Cuarenta años después del 68 - Revista Mexicana de Comunicación

Anuncio
Cuarenta años después del 68
Revista Mexicana de Comunicación
Carmen Gómez Mont
La comunicación en el Occidente
El mundo occidental se ha caracterizado por el avance de la ciencia, la tecnología y la
economía aplicadas al desarrollo del capital donde la plusvalía es lo más importante. Sin
embargo, el bienestar alcanzado hasta ahora en tales sociedades ha conducido a un
bienestar material pero no psicológico.
Carmen Gómez Mont
ic
ac
ió
n
Este 2008 resulta un año especialmente significativo al conmemorarse cuatro décadas del
movimiento estudiantil de 1968. En ese marco resulta esencial preguntarse sobre sus alcances
frente a los acontecimientos que vive el mundo contemporáneo, modelado en gran parte por las
ideas de Occidente.
un
Si el 68 se estableció como un movimiento para cuestionar las bases económicas y sociales de
Occidente, hoy día resulta interesante retomar algunos de estos planteamientos a fin de
redimensionarlos desde el marco de las tecnologías digitales.
C
om
Tales interrogantes son importantes porque la cultura occidental irriga más allá de sus fronteras
geográficas a buena parte de las mentalidades del mundo, sin olvidar, desde luego, la existencia de
culturas vernáculas que la cuestionan fuertemente.
ex
ic
an
a
de
El mundo occidental se ha caracterizado por el avance de la ciencia, la tecnología y la economía
aplicadas al desarrollo del capital donde la plusvalía es lo más importante. Sin embargo, el bienestar
alcanzado hasta ahora en tales sociedades ha conducido a un bienestar material pero no psicológico.
Estas sociedades han generado a nivel cultural y social un individualismo que gradualmente ha
llevado a los ciudadanos a situaciones de aislamiento. A pesar de las expectativas creadas en la
economía del mercado, se ha visto que ésta no va a solucionar los problemas que hoy día vive gran
parte del mundo.
ev
is
ta
M
¿Qué papel tiene la tecnología en este proceso de crisis? ¿Hacia dónde van los inventos y las
innovaciones? ¿Hasta dónde pueden facilitar un giro para crear un nuevo tipo de sociedad, esa
sociedad que tanto anhelaba el movimiento del 68 y que hasta ahora no se ha visto surgir? Más allá
de la fascinación que ejercen las plataformas sociales (Facebbok, Myspace, You Tube), ¿realmente
logra superarse el individualismo de los usuarios y formar verdaderas comunidades de aprendizaje?
¿Es suficiente estar conectado para hablar de una nueva ciudadanía?
R
En el mundo contemporáneo resulta imprescindible evaluar el papel estratégico que tienen la
ciencia y la tecnología. Un hecho es contundente: son pocos los humanistas que conocen a fondo sus
vericuetos, y son pocos también los jóvenes que estudian las ciencias duras a fin de contar con las
bases para, a partir de ellas, crear una sociedad más abierta, más plural y más justa.
Pensar la tecnología de información nos lleva a considerar tres tiempos para comprenderla: pasado,
presente y futuro. Aquí nos ejercitaremos en pensar en tiempo futuro. Por ejemplo, mucho se habla
en el ámbito virtual del principio de inmersión tecnológica, es decir, del potencial que existe para
aproximar la tecnología al cuerpo. Esa es una de las grandes tendencias del proceso de innovación
tecnológica que cada día se hace más presente en la sociedad contemporánea, bajo la influencia de
Occidente. Las primeras muestras están ahí: teléfonos celulares que van adheridos a la oreja y que
tal vez en unos años más ni siquiera sean perceptibles a simple vista. Entonces ya no estaríamos
hablando de una inmersión tecnológica sino de una fusión cuerpo-tecnología: embodiement es el
concepto exacto en inglés.
Revista Mexicana de Comunicación
http://mexicanadecomunicacion.com.mx/rmc/2008/03/08/cuarenta-anos-despues-del-68/
Cuarenta años después del 68
Revista Mexicana de Comunicación
Carmen Gómez Mont
Se observa también la proliferación de gadgets que permiten bajar música y por medio de un par de
audífonos aislarse del entorno, y tantas otras innovaciones que parecen no tener límite conforme
avanza el tiempo.
Lo que vale la pena destacar es que el uso de las TIC incluyen no sólo razones de mercado o de
innovación, sino valores, creencias y sentimientos, como bien lo señala James Woodhuyssen. Estas
tecnologías reflejan así nuestra forma de ser y de pensar. Sin duda, la manera de usar un celular
revela mucho del carácter de una persona: son nuevas formas de crear la identidad personal o
grupal. Para ser capaces de ver esa nueva dimensión de la ciudadanía a nivel local y mundial, es
fundamental construir una visión crítica de las mismas.
un
ic
ac
ió
n
Una de las innovaciones que más revuelo ha causado desde el 2006 se conoce como la camiseta de
CuteCircuits; se trata de mandar abrazos por bluetooth vía celular a amigos que tienen puesta una
camiseta con sensores. De esa manera se simula el abrazo entre amigos, y se pueden enviar varias
veces siempre y cuando quien la reciba tenga puesta dicha camiseta y cuente con el software
adecuado. Así estamos entrando en una relación tecnología-sentimientos que realmente es novedosa,
por no decir escandalosa.
C
om
Aunque hay quienes dicen que no se trata de reemplazar el contacto humano, a la larga se sabe que
dicha innovación encontrará múltiples aplicaciones que pueden llegar más allá de sus nobles
intenciones originales. Si se parte del hecho de que un ser humano para sentirse bien necesita ser
tocado 70 veces al día, ¿podrían esas camisetas resultar ideales para reestablecer el equilibrio
emocional en las aisladas sociedades de Occidente?
an
a
de
El problema es que la tecnología y el usuario van quedando enajenados del contexto de creación, de
la misma manera que el siglo XIX aislaba al trabajador frente a la máquina de vapor. En esos años se
le veía como un medio para proporcionar fuerza de trabajo a la máquina, es decir: como dos manos
que hacían mover a los telares, por ejemplo.
R
ev
is
ta
M
ex
ic
Lo que habría que preguntarse, dos siglos después y a partir de los planteamientos del 68, es si al
trabajador de la informática realmente se le proporcionan claves para ser más libre ante los
sistemas digitalizados o si la tecnología contribuye a formar seres más racionales al introducirlos
dentro de la organización lógica racional de los sistemas, como bien lo señalaba ya Heidegger, con
las consecuencias de incomunicación y aislamiento que la mayoría de nosotros constatamos en
nuestra vida cotidiana.
Revista Mexicana de Comunicación
http://mexicanadecomunicacion.com.mx/rmc/2008/03/08/cuarenta-anos-despues-del-68/
Descargar
Fichas aleatorios
Prueba

4 Tarjetas Arthas Quinzel

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

notas de enfermeria

0 Tarjetas Karen LCHB

free fire garena

1 Tarjetas Rene Jonathan Ramos Reyes

Crear fichas