II Vísperas - Hijas de la Caridad

Anuncio
.
8
AMBIENTACIÓN
MONICIÓN
ATRÉVETE
A VISITAR A LOS ENFERMOS
Abriendo nuestro corazón a la Misericordia que Dios tiene con nosotras, nos
unimos en oración esta tarde para dar Gracias al Señor por habernos dejado
de nuevo “tocar el corazón” para servir desde el amor afectivo y efectivo de
nuestro Carisma, a los hermanos y hermanas que viven en “las contradictorias periferias existenciales” (Papa Francisco).
Que nuestro SI, sea cada días un NO a la “indiferencia que humilla”; un NO
“al cinismo que destruye”; un SI responsable, en Comunidad que marque la
diferencia en nuestras vidas, allí donde el Espíritu nos lleve.
Oremos esta tarde con el Evangelio de Mateo en el capítulo veinticinco y las
obras de misericordia que tocan tanto el cuerpo como el alma en este año que
el Papa Francisco nos ha regalado. Dejémonos en manos de Dios, para que
nos haga testigos que impregnen en el mundo el Espíritu de Jesús y lo transforme.
Canto: “ De todo corazón “ (Ain Karem)
De todo corazón te doy gracias, Señor.
Yo te canto aún en medio del peligro
Porque sé que tu amor y tu fidelidad
Son ahora y por siempre
compañeros de camino,
Cuando digo tu Nombre
fortaleces mi alma
Tu promesa desbordó
todo aquello que esperaba.
GRACIAS, SEÑOR
DE TODO CORAZÓN.
Que todos los pueblos te alaben, Señor,
Que hagan vida tu Palabra
Que contagian tu alegría
Porque has puesto los ojo
en el pobre y en el sencillo
2
Y rechazas la injusticia
que oprime a tus hijos.
Cuando digo tu Nombre
fortaleces mis pasos
Sé que no abandonarás
la obra de tus manos.
De todo corazón
te doy gracias, Señor,
Que todo el universo
proclame tu armonía.
Los cielos tocarán,
las estrellas danzarán
Y todos los seres
cantaremos tu grandeza.
Cuando digo tu Nombre
fortaleces mi espíritu,
Tú me haces entonar
un canto de alegría.
Este mandato de Jesús es aparentemente fácil de realizar pues son realidades
que tenemos muy cerca de nuestras comunidades, la cuestión no es si visito o
no a los enfermos. En realidad el verbo visitar denota un interés por el otro.
Realmente cuando estamos con un pobre enfermo, hermana, familiar u otras
personas, nos ponemos en situación de búsqueda para realmente encontrarnos
con ellas. Me pregunto por lo que le agita, le miro para realmente ver la verdad. A veces nos angustia encontrarnos con las enfermedad, nos cuesta mirar
cara a cara su verdad. En el Evangelio, a Jesús continuamente se le acercan
los enfermos.
Enfermo significa también débil. Pablo afirma que entre los cristianos hay
muchos débiles en contraposición con los fuertes. Hoy nos exhorta a nosotras
“ Animad a los pusilánimes, sostened a los débiles-enfermos y sed pacientes
con todos” ( 1Tes 5,14)
Santa Luisa le dice a Sor Bárbara, y hoy a cada una de nosotras
“los pobre enfermos tienen de asistencia la cordialidad y la dulzura”
SILENCIO-COMUNICACIÓN
Canto: “ Os envío“ ( Ain Karem)
Hay pocos obreros para tanta mies
¡es tanto el trabajo!¡ es tanta la sed!
Pedid al Dueño que envío obreros
suyo es el campo suyo es la mies.
MIRAD QUE YO OS ENVÍO POR EL MUNDO
SIN SANDALIAS NI ALFORJA
SIN BASTÓN Y SIN RED
ANUNCIAD MI PAZ
PROCLAMAD EL BIEN
MIRAD QUE YO OS ENVÍO POR
EL MUNDO
MI CONSUELO LLEVAD
EN MI NOMBRE SANAD
CON VOSOTROS YO ESTARÉ.
Anunciad que el Reino cerca
está y que en él hay sitio para
todos. Contagiad mi esperanza y la alegría,
con mi mensajero la esperanza siempre estará.
7
Quien está pidiendo pan,
ese es mi hermano,
Quien suplica libertad, es mi hermana
Quien huye en patera del hambre
y la muerte es mi madre.
MI FAMILIA ES
QUIEN ESCUCHA A MI PADRE
Y AMA COMO YO OS HE AMADO
MI FAMILIA ES
QUIEN ESCUCHA A MI PADRE
Y AMA DE CORAZÓN
A SUS HERMANOS.
Quien sufre rechazo, ese es mi hermano,
Quien vende su cuerpo
es mi hermana
Quien es torturado
Por seguir mis pasos es mi madre.
Quien duerme en un barco
ese es mi hermano
Quien habla otro idioma es mi hermana
Quien no sabe ni quién es
Por la enfermedad es mi madre.
ATRÉVETE
A REDIMIR AL CAUTIVO
Para impedir que hoy en día se siga condenando injustamente a gente se tienen que luchar de la mano de organizaciones. Pero no podemos institucionalizar las palabras de Jesús. Sus palabras no nos dejan en paz. Nos exige abandonar nuestros propios juicios y prejuicios, a veces nos da miedo ir a la
cárcel, hablar con los encarcelados...
Los discípulos de Jesús establecieron relación con las cárcel muy poco tiempo después de la muere y resurrección del Maestro. En el libro de los Hechos
de los Apóstoles un ángel es enviado por Dios, para visitar y liberar a Pedro.
Quizás Dios desee enviarnos como ángeles a los lugares de encarcelamiento
para que soltemos las cadenas que oprimen. En esta situaciones opresoras
vemos a Cristo en el hermano, que quiere escapar de la autocondena y el autocastigo, que desea atreverse a tomar el camino hacia la libertad, el camino
hacia la imagen única de Dios.
“ San Vicente recuerda que el amor implica la justicia… Las
Hijas de la Caridad se ponen a la escucha de sus hermanos y
hermanas para ayudarle a tomar conciencia de su propia dignidad… Respetando las situaciones personales… colaboran con los que defienden sus derechos...” C 24 e
6
ATRÉVETE
A DAR DE COMER AL HAMBRIENTO
En todas las épocas ha habido continuamente personas que desarrollaron programas sociales a favor de los pobres., tomando en serio las palabra de Jesús de dar de comer al hambriento.
Hoy en día en esta época de la globalización no nos podemos quedar
en las necesidades de nuestro país, que son muchas, sino que nuestra
caridad tiene que ser universal. Tenemos que salir de nuestras fronteras y poner nuestra mirada en el mundo entero. Nuestras decisiones
no deben de ir en perjuicio de otros, aunque estén lejos.
Cuando Jesús habla de hambre, no se refiere sólo al estómago que
protesta, sino que también es un “hambre” profundo en el ser humano . Habla del hambre de la justicia. En el evangelio de san Mateo le
dice Jesús a Satanás, “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.
Debemos de construir caminos en los que compartir el pan se traduzca en una actitud de compartir en general. Nuestra vida tiene que ser
compartida y partida con los demás. Ese compartir nos hace participar
también de los otros, de Dios, de su riqueza, de sus dones, de su amor.
“ Las hermanas escogen un estilo de vida sobrio y sencillo… Se
contentan con los gastos necesarios para sus actividades apostólicas y su vida de siervas” C30 b
Ant: El que confía en el Señor,
la misericordia le rodea, el que confía
en el Señor, la misericordia le rodea.
( Ain Karem)
3
ATRÉVETE
A DAR DE BEBER AL SEDIENTO
El agua no sólo limpia el exterior del ser humano, sino
también su interior. Jesús nos exhorta a dar de beber al sediento, para
Él, la sed es siempre una imagen del anhelo más profundo del ser
humanos. Él también reconoce su sed y le dice a la samaritana
“¡Dame de beber!”.
Dicha sed no será nunca saciada por seres humanos, sino sólo cuando
el amor de Dios entre en nosotros a raudales y se convierta en nuestro
interior en fuente de amor.
El agua que Jesús nos da a beber es su Espíritu. Éste que quiere convertirse dentro de nosotras en una fuente que brota y nos libra de secarnos internamente.
Beber significa escuchar las palabra de Jesús, cultivar la relación con
Él, creer en Él . Quién bebe de él experimentará una fortaleza interior,
don de su Espíritu Santo, de la que podrá beber siempre.
¿ Cómo puedo ser testigo del “ AGUA VIVA” en el mundo?
ATRÉVETE
A VESTIR AL DESNUDO
Vestir al desnudo, tiene el significado literal que todas conocemos y que las
Hijas de la Caridad de todas las partes del mundo hacemos.
Estar desnudo tiene aún otro significado más profundo. La gente se siente a
menudo expuesta a las vergüenza cuando públicamente se le critica y se le
cuestiona. Cubrir la desnudez de estas personas es una obra de misericordia.
Se necesita coraje para, en lugar de intervenir y señalar con el dedo a otros,
defenderla, interponerse entre sus críticos y tomar partido por ella, incluso
corriendo el riesgo de vernos expuestos a críticas violentas.
Quien se burla de la “desnudez de otros” y la ahonda aún más es sus palabras,
se perjudica en definitiva a sí mismo. Pues en cualquier momento se descubrirá su propia “desnudez” y entonces se encontrará realmente desnudo . Si
en cambio, la cubrimos no sólo trataremos misericordiosamente al prójimo,
sino también a nosotros mismos.
¿Está mi vida revestida de entrañas de misericordia, bondad,
humildad, mansedumbre, paciencia …?
¿Colaboras con la crítica hacia otros?
Ant: El que confía en el Señor, la misericordia le rodea, el que confía en el Señor, la
misericordia le rodea. ( Ain Karem)
ATRÉVETE
A DAR POSADA AL PEREGRINO
La hospitalidad no significa cumplir concienzudamente un deber y ocuparse
del forastero, sino primero estar abierto a los que éste trae a mi casa. He de
acogerlo no sólo desde la compasión, sino siempre, además desde la fe según
la cual en el forastero, el refugiado, nos encontraos con Cristo mismo.
Acoger al refugiado ha adquirido hoy una dimensión política. Como Hijas de
la Caridad nos debemos preguntar qué exigencia de hospitalidad tenemos, de
forma personal y comunitaria.
El forastero es un regalo de Dios. Dios mismo se acerca y llama a nuestra
puerta, lo mismo que Jesús llegó como forastero a las casas de la gente llevando consigo como huésped detalles de divinidad, su amistad humana y su
amor perdonador. Así también nosotros llegaremos a ser obsequiados cuando
estemos abiertos a lo que los forasteros desean darnos o decirnos.
Canto: “ Es mi hermano“ ( Ain Karem)
4
5
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards