Editorial

Anuncio
1
Editorial
“Cuadragésimo sexto
aniversario ASORFAC”
M
uy buenas tardes estimados amigos de
ASORFAC. Hoy, como todos los años,
nos reunimos en familia para celebrar un aniversario más de nuestra Asociación. Alcanzamos 46 años, desde cuando un grupo de oficiales, soñadores como nosotros, tuvo la feliz
idea de crear un vínculo que permitiera conservar entre los oficiales activos y retirados de
la Fuerza Aérea, los sentimientos de respeto
y amistad surgidos durante el servicio. Ese
lazo fue bautizado con el nombre de Asociación de Oficiales Retirados de la Fuerza Aérea.
A lo largo de estos casi 10 lustros las directivas
de ASORFAC han orientado los objetivos
y las actividades de la asociación para que
esos postulados se mantengan firmes y
sigan constituyendo la base moral de nuestra
organización. La asesoría permanente de la
junta directiva y la participación constante
de los asociados, han permitido conservar
la dinámica emprendedora de nuestra
agrupación y mantenernos actualizados en
los programas de bienestar de la asociación.
Nuestro aniversario, además de permitirnos
compartir fraternalmente con nuestros
amigos y familias, nos otorga la oportunidad
de exaltar a varias personalidades mediante
la entrega de nuestra máxima distinción,
el pergamino ASORFAC, a los asociados
que han cumplido 50 años de graduados
en la Escuela Militar de Aviación Marco
Fidel Suárez, a los socios que celebran sus
bodas de oro profesionales, a las esposas de
oficiales desaparecidos que han mantenido
su vinculación con nuestra Asociación y a
quienes desde importantes cargos públicos
o privados le han han prestado sus servicios.
Son ellos:
Curso 34:
- Mayor General Alfonso Abondano Alzamora
- Mayor General José Roger Sánchez
González
-Coronel José Nehil Heredia Sabogal
- Coronel Luis Arturo Mera Castro
- Mayor Edgard Salas Viteri
- Mayor Jaime Echeverri Alzate
- Mayor Luis Armando Galvis Jiménez
- Mayor Ricardo Rodríguez Galvis
- Mayor Germán Gutiérrez Holguín
- Capitán Gustavo Vizcaíno Fontalvo
- Doctor Eduardo Barrera Barrera
Señora Ema Cabanzo Cadena
Mayor General Rodolfo Torrado Quintero
director de la caja de sueldos de retiro de las
FF.MM.
Teniente Coronel José Manuel Villalobos
Barradas Insigne historiador de la aviación
militar de Colombia.
Comando Aéreo de Transporte Militar
CATAM, en la cabeza de su comandante
el señor Brigadier General Raúl Torrado. A
nombre de todos los asociados de ASORFAC
me permito renovarles nuestras sinceras y
cordiales felicitaciones.
E to al
2
di
ri
En días pasados, cuando me entretenía
leyendo algunos mensajes, me detuve en uno
muy especial sobre el hombre y la mujer. Me
pareció interesante compartirlo con todos
ustedes porque nos ayuda a definir algunos
interrogantes de género:
“Mientras el hombre es la más elevada de las
criaturas, la mujer es el más sublime de sus ideales.
E to al
l
di
Aunque el hombre tiene la supremacía, la mujer
conserva la preferencia. La supremacía se interpreta
como fuerza, la preferencia como un derecho. Si el
hombre es un código, la mujer es un evangelio. El
código corrige, el evangelio perfecciona. Si el hombre
es un templo la mujer es el sagrario. Ante el templo
nos descubrimos, ante el sagrario nos arrodillamos.
El hombre es el águila que vuela, la mujer el ruiseñor
que canta. Volar es dominar el espacio, cantar es
conquistar el alma. El hombre tiene un farol llamado
conciencia, la mujer una estrella llamada esperanza.
El farol guía, la esperanza salva”.
Cuenta una leyenda que cuando Dios decidió
crear a la mujer, encontró que había agotado
todos los materiales sólidos en el hombre y no
tenía más de qué disponer. Después de una
profunda reflexión hizo lo siguiente. Tomó
la redondez de la luna, las suaves curvas de
las olas, el trémulo movimiento de la hojas,
la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de
las flores, la amorosa mirada del ciervo, la
alegría del rayo del sol, las gotas del llanto
de las nubes, la inconstancia del viento, la
fidelidad del perro, la timidez de la tórtola, la
vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma
del cisne, la dulzura de la paloma, la fiereza
del tigre y la frialdad de la nieve. Mezcló tan
desiguales ingredientes, formó a la mujer y
se la dio como compañera al hombre. No
puedo imaginar como pudo ser esta primera
experiencia para el hombre, pero creo que
no fue muy diferente a lo que ha sido para
todos los hombres a lo largo de la historia
de la humanidad. La mujer sigue siendo el
gran misterio que jamás terminaremos los
hombres de descifrar. Amarlas y respetarlas
es el único sendero que nos puede aproximar
a tan ansiada solución. Mil gracias a todas las
bellas damas que nos acompañan esta tarde.
Su presencia exalta esta celebración y la llena
de señorío y elegancia.
ri
Deseo aprovechar esta oportunidad para
agradecer a todos los asociados la confianza
que han depositado en la junta directiva de la
asociación. A sus integrantes por el respaldo
a nuestras iniciativas y a sus importantes
sugerencias para el acierto de nuestras
decisiones.
De manera especial y desde el fondo de
mi corazón quiero expresar mi inmensa
gratitud al Mayor Ernesto Bojacá por el
transparente desempeño de sus funciones
y por su incondicional disposición para el
cumplimiento de nuestros programas. A
Sandra, por su dedicación y exactitud en los
registros contables de la asociación y por
su trato respetuoso y amistoso con todos
nuestros socios. A Diego por su desempeño
serio y responsable en todas las gestiones de
la asociación. A Alba Lucía por su inteligente
y oportuna asesoría en las ejecuciones
administrativas de la asociación. Al Capitán
Fernando Leyva, mi gran amigo y compañero
del curso 37, por su empeño y dedicación a
la revista de ASORFAC, así como a todos
nuestros permanentes columnistas, en
especial al señor General Alberto Guzmán,
Coronel Luis Cipagauta y Doctor Fidel
Mendoza. De manera especial subrayo la
permanente colaboración del señor coronel
Héctor Peñate en el planeamiento y ejecución
de nuestras actividades de bienestar.
Aprovecho también esta oportunidad para
expresarle al Señor general Jorge Ballesteros
Rodríguez hoy representado por el señor
Mayor General Clímaco Solórzano, nuestra
inmensa gratitud por su incondicional
colaboración en el cumplimiento de nuestros
programas de bienestar.
De nuevo mil gracias por su asistencia
y que Dios nos bendiga a todos.
3
Personajes
Fuerza Aérea
General Alberto Guzmán Molina
Socio ASORFAC
“Continuando con la política de la Asociación de Oficiales en retiro de la Fuerza,
en el sentido de exaltar las ejecutorias de miembros distinguidos de la Institución, en
la presente edición de la revista ASORFAC, proponemos recordar pasajes de la vida
del Coronel Rafael Ernesto Pinto Serrano, perteneciente al curso de pilotaje Nº 21,
graduado en Septiembre de 1948 y del S.Técnico León Barros Uriana, del curso de
mecánicos de aviación Nº 3, graduado en 1939” .
Desde diferentes posiciones y puntos de vista, los dos personajes cumplieron
meritorias actuaciones, que hoy recordamos.
CORONEL RAFAEL E. PINTO SERRANO
Curso de pilotaje # 21 – 1948
Siempre que se quiera evocar la historia de los helicópteros
militares en Colombia, de cómo fue su nacimiento, del proceso
que siguió a su creación y de la etapa crucial en que se sentaron
las bases para su desarrollo, el nombre del entonces Teniente
Rafael Ernesto Pinto Serrano se hace imprescindible. Testigo
de excepción de decisiones previas, a que cristalizara la idea
de esta gran empresa vital para la seguridad del estado, fue
también el primer comandante de la primera Base Escuela
de helicópteros, cargo que desempeñó por espacio de nueve
años.
4
Todo comienza en 1952, con la llegada a Palanquero del
piloto Norteamericano Ted Leopold y con él, dos helicópteros
Cadete Rafael Pinto, año 1946 Hiller adquiridos por el Ministerio de Obras Públicas,
empeñado en la construcción del ferrocarril del Magdalena. El
comando de la Fuerza Aérea intuyó de inmediato que, se presentaba la oportunidad
para agregar el vuelo vertical a las especialidades de ala fija. Entre los pilotos escogidos
para ser pioneros de estas raras aeronaves desconocidas en Colombia, figuraba el
teniente Rafael Pinto.,que sin pensarlo dos veces, tomó la decisión de aceptar el reto
y de perseverar en esa dirección, hasta llegar a convertirse en un experimentado piloto
de helicópteros.
En 1953, arribaron al país dos
Bell- 47D1 para la Fuerza Aérea, con
los que se amplió la posibilidad de
intensificar las actividades de vuelo e
incrementar rápidamente la experiencia.
Su consagración a fortalecer los
conocimientos en materia de helicópteros
y las circunstancias del momento, lo
convirtieron en candidato fijo para dirigir
la primera Unidad que, ya figuraba en los
planes del comando de la FAC. Había
terminado el curso de instructor, tenía
veinticuatro años.
A principios de 1954, con una
solemne ceremonia de inauguración,
se iniciaron las operaciones y se dio
comienzo al curso número uno, del que
hizo parte el presidente de la República
General Gustavo Rojas Pinilla. El verbo
“inaugurar” no parecía coincidir con la
realidad, prácticamente nada había para
inaugurar. Ni un lugar apropiado para
el mantenimiento de los helicópteros,
la pista no estaba concluida, no había
alojamiento para el personal, sería
necesario improvisar, después proyectar y
finalmente construir. Por ello se ha dicho
con razón que, en su primer comando,
el teniente Pinto debió partir de cero y
que sus bien ganados méritos estriban
en la capacidad demostrada para crear e
innovar.
A manera de paréntesis, vale la pena
traer a cuento la situación que vivía
la población de Melgar. Su precario
desarrollo se hallaba estancado por falta
de inversión. La apertura de la Base Aérea
incrementó el comercio y en consecuencia
el empleo, el área urbana circunscrita a
las casas alrededor del parque, comenzó
a crecer hasta convertirse hoy en el
principal “veraneadero de Bogota.” La
influencia de la Unidad en sus destinos,
Teniente Pinto en 1952, primer piloto de helicóptero en la
Fuerza Aérea, volando un Hiller 360-1 primer helicóptero
llegado a Colombia.
fue realmente decisiva, llegó hasta la
administración pública. Oficiales de la
FAC ocuparon por varios períodos el
cargo de Alcalde Municipal.
En la dinámica de este interesante
proceso, el teniente Pinto, tuvo mucho
que ver. A sus funciones regulares, el
General Rojas le había encomendado
la de participar en las actividades del
poblado y coadyuvar en la solución de
sus problemas. Recuerda que, el jefe del
estado todos los fines de semana bajaba
a Melgar y a su arribo, lo llamaba para
indagar sobre la situación. “Me sentía
honrado con su deferencia.” Cuenta
como anécdota, que fueron muchas las
ocasiones en que el general le decía a
su esposa: “Carola: Pinto va a almorzar
con nosotros.” Almorzar frecuentemente
con el presidente de la República en su
propia casa y haber sido su instructor de
vuelo, son muestras claras del aprecio del
general hacia el teniente y para él, marcas
imborrables en su hoja de vida, de las que
dice sentirse orgulloso.
5
En 1955, fue enviado en comisión
de estudios al exterior. A su regreso,
el propio presidente Rojas, ordenó
reasignarlo al comando de la Base de
Melgar, había ascendido a capitán. Al
volver a los predios que le eran familiares,
inició un fructífero periodo de casi ocho
años, para completar nueve en total en la
misma unidad. Ningún otro oficial de la
Fuerza Aérea ha permanecido tan largo
tiempo al frente de un comando aéreo.
El año de 1961, registra la fecha y
hora en que se inició el complot, contra
su soltería que tendía a ser endémica.
Una adolescente con figura de colegiala,
llegó al casino de oficiales en compañía
de su padre Jorge Serrano. Convertida
al poco tiempo en asidua visitante de la
Base, empezó a correr el rumor entre los
subtenientes que la admiraban, que se
trataba de la novia del mayor Pinto, pero
lucia tan jovencita que, costaba trabajo
creerlo. Beatriz y Rafael confirman al
unísono, que no obstante la diferencia
de edades, desde el primer momento,
se produjo una atracción recíproca que
en poco tiempo los indujo a formar su
hogar. En 1963 se realizó la boda, ella de
diecisiete años, el de treinta y seis. Pasados
cuarenta y seis de feliz convivencia, tres
hijos y cinco nietos integran la prole.
6
Rafael Pinto se retiró del servicio
activo en 1973 cuando ostentaba el grado
de Coronel y veinticinco años de servicio
como oficial, había ocupado varios cargos
de Comando y de Estado Mayor, también
el de Agregado Aéreo en Venezuela.
Hace un par de semanas quiso
regresar a la Base Aérea de Melgar, la de
sus afectos, la que ayudó a construir, la
que siempre le trae a la memoria recuerdos
encontrados. Aceptaba la gentil invitación
que le formulara el coronel José Francisco
Forero su actual comandante. Hoy la
Unidad lleva el nombre de Luís F Pinto
Parra, pionero de la aviación Nacional,
eximio Comandante de la Fuerza Aérea
fallecido en 1948 y su familiar cercano
por vínculos de sangre. En esta especial
ocasión no iría solo, lo acompañarían
esposa, hijos, nietos, nueras y yernos,
deseaba compartir con todos ellos, caros
episodios de su vida, en el mismo lugar
que sucedieron. También, absolver
preguntas de sus pequeños nietos, cuyas
respuestas estaban pendientes.
Como en la “Parábola del Retorno,”
lo invadió la nostalgia. Todo había
cambiado, en este caso para bien. El
progreso se reflejaba en todas partes. Al
recorrer caminos conocidos que a diario
transitaba, se sorprendió gratamente.
Las rústicas edificaciones de antaño
las reemplazaban modernos edificios,
la modesta aula, en la que un vetusto
ventilador se esforzaba inútilmente
por atenuar la ardiente temperatura, la
sustituían cómodos y amplios salones que
albergan cuatro modernos simuladores
de vuelo. Los cursos no son como antes,
reducidos en número y sólo alumnos
criollos, vio las aulas repletas de oficiales
de diferentes Fuerzas, también pilotos
de otros países que, han venido a renovar
conocimientos en el mejor centro de
instrucción de helicópteros de América
Latina.
Y los que fueron sus amigos,
compañeros y subalternos ¿qué había
sido de ellos? Al repasar la larga lista
encontró que la mayoría se ha ido: el
guajiro Sánchez, Arévalo, Guty, el negro
García, cuerito Rodríguez, Pedraza,
Ortiz, Gonzalitos, Quintana, Sandoval,
Araoz, Glauco, Vélez, Espitia, el sapo
Ruiz y otros que la memoria no alcanza
a retener, ya no existen. Rememoró
momentos en que el diario ajetreo
permitía el esparcimiento. Recuerdo dice,
“allí nos sentábamos a jugar king, una de
las pocas diversiones que teníamos.” Se
agolpaban en su mente, diversas vivencias
del pasado.
Regresó a Bogotá profundamente
agradecido con el coronel Forero, con
su esposa que también viste el uniforme
azul aéreo y con todos los oficiales de la
unidad de quienes recibió “inolvidables
muestras de afecto.” Confiesa sin
presumir, que tras la experiencia del
maravilloso viaje que lo llevó a revivir
momentos lejanos de su vida de oficial
activo, se sintió orgulloso de lo que ahora
es el Comando de Combate Nº 4, al fin
y al cabo, es en parte fruto de la semilla
que él había plantado.
La historia de la Fuerza Aérea, ya
consigna en sus páginas la obra del
Coronel Rafael Pinto Serrano que, por
silenciosa, casi anónima, no deja de ser
admirable. Si Camilo Daza es en justicia
el precursor de la Aviación Nacional,
Rafael Pinto lo es sin duda alguna, de los
Helicópteros militares y de la Escuela de
formación de sus pilotos.
Coronel Enrique Pinto en la Cabina de un
Bell 47 en reciente visita a la Base de Melgar
Y desde la perspectiva que
complementa lo que fueron sus ejecutorias
en la Fuerza Aérea, es de destacar el
papel de líder cívico, puesto a prueba
cuando apenas era un novel teniente
de veinticuatro años. Innegable acierto
suyo, fue haber promovido y compartido
con la ciudadanía local, los beneficios de
una sana y efectiva integración. Melgar
ya no es el pueblito de 1953, para que
se operara el cambio, el Teniente Pinto
aportó valiosos granos de arena.
7
Coronel Pinto y su familia en reciente visita a la Base de Melgar
Sangre Wayuu en la Fuerza Aérea
Suboficial Técnico Subjefe León Barros Uriana
Curso de Mecánicos Nº 3- 1937
No son pocos
los colombianos de
sangre Wayuu que se
han destacado en los
diferentes campos
de la vida nacional.
Los
encontramos
desempeñando altos
cargos del estado, en
la política, las artes, la ciencia, en la música, en la literatura, en los deportes. Hay
que señalar también, que bellas damas
Guajiras, han ceñido la corona de reina
nacional de la belleza. Dentro de las Instituciones Armadas, ciudadanos oriundos de esa tierra, han tenido la oportunidad de vestir el uniforme de cada una de
ellas. En la Fuerza Aérea, fue León Barros el primer heredero de sangre Wayuu
de casta Uriana que, ingresó a la Escuela
de Suboficiales en 1937, se graduó de mecánico en 1939 y logró ascender hasta el
grado de Subjefe Técnico.
8
Cuando León llegó al mundo año
de 1916, la comisaría de la Guajira era
para los cachacos, un lugar aislado de
la geografía patria que, por su historia
cargada de mitos y leyendas, ejercía
singular atracción. Los que habían tenido
la oportunidad de visitarla, la pintaban
hermosa al tiempo que enigmática, dueña
de un paisaje que no se repite en ningún
otro lugar del mundo. Eduardo Caballero
Calderón, tras experimentar vivencias
que lo impactaron emocionalmente, la
describe en su novela “Cuatro años a
bordo de mí mismo,” como “tierra de sol,
de sed, de besos, de muerte y de misterio.”
Por aquella época, apenas se percibía
el rumor sobre la inmensa riqueza que
escondía el subsuelo. El sustento se
derivaba del duro trabajo en las minas de
sal de Manaure, del ganado caprino, de
artesanías producto del ingenio natural
de las mujeres y del contrabando que,
desde la colonia promovían europeos
ávidos por las perlas que, brotaban de su
riqueza marina y que, irían a embellecer
cuellos de nobles cortesanas en el viejo
continente. Abundaba el pescado, las
ostras y las langostas, materia prima para
las delicias gastronómicas autóctonas
que, se combinaban con viandas
importadas y con Whisky de buena marca
que se bebía al clima. Como en Macondo,
no se conocía el hielo.
León Barros recuerda y narra en
detalle, interesantes pasajes de esa
época que le correspondió vivir. Nacido
y criado en la ranchería Santa Rosa que
ya no existe, fue su padre Juan G Barros
próspero comerciante de procedencia
Portuguesa y su madre de nombre Petra,
meritoria mujer de pura estirpe Uriana,
casta que con la Epiayu se encuentran
entre las más importantes de las que
tuvieron asiento en la península.
En el orfelinato de San Antonio
regentado por los padres Vicentinos
hizo sus estudios de primaria, su niñez
y juventud hasta alcanzar la mayoría
de edad, transcurrieron en el auténtico
entorno de las rancherías. Al comentar
sobre el proceso que lo llevó a ingresar
a la Fuerza Aérea, cuenta que, en los
Escaso de ropa
apropiada para el gélido clima sabanero,
pero lleno de entusiasmo y de ganas de
triunfar, voló a Madrid
en un avión especial
enviado por la presidencia de la república. Se desempañaba
como comandante de
la Base el Capitán Aurelio Gutiérrez a quien
Los esposos Barros, Ayer y Hoy
apodaban “el pollo”.
primeros meses del año 1937, el presidente
de la República Doctor Alfonso López Roberto Porras compañero de curso, lo
Pumarejo realizaba una gira por la recuerda por su viveza y simpatía, “era
región. Recuerda entre los miembros de además muy inteligente, sobresalía en
la comitiva, al entonces Director General las matemáticas.” Cuenta Porras, que
de Aviación, Mayor Enrique Santamaría nunca pudo adaptarse al frío del altiplaManccini. Transcurría el gobierno de no, menos al agua de cero grados. Se dela “revolución en marcha,” consigna cía que, antes de proceder al ritual del
política que la historia relaciona con la baño diario a las cuatro de la mañana,
estrategia de la primera administración los alumnos separaban con las manos, la
López Pumarejo, tendiente a dar énfasis a capa de escarcha que cubría la alberca.
lo social. En ese sentido y como una de las
banderas de integración que preconizaba,
consideró importante que jóvenes nativos
se vincularan a las Fuerzas Armadas.
El presidente y su comitiva fueron
atendidos en la casa de don Juan Barros
de política contraria a la del doctor López.
Cuenta Leó n que en la guerra de los mil
días, su padre le salvó la vida a un pariente
del general Uribe Uribe obviamente del
bando liberal, acción humanitaria, por
la que el presidente se mostró siempre
agradecido. Ser adversarios políticos, no
impidió que fuera el propio presidente
de la Republica el que invitara a León
y a otros cinco muchachos de su edad a
ingresar a la Fuerza Aérea, oferta que al
final, fue el único en aceptar.
En 1939, León recibió el grado de
mecánico tercero y fue trasladado a la
Base Escuela Ernesto Samper en Cali,
unidad a la que estuvo vinculado hasta
el día que decidió dejar el servicio activo
en 1951. No quiso vivir fuera de Cali, ese
fue el motivo principal de su retiro. Se
desempeñó como tripulante de aviones
PT-11C, Falcon, T-6 y B-25, recuerda
haber volado con Fabricio Cabrera,
Octavio González, Bernardo Escobedo,
Alberto Pauwels. Cuando la Fuerza Aérea
a raíz de la segunda guerra mundial creó
una unidad en la costa Atlántica para
patrullar la zona marítima, León Barros
estuvo entre los tripulantes de los aviones
T-6. Fue seleccionado en dos ocasiones
para realizar cursos técnicos en el exterior,
dice que sacó el primer puesto.
9
En 1945, León conoció en Cali a Inés
Vigma Alvarello, una niñita de quince
años, de descendencia Italiana y por
lógica inexperta. A un fugaz noviazgo,
siguió un veloz matrimonio y después,
una sucesión de eventos como para
una novela. Ella menor de edad, aceptó
casarse a “escondidas” a los quince días
de haber conocido a León. La ira de
toda la parentela de la novia no se hizo
esperar y tras una serie de peripecias
tragicómicas, que hoy recuerdan con
mucho humor, las aguas poco a poco
volvieron a su cause. Al final, una historia
rosa que, los ha llevado a cumplir 65 años
de feliz matrimonio.
Una faceta de la vida de León Barros
que podría ser para los record Guinnes,
consiste en haber elaborado durante
sesenta y cuatro años continuos, las
emblemáticas esclavas que, los cadetes
de la Escuela Militar de Aviación lucen
desde su ingreso y que después como
pilotos consagrados, suelen portar por
muchos años. El actual Comandante de
la Fuerza Aérea Colombiana General
Julio González diestro piloto de combate,
comentó en una ocasión, que la lleva
puesta en su muñeca desde que se inició
como alumno.
Con los atributos de un artista nato,
a quien nadie le enseñó el arte de diseñar
y elaborar joyas, el “guajiro” Barros
afectuoso apelativo que alude a su natal
terruño, se empeñó en trabajar el acero
inoxidable, el oro y la plata para hacer
de estos metales, piezas que además
de originales, tienen el atractivo de
armonizar con la profesión de aviador.
En la época de la aviación heroica en
10
Europa, fueron las esclavas elemento
clave para identificar los cuerpos de los
pilotos que perecían en accidentes. Lo
curioso es que, no obstante la aviación ha
dejado de ser una profesión de alto riesgo,
la costumbre de la esclava se mantiene.
Quizás por razones románticas.
León recuerda la fecha en que
apareció el primer cliente para la primera
esclava. Fue en 1946, su precio la módica
suma de $ 2.50 que recibió del teniente
en retiro Carlos Duarte, por esos días
piloto de aviones Catalina en Avianca. De
acuerdo con sus cuentas, ha elaborado
hasta la fecha, 1800 la más reciente, para el
Subteniente Mauricio Higuera graduado
en el año 2009, su costo ascendió a la
suma de $ 550.000 pesos.
Al llegar a los noventa y cuatro años
de edad con una vitalidad que sorprende,
rodeado por la familia que levantó y
formó ejemplarmente, su adorable
esposa Ana Vigma, sigue siendo como al
principio, su irremplazable faro. Son sus
hijos Álvaro, Beatriz y Lucila, destacada
pintora residenciada en Francia, de ella
son los dos únicos nietos.
La Escuela de formación de los
oficiales de la Fuerza Aérea que, fue su
lugar de trabajo durante el tiempo que
vistió el uniforme azul y que no ha dejado
de visitar desde 1939, hoy como siempre,
lo recibe con el especial afecto que se
reserva para los de casa.
La “esclava,” nacida de su ingenio
e inspirada en vivencias acumuladas a
través de los años, el tiempo la ha aferrado
a los sentimientos de los cadetes. En ellos
ha estimulado la mística y el fervor por el
vuelo, los ha puesto a soñar con el cielo y
las estrellas, con nubes y con aviones. Sin
darse cuenta y sin que ese hubiera sido
su propósito, su obra maestra lo convirtió
en forjador de ilusiones.
Good Look
Mr. Gorsky
“Ésta fueron las palabras que Neil Amnstrong
pronunciara en la luna y que el mundo interpretó
como un mensaje a la URSS sobre el triunfo
estadounidense al llegar a ese satélite . Aquí
transcribimos la verdadera historia”
ASORFAC
En julio 20 de 1969 el Comandante del
módulo lunar de la nave espacial APOLLO
11 NEIL AMNSTRONG, fue la primera
persona en pisar la luna; sus primeras palabras
fueron “ESTE ES UN PEQUEÑO PASO
PARA EL HOMBRE, PERO UN GRAN
SALTO PARA LA HUMANIDAD…”
que fue televisado y visto por millones de
personas en todo el mundo. Justo antes de
reentrar al módulo lunar Amnstrong dijo
”Buena suerte, Mr.Gorsky”.
Muchos en la Nasa pensaron que este
comentario se refería a algún cosmonauta
soviético enfatizando en el triunfo
estadounidense al llegar a la luna. Pero al
chequear todos los archivos no encontraron
algún astronauta ruso o americano con
este nombre. A traves de los años esta frase
siempre fue una incógnita en especial y
cuando le preguntaban sobre su significado,
Amnstrong sólo sonreía. Fue en Julio 5
de 1995 , en Tampa Bay Florida,cuando
contestaba preguntas después de una
conferencia, un periodista recordó la vieja
pregunta que le habían hecho a Amnstrong
los últimos 26 años. En esta oportunidad
finalmente contestó diciendo que como Mr.
Gorsky había fallecido ya, él sentía que podía
contar el significado de su famosa frase y
contó:
“En 1938 cuando era un niño estaba jugando
baseball con un amigo, en el jardín trasero
de su casa. Su amigo bateó la bola que fue
directamente a impactar el vidrio de la alcoba
de los vecinos, que eran la familia Gorsky,
rompiéndolo. Entonces fui a recoger la bola
y escuché al llegar a la ventana rota, a la
sra. Gorsky diciéndole a su marido “ Sexo!
¿Quieres sexo conmigo.? Sólo lo tendrás
después de que el chico de al lado camine
en la luna (por supuesto refiriéndose al
niño Amstrong)” .
Así se descubrió y salió a la luz pública
esta simpática historia que muestra la parte 11
humana de los grandes personajes de la
historia.
HOMBRE
QUE
RETÓ A RAÚL CASTRO
EL
costas norteamericanas, apenas diez minutos de
vuelo a la velocidád máxima que daba el caza a
ras de mar. Ni los radares cubanos ni los norteamericanos detectaron el vuelo y la aproximación, de manera que el caza desertor sólo fué
ASORFAC visto practicamente cuando aterrizó en la pista
de la estación aeronaval de Boca
Chica. El incidente supuso un serio
aviso sobre la capacidad de los sistemas de alerta norteamericanos en
la zona. Orestes solicitó asilo político en Norteamérica. Los militares
norteamericanos devolvieron a los
Cubanos el MIG después de echarle un vistazo en profundidad.Para
aquellas fechas ya habian examinado varios procedentes de la Fuerza
Mayor de la Fuerza Aérea
Aérea Siria, y ya no era ninguna noCubana Orestes Lorenzo
“Registramos en este artículo la proeza del
mayor de la Fuerza Aérea Cubana
Orestes Lorenzo”.
12
El 20 de Marzo de 1.991, el mayór
Lorenzo realizó su primer y último
vuelo en la variante BN del caza
MIG-23, el más moderno en ese
momento en servicio en la fuerza
aérea Cubana. Nada más depegar,
Orestes despistó a su pareja acompañante y se dirigió a toda velocidad y a muy baja altura hacia Florida. Solo 90 millas naúticas, unos
150 kilómetros separan Cuba de las
vedád para los técnicos de la fuerza aérea. Orestes, una vez superados los interrogatorios a los
que fue sometido por los miliatres y la CIA, recibió el estatus de refugiado político.
La deserción de Orestes Lorenzo fue una
bofetada en la cara del régimen Castrista. El
mayor Lorenzo era uno de los pilotos de élite de
la fuerza aérea. Veterano de la guerra de Angola,
habia realizado dos estancias de entrenamiento
en la Unión Soviética. Fue durante la última de
ellas, ya con la perestroika de Gorbachov en
marcha, cuando Orestes empezó a cuestionar
el régimen comunista y su vida en Cuba. En
la Unión Soviética se empezaba a destapar
el colapso del sistema y soplaban vientos de
libertad. A su regreso empezó a planificar su
deserción, con la esperanza de que una vez
en Estados Unidos, su esposa, Victoria y sus
dos hijos podrían reunirse con él. Consiguió
evadirse, pero cuando reclamó la salida de su
familia de la isla, se topó con la negativa de Raúl
Castro. El comandante de las fuerzas armadas
no pensaba de ninguna manera permitír salir de
Cuba a la familia de un militar de élite que había
traicionado la confianza depositada en él y había
puesto en ridículo al régimen.
Orestes recurrió a la comisión de derechos
humanos de la ONU, sin resultado alguno.
Coincidiendo con la cumbre Iberoamericana
celebrada en Madríd en 1992 con la presencia
de Fidel Castro, realizó un acto de protesta
encadenándose a la verja del Retiro. La Reina
Sofia, y Manuel Fraga, quien paradójicamente
guardaba una buena relación personal con
Castro, realizaron gestiones personales para
lograr la salida de Cuba de Victoria y los dos
niños .Incluso el asunto llegó hasta el despacho
de Mijaíl Gorvachóv.
Todo ello fue infructuoso. Raúl Castro, a través
de una ayudante personal le hizo llegar la
respuesta a Victoria : “Dígale a su marido si tiene
coj... de venir él en persona a buscarles”.Orestes,
al comprender que su familia nunca conseguiría
El Mayor Lorenzo Pérez a su arribo a la base de Boca
Chica. Detrás el MIG-23BN con que desertó.
Marzo 20 de 1991.
Este es el MiG-23BN FAR 722 en el que Orestes Lorenzo
se escapo de Cuba, en la base Naval de Boca Chica
Junto a Vias Canosa,
durante una manifestación
en New York.
Enero 20 de 1992
Carretera entre
Matanzas y Varadero
donde aterrizó la
avioneta de Orestes
Lorenzo.
Cumbre iberoamericana
en Madrid, el presidente
de Chile, Patricio Arwing,
visita a Orestes durante
la huelga de hambre en
el parque del Retiro, para
protestar por el secuestro de
su familia
Fotografíade la carretera, donde
Lorenzo recogió a su familia,
tomada por un piloto de aerolinea
italiano que llevaba turistas a
Varadero, dos días después del
rescate
13
salír de Cuba por medios convencionales,
empezó a urdír un plan arriesgado.
Consiguió la licencia de piloto deportivo en poco
tiempo, y con unos 30.000 dólares prestados
por una organización humanitaria de exiliados
cubanos, adquirió una vieja avioneta bimotor,
una Cessna 310 con treinta años de antiguedad,
pero con el certificado de aeronavegalibidad ( la
I.T.V de los aviones ) en regla. A través de un
par de amigas mexicanas que viajaron a Cuba,
hizo llegar a su familia la cita del lugar y la hora
donde debían esperar el rescate que había puesto
en marcha.
El día elegido, el 19 de Diciembre, a las cinco
de la tarde, despegó desde un pequeño aeroclub
cercano a Miami, advirtiendo de que si no
regresaba en el plazo de un par de horas, le
diesen por muerto.
Voló hacia el punto de reunión, algo menos de
cincuenta minutos a no más de tres metros de
altura sobre las olas del estrecho de Florida con
los gases abiertos a tope. Hasta el más minucioso
plan no está libre de imprevistos. El punto de
reunión elegido para aterrizar y recoger a la
familia era la carretera de Matanzas a Varadero,
a unos 150 kilómetros al este de la Habana,
un lugar normalmente tranquilo que Orestes
conocía bien, pero que en el momento en que el
avión inició la apresurada maniobra de aterrizaje
registraba un tráfico automotor inusual. Durante
el aterrizaje, el pequeño aparato tuvo que esquivar
un coche conducido por un atónito paisano, y
cuando finalizó el aterrizaje quedó a menos de
ocho metros de un autobús cargado de turistas
boquiabiertos. Orestes giró rápidamente el
avión, abrió la portezuela de la Cessna, empujó
a los asombrados niños y a su mujer dento del
aparato y despegó a toda potencia. La maniobra
llevó tres minutos escasos, y cincuenta minutos
más tarde, aterrizaban de vuelta en Florida.
El revuelo que causó la hazaña de Orestes fue
tremendo, en la primera rueda de prensa dijo
: “Díganle a Raúl Castro que le he tomado la
palabra, y he ido personalmente a recoger a mi
familia”.
Toda una odisea que parece sacada de una
producción de Hollywood, pero que sucedió
realmente, y que pone en cuestión la solidez de
las fronteras cuando alguien tiene la voluntad
suficiente de superarlas.
Después de pasar el paralelo 24 rumbo a USA, Lorenzo , apuntó hacia
atrás una pequeña cámara fotográfica que había llevado consigo
y tomó varias fotografías de los momentos dentro de la avioneta
14
El Mayor Orestes Lorenzo con el presidente George Bush y su esposa
el 22 de diciembre de 1992
La familia Lorenzo en libertad días después del rescate
El Hombre
ASORFAC
HechoparalosHombres
DedicadoalasMujeres
-Cuando comienzas a hablar
es una Mujer quien te enseña
las primeras palabras...
-Cuando te preparas para enfrentar la vida
es una Mujer quien te incentiva
-Que quede el texto, por las generaciones y te moldea el carácter...
que vendrán.
-Que las Mujeres puedan ocupar su espacio, -Cuando comienzas a despertar para el amor
es una Mujer
sin competir con los Hombres.
quien te hace soñar...
-Que los Hombres puedan comportarse
-Cuando te multiplicas es una Mujer
como Hombres en mayúsculas.
quien da luz a tus hijos
-Hombre, cuando eres semilla sólo
dando continuidad
es en el cuerpo de una Mujer
a tu descendencia.
que germinas...
-Cuándo, finalmente...entenderás
-Cuando naces llorando
que la Mujer comparte con la naturaleza
es en los brazos de una Mujer
la creación de la propia vida ?
que te calmas...
-Cuándo finalmente, entenderás
-Cuando sientes hambre
que dependes de ella ?
es en los senos de una Mujer
Respétala! Ámala! Protéjela!
que te sacias...
y, ciertamente, te sentirás
-Cuando intentas andar
15
es con el auxílio de una Mujer
que arriesgas los primeros pasos...
Más Hombre
El
Misterio
del
Vuelo
19
ASORFAC
El 5 de diciembre de 1945 una escuadrilla
de cinco aviones torpederos Avenger
TBM-3, pertenecientes a las Fuerza
Aérea Norteamericana, desaparecieron
sin dejar rastro durante unos vuelos de
entrenamiento a pocos minutos de haber
partido de su base de Fort Lauderlade,
Florida. La desaparición se produjo en la
zona que popularmente se conoce como
“El Triángulo de las Bermudas”.
16
La escuadrilla de aviones, bajo el
nombre clave de “vuelo 19”, estaba
preparada para afrontar condiciones de
clima adverso y estaban provistos de
combustible suficiente para volar cerca
de 1.800 kilómetros. Sin embargo, las
condiciones del clima en ese día eran
más que favorables (apenas unas pocas
nubes en el cielo), y las desapariciones se
produjeron cuando los torpederos habían
volado apenas unos 120 kilómetros desde
el despegue.
Al mando del vuelo, con número
de serie 19, iba el teniente Charles C.
Taylor, veterano de la marina y piloto
experimentado. La tripulación de cada
uno de los aviones constaba de tres
hombres, por lo que en total participarían
15. Cada uno de los aparatos había
cargado gasolina suficiente para volar el
equivalente de 1800 km.. Los motores,
la radio y los equipos salvavidas fueron
chequeados y reportados en buen estado.
En el momento de dar la último aviso para
despegar, sólo faltaba un hombre que,
sintiéndose enfermo, se quedaría en tierra.
Casi dos horas después de haber salido de
la base militar, el piloto del avión insignia, el
teniente veterano de marina Charles C. Taylor
habló a la torre de control desconcertado.
Habían perdido el rumbo. “No estamos
seguros de nuestra posición. No podemos
avistar tierra”, repetía el hombre a cargo de la
escuadrilla de aviones. “Todo parece raro…
hasta el océano está distinto…parece que
estuviéramos sobre aguas blancas…”
Las comunicaciones entre los pilotos y la
torres de control se fueron entrecortando
hasta desaparecer por completo. Algunos
minutos después fue enviado un hidroavión
para iniciar la búsqueda de la flotilla perdida,
pero a los 27 minutos de salir de la base,
el hidroavión también desapareció y hasta
hoy no han sido encontrados. La zona del
Triángulo de las Bermudas es reconocida
mundialmente por los misterios que encierra.
Es un área de casi 4 millones de kilómetros
cuadrados que se extiende desde Melbourne,
en la punta de la península de Florida, hasta
Puerto Rico y las islas Bermudas. Cientos de
desapariciones de barcos y aviones a lo largo
de su historia le han dado su velo de misterio
que aún hoy lo hacen famoso.
Bruce Gernon, en su libro “La niebla:
Una teoría sobre el fenómeno del Triángulo
de las Bermudas nunca antes publicada”,
piensa que hay algo más. Él detalla su propia
experiencia mientras volaba sobre la costa
de Florida en 1970, en la que afirma que
experimentó una “niebla electrónica” y viajó
en el tiempo. “Muchos de los instrumentos de
navegación funcionaban mal, pero yo viajé 30
minutos a través del tiempo”, afirma Gernon,
que piensa que es afortunado porque la fuerza
que le arrastró a él a esa niebla se tragó a otros
en una especie de agujero negro del Triángulo.
¿Será ésta, la conclusión sobre el
misterio del “Vuelo 19”?
Escuadrilla de Avenger del vuelo 19
y registro periodístico de la pérdida.
Ruta programada del vuelo 19
17
PBM-5S “Mariner”
F O T O G R AIncreíbles
FÍAS
B52h Stratofortress retanquea en vuelo
F-22 RAPTOR FAIRFORD UK
Md-82 Agosto 2010 Estocolmo - Suecia .
Las mujeres también dan” chance “
B-2 Spirit-stealth-bomber-F-22A-Raptor-stealthfighters de la USAF, Guam-2009.04.14
Boeing-747 - 45 EM de Eva Air decolando por la pista 36 L del
aeropuerto de Schiphol en Amsterdam. “Un gramo más de peso y
no pasa la cerca”
18
historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia
Samurai solitario que
bombardeó América
El
“Entre las más extravagantes aventuras de la II Guerra
Mundial está la del aviador
japonés Nobuo Fujita y su
compañero Shoji Okuda, que
despegando desde un submarino, trató de incendiar
a bombazos los bosques de
Oregón en el único ataque
aéreo que ha sufrido el territorio continental de EE UU
hasta el 11-S. Los resultados
no fueron lo que se dice espectaculares”.
ASORFAC
Fujita, Faetón [hijo del Sol en
la mitología griega] de ojos rasgados, fue una agresión mucho
menos luctuosa -de hecho, no
murió ni fue herido nadie-, más
audaz, e incluso estamos tentados de calificarla de romántica. Fue además un fracaso: el
objetivo era provocar grandes
incendios forestales con sus
bombas, pero había llovido y
los bosques estaban húmedos.
Era una operación arriesgada:
hacer despegar un avión desde
la cubierta de un submarino
tras haber navegado desde JaCuando aquella mañana del 9
pón hasta la costa oeste de EE
de septiembre de 1942 el sarUU y sobrevolar en solitario 80
gento especialista y aviador de
la Armada Imperial japonesa El aviador de la marina imperial kilómetros de territorio enemijaponesa Nobuo Fujita
go hasta los grandes bosques
Nobuo Fujita, de 31 años, tredel parque nacional del monte
paba a la carlinga de su aeroplaEmily. Iba a ser una respuesta
no, con cierta dificultad, pues
ceñía espada de samurái, era muy consciente al osado bombardeo de Tokio por los B-25
de que estaba haciendo historia. Fujita esta- de Jimmy Doolittle.
ba a punto de despegar para bombardear por
primera vez desde un avión territorio conti- El plan, basado en el uso agresivo de la avianental de Estados Unidos. En concreto, los ción embarcada en submarinos (los japoneses
eran los únicos que disponían de esa innovabosques de Oregón.
ción: un total de 41 de sus sumergibles porEl ataque aéreo de Fujita -en prioridad dos- taban hidroaviones desmontados y estibados
pues lo repitió días más tarde- es el único de en un hangar a tal efecto), lo había ideado
su clase que se ha realizado contra EE UU el propio Fujita en su tiempo libre, aunque
(descartando el cometido contra Pearl Har- su proyecto original era atacar el canal de Pabor, en la isla Oahu, en Hawai) hasta que los namá. El veterano aviador se quedó de una
terroristas del 11-S estrellaron aviones con- pieza cuando en julio de 1942 fue requerido 19
tra las Torres Gemelas y el Pentágono. La de por el cuartel general de la Armada para una
storia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia -
Avión Yokosuka E14Y, que piloteó Fujita durante su misión
reunión secreta en torno a su plan en la que
estaba presente nada menos que el príncipe
Takamatsu, el hermano pequeño de la Sagrada Grulla, el emperador Hiro Hito (véase el
libro de referencia de la aventura, The Fujita
Plan, de Mark Felton, Pen & Sword, 2006).
“Fujita, vamos a enviarle a bombardear el
continente americano”, le dijeron. A lo que
el piloto contestó doblándose por la cintura
con un lacónico y marcial: “¡Hai!”.
Nacido en 1911, Nobuo Fujita, pequeño y
nervudo, se alistó en la Armada Imperial en
1932 y, prendado de los aeroplanos y de la
mística del vuelo como muchos otros jóvenes de la época, consiguió hacerse aviador de
la marina, un destino entonces exclusivísimo,
una pequeña hermandad de pilotos de élite
que por un tiempo reinaron en los cielos de
Asia. Fujita fue piloto de pruebas, y parece
que excelente, todo un natural flyer, y luego
lo enviaron no a portaaviones, sino a submarinos -un destino extravagante para un aviador en cualquier otra armada-.
20
Embarcado en el I-25 durante la II Guerra
Mundial, vivió aventuras sin cuento realizando atrevidos vuelos de reconocimiento desde
el sumergible con su aparato, en puro estilo
vol de nuit, orientándose por la luz de los faros costeros (incluso voló sobre los puertos
de Sidney, Melbourne y Auckland). Su aero-
plano era el pequeño hidroavión
Yokosuka E14Y (denominado
Glenn por los aliados), que se lanzaba desde una rampa en cubierta
y que los operarios montaban en
una hora. Su velocidad de crucero
era de 135 kilómetros por hora,
tenía una autonomía de cinco horas y, por toda defensa, una ametralladora de 7,7 milímetros.
Aquel 9-S-42 en la costa de Estados Unidos, tras colocarse las antiparras típicas de los pilotos japoneses en forma de ojos
de gato, despegar con el buen augurio del sol
naciente que se espejeaba en sus alas y escuchar los “¡banzai!” de rigor de la tripulación
del I-25, Fujita y su observador, Shoji Okuda
(que moriría luego durante la guerra), volaron entre neblina y lanzaron sobre un denso
bosque la primera de las seis bombas de 76
kilos, que dispersaban al detonar 520 bolitas
incendiarias en un área de 90 metros cuadrados. Vieron el brillo de la explosión y llamas.
Vecinos del pueblecito de Brookings y guardabosques siguieron con lógica preocupación
las evoluciones del avioncito japonés, y se dio
la alarma, incluso al FBI.
Los fuegos se extinguieron por sí mismos.
Fujita volvió a atacar el día 29, esta vez de
noche, con el mismo resultado. De regreso al
sumergible, salieron convencidos de que habían efectuado una buena operación.
La parte bonita de la historia de Fujita viene
después de la guerra (en la que continuó volando desde submarinos hasta que en 1944
le transfirieron al adiestramiento de kamikazes, un destino sin mucho futuro). En 1962,
el viejo piloto reconvertido en comerciante
de metales recibió una invitación para viajar
a Brookings.
historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia - historia
Temiendo que fuera para juzgarle por crímenes de guerra, se
llevó su espada, por si había que
hacerse el haraquiri. Con gran
sorpresa de su parte, le recibieron
con simpatía. Tanta, que decidió
regalar al pueblo el sable de su familia -el que llevó en sus vuelos-,
que se exhibe en el Ayuntamiento de la localidad. Fujita regresó
varias veces al pueblo, del que fue
nombrado ciudadano honorario,
e incluso volvió a volar sobre los
parajes de su ataque y plantó un
árbol -un retoño de secuoya- en
el lugar exacto donde cayó una
de sus bombas. En 1997, cuando
Fujita murió de cáncer de pulmón, su hija Yoriko enterró parte
de sus cenizas entre los bosques
que el samurái aviador quiso un
día incendiar.
regresó con sólo un ala (hay fotos). A esa tradición de coraje y
nobleza, de aeroplanos envueltos en un ethos de bushido, en
flores de cerezo y haikus, pertenece Fujita.
Su hazaña dio origen a la OPERACIÓN PX que consistía en
una flota de submarinos, incluidos los nuevos gigantes de la serie I-400, verdaderos portaaviones sumergidos, equipados cada
uno con tres bombarderos Aichi
M6A1 Seiran, que debían lanzar
un ataque bacteriológico contra
San Francisco con material suministrado por la unidad 731 del
coronel Ishii. El fin de la guerra
detuvo esos y otros planes devastadores.
Nobuo Fujita
La peripecia individual de Fujita aparece
como una fantástica aventura de la vieja escuela. Nos recuerda que más allá de la imagen
de los soldados japoneses como una horda
fanatizada y salvaje -el estereotipo, a menudo bien real, esencializado en el tokko, el
ataque especial, suicida, de los enjambres de
kamikazes o las manadas de kaiten (torpedos
humanos)-, los militares nipones también
protagonizaron lances novelescos, hazañas
admirables.
Es el caso del as aviador Junichi Sasai, el Richtofen de Rabaul, cinturón negro de yudo
-aunque en el aire no le debía servir de mucho- que a los mandos de su Zero derribó
tres P-39 estadounidenses en 20 segundos y
logró ¡cinco victorias! en el mismo día sobre
Guadalcanal, y además era apuesto y sensible. O el de Kanichi Kashimura, el piloto que
Fujita regaló al pueblo de Brooklings en 1962 su bien más
preciado, la espada de Samurai de sus antepasados que ciñó
durante su misión de combate a los Estados Unidos.
21
La espada de Samurai donada por Nobuo Fujita
UN
BRINDIS
POR LOS
Sandra Rodríguez del Castillo
Colaboración ASORFAC
Hay una frase popular que dice: “Es mejor
tener amigos que plata”..estoy totalmente de
acuerdo.
La Real Academia de la lengua define
la amistad como “Afecto personal
desinteresado, ordinariamente recíproco”.
22
El tema de los afectos es una cuestión esencial
en el hombre. El ser humano es social por
naturaleza, crece y madura con el trato hacia
otras personas. Y así como la familia nos
proporciona fundamentalmente compañía,
afecto cotidiano, apoyo incondicional,
estabilidad emocional y una dimensión
trascendental de la vida, los amigos aportan
preferentemente aire fresco, diversidad,
AMIGOS
entretenimiento, la posibilidad de desarrollar
aficiones y de comunicarnos en un ambiente
de cordialidad y libertad. Y, no pocas veces, la
oportunidad de evadirnos de los problemas
cotidianos. La amistad se da en distintas
etapas de la vida y en diferentes grados de
importancia y trascendencia. Nace cuando
los sujetos de la amistad se relacionan entre
sí y encuentran en sus seres algo en común.
Hay amistades que nacen a los pocos minutos
de relacionarse y otras que tardan años en
hacerlo. Por ejemplo los niños entre los 6 y
11 años son muy rápidos para comunicarse
y hacer amigos, mientras que un joven es un
poquito más conservador en cuanto a sus
amistades.
Hay amistades que duran unas horas y otras
que duran toda la vida. Hay amigos que se
ven una sola vez en la vida y otros que lo
hacen durante muchas décadas.
Según los expertos existen varias clases de
amigos:
“Amigo Visual”
Es a quien conoces de vista, sabes que
frecuenta los mismos lugares que tú, estudia
en tu misma universidad o trabaja donde tú
lo haces, pero nunca pasa a más de eso.
Puedes conocer o no su nombre por
casualidades de la vida, pero jamás te has
comunicado directamente con esta persona.
En otras palabras, ambos saben de sus
existencias, sin que esto afecte o condicione
el normal desempeño de sus vidas.
“Amigo Saludable”
Es la persona a quien en ocasiones tú saludas
y en otras el o ella hace lo mismo. Algunas
veces intercambias una que otra palabra, pero
nada formal. Ambos lo hacen por amabilidad,
porque sienten agrado el uno por el otro o
simplemente por lo que pueda acontecer
en el futuro, es decir, piensas que en algún
momento te puede ser útil.
“Amigo Ocasional”
Se considera así al individuo que ocasionalmente te llama, te mensajea, te invita a salir
o tú lo invitas a salir, para compartir diferentes actividades recreativas (bailar, cantar, ir al
cine, etc.) puesto que uno o ambos poseen
intereses creados sobre este o aquel. En
ciertos caso incluso pueden llevar a cabo
emprendimientos juntos como actividades
políticas, gremiales y empresariales, porque
ambos poseen un mismo objetivo que es
maximizar su utilidad. Estos
acontecimientos no implican la
existencia de confianza plena
entre las partes.
“Amigo Verdadero”
Está junto a ti por lo que eres
como ser humano, sin importar
tu apariencia física, sin tener
en cuenta la posición económica, social o
académica en la que te encuentres. Con el
o ella podrás divertirte en los momentos de
alegría y te contendrá en las malas situaciones.
No te preguntará ¿necesitas ayuda? El o ella
te ayudara sin mediar palabra.
Nunca te traicionará y tampoco nunca tú lo
harías. Es el amigo ideal.
Y aquí la pregunta es…que clase de amigo
eres tu?? Que clase de amigos tienes??
Algunos dicen que, en una vida, se cuentan
los verdaderos amigos con los dedos de una
mano. Cuando uno no logra anudar lazos
de amistad, hay que plantearse este tipo de
preguntas, por que un ser humano sin amigos
es un ser humano vacío.
Ser compañero está bien cuando se comparten
las mismas actividades. Pero detrás de una
amistad hay un verdadero reencuentro, algo
que hace que uno no sea el mismo que antes de
ese reencuentro. Las personas que no tienen
amigos, sino sólo conocidos o compañeros
de trabajo , no tendrán a nadie el día en que
dejen de trabajar y empiecen una nueva etapa
de sus vidas, seguramente cuando mas solos
se llegaran a sentir.
La verdadera amistad da fuerzas para
aventurarse, para pensar más abiertamente,
para comprometerse. Quizá por eso todos
los adolescentes dicen que
la amistad es la cuestión más
importante de sus vidas.
Somos seres incompletos,
necesitados de los demás,
de su reconocimiento, de su
cariño, de su amor y de sus
23
manifestaciones de afecto.
Necesitamos una sonrisa, un
gesto cariñoso para poder seguir. El abrazo
de un amigo nos puede ayudar muchísimo
mas que una sesión de fisioterapia, nos puede
consolar más que mil palabras. El amor de
amistad se coloca decididamente fuera del
ambiente familiar y se aparta del color sexual.
Según Santo Tomás, el amor de amistad es un
amor perfecto.
Lo descubro más allá de lo que cuenta de sí
mismo, desde su vocación, desde su esencia.
Mi intención es comprobar la necesidad de
cada uno por el otro, por el amor, la amistad,
el afecto. Y ciertamente cada uno responde a
esto con su propia historia. Hoy en día se le
dedica poco tiempo a los amigos y esto no es
lógico ni humano.
Estamos orientados al bien, o sea que
naturalmente lo buscamos el bien nuestro y el
bien del otro. El afecto recibido de los demás
es uno de los factores más determinantes para
el desarrollo y equilibrio de una persona.
Sólo quien se experimenta a sí mismo
como persona, como un todo pleno de
sentido, puede comprender a los demás y
así nos construimos recíprocamente. Nos
necesitamos para ser humanos plenos.
El amor perfecto se da en la amistad donde
deseo el bien de mi amigo por mi amigo
mismo. La amistad es un hábito que tiene por
objeto las acciones para con los demás bajo
el signo de la gratuidad. Amo íntimamente
a mi amigo simplemente porque es persona.
Tener amigos con quien compartir la vida es
un regalo precioso que debemos cultivar y
cuidar.
Brindo por eso!!!!.
Un verdadero ejemplo
ASORFAC
24
En días pasados llegó hasta
nuestras oficinas de ASORFAC la señora Eduviges
Sánchez Rojas, auxiliar de
cocina del casino central de
oficiales para participarnos
de su próximo grado como
profesional en administración turística y
hotelera. Los estudios los adelantó en la
Corporación Unificada Superior CUN. La
ceremonia se realizará el 23 de septiembre
del año en curso. Conversando con doña
Eduviges, nos enteramos de todos los esfuerzos que tuvo necesidad de empeñar
para el logro de su loable propósito. Igual-
mente nos sorprendió la forma sencilla y
espontánea de su narración, porque sus
expresiones siempre estuvieron marcadas
por un destacado optimismo y un inmenso deseo de superación continua. Tal vez lo
que mas subraya el éxito alcanzado por la
señora Eduviges Sánchez, es que al mismo
tiempo de su preparación académica, debía
atender sus responsabilidades del hogar y
sus funciones en el casino de oficiales. Por
estas razones desde la revista de ASORFAC
y a nombre de todos los asociados nos permitimos hacer llegar nuestras sinceras felicitaciones a doña Eduviges y que el destino
le reserve muchas otras satisfacciones en
compañía de su querida familia.
Palomitas de maiíz:
fuente insospechada de antioxidantes
ASORFAC
Si las verduras no son santo de su devoción
y le cuesta introducirlas en su dieta, pruebe a
tomar palomitas de maíz y cereales integrales.
Según revela un estudio avalado por la Sociedad estadounidense de Química (ACS), estos
dos alimentos aportan grandes cantidades de
antioxidantes.
En concreto, los antioxidantes que contienen
ambos productos son polifenoles, también
presentes en frutas, verduras, vino tinto y
chocolate. Estos ingredientes son capaces de
reducir el riesgo de contraer enfermedades
cardiovasculares y cáncer.
“Los análisis previos suponían que era la fibra el ingrediente activo responsable de todos
los beneficios que produce comer alimentos
de grano integral, como reducir el riesgo de
contraer cáncer y enfermedades cardiovasculares”, afirma Joe Vinson, líder de la investigación y químico de la Universidad de
Scranton, en Estados Unidos. El nuevo
estudio demuestra, sin embargo, que
estos productos contienen por gramo una cantidad de antioxidantes
similar a los de las frutas y verduras, que explican sus efectos saludables.
Según el doctor Vinson, el valor
nutritivo de las palomitas podría
explicarse porque el antioxidante
del maíz queda protegido durante
el proceso de secado de la semilla.
Y cuando se hace estallar para crear
la palomita, sólo se pierde una pequeña cantidad de polifenoles.
Como muchos cereales integrales,
las palomitas son ricas en polifenoles, y poseen casi la misma cantidad
que la que poseen frutas y verduras. Pero entre varios refrigerios analizados, las palomitas
son las ganadoras en cuanto al nivel de antioxidantes.
Los polifenoles reducen el riesgo de varias
enfermedades cardiovasculares y degenerativas, protegiendo a cada una de las células del
daño de los radicales libres, por eso, si escogemos palomitas de maíz para comer entre
horas, no sólo aprovecharemos su fibra, sino
también, sus potentes antioxidantes.
Eso sí, para gozar de mayores beneficios es
recomendable consumir las palomitas con
poca azúcar añadida, sin sal y sin mantequilla.
Los expertos aseguran que, a excepción de
otros cereales integrales, las palomitas de
maíz conservan más antioxidantes tras el
proceso de cocción y además, tienen un nivel de polifenoles comparable al de frutas y
verduras.
25
El
Concepto Trinitario de la
Última Cena
de
26
Leonardo Da Vinci
ASORFAC apóstoles le traicionará. No fue
la primera pinLa insólita cena
Leonardo rompió moldes con su mural y tura en plasmar
partió de la iconografía de la Santa Cena que este tema, pero
había visto en anteriores trabajos de artistas sí la rnás famosa
renacentistas, como La Santa Cena pintada e imitada hasta la
por Fra Angélico en 1438, un mural destina- Contrarreforma.
do al monasterio de san Marcos de Florencia.
Da Vinci incluyó en su Santa Cena elementos A partir de enLeonardo Da Vinci
temáticos y compositivos que, desde enton- tonces, la Iglesia
ces, fueron adoptados por multitud de pinto- sugirió a los artistas ensalzar de nuevo el sacramento eucares al encarar esta escena.
rístico. La cena pascual era un episodio obSin Eucaristía. Lo más habitual hasta enton- viamente nocturno. Leonardo, por motivos
ces era representar el momento de la primera seguramente estéticos, prefirió situarla de día.
Eucaristía, con Cristo bendiciendo o repartiendo el pan. Leonardo, prefirió un momen- Sin aureolas
to que le permitiera desplegar mayor drama- Leonardo humanizó a sus apóstoles y prestismo cuando Jesús anuncia que uno de los cindió del halo. Y lo que era todavía más in-
usual: tampoco lo colocó tras la cabeza de
Cristo. Éste, sin embargo, está tocado con un
halo simbólico: el de la ventana que enmarca
su figura.
¿Concepto Trinitario?
La composición es, sin duda, el punto álgido
de esta obra. Leonardo renunció a las mesas
redondas o en forma de U o de L que los
pintores solían emplear para dotar fácilmente
de profundidad a la obra: él utilizó una sencilla mesa alargada vista de frente. Tras la mesa
es donde se sitúa la innovación y el virtuosismo técnico del florentino. Los apóstoles y Jesús no están representados como un friso, tal
como era habitual, sino que sus cabezas formaban una línea ondulante. Los personajes
están agrupados de tres en tres, con Cristo en
el centro. Cada terceto muestra una estructura piramidal, y el propio Jesús está dibujado a
modo de pirámide. Pero, además, todo ello se
sitúa bajo una pirámide invertida no apreciable a primera vista: las líneas diagonales son
de una perfecta perspectiva central, con Jesús
como punto de convergencia principal.
durmiendo (Leonardo lo dibujó aquí dormido sobre la mesa). Judas,por su parte, era fácilmente identificable por el espectador porque se hallaba al otro lado de la mesa.
“Jesús, centro de todo,
lo confirma esta maravillosa
obra de Leonardo”.
Sin cáliz
Uno de los elementos que más llaman la atención es la ausencia de cáliz, entendido éste
como un copón mas o menos majestuoso.
El pintor, fiel a su idea de dotar a la escena de
humanidad, colocó un simple vaso de vino.
Composición
En la Santa Cena Leonardo prescindió de dos
elementos compositivos que tradicionalmente identificaban a Juan y a Judas. Sí los incluyó, sin embargo, en algunos bocetos previos,
como éste, que se conserva en la Academia
de Venecia. Juan se representaba recostado
sobre el regazo de Jesús, como si estuviera
“Invitamos a nuestros lectores a
profundizar en este apasionante tema”
27
Mayor Enrique
Durango Sanín
El
General Fabio Zapata Vargas
Socio ASORFAC
28
La primer vez que escuché hablar de la
existencia del capitán Enrique Durango fue
en el año1961, durante mi primer año en
la escuela militar de aviación Marco Fidel
Suárez en Cali. Recuerdo que en algún
momento de nuestra rutina, escuchamos
el ruido inconfundible de varios aviones
que se acercaban por el norte de la base.
Todos atisbamos para identificar de qué se
trataba y de pronto observamos casi sobre
las instalaciones de la escuela, tres inmensos
aviones bimotores de color oscuro que
iniciaban un viraje circular sobre la unidad.
Quedamos perplejos porque además de la
sorpresa causada por el intenso ruido de los
B-26, algunos alféreces y cadetes antiguos
ya los habían reconocido, para muchos de
nosotros fue aun mas impresionante porque
se trataba de la primera oportunidad en
apreciar semejantes aviones. Realizaron varias
pasadas en perfecta formación y cuando ya
viraban para alejarse, uno de ellos se separó
de los otros dos, se dirigió en dirección
amplia a la pierna con el viento y luego de
un viraje por la derecha de 180 grados inició
un descenso hacia la cabecera 06. El B-26
aumentaba progresivamente su velocidad y
a una altura relativamente cerca de la tierra
inició un ascenso rápido y en viraje por la
derecha. Todos los que vimos la maniobra
quedamos maravillados, primero porque
apreciamos la barriga del avión como en una
gigantesca fotografía y por el ensordecedor
ruido de sus dos motores R 2800. Luego
se alejó hacia el norte en búsqueda de sus
compañeros de formación. Creo que la
pasada de los B-26 en ese día que se pierde
en mi memoria, se convirtió en nuestro tema
de conversación en las siguientes semanas.
Posteriormente me enteré que los aviones
procedían de la base de Apiay situada en
los llanos orientales. También conocí que el
autor de la espectacular maniobra, había sido
el capitán Enrique Durango Sanín, uno de los
mas sobresalientes pilotos de bombarderos
de la Fuerza Aérea. El nombre de Enrique
Durango se gravó en mi mente, seguramente
porque la primera impresión que recibí de
un avión militar de esas características estaba
piloteado por él. El tiempo transcurrió y
la rutina de la escuela casi nos hizo olvidar
la experiencia de los B-26, sin embargo el
nombre del Capitán Durango persistía en mi
memoria. A finales del año 1962 en una orden
del día, escuché con atención los traslados
de varios oficiales de otras unidades para la
escuela Marco Fidel Suárez. Cuál no sería mi
sorpresa cuando advertí que el capitán, ahora
de grado mayor Enrique Durango, era uno
de los que llegaban.
Al siguiente año 1963 y con el grado de
alféreces iniciamos el período de vuelo.
El mayor Durango era completamente
identificable para mí, sin embargo la
oportunidad de entablar una conversación no
fue nada fácil. Siempre estaba aprisa en razón
de su cargo como comandante del grupo
administrativo. Por la misma razón tampoco
tenía asignación de alumnos de vuelo, como
varios de nosotros lo estábamos deseando
y su actividad operativa solamente se limitó
a chequeos o vuelos muy esporádicos. No
obstante, en las pocas veces que escuchamos
sus intervenciones por razón del servicio, se
podía percibir su amabilidad y su talante paisa
de profunda simpatía. Después de nuestra
graduación en diciembre de 1963 lo perdí de
vista. Posteriormente me enteré que había
permanecido en la escuela por tres años más
y finalmente, solicitó su retiro y se estableció
con su familia en la Sultana del Valle. El tiempo
transcurrió y en 1989 cuando fui trasladado a
EMAVI, nuevamente establecí contacto con
mi mayor Durango. Lo visité varias veces, me
comentó sobre sus actividades particulares,
sobre su familia y durante esos encuentros
reconocí, que la persona que aun guardaba
en mi memoria, seguía siendo la misma.
Algunos años después y cuando me encontraba
encargado del Comando de la Fuerza Aérea,
por intermedio de su hijo mayor Enrique, me
hizo llegar un cuadro que cuelga en una de las
paredes de mi hogar, con un impresionante
pensamiento de RUDYARD KIPLING:
Alumnos de pilotaje Curso 25 entre los que podemos distinguir
de derecha a izquierda: Villamil, Garzón, Durango y Guzmán
sobre el plano del T-6, Moreno Guerrero, Jóbez (inclinado),
Rangel, Martínez (el guasca), Arias y Plutarco Gómez.
“Cuando vayan mal las cosas como
a veces suelen ir,
Cuando ofrezca tu camino sólo
cuestas que subir,
Cuando tengas poco haber
pero mucho que pagar,
Y precise sonreír aun teniendo
que llorar,
Cuando el dolor te agobie
y no puedas ya sufrir,
Descansar acaso debes
¡pero nunca desistir!.
Tras las sombras de la duda,
ya plateadas ya sombrías,
Puede bien surgir el triunfo,
no el fracaso que temías,
Y no es dable a tu ignorancia,
figurarte cuán cercano,
Puede estar el bien que anhelas
y que juzgas tan lejano,
Lucha, pues por más que tengas
en la brega que sufrir,
¡Cuando esté peor todo,
más debemos insistir!
LOS VERDADEROS PILOTOS NUNCA
MUEREN, SOLAMENTE CAMBIAN DE
AVIÓN PARA CONTINUAR SU VUELO
Alumnos de pilotaje Cursos 24 y 25 entre los que se
destacan en el extremo derecho de la fotografía Enrique
Durango y Gregorio Jóbez segundo de derecha a
izquierda Efraín Díaz y Eduardo Sarria del Curso 24.
29
Señor General
del Aire
ÁNGEL MARÍA GÓMEZ
JÁUREGUI
30
Nacido en Chinácota al clarear el alba, aldea
situada entre las ariscas breñas santandereanas
un 03 de noviembre de 1927, en el hogar
conformado por don Buenaventura y doña
Elvira que iluminaron su cuna con el fulgor
de una estrella e impregnaron en su corazón
el crisma de los preceptos cristianos y los
estrictos modales de sus antepasados así
como el afecto por las armas y la patria.
y distinguida virtud de cuyo enlace, por el
rito católico, hicieron presencia Marcela,
Mauricio, Juanita y Juan Manuel.
Encendido de pasión por la conquista de
la gloria, abrazó la carrera de los “Ases del
Aire” como integrante del Curso No. 22 de
Oficiales de la Fuerza Aérea Colombiana,
haciendo tránsito exitoso ya en su condición
de oficial por unidades como la Base Aérea
de Apiay, la dirección de la Escuela Militar de
Aviación “Marco Fidel Suárez”, el comando
de la Base Aérea de Palanquero, la gerencia
del Servicio Aéreo a Territorios Nacionales
“SATENA”, el comando de la Fuerza Aérea
Colombiana y otras unidades a las que viniera
a sumarse la Agregaduría en Washington en la
que su estampa de caballero medieval plasmó
su huella con el brillo de su personalidad
austera y lejana a demostraciones impropias
del señorío imperial.
En noche azul, clara y divina, se fue como
las olas tranquilas y suaves, dejándonos
la nostalgia de aquellos que ya no son,
sembrando en el alma los más nobles
sentimientos de la amistad. Tal vez hubiera
sido mejor no haberlo conocido tras la
pena que nos embarga por su desaparición,
no obstante preciso es colmar a Dios de
bendiciones por habernos permitido saber
de su existencia preclara de la cual orgullosos
nos sentimos.
En el ejercicio de sus funciones, parecía no
conocer de limitaciones mortales. Contrajo
matrimonio con Janet, señora de gran belleza
My. Humberto Aparicio Navia
Fervoroso devoto de las faenas del campo
por las que tuvo afición desbordada como
por el culto del espíritu y de su mente que
de ejemplo sirvieron a quienes corrieran la
suerte de ser sus colaboradores.
Cupo a Bogotá guardar sus cenizas hasta
siempre el pasado 14 de julio y a Dios contarlo
entre sus ilustres huéspedes.
GENERAL ÁNGEL MARÍA
GÓMEZ JÁUREGUI
Nació en Chinácota,
Norte de Santander,
el 3 de noviembre de
1927.
Ingresó como cadete
del curso No 22
en marzo de 1946
y se graduó como
subteniente piloto el
5 de Noviembre de 1949 en la Escuela Militar
de Aviación en Cali. En los Estados Unidos
adelantó cursos de instructor de vuelo,
instructor académico, Oficial de Escuadrón
y Estado Mayor. Durante su carrera militar
desempeñó, entre otros cargos, el de piloto
presidencial de los presidentes Guillermo
León Valencia y Carlos Lleras Restrepo.
Piloto instructor en la Escuela Militar de
Aviación Marco Fidel Suárez, director
ejecutivo de Satena, director de la Escuela
Militar de Aviación, agregado aéreo de la
embajada de Colombia en Washington,
instructor invitado en la base aérea de
Maxwell en Alabama USA, Jefe del Estado
Mayor Aéreo y comandante de la Fuerza
Aérea en agosto de 1982. Como piloto
acumuló mas de 10.000 horas de vuelo en
aviones, PT-11, PT-17, W-34 en flotadores,
T-6, T-34, T-33, F-80, U6-A, C-47 y C-54.
Integró una comisión de varias tripulaciones
para trasladar en vuelo desde San Antonio
Texas, 20 aviones tipo T-6, adquiridos por
la Fuerza Aérea. Se retiró del servicio por
voluntad propia el 30 de enero de 1984.
C
o
n
d
o
l
e
n
c
i
a
s
u
u
El general Gómez fue el inspirador y principal
impulsador para la creación de la base aérea
de Marandúa en la presidencia del doctor
Belisario Betancur. Durante su tiempo de
servicio a la institución, recibió las siguientes
condecoraciones:
- 30 de octubre de 1965 Orden de San
Carlos en el grado de Comendador.
- 5 de diciembre de 1969 Orden al Mérito
Aeronáutico Antonio Nariño.
- 17 de Marzo/71 Orden al Merito
“Antonio Nariño “en el grado de
Comendador
- 17 de Julio/75 Orden de Boyacá en el
grado de Gran Oficial.
- 23 de Noviembre/75 Medalla Mística
“Francisco José de
Caldas “en
categoría de profesor.
- 24 de Octubre/77 Orden Estrella de la
Policía en la categoría de Estrella Civil
Gran Oficial.
- 19 de Junio/77 Orden al Merito Naval
“Almirante Padilla” en el grado de
Gran Oficial.
- 27 de Enero/78 Medalla legión al
Merito por la Embajada de EE.UU.
- 1 de Abril/78 condecoración “Orden
al Merito Aeronáutico” en la categoría
de Gran Oficial.
- Medallas de 15, 20, 25 y 30 años de
servicio.
31
C
o
n
d
o
l
e
n
c
i
a
s
u
u
ESTRELLAS EN LAS ALAS DE PILOTO
Noviembre/59
Abril/62
Noviembre/65
1 Estrella
2 Estrellas
3 Estrellas
La Asociación de Oficiales en Retiro de la
Fuerza Aérea lamenta profundamente la
desaparición del señor general del aire Ángel
María Gómez Jáuregui, excomandante de la
Fuerza Aérea y le reitera sus sentimientos de
pesar a su digna esposa Janeth Montgomery,
a sus hijos Marcela, Mauricio, Juanita, Juan
Manuel y demás integrantes de su distinguida
familia.
********
Despedida al General Angel María
Gómez Jáuregui
ASCENSOSDECRETO
32
Alta Cadete
1 de Mayo de 1.947
Subteniente
1 de Noviembre/49
3391/49
Teniente 1 de Diciembre/52
2598/52
Capitán
1 de Diciembre/56
2948/56
Mayor
5 de Diciembre/61
3085/61
Teniente Coronel 5 de Diciembre/65
3240/65
Coronel
5 de Diciembre/69
2176/69
Brigadier General 5 de Diciembre/74
2546/74
Mayor General
16 de Diciembre /78
2610/78
General
7 de Agosto/82
3609/82
Gr.Alfonso Amaya Maldonado.
Desde la fe, desde la amistad, desde la
esperanza despedimos con el corazón
entristecido al señor General Ángel Gómez
Jáuregui quien nos ha dejado para siempre.
Enfrentó con valor el último combate de su
vida, acompañado con cariño y con desvelo
por su esposa y por sus hijos y fortalecido
por su confianza en Dios, quien le iluminó el
camino.
Sencillo, discreto, enemigo de oropeles y
palabras fatuas que se lleva el viento, su
itinerario fue de compromiso total con la
Fuerza Aérea.
La vida lo premió con Janet su insuperable
esposa y todo lo que significó para él, y con
sus hijos y nietos a quienes tanto amó.
Sus padres de la estirpe recia del noble
pueblo santandereano le imprimieron sello
de franqueza, gallardía y ejemplar honestidad.
Creía en Dios con el resplandor de las gentes
de su comarca.
En los lejanos años 1953 y 1954 los
cadetes de la Escuela Militar de Aviación
esperábamos ansiosos cuando de tarde en
tarde el Teniente Ángel Gómez realizaba
prácticas de acrobacia en su avión T-6.
La armonía, perfección y finura de sus
maniobras eran como una sinfonía sobre
el esplendoroso cielo vallecaucano. Su
destreza producía una emoción imposible de
narrar para quienes anhelábamos ser pilotos
militares. Su magistral mensaje fortalecía
el encanto de la vocación y tenía un poder
de persuasión superior a cualquier otro. Y
cuando abandonaba el avión se alejaba veloz,
evitando el elogio o el aplauso. Así conocí
al que sería el General Ángel Gómez, quien
para mi fortuna se convertiría luego en mi
Instructor de vuelo en T-6.
Volvimos a encontrarnos en 1969 en Cali, él
como Subdirector de la Escuela. Infatigable
y sin reposo en su labor de todos los días,
compartimos innumerables jornadas de
trabajo; surgió una amistad que me honró
sobremanera y que se conservó intacta a
través de los años.
En la Escuela Superior de Guerra dejó bien
ganada fama como profesor que fue por
largos años. De mente brillante y abierta se
empeñaba en que sus alumnos reflexionaran ,
formaran sus propias opiniones. Creo que la
docencia lo convirtió en el gran planificador
que fue. Intuía el futuro y se adelantaba en el
tiempo. Desde los años 70 y hasta su retiro
estuvo presente de manera determinante en
los estudios y proyectos más importantes
para el desarrollo del Poder Aéreo. Marandúa
fue una de sus últimas realizaciones.
No hubo cargo en el que no mostrara su
eficiencia para el progreso de la Institución a
la que se entregó sin reservas.
En la Gerencia de Satena, en la Dirección de
la Escuela Militar de Aviación, en el Comando
de Palanquero y en el Comando de la Fuerza
Aérea, sus logros marcaron auténticos hitos
que indudablemente serán registrados cuando
se escriba la historia reciente de nuestra
Aviación Militar.
Ser humano bueno por esencia, que es lo
que más vale en la vida; amó a su familia por
sobre todas las cosas: A su esposa Janet, a
sus hijos y a sus nietos. Insuperable amigo de
todas las horas, le apasionaba la naturaleza, la
vida en el campo, el cuidado de las plantas, el
vuelo de las aves, la majestad de las estrellas
que adornan los cielos de la tierra. En el
sosiego de su retiro y hasta que la enfermedad
tocó a su puerta, fiel a su vocación se deleitó
diseñando con la mejor técnica aviones
tácticos y de combate.
Alcanzó la alta felicidad de haber servido
con brillantez a la Fuerza Aérea y a su país.
Tuvo también la dicha de haber vivido una
larga existencia, cargada de realizaciones, de
alegrías y de momentos difíciles, como nave
de largo crucero.
Qué tristeza; se nos están yendo los mejores.
Para las generaciones de hoy, en la Fuerza
Aérea se abren nuevos y apasionantes retos
en cada amanecer.
Reciban Janet, sus hijos Marcela y Andrew,
33
Mauricio y Aidé, Juanita y Roger, Juan
Manuel y Dawn y sus nietos Laura, Juan
C
o
n
d
o
l
e
n
c
i
a
s
u
u
Felipe, Tatiana, Alex y demás familia, el más
cálido testimonio de solidaridad y de pesar
en esta luctuosa hora de quienes fuimos sus
alumnos, sus compañeros de tarea y sobre
todo, sus amigos.
Paz al señor General Ángel Gómez Jáuregui
quien ya llegó al Cielo prometido.
En homenaje de gratitud, honremos siempre
su memoria.
********
MY. ENRIQUE
DURANGO SANIN
El 7 de de Agosto de
2.010 dejo de existir
en la ciudad de Cali
el señor MY. Enrique
Durango Sanin. Había
nacido en la ciudad
de Medellín el 27 de
Agosto de 1.931.
Iniciando el año 1.950
y con resolución No.
649 /50 fue dado de alta como cadete en la
Escuela Militar “José Maria Córdova” como
integrante de un curso militar extraordinario.
En el Mes de Febrero de 1.951 fue trasladado
en comisión a la Base Escuela “Ernesto
Samper” en Cali para adelantar entrenamiento
de pilotaje anexado al curso No. 25.
34
El 16 de Diciembre/51, fue ascendido al
grado de subteniente en la condición de
combatiente, mediante decreto No. 2563/51.
El 12 de Octubre de 1.952 obtiene el titulo
de piloto militar y se autoriza el traslado del
escalafón de oficiales del Ejército al de la
Fuerza Aérea mediante decreto No. 244/52.
Fue destinado a prestar sus servicios en
la especialidad de vuelo al Escuadrón de
bombardeo de la Base Aérea “German
Olano “en Palanquero. Por obtener las
mejores calificaciones de vuelo, le fueron
concedidos los premios de la Presidencia de
la Republica, de la Misión Aérea de Estados
Unidos y del Comando de la Fuerza Aérea.
En el mes de Marzo de 1.954 se le concede
la medalla “ Francisco José de Caldas” en
la categoría al mérito por haber obtenido el
primer puesto en el curso de pilotaje, siendo
designado monitor del escuadrón de vuelos de
la Escuela de Pilotaje en la Base Aérea de Cali.
En el mes de Mayo de 1954 forma parte
de una comisión del servicio a EE.UU.
(San Antonio – Texas) para el traslado de
20 aviones T – 6 adquiridos por la Fuerza
Aérea. A finales del mismo año cumple
comisión en la zona del canal de Panamá,
adelantando capacitación para vuelos de
prueba a gran altura.
Mediante decreto No. 0084 del 1 de Enero
de 1.955 fue ascendido al grado de Teniente
y trasladado nuevamente a la Base de
Palanquero e internamente destinado al
Escuadrón de Bombardeo. En el mes de
Octubre adelantó curso de supervivencia
en la ciudad de Panamá. A su regreso fue
nombrado en Emavi instructor de esta
especialidad.
El 21 de Marzo de 1.956 mediante decreto
No. 649 es seleccionado para adelantar
curso de piloto instructor en la Base Aérea
de Lackland en San Antonio Texas (EE.
UU.) por un periodo de 30 semanas. En el
mes de Octubre de 1.958 fue seleccionado
por la Fuerza Aérea para integrar el equipo
de ajedrez que participó en el campeonato
de las FF.MM. Cumpliendo los requisitos
de ley es ascendido al grado de Capitán
mediante decreto No. 2707 del 1 de Enero
de 1.959.
En el mes de Septiembre/60 fue trasladado
a la Base Aérea de Apiay y destinado
internamente al Escuadrón de Bombardeo.
Allí es autorizado para usar 1 estrella en las
alas de piloto por completar 2.000 horas de
vuelo sin accidentes.
En el mes de Febrero /61 cumple comisión
el servicio en la Republica de Panamá,
participando en las operaciones aéreas
combinadas de entrenamiento denominadas
“solidaridad”.
Nuevamente en el año 1.962 es trasladado
a la Base Aérea de Cali y designado como
fiscal permanente de esta unidad.
En el mes de Agosto de 1.963 es seleccionado
para integrar el curso No. 6 de capacitación
para ascenso
en el Instituto Militar
Aeronáutico.
Para el año 1.964, en el mes de Marzo es
condecorado con la Orden Militar “Antonio
Nariño” en el grado de oficial. En el mes de
Junio es ascendido al grado de Mayor y
autorizado para usar 2 estrellas en las alas de
piloto. cumpliendo todos los requisitos de ley
En el mes de Enero de 1.965 el Comandante
de la Fuerza Aérea lo felicita por la excelente
organización del XII Concurso Nacional de
Aeromodelismo celebrado en Cali
Finalmente el 16 de Abril de 1.965 decide
35
solicitar su retiro del servicio, el cual le es
concedido mediante decreto 882/65.
C
o
n
d
o
l
e
n
c
i
a
s
u
u
.El señor MY. Enrique Durango Sanin
se caracterizó por su don de gentes,
comportamiento familiar, y permanente
devoción por la actividad del vuelo.
Asorfac reitera el profundo pesar por su
fallecimiento y expresa sus condolencias a
su señora esposa Matilde Valero y a sus hijos
Enrique, Luís Eduardo, Fernando, Gonzalo,
Francisco, Maria Matilde, Margarita, Luz
Helena, Gustavo y demás miembros de su
distinguida familia.
*********
“PALABRAS PARA UN SOLDADO”
Palabras pronunciadas por el
My. Eduardo Sarria Molina durante el
sepelio del My.Enrique Durango
A veces es necesario repetir las mismas
palabras, que aunque pudieran tener un
formato parecido, las circunstancias les darán
invariablemente un significado adicional, ayer
las pronuncié en memoria de este mismo
compañero, de un amigo inigualable, de un
soldado que dio su ejemplo tanto en el campo
militar, como en el cumplimiento estricto del
deber, sin parangón en el campo familiar y
ejemplarizante en el campo de los hombres de
honor que siempre hicieron gala de amistad
leal y de acendrado compañerismo.
El mayor de la Fuerza Aérea Colombiana,
curso 25 de pilotaje, Enrique Durango Sanín,
fue el paradigma de la honestidad en todas sus
36 formas. Nadie que haya tenido la oportunidad
de haberlo conocido, se ha referido nunca
en términos desobligantes para con él. Por
lo contrario, suficientes palabras de alabanza
y reconocimiento se siguen y seguirán
escuchando en su referencia.
Durante sus años de servicio en la Fuerza
Aérea, desempeñó con lujo de eficiencia
todos los cargos que en su calidad de militar,
tuvo que asumir en el aspecto administrativo.
Siempre se consideró una gran suerte
para aquellos superiores, el tenerlo bajo su
mando y en la misma forma lo fue para sus
subalternos, quienes supieron admirarlo con
sinceridad.
Como piloto, mereció la más alta distinción,
al otorgársele un regalo especial el día de su
grado, como el mejor de su curso en pilotaje.
Y así continuó durante toda su carrera
profesional,
cosechando
laureles,
especialmente en su desempeño como
instructor de pilotaje, labor meritoria en
donde ofreció siempre toda su habilidad
y entusiasmo a sus alumnos, quienes hoy
lo recuerdan por su especial comprensión
hacia ellos, por su sentido de responsabilidad
y por su habilidad para volar. Cualidades
indispensables para obtener la idoneidad
requerida para desempeñar aquella labor tan
tecnificada y de tanta responsabilidad.
Hay hombres que todo lo hacen bien,
porque en todo lo que hacen, ponen su alma
y su buena fe, su honradez y su entusiasmo.
Enrique durango, fue uno de ellos. De aquellos
hombres que no se los encuentra fácilmente,
ni están a la vera del camino. Tal vez ellos,
sean unas figuras como estatuas cubiertas
por la pátina del tiempo simbolizando
unos recuerdos. Tal vez se vislumbren en la
bruma de las tardes, como elevados sobre un
pedestal que la historia les haya erigido con
admiración.
Fue un hombre que puso su fe en su familia y
en la misma forma cultivó la amistad y la lealtad
para con sus compañeros. Nunca se negó a
ayudar a quien necesitara algo. Igualmente
soportó con admirable estoicismo, una
larga enfermedad que le demandó siempre,
una gran cuota de sacrificio personal que le
distraía temporalmente esos sentimientos
durante aquellos momentos interminables
de dolor físico lacerante. Todo este dolor era
parte de su ofrenda de amor a esa familia a la
que tanto amó.
sus merecimientos, tal como este soldado que
hoy yace a los pies de su patria; cuando dijo:
“los viejos soldados nunca mueren. Ellos . . .
Simplemente se esfuman”.
Enrique Durango, se esfumó también de
su propio paisaje, pero quedó su ejemplo
para todos, un ejemplo que pudiera ser el
paradigma de las mejores virtudes.
Sólo nos queda . . . Pronunciar una oración,
para que Dios en su bondad infinita acoja su
alma.
El general norteamericano Douglas
Macarthur, pronunció unas frases que pasaron Para nuestra fortuna, en el caso de estos
a la posteridad y que reflejan la nostalgia de hombres, nuestro Hacedor se lleva solamente
los guerreros cuando repasan sus recuerdos. las almas de los hombres buenos al cielo . .
Parece que hubiera estado pensando en esa
Porque su recuerdo se lo
clase de Hombres, humildes en su actitud,
deja siempre a la Patria.
pero grandes de corazón y sin jactancia de
- Nuevos SociosEl Presidente y la Junta Directiva de Asorfac presentan un cordial saludo
de bienvenida a los distinguidos nuevos asociados:
GR. Héctor Campo Plata
MG. Eduardo Behar Benítez
CR. German Mariano Rosero Chacón
CT. Alfonso Isaza Ceballos
37
Sociales
Registro fotográfico del Aniversario 46 de ASORFAC
-10 de Julio de 2010-
CR. Manuel Morales, GR. Alfredo Ortega, CT. Jaime Bedoya,
CR. Luis Castilla y MY. Agustín Salcedo.
38
Mg.Alvaro Román, My.Aníbal Ruge y sus distinguidas esposas, ilustres representantes del Curso 42
De derecha a izquierda: Dr Eduardo Barrera B.,
MG. Rodolfo Torrado, Señora Dora Tejeiro de Villalobos,
Dr. Harry Villalobos, BG Raúl Torrado
BG. Guillermo Bastidas, Secretario General ACORE
y su distinguida esposa
39
40
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards