LAVADO DE DINERO 15 (2008)

Anuncio
LAVADO DE DINERO
Destinado a especialistas del sistema bancario nacional
Ciudad de la Habana, 22 de septiembre de 2008
Año 6 No. 15
SUMARIO
PREVENCIÓN DEL DELITO Y JUSTICIA PENAL (VIII Parte)
PRINCIPIOS DE WOLFSBERG PARA LA PREVENCIÓN DEL BLANQUEO
DE DINERO EN BANCA CORRESPONSAL (I PARTE)
¿MONITOREAR LOS E-MAILS DE LOS EMPLEADOS AYUDA A REDUCIR
RIESGOS ALD?
PREVENCIÓN DEL DELITO Y JUSTICIA PENAL
PREVENCIÓN DEL DELITO Y JUSTICIA PENAL (VIII Parte)
Asamblea General de la ONU. A58/422 7 de octubre de 2003
Quincuagésimo período de sesiones. Tema 110 del programa
Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción/2003
Artículo 47
Remisión de actuaciones penales
Los Estados Partes considerarán la posibilidad de remitirse a actuaciones
penales para el enjuiciamiento por un delito tipificado con arreglo a la
presente Convención, cuando se estime que esa remisión redundará en
beneficio de la debida administración de justicia, en particular, en casos en
que intervengan varias jurisdicciones, con miras a concentrar las actuaciones
del proceso.
Artículo 48
Cooperación en materia de cumplimiento de la Ley
1. Los Estados Partes colaborarán estrechamente, en consonancia con sus
respectivos ordenamientos jurídicos y administrativos, con miras a aumentar
la eficacia de las medidas de cumplimiento de la Ley, orientadas a combatir
los delitos comprendidos en la presente Convención. En particular, los
Estados Partes adoptarán medidas eficaces para:
a) Mejorar los canales de comunicación entre sus autoridades, organismos y
servicios competentes y, de ser necesario, establecerlos, a fin de facilitar el
intercambio seguro y rápido de información sobre todos los aspectos de los
delitos comprendidos en la presente Convención, y si los Estados Partes
interesados lo estiman oportuno, sobre sus vinculaciones con otras
actividades delictivas.
b) Cooperar con otros Estados Partes en la realización de indagaciones con
respecto a delitos comprendidos en la presente Convención acerca de:
i) La identidad, el paradero y las actividades de personas presuntamente
implicadas en tales delitos, o la ubicación de otras personas interesadas.
ii) El movimiento del producto del delito o de bienes derivados de la
comisión de esos delitos.
iii) El movimiento de bienes, equipo u otros instrumentos utilizados o
destinados a utilizarse en la comisión de esos delitos.
c) Proporcionar, cuando proceda, los elementos o las cantidades de
sustancias que se requieran para fines de análisis o investigación.
d) Intercambiar, cuando proceda, información con otros Estados Partes
sobre los medios y métodos concretos empleados para la comisión de los
delitos comprendidos en la presente Convención; entre ellos, el uso de
identidad falsa, documentos falsificados, alterados o falsos u otros medios de
encubrir actividades vinculadas a esos delitos.
e) Facilitar una coordinación eficaz entre sus organismos, autoridades y
servicios competentes y promover el intercambio de personal y otros
expertos, incluida la designación de oficiales de enlace con sujeción a
acuerdos o arreglos bilaterales entre los Estados Partes interesados.
f) Intercambiar información y coordinar las medidas administrativas y de
otra índole adoptadas para la pronta detección de los delitos comprendidos
en la presente Convención.
2. Los Estados Partes, con miras a dar efecto a la presente Convención,
considerarán la posibilidad de celebrar acuerdos o arreglos bilaterales o
multilaterales en materia de cooperación directa entre sus respectivos
organismos encargados de hacer cumplir la Ley y, cuando tales acuerdos o
arreglos ya existan, de enmendarlos. A falta de tales acuerdos o arreglos
entre los Estados Partes interesados, estos podrán considerar que la presente
Convención constituye la base para la cooperación recíproca en materia de
cumplimiento de la Ley respecto de los delitos comprendidos en la presente
Convención. Cuando proceda, los Estados Partes aprovecharán plenamente
los acuerdos y arreglos, incluidas las organizaciones internacionales o
regionales, a fin de aumentar la cooperación entre sus respectivos
organismos encargados de hacer cumplir la ley.
3. Los Estados Partes se esforzarán por colaborar, en la medida de sus
posibilidades, para hacer frente a los delitos comprendidos en la presente
Convención, que se cometan mediante el recurso de la tecnología moderna.
2
Artículo 49
Investigaciones conjuntas
Los Estados Partes considerarán la posibilidad de celebrar acuerdos o
arreglos bilaterales o multilaterales en virtud de los cuales, en relación con
cuestiones que son objeto de investigaciones, procesos o actuaciones
judiciales en uno o más Estados, las autoridades competentes puedan
establecer órganos mixtos de investigación. A falta de tales acuerdos o
arreglos, las investigaciones conjuntas podrán llevarse a cabo mediante
acuerdos concertados caso por caso. Los Estados Partes participantes velarán
por que la soberanía del Estado Parte en cuyo territorio haya de efectuarse la
investigación, sea plenamente respetada.
Artículo 50
Técnicas especiales de investigación
1. A fin de combatir eficazmente la corrupción, cada Estado Parte, en la
medida en que lo permitan los principios fundamentales de su ordenamiento
jurídico interno, y conforme a las condiciones prescritas por su derecho
interno, adoptará las medidas que sean necesarias, dentro de sus
posibilidades, para prever el adecuado recurso, por sus autoridades
competentes en su territorio, a la entrega vigilada y, cuando lo considere
apropiado, a otras técnicas especiales de investigación como la vigilancia
electrónica o de otra índole y las operaciones encubiertas, así como para
permitir la admisibilidad de las pruebas derivadas de esas técnicas en sus
tribunales.
2. A los efectos de investigar los delitos comprendidos en la presente
Convención, se alienta a los Estados Partes a que adopten, cuando proceda,
acuerdos o arreglos bilaterales o multilaterales apropiados para utilizar esas
técnicas especiales de investigación en el contexto de la cooperación en el
plano internacional. Esos acuerdos o arreglos se concertarán y ejecutarán
respetando plenamente el principio de la igualdad soberana de los Estados y,
al ponerlos en práctica, se cumplirán estrictamente las condiciones en ellos
contenidas.
3. De no existir los acuerdos o arreglos mencionados en el párrafo 2 del
presente artículo, toda decisión de recurrir a esas técnicas especiales de
investigación en el plano internacional se adoptará sobre la base de cada
caso particular y podrá, cuando sea necesario, tener en cuenta los arreglos
financieros y los entendimientos relativos al ejercicio de jurisdicción por los
Estados Partes interesados.
4. Toda decisión de recurrir a la entrega vigilada en el plano internacional
podrá, con el consentimiento de los Estados Partes interesados, incluir la
aplicación de métodos tales como interceptar los bienes o los fondos,
autorizarlos a proseguir intactos o retirarlos, o sustituirlos total o
parcialmente.
3
Capítulo V
Recuperación de activos
Artículo 51
Disposición general
La restitución de activos con arreglo al presente capítulo es un principio
fundamental de la presente Convención, y al respecto los Estados Partes se
prestarán la más amplia cooperación y asistencia entre sí.
Artículo 52
Prevención y detección de transferencias del producto del delito
1. Sin perjuicio de lo dispuesto en el Artículo 14 de la presente Convención,
cada Estado Parte adoptará las medidas que sean necesarias, de conformidad
con su derecho interno, para exigir a las instituciones financieras que
funcionan en su territorio que verifiquen la identidad de los clientes, adopten
medidas razonables para determinar la identidad de los beneficiarios finales
de los fondos depositados en cuentas de valor elevado, e intensifiquen su
escrutinio de toda cuenta solicitada o mantenida por o a nombre de personas
que desempeñen o hayan desempeñado funciones públicas prominentes y de
sus familiares y estrechos colaboradores. Ese escrutinio intensificado deberá
estructurarse razonablemente, de modo que permita descubrir transacciones
sospechosas con objeto de informar al respecto a las autoridades
competentes, y no deberá ser concebido de forma que desaliente o impida el
curso normal del negocio de las instituciones financieras con su legítima
clientela.
2. A fin de facilitar la aplicación de las medidas previstas en el párrafo 1 del
presente artículo, cada Estado Parte, de conformidad con su derecho interno
e inspirándose en las iniciativas pertinentes de las organizaciones regionales,
interregionales y multilaterales de lucha contra el blanqueo de dinero,
deberá:
a) Impartir directrices sobre el tipo de personas naturales o jurídicas cuyas
cuentas las instituciones financieras que funcionan en su territorio deberán
someter a un mayor escrutinio, así como sobre los tipos de cuentas y
transacciones a las que deberán prestar particular atención y la manera
apropiada de abrir cuentas y de llevar registros o expedientes respecto de
ellas.
b) Notificar, cuando proceda, a las instituciones financieras que funcionan
en su territorio, a solicitud de otro Estado Parte o por propia iniciativa, la
identidad de determinadas personas naturales o jurídicas cuyas cuentas esas
instituciones deberán someter a un mayor escrutinio, además de las que las
instituciones financieras puedan identificar de otra forma.
3. En el contexto del apartado a) del párrafo 2 del presente artículo, cada
Estado Parte aplicará medidas para velar por que sus instituciones
4
financieras mantengan, durante un plazo conveniente, registros adecuados
de las cuentas y transacciones relacionadas con las personas mencionadas en
el párrafo 1 del presente artículo, los cuales deberán contener, como mínimo,
información relativa a la identidad del cliente y, en la medida de lo posible,
del beneficiario final.
4. Con el objetivo de prevenir y detectar las transferencias del producto de
delitos tipificados con arreglo a la presente Convención, cada Estado Parte
aplicará medidas apropiadas y eficaces para impedir, con la ayuda de sus
órganos reguladores y de supervisión, el establecimiento de bancos que no
tengan presencia real y que no estén afiliados a un grupo financiero sujeto a
regulación. Además, los Estados Partes podrán considerar la posibilidad de
exigir a sus instituciones financieras que se nieguen a entablar relaciones con
esas instituciones en calidad de bancos corresponsales, o a continuar las
relaciones existentes, y que se abstengan de establecer relaciones con
instituciones financieras extranjeras que permitan utilizar sus cuentas a
bancos que no tengan presencia real y que no estén afiliados a un grupo
financiero sujeto a regulación.
5. Cada Estado Parte considerará la posibilidad de establecer, de conformidad
con su derecho interno, sistemas eficaces de divulgación de información
financiera para los funcionarios públicos pertinentes, y dispondrá sanciones
adecuadas para todo incumplimiento del deber de declarar. Cada Estado
Parte considerará, asimismo, la posibilidad de adoptar las medidas que sean
necesarias para permitir que sus autoridades competentes compartan esa
información con las autoridades competentes de otros Estados Partes, si ello
es necesario para investigar, reclamar o recuperar el producto de delitos
tipificados con arreglo a la presente Convención.
6. Cada Estado Parte considerará la posibilidad de adoptar las medidas que
sean necesarias, con arreglo a su derecho interno, para exigir a los
funcionarios públicos pertinentes que tengan algún derecho o poder de firma
o de otra índole sobre alguna cuenta financiera en algún país extranjero que
declaren su relación con esa cuenta a las autoridades competentes y que
lleven el debido registro de dicha cuenta. Esas medidas deberán incluir
sanciones adecuadas para todo caso de incumplimiento.
Artículo 53
Medidas para la recuperación directa de bienes
Cada Estado Parte, de conformidad con su derecho interno:
a) Adoptará las medidas que sean necesarias a fin de facultar a otros
Estados Partes para entablar ante sus tribunales una acción civil, con el fin
de determinar la titularidad o propiedad de bienes adquiridos mediante la
comisión de un delito tipificado con arreglo a la presente Convención.
b) Adoptará las medidas que sean necesarias a fin de facultar a sus
tribunales para ordenar a aquellos que hayan cometido delitos tipificados con
arreglo a la presente Convención, que indemnicen o resarzan por daños y
5
perjuicios a otro Estado Parte que haya resultado perjudicado por esos
delitos.
c) Adoptará las medidas que sean necesarias a fin de facultar a sus
tribunales o a sus autoridades competentes, cuando deban adoptar
decisiones con respecto al decomiso, para reconocer el legítimo derecho de
propiedad de otro Estado Parte sobre los bienes adquiridos mediante la
comisión de un delito tipificado con arreglo a la presente Convención.
Fuente: Organización de Naciones Unidas
Volver a titulares
ORGANIZACIONES INTERNACIONALES
PRINCIPIOS DE WOLFSBERG PARA LA PREVENCIÓN DEL BLANQUEO
DE DINERO EN BANCA CORRESPONSAL (I PARTE)
1. Preámbulo
El Grupo de Wolfsberg de Instituciones Financieras Internacionales1 ha
acordado que estos principios constituyan una guía global para establecer y
mantener relaciones de Banca de Corresponsales. El Grupo de Wolfsberg cree
que la adhesión a estos principios mejorará la gestión de los riesgos y
capacitará a las instituciones financieras para ejercer unas prácticas sanas de
evaluación de los negocios con sus clientes. Además, la adhesión a estos
principios apoya el ánimo de los miembros del Grupo de Wolfsberg de
prevenir el uso de sus operaciones mundiales para propósitos delictivos.
2. Banca de corresponsales
Estos principios se extienden a todas las relaciones de Banca de
Corresponsales, que una institución establece o mantiene para otra
Institución Financiera Cliente2 (IF Cliente). La Banca de Corresponsales es la
provisión de una cuenta de pasivo y sus servicios relacionados con otra
institución, que la usa para sus necesidades de liquidación de cobros y pagos,
gestión de liquidez, prestamos a corto o necesidades de inversión. Las
instituciones pueden decidir la extensión de estos principios a todas las
relaciones que mantengan con el cliente de Banca Corresponsal.
3. Responsabilidad y supervisión
La institución definirá políticas y procedimientos que requieran la existencia
de personas responsables de asegurar el cumplimiento de estos principios.
Las políticas y procedimientos requerirán que, por lo menos, una persona
superior o independiente del oficial que respalda la relación apruebe dicha
relación de Banca de Corresponsales. Las políticas y procedimientos también
preverán la revisión independiente por parte del personal adecuado para
asegurar el cumplimiento continuo de las políticas y procedimientos de la
institución y de estos principios.
6
4. Diligencia debida basada en los riesgos
Estos principios abogan por un análisis basado en los riesgos. Los clientes de
Banca Corresponsal que presenten mayores riesgos, deben ser sujetos a un
mayor nivel de diligencia debida. Estos principios describen los tipos de
indicadores de riesgo que una institución debe considerar al iniciar una
relación, y de forma continuada, al determinar qué tipo de diligencia debida o
diligencia debida aumentada llevará a cabo. En particular, la institución
considerará estos indicadores de riesgo:
- El domicilio del cliente de Banca Corresponsal
La jurisdicción donde el cliente de Banca Corresponsal está establecido y/o
donde la casa matriz esté localizada, puede suponer un mayor riesgo. Ciertas
jurisdicciones están internacionalmente reconocidas por tener estándares
inadecuados de prevención de blanqueo de dinero, regulación supervisora
insuficiente o por presentar mayores riesgos por el crimen, la corrupción o la
financiación del terrorismo. Por otro lado, otras jurisdicciones como los
miembros del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) tienen un
entorno regulador más robusto, que representa menores riesgos. Las
instituciones revisarán los pronunciamientos de las agencias reguladoras y
los órganos internacionales, como el GAFI, para evaluar el grado de riesgo
que presenta la jurisdicción en la que el cliente de Banca Corresponsal está
localizado y/o donde su casa matriz tenga la base.
- La propiedad del cliente de Banca Corresponsal y su estructura de gestión
La localización de los propietarios, la forma legal de la sociedad y la
transparencia en la estructura de propiedad pueden suponer mayores
riesgos. Igualmente, la localización y experiencia en la gestión pueden
suponer preocupación adicional. La participación de Personas Políticamente
Expuestas (PEP) en la gestión o propiedad de ciertos clientes de Banca
Corresponsal, también puede incrementar el riesgo. Las PEP son aquellas que
tienen o han tenido puestos de confianza pública, tales como funcionarios
gubernamentales, altos directivos de empresas gubernamentales, políticos,
altos funcionarios de partidos políticos, etc., y sus familias y personas
allegadas.
- Los negocios del cliente de Banca Corresponsal y su Base de Clientes
El tipo de negocios en los que participa el cliente de Banca Corresponsal, así
como el tipo de mercados a los que sirve, pueden presentar mayores riesgos.
La participación en ciertos segmentos de negocios internacionalmente
reconocidos por tener una mayor vulnerabilidad al blanqueo de dinero,
corrupción o financiación del terrorismo, también son preocupantes. Por
consiguiente, un cliente de Banca Corresponsal que reciba una parte
sustancial de sus ingresos de negocio por su actividad con clientes de alto
riesgo, puede suponer mayores riesgos. Los clientes de alto riesgo son
aquellos clientes de un cliente de Banca Corresponsal, que pueden estar
relacionados en actividades o están conectados con jurisdicciones que están
identificadas por fuentes fiables como actividades que son especialmente
7
susceptibles al blanqueo de dinero. Cada institución puede dar el pese que
considere apropiado a cada uno de estos factores de riesgo.
5. Estándares de diligencia debida
Todos los clientes de Banca Corresponsal estarán sujetos a una diligencia
debida apropiada para intentar asegurar que la institución se siente
confortable realizando negocios con un determinado cliente en atención a su
perfil de riesgo. Para una institución puede ser adecuado apoyarse en el
hecho de que el cliente de Banca Corresponsal opere o esté sujeto a un
entorno regulador que esté internacionalmente reconocido como adecuado
en la lucha contra el blanqueo de dinero. En estos casos, una institución
puede apoyarse en información pública obtenida, o bien del cliente de Banca
Corresponsal o de terceros fiables (reguladores, bolsas, etc.), para satisfacer
sus requisitos de diligencia debida. Al realizar la diligencia debida de
cualquier cliente de Banca Corresponsal, se estima apropiado considerar los
elementos descritos a continuación:
- Domicilio del cliente y organización
La jurisdicción donde la casa matriz del cliente de Banca Corresponsal está
registrada y/o establecida, y donde la unidad en particular que desea
mantener la relación lleva a cabo sus negocios, así como la forma legal del
cliente de Banca Corresponsal.
- Propiedad y órganos de gobierno del cliente de Banca Corresponsal
Si el cliente de Banca Corresponsal cotiza en bolsa o no, y si lo hace, si sus
acciones son intercambiadas en jurisdicciones con regulaciones adecuadas,
así como la identificación de cualquier participación de control significativa.
La estructura y experiencia de la dirección. Estos son los ejecutivos de mayor
rango a cargo del negocio diario. Dependiendo de las circunstancias del
cliente de Banca Corresponsal, esto puede incluir a los miembros de la
Comisión Ejecutiva, o la Junta de Directores, o la Comisión de Supervisión o
equivalente.
La existencia de PEP en la Comisión Ejecutiva o en la estructura de propiedad
- Negocios del cliente de Banca Corresponsal
Los tipos de productos y servicios financieros que el cliente de Banca
Corresponsal ofrece a sus propios clientes, y dependiendo del riesgo asociado
al cliente de Banca Corresponsal, los mercados geográficos en que opera.
- Productos o servicios ofrecidos
Los propósitos de negocio de la relación con el cliente de
Corresponsal, incluyendo los productos y servicios que se le ofrezcan.
Banca
- Regulación e historial
El principal órgano regulador responsable de la supervisión o control del
cliente de Banca Corresponsal. Si las circunstancias lo aconsejan, la
institución también puede considerar la información pública disponible para
8
determinar si el cliente de Banca Corresponsal ha sido objeto de alguna
sanción reciente administrativa o penal.
- Controles de prevención de blanqueo
La naturaleza de los controles de prevención de blanqueo del cliente de
Banca Corresponsal y si se aplican de forma global.
- Sin acuerdos de negocio con bancos pantalla
Confirmar que el cliente de Banca Corresponsal no utilizará los servicios y los
productos de la institución para entrar en negocios con bancos pantalla.
Un banco pantalla es un banco que: (i) no realiza negocio en el domicilio fijo
en la jurisdicción en la que está autorizado a llevar a cabo la actividad
bancaria; (ii) no emplea a una o más personas a tiempo completo en su
domicilio social; (iii) no mantiene registros de operaciones en su domicilio, y
(iv) no está sujeto a inspección por la autoridad bancaria que lo autoriza a
realizar este negocio. Un banco que tenga estas características, pero que sea
una filial regulada, no es un banco pantalla a efectos de estos principios. Una
filial regulada es un banco que, en caso contrario, sería un banco pantalla o
un banco offshore (si fuera el caso), pero cuyo propietario directo o indirecto
es una institución financiera que está licenciada en una jurisdicción que no
está designada por el GAFI como no cooperante, y que está sujeta a
supervisión por la autoridad bancaria de su país.
-Visitas a clientes
A no ser que basten otras medidas, un representante de la institución debe
visitar al cliente de Banca Corresponsal en sus oficinas con anterioridad, o en
un plazo razonable de tiempo tras iniciar la relación con un cliente de Banca
Corresponsal, entre otras cosas, para confirmar que el cliente de Banca
Corresponsal no es un banco pantalla.
Fuente:http://www.sepblac.es/espanol/informes_y_publicaciones/Wolfsberg
%20corresponsal.pdf
Volver a titulares
NOTICIAS
¿Monitorear los "emails" de los empleados ayuda a reducir riesgos
ALD?
Después de que la ex vicepresidenta del Bank of New York, Lucy Edwards,
fuera condenada por ayudar a su esposo a lavar más de US$7.000 millones
provenientes de bancos rusos, ella le dio un consejo al banco que terminó
pagando multas por US$38 millones a los reguladores estadounidenses: El
9
departamento de cumplimiento debería haber sabido lo que ella estaba
haciendo.
El tener un mayor control de los empleados que podría utilizar abusivamente
información sensible, ha sido durante mucho tiempo una práctica estándar
entre las instituciones financieras. Pero a medida que las aplicaciones en las
comunicaciones evolucionaron, lo que necesitan buscar los oficiales de
cumplimiento también se ha visto modificado.
"Estamos comenzando a redefinir nuestra definición de lo que son las
comunicaciones; no vamos a restringirnos solo a los mensajes de correo
electrónico", dijo Dan Regard, director de Intelligent Discovery Solutions en
Washington D.C. El no hacerlo deja a las instituciones financieras en una
situación vulnerable para que sean abusadas por sus empleados con más
conocimientos tecnológicos, advirtió.
Los empleados desleales ya no tienen que depender de llamadas telefónicos
y mensajes de correo electrónico de la compañía para enviar información
sensible, y ahora pueden utilizar mensajes de texto, cuentas personales de
correo electrónico y servicios de redes de contactos sociales como Twitter y
Facebook, precisó Regard.
Pero el monitoreo de estos canales es complicado por el hecho de que es
"muy común para la gente, en conversaciones normales, cambiar
constantemente de canales de comunicación", agregó.
Software de monitoreo de transacciones
Al rastrear los mensajes de correo electrónico de los empleados, las
instituciones financieras, en gran parte, utilizan softwares que permiten
realizar búsquedas mediante palabras claves y rastrear los destinatarios de
los mensajes de correo electrónico que pueden estar en una "lista específica
interna", explicó John Walsh, presidente de la consultora Sight Span en
Mooresville, Carolina del Norte.
Como el software de monitoreo de transacciones, los sistemas de monitoreo
de mensajes de correo electrónico detectan patrones para establecer si
aquellos empleados sobre los que existan sospechas están en contacto
regular con individuos cuestionados, afirmó la experta, quien también agregó
que "si la cantidad de contactos es inusualmente grande, entonces se inicia
una investigación más detallada".
El mismo software, denominado "paquete rastreador", también puede ser
utilizado para monitorear otros medios a través de palabras claves y
patrones inusuales, aunque los sistemas pueden no tener la sofisticación
para monitorear de manera efectiva las llamadas telefónicas, rastreando las
mismas palabras.
10
En lugar de ello, los sistemas telefónicos "pueden ser analizados, verificando
la densidad de tráfico, la frecuencia y elvolumen, y con el sistema adecuado
se puede correlacionar el tráfico telefónico y otros tráficos de comunicaciones
para establecer un verdadero patrón de comunicaciones", dijo Regard.
Ampliar el monitoreo de los empleados puede resultar en la detección de
aquellos que todavía no se han dado cuenta de que "si lo hace en la
computadora del trabajo, puede ser rastreado", dijo Carmen Oveissi Field,
directora de Daylight Forensic & Advisory en Nueva York.
En un ejemplo, un cliente de Field tenía un empleado que estaba planeando
cometer "un delito muy serio" a través de sus servicios de mensajes
instantáneos en el trabajo, a fin de evitar ser rastreado en su teléfono
celular. "Pero no sabía que había una oficina donde sus comunicaciones
estaban siendo proyectadas en una pared y eran leídas", precisó Field.
Si bien la mayoría de las compañías tienen políticas para el uso de correo
electrónico y de redes, las organizaciones multinacionales más grandes a
menudo no aplican de manera consistente esas políticas en todas las líneas
de negocios, aclaró Walsh. En algunos casos, las políticas varían dependiendo
del nivel de riesgo de cada trabajo.
"El mayor escrutinio va acompañado del mayor riesgo asociado con la suma
de dinero que alguien puede defraudar o lavar", dijo Walsh. "Un banquero de
inversión va a ser mucho más vigilado, pero el escrutinio sería menor para
un cajero".
Conservar lo necesario
Debido a que el almacenamiento inadecuado y la administración de la
información en los sistemas de monitoreo pueden concluir en problemas de
cumplimiento, los bancos deben tener políticas para autorizar las funciones
de búsqueda mediante fechas, palabras claves, orígenes y líneas de
negocios, afirmó Walsh.
Las reglas de conservación de la información, sin embargo, varían según los
distintos tipos de transacciones y comunicaciones, y los límites respecto a
cuánto tiempo una institución puede conservar la información, que varían
entre uno y siete años.
Con relación a "la información sobre si su empleado está comprando en
eBay", no habría ninguna razón lógica para conservar esa información
durante cinco años", dijo Theresa Loscalzo, socia de la firma de abogados
Schnader Harrison Segal & Lewis LLP en Filadelfia. "Podría conservarse esa
información durante 30 días y en un servidor distinto".
11
Loscalzo precisó que los bancos pueden cometer el error de incluir todos los
tipos de comunicaciones en una sola categoría, lo cual lleva más tiempo y
tiene un mayor costo para procesar la información importante.
En última instancia, los bancos deben lograr un equilibro en sus esfuerzos
para monitorear a los empleados, para tener seguridad interna profunda sin
tener una vigilancia draconiana, dijo Field. "Hay que encontrar dónde se
quiere marcar la línea en su organización, donde la gente siga siendo
efectiva, pero que no sienta que se le falta el respecto al ser vigilada",
agregó.
Fuente: www.lavadodedinero.com
Volver a titulares
Elaborado por: Issel Soto Asesor: José Luis Rodda Romero
Corrección de Estilo: Carmen Alling
Fuentes: Internet. Supervisión Bancaria
CIBE. Centro de Información Bancaria y Económica
Email: [email protected]
WWW: http://www.bc.gov.cu
Si desea suscribirse pinche aquí: ALTA
Si no desea recibir más este boletín pinche aquí: BAJA
12
Documentos relacionados
Descargar