es cierto, pero sabemos que nos quedan grandes desafíos.

Anuncio
Versión final
Honorable Presidente de la Conferencia General, señora Directora General, Honorables Ministros y
Ministras, estimados Embajadores.
Agradezco esta oportunidad de representar, en mi condición de Ministra de Educación Pública, a la
República de Costa Rica en esta 38ava Conferencia General de la UNESCO. Valoramos altamente el
papel que este organismo ha jugado en la promoción de la educación inclusiva y de calidad, el
respeto al patrimonio cultural e inmaterial, el impulso de la ciencia y tecnología al servicio del
desarrollo, todas áreas de alta prioridad para el gobierno Solís Rivera.
Esta Conferencia constituye un espacio idóneo para compartir esfuerzos y realizaciones, pero
también para dialogar sobre relevantes desafíos que requieren de la acción común y de la
cooperación recíproca en el marco de los valores que inspiran a esta organización.
En Costa Rica la educación preescolar, general básica y diversificada son obligatorias, y en el
sistema público, gratuitas y costeadas por la Nación. Para el cumplimiento de ese fin se garantiza
constitucionalmente que la inversión pública en educación no será inferior al 8% anual del producto
interno bruto. Este esfuerzo del pueblo de Costa Rica nos ha permitido concretar logros relevantes,
es cierto, pero sabemos que nos quedan grandes desafíos.
En nuestra propuesta de trabajo en educación, seis ejes transversales atraviesan el quehacer
institucional: calidad, equidad e inclusión, sostenibilidad, innovación, internacionalización, eficiencia y
transparencia. Bajo el lema: Educar para la nueva ciudadanía hemos enfatizado que la educación
es un compromiso de todas y de todos, y que a los necesarios esfuerzos del estado deben sumarse
los aportes de diversos actores de la sociedad: la sociedad civil, el sector privado, los gobiernos
locales, entre otros.
Son diversos los ámbitos dentro de los cuales orientamos renovados esfuerzos: la prevención y el
combate a la exclusión escolar, particularmente en secundaria; la educación para el desarrollo
sostenible como uno de los ejes clave de la reforma curricular, al igual que la formación en
derechos humanos y de una verdadera ciudadanía planetaria sustentada en una vigorosa
conciencia intercultural; la ampliación de las metas en conectividad, con el fin de ir cerrando brechas
y avanzar hacia centros educativos realmente conectados que propicien el uso innovador de las
tecnologías de la información y la comunicación; el fortalecimiento de la atención y educación de la
primera infancia y de una .educación de jóvenes y adultos más pertinente, más flexible y de mayor
calidad.
Dentro de este marco, la dignificación de la profesión docente es sin lugar a dudas de alta
prioridad.
Por primera vez hemos adoptado en el Ministerio de Educación una política de género, que fomente
la igualdad, al tiempo que promovemos espacios de aprendizaje orientados a una cultura de paz que
destierre la violencia y el acoso escolar. Es urgente sensibilizar a la comunidad sobre este flagelo,
investigar más profundamente sus causas y soluciones y crear redes de apoyo. Por ello Costa Rica
desea promover en este foro la declaratoria, por parte de la UNESCO, de una jornada internacional
contra el acoso escolar, el “bullying” y la violencia en los centros educativos. A ello
dedicaremos esfuerzos en el seno de este organismo, cuyo activo papel puede aliviar el sufrimiento y
cambiar una situación de graves consecuencias para nuestra niñez, nuestra juventud y también
nuestros docentes.
En lo que tiene que ver con el accionar de la ciencia, la tecnología y la innovación en el país, el
Plan Nacional 2015-2021 establece una hoja de ruta que guía la aplicación de las políticas orientadas
a generar impactos socio-productivos en determinados sectores de la sociedad y la economía.
Además sirve de marco orientador para la definición de prioridades para los demás actores públicos y
privados del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación.
Somos un país con una larga y sólida historia de conservación ambiental, que ha decidido sumar a
este compromiso la decisión de proteger e impulsar también su patrimonio cultural. La fusión entre
lo natural y cultural es, así, un binomio que nos identificará en el siglo XXI. Tenemos el
compromiso de enriquecer nuestra identidad democrática con un reconocimiento de nuestras raíces
multiculturales, de forma que complementamos nuestro credo en favor de la educación, los derechos
humanos y la conservación de la naturaleza con la inclusión del patrimonio cultural como otro valor de
nuestra identidad nacional.
Compartimos la visión de conservación y uso sostenible que ha desarrollado la UNESCO a través del
Programa del Hombre y la Biosfera, aplicado a las tres Reservas de la Biosfera designadas en Costa
Rica.
Hemos gestado modelos de conservación que integran las actividades socioeconómicas y culturales,
respetuosos de los derechos humanos y que propician la distribución justa y equitativa de los
beneficios de la conservación y el uso sostenible de los recursos naturales.
Costa Rica además es sede de la Universidad para la Paz - una institución de educación superior de
Naciones Unidas establecida para promover la paz y la resolución pacífica de conflictos. En este
XXXV aniversario de su creación, hacemos un llamado a todos los Estados Miembros de UNESCO
para que apoyen su operación y funcionamiento.
Por último, en el Programa Gestión de las Transformaciones Sociales, MOST, Costa Rica ha ejercido
un papel comprometido en la promoción de la investigación para la formulación de políticas públicas
en temas clave, y deseamos seguir aportando en la transformación social de nuestra región.
Nuestro país reafirma su compromiso con un conjunto de aspiraciones, estrategias y acciones que,
desde el privilegiado espacio que representa la UNESCO, pueda seguir transformando, mediante la
ciencia, la educación y la cultura, la vida de millones de personas en todo el planeta.
Muchas gracias.
Descargar
Fichas aleatorios
Explore flashcards