Educación Secundaria en España y Portugal. El bachillerato

advertisement
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
IX C.A.P.
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA
EN ESPAÑA Y PORTUGAL:
BACHILLERATO
Alumno: Jaime Muñoz Casarrubios
1
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
ÍNDICE:
1. INTRODUCCIÓN.
2. SISTEMA EDUCATIVO EN ESPAÑA.2.1
Evolución histórica del sistema educativo en España
2.2
El Sistema Educativo en España desde 1970. Leyes
Educativas Democráticas.
3. EL BACHILLERATO EN ESPAÑA.3.1
Evolución histórica del Bachillerato.
3.2
El Bachillerato actual.
4. SISTEMA EDUCATIVO EN PORTUGAL4.1
Evolución histórica del sistema educativo en Portugal.
4.2
4.2 La Enseñanza Secundaria en Portugal en la actualidad.
(Estudios Científicos-Humanísticos).-
5. CONCLUSIÓN Y REFLEXIÓN CRÍTICA.6. BIBLIOGRAFÍA.-
2
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
1. Introducción.A instancias del profesor Javier M. Valle profesor de la unidad didáctica:
“La Educación Secundaria en el Sistema Educativa Español” del IX CAP de la
Universidad Alfonso X “El sabio”. He realizado este trabajo de los Sistemas
educativos en España y Portugal: Bachillerato.
He decido elegir Portugal, por ser el país más cercano de nuestro
entorno. La República de Portugal es un país europeo, situado en el extremo
sudoeste de Europa, y geográficamente está localizado en la fachada occidental
de la Península Ibérica y es miembro de la Unión Europea (Comunidad
Económica Europea, en 1986), junto con España, desde el 1 de Enero de 1986.
Históricamente Portugal a estado unido a los avatares históricos de los
territorios españoles desde época prehistórica, pasando por la romanización y
dominación musulmana hasta la Baja Edad Media en la que se crea el Reino de
Portugal ampliando sus territorios durante la Era de los Descubrimientos hasta
crear un vasto imperio y convirtiéndose en una potencia mundial entre los
siglos XV y XVI.
Sin embargo tras este período de gran esplendor tras
problemas sucesorios Portugal cayó en la Dominación española. Transcurre
desde 1580 a 1640 y comprende los reinados de Felipe II, III y IV (I, II y III
respectivamente en la nomenclatura portuguesa). Portugal, continuó su
existencia
prácticamente
independiente,
obteniendo
respeto
para
sus
instituciones, leyes y costumbres (Ordenaciones filipinas), y, mientras España
pudo, la adecuada protección para sus posesiones. Cuando estas bases fueron
violadas por Felipe IV (y especialmente por su ministro el conde-duque de
Olivares), empezó una insurrección armada que terminó con la independencia
de Portugal (Enero de 1641).
Desde esta época es el tradicional recelo mutuo entre los dos países,
aunque por historia e idiosincrasia somos muy parecidos, ha existido siempre
un desprecio o indeferencia por parte de España hacia Portugal, corregido
fundamentalmente desde la época democrática. Por este motivo me ha
parecido conveniente hacer un trabajo sobre el Sistema Educativo Portugal en
el tramo del Bachillerato con el objetivo de demostrar que españoles y
portugueses no somos tan diferentes, a pesar de esos mutuos recelos.
3
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
2. Sistema Educativo en España.Antes de centrarme en el modelo español me ha parecido necesario
hacer un pequeño análisis histórico de la educación es España.
2.1. Evolución histórica del sistema educativo en España.España es un país con una gran tradición cultural. En su suelo se han
desarrollado diversas culturas que han desaparecido con el tiempo, pero que
han dejado su poso y su impronta en la historia. La romanización arraigó con
facilidad en las regiones mediterráneas, sobre todo, en la Bética, de donde
salieron hombres tan famosos como Quntiliano, Marcial, Lucano, Séneca y los
grandes emperadores Trajano, Adriano y Teodosio “El Grande”. Con la invasión
de los pueblos germanos (vándalos, nuevos; alanos y visigodos) originaron
pocos cambios culturales, a pesar de que estos últimos eran los más
romanizados. La figura del prócer San Isidoro de Sevilla, que recopiló todo el
saber de su tiempo en su obra Etimologiae (Las Etimologías), es el intelectual
más importante de esta época. Invadida la Península por los beréberes de
Táriq, inferiores en cultura a la población hispanovisigoda, tampoco hubo
cambios notables en el campo cultural. Fue con el advenimiento de los Omeyas
cuando Córdoba se convirtió en polo de atracción de poetas, músicos y teólogos
y sabios procedentes de Oriente. El emir Abderramán II fue un verdadero
mecenas, especialista en Astronomía y Astrología; se rodeó de un grupo de
astrónomos, a los que pagaba con esplendidez y celebraba frecuentes
reuniones literarias y musicales (E. Levi-Provenzal, La civilización árabe en
España, Madrid 1953). Córdoba se convirtió paulatinamente en la ciudad más
importante de Europa, la cual comparada con la brillante civilización
arabigohispánica, el resto de Europa era un conjunto de pueblos semibárbaros.
En Al-Andalus todo el mundo sabía leer y escribir; había escuelas públicas
gratuitas para quienes no pudieran pagar a un maestro particular. Alfonso X el
Sabio (1221-1284) creó en Murcia un colegio musulmán para árabes, judíos y
cristianos, y un Estudio y Escuela General de latín y árabe en Sevilla. Los árabes
4
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
destacaron en el cultivo de las Ciencias, Derecho, Medicina y Filosofía. Gracias a
Averroes se conocieron en Europa las obras de Aristóteles y sirvieron de base al
tomismo y a la escolástica medieval. En tiempo de Alfonso VI de Castilla se
fundó en Toledo la Escuela de Traductores, bajo el arzobispo Raimundo (11301150), adonde acudieron sabios árabes, judíos y cristianos de dentro y fuera de
la Península. Durante cierto tiempo, la influencia árabe en los reinos cristianos
fue decisiva principalmente, por obra y gracia de los mozárabes emigrados,
fuertemente arabizados.
La primera universidad cristiana fue la de Palencia (1209-1212), que tuvo
una efímera vida. Más afortunada fue la de Salamanca, creada por Alfonso IX
de León (1171-1230); en ella se estudiaba Derecho, Medicina y Artes; en el
S. XV llegó a tener 5.000 estudiantes. Jaime II de Aragón fundó la Universidad
de Lérida en el 1300; siguieron las de Valencia (1410), Barcelona (1536),
Zaragoza (1541), Huesca (1354) y Alcalá de Henares (1499); esta última fue
creada por el Gran Cardenal Cisneros y fue la primera en hacer una edición de
la Biblia en cuatro lenguas (Biblia políglota Complutense). La época dorada de
la Universidad de Salamanca, la más famosa de las españolas, fue los S. XV y
XVI; en 1569 contaba con 6000 estudiantes y 60 cátedras. En este tiempo los
jesuitas comenzaron a fundar colegios mayores en las ciudades universitarias, a
fin de preparar mejor a los que ingresaren en la Universidad. Más tarde, para
impedir el arraigo de las herejías, España cerró sus fronteras. Las universidades
fueron perdiendo prestigio, situación que se prolongó hasta bien entrado el
S. XVIII. Durante todos estos siglos, la enseñanza primaria se impartía en
lecciones domésticas o en las escuelas gratuitas de las Parroquias y Órdenes
religiosas, sobre todo, escolapios.
La Orden de clérigos regulares pobres de la Madre de Dios de las
Escuelas Pías, más conocidos por escolapios, fueron fundados en Roma por el
español San José de Calasanz a fines del S. XVI en Roma, en el barrio del
Trástevere, con el objetivo de crear escuelas dedicadas a
la alfabetización,
instrucción primaria y educación en masa de los niños que no tienen maestros,
eliminó los alumnos de pago y convirtió la escuela en cotidiana y popular,
admitiendo gratis a toda clase de alumnos. Las primeras fundaciones llegaron a
5
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
España hasta finales del S. XVII fundando escuelas por toda la geografía
nacional, algunos de ellas perviven aún en la actualidad (Barbastro, Puigcerdá,
Daroca, Alcañiz, Madrid (1728), Igualada, Jaca, Mataró, Getafe y Valencia
(1738). La tradicional gratuidad de las Escuela Pías sufrió un colapso muy serio
a mediados del S. XIX: los centros vivían generalmente de las aportaciones de
los ayuntamientos pactadas con la Orden, pero al dejar éstos de cumplir las
bases de la fundación, como consecuencia de la penuria económica y de las
desamortizaciones se abandonó en muchas ocasiones la gratuidad. Sin
embargo, a pesar de la gran labor de estas Escuelas Pías o centros similares el
panorama educativo era muy precario y desolador. No existía demanda de
educación, debido fundamentalmente porque la clase media era inexistente. La
enseñanza era escasa y de baja calidad; a las niñas, por ejemplo, sólo se les
enseñaban rezos y labores, y aprendían a leer exclusivamente las que lo
solicitaban de la maestra.
En el S. XVIII las Sociedades Económicas de Amigos del País
promovieron la afición por las artes, las ciencias y las letras. Se intentó
reformar la Universidad y unificar las escuelas, pero no se pasó de intentos
loables. Cabe destacar en esta época la gran labor del valido Manuel Godoy a
finales del S. XVIII y principios del S. XIX, fue un gran patrocinador de las
ideas de la Ilustración y del progreso científico. Se crearon en su tiempo el
Instituto Pestalozziano, la primera Escuela de Veterinaria (1793), el Real
Colegio de Medicina, Cirugía y Ciencia Físicas Auxiliares (1795), el Gabinete de
Máquinas del Buen Retiro,
la primera Escuela de Ingenieros de Caminos,
Puentes y Calzadas, la Escuela
de Construcción de Instrumento ópticos, el
Colegio de Sordomudos dependiente de la Sociedad Económica Matritense, etc.
En el S. XIX no se remedió la situación y prosiguió el proceso de
empobrecimiento cultural. Las continuas guerras y la ruina económica
impidieron cualquier tipo de reforma profunda. Las leyes y decretos, a veces
contradictorios, se sucedieron de la misma manera que los ministros y sistemas
de gobierno.
A principios del S. XIX y en un panorama de gran incertidumbre política y
económica, la Constitución de Cádiz (1812), incorpora las bases del sistema
6
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
educativo. En el título IX de la Constitución de 1812 se dedica exclusivamente a
la Instrucción Pública. Respetando el organigrama educativo existente
(enseñanza primaria y enseñaza universitaria), recoge ideas educativas
innovadoras:
- La educación primaria es universal.
- Las cortes, y no el gobierno, tienen las competencias de educación.
Con la finalidad de desarrollar el título IX de la Constitución de 1812, en
1814 Manuel José Quintana presenta “El Informe Quintana”, de gran
trascendencia para la educación en España. En el se establecieron los principios
básicos, la educación respondía a un carácter, universal, público y libre. Sin
embargo, el informe Quintana y lo dispuesto en la Constitución de 1812 no se
llegó a cumplir por la reacción absolutista del funesto Rey Fernando VII.
España queda en manos de los liberales durante el trienio (1820-1823),
gracias al pronunciamiento militar del Teniente Coronel Rafael del Riego.
Durante este período, en materia educativa inspirándose en el Informe
Quintana, se redacta el “Reglamento de Instrucción Pública de 1821”, en el que
se diseña una nueva estructura educativa:
-
El sistema educativo se divide en primaria, segunda y tercera
enseñanza
-
Se regula la enseñaza pública y privada.
-
Se determina la gratuidad de la enseñanza pública.
Este ambicioso proyecto, se quedó en nada al poco tiempo pues España
cayó en poco tiempo en el lado de los reaccionarios absolutistas.
De este modo el panorama educativo en España era bastante desolador
y existía un gran retraso respecto a Europa. Y no fue hasta el mediados del
S. XIX cuando durante el reinado de Isabel II, presidiendo el Gobierno Narváez,
se
promulgó una nueva ley de educación, la denominada Ley Moyano, por
haber sido propuesta por el entonces ministro de Fomento Claudio Moyano, que
en realidad son dos leyes: la de Bases, de 17 de Julio de 1857, y la de
Instrucción Pública, de 9 de Septiembre del mismo año, producida por el
gobierno en base al proyecto redactado durante el Bienio Progresista (18541856), por Alonso Martínez.
7
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Corresponde por tanto a los moderados la gloria de haber conseguido
consolidad el sistema educativo liberal con vocación de permanencia –la ley se
mantendrá en vigor más de cien años- . Sin embargo, he de decir que no se
trata de una ley innovadora, sino que venía a consagrar un sistema educativo
cuyas bases se fundamentan en el Reglamento de 1821, y el en el Plan del
Duque de Rivas de 1836 y en Plan Pidal de 1845.
Este carácter puede observarse no sólo en la organización de la
enseñanza en tres grados sino en la propia regulación de cada nivel educativo.
Así, en la instrucción primaria se recoge el criterio tradicional de la existencia de
dos etapas de enseñanza –elemental y superior- , se establece también el
principio de gratuidad relativa –sólo para los niños cuyos padres no pueden
pagarla-, selección de maestros y regulación de escuelas normales. Respecto de
la enseñanza media que ahora adquiere sustantividad propia y plena autonomía
respecto de la superior, se consagra la división de dos clases de estudios –
generales y los llamados de aplicación-, la implantación definitiva de los
Institutos y su financiamiento a cargo de los presupuestos provinciales. .
Con la Ley Moyano, se implantan los siguientes grandes principios:
-
Gratuidad relativa para enseñanza primaria.
-
Centralización.
-
Uniformidad.
-
Secularización.
-
Libertad de enseñanza limitada
Cabe destacar que esta ley reconocía el derecho de la Iglesia Católica a
vigilar la pureza ideológica de los estudios, según lo acordado en el Concordato
de 1851, pero esto iba en contradicción con la libertad de cátedra como
elemento inseparable de la libertad de enseñanza.
Por último, he de decir que con esta
Ley educativa, se consolidó el
sistema educativo liberal, normalizando el ordenamiento general de la
educación nacional durante más de un siglo.
Si embargo durante el S. XIX, a pesar de este gran avance, no se
remedió la situación de analfabetismo e incultura general, pues continuó el
proceso de empobrecimiento cultural. Las continuas guerras (carlistas y
8
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
coloniales), inestabilidad política y sobre todo la ruina económica impidieron
cualquier tipo de reforma profunda. Las leyes y decretos, a veces
contradictorios, se sucedieron de la misma manera que ministros y sistemas de
gobierno. El Plan Moyano (1857), fijó, por ejemplo, la escolaridad mínima
obligatoria en tres años; en 1901 un nuevo decreto la estableció desde los seis
a doce años y en 1923 hasta los 14, pero la Ley de 1945 obligaba nuevamente
hasta los 12, lo cual era una regresión. Pero he de mencionar, que estas leyes
eran ineficaces en una sociedad rural, pobre y muy atrasada
social y
culturalmente.
En este pequeño estudio sobre el sistema educativo español, sería muy
injusto sino nombrase la gran labor de la Institución Libre de Enseñanza:
organización pedagógica y filosófica-cultural surgida en torno a Francisco Giner
de los Ríos con orientación laicista basada en los principios del krausismo, y
cuyas actividades se desarrollan a lo largo de 60 años de la historia de española
(1876-1936), y que influyó muy positivamente en diversos ambientes de la
sociedad española. Impacto no sólo promovida por la labor directa de sus
centros y profesores, sino también por la influencia con que marcó tantas
actividades educativas e investigadoras en general. Las obras y las personas de
Machado, Juan Ramón Jiménez, Carande, Bestiero, Altamira y tantos otros, la
generación del 27, incluso Ortega y D’Ors, no se pueden comprender bien sin la
influencia institucionalista y su particular método de enseñanza.
A principios del S. XX se desarrolla en España la época de la
Restauración. La acelerada sucesión de gobiernos, fruto de la crisis interna que
vive el país, supone un momento de inestabilidad en la política general, y en la
situación educativa en particular. La educación se ve como una vía para salvar
la situación y se introducen en ella importantes reformas, como las de las
escuelas de formación del profesorado (“escuelas normales”), la enseñanza
secundaria y los planes de estudio de las enseñanzas universitarias. Las
reformas también afectan a la reglamentación de los exámenes, la regulación
de la enseñanza de la religión, la titulación del profesorado, la reordenación del
Bachillerato y la autonomía universitaria.
9
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
El fin de la Restauración llegó con el golpe militar del general Primo de
Rivera en 1923. Su planteamiento antiliberal se plasmó en la negación de la
libertad de cátedra y en reformas en el Bachillerato y en la Universidad. En
1931 se proclama la efímera Segunda República y se elabora unan nueva
Constitución. Ésta reconoce una única escuela, la gratuidad y obligatoriedad de
la enseñanza primaria, la libertad de cátedra y la laicidad de la enseñanza.
Durante este período se introducen importantes cambios en el sistema
educativo: se facilitan las condiciones de acceso a todos los grados de
enseñanza, se suprime la obligatoriedad de la enseñanza religiosa, se permite
que en las escuelas primarias se enseñe en la lengua materna (en las regiones
con lengua propia distinta del castellano), se reforma la formación inicial de los
docentes y se regula la inspección de primera y segunda enseñanza.
Con el advenimiento de franquismo, y truncados todos los sueños
educativos de los gobiernos republicanos, se mantuvo más o menos el sistema
educativo en términos parecidos a la Ley Moyano, aunque con un sesgo más
clerical, motivado por el Nacional-Catolicismo de los años 40-50. La educación
se convierte en vehículo trasmisor de ideología y se establece que debe ser
católica y patriótica. A partir de los años 50 se observa una cierta apertura en el
mundo de la enseñanza que se refleja en determinadas modificaciones
legislativas. En 1953 se reforma la enseñanza secundaria en un intento de
hacer más accesible el Bachillerato –hasta entonces muy elitista- dividiéndolo
en dos niveles, elemental (hasta los 14 años) y superior (de 15 a 17 años), y se
crea el curso preuniversitario como transición a la enseñanza superior.
En año 1970, ante la gran diferencia educativa existente en España en
comparación con los países más desarrollados de Europa Occidental (OCDE), se
hace necesario realizar una profunda reforma educativa: “En realidad, la
contextura del sistema educativo actual no difiere grandemente de la que se
estableció a lo largo del S. XIX y primeros lustros del S. XX”. (Ministerio de
Educación y Ciencia, Bases para una política educativa, Madrid 1969).
10
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
2.2
El sistema Educativo en España desde 1970 hasta la
actualidad. Leyes Educativas Democráticas.Desde 1970 el Sistema Educativo en España ha sufrido una gran
transformación. La primera ley educativa que introduce a España en la
modernidad es la Ley de 1970, es casi una Ley democrática por los principios
en los que está inspirada.
Esta ley fue precedida por el Libro Blanco de la Educación (1969), que es
sin duda el primer informe crítico que se produce en España sobre el sistema
educativo en su conjunto. Éste aludió con notable crudeza a las principales
deficiencias que, en materia de educación, tenía la España de entonces, como
por ejemplo las bajas tasas de escolarización en enseñanza preescolar, primaria
y, muy especialmente, secundaria (en la que sin embargo se había producido
una explosión de alumnado), así como a problemas estructurales graves, entre
los que se hallaba en primer término la «doble vía» que se ofrecía a los niños
españoles a partir de los diez años de edad, en función de la cual se
discriminaba a la población infantil sobre todo por sus recursos y su entorno
social y familiar.
La Ley 14/1970, de 4 de Agosto, Ley General de Educación y
Financiamiento de la Reforma Educativa, fue impulsada por los
tecnócratas del tardofranquismo, siendo ministro en esos momento José Luís
Villar Palasí.
Esta ley estableció la obligatoriedad de la educación hasta los 14 años
con la Enseñanza General Básica (E.G.B.). El Bachillerato Unificado Polivalente
(B.U.P.), al que se accedía mediante el título de Graduado Escolar, tras 8 años
de escolaridad, y el Formación Profesional dividida en dos. El ciclo de infantil no
era obligatorio, aunque existía, con dos cursos.
11
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
La educación General Básica (E.G.B), consistía en ocho cursos divididos
en tres ciclos:
Las
-
Ciclo inicial: 1º y 2 º de E. G. B.
-
Ciclo medio: 3º, 4º y 5º de E. G. B.
-
Ciclo superior: 6º, 7º y 8º de E. G. B.
asignaturas
obligatorias
era:
Lengua,
Matemáticas,
Ciencias
Naturales, Ciencias sociales, Idiomas extranjeros (generalmente inglés o
francés), Plástica, Religión o Ética y Educación Física eran las asignaturas del
tercer ciclo de E.G.B.
Una vez terminado la E.G.B., existían dos caminos B.U.P. (Bachillerato
Unificado Polivalente) y Formación Profesional (F.P. I y F.P. II). En esta época
existía un problema bastante serio, pues las leyes laborales protegían al menor
y no podían trabajar hasta los 16 años, por lo que los malos estudiantes que no
podían trabajar y que no tenían título iban a estudiar F.P. I, ya que este título
era semejante al de Graduado Escolar.
El Bachillerato Unificado Polivalente (B.U.P.), con un período de duración
de un trienio, y una vez finalizado el Bachillerato, los alumnos que pretendía
estudiar carrera universitaria accedían al Curso de Orientación Universitaria
(C.O.U.), y debían examinarse con un examen de Estado dependiente de las
Universidades para acceder a los estudios superiores.
Obviamente, durante esta etapa se daban todo tipo de asignaturas
(Lengua española, Historia, Geografía, Física y Química, Dibujo, etc. Y a partir
de 3º de B.U.P. los alumnos debían elegir entre Ciencias o Letras. Y en C.O.U.
existían las siguientes ramas:
-
A) Científico-Tecnológico.
-
B) Biosanitario.
-
C) Ciencias Sociales.
-
D) Humanidades.
Este sistema educativo fue sustituido progresivamente por la LOGSE de
1990. La LOGSE, denostada con saña por algunos sectores desde un primer
momento, es la primera ley educativa aprobada en España bajos los principios
12
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
democráticos y constitucionales de la Constitución de 1978, sólo por eso hecho
se justifica su aprobación, aunque sería injusto quedarnos únicamente en ese
hecho.
Esta ley estableció un sistema descentralizado, como consecuencia del
Estado de las Autonomías. Se introdujeron postulados europeos y modernos,
más acorde con una sociedad cambiante y fuertemente tecnológica. Por lo que
se optó, por un sistema educativo constructivista (modelo de currículo abierto y
flexible). Al ser una Ley democrática se le ha dado una gran importancia a los
Consejos Escolares, que son los verdaderos órganos de control de los centros
educativos, en detrimento de los claustros de profesores.
En cuanto a la estructura las enseñanzas obligatorias se dividen en tres
etapas:
-
Educación Infantil: Gratuita aunque no obligatoria. Comprende las
edades entre cero y seis años en dos ciclos educativos y con carácter
asistencial y educativo.
-
Educación Primaria Obligatoria. Para alumnado entre seis y doce
años, divididas entre tres ciclos.
-
Educación Secundaria Obligatoria. Para alumnos entre doce y
dieciséis años y estructurada en dos ciclos ofreciendo novedad ante
leyes anteriores la instauración de la enseñanza obligatoria hasta esa
edad. A su término y con la obligatoriedad de aprobar todas las
asignaturas cursadas el alumno obtienen el título de Graduado en
ESO.
Una vez terminado la ESO los alumnos tienen dos opciones:
- El Bachillerato, con dos años de duración y con las siguientes
especialices: Tecnológico, Ciencias de la Salud, Artes y Humanidades.
Cada
uno
de
estos
bachilleres
faculta
para
realizar
estudios
universitarios una vez aprobada la Prueba de Acceso a la Universidad
(PAU). También terminado el Bachiller se puede optar por Módulos de
Formación Profesional Específica.
13
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
En el año 2002 fue aprobada por las Cortes, la Ley Orgánica de Calidad
de la Educación (LOCE), que no llegó a implantarse en su totalidad, pues ha
sido derogada por el gabinete Zapatero tras ganar las Elecciones Generales del
año 2004. Esta ley de educación era muy parecida a la anterior, salvo algunas
cuestiones de diferenciación de tramos, disciplina en los centros y atención a la
diversidad. Esta ley propone una serie de medidas con el objetivo de lograr una
educación de calidad para todos, que se organizan en torno a cinco principios:
el impulso al valor del esfuerzo y la exigencia personal; la intensificación de los
procesos de evaluación de los alumnos; el refuerzo de un sistema de igualdad
de oportunidades; el reconocimiento y estimulación del trabajo de los
profesores; y la dotación de mayor autonomía a los centros educativos.
Esta ley fue derogada por la actual Ley Orgánica de Educación (LOE),
cuyo nombre oficial es “Ley Orgánica 2/2006, de 3 de Mayo, de Educación”.
Esta ley reforma todo el sistema educativo español, desde infantil hasta
bachiller pasando por primaria, secundaria, formación profesional, enseñanzas
artísticas, de idiomas, deportivas y de adultos. Esta reforma se hizo con la
intención de hacer un sistema educativo de mayor calidad, en el que se
propugna la equidad, para dar las mismas oportunidades a todos los
ciudadanos, independientemente de su nivel de renta y estrato social, junto con
la trasmisión de valores democráticos, de ciudadanía, de justicia, de respeto,
etc. Y con la intención de involucrar a toda la comunidad educativa e incluso a
toda la sociedad en su conjunto para conseguir un sistema educativo de calidad
14
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
de
referencia
a
nivel
mundial.
De esta forma, sistema educativo se clasifica u organiza en enseñanzas
de régimen general y enseñanzas de régimen especial.
Las enseñanzas de régimen son:
-
Educación Infantil
-
Educación Primaria
-
Educación Secundaria Obligatoria (E.S.O.)
-
Bachillerato.
-
Formación Profesional.
-
Educación de personas adultas; y
15
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
-
Enseñanza Universitaria
Las de régimen especial son:
-
Enseñanzas artísticas
-
Enseñanzas deportivas; y
-
Enseñanzas de idiomas.
La educación secundaria comprende dos etapas:
-
Educación Secundaria Obligatoria
-
Educación Secundaria postobligatoria; ésta se divide en:
1. Bachillerato
2. Formación Profesional de grado medio.
3. Enseñanzas de Artes Plásticas y Diseñó de grado medio
4. Enseñanzas deportivas de grado medio.
16
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Y la educación superior estructurada en: estudios universitarios,
enseñanzas artísticas de grado superior, las enseñanzas profesionales de
Artes Plásticas y Diseño de grado superior y las enseñanzas deportivas
de grado superior.
En cuanto a las enseñanzas de régimen general, creo conveniente
hacer un pequeño resumen e indicar los distintos niveles y etapas.
- Educación Infantil, primera etapa y no obligatoria. Con dos
ciclos; el primero hasta los tres años, y el segundo, desde los
tres años hasta los seis años.
- Educación Primaria, es la primera etapa obligatoria del sistema
educativo. Se divide en seis cursos, que se cursan entre los seis
y los doce años.
- La educación secundaria, comprende la Educación Secundaria
Obligatoria (ESO), el Bachillerato y la formación profesional de
grado medio.
La educación Primaria y la Educación Secundaria Obligatoria constituyen
la enseñanza básica, que comprende diez años de escolaridad, y es obligatoria
y gratuita para todos los alumnos.
La Educación Secundaria Obligatoria se divide en cuatro cursos
académicos, que se cursan desde los 12 años hasta los 16 años de edad. Los
alumnos que aprueban los objetivos se les concede el título de Graduado en
Educación Secundaria Obligatoria, que faculta al alumno para acceder al
Bachillerato, a la Formación Profesional de grado medio, a los ciclos de grado
medio de Artes Plásticas y Diseño, a las enseñanzas deportivas de grado medio
y al mundo laboral. Los alumnos que no superan los objetivos de la ESO,
reciben un Certificado de Escolaridad, en la que constan los años cursados y las
calificaciones obtenidas. Para ellos se organizan los Programas de Garantía
Social, cuyo objetivo es proporcionar a este alumnado una formación básica y
profesional que les permita incorporarse a la vida activa o proseguir sus
estudios, bajo ciertas condiciones, en la formación profesional específica de
grado medio.
17
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
El Bachillerato tiene una duración de dos cursos académicos, que se
cursan entre los 16 y los 18 años de edad. Al término de esta etapa, los
alumnos que obtienen una evaluación positiva en todas las materias de
cualquiera de las modalidades reciben el título de Bachiller, con el que pueden
acceder a las distintas enseñanzas que constituyen la educación superior.
Además de dicho título, para acceder a las enseñanzas universitarias será
necesaria la superación de una prueba de acceso (P.A.U.).
La Formación Profesional ofrece el conjunto de acciones formativas que
capacitan para el desempeño cualificado de las diversas profesiones, el acceso
al empleo y la participación activa en la vida social, cultural y económica.
Incluye las enseñanzas propias de la formación profesional inicial, las acciones
de inserción y reinserción laboral de los trabajadores, así como las orientadas a
la formación continúa en las empresas (que permiten la adquisición y
actualización permanente de las competencias profesionales).
La Formación Profesional comprende un conjunto de ciclos formativos
que pueden ser de grado medio o de grado superior y que constituyen,
respectivamente, la Formación Profesional específica de grado medio y la
Formación Profesional específica de grado superior.
Para acceder a la Formación Profesional de grado medio es necesario
poseer el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria. Los alumnos
que superan estas enseñanzas reciben el correspondiente título de Técnico, con
el que pueden acceder al Bachillerato. Para cursar la Formación Profesional de
grado superior se requiere el título de Bachiller, pudiéndose además exigir
haber cursado determinadas materias del Bachillerato relacionadas con los
estudios profesionales a los que se quiere acceder. Los alumnos que superan
estas enseñanzas obtienen el título de Técnico Superior, que permite acceder a
las enseñanzas universitarias que guarden relación con los estudios de
Formación Profesional anteriormente cursados.
No obstante, es posible acceder a la Formación Profesional en cualquiera de sus
dos grados- sin cumplir los requisitos académicos establecidos, siempre que el
aspirante
demuestre
tener
la
preparación
suficiente
para
cursar
con
18
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
aprovechamiento
estas
enseñanzas,
superando
una
prueba
específica.
19
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
3. El Bachillerato en España.Bachillerato: Estudios de enseñanza secundaria que preceden a los
superiores. Grado o título académico que se obtiene al concluir dicho estudios.
Enseñanza secundaria o media: La intermedia entre la primaria y la
superior.
3.1 Evolución histórica del Bachillerato.En la enseñanza española desde los S. XIII al S. XIX, el título de Bachiller
era el grado menor de los estudios universitarios, que facultaba para ejercer
una profesión sin necesidad de llegar a los Grados Mayores (Licenciatura y
Doctorado). Se estudiaba en las Universidades (Mayores o Menores) y en los
Colegios Menores.
La educación secundaria se regula por primera vez en España en la Ley
de Instrucción Pública de 1857, Ley Moyano, bajo la denominación de Segunda
Enseñanza. Ésta comprendía estudios generales, que debían completar a lo
largo de seis años, y estudios de aplicación a las profesiones industriales. La
secundaria se configuraba como una etapa preparatoria para la posterior
realización de
nivel superior (esto es, estudios de las facultades, las
enseñanzas superiores y las enseñanza profesionales).
Tras el derrocamiento del la Reina Isabel II, en 1868, con la denominada
“Revolución Gloriosa”, y durante el Sexenio Revolucionario (1868-1874) se
impulsa la libertad de enseñanza y la educación secundaria se organiza como
un complemento o ampliación de la educación primaria, concebida para formar
ciudadanos ilustrados dotándoles de una amplia instrucción.
Durante la época de la Restauración (1874-1923), se producen
constantes cambios, como consecuencia de la alternancia política pactada entre
conservadores y liberales, lo que convirtió la educación en un espacio de lucha
política en el que la legislación educativa se acomodaba a las inclinaciones del
partido gobernante. En la enseñanza secundaria los cambios afectaron a
aspectos como la titulación del profesorado o la reordenación del Bachillerato.
20
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Durante el período republicano, en 1934, se aprueba un nuevo Plan de
estudios del Bachillerato. Éste supuso una importante aportación a las reformas
de la Segunda Enseñanza, que se desarrollaría en siete cursos, divididos a su
vez en dos ciclos.
Tras la Guerra Civil Española (1936-1939), el nuevo régimen político no
diseña un nuevo modelo educativo distinto del preexistente. La educación se
convirtió en un instrumento para inculcar ideología, y se caracterizaba por una
enseñanza confesional católica y por el principio de subsidiariedad del Estado
en materia de educación, en el sentido de que el Estado dejaba la tarea
educativa en manos de la Iglesia). El sistema educativo constaba entonces de
dos ramas totalmente separadas: por un lado, la Educación Primaria, de 6 a 13
años de edad, para aquellos alumnos que no iban a continuar sus estudios; por
otro lado, una Educación Primaria Preparatoria, de 6 a 9 años, seguida de una
Enseñanza Secundaria, de 10 a 17, conducente a estudios superiores.
En este período se promulgan dos leyes educativas que afectan al
Bachillerato: la Ley de Reforma de la Enseñanza Media, de 1938, que pretende
regular el nivel educativo de las élites del país; y la Ley sobre Ordenación de la
Enseñanza Media, de 1953, que supone un primer paso hacia la generalización
de la escolaridad hasta los catorce años, aunque se mantiene la doble vía.
Hasta 1953, el Bachillerato era toda la enseñanza secundaria y constaba
de siete cursos, entre los 10 y los 17, que empezaba con un examen de ingreso
(a los diez años) y terminaba en un examen de Estado que se hacía en la
Universidad, y dicho examen era normalmente oral.
Este modelo de bachillerato fue reformado siendo Ministro de Educación
Nacional el democristiano Ruiz-Giménez en 1953, dividiéndose en dos partes:
-
Bachillerato Elemental, cuatro cursos entre los 10-14 años.
-
Bachillerato Superior, dos cursos, 15-17 años.
Ambos bachilleratos, tenían un examen final de Reválida, que se hacía
en un centro oficial. El Bachillerato superior tenía dos ramas: ciencias y letras.
Tras Sexto de Bachiller, y previamente aprobado, el examen de Reválida
empezaba el curso de Preuniversitario, del que por cierto hay una película: “Los
21
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
chicos del Preu”. Y se debía aprobar junto con un examen de Estado para
acceder a los estudios universitarios.
Con la reforma de 1970, el Bachillerato elemental pasó a ser obligatorio
dentro de la EGB, y el Bachillerato Superior fue sustituido por el Bachillerato
Unificado Polivalente (B.U.P.), de tres cursos, 15-17 años. Para acceder a la
Universidad era necesario el Curso de Orientación Universitario (C.O.U.), que
preparaba para las Pruebas de Acceso a la Universidad (P.A.U.) o Selectividad,
sustituyendo al antiguo Curso Preuniversitario o “Preu”.
En 1990, se aprobó la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema
Educativo (LOGSE), con la que amplía la educación obligatoria y gratuita hasta
los 16 años de edad. En ella se dividía la educación secundaria en las etapas
siguientes:
a) Educación Secundaria Obligatoria.
b) Bachillerato
c) Formación Profesional específica de grado medio.
3.2 El Bachillerato actual.La ley que actualmente rige el Bachillerato, es la Ley Orgánica de
Educación (LOE), de 2006
En la actualidad, el Bachillerato forma parte de la educación secundaria
postobligatoria y, por lo tanto, tiene carácter voluntario. Se desarrolla en
modalidades diferentes, se organiza de modo flexible y, en su caso, en distintas
vías dentro de cada modalidad.
El Bachillerato tiene como objetivos:
a) Proporcionar a los estudiantes formación, madurez intelectual y
humana, conocimientos y habilidades que les permitan desarrollar las funciones
sociales e incorporarse a la vida activa con responsabilidad y competencia.
b) Ofrecer a los alumnos una preparación especializada, acorde con sus
perspectivas e intereses de formación, que les permita acceder a la educación
superior.
22
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Las actividades educativas en el Bachillerato favorecerán la capacidad del
alumnado para aprender por sí mismo, para trabajar en equipo y para aplicar
los métodos de investigación apropiados.
Quienes cursan satisfactoriamente el Bachillerato en cualquiera de sus
modalidades recibirán el título de Bachiller, que tendrá efectos laborales y
académicos.
El Bachillerato comprende dos años académicos, que se cursan
normalmente entre los 16 y los 18 años. Se podrá permanecer cursando
Bachillerato
en
régimen
ordinario
durante
cuatro
años
académicos,
consecutivos o no.
Para poder ingresar a los estudios del Bachillerato los estudiantes deben de
cumplir algunos de los siguientes títulos:
•
Estar en posesión del título de Graduado en Educación Secundaria
Obligatoria.
(Acceso directo a todas las modalidades)
•
Estar en posesión del título de Técnico de formación profesional.
(Acceso directo a todas las modalidades)
•
Estar en posesión del título de Técnico deportivo.
(Acceso directo a todas las modalidades)
•
Estar en posesión del título de Técnico de Artes Plásticas y Diseño.
(Acceso directo a la modalidad de artes)
Modalidades.
El Bachillerato en España tiene tres modalidades, según la Ley Orgánica
de Educación (LOE) de 2006.
1) Modalidad de artes, que se divide a su vez en dos:
a) Artes plásticas, imagen y diseño, y
23
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
b) Artes escénicas, música y danza;
2) Modalidad de ciencias y Tecnología; y,
3) Modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales.
Plan de Estudios.
Las Administraciones educativas distribuirán las diferentes materias en
los dos cursos de bachillerato.
El Bachillerato se organiza en materias comunes, materias propias de cada
modalidad y materias optativas.
Las enseñanzas mínimas, fijadas por el Gobierno para todo el Estado, suponen
el 55 % del horario escolar para las Comunidades Autónomas que tienen, junto
con la castellana, otra lengua oficial, y del 65 % de aquellas que no la tienen. A
partir de estas enseñanzas mínimas, corresponde a cada Comunidad Autónoma
establecer el currículo del Bachillerato.
Materias Comunes (para todas las modalidades).
•
•
•
•
•
•
•
Ciencias para el mundo contemporáneo
Educación física
Filosofía y ciudadanía
Historia de la filosofía (2º curso)
Historia de España (2º curso)
Lengua castellana y literatura y, si la hubiese, lengua cooficial y literatura
(1º y 2º curso)
Lengua Extranjera (1º y 2º curso)
Materias de modalidad.
Modalidad de Artes: Vía de Artes plásticas, imagen y diseño:
•
•
•
•
•
•
•
Cultura audiovisual
Dibujo artístico I y II
Dibujo técnico I y II
Diseño
Historia del arte
Técnicas de expresión grafico-plástica
Volumen
Modalidad de Artes: Vía de Artes escénicas, música y danza:
24
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
•
•
•
•
•
•
•
Análisis musical I y II
Anatomía aplicada
Artes escénicas
Cultura audiovisual
Historia de la música y de la danza
Literatura universal
Lenguaje y práctica musical
Modalidad de Ciencias y Tecnología:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Biología
Biología y geología
Ciencias de la Tierra y medioambientales
Dibujo técnico I y II
Electrotecnia
Física
Física y química
Matemáticas I y II
Química
Tecnología industrial I y II
Modalidad de Humanidades y Ciencias Sociales:
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Economía
Economía de la empresa
Geografía
Griego I y II
Historia del arte
Historia del mundo contemporáneo
Latín I y II
Literatura universal
Matemáticas aplicadas a las ciencias sociales I y II
Materia de libre elección
•
Enseñanzas de Religión:
o Religión
o Historia y cultura de las religiones
Materias optativas
•
Se podrán cursar una o más materias optativas, de acuerdo con lo que
establezcan las Administraciones educativas.
25
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Materias
comunes
Si la hubiere en el
territorio donde
se cursa el
Bachillerato, se
incluirá la
materia
correspondiente a
la Lengua
cooficial y su
literatura.
•
•
•
•
•
•
•
Ciencias para el mundo contemporáneo
Educación física
Filosofía y ciudadanía
Historia de la filosofía
Historia de España
Lengua castellana y su literatura
Lengua extranjera
Artes (dos vías)
Artes
plásticas,
imagen y
diseño
Materias de
modalidad
Se debe cursar un
mínimo de seis
materias de
modalidad, de las
cuales al menos
cinco deben ser
de la modalidad
elegida.
•
•
•
•
•
•
•
Materias
optativas
Puede elegirse
como materia
optativa al menos
una materia de
modalidad. La
oferta de materias
optativas debe
•
•
Artes
escénicas,
música y
danza
•
Cultura
audiovisu
al
Dibujo
artístico I
y II
•
•
Dibujo
técnico I
y II
•
Diseño
•
Historia
del arte
Técnicas
de
expresión
gráficoplástica
Volumen
•
•
Cultura
audiovisu
al
Análisis
musical I
y II
Anatomía
aplicada
Artes
escénicas
Historia
de la
música y
de la
danza
Literatura
universal
Lenguaje
y práctica
musical
Ciencias y
Tecnología
(estructura
única)
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Biología
Biología y
geología
Ciencias de
la Tierra y
medioambien
tales
Dibujo
técnico I y II
Electrotecnia
Humanidades
y Ciencias
Sociales
(estructura
única)
•
•
•
•
•
•
Física
Física y
química
Matemáticas
I y II
Química
•
•
•
Tecnología
industrial I II
Economía
Economía de
la empresa
Geografía
Griego I y II
Historia del
arte
Historia del
mundo
contemporán
eo
Latín I y II
Literatura
universal
Matemáticas
aplicadas a
las ciencias
sociales I y II
Segunda lengua extranjera
Tecnologías de la información y la comunicación
26
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
incluir las aquí
indicadas.
•
Materias comunes: son obligatorias independientemente de la modalidad
elegida. Su objetivo es profundizar en la formación general del
alumnado, aumentar su madurez intelectual y humana, y profundizar en
aquellas competencias que tienen un carácter más transversal y
favorecen seguir aprendiendo.
•
Materias de modalidad: tienen como finalidad proporcionar una
formación de carácter específico, vinculada a la modalidad elegida, que
oriente en un ámbito de conocimiento amplio, desarrolle aquellas
competencias con una mayor relación con él mismo, prepare para una
variedad de estudios posteriores y favorezca la inserción en un
determinado campo laboral. Los estudiantes deberán cursar, en el
conjunto de los dos cursos del bachillerato, un mínimo de seis materias
de modalidad, de las cuales al menos cinco deberán ser de la modalidad
elegida.
•
Materias optativas: tienen como finalidad completar la formación del
alumnado, profundizando en aspectos propios de la modalidad elegida, o
ampliando las perspectivas de la propicia formación general. Los
estudiantes podrán elegir también como materia optativa al menos una
materia de otra modalidad. La oferta de materias optativas deberá incluir
una Segunda lengua extranjera, y Tecnologías de la información y la
comunicación.
En
cuanto
a
la
distribución
horaria
de
las
asignaturas
las
Administraciones educativas de cada Comunidad Autónoma distribuyen las
materias entre los dos cursos del Bachillerato y establecen las materias
optativas así como la carga horaria asignada a cada una de ellas.
27
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
La distribución horaria propuesta por el Ministerio de Educación, Política
Social y Deportes, ha propuesto la siguiente distribución de materias y su
carga horaria:
1º
2º
Lengua castellana y literatura
3
4
Lengua extranjera
3
3
Ciencias para el mundo contemporáneo
3
-
Educación física
2
-
Filosofía y ciudadanía
3
-
Historia de la filosofía
-
3
Historia de España
-
4
3 Materias de modalidad* (4h cada una)
12
12
Optativa
2
4
Religión
2
-
TOTALES
30
30
El curso escolar en Bachillerato empieza entre el 1 y el 20 de Septiembre
y finaliza entre el 10 y el 30 de Junio. El número mínimo de días lectivos por
año es de 175, repartidos en 35 semanas de cinco días lectivos. Estos datos
sufren ligeras variaciones de una Comunidad Autónoma.
La distribución de la jornada escolar y el horario general de los Institutos
de educación secundaria tiene que cumplir los requisitos aprobados por el
Consejo Escolar del centro y los autorizados por la Comunidades Autónomas.
El horario semanal en bachillerato está compuesto por 30 sesiones de 60
minutos de duración cada una, es decir, 6 sesiones lectivas diarias, de lunes a
viernes
Distribución de las materias de modalidad en los dos cursos del
bachillerato:
Modalidad
Artes
Vía
Materias de 1º
Materias de 2º
Artes plásticas,
imagen y
Cultura audiovisual
Dibujo artístico I
Dibujo artístico II
Dibujo técnico II
28
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
diseño
Artes escénicas,
música y danza
Ciencias y
Tecnología
Dibujo técnico I
Volumen
Diseño
Historia del arte
Técnicas de expresión
gráfico-plástica
Análisis musical I
Artes escénicas
Cultura audiovisual
Lenguaje y práctica
musical
Análisis musical II
Anatomía aplicada
Historia de la música y de
la danza
Literatura universal
Biología y geología
Dibujo técnico I
Física y química
Matemáticas I
Tecnología industrial I
Biología
Ciencias de la Tierra y
medioambientales
Dibujo técnico II
Electrotecnia
Física
Matemáticas II
Química
Tecnología industrial II
Economía de la empresa
Economía
Geografía
Griego I
Griego II
Historia del mundo
Historia del arte
contemporáneo
Latín II
Latín I
Literatura universal
Matemáticas aplicadas
Matemáticas aplicadas a
a las ciencias sociales I
las ciencias sociales II
Humanidades y
Ciencias Sociales
Evaluación.
•
La evaluación del aprendizaje será continua y diferenciada según las
distintas materias y se llevará a cabo teniendo en cuenta los diferentes
elementos del currículo.
•
El alumnado podrá realizar una prueba extraordinaria de las materias no
superadas,
en
las
fechas
que
determinan
las
Administraciones
educativas.
•
El profesor de cada materia decidirá, al término del curso, si el alumno o
la alumna ha superado los objetivos de la misma, tomando como
referente fundamental los criterios de evaluación.
•
El equipo docente, constituido por los profesores de cada alumno o
alumna coordinados por el profesor tutor, valorará su evolución en el
conjunto de las materias y su madurez académica en relación con los
29
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
objetivos del bachillerato así como, al final de la etapa, sus posibilidades
de progreso en estudios posteriores.
•
Los profesores evaluarán tanto los aprendizajes del alumno como los
procesos de enseñanza y su propia práctica docente.
Promoción.
Al finalizar el primer curso, y como consecuencia de proceso de
evaluación, el profesorado de cada alumno adoptará las decisiones
correspondientes sobre su promoción al segundo curso.
Ser promocionará al segundo curso cuando se hayan superado todas las
materias cursadas o se tenga evaluación negativa en dos materias como
máximo.
Quienes promocionen al segundo curso sin haber superado todas las
materias, deberán matricularse de las materias pendientes del curso
anterior. Los centros organizan las actividades de recuperación y la
evaluación de las materias pendientes.
Los alumnos que no promocionen a segundo curso deberán permanecer
un año más en el primero, que deberá cursar de nuevo en su totalidad si el
número de materias con evaluación negativa es superior a cuatro.
Quienes no promocionen de curso a segundo curso y tengan evaluación
negativa en tres o cuatro materias, podrán optar por repetir curso en su
totalidad o por matricularse de las materias de primero con evaluación
negativa, y ampliar dicha matrícula con dos o tres materias de segundo, en
los términos que determinen las Administraciones educativas. En todo caso,
estas materias de segundo no podrán requerir conocimientos incluidos en
materias de primer curso no superadas, ya sea en función de las normas de
prelación, o en lo que dispongan las Administraciones educativas para las
materias optativas. La matrícula en estas materias de segundo tendrá
carácter condicionado, siendo preciso estar en condiciones de promocionar a
segundo dentro del curso escolar para que dichas materias puedan ser
30
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
calificadas. El alumnado menor de edad deberá contar con la autorización
de sus padres o tutores para este régimen singular de escolarización.
Los alumnos que, al término del segundo curso, tuvieran evaluación
negativa en algunas materias podrán matricularse de ellas sin necesidad de
cursar las materias superadas.
Titulación.
Quienes cursen satisfactoriamente el bachillerato en cualquiera de sus
modalidades recibirán el título de Bachiller, que tendrá efectos laborales y
académicos.
Para obtener el título de Bachiller será necesaria la evaluación positiva en
todas las materias de los dos cursos de bachillerato.
El alumnado que finalice las enseñanzas profesionales de música y
danza, obtendrá el título de Bachiller si supera las materias comunes del
Bachillerato.
Con el título de Bachiller se puede optar a la Prueba de acceso a la
Universidad, que es el único examen de Estado vigente, cursos estudios
profesionales específicos superiores o el mundo laboral.
He de indicar que las enseñanzas de Bachillerato se deben de pagar unas
tasas como coste de matrícula, pero éstas son muy inferiores al coste real
del servicio prestado, por la que se puede indicar que el Bachillerato en
España es cuasi gratuito, a excepción cómo es obvio de los gastos de
transporte, comedor, libros de texto y material escolar.
Existe también en Bachillerato un amplio sistema de becas para aquellos
alumnos de familias con escasos recursos siempre que demuestren
aprovechamiento escolar.
31
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
4. Sistema Educativo en Portugal.4.1 Evolución histórica del Sistema Educativo en Portugal.En Portugal la enseñanza, desde la época del bajo Imperio Romano
hasta prácticamente el S. XVIII, estuvo controlada por la Iglesia Católica. Ya
en el S. X, antes de la creación del Reino de Portugal (1139), había una
Escuela de Latín en la que los clérigos y sacerdotes adquirían conocimientos
humanistas. Y posteriormente, a la sombra de los grandes monasterios
medievales portugueses surgen famosos colegios en Coimbra, Alcobaza y
otros.
Los estudios oficiales aparecen a finales del S. XIII con la fundación de la
Universidad de Coimbra, aunque siguieron persistiendo las escuelas
episcopales y conventuales.
En el S. XVI surge el Colegio de Artes en Coimbra, donde existe la
primera diferenciación entre estudios superiores y menores.
Los primeros intentos de crear un sistema nacional de educación, surgen
en el S. XVIII. El Reinado del José I (1750-77) lo llena por completo a
extraordinaria personalidad de Sebastiáo José de Carvalho e Mello, marqués
de Pombal. Bajo la protección del monarca, el nuevo ministro implantó un
régimen dictatorial que, aunque con ciertas matizaciones, puede calificarse
de despotismo ilustrado: fortalecimiento del poder central, regalismo,
política de reformas y robustecimiento económico. Fue durante esta época
en la que se reforma la Universidad de Coimbra y la enseñanza en todos los
niveles. Fruto de esta labor se crea un primer sistema nacional de educación
con clases de gramática latina, griega y retórica (28 de Junio de 1759), con
el objetivo de preparar a los alumnos a los estudios superiores, tras haber
expulsado a los Jesuitas y cerrado sus Colegios, donde se educa la élite
portuguesa. Y en 1772 se crean las primeras escuelas nacionales para
enseñar a leer, escribir y contar, en el que los maestros ya eran
considerados funcionarios del Estado.
32
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Con el advenimiento de los liberales en 1836, se fija la escolarización
obligatoria en tres años, aunque sin grandes resultados prácticos evidentes
durante décadas.
En cuanto a Educación secundaria, el régimen liberal promulga una
nueva organización educativa, con la definición de tres grados o niveles:
1. Educación primaria.
2. Educación secundaria lineal
3. Educación superior y universitaria.
4. Educación técnico profesional, en 1852 y 1864.
A principios del S. XIX, se organiza la Ecuación Secundaria Oficial, y se
crean los Liceos, en las sedes de distrito. Durante este siglo se realizan
algunas modificaciones en cuanto a planes de estudio, la organización, el
proceso de evaluación de los estudiantes y la duración del curso. Así a
finales del S. XIX, con la reforma de Juan Franco, se sustituye el sistema
anterior de seis años de secundaria, dividido en un curso general de cuatro
años, más dos divididos en letras o ciencias, para crear un sistema con siete
cursos uniformes para todos los alumnos sin especialidades ni ramas.
Este modelo fue reformado en 1905, en el que organizó una enseñanza
técnica y se restableció la bifurcación del curso complementario en Ciencias
y Letras.
Con régimen dictatorial salazarista “Estado Novo” (1933-1974), se
estableció un curso general de seis años y un curso complementario para
preparar el ingreso a la Universidad, que se alargó en otros dos años más
en 1947.
1º Ciclo de dos años de duración.
2º Ciclo de secundaria de tres años de duración, en el que se daba título
de fin de estudios.
3º Ciclo, de dos años, preparatorio para la Universidad, dividido en
Letras y Ciencias.
33
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Una vez instalado en Portugal la democracia, tras la “Revolución de los
Claveles” (25 de Abril de 1974), se producen importantes cambios en la
educación con el objetivo social de dar las mismas oportunidades a todos los
alumnos, la actualización de los procedimientos y métodos de enseñanza y el
fortalecimiento de la función social de la escuela con su apertura a la sociedad.
Fruto de esto se amplía la escolarización hasta los 13 años de edad,
correspondía a los primeros cuatro años de la educación secundaria
postobligatoria, que corresponde al actual 3º ciclo de educación básica, en el
año 1975-1976, y en la creación de cursos complementarios en la dos ramas de
enseñanza secundaria: liceal y técnica-comercial.
Al final de los años 70, se aprueba un nuevo plan de estudios y se
unificaron los distintos tramos existentes hasta la fecha: liceal, para acceder a
la Universidad; y la enseñanza técnica.
En 1977 se crea el Año Propedéutico, que viene a confirmar el alargamiento
de la enseñanza secundaria con un nuevo curso 12ª en 1980.
En 1986 se aprueba la Lei de Bases do Sistema Educativo (LBSE), en el
que se aprueba que la enseñanza secundaria con tres cursos de duración,
orientados a proseguir estudios universitarios o incorporarse al mundo del
trabajo.
4.2 La Enseñanza Secundaria en Portugal en la actualidad
(Estudios Científicos-Humanísticos).En el años 2004-2005 ha entrado en vigor una nueva reforma en los
planes de estudios de enseñanza secundaria, para adecuar la enseñanza a los
cambios sociales y económicos del país.
Objetivos de la Educación secundaria.
Los objetivos de la Educación secundaria vienen recogidos en la
Constitución de la República de Portugal, y se resumen en tres objetivos:
34
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
1. Proporcionar las condiciones que permitan a los ciudadanos
desenvolverse con autonomía personal.
2. Proporcionar educación y cultura a toda la sociedad en su
conjunto, especialmente a los escolares y profesionales.
3. Inculcar valores, aptitudes para preparar intelectualmente y
afectivamente a la juventud.
Además la Lei de Bases do Sistema Educativo establece una serie de
objetivos y principios para proporcionar educación y cultura en una sociedad
democrática a la nación portuguesa.
Enseñanza secundaria en Portugal.
Tipo de Curso
Científico-humanísticos
Tecnológicos
Ano de Escolaridad
Edad
10. º, 11. º, 12. º
15-18 anos
Artísticos especializados
Profesionales
Para acceder a cualquier curso de enseñanza secundaria en Portugal poseer
el título de Escolaridad Obligatorio o poseer habilidades equivalentes.
La enseñanza secundaria en Portugal está orientada para que los
alumnos
puedan
continuar
estudios
universitarios
o
capacitarlos
adecuadamente para su ingreso en el mundo laboral. La enseñanza secundaria
está organizada en un ciclo de tres años lectivos y con cuatro vías de
especialización:
1. Estudios Científico-Humanísticos, para los alumnos con deseos de
proseguir en los estudios universitarios,
2. Cursos tecnológicos, dirigidos a los alumnos que desean entrar en
el mercado laboral, permitiendo, igualmente, proseguir estudios
en cursos tecnológicos en educación superior o especializada.
35
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
3. Cursos artísticos especializados, para garantizar la formación
artística especializada en áreas visuales, audiovisuales, danza y
música, permitiendo la entrada en el mundo del trabajo o
prosiguiendo estudios postsecundarios o superiores.
4. Cursos de formación profesional, destinados a proporcionar la
entrada en el mundo del trabajo permitiendo también continuar
estudios postsecundarios –cursos nos superiores de educación
superior- o estudios universitarios.
Los alumnos de enseñanza secundaria en cualquiera de sus modalidades
tendrán que superar el nivel académico exigido por el Ministerio de Educación
mediante una evaluación interna en cada centro. Además de esta evaluación,
los estudiantes de los cursos de ciencia y de humanidades también están
sujetos a un examen de Estado para conferirles el título correspondiente. Por
tanto, a los alumnos que han terminado este nivel de educación se les da un
diploma de educación secundaria.
La educación secundaria, como en cualquier otro país, se imparte en
escuelas secundarias, ya sean públicos, privados o cooperativos. Además deben
de cumplir una serie de normas higiénicas y sanitarias. Y están distribuidos por
todo el territorio nacional, ya sea en la ciudad o localidad de los alumnos o
cercanas atendiendo al número de alumnos, y disponiendo de transporte
público adecuado.
La edad mínima de admisión en la ecuación secundaria es de 14 años, y
siempre que tengan aprobado el último curso de educación básica o
equivalente.
En cuanto al apoyo financiero a los alumnos de secundaria, he de indicar
que las familias de bajos recursos están exentas del pago de la matrícula, y
pueden recibir ayudas sociales en cuanto al pago del comedor escolar,
trasporte y material escolar.
36
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
Además, dado que la etapa de educación secundaria no es obligatoria,
no es gratuita, y todas las familias, independientemente del nivel de renta,
pueden deducirse los gastos en educación vía declaración de la renta.
Los criterios para la organización de las clases son los siguientes:
* División de alumnos atendiendo a criterios de edad.
* Número de alumnos limitado a 24 -28 por clases de tamaño medio.
* Integración de alumnos con necesidades especiales a dos máximo por
clase.
En nuestro análisis, el Bachillerato español, correspondería con los
Cursos Científico-Humanísticos y están dedicados fundamentalmente al acceso
a la educación superior. Estos cursos científicos-humanísticos están destinados
fundamentalmente, a estudiantes que hayan terminado el 9º grado de
escolaridad y con el objeto de preparar a éstos para su incorporación a la
educación superior (universitaria o politécnica). Un diploma de educación
secundaria en cualquiera de los cursos científico-humanísticos da acceso a
cursos de educación superior en áreas de conocimiento o relacionados con los
cursos de postsecundaria no superior, llamados cursos de especialización
tecnológica.
Cursos Científicos-Humanísticos.
•
Curso de Ciencias y Tecnología.
•
Curso de Ciencias Sociales y Humanas.
•
Curso de Ciencias Socioeconómicas.
•
Curso de Lenguas y Literatura.
•
Curso de Artes Visuales.
Organización del horario escolar.
El Ministerio de Educación regula la organización del horario escolar, así
como el inicio del curso y la terminación en cada período lectivo. El año escolar
debe durar 180 días, en cuanto a la apertura y clausura del año escolar deben
de cumplir lo determinado por el Ministerio de Educación, aunque existe cierta
37
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
flexibilidad en este sentido atendiendo a la autonomía que les da la ley a los
centros.
El horario escolar es de mañana y tarde, cinco días a la semana, con 30
horas de clase semanal, distribuidas por la mañana y por la tarde de 8:30 –
12:30/13:30 y 14:30-17:30
La estructurar curricular está formada en todos los cursos de varias
ofertas educativas y formativas, junto con asignaturas no curriculares pero
obligatorias.
Las asignaturas de formación general, común a todos los cursos
científicos-humanísticos, así como los tecnológicos y artísticos son: Portugués,
Lengua extranjera, Filosofía, Educación Física y Tecnologías de Información y
Comunicación. La asignatura de Educación Moral y Religiosa suele ser optativa.
Los planes de estudio para cada curso integran unas asignaturas
disciplinas de formación general, obligatorias durante los tres años de los
cursos de Científicos-Humanísticos; pero a éstas deben añadirse otras
disciplinas de carácter obligatorio en cada en cada opción de carácter bianual
en los dos primeros cursos, y anual en el último curso 12º.
El plan de estudios de estos cursos, incluye también el área de diseño en
el 12º curso con los objetivos fijados para cada curso. Los alumnos en estos
cursos deberán cursas un segunda lengua extranjera.
DISTRIBUCIÓN DE ASIGIGNATURAS EN LOS CURSOS CIENTÍFICOS-HUMANÍSTICOS
CURSOS DE
FORMACIÓN
GENERAL
ASIGNATURAS
CARGA HORARIA
PORTUGÚES
LENGUA EXTRANJERA I,II ó III
FILOSOFÍA
EDUCACIÓN FÍSICA
10
2
2
2
2 b)
11
2
2
2
2 b)
12
2
2 b)
TECNOLOGÍAS DE LA
INFORMACIÓN Y
COMUNICACIÓN
SUBTOTAL
2
10
8
4
3
3
3
ESPECÍFICA
TRIANUAL
BIANUAL 1
BIANUAL 2
38
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
OPCIÓN C)
BIANUAL 1
BIANUAL 2
BIANUAL 3
3
3
-
-
3
3
6 (9)
-
9
-
3
(6) 9
2
1)
1)
1)
17 a 18
12 a 16
BIANUAL 4 f)
BIANUAL 5 f)
OPCIÓN d)
OPCIÓN e)
SUBTOTAL
ÁREA DE PROYECTO
EUCACIÓN MORAL Y
RELIGIOSA
TOTAL
16 a 20
Los alumnos que superen con aprovechamiento académico los Cursos
Científicos-Humanísticos deben aprobar un examen de Estado que consta de
Portugués, una asignatura trianual y dos asignaturas del plan de estudios
bianual de la formación específica. Una vez superado el examen los alumnos
recibirán
un Diploma de Estudios Secundarios en el que se indica el curso
finalizado y la nota final obtenida.
5. Conclusión y reflexión crítica.En comparación del Bachillerato en España en relación con los Cursos
Científicos-Humanísticos en Portugal he de decir las siguientes reflexiones:
- En primer lugar, quisiera decir que el Bachillerato en España, junto con
sus estudios homónimos en Portugal, fueron durante siglos coto privado de las
élites del país, pues sólo podían acceder normalmente los hijos de familias
adineradas. Y sólo fue hasta la reforma educativa de 1970 en España y la
Revolución de los Claveles (1974) y el nuevo Régimen Democrático en Portugal
cuando se rompe este injusto modelo.
39
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
- El Bachillerato español como los Cursos Científicos-Humanísticos se
basan en leyes educativas democráticas que persiguen la igualdad de
oportunidades y forjar a los ciudadanos en una sociedad culta y democrática
basada en los principios de la libertad, tolerancia y respeto.
- El Bachillerato es España es de menos duración que el portugués, en
España empieza con 17 años y con dos años de duración frente al modelo
portugués que empieza con 16 años y termina con tres años de duración. Esto
se debe a que en España la edad de escolaridad obligatoria es hasta los 16
años frente a los 15 de Portugal.
- En España aunque estos estudios no son obligatorios son casi gratuitos,
a excepción de unas pequeñas tasas de matrícula. Sin embargo en Portugal
durante los estudios secundarios postobligatorios las familias deben contribuir
con unas cuotas, aunque las familias con escasos recursos están exentas. Por
tanto en España el Bachillerato
es menos clasista y elitista que el modelo
portugués y está inspirado en el principio de equidad
al no poner trabas
económicas como el modelo luso.
- El título de Bachiller en España se obtiene una vez aprobadas todas las
asignaturas y no existe un examen de Estado para obtener el título de Bachiller,
el examen de Estado es para acceder a la Universidad, frente al modelo
portugués que el título de estudios científicos-humanísticos se concede una vez
superado un examen de Estado, y con ese título se puede acceder a la
Universidad.
- El modelo español concede una gran autonomía a las Administraciones
Educativas de las Comunidades Autónomas frente al modelo portugués en el
cual no existen otra Administración Educativa que la central (Ministerio de
Ecuación), ya que no existe el Estado de la Autonomías, que surge a
consecuencia de la Constitución Española de 1978. Además a esto hay que
40
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
añadir que el modelo escolar español el órgano de decisión recae en el Consejo
Escolar y tiene muchas competencias frente al modelo portugués.
- En cuanto a las especialidades del Bachillerato en España son tres
frente a las cinco de los Cursos Científicos-Humanísticos de Portugal. Y pienso
que existir tantas especialidades no es bueno ya que los alumnos con tanto
especificación tal vez no están suficientemente preparados en materias de
cultura general que van a ser útiles en la vida ordinaria.
- En cuanto al horario escolar y duración de las clases es muy semejante
al español aunque con una diferencia que en España el horario es continuo por
la mañana frente al modelo portugués que es de mañana y tarde.
- El modelo español junto con el portugués disponen de un amplio
sistema de becas para los estudiantes con rentas inferiores por lo que en este
aspecto son semejantes.
- En cuanto a las asignaturas tanto en España como en Portugal existen
asignaturas obligatorias, específicas de cada rama y optativas.
- En cuanto si es mejor el Sistema Educativo en España en los estudios
postobligatorios, Bachillerato, en comparación con el modelo portugués debo
decir ambos modelos se basan en los principios democráticos de equidad y
justicia e intentar llegar al mayor número de alumnos. En cuanto a la calidad,
pienso que el Bachillerato español aún siendo uno de los más cortos de Europa
es un modelo muy válido y eficaz, sirva de ejemplo que España tiene una de las
mayores tasas de estudiantes universitarios de Europa, algo impensable hace
unos años. Por tanto, aunque el modelo español tenga problemas pienso que ni
es mejor ni peor que el portugués, pues ambos modelos han sido reformados
en los últimos años y han incorporado elementos de gran importancia como son
el perfeccionamiento de los idiomas extranjeros y la adaptación a la sociedad
de la información. Aunque he de decir un aspecto importante, que dado que
41
LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN ESPAÑA Y PORTUGAL: BACHILLERTATO
España es más rica que Portugal, España destina un porcentaje del PIB en
educación más elevado que Portugal, por lo que hay más recursos para mejorar
la educación.
- Para terminar, quisiera hacer una pequeña reflexión he indicar que
tanto España como Portugal tuvieron durante 50 años regímenes dictatoriales
que hicieron muy poco para que la educación secundaria
se extendiera al
conjunto de la sociedad. Por tanto el franquismo como el salazarismo hicieron
un daño inmenso a la educación, sólo contrarrestado por los procesos
democráticos que empezaron en ambos países ya entrados los años 70, los
cuales introdujeron cambios muy importantes en los sistemas educativos. Sin
embargo, el problema que se enfrenta tanto España como Portugal en la
actualidad no es como en el pasado intentar elevar el nivel cultural de la
sociedad, sino contrarrestar el elevado índice de fracaso escolar. Si antaño la
educación era sólo para los privilegiados en la actualidad muchos jóvenes
teniendo oportunidades la desprecian, por lo que los educadores tenemos ahí
una realidad muy problemática que debemos afrontar con ilusión y entusiasmo.
6. Bibliografía.1. Gran Encicopledia Ger. Ediciones Rialp, S.A.
2. Ministerio de Educación, Política Social y Deporte del Reino de España.
3. Ministerio de Educación de la República de Portugal.
4. Orden de las Escuelas Pías- Provincia de España Tercera Demarcación.
5. Organización del Sistema Educativo Español. Fuente Eurydice. Eurybase
(2007/08). www.eurydice.org
6. Organizaçăo do Sistema Educativo em Portugal. Fuente Eurydice. Eurybase
(2007/08). www.eurydice.org
7. Wikipedia, la enciclopedia libre.
42
Descargar