HITLER QlílERE DESfBÜÍR LOS TRATADOS

advertisement
á'»--
ÍMÜ».
HERA
Afio XLVI.—Núm. 15.604
•IIIIIIIMIIimiHMIIHIimlllllHIIIIIIIIIIIIIMMIIIIWIII
sx
AdmÍiilsti>MÍ6ii, Mwt|HéMÍ»#Íft«lf i
14
ve mAIflIlV
mtmm^mtȎmim
X
aioiON DE ujicirc
i . |$
•WMJMW lliWIWIWIIÍlWIWWIWWIWWWIMIW^|IWiMWWÍI¿t<ÍyiWlrtli||| III IIÍW»#lMWM»ÍywBWIWMI» i|HiM^MÍÍMnMik
mMWtlMlllMMIIHMI«MMIMIIMMIIIIIIIIIÍlÍiÍl^tÉIIIIIM>«aiip<WMWM<llrt
itpMy*
HORAS D E C I S I V A S PAItA LA
bfil. MUNDd
HITLER QlílERE DESfBÜÍR LOS TRATADOS
PACTO DE UGARNO Y PROPONE ACUERDOS
PRHENDE DEJAR SIN
DE NO ACRESION A FRANCIA A BÉLGICA DURAITTE VEINTICINCO AíiOS
Añade que esté dismieslo acnieeTtar míi el paisIniiRée una ZOIH dedesmHilerizaM raiüpeca
BERLÍN 7 (10 m.)<--Para hoy ha convocado HHI«v
al Relchstag y ia convocatoria ha producidé gran
"tiíhrer" anula QI Paeto M Miin.y se considera
Impresión en todo el Mundo, ocasionando los núSi
encontrados comentarios. Se apunta que lo <|ite
hoy M de t o É ' W territorio
Hitler desea es dejar sin efecto el Pacto de UKUirnd
y remiiitarizar ia zona del Rhin.
Producen gran sensación en la Prensa
francesa las noticias procedentes
de BérÜn
rís» : «No es sólo el «dilctat;» dd Ver»
PAEIS t (12 m.)-—Las informaciones procedentes de Berlín provocan
«u la Plrensa profunda sensación.
,LOB periódicos carecen aún de detalles jt^reoiaos sobre la denuncia del
Trátocfó de liooarno y la remilitarizlt«ión del Rhin; pero se dice que el
gesto alemán, en el momento en que
ee espera una respuesta de Roma,
agrava más todavía su importancia.
El «Journal» pregunta: «Convencido de que nadie se moverá, {teiidr^
«1 Beion la intención, ,i4.;4|||MJteilpi«^
de Looarno, de declarar íM&pícadis
las cláusulas de desmilitarización del
Rhin y volveí a ocupar esta región?»
£1 «Matin» dice: «Este afio será
para Hitler el de la remilitarización
di- la orilla izquierda del Rhin.»
El mismo periódicp se. pregunta
ié grado alcanzará la reivindicación
emana. «Pero, de todos modos—dice—, la eituación es grave.»
Pertinax dice en «L'Echo de .Pa-
S
salles lo que déauaoj» Alemaiila; «•
también Üooáino, Ebreméhte ooiiséDtido.»
,
"• "
Hablando de Italia como gá>^j(ti^
del Tfatado de Locáril0, eí qiuino,
diario afiade: «Roma nos comaní^ el
domingo que si fuera aplicada la sanción del petróleo no deberlanlo* contar más con ella. En los cft^os
diplomáticos berlifleoea creen .q^y tA.
cfübrer» se ka tMgUttAo d« qwtí
tfa iáeoe ^|i..tei«flir d*. KftAMKí
otra parte,'comtrométtda ««l'imM,«a-i
pedición agotadora en África, lw\...
apenas es ya capaz d« uioa acoMa eq:
Europa.»
Mme. Tabous escribe en «L'Qeuvre»: «No hay nadie en Berlín^ qtte
no piense que lo que se preirnTá «»í|
una consoouencia del atnieirdo itáloalemán, y especialmente del ooiléído
entre los doa palsep spbni la otteatión
de Austria. »--I'¿bra.
BÉjtLIN r—m niiniatro del Aire. del Mundo ' indicaba que la Tierra
enétal Goering, abrió .la sesión del atráTCimba por una crisis después
leii^tág a las dóoO y dos minutos de la guerra como los que suelea
afligir a los hombres Coda mil años.
Huso uña descripción viva del esta. í>élpuél'de rendir homenaje a los
nézittniaiirtos desde la última sesión do áotítal: del rearme en el Mundo.
delftéichtitaet'i^cluytoiidoentre ellos (En todos partes—dijo—rugen loa'
iX tíael nazi éé Suiza Guftoloff, Hit- cafiones «h mgar de que toquen ^as
ler, üjÉipé*^ su. aispurso a laa doíoé y campanas de la pai.»
cine<>. £ } ' c«aéiller dedafó que «I
Be^iáiéndose a la Unión Soviético,
Eéiflbstaift M había convocado para EEitler dijo jque había levantado -in
dar' a los diputados una oportunidad antagonismo infranquet^le con lidos
de óit una aeoisración del Oobúmo, las nociones vecinas. Haciendo aluique, estoy seguro de ello, conside- sión al Pacto francosoviético, el canrarán ustedes' y tódi \fí ñaúión como oíUer alemán manifestó 9 ^ «4^ra oi^ns,
bol^tra^iiBción al Poeto de !>«$»»«:;>*.
• - ' ^ * " * - " ' ' ^ d<ti:;i*iieto ha <Hdig»>
S
LOS MEIMORANDUiMS PROPONEN
LA CREACIÓN DE UNA ZONA
DESMILITARIZADA RECIPROCA
BERLÍN 7 (12 m.). (Urgente.)—
Los memorándums que han sido ontragados a los diplomáticos acreditaNOUIIIIIHIIKII
dos en eaU oapital 4«ol«r«li l|U* 4(f-!
mania está dilpuMita a ««ftlllavar
eon Francia tfna aOM nsutriii di d*»"
militarizaolón raciprooai tan: fí^raildm.
como ambos paisa* dasaan>
Si Francia no desmilitariza remilItarMré^ ;
Alemania
noMmaoi
GATiai AS CATCH CAN HACIOIAL. p o r S A W A
Coa arraglo a les Tratadoi da Varaallas y Looarno, toda la orilla lz«
q«ior,dar dal Rhin dobe pormanoeor dasmilitarlzada en abséluto. Ni fuer<
tos «liiaréifromos nt avionfa ni fuarct mlütaifa. Sin «mbargo, dasda ia
llagaila da Mltfar at Podar, Alemania, bpio prátaxtos diversos, ha ins>
talaio 9S.aM hombrti, qu«>«ivM an euartélal y disponen do un armaÉiohto. pOHoato. En toda la zaiía prohibida se ha construido una serie
<|a ttrrailfts aprapia4os para «I atorrizaie eon hangar** aubterrántoa,
la tionlaa «lia raelanta de la avláolén. Lot antiguos fuoi'téo han sido
aniolidoas parean *«! lagar axiataiíi^a red ai^tratégioa da baluarta* an
larM y oanioiitrf, admtraeián da lo» téonloos militares, que ratitrplara
vantajoaaníaáia a pquéMoa. Al danunoiár ahora al Tratado da Loeamo,
Httiar riUtioa Una altuioióft da haeho, lo mismé (|ué enando rastablooió
•i aarniete miUtkf ol^llgátorio: ya. estaba oomplataihtpto an^pie lin Biirana da mJiMI hfmbras^: Ahora, oomaalempre, vatvará'd)» ni^ovo Hittar
%'hatfar proMaüw É PraHbia, diolando que éata as fil .ftltiaia aoporaoián*
ooeldantal. Pjaro no tardará fin plantear «j problaiil» do la restituoián
dí»'t«s tiVlvñiiSiy d.a exigir una llbartad,absoluta partt1is«lHi];«r sus planes
anal iftii-d*x>VNpa a^iitvadif ,lá Uoranlá sóviótlotf.'^v» moinentos áolaélM tan da «pa* grayadad |xa«p«Íonát i l tasoispno l« ha dispuesto e
(|«yM «« dvftrtAI a BUf ú^
oomo j^a oourriá con
MitS^IMt al \iítol«ndls»aiati»fii« Ha\tari a l|#«pa a lü «uerra art plazo
i « l qiM) aihtiva haei .bWréoan ite todo valor y no anga| » r i la'atftT^ffd dé Vráitoli « IntlMorra anta «ate
f«a'irkii «ii fttilalto praoidenta an laa raltoionas
intaniJMHIoiiaiMf
J
ika
tamsoít • itáit^gtobUi ni menos faiono>
HMíShí^^Maiifaéra tlQft 4f«aa so solamente son poco eácaoes, sino aue
constituyen un armo peligroso pora
la po».
Se • declara dispuesto o todos la»
sacrificios para garantizar la poz en
Europio pero siempre en oondidones
que doQ al pueblo alemán libertad a
igualdad de derechos. Déoiorá uno
vez más que quiere «nistod 30a
Francia; amistad que nunca ba de.
jado de ofrecerle ea sus disenrsos y
por vio diplomátitsa, pero que Francia ha contestado o ello ooQ la conclusión de un Pacto militar con lo Rusia Boviét|cf^^ Poeto que exdnsiv»ménlíe vo dingido «ontro Alémáttio,
oí igual ¡nvm Oheooslovaqttia, <)ti<t
también ha copoertodó un Poeto w
Rusia. I n visto de lo eonchisión dé
este Pacto/militar, Alemania eon*
sidero roto el Poeto de Locarno y
se reputa libre de los cláusulas dt»
mismo.
iEn medio del jábUo de todos 'os
resentes, el «führer» declaro (}ue el
tobierno del Seich se oóneldero dv4k
d". hoy duMo de todo' ra torritorio
y onulo el Pacto del Rhin, ootiveneido de que sólo esto medido ptilde
garantizor el equilibrio en EarópK
occidental.
Acto seguido declara:
Primero. El Gobierno del Reich «o,
declara diapuesto a entror inme<?i«ii!
tómente en negociaciones con FroAcia y Bélgica para vonoretor definitivamente sus reloóiones r^cíprooaa. .
Segundo. Se declaro de ontemofto'
dispuesto o ooeptor los proposición'!»
siempre que éstos seon basadoa 'in
la paridad e igualdad de dereeh Taparo Alemania.
Tercero. El Gobierno alemán pra-'
pone para garantizar la seguridad d»
os tronteros la firmo de un Poeto
le no oirvesión entre Alemonio, FronCÍO y Bélgica ñor veinticinco afios.'
Él Gobierno alemán deseo que Tngloterro e ttolio seon invitados o firmar estos eventuales Pactos de go-,
rant^%.
Cuarto. El Gobiernn alemán pro»
pone invitor o los Poíses Boios,
si^ñpre que éstos lo deneen, o ou»
participen en dichos Pactos.
,
Quinto. El Oobierno alemán pro-'
pone lo firmo de un Pacto aéreo coa
otros pi^fkes.
Sexto. El GFobierno alemán se ofra>'
ce pora oonclulis Pactos, como eLoon>
oertodo con Polonia, de no agresión,
con todos SUR vecinos, incluyendo 1^
Lituania, siempre que el Gobiem)
di dicho país gorontice el Ponto de
Memel.
Séptimo. Después de hofoer conseguido su soberonío sobre todo sv ta»
rrítorio y su iguaJdod de derecho», al
Gobierno alemán se declaro dl'nu*»'
g
BERLÍN 7 (12 M.). (Urgént*.)—
El Cuerpo ^iplomátioo acreditado fH
esta capital ha sido'infonRád»'^'
que Alemania militarizará la
nia.
Se ha informado' taniMán
mediodía saldrán Variof batallpufo
para Renania. También «alnlarma
que Aiaitianla tioH*. h intan^liÉ | i
concertar Pacto» do no agrfaiáa «|n
lo« Estadot ilmitrofas. Ú9\ lata y
Oeste.—United Press.
tJn ñomento interesante de la lucha celebrada el día {«'del
«nal "Bl Taraáá eapafiol'' bito fosfátina al "Tigre saaffieoto
-3Ha som*.MMimM^.Uiiíímí^o^o» vi
b aiP«n«9Í».A ai^iwldltf^ W » »K «¿le» qo* los demás»
extraM^ « H «oiMMWMittf. ItO: «iMMtto a la» »f<ifá(Hiies, el ««flor
Entrega de un documento a léé émlialado^
res de los países firmantes del Trstüdf^,
de Locarno
P A R Í S 7.—Comunican de Berlín
que los embajadores de Italia, Francia e Inglaterra y el encargado de
Negocios de Bélgica han ido esta
mafiana al ministerio de Negocios
Extranjeros del Reich, donde el barón VoD^ Neurath les ha enterado de
un documento que precisa la actual
situación de Alemania con respecto
al Tratado de Locarno y a laa cláusulas del Tratado de Versalles que
se refieren a la zona desmilitarizada.
A la misma hora fué entregada una
nota del Gobierno alemán en Roma,
París, Londres y Bruselas.—Fabra.
das, púT dura« que pudiesen •er»<
Con respecto tu pasillo polaco, Hl*-'
1er dijo: <Ei óiertamente de sentir que el oocesó dé Polonia al váax
pase por territorio aatiguoáaeát» alelAán: pero no serio razona>ble xiegaar
a Polonia este ocoeso al mor». ;
Refutó las olegoeiones reterentea
ai peligro del rearme alemán, al oii'
helo de poder de Alemanio,.a la feen^
denoia alemana, o lo ogresión, atA.,
diciendo que la cuestión olemaQo «a
de otro noturolezo. «Somos una na<
oión de población densa, o roaÓQ de
136 personas por kilómetro ouodrado.
mmBí
J
Descargar