Ley General de El Supuesto

advertisement
Los miembros del Consejo General de El Supuesto, en uso de las facultades conferidas por el Decreto del 20 de mayo del 2015 expedido por el Consejo Editorial de El Supuesto, promulgamos la siguiente Ley General de El Supuesto 1.De la integración del Consejo General de El Supuesto, de los reglamentos operativos de cada consejo editorial, de los cargos y de sus ocupantes 1.1.
El Consejo General de El Supuesto es un organismo compuesto por el Consejo Editorial de El Supuesto, el Consejo Editorial de El Obelisco y el Comité de Vigilancia. 1.2.
Se reconocen los reglamentos operativos de ambos consejos editoriales, así como los cargos postulados por estos reglamentos y sus ocupantes de acuerdo a los propios procedimientos de elección de cada consejo editorial. 1.3.
El Consejo Editorial de El Supuesto se dedica a la publicación del periódico, El Supuesto, así como a la actualización del portal electrónico ElSupuesto.com. 1.4.
El Consejo Editorial de El Obelisco se dedica a la publicación del suplemento cultural, El Obelisco, así como a la actualización del portal electrónico ObeliscoCultural.com. 2.
Del Código de Ética, del Comité de Vigilancia y del Defensor del Lector 2.1.
Los integrantes del Consejo General de El Supuesto se someten al Código de Ética promulgado el 8 de julio del 2015, así como a sus posteriores modificaciones de acuerdo a las reglas de votación estipuladas en esta misma ley. 2.2.
Para la vigilancia del correcto actuar de ambos consejos editoriales, queda instaurado el Comité de Vigilancia. 2.3.
El Comité de Vigilancia se compone de dos miembros nombrados por el Consejo Editorial de El Supuesto, dos miembros nombrados por el Consejo Editorial de El Obelisco y un Defensor del Lector nombrado de común acuerdo por ambos consejos editoriales. 2.4.
El Comité de Vigilancia tiene las funciones de: a) vigilar la correcta aplicación del Código de Ética en todas las publicaciones del organismo, b) servir de consejo consultivo para los directores editoriales de ambos consejos, c) emitir resoluciones y recomendaciones que pueden ser presentadas en no más de 600 palabras por número impreso y sin límite de palabras en los portales electrónicos, d) enterarse de cualquier conflicto dentro de los consejos editoriales y e) resolver como última instancia cualquier problema de interpretación y ejecución de la presente ley, del código de ética y de los reglamentos operativos. 2.5.
El Defensor del lector tiene las funciones de: a) presidir las reuniones del Comité de Vigilancia, b) recibir las quejas de lectores de El 3.
Supuesto y El Obelisco, c) presentar un resumen de las quejas en no más de 600 palabras por número impreso y sin límite de palabras en los portales electrónicos, d) representar a los lectores ante controversias con cualquiera de los consejos editoriales. De las votaciones del Consejo General y de sus consejos editoriales 3.1.
La votación para la modificación de esta ley puede ser convocada por cualquiera de los directores editoriales. 3.2.
Las votaciones para la modificación de los reglamentos operativos de cada consejo editorial pueden ser convocadas por su respectivo director editorial. 3.3.
Tres miembros de cualquier consejo editorial pueden obligar a su Director Editorial a convocar a una votación. 3.4.
Toda votación para que sea oficial debe ser convocada por: correo electrónico, grupo de whatsapp en el que se encuentren incluidos todos los miembros con capacidad para votar o grupo de discusión privada en Facebook en el que se encuentren incluidos todos los miembros con capacidad para votar. 3.5.
Para que sea considerada una votación oficial de acuerdo a esta ley, debe dejarse estipulado en el mensaje o convocatoria con el texto en mayúsculas: VOTACIÓN OFICIAL. 3.6.
El voto se puede ejercer: 3.6.1.
De forma secreta en hojas foliadas a través de la urna de votaciones localizada en el cubículo y dejando su firma en el registro de votantes 3.6.2.
De forma semisecreta enviando el voto al correo electrónico del director editorial que convocó la votación 3.6.3.
De forma pública a través del grupo de whatsapp o grupo de facebook que haya sido usado para notificar la convocatoria. 3.7.
El cómputo de votos dentro del Consejo General lo realiza el Director Editorial de El Supuesto con un miembro de cada uno de los consejos editoriales como escrutadores. Una vez de acuerdo los tres en el resultado de la votación, el Director Editorial de El Supuesto comunica el resultado de la misma al resto de los miembros del Consejo General por los mismos medios por los que se convocó la votación. 3.8.
El computo de votos dentro de los consejos editoriales lo realiza el director editorial pertinente con un miembro de su consejo como escrutador. Una vez de acuerdo los dos en el resultado de la votación, el director editorial pertinente comunica la declaratoria del resultado de la misma al resto de los miembros de su consejo por los mismos medios por los que se convocó la votación. 3.9.
En caso de haber controversia sobre el resultado de alguna convocatoria entre los encargados del computo de votos, se nombran dos escrutadores más de entre los miembros con capacidad para votar en dicha convocatoria y su decisión se vuelve inapelable. 3.10.
Las votaciones tienen el término que se estipule en su convocatoria, que no puede ser menor a 48 horas. 3.11.
4.
5.
El resultado de las votaciones se da por mayoría relativa que es la mitad más uno del total de votos posible. 3.12.
Si se alcanza la mayoría relativa con votos de forma pública, se termina la votación y se declara el resultado. 3.13.
La declaratoria del resultado de la votación es un acto de promulgación de dicho resultado. 3.14.
Los encargados del computo de votos tienen la obligación de archivar en la oficina de El Supuesto las pruebas sobre la votación computada. 3.15.
Se puede revestir cualquier votación de formalidad, imprimiendo el resultado de la votación para ser sancionado con la firma de los miembros votantes. 3.16.
En caso de que una votación del Consejo General tenga votos en contra de todos los miembros de alguno de los consejos editoriales, dicha votación queda anulada. Del uso de la oficina 4.1.
El uso principal de la oficina debe de ser para la publicación del periódico y del suplemento cultural. 4.2.
Los miembros de ambos consejos editoriales pueden usar la oficina para otras tareas, siempre y cuando no obstruyan el trabajo relacionado con el uso principal. 4.3.
Debido al alto volumen de contenido manejado por el Consejo Editorial de El Supuesto, tendrá éste siempre preferencia para el uso de la oficina. 4.4.
Es responsabilidad de ambos directores editoriales el establecer las fechas de publicación en conjunto para que el uso de la oficina se pueda dar de manera adecuada. 4.5.
Todos los miembros ocupantes de cargos oficiales dentro de ambos consejos editoriales tienen derecho a una llave de la oficina. El control de las copias de las llaves y sus portadores lo deben llevar los dos directores editoriales. De la representación pública del Consejo General de El Supuesto y sus publicaciones, y de la relación con la universidad. 5.1.
La representación pública ante el alumnado, ante las autoridades del ITAM y ante la opinión pública en general corre a cargo del Director Editorial de El Supuesto. 5.2.
Para cuestiones limitadas al suplemento cultural, El Obelisco, la representación pública mencionada en el artículo anterior corre a cargo del Director Editorial de El Obelisco. 5.3.
En eventos públicos siempre se tratará de que asistan ambos directores editoriales. Cuando esto no sea posible, tendrá preferencia el Director Editorial de El Supuesto. 
Descargar