CONSTITUCIONES Y ESTATUTOS DE LOS HERMANOS MARISTAS

advertisement
CONSTITUCIONES Y ESTATUTOS
FMS ROMA — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
BOLIVIA
CHILE
PERÚ
DE LAS NORMAS DE LA PROVINCIA
29.7 Lo que un Hermano percibe por derechos
de autor pertenece al Instituto. Las Normas de
la Provincia, en conformidad con la legislación
del país, reglamentarán lo concerniente a estos derechos.
29.11 El Capítulo Provincial establecerá
normas relativas al uso del dinero que, por diferentes necesidades (estudios, viajes, vacaciones) se entrega a los Hermanos.
* También fijará las normas relativas a los objetos de uso personal.
* Podrá determinar igualmente otras normas
que juzgue necesarias o útiles para la práctica
de la pobreza, teniendo en cuenta las situaciones locales. En tal caso, el Hermano Provincial
con su Consejo consultará al Hermano Superior General.
in664001.doc
7º Derechos de autor
Los derechos de autor que un Hermano adquiere, deben cederse al Distrito. Antes de la
publicación se legaliza dicha cesión.
1. Cesión de Derecho de Autor
Los Hermanos que por sus trabajos poseen
derechos de autor harán cesión de ellos a la
Congregación, mediante los mecanismos legales vigentes.
Norma 2 (E. 29.7)
Los Hermanos que poseen derecho de autor,
lo cederán a la Provincia, de acuerdo con el
ordenamiento jurídico del país y en conformidad con el Estatuto.
b) Asimismo solicitan del Hno. Superior local
el dinero que necesitan para viajes, cursillo,
ropa, etc. y devuelven el dinero sobrante.(29.11)
d) Para la vista de familia de los Hnos. bolivianos el dinero lo entrega el Superior local.
La cantidad se fija en diálogo con el interesado. En caso de necesidades especiales el
Hno. dialoga con el Superior del Distrito.
e) El dinero para la visita de familia en España lo entrega el Superior del Distrito. En caso
de necesidades especiales el Hno. dialoga
con el Superior del Distrito. Si estando allá se
presenta alguna necesidad especial que no
se había previsto con el Hno. Superior del
Distrito, debemos acudir al Hno. Provincial.
6º Cada Hermano puede disponer de algunos
objetos de uso personal o profesional cuyo
importe no sea elevado. La televisión será de
uso comunitario.
Evitamos la exagerada independencia, que
aísla y establece diferencias molestas, así
como cuanto vaya en detrimento de la vida
sencilla y comunitaria. (29.11)
El Consejo Provincial determinará cada año
la cantidad de dinero que se ha de entregar a
los Hermanos que van de visita de familia.
(cf. C 29.11)
Exceptuando los objetos ordinarios de uso
personal (ropa, máquina de afeitar, reloj y objetos menores), los Hermanos deberán recabar del Hermano Provincial en cargo, la debida autorización para tener otros objetos en
uso personal permanente. Informarán de ello
al Superior y comunidad. Todo nuevo objeto,
adquirido o regalado, requiere de la autorización del Hermano Provincial.
Norma 7 (E. 150.2.11)
Los viajes para realizar estudios, visitas de
familia o para asistir a cursos de espiritualidad, serán autorizados por el Hermano Provincial, con el consentimiento de su Consejo.
3. OBJETOS DE USO PERSONAL
Los hermanos presentarán inventario de los
objetos de uso personal al hermano Superior
de la comunidad al irse al nuevo destino, según formulario propuesto por el Hermano
Provincial.(cf. C 29.11)
Cada año, el hermano Provincial y su Consejo fijarán la cantidad asignada a cada hermano por concepto de “prendas personales”.
Dicha cantidad se incluirá en el presupuesto
comunitario. El Hermano solicitará el dinero a
medida de sus necesidades.
4. PRÁCTICA DE LA POBREZA
El consejo Provincial fija la cantidad que la
provincia invierte en ayuda a los necesitados.
El Capítulo sugiere que sea el 5% de los ingresos.
El Capítulo Provincial sugiere que las Comunidades contemplen en su presupuesto el 1%
de sus ingresos para compartirlo con los pobres. Este porcentaje podrá ser aumentado
con la aprobación del consejo Provincial.
Asimismo, podrán destinar para alguna obra
Cepam/cochabamba/pino
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
2
56.1 Las relaciones con la familia, especialmente en lo tocante a las visitas, son reguladas por las Normas de la Provincia, teniendo
en cuenta la diversidad de culturas y las exigencias de la vida religiosa marista.
19º Visita de Familia
Los Hermanos bolivianos podrán visitar
anualmente a su familia durante veinte días,
aprovechando normalmente las vacaciones
de verano. Los Hermanos españoles puede
visitar a si familia y Provincia cada tres o cuatro años durante dos meses. Si se dan situaciones especiales, se dialogará con el Superior del Distrito.
social determinada, el fruto de sus ahorros en
vestuario y alimentación.
6. VISITA DE FAMILIA (Cf. C 56.1)
Los hermanos chilenos podrán visitar a sus
familiares, anualmente durante 15 días. Los
Hermanos europeos podrán viajar para visitar
a sus familiares pasados un mínimo de tres
años a contar de la última visita. El tiempo
destinado a estas visitas podrá ser de 15 días
por cada año de ausencia con un máximo de
dos meses de vacaciones.
Estas visitas, planificadas con el Hermano
Superior Local y el rector, se harán preferentemente en el período de vacaciones. Al regreso, se deberá rendir cuenta al Superior correspondiente.
Todos los casos no contemplados en estos
puntos quedan al criterio del Hermano Provincial.
Norma 4 (E.56.1)
Los Hermanos Peruanos
Dispondrán de 25 días cada año para visitar
la familia. Los interesados fijarán la fecha y
harán la distribución de acuerdo con el Superior local. Deseando se tenga el máximo posible de permanencia continua con la familia,
se dispondrá al año al menos de una semana
seguida de estadía. Los Hermanos cuyas familias viven fuera de la ciudad donde residen
comunitariamente, deben visitarlas dos veces
al año.
Descontando el pasaje de ida y vuelta, podrán disponer anualmente de $300 dólares
americanos.
Los Hermanos No Peruanos
El Hermano, en diálogo con el Hermano Provincial, podrá viajar cada cuatro años, hasta
tres meses o cada tres años, dos meses.
Los Hermanos que viajan cada tres años dispondrán para la visita de 1000 dólares americanos; los Hermanos que viajan cada cuatro
años dispondrán para la visita de 1500 dólares americanos, descontando los pasajes de
ida y vuelta.
Solamente se justifica un desvío de ruta para
visitar hermanos.
Notas
El Consejo Provincial revisará anualmente
estas dietas.
Las vacaciones, visitas de familia y las dietas
de los Hermanos en formación serán reguladas por el Hermano Provincial.
En ningún caso las dietas constituyen peculio.
La dieta de visita de familia puede ser incrementada, en diálogo con el Hermano Provincial, ante necesidad probada del Hermano o
de la familia.
Cada Hermano, luego de conversar con el
Hermano Provincial, discernirá lo concerniente a su visita de acuerdo a las características
de su familia, la propia situación del Hermano
y las necesidades de la Provincia.
Las visitas activas serán moderadas y con la
anuencia del Superior local.
4.4 Salvaguardando la vida comunitaria, las
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
comunidades se abrirán a las visitas, particularmente de los familiares de los Hermanos, formandos, vocacionales y laicos que
trabajan en Pastoral. En caso que sean visitas de una o más noches, se solicitará el
permiso del Superior con suficiente antelación.
3
60.4 Las vacaciones son tiempo propicio para
rehacer fuerzas y estrechar nuestra unión fraterna. La comunidad las organiza según las
Normas de la Provincia y reserva unos días
para pasarlos juntos.
11º Programación de las vacaciones
Antes de comenzar la vacaciones de verano,
la comunidad hace una programación de las
mismas. Teniendo una actitud de servicio,
procuramos haya equilibrio entre tiempos de
descanso, formación personal, atención a la
casa y colegio, actividades personales y potenciación de la vida comunitaria y de oración. Par intensificar la vida comunitaria reservamos unos días para pasarlos juntos. La
programación de las vacaciones de verano se
presentan al Hno. Superior de Distrito. (60.4)
61.3 Nuestro hábito es la sotana con cuello
romano o rabat, el cordón y, para los profesos
perpetuos, el crucifijo; o un vestido que signifique nuestro estado de consagrados en un Instituto laical. Las Normas de la Provincia puntualizan los detalles. Sea cual fuere el hábito,
cuidamos que nuestro porte esté siempre tan
alejado de la vanidad como de la negligencia.
154 En cada comunidad hay un Superior adjunto. Reemplaza al Superior
cuando tiene que ausentarse o cuando se ve impedido para desempeñar
sus funciones. El Superior adjunto es
el primer consejero. Es designado según las normas establecidas por el
Capítulo Provincial.
10º Atuendo
8 VESTIMENTA DE LOS HERMANOS (cf. C
Vestimos de manera discreta y sencilla o lle- 61.3)
vamos el hábito Marista.
Los hermanos darán testimonio de sencillez
en su forma de vestir y llevarán el distintivo
oficial de la Congregación para testimoniar su
condición de consagrados en la Iglesia. La
insignia oficial es la cruz con el monograma
de María.
34º Superior Adjunto
El Superior Adjunto es elegido por el Superior
Local en dialogo con la comunidad. (151.1.4 y
154)
7. VACACIONES
La comunidad organizará sus vacaciones según criterios de sencillez y laboriosidad maristas, procurando pasar parte de ellas juntos(
Cf.60.4).
El superior local velará porque cada hermano
disponga del descanso adecuado.
Se recomienda aprovechar parte del período
de vacaciones en cursos de perfeccionamiento y/o actividades pastorales.
La realización de paseos comunitarios de varios días deberá ser aprobada por el Hermano Provincial.
Para que un Hermano o una comunidad puedan pasar algunos días de vacaciones fuera
de las casas de la Provincia, se necesita
permiso del Hermano Provincial.
10 ELECCIÓN DEL SUPERIOR ADJUNTO
Será nominado por el Hermano Provincial, de
acuerdo con el Hermano Superior Local (cf.
154 y 151.1.4)
Norma 5 (E. 60.4)
Las Comunidades harán todo lo posible por
tener una excursión de varios días al año,
con el consentimiento del Hermano Provincial. La Comunidad planificará y avisará con
anticipación al hermano Provincial. En caso
de ser pocos los Hermanos de una comunidad, podrán juntarse con Hermanos de otras
comunidades para esta excursión.
Cualquier tipo de salida de más de un día,
requiere la autorización del Hermano Provincial, excepto las visitas a las comunidades
más cercanas, que serán autorizadas por el
Superior local.
Los Hermanos deberán gozar, al menos, de
una semana de vacaciones al año. Cada uno,
junto con el Hermano Provincial, determinarán la fecha y lugar.
Norma 6 (E. 61.3)
Los Hermanos pueden usar indistintamente el
traje seglar o el hábito tradicional marista.
Es conveniente usar la insignia marista como
distintivo y signo de consagración. Será de
uso exclusivo para los Hermanos.
Norma 8 (E. 151.1.4)
Las Comunidades de seis o más hermanos
tendrán elección de Superior Adjunto, quien
debe ser profeso de votos perpetuos.
Las Comunidades de cinco o menos hermanos tendrán Superior Adjunto, elegido por el
Hermano Provincial.
Las elecciones se realizan según la norma
del Derecho Canónico Nº119.
DEL CAPÍTULO PROVINCIAL
50.1 El proyecto de vida comunitaria es un VIDA COMUNITARIA
5. VIDA COMUNITARIA
Norma 3 (E. 50.1)
4
medio importante para construir la comunidad
marista; permite ejercer la corresponsabilidad
en la búsqueda de la voluntad de Dios. El Capítulo Provincial decide sobre la obligatoriedad del mismo para las comunidades. Dicho
proyecto hace referencia a determinados puntos de las Constituciones en relación con la situación concreta de la comunidad y a las prioridades de la Provincia señaladas por el Hermano Provincial, de acuerdo con las orientaciones del Capítulo. Ha de ser aprobado por el
Hermano Provincial.
50.2 Donde el proyecto de vida comunitaria no
sea obligatorio, el Capítulo Provincial señalará el modo de sustituirlo.
85.1 El Capítulo Provincial discierne qué necesidades de la Iglesia local puede satisfacer
la Provincia. Incumbe al Hermano Provincial
con su Consejo tomar las decisiones oportunas.
88.5 El Capítulo Provincial promueve iniciativas pastorales y pedagógicas, especialmente
las relacionadas con los medios de comunicación social, puestos al servicio de la educación.
151 El Capítulo Provincial es una
asamblea representativa de toda la
Provincia, que expresa la participación
9º Proyecto comunitario
Una vez constituida, la comunidad elaborará
Las comunidades hacen el Proyecto Comuni- su proyecto comunitario.(C 60.1)
tario antes de finalizar el mes de marzo. Cada
Comunidad fija la forma y el momento de hacer la revisión y la evaluación a lo largo del
año. Los proyectos de Vida Comunitaria se
someten a la aprobación del Hno. Superior
del Distrito y su Consejo. (50.1)
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
Anualmente, cada comunidad elaborará, en
un clima de retiro y oración, su Proyecto de
Vida Comunitaria. Dicho proyecto, entre otros
aspectos:
Determina el día y la forma de pedir el don de
la castidad por intercesión de la Santísima
Virgen (E. 27.10).
Establece los días de recolecciones de la
comunidad (E. 73.2).
Establece el modo de ayuda a los menos
atendidos (E. 34.2) y vela por la vivencia del
espíritu de pobreza personal y comunitario
(E. 29).
Fija la periodicidad de las reuniones comunitarias y las fechas de la reunión del Consejo
local (E. 60.1 y 152.8).
Prevé unos días de vacaciones para pasarlos
juntos (E. 60.4).
Determina el horario de la comunidad.
Examina si las actividades apostólicas respetan las prioridades de la Provincia y la preferencia del Fundador por los más desatendidos (E. 58.1).
Prevé los tiempos y los medios de salvaguardar la lectura espiritual y el estudio religioso
(E. 73.1).
Determina las fechas de evaluación de dicho
proyecto (dos al año).
Norma 9 (E. 152.9)
Se llevará libro de actas de las reuniones de
la Comunidad.
El Hno. Provincial puede invitar a un número
determinado de Laicos (al Capítulo provincial)
para el estudio de ciertas temas.
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
5
de todos los Hermanos en el gobierno.
Debe reunirse para la toma de posesión del Hermano Provincial. Lo convoca y preside el Hermano Provincial.
Constituye la autoridad extraordinaria a nivel provincial. Los Estatutos
mencionan los casos en que sus funciones son de carácter deliberativo o
consultivo
151.1 El Capítulo Provincial funciona con carácter deliberativo:
1.- para elaborar su propio Reglamento;
2.- para determinar el número de Consejeros
Provinciales y elegirlos;
3.- para establecer las Normas de la Provincia,
que deben ser aprobadas por el Hermano Superior General, con el consentimiento de su
Consejo;
10 ELECCIÓN DEL SUPERIOR ADJUNTO Y Norma 8 (E. 151.1.4)
4.- para determinar cómo se han de elegir los 34º Superior Adjunto
El
Superior
Adjunto
es
elegido
por
el
Superior
DEL CONSEJO LOCAL.
Las Comunidades de seis o más hermanos
Superiores adjuntos y los Consejeros locales;
Local en dialogo con la comunidad. (151.1.4 y
154)
33º Consejo local
Dado el número de miembros de nuestras
comunidades, la comunidad entera hace de
Consejo local (151.1.4).
5.- para precisar casos no previstos en el Estatuto 152.6, en los que el Superior local ha de
actuar con el consentimiento de su Consejo.
151.2 El Capítulo Provincial funciona con carácter consultivo cuando estudia asuntos generales de la Provincia y sugiere las líneas
maestras de actuación, según la situación de
la Provincia, las llamadas de la Iglesia local y
Será nominado por el Hermano Provincial, de
acuerdo con el Hermano Superior Local (cf.
154 y 151.1.4)
La comunidad elegirá anualmente a los Hermanos Consejeros, en votación secreta, y por
mayoría absoluta de votos.
La elección podrá necesitar tantas votaciones
cuantos Hermanos haya que elegir. Tras cada votación se harán tantas como hermanos
Consejeros falten por elegir. Si en la última
no se lograra la mayoría absoluta, en la complementaria bastará la mayoría relativa.
Nota: El numero de consejeros, de las comunidades con al menos seis Hermanos, lo determina el Hno. Provincial con su consejo (C
152).
tendrán elección de Superior Adjunto, quien
debe ser profeso de votos perpetuos. Toda la
comunidad se constituye en Consejo local.
Las Comunidades de cinco o menos hermanos tendrán Superior Adjunto, elegido por el
Hermano Provincial. Toda la comunidad se
constituye en Consejo local.
Las elecciones se realizan según la norma
del Derecho Canónico Nº119.
6
las directrices del Capítulo General.
151.3 La composición del Capítulo Provincial queda determinada por su propio Reglamento.
151.4 El Capítulo Provincial se compone de
miembros de derecho y miembros de elección.
Entre los primeros se hallan el Hermano Provincial saliente y el entrante. Puede haber
también otros miembros de derecho, pero en
número inferior a los de elección. Los Consejeros Provinciales elegidos se convierten en
miembros del Capítulo, si no lo eran ya.
151.5 El Hermano Provincial saliente, con su
Consejo, organiza la elección de delegados al
Capítulo, lo convoca y preside la apertura.
Después de que el nuevo Hermano Provincial
haya tomado posesión de su cargo, se procede a la elección de los miembros del Consejo y
al estudio de los asuntos regularmente incluidos en el orden del día.
151.6 Se envía al Hermano Superior General
un informe del Capítulo Provincial.
151.7 Igualmente se envía a los Hermanos de
la Provincia un resumen de los temas tratados
en Capítulo. Las decisiones entran en vigor en
la fecha que el propio Capítulo señale.
151.8 Si, ocasionalmente, una Provincia no
puede convocar a Capítulo, el Hermano Provincial informa de ello al Hermano Superior
General, quien indicará el modo de elegir Consejeros Provinciales. En esta situación, los po-
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
Norma 10 (C. 151)
El Capítulo Provincial se compone de miembros de derecho y de miembros de elección:
Son miembros de derecho el Hno. Provincial
y los HH. Consejeros Provinciales.
Son miembros de elección los 20 Hermanos
que obtengan el mayor número de votos en
votación única de los Hermanos profesos de
la Provincia.
Son electores y elegibles todos los Hermanos
profesos de la Provincia los cuales pueden,
además, enviar sugerencias al capítulo en
forma individual o colectiva.
En caso de ausencia, renuncia, retiro de la
Congregación o fallecimiento de algún Hermano Capitular, éste es reemplazado por el
Hermano suplente con mayor número de votos en la elección.
El Consejo Provincial actúa como Comisión
Preparatoria y, como tal:
Orienta y controla la votación y escrutinio de
los Miembros de Elección, nombrando una
comisión escrutadora.
Acepta o rechaza la renuncia de alguno de
los Delegados al Capítulo.
Nombra las Comisiones encargadas de preparar las propuestas para su estudio y aprobación en el Capítulo.
Elabora la Agenda provincial del Capítulo,
Da solución a los casos no previstos.
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
7
deres del Capítulo Provincial recaen sobre el
Hermano Provincial y su Consejo.
152.6 El Hermano Superior (local) no puede
obrar sin el consentimiento de su Consejo:
1.- para tomar las decisiones que
emanan del proyecto de vida comunitaria;
2.- para distribuir las tareas y responsabilidades no determinadas por
el Hermano Provincial;
3.- para preparar el presupuesto
anual y el informe económico de fin
de ejercicio y someterlos al Hermano
Provincial para su aprobación;
4.- para decidir los gastos y arreglos
importantes, dentro de los límites del
presupuesto aprobado;
5.- para elaborar los proyectos cuya
aprobación recae en los Superiores
mayores;
6.- para reglamentar otros casos previstos por el Capítulo Provincial.
OTROS ASPECTOS A CONSIDERAR
15.2 La Provincia proporciona a los Hermanos
lo que necesitan. Provee a su formación humana, espiritual y profesional, tanto inicial como permanente, atiende a sus necesidades en
lo tocante a salud y les facilita los seguros pertinentes.
27.1 El sábado, u otro día elegido por la Provincia, ayunamos o hacemos una oración especial o practicamos un acto de caridad, para
obtener, por intercesión de María, el don de la
castidad. Somos fieles a las prácticas particularmente apreciadas por nuestro Fundador,
como la devoción a la Inmaculada Concepción
y la consagración a María.
34.1 Al comienzo de su mandato, el Hermano
Provincial establece un plan para continuar y
aumentar, de ser posible, lo que la Provincia
8º Práctica para pedir la castidad
La comunidad fija en su Proyecto Comunitario el día que elige par hacer una practica especial - oración, ayuno, acto de caridad- para obtener, por intercesión de María, el don
de la Caridad. Fijará también en qué consiste
dicha práctica. (27.1)
1. Plan de pobreza
AL comienzo de su mandato el Hno. Superior
del Distrito y su consejo proponen un plan
trienal en el que figuren aquellos puntos que
9 EL CONSEJO EVANGELICO DE
CASTIDAD.
Las comunidades fijarán en su Proyecto comunitario la oración especial, acto de caridad
o ayuno que realizarán cada sábado para obtener, por intercesión de María, el don de la
castidad. (Const. 27.1)
Norma 3 (E. 50.1)
Anualmente, cada comunidad elaborará, en
un clima de retiro y oración, su Proyecto de
Vida Comunitaria. Dicho proyecto, entre otros
aspectos:
Determina el día y la forma de pedir el don de
la castidad por intercesión de la Santísima
Virgen (E. 27.1).
8
hace en favor de los necesitados. Comunica
dicho plan al Hermano Superior General. Asimismo, evalúa la aplicación de las normas
provinciales relativas a la práctica de la pobreza.
58.1 Al comienzo del cada año y por fidelidad a
nuestra misión, examinamos si las actividades
apostólicas de la comunidad respetan suficientemente las prioridades de la Provincia y la
preferencia del Fundador por los más desatendidos.
se consideran necesarios o importantes para
la práctica de la pobreza personal, comunitaria y del Distrito, y la acción por la justicia y la
educación social de nuestros Centros. (34.1)
73.2 Anualmente hacemos retiro espiritual durante una semana, según las indicaciones del
Hermano Provincial. La comunidad o la Provincia fijan los días de recolección.
24º Recolección espiritual
La comunidad programa las jornadas de recolección espiritual en el Proyecto Comunitario. Incluirán, al menos, una hora de oración
personal y otra de revisión – reflexión. (73.2)
91.1 Cada Provincia ha de fomentar el espíritu misionero entre sus miembros; ofrece algunos Hermanos para los sectores misioneros
del Instituto, cuando carece de uno propio. Las
exigencias de la vida misionera reclaman una
cuidadosa selección de los que han de ser enviados.
94 Todos los Hermanos de la Provincia ponen empeño en despertar
vocaciones.
95.1 Cada Provincia estudia lo que concierne
a la pastoral de vocaciones y a la formación
inicial y permanente. El Hermano Provincial
con su Consejo, de acuerdo con la Guía de
Formación, determina el plan y sigue de cerca
su realización.
109.3 Cada Hermano elige, en discernimiento
con el Hermano Provincial, el campo de especialización o de estudios, según las aptitudes
personales y el plan apostólico de la Provincia.
126 La Provincia es la unidad admi-
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
Norma 3 (E. 50.1)
Anualmente, cada comunidad elaborará, en
un clima de retiro y oración, su Proyecto de
Vida Comunitaria. Dicho proyecto, entre otros
aspectos:
Examina si las actividades apostólicas respetan las prioridades de la Provincia y la preferencia del Fundador por los más desatendidos (E. 58.1).
Norma 3 (E. 50.1)
Anualmente, cada comunidad elaborará, en
un clima de retiro y oración, su Proyecto de
Vida Comunitaria. Dicho proyecto, entre otros
aspectos:
Establece los días de recolecciones de la
comunidad (E. 73.2).
9
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
nistrativa constituida por un conjunto
de casas, con personal y recursos materiales suficientes para llevar vida autónoma. Está gobernada por un Superior provincial.
128 Antes que estructura de gobierno,
la unidad administrativa (Provincia,
Distrito) es una gran comunidad de vida, de oración y de apostolado. Encarna al Instituto en las Iglesias locales y, por su unión con el Hermano
Superior General, se vincula a la Iglesia universal.
ASPECTOS QUE NO ATAÑEN AL CAPÍTULO PROVINCIAL NI A LAS NORMAS DE LA PROVINCIA
3º Ayuda a los necesitados
En su Proyecto y Presupuesto Comunitario, la comunidad
prevé la manera concreta de ayudar a los pobres del lugar donde vive y las privaciones e iniciativas que puede
realizar para mostrarse solidaria con tantas personas de
su alrededor que carecen de lo necesario. (34.2)
2º Evaluación de la pobreza
Al elaborar el Proyecto de Vida Comunitaria, así como al
confeccionar el Presupuesto anual, la comunidad evalúa
el uso que hace de sus bienes y examina su estilo de vida para ver en qué medida testimonia la pobreza evangélica en el medio ambiente en que vive. (32.1)
4º Dinero de uso personal
a)Los Hermanos que por algún motivo especial necesitan
disponer de dinero, lo piden al Hno. superior local, a quien
dan cuenta periódicamente de la cantidad recibida.
c) El dinero que reciben los hermanos por aguinaldos, por
regalos u otros conceptos, pasa a la comunidad.
12º Convivencias comunitarias
Es conveniente que la comunidad organice convivencias
2. USO DEL DINERO
Corresponde al hermano Superior autorizar todos los gastos
de los Hermanos y recibir la rendición de los mismos. La
cuenta de dichos gastos será entregada al Hno. Administrador local para efectos de contabilidad.
El superior señalará qué gastos se considerarán ordinarios,
autorizando que se pida el dinero correspondiente al administrador local. El rendimiento de cuentas se hará dentro del
mes.
Los Hermanos que usen boletas de servicios profesionales
presentarán al superior de la comunidad la rendición de
cuentas que realizan ante impuestos Internos en el mismo
mes que a ese Servicio, y le entregarán a él la devolución de
impuestos si los hubiere.
Los hermanos que por su trabajo posean un fondo previsional, al jubilarse, buscarán el método legal más rápido para
poner dicho monto a disposición de la Provincia.
Se recomienda a la comunidad que dedique semanalmente
un tiempo para la reunión comunitaria.(cf. C60.1)
Norma 1 (E. 29.1 y 2)
El Hermano Superior local entregará a los Hermanos la cantidad
de dinero que necesiten. Periódicamente darán cuenta al Superior sobre los gastos realizados.
El uso de tabaco, licores y otros artículos superfluos, sea moderado, como corresponde al espíritu de pobreza.
La asistencia a espectáculos públicos, sea moderada, prudente
y con la anuencia del Superior local.
El uso de vehículos se limite a lo necesario. El Hermano Superior coordinará la utilización de los mismos.
Norma 3 (E. 50.1)
Anualmente, cada comunidad elaborará, en un clima de retiro y
10
que favorezcan la vida comunitaria. Cada comunidad se
reserva un fin de semana al mes para favorecer una vida
comunitaria más intensa. Damos cabida por ejemplo a:
recolección espiritual, esparcimientos e intercambios comunitarios, celebraciones familiares. (49.1)
13º Reuniones Comunitarias
La reunión comunitaria será semanal. La temática e intercambio se hacen preferentemente sobre documentos del
Instituto. También se aprovecha la ocasión para que los
Hermanos informen de la misión que se les ha confiado,
así como de la marcha de la vida común. También tienen
cabida otras comunicaciones para los Hermanos. (60.1)
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
oración, su Proyecto de Vida Comunitaria. Dicho proyecto, entre
otros aspectos:
Establece el modo de ayuda a los menos atendidos (E. 34.2) y
vela por la vivencia del espíritu de pobreza personal y comunitario (E. 29).
Fija la periodicidad de las reuniones comunitarias y las fechas
de la reunión del Consejo local (E. 60.1 y 152.8).
Prevé unos días de vacaciones para pasarlos juntos (E. 60.4).
Determina el horario de la comunidad.
Prevé los tiempos y los medios de salvaguardar la lectura espiritual y el estudio religioso (E. 73.1).
Determina las fechas de evaluación de dicho proyecto (dos al
año).
Norma 9 (E. 152.9)
Se llevará libro de actas de las reuniones de la Comunidad.
11
Constituciones y Estatutos FMS — 1986
Concernientes al Capítulo Provincial
OTRAS NORMAS DE BOLIVIA
VIDA DE ORACIÓN
22º Organización y evaluación de la oración
En el Proyecto de Vida Comunitaria señalamos los tiempos y las formas de organizar los vida de oración, de conformidad con nuestras Constituciones y Estatutos. (77.1)
23º Lectura espiritual
Cada Comunidad especifica en el Proyecto Comunitario el tiempo y la manera de hacer la lectura espiritual. Aprovechamos de este tiempo para hacer la lectura de nuestros documentos, circulares de los Superiores, documentos de la Iglesia y otros.
25º Retiro anual
El retiro anual, de una semana de duración, se hará normalmente con los hermanos del Distrito.
14º Formación permanente
La comunidad corresponsabiliza de la formación permanente que alimenta nuestra vida religiosa y nuestra misión. En el proyecto Comunitario prevemos los medios adecuados para ello.
15º Los momentos de silencio a que hace referencia el Art. C. 60.3 se respetarán de modo especial desde la hora de descanso nocturno, señalada en el horario, hasta después de la oración
de la mañana siguiente.
16º Usos de los medios de comunicación
Usamos los medio de comunicación social de forma que no vaya en detrimento de la vida religiosa, de la eficacia del trabajo y del descanso. Damos preferencia a cuanto ayude a la formación
cultural y sano esparcimiento.( 60.3)
17º El Hno. Superior con cada Hermano fijan, de común acuerdo, los momentos de entrevistarse varias veces a lo largo del año. (52.1)
18º Sufragios
Cuando fallece un familiar de un Hermano, su comunidad celebra una misa y reza el oficio del difuntos. En la muerte de un afiliado al Instituto, vinculado al Distrito, las comunidades celebran
una misa y rezan el oficio de difuntos. (55.7)
20º Permisos en casos concretos
Los permisos para asistir a acontecimientos familiares son concedidos por Hermano Superior del Distrito, salvo aquellos que por su naturaleza pueden entrar en la concesión normal del Superior local. Los permisos para viajes extraordinarios, así como par viajar fuera del país o iniciar estudios superiores, los concede el Hno. Superior del Distrito y su Consejo. (40)
21º Comunidad acogedora
Invitamos a los jóvenes y laicos/as a compartir la vida de nuestras comunidades. Con ellos/as y con quienes nos visiten nos mostramos acogedores y les damos testimonios de la alegría de vivir como Hermanos. (63 y 23.1)
VIDA APOSTÓLICA
26º Equipo Distrital de Pastoral
En el Distrito habrá un Equipo Pastoral, nombrado por el Hno. Superior del Distrito y su consejo. Este Equipo propone al Consejo la planificación de la Pastoral del Distrito. (150.2,.6)
27º Delegado local de Pastoral
La actividad apostólica de cada comunidad y colegio está coordinada por el delegado de Pastoral, nombrado por el Hno. Superior de Distrito, que sigue la planificación del equipo Distrital, teniendo en cuenta la programación pastoral de la diócesis.
28º Pastoral comunitaria
En el Proyecto Comunitario se señalan las formas de participación en las diversas actividades pastorales del colegio y de la parroquia.
29º Planificación Educativa
Un miembros del Consejo Distrital será designado Delegado de Educación y forma parte del Equipo de Pastoral. Este Hermano, con un equipo nombrado por el Hno. Superior del Distrito y su
Consejo, propone un plan de formación para profesores que compartimos la misión.
30º Equipo de Coordinación
Cada obra Educativa tendrá un Equipo de Coordinación con participación de laicos/as y Hermanos que, en corresponsabilidad, comparten la misión y la vivencia comunitaria.
31º Entrevista con laico/as
El Hno. Superior Distrital acompaña de un modo especial a los /as laicos/as que tienen cargo de responsabilidad en las obras educativas con, al menos, una entrevista de seguimiento personal
al año.
32º Formación permanente de laicos/as
El Superior Distrital y su Consejo se preocupan por la formación permanente de los/as laicos/as que tienen cargos de responsabilidad.
Descargar