Ley de Tierras y Desarrollo Agrario de Venezuela

advertisement
CAPÍTULO I
HISTORIA AGRÍCOLA NACIONAL
ETAPA PRE−COLOMBINA:
Abarca centenares de años. La agricultura practicada durante esta época se basaba en una agricultura de
subsistencia, imprescindible para la vida del aborigen, en las tierras venezolanas se cultivaban básicamente
maíz, yuca, batata, ocumo, etc.
ETAPA CONQUISTADORA COLONIAL:
Esta etapa abarca desde el siglo XVI y llega hasta la primera década del siglo XIX. Los cultivos tradicionales
de los aborígenes se mantuvieron y la siembra y recolección se adaptaron a las técnicas europeas. Entraron
nuevos productos provenientes de Europa y Asia. La producción se reforzó con la ganadería, actividad que
empezó a generas leche, carnes, quesos, etc.
Se reforzó la condición agrícola de las tierras y se refuerza con las actividades de cría. Los misioneros fueron
los mas determinantes forjadores de la economía agrícola y pecuaria; pues a ellos se debe el levantamiento de
los grandes hatos que poblaron los llanos y de numerosas haciendas en tierras de las montañas.
ETAPA DE LA INDEPENDENCIA:
Desde 1810 hasta 1830 la ganadería y la agricultura decayeron notablemente ya que no hubo cosechas debido
al alejamiento de la mano de obra de los cultivos ya que estaban participando en la guerra (los campesinos
estaban participando en la guerra, por lo tanto no había quien trabajara la tierra)
ETAPA DE LA REPÚBLICA AGRARIA:
Esta etapa comprende los años entre 1830 y 1914, en esta época se busca el rescate de los campos. Poco a
poco después de 1864 comienza a renacer la producción que para estos años tomo un nuevo rumbo hacia la
negociación con el café y los productos derivados de la ganadería.
ETAPA DE LA REPÚBLICA PETROLERA
Las actividades del campo se vieron golpeadas con la aparición del petróleo debido al abandono de los
campesinos que se dirigieron hacia las zonas petroleras en busca de mejores salarios.
A partir de 1826 el Gobierno se empeñó en mejorar las condiciones del campo para atraer a los campesinos a
sus antiguas labores. Finalmente en 1935 surgió el Ministerio de Agricultura y Cría y el Instituto de
Colonización e Inmigración
ETAPA DE LA REPÚBLICA MODERNA
Comprende desde 1935 hasta nuestros días. En el año 1940 el ascenso del poder de la burguesía urbana
implicó el comienzo de una reforma agraria con énfasis en la agroindustria.
Surgieron los asentamientos campesinos para darle a las áreas rurales mayores márgenes de salubridad y
atención. Especial énfasis se puso en mejorar la vivienda rural y el tradicional rancho, criadero de chipos y
enfermedades se cambió por nuevos tipos de viviendas en algunos lugares.
1
Básicamente el Estado ha venido impulsando las actividades agropecuarias ya que se han invertido fabulosas
cantidades de dinero, pero actualmente la inexistencia de políticas de desarrollo sustentable, la injusta
distribución de la tierra han provocado que la población campesina emigra hacia las ciudades. El
despoblamiento del medio rural conlleva otras consecuencias no menos graves como la incapacidad de
abastecer nuestras necesidades alimentarias.
El principal objetivo del Estado es estimular la permanencia de la población en el campo, a través de mayor
justicia e igualdad para los campesinos.
CAPÍTULO II
LA REFORMA AGRARIA EN LA HISTORIA
En el siglo pasado los pensadores han caracterizado la existencia de un problema agrario en las sociedades
capitalistas, al percibir que la concentración de la propiedad de la tierra y la oligarquía rural, se transformó en
obstáculo al desarrollo del campo y en la industria.
Cuando la Burguesía llego al poder, comprendieron la magnitud de este problema agrario, trataron de buscar
una solución y propusieron la distribución, la democratización de la propiedad de la tierra, y llamaron a ese
proceso de reforma agraria
Revisando las experiencias históricas de cómo esa burguesía industrial impuso procesos de reforma agraria, se
podrían enumerar distintas fases progresivas:
PRIMERA FASE: DESPUÉS DE LA REVOLUCIONES BURGUESAS
Después de las revoluciones burguesas se llevaron a cabo procesos de reforma agraria y se implantó una
estructura de pequeñas y medianas propiedades, que ha perdurado hasta nuestros días.
En los Estados Unidos de América se implantó una ley de colonización del oeste, que estableció un tamaño de
propiedad máxima de alrededor de 100 acres (89 hectáreas) por familia, que funcionó como una especie de
reforma agraria
SEGUNDA FASE: DESPUÉS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL
El estallido de la primera revolución proletaria del mundo, en Rusia, bajo el lema de tierra, pan y libertad fue
el grito de alerta a otras burguesías europeas que todavía no habían implantado la reforma agraria. Con el
temor de que se repitiera la revolución rusa en sus países se implantaron leyes de reforma agraria en
prácticamente todos los países de Europa oriental
TERCERA FASE: DESPUÉS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL
En la Segunda Guerra Mundial con la derrota de Japón se abrió espacio para que se realizaran en Asia,
también reformas agrarias netamente capitalistas. Bajo la ordenanza de las fuerzas armadas intervencionistas
del Gal. MacArthur, se desarrollaron leyes de reforma agraria bastante radicales, aplicadas en Japón
Después de la victoria de China Popular (1949), Estados Unidos implantó sus mismas leyes de reforma
agraria en la provincia autónoma de Taiwán, y posteriormente, después de la guerra de Corea (1956), se aplicó
la reforma agraria en Corea del Sur. De igual forma, en el mismo período, bajo el clima de democratización de
la victoria de la resistencia italiana, el nuevo gobierno de coalición implementó una ley de reforma agraria
sobre los remanentes de latifundios atrasados en el Sur de Italia
2
Gracias a esos procesos de reforma agraria se abrió espacio para el desarrollo de las fuerzas productivas en
esos países, se creó un amplio mercado interno, y hubo avances del desarrollo capitalista, con democratización
de la propiedad de la tierra
CAPÍTULO III
EL PROBLEMA AGRARIO
Un grupo de personas burguesas nacionales democratizaron las propiedades de las tierras, esto para obtener
una mayor producción aunque en el hemisferio sur las élites estaban dominadas por el colonialismo e
imperialismo. Por ello el capitalista adopto élites para las propiedades latifundistas para dar productos en
exportación a países centrales.
Es por ello que el colonialismo antes y después del imperialismo fortaleció las propiedades latifundistas, sólo
le interesaba la mano de obra y materias primas agrícolas baratas. No había mercado interno y por ello se
agravaron en los últimos siglos por el capitalismo, hoy en día persiste en países latinoamericanos.
Existen varios fenómenos económicos y sociales en nuestro problema agrario:
• El latifundio predomina en nuestro país
• Las mayoría de las propiedades han sido adquiridas por familias poderosas y gran parte de ellas son
improductivas
• Existe en países periféricos un número elevado de la población con necesidad y hambre.
Existe el problema de capital industrial que domina el comercio industrializado y el cual afecta el desarrollo
agrícola porque estas tienen unos procesos agroindustrilizados.
El agravamiento del problema agrario con las políticas económicas neoliberales se debe al desarrollo
capitalista cuando se adopto las élites colonizadas, es por ello que en la última década se agravó, por las
políticas neoliberales.
Para la agricultura y el medio rural las políticas neoliberales representan una sumisión a las élites nacionales
que abandonaron los proyectos y adquirieron el capital financiero.
Es por ello que la explotación de nuestra riqueza se agrava, porque ahora son con intereses pagados al capital
financiero.
La agricultura en nuestro país esta medianamente destrozada, representa signos de miseria, pobreza y
abandono en cualquier desarrollo autónomo.
CAPÍTULO IV
DERECHO A LA PROPIEDAD DE LA TIERRA Y SEGURIDAD DE LA TENDENCIA
La tendencia a la tierra se refiere al régimen de propiedad sobre ella. Las invasiones han sido por años, el
problema mayor en el tema de la tendencia a la tierra a consecuencia de una situación estructural y de
ineficacia del Estado para dar acceso a las tierras, se ha visto aumentado en ciertas coyunturas políticas,
cuando los campesinos creen que pueden ver satisfechas sus demandas.
En los últimos años ha habido múltiples invasiones aun cuando a este respecto la información publicada
presenta importantes variaciones en cuanto a la cantidad y a las circunstancias de las invasiones.
3
El derecho a la seguridad, el derecho a la propiedad y el derecho a la tierra están implicados en lo que dice el
directorio de FEDENAGA y el Estado, con la relación a la seguridad, es obligación del estado brindar
seguridad a la población y a sus bienes, para ello deben tomar medidas efectivas y no dejar a las instituciones
privadas conformar fondos de defensa autodefensa, esta es una actividad que le concierne solo al Estado.
Considerando a las etnias indígenas hay que reconocer sus derechos ancestrales y dejarlas permanecer en sus
regiones y ayudarlas a solicitas y transmitir sus títulos de propiedad.
CAPÍTULO V
CONFLICTO EN EL SUR DEL LAGO
El sur del lago posee las mejores tierras del país con una capa vegetal de un metro de profundidad, las criticas
a su distribución y ha como han sido aprovechadas vienes de diversos sectores, estas tierras fueron dedicadas
a una ganadería irracional en contra de su vocación que es la agrícola.
Dadas las posiciones tan encontradas, una concertación de intereses es casi imposible, pero el Estado tiene el
papel de garantizar reglas claras y apegadas a la constitución además de mantener una economización fluida y
abierta con los sectores involucrados
CAPÍTULO VI
LA LEY DE LA REFORMA AGRARIA DE 1960
La Ley de la Reforma Agraria fue promulgada el 5 de Marzo de 1960 durante la presidencia de Rómulo
Betancourt. Este documento fue producto de un consenso nacional, en donde participaron sectores como la
Iglesia y el Partido Comunista de Venezuela, entre otros. Se perseguía una meta en común: la equitativa
distribución de las tierras.
Las principales metas de la Reforma Agraria en Venezuela fueron:
−La distribución equitativa de las tierras.
−La adecuada organización del crédito y de la asistencia integral para los productores del campo, a fin de que
la tierra constituya para el hombre que la trabaja, base de su estabilidad económica fundamento, de su
progresivo bienestar social y garantía de su libertad y dignidad.
Antes de la Reforma Agraria, el sistema de tierras que se manejaba era el conocido como Latifundista,
heredado de la época colonial y luego institucionalizado en la república.
La agricultura vivía en permanente atraso, con gran cantidad de tierras ociosas o en muy baja producción; así
como los productores y propietarios de la tierra, con sus tierras hipotecadas y en situación de ruina
El objetivo de La Ley de la reforma agraria era garantizar la propiedad sobre las fincas y cualquier tipo de
vivienda rurales que son de uso privado, social o publico. También garantizaba el trabajo a aquellas personas
que no posean tierras y se les da el derecho de propiedad de algunas tierras explotadas y por ultimo mantener
la permanencia de los productores en las tierras que están cultivando
Desafortunadamente, esta ley fracasó por varias causas como la tenencia de las tierras por parte de los
latifundistas, desconocimiento de nuevas técnicas modernas, poca inversión en el sector, plagas y
enfermedades que bajaron la producción, falta de un adecuado sistema de mantenimiento y la escasez de
mano de obra.
4
Estos atrasos y problemas de la agricultura crearon serios problemas al desarrollo industrial y repercute de
forma negativa en el nivel de vida de toda la población consumidora del país y Venezuela se ve obligada a
importar productos que podrían ser producidos en el país como el maíz, caraotas, frutos y hortalizas
CAPÍTULO VII
LEY DE TIERRAS Y DESARROLLO AGRARIO VIGENTE
La Constitución de la República Bolivariana de Venezuela hace énfasis en la agricultura como base
estratégica de un desarrollo rural sustentable. En comparación con la ley de tierras de 1960,la Ley de Tierras y
Desarrollo Agrario se hizo con el fin de erigir las bases de una estructura que permitiera el desarrollo
sostenido de las actividades agrícolas, lo que garantiza la seguridad agroalimentaria del país y el
mejoramiento de la calidad de vida en el campo. De allí que dicha ley establezca un replanteamiento de la
tenencia y el uso de la tierra para contrarrestar el régimen latifundista, que se contrapone a algunos valores
básicos y estratégicos del proceso bolivariano, como la solidaridad y justicia social.
Las causa de la redacción de la nueva Ley de Tierras y desarrollo agrario es que era necesario cambiar de
estatuto porque la Ley de Reforma Agraria de 1960 estaba desactualizada y no atendía a los requerimientos
actuales de la sociedad.
La referida Ley contiene 281 artículos más 16 dispositivos transitorios y 3 dispositivos derogatorios todos
ellos en 7 títulos y 34 capítulos, en los cuales se expresa que el Estado deberá tomar las medidas de orden
financiero, comercial, transferencia tecnológica, tenencia de la tierra, infraestructura, capacitación de mano de
obra, etc., necesarias para asegurar el desarrollo del sector agrario, También se dispone la creación de tres
instituciones administrativas más figuras o instancias judiciales.
Estas tres instituciones administrativas son:
Instituto Nacional de Tierras. Se hace cargo de la regularización de las tierras con vocación agraria,
llevando a cabo los procedimientos de declaratoria de finca ociosa y de certificación de finca mejorable o
productiva. Igualmente, es competente para tramitar los procedimientos de expropiación agraria y de rescate,
y para intervenir preventivamente las tierras que se encuentran improductivas.
Corporación Venezolana Agraria. Cumple los objetivos de desarrollar, coordinar y supervisar las
actividades empresariales del Estado para el desarrollo del sector agrario.
Instituto Nacional de Desarrollo Rural. Tiene la responsabilidad de contribuir con el desarrollo rural
integral del sector agrícola en materia de infraestructura, capacitación y extensión.
CAPÍTULO VIII
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA LEY DE TIERRAS Y DESARROLLO AGRARIO
VIGENTE
Adjudicación de tierras al campesino. La Ley reconoce el derecho a la entrega de tierras a toda persona que
sea competente para el trabajo agrario, logrando ser beneficiados todos los venezolanos y venezolanas que
hayan optado por el trabajo rural y la producción agraria como oficio u ocupación principal.
Protección a la mujer del campo. Se establece que serán beneficiarias preferenciales de entrega de tierras las
ciudadanas que sean cabeza de familia y que se comprometan a trabajar una parcela para mantener a su grupo
familiar. Las ciudadanas tendrán garantizado un subsidio especial alimentario pre y post natal, del cual estará
encargado el Instituto Nacional de Desarrollo Rural.
5
Beneficios sociales. El instrumento jurídico garantiza a los trabajadores del campo todos los beneficios
previstos en la Ley Orgánica del Trabajo, lo cual mejora sustancialmente su condición social y se convierte en
un impulso para el campesino en su deseo de trabajar la tierra.
Garantías para grupos asentados históricamente en áreas rurales. Según el artículo 17 de la Ley de
Tierras, dentro del régimen del uso de tierras con vocación para la producción agroalimentaria, se garantiza la
permanencia de los grupos de población asentados en las tierras que históricamente han ocupado, así como la
de los pequeños y medianos productores agrarios en las tierras que han venido ocupando pacíficamente para el
momento de la promulgación del Decreto Ley.
Garantía de progreso material y de desarrollo humano. También queda garantizado el derecho de todos
los campesinos y campesinas a perseguir su progreso material y desarrollo humano en libertad, con dignidad e
igualdad de oportunidades.
Protección del folclore y las costumbres. Del mismo modo, el Estado es el encargado de asegurar la
protección de la cultura, el folclore, la artesanía, las técnicas ancestrales de cultivo, las costumbres, usos y
tradiciones orales de los campesinos, así como la biodiversidad del hábitat.
Reconocimiento del conuco como fuente histórica de biodiversidad agraria. La nueva Ley reconoce al
conuco como fuente histórica de la biodiversidad agraria, encargando al Ejecutivo Nacional la tarea de
promover, en las áreas desarrolladas por conuqueros, la investigación y la difusión de las técnicas ancestrales
de cultivo, así como el control ecológico de plagas y las técnicas de preservación de suelos
Optimización del uso de las aguas. El agua como recurso de interés nacional, debido a su importancia para
el desarrollo de la vida, también ocupa un lugar preponderante, pues la Ley encarga al Instituto Nacional de
Tierras la vigilancia del uso y aprovechamiento racional de las mismas, con fines de riego y acuicultura. Este
organismo será el encargado de crear una comisión permanente que coordinará el régimen del uso de las
aguas con fines de producción agropecuaria.
Redistribución de las tierras ociosas. En vista de que la producción agraria y el desarrollo rural constituyen
temas de interés nacional, la Ley estipula algunos mecanismos para confiscar aquellas tierras que, dadas sus
condiciones óptimas para la producción, permanecen ociosas. En este sentido, se establece que será la Oficina
Regional de Tierras la encargada de abrir averiguaciones con relación a las denuncias que reciba en este
sentido Desde luego la Ley no deja en estado de indefensión a aquellos que consideren tener derechos
anteriores sobre las tierras, pues si estos poseen elementos para desvirtuar el carácter de ociosa o inculta de
una tierra, tienen la facultad de oponer las razones que los asistan, cumpliendo los requisitos exigidos en la
Ley. En estos casos, será el Directorio del Instituto Nacional de Tierras el órgano encargado de hacer justicia.
Impuesto sobre tierras subutilizadas. La nueva Ley crea un impuesto que busca gravar la infrautilización de
las tierras rurales, tanto privadas como públicas, quedando excluidas del ámbito de aplicación de este
impuesto las tierras cubiertas de bosques naturales declarados por el Ejecutivo Nacional como tales (estos no
podrán ser objeto de explotación y uso alguno).
− Subordinar la posesión y el uso de
la tierra al principio de función
LEY
social.
DE
− Dirigir la ejecución de un amplio
proceso de distribución de tierras,
TIERRAS
democratizando la tenencia y
redistribuyéndola entre los
Y DESARROLLO
campesinos minifundistas, los sin
− Reconocer que las tierras ociosas e
improductivas deben ser gravadas por
impuesto y pueden estar sujetas a
expropiación y distribución.
− Debe favorecer la pequeña y
mediana producción (hasta 50
hectáreas).
6
tierra y todo ciudadano dispuesto a
invertir y trabajar directamente la
tierra.
− Contemplar el derecho a la tierra
como garantía de supervivencia
económica y cultural del medio rural.
− Otorgar al Estado el deber de
garantizar agua, soporte técnico,
acceso a créditos, insumos, formación
y maquinaria. Esto equivale a
promover la equidad en el acceso a
los factores claves de la producción
AGRARIO
− Debe establecer la titularidad
familiar de las tierras entregadas, en
sustitución de la titularidad individual.
Las tierras en Venezuela se suelen
entregar al `jefe' de la familia
reforzando las desventajas de la mujer
campesina.
− Favorecer la asociación y
cooperación de los pequeños
productores
− Estructuras comerciales confiables,
con menos intermediarios, y con
seguridad en los pagos
CAPÍTULO IX
REPERCUSIONES ECONOMICAS DE LA LEY DE TIERRAS Y DESARROLLO AGRARIO
VIGENTE
• La ley busca básicamente una justa distribución de la riqueza, por lo tanto las tierras podrán ser
trabajadas por los campesinos sin ser explotados, los trabajadores podrán evitar mantenerse en un bajo
nivel de vida.
• En cuanto a los ingresos del fisco por la aplicación de la Ley de Tierras, estos provendrán de la
recaudación en concepto del impuesto sobre tierras ociosas,
• El Ejecutivo Nacional creara y promoverá planes especiales de desarrollo integral, que ayudaran
económicamente a los trabajadores del campo.
• Se busca establecer una Seguridad Alimentaria lo que reduciría la cantidad de importaciones
alimentarias del país.
• Se otorgaran el crédito agrícola al cual se le puede considerar como una de las herramientas del
desarrollo en el sector agropecuario.
• Se busca incorporar a todas las regiones al desarrollo económico del país.
• Erradicación del latifundio y de estímulo al sector agrario
• Se pretende que los campesinos tuvieran mayores oportunidades de adquirir las tierras, eliminando así
el arrendamiento de las mismas
• Contribuyen a evitar el alza descontrolado de los precios de los productos agrícolas
CAPÍTULO X
REPERCUSIONES SOCIALES DE LA LEY DE TIERRAS Y DESARROLLO AGRARIO VIGENTE
• La ley de tierras vigente busca las mejoras sociales (mejoras de vivienda y de infraestructura).
• El Estado debe prestar una atención que incluye salud, educación, y ciertos subsidios a los insumos
agropecuarios.
• Incorporación del campesino al proceso productivo a través del establecimiento de condiciones
adecuadas para la producción.
• Se busca impartir la educación como instrumento de formación y capacitación del niño y joven rural y
revalorizarse el papel y el trabajo de la mujer
• Se procura que los campesinos cultiven las tierras de manera coordinada y no aislada, lo cual seria
muy bueno para lograr comunicación entre los campesinos
7
• Incrementando la demanda del uso intensivo de mano de obra se puede lograr combatir la influencia
que tienen la clase industrial, la clase media, las ciudades y el sector moderno en la creación de
políticas que deterioran las condiciones del sector primario y la clase pobre informal y rural
• Para el caso de expropiaciones se proponen vías de conciliación las cuales permiten a las personas
afectadas contar con plazos para adecuar su producción a las necesidades generales de la economía
territorial o nacional, según el tipo de tierra que posea.
• Al rechazar las invasiones se apoya al dueño de las tierras, lo cual puede prevenir los problemas que
puede causar una invasión
CONCLUSIÓN
Nuestro país es una gran tierra fértil, nuestra historia agraria comienza desde antes de que llegaran los
españoles a nuestra tierra. Durante muchos años las actividades agrarias fueron fundamentales para el
desarrollo de nuestro país, pero después de la aparición del petróleo, aquí en nuestro país, se logro ver un gran
abandono de las tierras, ya que los campesinos se dirigieron hacia los campos petroleros en busca de un mejor
sueldo y una mayor calidad de vida.
Durante la historia de nuestro país la reforma agraria se ha concebido como un interés nacional, donde se
busca poner la tierra agraria en función social, buscando la manera de castigar mediante las expropiaciones a
los absentistas y rentistas. Las reformas agrarias en nuestro país han buscado básicamente el regreso de la
población a las áreas rurales proponiendo mejores condiciones de vida para el campesino, el Estado propone
apoyar al campesino económica y socialmente.
El Estado desea establecer una seguridad alimentaria para el pueblo venezolano, ya que en la actualidad
dependemos en muchos casos de las importaciones ya que la producción nacional no puede lograr abastecer a
todo nuestro país.
Las repercusiones sociales y económicas que pueden llegar a tener la vigente ley de tierras y desarrollo
agrario si se llega a cumplir a total cabalidad son múltiples, como principales tenemos que socialmente el
campesino puede lograr mejorar su calidad de vida y económicamente la cantidad de importaciones que tiene
que hacer nuestro país se vería disminuida y los precios de los productos no serían tan caros.
La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario pretende lograr una distribución más justa de las tierras rurales (la
tierra y la propiedad no son privilegios de unos pocos) y aumentar la productividad del sector agrario. Se
pretende eliminar el latifundio. Se pretende mejorar el uso de la tierra evitando la acumulación o tenencia de
tierras ociosas que no cumplan una función social determinada, principalmente la seguridad agroalimentaria.
Se plantea que el Estado debe ser el promotor de la producción y el abastecimiento del mercado interno pero
en condiciones de transparencia y competencia. La condición burocrática−popular se basa en la participación
de todas las clases sociales, cosa que le sirve al Estado como minimizador de los conflictos sociales, ya que el
desarrollo económico será equitativo.
En Venezuela se debe dar un apoyo al sector empresarial, ya que la producción empresarial permite el
desarrollo de amplias zonas, empleando la maquinaria que sea necesaria. La producción tradicional solo
permite el abastecimiento para el consumo de la familia campesina, lo cual restringe el desarrollo de la familia
como tal.
Finalmente el cumplimiento y buenas repercusiones de La Ley de Tierras y Desarrollo Agrario depende del
Estado y de la población, la seguridad alimentaria de nuestro país se encuentra en manos de cada uno de los
productores y especialmente en el apoyo que reciban estos productores por parte del Estado, este apoyo puede
ser ejecutado a través de los programas de créditos los cuales deberían contribuir con la producción agrícola
para obtener una gran productividad que sea capaz de abastecer a todo el territorio nacional.
8
BIBLIOGRAFÍA
Libros consultados:
GOMEZ E, Antonio. Geografía Económica de Venezuela 2 ciclo diversificado. Caracas: Fundación Editorial
Salesiana, 2006
LIMA CASTRILLO, Miguel A. Geografía Económica de Venezuela 2 ciclo diversificado. Caracas: Editorial
Actualidad Escolar 2000.
Páginas de Internet consultadas:
Pagina en línea: [http: //www.abn.info.ve/go_news_especiales3.php]
[http://www.leyesvenezolanas.com/ltda.htm]
[http://www.efemeridesvenezolanas.com/documentos/html/leytierras.htm]
[http://www.monografias.com/trabajos15/reforma−agraria/reforma−agraria.shtml]
[http://www.catastrolatino.org/trabajos/legislacion/venleytierras.pdf]
[http://www.ian.gov.ve/ley_reforma_agraria_antecedentes.html]
ANEXOS
9
Campesino
10
Productores venezolanos
Producción de café
11
Actividad ganadera
Frutos de la tierra venezolana
5
12
Descargar