El paciente se ha de cuidar y mimar, tienes que ser su

Anuncio
ENTREVISTA
“El paciente
se ha de cuidar
y mimar, tienes
que ser su amigo”
¿Se sintió alguna vez atraído por otra profesión?
La oftalmología es mi razón de
ser y lo ha sido siempre, pero,
cuando estudiaba, pensaba que
de no ser médico oftalmólogo
habría sido director de orquesta. Y, en realidad, esto es algo
parecido.
¿Cómo consigue que esta
gran organización funcione con la precisión de un
reloj?
Hay que elegir bien a las personas para que, al igual que sucede con las piezas de los relojes,
funcionen de una manera sincronizada.
El Profesor en su despacho, rodeado de fotografías y recuerdos.
Si algo supera el tremendo potencial de entrega y trabajo del
Profesor es su enorme calidad
humana. El trato que ofrece
a su interlocutor es cercano y
cordial, con una calidez que él
también sabe transmitir a sus
pacientes.
Profesor, ¿cómo influyó en
usted el pertenecer a una
saga de oftalmólogos pioneros en el campo de la investigación?
El nacer en una familia que
vivía volcada en la oftalmología fue decisivo. De ella absorbí como una esponja, casi
por osmosis, las ideas y la forma de ser.
¿Qué recuerdos guarda de
su progenitor?
Mi padre, con el que yo tuve la
suerte de convivir muchos años,
14 | BA R R A Q UER
se preocupó de inculcarnos a
mis hermanos y a mí unos valores esenciales importantísimos.
Lo cierto es que mi padre fue
además mi maestro y también
mi mejor amigo.
Desde su más tierna infancia vivió inmerso en la oftalmología.
Gracias a Dios había una buena influencia familiar y quizá
también el ambiente que se
respiraba, porque nosotros tenemos la suerte de disfrutar de
la idea de mi padre, que cuando se levantó esta clínica en
1934 y se inauguró en 1941,
pasamos a vivir en este mismo
edificio, “bañados” en un aire
especial, preparado y purificado, y lo digo con propiedad,
porque este centro fue de los
primeros de España en el que
todo el aire es acondicionado.
Y hoy en día usted sigue al
frente de todo…
Sí. Yo sigo trabajando a diario.
Mañana operaré cinco casos y
a estas personas les haré un seguimiento. A mí no me gusta
tener prisa con los pacientes,
no es lo que siento ni lo que he
aprendido. El paciente se ha de
cuidar y mimar, tienes que ser
su amigo.
¿Cuál es la faceta que más
le entusiasma de su profesión?
Gustándome todo, diría que lo
que más satisfacción me da es
precisamente esto, tener amistad con mis pacientes, sentir su
afecto y ver los buenos resultados que se obtienen. También
me satisface ver que mi equipo
cuida todos los detalles para que
la curación sea posible.
De sus muchos años de profesión, ¿qué momentos destacaría?
En el terreno científico, un momento muy especial fue cuando en el año 1957 descubrí que
Junto a estas líneas,
el Profesor con sus
hijos Rafael y Elena,
que han seguido sus
pasos en la oftalmología. Abajo, junto
a su padre cuando
era niño. A pie de
página, hace unos
años, con su esposa
ENTREVISTA
mediante un fermento, que se Por aquí han pasado granobtiene del páncreas de la ter- des personalidades. ¿Quiénera, aplicado al ojo humano, nes le han dejado huella?
la catarata podía ser operada Muchas personas, innumerables.
sin esperar a que estuviera ma- Guardo un excelente recuerdo de
dura. Antes de ello había que muchos de mis pacientes. Sin emesperar, lo cual suponía mu- bargo, entre los casos más anecchos años de ver muy poco y, dóticos recuerdo que en cierta
por lo tanto, de merma en la ocasión me trasladaron a Málaga
calidad de vida. Esto fue un en avión privado, junto a todo el
gran descubrimiento que tuvo equipo de instrumentación y mis
resonancia mundial y que se colaboradores, para que visitase
empleó hasta que en los años y tratase al rey Saud de Arabia,
que pasaba allí
80 se pasó a la
vacaciones.
técnica actual.
“Mi padre fue mi sus
También quiero
Y otro momento, extraordina- maestro y también mencionar a Plácido Domingo y
riamente emotivo, fue cuando mi mejor amigo.” a Montserrat Caballé, excelentes
al morir mi padre, en 1965, tal como él de- cantantes a los que admiro proseaba, le extirpé sus córneas fundamente. Asimismo, por mi
para emplearlas en sendos in- consulta pasaron también persojertos cuyos receptores fueron nas tan diversas como la Pasionaria o don Juan de Borbón, padre
pacientes necesitados.
del rey Juan Carlos.
Una experiencia muy dura,
¿Cuántos pacientes han pasin duda…
La dureza de aquel momento sado por sus manos?
quedó totalmente contrarres- Personalmente, debo haber visto
tada porque era lo que él de- quizá cien mil y operado más de
seaba y porque hacíamos un cincuenta mil.
gran bien.
¿Cuál es el caso que más le
Cuando usted se puso al ha impresionado?
frente de este centro tenía Recuerdo el caso de una niña
que nació con cataratas consólo 38 años…
Efectivamente, en el año 1965, génitas y la operaron sin éxitras la muerte de mi padre, to en otro país. Cuando llegó
tomé las riendas. Él había teni- a nuestro centro, condenada
do el acierto de darme muchas a la ceguera, contaba 8 años.
responsabilidades desde que yo Yo volví a operarla. Nos vimos
era muy joven, tal como yo he de nuevo cuando ella tenía 20
hecho también con mis hijos y años y firmó en mi libro de oro
mis colaboradores. Y conté, por con la siguiente frase: “Usted
supuesto, con el apoyo familiar. ha abierto el mundo para mí”,
Gracias a esto y a todo el tra- unas palabras que todavía me
bajo que había desarrollado ya emocionan.
en los diez años anteriores, el
ponerme al frente del centro no En 1962 ustedes crearon el
me supuso ninguna carga cien- primer banco de ojos de
España, incluso el primero
tífica, ni docente ni asistencial.
BA R R A Q UER | 15
Descargar
Fichas aleatorios
Prueba

4 Tarjetas Arthas Quinzel

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

Crear fichas