PLAN DE AHORRO PREVISTO POR EL GOBIERNO

advertisement
PLAN DE AHORRO PREVISTO POR EL GOBIERNO
1. PRECIO DE REFERENCIA
Tal y como adelantó LA RAZÓN, el intento de Sanidad de recortar el gasto tiene como
uno de sus pilares la reforma del sistema de precios de referencia de las medicinas. La
meta de este modelo es reducir el precio de familias de fármacos cuando el de marca ha
perdido la patente. En lenguaje técnico, Sanidad pretende que el precio de referencia sea
para cada conjunto de fármacos afectados el coste/tratamiento/día menor de las
presentaciones que estén agrupadas en él, según las dosis diarias definidas. En la
actualidad, se calcula con el promedio de los tres genéricos más baratos. Con el cambio
previsto, el Ministerio forzará además una bajada automática de los precios de los
genéricos mediante un complejo cálculo. La ministra espera ahorrar por esta vía unos
600 millones. El PP, en cambio, es más escéptico, y sostiene que la cantidad será mucho
menor.
2. FÁRMACOS DE 10 AÑOS
Dentro de las reformas del precio de referencia, Sanidad contempla un caso
excepcional. Los fármacos que lleven diez años en el mercado desde que el Gobierno
decidió financiarlos y no tengan genérico en España bajarán de precio un 30 por ciento,
siempre que ese genérico exista en algún país de la Unión Europea. El Ministerio prevé
aplicar también esta rebaja a los fármacos de uso hospitalario.
3. REBAJA DE GENÉRICOS
El Gobierno rebajará también el precio industrial de los genéricos financiados que no
están incluidos en el precio de referencia. En los que sí están incluidos, la rebaja será
gradualmente inferior. El promedio será de un 25 por ciento, aunque pueden alcanzar el
30 por ciento. A juicio de Pastor, lo deseable para controlar el gasto sería «incentivar el
uso de estos productos», porque contribuyen al ahorro, en vez de rebajarlos.
4. NO A LOS REGALOS
El Gobierno perseguirá los llamados «tarugazos» o regalos que la industria farmacéutica
ha venido realizando a los profesionales en su estrategia de ventas. Por ello, prohibirá el
ofrecimiento directo o indirecto de incentivos, descuentos, obsequios o bonificaciones a
los sanitarios relacionados con el medicamento, en alusión a médicos, enfermeras y
farmacéuticos. Dicho veto será extensivo a los regalos a familiares de los sanitarios.
Sanidad sí permitirá los descuentos por pronto pago o por volumen de compras que
realicen los distribuidores a las farmacias, hasta un máximo del 5 por ciento para los
fármacos financiados y un 10 para los genéricos.
5. MARGEN DE FARMACIAS
El Gobierno retocará el margen de las farmacias. Cuando vendan un fármaco de precio
industrial inferior a 91,63 euros, el margen será del 27,9 por ciento. Si está entre 91,63 y
200 euros, el margen será fijo: de 38,37 euros. En caso de que el fármaco valga entre
200 y 500 euros, el beneficio del boticario será de 43,37 euros. Cuando supere los 500
euros, el margen será de 48,37 euros. En opinión de Pastor, estas nuevas escalas
constituyen una modificación insuficiente de un decreto perverso para las farmacias, el
5/2000, que está dañando gravemente el beneficio de estos establecimientos.
6. CENTRAL DE COMPRAS
Es una de las medidas más etéreas, puesto que no existen precedentes a nivel global del
éxito de la misma y requiere la colaboración de las autonomías.
7. «MEDICAMENTAZO»
Tal y como adelantó ayer LA RAZÓN, el Gobierno dejará de financiar algunos
medicamentos actualmente gratuitos para síntomas menores y que son de bajo precio.
Quedarán fuera del sistema público todos los que superen un precio máximo.
8. SALARIOS
El Ministerio propone congelación de salarios y de sustituciones del personal sanitario
en caso de vacantes. Su aplicación dependerá de cada comunidad y de sus necesidades
particulares para prestar la asistencia.
Jiménez se verá con la industria
La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, justificó las medidas adoptadas en el hecho
de querer «fomentar el uso de los genéricos». Para ello, «vamos a actuar sobre su
precio», dijo. Jiménez, que compareció con todos los consejeros para representar el
acuerdo alcanzado, adelantó que presentará su plan de contención del gasto a la
industria farmacéutica el lunes y que las medidas supondrán al ciudadano «un ahorro
anual de 100 millones». En cuanto a la congelación de sueldos, Jiménez se refirió a ello
como «homogeneizar» los salarios en toda España.
ANÁLISIS
Los laboratorios pagan el coste de la quiebra
- ¿Por qué eran necesarias este tipo de medidas?
–Porque la sanidad española está en bancarrota y con esta batería de medidas se intenta
ir a su rescate. El déficit que arrastra la sanidad española ronda los 12.000 millones de
euros y, por poner un ejemplo de cómo era la situación, en octubre varias comunidades
autónomas ya no disponían de dinero para sufragar el resto del año.
- Las medidas adoptadas, ¿son la solución?
–Al menos, no la definitiva. Estas medidas son coyunturales, ya que el sistema público
necesita un cambio radical para ser sostenible en los nuevos tiempos, en los que hay
más población, más tecnología y más fármacos innovadores.
- ¿Quién será el más afectado por el decreto?
–La industria farmacéutica. El lunes la ministra les llevará la propuesta, pero, teniendo
en cuenta que la mayor parte de los fondos se arañarán de la bajada de precios de
medicamentos, será la industria la que se vea más afectada por el déficit de la sanidad
pública en las últimas décadas. La amenaza de congelación salarial para el personal
sanitario también les convierte en potenciales víctimas, si bien esta medida no está
recogida en el decreto que se aprobará
Descargar