El Máster en Libros y Literatura para Niños y Jóvenes tiene el honor

advertisement
El Máster en Libros y Literatura para Niños y Jóvenes tiene el honor de
contar con Claudia Rueda como autora invitada de este mes.
CLAUDIA RUEDA
Claudia Rueda nació y vivió sus primeros años en Bogotá, Colombia. Aunque
siempre le gustó dibujar, decidió estudiar derecho con el sueño de "reparar" el
mundo mientras tomaba clases de dibujo y publicaba cartones políticos en los
principales diarios de su país, El Tiempo y El Espectador, trabajo que recibió el
Premio Nacional de Periodismo de su país.
Su obstinación la llevó a graduarse en leyes pero con una tesis sobre Derecho
Romano ilustrada, algo nunca antes visto en una facultad de derecho. Esta tesis
resultó ser su primer libro, pues fue publicado por la misma universidad.
Después de descartar rápidamente el trabajo de oficina como abogada y de
publicar algunos libros educativos, Claudia viajó en 1997 con su esposo a San
Francisco(California) para estudiar ComputerGraphics. Allí se inscribió a una
especialización en ilustración de libros para niños en la Universidad de Berkeley
que resultó ser el descubrimiento de la forma artística que estuvo buscando por
mucho tiempo. Luego obtuvo un máster en escritura creativa de la Universidad de
Lesley en Cambridge, MA. Su proyecto de tesis para Berkeley se convirtió en su
primer álbum ilustrado titulado Tres Ciegos y un Elefante (Imaginarium, 2003).
Mientras sus primeros cuentos se daban a conocer, nacieron sus dos hijas y con
ellas su consagración a los libros para niños y su fascinación con el lenguaje
infantil. Acompañar a sus hijas en sus primeros años fue a la vez una oportunidad
de explorar y compartir muchos libros y canciones para niños.
Sus álbumes se han publicado en inglés, italiano, francés, danés, alemán, chino,
japonés y coreano, entre otros idiomas. Sus libros han recibido varios premios y
reconocimientos como la Mención de Honor Premio A la Orilla del Viento de
México, la selección para la Lista de Honor IBBY, la medalla Platino del Premio
Oppenheim en Estados Unidos y la selección de su obra para la exhibición anual
de la Sociedad de Ilustradores de Nueva York. Recientemente, la edición italiana
de su libro "No" recibió el premio Nati per Leggere, en el marco de la Feria del
Libro de Turín. Este último premio es un reconocimiento a la mejor producción
editorial para niños de pre-escolar en Italia por su creatividad y el compromiso
para despertar el interés temprano en la lectura.
La obra de Claudia se destaca por la diversidad de estilos y técnicas. En ella hay
ilustraciones que siguen pautas tradicionales con dibujos realistas elaborados con
lápices de colores como vemos enUn día de Lluvia, también hay las que exploran
un dibujo más cercano al diseño y a lo digital como sucede conFormas. La
decisión técnica y el estilo de las ilustraciones tienen siempre una intención
narrativa y buscan establecer una verdadera comunicación con sus lectores. Sus
dos primeras lectoras, por cierto, son las más exigentes: sus hijas, quienes son
además una gran fuente de inspiración al momento de crear sus libros y
personajes.
Bibliografía completa:La suerte de Ozu (2006), ¡Vaya apetito tiene el zorrito!
(2006), Mientras se enfría el pastel (2006), La vida salvaje (2007), Dos ratones,
una rata y un queso (2007), NO (2009), Formas (2009), Un día de lluvia (2009),
Anaconda (2009), PUM (2010), y Todo es relativo (2012).
Texto de Claudia Rueda para GRETEL
"Es tu ficción lo que me interesa" decía Asimov. Esa frase me simpatiza. No busco
gusanos debajo de las piedras, busco historias. Y cuando las encuentro no las
pienso en palabras, sino en imágenes. No lo decido yo sino que así funciona,
como en los sueños. Y entonces me encuentro con el libro álbum y allí navego.
"Unos se pierden en lo que leen y otros se encuentran", escribía Paul Valéry. Yo
me encuentro en lo que leo y me pierdo en lo que escribo, y viceversa. Cuando
dibujo historias pierdo mi disfraz de adulto y dejo hablar a la parte de mí que no ha
crecido cínica y hastiada. Vuelvo a jugar. Y lo que escribo resulta ser literatura
infantil, por coincidencia.
De niña no conocí el libro álbum, pues no existía en el lugar donde crecí. Mis
primeras lecturas fueron los cuentos de Grimm, Andersen y Oscar Wilde. Más
tarde me perdía y me encontraba entre Cortázar y Nietzsche, John Lennon y
Roger Waters. Coleccionaba a Winsor Mc Cay, Quino, Enki Bilal y Moebius.
Ahora, cualquier género artístico es mi favorito; llevo los sentidos abiertos y atrapo
lo que me gusta. Soy como el zorro de Isaiah Berlin. Me mueven las animaciones
de Miyazaki o de Yuri Norstein, los diseños de Bruno Munari, los graffitis de
Banksy, las ilustraciones de Saul Steinberg y Ralph Steadman, las fotografías de
Joel Peter Witkin, la poesía de Emily Dickinson, de Rilke o de Luis Rosales, los
textos de Marguerite Yourcenar, de Galeano, de Orwell.
Siempre me han atraído los lugares no comunes a los que me llevan El Bosco,
Caspar David Friedrich y Edward Hopper. Quisiera un poco de la luz de
Rembrandt, la locura de Munch, el desenfreno del Goya oscuro, la rareza de Max
Ernst, el misterio de Leonora Carrington y los colores de Paul Klee. Y por
supuesto, aspiro diariamente a la necesidad de crear de Picasso. Intento aprender
de la libertad de la pintura japonesa y de los dibujos que hacen los niños antes de
saber escribir.
Me gusta el libro álbum con la inteligencia y el humor de Dr. Seuss y David Mc
Kee, el ingenio de Crockett Johnson, la plasticidad de Kvĕta Pacovská, la
irreverencia de Babette Cole, la ingenuidad de Tomi Ungerer y Arnold Lobel, la
frescura de Serge Bloch y Suzy Lee y la poesía de Shaun Tan. Disfruto
descubriendo tesoros olvidados en los libros de Fernando Krahn, Peter Newell,
Ellen Raskin o Margaret Wise Brown.
Colecciono frases y pensadores favoritos. Me gustan la rebeldía y el compromiso.
Prefiero al lobo que a la oveja. Le temo a la atrofia de la imaginación, al imperativo
de la homogenización y al reemplazo de la experiencia directa por el testimonio de
la pantalla. Cuando estoy en el margen busco una biografía, formal o informal, de
alguien que haya caminado por el borde. Así me siento en buena compañía y
sonrío de nuevo. No creo en las tendencias, ni en las ideas comunes. La
creatividad es de uno solo.
"La poesía no quiere adeptos, quiere amantes" decía García Lorca. Por eso hablo
del compromiso. El proceso creativo no es en bajada, sino que se parece más a
subir una montaña. Y sólo encuentro cosas si estoy subiendo. Necesito
sorprenderme, estar apasionada por lo que hago, renovándome y no
acomodándome en una fórmula que vende, por más que venda. No repito mis
aciertos. Si un proyecto no me entusiasma, ya sé que no va a prosperar. Sale mal
sin ganas y no sale si no hay compromiso y horario.
La pluma era la lengua del alma para Cervantes. Yo la encuentro en el lápiz. Me
gustan la fuerza y la intención del trazo sobre el papel y la forma como revela el
proceso. Luego y solo al final viene el color, que es tan importante para mí como
los espacios que dejo en blanco. A veces uso color de acuarela, otras veces color
de pixeles. El peso emocional de la historia es el que al final decide la técnica que
mejor habla. No creo en la textura por la textura.
Creo en el diálogo. Para eso están los libros y los buenos amigos. Para eso los
encuentros y también los desencuentros. Te ves en el otro, como decía Sartre
(aunque para él era un infierno). Por eso, después de terminar un proyecto de libro
álbum se lo muestro a mis hijas, lo enseño a mi editor, lo leo en voz alta. No busco
una aprobación, sino el reflejo y la perspectiva. Cuando estás tan inmerso entre
los árboles de un proyecto ya no ves el bosque. Por eso en ese momento
necesitas salir y contárselo a alguien, pero no a cualquiera.
"Los artistas no escogen sus temas, los temas los escogen a ellos", decía Oscar
Wilde. Pasamos con frecuencia de títere a titiritero y al revés.Y en ese ir y venir
empieza a germinar la idea. Por eso viene bien tener a mano una libreta y un lápiz.
Pero la idea es solamente una semilla que necesita fermentarse y buscar un
vehículo que se llama historia. En ese momento hace falta perderse para
encontrar. Perderse en los libros, el cine, el teatro, una entrevista, un viaje, lo que
sirva. Y a veces las ideas resultan bien, y muchas otras veces no resultan. La
flecha que da en el blanco es el resultado de mil que no atinaron, dicen en oriente.
Eso se aplica al talento.
La creatividad es una enfermedad incurable. Necesita estar alimentándose,
cambiando de lugar, dejando huellas por todas partes. El secreto es la curiosidad,
el lugar es la imaginación y la forma es mantenerse trabajando.
Claudia Rueda
BIBLIOGRAFIA DE CLAUDIA RUEDA EN EL CENTRO DE DOCUMENTACIÓN
DEL BANCO DEL LIBRO
LA SUERTE DE OZU / Claudia Rueda; Ilust: Claudia Rueda .-- 1ra. ed .-México D.F. (México) : Fondo de Cultura Económica, 2003.-- 32 p.
Reseña:
¿Qué es lo mejor que puede pasar? ¿Y lo peor? Ozu descubre que éstas son
cuestiones muy relativas. Cuento basado en un texto taoista acompañado de
sugerentes ilustraciones. O.G.L.
Postulado en Los Mejores: 2005
ADIVINANZAS RISAS Y CHANZAS / Luis Darío Bernal Pinilla; Ilust: Claudia
Rueda .-- Bogotá (Colombia) : Ediciones B, 2005.-- 42 p.
Reseña:
Juegos de palabras, adivinanzas, villancicos y coplas llenos de humor para
niños pequeños, acompañados por llamativas ilustraciones hacen de éste un
libro divertido. K.G.L.
RIMAS Y BROMAS PARA MAROMAS / Luis Darío Bernal Pinilla; Ilust: Claudia
Rueda .-- Bogotá (Colombia) : Ediciones B, 2005.-- 41 p
MIENTRAS SE ENFRIA EL PASTEL / Claudia Rueda; Ilust: Claudia Rueda .-1ra. ed .-- México D. F. (México) : Serres, 2005.-- 34 p.
Reseña:
Los pollos ayudan en las preparaciones de su fiesta de cumpleaños, pero uno
de ellos tiene otras ideas. Un cuento de enumeración y de imágenes con
perspectivas inusuales. A.T.
Postulado en Los Mejores: 2008
ANACONDA / Claudia Rueda; Ilust: Claudia Rueda .-- 1ra ed. .-- Bogotá
(Colombia) : Random House Mondadori, 2010.-- [24 p.]
Reseña:
Libro acordeón que nos propone una historia contada en palabras e imágenes.
Lleno de excelente humor y personajes sumamente simpáticos. Al desplegar el
libro encontramos una segunda narración que le da un giro de sorpresa a la
historia inicial. F.G.
Postulado en Los Mejores: 2012
PUM / Claudia Rueda; Ilust: Claudia Rueda (México) : Océano travesía.
NO / Claudia Rueda; Ilust: Claudia Rueda .-- México D.F. (México) : Océano
travesía, 2009.-- 40 p.
Reseña:
"No" nos muestra la relación entre una osa y su hijo, de manera tierna y
divertida ¿Qué pasa cuando mamá nos dice algo y no la obedecemos? Esta
historia nos pone a pensar y a valorar la palabra mamá. F.G.C.
Descargar