ss - /Ä - Memoria de Madrid

advertisement
CL
s s -
/Ä ,
,/7
XAy
/.
a u
Z ^ y y u ? /c o
c __
1
Ayuntamiento de Madrid
/I
i
r^A .
'f*-rr-r
,!.
:^ r7 ¿ ./ f x
r
l -J l
/><■<•<■-
íí^->
Ayuntamiento de Madrid
N. 20.
Pag. I.
COMEDIA FAMOSA,
LA P R E S U M I D A
Y LA HERMOSA.
DE D O N F E R N A N D O DE Z A R A T E ,
HABLAN E N ELLA LA^ PERSONAS SIG UIENTES.
D o n J u a n , G a la n . *** D o n * Leonor , Dam<t.
*** D on O ^avio , vieja.
D o n D iego, G a l a n . J ^ * D oña Vidiante , D a m a.- 4 -*** Dos Alguaciles.
^ D o n G a s j j a r , G a l a n . ^ ^ ^ l e n a , Q raeiosa. , - h
#** U n Escribano.
D o n C arlos , G a la n J ^ M J n e s , Grtaciosa. -f~*** Criados. M úsica.
Chocolate t Gracioso. **» D o n F e d ro iP e ra lía ^ B a rl/a .^ * Acompañamiento.
J O R N A D J
PR IM E R A .
I
D on D ie¿o y D o n O S a v it.
l O S á v . ^ ^ R r a d a s á los Cielos d o y
de v e r o s , señor D o n D iego,
en N á p o le s , libre y a
del pesado cautiverio,
q u e en Africa habéis tenido.
D iego. Señor O flav io , confieso
q u e la libertad que gozo,
á vos , señor , os la debo.
Pasé d e Flándes á Italia,
llegué á B a rc e lo n a , i tiempo
que se partia una N ^v e
Flam enca al dichoso P u e rto
de' San Lúcar : etnbarquéme
con algunos pasageros:
y después d e haber pasado
el G olfo siempre soberbio
de L eón , ántes d e entrar
en el peligroso estrecho
de G ib r a l t a r , dos Corsarios '
( no sin daño ) nos rindieron,
y nos llevaron cautivos.
Y o os escribí d e Marruecos
mi desgracia ; pero vos,
J
com o tan gran Caballero,
,
enviaste mi rescate,
con tan prevenido ingenio,
que vino á lograr la vida,
segura de tanto riesgo,
su libertad deseada.
'p U a v . Y o cumplí cota lo que d eb o
á v u e n ra casa , pues fui
en H á n d e s de D o n Guillerm o
vuestro tio grande amigo.
Y a sa b é is, com o y o tengo ■
mi m ayorazgo en Sevilla,
mis h>irinanas y mis deu do s,
á ^u ien no conozco , pues
salí de allá m u y pequeño.
O íla v .Y qu ándo os qiiereis partir
para España? Z)íV^¿).Lo-primero ,
q u e d ebo hacer , pues fué voto
que hice en mi cautiverio,
es el ir á Santiago
de Galicia , con intento
d e no escribir .i mi casa
la desgracia , q u e me dieron
mis tra v e s e r a s , de. quiea —
A
tan
Ayuntamiento de Madrid
L a Presumida y la Hermosa.
f ^ n arrepentido vengo.
¡O Í!av.E\ ir á cum plir el voto,
GAoco!. C o m o no- soy cnnoctdo,
. su i
, estu
porq
á cierto amigo ei>cuni:e,
que h o y d e .Sevilla se fie;
fuera de ser un precepto
Juan.
y vengo , de lo que he oído,
tan juí'to , tne ha parecido
de I
admirado y con razón.
digna acción de vuestro pecho;
que
J u a n . Qíié te dixo? a c aba, di.
p e ro el dexar de escribir
de ]
C^oío/.-Quierqs que lo d ig ii J u a n . Sú
á vucístia casa no apruebo,
y ^
Choco!; Pues o y e con atención.
D ie^o N o quiero darles pesar
quai
D
o
ñ
a
Lecfnor
de
G
nzm
an,
con cantarles mis sucesos,
i
de
q u e a^í dicen que se llama
fuera del cuidado grande,
que
i a que preten'des , es Dama,
q u e tendrán to d o este tiempo,
ChoLol
pero D am a sin G a la n .
que y o tardaré en llegar.
para
/
T
i e n e de renta segura,
OiTav. Pues entre tanto , D o n D iego,
que
p o r los dias de su c.ira,
que h a y cmbarcaci .i' segura
■ Chocoi
si el tiem po no io cobrara,
para España , mis afeílos
7
los
dos d u c a d o s .d e hermosura.
pagarán alguna parte
E s de ^ e j l i r esfefa;
de la obligación q ue'T S ' U ngo,
y a u n q ^ ^ ' y d'^vota , trata
'
vereis esta gran Ciudad, a
f e _^nCon
u
n
a
^
'
^
r
a
Btiata,
á quien ios antiguos dieron '
1
con
nunca ha admitido te ñ e r a .
nom bre de Aügusta , pues esS con D am a s de, gran nombre..-,
íi', . no '
la D.ima de! Universo.
uega p o r conversación,
P ; > j o . Siempre fué Ñ á p e le s R é y n a
b
pac
la d e ser con condicion,
de las C i u d a d e s , piie? vemos,
f Choco
i.qne lio han- de jugar al hom bre.
que no h a y en- toda E uropa,
S t
I
L lám anla la Presumid.’,
sitio mas hermoso y bello. - de
• y algunos la RcH-oltta;
Aunique no " e s -c a p a z 'm i casa
Ju^ní
tiene 'tanto de discrct.7,
de huésped tan noble , os ruegó,
que
c o m o de bien entendida.
q u e suplii lá 'voluntad,
Choco
■J T l a hablan , con razón,
como' cuerdo , mis defc£tos.
qu<
de que ha 'de tom ar estado,
X)i>¿o. Tenci^me tan obligado,
Juan
en Tibmbrándolc al velado,
q u e siempre d i r é , que os debo
noí
le da m rl du cbrazon.
<■ ia -vida. OHav. Ya están de ma?, .
Choco
T ie n e de d o te contados,
D o n D iego , les-cumplimientos.
Ju .in
p o r L-.ixa di-i te s ta in e n io ,'
D i ‘So N o .'on sino obligaciones
Choco
s o 'p e c h o que no te miento,
foizosas. 0 ¿?‘iv G uárd eo s'é ? C ie lo .:
po
sus quarenta mil duendos.
Ya
, v 'sÁUn D on J u a n y Chocolate,
jííD e s d e que mtirio su lia,
Gracioso , de Solaados.
he
que fué una santa muger,
caí
r?í«2.‘ D os horas ha que te espero. '
dice que M onja ha de ser,
sal
Choco!. Esas ha , que me he tardado.
y nunca liega este dia.
de
J u a n . Y vienes bien hiform;;doD o ñ a V io la n te su hcm i.n.i,
de la D am a por quien .muero?
■qíi
echa p o r otro camino;
Chocol. Señor , si te has de morir
y
pues con u n rostro divino,
á
d e no poderla alcanzar,
se precia de mas humana.
he
bien te puedes confesar.
t
I)Vle notable disgosto,
Ju a ju Q u é dices? Choco! Q u é he de decir? ■
'
qiiaiido la dicer> zelosa,
O cho dias ha , señor»
|
q'
que su hermana es mas hermosa,
sir
que d e F lánd es has llegado,
es loca d e lindo gusto.
y y a estás enam orado?
^ y
porqtJe ineior se crea
/ h^ ; í . N o tiene tiem p o «1 A m o r.
sa
Ayuntamiento de Madrid
D e D m Fernando, de Za¥atel\.
■ SH locura'síngular,
estuvo para olear,
po rque la llamaron fea.
Ju -in .
dices? C¿0£0/.Lo mejor falta
de decir , si , vive Dios,
que son hermanas las dos
de D o n D iego de Peralta
y Gitzman. J u a n .^ \
salió,
guando nosotros partimos
d e Barcelona , y supimos,
que e l M or(íÜ £ ctJlRÍÍ-ó?
(?/•£! m i í m o . ^ < í n ! í ^ ; l » l l Q « p a r o
para aliviar mi dolor,
que adoro á D o ñ a L e o n o r.
Chocol-Süfiox mío , habieinos claro:
ios dos estamos sin blanca,
y ^'cesumir , que podem os
ponernos h o y u n vesti(3 o,
^ m p r a r la media
comer y galantear,
y esto sin_ tener dinero,
' n o es posible.
Chocolate,
il
p a c i e n c i a p u e s no h a y rernedio.
Cíoco/. Paciencia ? C u e rp o d e Christo;
si nos estamos muriendo
d e ham bre todos los dias.
an. P o r mis servicios , sospecho,
que presto me harán m erced.
Choco!. Y hasta que llegue ese tiempo.
qué hemos d e c o m e r ?z.irazas?
«
Jii.JH.Piiss q u é arbitrio ó q u é remedio
n o s - p u e d e d a r la fortuna?
C ^ocol.^l que y o elegido tengo.
Jii.tn . Será com o t u y o , di.
Choiol. N o e s.m u y malo ;.estáme at«ntOy
porqu e im p oita á la maraña.
Y a sabes que está D on D iego,
hermano de estas se ñ o ra ',
cüuiivo ; d o y l e por muerto?
sabes también , que fué¡ á Fláiides
de sic-ttí .Tñfis , poco..ménof5
se crió e n . el Pais,
y que en veinte años no ha vuelto
á su casa ; que las dos
hermanas nunca le vieron,
' ’^lO'qiie q u j i ^ r i i n m uy niñis;,
q u e y o , señor , le parezco,
sino en el brio , en el talle,
y en el p o c o enteiidiaiientp>
1
que á mí nadie m e conoceen Sevilla ; que tenemos
noticia de su linage,
y de todos los sucesos,
q u e en Flándes le han sucedidi';
q u e nunca escribió á sus dubdos
«i á sus hermanas , p o r ser
loco , atrevido y soberbio:
sabes que esto es verdad?
yií4«.jSj;pro.'igue. Cíoí o/.Estáme atento:
el D o n D iego , no es hermano
d e D o ñ a L eo no r ? J u a n . Jís cierto.
Chocol.'üo d i c e s , que estás p r e n d id o
d e L e o n o r ? T a m b i é n es cierto.
Chocol.VwQi, se ñ o r, y o h;; d e fingirme^
q u e so y su herm sno D o n Diego,
que vengo ahora de Fláades.
J u a n .X dime , si viene luego
ia nueva que está cautivo,
n o se deshace el, enredo?
i
CÁof<?/.y d e aquí a llá ', señor miO)
no tendremos- el sustento
seguro ? P o d rá quitarnos
i
la gala , el vestido , el juego, <
el regalo y la comida,
el gusto ni el galanteo
to d o el po d e r del gran T u r c o ?
J u a n .Y si viniere D o n Diego?
C/iocel.Si viniere , claro está.
p . q u e tú no corres el riesgo,
sm o y o , porque es forzoso,
\ q u e te cases a m om ento
. -.con una de sus hermanas.
A rrojarse á 'T I l em peño,
como entrar en una casa
principa! , con nombre ageno,
. mas es locura , qi!e amnr.
CAoío/.Siempre los qoe son discretos,
atropellan imposibles.
J n a n .'^ o es Justo , con mal esem p lo ,
introducir un eng.iño
contra ei h on or de D o n D ie g o ,
Chocol.S\ ■ tú p T v t'ín ^ í'.‘CJf.irte
con Leon or , dime , qué duelo
no. saii.>.f,ice , siño?,
uii^ honrado criamiento-?
O tienes am or ó no: ■
si Itf tienes , . y a sabemos, ‘
que se traniitbrma el am ante ¿
CQ
Ayuntamiento de Madrid
4
Presumida y ¡a Hermosa.
f i a m n y distintos sugeros,
L ee Leon. Despues desacrifíf.ir mí amor
I p o r conseguir solamente
logro de sus desvelos,
tí ni á mí , claro está,
en esta C iu dad , es cie n o ,
n o nos conocen : pues qué
pu ed es tem er , «i y o quedo
p o r autor de aqueste engiiño?
J u a n . Y no supiste , qué deu do
tiene mas cercano ? Chocol.Sx,
su tio el señor D on Pedro
d e Peralta ; mas no vive
ellas , pero sospecho,
q u e vive en su misma casa.
Digo , que el eonstijo acepto,
.solo p o r ver á Leonor.
ChoLol. D iré , D o n Ju a n , q u e te debo
obligaciones de amigo;
q u e te traxe c o n inten to
d e que fueses mi cuñado;
q u e has de ir á la C o rte luego,
y que has de volver , sin dud a,
con un H ábito en los pechos:
q u é te parece ? J u a n . ^ 'i t so-io
tu agudo y sutil ingenio,
trazar pudiera , en abono
d e la pretcnsión que tengo^
arbitrio tan -acertado.
Chocol.'SX vestido q u e en T o le d o
te hiciste d e Capitan,
m e he d e vtsrir
A j’ude amor
ini amaroso pensamietiio. Vans-
Halen ú o ñ a Leonor ley-.m^Q un
D o ñ a V iolante , Inés y E U na i. riud.is.
L e e L e o n o i.'^ \ bien, aunque Dc>ñaLeo­
n o r tu hermana se oponga á nuestras
fn e z a s :;Q u é es esto , D o n a V iolante?'
buenas tus locuras van.
T^fo/.Es un papel de un Galan.
León. D e un Galan? Viol. Pasa adelante.
L e e L e o n .Y o “^ » ^ » 9^ ^ < Í 9 tu divina
hermosura,pues no solo « e s l a V é n u s
d e Andalucía.sitjo la deidad del o rbe:K o te caes m uerta , Viólame},
de lisonja tan odiosa ^
V;W. Si Dios me hizo-tan hermosa,
qu 4 l u d e liac«r i pasa xdelaiue..
en las aras de tu voluntad , inr corazon re n d id f,q u c ard eF énix y re.'ucita a lc a lo rd e tu celestial hermosura::D e infamia tan vergonzosa,
q u é dirás éntre lás'dos?
Vio/, Q u e d o y mil gracias á. Dios
d e que me hizo tan hermosa.
Xí’O«. Rasgo el papel : qué locura.*
h a y m a y o r atrevitaiciito !
tü t i e n ^ « f l j S j S ^ i e n t o ?
V io /.'^ q
tengo hermosura.
Q uem ar quisiera el papel
en el fuego de tu pecho.
TO'u/.Pobre p a p e l , qoe te haií hecho
pedazos p o r ser infiel!
Leon. Q ü e ur»a m uger principal
quiera á dh h om b re sin desden !•
V/o/. Pues ¿ quien itie quiere bien,
quieres que le quiera m alí
Leon Q u é es q uerer? V iv e n los Cielos»
que si algún hom bre intentara
q u e r e r m e , que le matara.
Vi0Í. Yo también , d á n d o m e zelos.
Leoii.l^i$ discretas , no rendimos
nuestro corázon p ru den te
á- ta tf íiviano accidente,
po rque con honra nacitnos,
EL Adonis mas fiel,
^ a unque mas am ante fuera
efe- sí mismo , se atreviera
á escribirme á mi un papel?'
Y o tan dócil-con dicion ?
o finezas amorosas?
Wo/. Siilémos ser las hermosas
m u y tiernas de corazón.
Leo». T il hermosa ? por indiscreta
te excuso esa necedad'.
"F/o/. Si niegas esa' verdad",
negarás q u e eres discreta.
Leon. A ií viniera mi- herm ano
„
d e F lánd es , para dom ar
tu- vanidad singtilar.
Vil?/. Si él viniera , caso es llano,
que me casara al m om ento.
Z ío « .C a s a r te quieres í ^ ^ . S e ñ o r a ,
en eso cst-amos ahora?
Leon. Pues no tienes un C o n v e n to ,
d o u d e estaremos la» d o j?
VioL
Ayuntamiento de Madrid
De Don Fernando de Zarate.
F^í‘o7. S í , L e o n o r , mejor seria
X ío « . N o - k á f en mi compañía?
V/o/. E n (Jándome esposo ,
>ios;
T e dio ese papel Elena?
D elan je de mi señora,
' u n Page le traxo- ahora.
J w j . P u e s CÍO te eausa 'pena?
para tu hermana me dí <5
' este papel D o n G aspar.
Saca un p a p e l , y se lo k a A Y iolante.
León. Para tn í? 7 w j . N o hay que dudar,
acábale de
Xíoií A ’go le
porqoé me
E le n a T u tio
rasgar.
he d e perdo nar,
llama discreta.
viene , señv>;a.
Sale D on P edro P e r a lta , B a r ’-a.
/ro.B-ien puedo coi«íÍMü»nuevjs:'
sobrinas, pedid- albricias
á vuestra justa obediencia'.
X ío«. D e q u é , señor?
/'írf'ro. V u e s t r o hermano
llegó ahora de Bruselasr
preguntaba á los vecinos
)or la casa ; pero apénas
e vi , quando el coriizoni
conoció Sü sangre mesmu,
V/í)/. V ie n e bueno?
P edro C om o un M a rte j
en fin , criado en U guerrar
U !i valiente Caj-itan
le acompaña ; mas y a llegan.
lo que te digo pasó.
Kw/. Pues t á mi papel íSwste,
e l tu y o quiero leer.
ZíOK. L uego llegas á creer,
que
para-iBÍ l F w /. Lindo chistei
É l Adonis mal fiel,
aunq ue mas am ante fuera
d e 5Í mismo , se atreviefa
á escribirme á“ mí OD-'p'apctT!''” '
Jesús ! ni p o r pensamiento.
Salen D on J u a n y Chocolate d ‘e SoldaXíOK.De pesar no estoy en mí.
afr.
dos como qiie vienen de ctimiiio.
Viol. E l tal papel dice así.
i!V
^ vanse Jnes y E 'en .i.
León. H a y tan ciego arrojam iento!;
l^ w jM .B iz a rr íu s cortesanas
X í í T^ío/.Laeloqüenciacon que exprimís
has d e a s a r . Choeol.'Ho seas c a n s a d ’o .
í
los divinos conceptos d e vuestro ja iG ra c ia s á D i o s , q u e h e llegaJcr
cLo', ha rendido el mejor espíritu, que
á v is ta d e d o s h e r m a n a s !
*1) la clase del tercer Planeta ha estU“
E a , a d i v in e c o n s t a n t e
diado,ó por mejor decir, se ha opuesto
vuestros n o m b res e f am o r;
á laC á tc d ra d e iin a sre n d id o Adonis:e s ta e s m i h c -n n a n a L e o n o r ,
Leon. Q u é lees ?-rasga , V io lan te,
y e s tu m i h c i m . m a V i o l . i n t e .
ese papel. F w / . N o es razon^
X f o / í . D e l a^lma y la v o lu n tá c l,
q u e alaba tu discíccion.
s o n e s t o s t i e r n o s a b r a z o s . A ráza nle.
Xíojj. D ices bien ; pasa-adelante.
Cíoí't?/. Q ü e s o n e sto s l a z ; ) . ' , lazos
L ee V io L Y o , discretísima L e o n o r, lle­
d e n u estra santa herm .n id ad ,
v ad o de la elevac ión de vuestro divi­
V w / . C t l u b r ¿ a m o r e s t e d ía .
no ipgenio , prfctendo::i í f í z . B i c n d e lo s lím ite s p.isa.
Leon Q u é p retende esc ignorante í
í / i o c o l . L l e g a d , D o n J ’y,(I), q u e e s ta c a s a
Viol. Alabar com o prudente,.
y
es ta n v u e s t r a c ^ m o mia..
tü discreción eminente.
H e r m . n s s , reconocedLeón. Dices bien ptisa^ adelante-.
al- C a p i t á n A r e l l a n o
L ee Viol. D igo, que si vos me d..is licen­
p o r m i a m i ^ , y m a s q u e herman&n
cia, para que en dichoso-himeneo::^ J u a n . P o r cre ad o m e tenedL e o n .Y o himeneo ? lindos lazos^.
d e e s t a c a s a , p u e s lo- s o y
para quien libre se siente:,
d e D o n D i e g o ; y si m e r e z c o
dam e el papeiieloqüente,.
la v o l u n t a d , q u e o s o f r e z c o ,
haréle dos mil ped-azos.
d is p u e s to á seguir e s to y
Tomn el fa jie l y. le r.'tsgctk
V i'e/.N o US la venganza pericias
e l n o r t e , q u e tiie h a t r a i d o
Á p u erto ta a v eaturoso.
León.
Ayuntamiento de Madrid
6
L a Presumida y la
filosa.'
León. D e afeflo tan prim oroso,
( no se vio tal d e g o lla r ! )'
(joedará reconocido
mil cabezas Cal.vinistas|
el nuestro , y tdn obligado
Jua n.-Si ; A e r o no os acordais
á serviros , com o es justo.
d e siete Beridas .mortales,
V io l.ü o me dd D o n Jü<in disgusto; ap.
que nos dieron al b.ixai?
. no vi tanjuJijyj. Soldado. Siéfitansí,
Chocol.Si me acuerdo : aquí e n el pecho
Chocol.T\o y s e ñ o r , el D o n Juaii
las cicatrices están;
es , y filé de los primeros
quieren verlas mis hermanas?
__ i i O B . N o , D o n D iego , que nos da
noblísimos Caballeros,
i***que descendieron d e Adán.
pesadum bre solo oírlo.
P edro. Y o [o creo. Choiol.V.n la batalla Ciíoco/.Estas son ñores t aili
de i t e c r o y mató en tres meses
en M a /i/lM m e tiraron,
mas de tres mil Escoceses,
q u a n d o er.^ y a Capitan
trep and o por la niura/la.
d e Infantería , seis balas
León. V ie n e mi hermano D o n D iego,
todas juntas á la par,
D ios ie guarde , m u y galan.
y m e abrieron en el p e d io ,
V io l.Y d e su valor , la fama
sin mentir;;N o digas mas,
á vocüs dicitiido ertá
q u e nos tiembla el corazoti.
lo m ucho que ha ennoblecido
F u á J a ^ ^ r i i l a criminal;»
nuestra sangre. C/Jofo/. D on Julián
nuestro padre , que D ios h.iya,
no la pudiera .tapar.
d e siete años , poco mas,
P edro . s o b r i n o está te n ta d o
ap.
m e etivió con D o n GuilleriBO,
del delirio Militar;
d e ia Casa de Guzm<in,
pero de su arrojamieiito,
de u d o nuestro , á ver á Flándes; '
locura y temeridad,
mas bien me pu ed o alabar,
noticia nos d*o la fama:
que en v'eiutc años y tres dias,
. conviene diiimular.
/ .
que s e r\í á su Magestad,
CkocoLSsi Magestad , que Dios guarde,
he m uerto , según ia cucnta,
hizo .merced á D o n Juan
q u e mis .hcrra.in.ts veráu
d e un H áb ito de Santiago,
( porque con ctictita y razoü
y á mí , merced singular,
debe un Soldadlo matar)
con uno de C aUtrava
veinte y dos mil y doscientos
sospecho que me honrará..
Luter.inos ; y es cjbal
P e ro dex^mdo la guerra,
la ciKnta , que. en años veinte
y tratando de la p iz ,
diiis sol.ítes h.ibrá
. en qué estado está mi hacienda
siete iiiil y quatrocientos;
y la vuestra ? Leon Eso dirá
que ajustado á lo mortal.
mi tio , com o tutor.
me ha salido cada dia
Pedro.Tí& i mil ducados y mas
de los que he vivido allá,
renta v u e 'tr o m.'yorazgp;
sin contar !os desafíos,
y mis sobrinas ter»drái>,
. con - 5U doce , poco raénps.
á tres ¡K reges y m^is.
Chocol.'üi necesario casar
Pedro Gran vjlorfc/w ro/. Es incréiblc!
á las dos m u y altamente.
o í s , amigo D o n Jua n,
L t’on-Con mi hertnan.i h-heis d§ hablar,
os acord.iis , quando fuimos
que y o he d e .s e r Religiosa.
al Castillo d e Brcdá
67 ;oi i)/. H abiendo auxilie eficaz,
con un tercio d e Canarios,
un Bernardo cada qual,
no h ay generación que valg.i:
y que los dos d e g olla ino í’
casaré , no. h a y que' d.uda.r,
Ayuntamiento de Madrid
i
/
v en
's in
Leon.
■ • par
l e 'c .
f - y.
í 5 ®5crt
J íe o n . (
I
con )
L*
^
si
ve
muy
pues
con
D e Don Fernando de Zarate'.
á V i o la n te de mi mano.
Yiol. Dios o r g u a r d e : si á D o n Ju a n ap.
ha elegido , so y dichosa.
Chacal. Mi ropa viene por mar,
do nd e os traigo mil regalos
de! País , presto vendrá;
traigo c i ito r c e escrirorios
d e la I n d i a , cosa l l e a ü
d e la* China traigo seis,
nueve colchas del C aray ,
■doce alfombras de T urquía,
veinte catres d e coral,
■ sin otras cosas curiosas.
León. Mil años , señor , viváis,
para que honréis vuestra sangre.
L evá n ta m e .
Pedro. Entraos luego á descansar,
que bien lo habéis menester.
Chocol- L o primero y priticipal,
• p o rq u e venimos cansados,
es que nos d e n d e cenar,luego hablaremos de espacio;
y aposéntese D o n Juan
en mi guaMo , que á los dos
gobierna una voluntad.
LeoH.'D. Diego, hermano, escuchadme:
en esta casa • jamas
ni aún 1» sombra -de varorj •
se opuso á m i-ho nestidad:
el h on or es dvlicado.
U \ib Li Chocola! e con Leonor,y D . Juan.
aparte con Violante.
Choíol. H tfin an a , no digáis mass
Chocol. Si^estará bien em pleado;
es Caballero D o n ' Ju a n
de los mas encopetados,
que ha tenido su lug/r:
valiente , como Bui nardo,
y com o Adonis , galan:
miraos en ello , que y o ,
hasta que vos me digáis,
q u e no le admítis por novio,
no me pienso declarar.
León. Pues él habla con mi hermana,
no le ha parecido mal.
Chocol. Ya van pioando ios zclos. ap.
D eteneos , escuch.id;
eso no importa , que y o
sé que os tiene voluntad;
p o rq u e la f.in 1 le h.i dicho,
q u e en toda Esp.iña no h ay
D a m a mas bien eiuendida.
León Ese tirulo m e dan,
aunque y o , gracias á Dios,
paso por esa verdad
con muchísima cordura.
Chocol. Sois cuerda , p rud en te andais:
pero á fe de Caballero
( q u e es qu.mto' pu ed o Jurar)
q u e dicen , qne sabéis tanto
como l.i R c y n a S.ibá.
J u a n . Ilcjimosísima V iolan te,
Ja belleza celestial
d e vuestros divinos ojos,
es de las almas imán:
la fima dice , que sois
;{c o rta a n d u v o ) la deidad
de toda la Andalucía.
Viql. Ese título me dan;
pero no se desvanece'
mi belleza n.aural.
y o tra-re á' D on J u a n de Fiándes,
esta es segura verdad,
para casarle con vos:
pero supuesto , que estáis
con propósito de ser
Religiosa , no h.iy q o e hablar
V
, y habla apurtc con Violante,
le 'casaf^Tcon V iolante,
Inés. O y e , señora , rcpar.i,
, y, d e esta suerte no habrá
que en el quarto , qne Je d.in
.5 escrúpulo en el honor.
á tu hermano , está D on Carlos,
• León. Quereis casar á D n n Juan
que por fuerza quiso entrar
i
con ini hermana? Chocol.¿i, L e o n o n
á verte. Viol. Q u é necio am ante!
] . { y a se empieza á
ap.
I n é s , mi herm ano á D o n J u a n
^
si vos le queréis::- León. Jes u s l
pretend e casar conmigo:
m u y bien em picado está,
dile á D o n Cárlos , q u e y a
pues vos lo habéis elegido,
no so y mia ; pues D o n Diego
con V io la n te el C ap itan .
gobierna mi voluntad:
saAyuntamiento de Madrid
8
L a Presumida y la Hermosa,
f ic a ie d e l q n a rto , I n e s . ,
Ines. C ó m o le pu ed o sacar
sin pasar p o r esta quadra?
S(ile E lena , y habla con Leonor aparte,
j^ -y C h o c o la tí con J ) . Pedro y D . J u a n .
E le n a . A dvierte , que D o n Gaspar
te está ro n d a n d o la calle,
tan necio c o m o galan.
Leon, B ueno es e s o , q uando y o ,
p o r no quererm e casar,
al Capitan d e Arellano
desprecio. E lena Pues haces mal,
que es bizarro Caballero.
Leon. El le muestra voluntad
á mi hermana , y las discretas
no violentamos jamas
la inclinácion de los Astros.
Viol. D üü , que se p u ede entrar
‘
en la quadra antecedente: A Inés,
y qo ando salga D o n Ju a n
y mi herm ano de la suya,
C arlos salirse p od rá
al J a rd in : r e p a r a , Inés,
en el peligro en que está
mi honor. .
O ía nse las D amas,
Pedro. P a re c ^* íie n ;
vamos , D o n D iego.
Q jase.
Chocoi. D on Juan,
p e rd o n ad el liospedage,
q u e esta casa , claro está
(c o m o os he d ic h o ) es tan vuestra
c o m o mía , esto es verdad.
J u a n . Q u é dixo D oñá L eonor?
Chocoi. T r a ta tá de enamorar
f")
á V if'la n te , porque im porta,
/
V déx ime lo demás.
V n ii/^
y pues i'wligra el honof
de V io la n te , remediemos
loego este daño. hies. N o demos
sospechas á mi señor:
retírate , p o r tu vida,
á esa qu ad ra. Carlos. Y o m e allano;
qué Capitan Arellano
es este? Inés. Linda partida:
son zelos? E l tal D o n Ju a n
se ha de casar::- Carlos. Q u é rigor!
con quién? Inés. C o n D o ñ a Leonor:
retírate , que y a están
en la antesala. Carlos. E s tá bien;
mira , que te aguardo. Inés, A D i o s ^ .
V a se ^ y escóndese D on C d rlo s,y salen.
D on J u a n , Ckocolatey E lena con lu z.
'Elena.
E n esta quadra los dos
j
e s ta ré is , y el parabién
os d o y de que haynis llegado
con salud. Chocoi. D ó y m e le á mí
d e v e r ^ , Elena , que en ti
he d e librar mi cuidado.
E len a . E n mí? Chocoi. Si.
E lena . D escanse a h o ra ..
Chocoi. L a libranza no t« ag radaj
sacaréte de ciiada,
^
p o r vida de tu señora:
sabes tú , que iguala A m or
los mas distintos extremos?
E te n a .X a lo sé. C/wc.Luego hablaremos
Eleii. L uego usted me tiene amor?
Choco!. S\ te tengo amor? serás
D oña Elvira y D o ñ a So!,
0 s í , por ia fe d e Español.
E lena . O qué gracia!
J u a n . N ecio estás
Chocoi. N ecio ? lindo
desvarío.
„
Jilli
£ )jn U i h s . '
li"'
J u a n . T ú eres l o c o , sin remedio.
Co4»o’ su herm ano h,i venido
¡fikoLol. N o buscas tú tu remedio?
d e Biust-'las , corre ahora
^ ^ d é x a m e buscar el mió.
gran peligro mi señora,
si te h.illa aquí. C¿jr/oí.N ecio he sido ^ Múiica junco á la reja?
pues no me la dan á mí.
en tan ciego arrojamiento;
J
u
a
n . M ata la h z , porque
pero á V io la n te he de hablar,
io sabremos. Chocoi. Ya se queja
supuesto que pude entrar,
ela y ro T ^u ^ le h a n herido M a ta la U ^
aunque aventure mi inteuio.
las cuerdas del i n s t r u m c n t o ^ V v ^
I n e s .k . este quarto v iene-ahora •
J
u
a n . Cantará , con el torm ento^^J^
el Capitan Arellano
su c u l p a ; aplica-el oído.
y D o n D iego. Car'os. C aso es llano,
üca. Si p o r discreta os a d o r o , .
que mi sentimiento ignora:
cesAyuntamiento de Madrid
Chocol
se I
Juan.
Asót
asp,
Chocoi
, G-asp
G asp.
pod
Chocoi
G a sp .
su 1
G asp.
de
Chocoi
G asp.
tom
■Choi ol
Oyi
un
de
. la ;
que
no I
. Chocoi
G asp .
Chocoi
Juan.
á 1
Chocoi
dcb
Carloi
pue
D.
p'asi
á 1
; per.
ere;
Carloi
Do
Poc
h..b
Chocoi
Cario.
; /
!.r'
H
>s.
a
i
. ' '1
T>e T)on Fernando de Z arate.
9
cese , mi bien , el rigor,
de Arellano? Chocol.
señor,
y lógrese ja esperanzj,
hablando con ella queda:
qiianclo no la posesion,
n o h a y que t e m e r , que L eon or
Chocol. D igo , señor , esta letra
casa con el Capifan.
se canta á D o ñ a L eonor?
Carlos. Buenas nuevas te dé Dios:
J u a n . Pues eso dudas? Chocol. P re g u n to .
toma , In é s , este diamante.
^ A s ó m a s e D on G a sp a r á la, reja.
Chocol. V e c e luego , que el honor
rCj-asp. D i g o , Elena. J u a n . M uerto soy!
d e mi ama::- Carlos. Ya te entiendo:
y Chocol. Q,u\én es?
Finge la voz.
D io s te guarde.
y Vase,
. G a sp .D o n G aspar.
Q u é quieres? Chocol. y a son dos
, G-asp. Fodré aliviar mi pasión?
los Galanes : mis hermanas,
po dré hablar á tu señora?
según v o y viendo , señor,
Chocol. Hd venido mi señor,
deben de ser unas santas;
jj G//J/>.Qué señor?dime. C h ocjjl^. D iego
J e s ú s , y qué perdición!
su hermano ; no es tiem po ; á Dios.
P e ro diam ante y cadena
^ G a s p .ío á r é te n e r esperanza
se d e s á ro n . J u a n . Si L e o n o r
d e mi justa pretensión?
quiere á D o n Gaspar! Chocol^'Üo oíste,
¿TAsro/. Sí, D o n G aspar.
E s o dices?
• q u a n d o la música dió, t
G a sp . D ichoso será mi amor:
qtJe se lamentaba el pobr«
toma esta cadena , Elena. D dsela.
d e su desden y rigor?
|
'Choiol.'Don G a s p a r , tu.esc la va so y .
P e r o mis hermanas vienen.
¿
O y e s , lili amo ha traido
O la , Ja Juz se apagó, D a voces,
u n Capitan , un León
n o h ay quien la venga á encend er?
d e los Páises de f'tándüs,
V e m e á la m a n o , señor,
^ para que le dé á L eo nor
po rque im porta.
Ya te entiendo.
, la raano ; pero no im porta,
Cfioíol. D o n Ju a n , con el pundonor,
que y o de p o r medio e sto y ,
no h a y herm andad ni dem onio. J
no h a y que tem er. G a sp ^ Y o lo creo.
^Kí7K.Sosegaos, D on D i e g o . C / w í / . Í d
y,Chocol. D o n G aspar , á Dios.
sosegarme? vive C hristo, •
G a sp . A D ios.
í^ a s e ^
q u e mi honra es como el Sol;
Chocol. Y i v a ‘ libre y sin cadena.
y que si tuviere mancha,
J u a n . Bien su pasión declaró:
q u e h he de dar un xabo n. ■
/
á D oña L e o n o r pretende.
SalcnD oña Leonor, D oñaViolante, Inés
---r
Choiol. Mis hermanas en rigor
•
y E lena con una Ins. / h
f j . deben de ser unas santas.
^ y ftíe o n .T > . D ie g o , h e rm a n u , q v é ^ r a T o T ^ ~
^
Sale D on Carlos tentando.
Carlos. Incs m ucho se tardó,
pues la quudra está sin luz:
D i D iego y D . Juan;;- Chocol. Señor,
. pasos siento. Carlos. Se habrán ido
á hiiblar á D o ñ a Leonor;
_ pero ruida siento : Inés,
eres
Q u ié n e s? Finge la voz.
Ciarlos. Yo soy;
D o n C a r l o s , , no me conoces?
P ü d i é , dim e ( q ' é r ig o r!)
hablar á Doña. V’^iolante ?
Chocol. D e n Cários , pienso que no.
Caries. E s tá c o n ella D o n J u a a .
Chocol. Q u é ha de s e r , D o ñ a L eonor ?
miísicas á vuestra reja?
e n tre versos andais vos,
d a n d o pasos d e garganta
á un barhaJo R u ife ñ o '?
á vos os cantan romanees?
M as romances tengo y o ,
que lei^íBKs un Calepino:
y el infáme que cantó,
p o r la solfa de un P o eta,
la leirilla , vive Dios,
que le he de sacar el alma,
que os,, pretende dar á vps.
J u a n . D o n D ic g o ::B '
Chocol,
Ayuntamiento de Madrid
I
/
10
L a Presumida y la Hermosa.
C.
Chocol. D o n Ju an , dexadmes
Chocol\ i i : v iiu Christo,
cóm o es esto? lind.a flor!
quando entendí , que tenia
pasada p o r un crisol
mi h o n r a , e s ti de esta suerte?
G alanteos? eso no:
p o r vida de treinta calvos,
que y o coxa la ocasion
d e los c a b e llo s, y arra.'tre
con clin::- León- Sin alma estoy ! ap.
Díiii D iego , mi gravedad,
n i prudencia y discrccior,
son los polos d e mi sangre,
los exes d e mi V)inr,
los atlantes d e mi fama
y luces de mi opinion;
/ n i r científica cordura
amplifica mi candor;
y á los vulgares conceptos,
el ente d e mi razón
n o se- inclina , p o rq u e tengo
ideas-,• que en el fulgor
d e mi espíritu p roducen
luces , si tinieblas no.
Siento , que el señor D o n Ju a n
oiga razones , qoe son
ta n agenas , del que siempre
osienté sagrado
" O ----- honor.
5 i algún am ante grosero
en esa reja c a n t ó '
á mi discreción conceptos,
n o tengo la culpa y o ;
lo discreto no se bereda'
divino don
" jn ff dió el C i e l o , el ser discreta,
c o n angélico priinor,
n o es culpa , niérito si:
y esas palabras , n o son,
ni se dicen (c la ro está )
á mugeres com o y o j
p e t o q*iivn nace discreta
y cuerda , como y o soy,
n o ha d e hacer c a s o ’|á A a s
de un grosero como vos. / V a ^ .
Chocol. Eso diccO Wo/. D eteneos;
mi heimana D o ñ a L io n o r ;;C hoiol.Q oé Leonor? V i o l a n t e , basta;
lindas piezas sois la& dos.
F w ú Y o , se ñ o i::-
que eche por e‘e b.ilcon
á D on Cárlos vuestro am ante;
que éi rnismo roe confesó,
que erais su D am a.
Viol. Q u é escucho!
^p .
Chocol. Y á no pedirm e p e r d ó n
d e rodillas , le matara:
y si supiera , que vos
le franqueab.ns la puerta,
os sacara el corazón.
A m ig o, mirad;: Cíoco/.Dexadmc:
quereis que consienta y o
' á dos hermanas q u e tengo,
q u e se anden d e flor en flor?
. p o r vida d e treinta sastres::Viol. Mi pretensión acabó:
ap.
D im Ju a n lo escucha , y o muero:
volvam os p o r mi opinion.
'
D o n D iego , mi celebrada
herm osura , nunca dio
al Adonis mas perfeílo,
el mas lícito fiivor.
M i belleza está tan hecha
á matar de fino amor
á los hom bres , q u e pudiera
po n e r su h e ro y c o blasón
en el T e m p l o del que ¡laman
los amanees ciego Dios.
Si - D o n C á rlo s sin decoro
á esta casa se atrevió,
y o no lo sé , mi düsdeQ
seria quien le mató.
R e p o rta o s eiv las palabras,
po rque al ra y o de este Sof,
n o hay N arciso que se opónga;
pues de solo un resplandor,
he abrasado mas- Faecontes,
q u e habéis con la ‘espada vos
m uerto en F lánd es , q u e mis ojos,
si son milagros d e amor,
son basiliscos , pues jmataa ,
c o n ra y o s d e d o s en dos. i V a s e,
CíocoAPor vida de;;-^//<*M.Quedo,basta.
In és. D o ñ a V io la n te , señor,
mi señora:;- Chocol. Q »é decís?
S l t n a Q u e ella y mi señora son::CkocoL D o s D am as , con d o s te rc íta st
liadas partidas , p o r D ios.
Ayuntamiento de Madrid
M ltM .
I)e Don Fernando de Z a ra te.
V e a , Tfies. 77;fj. V a m o s , É ieííl.
E U n a .O q\¡é ¡indo zelador
DOS ha venido d e F l á n d e s ! Veinse\
Ju a n . R eportaos.
Choco!. Qüé lindo liumor!
D éx am e , D o n J u a n , á mí,
que han d e andar c o m o un relox
mis hennanas ; ó p o r vida
del pái^f€q{íe m e parió,
y a e l a ^ t ü á t ^ e m« hizo,
que las ponga y o á las dos,
co m o á las hijas d el C id
los C o n d e s d e Carrion.
Ii
r “SG á ocho. Cr/<7í/o. Fénix t e veas,
aue do sus propias cenizas
que
v ive y mucre. Ciíofo/.Sois Po e ta ?
Criado.^X señor.
Chocol.Y el A ve Fénix,
en qué figón 6 dispensa
se v e n d e ? Criado.So\o en Arabia
dicen , señor , q u e se quema.
C /w o /.H .ib e is visto el Basilisco?
C ria d o .m quiera D ios que lo vea.
C/zoco/.Ni el U nicornio tam poco?
Criado. N o señor.
Chocoi. Sois una bestia:
ni el Pelícano , aquel Ave,
q u e de morcillas sustenta
sus
hijos ? C « W o . N u n c a le t Í.
J O R N A D A SEGUNDA.
/
Ciioco/. T o d o s dan esa respuesta:
S__ _ Salen E len a y un Criado.
Y o m etiera en una jaula
y E len a . D o n D iego mi señor sale
dos legiones de Poetas,
á esta qtiadra , y gustará,
hasta ta n to , q u e en España
p o rq u e se viene vistiendo,
esas Aves parecieran;
d e un to n o nuevo.
p o r q u e nos tienen quebradas
Sale Chocolate vistiéndose,
y rompidas las cabezas
Chocoi. C antad.
con todas ellas ; y y o ,
itíwj/íTí?. Siempre que soles , Marica,
á quien n o clavo las muelas,
te pones m u y de revuelta,
n o digo conceptos nunca.
e n tu casa la baiona,
C riado. D ic e s hi^n.Chocol.lá norabuena^
y e n otfa p a rte las vueltas.
y no me alabéis jamas
s
Cíofo/. Esp ad a y capa : cantad,
sino gallinas , terneras,
y sea al pie de la letra.
faysanes , y sobre to d o ,
M ustca.V ís p u ro h o n e s ta , n o dices,
el animal d e Guinea,
q u e fuera venir m u y necia
q u e es Féi.ix Algarrobillas,
con el m anto dest.ipada,
que se chamusca y se quema,
sin encubrir tu belleza.
y resucita á m enud o
Chocol.'Dks Marica m u y bien:
á un Christiano y le sustenta.
que una m uger , si es doncella,
.C riado. Y.ÌXÌ. bien.
^
V a sA f) ^
siempre ha d e venir tapada,
Chocoi. E lena mia?
y sino dígalo Elena.
Eletiit.Ç^vié mandais ? esclava vuestra"
Jesns ! quando-.vengo y o ,
s o y y o siempre.
C óm o esclava,
si tapada no viniera,
q u a n d o rendí mis potencias
se me ca y era la cara
á tu hermosura?
en la calle d e vergüenza.
E len a . Q uedito,
Chocoi. Tíi , denles en mi nombre
que me salen de vergüenza
chocolate , que refresca
á la cara mil colores.
á todas horas , y endulza
Chocoi.'E.nUQ tanto que despierta
la garganta Filomena:
D o n J g a n , y mis dos hermanas
y llévense de camino D a le un bolsi~
coB el cristal se clarean
estos pesos , que me pesa
(lia.
del espejo , quiero darte
d e que no sean doblones
d e mi amor m u y larga cuenca. :
B2
S ie n - ’
v:>
Ayuntamiento de Madrid
12
L a Prestmida
Siéntate en aquesta silla.
N o haré tal , «on tu licencia,
que ese logar no me toca.
CAofo/.No te toca ? buena es esa,
qiiando y o pienso ponerte
e n mas superior esfera.
E !en'i. I^igo , que no he d e sentarme.
Cfiocol.Vot mi vida , hermosa Elena,
que hemos de igualar las sillas.
i'/.-’B.í. Sois esa vida pudiera
obligarme á tal exceso.
Chocol. Siéntate pues.
JElena.Sür^ fuerza.
Siéntanse.
Chocol. s e n t a d a á tu gusto?
E le n a .S \ señor.
Ciíofo/. Escucha atetua;
ad-virtiendo , q u e este lance,
e o m o e sto y enamorado,
t e se ha venido rodado}
mas dirételo en romance.
Y o , amiga , nunca reparo,
si rae llego á enamorar,
•en que mi dama sea noble;.*i
c o m o ella venga de Adán,
p o r línea re£la me toca,
para poderm e casar.
, D íg o lo , p o r q u t lo dígo,
t . y n o lo digo p o r mas:
y o te vi , E le n a : cuidado ,
p orq ue te quiero pintar.
T u crespo cabello en ondas,
ten d id o d e mar á mar,
tr a e rem olcando á tus p la n ta s
to d a la In d ia Oriencal.
Son tus ojos unos ojos,
q u e viven con claridad;
porqfie en 4icistido te m ato,
a [ m enor tiro , allá vas.
T u nariz , con ser nariz
d e fama tan singular,
e n su vida fue sonada,
ni pienso q u e lo será.
T n boca ( Jesús , q u é boca ! )
apénas sabe hablar;
y p&rque pide el clavel,
hace extremos el coral.
T u s manos , de bofetadas
dieron á la nieve ; mas
dixo
maoos blaaca»
r
ermosa.
me pued en agraviar.
T u talle , n o tiene talle
de hacer un vejtido ma!;
po rque metes en cintura
Ja mas cruda libertad.
T o s pies , aunque n o ios veo
andar en puntos , tendrán
p oc o mas d e seis ; no es,
ni aun han "de llegar a t t i . - ^
E n ti n o h a y mas qu6’*d«cir,
q u e encarecer n¡ pint.ir,
pues ÌO mas será lo ménos,
p o rq u e n o puede ser mas.
Y o , en efeíto , estoy p re n d a d o
hasta el a'm a , y que será
N arciso conmigo , es cierto,
un B ' c a r o de c r i s t a l .
“ "Ü it im am ente , y o quiero,
ántes que pase Saa Juan ,
p o r tenerlo bu eno , daffe
la m ano de esposo : y a
lo dixe , am or lo confirme,
aquí no h a y sino casar;
p orq ue d e no , no h a y D o n D ie g a
para m edio año cabal.
D o ñ a Elena de MendtJ~a,
desde h o y te has de llamar:
d o ta ré te ^ e n veinte mil
ducados ,'''cprao en un real.
E s to se ha d e hacer callando,
sin que lo entienda Galvan,
aunque mis santas hermanas
se quejen de la hermandad.
Y o hice v o to navegando,
y n o es hablar de la mar,
d e desposarme con una
doncella de caridad.
Q u e tú lo estarás , es cierto,
q u e lo eres
no h a y que dudar,,
q u e lo serás , y a se sabe,
q u e lo has sidc^ , claro está.
Y supuesto que te ofrezco
ven tu ra tan singular,,
pues tienes entendim iento,
cásate d e voluntad.
E len a . Po rq ue la respuesta alcance
« □ dichosísim o fín,
p o r sino sabe Latin,
oiga usted este R om ance.
Ámo
Ayuntamiento de Madrid
I
1
D e Don Fernando de Z a ra te.
A m n m í o , e?as que usted
'
tiene flores conocidas,
n ú son para las Elenas,
sino para Bernardinas.
Q u é quería usted , mi R e y ,
que ayunase la vigilia
de su santo matrimonio,
y dexarme luego ? chinas.
N o , señor mio , esas flores
con laé mozas de Castilla;
po rque y o nací por M a y o ,
y las gasto cada dia.
£ n e! juego de! amor,
es notable fullería
el ofrecerme la mano,
s i ^ carta es conocida.
Baraje usted de otro niod®,
que aunque parezco bobilla,
todas, las suertes jugadas,
las conozco por la pinta.
Y suplíco/e , que llame
á otra puerta , que 1» tnla,
aunq ue estamos eii poblado,
$e ha cerrado de campiña.
P o rq u e viendo q u e mi honra
en esta casa peligra,
si hasta ahora fué ganada,
dirán ,q ue es una p e r d id a .Z ív d u ía s e
y p o rq u e está mi señora
llam ándom e á toda prisa,
p a ra que le jJé el espejo,
d o n d e se^^Ssáíí&^s niñas,
n o quiero enfadarle mas,
sino decirle raúy fina,
m u y leal y m u y criada,
p o r última despedida,
q a e usted se q^uede con D io s,
y con su M a d re bendita. iVáse^/
Chocol. Pícara , p o r Jesn-CJhrÍsto;iAcabóxe i la Elenilla
$i yQ fuera C ho c o la te ,
al p u n to m e ttagaris;
pero com o s o y D o n D ie g o ,
p o r perro m uerto m e atisba.
*3
Sale D on G aspar.
Gaspar.S<iñQr D o n D i e g o , despoes
la bien
-penida::-. . .
------ —
-de dnras
C/^oro/. B ueeo es eso por m i tidas
llégate una silla , I n é s,
á mt amigo D o n Gaspar,’
qi'e aunque no le h e -c o n o c id o ,
á much.i dicha h e tenido,
que me h.iya d j d o lugar
el Cielo de c o n c c n le ,
mir.trle , comunlcaiie,
amarle , ofrecerle , hablarle,
quererle , tratarle y verle.
L le ^a sillas Inés ví‘ü¡jse. ^
G<íJ/’-E s ta dicha ha sido Hifa,
pues nací para serviros.
Chocol.H y o nací para oiros:
dexemos la cortesía,
tratém onos con llaneza:
qud se ofrece por acá? S iin ta n st,
G a sp .Q o n ella se explicará
mi amistad y mi nobleza.
Señor D o n D iego , y o soy
D o n G aspar de A rce y Quiñones,—
— deud o d e esta casa *, así
‘h ^ ^
os habrá dicho D on
vuestro tio. Choiol.
es verdad;
él me dixo á prima noche,
tratando de la materia
prim a , p o r muchas razone«,
que e r a is , D o n G aspar , mi prim o,
y p o r tal os reconocen
mis hermanas , que son primas
en el insirumer.to noble
d e la s-angre , pues lo cantan
en bien concertadas voces.
N o es esto así , prim o mió?
G < í . ^ . S í , D o n D ie g o ; y p orqu e gocen
mis afcftos bien fundados
d e vuestros nobles favores,"
y o deseara::- Chocol. Q\>é , p r im o í
G ‘7sp.Q ué D o ñ a L eonor:;Chocól. E l nombre
basta , p ara penetrar
vuestras ocultas, razones:
Sale In e í.
vos decís , q u e estáis prendado^
j K í j . D o n G aspar de Arce y Quiñones'
claro e s T Í j d e sus dos soles?
quiere hablarte. Chocol.l>on Gaspar?'
N o es así ? G a s p .Y o deseara::entre , si me quiere hablar^
C¿«rc/. Q u é d ito , nadie nos oye:'
partitémos las razones.
M iAyuntamiento de Madrid
14
L a F fe su m d á y la Hermosa.
M irad , p ru no , y o he venido
d e Flándes m a y empeñado;
m¡ m a y o raz g o ]ucido,
si alguii tiem po fu é ganado,
ahora está m u y p e rd id o .
N o so y d e mi h aciend a dijeño;
hállome , á mas no poder,
con lín duelo no pequeño;
L p o rq u e esto d e n o poder,
/
l e s t á reducido á em peño.
W il deudas te n g o , q u e apruebo
p o r obligación honrada;
y aunque en ei alma las llevo,
ellas no me deben nada,
que y o so y el que las debo.
G a sp .'Ñ o paséis mas adelante:
Hdbejs m euester dineros?
venga un criado al instante
á mi casa. Chocol. L o s primeros
serán , q u e he d ebido : en G ante
m e prestáron , prim o mio,
á mí dos mil patacones,
p e ro pagarlos coafìo.
G a sp. A un que ellos fueran doblones
los .diera y o . Chocol.De vos fio
■ - e « a s . ijtetotras atenciones:
y pues gustáis de-prestarm e
los dos mil en patacones,
será fi¿erza el obligarme
á volverlos en doblones.
G í í í / . E s o dices ? C/iocol.Sobetana
es la sangre generosa^ L evántense,
y en fu de ella (es cosa llana)
L e o n o r será vuestra esposa,
tan cierto , c o m o es mi herm ana.
Sellen mis labios;;- Arrodíllase.
Chocol.'OlMé íiaceisí
R e cono cer el f i/ o r ,
echándom e á vuestros pies.
C//(Jío/.Bjsta , prim o , p o r mi amor;
d e este setrcco no des
parta á ninguno j los dos
nos veremos , porqu e quiero,
que seáis mi hermano vos.
G < ? jp .V o y . á enviar el dinero.
Ckoí’ol. Está bien ; á Dios. G^-isp. A Dios.
Chocol. O í s , entregue el criado
á Elena , con gran secreto,
los, dos mil.
Q u ed o avisad®
r
de vuestro gusto. Chocol. E n efeto,
sois nob.'e , aunque sois cuñado.
'así' J ^ n _ G íis p a t , f sale D o n J u a n .
^ u a ji.C o a quién hablabas?
Chocol, Q ued iio,
q u e salen mis dos hermanas;
este c a y ó en el garlito.
^ « . Q u é h a y d e nuevo?
TócaALas tnanzanas,
.5U.S0I0 falta e l delito.
^ a< íw .Q uatro D am as visitaron
á V io la n te y á Leonor.
C^oro/. Pues escuchemos , señor,
Jo q u e con ellas trataron,
#
ap,
^
ejíram e a l paño , y salen D o ñ x Leo­
nor , D o ñ a Violante é Inés.
i « « . Hermosísima venia
D o ñ a Jac in ta , V io la n te .
V iol.Q üé mas pudiera su amante
decirle , p o r »ida mia?
Leon.Sa hermosura no te agrada?
F/o/. H erm osa aquella figura?
la m itad de la hermosura
trae d e la tienda fiada:
q u é o¡os tie n e , aunque m e riñasí
L eon.A z\úes son , y amorosas
sus dos niñas bulliciosas.
T7 o/. J e s ú s , y qué malas niñas!
L e o n .L i nariz perft¿la y buena,
n o hace sn cielo feliz?
V iol.Si p o r cierto , la nariz
• p o r toda H o l a n d a - .» íiiena';
pues la boca , aunque la abra,
sé y o , q«e ei clavel Incido
ha d e tomar p o r partid o .
- e l n o hablarle una palabra.
León. Los dientes? Viol. N o he de quitarle
el valor que no le di,
c.ida diente de p o r sí
es un hechizo mirarle;
< ' ■pHcs el cabello , es l o c u r a ¿ ^ ‘
ia que lo llega á p e y n ar,
n o !o qnita del altar,
sino de la sepultura.
L eo n.Q üé dices? pues no.-és belleza
ver su cabello tan b d lo ?
"Fw/. Pues quitóle y o al cabello
uii ^iclo de la cabeza?
ZfOH.Tu delirio es bien que- calle:
$0-
Ayuntamiento de Madrid
no
los
!!
D e Don Eestuindo de Zarate,
sola tú eres bella. Viol. A x i ^ \ à r . F /o/. N u ^é iji.é se t i e n e , hermana,
una m ugcr , si es i:L'rmosa.
pues si io so y , he d e echar
L eo n .Q ^'é ha
tener? gravedad
esta hermosura eii la callc?
y vaiiiJiiJ infjiior.
Cíw3Í?rMis hermanas se han de
Viol. N o me iiCiiaris , Le^'iior,
^ ^ i n o lo remedia Dios,
q u e es hermosa vjnida^l.
,
de bofetadas las dos.
Leon. Q u ie rts c o m p a r a r , V io la n te ,
.^ - f c a gT Escucha. C '^ ^ g ^ Q u ie ro callar.
u n a hermosa presumida,
Viol- D im e , q u é te pareció
c o n un.i D.ima enteiiJid.:?
D o ñ a J u a n a ? no es p rud en te,
Viol. Q u é quieres? soy ignorante.
y por extrem o eloqücnte?
^
Xt'OH. Estás mal o r g a n i z s a .
•no hdbla lindamente? Xíc?«. N o , k
Viol. TÚ lo estás con petfcccion.
iV io l. E n palestra tan lucida,
\
^L<’on. H abía , V io la n te , en razop.
I
qualquiera se desagravia.
i^o l. A ti ninguna te agrada.
■ ■ León. C om o la hallé poco sabía,
Leon. N o s?its inadvertida,
no me d i por entendida,
vana , presumida y necia,
KVioI- P u e s no se m ostró sapiente
que quien d e hermosa se precia,
I
en qualquier difinicion?
n o te n d rá juicio eii su viJas
, León. Fálijfie la indicación
f
p o r e l a f lo indiferente;
en resolución , tií eres
d e m u y desigual idea.
y qu ando habió del Amor,
Viol. C o m o n o me Hames fea,
crítica espuma del mar,
llámame com o quisieres.
n o s u p o bien transformar
^^^J¡jr¡3col. Esto va d e mar á mar?
los lustros del amador:
p o rq u e el amante ideal,
-.^’" ^ l o llegarémos , señor?
Discreta y bella es L e o n o r, f
que ia intensa luz amó,
e nte de razón formó
''‘‘\^ k o c o l. Y V io la n te ?
»<
e n r a y o piramidal.
N o h a y que hablar.
Viol. N o hizo la difinicioo
' ^ ^ e o n . H e de rogar á mi herm ano,
del A m or? León. N o supo hacells,
q u e te case con D o n Ju a n j
po rque es celesiial estrella
que , en fin , si es necio , es galan.
<la luciente elevación:
Viol. Pues no es m u y gran Cortesano
fuera d e que los diluvios,
D o n Ju a n? Leon. L i n i o majadero?
que forman ios ideales,
discreto D o n Ju a n ? V/o/. Pties no?
son fulgores aítnales
"ZChocol. V iv e C hristo , q u e te dió
y Platónicos prcíuvjos.
^
de m edio á medio. L<‘on. Primero,
V7 o/. Pteluvios? León. S i , q u e faroles
que se enam ore un G .ih n ,
para cumplir con su fiima,
fon de! juicio y la cordura.
Viítl. A*téngome á mi hermosura,
ha de saber si una Dam a
á pagar de mis dos soles.
es d is c r e ta ; mas D on J u a n ,,
León. L a belleza es inferior
apénas mira , V ioinnte,
á la ciencia , cosa es el.ira.
tu hermosura , quando ciego,
Vtol. C alla , q u e una buena cara
mariposa d e tu fuego,
se lleva el juicio m a y o r.
ardió inadvertido amante.
Lcon, N o lleva , q u e la entendida
Sabes com o el Griego llama
rinde el alma. Vial- Si ella es fea,
á estos ingenios nocivos?
n o ha de haber alma , q u e cre^,
relámpagos discursivos,
que será su y a e n su vMa.
poca luz y mucha líjm a.
León. Q u é tiene una melindrosa
D im e , V io la n te , ie quieres?
h c r m u i u r t , necia y vana?
"Yiol. P ue s si m i esposo ha de ser,
no
i
Ayuntamiento de Madrid
16
L a Tresumida
Hermosa.
ijH ^ c o l
n o le te n g o d e querer?
/^ y a lu sire será la parca,
\
■ Elena.
L eon. Malas somos las mugeres: ap, / ì yavasallancio !as dos
Don
no es bueno , que p o r el mismo
a las ráfagas del Alba.
cnso , q u e esca quiere bien
wcol. V i v e Christo ; sernos Indios, r Chocoi.
que
á D o n Ju an , ie n g o también
pues de esta suerte se liabia
I Chocoi.
^
mi lucido parasismo?
entre Chrisiianot? P o r vida
H ^«<j«.Ahora puedes
Sálenlos dos,
de la L engua Castellana,
''
Chocoi. V io ia n re , L e o n o r , hermanas,
que si mi hc'rmana habla culto,
son d eu das , las que vinieron
q u e m e o culte d e mi hermana
á veros esta mañana?
^ inculto Bdibariítno,
L e o n . Sí, D , D iego. Chocoi. s o n deudas,
ó á las LaguOdS d e Parla,
será m u y justo pagjrlas.
,
ó á la N efrítica idea:
Viol. Señor D o n J u a n , no llegáis?
y si algún Crítico trata
J u a n . A vista del Sol y «I Alba, y
morir en peciido oculto,
se bruxuíean la$ Iiices^
'
D ios le conceda su habla,
ser (
q u e com o rayos se exhalan,'^
par¿ que confiese á voces,
I Chocoi.
»perpendicular la vista
^ q u e es Castellana su alma.
f p ad ece eclipse en el alma.
J u a n . V o s , D o n D iego , r g enteudels \ E len a .
que
( N o sé apropinquar fulgores
estas frases. Chocoi.B.nñs farsas
3or
I k materia vinculada
son orates fratres tudas.
w o l.
/ / e n terrestre oposicion;
Viol. Es L e o n o r m u y ccrtesana.
patat
p o rq u e la flamante llama
L eon Jesus ! el D o n J u ^ n merece,
,
Chocoi.
destHa , sino alambica,
p o r su discreo'ion y gala,
ap,
que
■ ^ r q u e toda esfera opaca,
qualquiura honesto futor
Jesn;
cambiantes etnas Febeas,
de la mas discreta D am a;
i
Chocoi.
los vicales abrasan.
y pues y o nací primero,
rE lv ta .
vloi. O y e s , hermana , responde
ha de perdonar mi hermana.
de I
á esas críticas palabras.
I ’o tengo , señor D o n Ju an,
con
Leon. Distinguid , scñur D o n Ju an ,
un negocio de importancia,
te d
di; esta re.úrica intacía,
q u e comunicar con vos.
í
Jesu;
quien es el Alba y ei Solj
J u .in . El serviros;:- Lí-o/j. E so b a s t a . ^
mil
I
' p o rq u e quando se ¡«•vanea
S tñ o r D o n Ju a n , mucho estimo,
V
á
lg
d e la cuna de la A utora
q u e Lcun or , siendo tan sabia,
D o ñí
ia De'Iüca luz , es ciara
“í ^ I l e en vos un culto nuevo.
E
lena
.'
conseqíiencia visual,
Jtl-in A dvertidir-Vw/.No advierto nada,
Chocoi..
que ei Alba , iiev.ido mapa,
p orq ue sé q u e mi hermosura
cadáver de ciistal muera
había mucho , quando calla. iVanse^ E le n a .'
en m unum cntos de plata;
Chocoi. ha hermana L e o n o r , qué”dixo? Chocoi.\
A l al
y aií , t u crepúiculos rizos,
J u a n Ahora te d o y las gracias
Chocoi.'
d'undc se angelan k s claras
• del arbitrio ; dixome,
León. Q
pavesas del Sol , es fuerza,
que bosque ocasión de hablarla.
E lena , l
que e! Sol brille y fine el Alba.
Cíoí o/. Pues no, piefdas la ocasion.
O rd e n a ; que a! Jardín salga • León. Q
.1/2. Señora , vos sois el Astro,
pues
que d.i el fulgor á Diana;
esta no che. C¿oío/. H.irélo aií:
Mi
h
y V io la n te es el candor,
dale con Latiniparla,
á
sol
que se deriva d e l Aura.
y alcanzarás en Romances
y so
si el candor m atutino,
el ser dueño de, esta casa.
Ante;
cede
la
náutica
brasa
A
LioJíJ^uaij, X sale E lena.
h
salde
a l Z o d ia c o Austral,
} y L le n a .O y ‘i% , señor?
Chocoi.
Ayuntamiento de Madrid
T>e Don Fernando de Z a ra te.
ir
í í^ c o I .O '^ Á ^ a y , Elena?
no me sirvo d e criadas
¿ / í ’Kíí.Con un criado te manda
tan libres y tan resneltús.
D on G aspar dos mil ducados.
í / o / í í . Re¡-Órtese en Jas palabras
:
Chocol.Dohi
Elena liermosa , calU,
vuesa m erced , mi señora,
>s.
que
Q
u é dices?
q u e «uijquc
aun qu e parezco criad.i,
cri'ad.i.
‘ esos son
, tuy
■' os. ,-----------------'1^''
C W . Q u e los guardes en tn arca;
. ^ y :„as d« Jo q u e parezco.
o ta rte en los
Jos veinte, * / t 'n :.., t„ . l .....^
yVO
o h e d e ddotartu
D i^ s los humildes levanta,
recibe los dos en paga;
_ haciendo de esclavos R e y e s ,
pofque y o he de ser tu esposo
y - d e doncellas honrad.«,
ántes de uo mes. E le n a .V a x itiia l "Jj
¿ ¡ ¿ S í á i - í - ' ^ á n t c s d e un mes
^
no burlem os. CXúío/. V iv e Christo^
' m e han d e JJ.
IJamar en mi casa,
«
q u e aunque pese á treinta hermanas,
la señora D o ñ a Elena
,f
que has de ser mi esposa tú.
'1 v / ‘ " ñ ------- x r * '" " ‘T a i l
*
M en do za y de Peralta. (V a s e ^
i | ^ « . D e v e r a 5 ? a o « / . N o s i n o e l A l b a . r í l fo n .H ^ y m a y o r bellaqu ería’^---------
la,
H
‘l “ '* '* ^ ^ i ^ í ^ ^ '‘'« ’^ - Q ü ¿ e f i e s t o ? i ^ , A a i g n o r a i i c í »
ser doncella desgraciada.
vuestro ;uicio , D o n Diego;
\Chocol. C onm ig o no lo serás.
pe e s se atreve una criada
ItE le n a .H z y mil mugefes honradas,
á perderm e á mí «el respeto,
q u e se pierden , y andan luego
diciéndom e , necia y vana,
p o r las péSás derramadas,
q u e es D o ñ a Elena. Chocol.Es verdai/,
ftóío/. N o te entregó los dos mil
y no lo echemos en chanzas;
patacones ? E lena. C o m o plata.
carta ten g o y o , L eonor,
^ Chocol. Pues esta es mi m a n o . £ / í « . D igo
d e un d e u d o d e las M ontañas, •
q u e debaxo d e palabra::en que dice , q a e es mi prima,
Jesos ! las carnes me tiemblan.
hija d e Alfonso Peralta
\C hocol.Q üé te detienes ? acaba.
y D o ñ a G uiom ar d e M endoza,
'íU n a .C o m o m e cumplas el d o te ,
d e mi padre pi^ma hermana,
d e los veinte rail , que mandas,"^
p o r la parre de D o n C o sm e , ,
con la bendición d el Cura,
señor de Zxmarramala.
te daré la m ano en paga;
i f í t t . Q u é d e c i 'ithocol L o queescuchaís,
Jesús ! q u é dlxe .? no ^engo
su piidre vino d e Cangas
mil colores en la -cara?
á coiiqtiistar aá Jevüia.
Sevill:
T7-'i
T-x- i A 7
Valgam^! D ios ! C W . N o te turbes,.:
E le n a es mi p r im a ? basta:
-
~
^
«J4W
«jiabat»«
D o ñ a Elena s o y , señor?
% Chocol.t)t M e n d o z a y d e Peralta.
\E le n a .C o Q eso seré tu esposa.
Chocol.Dims los brazos. E kn .}A \s amas.
A l abrazarse sale D o ñ i Leonor.
C kocol.'V oym e t á Dios.
L eo n.Q aé es esto , E le n a ?
^ le n a .S s á o n , no ha sido nada.
iíO K. Q u é libertad es aquesta?
pues esto pasa en mi casa?
M i herm ano hablando contigo
á solas en esta quadra,
y con tanta libertad ?
A ntes que pase mañana
s a ld ú s d e casa , que y o
f“« ™ í . i í ™
/ O
ae l A m or , ente que exhala f
indicaciones nocivas,
/• p
esos intervalos causa.
C^'ocol. Y o no sé de indicaciones,
lo que sé por cosa clara
^ e s , que E le na es vuestra prima;
•• y a í í , no h.iy sino templarla.
ifOH. Parece , que habíais de ver."vs?
C/iocol.Dc veras hablo. Xfo/j. Mañana,
señor , con vuestra licencia,
n o ha d e quedar en mi casa.
Chocol. S i quedará , vive D ios,
q u e es una doncella honrada,
hija de D o ñ a G uiom ar
y de Alfonso , q u e D io s h ay a,
G
Ayuntamiento de Madrid
y
i8
La. Presumida y la Hermosa,
V i o l a n t e 'n n vive en mí
así es justo que lo crea
el que am ar firme deseaf
que en el duelo del amor,
toda una vida , L e o n o r,
_ en solo un amor se emplea.
* T lu e r e el Fénix p o r vivir,
el L ucero por brillar,
p o r ser inmensa la m ar,
el rio p o r com petir,
el A rm iño p o r lucir,
Sale I)o n G aspar.
e l Laurel p o r ser primero;
G a s p .'^ o esperé menos finezas
y y o , am ante verdadero,
d e D o n Diego ; y así , el alma,
p re te n d o sin alvedrio,
herm osa L e o n o r , publica,
ser Laurel , Estrella , rio.
despues de tantas borrascas
Fénix , A rm iño y Lucero,
c o m o ha tenido mi amor,
’lAmo , sin saber si amo,
su favorable bonanza.
so y del objeto que d u d o ,
ZíOK.D espues que mi herm ano vino
y á mi sentimiento m udo
está perdida esta casa.
ap.
com unico mi cuidado*,
G a sp . D igo , mi bien".gimo y peno p o r estado,
XíOK. N o he d e o4fos^
lloro y siento lo severo,
D o n G aspar , una palabra,
m u ero del daño que espero;
q u e el decoro d e mi honpr
y e n tre la d u da que ignoro,
es Sol
entre n u b e í pardas,
a m o , d u d o , gim o y lloro,
P la n e ta animado , rom pe
vivo , siento , p en o y muero.
atrevidas confianzas.
Vase.
V u e s t r a discreción me tiene
G ^ í /’>.Sumiller fué la vergüenza
dudo so , q u e la cordura,
d e las rosas d e so cara;
altivez d e la hermosura,
p e r o pues viene la noche,
ta rd e á reducir se viene:
y me ha dicho la criada,
v u e stra ciencia me previene
q a e ha d e baxar al Ja rd in ,
desde el C ie lo la sentencia;
los Músicos hasta el A lba
p u es m ira c o n evidencia,
h an de saludar al So!.
q u e van contra mi desvelo,
E l D o n D ieg o d e Peralta
discreción , cordura , Cielo,
es bizarro Caballero,
^altivez , valor y ciencia.
acude á su sangre hidalga;
Señor D o n Ju a n de A rellano,
p e r o quándo e n hombre noble
y o os confieso una verdad,
h a faltado â sü palabra?
Va.
I
Salen D oña Leonor j D o n
q u e la mas pura D eidad
tiene al amor d e su mano:
Solos estamos los d o s ^ Z ^
ti
y supuesto que mi fe, C j ¿ f l i ¿ Í 2 S > t o d o e studio ka sido vano.
to d o discurso menor,
alma d e mi volun tad,
q u e en ese libro m a y o r,
siempre ha sido tan constante,
a u n q u e h on or lo contradiga,
ánttíS que venga V io la n te
n o h a y L u c e ro ,q u e no diga,
^ y o seré breve ) escuchad.
n o h a y ciencia coajo ei A m o r.
D e s d e el instante que os vi,
( T o >resumí, que no" había
d e sde el ptm to q u e os miré,
mas ciencia, que presumir
c o n el alma os adoré,
d e discreta , y uo reu dir
y «1 c o razo a os lendí:
al
y tan boena eom o y o .
Y en verdad , que estais casada
c o n D o n Gaspar d e Quiñones
m i primo , sobre palabra;
y que V io la n te ha de ser,
a ntes de q uatro semanas,
d e D o n Ju a n esposa ; y y o .
( c o m o quien no dice na d a )
marido de D oña Etuna
d e M end oza y de Peralta,.
Ayuntamiento de Madrid
T)e Don Fernando de Z arete.
íg
al A m or la fantasia;
q u e anda el diablo en CantilUnas
p e ro si es sabiduría,
’ i*a ti te cantan conceptos?
y argum ento superior,
’
M lena. Son zelos, señor? Choco!. N o sea
q u e cn este C ielo interior
^ n o rayos : escucitemos.
las ideas emitientes
O y e s , y mis dos hermanas?
son d e Ain.or astros vivientes,
Al Ja rd ín las dos vinieron.
n o hajan^ienci.a^coiTio el A m o r.
F a é c c ii L eonor,
Si A m o r , llega á ser D e id a d ,' "' ’
c
/
w
o
/
.
Y
D
.G
aspar?
£
/
?
« , L ind o cuento!
- hace del entendim iento
p u e s n o le mand;iste abrir
memoria , y el pensamiento
Chocoi. Y se e n tró dentro?
desvela la voluntad:
X
^
K
.
S
i
,
D
.
D
l
e
g
o .C '/ / 0 í 0 / .A n d a l l c i ,p a v a s
luego si la gravecjad,
,
buena , p o r D ios , la tenemos;
el decoro , e l purilJooor,
p e r o « c u c h a , D o ñ a Elena,
e l respeto y el lioaor,
los q u e t e cantan requiebros.
perdieron en la presencia
A mí? Chocol.^\ ; p e ro no ¡mports,
del A m or toda su ciencia,
uuu
i., ajustarémos.
.
que íií-5r,ní.c
despnes lo
^
señor D o n JJuuaann ., le deis z e l o s , ^
solo
digo , que m¡ a m o r::----- „.j,-.
FD en t.ruido d e M á sic a ,y sa le D .G á sfa r.
J u a n . Q u é sonoros instrum entos
p o r la reja del J a rd in
se escuchan? s a ^ r espero
quien son. G ^ f J ^ o n la obscuridad,
p o r la p u e rta del Jard ..,, ^
que E len a a brió , mis a fe a o s
m erecerán::-
\S n leV io la n te,y h a n d etro ca rst deform a,
í - »^ue D .J u a n quede con V io la n te^ D .
r. .
_ G a sp a r con Leonor.
IKío/._Si D o n Ju a n
baxó al J a rd in ? qtie sospecho,
q u e fué siguiendo á mi hermana:
SOIS vos . s e ñ o r ? D u l c e d u e ñ o,
en la rc-jii^ÎçJ Ja rd in
—
escuché I d í instrumentos: M úsica
[ y u e l ^ <Siia ~ v £ ¿ > Viol. Será
elUiicito g a l J u c o
d e mi hermana.
G asp. E s L eonor? León. Si.
G a sp . Estos 3onoros•^^fentos
son voces del corazon.
León. L uego vos , - eEÍ dulces ecos,
vuestra pasión explicáis?
G«j/>,Si mi bien. SalsnElenayChocolate.
W ocol. Elena , quedo,
q u e vivir e n cautiverio?
G a sp . Así lo confiesa el alma.
León. E sa fineza agradezco.
J u a n . A tus ojos se consagran
aquellos sonoros versos.
Vioi. A mis o j o s , D o n Ju a n ? J u a n Sí,
porqu e y o muera d e zelos.
igrata , dulces y negros,
y te los he de sacar,
aunque estén en cautiverio.
E le n a . Mira , que mis ojos son
pardos. C h o c o le o snn sino prietos:
m a s , quedo , que siento ruido^.
y si y o no lo remedio,
ha d e ser T r o y a tu casa:
ola , una luz al m om ento
para explorar el J a r d i r .
.{ñen,
h n cu é n tra n se D . J u .m y D . D ie¿ o ,y riJiííí« , Saber procuro primero^w_ quién v a , digo? no responde?
ChoL-ol. Espaditas? bo eao es esto.
Jiia n . D igaquie es. G a sp. N o es posible.
Cboc. E s D . Gaspar ? G a sp E s D . Diego?
Chocoi. Y o soy : no os vea D o n J u an :
retiraos. G a sp . Ya obedezco, ^ j í .
Chocoi. Ola , I n é s , saca una l u ^
^ rt.»«.E sD .D ;ego? C/íífo/.Bueno es eso: f
Saca Inés una lu z y vase.
^ ^ V i v e C h i i s t o , q u e sino hablas,
•que
Ayuntamiento de Madrid
20
Z a Presumida y ¡a Hermosa. ^
q u e os paso d e medio á medio. U j Z ú í engaño , que me agraria;
Juan.M .n m uch o q u e e n tra steJC ^o c .N o .
p.ira decirlo presto,
y « 3 « . P u e s un hombre , vive el Cielo,
üii Galan , que en ei Jard in
e n c o m ié en este Jardin:
se e ntró , y al salir D o n D iego,
pe ro
pretendo
c o n el acero en la mano
d e esta sttc«e, la verdad. /V'ase.
m« d c xó , p orqu e mi acero
Chocol. V i o J ^ l i , - L e o n o r , qué es esto?
no tom ara la venganza
Y n , señor;-.- Vial. Y o no sé nada.
t i e “ s u c i e g o a r r o i a m i e n t O . ____
Choi'oK Y D o ñ a Eli.na? £/c’«, Lo mesnjo.
oa-ie A len a '.--------Choce!. E n verdad , que está mi bo a ra
^len. D o n P edro viene á esta qandr-a
y florida com o un Almendro^
con V i o l a n t e , y con D o n Diego
anda en estos Jardines
Qiiedá hablando D o n Gaspar.
j í o r m a n d o pimpollos tiernos.
Leon. N o ’me da lugar el tiempo
.
ü s t o se sufre? esto pasa
d e daros s.itisíáccion,
«n casa don de h a y gob ierno?
solo os diré , que pretendo,
P o r vida de D o n Julián
que conozcáis , que mi h o n o ri:m i padre , q u e guarde el Cielo,
Juan Y a conozco vuestro intento: .q n e las dos babcis de entrar
cóm o vino D o n Gaspar?
maóana e n un Monasterio;
jXeon Ese es conocido y e ir o .
s í , p o r vida d e D o n Cosme
J u a n . V i v e Dios que he de matarle. !
G uzm an , m i T i s a b u c l o .
Ileon. E so es perderm e y perderos.
ü á r é ! e cuenta á mi tio
J ttd n . A veros vino al Jardin.
D o n P e d ro de estos iacendiosí
Lean. N o n c a admití sus af.¿ios,
ó pesie á m i h o n o r! ó pesie
J u a n . Cómo n o , si él os adora?
«1 ladrón , que puso , Cielos^
Leon. Bica sabtis , que le aborrezco.
I en una nvuger la honra
J u a n . N o e s j j o s i b l v ,,.n o es pusible. 1
L ¿ e un. hom bre l D. J u a n , q u é es esto? Xf«H. E so es pasarse á groserr».
S a U D on J ii.m .
JU iht.'Í^o os detengáis , que os aguarda. .
J K J u a n . R etíra te con V io lante.
"fo«. Q tié locura ! J u a n Q u é desprecio! ^
Chocol. V i o l a n t e , entraos allá dentroj
eon Quéirigratitúd !
jh .Q u é pesar ! ■
no m e salgais j^mas
Xíofí-Quéd-oior! ^«./íi.Q iiésentim ientof
al Jardín á tom ar fresco,
L (o n .\J '\ Btna llevo en et alma!
aunque se os abrase el al^ma.
y«<í«. U n volcan llevo t u el pecho?
' w . H arélo así. C^tocol. Y o no quiero,
E ltn . Y y o p a r ver á. mi amo,
q;Ue toque al árbol vedado
tom o ras d e V illa - D ie g o .
ningún Adán
entendeislo?.
j o L ^ i e ñ o ryChocoJ. L ind a parcidai
. saJir i tom ar el f.esqo.
J O R N A D A T E R C E R A .
á obscuras y en un J a rd in ?
V a m o s pues. Kí'o. Ya os o b e d e z c o i j ^ t , ^ Salen D on Carlos y-Choc olate ra sca n - ■
S h n . ’Xe has disgustada c o n m ig o ?
do una baraja íA naypes. #■'
[
Chocol.
ni p o r peosamientotChocol. O pesie al prim er la d ró n ,
i
vamós , E le na del alma.
que en baraja, os ha m etido!
j
esta infame
sido,
Jí/é“«, V a m o s , mi señor D- PicQocVaTis___
X m «. Q u é es esto-, D o n Juan.?
D o n Carlos , mi perdición.
J u a n . Leonor,
Carlos. Sales picado , D o n D ie g o ?
■
un enigma , qoe n o entiendo,,
Chocol. Salgo d ado á Bercebú;.
i
volcan , don de me abraso,'
paciencia , a y á d am e tú;
'
p o r vida* deiL- yo- e sio y ciego.
/};¿?7j>Q^-gtDa f, d o n d e m e quem o^
Carlos.
Ayuntamiento de Madrid
De Don Fernando de Zarate.
CVír/oí.Qudhabeisperdido.’ CAí^ce/.Perdí
dos mil ¿ e s o s .d e contado*
y
2L
t ú á Don- G a s p a r prom etrste
pOr esposa á L e o n o r ? CHocol. Yo?
E l , s e ñ o r , m e la pi\itó.
J u a n. Y t ú , q u é le respondiste?
*" '.'ho'col. Q ue no anduviese tan lisio,
porque- era M onja Leonorj
/
y que án-tes d e un mes , señor,
se iria á cenar con Christo.
Jita n H o y el juicio he dé perder.
Chocol. Aunque son tus juicios graves
en esa- parre , y a sabes,
que no nenes que perder.
J ii m Dime , rofamer.*
Chocol. H a y o tra cosa ?
J u a n . La d e £Í8ua te condena^
pues la llamas D o ñ a E lena
de Peralta y cip M en d o za;,
una crrad’a ,
trae la casa alborotada.
Chocol. Señor m i o , esa criada
íüé criada
CiSr/oJ. D ebes la partida ? C/ioco/. Si.
Carlos. Pues n o os dé c u id a d o , y o
os enviaré ese dinero;
/
po rque serviros espere»
com o amigo Chocol. E ste c í y ó ; a f .
Poneisme en obligaciones
fmo.
m u y grandes. C.»r/aj. S ie m p re o sestiCkocol. Éii e f c d ü , sois mi prim o:
dexémonos d e razones,
y vamos á lo im portante.
V o s nití peJisieis a y e r
p o r espos« ó p o r muger
'
á mi heeinana. Carlos. Sí á Vk>lante
llega mi dicha á al'canzar,
en mí tendréis un esclavo.
7.1 Chocol. D o n C á r l o s , y o n o os alabo
£
su hermosura singular,
fsin o . su virtud , su honor,
__ >' su prudencia , s u coriiura,.
D entro Dor.
Don D iiego y otros.
^ ^ ^ n o i . M atadle. Otra. Muera.
^í\ y
poco d e locura
' I en esto dcí pundonor.
Cobardes,
Ultimametyie , ella es
d e aquesta suerte castiga
vuestra e s p o s » , y o os f.i J o y
f
Tillatíos atrevimientos.
c o n mucho gusto. Carlos. Y y o e s t o y | ^^^fero.M uertosoy.Cíoc.Por Jesu C hristo,
c o m o e s c la v o , a vuestros ptes,.
que es D o n D iego d e Peralta.
reconociendo , D o n Diego,
J u a n . Q u é dices?C'Aoco/. L o que te digo,
este valor singular.
J u a n . P o n d ié m e 4 su lado. ¿Vase.^
Choíol. N o se p odrá d iv d g a r
Chocol. B j e n o r
este casamiento luego,
deshízose el l'aberinto-,
eníre tanto , que D y n Juan
las de V illa -D ie g o tomo;^
n o se- casa c o n L eonor.
■
pero_aguardar
pero agu.
es p re c is o .'__
Carlos. C o m o y o logre mi am
m ora.- |
L>ort J a a n y D on Diego con Itt
Chocol. Las palabras no se d i
espada
desnuda.
iy ir
^
sin cumplimiento r los dos
J u a n . D o n D ie g o ? Diego. D o n Ju a n?
nos veremos que deseo- .
r J u a n . Q u é es e sto ^
ver m u y presto este himeneo.
D iego. Haberle J a d o castigo
C<7r/oj.Está bien: á'Dios.C/w(?/.A Dios.- á un villano descortes.
Ois , entregue el criado
Ckoqol. El q u f ( k tan-^mal herido,,
los dos mil pesos á Elena.
q u e no- lo ií>i«ÍJp'otra vez.
Carlos. E stá bien.
•rY a s /^
^ n : R etirém onos , amigo,
CAofo/. Linda cadena Sale'D on J u a n .
del bullicio , que sospecho,
, m e e f h á e l segundo cuñado:
que la Justicia ha venido.
q iii-v ie n e -, mi sc ñ o rf
Chocol. Ya salimos d e la calle;;
J^Juan. D e pesar no vengo en mí:y pues no nos han s e g u i d O '
estimo el hallarte aquí.
soplo con alma , ni vara
Infam e , aleve
traidor^u
£rimlual i lo Mioistro:-
1
I
Ayuntamiento de Madrid
3^
L a Presumida y la Hermosa.
l i bemos d e hacer?
d e M en d o z a y de Peralta
'V<goT| p o n Toan,
/
«
f
í - D é Peralta? £ W Q u i é n Ío isnora?
y a saVeís , c o m o c autivo
Inés. Y-í- írr'.’ra'hWai«
.
estove J mi libertad
n o eres c o m o y o criada?
ord enó el C ielo Divino;
f E len a , t i o , amiga que so y señora.
p e ro e sto q uiere mas tiempo.
i^ J n e s . Señora t u ? qué accidente
D e Santiago v ine , amigo,
¡ •- - t e d ió este título ? Eleiza. A m í?a,
a mi casa , y ai en trar
i
Sí quieres q u e te lo diga,
en Sevilla , ese atrevido
diréteio brevemente.
C aballero , si lo es,
M i señor , á quien y o llamo
c o n o tro s d o s , vi , q u e altivos
am o , m e adora y me llama
inaltrataban dos mageres
ama ; y sin d u á a lo so y
d e palabra , y fué preciso
h o y d e su vida y $a alma,
o p o n e rm e , com o noble,
i l n fe de que es y a mi eiposo,
á sus locuras : reñimos,
oso llamarme Peralta:
y sucedió lo q u e veis:
alta , p o rq u e una señora,
h a ced , que á un criado mío,
ho ra no tiene d e baxa.
q u e ccy^ ^
m iiliji^ osp eclio
V e r m e su m uger esperoj
que se retiroli- Oiocol. Q u e d ito ,
p e r o p o rq u e su palabra
que^ se va llegando gente;
abra e l o ro , q u e y o encierro,
''eni«%Jos^
c |j|y j/g o ,
. j ^ r o c o n toda la plata.
p o rg u e ir D o n D iego á su casa,
N o h a y que fiar de hombres , pues '
es ponerse en el- p e l ig r a
es el m e j o r , si se embarca,
a la nuestra irá. J u a n . Q u é dices?
barca , que escurre la bola,
Lnocol. C u e rp o d e Ciiristo conm igo,
ola , y nos dexa sin blanca.
calla con dos mil demonios.
P rim e ro que con su venda
C hoco) ate en lo que ha dieho,
vend a el am o r nuestra cara,
na dicho bien ; en la vuestracara , aun qu e mas se carcom a,
retirado , p o d ré , amigo,
com a el hombre la manzana,
dar aviso á mis hermanas;
o , en e f e d o , si serví,y q u e D o n P e d ro mi lio
que quien quiere ser ama,
solicite este negocio.
ma e l ser s e ñ o r a ; pues
Chocoi. C a to rc e varas he visto,
, ;s mal hecha una criada.
y setenta plumas : vamos.
Ya no io s o y , porque s o y
J u a n . E stá s loco ? lienes juicio?
h o y la dueña , y de la agalla
dón de llevas este hombre?
llalla mi hermosura , que
Chocoi. Al infierno : lindo arbitrio!
d e dexar á mis amas.
ha de faltar una casa?
Si quieres ser mi doncella,
dexaie , q u e esté cautivo,
sella la desconfianza,
e ntre tanto que nosotros
fianza que hago p o r d arte
nos libramos. J u a n . Bien has dicho
arts para mi privanza.
V'íinse, y~ saiín T fü s .y Hiena. ^
Y sino quieres servirme,
J h « . E l e n a , Elena, E lena. A o tra moza
irme p re te n d o Á mi casa,
debes de l l a m a r , no á mí.
á saber si mi D o n D iego,
Jnes. P u e s cómo te llamas , di?
D iego M o re n o se llama.
E len a . D oña E le na d« M endoza.
Y n o me nombres jamas, .
i« < rj.T ú D o n a E lc n .i? í'/« í.í.A u n meíalta
mas q u e D o ñ a Elena casta,
o tro lítulo. Jnes. Y quál es?
hasta q u e en él para todos,
Elcn-1. D u n a Elena so y , Inés,
todos m e llamen Peralta. ¿_V^se
X
Sa^
Ayuntamiento de Madrid
p e Don Fernando de Zarate.
jíj^
S a h D o ñ . t LeoHor.
L eo n .Con quién h a b la b a s, I n e s?
,Jnes.Q oi\ Elena : está perdida.
L eo n.Q aé liabía la desvanecida?
In e s .Y o te lo d iré después,
p a ^ e viene mi señor. S sle Choco!.
O w T Ya quedan en una casa
np,
»
gj
ni en mi vida á nadie h¿TffÜérco
en E spaña , sino en F lán des.
E scrilr.E stc es m andam iento expreso
d e la Sala , y es forzoso.
Chocol.Yo e sto y bien en mi aposento»
y
Sala
.
y a la T j c S n i ^ m a s adentro, n U
^ ^ u é es esto que p o r mí pasa ! )
á querellarme de quien
/
D o n D iego y D o n Ju a n . Leonor?
á un hombre tan C a b a lle r e é J/'
>, Z í o « . Ado'nde queda D o n Jua n ?
como y o , le ha l e v a n t a d ^ t j ^
^ Chocol.üi huésped con un amigo.
una miierte q uando ménos.
Leon. Q ué dic.es ? Chocol. L o que te digo.
V i v e Jesu -C hristo , qne
ap,
^
C on D o n D iego de G uzm an
e sto y tem blando de miedo:
8
queda , h e r n u n o de D o ñ a Ana,
d ir é , que s o y Chocolate?
que h o y dd Fiándes ha venido,
no , que el cacao n o está bueno . ,
con quien habernos tenido
'E scrib .S i vuestro mismo criado
!'■
amistad segura y llana.
os condena. CZ/oío/. Bueno es eso:
I ' Z í ’w .- N o conozco esa señora.
como se llama ei criado?
') Chocol.'Es hija d e D o n T e o d o ro ,
Cosm eD iaz. Chocol.Yo rjotengo
i» y nieta d e Tom as M oro.
ni tuve , ni he de tener
í'Z e o rt. Ménos h conozco ahora,
ni he tenido en ningún tiem po
W Chocol. Es en talle , bizarría,
criado a quien ÜJmen C osm e,
herm osura , perfección,
Dami.in sí , mr Z a p ate ro .
cortesía y discreción,
León. D émosle cuenta i mi tío.
j
la V e n u s de Andalucía.
Vio/. E so será lo m.is cierto;
L eo n .Q ü é es esto que e sc u c h o , Cíelos !
pues un criado á su casa
^
de esa suerte el tal D o n Jua n ,
va y a , L eún or , al m om ento. (."V'
será marido y G a la n 5 =
ap.
C/;ofo/.Lloras,Duña E Iena?£/m .í L lo ro ,
¡ a r n iu y presto^ mutfiflde zelos.
mi bien , porque os llevan preso.
■
Alguaciles y un Escribano^ Chocol.Mi¿ foliarán en ei ayre,
: '¡A
D o ñ a Violante y E lena.
ántes q u e se pase un C redo:
•;
P erdonad , que e*to es forzoso.
n o llores , pesie á mi alma.
C//(3C.Quiénes?£’jí- r í¿ .ü n cfisdovuestro.
•^Esirib. L o q u e puedo hacx'r,Don Diego,
C ío fo /.E n mi casa la Justicia?
J p o r serviros , es Uevar>.3
E s c r i b este mandamiento,
á ver si es cri.ido vuestro
{<■; y p erd onad.p orqaey oZ )/»/^»« ^«^ ^/^
el tal C osm e. Chocol Decís bienj
a
es fuerza que o j po ng a preso.
y si él dixere de cierto, Z/or^j E lena.
iChocoJ. Vor qué cansa?
que so y su atrto , me pongan
‘
P o rq u e heristeis
en un cadahalso liiepn^
, d e moerre , señor D o n D iego ,
y en él me corten al p u n to
■ á D o n 'P c d r o Figueroa;
la Cfibfza del procesoi ‘
dícelo un cri.iiio vuestro
r>o llores, con mil demonios.
; á quien y o puse en la cárcel.
í / í - n . Q i i í i i jJevan’í'jíTí.'^, V a m o s Inego.
Choíífl. D iéronm e con ía de rengo, aé.
Lutos para D o ñ a Elena,
ha errado el matador,
pues
ha enviudado tan p rg^^g
jm i . ...
I
p ero le perdona el yerros
y anse ¿as D a m a s por un la do, y por e l
y o a D o n P e d ro Figueroa
i
C hocolate n o ta . venido
es*
Ayuntamiento de Madrid
L a Presumida y J a Hermosa.
a#Mí
•ite I y he notado,
f l ^ ■’h a sitiado
la casa
com o h e estado con cuidado,
d e D o n D iego , y el criado,
D o n J u a n , si le ha sucedido
q u e está m etido en la jaula,
alguna desgracia, / « a « , N o :
ha cantado lindamente.
•é! iria á vuestra casa,
D ieg o .D h te parte á mis herm anas
y de to d o lo que ,pasa
y 3 mi tio , d e que y o
á D o n P e d ro cu e n j» vdS^
en esta casa quedaba?
sin d uda alguna , y^Tó» dos
Chocol. Eso dices , quando tienes
se Iiabrán , D o n Diego , informado
en la tu y a treinta guardas?
del ^herido y de] criado.
N o , señor , n o te conviene;
D iego“ N o fuera malo , que vos
dexa sosegar las varas
•
os informarais también
y las plum as , q u e despues
d e to d o lo sucedido.
h a y tiem po. D ieg o .M is acertada
f»^M.Con cuidado m e ha tenido ap.
c ordu ra s e r á , D o n Ju a n,
C h o colate. Decís bien:
. q u e y o ie escriba una carta
sepamos en el estado
á D o n P e d ro . J u a n .D e c is bien.
q u e está ia causa , que luego
D ie g .'V o y á escrib¡rle:aquí a g u a rd a .F ^j.
y o procuraré , D on Diego,
y « « n . C hocolate , qué h a y de nuevo?
q u e to d o qu ede ajustado.
Chocol.Qvé ha d e haber,pesie á mi alma!
Sabré quien es el criado,
que la Justicia entendiendo,
si es hombre d e calidad;
que s o y D o n D ieg o y Peralta,
p o rq u e con toda igualdad
m e prendió ^ m á /tZ ju a n .Q u é dicesí
el duelo quede aplazado;
C/wcol.Quiso D i o s , que me soltaran;
que en los lances d ei lionor,
po rq u e el bueno . del criado,
esto se debe mirar,
apénas me vió Ja cara,
para p od e r ajustar
y se santiguó d e mí,
c o n la nobleza el valor.
quando dixo , cosa es clara,
D iego. Es así ; pero dexando
q u e no era y o su señor.
esto ap arte , qué os p.irece,
J u a n Y L e o n o r , qjiQdix9?C/w(7/. A nda
esta Ciud.id ? Juíin.Tsíís parece,
la casa revuelta:
sus grandezas venerando,
apénas las dos hermanas
p o r ,0i2aT5>mar3v¡Ua,
subieron que no venias,
el lauro d e idS C iudades.
y que p o r huésped quedabas
D iego Sus D ám as no son D e i d a d e s ? / ^ con un amigo , á quien y o /
J u a n . Siendo su Cielo Scviiid,
fingí que tenia una hermana,
quién lo d u d j?
V i qu ando se quedaron muertas;
D i^ g o .Y o s , D o n Juao,.
^ pienso , que d e zelos rabiaii:
estaréis enamorado?
^ e r o v o y con tu licencia,
J u a n . A mcreoer no he llegado
en qüfliito escribe la carta
tanta dicifa ; porque esc.iti
D o n D iego , á pagar , señor,
mis cuidados desvalidos,
una fineza bien rara,
y mis m é'itos no son
que hizo p o r mí el Alguacil,
iguales d la elección.
p o rq u e im porta.
f Vase, 5 .'
Z)?Vgg.Siempre en vos fueron lucidos. .JuMz. E n tal borrasca,
l" y « /i« .D o n Diego , y o me hallo bien,
la prudencia ha d e ser norte,
i . sin querer ni ser querido;
{¿ate.''
q u e guie mis esperanzas
?
1(4' y a Chocolate ha venido: S.tle Chocoal puerto d el desengaño,
J lf
q u é h a y de n u e v o ? mal ó bien?
I s T l o h a y en mentiras tantas.
í‘
Chocol. Q u é ha d e haber? que la Justicia
|j* u e s que y a e s to y satisfecho,
que
Ayuntamiento de Madrid
25
D e Don Fernando de Z a ra te.
f qne fueron las ignorancias
I de ChocoJate , quien díeroa
á D o n G aspar esperanzas
d e ser su esposa Leonor,
que ella con fineza rara,
q oa n to le aborrece , estima
mi persona j y pues el alma
tan satisfecha ha quedado,
dexenios asegurada
¿ ^ D o n D iego ia nobleza:
balen Violante é Inés con manto.
j: p e ro
es la caSa.
t e l e n a . Espióle lindamento,
que aJlí está D . Ju a n . J u a n . Q u é traza
p o d ré dar en tan to riesgo.'
*•
Sin d od a
^ é g a n s e d D o n J u a n , y se descubren.
A u nq ue d e acción tan liviana,
señor D o n Juan , se le siga
a mi h on or alguna falta,
pe rd o n a d mi atrevim ientos:
y escuchadme , q u e em peñada
una v e z la que es discreta,
en los y e rro s no repara.
/ « ^ « . L e o n o r , s e ñ o r a , advertid,
que A m o r ignora Ja causa
d e vuestro disgusto. León. Oídme:
Q u a n d o un C aballero trata
d e empeñarse ó d e casarse
con alguna noble D am a,
SI la desengaña cuerdo,
p o r lo ménos , no la eneañai
nií’n e\c
J -•
. ®.
Bien
os a c o rd
a is , señor,
q u e en el Ja rd in ::- i ¿ S ? E U a cante
de_ plano , señora mia.
Leon. C o n amorosas palabras
m e d íx is tc is , q u e á V io la n te
no q u e ría is, que eran faísas
y fingidas las finezasj
que ícniais dedicada
á mi am or la voluntad'
que os diese in.mo y palabra
f f
qué veo ? dos Damas
vienen aquí, ^ s í í ^ e n , Inés,
que esta s in 'S u d a es Ja casa,
pues en ella entró D o n Diego,
y ahora s a lió ._ J g g ^ A tu hermana
^®ni^_^que nos eche rriéjjos.
V ijp i^ M i e s t á D . J a n n . J f í ^ u e s habla
VA
resolución,
I j p b A E s t a v is ita , aunque extraña,
señor D o n Ju an , es forzosa;
p o rq u e le im porta á mi fama
c u m p lir con" su obligación,
/ a a « . V io la n te hermosa? F w /.Q u é falsa
es el alma que teneis,
, pues n o siente io q u e habla !
A lo que vengo , D o n Ju a n,
es ( p e r d o n a mi ignorancia)
a daros el parabién
de la elección acerrada
q u e habéis hecho , claro está,
d e e ^ o s a ¡ : , . í g 57 .Q u¿escucho,CieIosí
en la señora D o ñ a Aña,
i.eon. Y y o , en vuestro a m o r fiada,
hermana^, com o me han dicho,
el corazon os rendí
del dueño de aquesta casa,
con
la vida. í ¿ S ? . H a falsa herm ana!
a quien con vuestra licencia
> advertid , q u e y o : : h e de hablar q uatro palabras,
H a y fortuna mas contraria !
ap.
dand oIeáenL tend er;í-/«^ ;j, V io la n te ,
¿
«
72
.
N
o
os
alteréis
,
que
no
escucha,
q u e dices ?^nes. L e o n o r tu hermana
no , mi señora D oña Ana,
viene aquí. Fw /.Q uédices?J?iíf.D Í20,
de
quien sois ahora huésped,
q u e es L eonor. Viol. E s t o y turbada;
y esposo sereís mañana.
*i ^ s ^ v é , somos perdidas.
/ « . ! « Q u é D o ñ a Ana es esta , Cielos?
• ^ 'W j ^ f c E j S S I I f f l ^ o s valsa:
M ira d , que estáis engañ<=da:
retírate. Viol. Úices bieii.íJíefír^i,^-. ^
Vive
D ios , dueñ o querido,
J u a n . Q u é es esto , que p o r mT p a j ^
que n o vive en esta casa
Salen Leonor y E len a con m w to s.
^ n g u n a m uger , es cierto;
el criado nos dice,
>
Y sino , un ra y o me parta,
«gue salió aquesta mañana
'
verdad.
d e aquesfa casa D o a D iego,
C ie lo ? , C ie lo s , m ucho tarda
CQ
Ayuntamiento de Madrid
"Vi
26
Z a Presumida y la Hermosa.
, f/y
Sale D on D ieso .
j
•W2);V¿(j,Chocolate?6_íí!C'0^¿ s p e r e usted,
P a sa n D o ñ iiV io U n te é Inés p er delanque y a está callente el agua.
te de ellos tapadas , y vanse.
ola , P ed ro , chocolate:
;
Leon. P re g u n to , señor D o n J o a n ,
y a y o salí d e la quadra.
no h ay muger en esta casa?
P erdonad , señor D on Jua n,
jE kua. I h y m a y o r bellaquería!
\ \ ' que á saber y o , que estas Dam a
Sin d u d a , pues son dos D am as,
os h a b la b a n , n o saliera
á im pedir , es cosa clara,
q u e una es de! señor D o n Ju a n,
tan ¡usta conversación.
y otra del señor Peralta:
ap.
J u a n . V u e s tr a cortesía es tanta,
'
vive D i o s , q u e si le veo,
q
u
e
a
n
te
p
o
n
e
á
la
amistad
'
que le he de arrancar las barbas.
bizarrías cortesaiwiiJuaH .O 'idm e, León. Q u é os he de oír?
Y
porqu e es ¡auce forzoso
quando estoy desengañada
acom
pañar
á í u casa
: d e vuestras falsas razones,
á
estas
s
e
ñ
o
r a s , ©s pido
conociendo , cosa es clara,
perdonéis-. la"'confianza,
q u e sois un mal Caballero,
que tengo d e vuestro am or. • que faltaís á la palabra,
D
iego.
E s m u y justo acompañarlas,
y que alevem ente fuisteis
E
len
a
.
Q o \W i que sepa quien son.
traidor á mis asperanzas?
las dos D am as ? Leon. L o estimara^
V e n f Elena : muerta v o y !
e n caer ! esto ha de ser:
s íg u e m e , l a e s .
Patarata.
*
'V
A l querér 'irse i sale .Ckacolate,
^ a n s e D an Tuan V D a ñ a J ^eom r.
E len a . D íg am e usted , señor mio,
D i g o , s e ñ o r , q u e : ; - dos D am a s
y perd one mi ignorancia,
e n esta casa t q u é es esto?
dos D a m a s , q u e en este p u nto
X « n .'E ! e n a , si to deciaras
A l oido.
salieron de aquesta sala,
con mi herm ano , s o y perdida.
vinieron á visitar
E len a . Q u e no so y y o boba , calla:
á mi señora D o ñ a Ana ?
O y e u s t e d , mi R e y . -Chocol. A mí?
pt--“
o d re
m o s saber quién
son?
-------*
.
ji /len
e n a ,. A
a ustca
E
usted uiauiUM»
d igo sdo s wamuiai.
palabras.
Chocol. Q u é manda usted y ^u e Ja sirva? ' Diego., Si son zelos , son sin causa,
> cata
__ _
r.r,roiif>
p o r q u e e n esta casa*
c a s a , es cierto,
Er-,len a . XQ u é ? deshacerlV* 4 áno
vive
ninguna
D am a.
p o r f a ls o , por em bustero,
E
le
n
^
.
C
ó
m
q
no
,
si
y o la vi ^
p o r traidor::A g á rra le delpelo^
salir
ahora
?
Diego.
So engaña;
OíiCíj/.. D e te n te , aguaVdai
p e ro sea atrevimiento
quedo , con dos mil demonios:
ó n o , pregu nto J ' l a D a m a ,
es E le na Ì E lena. E s fu r ia , es rabia,,
q u e c o n mi amigo D o n J u a n
. es basilisco. Chocol. M uger
salió ahora de la quadj;^,
d e Bercebú , ten te , calla.
c ó m o se llam a? E len». R e y m ío,
E len a . Q o é ho d e callar l y mi honra?
es persona d e im p ortanciaj
Habéis buscado esta casa
y p orqu e sepa c o n ^ n
■' TÓs y D o n J u a n , para ver,
h a d e c o m p e tir
Ana
en achaque de D o ñ a A na,
( p u c j j y b r á du e lo que obligue
dos mugeres , que h.in salido
á que vueJva p o i su fama.)
ahora de aquesta quadra?^
la D a m a „ que acom pañó
Chocol.T>ot, mugeres ? E le n a .
traidor
el señor D o n Ju a n » se.Uamff-- ^
y o é I n é s , esta m a ñ a n a D o ñ a Le<)iior de Guzin¡m,
os seguimos y supimoy<y
d e D o ñ a V i o la n te hermana;.
to d o quanto e n ella pasa.
...
y
Ayuntamiento de Madrid
.1
Dé
ed)
V. 1
na
n.
S .
X/!¥
I
mi líórór
Vpesando en una balanza
la traición de mi enemigo,
gloria en el mismo castigo,
vida en la propia venganza.
P a r o si es fuerza admitir
en la mas severa culpa
del q u e ofende la disculpa,
c o m o me llegó á decir
la q u e m e pu do advertir
d e mi agravio , que seria
mi esposa , que su impatía
tiene la prim er verdad,
con la simple vanidad,
formada en la fantasía.
O tra V io la n te y L e o n o í
pu ed e haber , y o tr o D o n Diego,
y no es justo adm itir luego
t
br evement e un error:
A veriguar es mejor
con cordura y con secreto
este lance , q u e el preceto .
^
del imaginado agravio,
m anda inquirir com o sabio,
sn p ro p io agravio el discreto.
in. •
)ra-l
or,
’>
o
sa;
P
lio .
á
Sale Chocolate.
liQcol. P o r haber visto al criado
d e D o n G aspar , vuelvo á vec :
si se h a ido esta muger:
y
Z arate.
2?
sin c u e l l o m e ba deseado.
D iego. C nocolate viene aquí:
q u é h a y d e nuevo ? Chiocol.S\ io quieres
s a b e r , esas dos mugeres,
¿ “ q u e m e buscaban á m í::D iego. Y quién son , p o r vida mia,
'fi es que se p u ede saber?
<4 ^ 1. N o es fácil de c o n o c e r
do s D am as de picardía.
D iego.C óm o se llaman? Chocot.'Lz un»
D o ñ a Toribia d e Bielma;
y la otra D o n a Anselma,
Damas de"'toda fortuna.
J)i>¿'o.Qué dices ?C/wco¿.Lo que te diga.
D iego. Pues la que habló tu señor,
se llama D o ñ a Leonor.
Chocol. C u e rp o de Christo conmigo t
C ó m o se llama la otra?
Diego. N o lo s é : sé que esta D am a,
^
íiy D o ñ a L e o n o r se llama.
y ^ o c o l . D o ñ a L e o n o r? esa es o tra. D iego, Son muchas?
Chocol. Son D o ñ a Ju ana,
D o ñ a Elena B e rn a rd in a ,.
D o ñ a Estela Celestina,
D o ñ a Teresa Gresiana,
D o ñ a V io la n te de Balia,
D o ñ a Tomasina Aldonza,
D o ñ a Angélica Peonza,
D o ñ a Ines y D oña Galia.
y las d o s , sí^son , es c ie n o ,
d e D o n D iego fide Peralta,
d e quien y o he d e ser esposa,
ó m orir en la dem and a,
¡V a se^
D itg o . D eteneos , esperad:
Cielos , qué veneno lia sido
el que e ntró por el oido?
P u e d e ser esto verdad?
M i hermana esta libertad?
D o n J u a n este atrevimiento?
qué d u d o ? cóm o consiento
en mi nobleza este error?
E n mi saagre un deshonor,
hidra del entendimiento?
D o ñ a L e o n o r d e G uzinan
,
dixo
y de V io la n te hermana,
j
^ y a flaqueza inhumana
i
h o y solicita D o n J u.......
an ?
Sale zin Criado con un papel.
Criad. Pues aquí le vi entrar,
sin d uda hablaré con él:
aquí está , d o y ie el papel.
Chocol. Q m éa es? Llégase a l Criado.
C riad. Q uien os quiere hablar.
Chocol. D e qué parte? Criad. Para vos
aqueste papel me han dadoj
executad , conio honrado,
f
il
. l o . q u e él os dixere : á Dios
^
D iile el p a p el y v.ise.
Chocol. C riado da D o n Gaspar
ap .
y con pape!? malo , malo: ^
si es desafio? remalosA brirélo? no h a y que hablar.
Pues que dice el sobreescrito '
á D o n D ieg o de Peralta,
el verdadero D o n DÍ cho
- D2
le
Ayuntamiento de Madrid
28
L a Presumida y la Hermbsa.
le d é dos mil estocada.,
á reñir. Chocoi. Y o no diré,
y o salir al cam po? bueiíS.
señor , esta bt iooAn es n^ia
D ie jo . Es papel de alguna D a m a
á mi padre , aunque viniera
para D on Ju a n? Chocoi. N o señor: -• ^ a h o r a d e la otra vida:
á D o n D iego de Peralta
AQ
quieres que lleve la carta
dice este papel. Diego. A. mí?
á tu tío'? Diego. Eso seria
Chocoi. Será fuerza que ie abras
obligarle á que viniese
para salir d e esta duda.
á verme , y en tan precisa
D -ile el p !f¡el Chocolate á D on Diego.
ocasion no me conviene.
D iego. H á y confusion mas extraña!
Chocoi. Has dicho bien , porque el día
í,ee. Señor D o n D iego d e Peralta y Guzque se desafía á un hombre,
no se acuerda d e su tia.
m a n : A las tres de la tarde os aguardo
ap.
D aréle cuenta á D o n Jua n,
junto á San D ie g o , adtfrde os daré á
e n te n d e r , cómo se qi!Í<bra'n las pala­
suceda una desdicha.
bras , que se dan á hombres com o y o ,
'Diego. A D ios , Chocolate.
D . G aspar de A rze y Q uiñones.
Chocoi. A Dios:
)ues vas á ^ g a r la vida,
O y e , escucha. Chocoi. D a r é voces:
lombre , á la primera mano,
H a y m a y o r bellaquería!
P u es á ti te desafíj
arrastra con k espadilla.
un hom bre , que no conoces?,
óale U on \ ^ s p a r .
G asp . Pues el criado le dió
D iego. D o n Gaspar? Conoces tú
mi papel , no tardará
á este Caballero? Chocoi. N o ,
D n n D iego , pues se hallará,
D iego. Pues quién le dixo , que y o
sabiendo , que me ofendió,
posaba aquí ? Chocoi. Bercebú.
al desafío '-obligado,
D ieg o .Y o ¿ \ palabra?
E s quimera,
ley expresa del h en or,
no babiéndoio conocido.
de quien ha sido el valor
D iego. Yo_ he de perder ei sentidos
ministro en lo executado.
Chocoi. Y y o , si ai ca m p o saliera.
P ro m e te rm e por esposa
D iego. Conoces á este criado?
á L e o n o r , y no cum plirm e
Chocoi. E so has d e decir? y o , no.
la palabra , con decirme,
D iig o . Pues c ó m o ei papel 'te dió?
que quiere ser Religiosa,
Chocoi. E n te n d ió , que era selladot
s:tbiendo y o , que á D o n J ü á »
5 ! es pariente del herido,
se la tiene prometida,
q u e con aqueste disfraz
es baxcza conocida,
o s quiere poner en paz ?
y en la palestra dirán
D iego. L o que y o tengo enteudido
los aceros , el que tiene
es , que este criado erró
m ejor fortuna ganada,
•
la casa , y que habrá sin falta
q u e el derecho d e la espada
e tro D o n D iego Peralta
m ayores glorias previene.
*n Sevilla. Chocoi. Ese so y y o _ ap.
Sal« D on Diego:
D ifg o . P e ro el venir á esta c a s a ^
'Diego.
E
ste
es el sitio , sin duda:
y el d arte el papel á ti,
A quál h o m b r e 'h a sucedido
m e tiene fuera de mí:
• salir al cam po á reñir,
qué es esto", q u e por mí pasa^
sin conocer su
si.i enemigo
M a s sea v erd ad ó no,
Ailr se está pase.¡nJo
á mí m e toca salir
un. hom bre : el talle y el ferio
al cam po , y no has de decir
m e dice ser Cub'aileroi
á D o n J u a n , q u e salgo y o
por-
Ayuntamiento de Madrid
G
C
G
De Don Fernando de Z a ra te
29
j o r q u e en hom bre bien nacido
D iego.'S.io es bueno para dicho
tiene ei espíritu noble,
antes de salir al campo;
y se viste d e lo mismo.
p ero no habiendo salido.
F u e rz a será preguntarle,
Y liltimainentc , sí vos •
si es el dueño que me ha escrito
tuvisteis otro designio,
el papel. A unque parezca Llégase.
y no hiibeis , como decís,
atrevimiento , os suplico,
diísaliádome ( ' digo,
■ TJaballero , me rfigjhí,
que y o os desafío á vos.
si habéis visto en este sitio
'G < J J /.C o n esto solo confirmo,
á D oii#'G aspar de Quiñones-?
que ei papel es para vos;
G a sp. Yo lo soy , para serviros.
y así el reñir es preciso.
X>íVjfi).Conocéi5me?G-^í^,No meacuer- i>/iff£).Para mí siempre lo fué.
Cabaliero , de haber visto
(do, Gdj/>. Pues h.iga el valor su oficio.
vuestra persona jamas.
R iñ en lo
los dos , y sale Chocolate.
D íV^o.Pues siendo así , q u é capricho , ^ h o í o i . Pues no parece mi amo,
ó .q u é duelo os obíig
iriremediar
^iciiiv uidi será preciso
DO habiéndome conocido,
esta desgracia. D o n D iego,
á escribir este papel ? D a le un papel.
k J!usiicia , que ha tenick)
G a sp . Sueño parece ó. delirio:
noticia de este suceso,
quién os io dió ? mi criado?
os viene á prender.
X)?V^g.Si,Don Gaspar.
Gran castigo
Diego. Pues visco
^
nierece su atrevimientqj
el peligro , D o n Gaspar,
pues y a le habéis leído,
m añana en aqtieste sitio
bien sabéis , que mí valor
daremos fin á este duelo. (V ase.
- ái^Pia á duelo tan j j r ^ j s o
G asj). E stá bien : Cielos , qué he vistoP
,á D a n D ieg o de Peralta
no es D o n D iego de Peralta ? ap.
y G uzm an. D ieg o .Y o so y el m ism o, C/^uí'c/.Mi prim o m e ha conocido, ap,
G <Tí/j.Q uédecis?i>/V í.L oqueescuchais.'’ Quiere irse , y detiénele D on G a sp a r.
G a sp . Pues á quien y o desafío
Gíij/>. D eteneos , escuchad.
n o sois vos , señor D o n Diegoj
Ch(ycol,Yo me d o j ' por detenido.
• y fué y e r r o conocido
A -p .iñ o D on Carlos.
sin d ud a d e mi' criado;^ ^ ¡a rlo s. Siguiendo vengo á D o n Diego;
pues teniendo el nom bre mismo
^
y pues claram ente he visto,
d e mi enem igo , el papel
q u e me faltó á la palabra,
os díú por el apellido.
le he de matar. Chocol. Q u e d o , digo,
Z)íV^o.Pues miráralo el criado;
q u e es D o n D iego de Peralta
p orq ue habiendo y o salido
el que se fué. G a s p .Y o he reñido
al ca m p o por un papel,
con él j p e ro poes sois vos
que habla tan claro conmigo,
d q u e 'm e tiene ofendido,'
es fiierza cum plir él duelo.'
£>■ Carlos con U espada desnuda,
G í x / ’.E l m antener lo que he dicho ; . '^ s a c a d la espada. Cários. V t'm tto
en el papel , es forzoso:
la debe sacar conmigo,
p e r n si nunca os he visto,
pués que le vengo siguiendo.
si habla c o n otro el pa p el,
• Chocol. E n q u é parte e sto y metido? ap.
si fué y e r ro conocido,
G a sp. E l filtarm e á la palabra
si confieso , que no sois,
prim ero • , ' ^ u e y o he sabido,
c o m o se vé , mi enemigo,'^
q u e hizo lo mismo con vosj
p o r qué parco os toca e l diwlo?
m i d ere c h o ha preferido.
Carlos.
Ayuntamiento de Madrid
30
L a Presumida y la Hermosa.
que han de casarse á las
d e la mañana c o n ellas,
Jia tres dias que le sigo
ó se h a n d e m a ta r conm igo,
con intento d e matarle.
p o r q u e prim ero es mi honra.
Chocol. VüQS y a estamos en el quinto.
G a sp .V ü ^ s vos n o habéis pro m etid o
G ^ s p .H i duelo ha sido prim ero.
A D o n ju á n ,á L e o n o r? C //o c o /.B ü e n < *
C arlos.M i agravio m a y o r ha sido.
parece que somos Indios.
^
Chocol.Ustedes se m é 'c o jifo rm e n ;
D o n J u a n casa con D o ñ a Ana,
p o rq u e e a estándolo , digo,
h erm ana del q u e ha reñido
que uno á nno , y d o s á dos,
c o n v o s , que es o tro D o n D iego.
Ies juro , por Jesu-C liristo,
G í í J / . Pues á vuestros pies rendidos
que los he de hacer pedazos:
nos teneis. C arlo s.Y de mi p a rte ,
ánimo , que to d o es vino,
con afefto agradecido. D e rodillas,
y to d o es determinarse.
os pido p e r d ó n . CAoco/. D o n Cárlos,
G asp.V aes árbitro d e sí mismo
D o n G a s p a r , que somos primos,
sea D o n D iego. Carlos,E.sik bieti:
n o andemos en cumplimientos:
.elija p o r su capricho
venios los d o s conmigo,
con qoal gusta de reñir.
y llevaos á mis hermanas
Chocol. O qué gentil desvarío !
d o n d e fuéredes servidos.
C o n ninguno , <5 con los do'
G¿ri/>.Sois noble; Cíír/oí. Sois C aballero.'
G ítsp a r.C o n los dos ? es desatino.
Chgcol.Soy vuestro cuñ ado y prim o.
D esatino ? V o t o á Dios',
V a m o s pues á vuestra ccasa.
a sa .^ _
q u e si fueran treinta y cinco,
Chocol. Pues escapé del peligro,
. . r 7 C>
los diera mil estocadas:
:
vamos á desenredar
n o andemos en titulillos,
tan confuso lab^rinf»p orq ne e s to y hecho uti d em on io .
Si m e embisten de cam ino
ap, H/jlen Doña. L eonor, D o n J i t w é In^s
con una lu z. ■
tom o las de V illa -D ie g o .
Crtr/oj. Supuesto pues que ha venido ^J’u a n .O idm s. L eo n .Q ü é os he de oÍr?
■J’t tan. D e te n e o s, escuchad.
D o n G aspar primero:;-CAíCo/.Quedo:
León. Q u é es lo q u e quereis ? hablad.
preg un to , señores míos,
J u a n .L ^ q u e . n o quiere a dm itir
no sabremos p o r qué ustedes
satisfaccio'n d e un engaño,
se quieren matar conmigo ¡
G asp. Porqu e habiéndole á D o n C á tlo s'% . q u e form ó, la fantasía,
• V io la n te pro m etido
ó fjlta á la cortesía,
ó desprecia el desengaño.
p o r m uger , y á mí á L e o n o r, /
León. D esengaño ? decis bien;
contra cl decoro y estilo,
pues quedé desengañada
que dübe ten er un hombre.
d e u n a traición ignorada,
lio cumplis lo que habéis dicho.
de que os d o y , él parabién.
f / í í c . I L y otro agravia? G ízí/ i . N inguno
A l paña D o n Diego.
CT¿¿iro/. Pues porque sepan“ mis p rim oSjj^
n d (/ vengo á D o n Ja á n ;
que el diablo los ha tentado,
y según veiígo informado,
'if el dem onio , que es lo mismo,
en mi propia casa ha e n t r a d o ; '
esta noche han de casarse;
mis rezelos siempre van
vida
d
e
mi
tio
S I, por
en aum entos : desde aquí,
D o n P e d ro , c o n 'm is hermanas.
pues nadie m e ha conocido»
G a sp -Q ü é es lo q u e d ic ^ s ?
p o d rá ¡a luz- del oido
Chocol .S o y C hino?
ser no rte d e la q u e oí
hablo G riego ? vive Dios,
L arlos.O t engañais , po rq ue y o
AO
Ayuntamiento de Madrid
D e Don Fernando de Zarate.
a aqnella D am a u p a d a .
J u .m . L e o n o r , mi bien , dueño mioj
J a «V
« .« I.
le
y ha sido »rigurosa
d e los zelos , deslucir
Ja mas pacifica gloria,
la fineza mas constarite,
_ y lealtad mas amorosa.
^ © 2 ^ 0 . E sta es mi h e r n u n a Leonort
cierta lia sido mi deshonra:,
o falso amigo ! Leon. D o n Juan^
lo que se vé , no se ignora:
tres meses lia , que venisteis,
•que para mí fueron horas,
con D o n D ie g o d e Peralta
mi herm ano d e Flándes : todas
las que de mí recibisteis
finezas , qoe no lisonjas,
, si p o r huésped fueron muchas»
■p o r am.nnte fueron pocas.
Finalm en te , la m udanza
ha sido en vos tan notoria»
q u e con D o ñ a A n a os casais»
d a n d o ocasion liceitciosa
al v u l g o , para que diga
contra la nobleza h e ro y c a
d e mi casa y de mi sangre,
• d e s a y r e s tan á mi costa;
p e ro mi hermano D o n D ieg o ,
en ocasion tan forzosa,
en duelo tan cono cido ,
^
sabrá volver p o r su honra,
•5’*»^ D on D iego sacando la espada
iV
contra D o n J u a n .
Jjírgo. Sí sabrá , dand o la muerte,
p o r infamia tan costosa,
á un traidor. J u a n . T e rrib le lance!
íe o n . A y de mí!
Salen iodos los G a la n es y D am as..
Chocoi. E l e n a , ola,
en luj casa cuchilladas?
acudid presto : Ja historia
dió lif>. Gasj>. D o n J u a n , deteneos.
C a r /.D , Diego,, qué es esto?Cíoc. Tortas.
Diego. D a r la m u e rte á un fòlso amigo.
P edro. E * mi casa esta deshonra?
J u a n . D o n P e d ro , no pu ede liaberla
en Ja sangre generosa.
P edro. Qáiéix es este: C aballero?
D iego. S o y v u e s tro sobrÍHO.
Chocoi. Moscas.
~w 1
.!
A r *
1
•
t go
Pedro.Víl s o b r i n o ? S í , D oi n ^Diie
do Peralta so y . Chocoi. Zam boas.
Pedro. D o n D ie g o , qué es e.no?
Chocoi. Chinas:
q u é ha d e ser ? una tram o ya: ^
h a y D o n Diegos , que se cruzativ
• aquiíSÍEscurrir la bola
será lo mas acerrado.
a f.
H abla , s e ñ o r , linda s o r n a !
habla con quarenta diablos,
q u e te lleven desde ahora.
; Ju a n .X )o n P edro , D on D i e g o , oidme;
•.
Y o vine de B a r c e l o n a ^ ^
— r á Sevilla , vi á L*eonor,
» J á c u y a deidad hermosa
/ / rend í to d o mi alvedrío.
Supe ,■ que en una derrota
á D o n D ie g o cautivaron.
con industria ingeniosa
h i c e , que aqueste criado,
que Chocolate se nombra,
q u e se fingiese D on D ie g o ,
con c u y a traza s e logra
el entrar en vuestra casa.
D o n D ie g o ha venido ahora,
—q a e es ei q u e presente veis;
m i calidad es notoria;
_j» quien satisfice , no agravia;
^ T K o n c r ha de ser mi esposa,
o aquí he de perder ia vida.
/ i Consultad los dos ahora,
'
si h a y otra satisfacción
m ^ justa ni mas honrosa;
porqu e si re y n a la ira,
y n o re y n a la concordia,
p e r d e r por L e o n o r la vida
será la m a y o r viatoria.
G a sp . D o n D ieg o , no consintáis
una afrenta.tan notoria;
y o y D o n Cárlos deíéndeinos
lo contrario ; p o r esposa*—
— m e prom etió este traidor,
á L e o n o r , y el alma propia
le ile de sacar .con la vida.
Carlo's. A mí á V io la n te . C /ííc.E sta hoja
sabe p o r el folio q uarto
cum-
Ayuntamiento de Madrid
3§
L a Presumida jy ia Hermosa.
•
D iego. Vuiis vos lo d e c í s , es Justo.
G a sp . P o r mí el A m o r os responda.
f ftm pü r las palabras todas.
G a sp a r,D o n C ários,m ueran.
| G ^ j / ’ ?Mueran. Sacan todos las espadas.
J u a n . Mi acero os responda.
Chocol. Y el m i ó , cuerpo de Christo,
acaso nació sin boca?
-
R iñ en todos, y D o n P ed ro los detiene.
7 7 dro D eteneos. León. Q ü é desdicha!
Viol. Q u éd esgracia! Choc. A rda'B ayona.
Pedro. N o respetáis estas canas?
O íd m e , que las discordias
la prudencia las ajusta. .
D iego. D ecid pues.
¡
P edro. N u n c a se logran
Jos em peños con venganzas
tan viles j escandalosas.
Si D o n Ju a n e n t r ó en m¡ casa, |
y satiíface c o n ho n ra
‘i
y con nobleza un agravio,
hijo de A m o r / p o r esposa
merece á D o ñ a L eonor.
D o n G aspar , pues que no 13^
C
en L e o n o r sus esperanzas,
con V io la n te case ahora;
y D o n C ários con mí hija: ■
Pues siendo d e aquesta forma,
los duelos quedan cumplidos,
'c
la fama en su esfera propia,
e! honor asegurado,
y satisfecha la honra.
p
C on
L ic e n c ia :
E n
h - tM
W
. ^
^
/
^
c u -e x -^ o ,
'^ < x a ^ 3 ú
&
^ v m /-
í ' 3 c í^ y
í< * -'
.
I
V alenc
V iuda de Jo5epli de O rg a , Calle de la C ruz N u ev a, »
junco al R eal Colegio del Señor P atriarca , e a donde
se hallará esta y otras de diferentes
Títulos. A ñ o I 7 Ó1 .
Ayuntamiento de Madrid
Descargar