lanzamiento del proyecto “[email protected]” de fundación

Anuncio
Discurso Ministra
Entrega de la Orden al Mérito Docente y
Cultural Gabriela Mistral al académico
chileno Patricio Silva
19 de agosto de 2009
Biblioteca Nacional, Santiago
09:00
Hoy homenajeamos a un prestigioso académico
pero, por sobre todo, a un gran chileno.
Patricio Silva es parte de esa generación de
quinceañeros que abandonó el país junto a sus padres y
hermanos tras los penosos acontecimientos de 1973.
El destino llevó a toda la familia a residir en
Holanda. En septiembre de 1979, cuando él comenzaba a
estudiar Ciencia Política en la Universidad de Amsterdam,
paradojalmente, fue el momento en que sus padres
regresaron a Chile. Ante un futuro incierto, el estudio y
quien sería el amor de su vida, Lía van Dijk, incidieron en
su decisión de quedarse en Holanda.
Sin contar con becas de ningún tipo y tampoco
apoyo político, se dedicó a estudiar politicología en la
difícil lengua holandesa, mientras trabajaba medio tiempo
para redondear sus ingresos. No sería la primera ni la
última vez que su capacidad de enfrentar problemas lo
llevarían a puerto. Ya había sufrido -a los doce años- la
injusticia de haber sido expulsado del colegio por su
“extrema creatividad”. Algo se le ocurriría.
En 1983, en tiempo record y con los máximos
honores, terminó la carrera. Durante esos años, trató de
dirigir sus investigaciones al caso chileno, pero no siempre
era posible dado que el estudio estaba netamente
centrado en el mundo del Atlántico Norte. Es por este
motivo que gran parte de sus conocimientos sobre
América Latina y Chile son el producto de auto-estudio,
lecturas en bibliotecas y no dejar pasar ninguna charla o
presentación que hubiere al respecto.
Tras recibir su diploma tomó la difícil decisión de
hacer un doctorado, una vez más, sin ningún apoyo
económico y teniendo que vivir de ‘pololitos’, asistencias
académicas y con el apoyo total de Lia, su mujer.
En 1987, a los 29 años de edad, Patricio Silva
defendía su tesis de doctorado ante la Universidad de
Leiden, titulada ‘Estado, neoliberalismo y política agraria
en Chile’. Analizaba los precedentes históricos, las
premisas ideológicas y los resultados socio-económicos y
políticos de la política agraria del gobierno militar. Este
libro es hoy considerado como uno de los primeros y más
extensos estudios sobre la realidad agrícola chilena
durante la reforma agraria y el período del gobierno
militar.
Ese mismo año, gana un concurso en la
Universidad de Leiden y obtiene la posición de profesor
asociado del Departamento de Estudios Sociales y
Culturales. A partir de entonces, inicia una exitosa carrera
2
académica, convirtiéndose en un destacado profesor. Ha
enseñado a muchas generaciones de estudiantes
holandeses y de otras nacionalidades sobre la realidad
latinoamericana en general y la chilena en particular.
A Patricio Silva lo caracteriza su compromiso con
Chile y los chilenos, sin discriminaciones y excepciones. Ha
dirigido más de una treintena de tesis de magíster sobre
algún aspecto de la realidad política, económica, social o
cultural de Chile y ha estimulado a decenas de estudiantes
holandeses para que vengan a Chile a realizar trabajos de
investigación.
Es también un punto de referencia obligado para
todo embajador chileno y alto funcionario nacional que ha
sido destinado a los Países Bajos. Con la mejor disposición
y con su humor chileno a flor de piel, informa a sus
compatriotas sobre las peculiaridades de la sociedad
holandesa, sobre los temas que están en el tapete
nacional, sus preocupaciones e intereses.
Todo lo chileno, recibe de su parte un trato
especial, como lo comprobaron los miembros de una
delegación chilena de las CRUCH en octubre del año
pasado, quienes estuvieron por unas semanas de visita en
la Universidad de Leiden y en donde Patricio Silva les dio
una acogida muy calurosa y especial, sumado a que se
esforzó hasta en los menores detalles para que se
sintieran en casa, incluso ofreciéndoles una oficina de
trabajo en el cual colgaba un mapa gigantesco de Chile.
Patricio Silva ha publicado y co-editado una decena
de libros y posee una cincuentena de artículos que han
aparecido en la mejores revistas especializadas europeas y
norteamericanas. Dichos estudios se centran en torno al
3
proceso de democratización en Chile. En los últimos
años, Patricio Silva se ha especializado en el fenómeno
la tecnocratización de la política en América Latina
general y en Chile en particular, recibiendo
reconocimiento generalizado de sus pares por ser uno
los pioneros y una autoridad en este tema.
15
de
en
el
de
El profesor Silva en Holanda es considerado por sus
pares como uno de los principales líderes de los estudios
latinoamericanos en ese país. Un ejemplo claro de ese
reconocimiento es su nombramiento en 2004 como
Presidente del Comité ejecutivo del prestigioso Centro de
Estudios y Documentación sobre la América Latina
(CEDLA) de Amsterdam, cargo que cumple hasta la
actualidad.
En 2002, concursó para el puesto de Catedrático
(full Professor) en Historia Contemporánea de América
Latina, siendo nombrado en esa condición en mayo de
dicho año. Este es un logro excepcional dentro del mundo
académico holandés. Es pertinente mencionar que en ese
país sólo hay dos personas de origen latinoamericano,
siendo él una de esas dos, que poseen una cátedra
ordinaria y vitalicia de este nivel.
En 2006, fue nombrado Director del Departamento
de Estudios Latinoamericanos (TCLA) de la Universidad de
Leiden.
Patricio Silva también comenta a menudo los
eventos políticos y sociales que tiene lugar en América
Latina ante los medios de comunicación holandeses,
siendo así también reconocido como un buen comunicador
social.
4
Su prestigio sobrepasa las fronteras de Holanda,
teniendo una fuerza presencia en el Reino Unido en donde
ha sido por muchos años miembro del Comité Ejecutivo de
la prestigiosa Society for Latin American Studies (SLAS),
siendo la única persona del comité que no trabaja en una
universidad británica. Además, en 2004, dicha Society for
American Studies realizó bajo la organización de Patricio
Silva su congreso anual en Leiden, siendo la única vez que
este evento ha sido realizado fuera del Reino Unido desde
su fundación en 1964.
Es necesario mencionar hoy que Patricio Silva ha
desplegado grandes esfuerzos para abrir las puertas a
estudiantes y profesionales chilenos para que realicen
estudios de doctorado en la Universidad de Leiden bajo su
supervisión. Ya una media docena de chilenos han
recibido el codiciado título de doctor de manos del
profesor Silva, mientras otra decena de compatriotas se
encuentran en la actualidad haciendo estudios de
doctorado bajo su supervisión. Con trato amable e
igualitario, guardando un tono coloquial pero no por eso
ser menos exigente, logra sacar lo mejor de sus alumnos
quienes ven en él un profesor de pura cepa, sin
preferencias ni preferidos, quién respeta y estimula la
diversidad de pensamiento y la libertad académica.
Nuestro galardonado ha colaborado, además,
durante años y en forma desinteresada, con diversas
universidades regionales chilenas y con instituciones de
evaluación y acreditación de nuestro país. De esta manera
ha sido consultor externo de diversos programas de
magíster y de doctorado de nuestro país; función que
también ha desarrollado respecto a instituciones de la
educación superior holandesa. El año pasado, fue parte
del grupo de pares que evaluó a la Universidad de
5
Santiago de Chile (USACH), demostrando su entero
compromiso con la suerte de las instituciones de la
educación superior chilena.
En 2004, creó en la Universidad de Leiden la
‘Cátedra Andrés Bello para el estudio de la realidad
chilena’, que fue una iniciativa personal del profesor Silva.
No fue fácil convencer a las autoridades de dicha
universidad de abrir una cátedra para el estudio exclusivo
de la realidad de este pequeño y relativamente
desconocido país en el fin del mundo. Menos fácil ha sido
financiarla. Ha sido él mismo quién hizo uso de su
prestigio dentro de la universidad para que sus
autoridades aceptaran la idea de la cátedra en principio y
fue él mismo quien se consiguió personalmente el
financiamiento por medio de donaciones de empresas
holandesas que operan en Chile para hacer esto posible.
A partir de entonces, cada año, la Universidad de
Leiden ha recibido a un distinguido académico chileno
quien permanece en esa ciudad por unos meses y da un
curso de magíster a estudiantes holandeses sobre algún
tema de importancia sobre la realidad chilena. Los
profesores Pablo Oyarzún, Pedro Güell, José Joaquín
Brunner y José Bengoa han tenido una exitosa
permanencia en Leiden en donde han dejado un muy
buen recuerdo ante sus pupilos holandeses por sus
excelentes clases.
El profesor Silva ha colaborado durante muchos
años con Flacso-Chile y con la Universidad Arturo Prat de
Iquique y la Universidad de Tarapacá en Arica. En el 2005,
la Universidad de Tarapacá le concedió el grado de Doctor
Honoris Causa por su gran aporte al fortalecimiento de la
institucionalidad académica de dicha Universidad.
6
Recientemente, en mayo de este año, con motivo
de la visita oficial de la Presidenta Bachelet a Holanda, el
profesor Patricio Silva prestó una vez más sus servicios al
país, al haber jugado un rol de vital importancia en la
concreción de una serie de acuerdos educacionales entre
el Estado chileno y las universidades holandesas.
Su historia profesional y su valía humana, lo
prestigia como persona y como profesional, aumentando
la valoración de lo chileno en cada espacio donde él se
presenta; su aporte a la formación de chilenos, a nuestras
universidades y a los chilenos que lo requieren en el
exterior, lo hacen merecedor de nuestro reconocimiento.
Es un privilegio imponer hoy al profesor Patricio
Silva, la distinción que lleva el nombre de nuestra poetisa
mayor -Gabriela Mistral- .
La condecoración que le confiero distingue a
personalidades nacionales y extranjeras de gran categoría
intelectual, que han destacado por su contribución a la
educación, cultura y al enaltecimiento de la función
docente.
Evocando a Gabriela Mistral, figura ilustre de
nuestra cultura y educación, en nombre del Estado de
Chile y en representación de todos los chilenos y chilenas,
entrego en este acto la condecoración Gabriela Mistral en
su rango de Gran Oficial, a Patricio Silva, por su destacada
trayectoria en el campo de la investigación y formación
de nuevos profesionales para la Educación.
Muchas gracias
7
Descargar