V-LORCA

Anuncio
TEMA V
FEDERICO GARCÍA LORCA
La casa de Bernarda Alba
Introducción.- Junto con Valle-Inclán, es el autor español del teatro anterior al 36 más apreciado
por la crítica y la investigación académica
- la bibliografía es apabullante; consultar los repertorios bibliográficos incluidos
en los números del Boletín de la Fundación García Lorca.
- En su momento fue más valorado como poeta, salvo durante el período 1932-1935:
primeros éxitos teatrales, viaje triunfal a Buenos Aires...
- su vocación teatral fue una constante desde su juventud, pero se acrecentó
con el paso de los años, especialmente durante el período republicano.
* Gómez Torres: "Lorca no fue un poeta lírico convertido en dramaturgo, sino
un escritor entregado a la creación teatral en todos sus sentidos: como actor,
director, escenógrafo, adaptador de teatro clásico, etc. Su experiencia dentro de La
Barraca, en contacto directo con el público, solucionando día a día problemas de
puesta en escena, le otorgaría una visión completa del hecho teatral desde su doble
vertiente de texto y espectáculo. Tales conocimientos prácticos vinieron a sumarse
a una larga investigación cuyos orígenes se remontan a los inicios de su actividad
creadora".
* Mariano de Paco: “Lorca piensa en el teatro incluso cuando escribe poesía.
Una lectura de su obra poética desde esta perspectiva enriquece la visión de su
concepto de lo dramático. Muchos de los poemas de la producción lírica lorquiana
son dialogados y en no pocos observamos construcción dramatúrgica porque
plantean un conflicto entre personajes que, en ocasiones, goza de un esquemático
desarrollo de trama con su peripecia y catástrofe final. Pero lo más significativo es
que gran parte de su expresión lírica en verso se dirige a un receptor ficcional (un
público) hacia quien el sujeto poético emite su mensaje, bien para hacerle partícipe
de un desahogo expresivo, bien para describirle una escena o para narrarle una
historia.”
- Tuvo graves problemas para dar a conocer el conjunto de su producción dramática
dado el carácter vanguardista y polémico de algunas de sus obras
- por primera vez, el conjunto de su obra dramática se ha representado en los
años ochenta (iniciativa del Centro Dramático Nacional, especialmente), pero es
poco probable que algunos de sus títulos se incorporen con facilidad al repertorio de
los clásicos habituales en nuestras carteleras
- sus obras más destacadas continúan en los grandes repertorios del teatro
occidental; múltiples traducciones acompañadas de un interés constante por parte
58
de la crítica (hay una inmensa bibliografía acerca de Lorca)
- esta circunstancia tuvo una nueva evidencia con motivo del centenario de
su nacimiento (1998).
- En la actualidad se ha equiparado, en lo que respecta a la crítica y la recepción, su
faceta dramática con la poética.
- Trayectoria biográfica: se ha creado una "leyenda" en torno a Lorca, presente
también en múltiples trabajos sobre él:
- "Leyenda" favorecida, básicamente, por:
- las circunstancias trágicas de su muerte
- su juventud y vitalismo
- su homosexualidad
- ciertas fases de su poesía
- su éxito social.
- Ian Gibson gracias a su exhaustivo estudio sustituyó la "leyenda" por la
biografía:
- explica las razones concretas de su muerte y las contextualiza en el
marco de la guerra civil
- profundiza en las repercusiones vitales y literarias de su
homosexualidad
- muestra la incomodidad de Lorca ante ciertas fases de su poesía
- matiza el éxito social de Lorca; compatible con numerosos problemas
para llegar a amplios sectores del público
- pormenoriza el intenso trabajo del autor, mucho más serio y
consciente que la imagen demasiado "poética" dada por algunos críticos.
- Al igual que Valle Inclán, su teatro es un ejemplo de constante búsqueda y
renovación
- no es casual que los dos grandes renovadores provengan de otros géneros
literarios, donde esa misma renovación ya se había dado con más éxito.
- Lorca mantiene una actitud de rechazo frente al teatro mayoritario o comercial de la
época consumido por un público también a menudo criticado
- suele escribir al margen del mismo, aunque en determinadas obras acepta
una expresión teatral más "ortodoxa"
- "Esto de tratar empresarios es de lo más repugnante del mundo porque
todos son unos bestias. El teatro de España está hoy en manos de la peor gentuza,
tanto como cómicos como autores. Nada vale nada, y naturalmente, lo bueno ha de
luchar extraordinariamente para salir a flote" (1926).
- En 1933 define el teatro español como "un teatro de y para puercos. Así, un
teatro hecho por puercos y para puercos".
- "Hay que pensar en el teatro del porvenir. Todo lo que existe ahora en
España está muerto. O se cambia el teatro de raíz o se acaba para siempre. No hay
otra solución" (Lorca)
59
- "El teatro se debe imponer al público y no el público al teatro" (Lorca)
- comparte la opinión de Valle Inclán acerca del público coetáneo: "El
teatro no es un arte individual (...) Sin un gran pueblo, imbuido de comunes ideales o
dolores, no puede haber teatro (...) El sentimiento de los espectadores crea la
comedia y aborta al autor dramático. ¿Quiénes son espectadores de las comedias?
Padres honrados y tenderos, niñas idiotas, viejas con postizos, algún pollo majadero
y un forastero. Los mismos que juegan a la lotería en las tertulias de la clase media.
Por eso los autores de comedias -desde Moratín hasta Benavente- parecen nacidos
bajo una mesa de camilla. Son fetos abortados en una tertulia casera. En sus
comedias están todas las lágrimas de la baja y burguesa sensibilidad madrileña"
(Valle-Inclán).
- Esta actitud de rechazo desborda lo "temático" para centrarse en la tan necesaria
renovación formal reclamada por los sectores más vanguardistas a partir de los
años veinte
- incorpora lo surrealista, lo simbolista, las marionetas, la farsa y, sobre todo,
lo poético para combatir el prosaísmo imperante
- es poesía del teatro, no una puesta en escena de versos, sino un concepto
poético de lo que es teatro
- la variedad de estilos que Lorca emplea muestra una voluntad constante de
experimentar sobre los mismos temas
- es un dramaturgo con conciencia de lo plástico, de lo que tiene el teatro de
espectáculo, de la teatralidad misma.
- Esta actitud renovadora y polémica le lleva a resultados muy desiguales y
heterogéneos, al igual que en la poesía
- siempre interesantes para la crítica, pero no tanto para el público hasta el
período 1932-1935.
- Es un teatro relativamente aislado, único; no tiene precursores inmediatos y no ha
dejado ninguna escuela de seguidores directos, aunque sí cabe hablar de
influencias.
* G. Edwards: "Queriendo rescatar al teatro de una mediocridad tan
profundamente arraigada en él, Lorca, siguiendo el ejemplo de Valle-Inclán, creó
una obra dramática que, aunque diferente de éste, fue escrita en gran medida en
oposición al drama popular de los años 20 y 30 y cuya característica esencial
consistía en su originalidad y en el constante deseo de experimentación con que fue
creada".
* García Lorca: "Yo no hablo esta noche ni como autor, ni como poeta, ni
como estudiante sencillo del rico panorama del hombre, sino como ardiente
apasionado del teatro y de su acción social. El teatro es uno de los más expresivos y
útiles instrumentos para la edificación de un país y el barómetro que marca su
grandeza y su descenso. Un teatro sensible y bien orientado en todas sus ramas,
desde la tragedia al vodevil, puede cambiar en pocos años la sensibilidad del
pueblo; y un teatro destrozado, donde las pezuñas sustituyen a las alas, puede
60
achabacanear y adormecer a una nación entera.
El teatro es una escuela del llanto y de la risa y una tribuna libre donde los
hombres pueden poner en evidencia morales viejas o equívocas y explicar con
ejemplos vivos normas eternas del corazón y del sentimiento del hombre.
Un pueblo que no ayuda y no fomenta su teatro, si no está muerto, está
moribundo; como el teatro que no recoge el latido social, el latido histórico, el drama
de sus gentes y el color genuino de su paisaje y de su espíritu, con risa o con
lágrimas, no tiene derecho a llamarse teatro, sino sala de juego o sitio para hacer
esa horrible cosa que se llama 'matar el tiempo,. No me refiero a nadie ni quiero herir
a nadie; no hablo de la realidad viva, sino del problema planteado sin solución.
Yo oigo todos los días, queridos amigos, hablar de la crisis del teatro, y
siempre pienso que el mal no está delante de nuestros ojos, sino en lo más oscuro
de su esencia; no es un mal de flor actual, o sea de obra, sino de profunda raíz, que
es, en suma, un mal de organización. Mientras que actores y autores estén en
manos de empresas absolutamente comerciales, libres y sin control literario ni
estatal de ninguna especie, empresas ayunas de todo criterio y sin garantía de
ninguna clase, actores, autores y él entero se hundirán cada día más, sin salvación
posible" (Charla sobre teatro, 1935).
- De entre su producción dramática, el mayor eco de crítica y público corresponde a
las tres últimas tragedias (Yerma, Bodas de sangre y La casa de Bernarda Alba),
que se han convertido en obras clásicas
- supera la fase de estricta renovación formal y vanguardista, aunque no
prescinde de la misma
- se decanta como dramaturgo sin abandonar su faceta poética
- incorpora más directamente una realidad humana e histórica, sin abandonar
la interpretación "universal" de unos conflictos dramáticos que, como los de la
tragedia clásica, aún siguen interesando.
* García Lorca: "Este concepto del arte por el arte es una cosa que sería cruel
si no fuera afortunadamente cursi. Ningún hombre verdadero cree ya en esta
zarandaja del arte puro, arte por el arte mismo.
En este momento dramático del mundo, el artista debe llorar y reír con su
pueblo. Hay que dejar el ramo de azucenas y meterse en el fango hasta la cintura
para ayudar a los que buscan las azucenas. Particularmente, yo tengo un ansia
verdadera por comunicarme con los demás. Por eso llamé a las puertas del teatro y
al teatro consagro toda mi sensibilidad" (1936).
- confluye un creciente pesimismo y preocupación -por razones históricas y
personales- con un acercamiento a los modelos trágicos clásicos, que Lorca
pretendió revitalizar
- especialmente, en Yerma y Bodas de sangre.
* Josephs & Caballero: "El teatro de Lorca va de la heterodoxia hacia la
ortodoxia, lo que no significa un paso atrás sino más bien una depuración de la obra.
Lorca experimenta de tal manera que en pocos años parece llegar a comprender
que la experimentación por la experimentación, así como el arte por el arte, no lleva
61
en sí a otra cosa que a la destrucción de lo que es el teatro. Y como comprende
perfectamente que lo que vale es la representación misma, lo que tiene el teatro de
mimesis o de imitación, cambia la trayectoria para experimentar ya con los géneros
más universales y más típicos como son la tragedia (Bodas..., Yerma), el drama de
costumbres (Doña Rosita la soltera) y el drama (La casa de Bernarda Alba)".
- Según Ruiz Ramón, en las tres tragedias, aunque algunos críticos consideren que
la última es un "drama", de Lorca hay un conflicto básico:
A) individuos que siguen los dictados de sus propias naturalezas e instintos
vs.
B) las fuerzas de la tradición y de los convencionalismos
- las obligaciones impuestas por los padres y la sociedad, el honor y la
reputación familiar
B sirve de obstáculo dramático y finalmente destruye a A.
* Ruiz Ramón: "El universo dramático de Lorca, como totalidad y en cada una
de sus piezas, está estructurado sobre una sola situación básica, resultante del
enfrentamiento conflictivo de dos series de fuerzas que, por reducción a su esencia,
podemos designar principio de autoridad y principio de libertad. Cada uno de estos
principios básicos de la dramaturgia lorquiana, cualquiera que sea su encarnación
dramática -orden, tradición, realidad, colectividad, de un lado, frente a instinto,
deseo, imaginación, individualidad de otro- son siempre los dos polos
fundamentales de la estructura dramática".
* Ruiz Ramón: "La acción de La casa de Bernarda Alba transcurre en un
espacio cerrado, hermético, y está enmarcada por la primera y última palabra que
Bernarda pronuncia: silencio. Del primero al último silencio impuesto por la voluntad
de Bernarda se desarrolla el conflicto entre dos fuerzas mayores: el principio de
autoridad encarnada en Bernarda y el principio de libertad representado por las
hijas".
LA CASA DE BERNARDA ALBA
- J. Forradellas: "Cuando en marzo de 1945 se estrenó La casa de Bernarda Alba en
el Teatro Avenida de Buenos Aires, hacía ya nueve años que su autor había muerto.
De sus compatriotas, únicamente los exiliados pudieron asistir a aquellas
representaciones. En España sólo se pudo leer con muchas dificultades, porque se
prohibió la edición argentina. Hubo que esperar a 1954 para que viera la luz aquí,
incluida en unas Obras Completas, en una edición de 'las de Aguilar', lejos de la
economía de los lectores que pudiéramos llamar normales. Sirvió, sin embargo, para
que el grupo aficionado 'La Carátula' la representase en función única, sin que la
62
prensa lo reseñase. Habían pasado dieciocho años de la muerte del autor"
Tema central y motivos:
- El tema central de la obra es el enfrentamiento entre una moral autoritaria,
rígida y convencional (representada por Bernarda) y el deseo de libertad
(encarnado por Mª Josefa y Adela).
- Ricardo Doménech: "Lo que García Lorca nos presenta en escena
es un problema de libertad, o, por mejor decir, de ausencia de libertad, y ello
mediante esta colisión entre el mundo de Bernarda -que es una sociedad
petrificada, rígida, inflexible- y el mundo de Adela, que es la naturaleza misma ante
ese elemento catalizador que es Pepe el Romano".
- Entre los temas secundarios o motivos sobresalen:
a) el amor sensual y la búsqueda del varón
b) la hipocresía (el mundo de las falsas apariencias)
c) los sentimientos de odio y de envidia
d) la injusticia social
e) la marginación de la mujer
f) la honra.
Desarrollo del tema central:
- El autoritarismo de Bernarda Alba se manifiesta ya en su primera
intervención, está presente en las últimas palabras que pronuncia y constituye una
constante de su actitud y de su carácter.
- El deseo de libertad y el impulso amoroso de Adela son más fuertes que su
temor a la autoridad materna
- desde el comienzo de la obra Adela, la menor de las hijas, manifiesta
su rebeldía:
- lleva un abanico de flores rojas y verdes en lugar del abanico
negro
- se prueba su vestido verde rompiendo así el luto (cfr. valor
simbólico de los colores)
- expresa sus deseos de libertad y su decisión de romper con
las normas impuestas por Bernarda
- pero el tiempo de la libertad de Adela es efímero
- con el suicidio de Adela -último signo de rebelión en defensa de una
libertad imposible- se ciega para sus hermanas el camino de la libertad
- quizá Lorca nos ofrezca una reflexión sobre la frustración del
ser humano: el hombre que aspira a ser libre y a gozar con plenitud de la vida y del
amor se ve condenado por su sociedad.
- Mª Josefa da cauce a su rebelión a través de la locura, única vía de escape
63
para un personaje maltratado y enclaustrado en una habitación.
* La opresión y el autoritarismo de Bernarda provoca dos respuestas,
estériles, en búsqueda de la libertad:
a) la locura de Mª Josefa y
b) el suicidio de Adela, forma extrema de la rebelión y única que trágicamente
pone en cuestión el universo jerárquicamente estructurado de la obra.
* Se nos revela la lucha que se desarrolla dentro del ser humano entre dos
tendencias opuestas:
a) la de obedecer la norma moral y social a costa de vivir en la tristeza y en la
frustración y
b) la de rebelarse y buscar una libertad de vida, una libertad amorosa, cuyo
fin es la marginación, el rechazo, la muerte...
* Francisco Yndurain: "En la casa de Bernarda la tensión limitada a la llamada
del sexo y la negativa impuesta por los principios de la madre puede sugerir un
sentido de más largo alcance. Lo que esta pieza tiene de sobrio en su primer
mensaje, junto con el obsesivo afán de dominio que mueve a Bernarda, invita a
tomarlo con validez para un sentido simbólico -y, por tanto abierto- en el que puedan
incluirse otras muchas manifestaciones humanas de imposición avasalladora, sean
cuales fueren sus motivaciones o pretextos."
Otros temas:
A) El drama de estas mujeres encerradas se concreta en la ausencia de amor
en sus vidas y en el temor a permanecer solteras.
- es constante la presencia de este tema a lo largo de la obra.
B) La preocupación por la opinión ajena, el temor a la murmuración, el deseo
de aparentar lo que no se es y, en definitiva, la hipocresía que enmascara y oculta la
realidad constituye uno de los motivos recurrentes de la obra
- el mundo de las falsas apariencias y de la hipocresía como forma de
comportamiento social afecta, fundamentalmente, a Bernarda y, en menor medida,
a Martirio.
- Neuschäfer: "Si se observa el conjunto de la obra dramática de Lorca,
se ve que la presión de la opinión es de hecho el principio fatal básico de su mundo.
El miedo a la opinión convierte a la casa de Bernarda Alba en una mezcla de cárcel
y psiquiátrico, a sus moradores, en esquizofrénicos que se ven obligados a negar su
propia naturaleza en aras de una moral que ha degenerado hasta devenir en un
fetiche..."
C) Las relaciones humanas están dominadas por los sentimientos de odio y
de envidia.
- Bernarda se convierte en objeto del odio de sus criadas y de los
vecinos
64
- los deseos de amar y de ser libres y la imposibilidad de alcanzarlos
impulsan a las hijas de Bernarda a alimentar fuertes sentimientos de odio y de
envidia.
D) A lo largo de la obra y, especialmente, durante el primer acto, Lorca pone
de manifiesto las tensiones de la sociedad de su época (Bernarda  Poncia 
Criada; Adela  Poncia).
- Denuncia la injusticia y las diferencias sociales, la conciencia y orgullo
de clase y la crueldad que preside las relaciones de la sociedad.
- Las relaciones humanas están jerarquizadas y dominadas por la
crueldad y la mezquindad del que ocupa el estrato superior con quien se encuentra
en una posición inferior; y por la sumisión resignada -teñida de odio- de quienes
están en los escalones inferiores hacia Bernarda.
- La crítica social predomina en el primer acto, cuando el dramaturgo
está presentando un ambiente, una situación... Más adelante el autor disminuye las
alusiones sociales para centrarse en las relaciones humanas (odio, envidia,
autoritarismo, deseos de libertad, pasión amorosa...), auténtico objetivo de la obra.
E) Lorca ha querido denunciar la marginación de la mujer en la sociedad de
su época (es una constante de su obra dramática)
.
- Esta denuncia enfrenta dos modelos de comportamiento femenino:
1) El basado en una moral relajada (Paca la Roseta, la prostituta de los
segadores y la hija de la Librada)
- estas tres mujeres viven al margen de la sociedad y son
condenadas moral e, incluso, físicamente por la opinión del pueblo.
Vs.
2) El basado en una determinada concepción de la decencia (a la que
Bernarda somete a sus hijas)
- el comportamiento femenino basado en la honra y en la
decencia aparentes implica una sumisión a las normas sociales y convencionales,
que discriminan a la mujer en beneficio del hombre.
F) Ligado al tema de las apariencias y vinculado al tema del amor, se
desarrolla en la obra la problemática de la honra
- Bernarda se mueve guiada por unos principios convencionales y
rígidos -apoyados en la tradición- que exigen un comportamiento público
inmaculado, es decir, una imagen social u honra limpia e intachable.
Relaciones entre los personajes:
- Hay cuatro formas fundamentales de relación:
A) Relaciones entre señora y criadas
- están dominadas por el odio y el resentimiento de clase.
65
B) Relaciones entre madre e hijas
- están presididas por el autoritarismo y la rigidez de una educación
que condena a las hijas a obedecer sin cuestionar las órdenes maternas
- esta educación se basa en el miedo y en la negación de la libertad
- fruto de tal opresión será la rebeldía de Adela.
C) Relaciones entre las hermanas
- están presididas por el odio y la envidia.
D) Relaciones entre Bernarda y las vecinas
- las vecinas temen a Bernarda por su carácter orgulloso y altivo
- el temor desemboca en un odio mutuo, que se expresa mediante
insultos en ausencia del personaje implicado, aunque guarden las apariencias.
* Hay una constante de odio y temor que predice el desenlace final como
resultado lógico de la tensión acumulada.
Caracterización de los personajes:
BERNARDA:
- Representa, fundamentalmente, un instinto de poder absoluto que niega la
misma realidad, que niega que lo otro y los otros existan.
- Personaje muy activo vs. hijas; siempre lleva la iniciativa.
- Se caracteriza por un conjunto de rasgos negativos: autoritaria, dominante,
orgullosa, clasista, agresiva, violenta, intransigente, mezquina, hipócrita, odiada y
temida.
- Pertenece a una clase campesina acomodada; se indica en varias
ocasiones.
- Gobierna la casa con vara de hierro; le caracteriza el bastón, símbolo del
poder y la autoridad.
- No hay en ella el menor rastro de amor hacia nadie; en sus reacciones
priman el dolor por la alegría ajena y el gozo en el dolor de los otros.
- Refleja los valores puritanos y la estrechez de miras del pueblo
- el suyo no es un comportamiento excepcional.
- Se preocupa por el buen nombre y la reputación de la familia; encubre sus
bajos motivos con la honorabilidad de su casa y casta.
- Su relación con las hijas trasluce la índole autoritaria, de acuerdo con su
66
convicción de que "una hija que desobedece deja de ser hija para convertirse en una
enemiga".
- Es un ser malévolo, pero no porque trate de usurpar una autoridad que no
es suya, sino malévolo en su manera de emplear su propia autoridad.
- Al final de la obra reafirma su autoridad, ni siquiera el suicidio de Adela la
hace dudar.
* Francisco Yndurain: "Odio, resentimiento, se manifiestan en una tensa
pasión de mandar, justificada con las apariencias del decoro y honorabilidad de su
casa".
* José Carlos Plaza (director teatral): "Bernarda no es la fuerza bruta, sino una
mujer reprimida y, por tanto, represora, una mujer inculta, sin armas culturales, ni
experiencias que la permitan moverse de sus normas, normas que le han inculcado,
que la rodean y sin las cuales no puede vivir. No conoce otra forma de actuación y
sin ella se pierde. Tiene 60 años, 60 años de soledad, de aislamiento, de frustración
vital. Nos hemos preguntado cómo ha sido la vida de Bernarda, sus dos
matrimonios, las relaciones vecinales, familiares y el mundo que le tocó vivir. Hemos
querido entenderla, la hemos visto como víctima de una soledad con la cual ella se
identifica, y sobre todo ella misma, con sus miedos, con sus necesidades frustradas.
Representante de una iglesia condenatoria de la vida, de una sociedad que posee
el dinero y las leyes para impedir su realización personal, colectiva y solidaria. Pero
no es un símbolo sólo, es Bernarda, una mujer incapaz de pensar, de imaginar y
comprender".
PONCIA:
- Coincide en algunos rasgos con Bernarda: edad, moral tradicional,
preocupación por el qué dirán
- a veces es el único contacto de Bernarda con el mundo exterior.
- Domina a las hijas, a las que aconseja, advierte y amenaza -se convierte en
una segunda madre-, hasta que Adela le pierde el respeto.
- Con Bernarda, se muestra provocativa, insinuante, ambigua..., hasta que es
humillada y pasa a la defensiva
- José Monleón: "Personajes como la Poncia expresan, en este caso
en sus diálogos con Bernarda, el resentimiento, la humillación, cuanto conforma una
relación de servidumbre que es, también, una imagen de la relación general entre
las clases sociales".
MARÍA JOSEFA:
- La abuela loca es la imagen del futuro que espera a las hijas
- Neuschäfer: "Josefa es, si se quiere, una Adela envejecida, una
67
mujer que no se ha resignado ni ha renunciado a evadirse para alcanzar la libertad.
Pero también es el triste ejemplo de que dichos intentos están condenados al
fracaso".
- Su locura es lúcida y no le impide ver la pasión de las mujeres y enfrentarse
con Bernarda.
HIJAS:
- Todas coinciden en una nota: la búsqueda de varón y la necesidad de amar
- sin embargo, las diferencias entre ellas son evidentes a partir de una
misma base.
* José Carlos Plaza: "Las hijas no son para nosotros las 'pobres víctimas' de
una fuerza represora. Son mujeres, al igual que Bernarda, incultas e insolidarias,
agarradas a una situación cómoda que les permite vestirse, dormir y comer sin
problemas materiales, que reduce sus inquietudes y limita sus posibilidades. ¿Qué
tranca cierra la puerta de Bernarda? ¿Qué les impide marcharse de esa casa?
Nuestra contestación es el miedo, el miedo a cambiar, el miedo a enfrentarse a otra
manera de vivir, de pensar y actuar. Su única salida es el hombre. El hombre como
solución. El matrimonio o la prostitución. Que alguien decida por ellas, que alguien
las salve, que alguien les marque el camino. Son víctimas de sí mismas, de su
situación y verdugos como las demás, unas con otras".
ANGUSTIAS:
- Fea, enferma, rica... la mayor, 39 años y virgen -es la antítesis de Adela-,
procura escapar de la casa y de su destino gracias a un matrimonio de conveniencia
(relación con Pepe el romano).
MAGDALENA:
- Se resigna a su futuro; se siente inclinada al bien; valor connotativo del
nombre.
AMELIA:
- Es la más simple; sumisa ante la autoridad materna y de un ridículo pudor
ante los hombres.
ADELA:
- Representa la fuerza de la pasión amorosa, la llamada del instinto y el deseo
de libertad.
- Juventud, coraje, temperamento, rebeldía, destino trágico
68
- lo evidencia a través de su relación con Pepe el Romano.
- No es una heroína al modo de Mariana Pineda (personaje histórico recreado
dramáticamente por Lorca), que se sacrifica gloriosamente por un ideal
- es una rebeldía más instintiva y personal, aunque en ambos casos
intervienen el deseo y el amor.
- Josephs & Caballero: "Se resigna a un sino que ella misma sabe
perfectamente que no puede evitar. Lo que ocurre después no ocurre porque trate
de rebelarse contra su sociedad, sino porque su madre y sobre todo su hermana
Martirio, le convencen que su única razón de vida ya no existe. Se ha rebelado ya,
pero no es su rebelión la que causa su muerte, sino la mentira de Martirio".
- El enfrentamiento de Adela contra su madre equivale a una rebelión del
sexo contra la norma, de la naturaleza contra la sociedad
- es una de las constantes del teatro de Lorca.
- Ricardo Doménech: "...la rebeldía de Adela no sólo supone el
enfrentamiento a Bernarda, sino a la sociedad entera; si bien esta rebeldía, de un
lado, no comporta una visión revolucionaria (Adela no quiere cambiar la sociedad)
y, de otro, implica otra clase de sumisión: la sumisión al mundo instintivo".
MARTIRIO:
- Encarna el resentimiento y la envidia.
- Delata a Adela y la empuja al suicidio; "pozo de veneno", según Poncia
- cfr. valor metafórico de "pozo"; muy repetido en la poesía de Lorca.
Espacio teatral:
- La casa de Bernarda Alba es una imagen de encarcelamiento y opresión
- espacio único (aunque dividido en tres habitaciones) y simbólico que
concentra lo trágico
- espacio austero caracterizado por la sencillez y la sobriedad; sólo blancos y
negros
- tiende a fortalecer la sensación de monotonía y enclaustramiento
- espacio significativo de una realidad histórica
- no tiene ningún rasgo diferenciador o peculiar, aunque pueda
relacionarse con Andalucía (también presente, de la misma forma genérica, en las
otras dos tragedias).
* Josephs & Caballero: "Lorca parte de la realidad suya, la realidad en torno,
la realidad del campo andaluz, pero no la lleva a la escena de manera realista, sino
de manera poética y trágica".
69
* Joaquín Forradellas: "Más allá de la casa, espacio escénico visible, se
encuentra el otro espacio teatral, la calle, presente en el discurso. De ella llegan
ruidos -recordemos: en todos los actos, un sonido de campanas-. Para los
moradores, para Bernarda y las demás mujeres, la calle finge la libertad, figurada en
el amor, encarnado en Pepe el Romano, o en su fotografía; también en los
irregulares de la mujer adornada de lentejuelas, en la hija de la Librada; y en
Evaristo, novio de poncia, que quiere atravesar las rejas para tentarla, o en el
caballo garañón, que cocea las paredes. Pero la calle es causa confesada de la
prisión de los personajes, hasta de la propia Bernarda, carcelera y presa. Allí nace el
qué dirán, el sistema de reglas de represión que es preciso acatar sin discutirlo, allí
reina la falsedad -otra vez Pepe el Romano, simulación del amor-, la crueldad, la
miseria y la falta de caridad. Es el territorio de las apariencias. Nadie se escapa de
ese comportamiento antinatural dictado por no se sabe quién, acaso por la propia
condición estructural de la sociedad."
- Cfr. Concepción del espacio teatral en la versión de Calixto Beito (temporada 9899).
Tiempo teatral:
- La acción se desarrolla en tres momentos: el mediodía, las tres de la tarde y
la noche
- el continuo fluir de la acción se ofrece fragmentariamente
- estos tres momentos no pertenecen a una misma jornada
- Lorca ha seleccionado tres momentos muy significativos de tres días
diferentes: a través de ellos se ve la evolución de los sentimientos de los personajes
y de la acción dramática.
Tiempo interior:
- La obra nos produce una sensación de lentitud y monotonía, por su ritmo
lento, su fluir cansino...
- La acción es lenta -apenas hay acontecimientos-, porque Lorca quiere
reflejar la monotonía de las vidas de estas mujeres:
- carecen de esperanza, de ilusiones, de proyectos, de futuro
- viven en un presente amargo y están condenadas a subsistir en un
mundo hostil: en la soledad interior en la casa cerrada de Bernarda Alba.
- El paso del tiempo constituye un auténtico drama para estas mujeres
condenadas al enclaustramiento.
- La imagen y los nombres de las protagonistas también son simbólicos:
Bernarda Alba: vestida de negro
Adela: vestida de verde, color de la esperanza
70
Bernarda, de origen germánico, significa "fuerza de oso"
Angustias: significado obvio que se corresponde con el comportamiento del
personaje
Magdalena: es bondadosa y llora con abundancia
Martirio: apasionada y físicamente defectuosa
Adela: significa "de naturaleza noble".
- El diálogo también caracteriza a las protagonistas:
- El diálogo tiene un aire engañoso de realismo, porque, en un atento
examen, aparece desprovisto de todo lo que tiene de desorden el lenguaje corriente
y está construido de un modo tal que revela la esencia de cada personaje
- no obstante, hay un mayor grado de realismo que en las
anteriores tragedias
- indica una evolución en ese sentido del teatro de Lorca.
Bernarda Alba: falta de ternura; gran fuerza expresiva; intervenciones rápidas,
secas y cortantes; parlamentos autoritarios, bruscos y agresivos.
Magdalena y Martirio: pesado, monótono y sufre el lastre de su
desesperación.
Adela: junta
a) la ligereza y la vitalidad de la rebelión
b) la fuerza de su madre.
Poncia: rico y variado; posee la gracia del lenguaje popular y está dotado de
un cierto encanto poético.
Mª Josefa: es una mezcla de lenguaje infantil y de habla perturbada.
* Dámaso Alonso elogia la "perfección lacónica, escueta, matemática" de los
diálogos dramáticos.
- Lorca: "He suprimido muchas cosas en esta tragedia, muchas
canciones fáciles, muchos romancillos y letrillas. Quiero que mi obra tenga severidad
y sencillez"
- Lorca se ha despojado de lo más fácil eludiendo el tan gastado "color
local" (cfr. los hermanos Quintero y otros autores andalucistas) y ha reducido los
parlamentos a una desnudez esencial.
* Josephs & Caballero: "El argumento es más bien lo que no pasa en esa
casa, y mucho de lo que pasa afuera -todo lo que envuelve a Pepe- no lo vemos
pasar. Todo el dramatismo está en el lenguaje, en lo que se dice y lo que no se
dice".
- el mayor mérito de Lorca reside en haber integrado su lenguaje
poético en el habla de los personajes, de manera que parezca natural y espontáneo.
* A. Belamich: "La casa..., obra ascética, es una quintaesencia del clasicismo:
71
Dos colores: blanco y negro. Sólo mujeres. Caracteres de una pieza, lógicos
consigo. Lenguaje familiar, escueto. Y ¡qué rigor técnico! Tres actos. Respeto de las
tres famosas unidades: unidad de acción, unidad de lugar, unidad de tiempo, a pesar
de que entre cada acto transcurre cierto plazo, pero el desarrollo de la obra da la
impresión de que todo sucede en un día: primer acto, al mediodía; segundo acto, a
las tres de la tarde; tercer acto, por la noche. Cada uno contiene el mismo número
de escenas, once. Y cada uno dibujando un crescendo cada vez más formidable".
¿Drama o tragedia?
- Federico García Lorca en 1934 afirma: "Ahora voy a terminar Yerma, una segunda
tragedia mía. La primera fue Bodas de sangre. Yerma será la tragedia de la mujer
estéril. El tema es clásico. Pero yo quiero que tenga un desarrollo y una intención
nuevos. Una tragedia con cuatro personajes principales y coros, como han de ser las
tragedias. Hay que volver a la tragedia. Nos obliga a ello la tradición de nuestro
teatro dramático. Tiempo habrá de hacer comedias, farsas. Mientras tanto, yo quiero
dar al teatro tragedias."
- La opción de Lorca favorable a la tragedia es tan consciente como arriesgada
- el propio autor lo indica en una entrevista con motivo del estreno de Bodas
de sangre (véase p. 13 de la edición de Cátedra).
- Josephs & Caballero niegan que La casa de Bernarda Alba sea una tragedia; la
consideran un drama andaluz
- "...no hay personajes sobrenaturales, no hay coros que subrayen la acción,
no hay danzas simbólicas ni romerías y no hay nada ritual. No hay tampoco, menos
en dos canciones muy fragmentarias, un solo verso. No queda ningún elemento de
tragedia griega ni de diálogo versificado: por eso Lorca subtitula la obra drama en
vez de tragedia"
- la mayoría de estos elementos sí se encuentran presentes en las dos
tragedias anteriores, consideradas como tales por Josephs y Caballero
- véase la Introducción a Bodas de sangre (ed. Cátedra), especialmente el
apartado "El problema de la tragedia moderna", pp. 13-26
- Joaquín Forradellas en su edición también niega que la obra sea una
tragedia.
- El planteamiento de Josephs & Caballero está justificado, pero es discutible por lo
abstracto e indemostrable de algunas de sus ideas como la relación de una
Andalucía pre-racional con el mundo griego, por ejemplo
- Josephs & Caballero: "Únicamente la combinación del don poético de
un Federico García Lorca y la sabiduría innata del pueblo pre-racional, precartesiano, no evolucionado, todavía con duende (ese duende que había saltado de
los misteriosos griegos que inventaron la tragedia), y que todavía conservaba aquella
sensibilidad mediterránea, podría producir tragedia de verdad, salvación de la
decadencia en la que había caído el teatro de nuestro tiempo".
72
- Mariano de Paco es partidario de considerarla como una tragedia “en el sentido
actual de consideración del ser humano en todos sus aspectos. También posee
elementos clásicos: la naturaleza del conflicto que afecta de manera definitiva a la
trayectoria vital de la heroína (Adela); a su final; la presencia de un destino social y
genérico que condiciona ese desenlace; el error que pone en movimiento el proceso
hacia la perdición de Adela y, de otro modo, la de Bernarda; o la Hybris, arrogancia
y orgullo que conducen a ésta y a su hija al error y de ahí a la catástrofe. Está
presente así mismo el reconocimiento, que induce a una forma de catarsis mediante
la que se transmite al público una transformación de su punto de vista,
concienciándolo sobre los efectos de la intolerancia. El coro lo forman
indirectamente las voces de la calle, personajes omitidos que configuran el marco
trágico de los condicionantes sociales y que entran en escena con las criadas y las
vecinas; de forma explícita adopta una función coral María Josefa, cuya voz anuncia,
desde su profética locura, el destino de las hijas: “Ninguna de vosotras se va a
casar”; por último, la Poncia actúa también como el coro trágico con sus
apreciaciones y sus avisos que se condensan en esa amenaza de “la cosa muy
grande” que Bernarda se niega a aceptar”.
- Josephs & Caballero opinan que:
- es un drama andaluz altamente poético, aunque no emplea versos
- el concepto de "drama andaluz" pone esta obra en relación genérica
con el drama rural benaventino, lo cual puede ser un error de enfoque
- frente a Lorca, Benavente es prolijo y resulta verboso, aparte
de las tremendas diferencias ideológicas a la hora de enfrentarse a los problemas
que aquejan al ámbito escogido para sus obras
* Mariano de Paco: “Uno de los rasgos más continuados en la historia del
drama rural es la creación de un lenguaje que, bajo la apariencia de dialectal, se
suele reducir a una artificiosa intensificación de caracteres del habla vulgar. Lorca,
por el contrario, consigue con la lengua de sus tragedias rurales uno de sus más
personales aciertos. Nunca intenta la imitación y apenas algunos términos o
construcciones son locales o vulgares; sin embargo, aprovecha la riqueza expresiva
del habla popular: refranes, hipérboles, comparaciones e imágenes tomadas de ella
se sitúan en el momento adecuado y se entremezclan, en hábil alternancia de
registros, con expresiones y metáforas de raigambre literaria. Las palabras precisas,
las frases sentenciosas, los diálogos cortantes se integran justamente en la acción, y
el lirismo que los envuelve está al servicio de la efectividad dramática”
- Miguel García Posada: "...en su conjunto y en su unidad
artística el drama lorquiano revela el claro propósito de trascender la intención,
temas y estilos del drama rural"  trascender Benavente.
- Josephs & Caballero niegan que la obra sea una predicción de la guerra civil
española:
- "La casa de Bernarda Alba no predice nada, sino que hace un
comentario sobre el odio y la represión de un impacto hondísimo y siempre vigente
que sólo puede proceder del arte más puro, cuyo partidario es siempre el ser
humano. Si Bernarda Alba tenía o tiene vigencia, no es porque Lorca haya querido
escribir un drama político, sino porque ha acertado artísticamente".
73
- Josephs y Caballero consideran que es una obra no de intención política, sino de
magnífica intención artística (pp. 85-88).
- Se puede matizar esta conclusión, puesto que no hay una necesaria
oposición entre ambas opciones
- José Monleón: "¿Por qué una obra 'altamente poética' no puede ser
'calificada de política'? Se trata de ponernos de acuerdo sobre lo que entendemos
por política, y decidir si es un término necesariamente reductor e incompatible con la
'obra poética', o, si, poniéndonos en el otro extremo, lo político es un elemento
inseparable de cualquier visión del mundo, un eje que cruza por las ideas y
sentimientos que el ser humano, poeta o no, tiene respecto de la vida social. [...] Si
ampliamos la aplicación del adjetivo a aquellos dramas que critican un determinado
sistema social, ofrecido como parte de las 'circunstancias dadas' del personaje, es
decir, confrontado y definido a través de los conflictos de éste y no como un discurso
o repulsa, entonces, las obras de Lorca pueden y deben ser llamadas políticas, sin
que exista la menor contradicción entre ello y el carácter que Allen Josephs y Juan
Caballero designaban como 'altamente poético'"
¿Realismo?
- García Lorca es uno de los pocos autores españoles que protagoniza la
crítica y la superación del realismo teatral de origen decimonónico que se dan en el
panorama teatral europeo (véase la Introducción a El público; ed. Cátedra).
- La casa de Bernarda Alba es la escenificación no de la situación general de
las mujeres en España, sino de una familia extrema andaluza (véase p. 91 de la ed.
de Josephs & Caballero).
- Bernarda es estricta, tradicional e intolerante hasta el máximo, pero
no representa España; sería absurdo pretenderlo. Tampoco es ajena a una
tendencia hacia el autoritarismo tan patente en la España de entonces.
- Es la obra maestra del teatro lorquiano, tanto estilísticamente, la culminación
de una técnica cada vez más depurada que resulta en un estilo nuevo, como
temáticamente, la expresión más radical del tema lorquiano del conflicto entre el
individuo y la sociedad.
- Hay muy poco inventado, pura ficción, en su obra, pero esto no prueba en
absoluto su realismo. Lo importante es la transformación de elementos reales en
elementos poéticos
- constante de su producción, aunque con muy diferentes matices e
intensidades
- pensemos en una supuesta versión realista de la vida de las Alba en
la escena, una reproducción fiel de su vida diaria. ¿Cabría mayor aburrimiento para
el espectador?
- matizar, pues realismo no equivale a naturalismo
74
decimonónico; concepto radicalmente rechazado por Lorca.
- Es probablemente su obra teatral más universal.
* G. Edwards: "El mundo de la obra, en el que cada personaje tiene su doble
en otro personaje, resulta un microcosmos y el mundo particular que es el pueblo de
Bernarda, una imagen de otros mundo similares y de conflictos idénticos. En este
sentido el valor último de las tragedias rurales de Lorca, así como su obra dramática
en conjunto, reside en el hecho de que, de una manera típicamente simbolista,
sugieren mucho más de lo que realmente se ve sobre el escenario".
- Sin embargo, también admite una lectura muy vinculada con un contexto
inmediato:
- Neuschäfer: "Lo que la imaginación de Lorca anticipaba con el
ejemplo de la casa de Bernarda Alba, se convirtió en una realidad asfixiante para
todo el país tras la toma del poder por el franquismo: las puertas exteriores se
cierran; la nación se convierte en un 'huis clos', y el silencio, en el primer deber del
ciudadano. Todos han de someterse a una única voluntad, que sigue las directrices
de la tradición imperialista, del totalitarismo fascista y de la doctrina católica".
BIBLIOGRAFÍA
- Consultar las ediciones de la obra en Cátedra, Austral y Castalia.
Posible trabajo a realizar:
- Caracterización de las protagonistas femeninas de las tres tragedias de
García Lorca (Adela, Yerma y La novia de Bodas de Sangre)
75
Descargar