Los restos del "Maine"

advertisement
suscRiPcion
ESPAÑA .1 PE
PORTUGAL.300REÍS JD
Ciudad f^oclrigo 29 de Enero de j9])
Numerc
• 10
t
nflo I . - n u í n . 4 ¿
Los restos del "Maine"
Después de trece años de continuadas injurias
al buen nombre de nuestra patria, se Vá evidenciando la verdad en aquella gran infamia que se
nos imputó sobre la voladura del Maine, pretesto, de la guerra á que los Estados Unidos nos
provocaron y que dio por resultado la pérdida de
nuestras colonias.
De los telegramas publicados por los grandes
diarios londinenses y de que se hace eco toda la
prensa europea, la pérdida del crucero acorazado yanqui, fué debida á una conflagración interior, probablemente nacida en los depósitos de
municiones.
El despacho que sobre ello ha publicado el
«Daily News», de Londres, dice textualmente:
«Si el pueblo norteamericano no hubiese creído que la voladura del Maine en el puerto de la
Habana fuese obra de los españoles, no habría
habido guerra hispanoamericana. Probablemente
nadie fuera de América lo creyó; pero sí sinceramente la credulidad americana. Ahora, trece
años después del trágico suceso, anuncia el Gobierno americano «que nada tuvieron, sin embargo, que ver con la pérdida del Maine los españoles».
Prácticamente ninguna ventaja positiva ha de
redundar en favor de nuestra desgraciada España
pero cuando menos vá abriéndose paso la razón;
y la Historia con su juicio inapelable ha de hacer
justicia condenando aquel gran atropello de que
fuimos víctimas y haciendo resaltar la altiva, noble y caballeresca actitud de nuestros plenipotenciarios en el tratado de Paris, cuando pedían
como una de las mayores satisfacciones, que una
Comisión internacional examinase el caso y diese su fallo, en frente de la canallesca campaña
que la opinión norteamericana provocó en nuestro descrédito.
De política
En el Consejo de Ministros celebrado el martes pasado, se acordó fijar la fecha de las elecciones para la renovación bienal de las Diputaciones provinciales, señalando al efecto la del 12
de Marzo, próximo.
En nuestro distrito, como en todos los demás,
la noticia ha causado gran expectación, pues
aunque el señalamiento de la fecha no diga nada
nuevo en el asunto electoral, dado que las elecciones tenían que hacerse necesariamente en la
época fijada, con la sola diferencia de ocho dias
en más ó en menos, sin embargo, la determinación de ella, ha sido causa de que se hayan echado enseguida á Volar nombres de más y más candidatos, siquiera muchos de ellos no sean los interesados los que los han lanzado á la palestra.
Dicen algunos que los cuatro actuales diputados aspiran á la reelección y que en caso de ser
así, irán unidos como uno solo hombre, en cuyo caso la aplicación del artículo 29 de la ley
electoral, era indudable.
Otros, por el contrario, afirman que alguno de
los cuatro no presentará su candidatura, y de ser
cierto aspirarían á conquistar su puesto ó alguno
de los otros, tres, cuatro ó cinco personalidades,
unas nuevas en el campo de la política y otras
que ya hablan dado su nombre para luchas semejantes.
337 —
AVANIE
No falta quien también afirma que aunque ninguno de los cuatro diputados retirase su nombre,
la lucha vendría por parte de algunos elementos
que á todo trance quieren política y hombres
nuevos; y por último, hay también quien duda
que la unión entre los actuales, sea tan íntima,
que no haya lugar á dudas y rozamientos entre
ellos.
Qien tenga la razón, lo ignoramos; el tiempo
ha de ser el mejor juez en la materia. En tanto
nosotros solo nos limitamos á repetir lo que se
dice, lo que se murmura en todos los círculos
que de política se trata, prometiendo á nuestros
lectores tenerles al corriente aunque solo en el
concepto de información y sin tomar parte activa en la campaña, de todo cuanto vaya ocurriendo en el asunto.
,^)\^(^lV^^Bj^^^)^^^^^^^)^y^^
iCuz y aire para el pueblo!
Quédese para los hombres que saben, el desarrollar difíciles temas de alta política ó enmarañada sociología; á mi me gustan, por la sencilla razón de que no entiendo de otros, los asuntos llanos, sencillos, caseros, que por otra parte
són también los que el pueblo entiende mejor, y
¿por qué no decirlo? los únicos, que le interesan;
y como el que habla ó escribe, está obligado á
hablar ó escribir solo de lo que entiende y para
que se le entienda, por eso yo no hablo al pueblo
más que de cosas triviales y acomodadas á sus
entendederas y á las mias.
pueblo trabajador; aquí podemos aprender todos,
que el pueblo, ya que por dura é ineludible ley ha
de trabajar seis dias seguidos, (si quiere comer y
dar de comer á sus hijuelos), necesita descansar
un día, pero descansar, no como se ha hecho de
moda de algún tiempo á esta parte; respirando
durante toda la tarde del Domingo ó del día festivo la viciada atmósfera del café ó de la taberna,
no envenenándose lentamente con Vasos de infame peleón, ó lo que es peor, con copas de licores
homicidas, no gastando el día y las horas
y
los cuartos en el ruinoso y criminal juego, llámase brisca ó tute ó mus ó dominó.... ó tresillo (que
de todo hay), no entregándose en cuerpo y alma
á las malsanas é inmorales y pecaminosas y corruptoras emociones del baile moderno en cerrados é infectos salones, sino saliendo á nuestra
hermosa campiña, respirando el aire puro de
nuestra purísima atmósfera, bañándose del sol
benéfico de nuestro incomparable cielo, presenciando ó tomando parte en nuestros juegos tradicionales, que daban vigor al organismo y alegría
al corazón, en vez de corromper y matar uno y
otro, paseando en familia, divirtiéndose en familia, merendando en familia, gastando con la familia el real ó la peseta, que tantas veces se roban
á la familia, gastándolos á espaldas de ella.
Eso, eso es lo que necesita el pueblo; eso es
lo que hace al pueblo sano, robusto, vigoroso,
alegre, trabajador, capáz de grandes cosas; eso,
y no el café ni la taberna ni el juego ni el baile ni
la insípida tertulia, es lo que divierte á todo el
pueblo, porque es lo único en que todo el pueblo
puede tomar parte, sin que le cueste una perra
chica, ni lágrima? ni disgustos, ni enfermedades.... ni ofensas á la moral.
Para escribir este artículo, me ha dado pié,
como siempre, una cosa bien sencilla y vulgar:
el partido de pelota, que presencié y presenció
todo Ciudad Rodrigo el pasado Domingo en el
Y, hay que confesarlo, eso es, por lo visto, lo
juego de San Francisco. Este espectáculo, sen- que desea el pueblo sano, honrado y trabajador.
cillo y todo como es, fué para mí, y creo que pa- ¿No lo manifestó bien claramente el día á que me
ra muchos, una verdadera revelación, una mani- refiero?
festación espontánea, pero clara, explícita y terCon un pretexto cualquiera, con un motivo,
minante de los deseos, aspiraciones y necesida- al parecer, tan insignificante, Vulgar y ordinario
des del pueblo, del pueblo, entiéndase bien, ver- como es un partido de pelota, que, á la verdad,
dadero, del pueblo que trabaja, del pueblo, que ni es espectáculo nuevo ni desusado en nuestra
no tiene más que un día de descanso y esparci- comarca y que puede organizarse y repetirse
miento á la semana, del pueblo, que aquí como cuantas veces se quiera, sólo porque es un ejeren todas partes, constituye arrolladora mayoría. cicio sano. Viril, conforme con las tradiciones de
Hé aquí, me decía yo y oía decir á otros, hé la raza, al aire libre, á pleno sol, y por añadidura
aquí una diversión culta, digna y moralizadora; barato, tan barato, que, para el que nada quiera
hé aquí bien claramente manifestado por el su- gastar, es completamente gratuito, solo por eso,
fragio unánime de todo el pueblo y con la inne- el pueblo entero, hombres y mujeres, clérigos y
gable elocuencia de los hechos, lo que en Ciu- seglares, señores y artesanos, amos y criados, se
dad Rodrigo, como en todas partes, necesita el lanzan á la calle con el traje de las fiestas y se
338
AVANTE
interesan en los lances del juego y animan á los
jugadores, y llenan de aire sus pulmones, y respiran aire, luz y alegría y pasean luego con su
mujer y sus hijos y bromean con sus amigos
¡Este sí que era espectáculo nuevo en Ciudad
Rodrigo! Como que en el paseo nos extrañaba á
muchos Ver tantas caras nuevas; y no es que
aquellos hombres ni aquellas mujeres fueran forasteros ó recien Venidos; es que ordinariamente
no salen de paseo, es que los maridos se ván al
café y las mujeres^ ya se vé, como no tienen quien
las acompañe, tienen que quedarse en casa con
sus hijos^ ó mandar á estos á tirar piedras á perros, y ellas quedarse solas; es que vá siendo
cosa inusitada y hasta no sé si de mal tono, que
el padre pasee acompañado de su familia; es que
nos quejamos de nuestra pobreza, y no queremos
ó no sabemos aprovechar las riquezas de salud,
vida, energía.... y dinero con que nos brinda
gratuitamente nuestro campo, nuestra atmósfera,
nuestro sol, nuestro aire, nuestro cielo.
Pues bien; esto es lo que sale á la superficie,
lo que se vé. Apostaría yo una cosa buena á que
aquel día salió ganancioso el pueblo en otras cosas de que el público no suele enterarse. Obreros y trabajadores, ¿á que aquel día os divertisteis más y mejor y más barato, que otros dias de
fiesta, en que apenas comisteis, os encerrasteis
en el café ó en la taberna, para jugar la partida
y demás que vosotros sabéis. .. y yo también?
¿á que sentisteis no se qué complacencia íntima,
cierta satisfacción y orgullo, al respirar el aire
puro y veros en el paseo rodeados de vuestra esposa y de vuestros hijos? ¿á que volvisteis á casa
más contentos de vosotros mismos y encontras'
teis más contenta á la familia que otros dias? ¿á
que aquella noche no cenásteis morros, como
acontece otras veces, cuando volvéis demasiado
.tarde ó demasiado temprano, demasiado sérios
ó demasiados alegres?
que me propuse al empezarlo, dirigir al Sr. A l calde ó á quien corresponda este montón de preguntas: ¿no habría medio de arrancar al pueblo
trabajador de esos bailes y cafés en que pierden
la salud y el jornal de la semana? ¿no sería posible fomentar el juego de pelota y otros parecidos
que tanto y tan inocentemente divierten al pueblo? ¿costaría mucho al Ayuntamiento hacer las
reformas necesarias y convenientes en el ex-convento de San Francisco? ¿le sería muy gravoso
añadir algún aliciente, que estimulase y atrajese
á los jugadores, aún á los forasteros? ¿há pensado alguna Vez nuestro Ilustre Ayuntamiento en el
gran bien que se puede hacer al pueblo con esta
clase de espectáculos?
Por'mi parte he cumplido con mi obligación,
haciendo estas preguntas. Ahora á otros toca dar
la conveniente respuesta.
Ya sé que me vais á contestar, que no siempre
hay sol espléndido como aquel día, ni partidos
de pelota interesantes y famosos. Pase la primera razón, á la cual ni yo ni el Alcalde podemos
hacer otra cosa que bajar la cabeza; la segunda
no me convence, porq-ue sé muy bien que la
campiña de Ciudad Rodrigo no necesita de esas
salsas y aperitivos para agradar á toda persona
de gusto y por consiguiente á Vosotros.
Pero, para que Veáis que me hago cargo de
las cosas y sé muy bien de que pie cojeamos todos, os confesaré, ahora que estoy terminando
este articúlelo, que ese fué precisamente el fin
— 339 —
Eos Cansados
Alrededor del fuego confundidos
como el recuerdo y la esperanza están
los ancianos, cansados de la lucha,
y los mozos, ansiosos de luchar.
Los ancianos, consejos á los mozos
les suelen dar con infantil candor,
en la experiencia de sus largos años
fundando únicamente su razón.
— E s inútil del todo, viejo amable...
Déjanos que marchemos á luchar;
de mis labios, más tarde, oirán mis nietos
esos mismos consejos que me dás.
En la amalgama de las dos edades
luchando con pujanza igual las dos,
triunfa al final de las tinieblas hondas
magnífico, explendente el Padre Sol.
Callan los viejos y los mozos callan,
y aroma los silencios, la Virtud
de un infantil cuidado pesaroso
y de una fatigosa senectud.
Los viejos abren los cansados ojos
y en silencio los vuelven á entornar...
¡Flor de resignación en las pupilas
tan cansadas de ver y de llorar!
AVAN
Los mozos dilatando sus pupilas
mantienen su Violenta tirantéz...
¡Rayos de sol en las pupilas fuertes
presintiendo las ánsias de correr!
Y de los largos y ásperos caminos
colocada la Venta entre los dos
se alza callada... ó á lo más semeja
un triste signo de interrogación.
* *
*
Alrededor del fuego, confundidos
los viejos y los jóvenes se vén...
Los muchachos alegres, decidores;
las muchachas dejándose querer...
Media noche. Florecen en los labios
claveles de sonrisas sin cesar...
A veces se desborda la esperanza
en una fresca risa de cristal.
Como un introductor de embajadores
un gallo canta presintiendo al S o l . . .
Lanza un viejo, en la sombra, el carraspeo
de su doliente irremediable tos.
Jesús Domínguej.
Eníre Sos ceníenarios
La visita de los dos generales ingleses, de que
damos cuenta en otro lugar de este número y su
propósito de estudiar sobre el terreno la línea de
invasión del ejército aliado, debe revelar á nuestro Ayuntamiento cuan cierto es, cuanto con este
mismo epígrafe, decíamos en uno de nuestros pasados números.
Indudablemente, habrán sonreído los dos ilustres extranjeros cuando hayan c o n t e m p l a d o
aquella más que modesta, humildísima lápida,
que con ocasión de la conmemoración de un centenario de heróicos hechos, hemos colocado sobre la brecha, donde tantas y tantas Vidas se sacrificaron en holocausto de la patria.
Pero seguramente habrán hecho más que sonreírse, ante los trozos de piedra que constituyeron nuestras armas, que rotos, enmonecidos, sirviendo para juego de chiquillos ó punto de parada de irracionales, yacen en el sitio más Visible
de la entrada de la población, como monumento
conmemorativo de nuestras Vergüenzas, ya que
no pueden mostrarse orgullosas como columnas
de nuestro escudo.
Con certeza los generales ingleses, habrán
buscado algo perdurable que perpetué nuestra
l'E
historia, sabiendo que muy pocos meses hace
fué conmemorada la defensa de la ciudad; tal Vez
no tuviese su visita otro objeto,—pues el estudio
de nuestra plaza lo tienen olvidado de puro sabido los ingleses—, que contemplar el monumento
que nuestros héroes reclaman, y al no hallarlo,
irán propalando y contando á su tierra que en el
próximo centenario no debe pensarse para nada
en Ciudad Rodrigo, que mal puede perpetuar la
memoria de extraños cuando no sabe conservar
la de sus hijos.
A tiempo estamos aún; no olvidemos que en el
año 1812 fué aún nuestra personalidad salientísima y por tanto en el de 1912 nuestro papel no es
tan secundario que quede relegado á última línea.
Vengan los restos de Don Julián, el heróico
charro, como nuestro colega local reclama tiempo hace, vengan también los de Herrasti; añádanse á ellos los de los demás bravos defensores
y colóquense en un mausoleo, en un monumento
digno de ellos y de los descendientes suyos que
saben perpetuar los nunca olvidados ejemplos de
sus antecesores.
Añádase á esto la publicación de esos trozos
de nuestra historia, cantados en público certámen, perpétuese en los descendientes de Herrasti, la memoria de aquella homérica defensa; y
cuando nuevamente en el próximo año, nos visiten.más generales ingleses, más ilustres extranjeros, entre ellos nuestro Duque, pueda mostrarse Ciudad Rodrigo, sucesora de aquella Ciudad
noble, heróica y leal.
i s r o T i o i A . s
Ha
j a l l e c i d o en esta C i u d a d , lá c e n t e n a r i a J o -
sefa A l c a l á H e r n á n d e z .
N a c i ó el día i q de M a r z o
de 1807 y fué b a u t i -
z a d a en l a p a r r o q u i a de S a n A n d r é s , e x t r a m u r o s ,
el día 22 d e l m i s m o m e s c o n el n o m b r e de J o s e f a
R a m o s , d e b i e n d o c u m p l i r por
lo t a n t o 104 años
el p r ó x i m o día de S a n José.
H a s t a h a c e p o c o s años c o n s e r v ó b a s t a n t e
agi-
l i d a d , y a u n q u e en estos ú l t i m o s n o salió de c a s a
n i a ú n casi d e l l e c h o , c o n s e r v ó hasta ú l t i m a h o r a
el uso e x p e d i t o de todas sus f a c u l t a d e s , h a c i e n d o
g a l a s o b r e t o d o de u n a p r i v i l e g i a d a m e m o r i a q u e
le p e r m i t í a r e c o r d a r y r e f e r i r m u c h o s e p i s o d i o s d e
q u e f u é t e s t i g o en los años de s u i n f a n c i a . A c o r dábase m u c h o de l o s f r a n c e s e s y m á s t o d a v í a d e
los
i n g l e s e s , pues y a c o n t a b a c i n c o a ñ o s , c u a n d o
estos e n t r a r o n e n C i u d a d R o d r i g o en 1812.
M á s de u n a v e z l a o i m o s d e c i r q u e m á s d e s t r o zos,
violencias y
atropellos habian cometido es-
tos, viniendo c o m o amigos, que aquellos, entran-
340 —
AVANJE
do c o m o e n e m i g o s .
p a p e l el y a
e n t o n c e s d e r r u i d o F u e r t e de l a C o n -
cepción.
C o n e l l a h a d e s a p a r e c i d o el ú l t i m o t e s t i g o p r e s e n c i a l de l o s g l o r i o s o s a c o n t e c i m i e n t o s que c o n memoramos
el año
S e h a l l a n e n f e r m o s , a u n q u e p o r f o r t u n a no
pt-sado v t a l vez c o n m e m o -
de
raremos el año p r ó x i m o v e n i d e r o . Ojalá que con
gravedad, doña M a n u e l a Martín
e l l a n o d e s a p a r e z c a l a fé, e l a m o r á l a p a t r i a , a b -
don M i g u e l V i l l a r e s , don F e r n a n d o Iglesias, don
n e g a c i ó n , e l h e r o í s m o , l a s v i r t u d e s todas q u e g u i a -
Julián C a s t r o y el j o v e n don E d u a r d o Y e p e s .
r o n á n u e s t r o s p a d r e s en a q u e l l a c o l o s a l e m p r e s a .
¿&=>
Hemos
D e s c a n s e en paz después de tan l a r g a v i d a l a
centenaria mirobrigense.
T a m b i é n h a n t a l l e c i d o : e n M a d r i d , e l M . I . señor
D e á n de a q u e l l a C a t e d r a l , d o n A l e j o
Canónigo
malogrado
Martínez
Izquierdo,
don L u i s Gutiérrez,
don
A n t o n i o y don Juan R a m ó n S e v i l l a n o , don
An-
tonio
saludado á
M é n d e z , d o n M a n u e l Sánchez A c o s t a . P á -
r r o c o de C e s p e d o s a ; d o n F r a n c i s c o T o r i b i o , C a p e -
Izquierdo,
q u e t u é de S a l a m a n c a , y s o b r i n o
M o r o , esposa d e
l l á n de F u e n t e g u i n a l d o ;
del
don D o m i n g o
Sánchez
y don V í c t o r
Vihuela,
P á r r o c o de S a n t a O l a l l a ;
Administrador
m é d i c o de R o b l e d a .
A p o s t ó l i c o d e esta Diócesis a n t e s d e ser r e s t a u rada.
W:
R e f i e r e n los periódicos
E n esta C i u d a d : después de l a r g a y p e n o s a e n f e r m e d a d d o ñ a I s a b e l M é d r a n o d e l V a l í , e s p o s a de
n u e s t r o b u e n a m i g o el p r o f e s o r
del C o l e g i o del
C a r d e n a l C i s n e r o s de M a d r i d , d o n Jesús H e r n á n dez D e l g a d o , q u i e n c o n t a n
triste m o t i v o t u v o
que v e n i r p r e c i p i t a d a m e n t e ; y d o ñ a B a s i l i s a M a r t í n ,
esposa d e l c o n o c i d o i n d u s t r i a l D . M a t i a s V i c e n t e .
de
M a d r i d , que
ocu-
r r e n g r a c i o s a s escenas en l a r e c o g i d a de l o s m e n d i g o s ; se h a d e s c u b i e r t o q u e a l g u n o s p a g a b a n
d u r o s de a l q u i l e r
de c a s a
40
a l m e s ; á o t r o s se l e s
h a n e n c o n t r a d o en l o s b o l s i l l o s u n a h e r m o s u r a d e
duros contantes y
s o n a n t e s , y se o b s e r v a q u e a l
dar cuenta de esta noticia los redactores de a l g u n o s p e r i ó d i c o s , se les h a c e l a b o c a a g u a y p a r e c e
N u e s t r o pésame á sus r e s p e c t i v a s f a m i l i a s .
c o m o que manifiestan
ciertos deseos de c a m b i a r
de p r o f e s i ó n . P e r o v a m o s a l caso.
K n l a I g l e s i a p a r r o q u i a l de S a n I s i d o r o c o n t r a -
D i o s me libre de hacer g u e r r a á los p o b r e s , que
j e r o n m a t r i m o n i o el día 22 d e l c o r r i e n t e el r e s p e -
por a m o r d e D i o s y con verdadera',necesidad piden
tado d o c t o r en M e d i c i n a d o n E d u a r d o Y e p e s R o -
u n a l i m o s n a ; p e r o esto s u p u e s t o , y á n a d i e a u t o r i -
dríguez,con la distinguida señorita María Coletty
zo p a r a
Sanz.
p u e d e ser q u e c o n v i n i e r a p o n e r m a n o en el a s u n -
Nuestro
p a r a b i é n más c o r d i a l al n u e v o m a t r i -
monio.
que suponga lo contrario,
también aquí
to; t a m b i é n a q u í las p e r s o n a s b o n d a d o s a s y c a r i t a t i v a s se v é n
quien
no
asediadas, injuriadas
tiene
derecho
á la
á veces, por
compasión
del
prójimo.
E n el n ú m e r o d e l g r a n d i a r i o m a d r i l e ñ o A.
B.
C. c o r r e s p o n d i e n t e a l m a r t e s p a s a d o se p u b l i c o l a
f o t o g r a f í a de n u e s t r o b u e u
a m i g o y paisano don
E s t a n i s l a o de D i o s L ó p e z , c o m o a u t o r d e l f o l l e t o
en q u e se i n s e r t a l a n o t a b l e c o n f e r e n c i a s o b r e l a s
g u e r r a s c o l o n i a l e s d a d a en e l café d e l P o r v e n i r de
esta C i u d a d .
Nos
q u e n o les d á l i m o s n a ; són b a s t a n t e s l o s
pobres,
á
q u i e n e s si se h u b i e r a n de r e g i s t r a r , se les e n c o n t r a r í a m á s d i n e r o , q u e á m u c h o s de los q u e d á n
l i m o s n a ; s o n m u c h o s los q u e p i d e n de p u e r t a e n
p u e r t a , s o b r e t o d o f o r a s t e r o s , q u e están en p l e n a
f e l i c i t a m o s de q u e e l n o m b r e d e n u e s t r o
p u e b l o v a y a t o m a n d o c a r t a de n a t u r a l e z a en los
grandes periódicos
S o n m u c h o s , m u c h i s í m o s los p o b r e s q u e p i d e n
con malos modos y poco menos que amenazan al
ó r g a n o s de l a o p i n i ó n e s p a -
ñ o l a , s o b r e t o d o c u a n d o c o m o en este caso s u c e de se e n s a l z a n los m é r i t o s v e r d a d e r o s de u n o de
los n u e s t r o s .
j u v e n t u d y no t i e n e n c a r a d e p a s a r h a m b r e , y q u e
se e c h a n al c o l e t o b u e n o s c u a r t i l l o s de v i n o y b u e nos c i g a r r o s ,
p r o f a n a n d o así l a l i m o s n a q u e r e é i -
b e n . P u e s b i e n , t o d o s e s t o s n o sólo s o n seres i n ú tiles y n o c i v o s á l a s o c i e d a d , no sólo d e s h o n r a n y
se r i e n d e l a s n a c i o n e s , y de l o s p u e b l o s q u e l o s
c o n s i e n t e n , s i n ó q u e v e r d a d e r a m e n t e r o b a n el pe-
E n u n o de l o s dias de esta s e m a n a h e m o s teni-
dazo de p á n ó l o s c i n c o c é n t i m o s , q u e se les dán>
do el h o n o r de ser v i s i t a d o s p o r e l T e n i e n t e G e -
á otros
n e r a l y G e n e r a l de d i v i s i ó n i n g l e s e s L o n i a n t
estaría d e m á s h a c e r u n e s p u r g o b i e n h e c h o .
G r i e r s o n , quienes tienen
el propósito
t o d o el t e a t r o de l a c a m p a ñ a
y
más p o b r e s y más
dignos que ellos. N o
de v i s i t a r
de i n v a s i ó n
del
D e s d e e l día p r i m e r o de F e b r e r o c o m e n z a r á á
e j é r c i t o a l i a d o en 1812. D e s d e esta C i u d a d p a r t i e -
regir
r o n p a r a F u e n t e s de O ñ o r o y A l d e a d e l O b i s p o á
b r e e l t a b a c o , c r e a d o en u s o de l a a u t o r i z a c i ó n
fin de e x a m i n a r el t e r r e n o en q u e se l i b r ó l a b a t a -
c o n c e d i d a a l M i n i s t e r i o de H a c i e n d a , p o r l a l e y
l l a de F u e n t e s de O ñ o r o en q u e j u g ó s u ú l t i m o
de p r e s u p u e s t o s p a r a este e j e r c i c i o .
541
con
carácter
p r o v i s i o n a l , el impuesto so-
A VAN il
ten disfrazar mi opinión; de modo que, allá va,
lisa y llanamente.
c i g a r r i l l o s de o'45 á o'^o; las de 0*30 á o ' 3 5 ; l a
Se quejan algunas señoras de que los criados
p i c a d u r a de 2 pts. á 2 ' 2 0 ; l a de 1,75 á 2; los c i g a han cambiado mucho, y que no existen aquellos
r r o s de o'25 á o ' 3 o ; los de 0*30 á o' 35; los de o' 15
tipos de lealtad, de los viejos tiempos, que se saá o!2o; l o s de o"'10 á o'15; l a p i c a d u r a h a b a n a en
crificaban por los amos.
p a q u e t e s de 125 g r a m o s de 3 p t s . á 3*75 y los c i Efectivamente, la atmósfera moral de nuestro
g a r r o s p e c t o r a l , a r r o z y a l g o d ó n h e b r a de o ' ó o ,
siglo, no inspira el respeto, ni la sumisión, ni el
á o'7o.
sentido del deber, como sucedía antiguamente.
H a r e g r e s a d o á esta C i u d a d el M . I. S r . P r o Los criados han oido decir por todas partes, que
visor don F r a n c i s c o M a r s a l .
son nuestros iguales, que la suerte que les hace
^ ¡
depender de los demás, es injusta, que tienen toL a n o c h e d e l 28 al 29 del c o r r i e n t e , l a A d o r a dos los derechos y todas las virtudes; así como
c i ó n n o c t u r n a c e l e b r a r á su V i g i l i a
ordinaria;
los amos están sujetos á todos los defectos.
s i e n d o a p l i c a d a p o r el a l m a de d o ñ a I s a b e l M e Si los criados no son como eran antes, les disd r a n o del V a l í (q. e. p. d.)
culpa la educación que reciben y las influencias
malas, que los solicitan, por todas partes.
H a r e g r e s a d o á M a t a r ó , después de p e r m a n e ¿Pero podemos asegurar que los amos no hec e r u n o s d i a s e n t r e n o s o t r o s el c o n o c i d o a b o g a d o
d e l C o l e g i o de B a r c e l o n a , d o n M a n u e l P u j ó l y
mos cambiado y que somos dignos sucesores de
Coll.
nuestros abuelos, que conservaban á su lado, á
los servidores, hasta que se morían de viejos?
Siguiendo su ejemplo, ¿consideramos á los criados como si fueran de la familia? ¿Somos con
ellos corteses, buenos, complacientes y justos?
¿Miramos por su bienestar? ¿Por el contrario,
El día primero de Febrero, se pondrán al co- abusamos de su inferioridad, les hacemos trababro, sea en las Oficinas Centrales ó en las Re- jar más de lo regular, como si fueran máquinas,
giones, á elección de los interesados, los veinti- no les dejamos el descanso necesario, disculpáncinco primeros «socorros únicos^ á Profesores donos con que les pagamos excesivo salario, y
imposibilitados, viudas y huérfanos de los falle- no les tratamos con las consideraciones que se
cidos; correspondiendo á esta Región Castella- merecen, por ser nuestros semejantes,
na, los siguientes:
Como esta cuestión de la servidumbre tiene
Sra. Vda. de D. Fermím Domínguez.—Larro- gran importancia, debemos inspirarnos en la
drigo (Salamanca), 1400 pts.—Sra. Vda. de justicia y la piedad, y dirigir, sin dureza, á estos
D.Juan Pampín.--Villanueva-Duero (Vallado- desgraciados por el camino del bien, y tengamos
lid) 1950. id.—Sra. Vda. de D. Félix Burrieza.— muy presente que, ante Dios todos somos herMedina-Rioseco (Valladolid), 1370 id.—Sra. viu- manos y que la Divina Providencia nos destina
da de D. Francisco Barrajo.—Herreruela (Avila) para consolar y ayudar á los desheredados de la
960 id. — Huérfano: D. Ensebio Fernández.— fortuna; y como solamente somos superiores á
Valdejama (Burgos), 780 id.-Huérfano: D. F i - ellos en la educación, estamos obligados á dardel Picado Miguel.—Herrador (Avila), 780.
les ejemplo con nuestras palabras dulces y nuestros modales finos.
Cuando vean los criados que no se les trata
como á esclavos y sí con cariñoso interés, cerrarán los oídos á las falsas doctrinas de los tiempos modernos; y si los amos se inspiran en la
Una de mis buenas amigas, entusiasta lectora justicia y la caridad, renacerá la raza fiel de los
de AVANTE, me ruega que dedique unas «Lectu- antiguos servidores; los malos puede ser que toras», al importante asunto de «Como debe tra- davía se resistan; pero seguramente que triunfará
tarse á los criados >. Dado mi modo de pensar, es el bien; pues en el día hay muchos ejemplos de
algo difícil desarrollar este tema, y desde luego amos buenos que conservan á su lado servidores
creo que no será á gusto de todas, como yo qui- leales; y esto significa que la humanidad no es
siera, pero mi lealtad y franqueza no me permi- tan mala, como suponemos.
- 542
En
v i r t u d de é l , se e l e v a n e n t r e o t r a s
las de uso c o r r i e n t e s i g u i e n t e s :
clases,
las c a j e t i l l a s
de
Ikkpio es I p U ii M m Ululares
Lecturas para todas
AVAN I R
Las amas de casa procurarán que las señoritas y niñas de su familia traten á los criados con
MERCADOS
suavidad y buenos modos, haciéndoles Ver que
bastante desgracia es tener que servir y que los
T D X - A . 34 IDE EUSTEPIO
pobrecitos nunca pueden hacer su Voluntad y que
es de mala educación hablarles orgullosamente,
y con altanería.
Trigo candeal, fanega.
» barbilla
» .
Seguid mi consejo, sed buenas con ellos y enCenteno
» .
contrareis criados que os servirán con cariño y Cebada
»
respeto.
Algarrobas
»
Guisantes
»
ííarinafa.
Garbanzos
»
Avena
» .
Alubias
»
Patatas, arroba
Pesetas Cts
10 50
10
7 50
7
7 25
9
17
5
22
90
Registro Civil
IMP.
NACIMIENTOS:
Micaela Arnés Garduño.—Sebastián Barco
Silva.—Juan Antonio Gabarri Salazár.—Antonio
Domínguez ToVar.—Lorenza Baez Sánchez.—
Ana Manuela Blanco Hernández.—Ildefonso Ramos Bernal.—José Santos Caballero.—Bernardino Mariano Ripoll Honorato.---María Antonia
Martín Gómez. —Manuel Pablo García Cacho.
DEFUNCIONES:
Soledad Rodríguez Posadas, de meningitis.—
Ana María Antúnez Alfonso, de tuberculosis pulmonar.—Ursula Hernández Rubio, de pulmonía.-Josefa Alcalá Hernández, de senectud.—
Antonia Valentina Repila Montero, de escarlatina.—Isabel Medrano de Valí, de edirección grave.—Basilisa Martín Nuñez, de bronco-peumonía.
MATRIMONIOS:
Don Eduardo Yepes Rodríguez, con doña María Cóletty Vázquez.
DE ENRIQUE C U A D R A D O
CIL.JAD
RODRIGO.
zas, HUIOS, ariscos y carreteros, en la
Para informes, Cándido Ramos, montaráz de
la dehesa.
21.000 robles, para traviesas, en la dehesa de P e rosin, p r o p i e d a d de l a
Excma. Sra Marquesa de Cartago. Se admiten proposiciones en Madrid, Ferráz, 20
y en Ciudad Rodrigo, Colada, 9, casa de
D. Joaquín Martín.
"Nueva Funeraria"
PLAZA MAYOR, 10
Oiia.cLa.cL I^ocLirig-o
O X J X J T O S
DÍA 29 DE ENERO.—Dominica 4.a después de
Epifanía. S. Valerio, ob. y conf. y S. Francisco
de Sales.
La Misa y oficio divino, son de S. Valerio^ con
rito doble y color blanco.
SANTA IGLESIA CATEDRAL.—Misa conventual á las nueve, á las once otra rezada.
CAPILLA DE CERRALBO.—Misa conventual á
las ocho y media, y á las once y media otra
rezada.
PARROQUIAS.—Misa conventual á las nueve.
DÍA 2, Jueves.—La Purificación de Ntra. Sra.
con rito doble de 2.a clase y color blanco.
SANTA IGLESIA CATEDRAL.—A las nueve.
Bendición de las Candelas, procesión y Misa solemne con sermón.
Los dependientes de esta casa, no se presentarán en ninguna parte sin haber sido llamados, después de ocurrida una defunción.
SERVICIO P E R M A N E N T E
Cajas ó f é r e t r o s
sin c o m p e t e n c i a .
á precios
C O R O N A S FÚNEBRES
También se encarga de suministrar C E R A para el VIÁTICO, á 2'50 pesetas, los 460 gramos,
(libra).
CALZADO
IDE
L^V
fábrica Vera Dermanos,
IDE
ELE^A-
Depósito en Ciudad Rodrigo, P r e c i o F i j o ,
ANGEL ROSELLÓ.
A VAN ii-:
ANUNCIOS
Ultimas novedades en tejidos de
todas clases, para la presente temporada.—Nuevos modelos en Sombreros y Gorras para caballero, C a misas, Cuellos, Puños y Corbatas.—
Inmensa colección en Blusas y Faldas confeccionadas, formas elegantes y precios muy económicos.—
Gran surtido en ropa blanca confeccionada para señora. Juegos completos para novias, ultima novedad.—La única casa que tiene Corsés forma recta: modelo
Paris.—Variedad en Sombrillas, Paraguas, Quitasoles, Bastones y Abanicos—Perfumería y Bisutería.—Armas de fuego y efectos para caza.—Gramófonos, discos de dos c a ras y Fonolipia. Ultimas impresiones hechas por los mejores artistas y lo de más actualidad. Agujas Odeon, 1,50 pts. caja.—Relojes de pared y bolsillo, lentes y gafas roca, granprecisión, para vista cansada, miope y vista operada. Depósito de don Adolfo Wincer, de
Salamanca.—Exposición permanente en sus espaciosos escaparates, de todo cuanto se
recibe en novedades para Señora y Caballero.—Antes de efectuar compras visite esta
acreditada casa.
Comercio 9el Precio íijo
Mgú
ta de Béjor, 9, C H i ROHO
500 sombrillas, muy elegantes, p u ñ o n í q u e l , de 5 pts. á 2,50.
500 paraguas, a u t o m á t i c o s , buena c l a s e ,
de 5 i d . á 2,50.
1000 toallas, afelpadas, c o l o r , de 0,60 pts. á 0,30
r
i
BANISTERI
de
Eugenio B . L a g a r .
ra
Mssssissassi
1 ti
tí
n
y.
FOTOGRAFÍA ARTÍSTICA
mm BOTeis
y
Oasino IlVLix'o'brig-en.se.
Calle ele ÜS^Eadricl, niárxi- 13
í i i e a de U e s M E W i M
* Grandes reformas in| troducidas en el mismo.
I Lujosas habitaciones y
^cuarto de baño. Se sirIven banquetes y bodas.
i
Coche á todos los tre-
i
ON PARLE FRANJÁIS.
I
Se hacen tareas 8e encargo á gusto ael consumigor.-Depósifo para la nenia al flefaíl, en la fábrica 9e Corflele- S
ría 9e Islfloro moreno Sarcia, piaja ITÍauor y calle ae ITíaaria.
ra
Vi
•la
iridie y Sánchez,
S[ VÍIIDÍ
Campo del Lino, 5.
Cejidos, Paquetería, ferretería, Camas, muebles
curvados y herramientas
de S'SO exx adelante.
CUADROS
Y ESPEJOS.
Enrique Cuadrado, Ciudad Rodrigo.
— 344 —
una casa sita en el Campo de Carniceros, número 4. Intormes Madrid, número 30, segundo.
Descargar