José G. Ricardo.—Correspondencia Comercial

Anuncio
RICARDO, José G.-Correspondencia Comercial. La Habana.
Cultural. S. A., 1955.
. No levanto falso testimonio cuando afirmo que suele darse el caso
del escritor o ensayista puesto en el trance de redactar un suelto
periodístico y fracasar lameutablemente en tan modesto em­peño. De
la misn1a manera, n1ás de un literato falla con frecuen­cia en el
propósito de escribir una carta llana y sencilla, sobre todo si es de
índole comercial. De ahí que sea plausible el adve­nimiento público
de un libro intitulado "Correspondencia Comer­cial Moderna",
publicado por el profesor José G. Ricardo, en la Cultural S. A.,
continente de un estudio práctico ele la correspon­dencia en el mundo
actual de los negocios, así como una clara y amena exposición de la
psicología de la carta comercial.
Entre los editores figuran los señores José Als y J. Maldonado:
coordinador, el prestigioso publicista señor Miguel Salvat; clirecto1· de producción Julio Arriola; Director de tipografía José M.
Cerro; técnico de tipografía Miguel A. Sama; técnico de en­
cuadernación Osear Yero. La obra, en su conjunto y en pormenores
está presentada y desarrollada con método, diafanidad y grata
exposición.
Claro es que no resulta fácil escribir cartas comerciales dota­das <le
cierta personalidad, por no decir que originalidad o ele­gancia. Pesan
sobre este género epistolar los prejuicios y anatemas de quienes se
sienten n1ás bien inclinados a escribir cartas de amor o filosóficas.
Pero todo radica, en ve1·dad, en la calidad mental de quien re­
d acta el doctnnento. Al corresponsal n1ás o menos rutinario sólo
se le ocurrirá, co1no dice el señor Ricardo, repetir aquello de: "Muy
señor mío: Obra en nuestro poder su grata del 28 ppdo. y de la
cual acuso recibo", etc. Pero éstos ele hoy son tiempos diferentes,
que requieren en el corresponsal ciertos at1·ibutos -naturales o
adquiridos- ele sensibilidad y hasta ele i1naginación, sin que
esto quiera decir que haya de ser un poeta o ensayista. Porque, si
sus cartas se orientan al deseo de pron1over las ventas de un pro­
ducto, por ejemplo, ha de tener habilidad -natural o cultivada en
el aprendizaje- para atraer ]a atención del destinatario, para in­
citar su interés por comprar la mercancía y para estitnular sus po­
sibilidades de transacción en sun1a. Por ello, dicho escritor de
carta comercial ha ele tener ciertas cualidades de publicitaria, de
anunciante, de p1·opaganclista hábil y oportuno; exponiendo sus
jdeas de manera ordeuacla y eficaz desde el principio hasta el fin
del docu1nento.
Este libro que comentamos trata ele despejar los prejuicios, y
los juicios falsos a posteriori, en relación con la "Corresponden­
cia Comercial", señalando como en nuestros días se orienta hacia
,-leterrninados nortes no sólo técnicos y forn1ales, sino también de
textura interioi: o mental, inclusive el conocimiento cabal del ne­
gocio al cual se dedica. El libro no solo contiene orientaciones y
lineamientos, consejos y aclaraciones, sino tan:1bién 1nodelos alta­
Jnente ilustrativos del tema y de cada uno de los aspectos de la
actividad económica d e referencia.
A.M. B.
-218-
Descargar
Fichas aleatorios
Prueba

4 Tarjetas Arthas Quinzel

test cards set

10 Tarjetas Антон piter

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

tarjeta del programa pfizer norvasc

0 Tarjetas joseyepezsumino

Crear fichas