La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde

Anuncio
La salud de la raíz – la
clave para mejorar el rinde
Libro blanco, 2011
2 – La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde
Resumen ejecutivo
Las nuevas estrategias agronómicas
para hacer frente a
la nueva revolución
verde se centrarán en
las raíces y el suelo.
El tratamiento de las
semillas cumplirá una
función clave en la
solución para proteger y asegurar raíces
sanas, aumentando
así la performance del
cultivo
La población mundial aumenta en forma sostenida. Con este aumento de la población, también aumenta la demanda de tierra cultivable, agua, energía y recursos
biológicos para proporcionar un adecuado suministro de alimentos y mantener al
mismo tiempo la integridad de nuestro ecosistema. La primera “revolución verde”
ha tenido un impacto significativo en las prácticas agrícolas. Puede llegar otra
revolución verde que se centre en encontrar soluciones aún no exploradas.
La investigación en todo el mundo apunta cada vez más a la salud de la raíz como
la clave de las mejoras en la productividad del cultivo futuro. Al no estar a la vista,
a veces nos olvidamos de las raíces. Se estima que el 80% de todos los problemas
de las plantas comienzan por problemas en el suelo o en la raíz. El uso creciente
de prácticas agronómicas como la mínima labranza, la siembra directa y el riego
pueden aumentar la prevalencia de enfermedades originadas en el suelo, lo cual
compromete la salud de la raíz. Estas enfermedades causan un impacto en los procesos fisiológicos de las plantas e inhiben su desarrollo, lo cual a su vez afecta en
forma negativa el rinde. Es importante comprender muy bien cómo los patógenos
que se originan en el suelo causan daño a fin de poder diseñar buenas estrategias
de control.
Una estrategia nueva, que ha resultado ser exitosa, es el uso de fungi¬cidas para el
tratamiento de semillas que protegen a las plantas de este tipo de enfermedades
que reducen el rinde, permitiendo a las mismas crecer hasta su máximo potencial
genético. Sedaxane es la primera molécula de Syngenta específicamente desarrollada como tratamiento de semillas – con la combinación óptima de movimiento
sistémico y movilidad en el suelo. Este compuesto entra en la nueva clasificación
de SDHI (inhibidores de la enzima succinato deshidrogenasa, por su sigla en inglés)
para fungicidas. Syngenta comercializará tratamientos de semillas con fungicida
a base a sedaxane bajo la marca comercial paraguas VIBRANCE®. Este producto
cuenta con una exclusiva actividad antifúngica contra las enfermedades originadas en la semilla y en el suelo como por ejemplo carbones y tizón, Rhizoctonia y
muchas otras.
Los expertos de la industria y los científicos reconocen que proteger los sistemas
radiculares de las plantas y garantizar raíces sanas pueden ser las claves para la
próxima revolución verde. Al concentrarnos en la salud de las raíces y con la nueva
e interesante tecnología sedaxane, estamos dando el próximo paso.
La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde – 3
El desafío – cultivar más con menos
El aumento continuo
de la población mundial
ejerce presión sobre
los recursos naturales,
lo cual requiere tomar
nuevas direcciones en
la investigación que
apunten a producir
más con menos.
De acuerdo con las últimas estimaciones, más de 7000 millones de seres humanos
habitan la tierra en la actualidad. La población humana ha crecido casi diez veces
en los últimos tres siglos y se ha multiplicado por cuatro en el último siglo.
Cada día se estima que se agrega un cuarto de millón de personas a la población
mundial con lo cual la necesidad de alimentos alcanzará niveles sin precedentes.
Los Informes de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la
Agricultura, varias otras organizaciones internacionales y la investigación científica confirman este grave problema para el suministro de alimentos. Si el suministro de alimentos puede seguir el ritmo de crecimiento de la población humana
en expansión es una vieja pregunta. En 1798, Thomas R. Malthus predijo que el
crecimiento de la población superaría al suministro de alimentos causando grandes
sufrimientos a los seres humanos. A comienzos de la década del ‘60, la mayoría de
las naciones eran auto-suficientes en la producción de alimentos, sin embargo la
alarma por el rápido crecimiento de la población hizo que muchos hicieran eco de
la predicción de Malthus.
Con el constante aumento de la población mundial, también aumenta la presión
sobre la tierra cultivable, el agua, la energía y los recursos biológicos para proporcionar un adecuado suministro de alimentos manteniendo al mismo tiempo la integridad de nuestro ecosistema. La producción “per capita” de granos en el mundo,
que representa el 80% del alimento mundial, llegó a su pico máximo a mediados
de la década del ‘80 y ha estado disminuyendo desde entonces. En la actualidad,
se pierde tierra de cultivo a una velocidad alarmante. Por ejemplo, casi un tercio
de la tierra de cultivo del mundo (1500 millones de hectáreas) se ha abandonado
durante los últimos 40 años porque la erosión la ha convertido en improductiva
(Pimentel et al., 1995).
Además, la creciente demanda de biocombustible está limitando la cantidad de
tierra disponible para la producción de alimentos, ejerciendo así mayores restricciones en la seguridad de los alimentos.
La demanda incrementada de alimentos llevó a la llamada revolución verde que
causó considerables aumentos en la producción de cultivos (Gewin, 2010). En la
década del ‘60, gracias a los esfuerzos de los científicos especialistas en agricultura se desarrollaron nuevas variedades de cultivos de alto rinde en varias áreas
del mundo.
4 – La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde
La tecnología impulsa
soluciones sustentables para destrabar
el potencial de las
plantas
Incluso con el éxito de esta primera revolución verde, la agricultura moderna tiene
el desafío de seguir liderando el camino hacia soluciones sustentables que son
específicas para los cultivos, las localidades, los recursos disponibles y las culturas. Las tecnologías de hoy destraban el potencial de las plantas para ayudar a
los agricultores a cultivar más con menos agua y tierra. Insecticidas, fungicidas y
herbicidas, por ejemplo, protegen a los cultivos de los insectos, las enfermedades
y la competencia con las malezas. La ciencia moderna puede identificar rasgos
naturales claves de una planta para producir genéticamente variedades mejoradas
con el mayor rinde posible. En otros casos, la modificación genética se puede usar
para lograr características tales como resistencia a las enfermedades o tolerancia a los herbicidas. Estas tendencias y desarrollos han tenido un impacto en las
prácticas de producción de cultivos. Continúan impulsando nuevas y significativas
direcciones en la investigación, como los ejemplos que se citan a continuación, a
fin de producir más con menos:
•
•
•
•
•
•
•
Existe un aumento en el uso de Agricultura de Precisión (uso de GPSs, aplicación de índices de dosis variables, índices de semillas variables, etc.)
El enfoque se está tornando hacia el mejoramiento de los cultivos de modo tal
que puedan soportar mejor los extremos ambientales y utilizar los recursos de
manera más eficiente
Debido a la mayor conciencia ambiental, se está produciendo un cambio hacia
métodos de producción más sus¬tentables, como la labranza cero/reducida y el
manejo de carbono (principalmente en cereales, canola/colza y maíz)
Múltiples cultivos, intercultivos
Mayor uso del transplante (principalmente remolacha azucarera)
Las tecnologías como la resistencia inducida y el control biológico han cobrado
mayor atención como alternativas para el control convencional de plagas y
enfermedades en los cultivos
Los cultivos híbridos (como la canola/colza, los cereales, el maíz, el girasol y
la soja)
Para satisfacer las necesidades de la demanda creciente de alimentos y responder de manera efectiva a la mayor demanda de recursos naturales limitados, se
necesitan nuevas estrategias para aumentar el rinde. En todo el mundo, cada vez
La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde – 5
Los expertos reconocen cada vez más que
la salud de la raíz es
clave para satisfacer
las demandas para
mejorar la productividad futura de los
cultivos
son más las investigaciones que apuntan a la salud de la raíz como la clave para el
mejoramiento de la productividad de los cultivos en el futuro. “Las estrategias del
pasado ya no están funcionando para satisfacer la creciente necesidad de alimentos. Las raíces son la clave para la segunda revolución verde,” explica Jonathan
Lynch, experto en nutrición vegetal de Pennsylvania State University. Peter Gregory, director ejecutivo del Instituto de Investigaciones de Cultivos de Escocia con
sede en Dundee, Reino Unido, coincide: “Hemos llegado muy lejos en los últimos
40 años sin preocuparnos en absoluto por las raíces, sin embargo ahora se observan las consecuencias económicas y ambientales de las aplicaciones ineficientes
de nutrientes.”
El vínculo claro entre la salud de la raíz y el aumento del rinde también se exploró
en detalle en el Foro Global de Salud de la Raíz organizado por Syngenta en 2011,
en el cual el orador principal David Wright (del Programa de Investigación de la
Soja del Norte y Centro de los EE.UU.) explicó que “los aumentos futuros en el
rinde vendrán gracias al mejoramiento de la salud de la raíz, sin embargo esta es
un área que tiene grandes oportunidades para la investigación.” Mark Westgate (de
Iowa State University, EE.UU.) agregó, “la maximización de los rindes de la semilla
empieza y termina con un sistema radicular sano,” enfatizando así la importancia
de la salud de la raíz en relación con los rindes incrementados.
El origen del problema: los patógenos invisibles comprometen
la salud de la raíz
Al no estar a la vista,
a veces nos olvidamos
de las raíces. Se las
descuida a pesar de
su importancia para la
salud de la planta.
Las raíces tienen dos funciones principales: 1) anclar la planta en el suelo y 2)
proporcionar una gran superficie – aumentada por la presencia de pelos radiculares – para facilitar la captación y la absorción de agua y nutrientes. La estructura
y el hábito de crecimiento de las raíces tienen un marcado efecto en el tamaño
y el vigor de las plantas, la adaptación a ciertos suelos y la respuesta a prácticas
culturales.
Al no estar a la vista, a veces nos olvidamos de las raíces. Se las descuida a pesar
de su importancia para la salud de la planta. Se estima que el 80% de todos los
problemas de las plantas comienzan por problemas en el suelo o en la raíz. Las
raíces de la mayoría de las plantas tienen tendencia a ser atacadas por hongos
6 – La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde
y nematodos patógenos, sin embargo los efectos de dichos organismos pueden
pasar inadvertidos a menos que el ataque sea lo suficientemente grave como para
causar el fracaso del cultivo o a menos que exista alguna referencia con la cual
comparar la producción (Rovira, 1990). Con frecuencia estos efectos sólo se notan
al final de la campaña cuando los productores se encuentran con pérdidas significativas en los rindes. Además, a menos que se lleven a cabo análisis específicos,
estos problemas en general están mal diagnosticados, lo cual causa mayores pérdidas a los agricultores.
El suelo es un ecosistema terrestre natural dinámico y vivo que alberga a una
multitud de diferentes tipos de organismos vivos, entre éstos: bacterias, hongos,
nematodos, insectos y muchos otros. El equilibrio entre las diferentes poblaciones
de organismos es altamente delicado. Los cambios sutiles en la composición
química y biológica debido a – entre otras cosas – las prácticas agrícolas, el uso
de fertilizantes y plaguicidas pueden dar como resultado la dominación de organismos patógenos en este complejo ecosistema. Cuando ocurre dicha dominación,
generalmente se producen pérdidas significativas en el cultivo que se pueden
exacerbar por condiciones de estrés como sequía, exceso de humedad en el suelo,
frío, aumento de la salinidad, etc.
Rhizoctonia es un
ejemplo de una amenaza de enfermedad
grave para los cereales
que aumenta debido
a los cambios en las
prácticas agrícolas
Gracias a la mayor conciencia sobre la agricultura sustentable, cada vez se adoptan más las prácticas como la mínima labranza o la siembra directa por sus ventajas ambientales y económicas. Los sistemas con labranza cero ofrecen muchos
beneficios que los sistemas con labranza intensiva no pueden igualar, como por
ejemplo: requerimientos de mano de obra reducidos, ahorros de combustible,
mejorada productividad a largo plazo, reducida erosión del suelo, mayor retención
de la humedad y menor compactación. Sin embargo, dado que estas prácticas
dejan el suelo sin perturbar con una capa de materia orgánica en la parte superior,
también pueden aumentar la prevalencia de enfermedades que se originan en el
suelo. Este incremento compromete la salud de la raíz. Las prácticas de labranza
cero además pueden alterar física, biológica y estructuralmente el ambiente local
del campo al afectar la temperatura del suelo y la humedad, la competencia entre
los microorganismos y la perturbación del suelo (Rothrock, 1992). Estas prácticas
han cambiado el espectro de la enfermedad, haciendo que la protección de amplio
espectro sea más importante. Rhizoctonia, en particular, es una grave amenaza
para los cereales y los cultivos de rotación porque las plantas se debilitan antes, se
afecta el macollaje y hay múltiples grupos/especies que podrían estar involucrados.
La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde – 7
Wayne Pedersen (Fitopatólogo Emérito de la University of Illinois, EE.UU.) ha clasificado a los patógenos problemáticos dentro del suelo en dos grupos principales:
•
•
Comprender mejor
cómo los patógenos
crean el daño llevará
a contar con mejores
estrategias de control
para las enfermedades
que se originan en
el suelo que actualmente son difíciles de
detectar
Los “asesinos” como Phytophthora y Pythium por lo general son bastante
agresivos y, una vez que se produce la infección, las plantas pueden morir rápidamente según las condiciones ambientales. Estos efectos pueden ser devastadores. Los campos pueden destruirse casi por completo en un corto tiempo. En
general, la concientización de las enfermedades causadas por estos patógenos
es alta.
El efecto de los “mordedores” como Rhizoctonia y Fusarium es menos evidente,
en particular en condiciones menos favorables. Sin embargo, incluso bajo
condiciones favorables, los mordedores pueden ocasionar una reducción del
20 – 30% en el rinde. En general, la concientización sobre estas enfermedades
es baja, en su mayoría debido a la naturaleza sutil de estas infecciones, que
muestran pocos síntomas o ninguno.
La podredumbre de la raíz causada por Rhizoctonia afecta a las plantas en una
amplia gama de regiones pero con frecuencia no se la detecta o se la diagnostica
mal. Principalmente es una enfermedad de los cereales con labranza cero, pero
puede causar pérdidas en otros cultivos también como la canola/colza, patatas/
papas, algodón y remolacha azucarera. Este patógeno es difícil de controlar porque
tiene un amplio rango de huéspedes (diferentes grupos de anastomosis) y puede
sobrevivir y crecer en el suelo sin una planta huésped viva. Los efectos de muchos
de estos patógenos con frecuencia están vinculados a más que simplemente la
enfermedad observada. Las observaciones de campo han vinculado las infecciones
de Rhizoctonia con nodulación reducida, marchitez de las hojas y tolerancia al
estrés abiótico disminuida, en especial en condiciones de sequía. Las plantas con
estrés son menos resistentes a los patógenos. Esta combinación de factores causa
un impacto en los procesos fisiológicos de las plantas e inhibe su desarrollo, que a
su vez afectan en forma negativa el rinde.
8 – La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde
Es importante comprender muy bien cómo estos patógenos causan daño a fin de
poder diseñar buenas estrategias de control. Debido al rango de múltiples huéspedes de muchos de estos patógenos, la rotación de cultivos no es siempre una
opción, si bien en algunos casos puede tener un efecto positivo. Las prácticas
culturales como una adecuada nutrición para garantizar un rápido crecimiento
inicial, tiempos de siembra ajustados (en los casos en que es posible), arado liviano,
etc. pueden ayudar a reducir el inóculo y ayudar a las plantas jóvenes a “escapar”
de la infección.
Una nueva estrategia que se ha comprobado recientemente que resulta exitosa es
proteger a las plantas de estas enfermedades reductoras de rindes al permitir el
desarrollo de sistemas radiculares más sanos y fuertes a través del tratamiento de
las semillas – ayudando así a las plantas a crecer hasta su máximo potencial genético. El éxito de esta estrategia hace más evidente que la maximización del rinde
comienza y termina con un sistema radicular sano.
La solución – reforzar el rendimiento de la planta a través de
la salud de la raíz
Las raíces más fuertes
y sanas pueden captar
mejor el agua y los
nutrientes, lo cual lleva
a un mejor desarrollo
del cultivo en todas las
etapas críticas
Recientemente, se ha producido un cambio en el enfoque de la importancia de las
raíces para el rendimiento de la planta. De acuerdo con la Organización para la
Agricultura y la Alimentación (FAO), los principales factores de estrés en la agricultura son el agua, la salinidad y la acidez del suelo. Todos estos factores se relacionan con las raíces y la salud de la raíz. Syngenta está al frente mediante la financiación de una plataforma de investigación mundial sobre la salud de la raíz. En
febrero de 2011, la empresa organizó el Foro Mundial de Salud de la Raíz en el cual
reunió alrededor de 100 investigadores expertos provenientes de organizaciones
públicas y privadas para debatir e intercambiar sus avances en salud de la raíz.
Las raíces más fuertes y sanas pueden captar mejor el agua y los nutrientes, dos
de los recursos más críticos que necesita una planta. Esto lleva a un mejor desarrollo de cultivos en las primeras etapas críticas y bajo una amplia gama de condiciones. Los sistemas radiculares más robustos ayudan a producir tallos y follaje
más fuertes que soportan mejor el estrés ambiental, en especial en climas difíciles.
Protegen el potencial genético del cultivo y, en última instancia, llevan a una uniformidad de rindes mejorados.
La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde – 9
Durante los últimos años, los científicos de Syngenta en todo el mundo han estado
ocupados analizando las interacciones entre las raíces, las enfermedades, la eficiencia de la humedad y la utilización de nutrientes. Han aprendido que una simple
acción como proteger de manera efectiva las raíces de los cultivos de las enfermedades puede tener un enorme impacto al destrabar un mayor potencial dentro de
los sistemas radiculares.
Las estrategias para
garantizar raíces
más fuertes y sanas
incluyen el tratamiento
de la semilla para
proteger los sistemas
radiculares de las enfermedades originadas
en el suelo. En Syngenta, esta dirección
de la investigación ha
dado como resultado
un nuevo ingrediente
activo específicamente
diseñado como fungicida para aplicación en
semillas.
Los investigadores de Syngenta están aplicando estos conocimientos mediante
nuevos avances en el tratamiento de las semillas. Han desarrollado un nuevo fungicida patentado que, a través de su nuevo modo de acción, crea una protección
sin precedentes contra enfermedades de amplio espectro. Los ensayos a campo
en todos los principales cultivos bajo un rango de condiciones confirman que esto
lleva a un sistema radicular más fuerte y sano que ayuda a producir una mejor
emergencia de la planta y cultivos más fuertes. Como resultado, los investigadores
están descubriendo que los cultivos pueden soportar mejor los distintos tipos de
estrés de la estación de crecimiento para dar mayores rindes y mejor calidad. Es la
primera vez en la historia de la empresa que Syngenta ha desarrollado un nuevo
ingrediente activo, el sedaxane, específicamente diseñado para el tratamiento de
semillas.
Los fungicidas se han estado utilizando durante mucho tiempo, desde los compuestos inorgánicos como los compuestos de azufre y los compuestos orgánicos como
las Carboxamidas. El tratamiento de las semillas tradicionalmente se centraba en
las enfermedades originadas en ellas como carbón y tizón; sin embargo, en las
últimas dos décadas la tecnología de fungicidas y de tratamiento de semillas ha
avanzado a un ritmo rápido.
Ciba-Geigy, una empresa pre-existente de Syngenta, introdujo en la década del ’90
el fludioxonil (de la clase de fungicidas Fenilpirroles) para controlar Fusarium, originado en el suelo, Microdochium y otros.
Más tarde, metalaxil (Fenilamidas) fue el primer ingrediente que logró controlar a
Pythium. El desarrollo adicional del ingrediente activo difenoconazole ( Triazoles)
ayudó a controlar el oídio entre otras enfermedades y la azoxistrobina (Estrobilurinas) controló una amplia gama de enfermedades clave como el virus de la mancha
anular, la alternaria y la ampolla blanca.
10 – La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde
Triazoles
Fenilpirroles
Fenilamidas
Estrobilurinas
SDHI
Isopyrazam
... y más proyectos en
proceso de desarrollo
Evolución de las principales
clases de fungicidas
1990s
2000s
2010s
Syngenta ha expandido la experiencia líder en salud de la raíz de sus empresas
pre-existentes para ayudar a los agricultores a lograr una mayor estabilidad de
rindes en sus campos con una completa cartera de productos para combatir importantes plagas y enfermedades.
VIBRANCE® – la nueva incorporación a la cartera de productos para el mejoramiento de la salud de la raíz de Syngenta
Sedaxane es el nuevo
ingrediente activo que
ha desarrollado Syngenta específicamente
como tratamiento de
las semillas que ofrece
protección duradera de
la raíz para un amplio
espectro de enfermedades. Será comercializado bajo la marca
comercial VIBRANCE
Sedaxane es una nueva molécula de Syngenta y el primer fungicida de Syngenta
específicamente desarrollado como tratamiento de semillas – con la combinación
óptima de movimiento sistémico y movilidad en el suelo. Desarrolla una actividad
particular contra carbón y tizón y también contra moho de nieve en los cereales.
Además, proporciona una excelente y duradera actividad en los casos de Rhizoctonia en muchos cultivos.
Sedaxane pertenece a la clase de compuestos químicos Pirazole-Carboxamidas.
Estos compuestos inhiben el metabolismo fúngico al adherirse a la enzima Succinato Deshidrogenasa y entran dentro de la nueva clase de fungicidas SDHI (inhibidores de la enzima succinato deshidrogenasa).
La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde – 11
Syngenta comercializará ofertas pre-existentes de tratamiento de semillas con
fungicida en base a sedaxane bajo la marca comercial paraguas VIBRANCE®.
Este compuesto se difunde desde la semilla en el suelo circundante y forma una
nube protectora alrededor de la semilla, raíces en desarrollo y la parte inferior del
tallo. Tiene movilidad ideal en una amplia gama de tipos de suelos desde altamente
orgánicos a suelos arenosos. Todo el sistema radicular capta el sedaxane.
Gracias a su nuevo modo de acción, es posible diseñar un método pro-activo para
el manejo de la resistencia. Esto significa que las ofertas basadas en el tratamiento
de semillas VIBRANCE® incorporan otro elemento a la caja de herramientas para
evitar la formación de resistencia de patógenos de alto riesgo como Microdochium
nivale (moho de nieve).
Impacto de la Rhizoctonia en las raíces y
protección mejorada de
las ofertas basadas en el
tratamiento para semillas
VIBRANCE
Fuente: Syngenta Suiza (Stein), 2010,
Ensayos de Rizotrones, 83 días después de la
Control
Oferta con VIBRANCE
siembra
12 – La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde
Hongos presentes en
Hongos presentes en
las semillas
las semillas
Ustilago nuda
Ustilago nuda
Espectro in vivo de
VIBRANCE en cereales
Actividad Hongos Foliares y
Actividad Hongos Foliares y
en suelo
en suelo
Septoria nodorum
Septoria nodorum
Tilletia caries
Tilletia caries
Puccinia recondita
Puccinia recondita
Microdochium nivale
Microdochium nivale
Pyrenophora graminea
Pyrenophora graminea
Erysiphe graminis
Erysiphe graminis
Rhizoctonia spp.
Rhizoctonia spp.
Cochliobolus sativus
Cochliobolus sativus
Typhula incarnata
Typhula incarnata
Fusarium spp.*
Fusarium spp.*
Gaeumannomyces graminis
Gaeumannomyces graminis
Hongos presentes en
Actividad Hongos Foliares y
Hongos presentes en
Actividad Hongos Foliares y
las semillas
en suelo
las semillas
en suelo
Rhizoctonia spp. - many crops
Sphacelotheca - corn
Rhizoctonia spp. - many crops
Sphacelotheca - corn
Espectro in vivo de
VIBRANCE en otros
cultivos ops
Actividad
Actividad
Sclerotium spp. - peanut, SB
Sclerotium spp. - peanut, SB
Phakopsora - soya
Phakopsora - soya
Phoma spp. - SB, canola
Phoma spp. - SB, canola
Helminthosporium - rice
Helminthosporium - rice
Macrophomina - Soya
Macrophomina - Soya
H. solani - potato
H. solani - potato
Fusarium spp. - many crops
Fusarium spp. - many crops
Colletotrichum - onion
Colletotrichum - onion
Actividad
Actividad
* Cuando se lo combina con fludioxonil
* Cuando se lo combina con fludioxonil
Excelente
Excelente
bueno
bueno
algún efecto
algún efecto
sin actividad
sin actividad
Fuente: Syngenta
Se observó una sorprendente actividad de Rhizoctonia en muchos cultivos. Los
índices probados por lo general están entre 2.5 y 20g/100 kg de semilla. Es importante notar que Rhizoctonia es un patógeno altamente variable y que se necesitan
muchos ensayos por cultivo para confirmar los índices. En general, los ensayos realizados hasta la fecha confirman la opinión que sedaxane es altamente activo en
muchos cultivos, con frecuencia mejor que los estándares actuales en el mercado.
La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde – 13
Oferta con Vibrance
Rendimiento de las
ofertas basadas en el
tratamiento para semillas VIBRANCE® contra
Rhizoctonia solani en
canola/colza en ensayos
infectados artificialmente en Canadá
Competidor estándar
en el mercado
Insecticida estándar
en el mercado
control
Sin tratarinoculado
Syngenta estándar
en el mercado
Oferta con Vibrance
Fuente:
con insecticida
Canola/colza rendimiento (bushel/acre)
Oferta con
Insecticida
estándar
VIBRANCE
en el mercado
Syngenta, Canadá
Soya rendimiento (bushel/acre)
control
inoculado
Sin tratar
estándar
Syngenta estándar Insecticida
Oferta con
en el mercado
en el mercado
VIBRANCE
control
inoculado
Oferta con Vibrance
con insecticida
Syngenta estándar Oferta con
en el mercado
VIBRANCE
Fuente: Syngenta, EE.UU.
Soya rendimiento (bushel/acre)
Las ofertas de protección de amplio espectro basadas en el tratamiento para semillas
VIBRANCE proporcionarán el próximo nivel
de protección contra
muchas enfermedades
difíciles de controlar
Insecticida estándar
en el mercado
Canola/colza rendimiento (bushel/acre)
Oferta con Vibrance
Rendimiento de las
ofertas basadas en el
tratamiento para semillas VIBRANCE® contra
Rhizoctonia solani en
soja en ensayos infectados artificialmente en
EE.UU.
Competidor estándar
en el mercado
Rendimiento de las ofertas basadas en el tratamiento para
semillas VIBRANCE® en cereales en Europa
40%
control
inoculado
+37%
Syngenta estándar Oferta con
en el mercado
VIBRANCE
30%
20%
+16%
% de aumento de
control sobre
el estándar del
mercado
+12%
10%
0%
Microdochium
(moho de nieve)
n=11
Rhizoctonia
(podredumbre
de la raíz)
n=21
Fusarium
(marchitez de la
plántula)
n=15
Fuente: Syngenta, ensayos a campo en Europa, 2009–2010
14 – La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde
Salud de la raíz – la oportunidad a largo plazo para mejorar el
rinde
Los expertos ven oportunidades signific
ativas a largo plazo
para la investigación
que darán como resultado nuevas soluciones
por debajo de la línea
del suelo. Ahora es el
momento de dar una
mirada holística a la
planta, incluso a las
raíces
Los expertos de la industria y los científicos han reconocido que las raíces guardan
la clave para la próxima revolución verde. Sin embargo, también reconocen que
este es solo el comienzo y que todavía hay mucho trabajo por hacer antes de que
la industria tenga una profunda comprensión del complejo mundo que yace bajo la
línea del suelo. Como concluyó en pocas palabras un participante en el Foro Global de Salud de la Raíz, “Estamos al comienzo del conocimiento. Conocemos los
patógenos pero no las interacciones y complejos de enfermedades.”
A pesar de la mayor concientización dentro de la comunidad científica, la salud de
la raíz sigue siendo una prioridad relativamente baja para el agricultor. Sin embargo, si vamos a dar el próximo paso para maximizar los rindes, ahora es el momento
de ver más allá de los patógenos del suelo y observar la planta de manera holística, incluyendo las raíces. Esto significa integrar soluciones como por ejemplo el
tratamiento de las semillas con prácticas agronómicas y genética seleccionada
cuidadosamente. Al llegar directamente a la zona de la raíz, las nuevas tecnologías
de tratamiento como VIBRANCE garantizan plantas fuertes y sanas con sistemas
radiculares robustos. Estas raíces sanas, a su vez, ayudarán a maximizar el rinde,
apuntalando un buen rendimiento de la inversión.
La salud de la raíz – la clave para mejorar el rinde – 15
Sobre la autora.
Gina M. Swart (PhD)
es Gerenta Técnica
Global de Fungicidas
Biológicos en Syngenta
AG en Basilea, Suiza.
Contacto :
[email protected]
syngenta.com
Referencias
Gewin, V. 2010. An underground revolution. Nature 466: 552 - 553.
Kendall, H.W., and Pimentel, D. 1994. Constraints on the expansion of the global food supply. Ambio 23: 198-205.
Pimentel, D., C. Harvey, P. Resosudarmo, K. Sinclair, D. Kurz, M. McNair, S. Crist, L. Sphpritz, L. Fitton, R. Saffouri, and Blair,
R. 1995. Environmental and economic costs of soil erosion and conservation benefits. Science 267: 1117-1123.
Rothrock, C. S. 1992. Tillage systems and plant disease. Soil Science 154:308-315.
Rovira, A.D. 1990. The impact of soil and crop management practices on soil-borne root diseases and wheat yields. Soil
Use and Management 6(4): 195 - 200.
Si desea obtener más información
Sobre la salud de la raíz, el tratamiento de las semillas y VIBRANCE® visite
1A
1B
http://insidemob.mobi/vibrance
2
http://www.linkedin.com/groups?gid=3773669
o contáctese con Christian Schlatter, Gerente Global de Cuidado de Semillas,
[email protected]
65 95 0
84 100 27
46 100 0
© 2011 Syngenta Crop Protection AG, Basel, Schweiz.
Importante: Utilice los productos para tratamiento de semillas en forma segura. Lea siempre la etiqueta y la información del producto antes de usarlo. Las etiquetas contienen importantes condiciones de venta y limitaciones de la
garantía y recursos.
VIBRANCE® El producto de referencia está registrado para ser utilizado en ciertos países. Es obligación leer y cumplir las instrucciones en las etiquetas de cada país; consulte a su autoridad reguladora local para obtener mayor información. LinkedIn®
es marca registrada de LinkedIn Corporation.
VIBRANCE®, RootingPower, el logo de SYNGENTA, el ícono de PROPÓSITO
y el ícono de cuidado de la semilla son marcas
Descargar