Galileo – el mercado único en órbita

advertisement
Galileo – el mercado único en órbita
Todo el mundo sabe que Europa tiene su propia política agrícola o de pesca, ¿pero dónde se
encuentra la política espacial europea? Pensamos que en sus inicios, sin darnos cuenta de
que mañana los satélites europeos estarán en órbita. En septiembre, el Parlamento europeo
concederá mil millones de euros más para el desarrollo del programa espacial Galileo, el
proyecto europeo más ambicioso hasta la fecha.
Galileo tiene como objetivo dotar a Europa de un sistema civil de navegación por satélite totalmente
independiente de la tecnología estadounidense. Hoy en día, el planeta está repartido entre dos
sistemas desarrollados por la Armada: el ruso GLONASS y el estadounidense GPS, el cual se ha
extendido con éxito en el ámbito civil. Así pues, ¿para qué desarrollar un sistema europeo
propio ? Ante todo porque la gestión de las infraestructuras de transporte europeas (red ferroviaria,
carreteras y vías marítimas) es, según los partidarios de Galileo, más sencilla por satélite. Se trata
de una técnica que se puede aplicar en el ámbito de las telecomunicaciones y de la protección civil,
lo que debería reflejarse en distintos usos comerciales y asegurar los ingresos financieros
necesarios para su mantenimiento. Según la Comisión europea, coordinadora del proyecto, Galileo
será beneficioso «ya que se tratará de un auténtico servicio público para uso civil que ofrecerá
mayor precisión» y, todo ello gracias a su gran número de satélites y de receptores terrestres.
Galileo es la consecuencia del considerable aumento de infraestructuras mundiales de navegación
por satélite, cuyo crecimiento estimado en un 25% anual, debería traducirse por la existencia de 3
mil millones de receptores de aquí a 2010. El lanzamiento de los satélites Galileo permitirá doblar la
infraestructura existente. El sistema EGNOS (European Geostationary Navigation Overlay Service)
en fase de desarrollo desde 1993, es la primera etapa de la navegación europea por satélite y está
compuesto 40 estaciones terrestres repartidas por toda Europa y encargadas de grabar, adaptar y
mejorar los datos del sistema estadounidense GPS. Mediante esta tecnología y su mejora, Galileo a
visto la luz.
¿Europa y EE. UU rivales en el espacio?
El desarrollo de Galileo ha levantado la polémica sobre su coexistencia con el GPS : ¿serán rivales
o complementarios? Estos últimos años, el consenso político y tecnológico se ha posicionado a
favor de la compatibilidad de ambos sistemas ya que es la mejor solución y además la única opción
de futuro. Técnicamente, se trata de conseguir que cada uno pueda explotar las señales GPS y
Galileo con un único receptor. Además, en la información sobre Galileo, hay que resaltar «el uso
civil» al que se hace referencia constantemente en los documentos oficiales. En efecto, convendría
descartar cualquier otro uso que permitiera esta técnica si la Unión debiera desarrollar sus propios
medios militares independientemente de la tecnología estadounidense.
«Bruselas, despegue conseguido»
Tras tres años de obras, el desarrollo del programa llega a su fin y la fase de «despliegue»
(construcción y lanzamiento de satélites) podrá comenzar en 2006 para finalizar en 2013. La total
explotación comercial de los satélites Galileo, debería iniciarse como pronto en el 2010. La Agencia
espacial europea (ESA) y varias empresas externas son las encargadas de la parte logística de la
puesta en órbita.
¿Con qué dinero ?
Por muy conocidas que sean las ventajas concretas de Galileo, no hay que olvidar que la tecnología
espacial es muy cara, por lo que el Parlamento Europeo ha supervisado en todo momento el coste
del proyecto. Por ahora, la Unión Europea ha destinado 650 millones de euros (1) de su presupuesto
al desarrollo del proyecto. Los países miembros de la ESA han destinado ellos también una cantidad
equivalente. La puesta en órbita de los satélites costará 2.100 millones de euros, de los cuales 500
millones procederán de la Unión Europea y el resto será financiado por el sector privado. Más
adelante, 500 millones de euros suplementarios (2) serán necesarios para la explotación comercial
de los satélites a partir de 2010.
Etelka Barsi-Pataky, diputada conservadora húngara en el Parlamento Europeo se ocupa del asunto
en la Comisión de la Industria, Investigación y Energía. Opina que al tratarse de la mayor operación
de cooperación pública y privada europea, la Unión debe vigilarla de cerca. La Sra. Barsi-Pataky
apoya Galileo ya que se trata del primer proyecto específicamente «made in Europe». Al autorizar el
desembolso de mil millones de euros de los fondos europeos, el Parlamento quiere asegurarse de
que el proyecto no tendrá ninguna dificultad presupuestaria, y para garantizar el buen empleo de
estos fondos, una autoridad de vigilancia estará encargada de controlar su reparto. A largo plazo, los
ingresos comerciales del proyecto deberían asegurar su estabilidad financiera.
¿Quién era Galileo ?
Galileo Galilei (1564-1642), astrónomo y físico italiano, famoso por sus talentos como matemático y
orador para demostrar que la tierra gira alrededor del sol como ya lo había predicho la teoría de
Copérnico. Fue denunciado por la Iglesia Católica y obligado a retractarse de sus afirmaciones y a
vivir bajo vigilancia.
(1) 550 millones de euros del presupuesto de las redes transeuropeas (5º marco presupuestario) y
100 millones de euros del 6º marco presupuestario.
(2) Estimación de PriceWaterhouseCooper en un informe de 2001.
Descargar