SEN. ERNESTO CORDERO ARROYO PRESIDENTE DE LA MESA

advertisement
SEN. ERNESTO CORDERO ARROYO
PRESIDENTE DE LA MESA DIRECTIVA
DEL SENADO DE LA REPÚBLICA
PRESENTE
Fernando Yunes Márquez, Senador de la República en la LXII Legislatura al Congreso de la
Unión, integrante del Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, con fundamento en lo
dispuesto por los artículos: 71 fracción II de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos; así como por el numeral 1 del artículo 8, numeral 1 y 2 del artículo 164 y 169 del
Reglamento del Senado de la República someto a consideración de esta Soberanía, la
siguiente INICIATIVA CON PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE DEROGAN LAS
FRACCIONES II Y III, Y SE REFORMA LA FRACCIÓN IV DEL NUMERAL 1; TODAS DEL
ARTÍCULO 202 DEL REGLAMENTO DEL SENADO. Lo anterior, al tenor de la siguiente:
Exposición de motivos
El derecho de proponer iniciativas está fundamentado por el artículo 71 de la Constitución, así
como por los demás artículos de la Ley Orgánica del Congreso General y el Reglamento de ambas
Cámaras.
Este derecho, como bien se sabe, lo posee el Presidente de la República, los Diputados y
Senadores del Congreso de la Unión, las Legislaturas de los Estados y recientemente, los
ciudadanos.
El mismo artículo 71 de la Carta Magna establece que la Ley del Congreso determinará el trámite
que debe darse a las iniciativas.
Es igualmente por todos conocido, que el proceso legislativo inicia precisamente con la
presentación de una iniciativa de ley o decreto, misma que se turna a Comisiones, y éstas deben
dictaminar en un cierto período de tiempo, votarla en Comisiones y si es aprobado por la mayoría
absoluta de sus integrantes, se somete a consideración del Pleno su probable aprobación.
Si se desglosa el proceso legislativo establecido en la Constitución, la Ley y los Reglamentos, se
podrá concluir que la iniciativa per se tiene trámite automático una vez que se presente ante alguna
de las Cámaras. Es decir, es obligación de las Comisiones el analizar y dictaminar toda iniciativa
que se presenta, así como es obligación del Congreso de la Unión, el discutir y votar todas las
iniciativas que se presentan, con independencia de su viabilidad.
En ese orden de ideas, se concluye que toda iniciativa, una vez que recorra el proceso legislativo
establecido en la norma, debe ser discutida y votada en el Pleno de la Cámara de Origen, para
después de ser discutida y votada en la Cámara Revisora.
El artículo 72 de la Constitución, señala que “todo proyecto de ley o decreto, cuya resolución no
sea exclusiva de alguna de las Cámaras, se discutirá sucesivamente en ambas, observándose la
Ley del Congreso y sus reglamentos respectivos, sobre la forma, intervalos y modo de proceder en
las discusiones y votaciones”. Es así, que la obligación de discutir todo proyecto de ley o decreto
por parte de las dos Cámaras está expresamente establecido en nuestra Carta Magna. Asimismo,
la Ley y el Reglamento establecen que los Dictámenes que se discuten, pueden ser modificados,
ya sea en Comisiones, o posteriormente en el Pleno.
Para que ocurra esto, existen, entre otras, la figura de “reservar artículos”, misma que se encuentra
fundamentada en el artículo 200, así como su procedimiento en el artículo 201 y 202 del
Reglamento que rige a esta Cámara Alta.
1
En este sentido, actualmente dichos artículos establecen lo siguiente:
Artículo 200
1. Concluido el debate en lo general, el Presidente abre el registro para la reserva de artículos o la
presentación de adiciones al texto normativo del dictamen, las cuales serán objeto de debate y
votación en lo particular.
2. El Presidente informa al Pleno sobre los artículos reservados o las adiciones propuestas, así
como de los votos particulares que se refieren a artículos o apartados específicos del dictamen.
3. Inmediatamente ordena someter a votación en un solo acto el dictamen en lo general y los
artículos no reservados.
Artículo 201
1. Los debates en lo particular, se refieren a los artículos reservados contenidos en el cuerpo
normativo de un dictamen sea para suprimirlos o modificarlos.
2. Los debates en lo particular también se refieren a propuestas de adición de artículos al cuerpo
normativo del dictamen.
3. Cada artículo o grupo de artículos reservado o propuesta de adición, se debate y resuelve
sucesivamente en el orden que les corresponde dentro del cuerpo normativo del dictamen.
Artículo 202
1. Para los debates en lo particular sobre artículos reservados o adiciones, el Presidente procede a
desahogar cada propuesta registrada, de la manera siguiente:
I.
El autor o, en su caso un representante de los autores, explica al Pleno el sentido y los
alcances de la misma;
II.
Se consulta al Pleno si se admite o no a debate;
III. Si no se admite, se tiene por desechada; en su oportunidad, se somete a votación el artículo
reservado, en los términos del dictamen;
IV. De admitirse, se levantan listas de oradores en contra y a favor; inicia el primero registrado
en contra;
V.
Concluida cada ronda de dos oradores en contra y dos a favor, se consulta al Pleno si el
asunto ha sido suficientemente debatido o no. En función de la respuesta, se dispone lo previsto en
las fracciones VI y VII del párrafo 1 del artículo 199 de este Reglamento, en cuyo caso intervienen
hasta dos oradores en cada nuevo turno;
VI.
De sólo registrarse oradores a favor, al concluir sus intervenciones los dos primeros, se
procede de acuerdo a la fracción anterior; y
VII. Agotada la lista de intervenciones registradas, se declara concluido el debate y, previa
lectura por un Secretario del texto a considerar, se somete a votación del Pleno; de ser aprobado,
2
se incorpora en el cuerpo normativo; de no ser así, prevalecen los términos originales propuestos
en el dictamen y se somete a votación el artículo reservado.
El procedimiento para el desarrollo de la reserva de artículos, se traduce en una grave
contradicción en la misma norma, ya que el artículo 200 establece de manera clara que la reserva
de artículos serán objeto de debate y votación en lo particular.
Posteriormente, el artículo 201 señala, también de manera muy clara, que los debates en lo
particular se refieren a los artículos reservados o a propuestas de adición al cuerpo
normativo de un dictamen; las dos vertientes tienen el mismo objetivo, que es el proponer la
modificación del dictamen que se discute.
Empero, el artículo siguiente, establece ya, de manera minuciosa, cómo será el procedimiento para
el desahogo de los artículos reservados. Dicho artículo contempla la posibilidad de coartar el
derecho y facultad constitucional de todo legislador de proponer. Es decir, el abrir un espacio a
que un artículo reservado, que no es otra cosa que una propuesta clara y concisa de un
legislador, ni siquiera sea discutido por el pleno, limita su derecho parlamentario y deliberativo.
Si bien es cierto, un Dictamen representa en la teoría el consenso de las distintas fuerzas políticas
que previamente en Comisiones se votó por el mismo, también es cierto que no se puede coartar o
limitar el derecho a los legisladores, pertenecientes o no a las Comisiones que dictaminan, de
proponer ante el Pleno modificaciones al mismo, ya que contemplar la figura de votar de manera
económica, para que se apruebe o rechace si es aceptado a discusión el artículo reservado, no
garantiza el respeto de los derechos políticos del parlamentario.
En consecuencia, todo artículo reservado o de adición al dictamen, debe por sí solo, ser discutido
por el Pleno de la Cámara Alta, y una vez discutido, debe ser votado para determinar si se incluye
al dictamen o se rechaza.
Cabe resaltar que un Parlamento y/o Congreso es el centro del debate, de la deliberación, y de la
legitimidad de representar a los ciudadanos, y de esta forma, convertirse en la voz para expresar la
voluntad de los mexicanos que depositan su confianza mediante el voto directo en las urnas. Por
esta razón, considero que el artículo 202 del Reglamento que rige a esta Cámara resulta contrario
al espíritu del Parlamento mismo.
En ese orden de ideas, esta iniciativa propone derogar las fracciones II y III del artículo 202 del
Reglamento del Senado, con el objeto de que toda propuesta de reserva de artículos, ya sea para
modificar el dictamen, o adicionar una propuesta al cuerpo normativo, sea discutido y votado.
De aprobar esta iniciativa, se daría un avance significativo en la manera en la que se desarrollan
las Sesiones en el Pleno, se aumentaría la calidad de las discusiones, y en consecuencia, se haría
más eficiente la elaboración de leyes. La ideología, intelectualidad y libertad constitucional de
proponer que tiene cada legislador no puede ser coartada, limitada o privada por intereses
colectivos, que sin mayor discusión, rechazan propuestas sin entrar al fondo de la misma.
Por lo anteriormente expuesto, se somete a la consideración de esta Soberanía, el siguiente:
PROYECTO DE DECRETO POR EL QUE SE DEROGAN LAS FRACCIONES II Y III, Y SE
REFORMA LA FRACCIÓN IV DEL NUMERAL 1; TODAS DEL ARTÍCULO 202 DEL
REGLAMENTO DEL SENADO.
ÚNICO. Se derogan las fracciones II y III, y se reforma la fracción IV del numeral 1 del artículo 202
del Reglamento del Senado, para quedar como sigue:
3
Artículo 202
1. …
I.
…
II.
(Se deroga)
III.
(Se deroga)
IV.
Se levantan listas de dos oradores en contra y dos a favor; inicia el primero
registrado en contra.
V.
…
VI.
…
VII.
...
Transitorios
ARTÍCULO ÚNICO. El presente decreto entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el
Diario Oficial de la Federación.
ATENTAMENTE
SENADOR FERNANDO YUNES MÁRQUEZ
Dado en el Salón de Sesiones del Senado de la República, a los 16 días del mes de abril del 2013.
4
Descargar