Estudio Comparación de Legislación de 9 Países

advertisement
1
PONTIFICIA UNIVERSIDAD JAVERIANA
FACULTAD DE CIENCIAS JURÍDICAS
LA REGULACIÓN LEGAL DE PROGRAMAS DE POSTGRADO
ESTUDIO DE LEGISLACIÓN COMPARADA DE NUEVE PAÍSES
TRABAJO DE GRADO PARA OPTAR POR EL TÍTULO DE ABOGADO
LAURA BUENDIA GRIGORIU
CATALINA HOLGUIN CARO
DIRECTOR:
HERNANDO GUTIERREZ PRIETO
BOGOTÁ, D.C., 2001
2
TABLA DE CONTENIDO
0. INTRODUCCION.................................................................................................................................. 4
1. PRESENTACION GENERAL............................................................................................................... 9
1.1. BOLIVIA ....................................................................................................................................... 11
1.2. COLOMBIA .................................................................................................................................. 15
1.3 CUBA ............................................................................................................................................ 19
1.4 CHILE............................................................................................................................................ 20
1.5 ECUADOR .................................................................................................................................... 24
1.6 ESPAÑA........................................................................................................................................ 27
1.7 PANAMÁ ....................................................................................................................................... 30
1.8 PERÚ ............................................................................................................................................ 32
1.9 VENEZUELA................................................................................................................................. 35
2. ANALISIS GENERAL DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO................................................... 38
2.1 BOLIVIA ........................................................................................................................................ 39
2.2. COLOMBIA .................................................................................................................................. 47
2.3 CUBA ............................................................................................................................................ 55
2.4 CHILE............................................................................................................................................ 64
2.5 ECUADOR .................................................................................................................................... 67
2.6 ESPAÑA........................................................................................................................................ 74
2.7 PANAMA ....................................................................................................................................... 78
2.8 PERU ............................................................................................................................................ 82
2.9 VENEZUELA................................................................................................................................. 84
3. COMPARACION TEMATICA DE ASPECTOS GENERALES DE LOS PROGRAMAS DE
POSTGRADO......................................................................................................................................... 90
3.1 DEFINICION ................................................................................................................................. 90
3.2 OBJETIVOS .................................................................................................................................. 91
3.3 CLASIFICACION DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO...................................................... 92
3.4 TRAMITE PARA APROBACION DE PROGRAMAS .................................................................... 94
3.5 REQUISITOS DE APROBACION ................................................................................................. 99
3.6 INSTITUCIONES APTAS PARA OFRECER PROGRAMAS DE POSTGRADO ....................... 102
3.7 REQUISTOS PARA EL EJERCICIO DE LA DOCENCIA........................................................... 104
3
3.8 MODALIDAD DE ASISTENCIA .................................................................................................. 108
4. COMPARACION TEMATICA DE PROGRAMAS DE POSTGRADO EN PARTICULAR .............. 110
4.1 DIPLOMADOS ............................................................................................................................ 110
4.1.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE DIPLOMADO ...................................... 111
4.1.2 DURACION DEL PROGRAMA ............................................................................................ 112
4.1.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA.......................................................................................... 112
4.1.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCION DEL TITULO........................................................... 113
4.2 ESPECIALIZACION .................................................................................................................... 114
4.2.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE ESPECIALIZACION ........................... 116
4.2.2 DURACION DEL PROGRAMA ............................................................................................ 118
4.2.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA.......................................................................................... 119
4.2.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO........................................................... 122
4.3 MAESTRIAS ............................................................................................................................... 123
4.3.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE MAESTRIA ......................................... 125
4.3.2 DURACIÓN DEL PROGRAMA ............................................................................................ 127
4.3.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA.......................................................................................... 128
4.3.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCION DEL TITULO........................................................... 130
4.4 DOCTORADOS .......................................................................................................................... 132
4.4.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE DOCTORADO .................................... 134
4.4.2 DURACION DEL PROGRAMA ............................................................................................ 137
4.4.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA.......................................................................................... 137
4.4.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCION DEL TITULO........................................................... 140
5. CONCLUSIONES............................................................................................................................. 143
6. FUENTES CONSULTADAS ............................................................................................................ 152
6.1 FUENTES LEGISLATIVAS ......................................................................................................... 152
6.2 FUENTES DE INTERNET .......................................................................................................... 154
6.3 FUENTES BIBLIOGRAFICAS .................................................................................................... 156
7. ANEXOS........................................................................................................................................... 158
4
0. INTRODUCCION
Dentro de las líneas de investigación establecidas por el Departamento de Sociología
y Política Jurídica de la Pontificia Universidad Javeriana se encuentra la
correspondiente a “Derecho y Educación” dentro de la cual se enmarca el presente
estudio. La idea central de esta línea de investigación es la vinculación entre los
fenómenos jurídicos y los educativos en la doble perspectiva que se sugiere con el
nombre. Por un lado, se busca estudiar la regulación jurídica del sistema educativo;
por otro, estudiar los aspectos educativos relacionados con el Derecho. El trabajo de
investigación que ahora se presenta pertenece a la primera perspectiva para la cual,
metodológicamente, el Departamento ha abierto varias alternativas de investigación.
Una de ellas, que es la utilizada en este estudio, es la del Derecho Comparado.
Desde un punto de vista general, la metodología acogida supone la realización de
diversos estudios que abarcan a lo menos tres fases de desarrollo: el análisis
comparado de la legislación vigente y aplicable a la educación, el estudio del
funcionamiento del sistema legal en la regulación de los fenómenos educativos y el
análisis comparado de su eficacia. Como primer estudio dentro de la línea de
investigación señalada, el trabajo que se presenta corresponde a la primera fase de
la línea de investigación (legislación comparada). En este sentido, se trata de una
primera aproximación al objeto de estudio propuesto que será complementado y
desarrollado posteriormente por otros proyectos del Departamento, en los que,
5
además de emprenderse las fases restantes, se amplíe a otros países adicionales a
los aquí analizados.
Para este primer proyecto fueron seleccionados nueve (9) países: Bolivia, Colombia,
Cuba, Chile, Ecuador, España, Panamá, Perú y Venezuela. La razón de su
escogencia es que estos nueve países pertenecen al Convenio Andrés Bello que
busca “la integración educativa, científica, tecnológica y cultural de los Estados
Miembros”, “estimular el conocimiento recíproco y la fraternidad entre ellos; contribuir
al logro de un adecuado equilibrio en el proceso de desarrollo educativo, científico,
tecnológico y cultural; realizar esfuerzos conjuntos a favor de la educación, la ciencia,
la tecnología y la cultura para lograr el desarrollo integral de sus naciones; y, aplicar
la ciencia y la tecnología a la elevación del nivel de vida de sus pueblos”1
En desarrollo de sus objetivos, la Secretaría Ejecutiva del Convenio Andrés Bello
editó en junio del año 2000 la obra “Caracterización normativa y análisis comparativo
a partir de la legislación nacional de los Postgrados en los países miembros del
Convenio Andrés Bello” que se constituye en un claro antecedente del presente
trabajo. A pesar de lo reciente de su publicación, fue necesario realizar
complementos a la legislación contenida en ese estudio e incluir algunas
disposiciones que, por haber sido modificadas en los pasados meses, no fueron
incluidas en esa publicación. Indudablemente, su importancia radica en ser la
primera vez que se hace esa compilación normativa que permite, como en este caso,
6
adelantar investigaciones comparativas con mayor detalle. A pesar de esto, aún
subsisten deficiencias de la información disponible sobre la regulación legal de
algunos países. A lo largo del trabajo se anotarán estas deficiencias que reducen el
ámbito de la comparación.
Desde una perspectiva de integración regional, la regulación legal de los estudios de
Postgrado adquiere una especial relevancia. La educación superior, en general, y los
estudios de Postgrado, en particular, han sido considerados como instrumentos
idóneos para propiciar el desarrollo humano y social de un pueblo, en la medida en
que perfeccionen competencias profesionales y sirvan de espacios para generar
nuevos conocimientos a través de la acción investigativa. Adicionalmente, debe
considerarse que su regulación jurídica puede llegar a tener implicaciones en los
procesos de integración que actualmente se viven en nuestra región. Escenarios
futuros como la existencia de un Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) o
las posibilidades de uniones económicas entre la Comunidad Andina y MERCOSUR
tendrán necesariamente que afrontar los problemas derivados del libre tránsito de
personas y la libre circulación de servicios profesionales haciendo necesaria la tarea
de armonización normativa. Para ello, los estudios de legislación y Derecho
comparados se hacen urgentes y se justifican cada vez más por el impacto que
tendrán al afrontarse estos problemas.
1
Tratado de la Organización del Convenio Andrés Bello de integración educativa, científica, tecnológica y cultural.
Artículo 2.
7
Adicionalmente, los escenarios de integración están abriendo caminos hacia la
cooperación interuniversitaria que también exige el conocimiento comparativo de las
legislaciones aplicables a la educación superior y a los estudios de Postgrado.
La investigación realizada aborda tanto aspectos generales de la legislación de los
países como aspectos particulares de la regulación jurídica en las diversas clases de
Postgrados. En una primera parte, se describe el sistema de Postgrados en cada uno
de los países y se hace referencia al tema de la autonomía universitaria con el cual
se establece un primer límite al estudio. En la medida en que la legislación deja que
sean las instituciones de educación superior las que regulen los aspectos de fondo y
de procedimiento de esta clase de programas educativos, se hace necesario avanzar
en las restantes fases de la línea de investigación antes de poder tener un panorama
completo de su regulación efectiva.
En una segunda parte, se realiza el análisis y la comparación de aspectos
particulares de la regulación legal de los Postgrados. Para ello, se diseñaron
matrices de comparación en las que se incluyeron términos de referencia comunes
desde los cuales se sugiere realizar la comparación. Se incluyen análisis y
comparaciones de cada tipo de Postgrado identificado.
En la medida en que ha sido posible, se han incluido también informaciones
estadísticas en aquellos puntos en que resulta ilustrativo considerarlas. Para las
fases posteriores de la investigación del Departamento de Sociología y Política
8
Jurídica este tipo de consideraciones resulta de vital importancia. Visto en
perspectiva, se reitera, el presente estudio significa un primer paso en el desarrollo
de una línea de investigación que es mucho más compleja en su concepción y que
requerirá de numerosos trabajos que sigan el derrotero marcado por el presente.
La propuesta principal es que este trabajo sea abordado de manera colectiva con la
participación de especialistas de los diversos países que serán incorporados en
etapas subsiguientes de la investigación. Por esta razón, el estudio que ahora se
presenta será publicado en Internet de manera que pueda mantenerse actualizado
(los cambios legislativos en este campo son frecuentes) y así se permita su consulta
y complementación por parte de la comunidad internacional.
9
1. PRESENTACION GENERAL
La regulación sobre el tema de la educación y dentro de este el de los postgrados,
puede tener un doble origen: Legal o estatutario derivado, este último, del ejercicio
de la autonomía universitaria. En el marco de esta dualidad, se evidencian dos
sistemas extremos que pueden ser matizados dependiendo de la orientación política
del Estado. El primer sistema posee como característica la regulación legal detallada,
con lo cual se deja poco espacio a la reglamentación por el ente educativo para que
desarrolle en sus estatutos su estructura, en virtud de la autonomía universitaria. El
otro sistema esta enmarcado en una regulación bastante general por parte de la ley,
de lo que se deriva un espacio considerablemente amplio a la autonomía
universitaria.
En este contexto, resulta pertinente precisar que aunque la autonomía solo puede
ser conferida y limitada por la ley, una vez otorgada, se convierte en una garantía
institucional de las entidades de educación superior que les permite determinar
libremente como se van a regir en materia administrativa, académica y financiera2.
No obstante lo anterior, hoy en día, el concepto de autonomía universitaria esta
directamente ligado con la participación de los centros educativos en el proceso de
enseñanza, convirtiéndose más que en una prerrogativa o privilegio de las
instituciones, en una verdadera responsabilidad de las mismas.
2
En Latinoamérica esta consagrada desde la Reforma de Córdoba, en 1918, donde se trato de acabar con la
excesiva regulación permitiendo a las universidades la libre determinación política, docente y administrativa.
10
La autonomía universitaria se predica como un término relativo en el que el Estado
aun conserva funciones de inspección y vigilancia, que le permiten garantizar la
protección del derecho a la educación y la calidad de la misma. Estos dos conceptos
están inversamente relacionados; así, en la medida en que una normatividad
aumenta el campo a la inspección y vigilancia, disminuye proporcionalmente el
ámbito de la autonomía universitaria. Sin perjuicio de lo anterior, entendiéndolos
como términos necesarios e inseparables, estará en cabeza del legislador la
responsabilidad de hacer uso de ambos de una manera coherente, permitiendo la
protección de derechos sin traspasar al ámbito de la intervención.
Son cuatro los campos en los que se concreta la autonomía:
•
Libertad de estructuración académica: Expresada en la libertad de investigar, de
acceder a fuentes de conocimiento, libertad en la aplicación de los métodos de
consecución de los fines institucionales, libertad de expresión y de cátedra.
•
Libertad de estructuración administrativa: Caracterizada por la independencia
para escoger las formas con que manejará su propio esqueleto de
funcionamiento.
•
Libertad de estructuración financiera: Representada por la autonomía en la
dirección de su propio presupuesto y formación de su propio patrimonio.
11
•
Autonomía de expansión: Concebida como la libertad para trazar y ejecutar sus
propias directrices3.
En el ámbito mundial, el reconocimiento de la autonomía universitaria es de suma
importancia por lo que normalmente se contempla desde la misma Constitución. Así,
casi todos los países objeto de este trabajo, a excepción de Cuba, consagran esta
garantía, aunque con diferentes matices según la estructura estatal. En este sentido,
las constituciones de Bolivia en su artículo 185, Colombia en su artículo 69, Chile en
su artículo 11, Venezuela en su artículo 109, Perú en su artículo 18, España en su
artículo 27, Ecuador en su artículo 75, y Panamá en su artículo 90, prevén para sus
instituciones educativas, diversos grados de autonomía.
Partiendo, entonces de la forma en que se enfoque este tema a nivel constitucional,
se desarrollará el marco legal o sistema educativo en cada país, el cual, de manera
general, se describe a continuación.
1.1. BOLIVIA
La normatividad vigente, donde esta amparado el sistema de educación que es de
interés para este trabajo, esta conformada por:
3
Cfr. Libertad de Enseñanza, Autonomía Universitaria y control oficial. Foro Universitario Javeriano. Bogotá,
12
!"Constitución Política de Bolivia de 1967, reformada en 1994.
!"Ley 1565 de Reforma Educativa.
!"Resolución Ministerial 2186 de 1990, donde se encuentra el Reglamento
Institucional de las universidades privadas4.
!"Reglamento general de Estudios de Postgrados, Expedido por el Congreso
Nacional de Universidades en 1999.
Desde la Constitución se consagra a la Educación como la más alta función del
Estado y se expone la obligación de gratuidad de la educación pública primaria. La
Educación superior, cuenta con el deber de auxilio por parte del Estado para “los
estudiantes sin recursos económicos”5.
El sistema de educación superior, está compuesto por la dualidad de regulación
entre las universidades públicas y privadas, que serán las encargadas de la
capacitación de tercer grado, compuesto por el nivel técnico y la licenciatura, y del
denominado cuarto nivel haciendo referencia a los postgrados.
Las universidades públicas para realizar programas de postgrados tienen una clara
regulación haciendo el sistema extremadamente detallado. Para estos fines, existen
dos entidades de orden nacional, estatuidas como órganos superiores de gobierno
de la Universidad Boliviana que está compuesta por las universidades públicas,
1979. Paginas 126 y 127.
4
El análisis efectuado en este trabajo no contempla esta norma, puesto que fue imposible conseguir el texto
legal.
5
Cfr. Constitución de Bolivia de 1967, reformada en 1994. Artículo 180.
13
denominados el Congreso Nacional de Universidades y La Conferencia Nacional de
Universidades.
En cuanto al tema de la autonomía la Constitución Boliviana la contempla para las
universidades públicas al establecer que “son autónomas e iguales en jerarquía”6.
Esta autonomía comprende “la libre administración de sus recursos, el nombramiento
de sus rectores, personal docente y administrativo, la elaboración y aprobación de
sus estatutos, planes de estudio y presupuestos anuales, la aceptación de legados y
donaciones y celebración de contratos para realizar sus fines y sostener y
perfeccionar sus institutos y facultades”7. Esta autonomía se relaciona estrechamente
con la Universidad Boliviana como organismo central creado por las universidades
públicas por disposición constitucional8 para la coordinación y programación de fines
y funciones.
Para las universidades privadas no hay consagración constitucional de la autonomía
universitaria, sin embargo se garantiza la libre enseñanza9 que es uno de los
componentes de la misma. Estas existen siempre y cuando cuenten con la
autorización del Poder Ejecutivo, para su creación y funcionamiento, incluida la
aprobación de sus planes de estudio y programas10.
6
Cfr. Ídem. Artículo 185.
Cfr. Ibídem.
8
Cfr. Ibídem.
9
Cfr. Ídem. Artículos 177 y 188.
10
Cfr. Ídem. Artículo 188
7
14
En el sistema universitario Boliviano las universidades privadas son autorizadas por
diferentes actos administrativos proferidos por el ejecutivo sin unificación de la forma
mediante la cual se surte la autorización11. Se considera esto un indicio de
desorganización en el funcionamiento de las mismas.
Bolivia cuenta con diez (10) universidades públicas y veinticinco (25) privadas
reconocidas, las primeras acogiendo en matricula 133.288 estudiantes para el año de
1994 y las segundas con 16.645 matriculados para el año de 199612.
Estudiantes Universidades Bolivianas
Univ .
Privada
8%
Univ.
Pública.
92%
Universidades Bolivianas
Univ.
Públicas
29%
Univ.
Privadas
71%
Total Estudiantes 139,897
Total Universidades: 35
FUENTE: Año medición 1995.
Educación Superior y Acreditación
en los países miembros del
Convenio Andrés Bello.
FUENTE: OEI, Sistemas Educativos
Nacionales - Bolivia.
Es importante resaltar el Sistema Nacional de Acreditación y Medición de la Calidad
Educativa (SINAMED), administrado por el Consejo Nacional de Acreditación y
Medición de la Calidad Educativa (CONAMED) que certifica la calidad de la
educación sometiendo a un proceso de acreditación institucional y por programas,
11
Las Universidades privadas en Bolivia. Mario Virreira Iporre y Edgar Llanos Fernández. Revista Educación
Superior y Sociedad volumen 8 publicada por la UNESCO en 1997.
15
tanto a universidades públicas como a privadas. Tal proceso es “requisito para la
vigencia de la autorización de funcionamiento de las instituciones privadas”13.
Como referencia, se encontró que se ofrecieron para 1995, un total de 66 programas
de Postgrado, distribuidos en un (1) Doctorado, cuarenta y tres (43) Maestrías y
veintidós (22) Diplomados y Especializaciones.
Postgrados en Bolivia
Doctorado
2%
Especialización y
Diplomados
33%
Maestrias
65%
Numero Total de Programas: 66
FUENTE: Año medición 1995. Educación Superior y
Acreditación en los países miembros del Convenio
Andrés Bello.
1.2. COLOMBIA
Se utilizaron como normas fuente para este estudio, las siguientes:
!"Constitución Política de la República de Colombia de 1991.
!"Ley 30 de 1992 que organiza el servicio público de Educación Superior.
!"Decreto 1975 de 1996 que regula los Doctorados.
12
Sistemas Educativos Nacionales – Bolivia. Informe de la OEI
16
!"Decreto 2791 de 1994 que regula los Doctorados.
!"Decreto 836 de 1994 que regula el programa de Maestrías.
!"Decreto 837 de 1994 que regula el Sistema Nacional de Información para
Pregrado y Especialización.
!"Ley 115 de 1994 que es la Ley General de Educación.
!"Decreto 1475 de 1996 que modifica y adiciona los decretos 836 y 2791 de
1994.
La Constitución consagra la educación como derecho y como servicio público que
contiene una función social. Se “garantiza la autonomía universitaria”14, lo cual
presupone que las universidades, tanto públicas como privadas, son libres para
“darse sus directivas y regirse por sus propios estatutos de acuerdo con la ley”15.
Concomitantes con esta autonomía se establecen, las libertades de cátedra,
enseñanza e investigación. En la misma, se hace hincapié en que lo anterior no
exime al Estado, de la responsabilidad que tiene de ejercer inspección y vigilancia
para asegurar la calidad de la educación.
El sistema de Educación Superior Colombiano está enmarcado por la descripción de
políticas en cabeza del Instituto Colombiano para el Fomento de la Educación
Superior(ICFES) y el Consejo de Educación Superior (CESU). Como entidades del
sistema, se encuentran las instituciones técnicas profesionales, las instituciones
13
Cfr. Ley 1565 de 1994: Reforma Educativa. República de Bolivia. Artículos 21 y 22.
Cfr. Constitución Política de la República de Colombia de 1991. Artículo 69.
15
Cfr. Ibídem.
14
17
universitarias o escuelas tecnológicas y las universidades; estas últimas son las
únicas que están habilitadas para ofrecer todo tipo de programas16.
La legislación ampara la creación de centros educativos privados y públicos,
presentando leves diferencias en lo que al manejo de patrimonios y empleados
respecta, pero fundamentados en el concepto de autonomía universitaria y la
uniformidad de regulación respecto del manejo de programas y en general del área
académica. Como resultado, actualmente el porcentaje aproximado de matriculados
en las instituciones privadas asciende al 68% del total de la población universitaria
que para 1996 era de 673.353 estudiantes17.
Estudiantes Universidades
Colombianas
Univ.
Públicas
32%
Univ.
Privadas
68%
Total Estudiantes 673,353
FUENTE: Año medición 1996. Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello.
Con el objetivo de mejorar la calidad de la educación desde la Constitución de 1991,
se ha venido organizando el Sistema de Nacional de Acreditación en cabeza del
16
Cfr. Ley 30 de 1992. República de Colombia. Artículo 19.
ALJURE NASSER, Emilio. Situación de la Educación Superior en Colombia. En Educación Superior y
Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Pagina
38.
17
18
Consejo Nacional de Acreditación, que no obstante ser voluntario, representa un
parámetro para los programas sometidos a él18. Cabe anotar que para los programas
de pregrado y postgrado en Educación se contempla una acreditación especial
obligatoria19.
Por último, cabe la pena anotar, que en este país, de un total de mil ciento noventa y
tres (1193) programas de Postgrado ofrecidos al público en 1998 (datos
preliminares), novecientos noventa y dos (992) eran Especializaciones, ciento
ochenta y ocho (188) Maestrías y trece (13) eran Doctorados. No se ha abierto
ningún programa de Post-Doctorado.
Postgrados Colombia
Doctorado
1%
Maestría
16%
Especialización
83%
Numero Total de Programas: 1193
FUENTE: Año medición 1998. Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello.
18
SERRANO SARMIENTO, Rafael. Experiencia de la Acreditación de la Educación Superior en Colombia. En
Educación Superior y Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello.
Bogotá. 1999. Pagina 57.
19
Cfr. Decreto 272 de 1998. Ministerio de Educación de la República de Colombia.
19
1.3 CUBA
La normatividad examinada para este estudio fue la siguiente:
!"Constitución de Cuba de 1992.
!"Resolución número 6 de 1996 por la cual se profiere el Reglamento de la
Educación de Postgrado de la República de Cuba.
!"Decreto ley 133 que regula el Sistema Nacional de Grados Científicos.
La legislación cubana esta organizada bajo los ideales marxistas, como lo expresa la
Constitución específicamente para la educación, que además de ser un derecho y un
deber, es “función del Estado”20. Así, todo el sistema esta expresa e intensamente
regulado bajo el presupuesto de la universidad pública, la gratuidad de la misma, el
carácter democrático del proceso educativo y como principio rector la combinación
del estudio y el trabajo.
Los centros de educación superior, denominados también universidades, tienen a su
cargo el desarrollo de la actividad de pregrado y de postgrado, encaminándose bajo
los conceptos de ciencia y tecnología con la meta de evolucionar a centros de
investigación científica. Esto en tanto que la universidad es concebida en Cuba como
fuente de desarrollo científico, indispensable para alcanzar el desarrollo social y
20
Cfr. Constitución de Cuba de 1992. Artículo 39.
20
económico. Como fruto de estas premisas, aproximadamente el 5% del total de la
población cubana pertenecen a la comunidad universitaria21.
Universidades Públicas Cubanas
120.000
estudiantes
FUENTE: Año medición 1996. Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello.
El Ministerio de Educación, tiene como misión la vigilancia del sistema, realizando
inspección y evaluación continuas para garantizar la calidad de la educación. Cabe
señalar la importancia del Sistema de Evaluación Institucional para las universidades,
desarrollado sobre la base de la evaluación de los objetivos propuestos por medio de
acciones estratégicas de seguimiento para cada uno.
1.4 CHILE
La regulación vigente, que interesa a este trabajo está conformada por:
21
ALEMANY RAMOS, Sonia. La Educación Superior Cubana, Actualidad y Perspectiva. En Educación Superior y
Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Pág. 93.
21
!"Constitución política de Chile de 1980.
!"Ley 18.962. Ley Orgánica de la Enseñanza.
!"Decreto 225 de 1999, por el cual se crea la Comisión Asesora en Materia de
Evaluación de Calidad de Programas de Postgrado de Universidades.
!"Decreto con fuerza de ley número 50 del Ministerio de Educación.
Desde la Constitución se contempla a la Educación como un derecho cuya
protección esta a cargo del Estado, quien debe garantizar la financiación de la
Educación Básica, que por demás es obligatoria. Con respecto a la Educación
Superior, se promulga la protección de la autonomía denominada como “libertad de
enseñanza”22 con el objeto que los establecimientos educativos puedan ser abiertos,
organizados y desarrollados de manera autónoma y sin más limitaciones que la
moral, las buenas costumbres, el orden público y la seguridad nacional23. Además se
consagra la responsabilidad del Estado en el fomento del desarrollo y la estimulación
de la investigación científica y la tecnológica.
El sistema de Educación Superior Chileno, esta compuesto por Universidades,
Institutos profesionales, Centros de Formación Técnica y Academias de Guerra y
Politécnicas. Estos pueden ser Estatales creándose por ley o pueden ser privados en
cuyo caso, si son universidades, deben crearse siguiendo un procedimiento estricto
22
23
Cfr. Constitución de Chile de 1980. Artículo 11.
Cfr. Ibídem.
22
de “acreditación” institucional, o un sistema denominado “examinación” de
cumplimiento de planes y programas24.
Las Universidades, que son las que conciernen a este estudio, en tanto que son las
únicas facultadas para otorgar grados de “Magister y de Doctor”25, además de títulos
profesionales y de licenciatura, deben ser personas jurídicas sin ánimo de lucro, que
si se amparan en el sistema de “acreditación” deben someterse durante un periodo26
a la estricta vigilancia del Estado; en caso de terminar satisfactoriamente el proceso,
alcanzan su autonomía plena.27 En este sentido, se encuentra que para 1997 había
veinticinco (25) universidades oficiales y cuarenta y cuatro (44) privadas de las
cuales siete (7) eran autónomas, veintinueve (29) en el sistema de acreditación y
ocho (8) en el sistema de examinación. La población estudiantil abarcó, para ese
mismo año, un total de 93.004 estudiantes en el sector privado, y 184.098 en las
universidades públicas28.
24
GAMBOA, Marta. Situación de la Educación Superior en Chile. En Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Paginas 77.
25
Cfr. Ley Orgánica de la Enseñanza República de Chile. Artículo 31.
26
Según el artículo 41 y 42 de la Ley Orgánica de la Enseñanza de la República de Chile el periodo es
inicialmente de seis años, que pueden ampliarse a cinco mas en caso de no terminar el periodo inicial
satisfactoriamente.
27
Cfr. Ley Orgánica de la Enseñanza República de Chile. Título III: Reconocimiento Oficial del Estado a las
Instituciones de Educación Superior.
28
GAMBOA, Marta. Situación de la Educación Superior en Chile. En Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Paginas 77 y 83.
23
Universidades Chilenas
Univ.
Privadas
34%
Univ.
Públicas
66%
Estudiantes Universidades Chilenas
Univ.
Privadas
36%
Univ.
Públicas
64%
Total Universidades: 69
Total Estudiantes : 277,102
FUENTE: Año medición 1996. Educación
Superior y Acreditación en los países
miembros del Convenio Andrés Bello.
FUENTE: Año medición 1996.
Educación Superior y Acreditación en
los países miembros del Convenio
Andrés Bello.
El Consejo Superior de Educación, compuesto por representantes de todo el sistema
educativo, además del Ministro de Educación, es el encargado del proceso de
acreditación, del proceso de examinación, verificación de proyectos institucionales y
asesoramiento entre otros29.
Existe el sistema general de evaluación acreditativa de los programas de postgrado,
llevado a cabo por la Comisión de Evaluación de Calidad de Programas de
Postgrado de Universidades, el cual es voluntario en beneficio de la calidad de los
programas30.
29
30
Ley Orgánica de la Enseñanza República de Chile. Artículo 37.
Cfr. Decreto 225 de 1999.
24
Para el año de 1996, se encontró que de un total de doscientos ochenta y un (281)
programas de Postgrado, doscientos treinta y cuatro (234) eran Maestrías y
solamente cuarenta y siete (47) eran Doctorados.
Postgrados Chile
Doctorados
17%
Maestría
83%
Numero Total de Programas: 281
FUENTE: Año medición 1996. Revista Educación Superior y Sociedad .
UNESCO.
1.5 ECUADOR
Para este estudio fueron analizadas las siguientes normas:
!"Constitución Política de Ecuador de 1998.
!"Ley número 16 RO/77 Mayo del 2000.
!"Reglamento a la Ley de Educación Superior. Decreto Ejecutivo número 883
RO/195 Octubre del 2000.
25
!"Reglamento del CONUEP, Reformado de Postgrado de 199931.
La Constitución ecuatoriana consagra la educación como un “derecho irrenunciable
de la persona y un deber inexcusable del Estado, la sociedad y la familia”.
Adicionalmente, la educación tiene como principal obligación preparar “a los
ciudadanos para el trabajo” y “producir conocimientos”32.
No se consagra claramente la autonomía desde la Constitución. Sin embargo,
cuando define las universidades y escuelas politécnicas, tanto públicas como
privadas, las presenta como “personas jurídicas autónomas sin fines de lucro”33 que
se rigen por la ley y por sus estatutos aprobados por el Consejo Nacional de
Educación Superior (CONESUP) que en virtud de la Ley 16 RO/77 de Mayo del
2000, reemplazó al Consejo Nacional de Universidades y Escuelas Politécnicas
(CONUEP). Adicionalmente, se garantiza la inviolabilidad de las plantas físicas y la
imposibilidad para los órganos de la función ejecutiva de clausurar o reorganizar
estas instituciones o que las priven de sus rentas34.
El sistema educativo superior está compuesto, desde la Constitución, por
universidades, escuelas politécnicas e institutos superiores técnicos y tecnológicos,
cuyas funciones constitucionales son “la investigación científica, la formación
31
Este Reglamento del CONUEP esta sujeto a reforma, porque por virtud de la Ley 16 RO/77 de Mayo del 2000,
se reemplazó el Consejo Nacional de Universidades y Escuelas Politécnicas (CONUEP) por el Consejo Nacional
de Educación Superior (CONESUP), dejando la competencia de regulación en cabeza de este ente, por virtud del
artículo 13 literal f y q.
32
Cfr. Constitución de Ecuador de 1998. Artículo 66.
33
Cfr. Ídem. Artículo 75. El subrayado es nuestro.
34
Cfr. Ibídem.
26
profesional y técnica, la creación y desarrollo de la cultura nacional y su difusión en
los sectores populares, así como el estudio y el planteamiento de soluciones para los
problemas del país, a fin de contribuir a crear una nueva y más justa sociedad
ecuatoriana”35.
Las universidades y escuelas politécnicas requieren ser conformadas como personas
jurídicas sin ánimo de lucro, creadas por el Congreso, sean públicas o privadas,
siendo su única diferencia el origen del patrimonio36. Así, la población estudiantil, de
veinte (20) universidades oficiales y ocho (8) particulares, fue para 1997, de 169.249
estudiantes para las primeras y de 213.007 estudiantes para las segundas37.
Universidades Ecuatorianas
Estudiantes Universidades
Ecuatorianas
Univ.
Privadas
28%
Univ.
Públicas
50%
Univ.
Privadas
50%
Univ.
Públicas
72%
Total Universidades: 32
Total Estudiantes : 197.014
FUENTE: Año medición 1997. Educación
Superior y Acreditación en los países
miembros del Convenio Andrés Bello.
FUENTE: Año medición 1997.
Educación Superior y Acreditación en
los países miembros del Convenio
Andrés Bello.
EL Consejo Nacional de Educación Superior (CONESUP), conformado por
representantes de todos los entes universitarios y de todos los niveles, es el
35
36
Cfr. Ídem. Artículo 75.
Cfr. Ídem. Artículos 75 y 76.
27
encargado de planificar, regular y coordinar todo lo relacionado con las instituciones
de Educación Superior, así como de garantizar la calidad de la educación.
Los programas de Postgrado ofrecidos en el año de 1996, fueron de dos (2)
Diplomados, noventa y tres (93) Especializaciones, setenta y siete (77) Maestrías y
trece (13) Doctorados, para un total de ciento setenta y siete (177) programas.
Postgrados Ecuador
Doctorado
2%
Diplomado
1%
Maestría
44%
Especialización
53%
Numero Total de Programas: 177
FUENTE: Año medición 1996. Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello.
1.6 ESPAÑA
Se tuvo en cuenta para este estudio la siguiente normatividad:
!"Constitución Española de 1978, reformada en 1992.
!"Ley 11 de 1983: Ley Orgánica de la Reforma Universitaria.
37
MORENO, Iván. Situación Actual y perspectivas de la Educación superior en el Ecuador. En Educación
28
!"Real Decreto 778 de 1998, que regula el tercer ciclo de estudios
universitarios.
!"Real Decreto 557 de 1997, que regula la creación y reconocimiento de
universidades y centros universitarios.
!"Decreto 1497 de 1987, que regula las directrices de los planes de estudio.
Desde la Constitución, en un solo artículo dedicado al tema, se reconoce a la
educación como derecho garantizado por los poderes públicos. “La enseñanza
básica es obligatoria y gratuita”38.
Se reconoce expresamente la autonomía universitaria, pero sin entrar a desarrollar el
concepto, función que se asigna a la ley. No obstante lo anterior, se reconocen la
libertad de enseñanza y la libertad de creación de centros, pero con la expresa
vigilancia y homologación del sistema por parte de los poderes públicos39.
El sistema de Educación Superior, está compuesto por universidades públicas,
creadas por ley y reguladas en cada aspecto de su estructura por la misma, y
universidades privadas que gozan de autonomía pero que deben ser reconocidas por
ley y sus títulos “homologados” por el gobierno40. Son parte de este sistema sesenta
y una (61) universidades, de las cuales cuarenta y siete (47) son públicas y catorce
Superior y Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá.
1999. Pagina 131.
38
Cfr. Constitución Española. Artículo 27.
39
Cfr. Ibídem.
40
Cfr. Ley Orgánica de Reforma Universitaria Española. Artículos 57, 58 y 59.
29
(14) privadas, reuniendo las primeras un total de 1.476.476 matriculados y las
segundas 87.700 matriculados para el periodo 1997-199841.
Universidades Españolas
Estudiantes Universidades
Españolas
Univ.
Privadas
6%
Univ.
Privadas
22%
Univ.
Públicas
78%
Univ.
Públicas
94%
Total Universidades: 60
Total Estudiantes : 1.564.176
FUENTE: Año medición 1997. Educación
Superior y Acreditación en los países
miembros del Convenio Andrés Bello.
FUENTE: Año medición 1997.
Educación Superior y Acreditación en
los países miembros del Convenio
Andrés Bello.
El Consejo de Universidades, órgano que preside el Ministro de Educación, tiene
como funciones la ordenación, planificación, asesoramiento y coordinación de las
entidades del sistema42.
Adicionalmente, España al ser parte de la Unión Europea debe seguir unos
lineamientos de calidad en la enseñanza superior, adaptándose al modelo Europeo
de Evaluación, mediante el Plan Nacional de Evaluación de Calidad de las
Universidades Españolas43.
41
Consejo de Universidades. Estadística Universitaria de España. En Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Pagina 204.
42
Cfr. Ley Orgánica de Reforma Universitaria Española. Artículos 23 y 24.
43
DE LUXAN MELENDEZ, José María. La Evaluación de la Universidad en España. En Educación Superior y
Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Pagina
174.
30
1.7 PANAMÁ
Se tuvo disponibilidad en este trabajo de la siguiente normatividad:
!"Constitución de Panamá de 1994.
!"Reglamento General de Estudios de Postgrado.
La Constitución panameña consagra la educación como derecho y responsabilidad;
la basa en la ciencia, dándole responsabilidad en el desarrollo del individuo y de la
nación44. Se establece la educación oficial “pre-universitaria” como gratuita, siendo
obligatoria en el “primer nivel de enseñanza”, no obstante se admite el “derecho de
matricula pagado”, siempre y cuando se trate de los niveles no obligatorios45.
El sistema educativo cuenta con universidades públicas, de las cuales debe hacerse
énfasis en la “Universidad Oficial de la República” que posee, desde la
Constitución46, autonomía administrativa, financiera y académica. Además cuenta
con universidades particulares, aprobadas oficialmente y fiscalizadas por la
“Universidad Oficial del Estado”, “para garantizar los títulos que expidan”47. Para
1998 existían, en Panamá,
cuatro (4) universidades públicas, incluyendo la
Universidad de Panamá que es la Universidad Oficial, y quince (15) universidades
privadas. La matricula fue, en 1996, de 36.385 en el sector privado y 184.637 en el
44
Cfr. Constitución de Panamá de 1994. Artículo 87.
Cfr. Ídem. Artículo 91.
46
Cfr. Ídem. Artículos 99 y 100.
47
Cfr. Ídem. Artículo 95.
45
31
sector público, acaparando la Universidad de Panamá las dos terceras partes de
todos los estudiantes48.
Universidades Panameñas
Estudiantes Universidades
Panameñas
Univ.
Públicas
21%
Univ.
Privadas
16%
Univ.
Privadas
79%
Univ.
Públicas
84%
Total Universidades: 19
Total Estudiantes : 221.022
FUENTE: Año medición 1996. Educación Superior y
Acreditación en los países miembros del Convenio
Andrés Bello.
FUENTE: Año medición 1996. Educación Superior
y Acreditación en los países miembros del
Convenio Andrés Bello.
No fue posible obtener la legislación aplicable a las universidades privadas. En
adición a lo anterior, de las cifras antes mencionadas, se concluye que la población
estudiantil está concentrada en la Universidad de Panamá haciendo que esta
institución represente en gran medida la Educación Superior en este país. Desde otro
punto de vista, es miembro de la Confederación Universitaria Centroamericana,
dirigida por el Consejo Superior Universitario Centroamericano, por lo cual debe
armonizar sus políticas con las de otras instituciones centroamericanas49, situación
48
MOJICA, Juan Ernesto. Situación Actual de la Educación superior en Panamá. En Educación Superior y
Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Pagina
243.
49
DE ESCOBAR, Vielka. Experiencia de la Universidad de Panamá en el proceso de Evaluación Institucional y
Acreditación. En Educación Superior y Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio
Andrés Bello. Bogotá. 1999.
32
que exige una mayor regulación normativa en su funcionamiento. Así, el presente
estudio se limita a examinar los programas de Postgrado en dicha Universidad.
Para ilustrar un poco más el estado de los programas de Postgrado en la Universidad
de Panamá, es pertinente señalar la cantidad de estos programas ofrecidos al
público. Así, para 1996 de un total de treinta y seis (36) programas, siete (7) eran
Especializaciones, 29 eran Maestrías y no se ofrecieron doctorados.
Universidad de Panamá
Postgrados
Especialización
19%
Maestrias
81%
Numero Total de Programas: 36
FUENTE: Año medición 1996. Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello.
1.8 PERÚ
Se encontraron como normas fuente para este estudio, las siguientes:
!"Constitución Política de Perú de 1993.
!"Ley número 23733: Ley Universitaria de 1983.
!"Ley número 23384: Ley general de educación.
33
!"Ley número 26439: Crea el Consejo Nacional para la Autorización de
Funcionamiento de Universidades (CONAFU) de 1995.
!"Decreto Supremo número 001-98-ED.
!"Decreto Supremo número 016-98-ED.
!"Decreto Supremo número 004-97-ED.
La Educación, en la Constitución, está enfocada hacia la descripción de la finalidad,
cual es el desarrollo integral de la persona humana. Se hace especial
reconocimiento, también, al deber de los padres de “educar a sus hijos y el derecho
de escoger sus centros de educación y de participar en el proceso educativo”50. La
Educación primaria y secundaria es obligatoria, y gratuita en las Instituciones de
Estado51. Adicionalmente, el Estado es coordinador de la política educativa;
formulando los lineamientos generales de los planes de estudio y de las instituciones,
supervisando “su cumplimiento y la calidad de la educación”52.
La Constitución, además, establece la autonomía universitaria especificando los
campos de acción donde esta se manifiesta. Así, se concreta en la libertad para
regular
su
“régimen
normativo,
de
gobierno,
académico,
administrativo
y
económico”53. En este sentido, las universidades se deben crear mediando
autorización estatal y se regirán por sus estatutos, que están enmarcados dentro de
50
Cfr. Constitución política de Perú de 1993. Artículo 13.
Cfr. Ídem. Artículo 17.
52
Cfr. Ídem. Artículo 16.
53
Cfr. Constitución de Perú de 1993. Artículo 18.
51
34
la Constitución y la ley. Adicionalmente, se hace referencia a la garantía de la libertad
de cátedra54.
Hacen parte del sistema educativo superior las universidades, institutos y escuelas
superiores, y centros superiores de postgrado55. Las universidades, que son las que
conciernen a este estudio por cuanto son las habilitadas para ofrecer programas de
postgrado56, gozan de autonomía y tienen como fines “la formación profesional, la
difusión cultural, la creación intelectual y artística y la investigación científica y
tecnológica”57. Deben ser creadas y suprimidas por ley, previa acreditación de su
necesidad. Pueden ser privadas o públicas según el tipo de iniciativa de que se trate.
Las primeras serán personas jurídicas sin ánimo de lucro, sujetas al derecho privado
y las segundas, personas jurídicas de derecho público interno58. La población
estudiantil total del sistema de educación superior, ascendió, en 1997, a 413.352
alumnos59.
Parte importante del sistema es la Asamblea Nacional de Rectores, que esta
compuesta por los rectores de las universidades públicas y las privadas, y tiene
como finalidad principal la coordinación entre las mismas60. Dentro de esta estructura
se encuentra el Consejo Nacional para la Autorización del Funcionamiento de
54
Cfr. Ídem. Artículo 18.
Sistemas Educativos Nacionales – Perú. Informe de la OEI
56
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria. República de Perú. Artículo 22.
57
Cfr. Constitución de Perú de 1993, artículo 18.
58
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria. República de Perú. Artículos 5, 6 y 7.
59
DELGADO DE LA FLOR, Francisco. Perspectivas de la educación universitaria en el Perú. En Educación
Superior y Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá.
1999. Pagina 264.
60
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria. República de Perú. Capitulo XIII.
55
35
Universidades (CONAFU), el cual es un organismo autónomo que tiene funciones
relacionadas con la formación de universidades, como reemplazo a la creación legal
consagrada en la ley universitaria61.
1.9 VENEZUELA
Se tuvo en cuenta para este estudio la siguiente normatividad:
!"Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.
!"Resolución número 49 referida a la Normativa General de Estudios de
Postgrado.
!"Ley Orgánica de Educación de 1980.
Desde la Constitución se consagra a la educación como un “derecho humano y un
deber social fundamental”, que además es “democrática, gratuita, obligatoria” y un
servicio público62.
Adicionalmente, la Constitución pone en cabeza del Estado el reconocimiento de la
autonomía universitaria, definiéndola como “principio y jerarquía que permite a los
profesores, profesoras, estudiantes, estudiantas, egresados y egresadas” de la
61
PAREDES CANTO, Cesar. La acreditación universitaria del Perú. En Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Pagina 271. No ha sido
posible encontrar el sustento normativo de esta afirmación.
62
Cfr. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. Articulo 102.
36
comunidad universitaria “dedicarse a la búsqueda del conocimiento a través de la
investigación científica, humanística y tecnológica, para beneficio espiritual y
administración eficiente de su patrimonio bajo el control y vigilancia que a tales
efectos establezca la ley”63. Se concreta esta autonomía en la libertad académica,
cuyo ámbito abarca la planificación, organización elaboración y actualización de
“programas de investigación, docencia y extensión”, y en la inviolabilidad de la planta
física de la universidad64.
El sistema de Educación Superior está formado por universidades, institutos de
educación superior, institutos universitarios pedagógicos, politécnicos tecnológicos y
colegios universitarios. Posee como objetivos la continuación del “proceso de
formación integral del hombre, formar profesionales y especialistas”, “fomentar la
investigación” y “difundir conocimientos”65.
Las instituciones privadas pueden ser abiertas, siempre y cuando se mantengan los
“requisitos éticos, académicos, científicos, económicos, de infraestructura y los
demás que la ley establezca” para estos efectos bajo la “estricta inspección y
vigilancia del Estado”66. En este sentido, las universidades privadas tienen una
matrícula de 48.854, mientras que las universidades públicas poseen una población
estudiantil de 420.895 estudiantes67.
63
Cfr. Ídem. Artículo 109.
Cfr. Ibídem.
65
Cfr. Venezuela, Ley Orgánica de Educación. Articulo28
66
Cfr. Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999. Articulo 105.
67
CADENAS, José María. La Educación Superior en Venezuela. En Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá. 1999. Pagina 282.
64
37
Estudiantes Universidades
Venezolanas
Universidades Venezolanas
Univ.
Públicas
53%
Univ.
Privadas
10%
Univ.
Privadas
47%
Univ.
Públicas
90%
Total Universidades: 119
Total Estudiantes :469.749
FUENTE: Año medición 1997. Educación
Superior y Acreditación en los países
miembros del Convenio Andrés Bello.
FUENTE: Año medición 1995.
Educación Superior y Acreditación en
los países miembros del Convenio
Andrés Bello.
De manera ilustrativa, se encuentra que para el año de 1997, se ofrecieron mil
doscientos veintinueve (1229) programas de Postgrado, de los cuales seiscientos
treinta y cuatro (634) eran Especializaciones, quinientos quince (515) eran Maestrías
y ochenta (80) eran Doctorados.
Postgrados Venezuela
Doctorado
7%
Maestría
42%
Especialización
51%
Numero Total de Programas: 1229
FUENTE: Año medición 1997. Educación Superior y Acreditación en los
países miembros del Convenio Andrés Bello.
38
2. ANALISIS GENERAL DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO
La legislación referente a estudios de postgrado objeto del presente estudio, admite
diversas formas y maneras de contrastarse con miras a, bien sea evaluar la
coherencia legislativa al interior de cada país o comparar los sistemas educativos
entre sí.
Se eligieron como términos de referencia para un análisis global de los estudios de
postgrado, que permitieran realizar dichas comparaciones, la definición y objetivos
generales de los postgrados; los programas que se reconocen como postgrados que
confieran grado académico; el trámite de aprobación para ofrecer el programa,
incluyendo los requisitos necesarios para esta autorización; las instituciones
educativas que pueden ofrecerlos; los requisitos para ejercer la docencia en los
mismos y finalmente las posibles modalidades de asistencia que se contemplan en la
legislación. A su vez, con el objeto de efectuar un segundo análisis más
especializado y a la vez complementar la comparación general, se escogieron otros
términos de referencia relacionados directamente con cada programa que condujera
a la obtención de un grado académico.
La metodología utilizada, partió de los referidos términos de comparación generales,
para luego confrontarlos con aspectos más puntuales de cada programa en
específico.
39
2.1 BOLIVIA
Aun cuando la legislación de Bolivia68 contempla una definición muy simple y general
para los estudios de Postgrado, los objetivos previstos para los mismos merecen un
análisis más detallado.
En primera instancia, se encuentra como propósito general de los Postgrados la
profundización y complementación del Pregrado69.
La definición del Diplomado alude a la profundización en una disciplina de la
profesión70; la Especialización prevé dos enfoques, uno de los cuales se encamina,
entre otros fines, a la realización de estudios orientados a profundizar y ampliar
conocimientos71; la Maestría por su parte apunta a la adquisición de “conocimientos
avanzados en un campo del saber”72 lo cual sugiere un perfeccionamiento o
profundización sobre temáticas ya estudiadas en el Pregrado.
Por último, se
encuentra que el Doctorado no hace expresa referencia a una profundización, pero sí
menciona la generación de conocimientos en un área especifica y la investigación73.
68
Reglamento General de Estudios de Postgrado. República de Bolivia.
Cfr. Idem. Artículo 2. Este objetivo admitiría dos posibles interpretaciones. Por una parte parecería indicar el
reconocimiento del alcance limitado de los estudios de Pregrado, y por otra, como la natural necesidad de
focalización en un área determinada de la disciplina que es imposible de lograr en el Pregrado.
70
Cfr. Idem. Artículo 6.
71
Cfr. Idem. Artículo 7, literal a.
72
Cfr. Idem. Artículo 8.
73
Cfr. Idem. Artículo 9.
69
40
Se concluye entonces que existe coherencia legislativa entre la definición legal de
cada Postgrado y el objetivo analizado.
Un segundo objetivo previsto de manera general para los Postgrados hace referencia
al “perfeccionamiento de destrezas profesionales”74 que en sí mismo refuerza la idea
de profundizar en un área determinada de la profesión. De otra parte, la utilización de
la palabra “destrezas” sugiere la aplicación práctica de conocimientos teóricos
adquiridos en el Pregrado, así como el entrenamiento en diversas técnicas, lo que
caracteriza a este objetivo como propio de un Postgrado.
Bajo esta óptica y retomando la definición del Diplomado, se evidencia que éste
pretende la capacitación para la resolución de “problemas concretos”75. Teniendo en
cuenta el enfoque que se ha dado al objetivo general, y que la resolución de
problemas concretos implica una aplicación de destrezas, se encuentra coherencia
entre las dos disposiciones legales.
La definición de la Especialización, bajo el mismo enfoque analizado en el primer
objetivo, habla del desarrollo de “capacidades y habilidades para resolver problemas
particulares en un campo profesional”76. Siguiendo la misma línea de pensamiento
utilizada en el caso del Diplomado, se encuentra concordancia con el objetivo
general.
74
Cfr. Idem. Artículo 2.
41
En cuanto a la Maestría, el reglamento menciona el “entrenamiento sistemático y
riguroso en técnicas, métodos y procedimientos de investigación científica”77,
reflejando así el objetivo general bajo estudio.
El Doctorado por su parte, no hace ninguna alusión a este tema, pues se concentra
en el tema investigativo que aunque conlleva la noción de una profundización teórica,
no implica un perfeccionamiento de destrezas de carácter profesional como las
mencionadas en el propósito que se estudia.
Un tercer objetivo general, es el de “adquirir habilidades para la investigación”78.
Guardando coherencia con las interpretaciones anteriormente expresadas, se
considera que con este objetivo no se pretende ni desarrollar, ni perfeccionar
habilidades adquiridas en el pasado (Pregrado); una adquisición como tal implica la
apropiación de algo nuevo. Para evaluar la armonización legislativa en el tema, es
pertinente verificar los requisitos contemplados en la regulación general para la
aprobación de programas de Postgrado79. En este orden de ideas, la institución
educativa debe contar con una infraestructura adecuada, demostrando soportes
físicos e incluso presupuesto y/o financiamiento suficiente para el desarrollo de
actividades curriculares y de investigación. Lo anterior comprende la existencia de
75
Cfr. Idem. Artículo 6.
Cfr. Idem. Artículo 7.
77
Cfr. Idem. Artículo 8.
78
Cfr. Idem. Artículo 2.
79
Cfr. Idem. Artículo 11 y Ley 1565 de Reforma Educativa. Artículos 21 y 22.
76
42
laboratorios, equipos, bibliotecas y documentación especializada, acceso a redes de
información científico – técnica, entre otros80.
De otra parte, dispone el Reglamento de manera general para la aprobación de toda
clase de programa de Postgrado, requisitos de tipo académico, entre los cuales se
encuentra la definición y presentación ante la autoridad competente de los objetivos
perseguidos por la entidad educativa con cada programa que pretende ofrecer. Estos
deben estar en concordancia con los propósitos de la Universidad Boliviana, que se
establecen en el Plan Nacional de Desarrollo Universitario81, elaborado por el
organismo central de coordinación de la Universidad Boliviana de acuerdo a los
parámetros previstos en la Ley de Reforma Educativa82. Uno de ellos, aludiendo en
forma clara al tema tocado por el objetivo, señala el “desarrollo de la investigación, la
docencia, la extensión y la difusión cultural como funciones sustantivas de la
educación superior”83. Con esto, se confirma un control del cumplimiento del objetivo
general en la aprobación de cada programa en específico.
La normatividad también contempla requisitos para el ejercicio de la docencia en las
universidades públicas de Bolivia84. La existencia de una categoría especial de
docentes, denominados “docentes investigadores”85, y la exigencia de demostrar
adicionalmente a un título académico de grado igual o superior al curso que se
80
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado. Artículo 12.
Cfr. Constitución Política de la República de Bolivia. Artículo 185 numeral 2.
82
Ley 1565 del 7 de julio de 1994.
83
Cfr. Ley 1565 de Reforma Educativa. Artículo 20.
84
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado. Artículos 23 y 28.
85
Cfr. Idem. Artículo 23.
81
43
pretende dictar, “publicaciones indizadas de carácter internacional”86 y la
participación
activa en proyectos de investigación, sugieren una preocupación
estatal por garantizar idoneidad en la docencia y guardar coherencia con el objetivo
que se está analizando.
Las definiciones de cada programa de Postgrado en particular demuestran que en el
caso del Diplomado87 y la Especialización88 no hay referencia alguna a la
investigación; la Maestría sí contempla la adquisición de “métodos, técnicas y
procedimientos de investigación científica, que le permiten al Postgraduante
organizar y controlar el proceso de generación de conocimientos en áreas de la
Ciencia, la Tecnología y la Cultura”89 cumpliendo con el objetivo previsto; y por
último, el Doctorado habla de la “modalidad más elevada de formación de
investigadores que puedan desempeñarse de manera autónoma en el campo del
conocimiento”90, contemplando como “misión fundamental, la generación de
conocimientos con base en el dominio del método científico, el trabajo disciplinario o
interdisciplinario, organizado en torno al concepto de línea de investigación”91. Así
las cosas, únicamente los programas de Maestría y Doctorado prevén desde su
definición, alusión clara al objetivo estudiado.
86
Cfr. Ibídem.
Cfr. Idem. Artículo 6.
88
Cfr. Idem. Artículo 7.
89
Cfr. Idem. Artículo 8.
90
Cfr. Idem. Artículo 9.
91
Cfr. Idem. Artículo 9.
87
44
Un cuarto objetivo previsto para los Postgrados en general hace referencia a un
enfoque social en la generación de conocimientos científicos, pues deben estar “en
correspondencia con los problemas de interés local y nacional”92. Este propósito
general se refleja en la normatividad aplicable a las universidades públicas, ya que
para obtener aprobación de sus programas de Postgrado deben cumplir con
requisitos de índole académica que comprenden la elaboración de una “justificación
demostrando que las temáticas de estudio y el plan curricular, responden a
necesidades y demandas del país”93. Hace parte también de estos requisitos la
concordancia de los objetivos de cada programa, con los propósitos de la
Universidad Boliviana plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo Universitario
mencionado con anterioridad, que a su vez, se elabora buscando la “adecuación de
las actividades de la educación superior a las necesidades del desarrollo nacional y
regional”94.
Admite este objetivo un análisis de carácter conceptual frente a la definición de cada
programa. En primera instancia, el Diplomado menciona la adquisición de
capacidades para la resolución de problemas concretos en el campo estudiado95. En
el intento por encontrar una coherencia con lo preceptuado a nivel general, se
necesita dar una interpretación extensiva a la expresión problemas concretos,
asumiendo que tienen un origen basado o por lo menos relacionado con la realidad
92
Cfr. Idem. Artículo 2.
Cfr. Idem. Artículo 12, literal b.
94
Cfr. Ley 1565 de Reforma Educativa. Artículo 20 numeral 3.
95
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado. Artículo 6.
93
45
nacional. La Especialización por su parte, contempla en su segundo enfoque96,
coincidente con el objetivo analizado, según el cual
persigue la realización de
estudios “para enfrentar problemas de importancia local, regional y nacional;
seleccionar y desarrollar opciones que contribuyan a su transformación”97. En el caso
de la Maestría, ésta no se caracteriza por buscar desde su definición un enfoque
social a sus estudios98. En la definición del Doctorado, se encuentra una clara
intención social al consagrar como misión principal del programa, “la producción
intelectual dirigida a la transformación de realidades concretas, locales, regionales y
nacionales”99.
La generación de conocimientos científicos “conforme al avance de la ciencia y la
tecnología”100 se prevé como quinto propósito general, que solamente se encuentra
explícitamente consagrado en la definición del programa de Maestría101.
Desde otro punto de vista, vale la pena analizar la existencia y definición de un
sistema de créditos, su contenido y distribución, frente a los objetivos y definición de
cada programa en particular. Con este análisis, se pretende evaluar el adecuado
contenido del programa desde el punto de vista de intensidad académica otorgada a
los temas o aspectos característicos de la definición.
96
V. Supra, página 38.
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado. Artículo 7 literal b.
98
Cfr. Idem. Artículo 8.
99
Cfr. Idem. Artículo 9.
100
Cfr. Idem. Artículo 2.
101
Cfr. Idem. Artículo 8.
97
46
El articulo 19 del Reglamento General de Estudios de Postgrado dispone que la
unidad de crédito, prevista para todos los programas, equivale a “cuarenta horas
teórico – practicas, (clases, estudios personales, investigación bibliográfica, trabajos
de grupo, horas de laboratorio) distribuidas a lo largo de un módulo, semestre o
periodo académico”102. De manera general, se observa que la legislación Boliviana
deja a discreción de cada institución educativa la distribución de los créditos en
diversas actividades de acuerdo a las necesidades especificas del programa103,
razón por la cual, el análisis sería indispensable efectuarlo frente a cada pensum
universitario. Así, en el Diplomado y la Especialización se exige la inclusión de
“actividades del proceso enseñanza – aprendizaje y un trabajo de grado”104. La
Maestría, además de incluir estas mismas actividades, incrementa el nivel de
exigencia reemplazando el trabajo de grado por la presentación de una tesis105. En
cuanto al Doctorado, se mencionan en su contenido, el desarrollo de actividades de
“proceso docente – educativo” y la elaboración de una tesis106. Estas diferencias en
las actividades previstas para la ejecución de los programas postgraduales señalan
la preponderancia por establecer distinciones estructurales entre los grados a medida
que estos avanzan.
Como característica adicional de la legislación boliviana, se observa que a medida
que se avanza en grados, los requisitos de admisión se vuelven más exigentes; en
este sentido, para ingresar a un Doctorado es indispensable presentar el título de
102
Cfr. Idem. Artículo 19.
Cfr. Idem. Artículos 15 a 18.
104
Cfr. Idem. Artículos 15 y 16.
105
Cfr. Idem. Artículo 17.
103
47
Magister y para ser aceptado a un programa de maestría se debe contar con el título
de Licenciado107.
2.2. COLOMBIA
La Ley 30 de 1992 por la cual se organiza el servicio público de la educación superior
en la República de Colombia no consagra una definición para los programas de
Postgrado. Lo mismo ocurre en el caso de la previsión de objetivos generales para
tal tipo de programas. No obstante lo anterior, sí se contemplan objetivos de la
Educación Superior como tal, que desde cierto punto de vista podría decirse que, por
relación género-especie, son válidos frente a los Postgrados108.
Entre tales objetivos, se analizaron aquellos considerados como equiparables a los
encontrados en las demás legislaciones y relevantes en el estudio que se realiza.
El primer objetivo previsto para la educación superior en general, que se considera
pertinente traer a colación, hace referencia a la necesidad de “profundizar en la
formación integral de los colombianos” “capacitándolos para cumplir las funciones
profesionales, investigativas y de servicio social que requiere el país”109. Este
106
Cfr. Idem. Artículo 18.
Cfr. Idem. Artículo 13.
108
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 6.
109
Cfr. Idem. Artículo 6, inciso 1.
107
48
objetivo, es susceptible de descomponerse en tres, atendiendo a las diversas
funciones a que alude.
La primera de tales funciones, responde a un criterio profesional. Frente a la
definición estipulada para cada programa de Postgrado, vale la pena examinar si
este aspecto del objetivo se encuentra contenido en la misma o no.
Así, en el caso de la Especialización, al ver que en su definición menciona el
“perfeccionamiento en la misma ocupación, profesión, disciplina o áreas afines o
complementarias”110, se concluye que el objetivo es plenamente recogido. En el
mismo sentido, y recogiendo también el objetivo general, las Maestrías son definidas
como aquellos programas que “buscan ampliar y desarrollar conocimientos para la
solución de problemas disciplinarios, interdisciplinarios o profesionales”111, así como,
partiendo de la investigación, “profundizar teórica y conceptualmente en filosofía,
humanidades y artes”112. Por su parte, el Doctorado cuenta con una definición que
menciona la “formación de investigadores a nivel avanzado”113. Teniendo en cuenta
que la investigación se considera que lleva implícito el perfeccionamiento de los
conocimientos teóricos que se tengan en la disciplina, se concluye que el Doctorado
también responde conceptualmente al objetivo referido.
Con respecto al Post-
Doctorado existente en Colombia, se encuentra que la disposición legal
110
Cfr. Idem. Artículo 11.
Cfr. Idem. Artículo 12.
112
Cfr. Ibídem.
113
Cfr. Idem. Artículo 13. Concordado con el artículo 1 del Decreto 2791 de 1994.
111
49
correspondiente114, establece que su fundamento es la investigación, y llevaría a la
misma conclusión realizada en el caso del Doctorado.
En segundo término, el objetivo bajo estudio, habla de la capacitación para el
cumplimiento de “funciones investigativas”115. En este sentido, son susceptibles de
analizarse otros aspectos de la regulación legal colombiana.
Tomando en primera instancia la definición de la Especialización116, se advierte que
esta no incluye funciones investigativas, y por ende es consistente que no se
soliciten requisitos de tal índole para que las instituciones puedan llegar a ofrecer el
programa al público117.
En la Maestría, se encuentra el propósito de “dotar a la persona de los instrumentos
básicos que la habilitan como investigador en un área específica de las ciencias o de
las tecnologías”118, lo cual es consistente con el objetivo que se estudia.
En la
regulación de los requisitos necesarios para obtener la aprobación del programa, se
contempla la verificación de la “existencia de grupos de investigación con docentes
investigadores de tiempo completo en el programa, proyectos de investigación en
ejecución y publicaciones en el campo de la maestría propuesta”119.
114
Cfr. Idem. Artículo 12.
Cfr. Idem. Artículo 6.
116
Cfr. Idem. Artículo 11.
117
Cfr. Decreto 837 de 1994, artículos 2 al 5.
118
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 12.
119
Cfr. Decreto 836 de 1994. Artículo 2, numeral 1.
115
Todo esto
50
demuestra una clara intención legislativa de asegurar el carácter investigativo de este
tipo de Postgrado.
De otra parte, y respondiendo al objetivo, la legislación prevé que el Doctorado
contempla como fin la “formación de investigadores a nivel avanzado tomando como
base la disposición, capacidad y conocimientos adquiridos por la persona en los
niveles anteriores de formación”120.
Así, en concordancia con lo anterior, se
contempla a la investigación como “fundamento y ámbito necesario de su
actividad”121; el programa busca la “formación de investigadores capaces de realizar
y orientar, en forma autónoma, investigación reconocida por la comunidad
académica, nacional e internacional, como un aporte al avance de la ciencia, la
tecnología, las humanidades, las artes y la filosofía”122. Los requisitos exigidos por
ley para la aprobación de un programa de Doctorado evalúan desde diversos puntos
de vista el aspecto en comento123; así, hacen referencia a la existencia de “capacidad
investigativa de la universidad en el área del doctorado propuesto”124, la
conformación de “grupos consolidados de investigación”125, “la existencia de
políticas, programas y proyectos de investigación en ejecución”126, y por último, “la
disponibilidad de recursos físicos, bibliográficos, tecnológicos y científicos”127.
120
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 13.
Cfr. Idem. Artículo 12.
122
Cfr. Decreto 2791 de 1994. Artículo 1.
123
Cfr. Idem. Artículo 3.
124
Cfr. Idem. Artículo 3, numeral 1.
125
Cfr. Idem. Artículo 3, numeral 2.
126
Cfr. Idem. Artículo 3, numeral 3.
127
Cfr. Idem. Artículo 3, numeral 5.
121
51
El Post-Doctorado, al igual que la Maestría y el Doctorado, tiene como fundamento la
investigación128 y en ese sentido, refleja también el objetivo general. No se puede
efectuar un análisis frente a los requisitos de aprobación del programa, ya que el
tema no se encuentra actualmente regulado.
En lo relativo a requisitos necesarios para el ejercicio de la docencia en
Especializaciones ofrecidas por universidades públicas, se observa que legalmente
no se contempla condicionamiento especial alguno que asegure el cumplimiento del
objetivo, fuera de la exigencia de contar con un título profesional universitario y ganar
un concurso de méritos129.
Sin perjuicio de lo anterior, la misma ley prevé la
posibilidad de que cada institución, sea pública o privada, regule vía estatutaria el
régimen del personal docente que incluirá, entre otros temas, los requisitos de
vinculación130.
Otros requisitos especiales de idoneidad del profesorado serán
entonces un tema de exclusiva preocupación de la entidad educativa, sin verificación
por parte del estado. Cabe anotar sin embargo, que es apreciable una coherencia
legislativa, puesto que este tratamiento de la docencia concuerda con la definición
otorgada al programa referido, ya que éste no está enfocado a la investigación.
En el caso de la Maestría, la legislación no impone requisitos de idoneidad
investigativa ni a los docentes de las universidades públicas, ni a los de las
universidades privadas, aunque les permite a las instituciones solicitar requisitos de
128
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 12.
Cfr. Idem. Artículo 70.
130
Cfr. Idem. Artículo 123.
129
52
vinculación adicionales131. Este tema toca con el de la autonomía universitaria y el
Estado quedaría de lado sin preocuparse por garantizar el objetivo general plasmado
en la misma ley.
En el caso del Doctorado, si bien se hace énfasis en la capacidad investigativa como
uno de los requisitos para la aprobación del programa, al analizar los relativos al
ejercicio de la docencia, se encuentra que no hay exigencias especiales en este
sentido, fuera de aquello que estatutariamente disponga cada institución132.
El Post-Doctorado presenta una falta de regulación normativa en el tema de
aprobación del programa, pues no contempla requisitos que intenten, de alguna
manera, salvaguardar los objetivos planteados de forma general.
El tercer y último componente del objetivo bajo análisis, atiende a la capacitación
para cumplir funciones de servicio social. Ya en otras legislaciones se había
encontrado manifestada este tipo de preocupación estatal referente a un cierto
enfoque social de los programas de Postgrado133. Colombia aparentemente no
escapa a este sentido de responsabilidad social que todo estudio superior debe
contemplar.
131
Cfr. Idem. Artículos 70 y 123.
Cfr. Idem. Artículo 123.
133
V. Supra, página 43.
132
53
No obstante lo anterior, la Especialización no participa expresamente del objetivo; no
se encuentra en su definición134, alusión alguna a un enfoque social, y, dado que no
se contemplan requisitos para la obtención de aprobación del programa135, se
concluye que el objetivo debe aparecer plasmado preponderantemente en los otros
programas de Postgrado.
Bajo esta óptica, se encuentra en la definición de la Maestría que ésta busca “ampliar
y
desarrollar
conocimientos
para
la
solución
de
problemas
disciplinarios,
interdisciplinarios y profesionales”136. En este orden de ideas, y tratando de precisar
el alcance de dicha expresión, se podría concluir que los problemas a cuya solución
va dirigida la Maestría se encuentran estrechamente ligados a la realidad nacional o
hacen parte de la misma. Bajo esta interpretación, el programa adquiere, desde su
definición, un claro enfoque social. No ocurre lo mismo al intentar realizar el ejercicio
anterior frente a los requisitos legalmente establecidos como necesarios para la
aprobación del programa137; en este aspecto, la legislación omite exigir y por ende
verificar un enfoque social que desde la definición menciona. Tampoco se hace
alusión a algún tipo de análisis de conveniencia por parte del legislador al estudiar la
posibilidad de aprobar el programa, en el cual esta clase de variables cobrarían
relevancia.
134
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 11.
Cfr. Decreto 837 de 1994. Artículos 2 al 5.
136
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 12.
137
Cfr. Decreto 836 de 1994. Artículo 2.
135
54
Con respecto a la regulación del Doctorado y Post-Doctorado a la luz del
mencionado enfoque social, es pertinente hacer la misma anotación; ambos están
fundamentados en la investigación138, circunstancia que se manifiesta expresamente
a lo largo de la regulación integral de este tipo de programas, desplazando cualquier
otra consideración o enfoque. Es así como de lo anterior se desprende, y de hecho
se evidencia, la falta de incidencia del objetivo tanto en la definición contemplada
para ambos (circunscribiéndolos a un estudio netamente científico)139, como en los
requisitos impuestos por el Estado para la aprobación del programa de doctorado140,
pues el Post-Doctorado no tiene regulación en el tema.
Otro objetivo previsto de manera general para la Educación Superior y sus
instituciones, hace referencia a “trabajar por la creación, el desarrollo y la transmisión
del conocimiento en todas sus formas y expresiones, y promover su utilización en
todos lo campos para solucionar las necesidades del país”141.
Si bien es un
propósito que podría predicarse de las instituciones de educación superior, se
considera que también puede aplicarse a la Educación Superior como tal, dentro de
la cual se encuentran los Postgrados. Así, se refuerza la idea de ligar la educación a
la realidad nacional, otorgándole nuevamente un enfoque social a los estudios, cuyo
análisis legislativo fue realizado en detalle con anterioridad142.
138
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 12.
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 12.
140
Cfr. Decreto 2791 de 1991. Artículo 3.
141
Cfr. Ley 30 de 1992. Artículo 6, inciso 3.
142
V. Supra. Página 51.
139
55
Teniendo claros los enfoques de cada tipo de programa de Postgrado en Colombia,
resulta interesante estudiar y verificar si los contenidos, créditos y su distribución
guardan coherencia con los objetivos y características legalmente contempladas para
cada uno. Sin embargo, tal análisis se dificulta, debido a que en la actualidad no
existe ninguna regulación normativa del tema143.
2.3 CUBA
Cuba144 contempla una definición general de Formación Académica de Postgrado
según la cual, esta se compone de un “conjunto de procesos de adquisición de
capacidades” con el objeto de “alcanzar un nivel cualitativamente superior desde el
punto de vista profesional y científico”145. Esta definición admite un estudio de
interpretación, previo al análisis.
La expresión referente a la adquisición de capacidades conlleva una connotación
práctica; parecería insinuar que en el Pregrado se adquieren conocimientos de tipo
teórico y en el Postgrado se complementan con destrezas para darles aplicación
práctica.
143
Sin perjuicio de lo anterior, cabe resaltar que la legislación cubana en
No obstante, existe un proyecto de decreto que deja en gran parte el manejo del tema a la autonomía
universitaria y se limita a regular aspectos referentes a la intensidad horaria de trabajo independiente y autónomo
del estudiante, así como de trabajo del mismo con acompañamiento docente, sin que ello permita una verdadera
constatación de coherencia en el tema.
144
La legislación cubana contempla dos clases de estudios de Postgrado: la Formación Académica de Postgrado
y la Superación Profesional. Este estudio se limita a analizar la primera de ellas por ser conducente a la obtención
de un grado académico. Las referencias efectuadas en este capítulo aluden a este tipo de estudios de Postgrado.
145
Cfr. Resolución 6 de 1996. Reglamento de la Educación de Postgrado de la República de Cuba. Artículos 2 y
8.
56
general reiteradamente manifiesta una estrecha relación y por ende preocupación
estatal por ligar la educación al ejercicio profesional; no solamente haría entonces
alusión a la puesta en práctica de conocimientos teóricos, sino a la capacitación cada
vez más actualizada y adecuada de los estudiantes para un mejor desempeño
laboral. Posteriormente, la definición menciona la intención de alcanzar un nivel
cualitativamente superior, desde el punto de vista profesional y científico. Esto
sugiere la idea de un perfeccionamiento y profundización de los conocimientos
teóricos anteriormente aludidos y de las capacidades inicialmente esbozadas en el
Pregrado; se especializa el conocimiento en un área estudiada en el Pregrado y se
actualizan ciertas destrezas o habilidades. Por otro lado, al pretender alcanzar un
mejor nivel desde el punto de vista científico se hace clara alusión a la investigación.
Frente a otros términos de referencia analizados en la legislación, esta definición
presenta una clara coherencia legislativa. Lo anterior se evidencia al contrastarla con
los objetivos generales que se prevén para este tipo de estudios, cuyo análisis a
través de la normatividad reflejará también la consistencia y observancia de la
definición en otros aspectos de interés en el presente estudio.
En este orden de ideas, la legislación establece seis (6) objetivos generales para los
estudios de Postgrado146, el primero de los cuales menciona el propósito de
transmitir “conocimientos y habilidades específicas para asumir con eficiencia las
funciones inherentes a los cargos a los que sean destinados en sus centros de
146
Cfr. Idem. Artículos 3 y 9.
57
trabajo”147. Esta adquisición de destrezas o habilidades es consistente con la
definición y apunta a la aplicación práctica de conocimientos teóricos.
La Especialidad contemplada por la ley cubana como un programa de Formación
Académica de Postgrado, persigue la “profundización o ampliación de conocimientos
en áreas particulares de profesiones afines” en correspondencia, entre otros, “con las
exigencias particulares de determinado perfil ocupacional”148. En este sentido, el
objetivo general planteado es claramente retomado. Con respecto a los requisitos
necesarios para el diseño del programa149 se encuentra la exigencia de contener una
“fundamentación del programa, precisando” entre otros, “el perfil ocupacional al que
va dirigido”150. Adicionalmente, deberá determinar la entidad educativa, el perfil que
tendrá el egresado especificando las funciones que estará en capacidad de
desempeñar151. De otra parte, en un intento por recoger el objetivo, para el ejercicio
de la docencia en este programa, se prevé la posibilidad de que en determinados
casos, ante la falta de un título de Especialista o Master, el docente pueda acceder al
cargo si es “profesional de la producción, los servicios o del arte, con un alto prestigio
en el campo profesional vinculado a la especialidad”152.
147
Cfr. Idem. Artículo 3, literal a.
Cfr. Idem. Artículo 12.
149
La legislación cubana no contempla un trámite de aprobación de los programas como tales; al ser un sistema
público, el trámite se refiere a la solicitud de diseño de un programa, la elaboración de tal diseño, y su posterior
ejecución. En este contexto, se contemplan como requisitos para el diseño del programa aspectos mínimos de
contenido.
150
Cfr. Idem. Artículo 19, literal b.
151
Cfr. Idem. Artículo 19, literal ch.
152
Cfr. Idem. Artículo 20.
148
58
La definición de la Maestría desde este punto de vista hace referencia a la
adquisición de conocimientos y métodos de investigación “desarrollando habilidades
para el trabajo docente de investigación y desarrollo”153; en cierta medida participa
del objetivo general ya que el estudiante adquiere capacidades para el cargo
especifico de docencia de investigación y desarrollo. Los requisitos previstos tanto
para el diseño del programa, como para el ejercicio de la docencia son iguales a los
de la Especialidad154, razón por la cual se evidencia la verificación del cumplimiento
del objetivo general también en las Maestrías.
En cuanto a los Grados Científicos (Doctorados), aun cuando la definición menciona
la adquisición de capacidades, éstas aluden a aquellas necesarias para “resolver y
dirigir la solución de problemas de carácter científico de manera independiente”155.
No se considera que esta aseveración se contraponga o coincida necesariamente
con el objetivo general en comento, ya que tales problemas que el postgraduante
estará en capacidad de resolver, pueden o no referirse al ámbito de las funciones
inherentes a su cargo profesional. Entre los requisitos previstos por el legislador para
el diseño de este programa, no se contempla ninguno que lleve a la institución
autorizada que lo elabora a analizar, y por ende a garantizar, la existencia en el
pensum o plan de estudios de este aspecto156. Por último, se encuentra que los
tutores solamente son regulados en cuanto a su definición, sin que se establezcan
las calidades que deben poseer. Así, el artículo 19 de la Resolución 6 de 1996
153
Cfr. Idem.
Cfr. Idem.
155
Cfr. Idem.
156
Cfr. Idem.
154
Artículo 28.
Artículo 38.
Artículo 45.
Artículo 46 y Decreto Ley 133, Artículo 14.
59
dispone en su inciso tercero que “se denominará tutor a la persona directamente
responsabilizada con la formación científica del aspirante y con el desarrollo de su
trabajo de tesis”, sin hacer alusión alguna a la observancia del objetivo desde la
perspectiva de la idoneidad docente para su cumplimiento.
Se encuentran en segundo lugar, dos objetivos susceptibles de analizarse
conjuntamente, puesto que apuntan a propósitos semejantes. Por una parte, se
persigue la “obtención de un nivel avanzado de profundidad o amplitud de
conocimientos y métodos en campos específicos”157, y por otra, la “actualización
sistemática de los conocimientos y habilidades profesionales de acuerdo con los
avances y el desarrollo científico-técnico”158 en la materia.
Los requisitos de diseño previstos por la legislación para los programas de
Especialidad y Maestría, en consonancia con los objetivos antes mencionados, se
asume responden a un intento por garantizar su cumplimiento, al exigirle a las
entidades educativas la presentación de la estructura del plan de estudios
correspondiente y los objetivos de cada asignatura159.
Desde el punto de vista de los requisitos para el ejercicio de la docencia en estos dos
programas, el legislador no es claro, ya que por una parte consagra tanto para
profesores como para tutores, sin entrar a definirlos, los mismos requisitos.
Adicionalmente, se encuentra que esa misma regulación genera confusión al
157
Cfr. Idem. Artículo 3, literal ch.
60
establecer las exigencias, aparentemente concurrentes, de “poseer un alto nivel
académico y amplia experiencia profesional avalada con el grado científico de
doctor”160, “las categorías docentes de Profesor Titular o Profesor Auxiliar e
investigativas de Investigador Titular o Investigador Auxiliar”
161
y los “títulos de
especialista o de master o ser profesionales de la producción, los servicios o del arte,
con un alto prestigio en el campo profesional vinculado a la especialidad o la
maestría respectivamente”
162
. Todo esto dificulta la precisión del análisis que se
pretende realizar, pues impide la verificación de coherencia en la legislación desde el
punto de vista del cumplimiento de los objetivos generales que la misma consagra.
En el caso de los Grados Científicos, para el diseño del programa, se debe contar
con “los recursos humanos, materiales y técnicos necesarios”163. En cierta forma,
este requisito salvaguarda la idea de alcanzar un alto nivel de estudios, propósito
comprendido en los objetivos que se analizan. La regulación de la docencia carece
de relevancia para el análisis que se efectúa, ya que los Grados Científicos adoptan
una metodología de carácter individual.
Frente a las definiciones de cada programa, se encuentra recogida la idea
mencionada en el párrafo anterior. Así, la “profundización o ampliación de
conocimientos en áreas particulares de profesiones afines”164 es nota característica
158
Cfr. Idem. Artículo 3, literal c.
Cfr. Idem. Artículo 19, literales d y e, y Artículo 36, literales d y e.
160
Cfr. Idem. Artículos 20 y 38. El subrayado es nuestro.
161
Cfr. Ibídem.
162
Cfr. Ibídem. El subrayado es nuestro.
163
Cfr. Decreto Ley 133. Artículo 14.
164
Cfr. Resolución 6 de 1996. Artículo 12.
159
61
encontrada en la Especialidad. Por su parte, la Maestría en atención a estos
objetivos, observa desde su definición la adquisición de “conocimientos avanzados
en el campo del saber”165 objeto del programa. Por último, en cuanto a los Grados
Científicos, se encuentra que la definición habla del proporcionamiento de
conocimientos profundos y amplios en el campo especifico166.
Despierta especial interés el objetivo general planteado en la legislación, que
pretende “formar y desarrollar los cuadros científicos al más alto nivel de desarrollo
de cada rama de actividad, de acuerdo a las necesidades presentes y futuras del
país”167. Este enfoque solamente se refleja con claridad en los requisitos
establecidos para el diseño de los programas de la Maestría y la Especialidad168. La
idoneidad docente para alcanzar este objetivo es regulada y vigilada al exigir a los
docentes amplia experiencia169 (bien sea avalada con título de Doctor, o en subsidio
a la posesión de título de Especialista o Master)170, lo cual se considera que puede
representar un mayor conocimiento de la realidad nacional teniendo en cuenta la
relación trabajo-estudio principio constante en la legislación cubana171. En los Grados
Científicos, el énfasis es marcadamente científico e investigativo sin atender
explícitamente, al aspecto ligado a la realidad de este objetivo.
No obstante lo
anterior, sí atiende a su primera parte en lo referente a los requisitos previstos para el
diseño del programa, ya que la entidad educativa debe contar con un desarrollo
165
Cfr. Idem. Artículo 28.
Cfr. Idem. Artículo 45.
167
Cfr. Idem. Artículo 3, literal d.
168
Cfr. Idem. Artículos 19 y 36.
169
Cfr. Idem. Artículos 20 y 38.
170
V. Supra. Página 58.
171
V. Supra. Páginas 56 y 57.
166
62
científico destacado172, que con seguridad será determinante en la consecución de
los cuadros científicos de más alto nivel mencionados en el objetivo que se analiza.
Estudiando cada programa en particular a la luz de este enfoque, que se ha
denominado como social, se advierte que solamente la Especialidad incluye
explícitamente en su definición este objetivo173.
Un quinto objetivo sujeto a este análisis hace referencia a la “formación con una alta
competencia profesional y avanzadas capacidades para la investigación científica,
técnica y humanística”174.
La verificación del cumplimiento de este requisito para el caso de la Especialidad y
Maestría es efectuado a través de los planes de estudio elaborados por cada
institución al momento de presentar el diseño del programa175.
En el Doctorados (Grados Científicos) se exige un desarrollo científico destacado por
parte de la entidad educativa para que se autorice el ofrecimiento del programa176.
Desde el punto de vista de la docencia, se aplica el mismo análisis efectuado
anteriormente con respecto a los tutores177.
172
Cfr. Decreto Ley 133. Artículo 14.
Cfr. Resolución 6 de 1996. Artículo 12.
174
Cfr. Idem. Artículo 9.
175
Cfr. Idem. Artículos 19 y 36, literales e.
176
Cfr. Decreto Ley 133. Artículo 14.
177
V. Supra. Página 57.
173
63
Por último, se establece como propósito de los Postgrados, en general, la
“adquisición de conocimientos y habilidades de carácter general o específicos no
recibidos durante la carrera o adquiridos sin la profundidad requerida y que son
necesarios para el mejor desempeño de determinados cargos o puestos de
trabajo”178. En principio, vale la pena anotar que este objetivo vuelve sobre la idea
expuesta en el primer objetivo analizado179, referente a un enfoque laboral o de
aplicación profesional de los conocimientos y habilidades que se adquieran.
Se
vuelve a advertir una preocupación estatal por garantizar que los egresados del nivel
de postgrados cuenten con conocimientos y habilidades no solamente útiles para su
desempeño laboral, sino que además puedan brindarles una ventaja comparativa
frente a profesionales con otro tipo de educación (principalmente extranjeros).180
Al analizar la concordancia de la definición de cada programa frente a su contenido,
créditos y distribución de los mismos, se observa que en la Especialidad, se le otorga
preponderancia a las actividades no investigativas, al establecer que “se puede
otorgar al trabajo final de la Especialidad, así como a otras actividades no lectivas
hasta un 50% del total de créditos del programa” y “hasta un 40% a actividades no
lectivas vinculadas al desempeño laboral del estudiante”181. Solo entre un diez (10%)
y veinte (20%) porciento de los créditos son destinados a la investigación. Así las
178
Cfr. Resolución 6 de 1996. Artículo 3, literal b.
V. Supra. Páginas 55 y 56.
180
De otra parte, al igual que en la normatividad Boliviana, la inclusión de este objetivo en la legislación referente
a Postgrados puede generar una dualidad interpretativa; por un lado podría sugerir el reconocimiento estatal de la
falta de profundidad de los estudios de Pregrado. Y por otro, la natural necesidad de profundizar en un área
determinada de la disciplina que fue imposible de lograr en el Pregrado.
181
Cfr. Resolución 6 de 1996. Artículo 16.
179
64
cosas, se observa la consistencia legislativa entre la definición del programa y su
distribución de créditos.
La Maestría se caracteriza, en la legislación cubana, por el enfoque científico e
investigativo que profesa su definición, el cual se ve nítidamente reflejado en el
contenido y distribución de créditos que dichos programas deben por ley verificar. En
este sentido, “se puede otorgar a la tesis de la Maestría, así como a otras actividades
no lectivas, hasta un 50% del total de créditos del programa”, “debe dedicar hasta un
40% de los créditos a la investigación y entre un 10 y un 20% a las actividades no
lectivas vinculadas al ejercicio académico”182.
De otra parte, la organización del programa conducente a los Grados Científicos,
sugiere un método basado en el trabajo individual de cada aspirante, pues implica la
elaboración de un trabajo investigativo bajo la permanente dirección y orientación de
un tutor que finalmente se sustenta frente a un Tribunal altamente calificado. En
consonancia con todo lo anterior, la legislación cubana omite regular un sistema de
créditos en estos programas.
2.4 CHILE
182
Cfr. Idem. Artículo 31.
65
La legislación chilena183 no contempla al Postgrado ni al Pregrado como categorías
generales de niveles de estudios. Se limita a definir la Maestría y el Doctorado
cuando establece los títulos que la universidad está facultada para otorgar. Como
consecuencia de lo anterior, objetivos generales para estudios de Postgrado
tampoco se encuentran; se incorporan en cada caso a las definiciones de los
programas mencionados.
Teniendo esto en mente, y partiendo de las definiciones en particular, se observa que
la Maestría es definida como “un programa de estudios de profundización en una o
más de las disciplinas de que se trate”184. Para efectuar el análisis de coherencia
legislativa frente a este programa de Postgrado, sería necesario comparar esta
conceptualización con lo referente a la aprobación del programa y los requisitos para
el ejercicio de la docencia en el mismo, lo cual no es posible hacer de manera
genérica debido a que pertenecen al ámbito de la autonomía universitaria.
Para acceder a tal autonomía, se prevé un proceso de acreditación de la institución,
durante el cual se debe verificar el cumplimiento de un proyecto institucional en aras
de garantizar una mínima calidad del servicio de educación185. Dicho proceso se
surte durante los primeros seis años de vida de la entidad. Con esto se garantiza el
ejercicio responsable de la autonomía que le confiere la Constitución y la ley a la
universidad, partiendo de la verificación inicial, para posteriormente efectuar un
183
Ley Orgánica de Enseñanza No 18.962. República de Chile.
Cfr. Idem. Artículo 31, inciso 11.
185
Cfr. Idem. Artículos 39 al 43.
184
66
depósito de confianza en la institución, de manera que pueda regularse
autónomamente186.
El Doctorado por su parte, es definido como un “programa superior de estudios y de
investigación”, a través del cual se obtienen la “capacidad y conocimientos
necesarios para efectuar investigaciones originales”187. Las conclusiones efectuadas
en la Maestría, aplican también en este caso; los requisitos para el ejercicio de la
docencia en este programa, así como aquellas exigencias para la creación del
mismo, son reguladas autónomamente por las universidades, dificultando una
comparación general.
No obstante lo anterior, la normatividad analizada implícitamente establece dos
directivas que enmarcan el ejercicio de la autonomía universitaria; la existencia de
una definición legal en ambos programas188, así como la regulación de unos
requisitos para el ingreso y otorgamiento del grado académico correspondiente189,
generan parámetros claros de contenido, forma y perfiles esperados. En este orden
de ideas, los estatutos universitarios, como regulación autónoma, deben guardar
coherencia con dichas directrices especialmente en lo referente a requisitos de
creación de programa y ejercicio de la docencia.
186
Cfr. Idem. Artículo 76.
Cfr. Idem. Artículo 31, inciso 12.
188
Cfr. Idem. Artículo 31, incisos 11 y 12.
189
Cfr. Ibídem.
187
67
De la misma manera, se dificulta la realización de un análisis del sistema de créditos
y su distribución, debido a que cualquier regulación sobre el tema esta amparada por
la autonomía universitaria190.
Como nota adicional, se encuentra el Sistema General de Evaluación Acreditativa de
los programas de Postgrado191, el cual siendo voluntario pretende imprimir un sello
de mayor calidad que le confiera estatus al programa; este proceso de acreditación
se puede dar en las universidades reconocidas o en las que aun no lo están.
2.5 ECUADOR
La legislación ecuatoriana define los programas de postgrado como aquellos de
cuarto nivel192 que persiguen una “especialización científica o entrenamiento
profesional avanzado”193.
Tomando en consideración los objetivos generales previstos, se encuentra en
primera instancia, el de crear, desarrollar y aplicar el “conocimiento científico,
tecnológico y técnico orientado a la satisfacción de necesidades básicas de la
sociedad ecuatoriana”194.
190
Cfr. Idem. Artículos 76 y 80.
Cfr. Decreto 225 de 1999.
192
Cfr. Reglamento del CONUEP Reformado de Postgrados de 1999. Artículo 2.
193
Cfr. Ley 16 RO/77 de 2000. Articulo 44.
191
68
De acuerdo con las interpretaciones anteriormente esbozadas frente a este tipo de
objetivos que plantean una preocupación por la realidad nacional, resulta pertinente
examinar si tal circunstancia se refleja en los requisitos previstos en la ley para
obtener la aprobación del programa. Así, se encuentran dos requisitos, en general
para todo tipo de programa, referidos a este tema, como son la necesidad de
presentar un “estudio sobre las demandas sociales”195 que justifique el enfoque del
programa y la descripción del perfil del graduado en el contexto de la problemática
social196. Llama la atención la consagración en el Reglamento del CONUEP, órgano
que fue reemplazado por el CONESUP, de un Plan de Prioridades, según el cual, se
antepondrán consideraciones de tipo social a las meramente económicas, en el
ejercicio de sus facultades de aprobación de programas de Postgrado197.
Con respecto a los requisitos previstos para el ejercicio de la docencia en el nivel de
Postgrados, se considera que refuerza este objetivo el hecho de exigir al docente
demostrar ante el CONESUP “actualización permanente”198, lo que puede sugerir la
posesión de un conocimiento más preciso de la realidad por parte del aspirante199.
Analizando las definiciones de cada postgrado200 a la luz del objetivo que se estudia,
se observa que ninguna de ellas incluye expresamente este propósito.
194
Cfr. Reglamento del CONUEP Reformado de Postgrados de 1999. Artículo 7, literal a.
Cfr. Idem. Artículo 23, literal a.
196
Cfr. Idem. Artículo 23, literal b.
197
Cfr. Idem. Artículo 25.
198
Cfr. Reglamento de la ley de Educación Superior de 2000. Artículo 34.
199
Cabe anotar, que el mismo artículo 34 del Reglamento dice que el CONESUP reglamentará la materia.
200
Cabe anotar que la legislación disponible y por ende analizada para los programas en especifico, es aquella
proferida por el Consejo Nacional de Universidades y Escuelas Politécnicas (CONUEP) en 1999. No obstante lo
anterior la ley 16 RO/77 de 2000 prevé el reemplazo de este órgano por el Consejo Nacional de Educación
195
69
“El fomento de la investigación científica y tecnológica”201, aunado al propósito de
“preparar recursos humanos de la más alta calificación científica, académica y
profesional, básicamente a través de la investigación”202, permiten efectuar un
análisis conjunto frente al resto de la legislación. En este sentido, entre los requisitos
examinados para la aprobación de todos los programas se establece la presentación
de un plan académico para docencia e investigación203, la formulación de “métodos y
procedimientos de difusión de investigaciones realizadas”204, y, en el caso del
Doctorado, se exige adicionalmente demostrar “capacidad investigativa” a través de
la existencia de una “masa crítica suficiente”205. Todo lo anterior, vuelve sobre la
idea planteada en estos objetivos.
De otra parte, para el ejercicio de la docencia en cualquier tipo de programa de
Postgrado, se considera necesaria la presentación de un título de igual nivel del
programa, requisito que excepcionalmente podrá ser omitido cuando el profesor haya
hecho “relevantes aportes académicos y científicos”206. Esto permite inferir la
garantía de idoneidad científica del docente en aras a la consecución del objetivo
bajo análisis.
Superior (CONESUP), que por esa misma ley esta obligado a emitir una nueva reglamentación en la materia,
estando vigente mientras tanto la reglamentación del CONUEP
201
Cfr. Reglamento del CONUEP Reformado de Postgrados de 1999. Artículo 7, literal b.
202
Cfr. Idem. Artículo 7, literal ch.
203
Cfr. Idem. Articulo 23, literal c.
204
Cfr. Idem. Artículo 23, literal f.
205
Cfr. Idem. Artículo 24, literal a.
206
Cfr. Idem. Artículo 26.
70
Frente a las definiciones de cada programa en particular, la Especialización y la
Maestría incluyen el aspecto de la investigación expresamente. Así, la primera
contempla a la “investigación como parte del proceso formativo”207 buscando obtener
un dominio de técnicas y destrezas en el área que se estudie; la segunda persigue la
“formación en el conocimiento y aplicación de métodos de investigación”208.
A su vez, este objetivo general referido al tema de la investigación, permite efectuar
un análisis del sistema de créditos, su contenido y distribución en cada uno de los
programas. En este contexto, y teniendo en cuenta que un crédito equivale a
“dieciséis horas de desarrollo académico” presencial o equivalente209, el Diplomado,
la Especialización y la Maestría al distribuir tales horas, deben contemplar
actividades de investigación y elaboración de tesis. Lo anterior no se considera
coherente con las disposiciones referentes al Diplomado, ya que tal tipo de trabajos
no se encuentran previstos en el artículo que regula los requisitos para obtención del
diploma correspondiente210. Por su parte, la normatividad referente al Doctorado, aun
cuando establece tres diferentes posibilidades de distribución de los créditos, hace
énfasis en la necesaria dedicación de la mitad de los créditos a la elaboración de la
tesis211.
Llama la atención, que aun cuando la definición del Doctorado no menciona a la
investigación, si exige para la obtención del título la presentación, sustentación y
207
Cfr. Idem. Artículo 12, literal a.
Cfr. Idem. Artículo 13, literal a.
209
Cfr. Idem. Artículo 23, literal ch.
210
Cfr. Idem. Artículo 11.
208
71
aprobación de una tesis doctoral212 que es esencialmente un trabajo de
investigación.
El tercer objetivo previsto, plantea en forma general el “desarrollo de las artes y las
humanidades”213 a través de los estudios de Postgrado. Este propósito parecería
responder a la temática manejada en aquellos programas de Postgrado de esos
campos del saber, lo cual lo especializa y para efectos de este análisis lo excluye de
consideración alguna.
Por último se persigue con la formación de nivel de Postgrado la “focalización de la
excelencia académica”214. Este objetivo, que por cierto es difícil de limitar y definir,
se encuentra explícitamente previsto en los requisitos señalados como necesarios
para la aprobación de cada programa, al establecer la exigencia para cada entidad,
de plantear “formas a través de las cuales se va a focalizar la excelencia”215. Sin
perjuicio de lo anterior, no parecen existir parámetros claros y objetivos que permitan
evidenciar el alcance de este objetivo y por consiguiente su influencia en otros
aspectos de la legislación que se analiza.
Siguiendo el esquema utilizado en el análisis de otros países, se procede a comparar
las definiciones y objetivos de cada programa frente al sistema de créditos, requisitos
de admisión y de obtención del título previstos para los mismos.
211
Cfr. Idem. Artículo 14 literal b.
Cfr. Idem. Artículo 14, literal ch.
213
Cfr. Idem. Artículo7, literal c.
214
Cfr. Idem. Artículo 7.
212
72
Así las cosas, el Diplomado, respondiendo a “necesidades diversas en los campos
tecnológicos, artísticos y humanísticos”216, distribuye sus créditos en actividades de
investigación, materias y seminarios217. Aun cuando el artículo 23 del Reglamento del
CONUEP en su literal ch, menciona la distribución general de los créditos para todo
programa de Postgrado, en actividades como las antes referidas y la elaboración de
una tesis, es claro que en el caso del Diplomado esta última no tiene lugar puesto
que no figura como uno de los requisitos para la obtención del título
correspondiente218.
En segundo término, la Especialización contempla como propósito “profundizar en un
aspecto de la carrera o área científica con fines profesionales, buscando priorizar el
dominio de las técnicas y destrezas especificas, incluyendo la investigación como
parte del proceso formativo, así como el aprendizaje de las más actualizadas teorías
científico - tecnológicas”219. Entre las actividades en que se deben distribuir los
créditos necesarios para aprobar el curso, se encuentran las mismas mencionadas
para el Diplomado, adicionando la elaboración de un trabajo final de investigación220.
Lo anterior, sumado al hecho de que la aprobación y sustentación del trabajo en
comento, es contemplada como requisito para la obtención del título, permite concluir
215
Cfr. Idem. Artículo 23, literal h.
Cfr. Idem. Artículo 11.
217
Cfr. Idem. Artículo 23, literal ch.
218
Cfr. Idem. Artículo 11.
219
Cfr. Idem. Artículo 12.
220
Cfr. Ibídem.
216
73
que la inclusión de la investigación en la definición del programa, se encuentra
totalmente respaldada221.
La Maestría por su parte, prevé el mismo tipo de actividades para la distribución de
créditos, que en los programas antes estudiados. Este programa se define como
“aquellos estudios que se orientan al desarrollo de un área de la carrera con fines
académicos o profesionales” “se busca la formación del conocimiento y aplicación de
métodos de investigación que generen una capacidad innovadora, técnica y
metodológica para la solución de problemas del ejercicio profesional”222. En este
sentido, se advierte una consistencia legislativa en la regulación, al encontrar la
elaboración de una tesis como requisito para la obtención del título correspondiente,
y como una de las actividades en que necesariamente deben distribuir los créditos
exigidos como mínimos para la aprobación del programa223. Los otros temas
mencionados en la definición del programa, enfocados a una profesionalización son
coherentes, teniendo en cuenta que para ingresar a este tipo de programas se exige
la posesión de un título de tercer nivel224.
Por último se encuentra el Doctorado que es definido como aquellos “estudios que
deben orientarse al desarrollo de la ciencia, la tecnología, las artes y humanidades
en los niveles más avanzados del saber”225. Esta definición al ser muy general, se
considera que no genera implicaciones en otros aspectos objeto de regulación
221
Cfr. Ibídem.
Cfr. Idem. Artículo 13.
223
Cfr. Idem. Artículos 13 y 23.
224
Cfr. Ley 16 RO/77 de 2000. Artículo 44.
222
74
normativa tales como la distribución y contenido de los créditos y los requisitos de
admisión y para la obtención del título. No obstante lo anterior, los tres enfoques
mencionados en la definición se hacen evidentes en el título que se otorga, el cual
“puede tener una de las tres menciones: en ciencias, en artes o en humanidades”226.
2.6 ESPAÑA
La Ley Orgánica de Reforma Universitaria no consagra definición ni objetivos
generales para la categoría de estudios identificados comúnmente como
Postgrados.
En cambio, prevé una detallada regulación de los Doctorados
definiéndolos como cursos o programas que buscan “la especialización del
estudiante en un campo científico, técnico o artístico determinado, así como su
formación en las técnicas de investigación”227.
Sin perjuicio de lo anterior, la
regulación especial para Doctorados228, hace referencia a la existencia de otro tipo
de cursos, que no encajan en el Doctorado pero que son abiertos a los titulados
universitarios. Son denominados Especializaciones229, y comparten con los
Doctorados la naturaleza de Postgrado230.
225
Cfr. Reglamento del CONUEP Artículo 14.
Cfr. Idem. Artículo 14 literal ch.
227
Cfr. Real Decreto 778 de 1998. España . Artículo 2, numeral 2.
228
Cfr. Real Decreto 778 de 1998. España.
229
Cfr. Idem. Artículo 18.
230
El artículo 18 del Real Decreto 778 de 1998 dispone que el gobierno español debe reglamentar el tema de
tales especializaciones. No obstante lo anterior, la consecución de dicha normatividad no fue posible.
226
75
Así las cosas, para analizar la coherencia legislativa en el tema, se partirá de la
definición y objetivos del Doctorado. Como primer objetivo de este tipo de estudios,
se prevé la formación de “nuevos investigadores” y la preparación de “equipos de
investigación que puedan afrontar con éxito el reto que suponen las nuevas ciencias,
técnicas y metodologías”231. En este sentido, a las universidades públicas se les
exige como requisito necesario para la aprobación de un programa, la presentación
de los contenidos de los cursos, seminarios y del trabajo de investigación tutelado232.
De otra parte, para ejercer un cargo docente, bien sea como catedrático o como
profesor, se exigen calidades tales como el grado académico de doctor y
experiencia233. Al prever este tipo de requisitos para el ejercicio de la docencia como
catedrático en un Doctorado, no necesariamente se está garantizando el énfasis en
la investigación, pero sí se propende por un buen nivel académico. Para ser profesor,
adicionalmente se requiere pasar un concurso de méritos, en el cual se analiza el
historial académico e investigador del docente234, lo cual sugeriría una mayor
vigilancia por parte del Estado del cumplimiento del
objetivo que es objeto de
examen.
En el caso de las universidades privadas, se contempla como requisito para el
ejercicio de la docencia, el título de doctor y demás requisitos que la universidad
231
Cfr. Idem. Prefacio.
Cfr. Idem. Artículo 2, numeral 3.
233
Cfr. Ley Orgánica de Enseñanza (Ley 11) de 1983. Artículos 37 a 41.
234
Cfr. Idem. Artículo 37, numeral 2.
232
76
prevea estatutariamente235. La verificación de coherencia con el objetivo que se
analiza se haría dentro del marco de la autonomía.
Un segundo objetivo para los Doctorados, alude al “perfeccionamiento del desarrollo
profesional, científico, técnico y artístico de los titulados superiores”236. De acuerdo
con lo anterior, y analizando los requisitos consagrados para la aprobación de este
tipo de programas, se encuentra que este propósito se podría ver reflejado en el
contenido de los cursos y seminarios que se dicten en la ejecución del programa y
que se presenten para la revisión pertinente237. En todo caso, este sería un examen
que tocaría nuevamente con la autonomía de la entidad educativa.
De otra parte, para ser profesor o catedrático en una universidad pública, aparece
como requisito relevante, a la luz de este objetivo, el concurso de méritos al cual
debe someterse el candidato, que como ya se mencionó, gira en torno al historial
académico e investigativo del aspirante238. En las universidades privadas, las
calidades necesarias para garantizar el cumplimiento de este cometido general de
los Doctorados, tienen que ser reguladas estatutariamente239.
Como tercer y último requisito consagrado en la legislación española para los
Doctorados, se evidencia el deseo de “impulsar la formación del profesorado”240. En
235
Cfr. Real Decreto 557 de 1991. Artículo 7, literal c; y Ley Orgánica de Enseñanza, Artículo 59.
Cfr. Real Decreto 778 de 1998. Prefacio.
237
Cfr. Idem. Artículo 2, numeral 3.
238
Cfr. Ley Orgánica de Enseñanza. Artículos 37 y 38, numerales 2.
239
Cfr. Idem. Artículo 59.
240
Cfr. Real Decreto 778 de 1998. Prefacio.
236
77
este sentido, vuelve a adquirir especial importancia el historial académico del
docente analizado en el concurso de méritos241, puesto que en la medida en que se
verifique la calidad en la docencia se tendrá un buen nivel académico que permitirá la
formación de postgraduantes, que a su vez volverán a este tipo de programas como
docentes altamente calificados.
El Real Decreto 778 de 1998, dispone que el programa se constituirá de treinta y dos
(32) créditos de los cuales, mínimo veinte (20) estarán dedicados a la docencia
(seminarios y cursos) y doce (12) a la investigación242; se dictarán “cursos o
seminarios sobre los contenidos fundamentales”243 del programa, “cursos o
seminarios relacionados con la metodología y formación en técnicas de
investigación”244, “cursos o seminarios relacionados con campos del programa y que
sean de interés para el proyecto de tesis doctoral”245 y “trabajos de investigación
tutelados”246. Confrontando esto con los objetivos y la definición del Doctorado, se
concluye que existe coherencia y armonización en la legislación, en tanto que refleja
la incidencia en la investigación, que se pretende establecer desde estos términos de
referencia.
241
Cfr. Ley Orgánica de Enseñanza. Artículos 37 y 38, numerales 2.
Cfr. Real Decreto 778 de 1998. Artículo 6, numeral 1.
243
Cfr. Idem. Artículo 3, literal a.
244
Cfr. Idem. Artículo 3, literal b.
245
Cfr. Idem. Artículo 3, literal d
246
Cfr. Idem. Artículo 3, literal c.
242
78
2.7 PANAMA
El Reglamento General de Estudios de Postgrado de la Universidad de Panamá, se
caracteriza por prever un parámetro general para entender los postgrados, el cual
indica que son los estudios “de más alto nivel académico que la Universidad de
Panamá ofrece”247. A su vez, omite mencionar unos objetivos generales que puedan
ser analizados frente a los diferentes requisitos que se consagran para cada
programa. Sin embargo, cada postgrado individualmente considerado, contempla
una definición que sirve de parámetro para analizar otros aspectos importantes de la
normatividad.
En este contexto, la Especialización es prevista como programa que contribuye al
“fortalecimiento y ampliación de conocimientos y destrezas en un campo
especifico”248. Para ingresar, se exige título de licenciatura o equivalente249, con lo
cual hay que reconocer la existencia de coherencia regulativa pues se respeta la
naturaleza de Postgrado, precitada desde la definición, al solicitar un título de
Pregrado como requisito para la admisión al programa. Igualmente, se puede ver
directamente ligado con la definición, el requerimiento para la obtención del título,
referido a la aprobación de materias con un promedio mínimo de 1.75 en un plazo no
mayor a tres (3) años250.
247
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá de 1996. Artículo 1.
Cfr. Idem. Artículo 4.
249
Cfr. Ibídem.
250
Cfr. Ibídem.
248
79
Desde otro punto de vista, resulta importante resaltar, que la falta de regulación
sobre la duración del programa de Especialización, así como la consagración de una
cuantía determinada de créditos de veintidós a veinticuatro (22 a 24)251 sin una
distribución temática de los mismos, puede interpretarse como un vacío legislativo
intencional que remite a la autonomía universitaria. Esta última estará encargada de
regular el contenido del programa, sin perder de vista lo legalmente preceptuado.
Así, la coherencia en el manejo de tales temas sería necesario abordarla en cada
institución y para cada caso.
La Maestría en la Universidad de Panamá tiene dos modalidades252, una académica
enfocada hacia la investigación y la otra profesional enfocada hacia la
“profundización en los conocimientos y una preparación profesional de alto nivel”253.
Las dos se regulan de la misma manera en casi todos los aspectos analizados, salvo
en los requisitos para obtención del título, donde para la primera se dispone el
desarrollo de tesis, mientras que para la segunda solo se exige la aprobación de un
“examen general de conocimientos sin valor en créditos”254.
La modalidad académica de la Maestría, su orientación a la investigación se
principalmente reflejada en los requisitos contemplados como necesarios para la
obtención del título, puesto que se exige la sustentación y aprobación de una tesis de
251
Cfr. Ibídem.
Cfr. Idem. Artículo 6.
253
Cfr. Ibídem.
254
Cfr. Ibídem, literal b.
252
80
grado255. En este sentido, la investigación se refleja en los requisitos generales para
aprobación del programa al exigir “contar con programas de investigación en el área”
y tener infraestructura para investigación256.
El grado de exigencia que el legislador pretende imprimir a la modalidad profesional
de Maestría en su definición al establecer como fin la “preparación profesional de alto
nivel”
257
, se ve respaldado en los requisitos de admisión, los de obtención del título,
y en los límites impuestos a la duración del programa. Así, la exigencia de un índice
académico mínimo en el pregrado, la presentación de por lo menos un título de
licenciatura o equivalente, la transcripción oficial de créditos del pregrado y la
posesión de conocimientos básicos en informática como requisitos de admisión al
programa, refuerzan el alto nivel perseguido. Por su parte, los requisitos para la
obtención del título correspondiente en esta modalidad también hacen alusión a la
aprobación del programa con un índice mínimo, en un plazo máximo de cuatro (4)
años y a la presentación de un “examen general de conocimientos sin valor en
créditos”258, con lo cual también se evidencia la intensión del legislador en garantizar
el cumplimiento del fin mencionado.
La definición general de los estudios de Postgrado se ve plenamente recogida en la
del Doctorado, siendo este el “grado más alto que otorga la Universidad de Panamá”,
cuyo objetivo es la “formación de profesionales calificados en una determinada área
255
V. Supra. Página 67.
Cfr. Idem. Artículo 17, literales c, d y e.
257
Cfr. Idem. Artículo 6, literal b.
258
V. Supra. Página 78.
256
81
del conocimiento, capaces de hacer aportes originales en su campo de
especialización”259. Se podría considerar que los requisitos de admisión acceden a
esa definición, imprimiéndole un alto grado de exigencia al ingreso al programa,
reflejándose en la necesidad de “poseer como mínimo el grado de Licenciatura o
Maestría, o sus equivalentes”260, así como en la exigencia de “demostrar
conocimientos básicos de informática”261, de suficiencia en español para extranjeros
con lengua materna diferente, y en la necesidad de ostentar un promedio mínimo en
la licenciatura o maestría correspondiente262. Más aun, se armoniza el alto nivel que
pretende el regulador al examinar los requisitos para la obtención del título, (tales
como la presentación y sustentación de tesis, la aprobación del programa habiendo
matriculado doce créditos por semestre, la acreditación de dos idiomas adicionales y
de un promedio de mínimo de 2.0.)263 y examinar la duración del programa donde
hay un plazo máximo de seis (6) años264, además de verse doblados los créditos a
sesenta (60), si se comparan con los de la Maestría265.
Finalmente, la consagración de un proceso de aprobación y creación de programas
bastante reglado, con trámite para solicitud y aprobación al interior de la
universidad266, hacen posible el cumplimiento de los parámetros antes expuestos
para cada programa y de los lineamientos generales que se deben demostrar en el
trámite de creación. Estos lineamientos hacen referencia a la acreditación de
259
Cfr. Idem. Artículo 9.
Cfr. Idem. Artículo 10, literal a.
261
Cfr. Ibídem, literal d.
262
Cfr. Ibídem, literales c y e.
263
Cfr. Idem. Artículo 11.
264
Cfr. Idem. Artículo 10, literal f.
265
Cfr. Idem. Artículos 6 y11.
260
82
infraestructura académica, financiera y material del centro que pretende ofrecer el
programa267.
2.8 PERU
Perú consagra en el artículo 13 de la Ley Universitaria número 23733 una definición
general que describe los estudios de Postgrado como aquellos destinados a la
“formación de docentes universitarios, especialistas e investigadores”.
Al confrontar lo anterior con los requisitos establecidos en la misma ley para la
aprobación de programas de Postgrado, se observa la exigencia de que la entidad
educativa cuente con “docentes, instalaciones y servicios necesarios”268 y adecuados
para la organización de una “Escuela de Post-Grado o secciones de igual carácter en
una o más facultades” a través de las cuales se dictan los cursos referidos. Se
evidencia así coherencia con la definición general, teniendo en cuenta las
observaciones realizadas al analizar el tema frente a la legislación española269.
De otra parte, para el ejercicio de la docencia en este tipo de programas, la ley
distingue dependiendo del tipo de profesor que se trate. Así, existen las categorías
266
Cfr. Idem. Artículo 2.
Cfr. Idem. Artículo 17.
268
Cfr. Ley Universitaria. Artículo 13.
269
V. Supra. Página 73 y ss.
267
83
de Profesor Ordinario, Extraordinario y Contratado270. En este contexto, sólo se exige
la posesión de “grado académico de Maestro o Doctor o título profesional” para los
profesores ordinarios271; para los profesores extraordinarios, que a su vez se
subclasifican en honorarios, eméritos, visitantes e investigadores, se encuentra que
únicamente a estos últimos se les exige contar con una “excelencia académica”272 y
otras calidades solicitadas estatutariamente por la entidad. La ley no regula requisitos
para los profesores contratados, pues se vinculan a la entidad educativa por plazos y
de acuerdo a las condiciones contractuales pactadas273. Con respecto entonces a la
definición general planteada, aun cuando no se encuentra incoherencia alguna en
estos requisitos, tampoco se evidencia una presencia clara del concepto general en
los mismos.
No se contemplan en la legislación definiciones particulares para cada tipo de
programa; solamente son mencionados los títulos a los que conducen los estudios de
Postgrado en general274.
En cuanto a los créditos, su contenido y distribución, se dispone legalmente la
existencia de autonomía universitaria en la materia275, luego sería necesario revisar
el pensum de cada establecimiento educativo para verificar sí el sistema de créditos
es coherente con la definición.
270
Cfr. Idem. Artículo 44.
Cfr. Idem. Artículo 45.
272
Cfr. Idem. Artículo 50.
273
Cfr. Idem. Artículo 44.
274
Cfr. Idem. Artículo 13.
275
Cfr. Idem. Artículo 16.
271
84
Sin perjuicio de todo lo anterior, se podría deducir que a semejanza de lo que ocurre
en Chile y Panamá276, no obstante consagrar la legislación una autonomía de amplia
relevancia, fija algunos parámetros para su ejercicio. Estos se encuentran plasmados
en una definición general, requisitos de admisión para cada tipo de programa277 y
requisitos para la obtención de los respectivos títulos. Es así como, para ingresar a
una Maestría, aunque se sigue evidenciando un margen de autonomía al respetarse
la posibilidad de que la universidad exija requisitos adicionales, la ley solicita poseer
título profesional o grado académico de Bachiller278. De otra parte, en el Doctorado
se debe presentar título profesional o académico de Bachiller, título de Magister y
aquellas otras exigencias de la universidad279. En lo que respecta a los requisitos
para la obtención del título, la aprobación y sustentación pública de una tesis original
y critica, común a los dos estudios,
enfatiza en el nivel que debe tener el
programa280. En este mismo sentido se hace necesaria la acreditación de un idioma
diferente al Español para la Maestría y dos para el Doctorado281.
2.9 VENEZUELA
276
V. Supra. Páginas 64 y ss. y 77 y ss.
Cabría en este momento recordar, que los grados académicos en Perú son sucesivos, tal como lo establece el
artículo 24 de la Ley Universitaria.
278
Cfr. Idem. Artículo 18.
279
Cfr. Idem. Artículos 18 y 24.
280
Cfr. Idem. Artículo 24.
281
Cfr. Ibídem.
277
85
Los Postgrados se encuentran definidos en la legislación venezolana282 como “toda
actividad que tenga por objeto elevar el nivel académico y de desempeño profesional
de los egresados del subsistema de educación superior”283. Como uno de los
objetivos principales de este tipo de estudios, se establece la necesidad de
“fortalecer y mejorar la misión académica, socio – política, socio – económica, y ética
de los estudios que se realizan con posterioridad al título profesional, en el marco del
proceso de desarrollo que vive el país y bajo la dirección de la comunidad académica
nacional”284. De otra parte, también se contempla como finalidad fundamental de los
mismos, el “profundizar en la formación de los profesionales universitarios que
respondan a la demanda social en campos específicos del conocimiento y ejercicio
profesional”285. Vistos en conjunto, estos dos objetivos sugieren un enfoque social,
que se puede encontrar reflejado en la exigencia de “presentar un proyecto que
contenga” entre otros “la justificación del programa”286 con el objeto de obtener la
autorización de funcionamiento correspondiente. No ocurre lo mismo al analizar los
requisitos impuestos para el ejercicio de la docencia en Especializaciones y
Maestrías, donde se establecen requerimientos preponderantemente referentes a la
investigación287. En el caso del Doctorado, se consagra la posibilidad de que cada
institución regule las calidades requeridas en un tutor288.
282
Cfr. Resolución No 49 referida a la Normativa General de Estudios de Postgrado. República de Venezuela.
Cfr. Idem. Artículo 1.
284
Cfr. Idem. Artículo 2.
285
Cfr. Idem. Artículo 4, literal a.
286
Cfr. Idem. Artículo 11, literal e.
287
Cfr. Idem. Artículo 21.
288
Cfr. Idem. Artículo 19, parágrafo único
283
86
Como último objetivo se busca “formar investigadores que sirvan a los altos fines del
desarrollo de la ciencia y la tecnología del país”289. Los requisitos previstos para la
aprobación de los programas incluyen la existencia de una “infraestructura
académica (bibliotecas, laboratorios y redes de información), administrativa y
material que garantice el funcionamiento del programa”290 en la entidad educativa.
Así mismo, se exige la definición de “proyectos de investigación”291, “una planta física
adecuada”292 y un personal suficiente e idóneo293. Con estos requerimientos, se
evidencia la preocupación del Estado por garantizar el cumplimiento del objetivo en
el momento de aprobar el programa. Dicha preocupación también se manifiesta en
las condiciones legalmente reguladas para el ejercicio de la docencia en la
Especialización y Maestría, puesto que aunque por regla general se requiere poseer
título de igual grado académico o superior al del curso que se pretende dictar,
excepcionalmente, podrán ser docentes investigadores activos o reconocidos
expertos de carácter nacional sin el grado correspondiente294.
En el caso del
Doctorado, tal como se mencionó con anterioridad, existe autonomía para regular el
ejercicio de la docencia295.
Finalmente, es pertinente efectuar un análisis de los objetivos con las definiciones en
particular de cada programa de Postgrado.
289
Cfr. Idem. Artículo 4, literal b.
Cfr. Ibídem, literal c.
291
Cfr. Ibídem, literal b.
292
Cfr. Ibídem, literal d.
293
Cfr. Ibídem, literal a.
294
Cfr. Idem. Artículo 21.
295
Cfr. Idem. Artículo 19, parágrafo único.
290
87
La Especialización se define como un “conjunto de asignaturas y otras actividades
organizadas en un área específica, destinadas a proporcionar los conocimientos y el
adiestramiento necesario para la formación de expertos de elevada competencia
profesional”296. En este contexto, se observa que la Especialización solamente
participa de los dos primeros objetivos analizados, que hacen referencia a la
formación de profesionales de alto nivel académico para responder a una demanda
social y profesional, sin hacer referencia al aspecto investigativo del último objetivo
analizado. El contenido del programa de Especialización, aparte de ser regulado en
cuanto a la equivalencia de la unidad de un crédito y la cantidad mínima de estos en
el programa297, no contempla disposición alguna referente a la distribución y enfoque
de los mismos. Así las cosas, y teniendo en cuenta que para la aprobación del
programa la entidad educativa debió haber presentado un proyecto con un plan de
estudios298, se podría llegar a la conclusión de que la falta de regulación legal en este
aspecto se deja a la discreción de cada entidad. Será entonces la entidad educativa
correspondiente la encargada de distribuir, conforme a la definición y objetivos
planteados, las actividades y créditos contenidos en el programa. Por último, en lo
que respecta a los requisitos para obtener el título de Especialista, se advierte cierta
permisión por parte del legislador al consagrar la posibilidad de que cada institución
establezca condiciones adicionales299.
296
Cfr. Idem. Artículo 13.
Cfr. Idem. Artículos 14 y 29.
298
Cfr. Idem. Artículo 1, literal e.
299
Cfr. Idem. Artículo 27.
297
88
La Maestría por su parte, es definida como aquel “conjunto de asignaturas y de otras
actividades organizadas en un área especifica del conocimiento, destinadas a un
análisis profundo y sistematizado de la misma y a la formación metodológica para la
investigación”300. Esta definición responde parcialmente al último de los objetivos
mencionados referente a la formación de investigadores, y al deseo de profundizar la
formación de los profesionales.
En cuanto al contenido y créditos que deben cumplirse en el programa de Maestría
valdría traer a colación la conclusión formulada al analizar la Especialización301.
Como nota adicional referente al programa de Maestría, se debe señalar la inclusión
entre las exigencias para la obtención del título correspondiente, de aquellos
requisitos que cada institución desee añadir302. Esto último evidencia un cierto
margen de autonomía que complementaría la teoría esbozada con respecto al
contenido y distribución de créditos de los programas.
Finalmente, el Doctorado es definido como los estudios que tienen por “finalidad la
capacitación para la realización de trabajos de investigación originales, que
constituyan aportes significativos al acervo de conocimiento en un área específica del
saber”303. Participa del objetivo general que alude a la formación de investigadores
“que sirvan a los fines de desarrollo de la ciencia y tecnología del país”304,
presentando coherencia conceptual en la ley. En lo que respecta a los créditos,
300
Cfr. Idem. Artículo 15.
V. Supra. Página 86.
302
Cfr. Idem. Artículo 27.
303
Cfr. Idem. Artículo 17.
301
89
contenido y distribución de los mismos, solamente se encuentra regulación sobre el
número mínimo requerido305. La coherencia y concordancia entre la distribución de
los créditos, su contenido y actividades en que se deben distribuir se tendría que
analizar en cada programa, pues la ley no lo prevé.
Aún en el Doctorado, el
legislador permite la exigencia de requisitos adicionales a los legalmente
establecidos para obtener el título de doctor306.
304
Cfr. Idem. Artículo 4, literal a.
Cfr. Idem. Artículo 18, literal a.
306
Cfr. Idem. Artículo 19, parágrafo único.
305
90
3. COMPARACION TEMATICA DE ASPECTOS GENERALES DE LOS
PROGRAMAS DE POSTGRADO
Para llevar a cabo el siguiente análisis comparativo, entre los países objeto de este
estudio, se procedió a la comparación de los términos de referencia antes
mencionados, que permitieran evidenciar la estructura general de los programas de
postgrado, para encontrar enfoques comunes entre las legislaciones, cuyo
lineamiento permitiera deducir semejanzas.
3.1 DEFINICION
De los nueve países analizados se encuentra que solo seis de ellos contemplan una
definición general para los estudios de postgrado. De estos seis, tres los definen
como estudios posteriores a un estudio profesional, tal es el caso de Bolivia, Ecuador
y Venezuela. Panamá y Cuba, por su parte, los postulan como los más altos estudios
ofrecidos por las instituciones de Educación superior correspondientes.
Como
característica relevante Perú introduce el concepto de investigación desde la
definición. Chile, Colombia y España carecen de definición general, puesto que la
legislación correspondiente prevé una definición individual de cada programa que se
podría catalogar como postgrado, entendiendo una clasificación general pero sin un
concepto macro.
91
3.2 OBJETIVOS
En primer término, cabe anotar la carencia de unos objetivos generales para los
programas de Postgrado, en la regulación de Colombia, Chile, España, Panamá y
Perú. Sin embargo optando por un análisis de la normatividad general, se encuentran
en Colombia y Perú objetivos para las instituciones de Educación Superior que
pueden ser adaptables a la regulación especial de Postgrado.
Al efectuar el análisis de los objetivos, en los cuatro países restantes, se puede
concluir que existen dos grandes categorías: Objetivos con énfasis individual que
tienden al perfeccionamiento de conocimientos307 como elemento central junto con
un énfasis en investigación; y objetivos orientados a la generación de una conciencia
social.
En este orden de ideas, Bolivia, Cuba, Ecuador y Venezuela hacen alusión a la
búsqueda de un perfeccionamiento como directriz de cada programa. Con ello
pretenden “obtener un nivel avanzado de profesionalidad o amplitud de
conocimientos y métodos en campos específicos”308 y “elevar el nivel académico y
desempeño profesional”309 del alumnado, entre otros.
307
Perfeccionamiento de conocimientos referido a la utilización de conceptos como “actualización”,
“especialización” o “elevación del nivel académico”.
308
Cfr. Resolución 6 de 1996. República de Cuba. Artículo 9.
309
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 4.
92
Otro objetivo común del legislador, hace referencia al componente de investigación,
manifestando la preocupación por la “adquisición de habilidades para la
investigación”310, el “fomento de la investigación científica y tecnológica”311, la
formación de “investigadores que sirvan al país”312, etc.
Por último, en cuanto al enfoque social que algunas legislaciones consagran desde
los objetivos previstos para sus programas de Postgrado, Bolivia, Cuba, Ecuador y
Venezuela, establecen la necesidad de “generar conocimientos científicos de
acuerdo a la problemática nacional”313, formar “de acuerdo con las necesidades
presentes y futuras del país”314, crear, desarrollar y aplicar “conocimiento científico,
tecnológico y técnico, orientado a la satisfacción de necesidades básicas de la
sociedad”315 y “fortalecer y mejorar la misión académica, socio - política, socio económica y ética” “en el marco de desarrollo que vive el país”316.
3.3 CLASIFICACION DE LOS PROGRAMAS DE POSTGRADO
Los Postgrados se encuentran en la mayoría de los países objeto de este estudio
divididos en dos clases: Aquellos que otorgan grado académico y los que no lo
310
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 2.
311
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999. Artículo 7.
312
Cfr. Resolución número 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 4.
313
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 2.
314
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 3 literal d.
315
Cfr. Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999. República de Ecuador. Artículo 7.
93
otorgan. Es así como Bolivia, Cuba, Ecuador, España, Panamá, Perú y Venezuela
participan del carácter de Postgrado a algunos estudios que sin otorgar grado
académico ofrecen la posibilidad de actualizar, adquirir, ampliar y en algunos casos
perfeccionar conocimientos y habilidades básicas, buscando un mejor desempeño
laboral.317 Colombia y Chile, aun careciendo de regulación al respecto, ofrecen este
tipo de estudios en ejercicio de la autonomía universitaria.
De otra parte, se encuentra que todos los países ofrecen los programas de
Doctorado318;
ocho
de
ellos
ofrecen
Maestrías319;
siete
contemplan
la
Especialización320; dos otorgan grado académico al diplomado321 y solamente uno
ofrece Post-Doctorado322.
316
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 2.
Este tipo de programas que no conducen a grado académico no son objeto de este estudio.
318
Cfr. Bolivia en el artículo 3 del Reglamento General de Estudios de Postgrado. Colombia en el artículo 10 de la
Ley 30 de 1992. Cuba en el artículo 10 de la resolución 10 de 1996. Chile en el artículo 31 de la Ley orgánica de
la Enseñanza. Ecuador en el artículo 44 Ley 16 RO/77 de mayo del 2000. España en los artículo 30 y 31 de la
Ley Orgánica de Reforma Universitaria. Panamá en el artículo 1 del Reglamento General de Estudios de
Postgrado en la Universidad de Panamá. Perú en el artículo 13 de la Ley Universitaria y Venezuela en el artículo
10 numeral 1 de la Resolución 49 de 1996.
319
Cfr. Bolivia en el artículo 3 del Reglamento General de Estudios de Postgrado. Colombia en el artículo 10 de la
Ley 30 de 1992. Cuba en el artículo 10 de la resolución 10 de 1996. Chile en el artículo 31 de la Ley orgánica de
la Enseñanza. Ecuador en el artículo 44 Ley 16 RO/77 de mayo del 2000. Panamá en el artículo 1 del
Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Perú en el artículo 13 de la Ley
Universitaria y Venezuela en el artículo 10 numeral 1 de la Resolución 49 de 1996.
320
Cfr. Bolivia en el artículo 3 del Reglamento General de Estudios de Postgrado. Colombia en el artículo 10 de la
Ley 30 de 1992. Cuba en el artículo 10 de la resolución 10 de 1996. Ecuador en el artículo 44 Ley 16 RO/77 de
mayo del 2000. España en el artículo 18 y la disposición adicional novena del Real Decreto 778 de 1998. Panamá
en el artículo 1 del Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá y Venezuela en
el artículo 10 numeral 1 de la Resolución 49 de 1996.
321
Cfr. Bolivia en el artículo 3 del Reglamento General de Estudios de Postgrado y Ecuador en el artículo 44 Ley
16 RO/77 de mayo del 2000.
317
94
3.4 TRAMITE PARA APROBACION DE PROGRAMAS
El trámite que deben seguir las instituciones de Educación Superior que pretenden
ofrecer un programa de Postgrado, algunas veces difiere en su regulación
dependiendo de sí se trata de una entidad de carácter privado o público.
Así, en el caso de las universidades públicas de Bolivia, los Consejos Universitarios
aprueban el programa previo dictamen favorable del Consejo de Postgrados; acto
seguido remiten la documentación a la Secretaria Nacional del Postgrado del Comité
Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB) para su registro323.
Caso similar se presenta en España donde existe una dualidad de regulación. Hay
un trámite interno común a los dos tipos de universidad, el cual consiste en la
proposición y coordinación del programa por un departamento o instituto universitario
que posteriormente es aprobado y publicado por la Comisión de Doctorado, existente
en cada universidad324. En cuanto al trámite externo se encuentra que en las
universidades públicas, el Consejo de Universidades recibe el programa para efectos
de su homologación, obligándose a evaluarlo periódicamente. El Gobierno debe
aprobar cada programa325. A su vez, las universidades privadas deben someterse a
un reconocimiento por parte del Estado, el cual les otorga autorización de
322
Cfr. Colombia en el artículo 10 de la Ley 30 de 1992.
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 11.
324
Cfr. Ley Orgánica de Reforma Universitaria Española. Artículos 28 y 29. Y Real Decreto 778 de 1998. Artículos
2 y 4.
325
Cfr. Ley Orgánica de Reforma Universitaria Española. Artículos 29 y 31. Real Decreto 778 de 1998. Artículo 2.
Y Real Decreto 557 de 1997. Artículo 15.
323
95
funcionamiento, previa homologación de títulos.
Tal reconocimiento implica la
aprobación del ejercicio de la autonomía plasmado en sus estatutos y documentos
de funcionamiento, con lo cual, se legitima el ofrecimiento de programas sin ningún
otro requisito326.
En Panamá, al analizar los programas de postgrado en la Universidad Oficial del
Estado de Panamá (Universidad de Panamá), se hace referencia al trámite de
aprobación
de
estos
programas
al
interior
de
esta
universidad
pública
exclusivamente. Este trámite comprende dos momentos básicos. En primera
instancia, el Decano o Director del Centro regional en coordinación con las
Facultades, previa opinión favorable de la Junta respectiva, eleva solicitud de
aprobación a la “Vicerrectoria” de Investigación y Postgrados. Posteriormente la
Dirección de Postgrados junto con la Dirección General de Planificación Universitaria
y la Unidad Académica solicitante, evalúan el cumplimiento de los requisitos legales y
recomiendan el proyecto al Consejo Académico de la Universidad de Panamá, que
finalmente lo aprueba327.
En los seis países restantes (Colombia, Cuba, Chile, Ecuador, Perú y Venezuela), se
observa un único trámite para la aprobación de programas de postgrado sin
establecer diferencias basadas en la naturaleza de la entidad educadora. Se
encuentra sin embargo, como nota común en los países de Colombia y Cuba, una
individualización del trámite para cada tipo de programa.
326
Cfr. España: Real Decreto 557 de 1997. Artículos 5-9, 11, 12 y 15 #2.
96
En este contexto, Colombia consagra para la aprobación de programas de
Especialización a ser prestados por las instituciones que no tengan el carácter de
universidades, la notificación por escrito al Instituto Colombiano para el Fomento a la
Educación Superior (ICFES), de la creación, estado y desarrollo del programa. Si se
trata de universidades, únicamente se requiere el simple acto de informar328. En el
caso de las Maestrías se prevé un trámite más complejo, en el cual la entidad
educativa eleva solicitud de aprobación ante el Ministerio de Educación a través del
ICFES. La Comisión Nacional de Maestrías y Doctorados rinde concepto ante el
Consejo Nacional de Educación Superior (CESU), el cual a su vez debe emitir
recomendación para que el ICFES lo remita al Ministro de Educación Nacional, quien
autoriza329. En el Doctorado se debe enviar la solicitud al CESU para que la
Comisión Nacional de Doctorados adscrita al mismo, rinda concepto favorable y el
Ministro de Educación Nacional autorice330. Para el Post-Doctorado el Ministro de
Educación aprueba previo concepto favorable del CESU331.
En Cuba, el programa de la Especialidad se diseña por un Comité Académico
organizado por la dirección del centro de educación superior o entidad autorizada
coordinadora, a solicitud de los organismos de la Administración Central del Estado u
otras entidades empleadoras. El Ministerio de Educación Superior decide cual centro
327
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 2.
Cfr. Colombia: Ley 30 de 1992 en sus artículos 17 a 20. Y Decreto 837 de 1994 en sus artículos 1 a 3.
329
Cfr. Colombia: Ley 30 de 1992 en su artículo 21. Decreto 836 de 1994 en su artículo 3. Y Decreto 1475
de1996 en sus artículos 2 y 3.
330
Cfr. Colombia: Ley 30 de 1992 en su artículo 21. Decreto 836 de 1994 en su artículos 1 y 3. Y Decreto 2791 de
1994 en sus artículos 4, 6 y 7.
331
Cfr. Colombia: Ley 30 de 1992 en su artículo 21.
328
97
de educación superior o entidad autorizada será coordinadora de la Especialidad332.
Para la Maestría se contempla un trámite similar en el cual el diseño y ejecución del
programa lo realiza un Comité Académico organizado por la Dirección del centro de
educación superior o entidad autorizada333. La legislación contempla la posibilidad de
ofrecer programas que capaciten y preparen a los aspirantes a la obtención de un
grado científico. Estos podrán ser diseñados y organizados por las instituciones
autorizadas para otorgar dichos grados334.
Los demás países (Chile, Ecuador, Perú y Venezuela) presentan trámites unificados.
Así, Chile se caracteriza por observar un proceso de acreditación universitaria
bastante reglado donde la institución debe someterse durante los primeros seis (6)
años al continuo aval de un organismo autónomo, Consejo Superior de Educación, el
cual verifica en este periodo, el desarrollo del proyecto institucional, incluyendo los
programas que se ofrecen. Concluida esta etapa satisfactoriamente, la universidad
adquiere autonomía plena y cualquier proceso de acreditación posterior es
voluntario335. En este sentido, la normatividad ecuatoriana contempla el diseño del
programa a cargo de la institución y su aprobación por parte del Consejo Nacional de
Educación Superior (CONESUP)336. El trámite previsto en Perú alude a la
organización del programa por la universidad correspondiente, con la posterior
332
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículos 13 y 14.
333
Cfr. Idem. Artículo 29.
334
Cfr. Cuba: Decreto Ley 133. Articulo 7 literal a.
335
Cfr. Chile: Ley Orgánica de la enseñanza. Artículos 39 a 43 y 50.
336
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 mayo del 2000 en su articulo 13 literal f. Y Reglamento del CONUEP. Reformado
de Postgrados de 1999 en su artículo 22. V. Supra. Página 9.
98
aprobación de la Asamblea Nacional de Rectores337. Finalmente, en Venezuela es
necesario contar con la aprobación del Consejo Universitario respectivo y del
Consejo Nacional de Universidades, el cual revisa el cumplimiento de los
requisitos338.
Vale la pena resaltar que en el proceso de aprobación de programas de Postgrado
Colombia, Ecuador y España (este último en lo referente a universidades públicas)
hacen alusión a la intervención de un organismo estatal colegiado, autónomo y
representativo de la comunidad universitaria339. Chile y Perú cuentan con un
organismo de similares características, pero que se limita a intervenir en el proceso
de aprobación o reconocimiento de la institución como tal340. En el caso Venezuela y
Perú, no obstante contar con órganos estatales y colegiados en el proceso, éstos
presentan un carácter representativo institucional de las universidades y no de la
comunidad universitaria341. Bolivia y Panamá por su parte, sujetan el proceso a la
aprobación de órganos internos de las propias universidades, que como se ha
anotado se trata de instituciones públicas342. Cuba a su vez, al contar con un sistema
de educación estatal, posee unos trámites que permiten a cada institución diseñar y
337
Cfr. Ley 23733: Ley Universitaria peruana en su artículo 13. Y Ley 26439 de 1995 en sus artículos 1 y 2 lit. d.
Cfr. Resolución número 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 11.
339
En Colombia El Consejo Nacional de Educación Superior (CESU) por disposición de los artículo 20 y 21 de la
Ley 30 de 1992. En Ecuador el Consejo Nacional de Educación Superior (CONESUP) por disposición del artículo
13 literal f. ley 16 RO/77 del 2000. En España el Consejo de Universidades (Públicas) por disposición de artículo
29 de la Ley Orgánica de Reforma Universitaria.
340
En Chile el Consejo Superior de Educación por disposición del artículo 37 de la Ley Orgánica de la
Enseñanza. Y en Perú el Consejo Nacional de Autorización de Funcionamiento de Universidades (CONAFU) por
disposición del artículo 2 literal d de la Ley 26439 de 1995.
341
El Consejo Nacional de Postgrado, en Venezuela, esta representado por 5 miembros principales designados
por el Consejo Nacional de Universidades, según el artículo sexto de la Resolución 49 de 1996.En Perú el
CONAFU esta compuesto por cinco ex-rectores por consagración del artículo tercero de la Ley 26439 de 1995.
342
La aprobación, en la Universidad de Panamá “es competencia del Consejo Académico” como lo prevé el
artículo 2 del Reglamento General de Estudios de Postgrado. En Bolivia la aprobación esta a cargo de los
Consejos de Postgrados, tal como lo dispone el artículo 11 del Reglamento General de Estudios de Postgrado.
338
99
ejecutar sus propios programas, bajo el entendido de que la educación es una
responsabilidad gubernamental y debe guardar coherencia con los cometidos
estatales.
Desde otro punto de vista, se advierte que Bolivia y Colombia en la Especialización,
revelan un trámite de simple notificación, información y registro del programa ante
una autoridad competente343. A contrario sensu, en Venezuela, Perú, Panamá,
Ecuador, España en sus universidades públicas y Colombia en Maestrías,
Doctorados y Post-Doctorados el trámite concluye con una autorización formal al
programa en sí mismo.
3.5 REQUISITOS DE APROBACION
Todos las legislaciones objeto de estudio, imponen unos requisitos básicos que debe
contener el programa para su aprobación, a excepción de Colombia en lo que
respecta a los programas de Especialización que consagra autonomía universitaria
en este aspecto344.
En países como Colombia, Cuba, Ecuador y España se especifican los requisitos
dependiendo del Postgrado de que se trate, tal y como se evidenciará en los párrafos
siguientes.
100
Los requisitos son susceptibles de dividirse en seis grandes categorías, a saber:
1. Requisitos referentes al aspecto docente del programa.
2. Requisitos referentes a la infraestructura necesaria.
3. Requisitos referentes a la presentación de un plan de estudios.
4. Requisitos referentes a la capacidad financiera.
5. Requisitos relacionados con la investigación.
6. Requisitos adicionales.
Respecto del primer grupo, las legislaciones de Bolivia, Colombia en Maestrías,
Cuba en los Grados Científicos, Chile respecto de los programas incluidos en el
proyecto institucional, Ecuador en el Doctorado, Panamá, Perú y Venezuela
establecen requisitos tales como “acreditaciones de dirección, coordinación y
docencia”
345
, la existencia de “docentes de tiempo completo”346, “recursos humanos
idóneos”347, “capacidad académica”348, “profesores que cumplan con requisitos para
ejercer docencia”349, “docentes necesarios”350 y “personal suficiente e idóneo”351.
343
Cfr. Artículo 11 del Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de
Universidades de Bolivia en 1999. Y artículo 17 a 20 de la Ley 30 de 1992 de la República de Colombia.
344
Cfr. Decreto 837 de 1994 de la República de Colombia. Artículos 2 a 5.
345
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 12.
346
Cfr. Decreto 836 de 1994 de la República de Colombia. Artículo 2.
347
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 46.
348
Cfr. Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999 en su artículo 24.
349
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 17.
350
Cfr. Ley Universitaria peruana. Artículo 13.
351
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 11 parágrafo único.
101
El segundo grupo de requisitos se encuentra evidenciado en las legislaciones de
Bolivia, Colombia en Maestrías y Doctorados, Cuba en Grados Científicos, Chile
respecto de los programas incluidos en el proyecto institucional, Ecuador en
Doctorados, Panamá, Perú y Venezuela. Dichas legislaciones solicitan para la
aprobación de los programas “soportes físicos”352, “disponibilidad de recursos físicos
y tecnológicos”353, “disponibilidad de recursos físicos, bibliográficos, tecnológicos y
científicos”354, “recursos materiales y técnicos necesarios”355, “infraestructura”356,
“capacidad investigativa”357, “infraestructura física; existencia de materiales, equipos
y laboratorios especializados; recursos bibliográficos y documentación básica”358;
“instalaciones y servicios necesarios”359 y “planta física adecuada e infraestructura
material (biblioteca, laboratorio y redes de información)” 360.
Requisitos referentes a la presentación de un plan de estudios (tercer grupo), son
advertidos en la normatividad de Bolivia, Colombia en Maestrías y Doctorados, Cuba,
Chile respecto de los programas incluidos en el proyecto institucional, Venezuela y
España en Doctorados. En general, se solicita presentar el perfil del programa, una
justificación, objetivos, asignaturas (contenido de cursos y seminarios), jornadas y
reglamentación, entre otros361.
352
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 12.
353
Cfr. Decreto 836 de 1994 de la República de Colombia. Artículo 2.
354
Cfr. Decreto 2791 de 1994 de la República de Colombia. Artículo 3.
355
Cfr. Cuba: Decreto Ley 133. Articulo 14. Y Resolución número 6/96. Artículo 46
356
Cfr. Chile: Ley Orgánica de la Enseñanza. Artículo 39.
357
Cfr. Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999 en su artículo 24.
358
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 17.
359
Cfr. Ley Universitaria peruana. Artículo 13.
102
El requerimiento de capacidad financiera se contempla en Bolivia, Ecuador,
Colombia en lo referente a Maestrías, Chile respecto de los programas incluidos en
el proyecto institucional y Panamá362.
Finalmente, en algunos países como Colombia en Maestrías y Doctorados, Panamá,
Venezuela, España, Ecuador en Doctorados y Cuba en Grados Científicos, se
observan requisitos relacionados con el tema investigativo363.
Como nota especial, se encuentra que para los Doctorados y Maestrías en Colombia
figura como requisito de aprobación del programa, la existencia de relaciones
internacionales por parte de la entidad educativa, con el objeto de efectuar posibles
intercambios estudiantiles y docentes364.
3.6 INSTITUCIONES APTAS PARA OFRECER PROGRAMAS DE POSTGRADO
En la mayoría de la normatividad analizada se hace referencia a la universidad como
establecimiento idóneo para la ejecución de programas de Postgrado365. No obstante
lo anterior, Colombia, Ecuador y Venezuela admiten otras entidades educativas. En
360
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 11.
Ver artículos citados anteriormente para cada país.
362
Ibídem.
363
Ibídem.
364
Cfr. Decreto 2791 de 1994 de la República de Colombia. Artículo 3.
365
Cfr. en Bolivia con el artículo primero del Reglamento General de Estudios de Postgrado. En Colombia con los
artículos 16, 19 y 21 de la ley 30 de 1992. En Chile con el artículo 31 de la Ley Orgánica de la Enseñanza. En
España con el artículo 30 de la Ley Orgánica de la Reforma Universitaria. Y en Perú con los artículos 12, 13, 22 y
96.
361
103
Colombia se permite que los institutos universitarios o escuelas tecnológicas y las
instituciones técnicas profesionales ofrezcan programas de Especialización366. Por su
parte, Ecuador contempla la posibilidad de que escuelas politécnicas ofrezcan
programas de Postgrado junto con las universidades367, así como, en Venezuela
otras instituciones autorizadas por el Consejo Nacional de Universidades gozan de la
misma prerrogativa368.
La Universidad de Panamá está habilitada para otorgar grados en Postgrados a
través de sus facultades, centros regionales universitarios e institutos, y en ciertos
casos a través de la “Vicerrectoria de investigación y postgrados”369.
Cuba constituye una excepción a todo lo anterior en tanto que los centros educativos
no tienen la denominación de universidades. En este sentido, se preceptúa para la
especialidad la participación de centros de educación superior y entidades
autorizadas370; para la Maestría centros de educación superior y excepcionalmente
institutos científicos autorizados371; y para los Grados Científicos otras instituciones
autorizadas372.
366
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículos 16 a 19.
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 mayo del 2000 en su articulo 44.
368
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 9.
369
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 18.
370
Cfr. Cuba: Resolución número 6/96. Artículo 15.
371
Cfr. Idem. Artículo 30.
372
Cfr. Cuba: Decreto Ley 133. Articulo 14.
367
104
3.7 REQUISTOS PARA EL EJERCICIO DE LA DOCENCIA
En aquellos países en los cuales existe dualidad de regulación fundamentada en la
diferencia entre universidades privadas y universidades públicas, el régimen de
docentes presenta así mismo una dualidad. Tal es el caso de España y posiblemente
de Panamá y Bolivia373.
Así, los docentes que pretendan hacer parte de un programa de Postgrado en una
universidad pública de Bolivia requieren título académico igual o superior al curso
dictado. En caso de ser docentes investigadores, adicionalmente requieren acreditar
publicaciones “indizadas” de carácter internacional y participar activamente en
proyectos de investigación374.
En España los docentes que pertenezcan a una universidad privada deben poseer
título de Doctor, así como cumplir con requisitos específicos de cada universidad,
contemplados en sus respectivos estatutos375. En universidades públicas existen
requisitos diferentes para ser profesor y para ser catedrático. Para ser profesor es
necesario tener título de Doctor, no haber estado contratado como ayudante por más
de dos (2) años, haber pasado concurso de méritos, donde una comisión debió
examinar al candidato y un consejo decidió sobre la adjudicación de la plaza. Para
373
Como ya se ha manifestado en el caso de Panamá y Bolivia por la dificultad en la obtención de la regulación
de las universidades privadas solo se hará referencia a la Universidad Oficial de la República para el caso del
primer país y a las universidades públicas para el segundo.
374
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículos 23 y 28.
375
Cfr. España: Real Decreto 557 de 1997 en su articulo 7 literal c y Ley Orgánica de la Reforma Universitaria en
su artículo 59.
105
ser catedrático se debe poseer título de Doctor, una antigüedad mayor a tres (3)
años en la institución e igualmente haber pasado un concurso de méritos376.
La Universidad de Panamá establece como requisitos poseer como mínimo el mismo
título del programa dictado y experiencia en la disciplina377.
Colombia por su parte, sin tener dualidad de régimen en lo referente al trámite de
aprobación de programas en atención a la naturaleza de la entidad educativa,
presenta diferentes requisitos para el ejercicio de la docencia dependiendo de si la
universidad es pública o privada. En ese contexto para todo tipo de programa, en una
universidad pública, el docente debe acreditar título profesional universitario
(pudiéndose eximir de este requisito si demuestra “haber realizado aportes
significativos en el campo de la técnica, el arte o las humanidades”), ganar concurso
público de méritos y cumplir con los requisitos del régimen de personal docente de la
institución378. Para las universidades privadas los estatutos de cada institución de
educación superior consagraran el régimen del personal docente que contemplara
como mínimo “los requisitos de vinculación, sistemas de evaluación y capacitación,
categorías, derechos y deberes, distinciones e incentivos y régimen disciplinario”379.
El caso ecuatoriano, evidencia requisitos tales como demostrar ante el CONESUP
una actualización permanente de conocimientos, ganar un concurso de méritos y
376
Cfr. España: Ley Orgánica de la Reforma Universitaria. Artículos 37 a 41.
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 17 literal a.
378
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículos 70 y 123.
379
Cfr. Idem. Artículo 123.
377
106
oposición, poseer título de igual nivel que el programa, que excepcionalmente, en
caso de haber hecho “relevantes aportes académicos y científicos” no se exigirá, y
reunir los demás requisitos estipulados en los estatutos de cada entidad380.
Cuba contempla para la Especialidad y la Maestría como requisito para sus docentes
en caso de ser profesores y tutores el contar con un alto nivel académico, amplia
experiencia profesional avalada con título de Doctor, poseer categoría de profesor
(titular o auxiliar) e investigador (titular o auxiliar), y, títulos de Especialista o Master,
o, ser profesionales de la producción los servicios o del arte, con un alto prestigio en
el campo profesional vinculado al área de estudio381. Para los Grados Científicos, se
prevén tutores personalizados para efectos de la investigación correspondiente,
cuyas calidades no se encuentran reguladas.
Chile, por su parte, carece de regulación al respecto, pero expresamente consagra
autonomía de la universidad en estos aspectos de infraestructura académica382.
Perú, tal como se mencionó en el análisis general de los programas de Postgrado383,
postula diversidad de clasificaciones de la planta profesoral, previendo para cada una
diferentes requisitos para el ejercicio de la docencia; así los profesores ordinarios
que pueden ser principal, asociado y auxiliar, requieren como mínimo título igual al
380
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 mayo del 2000 en su articulo 50. Reglamento de la Ley de Educación Superior de
Octubre del 2000 en su artículo 34. Y Reglamento del CONUEP, Reformado de Postgrado en su artículo 26.
381
Cfr. Cuba: Resolución número 6/96. Artículos 20 y 38.
382
Cfr. Chile: Ley Orgánica de la Enseñanza. Artículos 76 a 78.
383
V. Supra. Páginas 81 y ss.
107
del programa dictado384. Los profesores extraordinarios pueden ser eméritos,
honorarios, visitantes e investigadores; solo se regulan calidades para este último,
necesitándose: excelencia académica y otras condiciones que la universidad
considere385. Y los profesores contratados que prestarán servicios a plazo y por las
condiciones del contrato386.
Venezuela en Especialización y Maestría condiciona el ejercicio docente a la
acreditación como mínimo del mismo título o grado académico del programa a dictar,
estatuyendo la posibilidad excepcional de aceptar como docentes, investigadores
activos
o
reconocidos
expertos
de
referencia
nacional
sin
el
grado
correspondiente387. Adicionalmente, se admite a cada institución regular los
requisitos para los tutores en el Doctorado388.
Como consecuencia del análisis anterior, se concluye que Bolivia (universidades
públicas), Ecuador, Panamá (Universidad de Panamá), Perú y Venezuela en
Especialización y Maestría requieren como mínimo el mismo título del programa
dictado o incluso uno superior. Cuba, y España solicitan título de doctor. La
experiencia del docente constituye también un factor importante en las legislaciones
de Panamá (Universidad de Panamá), Perú, Venezuela (en Especialización y
Maestría), España en universidades públicas y Cuba.
384
Cfr. Ley Universitaria peruana. Artículo 45
Cfr. Idem. Artículo 50.
386
Cfr. Idem. Artículo 44
387
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 21.
385
108
El concurso de méritos se prevé en países como Colombia y España en las
universidades públicas. Llama la atención la consagración de dicho procedimiento en
Ecuador389, cuya legislación es compartida tanto para universidades públicas, como
privadas.
Para finalizar, se encuentra como nota común a los países de Bolivia en
universidades públicas, Cuba, y Venezuela (excepcionalmente) la inserción del tema
de contacto con la investigación como característica del docente.
3.8 MODALIDAD DE ASISTENCIA
Diversas modalidades de asistencia son consagradas en Colombia390, Cuba391,
Ecuador392, España393 y Venezuela394.
Así, Colombia, Ecuador y Venezuela395 tienen en común disposición referente a la
modalidad de asistencia presencial; Cuba por su parte prevé la modalidad de tiempo
completo en todos sus programas, la cual se considera implica una asistencia
presencial.
388
Cfr. Idem. Artículo 19 parágrafo único.
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 mayo del 2000 en su articulo 50.
390
Cfr. Ley 30 de 1992. República de Colombia. Artículo 15.
391
Cfr. Resolución 6 d e1996. República de Cuba. Artículos 17, y 34. Y Decreto Ley 133, en sus artículos 20 a 25.
392
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 mayo del 2000 en su artículo 13 literal f. Y Reglamento del CONUEP. Reformado
de Postgrados. Artículo 15.
393
Cfr. Ley Orgánica de Reforma Universitaria Española. Disposición adicional primera.
394
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 23.
395
Ver pie de página anterior para cada país.
389
109
Es de resaltar que en todos los países, antes mencionados, aclarando que en el caso
de Cuba solamente se contempla para las Maestrías, es admitida la educación a
distancia para los programas de postgrado.
La modalidad de asistencia semipresencial únicamente se consagra de manera
expresa en Ecuador, situación que podría ser equivalente en Venezuela al prever
esta última una modalidad mixta de asistencia.
Como nota particular en Maestrías y Grados Científicos en Cuba, se establece la
modalidad de tiempo compartido para la primera, y las modalidades libre y de
dedicación parcial, para los segundos. Por último cabe, resaltar que la legislación
Colombiana estipula la educación abierta, para este tipo de programas.
110
4. COMPARACION TEMATICA DE PROGRAMAS DE POSTGRADO
EN PARTICULAR
Serán analizados en este estudio solo los programas de postgrado que conducen a
algún tipo de grado académico.
4.1 DIPLOMADOS
El Diplomado en la mayoría de las legislaciones no conduce a un grado académico.
Solo en Bolivia y Ecuador se confiere título que implique un nivel de estudios más
avanzado que el pregrado. En este sentido, se procederá a continuación, a analizar
estas dos legislaciones. Bolivia consagra desde la definición de Diplomado el
propósito de “profundizar una disciplina de una profesión y capacitar para la
resolución de problemas concretos”396. En Ecuador la regulación contempla al
Diplomado como un “nivel flexible de postgrado, que responde a necesidades
diversas, tecnológicas, artísticas y humanísticas”397.
396
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 6.
397
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999. Artículo 11.
111
PAIS
D
I
P
L
O
M
A
D
O
BOLIVIA
DEFINICION
* PROFUNDIZAR UNA DISCIPLINA DE
UNA PROFESION
* CAPACITAR PARA LA RESOLUCION
DE PROBLEMAS CONCRETOS
(art.6 Reglam)
* NIVEL FLEXIBLE DE POSTGRADO
ECUADOR
* RESPONDE A NECESIDADES
DIVERSAS EN LOS CAMPOS
TECNOLOGICOS, ARTISTICOS Y
HUMANISTICOS
(art. 11 Reglam. Del CONUEP)
4.1.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE DIPLOMADO
Tanto en Bolivia como en Ecuador entre los requisitos para la admisión al programa
se encuentra el de acreditar un estudio profesional por medio de la presentación de
un diploma académico de pregrado, para el primer país398 o un título de tercer nivel,
para el segundo399. Adicionalmente, la normatividad Boliviana prevé el obligación de
allegar un certificado de notas y currículum vitae, así como la superación de un
proceso de selección400.
398
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 13.
399
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 mayo del 2000. Artículo 44.
400
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 13.
112
PAIS
D
I
P
L
O
M
A
D
O
BOLIVIA
ECUADOR
REQ. ADMISION
* DIPLOMA ACADEMICO DE
PREGRADO
* CERTIFICADO DE NOTAS DE
PREGRADO
* SOLICITUD DE ADMISION Y
CURRICULUM VITAE
* SUPERAR PROCESO SELECCION
(art.13 Reglam)
* TITULO DE TERCER NIVEL
(art. 44 ley 16 RO/77 mayo/2000)
4.1.2 DURACION DEL PROGRAMA
Solo en Bolivia se establece un mínimo de duración del programa, requiriéndose
ochocientas (800) horas académicas401. Así, Ecuador no contempla un mínimo ni un
máximo de duración, en factor de tiempo, para el programa.
4.1.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA
Ecuador pone como base para el programa quince (15) créditos, siendo la
equivalencia de un crédito dieciséis (16) horas de desarrollo académico402. Bolivia, a
401
402
ch.
Cfr. Idem. Artículo 15.
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999. Artículos 11 literal b y 23 literal
113
su vez, requiere veinte (20) créditos cuya correspondencia son cuarenta (40) horas
teórico – prácticas por cada crédito403.
Estos créditos se distribuyen en Bolivia incluyendo actividades de proceso
enseñanza – aprendizaje, solicitándose adicionalmente un trabajo de grado404. En
Ecuador esta distribución debe hacerse teniendo en cuenta materias, seminarios,
actividades de investigación y tesis405.
CONTENIDO Y DURACION PROGRAMA
PAIS
D
I
P
L
O
M
A
D
O
BOLIVIA
ECUADOR
TIEMPO
CREDITOS
1 CREDITO
800 Hs ACADEMICAS (art.15
Reglam)
20
(art.15 Reglam)
40 Hs TEORICOPRACTICAS (CLASES,
ESTUDIOS
PERSONALES,
TRABAJOS EN GRUPO,
INVESTIGACIONES,
LABORATORIOS, ETC.)
DISTRIBUIDAS EN UN
MODULO, SEMESTRE O
PERIODO ACADEMICO.
(art.19 Reglam)
NO SE REGULA EN TIEMPO
15
(art. 11 literal b.
Reglam. Del
CONUEP)
16 Hs DE DLLO
ACADEMICO
PRESENCIAL O
EQUIVALENTE
(art. 23 literal ch Reglam.
Del CONUEP)
DISTRIBUCION CREDITOS
DISTRIBUCION DE
ACUERDO A
NECESIDADES DE CADA
PROGRAMA;
INCLUYENDO
ACTIVIDADES DE
PROCESO ENSEÑANZAAPRENDIZAJE Y
TRABAJO DE GRADO
(arts.15 y 16 Reglam)
*MATERIAS
*SEMINARIOS
*ACTIVIDADES DE
INVESTIGACION
*TESIS
(art. 23 literal ch. Reglam.
Del CONUEP)
4.1.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCION DEL TITULO
En las dos normatividades objeto de análisis se encontró paridad en los requisitos
para obtener el grado. Así, tanto en Bolivia como en Ecuador, es necesaria la
403
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículos 15 Y 19.
114
aprobación del programa para adquirir el título. Además, se prevé la presentación y
aprobación de un trabajo final, que en Bolivia está consagrada expresamente y en
Ecuador se deduciría de la distribución de créditos que se hace en la regulación
general para todos los programas, aun cuando en el artículo especial para el
programa de Diplomado no se hace explícito406.
Finalmente, el título que se obtiene en Ecuador se denomina “Diplomado con
mención en”407, y en Bolivia solo “Diplomado en”408.
D
I
P
L
O
M
A
D
O
P AIS
R E Q . O BTE N C IO N TITU LO
BO L IV IA
* P R E S E N T AC IO N Y S U S T E N T AC IO N D E T R AB AJ O FIN AL (T R AB AJO D E
G R AD O )
*
AP R O B AC IO N P R O G R AM A
(arts.6 ,
7 y 2 1 R eg lam )
ECUADOR
AP R O B AC IO N P R O G R AM A
(art. 1 1 lit. B R eg lam . D el C O N U E P )
4.2 ESPECIALIZACION
El programa de Especialización como Postgrado, está regulado en casi todos los
países objeto de estudio, salvo en la normatividad propia de Chile y Perú donde no
se hace mención al tema. Como nota común a las legislaciones que sí contemplan la
404
Cfr. ídem. Artículos 15 Y 16.
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999. Artículo 23 literal ch.
406
Cfr. En Ecuador los artículos 11 literal b y 23 literal ch del Reglamento del CONUEP. Reformado de
Postgrados de 1999. Y en Bolivia los artículos 6, 7 y 21 del Reglamento General de Estudios de Postgrado
Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de Bolivia en 1999.
407
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999. Artículos 11 literal c.
405
115
Especialización,
se
resalta
la
omisión
de
la
investigación
dentro
de
la
conceptualización del programa.
Se puede advertir en la definición que confieren las legislaciones al programa de
Especialización el propósito de perfeccionar conocimientos adquiridos por la persona
durante los estudios profesionales. Así, se describe como un estudio para
profundizar y ampliar conocimientos409, perfeccionar la “ocupación, profesión,
disciplina o áreas afines o complementarias”410, “profundizar un aspecto de una
carrera”411 o para la “ampliación de conocimientos”412. En está misma línea,
Venezuela preceptúa que la finalidad del programa es la “formación de expertos”413 y
España que son estudios para la “especialización profesional”414.
Dentro de la definición también se plantea como objetivo de la Especialización, en
Bolivia y Panamá, la posibilidad de adquirir habilidades para la “resolución de
problemas”415 y “destrezas en un campo especifico”416.
Bolivia y Cuba además le dan un enfoque social al programa mediante el desarrollo
en la definición de conceptos como; estudios “para enfrentar y resolver problemas
408
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 15.
409
Cfr. Artículo 7 del Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de
Universidades de Bolivia en 1999. Y artículo 12 de la Resolución número 6/96 por la cual se profiere el
Reglamento de la Educación de Postgrado de la República de Cuba.
410
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículo 11.
411
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados de 1999 en su artículo 12.
412
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 4.
413
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 13.
414
Cfr. España: Real Decreto 778 de 1998 en su artículo 18.
415
Cfr. Artículo 7 del Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de
Universidades de Bolivia en 1999.
116
locales, regionales y nacionales”417, o conocimientos de acuerdo con “necesidades
del desarrollo económico, social y cultural del país”418. Bolivia, anexa el aspecto de
interdisciplinariedad como punto importante dentro de la definición419.
PAIS
E
S
P
E
C
I
A
L
I
Z
A
C
I
Ó
N
BOLIVIA
COLOMBIA
DEFINICION
* ESTUDIOS ENFOCADOS A PROFUNDIZAR Y AMPLIAR CONOCIMIENTOS; DESARROLLAR CAPACIDADES Y
HABILIDADES EN EL CAMPO PARA RESOLVER PROBLEMAS.
* ESTUDIOS ENFOCADOS A REALIZAR INTERVENCIONES INTERDISCIPLINARIAS PARA ENFRENTAR
PROBLEMAS LOCALES, REGIONALES Y NACIONALES
(art. 7 Reglam)
PROGRAMAS PARA PERFECCIONAR LA OCUPACION, PROFESION, DISCIPLINA O AREAS AFINES O
COMPLEMENTARIAS (art.11 Ley 30/92)
CUBA
PROGRAMAS QUE BUSCAN LA PROFUNDIZACION O AMPLIACION DE CONOCIMIENTOS EN AREAS
PARTICULARES DE PROFESIONES AFINES EN CORRESPONDENCIA CON AVANCES CIENTIFICO-TECNICOS,
NECESIDADES DE DLLO ECONOMICO, SOCIAL Y CULTURAL DEL PAIS Y LAS EXIGENCIAS DE DETERMINADO
PERFIL OCUPACIONAL
(art.12 Res.6/96)
ECUADOR
ESTUDIOS CUYO PROPOSITO ES PROFUNDIZAR EN UN ASPECTO DE LA CARRERA O AREA CIENTIFICA CON
FINES PROFESIONALES, BUSCANDO PRIORIZAR EL DOMINIO DE LAS TECNICAS Y DESTREZAS ESPECIFICAS
INCLUYENDO LA INVESTIGACION COMO PARTE DEL PROCESO FORMATIVO, ASI COMO EL APRENDIZAJE DE
LAS MAS ACTUALIZADAS TEORIAS CIENTIFICO-TECNOLOGICAS.
(art.12
Reglam. Del CONUEP)
ESPAÑA
ESTUDIOS DE ESPECIALIZACION PROFESIONAL NO INTERGRADOS EN EL DOCTORADO PARA TITULADOS
UNIVERSITARIOS.
(art. 18 Real Dec. 778/98)
PANAMÁ
ESTUDIOS QUE CONTRIBUYEN AL FORTALECIMIENTO Y AMPLIACION DE CONOCIMIENTOS Y DESTREZAS EN
UN CAMPO ESPECIFICO PARA EL CUAL SE PRESENTA UNA DEMANDA DETERMINADA (art.4 Reglam.)
VENEZUELA
CONJUNTO DE ASIGNATURAS Y OTRAS ACTIVIDADES PARA LA ADQUISICION DE CONOCIMIENTOS Y
ADIESTRAMIENTO PARA FORMACION DE EXPERTOS DE ELEVADA COMPETENCIA PROFESIONAL (art.13
Res.49)
4.2.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE ESPECIALIZACION
Todos los países objeto de análisis requieren grado de profesional para efectos de
ser admitido en un programa de Especialización. Así, Bolivia exige la presentación de
416
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 4.
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 7 literal b.
418
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 12.
419
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 7 literal b.
417
117
un “diploma académico de pregrado”420, Colombia un “título profesional”421, Cuba un
“grado universitario”422, Ecuador un “título de tercer nivel”423, España “título de
licenciado”424, Panamá de “título de licenciatura”425, Venezuela “título de profesional”
o en su defecto título de técnico con créditos suficientes o experiencia laboral426.
En este sentido, países como Bolivia, Colombia y Cuba admiten que la institución
educativa establezca requisitos adicionales. Panamá reconoce la posibilidad de
solicitar condiciones especiales dependiendo de la materia objeto del programa;
también consagra el requerimiento de promedio. Por su parte Bolivia ordena el anexo
de certificado de notas de pregrado y de curriculum vitae. Cuba pide una autorización
del centro de trabajo.
PAIS
E
S
P
E
C
I
A
L
I
Z
A
420
BOLIVIA
C
I
Ó
N
COLOMBIA
CUBA
REQ. ADMISION
* DIPLOMA ACADEMICO DE PREGRADO
* CERTIFICADO DE NOTAS DE PREGRADO
* SOLICITUD DE ADMISION Y CURRICULUM VITAE
* SUPERAR PROCESO SELECCION
(art.13 Reglam)
* TITULO PROFESIONAL O TITULO EN UNA DISCIPLINA ACADEMICA.
* REQUISITOS DE CADA INSTITUCION (art.14 Ley 30/92)
* GRADO UNIVERSITARIO
* REQUISITOS DE CADA INSTITUCION.
* AUTORIZACION CENTRO DE TRABAJO
21 y 39 Res.6/96)
(arts.
Cfr. Idem. Artículo 13 literal a.
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículo 14.
422
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 21.
423
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 mayo del 2000. Artículo 44 literal c inciso 2.
424
Cfr. España: Real Decreto 778 de 1998 en su artículo 18.
425
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 4.
426
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 3.
421
118
PAIS
E
S
P
E
C
I
A
L
I
Z
A
C
I
Ó
N
ECUADOR
REQ. ADMISION
* TITULO DE TERCER NIVEL
(art. 44 ley 16 RO/77 mayo/2000)
ESPAÑA
* TITULO DE LICENCIADO
(art. 18 Real Dec. 778/98)
PANAMÁ
* TITULO DE LICENCIATURA O EQUIVALENTE
* CONDICIONES ESPECIALES CUANDO LAS HAYA.
* INDICE ACADEMICO MIN.1.5
(art.4 Reglam)
VENEZUELA
* TITULO DE LICENCIATURA (ESTUDIOS MÍN. DE 4 AÑOS O TITULO TÉCNICO
CON CREDITOS SUFICIENTES O EXPERIENCIA LABORAL)
(art.3 Res.49)
4.2.2 DURACION DEL PROGRAMA
La duración del programa se ve claramente regulada en Bolivia, Cuba, Venezuela y
Panamá. No es así en Colombia, donde hay un vacío normativo a este respecto
enfocado hacia el reconocimiento de la autonomía universitaria, en Ecuador, donde
los límites son expresados en créditos y no en tiempo, y España donde no hay
regulación disponible.
Los países que poseen normatividad sobre el tema, calculan la duración en términos
de horas, años y semestres. En éste sentido, Bolivia requiere mil seiscientas (1600)
horas académicas427, Venezuela concede un limite máximo de cuatro (4) años428,
427
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 16.
428
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 14 parágrafo único.
119
Panamá da como término máximo tres (3) años o el doble del término que determina
el programa429 y Cuba da un rango de uno (1) a dos (2) años430.
4.2.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA
La Especialización comprende el desarrollo de un determinado número de créditos
según la legislación de algunos de los países objeto de observación; tal es el caso de
Bolivia donde se solicita aprobar cuarenta (40) créditos, equivalente cada uno a
cuarenta (40) horas431; Cuba que estatuye la realización de setenta (70) créditos,
correspondiente cada uno a quince (15) horas lectivas432; Ecuador que prevé la
aprobación de treinta (30) créditos, donde uno es representado por seis (6) horas de
desarrollo y dieciséis (16) horas de clase433; Panamá prevé un rango entre veintidós
(22) y veinticuatro (24) créditos, cada uno de los cuales equivale a treinta y seis (36)
horas de clase434. Finalmente, Venezuela requiere el desarrollo de veinticuatro (24)
créditos, cada uno de los cuales comprende dieciséis (16) horas de clase435.
429
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 5.
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 18.
431
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículos 19 y 16.
432
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 11 y 16.
433
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículo 12 y 23.
434
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículos 4 y 12.
435
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 14 y 26.
430
120
La distribución de los créditos se regula en Bolivia, Ecuador y Cuba.436 En Bolivia el
programa debe incluir actividades del proceso enseñanza - aprendizaje y trabajo de
grado437. En Cuba se limitan específicamente los porcentajes que comprende cada
actividad, estatuyendo hasta un cincuenta porciento (50%) de los mismos para el
trabajo final y otras actividades no lectivas, hasta un cuarenta porciento (40%) de los
créditos en actividades no lectivas laborales y hasta un veinte porciento (20%) en
investigación438. Ecuador, por su parte preceptúa una distribución entre materias,
seminarios, actividades de investigación y tesis439. Cabe resaltar la inclusión, que
hacen Cuba y Ecuador, del tema de la investigación, aun cuando no lo incluyen como
punto importante en la definición.
CONTENIDO Y DURACION PROGRAMA
PAIS
TIEMPO
ESP.
436
BOLIVIA
CREDITOS
1 CREDITO
40 Hs TEORICO-PRACTICAS (CLASES,
ESTUDIOS PERSONALES, TRABAJOS EN
1600 Hs
40
GRUPO, INVESTIGACIONES, LABORATORIOS,
ACADEMICAS
(art.16 Reglam)
ETC.) DISTRIBUIDAS EN UN MODULO,
(art.16 Reglam)
SEMESTRE O PERIODO ACADEMICO.
(art.19 Reglam)
DISTRIBUCION CREDITOS
DISTRIBUCION DE ACUERDO A
NECESIDADES DE CADA PROGRAMA;
INCLUYENDO ACTIVIDADES DE PROCESO
ENSEÑANZA-APRENDIZAJE Y TRABAJO DE
GRADO
(arts.15 y 16
Reglam)
En Colombia existe un proyecto de Decreto, en el cual se pretende regular la utilización e imposición de la
unidad de medida uniforme denominada Crédito Académico, en los programas de Pregrado, Especialización,
Maestría y Doctorado. De acuerdo con dicho proyecto, la autonomía universitaria se hace presente, ya que en
importantes aspectos se deja a cada entidad la regulación de temas como la duración del periodo lectivo de cada
programa, así como el número de créditos necesarios para aprobar el curso. La distribución del contenido de
dichos créditos es regulada en el proyecto, observando como diferencia entre la Especialización, las Maestrías y
Doctorados la intensidad horaria en el trabajo independiente del estudiante. No obstante lo anterior, cabe
resaltar, que dicho proyecto de decreto estipula posibles variaciones en la distribución de intensidad horaria de un
crédito, dependiendo del tipo de actividades (laboratorios, talleres, educación a distancia, trabajos de grado o
prácticas).
437
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículos 15 y 16.
438
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 16.
439
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículo 23 literal ch.
121
CONTENIDO Y DURACION PROGRAMA
PAIS
TIEMPO
COL
E
S
P
E
C
I
A
L
I
Z
A
C
I
O
N
CUBA
ECUADOR
ESPAÑA
PANAMÁ
VEN
CREDITOS
1 CREDITO
DISTRIBUCION CREDITOS
LA ENTIDAD
AUTONOMAMENTE
ESTABLECE EL NUMERO
TOTAL DE SEMANAS QUE
COMPRENDERAN EL
PERIODO LECTIVO DEL
PROGRAMA;
ADICIONALMENTE, LA
UNIDAD DE CREDITOS
SERA DE UTILIZACION
FLEXIBLE Y AUTONOMA
POR PARTE DE LAS
ENTIDADES EDUCATIVAS
(Paragrafo 1 art.2 y
Considerandos Proyecto
Decreto, año 2001)
LA UNIDAD DE
CREDITOS SERA DE
UTILIZACION
UNA HORA DE ACOMPAÑAMIENTO
48 Hs TOTALES DE
FLEXIBLE Y
DOCENTE SUPONE DOS Hs DE TRABAJO
TRABAJO ACADEMICO DEL
INDEPENDIENTE DEL ESTUDIANTE; SE
AUTONOMA POR
ESTUDIANTE EN EL
PARTE DE LAS
HABLA DE 16 Hs DE ACOMPAÑAMIENTO
PERIODO LECTIVO (art.2
ENTIDADES
DOCENTE Y 32 Hs DE TRABAJO
Proyecto de Decreto , año
EDUCATIVAS
INDEPENDIENTE DEL ESTUDIANTE
2001)
(Considerandos
(art.4 Proyecto Decreto, año 2001)
Proyecto Decreto, año
2001)
1- 2 AÑOS
(ESPECIALIDAD MEDICA
DURA MÁS)
(art.18 Res.6/96)
* TRABAJO FINAL Y OTRAS ACTIVIDADES
NO LECTIVAS HASTA 50% DEL TOTAL DE
70 (ESPECIALIDADES
15 Hs LECTIVAS O
CREDITOS
*ENTRE 10Y MAESTRIAS NO
FRACCION
(arts. 20% EN INVESTIGACION
*HASTA
MEDICAS)
16 y 31 Res.6/96)
40% EN ACTIVIDADES NO LECTIVAS
(art.11 Res.6/96)
VINCULADAS AL DESEMPEÑO LABORAL
(art.16 Res.6/96)
16 Hs DE DLLO
30
ACADEMICO PRESENCIAL
NO SE REGULA EN TIEMPO (art. 12 literal b. Reglam
O EQUIVALENTE
de CONUEP)
(art. 23 literal ch Reglam. Del
CONUEP)
*MATERIAS
*SEMINARIOS
*ACTIVIDADES DE INVESTIGACION
*TESIS
(art. 23 literal ch. Reglam. Del CONUEP)
REGULACION NO DISPONIBLE. EL GOBIERNO DEBE REGULAR POR VIRTUD DEL ARTICULO 18 REAL DECRETO 778/98
MAXIMO 3 AÑOS O EL
DOBLE DEL PERIODO QUE
DETERMINA EL
PROGRAMA
(art. 5 Reglam.)
MAXIMO 4 AÑOS
(art.14 paragrafo Res.49)
22 - 24
(art.4 Reglam)
16 Hs DE CLASE
(16 SEMANAS)
O
32 - 48 Hs DE LAB.
(art.12 Reglam)
NO HAY REGULACION
24
(art.14 Res.49)
1 H SEMANAL
(16 SEMANAS)
DE CLASE TEORICA O A
2 Hs DE CLASE PRACTICA
O DE LABORATORIO
(art.26 Res.49)
SEGUN EL PLAN DE ESTUDIOS DE CADA
INSTITUCION
(arts. 22 y 25 Res. 49)
122
4.2.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCIÓN DEL TÍTULO
En cuatro de los países se requiere para obtener el título de Especialista la
presentación de algún tipo de trabajo de grado. Así, en Cuba se exige una tesis440 y
un trabajo final en Bolivia441, Ecuador442 y Venezuela443. Adicionalmente, figura como
requisito la aprobación del programa curricular, lo cual comparten con Panamá444,
que también consagra un tiempo máximo para el cumplimiento de este requisito, al
igual que Cuba y Venezuela. En este último país además se reconoce al centro
educativo la posibilidad de establecer otros requisitos adicionales.
Por último el título que se confiere en los países que contemplan el programa dentro
de su regulación es el de “Especialista”445.
PAIS
BOLIVIA
REQ. OBTENCION TITULO
* PRESENTACION Y SUSTENTACION DE TRABAJO FINAL (TRABAJO DE GRADO)
* APROBACION PROGRAMA
(arts.6, 7 y 21 Reglam)
ESP.
COLOMBIA
440
NO HAY REGULACION
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 25 y 26.
441
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículos 6,7 y 21.
442
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículo 12 literal b y c.
443
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 14 y 27.
444
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículos 4 y 5.
445
“Especialista” En Bolivia el artículo 16 del Reglamento General de Estudios de Postgrado. En Colombia el
artículo 25 de la ley 30 de 1992. En Cuba el artículo 26 de la Resolución 3 de 1995. En Ecuador el artículo 12 del
Reglamento del CONUEP. En España el artículo 18 del Real Decreto 778 de1998. En Panamá el artículo 4 del
Reglamento General de Estudios de Postgrado. En Venezuela el artículo 13 de la Resolución 49.
123
PAIS
E
S
P
E
C
I
A
L
I
Z
A
C
I
O
N
CUBA
ECUADOR
REQ. OBTENCION TITULO
* PRESENTACION Y APROBACION TRABAJO FINAL
* CUMPLIR CREDITOS
* APROBACION PROGRAMA EN PERIODO MENOR DE 5 AÑOS O ACREDITAR POSEER
LOS CONOCIMIENTOS NECESARIOS MEDIANTE EVALUACION ESTABLECIDA EN EL
PROGRAMA
(arts.25 y 26 Res.6/96)
* PRESENTACION Y APROBACION TRABAJO FINAL
* APROBACION PROGRAMA
CONUEP)
(art. 12 lit b y c. Reglam. Del
ESPAÑA
REGULACION NO DISPONIBLE. EL GOBIERNO DEBE REGULAR POR VIRTUD DEL
ARTICULO 18 REAL DECRETO 778/98
PANAMÁ
* APROBACION MATERIAS CON PROMEDIO NO INFERIOR A 1.75 EN PLAZO NO MAYOR
DE 3 AÑOS
(arts.4 y 5 Reglam)
VENEZUELA
* PRESENTACION Y APROBACION TRABAJO ESPECIAL DE GRADO EN UN PLAZO
MAXIMO DE 4 AÑOS
* CUMPLIR CREDITOS
* REQUISITOS DE CADA INSTITUCION
(arts.14 y 27 Res.49)
4.3 MAESTRIAS
El programa de Maestría es regulado por todos los países objeto de examen, a
excepción de España que no lo contempla dentro de su regulación.
Las Maestrías tienen un claro contenido investigativo desde la definición en la
regulación de seis (Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Panamá y Venezuela) de los
ocho países que la contemplan como programa. Así, se concibe como entrenamiento
“en métodos, técnicas y procedimientos de investigación científica” para la
generación de conocimientos en “ciencia, tecnología y cultura”446; para “dotar a la
persona de los instrumentos básicos que la habilitan como investigador en un área
124
especifica o de las tecnologías”447; como programa que busca el “dominio profundo
de los métodos de investigación” y “amplia cultura científica”448; como “formación en
el conocimiento y aplicación de métodos de investigación”449; como conjunto de
asignaturas que buscan la “formación metodológica para la investigación”450 y como
estudios orientados “fundamentalmente a la investigación”451.
Los países en donde la concepción de la Maestría implica la adquisición de
conocimientos avanzados o una profundización de los mismos, son Bolivia,
Colombia, Cuba, Chile, Panamá y Venezuela. De otra parte, Colombia fundamenta el
programa en la interdisciplinariedad y en la solución a problemas, bases estas
compartidas por Chile y Ecuador respectivamente452.
PAIS
M
A
E
S
T
R
I
A
446
BOLIVIA
COLOMBIA
DEFINICION
*ESTUDIOS QUE BRINDAN CONOCIMIENTOS AVANZADOS EN UN CAMPO DEL
SABER
*ENTRENAMIENTO EN METODOS, TECNICAS Y PROCEDIMIENTOS DE
INVESTIGACION PARA LA GENERACION DE CONOCIMIENTOS EN CIENCIA,
TECNOLOGIA Y CULTURA
(art.8 Reglam )
*PROGRAMAS PARA AMPLIAR Y DLLAR CONOCIMIENTOS PARA LA SOLUCION
DE PROBLEMAS DISCIPLINARIOS, INTERDISCIPLINARIOS Y PROFESIONALES
*PROGRAMAS QUE SE REALIZAN DESPUES DEL PREGRADO Y QUE TIENEN A
LA INVESTIGACION COMO FUNDAMENTO
*PROGRAMAS QUE BUSCAN DOTAR DE CONOCIMIENTOS PARA FORMAR
INVESTIGADORES Y PROFUNDIZAR TEORICA Y CONCEPTUALMENTE EN
FILOSOFIA, HUMANIDADES Y ARTES
(art. 12 ley 30/92)
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 8.
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículo 12.
448
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 28.
449
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículo 13 literal a.
450
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 15.
451
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículos 6.
452
Ver nota de pie de página anterior para cada país.
447
125
M
A
E
S
T
R
I
A
CUBA
PROGRAMAS QUE BUSCAN:
*DOMINIO PROFUNDO EN METODOS DE INVESTIGACION Y AMPLIA CULTURA
CIENTIFICA
*CONOCIMIENTOS AVANZADOS EN EL CAMPO DEL SABER
*DESARROLAR HABILIDADES PARA TRABAJO DOCENTE DE INVESTIGACION Y
DE DLLO
(art.28
Res.6/96)
CHILE
PROGRAMA DE ESTUDIOS DE PROFUNDIZACION EN UNA O MAS DISCIPLINAS
DE QUE SE TRATE
(art. 31 Ley Organica de Enseñanza)
ECUADOR
ESTUDIOS QUE SE ORIENTAN AL DLLO DE UN AREA DE LA CARRERA CON
FINES ACADEMICOS O PROFESIONALES. SE BUSCA LA FORMACION EN EL
CONOCIMIENTO Y APLICACION METODOS DE INVESTIGACION, QUE GENEREN
UNA CAPACIDAD INNOVADORA, TECNICA Y METODOLOGICA PARA LA
SOLUCION DE PROBLEMAS DEL EJERCICIO PROFESIONAL.
(art.13 Reglam. del CONUEP)
PANAMÁ
2 MODALIDADES:
*MOD. ACADEMICA: INVESTIGACION
*MOD. PROFESIONAL: PROFUNDIZACION DE CONOCIMIENTOS Y
PREPARACION PROFESIONAL DE ALTO NIVEL (art.6 Reglam)
PERÚ
VENEZUELA
NO HAY REGULACION
CONJUNTO DE ASIGNATURAS EN UN AREA ESPECIFICA DEL CONOCIMIENTO
QUE BUSCAN ANALISIS PROFUNDO Y SISTEMATIZADO DE UN AREA Y
FORMACION METODOLOGICA PARA INVESTIGACION
(art.15 Res.49)
4.3.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE MAESTRIA
Todos los países contemplan como requisito indispensable para la admisión a este
tipo de estudios, la posesión de un titulo profesional denomínese este, “Título de
licenciado”453, “Título profesional o título en una disciplina académica”454, “Grado
universitario”455, “Grado de licenciado”456, “Título de tercer nivel”457, “Título de
licenciatura”458, “Titulo de profesional” o “Grado académico de Bachiller”459, o “Título
de licenciado o equivalente”460.
453
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 13 numeral 1.
454
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículo 14.
455
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 39.
456
Cfr. Chile: Ley Orgánica de la Enseñanza. Artículo 31.
457
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77 Mayo del 2000. Artículo 44.
458
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículos 7.
459
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria de la república de Perú. Artículo 18.
460
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 3.
126
Por otra parte se reconoce legalmente en las legislaciones de Bolivia, Colombia,
Chile y Perú que las instituciones educativas podrán estatuir otros requisitos que
consideren necesarios461.
Adicionalmente, Panamá requiere, para la admisión al programa, conocimientos en
informática, probar suficiencia de español para extranjeros e índice académico; Cuba
solicita autorización del Centro de trabajo y Bolivia certificado de notas y curriculum
vitae462.
BOLIVIA
M
A
E
S
T
R
I
A
COLOMBIA
462
(art.13 num.1 Reglam)
* TITULO PROFESIONAL O TITULO EN UNA DISCIPLINA ACADEMICA.
* REQUISITOS DE CADA INSTITUCION (art.14 Ley 30/92)
CUBA
*GRADO UNIVERSITARIO
*REQUISITOS DE CADA INSTITUCION.
*AUTORIZACION CENTRO DE TRABAJO
Res.6/96)
CHILE
* GRADO DE LICENCIADO O TITULO PROFESIONAL CUYO NIVEL Y CONTENIDO DE
ESTUDIOS SEAN EQUIVALENTES A GRADO DE LICENCIADO
(art. 31 Ley Organica de Enseñanza)
ECUADOR
PANAMÁ
461
*TITULO LICENCIADO
*DIPLOMA ACADEMICO DE PREGRADO
*CERTIFICADO DE NOTAS DE PREGRADO
*SOLICITUD DE ADMISION Y CURRICULUM VITAE
*SUPERAR PROCESO SELECCION
* TITULO DE TERCER NIVEL
(arts. 21 y 39
(art. 44 ley 16 RO/77 mayo/2000)
* TITULO DE LICENCIATURA O EQUIVALENTE
* TRANSCRIPCION OFICIAL DE CREDITOS
* REQUISITOS CADA PROGRAMA
*INDICE ACADEMICO MIN.1.5
*CONOCIMIENTOS BASICOS EN INFORMATICA
*EXAMEN SUFICIENCIA EN ESPAÑOL (PARA EXTRANJEROS)
(art.7 Reglam)
Ver nota de pie de página anterior para cada país.
Ibídem.
127
M
A
E
S
T
R
I
A
PERÚ
VENEZUELA
* TITULO PROFESIONAL O GRADO ACADEMICO DE BACHILLER
* REQUISITOS CADA INSTITUCION (art.18 Ley Univ.)
* TITULO DE LICENCIATURA (ESTUDIOS MÍN. DE 4 AÑOS O TITULO TÉCNICO CON
CREDITOS SUFICIENTES O EXPERIENCIA LABORAL)
(art.3 Res.49)
4.3.2 DURACIÓN DEL PROGRAMA
Hay que anotar en primer término que Colombia, Ecuador y Chile carecen de
regulación al respecto, por lo que se asume que se abre campo a regulación de las
universidades, en desarrollo de su autonomía.
Los países restantes poseen una clara regulación en el tema. Así, Bolivia establece
una duración del programa de dos mil cuatrocientas (2400) horas463. Cuba,
Panamá464 y Venezuela465 presentan la medición en años, estos últimos consagran
como limite máximo cuatro (4) años, mientras que Cuba establece cinco (5) años en
caso de que el programa sea a distancia o un rango de uno (1) a dos (2) años para la
modalidad de tiempo completo466. Finalmente, Perú prevé una duración de cuatro (4)
semestres467.
463
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 17.
464
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 8 literal e.
465
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículo 16 parágrafo único.
466
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 35.
128
4.3.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA
Según la legislación objeto de estudio, en algunos países la Maestría comprende el
desarrollo de un determinado número de créditos. En este sentido, Bolivia requiere
aprobar sesenta (60) créditos, equivalente cada uno a cuarenta (40) horas468; Cuba
estatuye setenta (70) créditos, correspondiente cada uno a quince(15) horas
lectivas469; Ecuador prevé la aprobación de treinta (30) créditos, donde uno es
representado por seis (6) horas de desarrollo y dieciséis (16) horas de clase470;
Venezuela requiere el desarrollo de veinticuatro (24) créditos, cada uno de los cuales
comprende dieciséis (16) horas de clase471, y Panamá posee una dualidad según se
trate de modalidad académica o de modalidad profesional, así la cantidad necesaria
de créditos será treinta (30) para la primera y treinta y seis (36) para la segunda,
cada uno de los cuales equivale a treinta y seis (36) horas de clase472.
La distribución de créditos, para el programa de Maestría, no es regulada en
Panamá, Colombia473, Chile, Perú y Venezuela. Bolivia, Cuba y Ecuador sí poseen
norma al respecto, desarrollada en el sentido de tener unos presupuestos
obligatorios que deben ser contemplados por los centros educativos que ofrezcan el
programa. Así, Bolivia permite la distribución de acuerdo a necesidades, con el
467
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria de la república de Perú. Artículo 24.
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículos 17 y 19.
469
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículos 11 y 31.
470
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículos 13 literal b 23 literal ch.
471
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 16 y 26
472
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículos 6 y 12.
473
Ver observación realizada en las especializaciones para el tema de la distribución de créditos.
468
129
parámetro de incluir actividades del proceso enseñanza – aprendizaje y tesis474;
Ecuador solicita la inclusión de materias, seminarios, actividades de investigación y
tesis475; Cuba limita específicamente los porcentajes que comprenden cada
actividad, estatuyendo hasta un cincuenta porciento (50%) de los créditos para la
tesis y otras actividades no lectivas, de un diez a un veinte porciento (10–20%) en
actividades no lectivas vinculadas al ejercicio académico y hasta un cuarenta
porciento (40%) en investigación476.
CONTENIDO Y DURACION PROGRAMA
PAIS
TIEMPO
BOLIVIA
M
A
E
S
T
R
I
A
COLOMBIA
CUBA
CHILE
474
2400 Hs ACADEMICAS (art.17 Reglam)
CREDITOS
1 CREDITO
60
(art.17 Reglam)
40 Hs TEORICO-PRACTICAS
(CLASES, ESTUDIOS
PERSONALES, TRABAJOS EN
GRUPO, INVESTIGACIONES,
LABORATORIOS, ETC.)
DISTRIBUIDAS EN UN MODULO,
SEMESTRE O PERIODO
ACADEMICO.
(art.19 Reglam)
LA UNIDAD DE
LA ENTIDAD AUTONOMAMENTE
CREDITOS SERA DE
ESTABLECE EL NUMERO TOTAL DE
UTILIZACION
SEMANAS QUE COMPRENDERAN EL
FLEXIBLE Y
48 Hs TOTALES DE TRABAJO
PERIODO LECTIVO DEL PROGRAMA;
AUTONOMA POR
ACADEMICO DEL ESTUDIANTE
ADICIONALMENTE, LA UNIDAD DE
EN EL PERIODO LECTIVO
PARTE DE LAS
CREDITOS SERA DE UTILIZACION FLEXIBLE
(art.2 Proyecto de Decreto , año
ENTIDADES
Y AUTONOMA POR PARTE DE LAS
2001)
EDUCATIVAS
ENTIDADES EDUCATIVAS (Paragrafo 1
(Considerandos
art.2 y Considerandos Proyecto Decreto, año
Proyecto Decreto, año
2001)
2001)
EN MODALIDAD DE TIEMPO COMPLETO: 12 AÑOS
NO MAS DE 5 AÑOS CUANDO ES A
DISTANCIA O TIEMPO COMPARTIDO
(art.35 Res.6/96)
70
(AESTRIAS NO
MEDICAS)
(art.11 Res.6/96)
DISTRIBUCION CREDITOS
DISTRIBUCION DE ACUERDO A
NECESIDADES DE CADA
PROGRAMA; INCLUYENDO
ACTIVIDADES DE PROCESO
ENSEÑANZA-APRENDIZAJE Y
TESIS
(art.17
Reglam)
UNA HORA DE ACOMPAÑAMIENTO
DOCENTE SUPONE TRES Hs DE
TRABAJO INDEPENDIENTE DEL
ESTUDIANTE; SE HABLA DE 12 Hs
DE ACOMPAÑAMIENTO DOCENTE Y
36 Hs DE TRABAJO
INDEPENDIENTE DEL ESTUDIANTE
(art.4 Proyecto Decreto, año 2001)
* HASTA 40% EN INVESTIGACION
* 10-20% EN ACTIVIDADES NO
15 Hs LECTIVAS O FRACCION LECTIVAS VINCULADAS AL
(arts. 16 y 31 Res.6/96)
EJERCICIO ACADEMICO
* HASTA 50% EN ACTIVIDADES NO
LECTIVAS Y TESIS (art.31 Res.6/96)
NO HAY REGULACION DISPONIBLE
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 17.
475
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículo 23 literal ch.
476
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículo 31.
130
ECUADOR
M
A
E
S
T
R
I
A
NO SE REGULA EN TIEMPO
PANAMÁ
MAXIMO 4 AÑOS
(art.8 lit.e Reglam)
PERÚ
MINIMO 4 SEMESTRES (art.24 Ley Univ.)
VENEZUELA
16 Hs DE DLLO
60
ACADEMICO PRESENCIAL
INCLUIDA TESIS (art.
O EQUIVALENTE
13 literal b. Reglam de
(art. 23 literal ch Reglam. Del
CONUEP)
CONUEP)
*MOD. ACADEMICA:
MIN GLOBAL
30
MAX SEMESTRE 12
*MOD. PROFESIONAL:
MIN GLOBAL
36
MAX SEMESTRE 12
(art.6 Reglam)
16 Hs DE CLASE
(16 SEMANAS) O
32 - 48 Hs DE LAB. (art.12
Reglam)
REGIMEN DE ESTUDIOS AUTONOMO
MINIMO 24
MAXIMO 4 AÑOS PARA PRESENTACION
(SIN INCLUIR
TRABAJO DE GRADO CONTADOS DESDE
TRABAJO DE GRADO)
INICIO ESTUDIOS (art.16 paragrafo Res.49)
(art.16 Res.49)
*MATERIAS
*SEMINARIOS
*ACTIVIDADES DE
INVESTIGACION
*TESIS
(art. 23 literal ch. Reglam. Del
CONUEP)
NO HAY REGULACION
(art.16 Ley Univ.)
1 H SEMANAL
(16
SEMANAS)
DE
SEGUN EL PLAN DE ESTUDIOS
CLASE TEORICA O A 2 Hs
DE CADA INSTITUCION
DE CLASE PRACTICA O DE
(arts. 22 y 25 Res. 49)
LABORATORIO (art.26
Res.49)
4.3.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCION DEL TITULO
Para la obtención del título es necesario, como primera medida la aprobación del
programa, lo cual consagran expresamente Bolivia477, Cuba478, Chile479, Panamá480 y
Venezuela481. En segunda instancia, se requiere la presentación y sustentación de
un trabajo final en todos los países a excepción de Chile; este trabajo final en Bolivia,
Ecuador482, Panamá (para la modalidad académica) y Perú483, tiene el carácter de
tesis y en Colombia484 de trabajo de investigación. Cabe anotar que Panamá, para la
477
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 8 inciso segundo.
478
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículos 43 y 44.
479
Chile: Ley Orgánica de la Enseñanza. Artículo 31.
480
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículos 8 para la
Modalidad académica y artículo 6 literal b para la Modalidad Profesional.
481
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 16 y 27.
482
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículo 23 literal ch.
483
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria de la república de Perú. Artículo 24
484
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículo 13 literal b y c.
131
modalidad profesional, no contempla trabajo final, sino examen general de
conocimientos. Adicionalmente, en las legislaciones de Cuba y Panamá se limita la
presentación del trabajo a un plazo máximo.
Panamá y Perú consagran además la necesidad de poseer un segundo idioma, para
efectos de la obtención del título; en el mismo sentido, Venezuela reconoce la
posibilidad de que la institución educativa pueda pedir algún otro requisito
adicional.485
Por último, el título que se confiere tiene la denominación de “Magister” en Bolivia,
Colombia, Chile, Panamá y Venezuela; en Cuba y en Ecuador se titula como
“Master” y en Perú como “Maestro”.486
PAISES
BOLIVIA
M
A
E
S
T
R
I
A
485
COLOMBIA
REQ. OBTENCION TITULO
*APROBACION PROGRAMA
*SUSTENTACION Y APROBACION TESIS
(art.8 Reglam)
SUSTENTACION Y APROBACION TRABAJO DE
INVESTIGACION
(art. 12 paragrafo ley 30/92)
TITULO
MAGISTER
(art.17 Reglam)
MAGISTER
(art. 25 Ley 30/92)
CUBA
*PRESENTACION Y APROBACION TESIS
*CUMPLIR CREDITOS
*APROBACION
PROGRAMA EN PERIODO MENOR DE 5 AÑOS O
MASTER
ACREDITAR POSEER LOS CONOCIMIENTOS NECESARIOS (arts.43 y 44 Res.6/96)
MEDIANTE EVALUACION ESTABLECIDA EN EL PROGRAMA
(arts.43 y 44 Res.6/96)
CHILE
* APROBACION PROGRAMA
*GRADO DE LICENCIADO O TITULO PROFESIONAL (art. 31
Ley Organica de Enseñanza)
MAGISTER
(art. 31 inc. 11 Ley
Organica de la
Enseñanza)
Ver nota al pie de página anterior para cada país.
En Bolivia el artículo 17 del Reglamento General de Estudios de Postgrado. En Colombia el artículo 25 de la
ley 30 de 1992. En Cuba el artículo 23 de la Resolución 3 de 1995. En Chile el artículo 31 de la Ley Orgánica de
la Enseñanza. En Ecuador el artículo 13 literal c del Reglamento del CONUEP. En Panamá los artículos 7 y 8 del
486
132
ECUADOR
M
A
E
S
T
R
I
A
* SUSTENTACION Y APROBACION TESIS
*APROBACION PROGRAMA
(art. 13 lit b y c Reglam. Del CONUEP)
MOD. ACADEMICA
*SUSTENTACION Y APROBACION TESIS.
*IDIOMA EXTRANJERO (SE COMPRUEBA EN EL PRIMER
AÑO)
*APROBACION PROGRAMA
*INDICE SEMESTRAL NO INFERIOR A 1.75
*CUMPLIR CREDITOS
*CUMPLIR REQUISITOS EN NO MAS DE 4 AÑOS DESDE
ADMISION
(art.8 Reglam)
PANAMÁ
PERÚ
VENEZUELA
MOD. PROFESIONAL
*PRESENTACION Y APROBACION EXAMEN GENERAL DE
CONOCIMIENTOS SIN VALOR EN CREDITOS
*IDIOMA EXTRANJERO (SE COMPRUEBA EN EL PRIMER
AÑO)
*APROBACION
PROGRAMA
*INDICE NO INF.
1.75
*CUMPLIR
CREDITOS
*CUMPLIR
REQ. EN NA MAS DE 4 AÑOS DESDE ADMISION
(arts.6 lit.b y 8 Reglam)
*APROBACION Y SUSTENTACION PUBLICA DE TESIS
ORIGINAL Y CRITICA
*UN IDIOMA
(art.24 Ley Univ.)
*TRABAJO DE GRADO PRESENTADO Y APROBADO EN UN
PLAZO MAXIMO DE 4 AÑOS
*CUMPLIR
CREDITOS
*REQUISITOS DE CADA INSTITUCION
(arts.16 y 27 Res.49)
MAESTRO, MASTER
O MAGISTER CON
MENCION EN
_________
(art. 13 lit c Reglam.
Del CONUEP)
MAGISTER
(arts. 7 y 8 Reglam)
MAESTRO
(art. 13 Ley Univ.)
MAGISTER
(art. 15 Res.49)
4.4 DOCTORADOS
El Doctorado es el único programa que es regulado por todos los países objeto de
este estudio. Casi todas las legislaciones contemplan una explicación general, a
excepción de Perú donde no se define el concepto. Cinco de los países analizados
contemplan desde la definición la importancia de la investigación en estos estudios;
así, Bolivia postula estos programas como aquellos que “brindan preparación para la
investigación original”487, Colombia enfoca el programa hacia la “formación de
investigadores a nivel avanzado”488, Chile habla de “estudios y de investigación”489
Reglamento General de Estudios de Postgrado. En Perú el artículo 13 de la Ley Universitaria. En Venezuela el
artículo 15 de la Resolución 49.
487
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 9.
488
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículo 13.
133
para describir el programa, Venezuela de “trabajos de investigación originales”490 y
España de “formación en técnicas de investigación”491.
Dentro de la definición también se plantea como objetivo la especialización tal
situación ocurre en España donde se busca la “especialización de estudios en”492 y
en Cuba que consagra como objetivo el proporcionamiento de “conocimiento
profundo y amplio en un campo del saber”493.
Bolivia, además, le imprime un enfoque social a la definición estatuyendo la
necesidad de preparar para “transformar realidades concretas locales, nacionales o
regionales”494.
PAIS
D
O
C
T
O
R
A
D
O
489
BOLIVIA
DEFINICION
* MAS ELEVADA FORMACION DE INVESTIGADORES
* GENERACION DE CONCIMIENTOS CON BASE EN EL DOMINIO DEL METODO CIENTIFICO, TRABAJO
DISCIPLINARIO O INTERDISCIPLINARIO EN TORNO A LA INVESTIGACION.
* PREPARACION PARA LA INVESTIGACION CON EL FIN DE GENERAR APORTES SIGNIFICATIVOS Y
TRANSFORMAR REALIDADES CONCRETAS LOCALES, NACIONALES Y REGIONALES.
(art.9 Reglam)
FORMACION DE INVESTIGADORES DE NIVEL AVANZADO TOMANDO COMO BASE LA DISPOSICION,
CAPACIDAD Y CONOCIMIENTOS ADQUIRIDOS POR LA PERSONA EN NIVELES ANTEIRORES DE
FORMACION. (art. 13 Ley 30/92)
COLOMBIA
ADQUISICION DE CAPACIDAD PARA REALIZAR Y ORIENTAR INVESTIGACIONES DE RECONOCIMIENTO
NAL E INTNAL (art. 1 Dec. 2791/94) PROGRAMAS QUE SE REALIZAN DESPUES DEL PREGRADO Y QUE
TIENEN A LA INVESTIGACION COMO FUNDAMENTO
(art. 12 ley 30/92)
Cfr. Chile: Ley Orgánica de la Enseñanza. Artículo 31
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 17.
491
Cfr. Ley Orgánica de reforma Universitaria Española. Artículo 31 numeral 1.
492
Cfr. Idem. Artículo 31.
493
Cfr. Resolución número 6/96 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación de Postgrado de la
República de Cuba. Artículos 45
494
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 9.
490
134
PAIS
CUBA
PROGRAMA QUE BUSCA:
* PROPORCIONAR CONOCIMIENTO PROFUNDO Y AMPLIO EN UN CAMPO DEL SABER
* ADQUIRIR CAPACIDAD PARA RESOLVER Y SOLUCIONAR PROBLEMAS CIENTIFICOS
INDEPENDIENTEMENTE (art.45 Res.6/96)
CHILE
PROGRAMA SUPERIOR DE ESTUDIOS Y DE INVESTIGACION, OBTENIENDO LA CAPACIDAD Y
CONOCIMIENTOS NECESARIOS PARA EFECTUAR INVESTIGACIONES ORIGINALES
(art. 31 Ley Organica de Enseñanza)
ECUADOR
D
O
C
T
O
R
A
D
O
DEFINICION
ESTUDIOS PARA EL DLLO DE LA CIENCIA, LA TECNOLOGIA, LAS ARTES Y HUMANIDADES EN LOS
NIVELES MAS AVANZADOS
(art.14 Reglam. Del
CONUEP)
* CURSOS O PROGRAMAS QUE BUSCAN ESPECIALIZACION DE ESTUDIOS EN UN CAMPO
CIENTIFICO, TECNICO Y ARTISTICO DETERMINADO
* BUSCA FORMACION EN TECNICAS DE INVESTIGACION
(art. 2 # 2 Real Dec. 778/98) (art. 31 Ley Organica de Reforma Universitaria)
ESPAÑA
PANAMÁ
* FORMAR NUEVOS INVESTIGADORES.
* PREPARAR EQUIPOS DE INVESTIGACION QUE PUEDAN AFRRONTAR CON ÉXITO EL RETO QUE
SUPONEN LAS NUEVAS CIENCIAS, TECNICAS Y METODOLOGIAS.
*IMPULSAR LA FORMACION DEL PROFESORADO.
* PERFECCIONAR EL DESARROLLO PROFESIONAL, CIENTIFICO, TECNICO Y ARTISTICO DE LOS
TITULADOS SUPERIORES.
(Prefacio Real Dec.
778/98)
* GRADO MAS ALTO QUE OTORGA LA UNIVERSIDAD DE PANAMA
* OBJETIVO: FORMACION PROFESIONALES CALIFICADOS EN DETERMINADA AREA CAPACES DE
APORTES ORIGINALES EN EL CAMPO DE ESPECIALIZACION
(art.9
Reglam)
PERÚ
NO HAY REGULACION
VENEZUELA
ESTUDIOS CON LA FINALIDAD DE CAPACITAR EN LA REALIZACION DE TRABAJOS INVESTIGATIVOS
ORIGINALES QUE CONSTITUYEN APORTES SIGNIFICATIVOS EN UN AREA ESPECIFICA DEL SABER.
(art.17 Res.49)
4.4.1 REQUISITOS DE ADMISION AL PROGRAMA DE DOCTORADO
Bolivia, Colombia, Cuba, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela contemplan como
requisito indispensable para la admisión a este tipo de estudios, la posesión de un
título profesional denomínese este, “Diploma académico de pregrado”495, “Título de
profesional”496, “Grado profesional”497, “Grado de Licenciado”498, “Título de tercer
nivel”499, “Título de licenciatura”500, “Titulo de Profesional” o “Grado académico de
495
Cfr. Idem. Artículo 13.
Cfr. Ley 30 de 1992 de la República de Colombia. Artículo 14.
497
Cfr. Decreto Ley 133 de la república de Cuba. Artículo 22.
498
Cfr. Chile: Ley Orgánica de la Enseñanza. Artículo 31
499
Cfr. Ecuador: Ley 16 RO/77. Mayo del 2000. Artículo 44.
500
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 10.
496
135
Bachiller”501, o “Título de licenciatura”502. Sin perjuicio de lo anterior, algunos países,
como Perú y Bolivia, consagran como requisito adicional la posesión de un grado
más elevado, como es el de Magister; otros, como Panamá y Chile lo consagran
como subsidiario y Cuba antepone el título de Doctor en determinada ciencia, al de
Doctor en ciencias.
Hay en la regulación de algunos países, una serie de requisitos adicionales. Tal es el
caso de Panamá que solicita, un promedio mínimo, conocimientos de informática y
suficiencia de español para extranjeros503; Cuba, que exige acreditar formación por
medio de la presentación de exámenes y probar importantes resultados científico –
técnicos504, además de la presentación de una serie de documentos505 y Bolivia que
por su parte requiere, el anexo de curriculum vitae y certificado de notas de
pregrado506.
España requiere la acreditación de un curriculum universitario científicamente
relacionado con el programa de doctorado o en caso contrario tener autorización de
la comisión de doctorado507, y prevé que cada universidad organice sus propios
requisitos de admisión508.
501
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria de la república de Perú. Artículos 18 y 24
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 3.
503
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 10.
504
Cfr. Decreto Ley 133 de la república de Cuba. Artículos 4, 20, 21 y 22.
505
Cfr. Cuba: Acuerdo 05.169.92
506
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 9.
507
Cfr. España: Real decreto 778/98. Artículo 5 numerales 1 y 2.
508
Cfr. Ley Orgánica Universitaria Española. Artículo 26.
502
136
PAIS
BOLIVIA
REQ. ADMISION
* TITULO MAGISTER
* DIPLOMA ACADEMICO DE PREGRADO
* CERTIFICADO DE NOTAS DE PREGRADO
* SOLICITUD DE ADMISION Y CURRICULUM VITAE
* SUPERAR PROCESO SELECCION
(art.13 num.2 Reglam)
DOCTORADO EN CIENCIAS MEDICAS:
REQ. GENERALES PARA DOCTORADO
* GRADO DE ESPECIALISTA (art.22 Reglam)
COLOMBIA
*
* TITULO PROFESIONAL O TITULO EN UNA DISCIPLINA ACADEMICA.
DE CADA INSTITUCION (art.14 Ley 30/92)
REQUISITOS
DOCTOR EN CIENCIAS DET. ESPECIALIDAD
MOD.
LIBRE:
Ser Profesional, Resultados importantes desde el punto de vista cientifico-técnico, Acreditar sólida formación por
exámenes,Carta de aprobación del Jefe de la Institucion que labore el aspirante, Resumen del trabajo que se pretende
defender y Aval de dos profesionales de reconocido prestigio en la especialidad, sobre el alcance y contenido del trabajo,
Curiculum vitae, Dictamen de aprobación del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente sobre el tema de la tesis.
CUBA
D
O
C
T
O
R
A
D
O
MOD. TIEMPO COMPLETO Y DEDICACION PARCIAL:
Ser Profesional, Máximo 35 años, excepcionalmente menor con autorización del Pleno de la Comisión Nacional de Grados
Cientificos, Resultados que demuestren capacidad de investigación y consagracion al trabajo cientifico, Aprobación y
compromiso del Jefe de la Institución donde labore el aspirante que facilite el cumplimiento de las actividades relacionadas
con el programa, Curriculum vitae, Aprobación de un examen de materias fundamentales.
(arts. 20 22 Dto-Ley 133) (Acuerdo 05.169.92)
DOCTOR EN CIENCIAS
CONTAR CON PREVIA AUTORIZACION EXPRESA DE LA COMISION NACIONAL DE GRADOS CIENTIFICOS, POSEER EL
GRADO CIENTIFICO DE DOCTOR EN CIENCIAS DE DETERMINADA ESPECIALIDAD, TENER UN RELEVANTE Y AMPLIO
AVAL CIENTIFICO CUYOS RESULTADOS HAYAN CONTRIBUIDO EN FORMA DESTACADA AL DLLO ECONOMICO SOCIAL
Y CIENTIFICO-TECNICO DEL PAIS, REMISION DE DOCUMENTACION RELACIONADA EN EL ACUERDO 05.169.92
(art. 4 Dto Ley 133)
CHILE
ECUADOR
* GRADO DE LICENCIADO O TITULO DE MAGISTER
(art. 31 Ley Organica de Enseñanza)
* TITULO DE TERCER NIVEL
(art. 44 ley 16 RO/77 mayo/2000)
*POSEER UN CURRICULUM UNIVERSITARIO CIENTIFICAMENTE RELACIONADO CON EL PROGRAMA DE DOCTORADO
O EN CASO CONTRARIO TENER AUTORIZACION DE LA COMISION DE DOCTORADO
(art. 5 # 1 Real Dto. 778/98)
ESPAÑA
*ADMISION SUJETA A CRITERIOS DE VALORACION DE MERITOS ESTABLECIDOS POR CADA UNIVERSIDAD.
(art. 5 # 2 Real Dto. 778/98)
*REQUISITOS ESPECIALES DE CADA INSTITUCION
(art. 26 Ley Organioca de Reforma Universitaria)
PANAMÁ
PERÚ
VENEZUELA
* TITULO LICENCIATURA O MAESTRIA
* REQUISITOS DE CADA PROGRAMA
* CONOCIMIENTOS BCOS EN INFORMATICA
SUFICIENCIA EN ESPAÑOL (PARA EXTRANJEROS)
* TRANSCRIPCION OFICIAL DE CREDITOS
* INDICE ACADEMICO MIN.1.75
* EXAMEN
(art. 10 Regam.)
* TITULO PROFESIONAL O GRADO ACADEMICO DE BACHILLER
* REQUISITOS CADA INSTITUCION
* TITULO MAGISTER
(art.18 y 24 Ley Univ.)
* TITULO DE LICENCIATURA (ESTUDIOS MÍN. DE 4 AÑOS O TITULO TÉCNICO CON CREDITOS SUFICIENTES O
EXPERIENCIA LABORAL)
(art.3 Res.49)
137
4.4.2 DURACION DEL PROGRAMA
Colombia, Venezuela, Ecuador, Cuba y Chile carecen de regulación respecto de la
duración y contenido del programa de Doctorado, por lo que se asume que se da
campo de regulación a las universidades, en desarrollo de su autonomía.
Los cuatro países restantes (Bolivia, España, Panamá y Perú) poseen una clara
regulación sobre el tema. Así, Bolivia establece una duración del programa en
términos de horas, estatuyendo dos mil ochocientas (2800)509. España y Panamá
presentan la medición en años, consagrando como limite mínimo, dos (2) años el
primero510 y como limite máximo, seis (6) años el segundo511. Finalmente, Perú prevé
una duración mínima de cuatro (4) semestres512.
4.4.3 CONTENIDO DEL PROGRAMA
El Doctorado comprende el desarrollo y ampliación de un determinado número de
créditos según la legislación de algunos de los países objeto de observación. Tal es
el caso de Bolivia donde se exige aprobar setenta (70) créditos, equivalente cada
509
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 18.
510
Cfr. España: Real decreto 778/98 en su artículo 2 numeral 2. Y Ley Orgánica Universitaria en su artículo 31
numeral 2.
511
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá. Artículo 11 literal f.
512
Cfr. Ley número 23733: Ley Universitaria de la república de Perú. Artículo 24.
138
uno a cuarenta (40) horas teórico - practicas513; Ecuador que solicita la realización de
noventa (90) créditos, correspondiente cada uno a dieciséis (16) horas lectivas514;
España que prevé la aprobación de treinta y dos (32) créditos, repartidos veinte (20)
en docencia y doce (12) en investigación515; y Panamá que requiere sesenta (60)
créditos, de los cuales uno equivale a treinta y seis (36) horas de clase516.
Finalmente, Venezuela requiere el desarrollo de cuarenta y cinco (45) créditos, cada
uno de los cuales comprende dieciséis (16) horas de clase517. Sobre este tema de
contenido del programa en créditos, la normatividad de Perú, Chile, Cuba, Colombia
y Venezuela consagran autonomía universitaria.
La distribución de créditos solo es regulada por tres de los países, con lo cual se
deduce la autonomía universitaria sobre el tema por parte de los restantes518. Así las
cosas, Bolivia permite la distribución de acuerdo a las necesidades, debiendo
incluirse actividades de proceso docente – educativo y tesis519; Ecuador solicita
incluir seminarios y materias, además de tesis520 y España regula el contenido
porcentual de los créditos, repartidos entre investigación, docencia y demás
actividades lectivas521.
513
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículos 17 y 19.
514
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículos 14 literal b y 23 literal ch.
515
Cfr. España: Real Decreto 778 de 1998. Artículos 6 literal a y b, y 3
516
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado. Artículos 11 y 12.
517
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 18.
518
Para Colombia ver observación realizada en las especializaciones para el tema de la distribución de créditos.
519
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado Expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia en 1999. Artículo 18.
520
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículos 14 literal b.
521
Cfr. España: Real Decreto 778 de 1998. Artículos 3 numeral 1.
139
PAIS
BOLIVIA
D
O
C
T
O
R
A
D
O
COLOMBIA
CONTENIDO Y DURACION PROGRAMA
TIEMPO
CREDITOS
1 CREDITO
40 Hs TEORICOPRACTICAS
(CLASES, ESTUDIOS
2800 Hs
PERSONALES,
ACADEMICAS (art.18
TRABAJOS EN
Reglam)
GRUPO,
INVESTIGACIONES,
70
LABORATORIOS,
(art.18 Reglam)
ETC.)
DISTRIBUIDAS EN
DOCTORADO EN
UN MODULO,
CIENCIAS MEDICAS:
SEMESTRE O
1.600 HORAS
PERIODO
ADICIONALES (art.22
ACADEMICO.
Reglam)
(art.19 Reglam)
LA ENTIDAD
AUTONOMAMENTE
ESTABLECE EL
NUMERO TOTAL DE
SEMANAS QUE
COMPRENDERAN EL
PERIODO LECTIVO
DEL PROGRAMA;
ADICIONALMENTE,
LA UNIDAD DE
CREDITOS SERA DE
UTILIZACION
FLEXIBLE Y
AUTONOMA POR
PARTE DE LAS
ENTIDADES
EDUCATIVAS
(Paragrafo 1 art.2 y
Considerandos
Proyecto Decreto, año
2001)
DISTRIBUCION CREDITOS
DISTRIBUCION DE ACUERDO A NECESIDADES
DE CADA PROGRAMA; INCLUYENDO
ACTIVIDADES DE PROCESO DOCENTEEDUCATIVO Y TESIS
(art.18
Reglam)
LA UNIDAD DE
CREDITOS
SERA DE
UTILIZACION
48 Hs TOTALES DE
UNA HORA DE ACOMPAÑAMIENTO DOCENTE
FLEXIBLE Y
TRABAJO
SUPONE TRES Hs DE TRABAJO INDEPENDIENTE
AUTONOMA
ACADEMICO DEL
DEL ESTUDIANTE; SE HABLA DE 12 Hs DE
POR PARTE DE ESTUDIANTE EN EL
ACOMPAÑAMIENTO DOCENTE Y 36 Hs DE
LAS ENTIDADES PERIODO LECTIVO
TRABAJO INDEPENDIENTE DEL ESTUDIANTE
(art.2 Proyecto de
EDUCATIVAS
(art.4 Proyecto Decreto, año 2001)
(Considerandos Decreto , año 2001)
Proyecto
Decreto, año
2001)
CUBA
NO HAY REGULACION
CHILE
NO HAY REGULACION DISPONIBLE
ECUADOR
ESPAÑA
NO SE REGULA EN
TIEMPO
90
(art. 14 lit. b.
Reglam de
CONUEP)
32 CREDITOS
MIN 20
CREDITOS EN
DOCENCIA (MIN.
15 EN
MIN. 2 AÑOS
SEMINARIOS Y
(art. 31 # 2 Ley
organica de Reforma CURSOS); MIN.
Universitaria) (art. 2 # 12 CREDITOS
EN
2 Real Dec. 778/98)
INVESTIGACION
(art. 6 lit a y b.
Real Dec.
778/98)
16 Hs DE DLLO
ACADEMICO
PRESENCIAL O
EQUIVALENTE
(art. 23 literal ch
Reglam. Del
CONUEP)
45 CREDITOS DE ESTUDIO Y 45 CREDITOS DE
TESIS. PARA LOS PRIMEROS HAY 3
ALTERNATIVAS:
*EN CURSOS
REGULARES DE POSTGRADO
*EN
SEMINARIOS, EN MODALIDAD ABIERTA DE
ESTUDIOS BAJO TUTORIA
*SE
ENTIENDEN CUMPLIDOS CON LA
PRESENTACIÓN DEL TITULO DE MAGISTER,
MAESTRO O MASTER EN LA CARRERA.
(art. 14 lit. b Reglam. del CONUEP)
10 Hr lectivas
(art. 3 #2 Real Dto
778/98)
DEBERÁ CONTENER: *CURSOS O SEMINARIOS
SOBRE CONTENIDO FUNDAMENTAL
*CURSOS O SEMINARIOS RELACIONADOS CON
METODOLOGÍA Y FORMACION EN TECNICAS DE
INVESTIGACION
*TRABAJOS DE
INVESTIGACION TUTELADOS
*CURSOS O SEMINARIOS RELACIONADOS CON
CAMPOS AFINES
(MIN. 3
CREDITOS CADA CURSO)
(art. 3 # 1 Real
Decreto 778/98)
140
CONTENIDO Y DURACION PROGRAMA
PAIS
D
O
C
T
O
R
A
D
O
TIEMPO
CREDITOS
1 CREDITO
DISTRIBUCION CREDITOS
PANAMÁ
MAXIMO 6 AÑOS
(art.11 lit.f Reglam)
60
(art.11 lit.a Reglam)
16 Hs DE CLASE
(16 SEMANAS)
O
32 - 48 Hs DE LAB.
(art.12 Reglam)
NO HAY REGULACION
PERÚ
MINIMO 4
SEMESTRES (art.24
Ley Univ.)
VEN
NO HAY
REGULACION
REGIMEN DE ESTUDIOS AUTONOMO
MINIMO 45
(ANTES DE LA
TESIS)
(art.18 lit.a Res.49)
1 H SEMANAL
(16
SEMANAS)
DE CLASE
TEORICA O A 2 Hs DE CLASE
PRACTICA O DE LABORATORIO
(art.26 Res.49)
(art.16 Ley Univ.)
SEGUN EL PLAN DE
ESTUDIOS DE CADA
INSTITUCION
(arts. 22 y 25 Res. 49)
4.4.4 REQUISITOS PARA LA OBTENCION DEL TITULO
Como denominador común en todas las legislaciones, se observa la necesidad de la
presentación, sustentación y aprobación de una tesis, con este carácter e
implicaciones522, a excepción de Venezuela y Bolivia que solo exigen un trabajo final
para efectos de la obtención del título523.
Otra de las exigencias para optar por el título, es haber aprobado el programa
respectivo, lo cual está expresamente consagrado en legislaciones como la de
Venezuela524, Panamá525, España526, Ecuador527, Chile528 y Bolivia529.
522
Cfr. En el artículo 13 de la ley 30 de 1992(Colombia). En los artículos 3 y 4 del Decreto Ley 133 (Cuba). En el
artículo 31 de la Ley Orgánica de la Enseñanza(Chile). En el artículo 14 literal ch del Reglamento del CONUEP
(Ecuador). En el artículo 31 de La ley Orgánica de Reforma Universitaria (España). En el artículo 11 del
Reglamento General de Estudios de Postgrado de la Universidad de Panamá. En el artículo 24 de la Ley
Universitaria (Perú).
523
Cfr. Artículo 9 del Reglamento General de Estudios de Postgrado expedido por el Congreso Nacional de
Universidad de Bolivia. Y En Venezuela el artículo 17 de la Resolución 49.
524
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 18, 19 y 27.
525
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado de la Universidad de Panamá. Artículo 11.
526
Cfr. España: Ley Orgánica de Reforma Universitaria. Artículo 31 numeral 3. Y Real Decreto 778/98. Artículo 1
numeral 1.
527
Cfr. Ecuador: Reglamento del CONUEP. Reformado de Postgrados. Artículo 14 literales b, c y ch.
141
Entre otros requerimientos, algunos países exigen un idioma adicional, caso de
Venezuela y Cuba, o dos idiomas, caso de Perú y Panamá530.
De manera particular, para la obtención del título de Doctor en ciencias de
determinada especialidad, se consagra en Cuba, como requisito complementario, la
aprobación de un examen de ciencias sociales y de la especialidad que se estudió531.
En Panamá se contempla la exigencia de un promedio mínimo y la realización de
doce (12) créditos en el plazo de un semestre532. En último lugar, Venezuela
reconoce a las instituciones educativas la prerrogativa de solicitar requisitos
adicionales533.
Finalmente, el título que se confiere a la persona, tiene la denominación de “Doctor”
en Bolivia, Colombia, Chile, España, Panamá, Perú y Venezuela; en Ecuador se
titula como “PhD”; y en Cuba se habla de “Doctor en ciencias” y “Doctor en ciencias
en determinada especialidad”, según sea el programa que se haya desarrollado534.
528
Cfr. Ley Orgánica de la Enseñanza. Artículo 31.
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado, expedido por el Congreso Nacional de Universidades de
Bolivia. Artículo 9.
530
Ver nota de pie de página anterior para cada uno de los países.
531
Cuba: Decreto Ley 133. Artículo 3. Y Acuerdo 05.169.92.
532
Cfr. Reglamento General de Estudios de Postgrado de la Universidad de Panamá. Artículo 11.
533
Cfr. Resolución 49 de 1996. República Bolivariana de Venezuela. Artículos 18, 19 y 27.
534
En Bolivia el artículo 18 del Reglamento General de Estudios de Postgrado. En Colombia el artículo 25 de la
ley 30 de 1992. En Cuba el artículo 3 del Decreto Ley 133. En Chile el artículo 31 de la Ley Orgánica de la
Enseñanza. En Ecuador el artículo 14 literal ch del Reglamento del CONUEP. En España los artículos 30 y 31 de
La ley Orgánica de Reforma Universitaria. En Panamá el artículo 11 del Reglamento General de Estudios de
Postgrado. En Perú el artículo 13 de la Ley Universitaria. En Venezuela el artículo 15 de la Resolución 49.
529
142
PAISES
REQ, OBTENCION TITULO
* SUSTENTACION Y APROBACION TESIS (APORTE ORIGINAL A LA CIENCIA Y SUS
APLICACIONES )
APROBACION PROGRAMA
(art.9 Reglam)
*
BOLIVIA
DOCTORADO EN CIENCIAS MEDICAS:
* REQ.
GRALES, TESIS DOCTORAL APROBADA EN NO MAS DE TRES AÑOS DESPUES DE
TERMINADA LA ESPECIALIZACION
(art.22 Reglam)
COLOMBIA
CUBA
D
O
C
T
O
R
A
D
O
SUSTENTACION Y APROBACION TESIS
(art. 13 Ley 30/92)
DOCTOR EN CIENCIAS DET. ESPECIALIDAD
EXAMENES CANDIDATO
b)Ciencias Sociales
c)Especialidad
APROBACION DE TESIS
(Acuerdo 05.169.92)
APROBACION
a)Idioma Extranjero
SUSTENTACION Y
(art.3 Dto-Ley 133)
DOCTOR EN CIENCIAS
APROBACION TESIS (art.4 Dto-Ley 133)
* ELABORACION, DEFENSA Y APROBACION TESIS
CHILE
* APROBACION PROGRAMA (art.31 Ley Organica de Enseñanza)
ECUADOR
SUSTENTACION Y APROBACION TESIS, APROBACION PROGRAMA , APROBACION
OTROS REQUISITOS INSTITUCIONALES. (art. 14 lit b, c y ch Reglam. Del CONUEP)
* TITULO DE LICENCIADO, ARQUITECTO, INGENIERO O EQUIVALENTE U
HOMOLOGADO
ESPAÑA
* SUSTENTACION Y APROBACION TESIS
* APROBACION PROGRAMA
3 Ley Organica de Reforma Universitaria)
PANAMÁ
PERÚ
VENEZUELA
(art. 1 # 1 Real Dec. 778/98) (art. 31 #
HABER MATRICULADO HASTA 12 CREDITOS SEMESTRALES, SUSTENTACIÓN Y
APROBACION TESIS, CUMPLIR CREDITOS, APROBACION PROGRAMA MAXIMO EN 6
AÑOS, INDICE NO INFERIOR 2.0, ACREDITAR DOS IDIOMAS EXTRANJEROS (SE
COMPRUEBA EN LOS PRIMEROS DOS AÑOS)
(art.11 Reglam)
APROBACION Y SUSTENTACION PUBLICA TESIS ORIGINAL Y CRITICA,
CONOCIMIENTO DOS IDIOMAS EXTRANJEROS
(art.24 Ley Univ.)
TESIS DOCTORAL APROBADA, REQUISITOS DE CADA INSTITUCION, CUMPLIR
CREDITOS MINIMOS, IDIOMA ADICIONAL AL ESPAÑOL
(arts.18,19
y 27 Res.49)
143
5. CONCLUSIONES
La coherencia legislativa analizada en el aparte correspondiente de este trabajo en
los países objeto de estudio, permite concluir que hasta cierto punto, cada uno de
ellos presenta un hilo conductor en los temas que regula, con pequeñas
particularidades que despiertan interés. Tal sería el caso de la falta de regulación
para los Post-Doctorados en Colombia, entre otros. Vale la pena resaltar el hecho de
que cuatro de los nueve países contemplan la sucesividad de los programas de
Postgrado, limitando el acceso a los mismos a aquellas personas que hayan
aprobado el programa inmediatamente inferior al que pretenden ingresar.
De otra parte, y todavía desde un punto de vista general, se concluye que todos los
países contemplan un margen de autonomía de las entidades educativas en
diferentes aspectos, aunque la mayoría de las veces estos se refieren a exigencias
adicionales a las legales para el ingreso a los programas, condiciones para el
ejercicio de la docencia adicionales también a lo legalmente establecido, y a lo
referente al sistema de créditos en cada programa (cantidad necesaria para aprobar
el programa y la distribución de su contenido).
En las legislaciones analizadas en el presente estudio, se encontró que algunos
países contemplan una definición general para los programas de Postgrado, y otros
no.
Entre aquellos que la consagran, el nivel o grado de diferencia entre sus
conceptos es mínimo, pues todos atienden a la misma idea general de que son
144
estudios posteriores a los de pregrado. Con respecto a las legislaciones que no
consagran una definición general, se considera que tal carencia no indica una
oposición manifiesta entre los ordenes jurídicos y por lo tanto remite a esquemas
generales de lo que comúnmente se entiende por este tipo de programas.
A semejanza de lo que ocurre en el término anterior, no todos los países contemplan
objetivos generales para este tipo de programas. Aquellos que sí los consagran
(Bolivia, Cuba, Ecuador y Venezuela), presentan como similitud la posible
categorización de los mismos, dependiendo del enfoque que presenten: individual
(perfeccionamiento de conocimientos y énfasis en investigación) o social (relación de
los estudios con el desarrollo del país y la problemática nacional). Los que no los
consagran, llevan al intérprete a una de dos posibilidades: acudir a la normatividad
más general (la Educación Superior), lo cual llevaría a decir que los programas de
Postgrado comparten los objetivos del Pregrado, como ocurre en Colombia y Perú; o
que sea necesario acudir a la legislación específica (cada programa de Postgrado en
particular) caso que se presenta en España, Chile y Panamá. En este contexto, se
considera que el grado de diferencia en el manejo del tema en los países bajo
análisis no presenta dificultad, ya que de una parte, es viable una categorización de
los objetivos en los países que los prevén, y de otra, se evidencia la posibilidad de
adaptación de aquellos que no los consagran.
De otra parte, en primera instancia, con o sin disposición legal explícita en ese
sentido, se encuentra en todos los países analizados, una clasificación de los
145
programas de Postgrado que los divide en dos, dependiendo de si otorgan o no
grado académico. Así, aunque todos contemplan esta división, se debe hacer
hincapié en que únicamente Ecuador y Bolivia incluyen al Diplomado como uno de
estos programas. Esta circunstancia frente a los demás países que lo consideran
como no conducente a tal grado, constituye una diferencia profunda y considerable
entre los sistemas educativos estudiados. Con respecto a los demás programas de
Postgrado (aquellos conducentes a grado académico), se encuentra en todos los
países total similitud en cuanto al ofrecimiento del programa de Doctorado; en las
Maestrías, la similitud es parcial aunque alta, ya que únicamente España omite
contemplarla en este grupo; las Especializaciones no son consagradas por Perú ni
Chile; y el único que ofrece Post-Doctorado es Colombia, sin siquiera regularlo más
allá de su definición.
El ofrecimiento de un programa de Postgrado en los países estudiados, supone el
sometimiento a un trámite de aprobación del mismo. Tal trámite presenta
características particulares en cada país, debido a la estructura propia del sistema de
Educación Superior contemplado, cuya razón de ser no es objeto de análisis en el
presente estudio. Sin perjuicio de lo anterior, y entendiendo esas particularidades en
los trámites como necesarias e inevitables, se encuentra como aspecto común a
todos los países, que siempre interviene en el proceso, aunque de variadas formas,
un organismo diferente a aquél que finalmente ofrece el programa al público. Esta
semejanza se ve matizada, por las diferentes características que presentan dichos
organismos en cada normatividad, siendo algunos estatales, colegiados, autónomos
146
y representativos de la comunidad universitaria; otros de carácter representativo
institucional, no de la comunidad universitaria; y otros internos de la entidad
educativa. La función que desempeña en el proceso este organismo, complementa el
matiz antes mencionado, dependiendo de si aprueba cada programa en particular, la
institución como tal (incluyendo sus programas) o si se limita al diseño de cada
programa. En este contexto, y en adición a lo anterior, cabe advertir que algunos
países consagran diversos tipos de trámites atendiendo a la naturaleza pública o
privada de la entidad, y otros a la individualización por tipo de programa o
generalización del trámite.
Es importante resaltar que todos los países prevén algún tipo de trámite para la
aprobación de programas de postgrado, y que, independientemente de las
diferencias antes señaladas, tal trámite constituye una importante similitud en la
medida en que refleja una vigilancia a la calidad en la educación por parte de cada
Estado. Tal como se explicó con anterioridad, las diferencias aunque evidentes y
significativas, no implican la contraposición de legislaciones estudiadas.
En este contexto, se encuentra que el trámite aludido consiste en la verificación de
requisitos que se consideran necesarios para dar la autorización de funcionamiento y
ofrecimiento del programa por parte de la entidad educativa. Todas las legislaciones
estudiadas, a excepción de Colombia en las Especializaciones, establecen tal tipo de
requerimientos. Aun cuando la regulación no es unánime, fue posible agrupar los
requisitos en todos los países de acuerdo a cinco diferentes categorías: relativos al
147
ejercicio de la docencia, requerimientos de infraestructura, la presentación de un plan
de estudios, capacidad financiera y relativos a la investigación. Todo lo anterior,
demuestra un mayor margen de similitud que de diferencias entre las legislaciones
analizadas.
En la mayoría de los países estudiados, aparece la universidad como institución
idónea para ofrecer este tipo de programas. No obstante lo anterior, Colombia,
Ecuador y Venezuela, admiten, concurrentemente con las universidades, la incursión
de otro tipo de entidades educativas en el ofrecimiento de programas de Postgrado.
Esta similitud entre las legislaciones analizadas se considera importante, pues refleja
unidad de criterio en cuanto a la clase de entidades consideradas idóneas para la
prestación del programa.
Como término de referencia que merece especial atención, se encuentran los
requisitos exigidos por ley para el ejercicio de la docencia en este tipo de programas.
Todas las legislaciones estudiadas regulan el tema, aunque cuatro de los nueve
países presentan una dualidad de régimen, dependiendo de si se trata de una
universidad pública o privada. En todo caso, se erige como nota común a la mayoría
de los países, la exigencia mínima, de presentar el mismo título del curso a dictar, o
incluso uno superior. El tema de la experiencia por parte del docente que pretenda
participar en un curso de Postgrado, se encuentra como similitud parcial entre los
países analizados, ya que no todas las legislaciones la contemplan como requisito
para el ejercicio de la docencia. Adicionalmente, cabe resaltar el contacto con la
148
investigación que se predica como necesario por parte del docente en algunas de las
normatividades estudiadas.
La posibilidad de que existan diferentes modalidades de asistencia en los programas
de Postgrado no está regulada en todos los países. Solamente cinco de ellos
consagran disposición al respecto, admitiendo la posibilidad de que estos programas
sean impartidos de diversas formas, tales como presencial, semipresencial, y a
distancia entre otras. Con respecto a ésta última modalidad, cabe anotar que aun sin
constituirse en una similitud generalizada entre las legislaciones estudiadas, se
considera importante por la proyección e implicaciones que desde el punto de vista
internacional, puede tener.
Antes de proferir una conclusión con respecto a los programas de Diplomado, es
necesario recordar y hacer hincapié en el hecho de que este tipo de programas
solamente son previstos como Postgrados conducentes a la obtención de grado
académico por dos de los nueve países analizados: Bolivia y Ecuador. Efectuando
una comparación entre las dos legislaciones, se encuentra que la primera (Bolivia)
regula con mayor detalle este programa, estableciendo más requisitos para el
ingreso al mismo, una duración específica para el mismo y una mayor intensidad
horaria para su aprobación.
similares.
Los demás aspectos regulados son en general
149
La Especialización es prevista como programa de Postgrado, en todas las
legislaciones estudiadas, a excepción de Chile y Perú. Característica común
preponderante en la normatividad de los países que sí la contemplan, es la omisión
del tema de la investigación en la definición del programa. Cabe resaltar el propósito
que consagran todos los países, en el sentido de perfeccionar con estos estudios los
conocimientos adquiridos en niveles anteriores, por lo cual exigen grado de
profesional para la admisión al programa. La duración y el contenido del mismo
presentan en cada país diferencias considerables que impiden hablar de algún tipo
de comparación. La intensidad horaria, cantidad de créditos y su equivalencia en
cada legislación es completamente diferente, a excepción de Venezuela y Panamá
que del cálculo de los créditos pueden llegar a presentar la misma intensidad horaria.
Finalmente, vale la pena resaltar la exigencia referente a la presentación de un
trabajo de grado como requisito para la obtención del título, contemplada por cuatro
países y omitida por tres.
El título que otorgan este tipo de estudios es
unánimemente denominado Especialista.
La Maestría no es contemplada en España como programa que conduzca a la
obtención de un grado académico. Perú la contempla pero no la define, mientras que
Chile la define sin enfocarla a la investigación, lo que sí hacen los demás países.
Todos los que la regulan exigen, para el ingreso al programa, la posesión de un título
profesional. La inclusión de la aprobación del programa y la presentación de un
trabajo final entre los requisitos para obtención del título no es generalizada; no se
establecen los mismos condicionamientos para concluir satisfactoriamente el
150
programa y obtener el título correspondiente, que por demás no es denominado de la
misma manera en todos los países, configurando un notable punto de divergencia
entre las legislaciones de los mismos. El sistema de créditos en este programa
tampoco es regulado de manera uniforme, e incluso se podría decir que ofrece tal
grado de disparidad, que cualquier tipo de comparación resulta compleja; tal como se
concluyó en el caso de la Especialización, la regulación de aspectos como la
intensidad horaria, la cantidad de créditos y su distribución de contenidos es
completamente diferente en cada una de las legislaciones analizadas.
El Doctorado es el único programa que es regulado en todos los países objeto de
estudio. Así, se contempla una explicación general sobre el mismo en la mayoría de
legislaciones, a excepción de Perú. Como semejanza, se debe destacar la
importancia y relevancia dada al aspecto investigativo desde la misma definición del
programa en los países que la contemplan. En este contexto, es indispensable para
la admisión al programa, la posesión de un título profesional, exigencia que en
algunos casos se ve incrementada, solicitando adicionalmente, bien sea de manera
subsidiaria, o necesaria, el grado de Magister. La regulación en este programa para
aspectos como el referente al sistema de créditos (equivalencias, distribución de
contenidos e intensidad horaria), sigue siendo dispareja entre países. Es pertinente
señalar la constante exigencia en todas las legislaciones de presentar, aprobar y
sustentar una tesis para la obtención del grado y título correspondiente. Por último,
se encuentra que en todos los países el título correspondiente es el de Doctor, salvo
en Ecuador, donde se denomina PhD.
151
Por último, pensando en una posible armonización de la legislación de postgrados,
se encuentran ciertos aspectos que se consideran sensibles en el marco de una
integración.
Así, en primera instancia, el trámite previsto en cada legislación para la aprobación
de los programas, tal como se indicó con anterioridad, aun presentando diferencias
entre los países, propende en cada uno de ellos por garantizar la calidad de la
Educación Superior. En este contexto, lo anterior se ve matizado por el mayor o
menor grado de autonomía que ostenten las instituciones educativas.
De la misma manera, cabe anotar la general uniformidad en la consagración
conceptual de los diferentes programas de Postgrado. Sin embargo, en el caso de
las Maestrías se observa que estas pueden tener un doble enfoque, que se
manifiesta en diferentes legislaciones: profesional o investigativa.
Finalmente, merece especial atención el sistema de créditos en las distintas
regulaciones, el cual presenta diferencias marcadas que limitarían el esfuerzo
armonizador mencionado.
152
6. FUENTES CONSULTADAS
6.1 FUENTES LEGISLATIVAS
BOLIVIA
Constitución Política de Bolivia de 1967, reformada en 1994.
Ley 1565 de 1994 de Reforma Educativa.
Reglamento general de Estudios de Postgrados, Expedido por el Congreso Nacional
de Universidades en 1999.
COLOMBIA
Constitución Política de la República de Colombia de 1991.
Ley 30 de 1992 que organiza el servicio público de Educación Superior.
Decreto 1975 de 1996 que regula los Doctorados.
Decreto 2791 de 1994 que regula los Doctorados.
Decreto 836 de 1994 que regula el programa de Maestrías.
Decreto 837 de 1994 que regula el Sistema Nacional de Información para pregrado y
Especialización.
Ley 115 de 1994 que es la Ley General de Educación.
Decreto 1475 de 1996 que modifica y adiciona los decretos 836 y 2791 de 1994.
CUBA
Constitución de Cuba de 1992.
Resolución número 6 de 1996 por la cual se profiere el Reglamento de la Educación
de Postgrado de la República de Cuba.
Decreto ley 133 que regula el Sistema Nacional de Grados Científicos.
CHILE
153
Constitución Política de Chile de 1980.
Ley 18.962, Ley Orgánica de la Enseñanza.
Decreto 225 de 1999 que crea la Comisión Asesora en Materia de Evaluación de
Calidad de Programas de Postgrado de Universidades.
Decreto con fuerza de ley número 50 del Ministerio de Educación.
ECUADOR
Constitución de Política de Ecuador de 1998.
Ley número 16 RO/77 de Mayo de 2000.
Reglamento a la Ley de Educación Superior; Decreto Ejecutivo número 883 RO/195
de Octubre de 2000.
Reglamento del CONUEP Reformado de Postgrados de 1999.
ESPAÑA
Constitución Española de 1978, reformada en 1992.
Ley 11 de 1983: Ley Orgánica de la Reforma Universitaria.
Real Decreto 778/98, que regula el tercer ciclo de estudios universitarios.
Real Decreto 557/97, que regula la creación y reconocimiento de universidades y
centros universitarios.
Decreto 1497/87, que regula las directrices de los planes de estudio.
PANAMÁ
Constitución de Panamá de 1994.
Reglamento General de Estudios de Postgrado en la Universidad de Panamá.
PERÚ
Constitución Política de Perú de 1993.
Ley número 23733; Ley Universitaria de 1983.
Ley número 23384; Ley General de Educación.
154
Ley número 26439; Crea el Consejo Nacional para la Autorización de
Funcionamiento de Universidades CONAFU de 1995.
Decreto Supremo número 001-98-ED.
Decreto Supremo número 016-98-ED.
Decreto Supremo número 004-97-ED.
VENEZUELA
Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999.
Resolución número 49 referida a la normativa general de Estudios de Postgrado.
Ley Orgánica de Educación de Julio de 1980.
6.2 FUENTES DE INTERNET
ORGANISMOS INTERNACIONALES
www.oas.org, Organización de Estados Americanos (OEA).
www.unesco.org, United Nations Educational Scientific and Cultural Organization
(UNESCO).
www.iadb.org, Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
www.campus-oei.org, Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
www.cab.int.co, Convenio Andrés Bello (CAB).
www.worldbank.org, Banco Mundial (BM).
BIBLIOTECAS JURIDICAS INTERNACIONALES
www.georgetown.edu/pdba, Universidad de Georgetown.
www.lib.uchicago.edu/~llov/forintlaw.html, Universidad de Chicago, Biblioteca
Jurídica Internacional.
www.law.cornell.edu/world/samerica.html, Universidad Cornell, Biblioteca Jurídica de
Suramérica.
www.bu.edu/lawlibrary/reaserch/int/foreign, Universidad de Boston, Biblioteca
Jurídica Internacional.
MOTORES DE BUSQUEDA ESPECIALIZADOS
www.latinworld.com, Página Gobiernos Latinoamérica.
www.leylatina.com, Legislación de América Latina.
155
www.cajpe.org.pe, Comisión Andina de Juristas.
www.natlaw.com/database.htm, National Law Center for Inter-American Free Trade.
PAGINAS BOLIVIA
www.jurisbol.com, Legislación Boliviana.
www.congreso.gob.bo, Congreso de la República de Bolivia.
PAGINAS COLOMBIA
www.juriscol.banrep.gov.co, Legislación Colombiana, Banco de la República.
www.icfes.gov.co, Instituto Colombiano de Fomento a la Educación Superior de la
República de Colombia (ICFES).
www.dane.gov.co, Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas de la
República de Colombia.
PAGINAS CUBA
www.cubagob.cu, Gobierno República de Cuba.
www.mes.edu.cu, Ministerio de Educación Superior, República de Cuba.
www3.cuba.cu/educacion/php, Legislación Cubana.
www.cubaweb.cu, Legislación Cubana.
PAGINAS CHILE
www.estado.gov.cl, Gobierno República de Chile.
www.congreso.cl, Congreso República de Chile.
PAGINAS ECUADOR
www.congreso.gov.ec,
www.inec.gov.ec, Universidad Central del Ecuador.
www.lahora.com.ec, Periódico La Hora, Archivo Jurídico, Ecuador.
PAGINAS ESPAÑA
www.mec.es, Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, España.
www.iurislex.org, Motor de Búsqueda Legislación Española.
www.mpr.es, Ministerio de la Presidencia, Legislación Española.
PAGINAS PANAMA
www.pa/educa/index.html, Página de la República de Panamá.
www.educación.gob.pa, Ministerio de Educación-2000, República de Panamá.
www.inaforp.edu.pa, Instituto Nacional de Formación Profesional de Panamá.
156
PAGINAS PERU
www.minedu.gob.pe, Ministerio de Educación, Gobierno República del Perú.
www.asesor.com.pe/teleley, Legislación Peruana.
www.congreso.gob.pe, Congreso de la República del Perú.
PAGINAS VENEZUELA
www.todoenleyes.com, Legislación Venezolana.
6.3 FUENTES BIBLIOGRAFICAS
BARQUIN ALVAREZ, MANUEL: “Educación Superior y Constitución”, Memoria del
Seminario Universidad y Proyecto Nacional en América Latina. Unión de
Universidades de América Latina. México, 1988.
CAMPO CABAL, ALVARO y BERNAL, HENRY YESID: Educación Superior y
Acreditación en los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés
Bello. Bogotá, 1999.
CARO, BLANCA LILIA: Autonomía y Calidad: Ejes de la Reforma de la Educación
Superior en Colombia. Universidad de los Andes. Bogotá, 1993.
CONVENIO ANDRES BELLO E INSTITUTO UNIVERSITARIO ORTEGA Y GASSET:
La Reforma de la Universidad Pública de Bolivia. Convenio Andrés Bello e Instituto
Universitario Ortega y Gasset. Bogotá, 1998.
CONTRERAS NIETO, MARIA ANDREA y CAMPO CABAL, ALVARO:
Caracterización Normativa y Análisis Comparativo a partir de la Legislación Nacional
de los países miembros del Convenio Andrés Bello. Convenio Andrés Bello. Bogotá,
2000.
CHAVES DE REZENDE MARTINS, RICARDO: “Evaluación de Programas de
Postgrado. Modelos y Prácticas”, Ciencia, Educación Superior y Desarrollo en
América Latina. Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo. Benjamín
Álvarez Paz Buttedahl Editores. 1991.
FORO UNIVERSITARIO JAVERIANO: “Libertad de Enseñanza – Autonomía
Universitaria; Control oficial”, Memorias Foro Universitario Javeriano. Bogotá,
Octubre 30 de 1979.
GONZALEZ, LUIS E., “El Desarrollo de la Educación en Chile”, Revista de Educación
Superior y Sociedad de la UNESCO, Vol. 10. Número 1. Año 1999 .
157
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS: Sistemas Educativos
Nacionales - Bolivia, Red Quipú. Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS: Sistemas Educativos
Nacionales - Colombia, Red Quipú. Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS: Sistemas Educativos
Nacionales - Cuba, Red Quipú. Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS: Sistemas Educativos
Nacionales - Ecuador, Red Quipú. Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
ORGANIZACIÓN DE ESTADOS IBEROAMERICANOS: Sistemas Educativos
Nacionales - Perú, Red Quipú. Organización de Estados Iberoamericanos (OEI).
VIRREIRA IPORRE, MARIO, “Universidades privadas en Bolivia”, Revista de
Educación Superior y Sociedad de la UNESCO, Vol. 8. Número 1. Año 1997 .
158
7. ANEXOS
#"MATRIZ REGULACION ASPECTOS GENERALES PROGRAMAS DE
POSTGRADO.
#"MATRIZ REGULACION PROGRAMAS DE POSTGRADO POR PAIS.
#"MATRIZ REGULACION PROGRAMAS DE POSTGRADO POR TIPO DE
ESTUDIO.
#"CUADRO COMPARATIVO SOBRE APROBACION DE PROGRAMAS DE
POSTGRADO.
Descargar