DON GERMÁN RIESGO - Biblioteca del Congreso Nacional de Chile

advertisement
G»i:aki>o
1*011*1131*
El Eximo. Sefli ir
DON
GERMÁN
RIESGO
PKBSIDIiNTIZ ELHCTO
República
de
Chile
VALPARAÍSO
IMP. GILI.ET.— COROX1ÍL URRIOLA,
i.,
i(,
1
'
a
y
eU
^¡4a-»^_ Sf
<6¡tf> 1~'A ti-
c
o
/.
iH
EL EXIMO. SI'SOI!
GERMÁN RIESCO
DON
PlíESIlMTE ELEtTil HE Lí ÜITOLU'I HE tTLE
.1
HAN'
quedado
-
lares.
J"'"'
En
.
■;--■
_
por fin satisfechos los anhelos popu
■
,
reñida batalla,
:
.
que -servir ¡i
siempre
de
y de cívica enseñanza, por las cir
que ha sido librada, la voluntad de sus
conciudadanos ha designado al señor don Germán Riesco
para ejercer la primera magistratura de Chile en el
hermoso
ejemplo
cunstancias
en
próximo período
Nunca
del
como
constitucional.
ahora
patriotismo
y
políticos honrados
perspectiva
á
se
ha
presentado
¡i las
nostiilynis
las legitimas ambiciones
horizonte más abierto
un
de los
y
una
más brillante.
Militamos, ¡por fin! bajo
una
sola tienda,
amorosa
por la gloriosa enseña liberal, todos
los que hasta ayer vivíamos en triste alejamiento.
De hoy más,' volverán ¡os días de la reacción a! ideal
republicano, de las conquistas democráticas en el libro,
en las
leyes y en las puras doctrinas del liberalismo.
\To habrá ya ergástulas del pensamiento, tiranías de
la voluntad, transacciones con el decoro patrio, hitos
puestos á la conciencia pública y a! decoro nacional.
mente
cobijados
de la
lies
y sus esfuerzos incontrastables, los partidos
Alianza Liberal acaban de sellar un pacto solemne de
guerra á las coaliciones retrógradas, que no significan
que estagnación y desquiciamiento.
El 3 de Marzo y el 25 de Junio de 1901, quedarán
los fastos de nuestras glorias cívicas, como sendas
otra cosa
entre
—
6
-■
columnas miliarias, denunciadoras de
En
una era
de yran-
Liberales Demo
cráticos, Radicales, Demócratas y Doctrinarios dieron^
un generoso abrazo que repercutirá en la Historia.
En tan memorable abrazo de unión se refundieron
todas las abnegaciones, todos los civismos y todos loanhelos supremos por la grandeza de Chile, por su
esas
prosperidad
dos
imperecederas fechas.
interna y por la reivindicación de
su
pres-
Prenda segura y símbolo fiel de esa unión ha sido la
exaltación de nuestro candidato á la presidencia de la
República, el ilustre ciudadano don Germán Riesco.
Kactor
nobilísimo, garante abnegado de-
esa
misma
unión, ha sido el venerable patricio que por fin ve
convertidos en hechos sus perseverantes sacrificios y sus
nobles esfuerzos por constituir la alianza de los grupos
liberales: Claudio Vicuña.
Por eso es que el triunfo de la candidatura de la
Alianza Liberal á la Presidencia de Chile es esencialSimboliza el hov Presidente Electo, Excmo. señor don
Germán Riesco, la consagración, el dia 25 de Junio
de 1901, del Pacto histórico celebrado entre los liberales
de Chile entero en el solemne Areópago del ; de Marzo
último.
Simboliza la firme alianza
de
todas las
expansionen
patrióticas, de todos los ideales
del liberalismo y de la democracia.
Debelados victoriosamente
los
subterfugios y lamaquinaciones con que el enemigo intentara enervar
nuestra obra, y que tenían por base el engaño y la intriga,
es decir, la encrucijada y la tiniebla, esa obra se realiza
por fin entre auroras de buena fe y lealtad recíprocas,
entre irradiaciones de noble abnegación, entre esplen
dores de verdad, de grandeza y de justicia.
altas,
de todas las ansias
santos
II
Y
antes de
necesario
es
deje aqui constancia
librada, que revisten
transcendental y que le han dado carac
proseguir,
de dos accidentes de la lucha recién
una
importancia
teres de extraordinaria
Es el
Excmo.
uno,
señor
elevación y civismo.
la actitud
asumida por el Gobierno del
Vice-Presidente de la República, don
Zañartu, de probada prescíndencia electoral v de
irreprochable imparcialidad, que han permitido á los
partidos poner en libre juego sus elementos de acción y
Aníbal
de lucha.
—
-■
7
Con sobrada razón S. E. el señor Zañartu, al manifes
tarle ha pocos días el jefe de! Gabinete el deseo que
abrigaba éste de dejar al primer Magistrado de la nación
en libertad de constituir un
gobierno que reflejara neta
mente la nueva situación electoral creada desde el 25 de
Junio último, sostuvo que el ministerio no se había
sobre
la
base
de
organizado
gobernar con tales ó cuales
partidos, sino sobre la de hacer política nacional, motivo
por el cual no aceptó la renuncia del Gabinete.
Es el otro de los dos notables accidentes d que me he
referido, la
cooperación
desprendida
y generosa
del
elemento conservador genuino, es decir, no maleado por
las abyecciones de la época, ni por intransigencias
sectarias que tuvieron su momento y que hoy'han debido
ceder su puesto á nuevas corrientes de progreso, de
Los señores conservadores que con su esfuerzo y su
apoyo desinteresado han contribuido á esta obra de
renacimiento á la honrada vida política nacional, pueden
estar seguros de que su acción será fecunda en frutos de
"La unificación liberal no es una amenaza para nadie,
sino al contrario, un gran bien de que han de sacar
provecho
el funcionamiento
regular
de nuestras institu
ciones, la marcha correcta de la administración del paiy el progreso general de la República," ha dicho en su
programa el candidato señor Riesco; y el Excmo. Presi
dente señor Riesco sabrá hacer honor á la palabra del
candidato, empeñada á la faz de
hallaron reunidas las
se
una
Convención en que
más conspicuas
personalidades
y en la cual un solemne pacto de honor adunó
las voluntades de los mismos que acababan de librar por
espacio de varios días noble y caballerosa justa: de los
Vicuña, de los Lazcano, los Barros Luco, hoy hidalga
mente empeñados en la patriótica labor de coadyuvar al
del
país,
de paz, de progreso, de concordia y de
propone hacer el Excmo. señor Riesco.
gobierno
que
se
trabajo
III
con el liberalismo y
con
la
Patria quien, como el infrascripto, se
proponga, en esta hora solemne de evolución y reorga
nización, enaltecer los méritos y dar a conocer los hechos
más distinguidos de la vida del ciudadano que dentro de
dos meses dará principio al cumplimiento de su elevado
Cumple
con
un
alto deber para
para
mandato
Creo,
popular.
Quintana,
como
presuma de
que
no
es
digno
ilustrado, ignorar la historia
de
de
su
quien
país,
y
si
que
la
pintura
constituye
una
de
sus
personajes
más
eminente-
parte esencial deesa historia,
menester
intentarla en beneficio de la comunidad.
Xació Germán Riesco en la histórica ciudad de Rancagua el 28 de Mavo del año de 1854, de la unión del
señor don Mauricio Riesco y de 'la señora Carlota
Errázuriz Zafiartu.
es
las brisas de la inconstante fortuna, pues no la
sus
padres, si bien pertenecieran á dos de ladistinguidas del país.
sus
primeros estudios en el Seminario de Sandando
á conocer desde la más tierna edad sus
liago,
dotes de inteligencia v de carácter, su temperamento
cuna
poseían
familias más
Hizo
reposado,
contracción excepcional á las
su
tareas esco
lares y la seriedad precoz de sus aficiones y hábitos.
ühtenido que hubo su diploma de bachiller en humani
dades, inició sus estudios legales en la Universidad del
en ellos el mismo anhelo de saher,
y el mismo tesón britano
la característica de su personalidad
Estado, manifestando
la misma
regularidad metódica
que ha sido
sietrfpre
la sazón entre
Descollaba á
firme criterio,
su
clara
compañeros
sus
inteligencia
y
la
por
rectitud de
su
sus
procedimientos.
Muy poco después de haber ingresado á la Univer
sidad, obtuvo el empleo de oficial de número del Minis
terio de
á
sus
Justicia,
medio
honroso
de facilitar el
camino
estudios, sin gravar desproporcionadamente el
holgado presupuesto doméstico.
Después de estudios que tuvieron
no
muy
larizar al
y
Riesco
joven
entre
profundidad, recibió,
de 1S7;;,
V
al
carrera
sus
á los
se
compañeros por
2t
años, el
singu
su
ry de
brillo
Abril
diploma de abogado.
tiempo que este triunfo inicial de
profesional abríale un horizonte amplio y
su
mismo
porvenir lleno de esperanza--,
su
el mérito de
mi-,
larcas
su
un
de ,'lii intsla
desde el
distinguía
dedicación
severidad de
en
principio por su amor al trabajo,
inteligente, su espíritu progresista y la
sus
costumbres.
Hízosele así fácil escalar, en fuerza exclusivamente de
sus aptitudes y de su constancia y por
riguroso ascenso,
los puestos superiores del Ministerio de Justicia, de
manera que á los veinticinco años de edad servía
ya el
importante cargo de Oficial Mayor.
Un año después, en 1880, su idoneidad y versación ya
notorias le señalaron para el puesto de relator de la
Corte de Apelaciones de Santiago, que desempeñó
liasta 1890 con tan singular celo, dedicación y talento,
que en este último año se le nombró Ministro del propio
Tribunal.
—
En
sereno
ritu de
manifestaron
se
de más
aptitudes jurídicas, el
equilibrio de sus facultades intelectuales y el espí
equidad y de justicia que le ha señalado siempre
manera
sus
de
á la consideración
raras
los
magistrado integérrimo
hombres
v un
Fiscal de la Corte
que
—
9
cargo fué donde
este
sobresaliente
probos
como
un
carácter catoniano.
fué muy de sentir
Suprema en 1897,
permaneciera sino un año en
no
ef
desempeño
de
este delicado cargo: porque las luminosas vistas fiscales
Riesco son citadas hasta hoy como piezas
magistrales, en las que adunábase A la bella forma
literaria de Ambrosio Montt, un sólido criterio jurídico
una profundidad que sólo dan el estudio, la experiencia,
y
de los principios de equidad y
un alto concepto moral
justicia y una vasta erudición.
De ahí el gran prestigio del señor Riesco, en quien se
reúnen, á una probidad ejecutoriada, un saber hondo y
del
señor
Esas cualidades le han constituido por espacio de una
serie de años en el consultor nato y respetado de
larga
jurisconsultos}1 magistrados, aun de aquellos encanecidos
en el ejercicio de su profesión ó de su investidura.
Y así
en
que
cómo el señor Riesco, aun desde los años
sin haber todavía llegado á la
es
era
edad viril,
simple relator,
expedíase ya
como
experto y
maestro
en
Sus opiniones, sus dictámenes, sus laudos arbitrales
eran tenidos como la última expresión del saber jurídico
y acatados como el fallo de una conciencia honrada, de
un criterio sensato y de un espíritu recto como la verdad
y
como
la
El alto
justicia.
renombre alcanzado por el señor Riesco en la
y en el foro le indujo á renunciar su cargo
para consagrarse á la libre profesión de
magistratura
de
fiscal,
abogado,
con honra y provecho excep
tiempo á su bufete en el
personalidades descuellan en
social, administrativo y político.
la cual,
cionales, convirtió
punto de cita de
nuestro
mundo
ejercida
en
muy poco
cuantas
Fué entonces cuando la figura del señor Riesco, que
había alcanzado las considerables proporciones del mérito
asociado á la virtud y al saber, llegó asimismo á ser
considerada como una entidad necesaria en el movi
miento político del país y empezó á diseñarse ya, con
proyecciones notorias, su talla de estadista.
Y fue oída también su autorizada voz, acogida con
deferencia
y
respeto
su
opinión
en
los
círculos
de
Gobierno y solicitado su concurso en la evolución pro
gresiva de los partidos.
Se destacaba siempre su simpática personalidad por
su
prudencia, su tacto, su cultura social y su ejemplar
probidad.
Y desde entonces el nombre del señor Riesco se empezó
en los círculos políticos como el del estadista
que antes de mucho habría de imponerse á las simpatías
á
la consideración de sus conciudadanos para dar
y
verdaderos rumbos de Gobierno á la nave del E-lado
á indicar
La versación del señor Riesco en materias económicas,
que tan útil ha de serle para el manejo de la hacienda
nacional, le ha hecho desde hace largo tiempo el con
de nuestras más poderosas instituciones
entre ellas el Banco de Chile.
las ocasiones difíciles, el Gobierno ha debido
recurrir en primer término A los sanos consejos de su
experiencia, de su patriotismo y de su alto criterio
sultor
de
obligado
crédito,
Y
en
Cupo
primera
á
en
la provincia de 'falca la suerte de ser la
tributar al señor Riesco el testimonio de
senador el 4 de Mar/o de 1900.
cios, eligiéndole
En el
Congreso
tratura y en
el
el señor
Riesco, así
dotes de estadista honrado y de
de
como en
la
magis
foro, ha dado amplias pruebas de
sus
político circunspecto
y
convicciones liberales.
Notorio es, por otra parte, el hecho, que tanto enaltece
arraigadas
político
provocó en la
como
al
señor
Riesco, de haber sido él quien
Coalición el movimiento de concentración
liberal que el ilustre jefe del liberalismo democrático
encabezaba en la Alianza, movimiento que tuvo su con
sagración solemne el 3 de Marzo y la triunfal sanción de
los
pueblos
el 25 de
Junio.
IV
Tan honrosa
meritoria como su vida pública, es
ejemplar y austera la vida privada del señor Riesco,
quien—muy acertadamente lo ha dicho un brillante
biógrafo suyo ha alcanzado el singular privilegio de
que "siendo el más joven de los candidatos que figuraban
en la Convención, cuando se trató de armonizar todos
los intereses, fué él designado por los más viejos.'
Htjo y esposo modelo, padre de familia que cu su
noble hogar sólo ha sabido dar ejemplos y enseñanzas de
virtud, de abnegación y de trabajo, esas cualidades hacen
y
—
más atrayente su personalidad y le rodean de
aureola de respeto y admiración.
Benévolo
no
una
como
cuando ello
trato, flexible y dúctil,
el deber ó la rectitud, —de modales sen
en su
con
—
pugna
cillos sin afectación y graves sin altanería, ostenta,
empero, un ceño denunciador de su energía moral y de
los gigantescos alientos de su alma.
en su cuerpo vigoroso y de aventajadas
brío para muchas campañas del por
intelecto luz que ha de seguir proyectando
tiempo regueros de verdad, de ciencia y
Joven todavía,
proporciones hay
venir,
y
en su
largo
por
trabajo, á que ha consagrado su vida entera, rinde
espaldas: ¡honrosa comba que en casi todos los
El
sus
ya
grandes
luchadores
:
alma levantada y de u
Es de elevada talla,
líneas de
espíritu
recto y
superior!
rubio, lleva toda la barba y las
fisonomi
su
tranquila energía,
coi
irrailiacio:
de bondad
mirada
genial
apacible
y
ademanes hay resolución, hábito de gobier
de sí mismo y ese reposo y esa confia
en el propio esfuerzo que denuncian al selfmade mar
Índole sajona y hábitos de orden, pulcritud y deber.
En
sus
pleno dominio
Llego á la Gran Convención de los partidos liberales,
celebrada el 3 de Marzo último.
Esa Convención fué el resultado del acuerdo unánime
afines, á causa de cuya desorganización y
se
había mantenido ya, por un espacio de
tiempo inconciliable con los anhelos del país y de los
honrados
y patriotas, un sistema de verdadera
políticos
de los grupos
anarquia
hibridación
en
el Gobierno.
El régimen de coalición ha sido factor
estagnación é incuria en el interior y de desprestig
en nuestras relaciones exteriores.
de este último delicado punto podría nin
observadc ,r de ni íestra política externa culpai
desmejoramiento
Ni
acerca
imparcial
al
gobernante
cuya temprai ia
pérdida
lamenta el
país.
Excmo. seño r Erráz uriz errare humanitm est—
incurrir en erre ires políticos y en falta di
en los t umbos
internacionales, pero, sobrt
todo en este último punto, su intención ha sido sana ;
El
ha
—
podido
orientación
Ha desarrollado considerablemente las relaciones exte
riores, pero desatendiendo al hacerlo un requisito sus
tancial: la determinación de un definido objetivo de
externa, al cumplimiento del cual debieran con
verger todos los esfuerzos de nuestra cancillería, de
manera que no se nos
presentara un día persiguiendo un
rumbo dado, y al siguiente convirtiéndolo en sentido
diametralmente opuesto.
Y así no se nos habría podido tachar, por ejemplo, de
política
inconsistencia
nuestras gestiones con las cancillerías
v la
compleja cuestión de Tacna v
en vías de solución.
el Excmo. señor Errázuriz, por la índole
inestable de los elementos políticos de inverosímil coali
ción que han constituido su gobierno, se ha visto en la
necesidad de seguir el rumbo vario é inseguro que á la
del Perú y
en
Bolivía;
Arica encontrariase
Empero,
administración
en
el
imprimieran esos elementos, sobre todo
departamento de Relaciones Exteriores, donde los
se han ido sucediendo como figuras calidos-
cancilleres
Es asi cómo, habiéndose invertido gruesas sumas en
legaciones, n¡ se ha señalado para titulares de
ellas á los diplomáticos más ¡dóneos, ni á los que tal
condición poseían se les ha conservado acreditados
en
los países en que eran personas gratas y en los cuales
teníamos pendientes cuestiones de vital importancia
con el carácter de permanencia requerido para el
mejor
éxito de los asuntos confiados á sugestión.
Se ha buscado puestos para los hombres, siguiendo la
lógica inestable de las situaciones movedizas y estrechas
del Gobierno de coalición, y nó hombres para los pues
tos, cual exigíalo la lógica levantada v suprema deí
interés nacional.
Toca al nuevo gobernante aprovechar las lecciones del
pasado; y estoy cierto de que al servicio de este ideal ha
de consagrar sus excelentes dotes de estadista circuns
pecto y previsor, poderosamente auxiliadas por la fir
meza y estabilidad que á sus
propósitos de magistrado
recto y prudente dan la conciencia del apoyo popular y
nuevas
—
■--
el
prestigio
de
y la cohesión
Y así
un
gobierno
lograremos
amenazan
de nuestras
políticos
homogeneidad
que lo consti-
cuanto antes salvar los escollos
ante
diferencias
que
los
hoy
arbitraje chileno-argentino,
nos
fuerte por la
de los elementos
problemas pendientes del
de la liquidación definitiva
el Perú y Bolivia y de la
con
insólita inmixtión del proyectado Congreso Pan-Ameri
cano, con su corolario de pretendida retroactividad en
un asunto que debe
quedar por completo sometido al
arbitrio de nuestro honor y de nuestra entereza, como
ayer lo estuviera al de nuestro heroísmo y nuestra
pujanza.
Las deudas de sangre y de gloria no las solventan, nó,
la hora de la reparación y de la justicia, con acuerdos
platónicos é impracticables, en un congreso de naciones,
aquellas que, á la hora de la lucha, se limitaron al frío
papel de espectadores impasibles.
en
Mucho se ha hablado, sobretodo antes déla contienda
triunfo, de la excepcional preparación del señor
don Pedro Montt, como político y como estadista, para
y del
el alto cargo de Presidente de la República.
Y los que, dada esa preparación, que sov el primero
en reconocer, argüían que ella constituía al señor Montt
en un
Presidente
providencial, desentendíanse
por
com
de las condiciones del señor Riesco, á quien califi
caban de novato, inexperto, desconocido, precisamente
porque, por la falta del roce incesante de la vida política
turbulenta y depresora del último decenio, no había
pleto
llegado
á
perder lo
juicio,
rectitud de
honradez
en
que todo el
la firmeza
reconoce:
la
convicciones y la
mundo le
en
las
los ideales.
Habituado el señor Riesco á administrar justicia con
arreglo á las leyes eternas de la equidad, y á señalar al
más alto tribunal de la República la mejor forma de
procedimiento en materia civil, criminal, política y admi
nistrativa, ninguno mejor preparado que él para desem
peñar la más alta magistratura y poner en práctica, en
A cumplimiento de sus elevadas ¡"unciones, los principios
que por espacio de más de veinte año- ha estado apli
cando é indicando en el correcto ejercicio de altas labores
jurídicas, económicas y administrativas.
Posible es, empero,
desconozca
que
arterías de la política abatida
venido rebullendo los grupos
mente unidos que han
hecho
eu
los
que desde
ardides y
se han
1891
desparpajados y artificial
gobierno de componenda-,
transacciones y arbitrios.
Posible es también que en situaciones como la que, .i
Dios gracias, ha tenido su término el 25 de Junio, la
actuación del señor Riesco se hubiera resentido de vaci
laciones y deficiencias.
Pero, la situación actual es muy diversa.
Reunidas por fin en un solo haz las huestes del
liberalismo,
toca
hoy
á
un
liberal de
sanas
y honradas
convicciones enmendar el rumbo, pues para eso le han
aclamado, para eso se han reunido en torno suyo y "han
puesto en sus manos el estandarte de la unificación y el
engrandecimiento del Partido Liberal (1}."
Esa es la noble misión que corresponde al candidato
de la Convención de Marzo, y para la cual evidentemente
¡I) Palabras del Presidente 'le U O invención de Mar/.., señ.-r d><n
Mai-Jal Martíne/.. al L.mnniirar li¡ -cñ'-i lticsco ln de-Ltiaei-'ii lie<U;i
en
él por
esa
imponente Asamblea.
ias de
.ir
político
r
de
pre
de btzantinismo y
desorgai
.
de centro, está
precisamente Mamut
sólida á los grupos liberales; á
condiciones de estadista de clarisin
¡,
ior
fil
época
una
Riesco, magistrado recto, ilustrado, hijo
manera
sus
stigioso,
1 1 o 11 r; Ldo, ta
n
ajei 10
A
<
id i os
;1 The mis h *hrá . le pr
y en^el
ibre Mere
Sinti
adecuada dee stas id
la qu s se
icepl os del di SCI irso q IIC pi
i el b
refiriéi idose á la i ; ni fie
anq .tete de T;i
la s agr upa dones libe rales delp:
I1.1 ■títere
.s
adversarios
!■:•
1
•::',' '■'
.„'t.'''i
i
Hat ni.hi á alian
en
!■'
i.,
iim
Ñl'oVv
.-t-tl.Ltit- ,1.11*- Jj
v..| ,|iu? les, ""•'•1 n.iide:
.
bandera de i
ei
na,
i
I,'
tavilit
amlars > de
la adi
e,
lospart
ireetu
é:
Incluís |.a.ti, lau
de
,Iu¡m. den
(lie me lii/o la C.ui vención del :t de ala./u, m» omitiré -^fiu-i/.. |wi
■ incurrir, en
la esfera li ac. im i¡ue me si
la n [il r. .n--t.il in-ii'ni y la
■;.■ n
cres, a alian/ai rl ^.-ficiin. ivnular ile la lícf n il ili.ü > a liaei i
I ]j|-iiii-ijii'i fundamental de las demudadas: el derecllU del i>url>li> para
■
■
Consideraría incompleto este modesto trabajo, si en
él no diera cabida al programa del candidato, que tan
bien lo retrata en su noble sobriedad, en su índole sincera
y leal, en sus ideales de estadista honrado y patriota que
no busca los efectismos de ocasión,
que se muestra serio,
consciente, previsor y atento á los verdaderos intereses
Este memorable documento, preciso, severo, sin opti
mismos exagerados, sin fantasías ruidosas, ni rimbom
bantes halagos populacheros, constituye una verdadera
innovación
en
nuestras
prácticas políticas,
y
sera mañana
hecho al que habremos concurrido todos los chilenos
un
de ideas liberales y de convicciones sinceras, prestando
nuestro más caluroso apoyo al magistrado que hemos
¿legido como símbolo de redención y de progreso.
el
del candidato de la Convención
He
aquí
programa
de Marzo;
.-,: lia
¡ne esta -raí. a-aiul.]ea
['ara expresar mi pn. dunda
"Al aceptar 1.1 alta desi-naci.in t
ni-uad" lienrarme, ini primera palabra
matitud á tuili's sus mieiiilnos.
I. a. di ver-a-
lian
hl:iiiim-í-..iil'-i--..-:.:.luchado con espíritu levanta.;., m
UaU-s
clh.s más
i ne rece de re-
uiie ve
■
es
i.e
.-n.-.la
ti.:i.-ii
u-i
i.-i-iaa-ii.h.
lan.r de di-tinmiid...- ..-iu.la.lain-.
del h,. uros., cari;" para el cual se
iirn |... la uriajii/aciún di- la instriiéciou militar del país.
lie. súlj una nn-.li.la .le -t-iairidad
para el porvenir, .|>u.' uinmiu
iii-.-rm- puede de-- liilar, sin., también una enseñanza para el pueblo y
iiii'-niauíient.. de sus ..-. .ndiei. mes físicas.
"Kl .le-arriill... de la iu.stri
1 a ;-.
■..■■] ■ i
.--pe, iidiin-ni.- -Ir la iu-t,i,.■i-jn primaria, !■• una necesidad de t.-l-.-.s -cutida.
Del inisnuí
es
■■
un
■
Ella, delie,
á
luijiikin,
lu.ml.res apt..-.- para
■ -
-
dirigida
ser
la
eana:-.1
vida y
..
Minar luu-n...- -.i ida\au.-.
c.Oitriliiiir al ¡iiiiiieiitu de la
riqueza pública.
Es menester
enseñanza
iizaje, de
I..:-
-
numerosos
incan-able ci-ustaiicta, pur medio de la
creación de escuelas profesionales de apiende industrias y de artes.
impulsarla
general y por la
comeien-,
i,i-.T-;iif.
.-■.
:
con
-:ii;i.'
ir
nue-tiu
lé^imen tributario, suprimir
¡:ast..s snperfliius -pin- desde lian: muelles aims .-e lian vcui I
ntres, y en general, atender á la inversión
iiitr.-diieieiiilu, íestrin^ii
•:■
•
:
óiiiicn y lu-'rai i;
a
le lo.j cauda'.-,
públicos.
—
Del buen
arreglo de
16
—
nuestras finanzas tiene el
país muchos beneficios
ipie esperar.
El n..- permitirá continuar dedicando el gran excedente que la adml
tustracitin .rdemida del Estado debe dejamos, á impulsar el progrese
material del país.
Alejados de los grandes centros de civilización, necesitamos acerarnos
á ellos por el aumento de nuestra marina mercante, une el Cobierm.
debe pietr-er con todo empeño, y por la construcción de ferrocarriles
tra-audine-i|ue faciliten el intercambio de productos y la cordialidad de
relaciones con los países vecinos.
El país reclama, á mi juicio, como necesidad de primer orden, la
construcción definitiva de una red peueral de caminos que asegure
permanentemente la facilidad de comunicaciones entre los divei-sos
pueblos de la República.
El progreso de la minería y delaaíiTicuituva, la seguridad denne-tros
campos y el mantenimiento mismo de la iiimiuracimi estin estrecl la
mente vinculados á la existencia de caminos .pie den acceso fácil y
-._■ ;
á los cent
le p -la- ion ;. á la- vías f. neas
Es asimismo una necesidad iiupo-toi^able o\t nder nuestros ferrocaniles de un extremo á otro de la República, en condiciones de
lia bit a ni es
i-i-uiai
-i-i vicisitudes ni ¡ntei-npei. ne-, el tráu-il ile Iy el tra-i".rte rápid.- v baiat.. de I..; pr. .duelo- del país
N'o basta á una nación para conservar su independencia y asegurar
-a
p.-i'.-emí- una p...lor..-a armada y 1111 números» ejército, l,..s pueblo.
s. n tanto má- fuerte- euant
ay.ii e- el bieue-tai de sus 1 ¡il litantes y
-
-
■
.
-
iiiayur .su riqueza pública y privada.
El i:. .bienio tiene una alta y urgente misión que llenar en la protec
ción discreta de la industria nacional y en el aumento progresivo de su
poder de producción.
Complemento de estas medidas es el mejoramiento de nuestros
le las mercadci ¡as y
pilen..- > 11 eonib..:i..iie- de nbarat.ii el einbaoi
de dar seguridades al comercio marítimo.
lite en los pueitus del norte y del
puerto de la República y -.iier-ña
sur, que más nrg> i.triuculc lo necesitan, debe, á mi juicio, empienil.-i la- el i ;. bieru-i
i j ia
i-, 1 1 de que son reproductivas y contri
-
intereses
-
■
■
-
_
primordiales
del país eviten que
el tbiluenup
te
pl!'oCII|
lilicu
teniendo el
i
e.
piilibiio
neee-an
i
las fuer /.a- proilm tu as
las demás naciones.
entre
del país y el desarrollo de la iiuiu-tria en
La minería, y la agricultura, ijne son nuestras más grandes industrias
i
las 1 1 uo má- di reí tamente e. uti i la; veo ó la ri'puv.a publica, reunieren.
sin vacilaciones ni reservas, una aten, ir'in p eferente del listado.
El desarrollo de la in-ti uccióu [ii'iblica y privada, el mejoramiento de
la- eondieimics higiénicas de las ciudades, el (omentn del aborro, la
protección del niño y del ubrero y el estudio de las cansas de los males
-•viales para poder reparar con acierto sus efectos, constituyen un
ineludible deber yue cumplir, que se iiupoiie á lo.j poderes públicos del
En el corto espacio de tiempo de que lie podido disponer para con
testar la honrosa distinción de que le -ido ibieti. apenas si
jaiedo
'"
insinuar algunas ideas ge
sable celo en cualquier ];
i-eiiin mandatario.
La atención de los intereses públicos impone una gran labory una
i:iave
re-poiisabilidad.
Si el voto de mis conciudadanos hubiere de ratificar el acuerdo de
i
.
asamblea, espero no batirán de faltarme las inspiraciones de la
pini.ui pública ilustrada ni el concurso de los hombres distinguidos y
-ta
patriotas,
y
á los cuales
especialmente de los que han contribuido á mi designa* i
renuevo la expresión de mi profunda y eterna gratitud."
o,
E\ magnífico discurso pronunciado por el candidato en
el gran banquete que sus correligionarios tuvimos la
honra de ofrecerle eu Valparaíso el 18 de Mayo ultimo,
discurso
fué escuchado entre explosiones de arreba
que
tador
él
se
de
entusiasmo, debe figurar asimismo aquí, pues
contiene
su
una
en
condensación conceptuosa y levantada
gobernante activo, ilustrado y pro
programa de
gresista.
He
"Las
aquí
ese
grandiosas
discurso:
manifestaciones que
se
han sucedido, desde Santiaoo
espléndido coronamiento tienen boy en esta
Concepción,
ciudad, lian comprometido profundamente mi gratitud y son para mi
-i-^iios inequívocos de nuestra cónírateriiiilail en el presente y en el
á
y que tan
lillas demuestran qne el movimiento político iniciado p >r la Conven
i-ion de Maizo retleia un .-eutiniieni 1 uriciomil ii ren.aoi>-ut-- auai^adn
'
e] nedio
p 1, 1.
y que el país encuentra en la unidad y i-obc-ióii rj.
-,
de a-e. 1 car el funeiooamieiil i recular de -n- iuslitiici
de dai ;i la
acei.'iii hieuliecb-ua del lisiado una iulliieucia má- e;i,..u en la orea
nizaci'-n y prcureso de la República.
.
■
Esta situación bal irá de mantenerse luíi- fácilmente mcdiaiito la
cu condiciones de hacer una
1, más económica y pt' o echo-a de las reñías y de dar sc¡;ili iilrnl
á la administración de los caudales públicos por medi-i de liáinil
más breves y de vijilaneia más eficaz.
La espansídn económica ríe! país está intiman. ente ligada á su orga
nización financiera.
Moderar los gastos y hacer un empleo provechoso de las entradas es
.1 mejor medie de afianza 1 la estabilidad rf las imanzas .Id lisiado;
aseiíurar el crédito público cu el
lianza al capital
exterior; dar
extranjero y contribuir k mantener el orden, la secundad y la riqueza
de la nación.
De este modo podrá el Estado, conservan ib 1 el nivel de las rentas y de
reorganización de la hacienda pública
i 11 ver.- i-
iic.li
una
parte considerable de
imblicas ,p,e
la industria \
faciliten y
sus
entradas
a
la
cjeeu-
vigoricen el desarrollo del
aumenten el
trabajo
y la
prosperidad
República reclama con urgencia obras de
habitantes v de mejoramiento para su comercio.
ieito de la
sus
con pus
\ en terreí
cicla. I ,:i la falda de I
cern
ecesita obras estables que la hagan sana y segura y la
dí los peligros de las olas del océano por un lado y
del cielo por otro.
-
-
■-
rt.i
;
Valparaíso
debe
también el puerto de salida del primer
centre de la República, una dos océanr
de pros] .cridad mu ional y de contratemida
ser
ferrocarriles que, por el
naciones,
ce
signo
le los chilenos y el Climeim liad
l na nación no
dedica.
uuiiei.to del bienestar de sus Ir
[materas están íesguardadas y a
puede
liiilidad.
Hoy
del
que nuestros anhelos de paz y concordia y la observ
r ,..« nal» I
'I-I
I-
mejoramiento pr.'Ciesivo
de nuestros medios de defensa
La clase obreja se desarrolla hoy en un campo Jim
medios de aprendizaje suficientes para ensanchar su act
Hay, además, una clase más desamparada de la accii
poderes públicos, á la cual apenas llega la i»
de los
de hogares higiénicos, que es diez.mada por maies sooaies que
minando la virilidad de nuestra raza y su capacidad política y e>
y el remedio de muchos
niales sociales que afligen al pueblo.
Todo esfuerzo que se haga por llevar la instrucción, y en especial la
instrucción práctica, á i odas las clases si
será semilla de que el país recogerá
dones-,
Debe
completarse
con
per-e-.. -i.u
ie
.
■
¡ales,
opimos
si» trallas ni ¡
frutos.
reven
nnpeñ. > la codificación
Los códigos de procedimiento civil y crin dual sólo esperan i ,naúlt
revisión, 4 fin de abreviar los trámites judiciales, facilitai ,.|..as,
solución rápida de las controversias á, q ue dan lugar las
civiles
ile
la
y dando garantías íi la soeiedar! de la pro
de las infracciones penales.
Un mediano esfuerzo habrá también de facilitamos la ad
de
los códigos militares y de un código ri iral, que tan urgí ■ulenn
reclama nuestra población agraria.
y
comerciales,
i-epresñra
Señores: necesitamos -rilo tranquilidad en la política interna del país
nin a todos los hombre.
para trabajar con éxito en una tarea que es i
i|Ue se preocupan del bien público, cada cual en ei papel que los acon
tecimientos y la voluntad del pueblo le señalen: el cngramleciuiieut.
intelectual y material de la patria."
Mucho más habría de extenderme en el trabajo que he
tan sólo debiera tomar en consideración la
íntima complacencia que él produce en mi espíritu y la
satisfacción con que se llena el deber -cívico de tributar
honra merecida A los servicios y á las virtudes de un
gran ciudadano.
Empero, he de terminar ya, y al hacerlo formulo el
voto ferviente de que la unión sellada por los partidos
liberales en la gran Convención del 3 de Marzo y ratifi
cada por todos los pueblos de la República en los comi
cios del 25 de Junio, sea el punto de partida de una era
de regeneración, de engrandecimiento, de cultura v de
gloria para el liberalismo y la patria.
acometido, si
Eduardo POIRIER.
vT
^,r^
Descargar