El derramamiento en el golfo de México y como aprovechar la

Anuncio
El derramamiento en el golfo de México y como aprovechar la situación
en la República Oriental del Uruguay
El accidente de la British Petroleum en el Golfo de México aún sin resolver, ya
engendró una crisis sobre la extracción off shore a futuro e implicancias
negativas para Petrobras. Este hecho está creando una nueva lectura con
beneficios adicionales a los ya conocidos para el desarrollo de la energía eólica
en todos los órdenes que le son propios.
El tema de las renovables está teniendo un nuevo direccionamiento a causa del
desastre ecológico en el Golfo de México con la plataforma petrolera
Deepwater Horizon siniestrada de la British Petroleum. Es de esperar que el
impacto será aún más importante que cuando el barril de crudo superó por vez
primera la barrera de los 100 dólares.
Imaginemos que el hecho ocurre a 1525 metros de profundidad, y esta sin
resolver desde el 20 de abril y esta fluyendo crudo al océano a razón de 3,5
barriles por minuto, con este impacto la pregunta es cual será el costo a futuro
de la producción de crudo en el mar.
El futuro de la extracción de crudo off shore también tendrá una inflexión, la
explotación de los campos debajo de una capa de sal como Tupí descubierto
por Petrobras en el 2007 y los de Franco y Libra recientemente, ubicados entre
los 2000 y 3000 metros de profundidad de mar y debajo de 2000 metros de
roca y finalmente debajo de 2000 metros de un domo de sal, implica contar con
una reserva de crudo de altísimo riesgo de extracción.
Con este impacto en el golfo de la B.P., cual es el costo a futuro de la
producción de crudo en el mar, es evidente que este será revaluado con creces
por las mismas petroleras y también fuertemente empujado por las compañías
de aseguradoras. Es también es viable de imaginar que el negocio off shore en
algunos países pase a manos de empresas poco responsables que a su vez se
aseguren en otras de similares características.
Ya el impacto esta afectando muy seriamente el humor y la preocupación del
presidente Barack Obama, entre muchos otros, quien esta exigiendo a la BP
seguridades tangibles que de hecho producirían la retirada de la petrolera de
Argentina, quedando Pan American Energy (PAE) en manos de la familia
Bulgheroni y de la empresa china CNOOC especialista en off shore en su país
de origen.
Lo notable es que la estadística de fallos comenzó lamentablemente a
expresarse como fue en su tiempo el del buque tanquero Valdés de la Exxon,
ocurrido frente a las costas de Alaska el 24 de marzo de 1989, y el del petrolero
Mar Egeo, el 3 de diciembre de 1992, frente a la entrada del puerto de La
Coruña, en España, y como fue con menor importancia la rotura de oleoductos
en diversos países.
Algunos analistas mencionan que en el golfo hay 49.000 pozos y este es el
primer accidente de esta envergadura, de donde la incidencia es mínima, esta
es una pésima aplicación de la estadística, tan mala como monitorear si una
persona esta con vida por 40 años con una frecuencia de una hora, miles de
veces la misma observación con igual resultado no implica poder asegurar que
es este individuo será inmortal.
Visto desde otro lado, creo que los que sufren este accidente en sus playas o
en las actividades de pesca, piensen de igual manera. Tampoco resultará
convincente desde las pérdidas desde todo aquello que tenga que ver con la
biodiversidad porque ya nada será igual, inclusive independientemente de los
esfuerzos económicos para remediar la situación.
También el accidente y las imágenes de la mancha de crudo ha corrido el velo
de otros hechos, como por ejemplo que hay uno o mas pozos que están
vertiendo en forma descontrolada agua salada de la formación al mar, además
de otros muchos que pueden estar teniendo ligeras pérdidas de crudo al mar,
que por pequeñas que sean estas son acumulativas.
Por otra parte y a modo de reacción la tecnología y el sentido común se
expresarán frente a este hecho ocurrido en el golfo de México, tal como en el
pasado cercano la industria naviera implemento el doble casco en los
tanqueros.
Pero el tema a 2000 metros abajo del agua es claramente más complejo y los
daños son irreparables por lo menos en nuestros tiempos de vida humanos,
independientemente de las inversiones puestas a disposición para la
remediación. No estamos en una situación de que se nos cayó un frasco de
tinta en la alfombra del living.
Una crisis tiene siempre una posibilidad de crear una acción positiva y esta es
la de implementar las energías renovables en un grado superlativo. Para
Uruguay es desarrollar el recurso eólico y de otras fuentes renovables tanto
como el recurso esté disponible. De modo de tender cada vez más a la
independencia energética.
Por tal es de importancia apoyar la generación con renovables en todos sus
tipos y a su vez en todas las capacidades.
De este planteo anterior se desprende una oportunidad que Uruguay no debe
ignorar. Lo que en España se empezó a llamarse el Microsoft Europeo y que
años antes en la década del 80 comenzó en Dinamarca y Alemania es la
fabricación de aerogeneradores
El tema puede perfectamente encararse en el país, ya se están haciendo
tratativas a través del MERCOSUR sobre la fabricación local de algunos
componentes de grandes aerogeneradores.
Pero muy puntualmente los pequeños aerogeneradores aptos para la
generación distribuida conectados a la red de baja tensión deberían de
fabricarse en Uruguay, no hacerlo implica dejar de realizar el desarrollo y
perder una importante cantidad de puestos de trabajo calificados.
La generación eólica es un viejo artificio para reemplazar los rudos trabajos
humanos y de animales, que con variantes se remonta a Persia dos siglos
antes de la Era Cristiana, aunque se dice que fue precedido por lo chinos un
poco antes. La introducción a Europa fue obra de los árabes, quienes serían
los responsables de modificaciones de diseño como el eje horizontal.
Se sigue desarrollando en Europa poco a poco hasta que durante la crisis del
petróleo del 70 se aceleró notablemente y luego superada la crisis se volvió a
ralentizar y nuevamente allá por los 80 comenzó a tomar la vital importancia
que hoy tiene.
Más allá de la generación limpia y responsable, y sin minimizar su importancia,
hay un tema que tiene importancia superlativa y es la fabricación de turbinas,
cosa posible localmente, que tiene algunas fortalezas dignas de mención como
la gran cantidad de mano de obra calificada necesaria, la creación de polos de
desarrollo al más alto nivel internacional que a su vez terminaran volcando en
su derredor la cultura tecnológica a otras industrias.
Las fortalezas no terminan, el mercado mundial es altamente demandante y es
también la oportunidad de Uruguay de abrirse a él con este producto no
convencional.
La pregunta que flota es que condiciones de entorno hacen falta para lograr
esta implementación y la respuesta se encuentra mirando en derredor.
En Argentina el desarrollo eólico como fabricante de equipos es casi nulo para
las grandes turbinas, uno de sus principales actores se traslada a Brasil y el
otro una empresa de tecnología reconocida mundialmente en otras áreas como
satélites y reactores nucleares de experimentación y producción de
radioisótopos tiene un proyecto con la ingeniería básica y de detalle terminados
de una máquina de 1,5 MW para clase I plus terminado y esperando concretar
con inversores el emprendimiento de la fabricación, resta otro fabricante
pequeño que con apoyo provincial y muy lentamente está a punto de iniciar la
puesta en funcionamiento de su primer turbina con ingeniería alemana coreana.
Por otro lado Brasil implemento su PROINFA hace más de una década con
errores y aciertos pero con mucho empuje, ellos no querían que una crisis
hídrica como la que habían sufrido les frenara el crecimiento nuevamente y
apuntaron a la generación eólica con buenas herramientas; tales como
seguridad para el inversor, precios rentables y créditos blandos; que
apalancaron el desarrollo y fueron el punto de partida de su actual situación,
con dos fabricantes de aerogeneradores en plena producción y una fábrica de
aspas que exporta al fabricante de turbinas más grande del mercado
americano.
Finalizando, solo queda advertir esta ventana de posibilidad para desarrollar la
generación eólica en la ROU en una totalidad, y advirtiendo que siguen
vigentes todas las fortalezas que existían antes del 20 de abril de 2010.
Ing. Reinaldo Medina Kempter
Consultor Eólico
www.consultoraeolica.com.ar
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards