Al público : documentos sobre la causa seguida al señor Juan

Anuncio
J~L
])lJBLICO.
¡;nGOTA
i85U.
"Las víctimas call1lIllliad3.'! tienen derecho a no
ser jwgadas por los 'que las 8:obrevivan sino con pl&no [email protected]:úento de los 4~chosque ejecutarotl." t ....
~,:
-.
\
.
RIARDO~'
C.
;. - ·i .''':
,~~.: -\
AL PUB L 1e o.
DespUC8
de lll\ber pCl'8eguido con la feroei(lad de una pant~ra el
Sr. Juan Silva l\ mi hermano lli('ardo, i B!lc1'ifieadoBUexistfmeia a
sus bmtalcs instintos, quiso de~:mna1' i aun eaptarse la opiuion
esCIl8ando su crimen eon la obli(r:tJa (lef(,ll~a <lel honor de ~n ('asa
villanl\mentc ofendido, segnn é[ por mi hl'I'mallO, ('on tal objeto
publicó una historia a Sl1ll1odo, ,'le 11\."relaciolles amorosas de mi
hennano con su hija'la señorit)~ Mercedes, i de Sil enemistad, hnciéndola depender únicamente <lcque Hieanlo hnbicsc fecundado
01 seno de su hija, engaíiándola vilmellte con promesa de casamiento que rehusara despues c1I1nplir.
En con!\t'l'uencia, mi hermano no Rolo em sacrificado sino <le~honrado, i Hilva apllrccia (,OTJI')1111adalid <lel 111.1101'
<1('la." donce111\.<;,
C0ll10un caballero sin mi(',b j sill l'I'l'I'<wh(', digllo Illa~ bien
(lile de castigo o de desprecio, de l1ua gniJ'llald:t; pel'o no es así,
i yo 'lue pl1ed() resp(lllder ('011":lllal 1'001lleimiellto dI' lo~ ¡",,'I,o~ dI:
la nunca d"slllcntida hidalgnia de mi hl'l'lll:tllo, \'e'I~O IlIli a <I,·felldl'1' su memoria i a dc~('ol'~('r 1'1\"(~lotra." 1'11'1.1:\' <¡ya ~I' h" 1'1'0ptlesto apa!'ecer eOIl)I)lllHI .~ran 1igl.lrn, COl1l0ti,·! it('r"\,~de la 1I1;,r:d
i dd d,,},(,I', r 10 hag'O ~illlpklll('flt(' p''>!'d"j"'llaer la memoria de
mi herlllano, i l'0!"jlle el púl,lico juzgtW Coll esact,) eunoeimil'flto
sobro n~ hllOho de t!'ájiea rC(,OI'dacioll i (11't!':L"ceflucntal influencia
social ~egulI el p\lnu. de vist.a que se adopte para examinarlo.
Que Hea absuelto o eOfldcllado Silva, flO illl]l'.llta liada par:l mí
eOTllopara mi familia, que fiel al rcetwl'l.lo de la alma jClIer(l~1l ,jp
Iticanto, 11') piue vellg-allza, i '¡lll' se, rontvnta ('011'jllB el nombt,(,
de este quede entro ~\lHallligo~ ('St:Cllto de ~olllbras " dI' dnda~ sobre su camcter. Tal Vi; el IÍni,,(, objeto de est.a 1'1I},lie<l,cioll.
El Sr. Silva 1/.1) 1m sid" (',/sud" 1I1I1Ica: la ~vl\Orit.a Mercedes, heroina de c8ta trajedia, ('~ hija dI' la sl'fio!':! 'lile era esposa de nn
Rr. Y('P"~, (lile halJielldll ab:mdl'lIado a Sil ('~pOS()l'lIli.'rmo, cont.rajo relaciOI\l'S con Silva i tuvo vari:L" hijas: pan'('c ()\le aUII ('1\ la
partida de },autismo de l\Ier('('(¡('s, S(' 1(' da pOI' r:vlr(' a Yere>; que
era el marido de ~I\ madl'(" E~bsellol'i(;t, pOI' 1,lr:! p;(l'k, e.!lenta
ya mas (le 22 años de (·(bol.
-4Estas dos circunstancias dan materia a mllcllas reflexiones en
contra de Silva, en su calidad de héroe de la moral, i disminuyen,
si no ~in~.n .. cornpl~t&men~.e.Ia. c..ulpabilidad Ae,mi hermano.
No sHmtaLiel,t a Silvacsa ,c~tJ'~na suseept~lJ(lad en plinto a
honra dcsU,t'ámilia, cuando óhlii~
le flió un o~íjen'impuro i un
recuerdo te&t6dor. Lfl.ll1orali(ladde'ios hijos dePende casi siempre
de haber aspirado desde la infanc:ia:cl amhiente de la virtud, i del
ejemplo continuado dc sus padres. Habia Silva provist<>así al porvenir de sns hijos?
Que contcste él mislllO.
.Pero la edad de la ol'íiorita. que ·Sih'u ha tenido buen cuidado
de no mencionar, ('S c·lhcdlO lilas importante para la defensa de
mi hcrmano. l' na \I\I.jer a los 2:! años, si no ma~, no es seducida
ni con palabras Sa''1';\!lll'lIlales.El CÓdigo penal <Illc no peca por
induljcntl', sino que al ('ontl'al'io es lllui severo en la ealific¡¡.cioade
las accionespuniblcs, no admite q~e haj'a 6educcion.por I6ei:J.io
Eln.~a.ñOll
o ~ivas sino h~ta.'os 1~ M.OS: deahi P~ra litllanM.ni
en~ en delito la provocaclOD I reahzaclOD .de la ll,8HJi1l de lClll lBdividuos de diferonte sexo.
Mi hermano no tendria diseulpa si en elllid~d de amiga él ••
ella, hubiera inspirado amor i en seguida abusa.dode ese sentimiéftro en Ulla jóven do ménos de 18 aliOB, porque a e!l8 edaepuede
abusa.r~de la inoconcia i sencillez; pero despucs <}¡eIQs· 22 añoe las
mujeres 110 son seduciullt!por nada, i si hacen a a1~no d\loefío 4e
ilQi> ellrJllltos, lo haccn. sin dllda, por voluntad decidida. d~ hac6l'lo j tal vez por presioll natural uresistible.
Así, esto solo justifica a mi hermllw. de que h\lhi!l8e ~o
tina
prOlDcsa <¡\leno cumpliera; i ahí C8tB. a ()o~\i.nliacio8!adccl&nllcio~ ue la señorita MI'reedes, 'lile teniendo que vencer ID.~
diicultadcB de !iU pos~i(ln, bien daramente reconoce. su fl8pontaMi-dad i la manera como ella jUlIgabade 81:1 porvenir.
Aun cualloo un hombre diga a una mujer de m3l!de, 2~ aPoa
~ está. di:¡.pue¡¡t,()a caSlU1>e con ella, eilÚl. 110 puede ~irse
&edu~a o engañada, pues ql1e a C63 edad ¡jaba bien lo que le oumple
hacer álltes i despueli1de casada. 1un ~dra que tiene la desgMr
~ia de 'lIle Utll1oh.ija.
se e~travíe a es" edlLd,puede poperla 011 la ClIr
Ue, per(;) OQ realidad no puede proteDd&~tj~r
ellt&falta ~
un amatlte, oolll0tÍendo un crímen, ni de la mISma mlll~
1Jtl6 ilÍ
li0 katara de \lBa niña inocente o c4ndida, porqno d CI)6O es enteramente di&tinto. En el primero la, ~tUI'~1I&
es la principal
~b1e,
.A oontinuaeiQn, c<>notros documentoa, doi publicidad a la <leclaracion de la. señorita Mercedes, de cuyo relato "parece que mi
henna.no ~ eOlldl.lj<>
con tal hidalgwa, que no <¡uiso qitC &eocultaran sus. relaciones con ella a Silva, probablemente para quo Ñ
,!ueria pusiera l()!;medios de cortarlllllj que no ~ cierto que JU..
cardo la aut<>rizarapara decir a su padre que 3e casaria con el1a.,
i qne ella jam.as.pc~8Ó ni. pretcnJi~ que él h.ic~ra eso, fU~auuque se 1.0habla mdicado tl'es aUQ6ij.lltes,.no habl& d&kI unportaDcia. a ese dicho.-(Documento marcMÓ con 1"1~'A).
"e
-5A:ail mih~álm
no ha sido un ~r;
él no éngal\ó, M se
prevalió de nada para obtener lo;; favores de la hija 00 Silva; i
CIlte ha tenido 80Ma de oportunidad
para evitar las com~ecuencilUl.
Que Silva v¡vie!".! cn PaI'e i pUl' influjo de Ricardo viniera a V éI~ no arguye nada en coutra de ('ste, porque si tomó empeño en
tra6l'10, no fué al priucipio con Ilingnna intencioll ~iniestra, pues
que aUR PlU\Ó mncho tiempo ánte~ de que {» cultivara SIlSrelacioDel!oollMerc~e!l,
i qne csta.'lad(luirierangraverlad.
Inrlujéronlo 8
ello motivOtl de consirleraeion ácia esa.'\niña.'\ hija.'\ de Silva,que habiendo crccido en Bogotá, no podian vÍ\,ir a¡:'>Tadablcmente privadas de toda sociedad.
Ricardo !\alió de esta ciutlad el 1.0 de setiembre último, habiendo ántes renunciado
la Gobemllcion, en C\1\'O destino se había
granjeado ya la enemistad de Silva, que era 'fc'Sorero, por las repl'@ns~
que 8C había visto obli~ado a hacerle, como aparece
de los documentos marcados con las letras n, CiD.
1 Silva es
hombre que no perdona C8a cla.'\e de injuria.'\ porque es csceslvamente vanidoso.
Apénas hahia salido Ricardo, Silva gUPOel c.'!tado de Sll hija en
San llenito, i do allí mismo marchó para Bogotá en pos de aquel,
d~
1m todas parte,y que iba a matarlo sino se a\"enia a casarse
en el acto con. llU hija. Cuando llegó a Bogotá, ya Ricardo por
avisQe de 8tlll arnigog de esta ciudad i de Cipaquirá, sabm ffl que
este Be disponia -a hacer. Pidiólc una entrevista a Silva, e inmedia-tamente Ricardo se presentó donde este i recibió 8Ccamente l1l
Il9tiflcacion de que o ¡;e C8Ml'a o se preparara a mom.
I>iga tó<W homb.-e de h()ú<lr qué eontestacion habtia dado s una
i~tlitl
Mmca 1 pues esa fué la de mi hermano. Silva qfti.
80 dimmo
roolizar Ifll. amenaza, pero hahiénuole observado mi
hermano que estaba en !lU casa i sin armas, i qne ese seria un MesÍ1ulto cobarde, Silva cOIl8intió en dejar!o salir, repitiéndole que se
prepar&l'8 porque lo mataría.
lticaroo rió mego a dos de sus amigos. para cOllslIltarles lo que
debía hacer i para" quc a su nombre áesafiaran a Silva, dejando a
CAtefijar t<Xhlfl 11\.'\ eOlHlieiones cid duelo, creyendo desannarlo con
deje~ tiTll.r &obre el J¡asta tres veces, i e\'itando así un escándalo
en"·oaIk
i una publicidad que afectaria mucho a la familia. Pero kl8 8mi~
consultados juzgaron que él no tenia derecho de
desafiar i se propU8ieron trabajar por obtener por un medio indi~
nato que Silva conviniera en desafiar a Ricardo, en vez de ataca.rlo _ la calk>~ en CtlY-oC'aSOla eUe8tion variaba de &.'\pecto,no o~'
tIRite c¡ft ~l propósito ue Vallégas, de no tirar sobre Silva, arredtwbaa kla pretluntos testigos, porque equivalia a ir a presenciar la
muerte cierta de un amigo. Dábansc en este sentido algunoR pasos, i dieculTi8t\6 sobre lo que podría hacerse, cuando se present~
d. parte do Silv8. el 81'. Ant()nio Cerafin NÍltes, quien dijo talC8
C08aB 8. Ricardo, 'lile C::ltedió por arreglado i concluido
el negocio
deGlarándoloMi
incontinenti '8 sus dos amigos qnc esperaban por
allí ~
él resultado de eMIl" oonferencia.
U1l0 do ell06 vió po!terionn~ntc sobre la mesa de escribi!' de
-6Rical'olo, una carta l'orrada, l'Otulada-" Sr. Juan Sil\'ll." Vt!kz.
J en etecto, Silva Ill~bia re~reMdo para V élez al dia !liguicntc de
la conferencia de Nátcs con Ricardo. F..sta ('S la histMia verdadera
de los preámbulos de un duelo, anteriores a la partida de Sih'a
para V élez, i 'luC no dehcn (:onfnudirse con otrOS heehos relativo;;
tambi"n a duel'l, pero posteriores al regrew de f'ilva a. Bogotá.
1<:0; de notarse 'Iue habiendo uno dI: los amigos eOllf\\lltados por
Ricardo, desp\1l,'s de larga ,'onversacion sobre el negocio, díehole:
" AUlHIU('uo eonOZl'O la seriorita, supongo '11lc apesar ole 111.
debilidad cometida, no s('r;'< dd todo indigna de su mano, i entóllcel'.
por <¡ué no eaSLrse i evitar Illolesti1LO,tanto mas cllanto que si el
padre la despi,k al fin ha de hacerlo U:' Ricardo contestÓ con
mUl:ha !lat nralidad: "E"o seria lo de méuo8, tanto lilas cuant ••
,¡tw estoi entr:LIIdo ('11 edad madura, pero desplles de 'lile este bruto ha venido dicicndo por toda¡; partes (lile viene a matarlIle sino
IIlC caso ¿ cómo <Juier(· U. 'Jue yo lo hiciera ¡;in túncr que quedar
(:OlTiJo auu cu prcsclH',ia dc S\1hija, quc llO creel'ia. que lllehabia.
casado sino por miedo? Vale mas que me maten mil veces. Si
mc ('asara ahora con ~Jerccd('~, no podría volver a salir a 111.
calle."
R~to pl'llcha <JIWsi Silva no hubiem obrado tan brU8CllJllCnte, el
ncgocio l!abría podido alTe~larsc a 1m satisfaccion, i prueba talllhien por ilHlu(:cion lIat ural, 'Iue ('s falso ,¡ne contestara. eon burla.'l,
comO la <lc <¡nc esperaba para ('aSal'se abrir el canal interocéanico,
pues Ricardo trató siemprc con seriedad i Cil'culInpeccion este
aSllnto.
Vne!t{) f'ilva a llop:ot.á, no huho paso (locoroso que no se,dicra
pam evitar el lance, pero no fuó po»ible desviar la pante~413 la
prosa, pucs '1ue (~ndelinitinl, la lllltm;tlaJ que pudo' cllccrrli!'1a, no.
'luiso haccrlo, i db ú,nSUJIlÓ 8\1 fcroz intento,-(V
éalIsc los docu-,
IIwnto» marcados eonlas letras E, Fin.)
El C;obcl'lla.!oI' habia sido adwrtido por el Sl',lJrbano
}'radil1a, pero ese C;o¡'cl'llad'lI' 'jlle dcS('nlerrÓ la lei de policía para pers<'g"ni¡' i haccr l'leceione¡; no la 'juiso ('.Íccutar para salvar a mi
, hcrmano, El artÍeulo 7a
ella, le imponc a l-ll'omo a t{¡(los los.
('mplcados d(' polida "d dd",!' de impedi!' las riJias o pclcas,i
cualcslluil'ra a¡.!;rl.'siolll'>o a!("'osías de los indi\'id\llJs, IIUOScontra'
ot.ros," A ('sic lin, sus jcf,'s ('st:'lII autoriz:vlos pam exijit U1l8
za de g-uardar la paz, :1 los 'jUl~ int.elIt.en r('flir i a los qUé amenacen a otro eoll eual'lui,'!' ldtn~j(', o ado de violcncia.
Cuan.! •• llaya fUlldados )l}oti\ os para cn'cr ,{ue se insiste en pelcar, o cn han'l' ultraje ., vi"leneia a otro, el que no ,Iiel'e I~ fianza exijida, pu,:de ~l'r arrestado hasta (l\le la presellte, o bast~ qJ.lO
hayan tll·sapareeido los llIo¡,i\o~ para creer que ~e pel'sistccn IOij
malos illt"lIto~,"
El Gol'l'l'IIadol' !lO hizo nada de e~t{), porque la vida de mi l1e,I'mauo uo le importaba un blcdo ni a. ólni a su partido.lnfames!
Para t.ermiulIr c8te ('s('rito dl'ho solo llallllLr la atcllcioll del JceÍA)1' a la.~ piezas 'I\le publico eon rclacion a las reprimcndas
que. mi
}WI'IllanO, cn calidad dI' Gobernador, dirijió al Tesorero Silva, por
~u iueptitud;
reprimcndas que, conocido el caráct\Jr de Silva, ha-
,L
rnm-
-7cen creer que el rencor que ellas produjeran, tuviera mas parte de
lo que parece en el crímen que peIpetr6.
Ahora falle el público que a buen seguro que no condenará la
memoria de mi noblc hcrmano, únicamente respon1\ll.blede una
falta comun, quizá mil vcce~ comctida por el mismo Silva; i en
cuanto al castigo de estc, no es la f.unilia de Yanégas, su víctima,
quien lo pedirá: a ella le basta entregado a 108 remordimiento!>
de su conciencia i al suplicio de qnc todos los que pascn por cerca
digan: "ahí va una fiera '-iuequil'O di~frazarsc de adalid de la
moral."
Pero Bedirá: "Vau(>gas tiró primero sobre Hilva." 1 yo pregunto: i quién que ~abc que el (IUCse le accrca., viene resuelto a
matarlo, e~pera que esto snceda, ~in prevenir el golpc, dando primero muerte a su agresor ~ Ricardo sabia (Iue Silva lo mataria indudablemcnte,i yo no s6 <IuChaya alguno que sabicndo <lueUIIOviene a.l¡latarlo,uo tire primero: habrá JIlucllt)H(IIICdirán cuando nadie
108 persigue, que esperarian ; pero no hai nadie que lo ha~a. Hicardo Babia que tenia <fuehabérselas con nn hombre feroz, i cuando
una fiera ataca, nadIe se resuelve a esperarla inocentemente. 1que
Ricardo no tenia nada que aguardar de Silva, lo prucba el hecllO
confesado por este en la dcclaracion (¡ue dib sobre el cadáver de
su víctimll, diciendo que dcspue8 de haherle dauo U1ltiro, como
cayera Y Rnégas i trat:U'Rde reha<:ersc, le diÓuna pui'íalada.-(Documento letra n.)
Esa puñalada dada sobre el <¡ueesta1a caido, dice claramente
cuál e.'lel carácter de Silva, quc adema." declarÓ haber matado
premeditadamente.
De los documentos marcados con las letras E,}<' i e, aparece
que mi hermano se valiÓdc todo~ los medios posibles para evitar
versc en la necesidad .11' ofcmler h Silva, i <¡ucno resolvió hacerlo
sino despues que creyó (Iue había adquirido pleno derecho para
ello, solamente en eIlÍltimo ca:;o,i por salrar su propia vida en el
achl de un ataque, cn la calle, de Silva contra l'!.
Lo~ docuIllentDs que pul.lico completan la relacion esaeta y'ue
es preciso conozca el púhlico para que pucda rallar en esta euestion, i revelando la situacioll t'n 'jue se hallal,a mi heml!lIlo, su
conducta i sus intcncioncs, cOIllprul'ban la c1l'vacion i nobleza <le
su carácter.
SÓ Lien que 110solo hubo a:mz;ldol'c;:,dc Hjlva, sin" (lue ha habido Illuehos eobal'dt·s qne han (:¡']chl'ado el ~llces", p'()l'(juepor
desgracia Imi todavía mucha Lal'haric ('Il lIuestras eost\lmbn~H,i
sobre todo, muchos instintos ti(, ("I'uelda,lj de {.dio, i hai el/razoncs
cstlllcialmentc pencr~os (¡ue se alegran de todo sue('~otrájieo, de
todo mal causado a la.llpersonas i a las familia!!.'*
Vélez, 8 de diciembre de 185(;.
J ORE M. V ANEGAS
•• Los documentos contenidos cn
rlln
en el espediente
formado contra '"
las pltjinas
SI'. JURIl
1
V ANEGAR
•
n, 10, 11, 12 i l:l, no figll:'>ilvu.
DOCUMENTOB.
(A)
En seguida el Sr. Juez, por ante mi el Secretario, previa lectura de loe
artículos corl'eBl,><mdlentellde la leí. 1,' pnrte .,' tl'lltado 2.· R. G, le reeibi6
jUl'llmento a la Scñol'a Mercedes Sil Vil, qulcn uaJo ;¡u gravedod fué in~rrogada conformc a la.. citas que le resultan de la declaraeion del Sr. JU1ID 11.
Silva, anteriormente
inserta, i espuso: que es cierto que el Sr. Ricardo VaD~gaA estuvo en 11\ casa de el\mpo de su padte el Sr. Juan B. Sil,,&, por primen vez hace mas de tres años, que la llllponente ya eonoeia al Sr. Vanégaa
i tenis simp&till8 por ~I, llabiendo al miAmo ti~mpo por boca de·aIguna¡¡ P'l'son lIS, que él tambienlas tenia por ella, lo que tIWlliien pudo conocer la Q1le
declara, en la espresada visita:- (lue porque se 111dijo su padre Sllpo q1le
Vllnógas tomó interes con él para que aceptara el empleo de ])ip\ltado a la
Cámal'a provincial, i mas tarde el 00 Administrador
del Te!!Ol'OprMinellll,
IUlbiendo repul\'Ilado la aeeptacion del primer cm~eo, porque aabe que impidió que le die¡,an en el distrito de Pare los votos de 108 elector~
i q~
respecto dcl segundo ,!Pstino no sahe si lo repugnarfl\ o no: - que una vu
aceptado el destino dI' Diputado por su padre, se vino a Y élez con la eapo~
i 1&8d08 hermanas de esta: - que la esponente no recuerda que su
padre le hubiera dicbo '11/,(1 no 4Ceptaba ~ destino de AdmInistnuSor por
evital'8e las molestias que puttteran proporeionárscle
pQT coll8eéuenti& ••••
simpatla que eristia. entre Vanégas i la que dccl.ara.; -que es ciertoqlJlll!esde rccien llegadas a esta ciudad, el esprosado Van~ga8 le dijo a la <leelanin~
que no hiciera misterio de SItS amores, con su padre, PERO QUX NOES CInTO
QUX V ANKGAB LA HUBn:l\A. AUTORIZADO PARA QUE LI! DI/XlIA A SU PADRII QtT_ Li:
IIAlllA orBSCIDO
su llANO, que para lo que la /Jutori~6 jid para d&Jirle lo fW
habia entre los d<;¡¡, .•i 8e lo pre.r¡untaba, i qU4! 14 ~p<YMnJ,e delld6 - fWÍ"~pí4
le signific6 a llU padre las Telaci<me3 amoT084A que había entTe ella i V (Jt¿éga .•, peTO que (ué de.~pues de haber aceptado 6U padre el de.tino de Adminui-rador qtu !e dijo TU Ricardo la había uutnriiado p,ara que 110 le ocultara
nada a. dielw su padre :-que
de ••plles do la ultima revoluclOO, VaIlÓglUleontinl\ó visitando la ca~, i en e~ época sabe qua 811 pa.dre IlovtOriB.
a la Señora Dionisia Olarte para que le dijera a RiClU'do qllll no roI~ ••
su casa sino cuando él e¡>.tuviel'1'en ella; cuya autonzaeion
le retirli porquo
pensaba tener Illl\!. conferencia con Ricardo, pero que dicha l:llefiol'll.Ola"rto
h¡'~o uso de la autorillllCion dieiéndole a Rill8rdo que no volviera nunca a
CI&8&
del padre de la osponente: - que f'aDe que su padre 1 Ricardo tllVieÑI1
la conferellcÍa en casa del Sr. }'raneiRCo V árga8 Uabrt'jo i qu.e despuCll de
esto, que tuvo lug&t' en octubre del año pasado, Vlluégas no volvió ~ la
Cl\.'lI\
del Sr. Silvll. su padre: - que es cierto que despues de esto, 1!11 plI.dre
les prohibió 11 la declarante i sus hermanas que salieran Rolll8 a la calle,que es cierto que últimamente se ~epa •••b& de la presencia de tlU- padre,
porque este le hahia prohibido que le hablara;
que teniendo nece8ida'd de
8ll.lir fuera de esta ciudad, su padre le proporcionó el viaje, p&m &'n Bel\Íto,
el que verificó en compañia de la St>fiora Jenovcva Van6gas 1 de la sordo.. .,
muda TránilÍto Van6gas; 'lue durante su pennanencia
en San Benito, fué
su padre dos oe8.lliQnes,.I/l UllJl,'él 2&·,de agosto del comente año i la otra
el 7 de 8etiembre siguiente, i tanto en la una como en Ja. otra vez, vió i
lW»6 a su plIlkc.-En eate est.ado ~egó
la ¡J,eclarl\llte
que ~ ~~\O por
-
n·-
cl Sr, V llIulgas cra cntt'rllmt'nte del!Í¡ltt~l'C8ado, pues jamas pensó ni pretendió que aquel Re casase ,'Oll ella; que el .efior V anógalllt, prometió a la que
declara eaSlln<e con ella, pf ro 'l'U: c01/tl'rl'1ulió que él "acia e,.to con el csc!tait'O
objeto de q1U .m papá no la molestara.- que ~ta ofn'ta se la hizo ahora Irca
aii08 'cua1uW estaba mui ¡¡-jo,. de ,xiiir de la declar(",te 7Uula glu pudiera
des/umrrtrla ;--<¡Ilela (kpOlll'llte 8e \'Íó ellla ne"csidad de rl'\'clarlc a su padre
esta oferta. de Vanégas con el fin de C\'ital'se las rooll'stias que le proporcionaba por sus relariones con Ricardo.-Que es inuyor de nintiun años, soltera
1'ftcina de eStll ciudad. Que esto cs la verdad.-Leida
'lue le fué su declaraclon dijo ser la misma que ha dado. 1 se advierte que csta dec1nraelon fué
dada. 1'01 la Hciiora Silva. e!lpontáneamcnte despllcs de hllberle manifestado
el Sr. Juoz que ella estaba en el dcrecho de no decla1'llr si no querla, conforme a la lej, i si cakulaha que en die ha declaracion buhiol'll. algo contn. su
padre.-HrrnR con el señor Juez por >lnte mi d Rceretario.
Manu.el ll. Ei<[!!«:/rtl.-.JJucedc8
Silva.-L1Ú(l.~ R. Vil.lafrade1r.
(TI)
&p/Í/Jlica de la NI/.eN/, Urmwda.-Gvbernadon
- Vélez, agl~\t() 10 de 18M.
&lilor Administrador
de liS prQvi1U:ia.-N.o
114-.
dcl Tesoro provincial:
Devuelvo a U. el cnalll'o quc vino adjunto a su nota tl.· csta feclm si.n
número, i cspero que Rca )l\ Última \',,1. qut.' t¡,¡\¡(a nl'~esiJad de ortlenar lDall
rectificaciones.
X óta:o:p en In palote dp H Ob~el'\"a(.'ít)l1t~~ 11 (PW ~l\ ha. omitido
la sUllla qUl' por contrihncion
l\dl'u,lan 10R1lt'l'c"¡"I'OS tic José Antonio Olarte i Cárlos Garzon, i (',< hUUlanl\lllCuk imposible el quc la (,obeMlacioIl pueda solicitar ,'ondlll"wion por lo <[ut.'.c aden<la <le ,'ontribncion en anos anteriores, si 110 sc sal", a punto fijo qué es lo quc estil a cargo de los distritos i qué a cargo d" 10< responsables, dat.o nece!!tlrio para pre8éntRr a lB
¡.ejlslatura 01 proyecto respecw de coR4osacion. - Jo:ste deepa.chu se vé
fo~do una vez W&Ij 3 enecarecer al Reñol' Administrador un poco de 11111~ esO1'!JpuIosldad en ins informes. Comparado el dc (Iue se tr&ta, con el ('lIIlUro
• ejeoucioDcs libndll8 contra los deudores al Te.~oro provincial i qUt~lMlpa116.• JIli DeRpacho en di:~, antcl-ioreH, lit! nota Uua fla~antc •...
ontradieoiGa.
~
f!t llno est~n comJ)l'(·udidoH Garzou i OIarte o sus heredel'Oll. i en el otro
11.0; i de \lAta manel'll. 110 lmede Haherse euál8ca la. verdad. - Para en lo MIllll$ivo el Sefior Administrador ~lIlll'dará. un IcngUllje IIl&8respetUOllO al diriJil'lJe al priwer Majistrado de la provincia.
&1 e.ervidor,
RW ..umo Y Al'lKGAll.
n-o
lWpública de la Nu,clla Granada. -Adrnini,ytrari"n
,!,neral del
fWtJftn<ñal. - V.!la, arJoxto lO de 1856. - N1Í)1(-rro 44.
Al sefíor Gobernador de la Pl'OviIll'ia.
Remito de nncvo lt so Despacho el Cl1.11h-O,'C)l\las modificaciones que
me indica cn HUnot.lluÍ1mCI'O Il-l. i creo qne uo Herillll Última vez que tendré que aguardar brdeBe;; de la {;o!)ernaeÍon pal'll IHlI'er nucva.. reeti/icllciones, porque no fio ui en mi saber ui eu mi memoria. -T"mbien
reproduzco de nuevo el contenido ,le los do, Últimos c"pitulos de mi oficio anterior,
POl'qUe tengo la conviccion de no haber plUlado 10.. límit.el\ que 1& oortesa.aeIaIlI a 108 empleados tlubaltl'rnOll cuando 8e dirijen a las altlitl antori.
WIlII.
SIn embarf!,'o, si la GOhernllcion juzga que hl' faltado & mi dcbe!'
por que hice alguna.. ohservadon"g en mi olicio dc c.<la fecha irin número,
pltIlde promover un juicio por irrespetoa.
~:stoi re;igUAdo II sufrir todas
lMlIla!&s cODSecuenciaa quc de él pl10dan cmanar.
8ei de U, mui Mento servido,'.
JUAN B. SIL
E6 oopi&, q1le /le dá a solicitud vllI'baI delseñol' Josó ltarf& Va~.
p~ IIll88neia MI Secretarw de la ~rB1lt'lon,
El Oficial ma~'or,
LP:O¡¡lDASEstUDA.
V"'.
10
(e)
de la Nuua 01'a1l.ada.-Gobernacion de la provincia.-Número
Vfll'Z, 10 de arlostu de 1856.
Señor Administradur d,'] Tesoro provincial.
Oportunamente se pidieron a esa oficina todos los dat08 que debia suministrar para traomitirJos a la Lojislatura provincial; i de ellos lO!!que han
sido dado. vini"ron COIl l'rrOI'es que fué preciso rectificar. Una vez rectificados i ereyéndo]os cxactos la Goberlladon, como debieron hllberlo estado
desde su orijen, se ernper.ó a !imnar el "Informe"
sobre el estado de la
provincia 'Iue .Id)e pre,clltal-,;e a la Lrjislatura clllcándolo, en la parte relati va a ]a situaeion fiscal, sobre los datos dados por la oficina de su cargo; i
cuando ya estaban t",los 1M trabajos adelantados, cuando estaba. formado
cl "Prcsupuesto de rentas i gasto"," se viene a. advertir en "¡speras ya de
reunirse aquella Corporacion, <¡uc en el cuadro enviado por U, sobre créditos al'livos reconocidos:l favor del Tesoro, se ha omitido la eOllJ!iderable
Slllntl.de cinco mil quinicntos pe,"os, poco mas o ménos, que adeuda a él
Vicente Gólllez Acevcdo.-l'ol'
tanto, devuelvo a U. dicho cuadro pa.ra que
se haga. la rectificacion dé! e1\80,para que se hagan de um> vez todaalaa
demas que sean neccsarias, i para que defuútívarnente bien formado, se
envíe a est.e Despacho.-Son
las ocho de la' mañana i para las cinco de la
tarde de estc día debo tener a la vista el antecedente para empezar a rehacer todo lo hecho, i para que PUCdllcste Despacho cumplir con sus deberes,
presentando a la L,~islatnra el infol"lJ1Cnecesario el di:l de su iustalacíon.
RH:AILDO
V ANF.(JAS.
Rep.íblíea
113.-
R~pÚ¿Zi~a J~la _~'lle"a (;rrtlwrla.-Administr(U"iun
del TcsO'I'oprovincial.Vél"z, lO de afjo8tu de 1856.
Al señor Gobernador de In provincia.
Uemito a U. el cuadro modificado que me incluyó a su oficio de hoi,
número 11a, advirtiendo que en el af'chivo de mí eargo no hai ma8 dato
que compruche que Vicente (iÚlllez Acevedo debe a 1118rentas provi'l'lcililell,
sino una escritura en la '1u" se ascg'uran tres mil seiscientos pesos, pal'll cuyo
cobro se 1m instruido un npoderado en el ranton del Cocui.-EI Administrador mui bien puede slll'cder que no sea a propósito p<lra desempeñar
cumplidamente el destino 'lile act.u:lhnente ejerce, i l'sta sea la causa por
qué los datos <¡ueha suministrado a la Gobernaeion no hayan ido tan esftctos
como ella lo,~<¡uiere, pero \1' hará, Rin duda, la justicia <le creer que en su
manejo no emplea la lIlala r-'.-La (io[¡crnal'Íoll e;;tl1cn su dert'ellO para remover a los empleados «ue crea no lIelllLIl"US dt'ueres, i en el caso presente
puede ohrar l'OlllO,\ biell lo H'ngll, ln:lni!"st{mdose edoBo por lo" intcl'(,ses de
la provincia .
. Hoi de U. mui atento ",'rvidor,
JUAl' SII.\"A.
Es cÚpia quc se da lL"olicitud \'I'l'hal dd interesa.do José M. Vanégas.
llor auseucia. dd ~l'<..'I'('hri() de la Gobernadon,
El Oficial mayor,
J.F.OSll1,\S
ESTJtAllA.
( D)
Scilor Juez ue! Circuito.
Pan\ «ue surta !;\lSefectoo en el juido que se sigue en Bogotá .•obre el
a.qesínato del Sr. Ricardo V",ll{'~as, mi hermano, ,'omo eM notorio, eapero
que U. 81' sirva hacer c'Hllpareel'r i dedarar bajo juramento, próvia.~ las demas formalidades ,1" la lei; i l'on citndoll fiscal:
}.o A 108señores &ipioll
ViUafrades i Leonidas Estradll, sobre lo Biguiente; si Mben, como empleados, el l.. en la Administracion provincial
i el 2.· llomo Contador de la (}obernaeioll, que el Sr. Ricardo Val1égall trlltaba mui mal oficialmente como Gobernador i particularmente al, sr. ,Juan
Silva Administrador del Tesoro de la provincia: si so.ben que CIlte trata·
-1.1IU¡0D.W Indignaba 1\ 8ilm i lo irritllha contl'l\ Hicl\l'(lo; i ¡;¡ ~ahcn, en fln, que
en· los últimos nH'''(~:',k SlI 1lll\Ill'jo d•• In ]JlId •.lllla provincial, Silva 8ufrib
un'fuerte nkallce i Riearllo, tlespues L1c signifkllrl') qllc ,Id,ia renunciar i
.mbrir en ela<·to el déficit que apar('da, r••cOln('IIII6 a Estrada para que le
uijel~' n Rilv:l que de no hacerlo ,1>; lo rcmo"cl'ia d•. SIl .k"tino:
~.o A 108 señores .Fruuds<:.o V á.l'~a." i Aquileu Paren. sobrf.~ l=ií8u.bt:~n qne
nI traer a V é-lez de I'an~ u Sl1~ hijaH el Hr. el Han ~ih'a, ('uando vino (~omo ni..
I'utado provincial, la.~llevó a vivir casi del tOllo a la cas:, L1
•. Hi('{\rdo, estaudo él on ella; i 8i saben que ,¡uranto la revolucioll ,kjó a 811 hij:, Mercedes
tm la nJi:-lJllfL Cl\...-..;a ~ i
S.O A 108 ""iíorl';; L"ouicJas Estr:ula, .\lIlollio ;\1. Huiz i Rdpiou Villafradl):', "obr" "i' Juall Silva daba a 'u hij" ~f"r"l'(les lllui lilal ll'lltnllliento
n. l~OllSC('uenei:t de la:; relnl'iollc~ aJl10rQ8a:-o.qne didla. Señorita tRnia con Ricardo.
Practkndíl~, pítlo qllP se agl'l1l'gucn al procc~o.
Vél"z, nOyiClllJ¡rc·1 tic 18;)6.
Señor ./ncz.
!(,SACIO
YANF.GAS.
Otro ,..f dijo: '111(')O~ ~eñol'(\~ A~ltOuí() María H.ui" i Santiago Flórcz dt.~·
lJen ucdarilr
tamhieu sohre el cOlltenhlo •.le la. ~l~gl1Ild:\ pl'cg'unlil;
j 'IUl', Cl}
consecllcndn., e~p(>r()que el .8eiíol' Juez se ~ir\"a. hacerlas C01l1pu.rcccr en su
ne~pu.cho con tal ollj('(o.
""lez, fl'(,h" UtSllpr;¡.
Rciiol' Juez.
V'_\2'F.UAS.
tJuzYtulo dd C;.rcllito.-I"'ac?, 'l/o/liu/lll/'f'
,> de 18.;,(;.
COI1\Opid", I'I·actí'lUt'St. la .Jilijcucia, I"·"d" l'Íta.-ion dI'! Sefíol' Fiscal, i
hág-aRc comparece!' U.las peJ'~onas que han de declarar, concluido
dt!vuél·
"asc,
ES{;l·~:nRA.- VILLAFItADES.
En el mismo dia hize al S.,iíor Fiscal la citacion que previene
dor auto ¡firma.
GONZAI.EZ.V 1l.LAFRADF.Z.
el a11t,~·
Eu el mismo dia compar,'ciÚ el Rr. AquilN' rarl'll i ,,1 señor ,Tue:r. por
anto mi d Secretario, prévia ¡"dur:\ de los "r¡ ;,,¡¡los ,'orr""pollllienteR d.' la
le; 1.' p'lrte -1,,' tmlado ~.o RC('0l'ilaeion Granadina, l.. rcdl.lió jUl~Jll"nt()
que hizl) couforllH~ ;l Ih~I'\'l'ho, (\ impuesto luego en las preguntas del antc~
rior inh'!'l·oga.tOJ'j(), (~;.;.puso-a.la
2.' 'l'llO le ,·orn'''poll(h •. (¿nI' l'n la ~l'oea 1I '1ne fe refiere la priWf'J'1I
Pllrt •. d" la pregunta, yi.,itando, <'1<¡ue d\'<'I"",,, con mucha fret'ueneill, al
~r. Rkardo Vallt'~g-:IS, "iÚ ("n ea~il.. de l~~te sC'Jiur, IIlUí repetida .." \"(~c('s, a las
8eñorilus hija" del ~r. Silm; pero 'lue JIO1•• consta ningUlHl otra d" j¡u; dr,,~ullP;ta.ncill8 «til!, ('li ~u coneepto, :-,0)) iIHli~tH..'n:-;ahlt·~ parll l'c:-;poudel' d(~ ll.lUL
nlancra:ah!-loluta. i afirmativa a. h pregunta. (}lH.~
eu t'UlllltO:lla parte final
.Ie ellt<, habiéndosl' IlUscntado d" •.,ta 1'1'f)\'ilId" el <¡u•. ,kdara, por todo el
tiempo que domiuaron "n ella los rebcl,ll's d•• lllillldlOciento~
cincuem" i
4'uatro .• no le ('Oll:-;ta. ~u conh'lIido,
pudil'ud,) ~j a~l\.~1ira.l· ha\H'l' teIllll0
('omo 1\1\ heeho l'Íl'rto, por habcrlo oido \l('eil' .1 ral'ii13 1)l'r:-\OIlU~, qlle la. Señorita ~h~l'\'e(lcto\Rilva pertrlaneciÓ
por todo aqud t.Íf'J1lpO en l'-a~a de- la Se·
flora madre del &001' lticn.rdo \rallé~a~. <llli' e:3 mayor dt'! vf.'Íluicinco años,
\'lldno i sin jenerales.-llue
,'"10 es [a vcrd,ttl i til'ma.
~h"FEI.
H. E~Gt:F.RRA •
.AqUi.lf() Parrll.-IJ'f',"t,q
N. ~"';I1(~fn!'¡(',." ~t'crl'tario.
Eh ocho ue 1I0viemhre dd JlIi;;¡no allO l'olllpar''''i,) d f'r. &ipion Villa.frn.J,,~, 11quien el ~r .• Juez, 1"'é\'iaH 111"lorlllali,l:ttle,; ,lPl caso, le recibi" juMllllento 'l"e hizo eonforllle a derecho, i hajo SIl gravedad ofreció decir verdad en lo q\W 8upicre i le fu('l'l' prt~g-uut.atlo, i COlno luanilcgla8c no t,.~ner
vcintiun añoH el ¡,Ir. ,Juez le 1l0lIlh,·Ó flOl' c,,!',ulo!' al ~!'. COHmen. BCDII.'Ítlc~
quien ofreció cumplir fielmente! c011 t;L.lclIl'argo :-jJllp"c~to que fué eu la 1."
pregunta, dijo:
-
12-
Que le con8ta que 01Sr, Ricardu VanégM, GobemadQl' de la pm~
que et'1l en el aiio pl\8ado i parte tlel prcHente, trataba mui JDal oficlllllplClU"
al 8r. Juan Silva en este último período, peJ'O que particulannente
~ Sr.
Vanegas, que siempre i que con todos era comedido, lo trMaba mui b'Jll1l,
pareeien<lo :l.l\íque el Br. VllncgM i el Sr, Silva me.rchablln en buena armonía. olicial i particularmente;
que tarnhien le consta que elite último, como
Administrador
dell'esoro provincial, sufrió un Glcance de mas de mil pe_
80S, en los mes('s de junio o julio en este lliío, el que se apresuró a eúbrir
01 Sr. Silva, venoiendo para ohtener el dinero varias firmas i tomando UD&
anticipacion del Sr. Vicente Camacho a cuenta de lo que este debi& d.rle,
un año dcslmes, por el arriendo de la estancia que el Sr. Silva tieDe en Pare,
que el Sr. Vanégas le 1lCOnStjó que renunciara, que eilto no le COllllta 81D«I
porque lo oyó decir !lO se acucrda a quien, i que no cree que el Sr. V8Il~gas enviara a decir al Sr. Sih'a que si no lo hacia lo removeria del desQl¡o,
porque el Sr. Vanég'as que conocla perfectamente
las oroenanZllll de la provincia, sahia quc el Gobernlldor no podia removerlo j-(jue e8 cierto que SU.
va ~e indignaba por el lIIal tratamiento olicial de Ricardo, como se in<Hgn&
un hombre II quien .e trata mal. (a)
A lo. 3, - que le corresponde.
Que es cierto, porque el Sr. Silva !le lo
decia conRto.ntemente, que 01 trataba mui- mal a su hija Mercedes porque
esta no quería por nllda, degi.tir del afecto o relaciones amorosas que dicha
señorita tenill con Ricardo.-Que
lo c.puesto es la ycrdad-llrmllD declarante i curador por ante mi, con cl Señor Juez.
MANC'EL
Scipion
Villrfrádu_-G'o.,,,e
H.
EsGC'TIUU.
D. BenavílÚz.
Lúca.~ R. Villttfrddez, Secretario.
En diez do novÍl!mbrc de mil ochodcntos cineuenta i seis compareció
el Sr. J.eonidl\.q Estrlldll, a <¡ui,'n el :';1'. ,Jucz, prévias las formalidades
del
caso, le recibió juramento, que hizo conforme a derecho; i bajo su graveda.d
oli'eció decir verdad en lo que supiere i fuere preguntado, i siéndolo por el
tenor del interrogatorio
que antecede, dijo:
_
A 11\1.- pre~unta:
Que por tener una int<,rveneion activa, como Contador de la Goberfta>.
OOD de esta provincia, en los asuntos oficiales, le consta que siendo el Sr.
Rlcudo Vanégas Gohcrnador de elta, tuvo el que declara que poIIar YIltiu
notas o comunicaciones demasiado fuertes i que herian de \ID modo di~oeI
bonor de on emplClldo, al Administrador del Tesoro de la provIncia, que lo
Ci'a tmUmOO!!el Sr. J lIan B. Silva, suscrita..q por el Sr. Vanógas eomo Gobel'o
nador; i que particularmente
se trataban el Sr. Vanégas i el Sr. Silva con
mutuo dis~\Isto, paI'Cciéndole que hllhia cntre los dos sus resentimientos i
que sabe que el tratamiento duro que otidlllmente le daba Vanégas a Silva,
indignidahll a e~te, pOl'que en "''''ía!! ocasiones se lo mawfCtitó al que d601trra, i qlli' bicnlo pnlebanlas
respuestas que oflcialmeute daba Silva •• IaQo.
bcrnaclon;
que tamhíen le consta, por haber examinado los lib1'Ollde la
Admlnistraeion del Telloro prol'incial, ya como Contador, en lllll vieitas, ya
como pll.t'ticular, por haher sido llamado ni efecto por el Sr. Silva, que cm
sufrió como .\dministra<lor 'lne lué del Tcsoro de C8ta provincia, un alcallce Gil mas de mil pesos, que se IIOtó en uno de 108 meses de junio O julIo
últimos, i quc en consecuencia Vanégus eODlo Gobernador se creyó comprometido (segun se lo Dlanifestó •.1 que declara), si no daba providenciu
de
que Silva pusiera el díncro en la caja, i al efecto comisionó al declarante
para que pasara a casa de SiIYa i le dijera qne si no reponia la cantidad del
alcancc tnmedilltan~llte,
se veria en la precision de 8Uspenderlo; i q\le el
declM'Gte,
cumpliendo eon el encargo, fué a donde 8il~ i le lMJlifelltlt 1&
resolucion que tenia Vanó/\,llll para con él, en _
de DOponer el dine19
que habla fai\&do, en la eaja ; i dijo,
A la 3,Que por 'I'O~ comun supo que Juan SilTA ttaloab& mal a su .hIJa .~
(a) Este te.ti¡,> no hace, "omo .1 de la declaracioll sl¡llieDle, la debida
n 8p4uioa I remocloJl de \lD cmpleado •..
ái.ii..lliOa
nlnl
.
-
13-
des, Ji'Of hIII rell\(:ione~ llmOl·OSI\.qque ~ notarn.. tenia con
i C{lHl poilteriQfmelltc supo por Cármen i Bt>len, herma.nas
en una OCllIliQlI~u paill'., ha\)iu. maltratado a esta con una
causímdole algunAS clIlltusiones.-Quc
el' mayor de winti
ro i sinjencralcs de la leí. L.,ida 'lile 11' fué su dedal'llcion
que dió en fuerza del juramento que prestó i firma con el
mI cI Secret¡¡rio que doi fe,
MAliUEL
1I. E>l<H:¡:l:nA,-L¡:o:';I1"\~
Ricardo Vané~,
de Mcrc.,de~l 'tUl'
80l/:a i con puíi.,s,
•.illco "nO&, soltedijo 8('1' ¡,. miKnl<t
Rr. Juez, por ante
ESTR..r'A •
.LÚca~ J~. l/'"illafnid('s, SceJ'et-ario.
En doce de noviemlm' del mismo año, comjlllreciÚ Antonio Mllría Ruiz,
a quien el Sefior .fuez, prc\"iatlla.'l formalidades del C1i~O, le redbió juramento 'el que hizo .'onforllle a derecho, i bajo su gro\"edad ofredó decir verdad
en lo q.ue supiere i fnere preguntado e impuesto que fné en el anterior interrogatorio, dijo:
A la.,2.· que le corresponde: que ('uando el &fiol' Sih'a trajo a Yélmll 11.
laa h.ljllll, vinienuo C1 como Diputado I)rovinuial, llls trojo a mIli. \li\lN.'¡.nweWltta. a lA del Señor V lUIégll8, pero que ,lI.unque csto ílU{,.¡uió, ~
gl"tlJj
parte del da en eu.sa del Señor V ~(¡¡;l~ i en este mismo tiemJlO e~b6 ~
~.~
Ca8t. j que tambien lc cons~ que d~nte
la revolucion el Señof Silv~
~jo a la Sei10rita Mercedes en CMa del SellO!' Vllnó~;
i l\ la
$,." que lIabe qWl varia." vec.~ el &ii9P Silvll. le habló al ~I\te
ro.
bJ'llla.& relacione;; que habill eutre el Señor YwégaH i 8U hija Mercedea, ~
~4ndole
las molestias que le CllUBahaCito, en términos de hllherlo dicho
c¡u.e un día le había pegado, i que le habia dicho que XI' t\lera de su oasa, i
~
otras vece~ le habia. manifestado al declarante 'lile él no se metil¡, en nada. con 11\1 hijll. Mereédes porque lo tenia desespl'ra.úo, que C6W mi¡;mo 16 _
be el deeluallte porque la. Sefiorit •• MercedOll se lo decia, lo mismo que 1118
~
l3etioritaa herJrul.ua." de Mereedes, 'lec todo m'to sucedía preeWuneuw
por 1M re1~M8
que habilL eutre la f;eñorita YcrcMes i lUear<lo YauégaB.
Que U. d.i.l:bo es la. verdad, siel!oo mayor ~ treinta dos, vwnll i sin jelleral4!l,.l4noe. l;0Il el Seii.Qr J \le~ pl)l' ante mi el Secretario.
MAseli:L
Ántonio M." Ruiz-Lúcas
•
~ce.
¡11~ pot
de 1011 misJnes comparcció
n.
ESGuatIU.
R. Villafráw,., Recretario •
el Señor Franciseo Várg88 i 1:1 Sr.
uta el Secretario, previa lectura de los articulos corre8pQ •.. ~
¡¡arte 4.", I.ro.tado 2.. R G. le recibió j urameuto ~ hizo eoll,-
<le u.. \\li l.',
f~e
'- d_.o,
i hl\ÍO BU gravedad conieBtó al auterior iu.teJ:roga.tono. l\a
:
:.¡,¡ 44l~
punto qu.e le corre~ponde :- Quc [email protected] el SeiiQ\' Silva Cl:f,o
io-. Viln ti. las Se.iioritas SUBhijas, vi(¡ el declarante a e.Ilta.ll,con frecu.n¡¡iao
"- .••.••.
dell. SeaQr& Dolores Vauégall que el'& la. ~
dalSelllor .Ilkar~
da V&luSgas, i que ha oido decir que en la última revoluqioo, 1& Señorita.
Ilercédcs Silva permaneció en casa de la espresada Sellara, no constándolc
este hecho porque el qlle declara no permaneció en esta ciudad en esl!. época.--Que ea m&yQf'de vebW.eineo años, vecino i sin jcncra.les, que esta eB la
verdad í firma.
MANIJEr.
rr. Es<'ltrl:RIU.
k 1O~.l!i¡uú:ntc
Francisco Vd'ga8.-.ú<eas
R. Villafr&kz,
Secretario,
En qwinee de 103 mimroS' eompllreci6 el Señor l'Iantiago Ft6raz, i el Sr.
Jues por ante su Sccretari~l previa leeturs de fQsartículos correspondientes
de la.lei t.', partc 4," tratado 2." R. G., le recibiójurament<J
que bizo~ll.
lImne a derecho- bajo. cuya gravedad prometió decir verde,d. L~
iJupueBt4ll1llaa- preguntas del antllrior interto~torio,
(lijo a ItI.
2~' q1ltlle oorroIIpOnde: Que sabe que CU&Ildo-el $eiíor Juan B. SUva
trajo. a )ae. Setloritall llUS hij~ a esta civ.dad, 01 deponeAte ~il..Ql)11 muclm
-14írccucncilla dichll8 Scñol'Íta.~ en la casa del Señor Ricardo Van6gu, i que
es cierto que dumnte ¡,~
Última reyoluclon pcrmaDcció la hija dell3efió?' Silva, llamada Mercódes, en la misma clllla.-Que
es mayor de ~Inticbioo
alios, vecino i sin jenerales,-Que
lo dicho es la verd~ i linna.
MANUELiI. EaauKaIU..
Smttiaflo
l<'l6rcz.-UuaJ1
R. ViUafl'ddez, Secretario.
( E)
PARTE
DEL AuTO, CABEZA DE PROCESO.
PRlliERA
Impeccion
])ECLARACIOII
de polícla p1'ovineial-IJogotd,
!lE SILVA.
1¡¡ <l8octubre da 18lS~
Habiendo tenido noticia f[W Juan Bautilta Silva trataba do COfMtef'."
hu/w de ascnnato m la persCJn(f, da Ricardo VaMO/U, procedi •• dar las 6»denee del CallOa~ cab<>~o paUcl1!.Slsto Sandoval pe,r& qne Impldieso cualesquier atentado que Be tratase de cometer contra 1& persona de RIcardo V&négas; i teniendo noticia que Juan Bautista Silva se encontraba en el ••.
guan de 1& casa. dc la Sellora Teresa Rlv&8, conduje hasta a aquel punlo '.t
referido cabo Sandoval i jendarma Jesus ArelIano para que impidiesen: el
referido hecho, dejÍlndolos estacionados allí para que DO abaudonasen ahefcrido Juan B. Silva e Impidiesen enale~quicra tropelía; i corno pasadO!! vein"
ticlnco minuto~ se me pr,'sentaron el referido cabo Randoval I Jcsus Areillié
no trayendo pre~o a .J'lan Bautista Silva, I pre~cntalldo el pnilal con que
perpetró el delito; I en consecucncia, en el acto mismo a8ociado del ref'endo
cabo de policfu. i jendarm;t,
me trasladé con .Juan Silvft a la trastienda del
almacen de los Señores l'i7.ano I Compaiila, a donde tun> noticia que se
bailaba el cadáver de Ricardo Yanégas;
i en cuy" virtud, hl\biéndole pre"
guntado a Juan Silva si "tlbe o tiene noticia, i si conoce el cadáver que tiene al frente, si sabe quien le mudó, eoIt ' qué arma, i en este caso esj>oDga
cuanto sepa i le conste en el pnrticlllar, dijo: que conoce el cadáver qne
tiene al frentl~, que e~ el de Rir'trllo V ané~a." i 'lne l'l esponellte fué 'llÚen
le ma.tó con una pistola i un pmial el enal le tiró con 1:1pi:<tol" al frente do
la puerta del almaeen del Señor Pizano i Compañía;
i '1lle /whih"Jole dado
el balazo cay6 en tierra, ; '}u,> tan lue,'1o I'OI)tO tral,; de n'Iw.Ci'rsc, le 4COIMtiú
con el puñal, ('(),/l el '}ItR 1" di,; una ]1ll¡,,,ladu; i <lile en este acto fuó'aprehendido por la policía, en la <¡ne inlllediatamente
'" le notifi,',ó la prision, I
se proccdió al presente reconocimiento;
mflnife~tando en cl ado tlel reconocimiento, dijo: quc I:~muerte perpetrada "n la persona de Rícftrdo Va-,
négas, ha sido lJU !tec/¡,o 1'1'".",10 i mlÚ j""'lI1cditq,J", por consecuencia dehaberle deshonrado Ulla hija, l'on lo que se suspendió e~ta dilijelleia partí. con·
tinuarla en caso necesario;
advirtiendo que hace presente, que Ricardo Vanégas le hizo dos tiros de pistola al esponente, como lo dirán los m-6dlcoa en
el roconoclmiento
qne debe practiearse; .......•................•.....•..•
"
Testigos,
Juan IJ. SiZ,m.-L. GONZAU;Z.
Ambrosía G. Fenuin'¡"z.-Pedro ,María Con::ál,':: .
•
Parte de l,t deelarioa '¡'ltl,t por el Sr. Wenecslao Pízauo,
el 1() ¡f<J octul>re último.
"Dijo que cl esponent{l estn.ba impuc~to por el S,'. Ricardo Vanégas que
cstaba amenazado por el Sr .. 1uall nlmtista Rilvl1 ti eonsceucllcin de haber
embar:1zado a Ulll~hija ,le Slh-", que pam evitar un lance "OIllO el ¡¡ue t",'o
Jugar aycr, se enclU'garon el Si'. Vílrlos Mal'Un ; el ei'pOllcnte a nombre del
-1581'. Vanégas 00 proponer al fir. Silva que tenninl\Scn 8U9clIestlones por
medio do un duelo dejan(lo al l';1'. Silva el (krceho de fijar tol1118las condIciones lo cual fuó rehusado por el Sr. Rilva diciendo que no ~e batia por no
OOBSiderar al 81'. Vanégiis caballero despuc~ de lacon<lueta que había tenido
con él, advirtiéndoles que ClItablt re~uelto It atacar R VanÚga.~ en la primera
oclllllon que se le presentara, que csta conlimmcia tuvo lugar antcs de ayer
catorce del corriente, i que ayer el esponente vi6 caer a V Rllégas herido
por bala i pullal con las cua!e,'l heridas fueron las <¡,le le c/tu¡;''l.rollla muerte,
habiendo vi8to que VanéglU! hizo fuego al Señor Silva."
(F)
Parte dP. la declaracion dada ]>01' el seiior Cdrlo.~ M«rtin
e116 de octubrc ,íltimo.
u Efeet.i.vamentc,
por comisiou del !!ellor Ricardo Vanégall, fuimos, el
elsel\or Weneeslao Pizano 1 yo, 11 la casa de habitaclon del sefior Juan Silva con el objeto de manifestarle que el selior Vanégll8 estaba fronto a r.onerse a su d1eposicion para que en lUl duelo pudiera
eatisf'acer e sefíor Silva sus deseos de venganza contra el señor Vanégas.
El sel'\o1' Silva Se negó decididamente a aceptar un duelo, no obstante IIIS
instancias que con tal objeto le hicimos d sef'ior Pizano i yo, i la oferta de
<l'1efuera 61 quien fijaba eselusivamente las condiciones del duelo.
Nosotros n08 proponiamos q\le, resolviéndose la cue,tion pendiente entre los Beliores V8.négas i Silva, por medio de un dudo, la resolllcion úe ella sería, en
todo eMO. mén08 grave i funcsta de lo <¡ue teniamos Rc~ul'idad casi que fuera, adoptando ot.ro medio distinto de duelo. El sello l· Vanégas, al comisioDaMlOS para que fueramos donde el señor Silva, nos manifcstó que, en caso
de duelo, 61 esperaria. el tiro del scilor Silva sin procurar ofenderlo por su
parte llÍno en el caso de que vÍRto esto por el señor 8ih·a insistiera en la
coutlnuacion del duelo; esto último creía d señor Vanógas que ,leoia hacerlo atendiendo a la naturaleza de la causa de la discordia pendiente, la
cual haciajuzgllr
al seiior V ané~a$ que no podia cOllsidc·mrse autorizado
para matar a Silva sino en rl Único easo de que le fuera indispensable hacerlo para salvnr 8U propLl vidn. Antes de que fueralllos a casa del señor
Silva, hablamos procurado, de acuerdo eOIl el Reñor Yalli'gas, 'lue el seiior
Wellccslao Uribe .Anjel conferenciara. cou el señOl' Rilva. con el ohjeto de
que lo csplornra i de que, e.olllo amigo distinguido dcl señor i'ilva, procumm
hacerlo desistir de suspropÚsitoseontra
Vanéga." ]<'uédespucs qUI', por los informes que nos dió el señor Uribe, jU7.~amos imposiJ¡le evitar un lltaque COIltra el sel'\or Vanéga.q i nos propusimos procurar dar UIt fin lllénos funesto
ala cnestion por medio de un duelo. t'alimo~ de la eR.«adel señor Silva.
despues de haberse denegado repetidll~ veces a aceptar lluestra..~ indicaciones i d&spues de habernos rcpetido .<1, i"Jcncionirnvoca¿k
de matar a Yanégas.
R. superlluo manifestar de cuántos Otl'OSmedios nos valimos plLra
evitar o, a lo mónos, dift'rir, cllance desgradado que al fin tuvo lugar. 11
di& 14 del corriente.
(G)
Parte de la dcclamcion
,z(ltU, por "l
le, a peticion
,vl
"e¡j(}r
Cad,,, ;lrarl';",
,,1 l." del cm·i"i~n·
d('fim .•or d.cl ",,;;or 8ilH'.
"El señor Ricardo VanÚgas ereia quc no le scda licit(, tTatar de ofen·
,ler Id señor Juan Silva, sino en el caso de <¡Ul'le fucl'lL indi"pen,;ahll' hacerlo
.m Sll propia defensa i Jl~lra liak''''';ll propil. vi,lú; i "sto, despuc> ,le qUl'
-16~er& ag~ao todos IQ/lBlediOSde evitar un eotrlliow, p•••••••
lI1l
akque dcl ~l'
Silva, mempre qu~ elloll fueran difI-,' al apreciar_en
J:\}~ion oon las aitUllciontl8rllllpect.i~ de los señores Vanégali i iilvai ~'
lA illlll8ll.de la dilJOOrdia.
pendiente ea~ ellWIleÍÍOrea.-Obranda
-d. ~,
~nl;\lNlS ideM, el seiíor Vs.nllgall8lt¡mopu.soe?itar,• .., •• ~IIn-.
en el oua1tI6 viera. en 1&nooeaid&dde ~rir 1) matal' ahel10r Biln, i la. ••
P\'I'lIt
de
fU
lIIuerte mo.nifes\Ó al testigo que deelal'a
que ya se cl'ei& con. •••
c1w p&&'& rnat.ar al sei10r 8ilva en el 0IIIl0 dc que eate 10 ataoua, p«II'qU8
habla hecho todo lo posible poi' evi$u el ataque llegando huta eJtlllIItar
hechos que podian interpretarsc como efectos de cobardía, por las personas
que no comprendieran la. verd,adera.caUBade ellos.-El aei'lorVs.négs.sdecir.
al dcclarante estas palabras: ••me la'e"Venidode Vález con pCljuicio de mis
"intereses i con las apa.riencias de fuga ante la perseeucion de Jus.nito Silva,
"a. residir aqul ;-he tolerado que él mismo me llame cobarde i que ju~
••que por oobal'd1ano II&lgode _
c1lllDdosé que me _ha en la caIle;"he hecho intervenir en este negocio 11. diferentos person8.8,a.lgunasde ellas
"ligadas por estrechas relaciones de amistad con Juanito Silva, con el fin
••de que lohicier&ndesiitir dasu propóeitopio i dcl,iberado,~ a~_i
ma"1 ta.nne 110me p,uiíera en la neceaidad de matarlo yo,AIltesalver,elaJD!i.l. ~
••ataque contra mI; i últimamente, le he ofrecido ponerine aSlJ, d.ispoaI;eiQn.
"én.e1 campo, nevando a cjecucion un&telo en el cual seob.serv¡p.J~ ]u
•• COJidleiDnesqUll él mismo 1 escJUllÍvamentefijara, i usted i p¡~ ~
••que yo lile proponia esponerme e. recibir la mue~ da élea ~ d'!l&<
••ti) sfn procurat ofenderlo, Rinoen el callO de qqe aun vi.endp eSi9.,~
"él e¡¡ tlU fesolucion de matarme. ¿ Qué mas puedo y<) hacu~..g¡"me ~
Ctahora, creo ql\c ya tengo derecho pal'l\ d&rle un bal&zo,~qua
~ pon.ci!
en la necesidad de ha.cerlo¡-le deberá tlUmuerte a su pl"Opl. t.orpe~j da"pues de que torpemente me obligue a dllrsela a.pesar mío, me ca.saré ~
••Mercedes."-E! sefí()rVanégas cOllooodordel carácter del llCoor Silva, estaba seguro de que la rcsolucion de matado espl'essda por este e.diferen•.
¡ienlo118.8
1 en diversos dias i cllmunieada, COmo ÍrNvocable, al JDiam.o,~~
Vandgss, seria ejecllt,ada por ~rte del sellar Silva en. el a.clloIt,uue,
le t~,' '
pollible ejecutarla.-Tal seguridad fuá maJO!' deSp1l(lS,4a<w-el:1,Sr.
V~
,
tr&tó de evitar el oon1fictohaciendo uso 'de los medioa~
~ 'ri6 ~
~
inf1t.ifes.-}I'ullent6nces que resolvió tirar,'I!Obreclar. Sllvá án.t.ea,
,<JIl,1},
eate, ~vech,ánc\ose, de la in,v&lidezdel Sr. V, anégas,.,~, .
tea¡¡ ~~
bmtiIfda,d de una de sus p~
~ba.f1l. un ~~
~]" ca1l4l1114 __
tl\ioc!owa el dIt,iaJQ,"
Ct
Descargar