formales, así como la ampliación del universo
cultural, el dominio de la historia de la patria y la obra martiana.
En 1994, se introducen cambios en el plan de estudio del curso para trabajadores, el
nuevo plan de estudio es más flexible y se le pueden hacer modificaciones en
dependencia de las necesidades y posibilidades de cada instituto.
Ya se cuenta con un modelo del profesional del licenciado de educación preescolar con
un perfil más amplio, que pueda actuar tanto en los círculos infantiles de 1ro a 5to año
de vida, como maestro del grado preescolar y como promotora o ejecutora de la
educación por vías institucionales.
113
Un paso importante y seguro en la formación de especialistas para la enseñanza
preescolar lo constituye la creación de la Licenciatura en Educación Preescolar en el
curso regular diurno en septiembre 1993, con estudiantes egresados del grado doce del
preuniversitario con una duración de cinco años.
Este plan de estudio tiene como eje fundamental de la formación, la práctica laboral
desde el primer año de la carrera en estrecho vínculo con lo académico e investigativo.
En los cinco primeros años de la década de 1990, perteneciente a la cuarta etapa,
provocado por la severa contracción de la economía cubana en la etapa denominada:
periodo especial, cae el poder adquisitivo de la población y con esto ocurre un éxodo
del personal docente hacia otras áreas más remuneradas y es necesario crear
alternativas de preparación de las docentes entre las que se encuentra:
Las auxiliares pedagógicas con grado doce y dos años de experiencia en el círculo
infantil pueden entrar a la licenciatura a formarse como educadoras después de pasar y
aprobar un año de nivelación en los I S P, en el denominado curso de completamiento.
Otra vía por la que pueden entrar las auxiliares a la licenciatura es a través de
exámenes de suficiencia de Pedagogía, Psicología, Español e Historia de Cuba, las que
aprueben empiezan directamente en primer año de la carrera.
También se hacen ajustes a los planes de formación media para que las estudiantes en
los dos últimos años de la carrera asuman la responsabilidad de un salón.
Continúa la formación emergente de educadoras y cambios en el plan de estudios de la
licenciatura.
En la práctica educativa, la formación de personal docente para este nivel educativo no
ha dado respuesta en número a las necesidades del subsistema, agudizándose la
situación en las provincias más populosas o donde existen otras opciones de
preferencia para los jóvenes. De ah, que los planes emergentes se han convertido en
una solución cotidiana que no garantizan la calidad y estabilidad del proceso educativo
en las primeras edades.
Con la desaparición del Instituto de Perfeccionamiento Educacional (IPE) y la
culminación de la formación media en las Escuelas Pedagógicas, toda la formación del
personal docente y de dirección se concentra en los Institutos Superiores Pedagógicos,
que a partir del año 2000 también tienen la responsabilidad de la preparación técnica
114
metodológica, que antes era función de los equipos metodológicos de provincias y
municipios.
El Estado ha tenido una preocupación constante por elevar la calidad de la educación,
y se establecen las maestrías y diplomados como formación de postgrado para los
profesionales de la educación preescolar, e inicio de doctorados.
La tendencia
del desarrollo de las ideas relacionadas con la formación del
personal docente de la educación preescolar transita de planes emergentes en los
que recibían una habilitación inicial para trabajar con los niños, seguidas de la
superación sistemática, a una formación regular de nivel medio con diferentes tipos de
planes, dirigidos por diferentes organismos, hasta concebirse la formación media y
superior pertenecientes al MINED y por último concentrarse en los Institutos Superiores
Pedagógicos toda la formación, superación y preparación técnica metodológica del
personal docente y de dirección; es decir, se ha
dirigido hacia la integración de la
formación del docente.
Los planes de estudio y los programas han evolucionado de un enfoque intelectualista
y academicista, no vinculados adecuadamente a las necesidades de la práctica
educativa, hacia planes más flexibles y ajustados a lo que se requiere en la formación
del niño preescolar, en cualquiera de los componentes de esta educación.
Hubo una tendencia en la formación hacia la especialización y la división del educador
de primero a quinto años de vida y la del grado preescolar, para asumir la formación
integral del educador preescolar apto para trabajar en todos los años de vida de cero a
seis años por las vías institucional y no institucional.
2.4.- influencia de las investigaciones en el cambio de las ideas sobre la
educación del niño preescolar
En el área internacional y nacional existe una tendencia, cada vez más creciente, a la
sustentación científica de todas las trasformaciones que sean necesarias e
indispensables para el desarrollo de la sociedad y la interdependencia que se dan en
los distintos campos del saber, que requiere de proyectos interdisciplinarios, no solo
para la solución del problema científico; sino también, porque la aplicabilidad de los
115
resultados beneficia al desarrollo de las distintas esferas o ramas de la economía y la
sociedad.
En Cuba el desarrollo de la educación influyó directamente en el desarrollo científico, en
crear el capital humano, del que se enorgullecen los cubanos; y al mismo tiempo
desarrollar ciencias como la Genética, la Neurociencias que están aportando nuevos
datos que determinaran la reestructuración de la educación del hombre desde las más
tempranas edades.
Las investigaciones constituyen factores de cambio en el sector de la ciencia que se
realicen, pero en las Ciencias de la Educación y
en las Ciencias Pedagógicas,
presuponen un modo de actuar cotidiano, por el dinamismo que requiere la formación
del hombre, por la necesidad de determinar el contenido, los métodos y las formas de
educar, que más se correspondan con el ideal de hombre que requiere la sociedad en
que se vive para impulsar su desarrollo y satisfacer las demandas sociales que eleven
la calidad de vida de toda la población.
Las investigaciones en el sector educacional tienen que realizarse ajustándose a las
particularidades de los educandos y al contexto en que se van a aplicar,
independientemente que puedan adecuarse a otras condiciones, que a su vez abren
otros estudios de factibilidad.
En este subepígrafe se analiza cómo las investigaciones han influido en la
evolución
de las ideas relacionadas con la educación del niño preescolar cubano del periodo que
se estudia y las tendencias de su desarrollo.
En la subetapa de 1959-1961 empiezan a realizarse las primeras investigaciones
referidas a la estructuración
de la educación del niño en el grado preescolar, se
introducen los resultados en el programa educativo de este grado, en el año 1962, al
organizarlo en función del desarrollo de capacidades.
En la subetapa de 1961-1971 se proyecta la investigación sobre nutrición asesorada
por la especialista, Nina Aksárina que trajo significativos cambios en la selección de la
alimentación de los niños a partir de los valores nutricionales de los alimentos y la
proporción en que debían ser ingeridos de acuerdo con la edad, así como cambios en
los hábitos alimentarios de los niños en la institución y en la orientación a la familia.
116
En los años de 1970, se inicia la investigación sobre crecimiento y desarrollo físico del
niño cubano dirigido por el Dr. José Jordán (1974).
Se aprecia una gran preocupación por el adecuado crecimiento físico y la preservación
de la salud del niño en las primeras edades para garantizar su correcto desarrollo.
En la etapa de 1971-1981, hay un despliegue en el desarrollo investigativo; el Instituto
de la Infancia promueve y realiza investigaciones, apoyado por los Dptos. de Psicología
de la Universidad de la Habana y del MINED, el INDER y el MINSAP, encaminadas al
desarrollo
del niño en las esferas: Intelectual como
percepción,
pensamiento,
desarrollo de capacidades en niños de edad preescolar, estudio experimental de
acciones con objetos; del desarrollo físico como la prueba de constatación del
desarrollo motor; sobre educación moral y laboral; desarrollo del lenguaje en la edad
temprana y en la edad preescolar, particularidades de la literatura infantil para niños de
edad preescolar y la adaptación del niño al círculo infantil. Muchas de ellas, fueron
asesoradas por especialistas soviéticos entre los que se encuentran: Venguer, L,
Aksárina, N, VI, Markova, T, Mujina, V, Novoselova, S (Siverio, AM, 1988).
.Se realizan estudios de alimentación para la normación y el cumplimiento de las
orientaciones higiénicas sanitarias que favorezcan la salud del niño.
Los resultados de estas investigaciones se tuvieron en cuenta en la elaboración del
programa educativo de primero a quinto años de vida y a sexto año dándole
un
carácter científico a la concepción del programa que se pondría en práctica en 1981.
Se puede apreciar que en su conjunto estas investigaciones apuntan hacia las distintas
esferas que conforman el desarrollo integral del niño y las condiciones para su
realización correcta.
Un aspecto importante,
que se debe destacar en esta etapa, es la realización de
valiosas investigaciones que muestran el desarrollo alcanzado por los especialistas e
investigadores que trabajan para el Subsistema de Educación Preescolar; y al mismo
tiempo da una visión de lo que se ha laborado en el perfeccionamiento y la
consolidación de una educación de nuevo tipo, socialista, para niños de cero a seis
años.
De 1981 a 1992, hay un gran auge de investigaciones pedagógicas, psicológicas, y de
carácter metodológico bajo la dirección de especialistas cubanos dirigidos y asesorados
117
por el Departamento de Perfeccionamiento de Educación Preescolar del Instituto
Central
de
Ciencias
Pedagógicas(ICCP),
además
de
múltiples
experiencias
pedagógicas en las diferentes instituciones preescolares del país, orientadas o
asesoradas
por
los
Institutos
notablemente a que el proceso
Superiores
Pedagógicos
que
han
contribuido
educativo de la educación preescolar se ejecute
científicamente y a partir de estos resultados se realice el perfeccionamiento del
currículo de la educación
preescolar, en lo referido a las áreas de desarrollo, la
organización, estructuración y funcionamiento del proceso educativo. Entre las más
significativas por los cambios que provocan en las ideas educativas se encuentran:
Estudio del juego y la metodología de su aplicación realizados por Mercedes Esteva
(1988), Sergio León (1986), Virginia Fernández (1986), Edelmira Vázquez (1986). De
estos estudios se determinan las ideas sobre desarrollo de los niveles del juego de
roles, la metodología para la introducción de los nuevos argumentos de juego y los
roles a desempeñar por educadores y niños en dependencia del nivel de desarrollo
alcanzado.
Formación de cualidades morales y la metodología para su aplicación. Por María
Teresa Burke, Gilma Godoy, Mercedes Esteva (1989). Del que se aplican las ideas
sobre la formación de patrones morales. Su valoración y autovaloración, a partir de
ejemplos literarios y su transferencia a las acciones reales de los niños.
Estudio de la modelación en la solución de tareas cognoscitivas y el desarrollo de la
capacidad intelectual y creativa en la que se destacan, las realizadas por Josefina
López Hurtado, Ana María Siverio(1985), Sergio León(1981, 1987 ).
Estudio de las representaciones espaciales de los niños de edad preescolar por Liliana
Morenza, quién también incursiona en la introducción de la computación en el trabajo
con niños preescolares y el desarrollo de la inteligencia (1985,1988).
Estudio de la formación de hábitos culturales de Sonia Garbey (1983).
El estudio sobre el diagnóstico del nivel de preparación del niño que ingresa al primer
grado realizados por Ana María Siverio y Josefina López(1989) constituyó un gran
instrumento para valorar en la práctica hasta qué punto se desarrollan los niños y cuál
es el nivel de eficiencia en la dirección del proceso de las diferentes áreas y esferas del
desarrollo de la personalidad del niño en la educación preescolar.
118
Se investigó además la preparación del niño para el desarrollo de habilidades
caligráficas por María Antonia Roses (1988) y la metodología para el desarrollo de
lenguaje coherente realizada por Hiraida Rodríguez Mondeja (1990); así como la
capacidad de trabajo mental por Mercedes López(1985).
Se demostró que la
educación en la etapa preescolar sienta las bases para las
adquisiciones que deben obtenerse en la educación primaria y no es necesario, ni
recomendable adelantarlas como la lectura y la escritura; sino desarrollar las
habilidades que permitan el desarrollo de las estructuras que participan en esos
procesos; y al decir de E .J. Varona, evitar la precocidad intelectual y prolongar la
primera infancia utilizando el juego como medio eficaz de aprendizaje.
También se realiza el Estudio sobre el desarrollo emocional y su relación con el
desarrollo intelectual por Franklin Martínez (1988), Estudio de la noción de objeto por
Leyda Cruz (1983).
En la atención del niño preescolar en las zonas rurales y suburbanas, se inicia una
investigación en el curso 82-83 por las Dras. Ana Maria Siverio
y Josefina López
Hurtado (1987) que consiste en preparar al niño del grado preescolar que no asiste a
una institución, por estar muy lejana o no existir la cantidad de niños suficientes para
abrir un grupo, a través de la preparación de la familia que será la que eduque al hijo,
simultáneamente a esta investigación surge la necesidad de orientar a la familia para
que también eduque a sus hijos más pequeños se inicia la investigación “Educa a tu
hijo”.
También se realizan el estudio sobre el preescolar y su posición en el grupo de
coetáneos de Amelia Amador(1989).
Como se aprecia no sólo se investiga sobre el desarrollo intelectual del niño, sino en
todas las demás esferas que permita potenciar el máximo desarrollo que pueda
alcanzar este en los seis primeros años de vida para su incorporación exitosa a la vida
escolar.
La etapa que quizás haya tenido menos investigaciones con resultados generalizables a
nivel nacional sea la de 1992-2000, por la enorme limitación que impuso el período
especial en Cuba, las restricciones en materiales, transporte; no obstante hay
resultados significativos como: La generalización del Programa Educa a tu hijo; del
119
Diagnóstico de la preparación para la escuela; y la realización de las investigaciones:
Estudio Longitudinal del proceso educativo y el desarrollo del niño ( 1995), que
propiciaron unidad y coherencia tanto a la dirección del proceso educativo, al desarrollo
del niño como a la evaluación de los resultados de ambos, al brindar los procedimientos
para hacerlo Además fue una etapa en que se desarrollaron muchos estudios a nivel de
territorios, en las Jornadas pedagógicas, los Eventos de Pedagogía, los Forum de
Ciencia y Técnica, entre otros, Además de los resultados de los trabajos de diplomas y
la defensa de maestrías.
Un momento de gran relevancia lo constituye la creación del Centro de Referencia de la
Educación Preescolar para Latinoamérica y el Caribe (CELEP) en 1998, por el
intercambio que ha promovido sobre las experiencias entre países de diferentes áreas
geográficas relacionada con la educación de los niños de cero a seis años, a través de
los eventos científicos, intercambios académicos, asesorías, diplomados, maestrías,
colaboraciones. Además de la dirección de las investigaciones en el país. Todo ello ha
contribuido al aumento de información sobre estas edades y, al mismo tiempo, a dar a
conocer la experiencia cubana que se ha convertido en referencia para muchos países
del área, sobre todo, en su concepción de atención integral a la infancia preescolar,
sustentada en una política educativa coherente y probada en la práctica.
En el año 2000 se organizan los grupos de desarrollo y los proyectos de investigación
dirigidos a profundizar en el estudio
del niño y a brindar resultados sobre la
organización del proceso educativo y la evaluación de la calidad del mismo, al
perfeccionamiento de la concepción curricular de niño preescolar cubano así como la
caracterización de este y el entorno socio educativo en el cual vive y se desarrolla,
porque a pesar de los estudios realizados, no se cuentan con resultados nacionales en
los aspectos señalados dirigidos a perfeccionar la práctica educativa.
La tendencia del desarrollo de las ideas relacionadas con el papel de las
investigaciones ha estado dada por
su influencia limitada en el cambio de la
educación de los niños de edad temprana( cero a tres años), en las dos primeras etapa
del desarrollo de la educación preescolar de la Revolución, para tener mayor
determinación en los cambios educativos de las décadas de 1980 y 1990 por contar
con los resultados de las investigaciones de las etapas anteriores que fueron
120
introducidos en los programas puestos en práctica en 1981 y posteriormente en el
segundo lustro de 1990.
Las primeras investigaciones estuvieron relacionadas con las características de la
educación de los niños de edad preescolar (cuatro a seis años), para dedicarse a las
de los educandos de la edad temprana, sin abandonar a los preescolares, y finalmente
adentrarse tanto en las particularidades del desarrollo de estas edades como en la
organización de su proceso educativo.
Las investigaciones han ido determinando las ideas de cómo educar al niño y dirigir el
proceso educativo.
Consideraciones finales del capítulo 2
La etapa de 1959-1971 consta de dos subetapas: de 1959-1961 y 1961-1971.
•
La subetapa de 1959-1961 que se caracterizó por no poseer una dirección
oficial que centrara toda la educación de los niños de cero a seis años en los
diferentes tipos de instituciones. No se creció en número de instituciones,
sino en el mejoramiento de las condiciones de vida de los niños, en las que
recibieron atención especialmente asistencial. Coexistió la educación pública
y
privada.
La
preparación
del
personal
docente
se
dedicó,
fundamentalmente, a las orientaciones para enfrentar el trabajo.
•
En la subetapa de 1961- 1971 toda la educación preescolar fue de carácter
estatal; se crearon instituciones de nuevo tipo, con concepciones educativas
disímiles, aunque con un mismo fin, el cuidado y educación de los niños mientras
sus madres trabajaban. La Dirección Nacional de Círculos Infantiles representó
oficialmente a la educación preescolar, pero no controlaba a todas las
instituciones infantiles que se subordinan al MINED, MINSAP y al Ministerio de
Seguridad Social. La educación de los niños se realizó a partir de orientaciones
al personal técnico, no existían un programa educativo oficial, ni objetivos
específicos para la educación preescolar.
La etapa 1971-81 se caracterizó porque las ideas sobre la educación del niño
estuvieron centradas en:
•
Unificación de la dirección y la concepción de las instituciones preescolares
dirigidas por el Instituto de la Infancia, excepto el grado preescolar que se
121
mantiene en el MINED, en colaboración directa con todos los organismos que
tienen que ver con la atención a estas edades. Se logra la unidad e identidad de
la Educación Preescolar Cubana.
•
Aumento de la cantidad de círculos infantiles para ampliar la cobertura de
atención, atendiendo a la modalidad de círculo infantil (externo e interno). Las
demás instituciones se integran a la concepción del círculo infantil. Se inicia la
aplicación de programas educativos con carácter experimental.
La etapa de 1981- 1992 fue fructífera
para el establecimiento de la Educación
Preescolar Cubana debido a:
•
Se integró al Sistema Nacional de Educación como subsistema del mismo.
•
Se puso en práctica el primer programa educativo de carácter oficial para los
niños de cero a cinco años, que recogía los resultados de investigaciones sobre
el desarrollo de los niños y la organización de su proceso educativo, dirigido por
docentes más calificados y con la exigencia de completar su formación de nivel
superior.
•
La educación del niño en sus fines, objetivos y realización se encaminaba al
desarrollo integral del mismo.
Etapa de 1992-2000 caracterizada por la unidad e integralidad de la educación en la
que:
•
Se perfecciona la educación preescolar cubana con la existencia de ideas
educativas dirigidas a la atención integral al niño, producto de la experiencia
pedagógica e investigaciones que caracterizan e identifican esta educación;
expresadas en los programas educativos y materializadas en la práctica; en
la que la preparación del personal docente con nivel superior e incorporado
a las investigaciones sobre el desarrollo del niño y del proceso educativo han
sentado pautas para las transformaciones educativas.
•
La puesta en práctica del Programa Educa a tu hijo revoluciona las ideas
educativas relacionadas con que la educación institucional era la única
alternativa que garantizaba adecuada educación y desarrollo del niño;
provoca cambios en la preparación de la familia para convertirla en
122
protagonista de la potenciaciación del desarrollo de sus hijos e implica a los
agentes sociales de la comunidad a la coordinación intersectorial.
•
Se erige el Subsistema de Educación Preescolar como el único que atiende
toda la educación de los niños de cero a seis años, a través de sus tres
componentes: el círculo infantil, el grado preescolar y el Programa Educa a tu
hijo.
Las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del niño se han
manifestado en tres direcciones:
•
Hacia la integración reflejada en: Un subsistema que dirige toda la educación
de los niños de cero a seis años a través de alternativas institucionales y no
institucionales; existencia de un único tipo de institución educativa, el círculo
infantil, de diferentes tipos; una única institución que forma y supera al personal
docente, los Instituto Superiores Pedagógicos, tanto en el pregrado como el
postgrado y la superación cultural y técnico- metodológica; presencia de
programas educativos que responden a los mismos fines y objetivos, y la labor
de la familia, la institución y la comunidad y su expresión máxima, el grupo
coordinador.
•
Hacia la integralidad en la formación del niño, en la atención a su salud, en la
formación del docente, en la dirección del proceso educativo y la preparación de
la familia y los agentes comunitarios.
•
La sustentación científica de la educación del niño orientado a que los
cambios que se produzcan tanto en la política educacional como en la educación
del niño estén avalados cada vez con mayor frecuencia en estudios de
factibilidad y resultados de investigaciones científicas.
Consideraciones finales de la tesis
El resultado del análisis de las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación
del niño llevan a plantear que en el desarrollo de la educación preescolar en Cuba, de
1959 al 2000, existen ideas que han sentado pautas y enriquecen el acervo cultural de
este nivel de educación; en el modesto criterio de la autora pueden ser considerados
aportes o característica que sólo se manifiestan en una concepción educativa cubana,
123
que aunque en vía de elaboración teórica, sí ha orientado la práctica educativa a través
de las ideas que sustenta.
Entre las que se encuentran:
¾Un sistema único de educación para todos los niños de cero a seis años, dirigido por
un mismo subsistema.
¾ Consideración de la familia como protagonista de la educación y potenciadora del
desarrollo de sus hijos a partir de su preparación.
¾El proceso educativo es considerado como único e integral con estrecha relación
entre los procesos de satisfacción de necesidades vitales y las actividades educativas
que propician el desarrollo del niño tanto en la familia como en la institución.
¾ Relación dialéctica entre una educación dirigida, el carácter activo del niño en el
proceso educativo y el desarrollo de su independencia.
¾ La educación en valores como expresión máxima de la relación entre lo afectivo,
cognitivo y valorativo en la formación de la personalidad del niño.
¾ Coordinación de las influencias educativas de la familia la institución y la comunidad.
¾ Concepción de ciclo en la educación del niño para aprovechar y desarrollar las
potencialidades que son más propicias en cada etapa a través de la realización de
diversas actividades y las relaciones interpersonales que se dan.
La autora de la tesis ha tratado de demostrar que las ideas sobre la educación del niño
preescolar cubano, desarrolladas durante el período revolucionario hasta el año 2000
se han ido perfeccionado y sientan las basas para la elaboración teórica
de la
concepción educativa.
Estas ideas educativas, reconocidas como modelo en otras latitudes, se han
materializado, en otros países de América Latina, que le han solicitado
a
Cuba
asesoramientos para en desarrollo de la educación de los niños de estas edades,
fundamentalmente en la alternativa no institucional.
124
CONCLUSIONES
•
El desarrollo de la investigación, en sus diferentes etapas, permitió responder a
las interrogantes planteadas en torno a la identificación de las ideas sobre la
educación del niño cubano de cero a seis años, en el periodo de 1959 al 2000, y
su ubicación en etapas que facilitara el análisis de las tendencias del desarrollo
de dichas ideas a partir de su condicionamiento histórico social.
•
El estudio corroboró que existe una relación dialéctica entre las condiciones
históricas sociales del desarrollo de una sociedad y las ideas educativas que se
ponen en práctica en cada momento del decursar histórico.
•
Las ideas educativas que se han desarrollado en la Educación Preescolar
Cubana son expresión de de la política educativa asumida por el Gobierno
Revolucionario en el poder, la prioridad que le otorgó al cuidado y educación de
la primera infancia; y el consecuente desarrollo científico de esta educación que
la práctica demandaba.
•
La periodización del desarrollo de las ideas sobre la educación del niño en la
Educación Preescolar cubana de 1959 al 2000 permitió el establecimiento de
cuatro etapas que marcaban cambios en la posición de cómo educar, lo que
favoreció la identificación de las ideas expresada en cada una de ellas, y a su
vez el análisis de las tendencias de su desarrollo.
•
En el periodo estudiado ha habido un perfeccionamiento en la teoría y práctica
educativa de la educación preescolar, como resultado de las ideas sobre la
125
educación del niño puestas en práctica que aunque al inicio provenían de teorías
de otros países, se encausaron y definieron mejor producto de los resultados de
las investigaciones nacionales que
han guiado el accionar
educativo y
pedagógico; otorgándole un sello distintivo a la Educación Preescolar Cubana.
•
El análisis de las tendencias del desarrollo de las ideas sobre la educación del
niño ha permitido determinar que estas han asumido tres direcciones
fundamentales: hacia la integración, de la dirección de la educación, de las
instituciones educativas, del sistema de influencias educativas y de la dirección
de la formación;
hacia la integralidad,
del desarrollo del niño, del proceso
educativo y de la formación del docente; y hacia la sustentación científica del
fenómeno educativo.
126
RECOMENDACIONES
•
Incorporar los resultados de esta tesis al contenido del programa de Historia de
la Educación Preescolar que se desarrolla en los Institutos Superiores
Pedagógicos.
•
Elaborar un material que contenga las ideas sobre la educación del niño de cero
a seis años en la Educación Preescolar Cubana, en cada una de las etapas
estudiadas del periodo de 1959 al 2000, y las tendencias de su desarrollo.
•
Continuar profundizando en el estudio del tema, a través de investigaciones
relacionadas con: La elaboración de los fundamentos teóricos y metodológicos
de la concepción educativa cubana; la construcción teórica del modelo educativo
para la educación del niño en la Educación Preescolar Cubana; la tendencia del
desarrollo de los contenidos programáticos y las formas de estructurarlos a
través de la historia y la articulación de los programas educativos del grado
preescolar con los del primer grado de la educación primaria, a partir de los
cambios operados en esta última.
127
BIBLIOGRAFIA
1. ALVAREZ DE ZAYAS, C. M (1989): Fundamentos teóricos de la dirección del
proceso docente educativo en la educación superior cubana. MES, Ciudad de
La Habana.
2. ALVAREZ DE ZAYAS, C. M. (1996): Hacia una escuela de excelencia. Editorial
Académica La Habana
3. ALVAREZ DE ZAYAS, C. M (A, 1997):_Filosofía de la educación. ICCP, Ciudad
de La Habana
4. ALVAREZ DE ZAYAS, C. M (B, 1997): Metodología de la investigación
científica. En soporte magnético.
5. ALVAREZ DE ZAYAS, C. M (1999): La Escuela en la Vida. Didáctica. Editorial
Pueblo y Educación Ciudad de La Habana.
6. ALVAREZ DE ZAYAS, C. M: La Pedagogía como ciencia (Epistemología de la
Educación). En soporte magnético, s/a.
7. AMBUSTER, ROMALINDA (1984): Esbozo Histórico de Educación Preescolar.
EN Premio Literario 1980. La Habana. Editorial Letras Cubanas. Ciudad de La
Habana.
8. ARÉS MUZIO, P.(1990): Mi familia es así. Editorial Ciencias Sociales, La
Habana,
9. ARIAS HERRERA, H(1995).: La comunidad y su estudio. Editorial Pueblo y
Educación, Ciudad de La Habana.
10. AROCHE, ALEXIS (1990): Esbozo Histórico de la Educación Plástica en las
edades preescolares. Material Mimeografiado.
11. AUNA (1999) (Asociación para la Unidad de Nuestra América): La mujer en la
sociedad cubana, desafíos ante el nuevo milenio. En Análisis de Coyuntura, No
11
12. BARÓ GUTIÉRREZ, ELSA. (2005): Por qué no aprende un niño. Editorial
científico técnica, Ciudad de La Habana.
13. BELL
RODRÍGUEZ,
R
(1999):
Diversidad
e
integración
curricular:
Implicaciones para la formación docente en Preescolar, Primaria y Especial.
Facultad de Educación Infantil, Ciudad de la Habana,
128
14. BENAVIDES P, ZORAIDA (2000): Trayectoria
de la educación preescolar
cubana de 1959-1995. Tesis de maestría. IPLAC- CELEP. Ciudad
de La
Habana.
15. Blanco, Antonio (2001): Introducción de la Sociología de la Educación. Editorial
Pueblo y
Educación. Ciudad de La Habana.
16. BLANCO, RAQUEL. (l987): Papel del Instituto de la Infancia en el Desarrollo de
la Educación Preescolar Cubana. Trabajo de Diploma. ISP Enrique J. Varona.
17. BORGES, MILOS. (1973): Compilación ordenada y completa de la Legislación
18. Cubana 1899- 1950 3 Tomos. La Habana, Cuba.
19. BOZHOVICH, L. (1981): La personalidad y su formación en la edad infantil.
20. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana, Cuba.
21. BRAVO CALDERA, DEDEZHDA.( 1985): Cuba 85. Escuelas Superiores del
Profesorado de Estocolmo y Vasteras.
22. BUENAVILLA R, ROLANDO. (1994): Historia de la Pedagogía en Cuba.
Editorial
Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana.
23. BUENAVILLA R, ROLANDO. (1990): Periodización Histórica de la Educación
Cubana. Material impreso. ISP EJ Varona. Ciudad de La Habana.
24. CABRERA, D Y CONTRERAS, I. (1989). Concepciones Pedagógicas de Félix
Varela sobre la educación desde las más tempranas edades. ISP. Félix Varela
.En Revista Simientes. Año 27 no.4 Cuba.
25. CÁNOVA FABELO, L y JUSTO CHÁVEZ RODRÍGUEZ (1999): Problemas
contemporáneos de la pedagogía en América Latina. ICCP-MINED. Material
mecanografiado. Cuba.
26. CASTELLANO PELÁEZ, JOSÉ (1939): Historia de la educación. Principales
Tendencias Contemporáneas. Cultura S.A. La Habana.
27. CASTRO RUZ, FIDEL. (1974). La Educación en Revolución. Instituto Cubano
del Libro. La Habana.
28. CASTRO RUZ, FIDEL. (1987) Discurso pronunciado en la inauguración del
círculo infantil”Los Abelitos”. En Revista Simientes # 2. La Habana.
129
29. CHAMORRO, J; TORRES, A y PIÑÓN, J. (20001): Reflexiones pedagógicas
para el siglo XXl. Tendencias y corrientes. Universidad de Nariño. Pastos.
Colombia.
30. CHÁVEZ RODRÍGUEZ, J. A. (1990): La tradición pedagógica cubana.
Coincidencia de las ideas con educadores latinoamericanos. En Revista
Educación No78 año XX. Ciudad de La Habana.
31. CHÁVEZ RODRÍGUEZ, J. A. (1997): Filosofía de la Educación. Material
impreso. ICCP. Cuba.
32. CHÁVEZ RODRÍGUEZ, J. A. (1999): Actualidad de las tendencias educativas.
ICCP-MINED, Ciudad de La Habana.
33. CHÁVEZ RODRÍGUEZ, J. A (2001): Bosquejo Histórico de las Ideas
Educativas en Cuba. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana.
34. CHÁVEZ RODRÍGUEZ, J. A. (2004): Las corrientes y tendencias de la
pedagogía del siglo
XXI. ICP. Cuba.
35. CELEP-AMEI (1999): Nuevo concepto de Educación Infantil. Editorial AMEI.
Madrid.
36. CELEP-UNESCO (2002): Reflexiones desde nuestros encuentros. Cuba.
37. CELEP-MINED (2003): Estudio Nacional sobre Coordinación de Políticas y
Programas para la Primera Infancia
38. COMISIÓN ORGANIZADORA (1986): Pedagogía 86. Conferencias, mesas
redondas y talleres. Cuba.
39. COLECTIVO DE AUTORES (1995): Selección de lecturas de psicología infantil
y del
adolescente. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana.
40. COLECTIVO DE AUTORES: Historia de la Pedagogía en Cuba Material 205.
Para los I SP. Licenciatura en Educación.
41. COLECTIVO DE AUTORES (2000): Fundamentos de la Educación. Editorial
Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana.
42. COLECTIVO DE AUTORES (2001): Taller. Los cambios en la estructura
socialista de la Sociedad cubana. En Revista Cuba socialista No 21.Pág. 48.
Cuba.
130
43. CONSEJO DEL ESTADO. (1992): Constitución de la República. Editora
Política. La Habana.
44. CONSEJO DE MINISTROS (1975): Código de Familia. Editorial Orbe. La
Habana.
CONSEJO DE MINISTROS (1978): Código de la Niñez
y la
Juventud. Editorial Ciencias Sociales .Ciudad de La Habana.
45. CUBA UNICEF. (1991): Programa Nacional de Acción .Cumbre Mundial a favor
de la Infancia.- La Habana.
46. CRUZ, CLARA LUZ. (1999): Historia de la Educación Preescolar en la provincia
de Villa Clara de 1959 a 1995. Tesis de Maestría. ISP Félix Varela. Villa Clara.
47. DIRECCIÓN NACIONAL DE CÍRCULOS INFANTILES. (1962): Reglamento del
Círculo Infantil. Material mecanografiado.
48. DIRECCIÓN NACIONAL DE CÍRCULOS INFANTILES. (1963): La Mujer en la
Revolución. En
Revista Simientes Año ll # 21.La Habana.
49. ------------------------1963: Incorporación de la Mujer Campesina a la Producción.
En Revista Simientes año ll.
N0.2 1. La Habana.
50. ------------------------ (1964): Cómo contribuyen los Círculos Infantiles al logro de
los fines de la educación en Cuba. En Revista Simientes N0. 24. La Habana.
51. FEDERACIÓN MUJERES CUBANAS. (1976): La niñez en Cuba 20 años de
Revolución (Compendio informativo) .Editorial Ciencias Sociales. Ciudad de La
Habana
52. FERRÁN TOIRAC, HÉCTOR (1991): Periodización de la educación, la escuela
y la Pedagogía en Cuba desde el siglo XVI hasta la década de 1980. Informe
de resultados de investigación de la Obra Científica. ISP EJ Varona. Ciudad de
La Habana.
53. JUNTA DE SUPERINTENDENTE DE CUBA (1943): Circular 113 sobre el
establecimiento del grado Preprimario. La Habana.
54. ICCP (1984): Pedagogía. Pueblo y Educación. La Habana.
55. DÍAZ MENÉNDEZ, MANUEL. (2001): Algunas consideraciones sobre el tema
de la estructura socialista en Cuba. En Revista Cuba Socialista No21, Pág. 64.
Cuba.
131
56. DOMÍNGUEZ, MARÍA ELENA. (1998): La Educación Preescolar, una
necesidad en el Sistema
Educacional. En Revista Simientes # 1 Año XXIX.
Cuba.
57. DOMÍNGUEZ, M; MARTÍNEZ, FRANKLIN. (2001): Principales Modelos
Educativos de la educación preescolar Editorial Pueblo y Educación. Ciudad
de La Habana.
58. ENGELS, FEDERICO (1960): Anti Duhring. Editorial Pueblos Unidos,
Montevideo.
59. ESPINOSA, M; MARÍN, L; NÚÑEZ, L. (2001): Reajuste económico y cambios
socio estructurales. En Revista Educación No21, Pág. 64. Cuba.
60. FIACSO, FMC. (1993): Mujeres Latinoamericanas en Cifras: Cuba. Ministerio
de Asuntos Sociales
de España. Instituto de la mujer y Facultad
Latinoamericana de Ciencias Sociales (FIACSO) con colaboración de la FMC.
Santiago de Chile.
61. FMC-UNICEF. (2000): Situación de la niñez, la adolescencia y la familia en
Cuba. Centro de Estudios de la Mujer (FMC).
62. FRANCO GARCÍA, OLGA (1999): Propuesta de un modelo alternativo para el
diseño del Modelo del Profesional de la Licenciatura en Educación Preescolar.
Tesis de Maestría, Ciudad de La Habana.
63. FRANCO GARCÍA, OLGA. (1999): Formación del Personal Docente de la
Educación Preescolar Cubana .Material mecanografiado.
64. GARCÍA
BATISTA,
GILBERTO
Y
COAUTORES.
(2004):
Temas
de
Introducción a la Formación Pedagógica. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad
de La Habana. GARCÍA GALLO, G. JORGE (1974): Bosquejo General de la
Educación en Cuba. MINED.
65. GARCÍA GALLÓ, G. JORGE (1964): La formación emergente de maestros
primarios. En Revista Educación # 3 enero-febrero .MINED-SNTEC.
66. GARCÍA GALLÓ, G. JORGE. (1978): Elementos de Filosofía Marxista. Editorial
Gente Nueva Ciudad de La Habana.
67. GARCÍA
GONZÁLEZ,
ISABEL.
(2005):
Contribución
del
Movimiento
Educacional de la escuela privada de primera y segunda enseñanzas en el
132
periodo de 1790 a 1868 al desarrollo de la teoría y la práctica pedagógica
cubana. Tesis de doctorado. ISP EJ Varona. Ciudad de La Habana.
68. GLEZER DE CASTEL, IDA. (1954): La Enseñanza en el grado preprimario.
Universidad de la Habana, La Habana Cuba.
69. GODOY CARBONELL GILMA. (1975): Organización de la Vida de los niños en
el Círculo Infantil. En Revista Simientes año XIII 7N0. 4 Pág. 11 La Habana.
70. GÓMEZ GUTIÉRREZ LUÍS. (1998): Conferencia V Encuentro Mundial de
Educación Especial y Simposio Internacional de Educación Inicial y Preescolar.
71. GURMAN, V.E. y KOROLEF F.F. (1978): Fundamentos generales de la
pedagogía. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana.
72. GONZÁLEZ ROLO ESTHER. (1999): Estudio de las Instituciones e Ideas
Educativas que han existido en la Educación Preescolar en Cuba desde 1959
al 1995.
Trabajo de Curso. ISP EJ Varona. La Habana.
73. GONZÁLEZ, ANA M. Y REINOSO, CARMEN. (2002): Nociones de Sociología
y
Pedagogía. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana.
74. GRIJALBO (1998): Gran diccionario enciclopédico ilustrado .Editorial Grijalbo
Mandadori S.A. Barcelona.
75. GUADARRAMA G, PABLO. (1996): ¿Qué historia de la filosofía se necesita en
América Latina? En Revista Temas No 7 jul-sep p114 .La Habana.
76. Hart, Armando. (1960): Mensaje Educacional al Pueblo de Cuba. La Habana.
77. HERNÁNDEZ SOCARRÁS, X. (2001): Diseño general del componente
investigativo de la carrera Licenciatura en Educación Preescolar
del ISP
“Enrique José Varona”, Tesis de Maestría, Ciudad de La Habana.
78. HERNÁNDEZ, X; ISABEL RÍOS. (2002): Una Didáctica para dirigir la educación
del niño preescolar. V Encuentro Internacional de Educación Inicial y
Preescolar. Curso Pre-encuentro. CELEP, Ciudad de La Habana.
79. INSTITUTO DE LA INFANCIA (1973): Reglamento del Instituto de la Infancia.
MM. FMC. Cuba.
133
80. INSTITUTO DE LA INFANCIA (1976): Plan de actividades educativas para el
círculo infantil. Tomo 1 y 2. Instituto cubano del libro. La Habana.
81. INSTITUTO DE LA INFANCIA (1977): La Organización del Proceso Docente
Educativo en el Círculo Infantil I y II Parte. Material Mimeografiado. La Habana.
82. INSTITUTO DE LA INFANCIA.(1978): Temas de Alimentación. Editorial Pueblo
y Educación. Ciudad de La Habana.
83. KOLESNIKOV, NIKOLAI. (1983): Cuba: Educación Popular y Preparación e los
Cuadros Nacionales 1959 - 1982. : Editorial Progreso. Moscú.
84. KOPNIN, P.V. (1983): Lógica dialéctica. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad
de La Habana.
85. KONSTANTINOV, F. (1976): Fundamentos de la filosofía Marxista Leninista.
Parte I: Materialismo dialéctico. Editorial Ciencias Sociales, La Habana.
86. KRUPSKAIA, N.K.1979: Acerca de la Educación Preescolar. Editorial Pueblo y
Educación, La Habana.
87. LEGASPI DE ARISMENDI, ALCIRA. (1965): Pedagogía y Marxismo. Editorial
Nacional de Cuba. La Habana.
88. LEGASPI DE ARISMENDI, ALCIRA (1999): Pedagogía Preescolar. Editorial
Pueblo y
Educación, Ciudad de La Habana.
89. LENIN, V I. (1963): Bajo una bandera ajena. . Obras Completas Tomo XXl.
Editora Política. La Habana.
90. LENIN, V I. (1964): Hegel “Ciencia de la Lógica”. Sección lll La idea. Obras
Completas Tomo 38. Editora Política. La Habana.
91. LOGUINOVA, V. I. y P. G. SAMORUKOVA (1990): Pedagogía Preescolar.
Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana.
92. LÓPEZ HURTADO, J. Y SIVERIO GÓMEZ, A. M (1996): El diagnóstico: un
instrumento de trabajo pedagógico de preescolar a escolar. Editorial Pueblo y
Educación, Ciudad de La Habana,
93. LÓPEZ HURTADO, JOSEFINA Y OTROS. (1996): El carácter científico de la
pedagogía. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana.
94. LÓPEZ HURTADO, JOSEFINA Y OTROS (1998): Marco conceptual para la
elaboración de una teoría pedagógica. ICCP, Cuba.
134
95. LÓPEZ HURTADO, JOSEFINA Y SIVERIO, ANA M. (2005): El proceso
docente educativo
para el desarrollo integral de la primera infancia. UNICEF-
CELEP. La Habana.
96. LÓPEZ HURTADO, JOSEFINA. (2001): Un nuevo concepto de educación
infantil. Editorial Pueblo y Educación. La Habana.
97. LÓPEZ HURTADO, JOSEFINA (2005): Instrumento para evaluar la calidad de
la Educación Preescolar Cubana. Ciudad de La Habana.
98. MARCHANTE DE LA CUESTA, ELSA. (1980): Fundamentos de la necesidad
de la Educación de los niños desde los primeros años de vida. En Revista
Simientes, Año XVIII. N0. 4. La Habana.
99. MARTÍ PÉREZ, JOSÉ. (1962): Ideario pedagógico. Imprenta Nacional de Cuba,
La Habana.
100.MARTÍNEZ CARRANZA, MERCEDES y RODRÍGUEZ, V. (1998): La
educación preescolar en Cuba. Características de los planes educativos de la
Educación Preescolar en Cuba, en la etapa 1959 – 1995. ISP. EJ Varona.
Trabajo de Diploma, La Habana.
101.MARTÍNEZ MENDOZA, FRANKLIN (1986): La atención y Formación de los
Niños en los Círculos Infantiles en la Revolución. En Revista Simientes No 3.
La Habana.
102.MARTÍNEZ MENDOZA, FRANKLIN (1998): Desarrollo curricular en la edad
preescolar.
Editorial CELEP. Ciudad de La Habana
103.MINED1976: Plan de Perfeccionamiento y Desarrollo del Sistema Nacional de
Educación de Cuba. La Habana
104.MINED (1977): Programa de Educación para los niños en el sexto año de
vida. Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana.
105.MINED. (1980) Res. Ministerial 577 / 80 Reglamento del Círculo Infantil. Cuba.
106.MINED, (1981): Resolución Ministerial 430/8 1 sobre el Plan Educativo de la
Educación Preescolar. Cuba.
107.MINED. (198I): Seminario nacional a dirigentes. Primera parte. Febrero 1981.
Ciudad de La Habana.
135
108.MINED (1981): Programa de Educación de los niños de 1ro a 5to Año de
vida. Editorial Pueblo y Educación. Ciudad de La Habana.
109.MINED (1984): Resolución Ministerial 48 / 84 Organización e Ingresos a los
110.Hogares de Menores y los círculos infantiles mixtos. Cuba.
111.MINED. (1986): Resolución Conjunta MINED – MINSAP: Reglamento de
Salud de los Círculos Infantiles. Cuba.
112.MINED (1993): Resolución Ministerial 80 / 93 para el Trabajo Metodológico de
la Educación Preescolar Curso 1993 - 94. Cuba.
113.MINED. (1993): Resolución Ministerial 80/93 sobre los componentes del
Subsistema de la Educación Preescolar.
114.MINED (1995): Entorno al Programa de Educación Preescolar .editorial
Pueblo y Educación. Ciudad Habana.
115.MINED. Programas de perfeccionamiento de 1º a 4º ciclos de la Educación
Preescolar. S/F, S/P. Editorial Pueblo Y Educación. Ciudad de La Habana.
116.MINED. (1996): Folletos de apoyo al manual del promotor, del 1 al 4. Editorial
Pueblo y Educación. , Ciudad de La Habana.
117.MINED. (1995): Manual del promotor. Cuba.
118.MINED. (1995): Resolución Ministerial 96/95 para el Trabajo Metodológico de
la Educación Preescolar Curso 95-96.Cuba.
119.MINED. (1996): Resolución Ministerial 60 / 96 para el Trabajo Metodológico de
la Educación Preescolar Curso 1996- 97. Cuba.
120.MINED. (1998): Resolución Ministerial 95/98 Prioridades del MINED para la
Enseñanza Preescolar, Primaria y Especial Curso1998 -1999. Cuba.
121.MINED. (2000): Informe para el análisis de la situación de la niñez, la
adolescencia, la mujer y la familia en Cuba.
122.MIRANDA, CONSUELO (1964): Organización del Plan Educativo de párvulos
y parvulitos. En Revista Simientes año ll N0. 1 La Habana.
123.MURSULI, ALINA M. (1991): A 30 años como el primer día. Pág. 10-12. En
Revista Simientes.
Año XXIX. N0. 1, Enero Abril. La Habana.
124.------------------------- 1991. Tres fundadoras destacadas. Págs. 19-20. En
Revista Simientes. Año XXIX
. N0. 1, Enero Abril. La Habana.
136
125.------------------------ A 30 años de Simiente. En Revista Simiente Pág2. Año
XXXN0.1, La
Habana Enero-Abril 1992.
126.NASSEF, RICARDO. (1981) Tendencias pedagógicas en América Latina.
Buenos Aires.
127.OCÉANO (1999): Diccionario Enciclopédico Color. Grupo Editorial Océano.
Barcelona.
128.OJEDA DEL VALLE, M.(1999): Infancia y Salud, II Encuentro Internacional de
Educación Inicial y Preescolar. Curso Pre-encuentro. CELEP, Ciudad de La
Habana.
129.PCC (1975): Tesis y Resoluciones Primer Congreso PCC. Editorial Ciencias
Sociales. Ciudad Habana.
130.PCC (1976): Constitución de la República. Editado por Dpto. de Orientación
Revolucionaria del Comité Central del PCC. La Habana.
131.PCC. (1980): Informe Central al II Congreso del partido Comunista de Cuba.
Editora Política. La Habana.
132.PCC. (1981): Resoluciones aprobadas en el II Congreso PCC Editora Política
.La Habana.
133.PENCBAUSKY DE BOSH LYDIA. Las Teorías educativas en el nivel inicial.
Argentina:
Editorial Persol. Fotocopia.
134.PERALTA E. MARÍA VICTORIA (1998): EL DESARROLLO DE UNA
PEDAGOGÍA DE LAS oportunidades parvularia latinoamericana en el ámbito
de los desafíos del siglo 21- Santiago Chile Documento de estudio No2 Abril
de 1998
135.PERALTA E. MARÍA VICTORIA (1998): Avances y desafíos de la educación
inicial en América Latina en las perspectivas del siglo 21
Conferencia
presentada en el 2do Congreso mundial de Educación Especial, La Habana
Cuba del 15 al 20 de Junio de 1998.
136.PÉREZ CRUZ, F. (2000): La alfabetización: Un movimiento educacional de
masas en la construcción y triunfo de la alternativa Socialista Cubana. Tesis
doctorado. Ciudad de La Habana.
137
137.POPOWKI, P. (1999): La mujer en el desarrollo económico y social cubano.
En Análisis de Coyuntura No 11.Centro de Estudio de la mujer. FMC. Cuba.
138.RAMÍREZ, EDGAR. (2002): Historia de las ideas y mentalidades educativas
contemporáneas en Colombia. Tesis de doctorado. Bogotá.
139.REDACCIÓN PERIÓDICO GRANMA. (1998): La Educación: Las venas de
nuestra cultura. En Periódico Granma .Editorial 17junio 1998, Pág. 3.Cuba.
140.SÁNCHEZ -TOLEDO, MARÍA ELENA. (2004): Acerca de las tendencias, las
corrientes y los enfoques del pensamiento educacional contemporáneo. En
Revista Varona No 39. ISP E. J. Varona. Ciudad de la Habana
141.SEGURA SUÁREZ, MARÍA E.(2003):Tendencias del desarrollo de la
enseñanza de la Psicología en Cuba desde el siglo XVlll hasta el triunfo de la
Revolución en 1959.Tesis de doctorado. ISP EJ Varona. La Habana.
142.SERRA, CLEMENTINA. 1969. Conferencia ofrecida a los cuadros del Partido
y a la prensa.
En el Militante Comunista. Suplemento 12 de Julio La Habana.
143.SERRA, CLEMENTINA. 1985. Las primeras. En Revista Mujeres # 3 La
Habana.
144.SIVERIO, ANA M; Y OTROS (1988): Investigaciones psicológicas y
pedagógicas acerca del niño preescolar .Editorial Pueblo y Educación. La
Habana.
145.SIVERIO, ANA M; y coautores , 1995. Estudio sobre las particularidades del
desarrollo del niño preescolar cubano Editorial Pueblo y Educación .Ciudad de
la Habana, Cuba
146.UNICEF: Convención sobre los Derechos del Niño. Convención sobre la
Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Contra la Mujer.
147.UNESCO. (1999): El desarrollo del niño en la primera infancia: echar los
cimientos del aprendizaje. Informe temático, UNESCO, Sector de Educación.
148.UNICEF- CELEP (1992): Folletos del Programa Educa a tu hijo del 1 al 9.
149.UNICEF-UNESCO. (2003) Reseña del primer taller internacional de educación
inicial y preescolar. La educación del niño y la niña de cero a seis años en la
familia y
la comunidad. La Habana. Cuba.
138
150.VALERA, ORLANDO (2000): Las tendencias pedagógicas contemporáneas.
Fundamentos para su debate epistemológico. En Revista El educador
grancolombiano no. 2. Universidad de Gran Colombia. Bogotá.
151.VALERA, ORLANDO. 2003. Las corrientes de la psicología contemporánea.
Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de la Habana.
152.VARONA, ENRIQUE JOSÉ, 1992Trabajos sobre educación y enseñanza.
Editorial Pueblo y Educación, Ciudad de La Habana.
139
SÍNTESIS CURRICULAR.
NOMBRE Zoraida Benavides Perera
CI: 55020912418
DIRECCIÓN: Nápoles Fajardo·#13 / Heredia y Menocal. Párraga. A. Naranjo.
CARRERA: Lic en Educación en Español-Literatura 1980.
ESPECIALIZACIÓN: Pedagogía- Psicología 1985.
MAESTRÍA: En Educación Preescolar.
CATEGORÍA DOCENTE: Auxiliar.
EXPERIENCIA PROFESIONAL.
28 años en la Enseñanza Superior, en la formación de maestros para la Educación Primaria y
Preescolar. Labora en el ISP “Enrique J. Varona”, Facultad Educación Infantil, Carrera de
Educación Preescolar.
2006- 2002 Facultad Educación Infantil, Carrera de Educación Preescolar. Impartiendo
Pedagogía, Pedagogía preescolar, Historia de la Educación, Investigación Pedagógica, Taller de
tesis. Profesora principal de Historia de la educación y Fundamentos filosóficos, sociológicos y
pedagógicos de la educación. Jefa de la sesión científica dptal. Jefa de Dpto. en sustitución.
Participación en orientación de adjuntos, EMC, Inspecciones, superación a metodólogos,
directoras de círculos infantiles y promotoras del Programa Educa a tu hijo.
Colaboración científica en el Proyecto MECEOAX, Oaxaca, México 2003, 2004, 2005.
2002- 2001 Profesora en Curso de Formación de maestros emergentes en Melena del Sur en las
asignaturas Elementos de pedagogía, psicología y didáctica.
2001- 1990 Facultad de Educación Infantil “Presidente Allende”. Dpto preescolar. Desarrolló las
asignaturas Pedagogía, Pedagogía preescolar, Historia de la Educación, Educador y sociedad,
educación no Formal, Teoría de la enseñanza, Teoría de la Educación. Jefa de colectivo de
asignatura y de colectivo de año. Impartió docencia en las filiales de Güira de Melena, Güines,
Ceiba del Agua.
1996 – 1994 Jefa de Dpto. de preescolar.
2000- 1999 Responsable del CPT en la carrera de preescolar Y Jefa de la Disciplina Formación
para la Actividad Pedagógica.
1990 – 1988. Facultad de Pedagogía, Dpto. de preescolar. Asignaturas desarrolladas
Teoría de la enseñanza, Teoría de la Educación. Pedagogía preescolar, Historia de la Pedagogía.
. Jefa de colectivos de estas asignaturas.
1988 – 1978 Filial pedagógica “Carlos Manuel de Céspedes”. Isla de la Juventud. Dpto de
Educación Primaria Preescolar y Especial. Desarrollo las asignaturas Didáctica, Pedagogía
general, Teoría de la Educación. Pedagogía preescolar, Historia de la Pedagogía, Investigación
pedagógica y Elementos de Pedagogía Preescolar y Especial.
1988 - 1982 Jefa de Dpto de Educación Primaria, Preescolar y Especial.
ESTUDIOS DE POST GRADO
1985-1986 Especialización en Pedagogía Psicología. Facultad de Superación ISP
Enrique J. Varona.
1996-1999 Maestría en Educación Preescolar IPLAC- CELEP.
140
CURSOS DE POSTGRADO RECIBIDOS
Dirección Científica de la Educación.
Didactica de la Educación Superior.
Pedagogía de los CES.
Metodología de la Investigación.
Filosofía Marxista-Leninista.
Diseño Curricular.
Dirección del Trabajo Educativo.
Educación del niño en Edad Temprana y Preescolar.
Educación por Vías Formales y no Formales.
Tendencias de la Educación Contemporánea.
Sociología de la Educación.
Problemas Sociales de la Ciencias.
Metodología para la Educación Preescolar.
Psicología General y de las Edades.
Pedagogía General y Preescolar.
POSTGRADOS IMPARTIDOS
Pedagogía de los CES.
Didáctica General.
Pedagogía Preescolar (nacional e internacional).
Educación en Valores.
Tendencias de la Pedagogía Preescolar.
Diplomado en Educación Inicial y Preescolar.
Maestría en Educación (módulo 1).
PUBLICACIONES
La Obra Educacional de la Revolución Cubana de 1959 a 1961, autor Buenavilla, R y otros
(proceso de edición) 2002
Criterios para una Periodización de la Educación Preescolar de la Revolución, Revista Órbita
Científica, Publicación en soporte magnético del ISP E. Varona.
Trayectoria de la Educación Preescolar Cubana de 1959 a 1995. CD, carrera de Lic. Educación
Preescolar, primera versión.
Programas de la Disciplina Formación para Actividad Pedagógica (preescolar)
EVENTOS EN QUE HA PARTICIPADO
ll Taller Internacional de Educación Inicial y Preescolar( 2006)
Evento de base para Pedagogía 2007.(2006)
Evento Provincial de Pedagogía 2005(2004).
l Taller Internacional de Educación Inicial y Preescolar( 2004).
Congreso Sindical de Educación (Oaxaca, México 2003).
Pedagogía 2001(provincial e internacional).
Evento Científico 40 Aniversario de los Círculos Infantiles (provincial 2001).
Reuniones Científicas de Profesores, Jornadas Científicas y Talleres del ISP Varona.
DISTINCIONES
Distinción por la Educación Cubana.
Premio Anual del Ministro. ( 2000).
Medalla “José Tey” (2006)
141
ANEXOS
142
RELACIÓN DE ANEXOS
ANEXO 1 Entrevista a dirigentes e investigadores de la Educación
Preescolar.
ANEXO 2 Entrevista a educadores y profesores de la Educación Preescolar.
ANEXO 3 Sistematización de las ideas sobre la educación del niño
preescolar en cada una de las etapas.
ANEXO 4 Ideas relacionadas con la organización de la Educación Preescolar
a través de las etapas
.
ANEXO 5 Fines y objetivos de la Educación Preescolar en 1981.
ANEXO 6 Plan educativo para el kindergarten en 1959.
ANEXO 7 Plan educativo del grado preprimario en 1959.
ANEXO 8 Plan educativo para la Educación Preescolar (Programa de
Perfeccionamiento década de 1990).
ANEXO 9 Ideas relacionadas con el cuidado y preservación de la salud del
niño preescolar a través de las etapas.
ANEXO 10 Ideas relacionadas con la educación integral del niño a través de
las etapas.
ANEXO 11 Ideas relacionadas con la preparación del niño para la escuela a
través de las etapas.
ANEXO 12 Ideas relacionadas con la conformación del personal que labora en
la Educación Preescolar a través de las etapas
.
ANEXO 13 Ideas relacionadas con la dirección del proceso educativo a través
de las etapas.
143
ANEXO 14 Ideas relacionadas con el papel de la familia en la educación del
niño a través de las etapas.
ANEXO 15 Ideas relacionadas con el papel de la comunidad en la educación
del niño a través de las etapas.
ANEXO: 1
ENTREVISTA A DIRIGENTES E INVESTIGADORES DE LA EDUCACIÓN
PREESCOLAR.
Compañeras(os) que laboran o investigan en la Educación Preescolar me dirijo a
ustedes para solicitar su colaboración para la recogida de información relacionada con
los cambios que se han operado en este subsistema que me permita determinar las
ideas sobre la atención y educación del niño de 0 a 6 años, que han primado en Cuba
después del triunfo de la Revolución. De antemano muchas gracias.
1.-Para usted cuáles son los cambios más significativos que se han operado en la
Educación Preescolar cubana relacionados con la atención y educación del niño y la
niña desde el triunfo de la Revolución hasta el año 2000.
2.-De esos cambios:
A.- ¿Cuáles han respondido a necesidades de la política educacional sin que lo
precediera una investigación?
B.- ¿Cuáles se han realizado paralelamente a su investigación?
C.- ¿Cuáles se han producido como resultado de investigaciones?
3.-A partir de qué momento se empieza a investigar en la Educación preescolar de la
etapa de la Revolución.
4.-A su juicio cuáles son las investigaciones qué más han contribuido a la elaboración
de una concepción cubana sobre la educación del niño y la niña de 0 a 6 años. Si le es
posible precise los autores fundamentales.
144
NOTA: En su respuesta puede integrar las preguntas que considere necesarias e
incluir otros juicios.
ANEXO: 2
GUÍA DE ENTREVISTA
Colegas de la Educación Preescolar, en estos momentos me encuentro enfrascada en
la importante tarea de analizar el desarrollo de la Educación preescolar de la etapa de
la Revolución y necesito su incondicional colaboración para revelar las particularidades
de la misma, por lo le pido de favor, dedique parte de su tiempo a responder las
siguientes interrogantes. Con antelación les doy las gracias.
Datos generales.
Nombre:
Ocupación actual:
Tiempo en educación:
En educación preescolar:
Año en que empezó a laboral en preescolar:
Funciones realizadas:
Formación recibida:
Nivel medio.
Nivel superior
Especialidad:
Formación científica:
Nivel de educación en que ha trabajado.Fecha
1.- ¿Qué orientaciones sobre la atención y educación del niño había?
2.- ¿Qué organismo o institución las emitía?
3.- ¿Cómo se trabajaba en la institución preescolar cuando comenzó?
4.- ¿Por dónde se guiaban para trabajar?
5.- ¿Qué aspectos del desarrollo del niño se trabajaban más? Precise si lo conoce a
qué concepción educativa respondía.
6.-Si ha habido cambios en cómo educar al niño: ¿cuáles son?
¿Desde cuándo?
.-Si puede enmarcarlos en etapas precise fecha.
145
7.- ¿Cuáles son los cambios más significativos que aparecen en los diferentes
programas de educación del niño con los que usted ha trabajado, con respecto al
anterior?
8.- ¿Considera que en la Educación preescolar de la etapa revolucionaria ha habido
variación en las ideas de cómo educar al niño? De ser afirmativa,
¿Cuáles?
9.-A su juicio hacia dónde se dirige el desarrollo futuro de la Educación Preescolar
cubana.
ANEXO 3
IDEAS EDUCATIVAS QUE SE MANIFIESTAN EN LAS DIFERENTES ETAPAS DE
1959 AL 2000.
ETAPA DE 1959-1971
Subetapa de 1959-1961.
- Ideas relacionadas con la organización de la
dirección centra de la
Enseñanza, las instituciones y los niños.
.Desaparición paulatina de las instituciones de la república noecolonial.
.Sustitución del preprimario por el grado preescolar.
.Los grupos se organizan con la nomenclatura tradicional: lactantes, parvulitos,
párvulos y preescolares).
.Reorganización de las creches.
Diversidad de organismos e instituciones
dirigen la educación del niño
preescolar.
- Ideas relacionadas con el cuidado de la preservación de la salud.
. Eliminar la concepción de centro de caridad en la atención del niño
. Alimentación adecuada para garantizar el desarrollo físico y mental de los niños.
. Atención médica asistencial.
. Realización adecuada de los procesos de satisfacción de las necesidades
básicas
en función de la formación de hábitos higiénicos.
-Ideas relacionadas con la educación del niño.
146
.Proporcionar cariño y un clima afectivo similar al hogar para el mejor desarrollo
físico y psíquico.
Educación integral del niño teniendo en cuenta las esferas intelectual,
física,
moral Y estética, aunque en la práctica se privilegia la educación intelectual y
moral (grado Preescolar).
Juego como actividad espontánea de los niños fundamentalmente, los juegos
de entretenimiento, movimiento y tradicionales. No se concibe el juego en su
contribución al desarrollo integral sólo en el grado preescolar cómo influencia de
la escuela activa.
.Realización de actividades educativas dirigidas, combinadas con actividades
libres,
con carácter asistemático.
La atención afectiva del niño está encaminada a proporcionarle cariño y
seguridad.
-Ideas relacionadas con la preparación del niño para la escuela (grado
preescolar)
Desarrollo de habilidades intelectuales, prácticas, motrices y coordinativas.
Relacionar la enseñanza con la educación.
Socialización del niño.
.Formación de la “disciplina escolar”.
Articulación del grado preescolar con el primer grado (no se logra en la práctica)
- Ideas relacionadas con la contribución de los diferentes agentes
educativos a la educación del niño.
Disposición del personal de las instituciones a atender a los niños. Sólo logran
organizar algunas actividades educativas por la falta de conocimientos técnicos.
Preparación de la maestra de preescolar para dirigir el proceso educativo de los
niños.
Aumento de las posibilidades de las familias de que les atiendan a sus hijos.
Apoyo al mantenimiento de las instituciones por la comunidad y los centros de
trabajo.
Sub etapa 1961-1971.
147
- Ideas relacionadas con la organización de la
dirección centra de la
Enseñanza, las instituciones y los niños.
. Creación de instituciones de nuevo tipo (círculos infantiles, hogares infantiles, casas
cunas, jardines de la infancia).
. Se mantiene el grado preescolar dentro de la Educación primaria.
. Desaparece el Instituto Nacional para párvulos y lactantes y se unifica con los círculos
infantiles.
. Se mantienen la organización de los niños en grupos tradicionales.
.Coexisten diversas instituciones y organismos dirigiendo y auspiciando la educación de
los niños preescolares. Surge la Dirección Nacional de Círculos Infantiles como una
secretaría de
la Federación de Mujeres Cubanas para la dirección de estas
instituciones.
Ideas relacionadas con el cuidado y preservación de la salud.
Atención priorizada a los procesos de satisfacción de necesidades básicas:
Nutrición adecuada según la edad para garantizar crecimiento y desarrollo adecuados.
Atención médica asistencial y preventiva.
Proceso de adaptación a la institución (jardín infantil) en contraposición con la
entrada directa (círculo infantil) del niño a la institución.
Atención médico social a los niños considerados “casos sociales.”
. Ideas relacionadas con la Educación Integral del niño
Proporcionar educación colectiva de nuevo tipo.
Necesidad de atención afectiva para el adecuado desarrollo psíquico del niño y su
incorporación a las diferentes tareas.
Educación integral del niño y estimulación psicológica en un ambiente natural y
libre.(jardín infantil) .
Atención de los niños con problemas de desventaja social (hogares infantiles).
Preparación del niño para su ingreso en la escuela.
Realización de las actividades educativas por ejes temáticos (vinculando música,
canciones expresión corporal, trabajo manual y narraciones de cuentos).
El desarrollo de sus capacidades (aspecto cognoscitivo);
actitudes (carácter) y hábitos.
148
Y el desarrollo de sus
Relación entre la labor educativa y la instructiva.
Ideas relacionadas con la contribución de los diferentes agentes educativos a la
educación del niño.
El personal técnico brinda una atención fundamentalmente asistencial y combina la
realización de actividades dirigidas y espontáneas por parte de los niños poca
preparación del personal docente.
La familia se beneficia de los servicios que brinda la institución y deja a esta toda la
responsabilidad en la educación de sus hijos, los padres reciben preparación sobre las
características de sus hijos y charlas educativas,
Se constituyen los comités de padres y federadas para organizar la contribución de
éstos a la reparación y mantenimiento de las instituciones.
La comunidad continúa participando en la construcción, reparación y mantenimiento de
las instituciones.
Se organizan los apadrinamientos de los centros de producción y servicios de la
comunidad a las instituciones infantiles.
El trabajo comunitario a través de las organizaciones de masas capta personal para que
trabajen en las instituciones preescolares y colaboren con la labor asistencial.
Existe coordinación entre la institución la familia y la comunidad para garantizar las
condiciones de vida adecuadas para los niños.
IDEAS SOBRE LA EDUCACIÓN DEL NIÑO DE 1971- 1981.
- Ideas relacionadas con la organización de la
dirección central de la
Enseñanza, las instituciones y los niños.
Unificación de las instituciones preescolares dirigidas por el Instituto de la Infancia,
excepto el grado preescolar que se mantiene en primaria, en colaboración directa con
todos los organismos que tienen que ver con la atención a estas edades.
Aumento de la cantidad de círculos infantiles para ampliar la cobertura de atención.
Las demás instituciones se integran a la concepción del círculo infantil.
Coexistencia de la organización tradicional de los grupos de niños con la organización
por año de vida que se experimenta.
149
Ideas relacionadas con la Educación integral del niño
Concepción integral del desarrollo de la personalidad del niño, sin programa oficial que
lo respalde.
Concepción educativa igual para todas las instituciones.
Se inicia la educación del niño sobre bases científicas.
.Realización de investigaciones sobre crecimiento y desarrollo, nutrición, desarrollo
intelectual, índice de desarrollo físico y mental del niño cubano.
Reconocimiento de la importancia del juego en el desarrollo integral del niño.
Horario fijo para realizar las actividades educativas en todo el país.
.Necesidad de conocer al grupo y a cada niño atendiendo a sus particularidades.
.Educación del niño cómo resultado de su interacción con el medio en que vive.
Educación centrada en el trabajo de la educadora.
.Demostración de todo tipo de actividad al niño
Ideas sobre preparación del niño para la escuela.
Se concibe el juego cómo actividad fundamental para el desarrollo del niño.
.Se privilegia el juego didáctico para la consolidación de conocimientos y desarrollo de
habilidades.
Se introducen en los ejes temáticos el conocimiento de la naturaleza y la vida
social para profundizar en los mismo.
Aplicación de un horario de vida en correspondencia con las particularidades físicas y
psíquicas de los niños de 5 a 6 años, para acercarlos más al niño preescolar que es.
Ideas sobre el papel de los agentes educativos que intervienen en la educación
del niño preescolar.
La institución tiene la responsabilidad de realizar la educación de los padres, destinada
a elevar
los conocimientos sobre las características de los niños y coordinar la
colaboración de los padres con la institución para la correcta educación de los niños, al
Igual que al resto de las personas de la comunidad.
Coordinación del trabajo de la institución, la familia y la comunidad para influir en la
educación de los niños a partir del conocimiento de las características del desarrollo de
estos.
150
IDEAS SOBRE LA EDUCACIÓN DEL NIÑO EN LA ETAPA DE 1981-1992.
Ideas relacionadas con la organización de la
dirección central de la
Enseñanza, las instituciones y los niños.
- La Educación Preescolar pasa al Ministerio de Educación como un subsistema del
sistema nacional de educación encargándose de la educación de los niños desde los
45días de nacidos hasta lo seis años; posteriormente desde los seis meses porque la
licencia de maternidad se extiende hasta ese periodo.
El grado preescolar pasa a ser atendido, metodológicamente, por la educación
preescolar.
-Los círculos infantiles se diversifican, creándose círculos infantiles y salones especiales
para la educación de niños con discapacidad (círculos especiales)
-La organización de los niños en grupos transita de grupo
tradicionales a la
organización por años de vida.
Ideas relacionadas con el cuidado y la preservación de la salud del niño.
- La atención médica pasa de asistencial y preventiva a proporcionar educación para la
salud de niños trabajadores y familias de la institución.
- Se establece el médico de la institución, primero labora algunas secciones, luego
permanentemente.
- Adecuación de los horarios de vida de la institución a las necesidades fisiológicas,
psicológicas y pedagógicas del niño.
-Se diversifica la formación de hábitos alimentarios para el consumo de alimentos no
ingeridos tradicionalmente.
-Reforzamiento de la formación de hábitos higiénicos culturales (hábitos de mesa, de
orden, de limpieza).
-Exigencia estricta del proceso de adaptación del niño a la institución y el cumplimiento
de sus principios (individualidad, paulatinidad y separación progresiva de la madre).
-Atención clínico educativa a los niños con desajustes emocionales por parte del
psicólogo; preparación del docente para realizar esta función, sin aislar al niño del
grupo.
Ideas relacionadas con la educación del niño.
151
-Fundamentación teórica de la educación integral del niño, se concibe el trabajo de
cada tarea de la educación integral, de manera fragmentada, para cada esfera del
desarrollo integral (físico, moral - laboral, intelectual y estético). Se insiste mucho en la
metodología para el aprendizaje y en el cumplimiento de la técnica por parte del niño.
- Puesta en práctica del programa educativo integral para los niños del 1ro al 5to años
de vida, donde se expresa claramente las tareas de la educación integral que se
organizan a través de procesos y actividades.
La atención afectiva sigue siendo prioritaria.
Rigurosidad en la formación de hábitos culturales (cortesía, de orden, de
autovalidismo).
-El proceso docente educativo se centra en el trabajo del docente en función del
cumplimiento del programa educativo, tal como se orienta.
-Se trabaja en la formación del niño conociendo las necesidades y particularidades de la
edad, no el desarrollo del niño en sí mismo.
Horario fijo para realizar las actividades educativas en todo el país.
La educación pondera la adquisición de vivencias y experiencias del niño en su relación
con el mundo de los objetos, la naturaleza y el mundo social, que le permita conocer el
mundo que los rodea, conocerse a sí mismo, relacionarse con los demás.
-Fundamentación
científica del juego y su organización a través de la actividad
independiente.
Ideas relacionadas con la preparación del niño para la escuela.
-En el grado preescolar las actividades pedagógicas requieren
mayor formalidad y
tiempo cómo premisas para la adaptación del niño a la futura clase de la escuela
(utilización de cuadernos de trabajo, libros, otros materiales gráficos para la solución
de las diferentes tareas).
-El juego desempeña un papel fundamental en la preparación del niño para la asunción
de los roles sociales, la formación de la responsabilidad individual y colectiva, el
establecimiento de relaciones con sus coetáneos y el trabajo colectivo. El juego forma
parte de la actividad independiente; pero hay poco tiempo en el horario para jugar.
-Lograr en todo el proceso la unidad entre lo afectivo y lo cognitivo, pero no hay
comprensión de la trascendencia de lo que implica esta relación.
152
-Utilización de diversas vías que permitan la relación de los niños con su futura maestra
y escuela, se hace de manera formal ya próximo al cambio.
-consolidación de las habilidades intelectuales básicas que se desarrollan en la etapa
preescolar
(observación,
identificación,
descripción,
comparación,
seriación
y
modelación).
Ideas relacionadas con el papel de los diferentes agentes educativos en la
educación del niño.
-La familia es continuadora del proceso educativo de la institución en el hogar.
Se exige al personal de la institución la dirección
estricta del proceso docente
educativo, lo que provoca que se concentren en el proceso y no en el desarrollo del
niño, asumiendo una posición formal y poco flexible en el cumplimiento de las tareas
educativas
-Exigencia de la preparación constante del personal directivo y docente para la
organización del proceso educativo de los niños.
- Papel indispensable del personal docente en la organización de las influencias
educativas que ejercen los diferentes agentes educativos sobre el niño.
-Los agentes comunitarios son colaboradores en el apoyo a las necesidades materiales
de las instituciones y se introducen en el papel de influir en el desarrollo integral de los
niños.
-Utilización de diversas vías de preparación de la familia para la educación de sus hijos.
-Supervisión, por el Mined, de las influencias que ejercen los medios de difusión
masiva, a través de los programas dedicados a la primera infancia.
IDEAS SOBRE LA EDUCACIÓN DEL NIÑO EN LA ETAPA DE 1992-2000.
- Ideas relacionadas con la organización de la
dirección central de la
Enseñanza, las instituciones y los niños.
El Subsistema de Educación Preescolar se erige como el único que atiende la
educación del niño desde su nacimiento hasta su ingreso a la escuela a través de sus
tres componentes: El círculo infantil y el grado preescolar, que funciona en el círculo
infantil y en las escuelas primarias, ambos por vía institucional y el tercero, la vía no
institucional, el Programa Educa a tu hijo
153
-El Subsistema de Educación Preescolar integra todas las alternativas de atención a la
infancia de cero a seis años existentes en el país.
Las instituciones son círculos infantiles de diferentes tipologías (externos, mixtos y
especiales)
-El grado preescolar que tenía doble subordinación (a primaria y a preescolar) pasa
definitivamente a la Educación Preescolar en 1993, además de adoptarse el Programa
de atención del grado preescolar para las zonas rurales intrincadas a través del
Programa Educa a tu hijo.
Se organiza la educación del niño en cuatro ciclos y estos por año de vida.
Ideas relacionadas con el cuidado y la preservación de la salud del niño
- La atención médica pasa de asistencial y preventiva a proporcionar educación para la
salud de niños trabajadores y familias de la institución. (promoción de salud)
-Atención por el médico de la familia y la enfermera de los niños que asisten al
Programa Educa a tu Hijo en la modalidad de 0-2 años.
-Los horarios de vida se organizan por la institución. de acuerdo a las necesidades
fisiológicas, psicológicas y pedagógicas del niño.
-Se intensifica la formación de hábitos alimentarios para el consumo de alimentos no
ingeridos tradicionalmente por la familia cubana, priorizando la nutrición del niño.
-La formación de hábitos higiénicos culturales ocupa un lugar importante en el proceso
educativo, toda actividad debe favorecer su formación.
-El proceso de adaptación se extiende al Programa Educa a tu Hijo. (Necesidad de
socialización del niño).
Ideas relacionadas con la educación del niño.
-Cambia el enfoque de las tareas que contribuyen a la educación integral; de la
realización de tareas fragmentadas para cada esfera de la educación integral pasa a
que toda tarea debe tener contribución directa al desarrollo al integral del niño.
-El proceso educativo transita de actividades centradas en el trabajo del docente a
actividades centradas en el desarrollo integral del niño.
-Coherencia en la formación del niño atendiendo a sus necesidades y particularidades
del desarrollo.
154
- El desarrollo integral se concibe cómo un proceso único que atraviesa diferentes
ciclos, en el que se van obteniendo logros parciales en función del cumplimiento de los
objetivos de la etapa preescolar.
-La flexibilidad del programa educativo del perfeccionamiento (finales 1990) admite la
introducción de nuevos contenidos que permiten la actualización constante y las
adecuaciones a las nuevas exigencias de la educación (la educación ambiental,
computación), así como a la s condiciones concretas en que ocurre el proceso
educativo.
-Se enfatiza en la ampliación de vivencias y experiencias del niño en su relación con el
mundo de los objetos, la naturaleza y el mundo social, que le permita conocer mejor el
mundo que los rodea, conocerse a sí mismo y relacionarse con los demás.
-Utilización del diagnóstico del niño como premisa de la organización del proceso
educativo en función de las potencialidades del educando.
-Organización del proceso educativo para la atención a la diversidad
-La atención afectiva se concibe cómo la piedra angular del desarrollo para garantizar la
disposición positiva del niño para las diferentes actividades y procesos.
-La educación integral del niño transita del trabajo educativo centrado en la institución
hacia el protagonismo de la familia para lograrlo.
Se privilegia el papel del juego en la creación de un ambiente lúdico para la realización
de todas las actividades y procesos.
-Continúa la fundamentación científica del juego y su organización para la mayor
contribución del este al desarrollo integral del niño.
-El juego de roles ocupa un lugar especial dentro del horario para enseñar a jugar al
niño.
Ideas relacionadas con la preparación del niño para la escuela.
-La preparación para la escuela se concibe cómo el resultado de todo el proceso
formativo de cero a seis años por cualquiera de las alternativas educativas que se
utilicen: institucionales o no institucional.
-En el grado preescolar las actividades pedagógicas requieren de mayor formalidad y
tiempo cómo premisas para la adaptación del niño a la futura clase en la escuela; pero
se insiste en el ambiente lúdico que debe prevalecer.
155
-Realización de tareas a través de la modelación que permita el tránsito del
pensamiento representativo al pensamiento esquemático, premisa del pensamiento
lógico.
-El juego desempeña un papel fundamental en la preparación del niño para la asunción
de los roles sociales, la formación de la responsabilidad individual y colectiva, el
establecimiento de relaciones con sus coetáneos, el trabajo colectivo y la consolidación
de los conocimientos adquiridos a través de todo el proceso educativo.
-Lograr en todo el proceso educativo la unidad entre lo afectivo y lo cognitivo.
-Aplicación del diagnóstico del grado preescolar como instrumento que mide el nivel de
desarrollo alcanzado por cada niño que le permita, a partir de éstos resultados, la
organización de la fase de aprestamiento del primer grado.
-Utilización de diversas vías que permitan la relación de los niños con su futura maestra
y escuela.
-Consolidación de las habilidades intelectuales básicas que se desarrollan en la etapa
preescolar
(observación,
identificación,
descripción,
comparación,
seriación
y
modelación).
Ideas relacionadas con el papel de los diferentes agentes educativos en la
educación del niño.
-La familia de continuadora del proceso educativo de la institución en el hogar, debe
convertirse en protagonista de la educación de sus hijos como potenciadora de su
desarrollo.
-El personal de la institución de una posición formal y poco flexible en el cumplimiento
de las tareas educativas centrada en la dirección del proceso cambia su proceder hacia
la organización de un proceso educativo más flexible en correspondencia con las
necesidades y particularidades del desarrollo de los niños y las condiciones en que
ocurre.
-Exigencia de preparación constante y elevación del
nivel profesional del personal
directivo y docente para la organización del proceso educativo de los niños.
- Papel indispensable del personal docente en la organización de las influencias
educativas que ejercen los diferentes agentes educativos sobre el niño.
156
-Los agentes comunitarios de colaboradores en el apoyo a necesidades materiales de
las instituciones se introducen en el papel de influir en el desarrollo integral de los
niños.
-Utilización de diversas vías de preparación de la familia para la educación de sus hijos.
-Consideración de la comunidad como el escenario en el que se proyectan todas las
influencias sobre el niño y a la institución el principal centro cultural para organizar las
influencias positivas sobre el niño.
-Fortalecimiento del trabajo de los medios de difusión masiva a través de los programas
dedicados a la primera infancia (Programa para la vida).
-Papel aglutinador del Programa Educa a tu hijo en la coordinación de los esfuerzos de
la familia y la comunidad en función de la educación de los niños.
-Importancia de la intersectorialidad en el trabajo con la institución, la familia y la
comunidad.
157
ANEXO 5
Objetivos Generales de la Educación Preescolar 1981.
-
Garantizar el desarrollo multilateral de los niños: físico moral,
intelectual y estético.
•
Lograr mediante la Educación Física, el fortalecimiento del organismo infantil,
la protección de la salud y la educación de los hábitos higiénicos- culturales.
•
Propiciar mediante una adecuada Educación Moral la formación de las
primeras
nociones
morales,
sentimientos,
hábitos
y
relaciones
que
determinan el desarrollo de los rasgos positivos de la personalidad comunista.
Asegurará un adecuado desarrollo emocional y la formación de sentimientos
positivos hacia el Círculo Infantil, educadoras, niños, padres y adultos en
general; sentimientos patrióticos, de solidaridad e internacionalistas; de amor
al trabajo y a los trabajadores; de reconocimiento de las cualidades morales
de los hombres de nuestra Patria por sus hazañas heroicas y por sus
realizaciones en la construcción del socialismo; sentimientos de colectivismo
y ayuda mutua.
Formará cualidades como la modestia, la veracidad, la
laboriosidad, la perseverancia, el poder de escuchar atentamente al que le
habla , de actuar de manera independiente y promover el afán de de conocer.
•
La Educación intelectual estará dirigida a desarrollar una adecuada
orientación en el mundo circundante y a propiciar el desarrollo de los
procesos cognoscitivos, hábitos, habilidades intelectuales que permitan a los
niños la asimilación consciente e independiente de las propiedades y
cualidades de los objetos y fenómenos, así como la comprensión de las
relaciones que entre ellos se establecen.
158
•
La Educación Estética estará
encaminada a desarrollar en los niños
sentimientos y gustos estéticos, las capacidades de apreciación artístico
culturales y de comprensión de lo ético en lo bello, tanto en la naturaleza,
como en el trabajo, en las relaciones sociales, en la actuación de las
personas o en el arte y a la realización de actividades dirigidas a estimular el
desarrollo de la creatividad en las distintas manifestaciones.
-
Desarrollar en los niños hábitos y habilidades indispensables a su futuro
aprendizaje escolar, para lograr la adecuada vertebración con la labor educativa
que prosigue, desarrolla y sistematiza la escuela.
Tomado del Programa de Educación del Círculo Infantil
De primero a quinto años de vida, 1981.
159
ANEXO 6
Plan educativo del kindergarten existente hasta 1959
Materias de kindergarten
Educación Física e higiene
Conocimientos de la naturaleza
Estudios sociales
Dibujo pintura y modelado
Trabajos manuales
Lenguaje
Preparación para la escritura
Preparación para la lectura
Preparación para la aritmética y literatura
Música
Educación Física e Higiene
El kindergarten se propone satisfacer el despliegue de actividades musculares propias
de los párvulos; dándole la oportunidad de actuar espontáneamente, moverse sin
precipitación evitando arranques violentos con verdadero equilibrio de los cuadros y
movimientos musculares.
La higiene que se practica debe tener un alcance que abarque, no solo lo relativo al
desenvolvimiento del niño, sino que trascienden en forma de hábitos deseables a la
comunidad.
Objetivos generales
•
Favorecer el desarrollo físico del niño de acuerdo con sus posibilidades.
160
•
Propiciar la adquisición de hábitos para el logro de una correcta posición del
cuerpo.
•
Dar a conocer el valor de las medidas de higiene para prever enfermedades y
crecer sanos y fuertes.
•
Conocer el valor del descanso y la recreación.
Algunas actividades de Educación Física
Primer ciclo de 4 a 5 años
Ejecutar marchas y juegos sencillos de acuerdo con las posibilidades del niño imitar el
vuelo de pájaros, mariposas, saltos de rana, trote de caballos.
Ejercicios de respiración.
Segundo ciclo de 5 a 6 años
Ejercicios de equilibrio, caminar en línea recta, elevando un objeto sobre la cabeza.
Juegos de imitación.
Danzas sencillas.
Algunas actividades de higiene.
Primer ciclo
Presentarse limpio: Cuerpo, ropa, calzado.
Lavarse las manos antes y después de las meriendas siempre que sea necesario.
Dramatizar actividades domésticas
Sentarse, caminar, correr y saltar correctamente.
Tomar agua suficiente.
Ingerir alimentos a su hora.
Segundo ciclo
Las actividades son las mismas intensificando su práctica diaria
Conocimiento de la naturaleza.
Objetivos generales
161
•
Dar a conocer al niño el mundo que lo rodea a través del contacto con la
naturaleza, desarrollando su espiritualidad de conversación e investigación.
•
Darle a conocer los elementos y fuerzas naturales.
Algunas actividades del primer ciclo
Cooperar en el cuidado de plantas de fácil cultivo.
Escuchar cuentos relacionados con animales plantas y flores.
Tomar parte en sencillas dramatizaciones relacionadas con la vida de los animales,
plantas y flores.
Juegos con arena
Segundo ciclo
Sembrar y cuidar plantas.
Conocer las características de animales comunes y cuidarlos.
Hacer observaciones sobre ciertos fenómenos metereológicos que pueden comprender
Estudios Sociales
En el kindergarten como toda la escolaridad tiene un principal sentido de normal
desenvolvimiento del niño en la sociedad en que vive y su fin principal es llegar a una
evolución determinante de progreso para servir así a la familia, la escuela y la
comunidad.
Objetivos Generales
•
Favorecer la adaptación del niño en el medio social.
•
Estimular la actividad en grupo.
•
Expresar ideas por medio del dibujo.
•
Inculcar el amor a la patria.
•
Inculcar el amor al trabajo.
•
Desarrollar hábitos de trabajo y juegos armónicos del grupo
Actividades del primer ciclo
Llegar al aula en hora.
Usar formas de cortesía.
162
Ayudar a ordenar el aula.
Observar los trabajos realizados.
Escuchar sugerencias de los compañeros.
Segundo ciclo
Investigar la distancia entre el hogar y el kindergarten.
Comentar la importancia de pasar al grado inmediato superior.
Visitar el aula de primer grado y conocer a la maestra.
Dibujo pintura y modelado
El niño en el kindergarten no solamente expresa sus pensamientos por medio del
lenguaje, él necesita expresarse también gráficamente por medio del dibujo, modelado
y otras manifestaciones.
Algunos objetivos generales
•
Desarrollar el poder de la observación.
•
Propiciar el desarrollo de la actividad creadora.
•
Desarrollar actividades manuales.
•
Rellenar figura con color.
Algunas actividades del primer ciclo.
Dibujar con lápiz negro, de colores, tizas en papeles grandes
Segundo ciclo
Trabajo de dibujo, pintura, modelado.
Trabajo con tizas de colores en papel mejorado y papel seco con tiza húmeda.
Trabajo manual.
Se realizan las actividades manuales no como ejercicio de habilidad sino como medio
para alcanzar un fin, con dificultades graduales que resuelta con los niños tengan
aplicaciones prácticas en el aula y fuera de ella; proporcionándoles a la vez el goce de
esfuerzos realizados dentro de sus posibilidades.
163
Algunos objetivos generales
•
Favorecer el espíritu de actividad creadora.
•
Favorecer el desarrollo sensorial y mental.
•
Estimular a los niños a vencer dificultades.
Algunas actividades del primer ciclo.
Rasgado libremente para la adquisición de destreza manual.
Rasgado de papel con más de un eje de simetría.
Corte libre.
Plegado libre.
Tejido.
Lenguaje
El kindergarten reconoce que en esta edad el niño se encuentra en un período de
evaluación en que comienza a desarrollar la función del lenguaje y que este dotará al
niño de un instrumento poderoso para entablar relaciones eficaces en el medio social.
Algunos objetivos generales
•
Favorecer una correcta pronunciación y enumeración.
•
Cultivar el poder de atención.
•
Desarrollar el gusto por la rima.
Algunas actividades primer ciclo
Observar láminas y hablar de las mismas.
Recitar espontáneamente.
Nombrar objetos del aula, juguetes y materiales.
Escuchar cuando la maestra y otro niño hablan.
Segundo ciclo
Decir correctamente el nombre de sus padres.
Expresar ideas de forma correcta.
164
Recitar rimas sencillas.
Narrar cuentos.
Preparación para la escritura
En el kindergarten solo tiene importancia desde el punto de vista de su preparación
para su aprendizaje futuro mediante variadas actividades manuales que facilitan las
coordinaciones musculares para el aprendizaje de la escritura. El niño que logra usar
correctamente el lápiz o creyón, tiza, estará preparado para vencer dificultades del
grado subsiguiente.
Algunos objetivos generales
•
Favorecer el desarrollo mental.
•
Desarrollar habilidad preparatoria de la escritura por medio de ejercicios y
juegos.
Algunas actividades del primer ciclo
Dibujo libre en cuaderno individual.
.
Dibujo libre en pizarrón.
Copiar sus nombres y apellidos.
Preparación para la lectura
El kindergarten reconoce que se facilita el aprendizaje de la lectura cuando el niño está
familiarizado con el vocabulario, que tenga interés por reconocer el contenido de los
libros en que está fijado su interés.
Algunos objetivos generales
•
Estimular a los niños a prestar atención.
•
Ampliar su interés.
•
Crear y favorecer el deseo de disfrutar de los libros inculcando hábitos de orden
y cuidado de los mismos.
165
Algunas actividades del primer ciclo.
Observar libros ilustrados.
Cuidar libros.
Realizar actividades que amplíen su vocabulario.
Segundo ciclo
Identificar objetos
Repetir una orden o recado.
Señalar igualdades y diferencias.
Identificar detalles en objetos y láminas.
Preparación para la aritmética y geometría
Algunos objetivos generales
•
Propiciar dificultades de modo que disfruten realizándolas.
•
Dar oportunidades a los niños para hacer cálculos sencillos.
•
Dar conocimientos de formas geométricas sencillas y aplicables a situaciones
prácticas de la vida.
Música
La música en el kindergarten atiende más que a la percepción de sus ejercicios, a que
el niño desenvuelva sus actividades de forma placentera al mismo tiempo le ofrece
facilidades para el desenvolvimiento de aptitudes musicales.
Algunos objetivos
•
Despertar el interés por la música.
•
Cultivar el desarrollo auditivo.
•
Estimular la preferencia con la buena música.
Repertorio de canciones
166
Saludos cordiales.
Despedida.
El hogar.
Lavar.
Las aves.
El arbolito.
Día de reyes.
Mi bandera.
167
ANEXO 7
Plan educativo del preprimario existente hasta 1959
NECESIDAD DE PREPRIMARIO
Este grado constituye un puente entre kindergarten y primer grado es el encargado de
preparar al niño para su ingreso en la escuela, pues al comenzar este a los seis años
venía la crisis de esta edad, a la cual no se le hallaba origen. A veces se le atribuye al
cambio brusco que se operaba en la vida del niño al transportarlo del medio familiar y
del kindergarten al ambiente extraño de la escuela, el preprimario es un grado para
niños de seis años.
ESTRUCTURA DEL PROGRAMA
El aprendizaje de la lectura: Sus fines y objetivos.
La escritura
El dibujo
Modelado
Trabajo Manual
Aritmética
Principios
La educación escolar debe
ser el
factor más poderoso del mejoramiento de la
humanidad.
En el grado preprimario, la educación propiamente dicha, debe prevalecer sobre la
instrucción, este último debe servir de instrumento para alcanzar los fines educativos de
este grado.
168
La educación del preprimario debe trazarse como fin más importante el de mejorar la
vida, porque tiene en sus manos la formación de la niñez, por tanto la educación bien
organizada con fines bien definidos mejorará la vida del hombre.
Metas que debe alcanzar:
Desarrollo de la memoria visual y de la percepción auditiva hasta el punto de vista que
pueda discriminar una letra de otra mediante el reconocimiento de sus caracteres
distintivos en el orden visual y que así mismo pueda discriminar el sonido con que
empieza cada palabra, por ejemplo: El niño debe llegar a reconocer que la letra A y D
(manuscritas) son dos letras diferentes, también debe aprender a discriminar las
palabras, por ejemplo: La palabra mamá es diferente de la palabra papá.
Objetivos generales.
-Enriquecer la experiencia de los niños.
-Desarrollar los hábitos de pensar, efectivos para poder usar ideas adquiridas y las
experiencias pasadas.
-Realizar trabajos en grupo para desarrollar los hábitos de tolerancia y ayuda mutua.
-Propiciar la realización de actividades recreativas y creadoras.
Materias.
-Educación moral y cívica: Relación con sus hermanos y relación entre varones y
hembras.
-Conocimiento de la naturaleza: Conocer las partes del cuerpo; afectación del tiempo a
los suelos y en ocasiones al trabajo de las personas.
-Lenguaje: Hablar con cierta soltura y claridad acerca de las cosas. Adquirir un amplio
vocabulario hablado que permita expresar experiencias e ideas.
-Escritura: Iniciar al niño en el uso del lápiz y la tiza, aprender a escribir números y
nombres. Crear las condiciones musculares para la buena escritura mediante ritmos,
dibujos, usando series de óvalos directos e inversos y series de líneas horizontales y
curvas.
-Dibujo: Sentir el gusto de manipular los materiales, usar indirectamente los lápices de
cerca y manejar libremente las tizas de color.
169
-Actividades manuales: Realizar rasgados, dibujar las figuras con eje de simetría.
Lograr habilidades en el recorte de figuras de contorno recto, curvas y siluetas.
-Aritmética: Formación de la idea del número mediante el conteo apoyado en la
situación según este orden: Contar objetos reales, representados en dibujos, contar
símbolos.
-Educación Física: Juegos de educación musical, formar una línea frente con cadena
de manos, juegos, cantos.
Organización del Programa.
El programa está organizado en unidades integradoras de las diferentes materias para
desarrollar todo el curso, con actividades y ejercicios sencillos, encaminados a
enriquecer y ampliar las experiencias diarias de los niños, en las que tengan
oportunidad de hablar, discutir y contar sus experiencias y aprender unos de otros.
Tomado del Programa del Preprimario
Elaborado por Hilda Glecer en 1954
Vigente en1959.
170
ANEXO 8
Objetivos generales de la Educación Preescolar del Programa de perfeccionamiento.
(Década de 1990 hasta la actualidad).
A la Educación Preescolar corresponden dos tareas fundamentales que constituyen la
base esencial sobre la que puede lograrse todo el posterior desarrollo del educando.
Estas tareas son:
1. Lograr en cada niño el máximo desarrollo de todas sus posibilidades
de acuerdo con las particularidades propias de la etapa.
2. Propiciar al niño la preparación necesaria para el aprendizaje escolar
exitoso.
Como resultado de estas tareas fundamentales deben lograrse los siguientes
objetivos generales de la educación preescolar.
A .Mostrar la formación de premisas del desarrollo socio –moral y afectivo
que se expresa en:
¾Poseer un estado emocional positivo que se manifiesta en sentir
alegría y satisfacción al realizar los distintos tipos de actividades
en el círculo infantil, sentir cariño y respeto hacia aquellos que le
cuidan y educan.
¾Conocer y manifestar respeto por su bandera y su himno, así
como reconocer y demostrar admiración y cariño por los héroes
más relevantes de la patria.
B. Lograr una conducta socialmente aceptable y la formación de
cualidades personales valiosas en correspondencia con la etapa, lo que
le permite:
¾Ajustar su comportamiento dentro de las posibilidades de la edad,
a las normas elementales de conducta esperables en el contexto
en que se le educa.
171
¾Manifestar satisfacción por compartir o relacionarse con sus
coetáneos, educadores y otros adultos.
C. Mostrar un desarrollo intelectual adecuado que se expresa en:
¾El dominio de los conocimientos en forma de representaciones
generalizadas acerca de los objetos, hechos, fenómenos más
simples de la naturaleza y la vida social de su entorno más
cercano.
¾Las habilidades para establecer relaciones sencillas entre los
hechos y los fenómenos que conoce.
¾El desarrollo de capacidades sensoriales mediante la realización
de acciones con los objetos, teniendo en cuenta sus propiedades
y cualidades.
D. Evidenciar el dominio práctico de su lengua materna al:
¾Utilizar un vocabulario amplio relacionado con los objetos del
mundo en que interactúan.
¾Pronunciar correctamente los sonidos del idioma.
¾Expresarse con claridad, fluidez y coherencia acerca de los
hechos y experiencias sencillas de la vida cotidiana y de las cosas
que aprende.
¾Sentir gusto y satisfacción al utilizar las distintas formas bellas del
lenguaje literario.
E. Manifestar el desarrollo de sentimientos y gustos estéticos al ser capaz de:
¾Reflejar de forma práctica y creadora las vivencias que más le
impresionaron.
¾Expresar sencillas relaciones al apreciar la belleza de la
naturaleza en la creación del hombre y su propio trabajo, así
como
las relaciones entre los niños y de estos con los mayores.
¾Escuchar con agrado distintos tipos de obras musicales.
F. Demostrar el desarrollo de sus habilidades y capacidades motrices al ser capaz de:
¾Lograr coordinación y flexibilidad en los movimientos, ejecutar
ejercicios combinados de equilibrio, así como regular y diferenciar
172
las distintas acciones motrices.
¾Ejecutar las acciones motrices logrando mayor independencia e
iniciar la valoración del resultado de estas acciones.
El plan de Educación Preescolar del perfeccionamiento queda estructurado en las
áreas de conocimiento y desarrollo y abarca los contenidos:
Desarrollo Social y Moral----------------------------Emociones y sentimientos
Cualidades morales
Relaciones interpersonales
Y normas de
comportamiento social
Hábitos culturales
Educación laboral
Motricidad------------------------------------------
Gimnasia Matutina
Educación Física
Conocimiento del Mundo--------------------------------Conocimiento del mundo
social
Conocimiento del mundo
Natural
Conocimiento del mundo
de los objetos sus
propiedades y relaciones
Nociones elementales de
Matemática
Relaciones Espaciales y
temporales
Educación sensorial
Lengua Materna -------------------------------- Vocabulario
Construcción Gramatical
Expresión oral
Análisis fónico
173
Preescritura
Literatura Infantil
Expresión Plástica-----------------------------------Dibujo, modelado
Trabajo manual
Música y Expresión Corporal.
Juego.
Frecuencia de actividades del plan educativo de perfeccionamiento
De acuerdo con los contenidos de de estas áreas se sugieren las siguientes frecuencias
aunque con la flexibilidad de los programas y el desarrollo de los niños estas pueden
variar.
Edad temprana 1- 3 años (2 frecuencias diarias)
4-5 años (4 frecuencias diarias)
6 años
(1 frecuencia se dedicará al juego)
Estas actividades se dedicarán a:
Primer año
5 actividades de lenguaje
5 actividades de sensoriomotriz
Segundo año
5 actividades de lenguaje
2 actividades de Educación Física
Tercer año
4 actividades de lenguaje
1 actividad de música
2 actividades de Educación Física
3 actividades de Conocimiento del mundo de los objetos
Se introduce gimnasia matutina
174
Cuarto año
5 actividades de juego
5 actividades de Lengua materna
3 actividades de Conocimiento del mundo de los objetos
2 actividades de música
2 actividades de Educación Plástica
2 actividades de Educación Física
1 actividad de Conocimiento del mundo natural o vida social
Quinto año
5 actividades de juegos
5 actividades de Lengua Materna
2 actividades de Conocimiento del mundo de los objetos
1 actividad de Conocimiento del mundo natural o vida social
2 actividades de Nociones elementales de Matemática
2 actividades de Educación Física
2 actividades de Educación Plástica
1 actividad de música
Sexto año
5 actividades de juego
5 actividades de Lengua Materna
2 actividades de Conocimiento del mundo de los objetos
2 actividades de Conocimiento del Mundo natural o vida social
2 actividades de Nociones elementales de Matemática
175
La duración de las actividades varía en dependencia del año de vida en cuestión
Primer año 25 minutos
Segundo año 5-7 minutos
Tercer año hasta 10 minutos
Cuarto año hasta 15 minutos
Quinto año hasta 20 minutos
Sexto año hasta 25 minutos
Tomado de En Torno al Programa de Educación Preescolar.
176
Descargar