Evaluación de Calceolaria pinifolia

advertisement
Evaluación de Calceolaria pinifolia (Scrophulariaceae) para su cultivo como
especie de interés ornamental
Aguilar, F. M.; Videla, M.E.; Castilla, E.A.; C.; Giudica, C.A.; Peralta F.G.
Universidad Nacional de Cuyo. Facultad de Ciencias Agrarias. Cátedra de Botánica Agrícola
Almirante Brown 500. CP 5505 Chacras de Coria. Mendoza.
E-mail: faguilar@fca.uncu.edu.ar
Introducción
La utilización de especies nativas como ornamentales es una práctica cada vez más
frecuente, que permite recrear paisajes naturales en el diseño de jardines. Además, se
estima que el cultivo de estas especies representaría una alternativa para la conservación
de la biodiversidad y evitaría la sustracción de estas plantas de su ambiente natural.
Calcelaria pinifolia Cav. es un caméfito postrado, que forma cojines modestos, con tallos
muy ramificados desde la base. Habita en zonas montañosas desde Catamarca hasta
Mendoza, entre los 1500 msnm y 4000 msnm (Zuloaga & Morrone, 1999). Se la encuentra
en grietas de laderas rocosas con exposición sur (Ruiz Leal, 1972), también observada en
una oportunidad en el lecho de un torrente.
En su ambiente natural prospera con suelos escasos, de textura gruesa y los restos de
hojas (materia orgánica) que han quedado atrapados bajo la planta.
El hábito de crecer en laderas de umbrías y en grietas prácticamente sin suelo, permite
suponer que se adapta a jardines de rocalla sin necesidad de pleno sol.
El valor ornamental de C. pinifolia en estado vegetativo está dado por la formación de
cojines algo compactos, sus hojas perennes, imbricadas, lineares y de color verde oscuro.
La variación estacional la produce su profusa floración en primavera. Sus flores de corola
bilabiada, amarilla, se disponen en inflorescencias cimosas, esta característica es
observada también en cultivo.
Objetivos
El objetivo de este trabajo es recolectar y mantener en cultivo material de distintas
poblaciones de C. pinifolia, conformando una colección que permita evaluar su diversidad,
determinar las variaciones morfológicas y fenológicas en su ambiente natural y en cultivo y
valorar su interés ornamental.
Materiales y métodos
El material de Calceolaria pinifolia introducido proviene de cuatro accesos, de tres
localidades:
 Manzano Histórico, departamento de Tunuyán: S 33º35´52,17´´ W 69º 23´25,75´´ Alt.
1748 msnm
 La Crucesita, departamento de Las Heras. S 32º01´25´´ 69º 01´30´´Alt. 1653 msnm.
 Vallecitos, departamento de Luján de Cuyo: se establecieron dos sitios de colección:
Vallecitos I: Puesto El Chacay: S 32º 59´ 51,4´´ W 69º 19´10,97´´ Alt. 2238 msnm.
Vallecitos II: S 32 58` 54,7`` W 69 21` 6,9`` Alt. 2820 msnm.
Se realizó la recolección de plantas a raíz desnuda. Las plantas de las dos primeras
localidades se transplantaron en maceta con sustrato orgánico: orujo (25%), aserrín de
álamo (25%), mantillo (25%) y guano (25%). Fueron cultivadas bajo condiciones de sombra
(exposición sur) y de media sombra (bajo esteras de cañas) en el Jardín Botánico Chacras
de Coria de la Cátedra de Botánica Agrícola.
En diciembre de 2005, se trasladaron a invernáculo de la parcela de la Cátedra de Espacios
Verdes (Lat. S 33 00` 24,8`` Long. W 68 52` 30,24`` Alt 931 msnm), bajo tela media
sombra de 75 %, con riego por aspersión dos veces por semana durante el verano y una
vez por semana en invierno.
Durante catorce meses, se observaron las variaciones fenotípicas y fenología de las plantas
cultivadas, comparándolas con los sitios de observación en Vallecitos.
Los parámetros medidos fueron altura de la planta, longitud de entrenudos en la porción
media del tallo, longitud de hojas de posición media y se registró el período de floración. Las
mediciones se realizaron sobre 7 plantas en su hábitat y 4 en parcela de cultivo. Dado el
escaso número de repeticiones y por tratarse de ensayos preliminares, no se realizan
pruebas estadísticas.
Resultados y discusión
Las plantas recolectadas a raíz desnuda, brotaron y emitieron nuevas raíces. La posibilidad
de enraizamiento resulta de interés en esta especie que por habitar en grietas rocosas
impide extraerlas con su sistema radical completo.
La altura de las plantas se consideró como la distancia que alcanza en dirección
perpendicular a la zona de apoyo. En su ambiente natural, varía entre 5,5 y 12 cm de alto.
Los brotes de las plantas cultivadas alcanzaron entre 17 y 18,5 cm. Las hojas pueden
alcanzar un largo promedio de 4,17 ± 1,29 cm en la montaña y de 6,45 ± 0,52 cm en cultivo.
La longitud registrada para los entrenudos medios en las plantas cultivadas es de 0,92 ±
0,12 cm, en su hábitat tiene entrenudos de 0,40 ± 0,2 cm.
C. pinifolia florece desde fines de octubre en El Manzano Histórico, La Crucesita y Vallecitos
I (puesto El Chacay), durante 45 días. En Vallecitos II, a mayor altitud, la floración comienza
a fines de noviembre y se prolonga por aproximadamente 30 días. Para las condiciones de
este estudio, las plantas cultivadas comenzaron a florecer a mediados de setiembre.
En cuanto a caracteres generales, la forma de la planta obtenida en cultivo es más laxa, con
hojas más largas, menos imbricadas por alargamiento de los entrenudos, produciendo una
mayor altura del cojín. Las plantas cultivadas presentan una mayor exposición de las flores
por alargamiento de los escapos, que resultan cuatro veces más largos que los de plantas
en su ambiente natural. Coincidiendo con Facciuto et al. (2004), este aspecto las hace muy
vistosas durante la floración.
Probablemente, las variaciones morfológicas observadas se deben a las alteraciones de los
factores medioambientales generadas por el traslado de las plantas a menor altitud y con el
cultivo en suelo. No se identifican cuáles son las variables que influyen. Aunque pueden
considerarse como factores que generan estas modificaciones: la mayor disponibilidad de
agua y nutrientes, la temperatura más elevada y la variación de la intensidad luminosa.
En el período de estudio no se han observado problemas fitosanitarios.
Conclusiones
C. pinifolia es una especie perenne con una floración estacional, apta para introducirse al
cultivo con fines ornamentales. Se adapta al uso en jardines de rocallas con pocas horas de
exposición solar o con luz difusa. Con esta primer valoración se concluye que la
domesticación mejora las características morfológicas con valor estético, logrando una
planta de baja altura, de color verde oscuro y densidad media. En ensayos futuros y cultivo
en jardín, se deberán corroborar estas observaciones.
Bibliografía
Facciuto, G.; Hagiwara, J.C., Soto, S.; Mata, D.; Bualó, R.; Morisigue, D.; Escandón, A., Kamogawa,
T. y Bullrich, L. 2004. Evaluación de plantas nativas herbáceas para su uso en cantero. II
Congreso Argentino de Floricultura y Plantas ornamentales. VI Jornadas Nacionales de
Floricultura.
Ruiz Leal, A. 1972. Flora popular mendocina. Deserta 3.
Xifreda C.C. 1999. Scrophulariaceae. En F.O. Zuloaga y O. Morrone, Catálogo de las plantas
vasculares de la República Argentina. Syst. Bot. Missouri Bot. Gard.
Descargar