APOSTASÍA - Iglesia de Convertidos a Cristo

Anuncio
APOSTASÍA
2 Tesalonicenses 2:3
“Nadie os engañe de ninguna manera; porque no vendrá sin que
antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de
perdición...”
El apóstol Pablo está haciendo una declaración en la cual advierte
a los creyentes a tener en cuenta la apostasía como preámbulo de la
venida del Señor Jesucristo.
Son muchos los creyentes que se hacen preguntas como éstas:
¿Puede un creyente ser apóstata?
¿Podrá un creyente negar a Cristo?
¿Podrá un creyente perderse para siempre?
En esta oportunidad daremos respuesta a todas estas preguntas
para que cada uno vele lo que debe velar y dejemos detrás el temor que
a muchos asalta hoy cuando piensan que podrán ser engañados sin poder
hacer nada para evitarlo.
Veamos el tema bajo el bosquejo que sigue:
I. LA APOSTASÍA Y SUS IMPLICACIONES
II. EL PROPÓSITO DE LA APOSTASÍA
III. LA AFECCIÓN DE LA APOSTASÍA
I. LA APOSTASÍA Y SUS IMPLICACIONES
A.
DEFINICIÓN
1.
La apostasía se define por la palabra griega “apostasia”
= apostasia
“Pero se les ha informado en cuanto a ti, que enseñas a
todos los judíos que están entre los gentiles a apostatar
de Moisés, diciéndoles que no circunciden a sus hijos, ni
observen las costumbres” (Hch. 21:21).
“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no
vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste
el hombre de pecado, el hijo de perdición” (2 Tes. 2:3).
Caer = “pipto” = piptw
“Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga”
(1 Co. 10:12).
Firmeza = “stëkö” = stehkw
Iglesia de Convertidos a Cristo
Autor: Pastor Arq. José R. Mallén Malla
2
“Edificación”
“Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y
esforzaos” (1 Co. 16:13).
Comparemos con Lucas 21:36 que dice: “Velad, pues,
en todo tiempo orando que seáis tenidos por dignos de
escapar de todas estas cosas que vendrán, y de estar en
pie delante del Hijo del Hombre”.
B.
2.
De esta definición vienen las expresiones.
a. Caída fuera de lugar.
b. Caída de la fe = Renegar, apartarse o rebelarse.
c. Abandono de la doctrina que se profesaba. “Porque
vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina,
sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán
maestros conforme a sus propias concupiscencias, y
apartarán de la verdad el oído y se volverán a las
fábulas” (2 Ti. 4:3-4).
d. Falsa profesión de fe.
3.
Es una señal concreta y específica que precede la
venida de nuestro Señor Jesucristo “Nadie os engañe en
ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga
la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el
hijo de perdición” (2 Ts. 2:3).
CARACTERÍSTICAS
1.
Una de las más peligrosas características de la apostasía
es el engaño o la manera engañosa en que creen en
ella los que las practican.
2.
La apostasía engaña, ilusiona y descarría;
 “Y hallé que el mismo mandamiento que era para
vida, a mí me resultó para muerte; porque el pecado,
tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y
por él me mató” (Ro. 7:10, 11).
 “Porque tales personas no sirven a nuestro Señor
Jesucristo, sino a sus propios vientres, y con suaves
palabras y lisonjas engañan los corazones de los
ingenuos” (Ro. 16:18).
 “Nadie se engañe a sí mismo; si alguno entre vosotros
se cree sabio en este siglo, hágase ignorante, para
que llegue a ser sabio” (1 Co. 3:18)
Iglesia de Convertidos a Cristo
Autor: Pastor Arq. José R. Mallén Malla


3.
C.
3
“Edificación”
“Pero temo que como la serpiente con su astucia
engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna
manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo”
(2 Co.11:3).
“y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo
engañada, incurrió en transgresión” (1 Ti. 2:14).
La apostasía viene con sutileza y trae media verdad con
media mentira.
PROCEDENCIA
1.
La apostasía viene del incrédulo que vestido de luz está
dentro de la iglesia y es usado por Satanás para
confundir y extraviar al creyente.
“Pero el Espíritu dice claramente que en los postreros
tiempos algunos apostatarán de la fe, escuchando a
espíritus engañadores y a doctrinas de demonios; por la
hipocresía de mentirosos que, teniendo cauterizada la
conciencia, prohibirán casarse, y mandarán abstenerse
de alimentos que Dios creó para que con acción de
gracias participasen de ellos los creyentes y los que han
conocido la verdad” (1 Ti. 4:1-3).
“Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no
obedecer a la verdad? Esta persuasión no procede de
aquel que os llama. Un poco de levadura leuda toda la
masa. Yo confío respecto de vosotros en el Señor, que
no pensaréis de otro modo; mas el que os perturba
llevará la sentencia, quienquiera que sea” (Gá. 5:7-10).
“También debes saber esto: que en los postreros días
vendrán tiempos peligrosos. Porque habrá hombres
amadores de sí mismos, avaros, vanagloriosos,
soberbios, blasfemos, desobedientes a los padres,
ingratos, impíos, sin afecto natural, implacables,
calumniadores, intemperantes, crueles, aborrecedores
de lo bueno, traidores, impetuosos, infatuados,
amadores de los deleites más que de Dios, que tendrán
apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella;
a éstos evita. Porque de éstos son los que se meten en
las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de
pecados,
arrastradas
por
diversas
concupiscencias. Estas siempre están aprendiendo, y
nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad. Y de
Iglesia de Convertidos a Cristo
Autor: Pastor Arq. José R. Mallén Malla
4
“Edificación”
la manera que Janes y Jambres resistieron a Moisés, así
también éstos resisten a la verdad; hombres corruptos de
entendimiento, réprobos en cuanto a la fe. Mas no irán
más adelante; porque su insensatez será manifiesta a
todos, como también lo fue la de aquéllos” (2 Ti. 3:1-9).
“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo,
como habrá entre vosotros falsos maestros, que
introducirán encubiertamente herejías destructoras, y
aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí
mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus
disoluciones, por causa de los cuales el camino de la
verdad será blasfemado, y por avaricia harán
mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los
tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y
su perdición no se duerme” (2 P. 2:1-3).
“Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las
contaminaciones del mundo, por el conocimiento del
Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en
ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor
que el primero. Porque mejor les hubiera sido no haber
conocido el camino de la justicia, que después de
haberlo
conocido,
volverse
atrás
del
santo
mandamiento que les fue dado. Pero les ha acontecido
lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vómito, y
la puerca lavada a revolcarse en el cieno” (2 P. 2:20-22).
2.
La apostasía está manifestada en aquellos que son
rebeldes y que tratan de negar las doctrinas básicas de
la palabra de Dios. 2 Timoteo 2:16-18 declara: “Mas evita
profanas y vanas palabrerías, porque conducirán más y
más a la impiedad. Y su palabra carcomerá como
gangrena; de los cuales son Himeneo y Fileto, que se
desviaron de la verdad, diciendo que la resurrección ya
se efectuó, y trastornan la fe de algunos”.
3.
Podemos concluir que Satanás es el origen de la
apostasía y es el que la siembra en la iglesia con el fin
de traer confusión, en Lucas 8:13 se advierte: “Los de
sobre la piedra son los que habiendo oído, reciben la
palabra con gozo; pero éstos no tienen raíces; creen por
algún tiempo, y en el tiempo de la prueba se apartan”.
II. EL PROPÓSITO DE LA APOSTASÍA
Iglesia de Convertidos a Cristo
Autor: Pastor Arq. José R. Mallén Malla
A.
B.
5
“Edificación”
CON LOS INCRÉDULOS
1.
Confundir y llevar a condenación a todos los que no
tengan amor por la verdad como expresa 2
Tesalonicenses 2:10-12 al decir del poder del Anticristo:
“y con todo engaño de iniquidad para los que se
pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad
para ser salvos. Por esto Dios les envía un poder
engañoso, para que crean la mentira, a fin de que sean
condenados todos los que no creyeron a la verdad, sino
que se complacieron en la injusticia”.
2.
El incrédulo que no ama la verdad no desea que su
pecado sea evidente a todos, por lo que manifiesta las
cualidades de un verdadero creyente, aunque por no
tener el Espíritu del Señor no resiste y apostata,
queriendo así arrastrar a los demás (1 Ti. 1:3-11).
3.
La apostasía por tanto tiene como propósito preparar la
carnada que actuará para arrastrar, engañar y
confundir al creyente genuino y sincero (2 Ts. 2:3). “Nadie
os engañe en ninguna manera”. Recordemos las
palabras de Jesús en Mateo 24:24 las cuales dicen:
“Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y
harán grandes señales y prodigios, de tal manera que
engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos”.
CON LOS CREYENTES
1.
Dios ha permitido la apostasía en el mundo con el
evidente propósito de separar los que son de los que no
son creyentes; antes de que nuestro Señor Jesucristo
venga (2 Ts. 2:3).
2.
Dios también permite la apostasía para que los
creyentes velemos con Celo Santo la Sana Doctrina
como dice 2 Tesalonicenses 2:15: “Así que, hermanos,
estad firmes, y retened la doctrina que habéis
aprendido, sea por palabra, o por carta nuestra”.
Gálatas 5:1 también apunta:
“Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo
libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud”
Iglesia de Convertidos a Cristo
Autor: Pastor Arq. José R. Mallén Malla
3.
C.
6
“Edificación”
Dios de igual manera pretende que los creyentes
estemos atentos y seguros de la fe que hemos recibido,
así lo declara el apóstol Pablo en 2 Corintios 13:5-6 al
decirnos: “Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe;
probaos a vosotros mismos. ¿O no os conocéis a
vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a
menos que estéis reprobados? Mas espero que
conoceréis que nosotros no estamos reprobados”.
CON LOS APÓSTATAS
1.
Como vemos en 2 Pedro 2:1-22 debemos estar
advertidos con respecto a los apóstatas y asimismo
Judas 3-13 nos da aspectos importantes de este género.
La apostasía ha sido, es y será la manifestación del
apóstata, el cual se ha manifestado y tendrá su
manifestación final antes de la venida del Señor.
2.
La apostasía es la identificación del apóstata que es
manejado por Satanás para engañar.
3.
La apostasía es el fruto del apóstata.
III. AFECCIÓN DE LA APOSTASÍA
A.
POSEERÁ A LOS APÓSTATAS
1.
La apostasía poseerá a los apóstatas, que son aquellos
incrédulos que no aman la verdad; se complacen en la
injusticia y se prestan para servir a Satanás.
2.
Decimos que poseerá al apóstata porque la apostasía
es el fruto de la acción de ellos.
3.
Ellos no tendrán lugar en el reino de Dios y su juicio será
severo, así lo plantean 2 Pedro 2:2-3 cuando expresa: “Y
muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los
cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por
avaricia harán mercadería de vosotros con palabras
fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la
condenación no se tarda, y su perdición no se duerme”.
Iglesia de Convertidos a Cristo
Autor: Pastor Arq. José R. Mallén Malla
7
“Edificación”
Y de igual manera nos lo dice 2 Tesalonicenses 2:11-12:
“Por esto Dios les envía un poder engañoso, para que
crean la mentira, a fin de que sean condenados todos
los que no creyeron a la verdad, sino que se
complacieron en la injusticia”.
B.
C.
AFECTARÁ A LOS INCRÉDULOS
1.
La apostasía afectará al incrédulo común que está en la
lucha por conocer la verdad.
2.
Este tipo de incrédulo es afectado por el apóstata que
manifiesta tener poder de Dios, el cual por no tener
conocimiento de la palabra queda afectado por el
engaño.
3.
Sólo el poder de Dios y su misericordia podrá abrir los
ojos de los incrédulos si es que Dios conoce que alguno
ama la verdad.
AFECTARÁ A LOS CREYENTES
1.
En Mateo 24:24 Jesús nos dice que este tipo de personas
tendrán y de hecho tienen un poder engañoso que
engañarán si fuera posible aún a los escogidos.
2.
Pablo mismo nos dice en 2 Tesalonicenses 2:3 que
cuidemos de no ser engañados con la segunda venida
del Señor porque antes debe manifestarse la apostasía,
pero es claro que muchos serán atraídos por el engaño
de los apóstatas sino están preparados y fortalecidos en
la sana doctrina.
3.
Dentro de todo este mal de confusión, Dios nos tiene
reservada una hermosa protección para el creyente
verdadero; la cual vemos dentro de este contexto en 2
Pedro 2:9 cuando dice: “Sabe el Señor librar de
tentación a los piadosos”.
CONCLUSIÓN Y CONCLUSIÓN:
Ejercitémonos en la piedad, lo cual tiene promesa para esta vida
presente, y de la venidera (1 Ti. 4:6-16).
AMÉN
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards