Resolución - Naciones Unidas

advertisement
Naciones Unidas
Asamblea General
Consejo de Seguridad
Asamblea General
Décimo período extraordinario de sesiones de emergencia
Tema 5 del programa
Medidas ilegales israelíes en la Jerusalén oriental ocupada
y el resto del territorio palestino ocupado
A/ES-10/318–S/2006/110
Distr. general
20 de febrero de 2006
Español
Original: inglés
Consejo de Seguridad
Sexagésimo primer año
Cartas idénticas de fecha 17 de febrero de 2006 dirigidas
al Secretario General y al Presidente del Consejo de
Seguridad por el Observador Permanente de Palestina
ante las Naciones Unidas
Quisiera señalar a su atención la declaración del Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina realizada el 16 de febrero de 2006. La reunión,
dirigida por el Presidente Mahmoud Abbas, examinó muchos asuntos importantes
relativos a cuestiones que figuran en el programa nacional e internacional de la Organización de Liberación de Palestina y la Autoridad Nacional Palestina. Entre los
temas examinados, el Comité condenó los planes del Gobierno de Israel de aislar la
zona de Al-Aghwar (el Valle del Jordán) del resto de la Ribera Occidental y subrayó
las peligrosas repercusiones que podría tener ese plan para la paz en la región.
En este sentido, Israel, la Potencia ocupante, ha instituido un régimen de permisos y severas restricciones a la circulación de palestinos en el Valle del Jordán.
Parece evidente que Israel está intentando anexionarse esa zona al crear una situación en el Valle del Jordán casi idéntica a la de “zona de separación” entre el muro
ilegal que está construyendo Israel en el territorio palestino ocupado, incluso en Jerusalén oriental y sus alrededores, y la Línea Verde. De hecho, esta semana, Israel,
la Potencia ocupante, ha acelerado la construcción del “muro oriental” en el Valle
del Jordán, que rodeará completamente la Ribera Occidental convirtiéndola en una
cárcel al aire libre.
Las severas restricciones a la circulación impuestas por la Potencia ocupante
impiden que unos 2 millones de palestinos residentes en la Ribera Occidental entren
a la zona del Valle del Jordán, que constituye alrededor de un tercio de la superficie
total de la Ribera Occidental. Esto ha dado como resultado la inhabilitación y desaparición de palestinos del Valle, con la excepción de los pocos miles que viven allí.
Además, miles de palestinos residentes en las ciudades y aldeas vecinas en la zona
norte de la Ribera Occidental, algunas de ellas situadas a sólo unos kilómetros
de distancia, están fuera del Valle, aunque sus familias y amigos residen allí.
06-24767 (S) 220206 220206
*0624767*
A/ES-10/318
S/2006/110
Más trágica todavía es la situación de los palestinos que tienen granjas en el Valle o
empleos agrícolas en la zona, que se han visto privados de su único medio de vida.
A ese respecto, el Comité Ejecutivo de la Organización de Liberación de Palestina ha afirmado que esos planes expansionistas de Israel, incluida la continuación de la expansión de los asentamientos en la Jerusalén oriental ocupada y la
construcción del muro en el territorio palestino ocupado, incluso en Jerusalén
oriental y sus alrededores, están destruyendo cualquier posibilidad de lograr una paz
justa y permanente en el Oriente Medio. El Comité afirmó además que el plan israelí
transforma la tierra palestina en cantones aislados, impidiendo el establecimiento de
un Estado palestino independiente. El Comité instó al Cuarteto, autor de la hoja de
ruta hacia la paz, a que asumiera sus responsabilidades para con el proceso de paz y
obligara a Israel a cesar su expansión hacia el Valle del Jordán, así como a cesar cualquier otra medida contraria al logro de la paz sobre la base de la solución biestatal.
También es importante destacar que en la misma reunión, el Comité Ejecutivo
acogió con beneplácito las elecciones libres y limpias al Consejo Legislativo Palestino, y felicitó al pueblo palestino en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén oriental, por su compromiso con la democracia. El Comité indicó además que
los resultados de las elecciones no suponen un desvío de las posiciones y acuerdos
firmados por la Organización de Liberación de Palestina y la Autoridad Nacional
Palestina. Esto incluye las resoluciones internacionales y varias resoluciones adoptadas en la cumbre árabe, las disposiciones del derecho internacional, los convenios
internacionales, las resoluciones de las Naciones Unidas, entre ellas la resolución
194 (III) de la Asamblea General, y el programa político establecido por la Organización de Liberación de Palestina, que incluye la hoja de ruta, la iniciativa árabe
adoptada en Beirut en 2002 y todos los acuerdos firmados con Israel. Por tanto, en
su declaración en la primera reunión del nuevo Consejo Legislativo Palestino, cabe
esperar que el Presidente Abbas subraye esos elementos y afirme que espera que el
nuevo gabinete respete y cumpla plenamente todos los acuerdos.
Le agradecería que tuviera a bien hacer distribuir la presente carta como documento del décimo período extraordinario de sesiones de emergencia de la Asamblea
General, en relación con el tema 5 del programa, y del Consejo de Seguridad.
(Firmado) Riyad Mansour
Embajador
Observador Permanente de Palestina
ante las Naciones Unidas
2
0624767s.doc
Descargar