Hoja de sala

Anuncio
2.1 Los primeros navegantes
Mare Hibericum
Desde la Prehistoria, existen evidencias de navegación
costera en el Mediterráneo. Se trata de canoas
de troncos utilizadas para el transporte y la pesca.
Esta herencia náutica es recogida por los fenicios,
pueblo del extremo oriental del Mediterráneo, que a
principios del primer milenio a. C. inicia una progresiva
expansión hacia occidente, llegando hasta la Península
Ibérica (siglos IX-VII a.C.) y la África Atlántica.
Su hegemonía náutica se sustenta en la posesión del
conocimiento de las corrientes marinas, la mejora de
las embarcaciones, el dominio de la navegación bajo
la estrella “phoenica” (Estrella Polar), que los lleva
a ser considerados el pueblo marinero por excelencia
de la Antigüedad.
Tras los fenicios, hizo su aparición el comercio griego.
Los griegos de Focea (Asia Menor) extienden sus redes
comerciales y su influjo cultural por todas las costas del
levante y sureste de la Península Ibérica
(siglos VI- III a.C.).
Poco a poco se consolidó la hegemonía de los púnicos
de Cartago, herederos de la tradición comercial
y cultural del mundo fenicio. Controlan desde Ibiza
a las costas meridionales de la Península y sus
principales vías de acceso (siglos VI-II a. C). Es en este
contexto en el que se inscribe la fundación de Qart
Hadash (Cartagena), uno de los mejores puertos del
Mediterráneo, situado en una zona minera de vital
importancia.
MAQUETA E INTERACTIVOS
Reproduce una playa, donde se están haciendo
intercambios comerciales entre la población ibérica
y los comerciantes fenicios que llegan por el mar.
Alrededor hay cuatro interactivos con animaciones
y juegos que ayudan a conocer quienes eran los
pueblos colonizadores, que traían, a por qué venían
y cómo eran sus barcos.
COLECCIONES
Colmillos de elefante (s. VII-VI a. C.)
Se trata de un excepcional conjunto de 12
colmillos de elefante, procedentes del Bajo de la
Campana (San Javier, Murcia) . Cuatro de ellos
tienen inscripciones fenicias, que reproducen
formulas comerciales de cortesía. Este conjunto
documenta, por primera vez, la importación del
marfil como materia prima a la Península Ibérica.
Los Fenicios (s. VII-VI a. C.)
Destacan un cepo y un ancla en el lateral. En la
parte superior hay ánforas, vasos, cuencos
trípode, etc. En la parte central izquierda, se
exponen los materiales del barco de Mazarrón 2
(molino de piedra, asa de madera, huesos, etc.),
y bajo ellos el abarrote o ramas que acomodaban
el cargamento metálico. En el sector central,
está un escarabeo, una punta de lanza y un
crisol. A la derecha, hay un conjunto de cerámica
fenicia (platos, cuencos, una espuerta y una
lucerna) de la Playa de la Isla (Mazarrón, Murcia)
y bajo ellos metales semielaborados, lingotes de
estaño o plomo y galena en bruto, del Bajo de
La Campana. (San Javier, Murcia).
Las Colonizaciones (s. V-II a. C.)
Tras los fenicios, griegos y púnicos llegaron
a las costas hispanas, donde intercambiaron
materiales con los pueblos indígenas ibéricos.
En la parte superior de la vitrina hay ánforas
púnicas procedentes del Círculo del Estrecho,
Cartago e Ibiza. En la parte central, de izquierda
a derecha, se exponen: objetos de uso
doméstico y ritual púnicos, cerámica ibérica,
monedas y cerámica griega. En la parte inferior
hay dos anclas de piedra y en el lateral destacan
dos piezas excepcionales (huevo de avestruz
decorado y cratera griega).
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards