La mujer que veia fantasmas

advertisement
L
mujer
que veía
a fantasmas
GUÍA PARA EL MAESTRO
Sobre el libro
Doña Trini llega a la casa de la señora Juana en calidad de
planchadora y, con sus relatos de aparecidos y demonios,
logra cambiar la actitud de los cuatro traviesos niños García: Silvia, Diana, Carlos y Julio, que a diario sacudían la
casa con sus gritos y empujones.
Los chiquillos esperaban con ansia los jueves, día en que
iba doña Trini, para oír historias entre cuyos protagonistas
podía estar desde un ateo que vuelve a pedir ayuda para
el descanso de su alma, hasta un joven que, impulsado
por una decepción amorosa, entra a una casa embrujada.
También hay adictos a internet y hasta un supersticioso
extremo que recibe una lección del más allá. Al comentar
los relatos de doña Trini, los niños empezaron a comunicarse más entre ellos, se animaron a ir al catecismo y ya
no pusieron peros para ir a misa.
De todos los relatos de La mujer que veía fantasmas se
extrae una valiosa lección acerca de los beneficios de portarse bien, ayudar a otros, ser responsable, temer a Dios
y apartarse del mal.
Sobre el autor
ALEJANDRO LICONA nació el 12 de abril de 1953 en la ciudad de México. Estudió Ingeniería Química en el Instituto
Politécnico Nacional. También en el IPN cursó el
Taller de Creación Dramática, que estaba
dirigido por Emilio Carballido. Licona no sólo ha destacado como dramaturgo y novelista, sino también como escritor de guiones para cine
y televisión. Desde agosto de 1995 dirige el Taller de Comedia en el
Centro de Capacitación de Escritores de Televisa.
Sobre el ilustrador
RICHARD ZELA nació en Iztapalapa, D. F. Ha cursado
varios diplomados y talleres, entre ellos el Taller de
Ilustración con el maestro Adelchi Galloni, el Taller
Narrar con Imágenes, impartido por Satoshi Kitamura, y el Diplomado de Ilustración: Procesos y Contextos. Ha colaborado como ilustrador externo con varias editoriales de prestigio y trabaja asiduamente en
una revista de historietas.
Autor: Alejandro Licona · Ilustración: Richard Zela · No. de edición: 1ª · Año de publicación: 2007 · Impreso en: México ·
Colección: Rehilete · Serie: Naranja · No. de páginas: 160 · Nivel lector: Para los buenos lectores · Género: Relatos de suspenso y terror ·
Tema: Terror · Valores que resalta: Comunicación, altruismo, respeto, fe y responsabilidad.
Al igual que usted, nuestro principal objetivo es apoyar a los alumnos para que
adquieran el gusto por leer, escribir y mejorar su comprensión lectora de una
manera agradable. Nuestra propuesta se basa en juegos y actividades
que se desprenden de una lectura cuidadosa y creativa del libro.
Las actividades de nuestra propuesta se agrupan en seis grandes bloques y se presentan con la siguiente lógica: creación de un ambiente agradable, presentación
del libro para su lectura, redacción de nuevos textos, reflexión sobre significados,
apreciación literaria del texto y percepción de valores.
Los bloques de actividades sugieren momentos consecutivos para actuar con el
libro, y los objetivos de cada apartado están relacionados entre sí. Las actividades sugeridas en las guías son propuestas que el maestro y los padres
de familia pueden seleccionar de acuerdo con su criterio, y adecuarlas a las
características, intereses y avance de los niños.
El papel del profesor
1.En el proceso de enseñanza-aprendizaje, según el método constructivista,
modelar es dar fiel y cabal ejemplo de lo que se solicita de los alumnos,
por lo que el profesor debe hacer uso de todos los recursos a su alcance
para ilustrar sus instrucciones, de modo que no
resulten confusas, sino tan comprensibles que los
chicos se sientan animados a emprender de
inmediato la tarea que se les señale.
2.El que el profesor intervenga de manera constante
como un miembro más en los equipos de trabajo que se formen dentro del salón de clases,
contribuye enormemente a mejorar la comunicación entre él y los alumnos, de modo que
éstos hallarán un ambiente favorable para
consultar y despejar sus dudas.
3.El profesor debe aclarar que el mensaje extraído de los textos leídos puede socializarse sin dificultades pues los escritores tratan
preocupaciones comunes del género humano, pero que siempre hay un mensaje
oculto dirigido a cada uno de los lectores,
el cual hay que aprender a descifrar para
enriquecer nuestras vidas, pues dicho
mensaje está basado en nuestras experiencias personales, aprendizajes previos
y proyectos individuales.
Las almas en pena
En casi todas las culturas se ha hablado desde tiempos antiguos de espectros y de
manifestaciones sobrenaturales en las que intervienen fuerzas que se consideran
malignas. Incluso en el libro de Job se describe la manifestación de un fantasma:
"El miedo descendió sobre mí, y el temblor hacía que chocaran mis huesos. Entonces un espíritu pasó ante mi rostro: se me pusieron los pelos de punta. Estaba inmóvil, pero
no pude discernir su forma..." (4, 14-16). Particularmente en occidente las historias de espantos
relatadas por supuestos testigos, han generado temor a la oscuridad, a lugares solitarios, construcciones antiguas y ruidos extraños.
Una de las grandes preguntas acerca del tema es, por supuesto, ¿qué pasa después de la
muerte? ¿Tenemos espíritu o somos sólo materia? La gran mayoría de las personas se
inclina por creer que tenemos alma y que ésta es inmortal, lo que se esforzó en demostrar el mismo Sócrates (como se recrea en el Fedón de Platón) incluso minutos antes de tomar la cicuta, como condenado a muerte
que era. “Antes de nacer nosotros existía nuestra alma
(…) y una vez que hayamos muerto existirá exactamente igual que antes de nuestro nacimiento”, afirma Sócrates tras una serie de argumentaciones para
convencer a sus amigos, reunidos en su celda, de que
no deben llorar por su muerte. Así es como desde la
ciencia, en este caso, la filosofía,
empieza la defensa de la existencia de un ser inmaterial que ha de separarse del organismo una
vez que sobrevenga la muerte de éste. Albert Einstein trató de
contribuir a esta creencia, y, siendo muy religioso, afirmaba:
“La ciencia sin religión es renga”.
Pero, dando por sentada la existencia del alma, surgen muchas
preguntas más: ¿a dónde va a dar ésta tras separarse del cuerpo
físico?, ¿es posible que vuelvan los muertos a voluntad o comunicarse con ellos a placer?, ¿puede haber almas en pena? Según
la Iglesia Católica, al morir, la persona queda en su tumba hasta el
día del juicio final. “Polvo eres y en polvo te convertirás”. Por tanto,
algunos sacerdotes afirman que quienes creen ver a sus seres queridos
después de que éstos han muerto, en realidad estarían viendo a demonios con la forma de los difuntos, con la intención de confundir a los creyentes. En conclusión, no es malo creer, sino cómo y
en qué se cree. Todo lo que contribuya a mejorar la vida de las
personas y de las comunidades humanas tiene que ser enteramente positivo.
JUNTANDO
PISTAS
Actividades de ambientación y contexto
Para emplear el juego a fin de crear un ambiente amable antes de la lectura y para
reunir información sobre uno o varios aspectos de la obra.
¡Qué importante es la comunicación!
Uno de los grandes logros de doña Trini fue conseguir que los hijos de doña
Juana ya no estuvieran peleándose todo el tiempo y que aprendieran a comunicarse entre ellos. Saber escuchar a otros en un ambiente de respeto es fundamental para la buena marcha de las actividades en
cualquier comunidad humana. Para que los niños comprendan
mejor esto, realice con ellos la siguiente actividad: Forme parejas y pida que, por turnos, se entrevisten uno a otro con base
en un cuestionario que incluya aspectos de la personalidad
de cada alumno que no se comunican usualmente en la escuela, como los gustos de los familiares del estudiante, los
hobbies, el recuerdo más agradable de la infancia, etc. Después divida al grupo en dos y pida que cada niño(a) resuma las
respuestas de su compañero(a), que estará ubicado ahora en el
equipo contrario. Cada alumno calificará de 1 a 5 lo acertado
del resumen de lo que él mismo haya dicho y el equipo cuyos
miembros junten más puntos, ganará.
En esta actividad no sólo se fomenta el poner atención a otros,
sino la honestidad, pues cada niño se verá presionado socialmente a calificar de forma verídica lo que otro niño, ubicado en
el equipo contrario, diga de él. Así será casi nula la posibilidad de
hacer trampa para restar puntos a los oponentes.
Defectos y virtudes
En el relato “Sonríe, por favor”, de La mujer que veía fantasmas, se nos habla de doña Raquel, una señora muy amable de cuya puerta nadie se alejaba
sin haber recibido un bien. Siempre se aprestaba a dar un servicio o algo material incluso a los
desconocidos, haciendo más agradable la vida de los que se cruzaban con ella. Por el contrario,
en “El amuleto del diablo” vemos a un personaje que pretende satisfacer sus deseos egoístas
(nunca piensa en el bien de los demás) por medio no del trabajo y la constancia, sino gracias a
un amuleto.
Pues bien, la siguiente actividad refuerza en los niños el sentimiento altruista del que naturalmente ya vienen provistos. Forme parejas y reparta a cada uno un paquete de tarjetas
que, en una cara tendrán un vicio o un defecto de carácter, y en la otra la virtud contraria;
por ejemplo, en un lado estará la ilustración de un joven perezoso, portando un uniforme
escolar descuidado y con un amuleto de la buena suerte al que parece estarle hablando; y
en otra, el dibujo de una persona aseada y estudiosa. El profesor tendrá en su poder una
lista de 10 enunciados que los jóvenes deben responder con imágenes, formando una hilera
en su banca. Al terminar de responder el último enunciado, las parejas intercambiarán lugares con la que tengan más cerca (el profesor sabrá indicar lo más conveniente: que intercambien lugares con la pareja de la derecha, la que tengan enfrente, etc., según la disposición de los alumnos). Entonces el maestro mostrará en el pizarrón las respuestas correctas.
4
El trabajo de cada pareja será revisado por otra y ganará quien tenga mayor número de aciertos. A continuación incluimos algunos enunciados que pueden incluirse en la lista:
“Lo que nos puede asegurar que vamos a pasar un examen es hacer lo siguiente…”
“El papá de Juanito desea un aumento de sueldo, y para ello debe tener la siguiente
actitud…”
CON UN
OJO AL
G AT O
Actividades de predicción y anticipación
Para fomentar la elaboración de hipótesis sobre el posible contenido de la historia y contrastar
los conocimientos previos del alumno con los que presenta el libro.
¿Cómo es?
Para que los niños anticipen el contenido de La mujer que veía fantasmas se
sugiere que el profesor anote el título en el pizarrón, dejando suficiente
espacio alrededor de las palabras “mujer” y “fantasmas”, para que los
niños pasen a anotar las ideas que les sugiera cada uno de estos dos
términos; de preferencia, deben usar una o dos palabras para anotar
sus sugerencias.
Dirija sus anotaciones preguntando cómo se imaginan que es la mujer a la que hace referencia el título de este libro y cómo se imaginan o cómo les han dicho que son los fantasmas. Por último, pida
a algunos voluntarios que digan cómo creen que se desarrolla la
historia del libro en cuestión.
¿Para bien o para mal?
Observando la ilustración de las páginas 4 y 5, pregunte a los alumnos qué representa la escena. Dé oportunidad al mayor número de respuestas y luego
mencione si creen que la presencia de una mujer que cuenta historias de
fantasmas puede influir en la vida de esa familia y cómo ayudará a transformar el estado de cosas. Para reafirmar las respuestas acertadas, pida que un
voluntario lea el último párrafo de la página 142.
Círculo de ideas
De ser posible, lleve a los alumnos a una cancha o prado de la escuela y pídales que se sienten en círculo y que cierren los ojos. Primero invítelos a
realizar ejercicios de relajamiento (como respirar profundamente e ir
visualizando y relajando los músculos por partes, de abajo para arriba,
etc.) y luego vaya invitándolos a imaginar lo siguiente: “Se encuentran solos en la biblioteca escolar y desean leer un buen libro de historias entretenidas. Ante ustedes tienen un librero con narraciones
de terror. Eligen un libro anaranjado con negro cuyas ilustraciones
y título les dan pavor. Se llama La mujer que veía fantasmas. Lo
abren. El primer texto se llama “Doña Trini llega a casa”. Empiezan a leer y ven que dice lo siguiente…”.
Aquí invite a algunos alumnos a decir en voz alta lo que se imaginan que pueden leer. Proceda igual con los demás relatos de la
obra de Alejandro Licona. Distribuya los títulos del libro según el
número de alumnos del salón, de modo que todos participen.
5
ABRA
PALA
BRA
Actividades de creación de textos
Para redactar textos nuevos a partir de un cuento, poema o una idea. Para que los niños desarrollen las habilidades para la revisión y corrección de sus propios escritos con una función
comunicativa.
¿Qué fue ese ruido?
Sólo con una hoja en blanco y un lápiz, y de cara a la pared, los niños van a redactar un cuento
con base en los sonidos que el profesor o algunos voluntarios hagan en el centro del
salón. Previamente, el profesor habrá seleccionado o solicitado a los voluntarios
todo tipo de objetos que permitan hacer los ruidos más extraños posibles. El
profesor irá armando el guión con frases como las siguientes: “Estaba muy
tarde estudiando en la sala de mi casa cuando de repente oí un ruido
extraño (aquí hacer un sonido), provenía del patio en penumbras, me
asomé y creí ver sobre el césped un o una (hacer pausa aquí para que los
alumnos escriban con calma lo que se imaginan que produce el ruido),
me atreví a salir y oí otro sonido (aquí hacer otro ruido), entonces vi…”
Esta actividad ayuda a desarrollar la imaginación y, al contrastar los textos escritos por los diferentes alumnos, posibilita darse cuenta de lo difícil que resulta coincidir en nuestras apreciaciones del mundo cuando no
podemos investigar a fondo las causas de los fenómenos que despiertan
nuestra curiosidad. Así, haga notar que en el tema de fantasmas, es fácil
dejarnos engañar por nuestros sentidos o por quienes lucran con los temores y creencias de la gente.
¡Lo vi con mis propios ojos!
Esta actividad es muy semejante a la anterior, pero en lugar de acudir al sentido del oído, se
utiliza el sentido de la vista para describir en papel lo que se percibe. En este caso, el profesor
mostrará al grupo una serie de manchas puestas en pliegos de papel en el rotafolio al tiempo
que va armando el guión para que cada alumno redacte una narración.
MAR
DE
PALABRAS
Actividades de evocación, asociación y comprensión lectora
Para integrar la lectura con su experiencia personal, psicológica, afectiva y social de los niños.
Reflexionar sobre el significado de su lectura, compartir sus opiniones y escuchar la de sus
compañeros.
La importancia de ser honesto
Para reafirmar en los alumnos la importancia de comportarse honradamente, todo lo contrario de Segismundo, el protagonista de “El perro diabólico”, cuente la historia de un alto
ejecutivo de una empresa japonesa quien, para seleccionar a sus primeros empleados,
les dio un billete de alta denominación para que le trajeran algún artículo de precio
bajo. Concluya este relato con la frase: “Quienes volvieron con el cambio son ahora
prometedores ejecutivos de una empresa de importancia mundial”.
6
Enseguida escriba situaciones como las siguientes en el pizarrón y sus correspondientes opciones: “Necesito mucho dinero para pagar la operación de un ser querido pero no tengo modo
de conseguirlo. Entonces a una persona se le olvida una cartera llena de billetes y tarjetas de
crédito en el transporte público. Ante esto, hago lo siguiente… a) me quedo con la cartera,
pues necesito el dinero más que él; b) inmediatamente le aviso, pues a nadie le sobra el dinero;
c) le doy la cartera posteriormente, en su domicilio, pues puede darme una jugosa recompensa; d) tomo una parte del dinero y el resto lo dono a una institución de beneficencia, como un
orfanatorio”. Al final deben compartir sus respuestas y argumentar sus decisiones. Al terminar
de revisar cada enunciado, el profesor debe preguntar en cuál de las acciones tomadas hay
mayor honradez.
Las llamadas de emergencia
Tras la lectura de “El fantasma de la cisterna”, solicite a los alumnos que
investiguen en Internet cuántas de las llamadas que se reciben en los
teléfonos de emergencia son hechas por bromistas. Haga notar que su
número es excesivo y que, por el contrario, las llamadas pidiendo ayuda
que debieron haberse hecho quedaron en buenas intenciones, debido
a que muchos testigos de delitos u otras emergencias se hacen de la
vista gorda. Enseguida, pídales que propongan soluciones a estas dos
problemáticas, para que los servicios de emergencia lleguen a tiempo y
adonde realmente se les necesita.
COLOQUIO
DE
LOROS
Actividades de expresión oral
Para formar sus propios criterios de preferencia y gusto estético. Desarrollar la capacidad
para expresar ideas y comentarios en forma oral, y lograr comunicarse con coherencia y
sencillez.
¡Todo exceso es malo!
Tanto la adicción a los videojuegos como a Internet causan
problemas de salud en los niños y jóvenes principalmente,
como al protagonista de “El espectro de Internet”, Zenaido,
quien no puede huir del espectro de su amigo Cenobio debido a su gordura por estar tanto tiempo ante el monitor de
su computadora. Solicite a sus alumnos que mencionen otros
problemas derivados de estar muchas horas ante la computadora o ejecutando videojuegos.
Caras vemos, corazones no sabemos
En el relato de “La casa embrujada”, Alejandro Licona introduce a un demonio
“cubierto todo de un vello asqueroso” y con un “aliento pestilente”. Al abordar esta lectura, pregunte a los alumnos si, en efecto, consideran que el mal
siempre tiene apariencia desagradable y si el bien siempre se nos muestra en
formas bellas y con aroma de rosas o incienso. Permita todas las respuestas
posibles.
Anímelos a participar haciendo algunas preguntas acerca de situaciones cotidianas: ¿hay alimentos dañinos pero que nos encanta consumir?
¿Cómo cuáles? Los alimentos que en verdad nos nutren, ¿son siempre
atractivos y/o deliciosos? Las personas buenas, ¿son todas hermosas?
7
NUESTROS
VALORES
Actividades para percibir los valores presentados en una obra literaria. Aprender a mediar entre sus propios valores y los derechos de sus compañeros para
lograr una convivencia satisfactoria.
Desarrollar en la personalidad de los alumnos los valores universales. Adquirir las habilidades para
realizar juicios morales y orientar la propia vida para sentirse bien y hacer felices a los demás.
Símbolos y valores
Previamente, habrá pedido que lleven a clase una investigación de qué son los símbolos. Repase el significado junto con ellos durante la clase y enfatice que, en literatura, los símbolos ayudan a expresar con pocas palabras todo un mundo
de significados. Luego, solicite a los alumnos que describan el final que
tuvo Segismundo en el relato de “El perro diabólico” y finalmente qué
sucedió con el fantasma de la bondadosa doña Raquel en “Sonríe, por
favor…”.
Entonces pida que mencionen qué simboliza el perro en el primer relato mencionado, y qué significado tiene el coñac que derrama la joven
esposa de Moisés en la tumba de doña Raquel. Por último, solicite que
relacionen los nombres y las situaciones de estos cuentos con la Biblia.
Recuerde que, por cierto, Segismundo habla de un pasaje del Evangelio
con don Toño.
Editorial Progreso, S.A. de C.V.
Naranjo núm. 248, col. Santa María la Ribera
Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06400, México, D.F.
Teléfono (01 55)19 46 06 20 Fax (01 55)19 46 06 55
www.progresoeditorial.com.mx
e-mail: ediciones@editorialprogreso.com.mx
servicioalcliente@editorialprogreso.com.mx
Autor de textos: Sergio Gaspar Mosqueda
La felicidad y el buen humor
¿Qué impulsa a los seres humanos a hacer el bien
o a practicar el mal? El grado de satisfacción o de felicidad interna tiene mucho que ver en ello. Para medir nuestro grado
de felicidad es bueno preguntarse: ¿Cuántas veces sonrío al día? Solicite a los alumnos que contesten
oralmente esta interrogante, al igual que esta
otra: ¿Qué deberían hacer para aumentar la
cantidad de veces que otorgan una sonrisa?
Por último, pida que reflexionen sobre una idea
del filósofo Arthur Schopenhauer (de su obra El
mundo como voluntad y representación): ¿Por qué la
cara del malvado es la misma que la de alguien que
sufre?
Descargar