Tisita de insgecii Lfl MüpECfí IMlli lll!lpi T

Anuncio
cede
]3eo€i»jti.o d e 1^^ X^^irexirsia»
ariagena
CÍJB
• — i ^ — l » ^ « g «
8asorlpcl6n.—En la Península: Un mes, 1 pta.—En el Extranjero: Tres meses, 7*50 id.-—La suscripción se contará
desde 1.** y 16 de cada mes. - No sedevuelven los originales.
Redacción: Plaza San Agnstl i 7.--Administración, Medieras, 4.—Teléfono 237.
El haber hecho el ministro de
Hacienda francés M. Caillaux un
empréstito exclusivo para Marruecos ha puesto sobre el tapete la
conveniencia de que en España se
"^^ga lo propio para que nuestra
acción económica y social en África pueda desenvolverse con la de°'da normalidad.
|-a prensa, como portavoz de la
|>P¡nión, está emitiendo sd voto y
•as razones que de uno y otro lado
'® ponen, son dignas de! mayor estudio.
Realmente es asunto en el que
"^s van muchos intereres y convie
"« maduro examen antes de que ^
^^ gobierno se embarque en semejante empresa.
La prensa militar en general se
muestra partidaria del empréstito,
'ajionándolo en los siguientes tértninos que extractamos de un pe"•lódico de esta claser
*Si España quisiese copiar lo he
cho por Francia debería hacer un
presupuesto vf rdad de Maírueeos,
calculando gastos é ingresos. Es^'s ingresos se destinaban á enjugar los gastos del protectorado en
* medida de lo posible, y para el
••esto de las cantidades acudirá
mpréstitos especiales, que consignando pacientemente canti|j|»des re
'*tlvatnente pequeñas en el presu«ando.
T'
* lene esto una ventaja grande,
^"e en España seria mas de notar
^"
*"*^'a Po*" 1° mismos que
menor nuestra riqueza; y es que
^omo el sacrificio económico se dia ^tA^^*' P"®**^ ^^i" '"^s intensa la
do*^
.^ nosotros estamos gastancaatid»des-que exceden al supe*
vit normal de los presupuestos en
y ocupación militar, ¿qué obras
pernos ¿ e m p r e n d e r ? En cambio,
rancia nos toma la delantera y
ta cantidades pedidas al crédito
ra caminos, ferrocarriles, obra
u '^f'Sación, de cultivos, escuelas,
espítales, edificios. Aún no ha poen ° ^^"^^''^^ ^" hacer nada serio,
I . ^ " ^ 6 construcciones, en T e j^ ^^EiEancia V* á instslancon toda
deif í*^^ 'os servicios dp su Resi7 mni ^" ^ « b a t . y Pa""* ello vota
^millones de francos, Esta diferen
ejerce en el ánimo del moro
"f'wipresión favorable para Fran-
Cuidado, hasta ei punto de haberle
administrado los Santos Sacramentos, la distinguida señora madre de
nuestro querido amigo don José
Braquehais.
Dios quiera mejorar las horas
de la enferma,
Se encuentra enfermo de aígiin
cuidado, nuestro apreciable amigo
el teniente coronel de la Armada'
D. José Manso.
Por su pronto y total restablecimiento nos interesamos de todas
veras.
Nuestro Alcalde, el joven é ilustrado ingeniero de minas, ha salido
esta mañana para la capital.
Le deseamos un feliz viaje.
Ha
na regresado
rcgresauo de
ue Murcia,
ivxurcia, núes
núes
tra paisana la distinguida señora
doña Catalina del Amo, esposa de |
nuestro apreciable amigo el alférez
de navio D. Juan Feliu.
i
Boda trágica i
Madrid 4-9 ra.
En Naackin se ha desarrollado
un trágico suceso.
Se celélw¡aba uft banquete de bo4a, ftl <Hi^ asi8,t{an 300 invitados.
Cuando la alegria de los comensales estaba én todo su apogeo, penettaronea el lugar donde se celebraba la fiesta, setenta bandidos armados.
Mataron á veintidós de los concurrentes y se llevaron secuestrados á veinte.
MICROSCÓPICAS
Hldl
Al constituirse las mancomunidades, y vincularse el regionalismo en
corporaciones idóneas, creadas por
la ley y por la afinidad, convendría
dilucidar si la descentralización ha
de ser integra ó parcial, si ha de reducirse á materias puramente administrativas, ó extenderse á todos los
fenómenos de la vida de relación.
No es preciso descender á enojo"
sas coní'^ovepsias, ni aquilatar protestas de españolismo. Tan perjudicial es el patriota de oficio como el
separatista de profesión: el proble
ma, agudiíado por la intransigencia,
no se plantea en sus verdaderos tér
Esi-n
qyg ' por Otra parte, hasta injusto minos; al asunto, empequeñfcido
^
fi generación actual sea la úni- po ambos detractores, no se le dá
nrn» i ^ * ^ ® fas consecuencias del el preciso alcance. La vehemencia
¡^^oectorado. Marruecos ha de re- impertinente de los quisquillosos, y
porvj •^^"^Í'*5 económicas en el laíagresivid-id inveterada de los faresDe^^'^' ^^'^'"P'"^ las reportará tuosí, desvían la cuestión hacia soluPara I * ^^^"^'ciones de garantía ciona» absolutas, radicales, utópíg^^^'^.seguridad nacional. Las casi
de 41 *'^''^®^''venideras se servirán
Hablan unos de autonomía mansa
B Q ' * * ' ^ ^ que nosotros. ¿Por qué é hipócrita, y oponen otros un régiKa« 7 ° * hemos de isoportar las car- metí de opresión sañuda, y de téiraa
beLfi *!**^'''*^'^^í*"'ío limpios los dependencia. Aquellos defienden la
p
,
impianlación de reformas sucesivas,
los
.^^^* desenvolver por todoí en franca evolución á un conglometnedios los ingresos propiamen- rado de cantones dispaces; y estos
g ^ ^ f ' ^ ^ ^ í e s , pero cuando se lle- mantienen el unitarismo absorbente
dlr « t ^ T Í * '^^^^ pensarse en acu- y funesto, en una época de transit i v a l ? '^'^ para distribuir equlla
ción, de disgregaciones y de ensa•con^'¡
** ^''*'' '^^ l a s c a r g H s yosfde poder atómico.
cioHé« J*^^* y para estar en condiLa realidad se venga cruelmente
sa» r
® f^Oínetér obras y empre-- desús violadores. La naturaleza sudf.o >ül®^'*®" eNuedarnos reiaga- prln^p los obstácnlos, que se oponen
á sit labor fatal, lenta y eficaz.
¿Cómo ahogar los impulsos y, la»
manifestaciones unánimes y pujantes de la vida local? Los usos, las
costumbres, el dialecto, la literatura,
el clima, el trabajo secular de los
brado socio dé k *''"^^'^' ^* "O""- ascendientes, la idiosincracia, los
t t a d o r d e e s t a A d \ l V ' «l™^"'«- rasgos y ios catn^keret^^iatíniivos
Portillo.
*'"«"» D. Ramón de cada raza y dé>cadaiMs?
¿Cómo despredM^la4M|ol«' espeNuestra enhorabuena.
cial de los eIemento9»i^^ativos de
cualquier estado?-5tarraigo, día ImSe
encuentra enferma de algún popularidad, de iM-faistiticioiies ti^-
^-^or^Tcf
Sociedad
To^tnxKi.. i o . s i i a
iLdCiéirooiefli -áL a i o 3F"ei3x>eiro <a.o x o i - ^
.a^ieio 11.1.-V
i
i
|
|
|
daraentales de un pueblo se determina por el relieve de las cualidades
exclusivas de sus habitantes?
Es desconsolador y depresivo el
hecho frecuente de la disconfoími
dad entre gobernantes y gobernados. Repugna así mismo el pugilato
de encontradas aspiraciones, que se
observa en Cataluña, por ejemplo,
al repasar la prensa culta y directora.
Concretemos el caso, por ser de
actua¡idad.
^
El tema, más difícil de desenvolver, el más expuesto en su desarrollo á contaminarse con las virulencias de la pasidn y con loa agravios
de la impotencia, es sin n l ^ É n género de duda, el del uso forzoso del
idioma nacional en los actos oficiales.
La hermosa lengua de Castilla no
es digna de! menosprecio, ni de la
animadversión. América tiene la palabra. ¿Hay mayor orgullo para España que el verbo netamente castellano de su Castelar, que el lenguaje rico y armonioso de su Cervantes?
Cada región ama, cree, trabaja,
valiéndose, en su íntima conviven
cía, de las ternuras y de las energías de su dialecto singular. Al unirse las mancomunidades, para formar la nacionalidad, la voz de sus
sentimientos y de sus quejas, acumulados, ha de ser propia, genuina,
original, para que todos la entiendan y coadyuven al mismo fin.
El Idioma patrio es el lazo de
unión entre las colectividades españolas, entre los hijos que saludan á
su madre confundiendo los idénticos TO(%^loi e a n a g'ito [email protected] satt^j
do del corazón.
La Torre de Babel simboliza un
castigo: la variedad es disolución.
Procedente de Madrid hemos tenido el gusto de saludar al distinguido general de la Armada excelentísimo Sr, D. Manuel Rodríguez.
El objeto de su viaje es hacer la
inspección de las obras que han dé
ejecutarse en este Arsenal.
El dicho general vietle acomipañado de su Ayudante personal el
Comandante de Infantería de Marina Sr. Auberedes.
El arto iltiirii|iieti mili
• I.II
—
Ma<Írldi4-9í m.
Los ministeriales e ^ á n indigna-i
d(is porque el «aarqués ^de Laríds
ha llevado á Maura de dacefía á su
linca «Los Llanbs»^
<
L a indignación la fonflan^eíítque
el marqaés se tittUavdattsta, y «I
GübiecáO'apoya <Mi candidatut-a por
el distrito de Torroz y á su admi
nistrad^r paW qu4salga: por Velez
Málaga.
Además Larios aspira á dos senadurías poí Málaga para dos «amigos
suyos.
Lfl MüpECfí
11
—
ispstos
iiwppiesioii—
,
II
El cronista, que la tonadilla de
la muñeca ha desencantado su Imaginación haciendo volar la lírica
fantasía que viviera á las regiones
de lo ignoto, ha visto mentido el
efecto de una indubitable realidad;
la muñeca, bonita como las que
quedaron en el bazar, linda como
sus hermanas, y preciosa como todas, no era sino una encarnación de
arte que Natura engendró en el
alma sensible y apasionada de Enriqueta Obiol...
Y ahora, cuando el ronianticismo
qíies^anidó' í u débil mente desvanecióse, y ha contemplado nuevamente la ¡divina beldad de la muñeca
de carne, el cronista, como los niños, ha sentido también la ilusión
de poseerla, porque... íes tan g u a pa la muñeca!...
Damián Pedreñcf 4pmcio.
Tisita de insgecii
•
Mil
•<iii.iii
El chirriar monótoao que la mar
no del operí dor impcimiera aJiá{en
la cabina al aparato cinemAíográfir
co, ha cesado En el albo lieiizo
han dejado de rielar las películas.
El salón nuevamente se inunda de
luz, y el cuarteto lanza á su? ámbito
en un galop unas i?ptas musicales,
mientras que el telón, alzándose,
deja al descubierto el escenaria
tan lujosa y ricamente vestido, que
dale un aspecto sugestivo y fantástico, trasportando la débil ilusión de nuestro, pensamiento á otras
regiones más elevadas, ^onde acaso la sublimidad de lo bello, de lo
grande, se trueque en la más inverosimil realidad»-
—
IMlli ll!l p i T
\
I I I I B 1 M M M — 1 — B i
II
,
RECEPCIÓN
Madrid 4 9 m.
En Id Entfyajada de Alemania en
Madrid, ^ e celebrará mañana un
banquete en honor del niinlrtro de
Estado, señor marqués de Lema.
De extrangis
.'.[••I
H I I I I M I I M ^ M H M — — M W I — p — ^ f — H b
En el T e a t r o Romea de Murcia
comenzará á actuar ei sábado próximo la compañía de zarzuela y
opereta dirigida por el primer a c tor doc Antonio González y lot
maestros concertadores don R a món de Julián y doña Cruz V . de
Real, en la que Aguraa las notables
primeras tiples Concha Gil, Cleníienqla Lierandl, Lola Rosell y Rosario-Salvador y el director de e ^
cena don Ventura de la Vega.
Ní^CROLOGIA
«Es el Capitán Araña»
D. Alejandro Lerroux,
Juan de Aragón, «Pero-Grullo»,
es el sentido común.
flViva la Pepa!» es D, Alvaror
«jViva mi dueño!» el astur.
Y Altamira es el «Maestro
Ciruela», que ama la «luz».
«EHiceftciado Contreras»
es Gabrielito, según
l i . Luis Antón del Olmet,
encomiador del menú.
«Arma la de San Quintín»
Pablo Iglesias, el alud;
y «arma la gorda» Barroso,
al calzarse el «pardessús».
«Mari-Castaña» es Eugenio,
y «Lucas Gómez» e l «trust»,
y Ángel ürzaiz, «Juan Palomo»,
y An^tosio-Maura, «Mambrú».:'
Prieto
«el boim cte C4»-ia»i
y Rodriga él «Piml Pam!
y el de la rebaja, «el tío
Pum!»
Paco>, es «Guerra» el andaluz.
«Blas»» el «del punto redondo»,
es O s a r i o , ]oh juventud!
Azcárate es «Cachupín».
Inmóvil Cambó es el «btf».
«Perico el de los* palotes»
es dueño del banco azul.
Oabino, «Antón Perulero»,
es el amo del albur.
«Juan Lanas, encasillado»
hijo adoptivo de Irún,
vendrá á «la casa de tócame
RoqtK», vendiendo salud.:
«Lope, Lepijo y su hijo,
Salomón y Micifuz»,
sentáronse en «I Congreso,
layl qué pais tan atúnl
«Tirémosle de la oreja
á JorgOj noble tahúr»,
y á 1« indeewite política
• por siempre hagamos la cruz.
«Donde fué el Padre Padilla»,
más,allá del Polo Sur, ;
pueden ir nuestros cbapépteros
á gruñir: «jMtó eres mi»
X. Y. Z.
.^^«....«ii.
^Ti
I I
I
iDBlí i_tieilerlii
Ayer tarde se reuílió en el Ayuntamiento lá Junta Administrativa
^el Cementerio de Nuestra Señora
de los Remedios, bajo la presidencia
del Sr. Tapia y con la asistencia de
los vocales señores Lizma, Berlzo,
Conesa Balanza, Mora. Fernández
Vázquez y García Vaso.
Se acordó, á propuesta de D . Nicolás Berizo, revisar la póliza del
seguro contra Incendios del Cementerio.
Se nombró secretario al vocal don
Julio García Vaso.
Quedó encargado de la Inspección y vigilancia del Cementerio
durante el mes de Febrero D. Francisco Fernández Vázquez.
El jueves 5 á las seis y media de
la tarde y en el Salón de actos de
la Socifedád Económica de Amigos
del País se verificará el examen de
admisión y entrega de Insignia» á
los que hayfin solicitado su i n g r e s o en la Asociación.
Acto «eguido el doctor en Mediciaa y profesor del Instituto don Feliz Navas Sanjuan dará una conferencia á-los exploradores con el tema «Gimnasia del Explorador».
A este acto a s i e r a n tádos los exi«
%
ploradores.
Cartagena 3 de Febrero de X^y^,
—P. O. del Comité, el Secretark^^ ^
Antonio Tra«h«rte.
De las laterales han surgiólo dos
artistas, á los que la condición de
niño que sui^^apel en la escena les
exije, pone la nota simpática y alegre de la iníancia: son dos bebés
que tienen ^i juguete^ropio i|el se^
xo, pero e l ' ^ p á lesiyifi cotnprado
npw muñec«i^ue ie%los quieren,
<|ae los do«H$ disptl^n...
£ n « l fotidct-del «icsénario l e s e txú
tMK|ue#^ aKMiitosUMsuya topilídad
IHIM'I
Coadicíones.—Ei pago será adelantado y en metálico, ó en tetras de fácfl cobro —Corresponsales en París iMr. A.
Lorette, 14, rué Rougemont; Mr. fhonf. Jones, 31, Faubourg Montmartre.—New York, Mr. George B. Pike, 21-Parli
Row.—Berlín, Rudolf Mosse, Jerusalámer Strasse, 4& 49.—La emrresp<>iidenola al Administrador.
de color contrasta sugestivamente ^
con la de4os tapices:. es^a«c^ja'de
'a muñeca que se ha abierto «lientcas que el niño, para hacerla suya
revela á su hermanita su misterio:
les mecánica!...
Como obedeciendo á impulsos ¡de
una omnímoda y suprema voluntad
It muñeca se ha dejado caer de espaldas sobre el alfombrado, y el
cronista ha sentido en ese momento
hacia los pequeños que pelean su
posesión, profunda pena, pues en
un instante, la fatalidad rompía sobre el pavimento de la escena en el
estrépito de un golpe, el bello artificio del juguete de sus ilusiones
infantiles...
Pero nó. El niño, más fuerte, ha
librado en sus brazos la cakáa, y
ya, fuera de la caja, pone 1» ciencia de su arte mágico en el complejo mecanismo de su funcionamiento.
E s t a muñeca—bonita conao las
que quedafon en el bazar,—ha empezado la articulación úe sus músculos. Esta muñeca—linda como
sus hermanas,—evoluciona las «xtremidades en ejercicios admirablemente ejecutados. Esta m u ñ e c a preciosa como todas,-^ al conjuro
hecho por el Hada que invocara el
artista, sintiendo en lo inorgánico
de su materia el hálito vlvico deli
ser racional, ha cantado, y reído
bellamente.
A. B. C.
'
lái PiroTTlioLola.
Ecos artísticas
L a empresa del Gran T e a t r o de
Cádiz ha vencido los obstáculos
que se oponían á que en aquel teatro diera unas cuantas representa»
clones antes de marchfir á Amelle»
la compañía Taliavl.
El viernes prdi^aio coaieioará el
abono de cinco IN^icas cepresentacioi^.
•%
M:-:-:-:)Ha fallecido en Madrid donde residía el ilustrado Vicealmirante de
la Armada Sr. Jiménez F r a n c o ,
que hace poco tiempo desempeñó
con gran acierto el cargo de Comandante General de «ste Apostadero y en donde supo captarse las
simpatías generales.
La muerte |de tan pendonoroso
marino ha causado gran sentimiento en esta.
A la aflijida familia del finado enviamos la expresión de nuestro
más sentido pésame.
lipRiuiijli III lait'n
{Comttnumidn)
E s preciso pues, que os penetrtis
de la importancia inmensa «te vuestra misión, tal vez vuestros cerebros de niños, vuestra inconsciencia infantil no comprenda el valor
de nuestra obra por la obra {misma,
pero mirat á vue^ro alrededor, ver
á nuestro Presidente que abandonando sus múHiples ocupaciones os
dedica horas, días, ver á los demás
Sre.«i. que forman el Comité, ver los
72 años de nuestro querido Coronel, que apesar de ellos y de sus
gloriosas heridas, os acompaña morral á la espalda en vuestras excursiones, y sobre todo, ver á vuestros
Instructores,' á esos héroes del
amor á -vosotros, héroes sí, pues
han arrostrado las burlas, las sonrisas despectivas de los cretinos
que en su mentalidad primitiva
han visto en ellos seres pintorescos
que se dedican p<» sport á pasear
niños; ávMestros Instructores repito, que pendientes de vosotros desde que salís por las puertas de Cartagena no descansan un momento
enseñándoos, diatrayéndoos, cuidando que en vuestro* revoltosos
juegos no os causéis aigün daño
para pctóler deéir orgullosos á vuestros padres, ahí e entrego á su hijo que me ha confiado, pregúntele,
pregúntele... y decidme queridos
exploradores ¿al ver la labor de e s tos señores, no comprendéis latras^
cendencla de los fines de nuestra
Institución? ninguno de ellos aspira
á cruces, condecoraciones, el vil interés es completamente ageno á
sus ideas, entonces ¿por qué lo hacen? ¿por qué sacrifican su reposo,
sus intereses? ¿porqué asumen la
enorme respons^tbilidad de conduciros por sendas y verédaSj de educaros por medio de planes exóticos al
parecer?, por algo que esté muy
por encima de honores de intereses, por un amor sublime, por el
amor á nuestra España, por crear
un ejército d e paz qué eche de
nuestro suelo la turba de que antes
os he hablado, con» armas que se
llaman voluntad, energías, iniciativas, honradez, para que termine la
infamante leyenda que corre como
verdadera por Europa, de nuestra
holgazanería, de nuestra ingénita
pereza... y á propósito de esta leyenda os voy á referir una anécdota
que leí hace tiempo en un periódico extranjero, anécdota que sintetiza, según el autor, I» característica de algunos pueblos de Europa..,
Dice así. «Anuncio según u i a comunicación, que á la Acadentia de
Descargar