RASG-SER-HUMANO

Anuncio
RASGOS ESPECÍFICOS DEL SER HUMANO
EL HOMBRE DENTRO DEL MARCO DE LA EVOLUCIÓN
Todas las características específicas que presenta cualquier ser vivo, han sido seleccionadas a lo largo de
un lento proceso de evolución porque eran adaptativas, es decir, eran favorables para la supervivencia del
organismo que las poseía, aumentaban su competencia con respecto a sus competidores inmediatos,
representaban una ventaja.
Por esto, ante cada órgano o función de un organismo vivo, podemos preguntarnos qué ventaja
evolutiva supuso tal característica en el proceso de su evolución.
El mecanismo de la evolución
En el proceso de evolución hay que tener en cuenta al individuo (especie), y al medio.
Respecto al medio hay que destacar fundamentalmente dos aspectos: Los recursos de la naturaleza
son escasos y limitados, y las poblaciones en cada nicho ecológico tienden a ser estables; esto unido a la
superfecundidad de las especies, implica una lucha por el acceso a los recursos y, por tanto, una lucha por
la vida.
En cuanto a los individuos nos hemos de preguntar cómo se transmiten las características que son
ventajosas. La teoría neodarwinista mantiene que la herencia se transmite por la transmisión del ADN de
los organismos vivos a sus descendientes. Los cambios se producen, según esta teoría, del modo siguiente.
en el genotipo de un individuo (ADN) se producen AL AZAR, mutaciones (cambio en el genotipo), que se
traducen, en ocasiones, en un cambio en el fenotipo y, por tanto, en la especie. (Los cambios en el fenotipo
no son mutaciones sino modificaciones y no son heredables)
Las mutaciones pueden ser neutras, favorables o desfavorables, dependiendo de las exigencias del
medio en el que haya de sobrevivir. Si la mutación es favorable, los individuos que la posean van a tener
mayor descendencia, y el cambio que esa mutación representa, se acabará imponiendo en la población. A
esto es a lo que se llama selección natural: La selección natural es la reproducción diferencial de los
organismos mejor adaptados. Todos aquellos rasgos que faciliten la vida del individuo tenderán a
mantenerse pues los individuos que los presentan se reproducen más que los que no la presentan, y puesto
que las poblaciones tienden a la estabilidad numérica, al final, dicha mutación se generaliza en la población.
Mientras que los que constituyan una dificultad o un problema tenderán a desaparecer, pues el individuo
que presente tal característica no la legará a la descendencia y desaparecerá con él, o en el caso de que
tenga descendencia, ésta será menos numerosa y tendrá menos probabilidades de sobrevivir.
Actualmente han cambiado algunos aspectos en esta visión de la herencia. La epigenética toma
màs en consideración el contexto de las células, el medio, para que se exprese el ADN de una forma u otra
y, por tanto, el medio en el que se desarrolla puede ser un inductor de cambios heredables.
La especie humana, una especie más.
El ser humano, con sus características y su conducta, como cualquier otra especie, está sometido a las
leyes naturales de la evolución. Si ha sobrevivido como especie es porque su adaptación es buena y sus
características representaron una ventaja evolutiva con respecto a sus inmediatos competidores.
RASGOS ESPECÍFICOS DEL SER HUMANO
- El proceso de hominización:
Se llama así al proceso por el cual se pasa del homínido al hombre, en el que se van adquiriendo todos
los rasgos somáticos que lo caracterizan. Supuestamente este proceso se inicia cuando un grupo de
homínidos se ven desplazados de su medio natural, el bosque tropical denso, y han de conquistar otro
nuevo medio, la sabana o campo abierto. El nuevo medio ejerce una presión sobre este grupo de
homínidos que fuerza (aunque no de manera finalista, sino por presión adaptativa “a posteriori” si se
puede decir así) cambios en su organismo y en su conducta. Los individuos que presenten cambios
adaptativos tendrán más descendencia y esas características se impondrán en la población.
1
- Rasgos propios del ser humano:
◦ Rasgos anatómicos:
 El bipedismo En el desarrollo hacia el hombre se va configurando el esqueleto para hacer posible la
posición vertical, para poder caminar erguidos. Viviendo en el suelo, el homínido necesitaba poder
mantenerse erguido con el fin de explorar y vigilar, para anticipar la amenaza de los depredadores
y orientarse en la búsqueda de alimento; de ello dependería su vida. A la par se han de multiplicar
las capacidades visuales y espaciales, lo que se halla en relación con el desarrollo de ciertas zonas
cerebrales.
 Liberación de las manos: al no necesitarlas para los desplazamientos, las manos quedan libres para
poder servirse de útiles, para poder usar herramientas y, sobre todo, para poder construirlas.
Anatómicamente esto es posible por presentar 4 dedos largos y pulgar oponible, que favorece la
presión fina y permite una versatilidad impensable para cualquier otro simio.
“La postura erecta facilitaba al Australopithecus la observación de áreas mayores de campo abierto y, con
ello, el ojeo de sus presas _manadas de animales que se alimentaban de hierbas y arbustos en la sabana_ a
distancias más lejanas. La posición erecta dejaba las manos libres para llevar palos o huesos de animales,
usados como armas rústicas y facilitaba, por tanto, la caza. Las manos podrían ser usadas para funciones
diversas, además de llevar armas, como son la construcción y manejo de útiles varios. Nuestros
antepasados aparecen asociados, desde por lo menos 2,6 millones de años, con útiles de piedra muy
rudimentarios, construidos por ellos, que son, generalmente, piedras con un borde afilado por
rozamiento con otras. Algunos animales se sirven también de objetos varios como instrumentos. Los
chimpancés, sobre todo, utilizan palos para amenazar y atacar, briznas de hierba para coger termitas y
hormigas, hojas para lavarse y piedras para cascar nueces, pero ni los chimpancés ni otros animales
construyen sus instrumentos, sino que se sirven de objetos preexistentes, a diferencia de lo que hacían los
australopitecinos más avanzados”.
Francisco Ayala, Origen y evolución del hombre

Desarrollo cerebral: Se produce una cefalización y cerebración crecientes, es decir, la relación
cabeza-cuerpo fue progresivamente aumentando a favor de la cabeza. El cráneo se fue haciendo
más voluminoso y, correlativamente, el encéfalo aumenta de volumen. Pero lo más importante es
que aumenta también su complejidad: se da un aumento de neuronas y de conexiones sinápticas a
la par que ciertas zonas de la corteza cerebral se hacen más grandes y otras son nuevas y dan lugar
a funciones supuestamente exclusivas de los seres humanos, este es el caso de algunas áreas de los
lóbulos temporales y frontales: áreas implicadas en lenguaje ( áreas de Broca y Wernicke) y el área
prefrontal, donde se asientan las llamadas funciones ejecutivas, tales como memoria de trabajo,
inhibición de respuestas automáticas e impulsos, demora de la recompensa, planificación, dirección
hacia metas a largo plazo, evaluación del progreso hacia esas metas, cambios flexibles de
estrategias, reflexión…etc
◦ Rasgos fisiológicos:

Cambio en la alimentación (dieta omnívora). Con el fuego, se aprende a adaptar los alimentos al
hombre, en lugar de estar a expensas de encontrar o no alimento en el medio. Se aprende a cocinar
los alimentos (usos culturales relacionados con la comida). Esto supone mayor capacidad de
adaptación a medios diversos.
 La neotenia (inmadurez biológica prolongada, presentar características infantiles) Los seres
humanos nacemos inmaduros, sin desarrollar plenamente, y el desarrollo es lento. Esto implica una
serie de rasgos: pocas pautas fijas de acción, pocas conductas automáticas, reflejos, instintos,
conductas acabadas. En tanto que no se está totalmente preparado para sobrevivir por uno
mismo, se ha de depender de los adultos, y dado que el desarrollo es lento, el periodo de
dependencia es prolongado, lo que va dar lugar a una larga infancia
◦ Rasgos psicológicos:
2

La infancia larga que implica un largo periodo de aprendizaje: El ser humano necesita aprender
muchas y muy diversas conductas para poder adquirir todos los conocimientos y habilidades
necesarios para su vida.

Plasticidad de su comportamiento: El hombre no tiene conductas automáticas y fijas; por tanto,
puede presentar una gran diversidad de habilidades y de comportamientos, que habrá de
aprender. (Gracias también a un cerebro que es, igualmente, plástico)
«A los animales les basta vivir. Porque su existencia se desliza armoniosamente con las
necesidades atávicas. Y al pájaro le basta con algunas semillitas o gusanos, un árbol donde construir su
nido, grandes espacios para volar-, y su vida transcurre desde su nacimiento hasta su muerte en un
venturoso ritmo que no es desgarrado jamás ni por la desesperación metafísica ni por la locura. Mientras
que el hombre, al levantarse sobre las dos patas traseras y al convertir en un hacha la primera piedra
filosa, instituyó las bases de su grandeza pero también los orígenes de su angustia; porque con sus manos
y con los instrumentos hechos con sus manos iba a erigir esa construcción tan potente y extraña que se
llama cultura e iba a iniciar así su gran desgarramiento, ya que habrá dejado de ser un simple animal pero
no habrá llegado a ser el dios que el espíritu le sugiera. Será ese ser dual y desgraciado que se mueve y
vive entre la tierra de los animales y el cielo de sus dioses, que habrá perdido el paraíso terrenal de su
inocencia y no habrá ganado el paraíso celeste de su redención. Ese ser dolorido y enfermo del espíritu
que se preguntará, por primera vez, el porqué de su existencia. Y así las manos, y luego el hacha, aquel
fuego, y luego la ciencia y la técnica habrán ido cavando cada día más el abismo que lo separa de su raza
originaria y de su felicidad zoológica» (E.,Sábato, Sobre héroes y tumbas. Seix Barral, 1984, pp. 519-520).
«Acabado ya todo, (...) no quedaba en los modelos ejemplares una nueva raza que forjar, ni en las
arcas más tesoros como herencia que legar al nuevo hijo, ni en los escaños del orbe entero sitial donde
asentarse el contemplador del universo. Ya estaba todo lleno, todo distribuido por sus órdenes sumos,
medios e ínfimos. Decretó al fin el supremo Artesano que ya que no podía darse nada propio, fuera
común lo que en propiedad a cada cual podía darse. Así pues, hizo del ser humano la hechura de una
forma indefinida, y, colocado en el centro del mundo, le habló de esta manera: No te dimos ningún puesto fijo, ni una faz propia, ni un oficio peculiar, ¡oh Adán!, para que el puesto, la imagen y los empleos que
desees para ti, ésos los tengas y poseas por tu propia decisión y elección. Para los demás, una naturaleza
contraída dentro de ciertas leyes que le hemos prescrito. Tú, no sometido a cauces algunos angostos, te la
definirás según tu arbitrio al que te entregué. Te coloqué en el centro del mundo, para que volvieras más
cómodamente la vista a tu alrededor y miraras todo lo que hay en ese mundo. Ni celeste ni terrestre te
hicimos, ni mortal ni inmortal, para que tú mismo, como modelador y escultor de ti mismo, más a tu
gusto y honra, te forjes la forma que prefieras de ti. Podrás degenerar a lo inferior, con los brutos; podrás
realzarte a la par de las cosas divinas, por tu misma decisión. [ ] Lo que cada cual cultivare, aquello
florecerá y dará su fruto dentro de él. Si lo vegetal, se hará planta; si lo sensual, se embrutecerá; si lo
racional, se convertirá en un viviente celestial; si lo intelectual, en un ángel y en un hijo de Dios» (Pico
Della Mirandolla)

Para ello le es preciso poseer una GRAN MEMORIA, que almacene mucha información y durante
mucho tiempo: gracias a la facultad de la memoria va a acumular las experiencias que precisa para
funcionar en el mundo.

Este aprendizaje ha de llevarse a cabo en un medio social, el hombre es UN SER SOCIAL. Para llegar
a ser propiamente humano necesita de los otros hombres, ha de ser educado y socializado por los
miembros de su grupo, por eso el aprendizaje humano no se compone sólo de lo que cada
individuo experimenta por sí mismo, sino que es capaz de aprender de la experiencia de los demás,
experiencia que se transmite a través de distintos sistemas de comunicación.
3

Gran capacidad de comunicación que se expresa en diferentes sistemas simbólicos complejos de
los que el más complejo es el LENGUAJE VERBAL (además están los lenguajes artificiales, el
lenguaje escrito, todo otro código…). Gracias al lenguaje los seres humanos se integran
propiamente en el mundo humano.
“Los hombres de cada época y de cada cultura se han dedicado con frecuencia a meditar sobre lo que son
y aun más a menudo sobre lo que no son. La idea de hombre como realidad que posee en exclusiva o que
hace funcionar de un modo exclusivo ciertas facultades, presenta diferentes fórmulas clásicas…
“El hombre es un animal racional”…”Anthropos logon ejon”.“Logos” se ha traducido
frecuentemente por “lenguaje”. “El hombre es un animal racional” puede significar, por ejemplo, “el
hombre es un animal dotado de lenguaje” o, más sencillamente, “sólo el hombre habla”, puesto que sólo
él puede, no sólo usar el lenguaje, sino decir algo sobre el lenguaje. Otras maneras de concebir el hombre
se han expresado en fórmulas concisas y muchas veces en latín. “Homo sapiens –el hombre es
fundamentalmente un conocedor, no un “preceptor” o un ave de presa- . Homo faber –el hombre es la
única realidad capaz de inventar símbolos y sistemas de símbolos, sean “naturales” como los lenguajes
corrientes, sean “artificiales”,, como el lenguaje matemático-. Homo universales –el hombre es el único
animal que ha llegado a ocupar entera la superficie del planeta y que va en camino de conquistar el
“universo”-. Homo píctor el hombre es el único ser viviente capaz de “representar (y no sólo
representarse) las realidades.”
Ferrater Mora, Las palabreas y los hombres


En el medio social en el que el hombre vive, es importante la CAPACIDAD DE COOPERACIÓN de
unos individuos con otros, por lo que pueden unir sus esfuerzos en una meta común. También
pueden competir y entrar en conflictos. Para regular las relaciones sociales se establecen diferentes
formas de organización social política y se elaboran códigos de normas basados en diferentes
valores. El hombre, tiene la exigencia de hacer un planteamiento ético de su vida individual y social,
se concibe a sí mismo como libre ( o al menos se ve en la necesidad de preguntarse sobre esa
condición de su ser)y, por tanto, capaz de regirse por normas y valores morales
En tanto que ser social y simbólico, el hombre es un SER CULTURAL, que no vive en un medio
natural sino en un mundo cultural, y cada cultura lega a sus miembros una manera de entender el
mundo, de interpretarlo o representárselo, lo cual es posible porque el hombre tiene LA
CAPACIDAD DE FORMAR REPRESENTACIONES: pensar y crear modelos o teorías acerca de la
realidad y de sí mismo:
o EXPLICACIONES DEL MUNDO: Mitos, Filosofía, Ciencia…
o CAPACIDAD DE REPRESENTARSE A SÍ MISMO: el hombre es consciente de sí mismo y crea
una identidad personal, una idea de que es un yo. A partir de su propia consciencia
(conocimiento inmediato y evidente de uno mismo, de los propios estados mentales,
intenta comprender a los demás, para lo que necesita una capacidad mental compleja
llamada teoría de la mente, ser capaz de atribuir a los demás estados mentales tomando
mi propia mente como modelo. Esto no sería posible sin la capacidad de crear
representaciones de 2º orden o metarrepresentaciones. Esto nos orienta en nuestras
relaciones personales con los otros, para explicarnos su conducta elaboramos hipótesis
mentalistas, por lo que nos podemos considerar como psicólogos naturales.
4
Descargar
Fichas aleatorios
tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

Crear fichas