El Paraíso Perdido, escenario de imágenes

Anuncio
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
El
Paraíso Perdido, escenario de
imágenes conceptuales que se
materializan en sólidas vivencias
Teresa S. Hernández García 1
Resumen
Abstract
Este trabajo pretende exponer, a partir de la interpretación del
Paraíso Perdido de John Milton, las posibilidades de la lectura
crítica, así como señalar la oportunidad que dicha lectura
representa para la reflexión y el análisis de nuestra situación
histórica. Dicho abordaje nos lleva de paseo por los senderos metafísicos y
teológicos del poema de Milton con la pretensión de crear en los
lectores, un interés genuino por acercarse a la obra. Palabras clave: lectura, cultura, crítica, reflexión.
The purpose of this essay is to clarify, from the interpretation of
John Milton's Paradise Lost, the possibilities of the critical
reading, as well as identify the opportunity that this reading
represents for reflection and analysis of our historical situation. This approach takes us on a tour of the metaphysical and
theological paths of Milton's poem with the intention to create in
the readers, a genuine interest to approach the work. Keywords: reading, culture, critique, reflection. Maestra en Planeación Educativa por la Universidad
Pedagógica Nacional. Licenciada en Lengua y Literatura
Española por la Normal Superior de México. E-mail:
[email protected] 1
1230
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
Un buen libro es la preciada sangre que palpita de un
espíritu maestro, embalsamada y cuidada a propósito
para tener una vida más allá de la vida.
John Milton (1608-1674)
La lectura y por supuesto la palabra, tienen
implicaciones superiores sobre la imagen, porque la
lectura es un proceso en el cual no es posible adoptar
la pasividad más profunda (aunque sin duda, no
total) del espectador de imágenes, que no necesita
En este mundo moderno, se están dando pasos
para la conformación de una sociedad donde la
imagen y el medio audiovisual van adquiriendo una
creciente fuerza frente al texto escrito, y han
producido una distorsión en las formas en que
accedemos al mundo y en cómo éste nos invade.
Esta forma de interacción entre el individuo y la
sociedad tiende a amenazar los fundamentos de la
cultura moderna, porque tiene la cualidad de
manipular a las personas con propósitos que
pervierten la cultura del hombre, al imponer hábitos
de
consumo,
estrategias
políticas
y
una
subordinación callada y paulatina sobre lo que el
individuo debe pensar y querer.
exigente en sí misma, por una cultura de masas que
se rige por la lógica del lucro y de las ganancias, en
donde lo superfluo e intrascendente va ganando
en
la
empobrecimiento
vida
de
cultural
la
tiene
población.
un
Este
reforzador
superlativo: la imagen, y si ésta tiene tintes sexuales
y violentos.
condiciones de someter a crítica una información a la
que hasta el mismo ritmo de su presentación depende
de otros, es por lo mismo impuesta. Esta pasividad
dificulta la conformación de hábitos de lectura crítica
de la imagen, que son más naturales y espontáneos
en el proceso de lectura del libro.
La lectura es parte del proceso de formación de la
capacidad intelectual básica del estudiante, que
difícilmente puede ser reemplazada por aprendizajes
o actividades alternativos.
Del mismo modo, el lenguaje escrito y el lenguaje
oral no deben ser desplazados por la simplificación
de la imagen, además, el lenguaje escrito contribuye
Esta tendencia ha reemplazado la verdadera cultura
espacios
entender lo que hay detrás de la pantalla ni está en
a la formación del lector y el oral al dominio de su
lengua.
La lectura es la base de la educación y la educación
es el factor esencial de igualdad social en el mundo
moderno:
igualdad
social
como
igualdad
de
oportunidades, como igualdad legal y como igualdad
en la participación política. Por ello, si el desarrollo
de esta habilidad lectora, de esta técnica peculiar, se
hace en forma que genera nuevas desigualdades,
1231
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
sobre todo porque reduce la lectura de los sectores
redacción esquemática [...] graficar una cadena
más populares a sus elementos más pragmáticos, y se
nuclear, hacer sus propios cuentos, con patrones
contenta con competencias limitadas en tales medios,
propios [...]" Dudo que alguien pueda tomarle gusto
su función igualitaria se destruye, y se convierte en
a la lectura con semejantes modelos pedagógicos, y
un nuevo factor discriminador.
mucho menos que alguien aprenda a escribir con
semejante combinatoria computacional. Esto es
La educación tiene el compromiso de generar
como obligar al niño que aprende a nadar a
individuos capaces de criticar, de pensar y de
memorizar los nombres de los huesos y de los
reformular la vida del ciudadano; hace tiempo los
músculos que intervienen en el proceso: algo útil
jóvenes eran los que protestaban por el estado de las
para el maestro, pero que bloquearía el aprendizaje
cosas y salían a las calles enarbolando la bandera de
del alumno.
justicia social, hoy los jóvenes están interesados en
el reventón, la diversión constante o el ejercicio
Solamente la lectura como placer, que olvide los
manual que le impone el uso de los juegos
beneficios que puede producir, que renuncie a los
electrónicos. Es momento de contrarrestar la enorme
resultados formativos o pragmáticos, acaba teniendo
influencia que significa la tecnología y el dominio de
resultados, acaba produciendo beneficios. Esta es la
la imagen, es necesario revalorar la lectura y al libro
paradoja sobre la que debemos apoyar el esfuerzo de
como un instrumento insustituible en la formación de
impulso a una relación más viva entre nuestros niños
nuestros estudiantes.
y el texto escrito. En el hogar, en la escuela, en los
medios
de
comunicación
social,
es
preciso
Así pues, mi opinión es que debemos reforzar los
restablecer el aprecio por la inútil literatura, para que
aspectos creativos y recreativos de la lectura, frente a
esta sea verdaderamente útil.
los aspectos pragmáticos. Y si esto es así, nada
puede
ser
más
aterrador
que
tropezar
con
metodologías que convertirían incluso la lectura
literaria en un tedioso ejercicio analítico. Leo con
horror la propuesta, que por lo demás demuestra una
competencia especializada indudable, de un profesor
que esboza un "modelo pedagógico" al final del cual
"[…] el estudiante podrá comprender las estructuras,
núcleos y secuencias narrativas [...] hacer la
1232
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
Y ya entrando en materia, quiero compartir con
su sentido de exploración, su audacia y originalidad,
ustedes, asiduos lectores de la palabra escrita, una
es efecto de la aventura del pensamiento. No intento
lectura que de joven, en aquellos años de estudiante
definir la obra literaria sobre la cual escribo, sino
en la Normal Superior, en la materia de Historia
exponer mi actitud ante la misma; en el fondo,
Universal, me pareció fascinante, por la oportunidad
podría ser una hipótesis, una idea que se ensaya. La
de entrar al mundo etéreo e intangible de las letras y
nota
que me llevó a los confines de mi propia
aversiones es lo que lo caracteriza.
individual,
mis
sentimientos,
gustos
o
imaginación, en un torrente torbellino de sensaciones
cuando ésta es perentoriamente estimulada.
No estoy segura de lo que resultará de esta intentona.
Considero muy poco acertado y una ocurrencia
Se trata de El paraíso perdido de John Milton, el
peregrina pretender que personas de intelecto medio,
gran poema épico de la lengua inglesa, un cuento de
con incipiente formación académica y menos en las
inmenso drama y entusiasmo acerca de la rebelión y
disciplinas requeridas, puedan producir un ensayo
la traición, de la inocencia opuesta a la corrupción,
siquiera mediocre sobre una de las más grandes
en la cual Dios y Satán se enfrentan en una amarga
obras de la literatura universal que incluso, no es
batalla para controlar el destino de la humanidad. La
material atractivo a todos los campos, a no ser por
lucha se desarrolla a través del cielo, del infierno, y
cultura general.
de la tierra, pues Satán y su banda de ángeles
rebeldes conspiran contra Dios. En el centro del
Estos, más el hecho de los datos preliminares
conflicto están Adán y Eva, motivados por
relativos a las tantas y poco afortunadas traducciones
tentaciones, todas demasiado humanas, y cuya
a los distintos idiomas fuera del original, así como el
última perdición será el inflexible amor. Trata,
enterarme que han sido tantos los ensayistas y
fundamentalmente, del problema del mal y el
críticos de nombradía, de todos los climas y credos
sufrimiento en el sentido de responder a la pregunta
que no han dejado una rendija para espiar en el
de por qué un Dios bueno y todopoderoso decide
Paraíso Perdido y en la vida del autor.
permitirlos cuando le sería fácil evitarlos.
La pretensión es lograr un ensayo que pueda
transmitir las divagaciones de aspecto crítico a la
esencia de la obra misma. Este bosquejo es producto
de largas meditaciones y reflexiones, lo esencial es
1233
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
Con estas aprensiones, me dispuse a la re-lectura de
de clarines, trompetas, címbalos, rayos y corceles de
la considerada obra inalcanzable. ¿Resultados?
fuego, retumba en los confines del universo
Increíble versión en castellano aun cuando se antoja
increado.
otro idioma, especialmente estructurado por el autor,
lo que seguramente contribuyó a vigorizar y realzar
En esa musicalización epopéyica es posible escuchar
el contenido, y cómo no lograrlo si Milton fue
el tronar de los bronces, cuando Miguel, el Príncipe
versado en hebreo, arameo y griego antiguos, aparte
de las legiones celestes, en poderoso golpe rompe la
otras lenguas que habló con fluidez.
espada de su enemigo Lucifer y en el viaje le hiende
todo
un
costado
a
lo
largo,
que
retira
Pero la obra no es más accesible a los hebreos ni
momentáneamente del combate al apóstata. Como
griegos. Sencillamente se trata de una doble creación
era de esperarse, el in crescendo se torna fatigante
el
conjugando,
para un Milton desgreñado y jadeante, cuando
apocopando y utilizando raíces y nombres en
interviene en el campo de batalla el Hijo Unigénito
original para un canto celestial.
para llevarse todas las glorias del vencedor por
acuñar
un
idioma
declinado,
gracia y decisión del Padre que participa a través
Hoy, encuentro en el rebelde Arcángel, la figura
suyo. Es el momento del clímax, que se sostiene
heroica que le atribuye algún crítico de Milton. ¿Es
tanto o más atronador durante la prolongada caída de
figura central? Sí, puesto que se trata de un caudillo
las huestes derrotadas a la imperante y terrible
del mal, enfrentado a las leyes y preceptos de su
oscuridad de la nada.
hábitat, en donde hasta entonces ha sido honrado y
distinguido de favores. Durante la lectura y hasta su
En el campo quedan los triunfadores, que celebran
término, El paraíso perdido de Milton ha sido todo
cánticos de coros las glorias del vencedor y retornan
un impacto musical. Lo he escuchado. Lo he
a sus lares para ensalzar al Arquitecto Eterno. En el
visualizado.
fuego eterno, incandescencia lóbrega, los vencidos
yacen postrados sin sentido, la orquestación es
John Milton ha escrito la partitura para una elegía
doliente por el sitial perdido y el dolor de las heridas:
excelsa, los libros del Pentateuco atribuidos a
Moisés. Muchas veces, al entrecerrar los ojos
fatigados, he visto a un Milton wagneriano
agigantándose, sublimándose para orquestar esas
fragorosas batallas inconcebibles en las que el tronar
La potestad suprema le arrojó de cabeza, envuelto en
llamas, desde la bóveda etérea, repugnante y
ardiendo, cayó en el abismo sin fondo de la perdición,
para permanecer allí cargado de cadenas de
diamante, en el fuego que castiga; él, que había osado
desafiar las armas del todopoderoso, permaneció
1234
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
tendido y revolcándose en el abismo ardiente,
juntamente con su banda infernal, nueve veces el
espacio de tiempo que miden el día y la noche entre
los mortales, conservando, empero, su inmortalidad.
Su sentencia, sin embargo, le tenía reservado mayor
despecho, porque el doble pensamiento de la felicidad
perdida y de un dolor perpetuo le atormentaba sin
tregua. Pasea en torno suyo sus ojos funestos, en que
se pintan la consternación y un inmenso dolor,
juntamente con su arraigado orgullo y su odio
inquebrantable. De una sola ojeada y atravesando
con su mirada un espacio tan lejano como es dado a
la penetración de los ángeles, vio aquel lugar triste,
devastado y sombrío; aquel antro horrible y cercado,
que ardía por todos lados como un gran horno.
Aquellas llamas no despedían luz alguna; pero las
tinieblas visibles servían tan sólo para descubrir
cuadros de horror, regiones de pesares, oscuridad
dolorosa, en donde la paz y el reposo no pueden
habitar jamás, en donde no penetra ni aun la
esperanza (Milton, 2005).
Vislumbro, en ese angustiado vagar, al raudo
acompañamiento de extraños tambores y el arribo a
la meta inconquistada. El atisbo entre penumbras, su
descubrimiento y asombro ante un mundo hermoso,
Pronto, en un segundo acto se elevan en profundidad
en cuyos pasajes se extasía la batuta miltoniana
los sonidos metálicos cuando el ahora Satanás se
acariciada por la cálida luz cambiante del enorme
incorpora en toda su descomunal estatura y tras
disco fulgurante que pende engarzado en el infinito
expoliar a sus legiones y parlamentar con sus
firmamento. Su nostalgia del solar perdido, y sus
segundos: Belcebú, Moloch, Belial, Mammón, que
amargas acusaciones al Altísimo, que se suavizan al
cada uno tiene su historia, emprende el regreso sin
deleite anticipado de su triunfo y la decepción de su
rumbo para encontrar un nuevo mundo, habitado de
torturador. Son los acordes del sigilo, las pautas del
nuevas criaturas, obra y complacencia de su
allanamiento impuro, del acecho al través de las
atormentador y verdugo, para trasladar su reino a
bestias
cambio de los negros abismos a que ha sido
inconsciencia onírica a la más débil e indefensa
condenado.
representante de las criaturas que reinan el nuevo
trasmutadas.
El
asalto
artero
en
la
mundo. El asedio, la adulación, el engaño y el acceso
al fruto prohibido que devela el mal inficionándolo
en la tierra que así comparte con el cielo el pecado
original.
1235
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
Condenación generacional a la futura humanidad,
fruto inocente, culpada para luego engrandecer la
gloria de la Creación unigénita que de nuevo depone
su solaz para rescatar al género humano. Aquí los
acordes son lamentos, triste gemir de cuerdas que in
crescendo golpean como metales en la sentencia. Es
la pérdida del hogar, la expulsión del Paraíso de la
pareja, precursora de todos los hombres.
Aquí, mi Wagner británico, exhausto conduce los
compases finales que su culminación transportan su
queja hasta los más remotos confines del incógnito
universo sin fronteras sobre el que pende, no la
espada flamígera y justiciera del juez benevolente
sino el siniestro destello del tridente, artero símbolo
de la ciencia y el mal.
Tal es el principio geogénico ¿Mítico? de la
El hombre por esencia y naturaleza débil, albergue
humanidad. Maldita antes de su origen por su propio
de pasiones y todo él vanidad, cae vencido, se
creador de quien todo menos mal hubiera esperado y
convierte en el primer ser emigrante y trashumante
en su caso a asechanzas inconmensurables, barreras
para establecer una y mil patrias en tierras que le son
insuperables, que no lo son el libre albedrío de la
hostiles, de las que ha de arrancar su sustento con
criatura terrestre ante los incomprensibles designios
trabajo, las que ha de poblar y en las que ha de morir
de los emboscados celestes. Tal es el apóstata Satán
humillado, apátrida hasta la consumación de los
y toda su cohorte:
siglos en el Juicio final en el que los justos serán
reinstaurados en su hábitat original.
Ten por seguro que nuestra misión no consistirá
nunca en hacer el bien; nuestra única delicia será
siempre hacer el mal, por ser lo contrario de la alta
voluntad de Aquel a quien resistimos. Si su
providencia procura sacar el bien de nuestro mal,
debemos trabajar para lograr este fin y hasta para
encontrar en el bien medios que conduzcan al mal, lo
cual podremos lograr con frecuencia de modo que
1236
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
quizá lleguemos a apesadumbrar al enemigo y, si no
me equivoco, a distraer sus más profundos designios
del fin a que se encaminan (Milton, 2005).
poema, el cielo y el infierno representan estados de
ánimo, antes que espacios físicos.
La obra comienza en el infierno (descrito mediante
referencias
a
la
permanente
insatisfacción
y
desesperación de sus habitantes), desde donde
Satanás
(definido
por
el
sufrimiento)
decide
vengarse de Dios de forma indirecta, esto es, a través
de los seres recién creados que viven en un estado de
felicidad permanente.
El Paraíso perdido es un libro casi infinito, uno de
esos libros (como La Odisea, como La Eneida, como
La Divina Comedia) que renacen asombrosamente
Lo que El Paraíso Perdido nos enseña desde esta
con cada lectura y nos alimentan a lo largo de los
perspectiva, por tanto, es que la aceptación racional
años. Quizá su mayor valor, aparte de los riquísimos
de la trascendencia divina y de sus inescrutables
y fascinantes personajes de Satán y Eva, sea su
designios, junto al rechazo del cuerpo y las pasiones,
infinitamente compleja, hipnótica e irisada textura
constituyen no sólo la única escala que puede
visual y sonora, verso por verso, imagen por imagen.
conducir a la salvación celestial (preestablecida por
Sobrepasa los 10.565 versos escritos sin rima,
esos mismos designios) sino la única forma de
divididos en doce libros. Tras una invocación en el
mantener el orden y paz terrenales y evitar el
más puro estilo de los clásicos griegos y latinos, en
estallido entre los hombres de la ira, del odio, del
que la Musa es identificada por el poeta con el
recelo, la desconfianza, la sospecha y la discordia.
Espíritu Santo, se nos plantea el objeto de la obra: la
explicación del origen del mal en el mundo. No
Milton responde a través de una descripción
obstante, a medida que nos adentramos en el texto,
psicológica de los principales protagonistas del
ese
poema: Satán, Dios, Adán y Eva, cuyas actitudes
desvanecerse. Conforme leemos percibimos dos
acaban por revelar el mensaje esperanzador que se
cosas: por una parte, que Milton presenta a Dios
esconde tras la pérdida del paraíso original. En el
Padre como a una figura gris, burocrática y cruel; y
aparentemente
claro
propósito
parece
por otra, que el personaje de Satán es quizá uno de
1237
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
los más hermosos, complejos y psicológicamente
Milton para nuestra edificación, nos retiramos
profundos de la literatura. Es imposible evitar
abrumados y buscamos entretenimiento en otro lado.
admirar a Satán y a su ejército de ángeles caídos,
Desertamos del maestro y buscamos amigos" (Belda,
imposible no compadecerse de ellos y desear su
2005); pero hoy, podemos redescubrir el gran poema
victoria.
de Milton como un libro lleno de bellezas
inagotables.
Milton se mantiene dentro del dogma católico pero
no evita los terribles temas de lo evitable del destino,
la ambición intensa e inevitable, la venganza como
única respuesta válida, etc. Es inmensamente
humano el drama que se lee, aunque se trate de seres
divinos.
Es una profundísima exploración de los problemas
En efecto, quizá la primera consideración que cabe
morales de la justicia divina y encierra una
hacer al respecto de esta magna obra se refiere a la
exaltación a la creencia católica. Este poema es una
irresistible personalidad de este personaje que
muestra también de la fusión de sentido y sonido,
entronca
clasicismo e innovación, drama y narrativa.
directamente
con
las
postreras
caracterizaciones románticas y simbolistas. Satán
aparece aquí como un personaje rico, complejo,
El foco teológico está puesto en la predestinación. Al
libertario;
fría,
contrario de la historia del Génesis, el largo poema
la
de Milton, se inicia con la derrota y castigo del
realización de sus propósitos. Así, surge la
ejército rebelde de Satán. Después lo acompaña
asimilación del héroe al mito prometeico; y en esa
mientras comienza el largo viaje en busca de la
misma medida, resulta casi imposible sustraerse a la
venganza contra el Dios que lo expulsó del Paraíso.
fascinación por el ángel rebelde y sus secuaces.
Como Dios, observamos a la distancia cómo Satán
contrapuesto
exactamente
matemática
a
una
e
divinidad
implacable
en
tienta a Adán y Eva al pecado causando su expulsión
Samuel Johnson escribió del Paraíso perdido que
también.
"nadie deseó nunca que fuera más extenso. Su
lectura es menos un placer que un deber. Leemos a
1238
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
Dios es consciente de que si les da libertad de acción
literario, Milton dio vida a una obra tan intemporal
a Adán y a Eva, su caída es segura, pero también
como nuestras debilidades.
sabe que expulsado Satán, éste guiará a la
humanidad al primer pecado. Esto muestra la fuerte
Ya bien lo apunta Joaquín Antonio Peñaloza, en el
postura que Milton interpreta sobre el principio
prólogo de Editorial Porrúa: “Es verdad que en el
católico de la predestinación.
Paraíso
Perdido
se
hallan
trozos
áridos
y
monótonos, largas digresiones, exceso de erudición,
En definitiva, la postura de Milton es positivista ya
ocasiones en que el autor, más que poeta, parece un
que explica que si Adán y Eva nunca hubieran tenido
metafísico o un teólogo” (Milton, 2001). Unos
libertad de acción, nunca hubieran pecado, pero si no
“defectos” pueden explicarse por la época en que
pecaban, nunca hubieran conocido el infinito amor
Milton escribió, por la índole misma del poema, que
de Dios hacia el hombre. Y nos muestra a un Adán
obliga al autor a una sublimidad continua. Pero el
lleno de gratitud hacia el amor de Dios.
conjunto de la composición, que abunda en
perfección de todo género, sorprende y embelesa,
Si hay una palabra clave en todo el libro que resume
seduce y conmueve por el vigor de los personajes
fielmente la esencia de esta obra (y del propio ser
celestiales e infernales a fuerza de tener que sostener
humano),
“desobediencia”.
la grandiosidad, la pintura de los escenarios, la
¿Cuántas veces el ser humano ha roto con aquello
majestad del estilo, la eufonía del lenguaje y el
que no debería ser ni siquiera tocado? Ya sea a nivel
manejo magistral de la versificación.
esa
es
la
palabra
social, a nivel familiar, a nivel de amistad o
puramente personal, si algo caracteriza al ser
Si me preguntan por qué leer no sabría ofrecer una
humano de ser eso mismo, un ser humano, son sus
respuesta definitiva. No obstante, creo que no leer
defectos más que sus virtudes. Pese a que el ser
libros es perderse la posibilidad de soñar e imaginar
humano es el Rey de la Creación sobre la Tierra,
despiertos, de conocer el fascinante, vivo y
nuestros defectos no han dejado de complicar más y
cambiante universo del lenguaje.
más esta difícil existencia, y la dinámica en la que
está inmersa la Humanidad, no tiene indicio alguno
Se leen libros para aplazar la muerte. Se leen libros
de cambio en vista del horizonte que se percibe para
para ensanchar nuestra realidad. Se leen libros para
años venideros. Somos así, nos guste o no, y con el
combatir todas esas pasiones analfabetas que nos
reflejo
circundan como el odio racial, el silencio por
de
esa
desobediencia
como
trasfondo
decreto, la xenofobia, el terrorismo, etc.
1239
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
En suma, se leen libros para descubrir la belleza del
leyó, la mitad dice que no recuerda. El 40% dice que
mundo pasado por el tamiz del lenguaje escrito, del
ahora lee menos. También un 40% dice que nunca ha
hombre hecho metáfora viva a pesar de todo.
estado en una librería. Dos años antes, en la Encuesta
Nacional de Prácticas y Consumo Culturales,
La lectura tiene la cualidad de provocar reflexión,
también de Conaculta, el 37% dijo que nunca había
análisis,
estado en una librería.
imaginación,
identificación,
crítica
creatividad,
y
emoción,
posibilidades
de
conversación, que son desaprovechadas por la
Al 40% que dijo leer menos se le preguntó a qué
escuela.
edad leía más. El 83% (del 40%) dijo que de los 6 a
los 22 años, o sea la edad escolar. Si de los
Por ello se dice que la lectura es un proceso guiado
entrevistados se escoge a los que tienen de 23 a 45
por el código y no por el contexto y además, durante
años (o sea los beneficiarios del gran impulso
la lectura, la relación entre el lector y el texto es
educativo), los números empeoran. El 45% (en vez
pasiva.
la
del 40%) declara leer menos, de los cuales casi todos
comprensión reside exclusivamente en el texto y
(90% en vez de 83%) dicen que leían más cuando
fluye de éste al lector, lo que implica que el texto
tenían de 6 a 22 años. Queda claro que leían libros
tiene significados únicos. De esta manera, todos los
de texto, y que no aprendieron a leer por gusto.
La
información
necesaria
para
lectores al leer un texto obtendrían los mismos
significados, afortunadamente esto no es así, por lo
Los
entrevistados
que
no
leen
dan
varias
mismo hay tantas lecturas como lectores hay de un
explicaciones, la primera de las cuales (69%) es que
mismo texto, cada uno le impregna sus vivencias,
no tienen tiempo. Pero el conjunto de los
recuerdos, expectativas y fantasías.
entrevistados considera que la gente no lee, en
primer lugar, por falta de interés o flojera. Sólo el
Desafortunadamente, Gabriel Zaíd expone sobre los
9% dice que por falta de tiempo. Los entrevistados
hábitos de lectura en México, según la Encuesta
que han hecho estudios universitarios o de posgrado
Nacional de Lectura del Consejo Nacional para la
dieron respuestas todavía más notables. Según la
Cultura y las Artes, dos de cada tres entrevistados
ENIGH
declaran leer lo mismo o menos que antes, a fines del
situación privilegiada (incluye a los 2.8 millones de
2005. Sólo el 30% declaró leer más. El 13% dice que
universitarios que no terminaron sus estudios). Pero
jamás ha leído un libro. Y cuando se pregunta a los
el 18% (1.6 millones) dice que nunca ha ido a una
que no están en ese caso cuál fue el último libro que
librería; el 35% (3 millones), que no lee literatura en
2004, hay 8.8 millones de mexicanos en esa
1240
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
general; el 23% (2 millones), que no lee libros de
alfabetizada y teniendo algún contacto con los
ningún tipo; el 40% (3.5 millones), que no lee
libros no puede denominarse lectora.
periódicos; el 48% (4.2 millones), que no lee revistas
2. Existe un analfabetismo cultural (que es algo
y el 7% (más de medio millón) que no lee nada: ni
mucho más que funcional) representado por
libros, ni periódicos, ni revistas. El 30% (2.6
las personas que aun sabiendo decodificar una
millones) dice que no gasta en libros, el 16% (1.4
palabra, una frase, una oración, un párrafo,
millones) que gasta menos de $300 al año. O sea que
una página, al mismo tiempo no sólo carecen
la mitad de los universitarios (cuatro millones)
del hábito de leer sino que, además, no creen
prácticamente no compra libros. Estos números
que la lectura cotidiana de libros constituya
confirman y acentúan lo que encontró la encuesta
una experiencia digna de disfrutarse.
nacional sobre la cultura en México, realizada por la
3. Estas personas pueden ser –y de hecho lo son–
Universidad de Colima a fines de 1993: el 22.1% de
universitarias; muchas de ellas, con carreras
los entrevistados con licenciatura o más no había
humanísticas (y aún con doctorados), y sin
comprado libros en los últimos doce meses. Sin
embargo no les interesa leer por iniciativa
embargo, el 66% dice que compra la mayor parte de
propia ni tienen un comercio estrecho con los
los libros que lee. Como dice leer en promedio cinco
libros. (Los libros o fragmentos de libros que
libros al año, esto implica que compra tres. El 77%
leyeron en la universidad no tuvieron otro
dice que tiene su propia biblioteca, pero en el 68%
propósito que el de terminar la carrera).
de estas bibliotecas personales hay menos de 50
libros.
La lectura, la simple lectura, la peligrosa lectura,
sólo tiene posibilidades de hacernos mejores si se
La mayor parte de los estudios e investigaciones
nos convierte en una adicción. En vez de la lectura
sobre conducta lectora en México coincide con una
informativa, para solucionar una tarea inmediata, la
desalentadora conclusión que, por su carácter
lectura formativa, la lectura morosa, y amorosa, que
previsible, puede perfectamente intuirse y resumirse
no sirve aparentemente para nada pero que nos
en tres afirmaciones que prácticamente no admiten
transforma y nos confiere mayor sentido dentro de la
controversia:
realidad y dentro de la imaginación. Y, desde luego,
no únicamente libros de ficción literaria, sino de
1. Estadísticamente, los verdaderos lectores son
escasos y constituyen una ínfima minoría en
una
enorme
población
que
aún
todas las materias (filosofía, psicología, religión,
astronomía,
matemáticas,
geografía,
historia,
siendo
1241
[[email protected] CONCYTEG 5(66): Diciembre, 2010]
Hernández
El Paraíso Perdido, escenario de imágenes conceptuales que se materializan en sólidas vivencias
etcétera) que nos enriquecen el mundo y nos hacen
3. Imagen Google en www.dastin.es/php/coleccion.php?id=19
más reales.
4. Imagen Google en www.taringa.net/posts/ebookstutoriales/34421
Bibliografía
Belda, I. (2005), John Milton: Paraíso Perdido, Madrid: Abada
Editores. Trad. de Enrique López Castellón.
Milton, J. (2001), El Paraíso Perdido, México: Porrúa, Col.
“Sepan Cuantos…” Núm. 194.
5. Grabado de "El Paraíso Perdido" de John Milton, original de
1866 para Cassel & Co. Reeditado para AV Ediciones,
2000ra AV Ediciones, 2000 en
http://luisftenorio.wordpress.com/
6. Imagen Google en http://eltamiz.com/2008/04/17/el-sistemasolar-venus/
7. Imagen Google en
http://es.wikipedia.org/wiki/El_para%C3%ADso_perdido
8. Lucifer, el protagonista principal de Paraíso Perdido,
dibujado por Gustave Doré.
----------- (2005), El Paraíso Perdido, Madrid: Abada Editores.
Trad. de Enrique López Castellón.
Referencias electrónicas
El Paraíso Perdido, consultado el 10 de mayo de 2010,
disponible en: www.um.es/campusdigital/Libros/milton.htm
Cómo Realizar un Ensayo, consultado el 15 de junio de 2010,
disponible en:
www.itson.mx/die/.../Como%20Realizar%20un%20Ensayo.pdf
Los usos de la lectura en México en “Por una ley del libro”,
consultado el 9 de mayo de 2010, disponible en:
http://www.uaemex.mx/plan/colmena/Arguelles.html
La obra de John Milton, consultado el 9 de mayo de 2010,
disponible en: www.epdlp.com/escritor.php?id=2046
La lectura como fracaso del sistema educativo, consultado el 18
de junio de 2010, disponible en:
www.paraquefuturoeducamos.blogspot.com/.../los-productossociales-y-culturales-de.html
Ilustraciones por orden de aparición
1. John Milton (Londres, 9 de diciembre de 1608 - ibídem, 8 de
noviembre de 1624), en
http://hayqueleermas.blogspot.com/2010_04_01_archive.ht
ml
2. Imagen Google en http://www.arteshoy.com/lit200601051.html
1242
Descargar