absolut-pendiente-marzo

advertisement
50 POST - CANADÁ
El otro norte de América, Canadá
Lo peculiar de Canadá es que se encuentra dividida en diez provincias y solo tres territorios. Aún
así, conforma un país lleno de vitalidad y correcto orden institucional. Asimismo, Canadá bordea
una población de alrededor 33 millones de habitantes, de los cuales el 45% son de origen británico
y el 27% francés, por ello el país cuenta con dos lenguas oficiales: el inglés y el francés.
Para empezar este pequeño paseo por las regiones de Canadá, hay que mencionar a aquellas que
se encuentran al Este, es decir: Nuevo Brunswick, Terranova y Labrador, Nueva Escocia, Isla del
Príncipe Eduardo, las cuales tienen como denominador común el poseer mucha influencia de los
británicos, a excepción de Nuevo Brunswick que tuvo influencia francesa, asimismo todas ocupan
costas amplias y por ende tienen acceso al mar. Todo eso influye en la imponente belleza natural
que presentan las playas de la Isla del Príncipe Eduardo.
En el Oeste se ubica la Columbia Británica, cuya capital es Vancouver, una de las más importantes
ciudades de este extenso territorio enclavado al norte del continente americano. No solo
Vancouver es un destino necesario, lo es también Victoria, de claro legado británico por su
arquitectura que aún reviste la ciudad. En el Norte, se encuentran los tres territorios: Nunavut,
Yukón y los territorios del Noroeste, donde el frío impera gran parte del año, en estos lugares
viven los Inuit, quienes vendrían a ser los primeros canadienses, debido al clima el turista puede
disfrutar de la nieve y excursiones hacia las montañas.
Al centro se ubican las provincias de Alberta, Saskatchewan y Manitota, las cuales tienen en
común la belleza de sus cordilleras y grandes extensiones de bosques, así como lagos y ríos
perfectos para la pesca. Por último habría que mencionar a Québec y Ontario, zonas de influencia
francesa, la primera nombrada Patrimonio de la Humanidad, por la belleza de sus calles y sus
casas, la segunda tiene como mayor destino turístico a las Cataratas del Niagara. Todo esto es
Canadá, el otro norte de América.
Vancouver, el placer de la visita
Llegar a Vancouver es sencillo, irse es lo complicado. Mares y montañas rodean la ciudad
encaramándola de una belleza inusual. No hay espacio para el aburrimiento, aquí la rutina
desaparece.
La tercera ciudad más grande de Canadá recibe entusiastamente a los turistas año a año.
Con una población que llega hasta los 2 millones de habitantes que pueden ser más si los
deseos de los visitantes se cumplen y jamás dan el paso de regreso. Vancouver se presenta
como una ciudad cosmopolita, abierta a las influencias de un mundo globalizado.
Aquí el frío golpea los cuerpos durante el invierno, mientras en el verano la temperatura es
ideal para un día de playa. En la temporada de invierno las montañas de Grouse y Ciprés,
además del Monte Seymour, son escenarios de pruebas de eskí, deslizarse sobre el hielo es
una experiencia fascinante. Si llegas junto antes de la Navidad, la costumbre de Vancouver
te atraerá de sobremanera, podrás ser parte de los paseos en trineo, o quizá visitar el taller
de Santa Claus, desde donde imaginariamente sale los juguetes.
Si desea algo más sosegado, alejado de la adrenalina, el Stanley Park le ofrece ello. Sus 35
kilómetros de caminos por el bosque son precisos para paseos a pie o con la compañía de
una bicicleta, de igual manera los niños podrán entremeterse en el acuario de Vancouver
(Vancouver Aquarium), o en la granja especialmente dirigida para ellos: Children's
Farmyard.
Otro lugar de obligatoria visita es, sin duda, la galería de Arte de la ciudad, que no solo
presenta obras de artistas nacionales como Emily Carr, sino también de diversas
procedencias. Y si de comprar se trata nada mejor que la calle Robson, en el corazón de la
ciudad, aquí las mejores tiendas abren desde horas muy tempranas, así como restaurantes y
bares que reciben a los noctámbulos visitantes. Por eso y más, en Vancouver existe lo
necesario como para no pensar en la partida.
Playa Kitsilano, la belleza de Vancouver
En Canadá, exactamente en Vancouver existe un lugar donde la temperatura bordea los 25
grados durante el verano, en este lugar los bikinis y los cuerpos bronceados desfilan en la
playa. La playa lleva el nombre de Kitsilano y es precisa para ir tras una visita a la
ciudad.
Si pensaba que en Canadá el frío recorría las ciudades durante todo el año, estaba
equivocado. Aquí en la ciudad de Vancouver, está la playa Kitsilano, lugar ideal para llegar
durante los meses de mayo a septiembre, momento cuando el sol sale muy temprano y
demora en ocultarse. Tras cruzar el puente de la calle Burrard, se descubre esta playa,
donde los cuerpos de jóvenes y adultos se confunden a lo lejos, de cerca las olas del mar
llegan hasta la orilla.
Kitsilano por la gran presencia de personas de distintas nacionalidades durante el verano, se
ha convertido en una zona turística, que no solo se debe a su arena blanca, donde descansan
los cuerpos de los visitantes ni el mar cristalino donde introducen su humanidad, lo es
también por el activo barrio a su alrededor, con tiendas, restaurantes y cafés que abren
cuando cae el sol, así como los bares atractivos y cómodos.
Kitsilano es de esas playas para recorrerlas por las tardes, tras estar en la mañana en el mar,
o jugando al volleyball en la orilla, o quizá solo disfrutando del sol. Es para ver ocultarse el
sol desde un balcón o en la mesa de un restaurante. Kitsilano es el lado placentero y de
descanso de Vancouver, una ciudad de por sí ya con muchos lugares para la diversión. Solo
es cuestión de decidirse llegar en verano con la familia y pasar unos días bajo el sol
canadiense, sin la preocupación por el mañana.
Whistler Blackomb, montañas listas para la adrenalina
Pasear por las montañas, practicar un deporte o varios sobre ellas, deslizarse en la nieve
que descansa en lo más alto, desafiar los temores y subirse al teleférico, son solo opciones
que se tienen en una visita a las montañas de Whistler Blackomb, en Canadá.
Dicen que en toda Norteamérica no existe mejor opción para practicar el esquí, que esas
200 rutas hechas especialmente para los esquiadores atraen a cientos de hombres y mujeres
de todas partes del planeta. Y que no solo los experimentados se atreven a subir a ella para
luego bajar a máxima velocidad, sino también aquellos que van aprendiendo este deporte
con esfuerzo.
Tampoco olvidémonos de los que quieren experimentar por primera vez la sensación del
hielo sobre sus pies y del viento, al recorrer cada espacio del cuerpo mientras ocurre el
deslizamiento.
Si todos ellos llegan aquí. Pues en Whistler Blackomb, existe una escuela para aprender el
deporte mencionado, así como también el snowbard, llamada: Ski and Snowbard School.
Lugar atractivo para la llegada de más turistas.
Pero si la preocupación nace en el cuidado de los hijos mientras se divierte en las montañas,
la solución está en las guarderías para bebés que existen en Whistler Blackomb. Otra
manera de tener a los niños ocupados es darles a los niños un paseo en trineos tirados por
perros. Y para toda la familia está disponible el viaje en helicópteros sobrevolando las
montañas.
Lo ideal para la visita a estas montañas es a finales del mes de noviembre hasta principio de
junio, tiempo donde el invierno copa todo el lugar. Razón por la cual muchos turistas
buscan una estadía larga. Todo ello, ha hecho que en el pueblo de Whistler, se incrementen
los lugares para hospedaje, así como las tiendas y por si fuera poco existen Spas para
aquellos viajeros que necesitan un poco de relajación.
Esta maravilla de la naturaleza se encuentra a solo dos horas en bus de Vancouver, en
Canadá, y el costo promedio por esquiar un día va desde los 75 a 90 dólares, siendo mucho
mejor contratar el servicio por más días.
En la cima de Montreal
En la ciudad de Montreal existe una montaña llamada Mont Royal cuya traducción del
francés al español quiere decir: Montaña real. Esa montaña es la parte más alta de esta
ciudad de tradición francesa y está ubicada en la parte norte del continente americano.
Visitarla y escalar su cima es un desafío que no pocos intentan.
Allá arriba la vista es impresionante. Todo el panorama de Montreal se abre paso. A lo lejos
puedes divisar todo Montreal, mientras avanzas la torre de Montreal se hace más pequeña.
Luego llegarás al parque diseñado por Frederick Law Olmsted, el mismo arquitecto del
parque Central de Nueva York. Este parque tiene un mirador: el Kondiaronk Belvedere,
desde allí se puede observar por completo la ciudad, desde los edificios más altos hasta los
habitantes que parecen figuras minúsculas e inofensivas desde tamaña altura.
Entre otras actividades que se puede realizar en este parque que ocupa 101 hectáreas de
extensión, se encuentra el esquí, así como el sencillo pero divertido hecho de darse un
paseo por el Lago Beaver, donde numerosos patos nadan tranquilamente.
De igual manera, la vista panorámica también puede detenerse en el oratorio de San José,
hasta donde llegan cientos de peregrinos de distintas partes de Canadá. Y si se busca
diversión existe una actividad a la que los lugareños de Montreal llaman Tam Tams, que
consiste en jugar golpeando tambores, que no es más que una invitación para el baile.
En el Mont Royal, que le ha dado el nombre a Montreal, la llegada a la cima es casi una
obligación para disfrutar de la naturaleza en su máximo esplendor, sentir el aire más puro
sobre tu rostro, o el cansancio de tus pies por el camino, es darte cuenta que la cima no ha
sido imposible.
George Street de St John´s, fiesta y diversión en Terranova
Una línea empedrada que recorre pubs y tabernas donde la música no cesa, donde la
repentina alegría hace un recorrido durante toda la noche. En George Street de St John´s,
la diversión es propia del lugar. Unirse a ella es una gran idea.
Ubicado en la provincia de Terranova y Labrador, en Canadá, esta calle es famosa por ser
parte de una infinidad de lugares nocturnos para pasar un inolvidable momento en la mejor
compañía. Y es que se dice que en toda Norteamérica no existe una calle con más bares y
centros nocturnos por metro cuadrado, razón por la cual hay que dejar que el cuerpo sea
víctima de sus impulsos.
En cuanto a la música, los que la conocen no dudan en afirmar que aquí se va desde el buen
jazz, pasando por los blues, hasta la música irlandesa. Y que automáticamente uno tiende a
contagiarse del ritmo que suele acabar en tempranas horas del día siguiente.
Uno puede visitar esta calle cuando el día acaba y la noche empieza a nacer, porque durante
el día , desde las 8 de la mañana hasta el mediodía George Street de St John´s se prepara
para una velada, recibe los licores y los productos comestibles que los visitantes probarán
luego. Ya en la medianoche la calle se llena de gente que busca un buen lugar para la
diversión y la buena música.
La celebración más esperada es sin duda: Six-night George Street Festival, que se celebra
durante el mes de agosto y que puede llegar a congregar a más de 10 000 personas durante
esos seis días llenos de fiesta y color. Llegué hasta esta tradicional calle canadiense y sea
parte de la diversión si límites, salvo los que usted pueda imponerse.
Teatro-cena en Halifax, la risa sigue su trayectoria
En Halifax, capital de la provincia de Nueva Escocia, en Canadá, las cenas son distintas a
las que se suele acostumbrar en otras ciudades. Aquí las cenas tienen un ingrediente
adicional: el humor. Y es que el teatro de comedia luce lo mejor de su reparto en las
noches de esta histórica ciudad.
Aún no se han encendido las luces, has llegado a cenar en el centro de Halifax. Te
sorprende que todo esté a oscuras, quizá no te hayan explicado que las luces se encienden
cuando el espectáculo está a segundos de empezar. Estás de invitado en el Petrie's Halifax
Feast Dinner Theatre,y las sorpresas que la noche te tienen guardadas recién empiezan a
aparecer.
Las comedias que se presentan en el lugar son las más tradicionales de esta provincia
marítima de Canadá, los artistas interactúan con el público, hacen bromas que desatan la
risa de los comensales, y su actuación genera aplausos efusivos. Las bromas son sencillas
pero prácticas para encontrar una sonrisa entre los asistentes, además la exquisita comida
ayuda a conservar el buen humor.
La combinación es ideal: una buena muestra gastronómica y un espectáculo profesional, en
Halifax, entre las calles Barrington y Salter, ocurre lo mencionado, lugar donde la sorpresa
de recibir una broma en el preciso instante que llevas el cubierto hacia tu boca.
Esta parte de la ciudad se presenta como sitio perfecto para celebrar un cumpleaños, una
reunión de amigos o la bienvenida para los turistas, no solo los ciudadanos de Halifax lo
dice, personas importantes llegados de otros países lo confirman, incluso la prensa
especializado habla de ello, en Halifax, las cenas-teatro son espectaculares. Solo es cuestión
de llegar hasta el lugar e ir a un restaurant, para averiguar si los artistas que participan en
las comedias teatrales convencen a tu humor.
Una Isla en el centro de Toronto, espacio para el entretenimiento sin límites
Toronto es la ciudad más grande de todo Canadá. Su desarrollo la ha convertido no solo
en una ciudad de negocios sino también del entretenimiento. Algunos la llaman el
Broadway de Canadá, por tener alrededor de 40 presentaciones teatrales durante el mes. Y
por si fuera poco, cuenta con una isla que les permite la oportunidad a sus visitantes de
bañarse en sus playas. Por todo ello, Toronto parece ser una ciudad completa.
No hace falta, si buscas algo aquí lo encuentras. Una película, una presentación teatral, un
museo de arte, una cena elegante, lo que quieras. En Toronto el entretenimiento viaja por
cada espacio de la ciudad, sobre todo en la Isla Centre, hasta donde llegas en busca de más
diversión, de un contacto más cercano con la naturaleza al aire libre.
En Isla Centre, tendrás la posibilidad de un viaje a pedales por caminos libres de
automóviles y el bullicio de la ciudad, Habrá tiempo para alejarse en compañía de la familia
en un día de campo y sentarse junto a un árbol viendo a pequeñas ardillas buscando
alimentos.
Y si aún eso no bastara, estará la playa para calmar esas ganas por el sol del verano que
puede llegar hasta los 28 grados centígrados. Para los niños, el parque de diversiones será el
mejor regalo anticipado de cumpleaños. Allí podrán subirse al carrusel o al tren que recorre
el parque, quizá sus padres puedan acompañarlos en esa aventura y recordar sus viejas
épocas de niños.
Por último, hay que mencionar que todas las opciones de entretenimiento en la isla van
innovándose con el tiempo, el incremento de la llegada de turistas que consideran a esta
parte de Toronto como el mejor lugar a visitar, ha conseguido que se realicen
presentaciones de artistas con cierta regularidad, quizá en corto plazo la oferta se amplíe y
sean los visitantes lo más beneficiados con las mejoras de este pequeño paraíso.
Chinatown y la exquisita comida oriental
Gastronomía, cultura, tradición, jardines de un sueño, todo en un solo lugar. En el
corazón de la ciudad canadiense de Vancouver, se ubica Chinatown, un barrio de
inmigrantes chinos donde la cultura oriental cobra vida
En esas construcciones donde los tejados sobresalen en lo más alto, en ese festín de
caracteres chinos que viajan en cada parte del barrio, existe un legado de miles de años, que
ha sobrepasado al tiempo y ha aprovechado de él para aprender más.
Un caso excepcional es la gastronomía, que va desde los patos asados, pasando por el cerdo
asado, hasta los pasteles más tradicionales. No es raro ver los restaurantes totalmente
copados en el Chinatown, nadie puede resistirse a la tentación de una comida oriental.
Pero Chinatown no solo es la gastronomía oriental en su máximo esplendor, también es la
cultura, la misma que se expresa en la artesanía china que se puede vender en las
principales tiendas del famoso barrio. O en el jardín del Dr. Sun Yat Sen, que atrae miradas
de transeúntes que no dejan de sorprenderse por la inusual belleza. Este jardín, que ha
tomado el modelo de los jardines de la dinastía Ming, es el lugar ideal para buscar la
tranquilidad y paz que es ajena en las ciudades llenas de ruido como Vancouver.
Para llegar a Chinatown en Vancouver, basta con estar en el centro de la ciudad y localizar
la calle Pender. Y para disfrutar de una estadía más placentera a solo unos pasos de
Chinatown, puede hospedarse en Budget Inn Patricia por el precio de 65 euros, así como en
el Victorian Hotel desde 43 euros.
Saskatchewan y el buen comer
Ubicada en la región de Las Praderas, en Canadá, Saskatchewan tiene una gastronomía
exquisita gracias al fruto de sus tierras, así como a su legado francés.
Al Oeste de Canadá, crece una ciudad a la que la naturaleza le ha regalado un clima casi
perfecto y extensas hectáreas de tierras dispuestas a la agricultura. Y a lo que
adicionalmente el hombre la ha dotado de una multiculturalidad, todo ello hacen que la
gastronomía local tenga un alto nivel que los turistas saben apreciar. Llegar hasta
Saskatchewan es un viaje parecido hacia al paraíso, con la salvedad que la gula aquí no
representa un pecado.
En esta parte de Canadá, uno puede sentarse a cenar observando la noche callada llenas de
estrellas. O abrirse paso entre el lujo, a la luz de las velas, donde las paredes son adornadas
por pinturas. Lo que uno pueda elegir será cuestión del gusto personal, pero la coincidencia
de ambas mesas es que la comida y la atención son únicas.
Existen innumerables restaurantes en esta ciudad, cada uno presenta una carta distinta,
debido a la coexistencia de diversas variantes culinarias, muchas de ellas influenciadas
principalmente por la gastronomía francesa. Lo recomendable es probar la carne de res y
también de las aves,
¿Pero cómo se hace para llegar a este hermoso lugar? Simple, desde el aeropuerto Lester B.
Pearson, en Toronto, existen aerolíneas como Canadian Airlines o Air Canadá, lo mismo
sucede en la capital canadiense, Ottawa. Desde otras ciudades también se puede llegar vía
aérea hasta los aeropuertos de Regina y Saskatoon, ciudades de Saskatchewan. Por si fuera
poco, la línea ferroviaria también está disponible, con ello no hay excusa para hacer un
viaje de aventura culinaria hasta este lugar.
Parque Stanley, joya natural de Vancouver
La tranquilidad del Parque Stanley en Vancouver invita a servirse de ella, a cohabitar con
la naturaleza. Y es eso lo que hacen los que llegan hasta aquí, como en las mañanas
cuando jóvenes practican el Tai Ichi al pie de los jardines, pues han encontrado la paz
deseada.
Con una extensión de 400 hectáreas, el parque Stanley es el más grande de Canadá, en sus
predios es posible visitar sus caminos perfectos para la excursión a pie o bicicleta, que
atravesarán majestuosos jardines llenos de cedros, pinos y demás plantas, así como disfrutar
de la vista de las montañas por un lado; y por el otro, el mar que se extiende a lo largo de
las costas.
De igual manera, el Parque Stanley cuenta con atracciones especiales para sus visitantes.
Una de ellas es el acuario de Vancouver, considerado uno de los mejores de toda
Norteamérica, allí viven cerca de 8000 especies marinas, entre las que destacan delfines
que realizan presentaciones de sus habilidades, así como leones marinos. Este acuario suele
ser el punto de reunión de niños que despiertan su curiosidad e imaginación.
Otra importante atracción viene a ser los 8km de caminos al borde del mar, donde ciclistas
pasan la tarde en un paseo interminable. Y si de caminos se trata habrá que llegar en
carrozas que datan de épocas anteriores hasta el parque de la Reina Elizabeth, en la cima de
la Little Mountain, que goza de una espectacular vista de la ciudad de Toronto.
La entrada al Parque Stanley es totalmente gratuita, salvo el costo del parqueo de autos,
que durante abril a septiembre es de 7$ por día, mientras el resto del año es de 4$.
Región del Klondike y una barbacoa en el Yukón
El olor de la barbacoa viaja, se impregna en el aire. Las costillas ahumadas están listas, el
salmón también. Tienes apetito, existe una oferta tan variada que la elección te es difícil,
están en Klondike, donde el frío incrementa tus ansias de comer.
Has llegado hasta Yukón, en los territorios de Canadá, y lo has hecho porque te han dicho
que la gastronomía se ha desplazado por todos los sabores imaginables, que en la mesa
donde te sientas podrá llegar desde un salmón, hasta la carne de un buey almizclero. Si, en
este lugar, no existe lo imposible. Pide lo que desees y te dirán que esperes un poco, que ya
se está cocinando.
En el restaurante Klondike Rib & Salmon Barbacue, sucede ello, la magia de tus deseos
hacen que todo ocurra, que lo imposible no exista. Una trucha, listo. Un bisonte, listo. Un
caribú, listo. No hay límites.
En la región de Klondike, los deseos no son de ahora, son de siempre, sobre todo desde la
denominada fiebre del oro, a finales de del siglo XIX, cuando miles de personas siguieron
sus deseos de grandeza que solo conseguirían con el oro. Gracias a esas expediciones,
Yukón se convirtió en un lugar altamente visitable, en la actualidad ya no es el oro lo que
llama la atención sino lo exótico de sus platos.
La forma más rápida de llegar hasta Yukón es desde Toronto u Vancouver a través de un
vuelo directo. Por otro lado, entre los lugares donde se pueden hospedar los visitantes:
Best Western Inn & Suites, por el costo de 61 euros la noche, así como el Super 8 motel,
desde 45 euros la noche.
Excusas no tiene para venir y comprobar el delicioso sabor de l Klondike Rib & Salmon
Barbacue.
Excursiones por la ruta costera de Terranova
La ruta costera de Terranova incluye bosques, lagos, ríos y la belleza natural del océano
atlántico que llega a sus orillas. Toda la costa abarca aproximadamente 540 km, en donde
las posibilidades de diversión son innumerables.
La naturaleza indiscutiblemente premia sin distinción a algunas ciudades. Y Terranova lo
ha sido con sus parques naturales: L'Anse aux Meadows National Historic Park y el Gros
Morne National Park. Lugares donde el aire fresco viaja sin reparos y los visitantes hacen
paseos interminables donde pueden practicar la pesca o el simplemente darse una vuelta por
los bosques en busca del aroma de las plantas. En ambos casos existe el deseo por la
expedición natural y la conquista.
Sobre los cientos de kilómetros que componen la costa de Terranova, la rutinaria estancia
en una ciudad aturdida por el tráfico de los vehículos o la vida acelerada de sus habitantes
quedan de lado. Todo gracias a las excursiones por enormes acantilados, oyendo al mar
golpeando las costas, y observando las olas elevándose en lo más alto. O quizá el atravesar
puentes colgantes para luego detenerse frente a la erupción de un geiser. No hay mejor
expedición que disfrutar de las maravillas de la naturaleza en acción y siendo parte de la
adrenalina que todo ello conlleva.
Para alojarse muy cerca de todas estas maravillas, habrá que hacerlo en el Hotel Neddies
Harbour Inn, el cual se ubica cerca del Parque Nacional Gros. Desde este lugar de
descanso uno podrá dirigirse hacia los destinos más fabulosos de las costas de Terranova, el
costo promedio por noche bordea los 90 euros debido a todos los servicios con los que
cuenta.
La nueva vida en los “Eastern Townships”
Dicen que es la felicidad. Que cada parte de tu cuerpo rejuvenece tras la sesión de 60
minutos, que todos tus músculos vuelven a nacer. En Easterns Townships, Quebéc, no hay
espacio para el estrés y el cansancio, todo se va con un masaje a la medida de cada
visitante.
Los que vuelven una y otra vez hasta este lugar, lo han bautizado como el mágico día, todo
porque en un solo día tu cuerpo cambia por completo. Y es que desde la punta de tus
cabellos hasta la última parte de los dedos de tus pies, un masaje rehabilita tus sentidos y
eleva tus ganas de vivir. Aquí las preocupaciones se desvanecen con cada músculo relajado
ya sea por las manos milagrosas de una mujer canadiense o las aguas relajantes, así como
las piedras volcánicas.
En Easterns Townships, la buena apariencia también cuenta, por ello tras la relajación viene
el tratamiento rejuvenecedor. Que va desde el rostro, pasando por las manos y llegando
hasta las uñas de los pies. Y si eso fuera poco, la gastronomía incide en el cuidado de
nuestro organismo, todo contribuye a darle prioridad al cuidado de los cuerpos y así
alejando el estrés.
Para llega a este paraíso del buen vivir y la relajación de los cuerpos que se encuentra a 80
km de Montreal hay que tomar la autopista 10. Ya en Easterns Townships, el lugar
recomendable para hospedarse es sin duda, el hotel Delta Sherbrooke, donde la estadía
bordea los 70 euros por noche, e incluye los servicios de spa. Cerca al hotel existen lagos
de propiedades curativas que el turista podrá visitar en busca del relax total.
Spas en Ontario
En Ontario los spa son lugares donde se busca el bienestar de sus visitantes, no importa
cómo. Así, se utilizan tratamientos como la vinoterapia, la hidroterapia y demás, incluso el
chocolate es parte de los tratamiento. Llegué hasta esta región de Canadá y encuentre el
tratamiento relajante más exótico que haya podido imaginar.
Estás cubierto enteramente de chocolate, pues te has bañado en él, hay una nueva energía
en ti, la sensación es increíble. Luego, vas por más, ahora te cubres de lodo y te quedas
quieto por un buen rato, te han dicho que es un tratamiento que busca el bienestar de todo
tus sentidos, algo que con el paso de los minutos creerás como cierto. En el Elizabeth Milán
Hotel Day Spa ocurre ello con frecuencia, la sorpresa es un ingrediente adicional a la
sensación de bienestar.
Los senderos rurales de Ontario te llevan hasta el poblado de Niagara-on-the-Lake donde
se encuentra la fuente de los 100 spa que ofrece una amplia gama de tratamientos que van
desde la aromaterapia, la reflexología, hasta la vinoterapia, e incluso la miel de las abejas
sobre la piel. A este lugar se puede ingresar comprando pases por días o siendo parte de
Healthy Living Centre. Aquí la felicidad rodea tu persona, tras ser revitalizado
naturalmente.
Llega a Ontario y disfruta no solo de sus maravillas naturales, sino también haz de ellas un
instrumento para tu beneficio corporal. El aeropuerto internacional de Toronto Pearson lo
espera, de allí tomé un bus con dirección a las áreas rurales y conéctese con la naturaleza,
déjese atrapar por el exotismo de los tratamientos relajantes, cada uno más singular que el
anterior.
La Route Verte, un recorrido en bicicleta
Recorre la Route Verte, un camino sinuoso de 4000 km que atraviesa la región de Quebec
en Canadá. Hasta aquí llegan cientos de ciclistas en busca de la aventura de sus vidas
sobre dos ruedas, hazlo tú también.
Pedalea. Pedalea. Que tus piernas hagan el máximo esfuerzo, porque estás en una de las
mejores rutas ciclísticas de todo el planeta: en la Route Verte. Arroja todo el estrés que
tienes dentro con un paseo por las montañas, o quizá por los bosques desafiando el peligro.
Llega a lo más alto o detenté en los lagos que cortan las rutas, pero sobre todo estimula tu
cuerpo con la experiencia sobre dos ruedas. La oportunidad es única.
En la Route Verte, existen muchos circuitos para todos los practicantes de este fascinante
deporte, desde los que van para los aficionados, hasta para los competidores profesionales.
Por ejemplo, el Parque de la Jacques Cartier, es preciso para los torneos internacionales,
gracias a sus 100 km de caminos. Asimismo, existen otras ciclovías para jóvenes turistas
que buscan la tranquilidad de un paseo en bicicleta.
Para llegar a la Route Verte, hay que estar en Quebec, pues esta ruta cubre gran parte del
territorio de esta región canadiense. Desde un vuelo directo en avión desde la ciudad de
Toronto se llega en 90 minutos, mientras que desde Nueva York en 115 minutos, y desde
Londres en alrededor 8 horas.
En cuanto al hospedaje, se cuenta con numerosas posibilidades en la extensa ruta, pero un
lugar especial es el Hotel De La Route Verte, cerca del lago Gerardmer, aquí se dispone de
un aparcamiento extenso para las bicicletas. El precio por día es de 50 euros.
Long Beach, la playa en la isla Vancouver
Ocupa la extensión de 10 kilómetros de arena disponible para disfrutar del mejor sol de Canadá.
Así como de olas que son ideales para la práctica del surf, Long Bech es un pequeño paraíso para
aquellos que buscan sol, arena y playas en Vancouver. Ven a visitarla.
Indiscutidamente el cuerpo no solo necesita deslizarse sobre la arena o reposar sobre ella, lo que
requiere es estar en constante actividad. En Long Beach puede ocurrir eso, quizá primero pueda
correr por la arena haciendo deporte muy temprano, luego nadar en la playa sin alejarse mucho
de la orilla o jugar el volleyball playa, para dejar al último la tabla hawaiana y lanzarse sobre las
olas de metro y medio de altura. Toda esta experiencia se puede realizar en un solo día.
Long Beach, ubicada a oeste de la isla de Vancouver, pertenece al Parque Nacional Pacific Spirit,
por lo cual a su alrededor crecen bosques inmensos que asemejan a la playa con un pequeño
paraíso enclavado en la tierra. Por lo tanto, la visita se vuelve una parada obligada para quienes
pasan sus vacaciones en Vancouver.
Es posible hospedarse en el Long Beach Lodge Resort, que tiene un precio promedio de 200
dólares, y en el cual se acostumbra a realizar paradisíacas bodas que tienen como lugar de la luna
de miel a la playa del mismo nombre. Hay que recordar que la mejor temporada es durante el
verano, es decir entre los meses de junio hasta agosto, donde los días tienen temperaturas cálidas
y las noches son frescas. No deje de visitar Long Beach durante su visita a Vancouver, aquí
encontrará la diversión que buscaba.
Brackley Beach y las arenas rojizas en la Isla del Príncipe Eduardo
Recorre las arenas rojizas de la playa Brackley en la Isla del Príncipe Eduardo. Surca las dunas,
deslízate sobre ellas, diviértete bajo el intenso verano que puede llegar hasta los 22 °C, y por si
fuera poco encuentra exóticos animales a tu paso por este inmerso Parque Natural.
En Brackley Beach la arena rojiza que cubre toda su superficie es de una suavidad inusual, además
de un sonido inexplicable cuando uno arrastra sus pies sobre ella. Y lo más usual es ver a jóvenes
dándose un paseo por las orillas de la playa, buscando explicaciones para el color de las arenas,
aunque otros prefieren subir a las dunas y desde allí observar las distintas especies de aves que
vienen a posarse en este Parque Nacional.
Uno de los animales más exóticos es el chorlo chiflador que se encuentra en peligro de extinción,
esta ave se caracteriza por tener una potente voz, así que mientras tú te encuentres disfrutando
del mar en Brackley Beach quizás puedas avistar a esta ave posarse sobre una roca no muy lejos
de las orillas, preparándose para volver a los aires.
Si ocurre eso, lo mejor sería que dejes que aquella experiencia visual se convierta en el principio
de un próximo retorno
Para el hospedaje en Brackley Beach, lugar donde las arenas rojizas cobran voz propia, es útil el
hotel Comfort Inn, que se encuentra muy cerca de la universidad de Islas del Príncipe Eduardo, el
precio por noche equivale a 125 dólares americanos. En cuanto a la mejor época, sin duda alguna,
es el verano, donde la temperatura media es de 19 °C. y la más bajas de 13 °C. Con todo esto, no
existen excusas para no llegar hasta las Islas del Príncipe Eduardo, sobre a todo a esa enigmática
playa Brackley Beach.
Las cataratas del Niágara, la naturaleza en su máximo esplendor
El agua golpea la vista. El sonido retumba los oídos de aquellos dichosos que son espectadores de
la gran muestra del poder de la naturaleza. Las cataratas del Niágara no dejan de sorprender, aquí
en la provincia de Ontario donde nacen sus vertientes, los turistas son los más entusiastas mientras
más cerca se encuentran.
12 millones de visitantes llegan anualmente hasta las cataratas del Niágara en la provincia de
Ontario. Todos lo hacen por distintas razones, unos por solo observar esas caídas de agua desde
más de 50 metros de altura; otros llegan más lejos y se adentran en botes que los llevan hasta el
principio de las cataratas o en el lujoso Maid of the Mist.
La experiencia está llena de mucha adrenalina, el sonido de la caída del agua es intensa, el pulso se
acelera, el cuerpo se excita. Las cámaras no cesan con sus flashes, nadie puede dejar que este
momento no quede eternizado en una imagen.
Desde el cielo también se pueden ver las cataratas, incluso muchos dicen que la mejor manera de
apreciar la magia del Niágara es desde lo más alto. El servicio lo ofrece Niagara Helicopters, una
empresa que cuenta con helicópteros especiales para la ocasión, los cuales rodean desde lo alto
las cataratas del Niágara. El precio es de 60 euros por personas por un lapso de 10 minutos, donde
usted deberá aprovechar para grabar el momento, si lo desea.
Para llegar a estas maravillosas cataratas, lo podrá hacer desde Toronto, el viaje es de 90 minutos
en auto, siendo de fácil y tranquilo recorrido por las carreteras canadienses. Mientras que para la
estadía El Hotel Hilton Niagara Falls Fallview es una buena opción pues se ubica muy cerca de las
cataratas.
El Viejo Oeste en el territorio de Alberta
En la región de Alberta, el viejo oeste ha quedado impregnado en cada espacio, en cada calle.
Parece como si el tiempo se hubiera detenido en aquella época donde los vaqueros se desafiaban
entre sí.
La diversión ha hecho que todo tu cuerpo esté cubierto de tierra. Durante tu estadía tu felicidad
se ha expresado en sentirte un vaquero, en actuar como uno de ellos, en recorrer caminos con la
compañía de un caballo. De vestirte a la vieja usanza, con esos pantalones largos y un sombrero
sobre tu cabeza. De llegar hasta los ranchos y atender a tus caballos, de beber una cerveza en los
bares con tus amigos, de probar una barbacoa caliente y muchas cosas más.
De quedarte por las noches frente a una fogata y disfrutar de una cena al aire libre, oyendo
canciones, cantándolas, siendo parte de la tradición del viejo oeste. En Alberta un se siente un
vaquero y donde el tiempo parece haber retrocedido para bien de todos.
El evento más importante en Alberta, se realiza en el poblado de Calgary y lleva el nombre de
Estampida. Este evento reúne a vaqueros de toda Norteamérica que luchan para demostrar sus
mejores dotes frente a un público palpitante en los estrados. La duración de este festival que
paraliza toda Alberta es de 10 días.
Para llegar en busca de esta diversión, la mejor época es sin duda alguna los primeros días del mes
de Julio, fecha de inicio del festival de Calgary. Si se anima a ello podrá ser parte de las
innumerables competencias. Y si su ánimo de desafío es grande deberá tratar de montar a un toro
salvaje, quizá sea oportuno decirle que podrá ser la única ocasión en su vida que podrá hacerlo.
Lujos en Ontario
En Ontario la visita también puede servir para realizar las mejores comprar que puedas
imaginar. En sus principales ciudades: Toronto y Ottawa, el lujo y la belleza recorren sus
tiendas, emulando a las más distinguidas ciudades de Europa.
En Toronto existe una calle, Queen Street West, donde el lujo se expande hacia varias
cuadras. Quienes la conocen afirman que es una pequeña Londres, no solo por su ubicación
cercana al centro financiero de la ciudad, sino también por ser destino de la vanguardia de
la moda mundial en Canadá. Y no solo eso, Queen Street, también es lugar de la bohemia,
donde jóvenes y adultos se confunden entre sus bares.
De igual manera, en el distrito de Bloor- Yorkville las mejores marcas de ropa ocupan las
principales galerías. Armani, Chanel, Prada, entre otras. A este distrito se le conoce como el
paraíso del lujo en Toronto, pues acompaña el glamour de las marcas de ropa en sus
tiendas, con las exposiciones de galerías de arte.
En Ottawa, el mercado ByWard representa el fructífero cambio de aires que puede darse en
tiempos de globalización. Lo que antes era un mercado de granjeros, hoy se presenta como
un lugar repleto de boutiques, restaurantes gourmet, así como confortables cafés. Hasta
aquí llegan los turistas para darse un pequeño paseo por la modernidad.
Si la búsqueda es para encontrar artículos de recuerdos habrá que dirigirse hacia Locke
Street en Hamilton, pero si eso no basta los pueblos de Ontario guardan otros tesoros, solo
es cuestión de llegar, disfrutar, comprar, y tener la certeza que existirá un próximo retorno.
El Hotel Days Toronto Downtown es un lugar preciso donde los visitantes podrán alojarse
a una corta distancia de las glamurosas tiendas que mencionamos, así como del famoso
lago de Ontario. Precio: 60 euros.
Baila toda la noche en Toronto
Si deseas bailar toda la noche, la ciudad de Toronto tiene los lugares disponibles. Desde
pequeños pub, hasta animadas discotecas, en donde la diversión no distingue de géneros
musicales. Salsa, tango, rock, tú eliges.
Todo el cuerpo se mueve al ritmo de Hip hop en Toronto, los difíciles movimientos del
break dance te incitan a imitar cada contorneo, cada giro sobre el suelo. Estás en la
discoteca Afterlife donde los jóvenes mayores de 19 años se divierten al igual que tú,
primero empezaste con el hip hop, luego al rock, tu cuerpo aún pide más, pues la noche es
joven.
Si eres alguien que prefiere ritmos menos cargados de tanto movimiento, podrás divertirte
al ritmo del jazz y sentarte a conversar mientras la noche avanza en el club de avenida
Spadina. Y si tu sangre latina te llama a bailar un poco de la tradicional salsa no hay mejor
lugar que el Babalu'u, una discoteca ubicada en la calle Yorkville, donde luego de disfrutar
de una cena fabulosa, la pista de baile se llena de hombres y mujeres que necesitan darle a
sus cuerpos el movimiento que les pide, todo al ritmo de la salsa.
En las calles de Toronto, en especial en Queen Street la diversión y la música acaba con las
primeras luces del día siguiente. Las opciones son variadas, y abarcan casi todos los ritmos
posibles. Si no lo cree llegue hasta la discoteca The Big Bop , dividida en tres niveles
donde artistas de gran renombre, así como bandas locales, tocan en vivo, generando un
desenfreno total. Las noches en la ciudad de Toronto jamás acaban sin un baile, sin oír una
canción. Jamás.
Festival de Jazz en Montreal
Entre los últimos días del mes de junio y los primeros de julio, la ciudad de Montreal se
paraliza. En esas fechas se realiza el Festival de Jazz, acaso uno de los eventos musicales
más importantes de Canadá. Siendo escenario de más de 200 artistas y alrededor de 3000
músicos no solo canadienses, sino de distintas partes del mundo. Sé parte de este festival
que lleva más de dos décadas y media de éxitos.
El jazz, música maravillosa, da alivio a los oídos y despierta los sentidos. En Montreal, con
la celebración del Festival de Jazz cientos de personas consiguen conservar la capacidad del
asombro tras cada presentación. El sonido del saxofón y las celestiales voces de los artistas
generan entusiasmo, algarabía y por supuesto aplausos.
Existen innumerable presentaciones, alrededor de 700, entre noveles artistas y personajes
del jazz con un nombre que lidia con la leyenda como: Leonard Cohen, entre otros. Este
escenario también ha sido el impulso de la carrera de Diana Krall, quien en la década de los
90 se presentó aquí dejando una grata impresión que sería gravitante en su futuro éxito.
La mejor manera de asistir al festival es sin duda llegando a Montreal durante los primeros
días del mes de julio, pues las presentaciones no solo se dan en los principales locales de la
ciudad como el complejo Desjardins, sino también al aire libre para el disfrute de las miles
de personas que llegan a la ciudad en busca de buena música.
Aunque para aquellos que desean oír las presentaciones dentro del coliseo, la entrada
bordea los 10 euros, siendo un precio muy accesible. Razón por la cual, no existe pretexto
para no llegar hasta Montreal durante la celebración del Festival de Jazz.
Luna sobre Crescent Street en Montreal
Fiestas en Montreal. No sólo el jazz suscita la atención de los turistas, en la calle Crescent
la diversión está sus bares y discotecas, donde la música electrónica y el ritmo local se
juntan, convirtiendo a todo este lugar como un destino imperdible
Crescent Street es una singular calle de Montreal, aquí podrás encontrar lo que jamás
habías imaginado. Desde ropas de la mejor marca en las tiendas más exclusivas que nada
tienen que envidiarle a las galerías de Nueva York u Europa. Tendrás la posibilidad de
elegir un look vaquero, con pantalones de aquella fascinante época y sombreros anchos, o
quizá disfrutar de la elegancia del mejor vestido para la fiesta de gala que aguarda en tu
país.
También te será posible visitar el restaurant Newton, lugar que pertenece a Jacques
Villeneuve, campeón mundial de fórmula 1, metro más allá se ubica el F1EMPORIUM
donde podrás adquirir la colección de pequeños automóviles del circuito mundial para el
recuerdo de tu visita, así como souvenirs o indumentaria deportiva. Horas más tarde,
tendrás el deseo de ir en busca de una bebida, tal vez un Martini o un buen vino, en el
Bruptopia, uno de los bares más visitados de esta parte de la ciudad.
La sensación de bailar te atrapará cuando la noche avance, así elegirás entre las
innumerables discotecas que hay en la calle de la media luna. Como por ejemplo, la
discoteca Boustan, la cual abre a partir de los días jueves hasta los días domingo.
Sin duda la mejor temporada para la visita es durante el F1 Street Festival, donde se dan
conciertos gratuitos en los alrededores de la calle y pequeñas carreras de muestra, los
centros de diversión tienen ofertas durante la celebración que se da en el mes de Julio,
como antesala al Gran Prix de Canadá.
Viejas canciones en Halifax
Halifax es una ciudad marítima, ubicada en la provincia de Nueva Escocia, Canadá. Tiene
una tradición portuaria que data de varios siglos atrás, por esa razón hasta aquí llegan,
desde muy lejos, hombres y mujeres que buscan departir una noche bohemia oyendo el
sonido del mar desde muy cerca.
Halifax es la puerta por donde innumerables inmigrantes se han asentado en Canadá, cada
año más personas llegan hasta su puerto y hacen de sus calles una gran celebración sin
motivo aparente, donde el eje central son las viejas canciones de la ciudad, entonadas a los
largo de la noche.
Las canciones se oyen de taberna en taberna, tú también lo haces, las has aprendido
rápidamente a pesar que son letras que los marineros entonaban décadas atrás, pero eso no
importa, ahora te acompaña todo el lugar. Pronto, no solo compartirás canciones, entonadas
por hombres acompañados de un violín, sino también viejas bromas, en Halifax la amistad
se consigue en un abrir y cerrar de ojos, al ritmo de una estrofa y un vaso de cerveza.
Adicionalmente, hay que mencionar que Halifax tiene hermosos jardines victorianos, así
como casas de grata vista para el turista, todas ellas del legado de la arquitectura de la era
victoriana, entre ella se encuentra el hotel Hotel Best Western Chocolate Lake que tiene un
costo de aproximadamente 60 euros por noche.
Y si de lugar para disfrutar de la gastronomía local se refieres, hay que llegas hasta el
Salty's y Murphy's on the Water, ubicado en el malecón de la ciudad. Y para las noches
donde uno pueda entonar las mejores canciones se encuentra el bar Crawdad's en Privateer's
House.
Alta costura en Calgary
En el centro de Calgary, una ciudad cosmopolita pero con corazón del viejo Oeste, uno
podrá visitar las principales boutiques que ofrecen trajes de la más distinta variedad. Desde
ropa que te hará recordar al viejo Oeste hasta indumentaria precisa para el frío, es decir:
abrigos que no tienen nada que envidiarle al glamour de la moda europea.
En Calgary liberarás ese impulso de querer tenerlo todo, los gustos son saciados en su
totalidad y los costos son diversos, así que solo tendrás que elegir lo que más va con tu
personalidad. Si necesitas algo para una fiesta, quizá un baile o una reunión en la ciudad,
tendrás la exclusividad de estrenar un vestido si te diriges hacia la 17th Avenue, lugar
donde la moda de Calgary se reúne.
En dicha calle, las boutiques se abren espacio junto a las galerías de arte más
representativas de la ciudad. Por ejemplo, en la tienda Riley & McCormick tendrás la
oportunidad de convertirte en un vaquero en unos cuantos minutos, mientras que en la
boutique Salsa Central Party and Dance Wear de Nino Costa, te sentirás parte de la realeza,
con los diseños exclusivos para mujeres que necesitan un vestido para deslumbrar por las
noches.
La mejor época para visitar Calgary es, sin duda, los primeros días del mes de mayo,
cuando en la ciudad se celebrar su evento más importante la Calgary Stampede, asimismo,
la fecha coincide con el invierno, temporada precisa para practicar esquí en el Parque
Nacional de Banff y por supuesto para visitar las principales boutiques en busca del mejor
atuendo posible.
En cuanto al lugar donde uno puede hospedarse, habría que mencionar al hotel Days Inn Calgary South, que se encuentra a 5 minutos del centro de la ciudad , el precio base es de
76 euros por noche.
Compras en las calles de Vancouver
Main Street es una calle peculiar en Vancouver. Es el lugar donde uno deberá realizar sus
compras cuando llegue o esté por partir de Vancouver, pues aquí elegantes tiendas se
suceden una tras otras, y en donde la ropa más fascinante le deja espacio a pequeños
tesoros como lo es una pieza original de arte. Déjese llevar por la tentación de llevarse
algún recuerdo de Vancouver en Main Street.
Antiguos candelabros cuelgan de lo más alto del establecimiento, más abajo al alcance de
usted se muestra el mismo candelabro incitándolo a llevárselo. En las calles de Main Street,
uno tiende a encandilarse con lo que allí venden. Artículos para la decoración del hogar
atraen no solo a las mujeres, sino también a los hombres que comparten el buen gusto. Un
cuadro Art Deco, o quizá una pequeña estatua que quedaría bien el living del hogar, la
elección es libre y la tentación enorme.
Pero Main Street ofrece también ropa de la más alta calidad así como indumentaria
tradicional para aquellas personas que desean encontrar en el pasado la moda que requieren.
Y para aquellos que buscan evitar la contaminación ambiental, pueden hallar una bolsa de
algodón ecológica y si la naturaleza lo llama, vaya hacia The Flower Factory, donde por un
bajo precio encontrará orquídeas, así como mariposas disecadas y flores en cantidad.
En Main Street encontrará lo que busca, solo llegue a Vancouver y un taxi lo llevará hasta
tradicional calle canadiense. No habrá porque preocuparse, en Vancouver los taxis son
seguros y cobran la tarifa justa pues tienen un taxímetro. La mejor época para visitar Main
Stree es durante los meses de Marzo y Abril, cuando el frío cesa y empieza el verano.
Festival Alternativo de Edmonton
Durante el mes de Agosto y por 11 días, la ciudad de Edmonton, es escenario del Festival
de teatro Alternativo. Como su nombre lo indica, este festival está pensado para aquellas
obras y también actores que no encajan con lo tradicional del teatro. Aquí, se ensaya
frente al público, se presentan opciones novedosas que pueden gustar así como no hacerlo,
pero de lo que se trata es de sorprender y eso si se logra.
En una esquina de Edmonton te encuentras con una serie de actores que te esbozan una
sonrisa mientras se dirigen al escenario, a primera vista no parecen actores, sobre todo por
la peculiar vestimenta que usan, algunos se encuentran en ropas interiores o pintados
completamente el rostro y cuerpos. Pero eso es lo que te han dicho de Edmonton y su
festival, que la sorpresa es el mejor ingrediente en sus espectáculos, ahora lo empiezas
entender.
No solo el espectáculo se reduce al teatro alternativo, también hay música y baile, pero
quizá lo más atractivo es la performance de los actores que llegan hasta aquí atraídos por la
fama de uno de los mayores festivales alternativos de teatro de todo el mundo.
En Edmonton, es posible ver a actores encendiendo antorchas o paseando en pequeños
uniciclos sobre el escenario. Cada actuación puede despertar tus diferentes sentidos:
alegría, tristeza, emoción, molestia. Aquí al aire libre cientos de hombres artistas buscan
alcanzar el aprecio del público haciendo denodados esfuerzo, muchos lo logran.
Si bien, muchas de las actuaciones son al aire libre, otras se realizan en teatros como el
Westbury donde el precio de entrada es de 12 dólares o como el Varscona. Cada año a
partir del 13 de agosto hasta el 23 de dicho mes, Edmonton se detiene a recibir a los artistas
más peculiares del planeta.
Reúnete con el pasado en los páramos de Alberta
El parque provincial de los Dinosaurios se ubica en Alberta, hasta donde cientos de
personas acuden en busca de los vestigios del pasado. Millones de años de antigüedad y
huellas gigantes te esperan, visita el parque.
Tras tu paso tranquilo puedes estar siguiendo el mismo sendero que trazó un dinosaurio
feroz hace millones de años. Bajo tus botas podrás sentir una extraña sensación, pues quizá
en ese mismo lugar se haya presenciado una batalla entre dos seres prehistóricos.
En los páramos de Alberta se ubica el parque de los dinosaurios, para algunos es una
miniatura del famoso Gran Cañón, por lo agreste de la zona, pero aquí los restos de
gigantes animales descansan desde inmemorables tiempos, cada fósil ha sido llevado a
numerosos museos, otros se han quedado en la inmediaciones dejando carta libre para la
llegada de cientos de turistas cada año.
El parque fue declarado así en 1979 debido a su enorme riqueza en fósiles, siendo el lugar
donde se encontraron alrededor de 300 esqueletos de 35 especies distintas y por lo cual fue
nombrado Patrimonio Cultural de la Humanidad. Uno de los animales que aquí habitó es el
Albertosaurus, un dinosaurio depredador de 9 metros de altura, al que algunos lo comparan
con el tiranosaurio, el más peligroso y temido de los dinosaurios en la antigüedad.
El parque está exactamente a 48 kilómetros de la ciudad de Brooks, en la provincia de
Alberta , hace falta con llegar hasta el aeropuerto local y solo pedir que se nos llevé al
parque de los dinosaurios, un destino muy demandado por aquellas personas que buscan
respuestas a las dudas del presente a través de hallazgos en el pasado.
Callejón de los témpanos
Es un callejón de hielo por las costas de Terranova, aquí el barco que desafío a Dios:
Titanic, no pudo pasar tranquilamente. El hielo se eleva sobre las aguas e impide el libre
paso muchas veces, en otras la pericia de los capitanes de los barcos hace que todo ello
sea un espectáculo para la vista de los pasajeros.
Iceberg Alley, ese es su nombre. Y quiere decir callejón de los témpanos, lugar donde el
hielo tiene forma, poder y altura. En tu paso por este lugar verás el agua golpear los
témpanos con inusitada fuerza, desde los más pequeños hasta esos enormes témpanos que
son capaces de hacer pasar un mal momentos a barcos mal dirigidos por sus capitanes.
Quien pase por aquí oirá necesariamente la historia del Titanic, que por estos lugares
terminó por hundirse tras golpear con un tempano en su primera travesía. Ese barco que
según sus arquitectos ni Dios podría hundirlo, no terminó su primer viaje y en abril de 1912
se perdió debajo del mar.
El callejón de los témpanos es una incitación al peligro, a revivir la historia, una historia
trágica que se permitió desafiar a la naturaleza. Tú puedes desafiarla, pero ve con cuidado,
uno nunca sabe que te deparará la naturaleza. Por otro lado, el mar azul es un espectáculo
digno de observar, así como el hielo que imita a la nieve siendo una razón adicional para
escapar del miedo y dejarse llevar por la belleza de la naturaleza, eso si no es peligroso.
Puede visitarlo desde un paseo en barco que parten del puerto de Terranova y Labrador,
desde su capital St Johns, eso sí tenga mucho cuidado. La mejor época para venir es entre
mayo y junio.
Bebe y come muy cerca del Niágara
El poblado de Niagara on the Lake es una ruta donde el buen vino está al alcance de sus
visitantes, así como el queso canadiense, llegar hasta aquí es hacer una pequeña ruta por
el buen sabor.
Muy cerca de las cataratas del Niágara surge un pueblo donde los viñedos y huertos se
suceden unos a otros, cada uno compitiendo por tener el vino de mejor calidad y así
demostrárselo a los visitantes que llegan en busca de una buena bebida. En este pequeño
paseo también se disfruta del queso canadiense, que es parte esencial de la cocina regional
de la provincia de Ontario.
Y es que no es en vano que la tradición de los vinos se remonte a más de 200 años atrás y
tenga a numerosas marcas que suelen ganar galardones internacionales por su alta calidad y
exquisito sabor.
No solo en este poblado, ubicado en Ontario, se puede hacer un tour gastronómico, también
podrás descansar en las mansiones victorianas, donde te sentirás parte de la tradición
canadiense, así como engrosarás la lista de visitantes que supera los 3 millones anualmente.
Tú tienes en tu mano hacer las maletas y dirigirte hasta este enigmático lugar, donde el
turismo gastronómico y vivencial se une para hacer de esta la experiencia más maravillosa
de tu vida.
Es fácil llegar, está a solo 20 kilómetros de las cataratas del Niágara y a solo hora y media
en auto de Toronto. Niagara on the Lake es un pueblo muy conocido en Ontario y existen
numerosos paquetes turísticos que te llevan por bajo costo. Un hotel que se recomienda es
el Prince Of Wales que tiene un costo de 170 dólares la noche, pero incluye un servicio de
lujo.
Los colores de la belleza: Colinas de Northumberland
Las colinas de Northumberland, al oeste de Toronto, son casi un espejismo en tu paso. No
porque no sean reales, sino porque pareciera que no fuera posible tanta belleza. Sin
embargo, la naturaleza ha pintado sobre este lugar el mejor cuadro expresionista que uno
pueda imaginar.
Explorar. Caminar. Estar quieto. Observar altísimos bosques que crecen en un paraje
configurado de distintos colores. Bajar del auto y detenerse o quizá avanzar y hacer de la
sorpresa un ingrediente más para tu alegría. La mejor temporada para llegar hasta este
estupendo destino turístico es en otoño, cuando las hojas empiezan a caer y el clima es el
adecuado.
En estas colinas uno también podrá deleitar la vista ante las cientos de aves que surcan los
aires, según se dice alrededor de 360 especies distintas se encontrarían en estas colinas.
Otro pasatiempo que suelen requerir los turistas es el geocaching, que no es más que un
juego para niños y adultos, gracias a l apoyo de la tecnología GPS, y por la cual tendrán la
oportunidad de buscar tesoros sin el temor de perderse en los bosques. Esta es solo una de
las innumerables maneras de pasarla bien.
Por si no fuera suficiente, existe también la posibilidad de poder disfrutar de un camping,
en compañía de la familia, haciendo una fogata por la noche y bebiendo moderadamente al
ritmo de una guitarra entonando una canción local.
Este hermoso lugar se ubica a solo una hora del este de Toronto, en la provincia de Ontario,
y es muy sencillo el camino en auto. El mes de octubre es el mejor para la visita, llegue
aquí y no se arrepentirá.
Una parada en Okanagan
Okanagan está ubicado en British Columbia, en Canadá, y es una valle casi europeo,
resalta por sus majestuosos viñedos, así como por su exclusiva vida campestre. Llegue
hasta aquí y no deje de beber todos los vinos posibles.
De día tendrá la oportunidad de pasear por los desiertos, luego por sus parque nacionales en
compañía de una bicicleta para tener una mejor vista de todo su alrededor. Más tarde, el
paseo se confundirá con una pequeña pero fructífera excursión por los mejores viñedos de
todo Canadá. La noche llegará y las estrellas reemplazarán al sol, y será oportuno beber un
vaso más de Riesling, Pinot Noit o Merlot, cada uno más sabroso de acuerdo a su gusto,
todo sobre lo más alto de una montaña.
Por la mañana, el desayuno tendrá que ser un jugo, sobre todo por lo abundante de la
agricultura de la zona, y es que un desayuno campestre en Okanagan no se resiste al
hambre.
No solo el vino y la comida campestre hacen de este destino un lugar estupendo para la
visita, sino también, el paisaje natural, aquí se pueden desarrollar numerosas actividades al
aire libre. Como caminar muy cerca de las cataratas Helmcken en el Parque Provincial
Wells Gray o gozar de una espectacular vista en el lago Okanagan.
Para llegar a este lugar, hay que abordar un avión que nos traslade hasta el aeropuerto de la
ciudad de Kelowna,, lo cual se puede hacer desde Toronto o Calgary. La distancia no
excede las 2 horas de viaje. Un lugar donde se puede hospedar durante su visita es el Lake
Okanagan Resort, ubicado en Kelowna y que ofrece servicios como cancha de golf , así
como de tenis.
Un verano inusual en Yukón
Ubicado el noroeste de Canadá, Yukón es la región conocida por la fiebre del oro y su
extraño verano. Quienes llegan hasta Yukón durante la mejor época del verano, es decir
entre septiembre y octubre, donde la temperatura bordea los 25 C observa una singular
jugarreta de la naturaleza: el sol no se va por tres meses.
Dicen que aquí es tierra de osos pardos, que en los bosques ellos viven y muchas veces se
esconden de los humanos, por un miedo a ser cazados. Dicen también que la gastronomía
es de lo más sabrosa, que un caribú en su punto es lo mejor para detenerse frente al sol de
medianoche. Dicen que ese espectáculo de la naturaleza está hecho solo para aquellos que
buscan algo distinto en tierras lejanas, y que tú eres un afortunado.
Yukón, a su vez, es un lugar que aún no ha sido descubierto por completo, existen muchas
zonas vírgenes por los pies de los hombres. Donde los parajes están solitarios desde hace
mucho tiempo, y que quizá lo sigan estando debido a lo peligroso de su acceso.
También es interesante visitar a los indios atapaskanos, los cuales llegaron hace cientos de
años hasta Yukón y se han establecido para siempre. Una visita a ellos es contemplar sus
costumbres y hasta compartirlas de a pocos.
Por el lado de la gastronomía, no solo un caribú puede disfrutarse sino también un carnero
y hasta una cabra blanca, todos estos animales son cazados en el mismo Yukón. Por último,
hay que mencionar que para llegar hasta Yukón, hay que dirigirse hasta casi las fronteras
con EE.UU., en el extremo del noroeste de Canadá
Tormentas perfectas en Tofino
Las olas se agitan en Tofino, parece como si fuese una película de suspenso, la tormenta
asusta a los niños y atrae a los adultos. En esta parte del Océano Pacífico, el vendaval es
una de las experiencias más fabulosas, pues el peligro es latente.
Sientes la necesidad de beber un Martini, luego de un relajante baño, en Tofino, donde uno
se siente estar rodeado de lujo, no solo por sus hoteles de lujo, sino por sus centros
nocturnos y bares dispuestos para la mejor de las vacaciones que puedas imaginar. Si eso
fuera poco serás testigo del poder de la naturaleza sobre el mar, una tormenta que puedes
observar desde la suite de tu preferencia.
Quizá tus hijos creerán que es el último de los días, tal vez a ti, por ser la primera vez que
avistas este fenómeno, el miedo también recorra tu cuerpo. Pero sin duda será una
experiencia única y sentirás la necesidad de volver una vez más.
Si quieres llegar a Tofino, deberás dirigirte hacia el oeste de la isla de Vancouver, allí en
una península se ubica este mágico lugar. Solo a una hora del centro de Vancouver en
avioneta, pero si vienes desde Victoria el trayecto es en promedio cinco horas, y en cuya
ruta podrás hacer paradas en sus pequeños pueblo donde necesariamente probarás sus
tradicionales quesos.
Para hospedarse, hay que dirigirse hacia el Wickaninnish Inn y para una cena lujosa ir al
Pointe Restaurant, lugar desde donde admirarás el estruendo de las olas. La mejor época de
llegada es entre los meses de noviembre a febrero. Solo hay que estar preparado para el
vértigo.
Escarpa del Niágara
Es una biósfera ubicada en el Canadá, y hábitat único de cientos de especies animales, así
como de infinidad de plantas. Hasta este lugar llegan cientos de naturalistas cada año
para estudiar sus maravillas, razón por la cual la Unesco la considera desde 1990 como
una Reserva Mundial de la Biósfera.
En la Bahía Georgiana de Ontario existe un lugar donde es posible escalar sobre playas
rocosas, explorar sumideros y cavernas marinas. Asimismo, a lo largo de la costa se
extienden 800 kilómetros de caminos que atraviesan aldeas, así como enormes acantilados
con vista al mar.
Su denominación de biósfera le fue concedida debido a la diversidad de riqueza naturales
con las que cuenta y que están siendo protegidas por sus ciudadanos, turistas y el gobierno
local. Siendo todo eso importante para su futura conservación y ser un legado de belleza a
lo largo del tiempo.
Entre las maravillas que se podrá encontrar en las escarpas del Niágara están las cuevas
pintorescas, las cuales ocupan el sitio más alto del lugar. Las cuevas fueron formadas hace
millones de años atrás por los movimientos glaciales de la tierra, por lo cual hubo un
tiempo que estuvieron debajo del mar. Tiempo después fueron el hogar de diversa tribus
canadienses que dejaron un legado de pinturas dentro de ellas que hasta ahora resulta una
incógnita.
Es necesario también decir que las escarpas del Niágara son las culpables del nacimiento de
las cataratas del mismo nombre. Sin ellas, esa maravilla que estadounidenses y canadienses
comparten no sería posible.
Otra posibilidad para divertirse en este magnífico lugar es practicar un deporte, quizá el
ciclismo o el golf, gracias a los extensos espacios que tiene la escarpa del Niágara
Belleza natural en Nahanni
En los territorios del Noroeste de Canadá se ubica el parque nacional Nahanni, el cual
tiene el mismo nombre del maravilloso río que se ubica en este lugar, y que en el dialecto
local significa espíritu. Llegar aquí te llevará hasta las cataratas Virginia, acaso las más
grandes de toda Norteamérica, incluso superando a las cataratas del Niágara. No pierdas
la oportunidad de tratar de desafiar al poder de la naturaleza en el río Nahanni.
A lo largo del río Nahanni, se extiende un parque con el mismo nombre, hasta aquí llegan
hombre y mujeres dispuestos a intentar domar sus aguas. Mientras otros recorren toda la
extensión del parque adentrándose en la naturaleza, prodigada del encanto de color verde de
su flora, que son el marco perfecto para los bellos paisajes que se pueden apreciar en este
sitio; asimismo se pueden encontrar cañones, enormes saltos de agua y un sistema de
cavernas de piedra caliza, único en su género
Por el lado, de la es un ejemplo del típico hábitat canadiense, ya que se pueden encontrar
animales como lobos, osos grizzli, ovejas, cabras, caribúes y demás especies típicas del
bosque boreal, lo que hace de este lugar más atractivo de lo que ya es.
El lugar más cercano al río Nahanni, es la ciudad de Fort Simpson, sitio recogedor para los
visitantes que hacen una parada antes de partir hacia su destino final: Nahanni. Quizá lo
más complicado sea el acceso, ya que generalmente tendrá que hacerse por helicópteros o
pequeñas avionetas particulares, desde base de hidroaviones de la villa de Fort Simpson,
aunque la belleza del lugar hace merecedor tal viaje que no tomar más de dos horas.
La tierra de los alces en Canadá
La reserva de Matane, en Quebec, alberga a miles de alces. Cuando llegas hasta allí
podrás encontrarte cercanamente con ellos, visitar su hábitat y observar su peculiar estilo
de vida.
Existen lugares donde la respiración debe tornarse lenta, casi imperceptible para poder
observar el modo como se desenvuelven otros seres. En la reserva de Matane sucede ello,
en dicho lugar habrá que guardar silencio y no hacer ruido, si es posible habrá que respirar
tranquilamente, pues cualquier sonido alejaría a los alces que queremos ver.
En este lugar viven alrededor de 6000 alces, la gran mayoría anda en manadas por los
grandes campos, otros se van a beber agua al lago y mucho más cuidan a sus pequeñas crías
que se preparan para enfrentar la vida llena de peligros Lo importante, es que cualquier
turista no pasará peligro, pues existen lugares específicos para observar a estos animales
La reserva de Matane, además de ser el hogar de alces, es también un hermoso lugar de
impresionante vista de gigantes montañas y escarpados valles que son surcados por
caudalosos ríos, además de ser la casa de cientos de diversas aves, así como de otros
animales.
Desde la década de los años 60, del siglo pasado, la reserva de Matane pertenece al estado
canadiense tras ser comprado a una compañía forestal. Allí se recuperó este lugar para el
beneficio de la visita de turistas.
Este impresionante está ubicado a tan solo 30 km de la ciudad de Quebec, y es a toda vista
una maravilla natural que espera con paciencia la llegada de más hombres y mujeres que
quieran observar el hábitat de los alces.
Ballenas jorobadas en Terranova
Tienes la oportunidad de navegar sobre el mar y observar desde muy cerca a numerosas
ballenas jorobadas sumergirse y salir a del agua. Muchas de ellas darán un giro en el aire
antes de golpear las frías aguas, siendo un momento estupendo para fotografiarlas y contar
a tus amigos tamaña experiencia. Ven a Terranova y aprovecha esta magnífica de observa
una ballena en acción.
Una ballena recorre las aguas de Terranova, mientras tú navegas no muy lejos de ella. Solo
su torso negro te permite divisar que es muy grande, cuando de pronto el agua se contornea
y el animal de más de 40 toneladas da un enorme salto, tomas tu cámara fotográfica y
aprietas el botón para eternizar la imagen. Listo, has logrado tu propósito, pero no será la
única sorpresa del día, más tarde tendrás nuevas fotos y sentirás que el viaje a la isla de
Newfoundland ha valido la pena.
La mejor temporada para apreciar este espectáculo marino es durante el verano, es decir
entre los meses de abril a octubre, donde ellas nadan tranquilamente por las costas de
Terranova frente el Océano Atlántico. En este tiempo muchos barcos, así como lanchas
prestan el servicio de recorrido sobre el mar para ver de cerca a las ballenas jorobadas que
llegan desde el Caribe en busca de aguas cálidas.
Para hacer estos recorridos, de aproximadamente dos horas y media, se encuentra el Deer
Lake Visitor Information Center , que por un costo que va entre los 45 a 60 dólares te
llevan hasta el lugar donde las ballenas nadan y hacen ininteligibles sonidos que tratarás de
interpretar, mientras sientes el agua salda golpear tu rostro.
Montañas Rocosas en Jasper
La ciudad de Jasper alberga un parque lleva su mismo nombre, en ese lugar existen
extensos bosques y montañas rocosas de más de 3500 metros de altitud, así como lagos y
grandes glaciares. Pareciera como si fuese un pequeño mundo.
Jasper es una ciudad de poquísimos habitantes, no sobrepasan los 5000, sin embargo cada
año llegan aquí cientos de turistas a visitar el Parque Nacional Jasper, el cual tiene infinidad
de opciones para pasar un agradable momento en compañía de familia y/o amigos.
Por ejemplo, aquí los niños tendrán el deseo de subirse a un caballo y abrirse paso a lo
largo y ancho de las montañas rocosas de extremas altitudes. Y los adultos, acercarse a los
lagos glaciares. Y si eso fuera poco, por la tarde descansarás en una cabaña, a la luz de la
noche y las estrellas, cenando una comida casera y durmiendo plácidamente a no ser que el
aullido de lobo u el grito de un oso te despierten súbitamente.
El Parque Nacional de Jasper está ubicado en Alberta, exactamente en el pueblo de Jasper,
lo mejor que se podrá encontrar es el lago Beauvert, así como el monte Robson- donde se
podrá hacer el paseo en caballo- el Valle Malign, que ofrece una espectacular vista al
momento del atardecer. Por otro lado, los glaciares completan este itinerario por la belleza,
Athabasca es un magnifico glaciar hasta donde los amantes del frío llegan.
Las posibilidades de tener una cabaña para toda familia son altas, por el precio de 119 euros
al día, o 800 euros por una semana, usted dispondrá de 3 dormitorios para 8 personas en la
casa de campo Mount Robson, Venga a Jasper.
Ontario guarda su naturaleza ideal: Algonquin Lake
Aquí encontrará solo su descanso. Visite el campo de Bartlett Lodge, en el centro del
Parque Algonquino: un lugar de armonía con la naturaleza.
El que dice que la vida en el campo es dura está equivocado. No ha visitado el
Bartlett Lodge, en el Parque Algonquino. Desde su llegada usted sentirá a esta
región agreste, pero pura, como una experiencia inolvidable.
Solo escuche el canto de las aves silvestres a lo lejos. Un recuerdo. Un sueño. La
luna, bella y cercana a su alojamiento, lo invita a no dormirse. ¡No, hágalo! Mañana
el día le guarda emociones.
La ducha calentada al natural será su primer acercamiento con la naturaleza. El
servicio de alojamiento en las tiendas le dará la comodidad total en las alturas del
parque Algonquino. Cuenta con camas tamaño de rey, que también pueden ser
divididas en camas solas, muebles al estilo natural, un refrigerador de barra y un
espacio para el café.
Una experiencia completamente ecológica es la que se vive en el campo de Bartlett
Lodge. Imagínese que cuentan con cabinas de relajación que tiene luces solares y
estufas de madera. Este sistema sirve para generar agua caliente en los baños
termales e impulsar energía para el refrigerador y el fabricante de café.
Anímese a acampar en estas tiendas de plataforma al natural. En tiempos del
verano, la cubierta lo protegerá para que su descanso sea fresco y placentero.
Bartlett Lodge es un lugar donde los ecologistas y los amantes de la naturaleza
podrá pasar sus vacaciones lejos del bullicio y stress de la ciudad. Lo esperamos.
Ontario al aire libre
Desde este punto podrás ver a Ontario en su esplendor. Sienta la emoción de
sobrevolar la bahía Georgian y otros lugares de Canadá.
El aire acaricia sus mejillas mientras usted observa las regiones verdes de Ontario.
El estremecimiento de estar en altura se compensa con la original experiencia que
usted guardará en su recuerdo: el esplendor de la morfología de la ciudad de
Ontario. Desde lo alto podrás contemplar las aguas tranquilas y transparentes del
parque provincial Sandbanks.
Con el hidroavión haga paradas en los pueblos de pintorescas cabañas del parque.
Bellos paisajes armonizan con la hospitalidad de sus habitantes. En el centro
turístico Elmhirst podrá deleitarse con una rica barbacoa de res Angus y una botella
de añejo vino. Y si su parada es la Bahía georgiana, pruebe, en el almuerzo, el rico
pescado fresco del Restaurante del Henrio. Luego, pase una tarde soleada en los
parques y dunas de arenas.
Lo bueno de viajar en un floatplane es que tendrá acceso a lugares remotos.
Ideal para los que les gusta los viajes de exploración. Realice viajes en intrépidas
canoas y explore los territorios vírgenes de las islas de Ontario. Se maravillará al
observar a las garzas e imbéciles en su habita natural: color, belleza y suavidad. En
los lagos remotos, vea saltar a los peces de lado a lado. Sienta la vitalidad de estos
bellos paisajes. Otra actividad famosa es el piragüismo.
Volar en un floatplane es una experiencia encantadora. Los destinos a los que quiere
llegar son de acuerdo a su preferencia. Los pilotos pueden ayudar en su planificación de
su viaje. Ha habido viajes a ciudad de Nueva York, Moosonee, la bahía de Hudson,
Ungava, Yukón y Osh Kosh. Anímese en conocer Ontario al aire libre.
Aventuras sobre la nieve en Blachford Lake
Días de descanso y aventura, lejos de la bulliciosa ciudad. Visite Blachford Lake, al norte
de Canadá y aprecie su hermoso espectáculo de luces en el cielo.
En los territorios del Noroeste, cerca del lago Great Slave, se encuentra Blachford
Lake. Lujoso centro turístico que te ofrece descanso y aventura en su estadía. Sus
días de tención laboral se convertirán en semanas de completo relax. ¿Quiere
comprobarlo?
En Blachford todo es natural. Desde darse originales y frescos baños de sauna a
leñas, o de yacuzzi al aire libre, hasta atreverse a cazar sus propios alimentos. Un
ejemplo, son sus las ricas truchas que usted cazará y asará a fuego abierto. Pase
tiempos de compartir y tertulias con la familia o los amigos, mediante el fuego
pugnará por no dejarse vencer en el frío del Ártico.
Quizás el aullido de un lobo le rememorará la distancia en que se encuentras de la
urbanización. Pero, el acogedor silencioso del crepúsculo le recordará el motivo
de su viaje. Ya falta poco, le advierte la bella luna, ante lo que contemplará.
Danzas en el cielo. Auroras y estrellas van y vienen hasta formar figuras. Un bello
espectáculo multicolor que se aprecia en el cielo y se refleja en sus lagos.
Al día siguiente, salga con los amigos a practicar el patinaje sobre hielo, el hockey,
snowshoeing, el mushing, la pesca en hielo, paseos de trineo de perro… En Blachford
encontraras varias actividades que asegurarán sus días de aventuras. Recuerde que está
en un territorio difícil, pero encantador.
Blachford se encuentra a 20 minutos por el avión de Yellowknife, capital de los Territorios
De noroeste de Canadá. Casi llegando a la pista de aterrizaje usted apreciará a caribú, o
alce de América, sobre la nieve y en los lagos. Las rústicas casitas le darán la bienvenida.
La experiencia es inolvidable. Buen Viaje.
Arctic Watch Lodge: Días de relajo en su bella naturaleza
Un lugar donde caminar puede ser todo un placer. Déjese llevar por el aroma de
los jardines y los cantos de las aves silvestres del centro turístico Arctic Watch
Lodge, en Nunavut, Canadá.
Demás esta decirle que en este lugar usted vivirá una experiencia original. Solo el
hecho de pasar sus vacaciones en Arctic Watch Lodge es un indicio de que usted
busca experiencias nuevas. Y las tendrá.
Arctic Watch Lodge es el centro turístico más septentrional del mundo. Y también
es el lugar predilecto para excursionistas, ciclistas y naturalistas. Sea haciendo
deporte o paseando con la familia cada rincón de este lugar le dará un interés
particular.
Sus espléndidos paisajes se relacionan muy bien con la fauna que habita esta parte
de Canadá. Observe a los bueyes almizcleros, a las focas, a los halcones peregrinos
y a los zorros árticos en su habita natural. Si tiene suerte podrá contemplar todo el
espectáculo que de 3000 ballenas beluga le brindarán al salir a respirar.
Otras actividades que podrá realizar en Arctic Watch Lodge son las excursiones, los
paseos en kayak y las visitas a las antiguas ruinas de Thule. Pase días de
contemplación y diversión en la cima de Canadá.
Luego, a la hora del almuerzo, logre cazar del lago la más sabrosa trucha ártica.
Véala en su plato cortada al estilo sushi y sienta el rico aroma del su aderezo. Y no
se preocupe por las habitaciones, el Reloj ártico le ofrece su rústico estilo. Sus
servicios al cliente son como si usted estuviera en su casa. Buena comida, buen
abrigo y la tranquilidad de su espacio. No se puede pedir más
Arctic Watch Lodge está localizado, en Nunavut, Canadá, al norte del Círculo
Ártico. Si usted quiere visitarlo solo tiene que averiguar en su agente de viajes. Si
va en grupo o con la pareja la diversión será doble. Buen viaje.
Escápate a las Montañas Rocosas: el lujo de vivir en la naturaleza
Naturaleza virgen, todo a su alrededor. Pase días relajantes en las colinas de las montañas
Rocosas, en Canadá.
Siéntase parte del campo, pero sin alejarse de los servicios básicos. Visite los alojamientos de
cabañas en las Montañas Rocosas, y compruebe que la combinación naturaleza- modernidad le
brindará un relajamiento total
En este lugar los hoteles están ambientados a su estilo. Amplias ventanas, cómodos balcones y
sobretodo mucho calor para contrarrestar el frío. Sus muebles llevan cuidadosos tallados que los
hacen más familiares. Siéntase a tomar una taza de chocolate caliente al lado de la chimenea de
piedra de la cabaña principal. Verá como el humo asciende lentamente hasta dar un aroma
especial.
¿Y el almuerzo? Tal vez un delicioso y jugoso filete de res de Alberta a la parrilla. O cualquier plato
que usted desee, no piense que la lejanía de las Montañas Rocosas le impedirán que usted pueda
disfrutar de los platillos más representativos de Canadá
En las tardes, practique con sus amigos, familiares, o compañeros de trabajo el esquí en sus
extensas pistas de hielo. No. No piense que es peligroso. Los hoteles cabañas de las Montañas
Rocosas cuentan con equipos especializados de guías y artículos deportivos. Otra atracción, muy
solicitada, son los viajes de exploración. Contemple desde la cima como las luces del sol contrastan
en el cielo, laguna y montañas. Y a pocos kilómetros, puede visitar el Parque Nacional de Banff, el
primero de Canadá y el tercero del mundo.
Las tradiciones y las costumbres tampoco se pierden con la lejanía del centro de la ciudad. En la
semana de Pascua, por ejemplo, únase a la caza del huevo de Pascua. En el alojamiento del Ciervo
suelen preparar desayunos y almuerzos de resurrección y en el alojamiento de Montañas Búfalos,
pruebe sus ricas tortillas canadienses. Deliciosos, es poco decir. Aproveche las promociones
especiales de los hoteles de cabañas en las Montañas Rocosas, encontrarás alojamientos desde
159 dólares hasta 197.00 dólares. Buen descanso.
Los recuerdos de Batoche
Visitar esta ciudad es retrocede en el tiempo. Casi un siglo atrás, la ciudad de Batoche,
en Canadá, sigue representaciones su gloriosa batalla. Anímese a revivir esos
momentos y explorar su bella naturaleza.
Cada paso que das en sus calles en avance para un episodio de su historia. Eran los años de
1885, Batoche es el último bastión de la Rebelión de noroeste. El antiguo gobierno canadiense
busca reducirlos, los Métis de Batoche defenderán su territorio.
El campo de batalla se llena de orgullo ante las acciones de sus pobladores. El campo de batalla
más tarde sería su ciudad principal. Cada casa, cada iglesia y cada calle guardan una historia
valiosa de la batalla. Reconocido como un lugar épico por sus pobladores, fue declarado, en
1923, Sitio Histórico Nacional por el Gobierno Federal.
Este lugar sigue guardando sus costumbres. Al llegar se asombrará del cuidado de los
pobladores por su naturaleza. Conozca sus parques naturales, sus ríos y valles. En su viaje de
exploración, no se asombre si se encuentra con un venado cola blanca, un esquivo conejo o una
traviesa ardilla de tierra. Si hay suerte, cerca al río podrá observar a los halcones de cola roja,
junto a los pelícanos y las gaviotas de la ribera.
La belleza natural de Batoche es ideal para las prácticas del senderismo. Saskatchewan
Serpenteando le ofrecerá sistemas de rutas e información básica de la zona.
Pero si no desea ir muy lejos, el centro histórico le ofrece tardes divertidas y acogedoras. Pase
una tarde de picnic, juegue a la búsqueda de tesoros con sus hijos, visite sus museos de la
batalla de Batoche o quédese disfrutando en la plaza de diversos eventos culturales.
Costumbres y remembranza encontrará en las calles de Batoche.
La ciudad de batoche se encuentra en Wakaw, Saskatchewan, Canadá RR #1 Box 1040, para
mayor información llame al teléfono 306-423-6227. Buen viaje.
El Parque Nacional Banff, montañoso y acogedor
El sueño de tu niñez se hace realidad. Estas a pocos pasos de Parque Nacional
Banff, en Canadá, donde la cultura del viejo Oeste todavía se mantiene.
Al llegar recuerdas aquellas películas del viejo Oeste: valientes vaqueros a
caballo mostrando valor en sus acciones. Solo espere sus noches de fogata para
que conozca las aventuras de poetas y vaqueros. El viento de la pradera y el
sonar de una guitarra colaborarán a que sus heroicas historias lo envuelvan en
su imaginación.
Ubicado al oeste de las Montañas Rocosas. El Parque Nacional Banff tiene
bellísimos paisajes. En sus 6.000 Km. alberga a lagos diáfanos y azulados;
bosques y valles de ensueño; e imponentes glaciares, en donde se puede realizar
escaladas, avistajes de fauna salvaje, caminatas y el deporte de esquí.
No crea que su ambiente accidentado le traerá complicaciones. El Parque
Nacional Banff cuenta con equipos especializados de guías que lo ayudará a
explorar cada parte de la región. Recorra el parque en bicicleta con la familia o
con amigos. No se arrepentirá de revivir sus experiencias de niño.
Y si usted gusta del deporte invernal, visite este parque en el mes de julio. Entre
los hoteles de las localidades suman 3 .000 camas disponibles y 3.200 zonas
para acampar.
Disfrute de sus vacaciones en este ambiente montañoso, pero acogedor. El
Parque Nacional Banff no está muy lejos del centro de la ciudad de Calgary.
Pude ir en automóvil, a solo 2 horas siguiendo la ruta de la Transcanadian
Highway; en el tren diario de la Canadian Transcontinental Rallway, o en
vuelo local desde Vancouver o el mismo Calgary. No hay excusas para decir
no, lo esperamos.
Conozca a La Real Policía Montada Canadiense: valor y distracción en su andar
Su presencia se nota desde lo lejos. Sus pasos roban venías y sonrisas. Es la Real
Policía Montada Canadiense que en su andar llevan respeto e historia. Anímese a
conocerlos visitando la ciudad de Saskatchewan, en Canadá.
Sus uniformes escarlata y su garbosa presencia provocan simpatía entre el público que
los observa. Ellos, gustosos, recuerdan hazañas de antaño por proteger el orden de la
ciudad de Saskatchewan. Historia en sus pasos y lecciones en su actuar. La Real Policía
Montada Canadiense siempre busca cumplir con su deber. Labores urbanas, rurales o
magisteriales, resaltan su estoicismo y su educación de buen ciudadano.
Si desea conocer más de ellos, visite su impresionante edificio. Diseñado por el
arquitecto Arthur Erickson, podrás apreciar exposiciones de arte, equipos de multimedia
que cuentan su historia y programaciones de viajes guiadas lo ayudarán a conocer más
de la labor de la Real Policía Montada Canadiense.
Símbolo de la cultura canadiense, la policía montada ha sido reconocido hasta por las
películas de Hollywood. Sus uniformes escarlata, sus guantes negros y sus elegantes
sombreros se unen a sus majestuosos caballos para dar no solo autoridad, sino también
espectáculo. Aprecie sus proezas y sus técnicas de defensa en sus exposiciones de valor.
La cultura popular, la música y las costumbres también son parte de sus exhibiciones.
Localizados sobre el Pasillo de Herencia de Avenida Dewdney, a la entrada del distrito
de depósito de Regina, es uno de los centros turísticos más importantes en
Saskatchewan. Anímese a conocer la labor de la Real Policía Montada Canadiense en la
comunidad y en el mundo. Para planificar visitas o mayor información el teléfono
central es (306) 522-7333.
Terranova: diversión en sus calles
Lugar confortable, así es Terranova. Visite esta ciudad de paisajes y música en vivo.
Pase tardes placidas en las principales zonas turísticas de esta encantadora ciudad.
Como si la naturaleza fuera parte de usted, pase días de encantadores en los paisajes de
Terranova. Las playas, parques y ciudades le regalan entretenimiento y confort. Solo
piense en este momento: usted, la brisa marina, las cristalinas aguas, y las sensuales
mujeres y esculturales caballeros que esta ciudad caribeña le puede mostrar.
¿Encantador, no?
Es que en su totalidad Terranova es cálida. En las mañanas por ejemplo usted podrá
disfrutar del teatro, las danzas y las ferias al aire libre. Espectáculos a sus ojos que
culminará con una tarde en el puerto de contemplando la bella naturaleza del caribe y
saboreando los exquisitos platos típicos.
Venga con la pareja, con los amigos o con los compañeros de trabajo, usted no dejará de
pasarla bien en Terranova. En las noches, diversión nocturna la encuentra en las calles
Water Street y Duckworth Street. Restaurantes, bares y discotecas dispuestos a
ayudarán a olvidarse del stress de una vida rutinaria. Otra calle importante para su
experiencia nocturna es George Street, donde se realiza los festivales de St John's.
George Street es la capital de Terranova. En él también podrá encontrar famosas
tiendas de artesanías, joyerías y ropa exclusiva. Aproveche las ofertas de sus vistosos
artículos y no pierda la oportunidad de llevarse uno como recuerdo de este encantador
viaje.
Si viaja en febrero podrás ser parte del carnaval de invierno de Pasadera, también los
Premios de Música y Conferencia de la Costa de Este. En marzo, diviértase de los
Juegos de Invierno de Labrador, las fiestas de Happy Valley y Goose Bay. En mayo, se
despide del frío en las celebraciones de Polar Bear Dip y Port Hope Simpson.
Pero, el evento más esperado se da en el mes de agosto. Disfrute del festival de música
Ramea Rock Island: noches espléndidas de energía y buena música caribeña. Buen
Viaje.
La costa del sol: un ambiente romántico
Pase sus vacaciones en un lugar apartado y bello, el Rockwater Secret Cove le ofrece toda la
comodidad de sus modernas habitaciones, sin afectar la belleza natural del paisaje caribeño.
Descubra el paraíso escondido en la Costa del Sol. El centro turístico Rockwater Secret Cove te
ofrece una tarde relajante en una plácida bañera que usted no podrá imaginar. Descanse
pensando solo en su bienestar. Disfrute de los delicados tratamientos de spa al aire libre que
Rockwater Secret Cove le ofrece.
Otra opción son los deportes acuáticos. Practique el buceo, los viajes en bote, la pesca artesanal y
los viajes de exploración en estas tierras vírgenes. A solo 15 minutos, del hotel se encuentra las
pequeñas islas de Thormanby. Al llegar, verá las bellas piscinas naturales, llenas de estrellas de
mar.
Pero si no quiere salir, Rockwater Secret Cove cuenta con equipos de ducha de inmersión europea.
Sienta como el agua cae lentamente por su cuerpo al activar sus chorros de masajes. Reclinado en
esa bañera, sentirá como cada extremo de su piel cansada rejuvenece.
Luego del baño, una siesta no le hará nada mal. Ingrese a su habitación y encuentre la luz de la
tarde reflejarse por sus amplias ventanas. Sientas las ráfagas de aire llevar el aroma del campo a
su lado. Ese limpio aire le invita a cubrirte con un edredón de plumón de ganso, en su cama
tamaño king.
En la noche, el juego de su chimenea crepitará aconteciéndole un sueño romántico. Al día
siguiente, el sonido de las olas y el cantar de los pájaros lo despertarán. Vea desde su balcón
como el sol de la mañana resplandece en el océano. Espectáculo natural que te invita a caminar
por el litoral.
Rockwater Secret Cove es un hospedaje ideal para las parejas románticas y aventureras. Muy cerca
del mar y de los frondosos árboles, usted solo podrá llegar a él por barco o hidroavión. Disfrute
del lugar ideal hospedándose en La Costa de Sol, en la Columbia Británica.
Descargar