Efecto invernadero

Anuncio
EFECTO INVERNADERO Y CLIMA
La atmósfera, entre otros efectos, es responsable del mantenimiento de una temperatura
relativamente uniforme y moderada en la superficie del planeta. Los dos componentes más
influyentes al respecto son el dióxido de carbono, CO2 y el vapor de agua, H2O.
La energía que nos llega del Sol viene principalmente en forma de luz visible y radiación
infrarroja (IR) de onda corta. Esta energía calienta la Tierra, que entonces emite radiación
IR de onda larga. Pero es absorbida por el CO2 y H2O atmosféricos, no dejándola salir al
exterior y manteniendo, por tanto, una temperatura que hace habitable la superficie
terrestre. Es lo que se conoce como efecto invernadero
(Los cuerpos calientes emiten radiación IR, cuya longitud de onda es tanto menor (más
energética) cuanto mayor es su temperatura).
En un invernadero, los cristales dejan pasar la radiación IR corta del Sol, pero son opacos a
la IR larga, emitida por los cuerpos del interior al calentarse. El invernadero se comporta, lo
mismo que la atmósfera, como una «trampa de calor».
Aunque la cantidad de H2O atmosférica se mantiene prácticamente constante, el nivel de
CO2 se ha incrementado por la combustión masiva de combustibles fósiles en todo el
mundo. Además, las masas vegetales se están reduciendo por su explotación poco racional,
y no son capaces de absorber por fotosíntesis el exceso de CO2
Los expertos han calculado que una duplicación del CO2, con relación a su concentración
actual provocaría un aumento de temperatura de unos 3°C. Un aumento de solo 1°C podría
originar el deshielo de los casquetes polares, con la consiguiente elevación del nivel de las
aguas oceánicas y la inmediata alteración del clima a nivel mundial.
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards