Labor Legislativa

advertisement
Labor Legislativa
1. Iniciativas Bloque Frente Cívico
2. Iniciativas Leg. Montero
3. Intervenciones Parlamentarias.
1)
Proyecto de Resolución Nº 11604 (14-05-13)
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
RESUELVE
Dirigirse al Poder Ejecutivo Provincial, para que informe en un plazo de 7 (siete) días,
y en virtud del Art. 102 de la C.P, sobre diversos aspectos referidos la detención,
golpiza y posterior internación de un menor de 13 años, durante el fin de semana entre
los días 11 y 12 de Mayo, en el Hospital de Niños:

En qué circunstancias el niño intenta escaparse del Complejo Esperanza

Si esta identificado el personal que lo habría interceptado en las afueras del
complejo y a qué repartición pertenecen.

Si el Ministerio de Desarrollo Social, a través de la Senaf, u otro organismo del
Gobierno de la Provincia de Córdoba se contactó con el niño y su familia para
abordar la situación acaecida.

Si a partir de los relatos del niño en los que refiere que habría sido apuntado
con una pistola, amenazado, golpeado, esposado, tirado al canal y nuevamente
golpeado durante el traslado, en clara violación a la Convención de los derechos del
Niño, se han iniciado las acciones administrativas y legales correspondientes contra
los agentes que intervinieron en la situación. En caso afirmativo cuáles y en caso
negativo, porqué no.

Si ante la circunstancia de que el niño fuera esposado de pie y mano a la cama
del Hospital de Niños, en clara violación a la Convención de los derechos del Niño,
se han iniciado acciones administrativas y legales. En caso afirmativo cuáles y en
caso negativo, porqué no.
FUNDAMENTOS
Es de público conocimiento que durante el fin de semana próximo pasado, entre los
días 11 y 12 de Mayo, un niño de tan solo 13 años, alojado en el Complejo Esperanza
y no tolerando la situación por la que atravesaba dentro de la institución decidió
fugarse y que minutos mas tarde fuera violentamente aprendido por fuerza policial.
Como relatara ante los medios y ante los propios Legisladores del Bloque del frente
Cívico en la visita que realizaron ayer al niño y su familia, Liliana Montero y Santiago
Clavijo, ellos relataron que al escaparse por un alambrado del Complejo, fue
perseguido por la Policía, arrestado, golpeado e incluso en la detención, le quebraron
su brazo izquierdo, por lo que debió ser trasladado al Hospital de Niños para ser
atendidos por la fractura y los golpes que le propinaron los agentes. En su internación
el niño, reiteramos de tan sólo 13 años, fue esposado de pies y manos a la cama de
su habitación y custodiado por una consigna policial.
Esto constituye una clara Violación de los derechos estipulados por la Convención de
los derechos de los Niños y que lamentablemente, ya nos tiene acostumbrado el
accionar de la Policía de la Provincia de Córdoba, que sistemáticamente responde que
son “malas actuaciones de los agentes” cuando en realidad, la violación de los
derechos y la violencia institucional son moneda corriente en el sistema y la estructura
de la institución policial provincial.
Ante todo esto solicitamos el presente proyecto y hacemos nuestras las expresiones
vertidas por la Abogada Julia Reartes con motivo de los hechos ocurridos y descriptos
anteriormente y que adjuntamos a continuación como parte de los fundamentos. Por
todo esto es que solicitamos a nuestros pares, la aprobación del presente proyecto.
Carta abierta de la Abogada Julia Reartes:
Un niño quiso escapar…del sistema
“…Un niño quiso escapar del Complejo Esperanza. Durante la captura, lo
golpearon y con una fractura en un brazo, lo llevaron al nosocomio, donde pasó
el fin de semana esposado. De sólo 13 años, el menor había intentado huir de la
institución a través de un alambre…, la causa por la que el menor se encuentra
internado en el complejo Nueva Esperanza, ubicado a unos 15 kilómetros de la
capital cordobesa, es sustanciada por el juez en lo Penal Juvenil de 4ª
Nominación”
Hasta aquí el relato de la información periodística. La síntesis nos adelanta el
agravamiento exponencial de la violencia institucional que se viene denunciado en el
ámbito de la provincia de Córdoba. Otra vez los mismos actores de esa violencia.
Aunque a esta altura parezca obvio decirlo, la práctica denunciada (mantener al niño
esposado en la cama del hospital), se encuentra específicamente prohibida por la
Convención de los Derechos del Niños, la que en el art. 37 establece: Los Estados
Partes velarán por qué: a) Ningún niño sea sometido a torturas ni a otros tratos o
penas crueles, inhumanos o degradantes. (El resalto es propio)
De tal texto se infiere que lo ocurrido constituye una violación de los estándares y
garantías mínimas de procedimiento que deben seguirse en aquellas situaciones en
las que se alegue que un niño ha infringido la ley penal.
Sin embargo, el propósito de estas líneas no es debatir acerca de lo obvio, de lo que
nos indigna; sino acerca de una de las formas más extendidas de control socio- penal
dirigido a los sectores más vulnerables de la sociedad: los niños/as y adolescentes.
Nos referimos a todas las variadas formas de control, que van desde las medidas
socio-educativas hasta la privación de la libertad, aplicadas a niños/as y adolescentes,
que aun no habiendo cumplido la edad para que se los considere punibles conforme el
régimen penal que se aplica, son sometidos a proceso en nombre de su dudosa
“protección”.
En efecto, el Decreto-Ley 22.278[1] establece: Artículo 1º. No es punible el menor que
no haya cumplido dieciséis años de edad...”[2]
No obstante lo anterior, los niños/as y adolescentes cuya edad los ubica por debajo de
la barrera aludida, son sometidos a proceso, sin las debidas garantías
constitucionales, so pretexto que al ser “inimputables” no se procede a la averiguación
de los hechos, y la determinación de su participación en el delito que se le atribuye;
sino que se van a ordenar estudios acerca de la personalidad, condiciones familiares y
ambientales en que se encuentre.
Según este marco normativo, lo que va a determinar la procedencia de la “medida
socio-educativa”,- que puede ir desde la realización de estudios, la entrega en guarda
del niño/a adolescentes con sus progenitores, o bien la “disposición” en lugar
adecuado para su mejor estudio -, son en definitiva las características personales del
niño/a, adolescente y su familia.
En nuestra Provincia, con la sanción de la Ley 9944, se dejó establecido en el Capítulo
II referido a Niñas, Niños y Adolescentes no punibles (cf. art. 1 del decreto-ley 22.278,
en razón de no haber alcanzado la edad de 16 años): “Artículo 92.- Reglas
aplicables. Cuando a la niña, niño o adolescente se le atribuyeren delitos que no
autorizan su sometimiento a proceso penal o faltas, el Juez Penal Juvenil procederá a
la investigación del hecho con sujeción a las normas constitucionales y legales en la
materia…” y el Artículo 93 de la citada ley dice: “Remisión. Cuando lo considere
conveniente, y sin perjuicio de la investigación, el Juez puede de oficio o a solicitud de
parte eximir a la niña, niño o adolescente de las medidas tutelares que procedieren,
aún en forma provisional, remitiéndolo a servicios alternativos de protección que eviten
su disposición judicial en los términos del Sistema de Promoción y Protección Integral
de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes previsto en la presente Ley.
De acuerdo a la cita legal, y volviendo al caso que da inicio a estas líneas, cabe
preguntarse: porque un niño de 13 años se encontraba privado de la libertad,
siendo que los tratados internacionales a los que nuestro país adhirió lo
prohíben expresamente?
La privación de libertad y encierro en la que se encuentran estos chicos más allá de
ser ilegítima determina, a su vez, la afectación de otros derechos fundamentales y de
primordial importancia en la niñez, como son la educación, la preservación de las
relaciones familiares y el trato digno, entre otros. Paradójicamente, esta medida de
reclusión intenta justificarse en una función tutelar del Estado frente a la presunta
“situación de abandono, falta de asistencia, peligro moral o material” en que se
encontrarían estos niños (cfr. Ley 22.278, art. 1).
Si bien esta situación de encierro, vejación y abandono en la que se encuentran los
chicos supuestamente “tutelados” es de por sí inaceptable e ilegítima en nuestro
ordenamiento constitucional, a partir del 2005, año en que comienza a regir el régimen
de Protección Integral de los Derechos de las Niñas, Niños, y Adolescentes, ella se ha
vuelto insostenible.
La ley 26.061, que crea el sistema de Protección Integral de los Derechos de las
Niñas, Niños, y Adolescentes, prohíbe en modo terminante una disposición tutelar de
este tipo, a la par que establece una serie de estándares de derechos humanos en
virtud de los cuales debe abordarse toda vulneración de sus derechos.
Específicamente, en su artículo 36, expresamente establece que las medidas de
protección en ningún caso podrán consistir en privación de libertad.
La norma citada distingue claramente las políticas sociales de la política criminal,
planteando la defensa y el reconocimiento de los derechos de los niños y los jóvenes
como una cuestión que depende de un adecuado desarrollo de las políticas sociales
entendidas como responsabilidad conjunta –en su diseño y ejecución – de la sociedad
civil y del Estado.
En su consecuencia, los problemas vinculados a la satisfacción de los derechos
básicos de los niños no constituyen ya problemas atendibles por la justicia penal; la
que sólo debe actuar cuando a una persona menor de edad imputable –es decir,
mayor de dieciséis (16) años – se la acuse de haber cometido un delito.
En efecto, el art. 19 de la Ley 26.061[3] ha establecido la prohibición de privar de la
libertad a niños/as y adolescentes, y cuando esta proceda debe realizarse de
conformidad a la normativa vigente. En función del sistema penal de la minoridad, si
un niño/a y adolescente que no alcanzó la edad de 16 años no es punible, resulta
incomprensible que esta barrera punitiva pueda coexistir con medidas privativas de la
libertad, que en nombre de la protección vulneran derechos.
A mayor abundamiento recordamos que la Convención de los Derechos del Niño, en
su art. 40, establece la garantías de procedimiento a observar en el caso que se
alegue que un niño/a o adolescente a infringido la ley penal, entre las que destacamos
la obligación del estado de agotar todas las medidas tendientes a evitar la
judicialización, -principio de subsidiaridad- y de considerar la privación de la libertad
como de “ultima ratio” , siempre por el periodo más breve que proceda, y cuando se
acredite fehacientemente que todas las medidas anteriores (guarda, libertad asistid,
mediación, etc.) han fracasado.
Se vulnera el principio de legalidad y del derecho penal de acto, ya que la no
punibilidad establecida por la ley 22.278 debe interpretarse, como la absoluta
imposibilidad del Estado de privar de libertad a las personas menores de dieciséis
años al momento de presuntamente cometer el hecho que se les imputa.
En efecto, en el presente caso se lesiona el principio de legalidad penal consagrado en
el art. 18 de la Constitución Nacional, art. 40. 2. a. de la CDN, art. 9 de la CADH y art.
15 del PIDCP, en cuanto impone al Estado la exigencia de una ley previa, formal,
escrita y estricta que tipifique como delito la conducta que se sanciona.
Por un lado, no existe una ley previa que tipifique como delito las circunstancias que
habilitan la disposición tutelar de jóvenes no punibles (art. 1º de la ley 22.278); y por el
otro, jamás en un Estado de derecho, podría existir una ley que calificara como delito
estas circunstancias, pues no constituyen conducta alguna que ponga en peligro o
lesione un bien jurídico de un tercero.
De esta forma, la privación de la libertad de los jóvenes objeto de esta acción, en
virtud de hechos presuntamente cometidos antes de cumplir los dieciséis años, que
habilita el artículo 1º de la ley 22.278, resulta ilegítima, pues permite la intervención
coactiva estatal en virtud de estados personales.
Asimismo, la incriminación de estados colida frontalmente con el principio de
culpabilidad por el acto, en tanto reglas constitucionales básicas –art. 18 y art. 19 CN –
impiden la reacción punitiva del Estado contra la mera culpabilidad de carácter, y sólo
permiten la aplicación de este poder penal a quién ejecutó un hecho punible (Cf.
Maier, Julio, B. J., Derecho Procesal Penal, Fundamentos, Editores del Puerto,
Buenos Aires, 2° edición, 1996, pág. 149).
En consecuencia, "si la ley penal solo puede válidamente seleccionar acciones (Art. 19
CN) y la pena sólo debe fundarse en lo que previamente establece la ley (Art. 18 CN),
la reprochabilidad y la aplicación de la pena al autor sólo adquieren legitimidad como
respuesta a la realización del acto que la ley contempla y carecen de toda legitimidad
si aparecen como derivación, aunque sea parcial, de algo distinto, por ejemplo: de la
personalidad, del carácter o de la peligrosidad del individuo."[4]
A su vez, en estos casos, la privación de la libertad se ha decretado sin que haya
existido un juicio previo por lo que también se vulnera la garantía constitucional del
debido proceso contemplada en el artículo 8 de la CADH, el artículo 14 del PIDCP, 18
de la Constitución Nacional que establece que nadie puede ser penado sin juicio
previo fundado en ley anterior al hecho del proceso.
En este sentido, "la exigencia del juicio previo impone la necesidad de la existencia de
una sentencia judicial de condena firme para poder aplicar una pena a alguien"[5].
En paralelo, la privación de la libertad como medida tutelar vulnera el principio de
inocencia contenido en el artículo 18 CN, la Regla 7 de las Reglas de Beijing, el
artículo 8.2 de la Convención Americana de Derechos Humanos, el artículo 14.2 del
Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y el art. 40.2.b. I de la CDN. Este
principio supone “que toda persona acusada de haber cometido un delito goza de un
estado de inocencia y este estado sólo es posible desvirtuarlo luego de un juicio en el
que se presente la acusación, se posibilite el derecho de resistir a aquélla, se
produzcan las pruebas de cargo y de descargo, y finalmente se dicte una sentencia
por un tribunal imparcial en base a los elementos presentados ante él”.[6]
Entonces, cabe preguntarse: si estas personas menores de dieciséis años no
han sido imputadas de la comisión de ningún delito que haga procedente el
instituto de prisión preventiva como medida cautelar; si no han sido halladas
responsables penalmente de ningún delito de los previstos en el Código Penal;
si nunca una medida de protección dirigida a una persona menor de edad puede
ser la privación de libertad, conforme surge del art. 19 de la ley 26.061 ¿qué
encuadre legal debe darse a la afectación del derecho a la libertad que sufren
estos niños?
En conclusión, en los casos de estas personas privadas de libertad, por hechos
presuntamente cometidos antes de cumplir los dieciséis años de edad, no hay
sustento para sostener que la aplicación de esta medida cubra alguno de los extremos
que la ley exige para que proceda la restricción del derecho a la libertad. Por lo tanto,
esta privación es ilegal dado que violenta garantías sustantivas y procesales
fundamentales en nuestro sistema de derecho.
Por último, cabe señalar que el art. 3 de la citada Convención, impone al estado la
obligación de observar el principio del interés superior del niño, el que debe ser
interpretado en sentido protectorio.
Es decir que en todas las medidas que se tomen debe tener como fin proteger todos
los derechos de la Convención reconoce y cuya titularidad y ejercicio corresponde a
los niños/as y adolescentes.
Pues tal parece entonces que no solo la autoridad policial violó los derechos de un
niño de 13 años.
La permanencia de este sistema penal de la minoridad, su aplicación en sede judicial
sin que se apliquen las reglas mínimas de procedimiento que tienen rango
constitucional, bien merece también el reclamo de justicia legítima.
[1] -El decreto – ley 22.278, establece el Régimen Penal de la minoridad, sancionado
en 1980. Al respecto la CIDH ha dicho: “La Comisión señala su preocupación por las
debilidades de los sistemas de justicia juvenil, debido a la distancia entre el discurso y
la realidad que enfrentan los niños, niñas y adolescentes acusados de haber infringido
la ley penal en la región. En este informe, la Comisión analiza cómo, con excepción de
algunos pocos ejemplos de buenas prácticas, los sistemas de justicia juvenil del
continente se caracterizan por la discriminación, la violencia, la falta de especialización
y el abuso de las medidas de privación de libertad. En el informe, la Comisión exhorta
a que los Estados tiendan a abolir la pena privativa de la libertad aplicada a niños,
niñas y adolescentes y hace recomendaciones orientadas a fortalecer las instituciones,
leyes, políticas, programas y prácticas relativas a la justicia juvenil en la
región.” Cf: COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS-RELATORÍA
SOBRE LOS DERECHOS DE LA NIÑEZ-OEA/Ser.L/V/II.-Doc. 78-13 julio 2011JUSTICIA JUVENIL Y DERECHOS HUMANOS EN LAS AMÉRICAS-2011Internet:www.cidh.org.
[2]- La norma citada continua diciendo: “Si existiere imputación contra alguno de ellos
la autoridad judicial lo dispondrá provisionalmente, procederá a la comprobación del
delito, tomará conocimiento directo del menor, de sus padres, tutor o guardador y
ordenará los informes y peritaciones conducentes al estudio de su personalidad y de
las condiciones familiares y ambientales en que se encuentre.
En caso necesario pondrá al menor en lugar adecuado para su mejor estudio
durante el tiempo indispensable.
Si de los estudios realizados resultare que el menor se halla abandonado, falto de
asistencia, en peligro material o moral, o presenta problemas de conducta, el juez
dispondrá definitivamente del mismo por auto fundado, previa audiencia de los padres,
tutor o guardador.”
[3]-“… Las personas sujetos de esta ley tienen derecho a su libertad personal, sin más
límites que los establecidos en el ordenamiento jurídico vigente. No pueden ser
privados de ella ilegal o arbitrariamente. La privación de libertad personal, entendida
como ubicación de la niña, niño o adolescente en un lugar de donde no pueda salir por
su propia voluntad, debe realizarse de conformidad con la normativa vigente.”
[4] Cf. Magariños, H. Mario, Reincidencia y Constitución Nacional. El resabio de un
"modelo peligroso" de Derecho Penal, Cuadernos de Jurisprudencia Penal N°7, Ediar,
Bs. A s., pág. 97
[5] Maier, Julio B.J., Derecho Procesal Penal, Fundamentos, Editores del Puerto, Bs.
As., 2° ed., 1996, p. 478
[6] Cf. CNCyC., Sala I, causa 22.909, “Famoso, Elizabeth y otro”, 17 de marzo de
2004, y causa 21.574, “Gomez, Lucía A. y otros”, 2 de junio de 2004).
Proyecto de Resolución Nº 11623. (14-5-13)
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
RESUELVE:
Promover juicio político al Sr. Ministro de Transporte y Servicios Públicos de la
Provincia de Córdoba, Ing. Dante Fortunato Heredia, por la causal de “mal
desempeño” y "posible comisión de delito" en ejercicio de sus funciones, de
conformidad con lo establecido en el artículo 112 y siguientes de la Constitución
Provincial.
FUNDAMENTOS
A tenor de los argumentos de hecho y derecho especificados a
continuación deviene en absolutamente legítimo el juicio político al Ministro de
Transporte y Servicios Públicos de la Provincia, Sr. Dante Fortunato Heredia por la
causal de “mal desempeño” y "posible comisión de delito" en ejercicio de sus
funciones, de conformidad con lo establecido en el artículo 112 y siguientes de la
Constitución Provincial.
En la ponderación de los hechos y omisiones en que éste ha incurrido, su
conducta encuadra en el mal desempeño de su cargo y posiblemente en la comisión
de delitos tipificados por el Código Penal de la Nación, razones por las que debe ser
destituído, en virtud de lo dispuesto por nuestra Constitución Provincial.
Cabe destacar con respecto a lo que se entiende por mal desempeño
que el mismo refiere conductas positivas incurridas (acciones) u otras debidas
incumplidas (omisiones) por el funcionario, que contrarían un ejercicio responsable de
las atribuciones y deberes a su cargo.
A continuación se hará una descripción de los hechos que se consideran
configurativos de las causales mencionadas.
Sabido es que el Ministro Dante Fortunato Heredia era el Presidente de la
Asociación Social, Cultural y Deportiva 25 de Mayo de Barrio Güemes, de la cual el Sr.
Ramón Sánchez era el Vicepresidente y por su parte la Arquitecta Sandra Abud, era
la persona a cargo de las refacciones que supuestamente se llevaban a cabo en dicho
“Club”. Hoy el Ministro Heredia se encuentra de licencia en su cargo de Presidente de
dicha Institución.
Durante el año 2011 el Gobierno de la Provincia de Córdoba otorgó dos
(2) millonarios subsidios a la Asociación 25 de Mayo. Uno de 785 mil pesos para
refacciones y otro de 698 mil pesos para la construcción de una pileta y vestuarios.
Tales subsidios fueron recibidos por el Sr. Ramón Sánchez pero hasta la fecha no se
ha rendido cuenta del uso y destino de los mismos, conforme al ordenamiento legal
vigente.
Con motivo de estas irregularidades el Bloque Frente Cívico presentó
tres (3) pedidos de Informes (Números: 10541/L/12, 10542/L/12 y 105540/L/12)
solicitando información sobre la Asociación 25 de Mayo y los subsidios antes
mencionados, sin que haya sido contestado ni tan siquiera uno sólo de dichos pedidos
a la fecha.
Asimismo cabe destacar que las mismas personas: el Ministro Dante
Fortunato Heredia, el Sr. Ramón Sánchez y la Sra. Sandra Norma Abud se encuentran
involucrados en otro engranaje de irregularidades que vinculan al Ministro de
Transporte, a la Empresa Caminos de las Sierras S.A. y a la empresa D-Sinfecta.
Así, hasta hace setenta y dos (72) horas, el Sr. Ramón Sánchez se
desempeñaba como Presidente de la empresa Caminos de las Sierras S.A.,
nombramiento que fuera dispuesto por el Ingeniero Dante Fortunato Heredia, en su
carácter de Ministro de Transporte y Servicios Públicos de la Provincia.
A través de una investigación periodística del programa de Televisión
denominado “ADN”, emitido el día domingo 12 de mayo de 2012 por Canal 10 de
Córdoba, la ciudadanía en general ha tomado conocimiento de gravísimas
irregularidades en las que habría incurrido el Sr. Ramón Sánchez en su condición de
Presidente de Caminos de las Sierras S.A (cuyo paquete accionario es en su totalidad
propiedad del Superior Gobierno de la Provincia de Córdoba) y que consistirían tanto
en solicitar de manera coactiva parte del salario de los trabajadores de la empresa,
como así también haber efectuado -de manera continuada- contrataciones “directas” a
una empresa denominada “D-Sinfecta”, la cual sería propiedad de la Señora Sandra
Norma Abud, quien a su vez -según surge del informe periodístico mencionadoresulta una persona de estrecha confianza y cercanía tanto del Sr. Ramón Sánchez
como del Ministro Dante Fortunato Heredia.
A todas luces la contratación de D-Sinfecta atenta contra las normas
de transparencia pero además denota claramente un “modus operandi” corrupto que
tiene por finalidad el beneficio patrimonial de las personas antes mencionadas -entre
las que figura el Ministro Dante Heredia-, con el consabido perjuicio para los bienes
del Estado.
La empresa en cuestión (“D-SInfecta”) no reuniría, según dicha
investigación, los visos de legalidad que deben cumplimentar las empresas que
resultan contratadas para realizar obra pública.
En tal sentido y según indica la Cláusula Primera 1.2 del Contrato
de Concesión de Obra Pública –Red de Acceso a Córdoba- (suscripto entre el
Gobierno de la Provincia de Córdoba y la empresa Caminos de las Sierras), se
establecen entre las funciones y objetivos de la empresa: “….la ejecución de las
obras de construcción, remodelación, mejoras, reparación y ampliación
descriptas en el anteproyecto técnico definitivo…….El mantenimiento,
reparación y conservación de la R.A.C. durante el plazo de la Concesión…” . Se
desprende de tal enunciado la importancia que adquieren las calidades y antecedentes
de las empresas que contrate el concesionario, toda vez que estamos hablando de la
construcción y el mantenimiento de rutas provinciales por las que circulan miles de
personas diariamente y cuya seguridad sería puesta en serio riesgo de no tomarse
todos los resguardos necesarios a la hora de efectuar las contrataciones.
De la investigación periodística y de las pruebas que la misma ha logrado
conseguir surge con claridad que el Ministro Dante Fortunato Heredia dispuso el
nombramiento del Sr. Ramón Sánchez al frente de Caminos de las Sierras S.A, quien
a su vez comenzó a realizar las contrataciones directas con la empresa “D-Sinfecta”,
supuestamente propiedad de la Sra. Sandra Norma Abud o en la que, a su nombre, se
facturaba a Caminos de las Sierras S.A. Es dable mencionar que “D-Sinfecta” presta
servicios no sólo para Caminos de las Sierras sino también para el Ministerio de
Transporte y otras reparticiones del Estado Provincial, según surge del informe
periodístico.
Es decir, tanto el Ministro Dante Heredia, como el Sr. Ramón Sánchez y
la Sra. Sandra Abud, de manera premeditada, organizaron este andamiaje de
relaciones y contrataciones a los fines de un beneficio patrimonial personal.
A los fines de acreditar lo arriba invocado, ofrecemos la siguiente
Prueba:
1. Instrumental:
- Se oficie a la Mesa de Entradas de Tribunales II – Justicia Penal - a los efectos que
REMITA copia certificada de la DENUNCIA PENAL formulada por los Sres. Ernesto
Martínez, Liliana Montero, Edgar Santiago Clavijo y Juan Pablo Quinteros con fecha
13/05/2013, donde resultan involucrados los Sres. Dante Fortunato Heredia, Ramón
Sánchez y Sandra Norma Abud.
- Se oficie a la productora del programa televisivo ADN todo el material que obre en su
poder sobre la investigación motivo de la presente.
- Se oficie a la Dirección de Inspecciones Jurídicas de la Provincia de Córdoba toda la
documentación pertinente a los fines de determinar las autoridades, desde el año 2009
a la fecha, de la Asociación Social, Cultural y Deportiva 25 de Mayo de Barrio
Güemes, de la ciudad de Córdoba.
- Se oficie al Ministerio de Administración y Gestión Pública y al Ministerio de Finanzas
de la Provincia de Córdoba para que informen cuáles son las reparticiones que han
contratado los servicios de la Empresa “D-Sinfecta”, fechas de celebración de los
contratos, condiciones de la contratación (monto, plazos de ejecución, forma de pago,
etc.), firmantes de los contratos y toda otra información referida a los mismos que
resulte relevante a los fines del presente Pedido.
2. Informativa:
- Se oficie a la productora del programa televisivo ADN todo el material que obre en su
poder sobre la investigación motivo de la presente.
- Se oficie a la Asociación Civil, Cultural y Deportiva 25 de Mayo de Barrio Quemes a
los fines remita copia certificada del Libro de Actas de dicha entidad e informe su
nómina de autoridades desde su creación hasta la fecha de hoy.
En definitiva, el Ministro Dante Fortunato Heredia ha incurrido en la
causal de mal desempeño de su función y asimismo se ve involucrado en la posible
comisión de delitos tipificados por el Código Penal, por lo que resulta absolutamente
ajustado a derecho el juicio político de dicho Ministro.
Solicitamos a nuestros pares la aprobación del Proyecto de Resolución
que antecede.
Proyecto de Resolución Nº 11658 (21-05-13)
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
RESUELVE
Art. 1º.- REVOCAR la Licencia otorgada al Legislador Dante Fortunato Heredia en
virtud de su renuncia como Ministro de Transporte y Servicios Públicos de la Provincia,
cargo que motivara el otorgamiento de su Licencia a partir del diez (10) de diciembre
del año dos mil once (2011).
Art. 2°.- CREAR una Comisión Investigadora, en los términos del artículo 103° de la
Constitución Provincial y el artículo 79° del Reglamento Interno de la Legislatura de la
Provincia de Córdoba, con el objeto de determinar las responsabilidades que le
pudieren caber al Legislador Dante Fortunato Heredia, por la causal de indignidad
prevista en el Art. 99° de la Constitución Provincial. Dicha Comisión debe elevar a la
Legislatura un Dictamen final a los noventa (90) días contados a partir de su
constitución.
Art. 3°.- SUSPENDER en sus funciones al Legislador Dante Fortunato Heredia hasta
que la Comisión Investigadora emita el Dictamen que se le encomienda en el Art. 2°
de la presente.
Art. 4º.- LA Comisión Investigadora se conforma con once (11) legisladores,
procurando mantener la proporcionalidad dispuesta en el artículo 61° del Reglamento
Interno de la Legislatura.
Los Bloques Legislativos designan a los miembros de la citada Comisión,
requiriéndose la aprobación del Pleno.
Art. 5º.- LA Comisión Investigadora debe designar de su seno un (1) Presidente y un
(1) Vicepresidente. Asimismo designa un (1) Secretario fuera de su seno, cuyas
funciones son llevar las actas, practicar notificaciones y toda otra tarea que le
encargue el Presidente de la Comisión. La Comisión se rige por las disposiciones del
Reglamento Interno de la Legislatura, siendo aplicables a cualquier acto o
procedimiento que realice la Comisión en el cumplimiento de su objeto.
Art. 6º.- LA conformación de la Comisión Investigadora se realiza en la misma sesión
en la que se apruebe la presente Resolución o, en su defecto, en la próxima reunión
plenaria.
Art. 7º.- LA Comisión Investigadora detenta amplias facultades para el cumplimiento
de su objeto, pudiendo –sin ser esta enumeración taxativa- citar testigos, recoger
testimonios, requerir informes y documentación a cualesquiera de los poderes del
Estado Provincial y a sus empresas, como así también a entes y organismos
sindicales o de la sociedad civil.
En todos los casos, se deben respetar los derechos y garantías personales y la
competencia del Poder Judicial.
Art. 8º.- LA Comisión Investigadora debe comunicar a la Legislatura, periódicamente,
sobre sus labores y avances en la investigación. La Comisión Investigadora debe
elevar su Dictamen final a la Legislatura, sin perjuicio de lo dispuesto en el tercer
párrafo del artículo 79° del Reglamento Interno. En la misma sesión en la que se eleve
el Dictamen la Comisión queda disuelta.
Art. 9º.- Comuníquese, publíquese y archívese.
FUNDAMENTOS
El miércoles 15 de mayo del corriente año, con estupor, presenciamos en el recinto de
la Legislatura un nuevo atropello. Desconociéndose una vez más lo pactado en la
Comisión de Labor Parlamentaria el entonces Ministro Dante Fortunato Heredia acudió
a la sesión, realizando un monólogo de casi una hora de duración donde trató de
explicar lo inexplicable y no pudiendo hacerlo, evadió temas y atacó injustamente
como un método de defensa.
Previamente a su intervención en la sesión y ante los medios de prensa el ex Ministro
Heredia puso “las manos en el fuego” por uno de los funcionarios que renunció
(Ramón Sánchez) pero no así por el Secretario de su Ministerio (Aráoz), quien también
renunció a su cargo. Ya en el recinto Dante Heredia dijo no saber lo que “hacía”
Sánchez pero no pudo justificar cuál fue la razón por la que no denunció a Sánchez,
apenas tuvo conocimiento de los hechos que se le imputaban a éste último.
Más allá del discurso del hoy ex Ministro, lo cierto es que ninguna de sus palabras ha
podido liberarlo de la prisión de la realidad: el Sr. Dante Fortunato Heredia se
encuentra involucrado en hechos que atentan contra las condiciones morales que
debe reunir un Legislador.
Solicitamos en primer lugar que se deje sin efecto la Licencia otorgada al legislador
Dante Fortunato Heredia, ya que la misma fue otorgada con motivo de su designación
como Ministro. Siendo pública su renuncia como Ministro de la Provincia, su Licencia
deviene en injustificada.
Dante Fortunato Heredia ha sido denunciado por la posible comisión de delitos
penales que de probarse su verosimilitud, resultan gravísimos, no sólo por la entidad
de los mismos sino por la implicancia institucional que entrañaría si se probara la
participación de un (hoy) Legislador Provincial.
Sabido es que dos funcionarios del Ministerio del cual estaba a cargo de Dante
Heredia han renunciado por haberse visto involucrados en la supuesta comisión de
delitos. Uno de ellos es Ramón Sánchez, amigo de Dante Heredia y designado por
éste como Presidente de Caminos de las Sierras SA.
Sánchez le cobraba una “comisión” y/o “diezmo” a los empleados de la Empresa.
Asimismo Sánchez en su carácter de Presidente contrató en forma directa con la
empresa “D-Sinfecta”, supuestamente propiedad de la Sra. Sandra Norma Abud,
también amiga del Ministro y ex empleada del Bloque de Unión por Córdoba en la
gestión 2007/2011, devenida rápidamente en empresaria en el 2012.
Es dable mencionar que la empresa “D-Sinfecta” de la empresaria Arquitecta Abud
presta servicios no sólo para Caminos de las Sierras sino también para el Ministerio de
Transporte y otras reparticiones del Estado Provincial, según surge del informe
periodístico del programa ADN.
La relación entre Dante Heredia, Ramón Sánchez y Sandra Abud es de antigua data y
no sólo en lo personal o político, sino en otro aspecto. Así, Heredia fue el Presidente
de la Asociación Social, Cultural y Deportiva 25 de Mayo de Barrio Güemes hasta el
año 2010, de la cual el Sr. Ramón Sánchez era el Vicepresidente y por su parte la
Arquitecta Sandra Abud, era la persona a cargo de las refacciones que
supuestamente se llevaban a cabo en dicho “Club”. Durante el año 2011 el Gobierno
de la Provincia de Córdoba otorgó dos (2) millonarios subsidios a la Asociación 25 de
Mayo. Uno de 785 mil pesos para refacciones y otro de 698 mil pesos para la
construcción de una pileta y vestuarios. Tales subsidios fueron recibidos por el Sr.
Ramón Sánchez pero hasta la fecha no se ha rendido cuenta del uso y destino de los
mismos, conforme al ordenamiento legal vigente.
Es decir, tanto el Ministro Dante Heredia, como el Sr. Ramón Sánchez y la Sra.
Sandra Abud, de manera premeditada, son parte de un andamiaje del cual resultan
contrataciones onerosas, a los fines de un beneficio patrimonial personal.
Ello ha motivado la denuncia penal que se ha formulado en contra de los antes
nombrados y que coloca al Sr. Dante Fortunato Heredia en una situación que de
comprobarse implica a todas luces una causal de indignidad.
Por todo lo anterior promovemos la creación de una COMISIÓN INVESTIGADORA
que analice los hechos que se le imputan al Legislador Heredia y determine las
responsabilidades que le pudieren caber por la causal de indignidad prevista en el Art.
99°
de la Constitución Provincial. Dicha Comisión deberá elevar un Dictamen Final con las
conclusiones a las que arribe, a los 90 días a partir de que fuera constituida.
Consideramos procedente y oportuno, separar del cargo al Legislador Heredia hasta
tanto se determine su responsabilidad en los hechos denunciados; toda vez que
aquella separación del cargo no enerva el principio de inocencia que reconocemos
como piedra basal del sistema ya que tanto en la Justicia Provincial como durante la
sustanciación del proceso que llevará a cabo la COMISIÓN INVESTIGAODRA creada,
el Legislador Heredia tendrá la oportunidad de ejercer todos los derechos y garantías
individuales y constitucionales que le corresponden.-
Estimamos que, una vez realizado el trabajo de la Comisión y emitido su dictamen,
para el supuesto que resultara probada la participación del Legislador Heredia en los
hechos investigados y denunciados, quedarían configurados hechos y faltas objetivas
de gravedad institucional, que afectan las virtudes republicanas, y que menoscaban la
función legislativa, activando el mecanismo de responsabilidad política de los
legisladores establecido en el artículo 99º de la Constitución Provincial.Por lo expuesto, solicitamos la aprobación del proyecto que antecede.
Proyecto de Resolución Nº 11784 (04-06-13)
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE
CÓRDOBA
RESUELVE
Art. 1º.- CREAR una Comisión Investigadora, en los términos del artículo 103° de la
Constitución Provincial y el artículo 79° del Reglamento Interno de la Legislatura de la
Provincia de Córdoba,con el objeto de determinar las responsabilidades que le
pudieren caber al Ministro de Salud, a los funcionarios dependientes del mismo y/o a
cualquier otra repartición estatal, por la compra directa de artículos o elementos para
cirugías ortopédicas a precios sobre elevados con respecto a los del mercado y
cualquier otro hecho relacionado con tal compra que pudiere configuran un delito y/o
incumplimiento de los deberes de funcionario público.
Art. 2º.- LA Comisión Investigadora debe elevar a la Legislatura un Dictamen final a
los noventa (90) días contados a partir de su constitución.
Art. 3°.- LA Comisión Investigadora se conforma con once (11) legisladores,
procurando mantener la proporcionalidad dispuesta en el artículo 61° del Reglamento
Interno de la Legislatura.
Los Bloques Legislativos designan a los miembros de la citada Comisión,
requiriéndose la aprobación del Pleno.
Art. 4º.- LA Comisión Investigadora debe designar de su seno un (1) Presidente y
un(1) Vicepresidente. Asimismo designa un (1) Secretario fuera de su seno, cuyas
funciones son llevar las actas, practicar notificaciones y toda otra tarea que le
encargue el Presidente de la Comisión.La Comisión se rige por las disposiciones del
Reglamento Interno de la Legislatura, siendo aplicables a cualquier acto o
procedimiento que realice la Comisión en el cumplimiento de su objeto.
Art. 5º.- LA conformación de la Comisión Investigadora se realiza en la misma sesión
en la que se apruebe la presente Resolución o, en su defecto, en la próxima reunión
plenaria.
Art. 6º.- LA Comisión Investigadora detenta amplias facultades para el cumplimiento
de su objeto, pudiendo –sin ser esta enumeración taxativa- citar testigos,recoger
testimonios, requerir informes y documentación a cualesquiera de los poderes del
Estado Provincial y a sus empresas, como así también a entes y organismos
sindicales o de la sociedad civil.
En todos los casos, se deben respetar los derechos y garantías personales y la
competencia del Poder Judicial.
Art. 7º.- LA Comisión Investigadora deberá convocar a la Universidad Nacional de
Córdoba y a los Consejos o Colegios Profesionales, en caso de requerir
asesoramiento técnico en cualquier materia para la consecución de sus fines.
Art. 8º.- LA Comisión Investigadora debe comunicar a la Legislatura,
periódicamente,sobre sus labores y avances en la investigación. La Comisión
Investigadora debe elevar su Dictamen final a la Legislatura, sin perjuicio de lo
dispuesto en el tercer párrafo del artículo 79° del Reglamento Interno. En la misma
sesión en la que se eleve el Dictamen la Comisión queda disuelta.
Art. 9º.- De forma.
FUNDAMENTOS
Ha tomado estado público que el Ministerio de Salud de la Provincia compra artículos
para cirugías ortopédicas a precios que hasta cuadruplicaban a los del mercado.
Los casos testigo de la investigación periodística que comunicó estos hechos son más
de una decena,entre los cuales figura la compra de un clavo endomedular de tibia
cuyo valor puede oscilar entre 5.500 y 8.000 pesos en el mercado, a precios obtenidos
en mayo de este año y que fuera comprado en septiembre de 2012 por el Ministerio de
Salud -para operar a un paciente del Hospital San Roque- en la suma de 24 mil pesos.
Es decir, tres veces más del valor más alto cotizado en el mercado.
Existen más ejemplos: un set de tornillos canulados tipo barouk, con grampas
pequeñas que se puede conseguir en el mercado, según la calidad, a un precio que
varía entre 2.900 y 7.900 pesos, fue comprado en octubre 2012 por la Provincia -para
una paciente de BellVille- a 14.500 pesos. Un Clavoendomedular de tibia se compró a
24 mil pesos cuando en las ortopediascuesta entre 5.500 y 7.940 pesos. Por un
sistema de microplacas de titanio con tornillos el Ministerio de Salud pagó 20 mil
pesos siendo que se consigue entre 3.900 y 7.900 pesos. La empresa que le vendió al
Estado a esos precios se denomina Nexo S.A.En todos los casos las diferencias de precios oscilan desde el 100 por ciento al 300
por ciento.
Se desconoce desde cuándo se utiliza esta “metodología” absolutamente viciada, pero
teniendo en cuenta que en la Provincia se realizan entre 400 y 500 cirugías
traumatológicas mensualmente, los montos en juego son cuantiosos.
Supuestamente son los establecimientos de salud provincial los que solicitan estos
elementos cada vez que los necesitan para operar a un paciente traumatológico. Así,
es la Dirección de Compras del Ministerio de Salud la que recibe el pedido y luego de
una compulsa de precios realizada entre todos los que figuran en el registro de
proveedores, se elige la de menor precio.Evidentemente NO ha sucedido tal cosa en
las compras directas antes mencionadas. No podemos saber cuánto ha pagado de
más el Estado provincial en este rubro y hacia dónde fueron direccionadas esas
diferencias.
El legislador Ricardo Fonseca ha presentado un pedido de informes solicitando
información al respecto.
La compra directa por parte del Estado a sobreprecios de tamaña magnitud es
gravísima e indudablemente nos encontraríamos frente a hechos de corrupción
imputables a funcionarios públicos.
En nuestro carácter de representantes del Pueblo consideramos nuestro deber utilizar
todos los medios constitucionales y legales que se encuentran a nuestro alcance para
investigar y corroborar si los hechos denunciados son ciertos.
Por ello y en virtud de lo dispuesto por el artículo 103 de la Constitución Provincial y
art. 79 del Reglamento Interno de esta Legislatura proponemos se conforme una
Comisión Investigadora la cual deberá avocarse al estudio por menorizado del sistema
de compra de artículos o elementos utilizados en cirugías ortopédicas por parte del
Estado provincial hasta la fecha,estableciendo si se han realizado compras directas a
sobre precios y/o cualquier otro acto de corrupción relacionado con tal actividad.
Estimamos que, una vez realizado el trabajo de la Comisión y emitido su dictamen,
para el supuesto que resultara probada la participación del Ministerio de Salud y/o de
cualquier otra repartición estatal en los hechos investigados y denunciados, quedarían
configuradas faltas objetivas de gravedad institucional que menoscaban los deberes
de funcionario público, activando el mecanismo de responsabilidad política que le
cabe a los mismos, conforme lo preceptuado por nuestra Constitución Provincial.Por lo expuesto,solicitamos la aprobación del proyecto que antecede.
Proyecto de Declaración Nº 11937 (25-06-13) En respuesta a la nota enviada por
el Centro Vecinal Bº Villa Quisquisacate
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE
CÓRDOBA
DECLARA
Solicitar al Poder Ejecutivo Provincial que arbitre las medidas necesarias para
garantizar la continuidad de las obras de la ruta provincial U110 – Avenida Ricardo
Rojas y Canal Maestro Norte.
FUNDAMENTOS
Señora Presidenta:
La obra de la ruta provincial U 110 se encuentra detenida desde
hace muchísimos años, aún cuando ha sido anunciada en innumerables
oportunidades.
En el Boletín Oficial desde el año 2008 se publica la resolución sobre la expropiación
para la
“RECONSTRUCCIÓN Y SISTEMATIZACIÓN DE
RUTA PROVINCIAL U-110 - AVENIDA RICARDO
ROJAS”
A su vez, el Ministerio de Obras y Servicios Públicos difundía por los medios un PDF
con fotos y mapas del proyecto de la nueva obra y relataba:
“El presente proyecto contempla la Duplicación de calzada de la Ruta Provincial U110 (calle Ricardo Rojas), en el tramo comprendido entre la calle Rafael Nuñez en el
C.P.C. de Argüello, y la intersección con la calle Manuel de Falla. Es de tener en
cuenta que ésta ruta, posee una calzada indivisa de dos carriles con ancho insuficiente
para la intensidad de tránsito que circula por la misma sobre todo en las horas pico y
atraviesa un entorno con características netamente urbanas: baja velocidad promedio
de circulación, cruce de peatones, circulación de bicicletas por la Memoria Descriptiva
cruce de peatones, circulación de bicicletas por la calzada y por la ciclovía adyacente,
transporte urbano con paradas sobre la calzada, cruces con calles transversales que
aportan un tránsito importante, los pasos a nivel de la ruta con las vías del ferrocarril,
etc. El gran incremento vehicular de los últimos años, junto con el crecimiento de los
asentamientos, tanto residenciales como comerciales en la zona noroeste de la ciudad
de Córdoba, y siendo este camino de acceso a la localidad de Saldán y otras ciudades
dormitorio aledañas a la Capital, resulta necesario esta Remodelación para aumentar
la capacidad de la via y poder satisfacer la demanda actual, mejorar los accesos, y
optimizar las condiciones de seguridad y confort para el usuario. Se considera que el
proyecto mejorará, junto con otras obras programadas, la comunicación de la zona, y
aumentará la fluidez del tránsito entre los polos de atracción que se generaron en la
misma en estos últimos años. El tratamiento del proyecto requirió de un desarrollo
especial, sobre todo la consideración de las pautas de planeamiento urbano que la
Municipalidad de Córdoba pretende dar al vasto sector por el que atraviesa la ruta.
Por lo tanto, se estableció un consenso técnico con las áreas específicas a efectos de
realizar la inversión vial más conveniente”.
Dicha obra fue iniciada en la gestión del ex gobernador Juan Schiaretti pero algunos
meses después se abandonó, hasta nuestros días.
Los vecinos del Centro Vecinal Bº Villa Quisquisacate han manifestado a través de
una nota enviada el 22 de junio que en diversas ocasiones y desde hace años el caos
vehicular es cada vez mayor ya que circulan autos, motos, colectivos urbanos e
interurbanos y hasta camiones de las empresas dedicadas a la construcción que se
desarrollan en la zona.
La zona mencionada es de gran afluencia porque circulan vehículos de localidades
como Va. Warcalde, Va. Allende, Saldán, Mendiolaza, Unquillo, entre otras.
El flujo de tránsito permanente, el deterioro del asfalto, carencia de veredas y
cordones cuneta, ponen en riesgo permanente a los niños, jóvenes y trabajadores que
esperan a la vera del camino el transporte público o que salen de la escuela.
Adjuntamos la carta enviada por los vecinos del Centro Vecinal de Bº Villa
Quisquisacate.
Por las razones expuestas solicito la aprobación del presente proyecto.
2) Proyectos Leg. Montero
Proyecto de Resolución Nº 11629 (21-05-13).
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
RESUELVE
Dirigirse al Poder Ejecutivo Provincial para que, en virtud de lo dispuesto por el
artículo 102 de la Constitución Provincial, informe en un plazo de siete (7) días sobre
los siguientes aspectos referidos a la muerte de un paciente internado en la sala 3 del
Hospital José Antonio Ceballos de la Ciudad de Bell Ville.
1.- Si tiene conocimiento de la muerte del Sr. de Carlos Alberto Tobares, de 39 años
de edad, oriundo de la ciudad de San Pedro Norte, ocurrida el martes 7 de abril en el
nosocomio.
2.- Desde cuándo se encontraba internado el Sr. Tobares. Con qué diagnóstico
psiquiátrico – psicológico ingresó el paciente al Hospital y cómo se encontraba previo
a su muerte.
3.- Si consta en la historia clínica padecimiento físico alguno. Remita copia de la
Historia Clínica.
4.- Si conoce que el paciente tenía en su poder veneno para ratas y cómo llegó esa
sustancia a sus manos.
5.- A qué hora y de qué manera el personal médico tomó conocimiento del hecho y
cuáles fueron las medidas tomadas.
6.- Si se dispuso la realización de Sumario Administrativo alguno.
FUNDAMENTOS
Sra. Presidenta:
La semana pasada otro hecho lamentable conmovió a la comunidad de Bell Ville
y a los ciudadanos de toda la provincia: una nueva muerte en el Hospital José
Antonio Ceballos dentro de uno de los pabellones psiquiátricos. Pero no nos
sorprende la muerte en sí misma sino el origen dudoso de esa muerte y las
características aún más dudosas que la rodean: en primer lugar, veneno para
ratas en manos del paciente fallecido. En segundo lugar, un paciente sano, según los
resultados de los estudios de rutina del hospital que constan de control de presión
arterial, frecuencia cardíaca y buena respiración, que vomita “un solo chorro”, entre las
17 y las 18 hs, con restos de “bastoncitos rosas”, según relatan los profesionales del
lugar y que podría relacionarse con una intoxicación. En tercer lugar, que la
Vicedirectora del Hospital, Dra. Cristina Merlo, haya comentado que Tobares murió de
una fibrosis pulmonar, siendo que los estudios de ese día no daban señales de
problemas respiratorios. Así, más y más incongruencias y desdichos circulan alrededor
de esta muerte, como de las otras sucedidas y denunciadas en estos dos últimos
años.
Carlos Alberto Tobares, era muy joven para morir por causas naturales, y muy
sano para morir por una fibrosis pulmonar que nadie había detectado antes. Tobares,
de tan sólo 39 años de edad era un paciente judicializado por el Juzgado Civil y
Comercial de Villa Dolores (no era un "penalizado"). Cuentan en el pabellón
psiquiátrico que estaba a cargo de su abuela hasta que ésta muere (su mamá tiene un
retraso mental). Era un hombre aparentemente sano, colaborador y hasta hacía
mandados. Deambulaba por todo el hospital y era conocido por juntar cosas en una
bolsa. Cosas que por lo visto nadie controló. Cosas que por lo visto no deberían haber
estado al alcance de su bolsa.
Las enfermeras del Hospital le colocaron un reliverán al paciente descompuesto y lo
llevaron a su cama, sin cenar. Para ese entonces, Tobares ya estaba tiritando.
Cerca de las 21. 30 hs (casi 4 horas después del vómito) dos enfermeros van a
limpiar a otro paciente a la sala y ven en la cama del frente a Tobares "muy pálido y
con la cabeza colgando...". Cuando se acercan lo ven moribundo, lo tratan de
reanimar pero ya era tarde. Murió sólo, sin ser atendido, sin ser revisado por los
médicos responsables de hacerlo. Murió siendo sano. O murió siendo enfermo pero
sin ser tratado. Murió como mueren y como viven los pacientes del Hospital de Bell
Ville.
Qué más tiene que pasar en Bell Ville para que el Gobierno haga lo que tiene que
hacer?
Por las razones expuestas, solicitamos la aprobación del presente proyecto.
Proyecto de Resolución Nº 11740 (28-05-13)
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
RESUELVE
Dirigirse al Poder Ejecutivo Provincial para que, en virtud de lo dispuesto por el
artículo 102 de la Constitución Provincial, informe en un plazo de siete (7) días sobre
los siguientes aspectos referidos a la muerte de un paciente internado en la sala 1 del
Hospital José Antonio Ceballos de la Ciudad de Bell Ville.
1.- Si tiene conocimiento de la muerte del Sr. de Capdevila, de 42 años de edad,
ocurrida el jueves 23 de mayo de 2013 en el nosocomio.
2.- Desde cuándo se encontraba internado el Sr. Capdevila. Con qué diagnóstico
psiquiátrico – psicológico ingresó el paciente al Hospital y cómo se encontraba previo
a su muerte.
3.- Si consta en la historia clínica padecimiento físico alguno. Remita copia de la
Historia Clínica.
4.- Si conoce que el paciente estaba atado a su silla de rueda con una sábana y que
los profesionales lo encontraron colgando de la silla con su pulóver sosteniéndolo de
su cuello.
5.- A qué hora y de qué manera el personal médico tomó conocimiento del hecho y
cuáles fueron las medidas tomadas.
6- Si se realizó una autopsia sobre el cuerpo del paciente, a que hora y cuáles son sus
resultados. Adjunte copia.
7- Si se dispuso la realización de Sumario Administrativo alguno.
FUNDAMENTOS
Sra. Presidenta:
No hay palabras para describir lo conmovedor, lamentable e indignante que
resulta tener que relatar una nueva muerte, otra, en el Hospital José Antonio
Ceballos dentro de uno de los pabellones psiquiátricos. Es la tercera muerte que
sucede desde que realizamos la denuncia sobre las condiciones del Hospital Bell Ville.
Es la tercera de muchas más que se sucederán si las autoridades no se toman en
serio su responsabilidad de funcionarios públicos y dedican de manera responsable el
tiempo y los recursos para mejorar la calidad de vida de los internos, las condiciones
edilicias y las condiciones de los profesionales en los psiquiátricos de Córdoba.
Kiuvic, Tobares y Capdevila. Éste último falleció el pasado 23 de mayo también
en condiciones dudosas: los profesionales del hospital lo habrían encontrado en la silla
de ruedas, “ahorcado” por su propio pulóver. Se afirma desde la Dirección del hospital
que el paciente falleció a raíz de un “paro cardíaco” Ahora bien, si Capdevila se asfixió
con su prenda es casi seguro que a partir de eso haya tenido un paro cardio
respiratorio. No tenemos conocimiento de que se haya efectuado la correspondiente
autopsia.
Kiuvic, Tobares y Capdevila. Son tres apellidos que para muchos quizás no
significan nada pero para quienes hemos recorrido las instalaciones de Bell Ville, para
todo el equipo de profesionales que allí trabajan y para los compañeros internos,
significan mucho. Kiuvic, Tobares y Capdevila son el resultado de abandono y el
horror que viven y padecen los desprotegidos por este gobierno, los que no
votan, los que no cortan calles, los que no tienen familia, los que no tienen voz.
Nos preguntamos en el pedido de informes anterior: “Qué más tiene que pasar en
Bell Ville para que el Gobierno haga lo que tiene que hacer?”. Evidentemente siguen
pasando cosas y seguirán pasando mientras las autoridades no se tomen en serio su
responsabilidad para con esta gente y para con la ciudadanía en general.
Por las razones expuestas, solicitamos la aprobación del presente proyecto.
Proyecto de Declaración Nº 11777 (03-06-13)
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
DECLARA
De Interés Legislativo la Jornada de Apoyo a la Sanción de la “La Ley de Fertilización
Asistida Nacional”. A realizarse en la ciudad de Córdoba el día 15 de junio del
corriente año.
FUNDAMENTOS
Señora Presidenta:
Esta Jornada, la cual está dirigida para Parejas con Trastornos
Reproductivos y al público en General, tiene como objetivo trasmitir que la infertilidad
afecta a mujeres como hombres y que el acceso a la Salud Reproductiva es un
Derecho, lo cual hace imperiosa la aprobación de la ley de Fertilización Asistida.
En dicha jornada disertarán el Prof. Natalio Kuperman, el cual está a cargo del
Departamento de Medicina Reproductiva de la Cátedra de Ginecología de la Facultad
de Ciencias Medicas
de la Universidad Nacional de Córdoba, el Dr. Daniel Quinteros y pacientes con
trastornos reproductivos.
Invitan a esta actividad la Universidad Nacional de Córdoba, las
organizaciones Abrazo por la Vida y Súmate Córdoba y la Sociedad Argentina de
Endocrinología Ginecología y Reproductiva. La cual será en el Hospital Nacional de
Clínicas de esta Ciudad.
Esta iniciativa es una instancia más del compromiso inclaudicable con la lucha que
tienen estos hombres y mujeres para lograr que esta ley se apruebe.
Para eso es necesario que la Honorable Cámara de Diputados de la Nación
sancione de manera urgente la Ley de Fertilización Asistida, la cual ya cuenta con
media sanción de la Cámara de Senadores.
Compartimos con Usted la carta enviada a los Diputados por la organización Abrazo
por La Vida.:
At.: Sres/as Diputados/as.
S/D
Ante todo nos presentamos somos Abrazo x Dar vida una agrupación de pacientes
auto-convocados, que salimos a la calle a reclamar por una ley nacional de
fertilización asistida por el derecho a formar una familia.
Desde nuestra agrupación apoyamos este proyecto de ley porque creemos que
respeta el derecho de igualdad y la no discriminación, basados en el texto que cuenta
ya con media sanción de diputados que en su art 7, no se hace referencia alguna a
tope etario, dando cobertura a toda persona mayor de edad, cubriendo las técnicas de
baja y alta complejidad y sin distinción socio económica.
En nuestro país se realizan tratamientos de fertilización asistida desde los años 80 y
hasta el día de hoy siguen sin regulación dichas técnicas, cayendo en un vacío legal
en su aplicación.
Por estadísticas se estima que se realizan en nuestro país alrededor de unos 10.000
tratamientos anuales, de los cuales unos 800 son técnicas de donación de gametos
(óvulos)
Como no contamos con una ley de fertilización asistida, muchas personas no pueden
acceder a estas técnicas debido a sus altos costos económicos que oscilan de
$15.000 a $40.000 cada intento, considerando que un intento no garantiza el resultado
esperado de un embarazo, y se deben efectuar varios procedimientos. Cabe destacar
que las prácticas médicas, y los medicamentos (muy costosos también) no son
cubiertos por el sistema público de salud, obras sociales o medicina prepaga.
Es decir la No sanción de esta ley impide a quienes no tiene los medios económicos
poder acceder a los tratamientos convirtiéndolos así en un privilegio para una minoría,
cayendo en una clara violación al derecho a la salud y los derechos sexuales y
reproductivos, como al principio de igualdad y no discriminación. Principio que son
derechos humanos básicos.
La OMS define en su constitución al Derecho a la Salud como el estado de bienestar
físico, psíquico y social y no solo a la ausencia de enfermedad y define la Salud
Reproductiva como estado completo de bienestar físico, mental y social en los
aspectos relativos a sexualidad y reproducción en toda etapa de la vida, esto implica
que las personas tengan una vida sexual segura y la capacidad de tener hijos y la
libertad de tenerlos cuando y en la frecuencia que deseen.En cuanto al Derecho a la Salud y a la Igualdad y No Discriminación, la
Constitución Nacional en su artículo 16 establece el principio de igualdad formal y en
forma implícita el de no discriminación. Este último se encuentra consagrado de forma
explícita en los tratados internacionales de derechos humanos incorporados al sistema
jurídico argentino en el art. 75 inciso 22.
Declaración Universal de derechos Humanos en su art 7 dice: “Todos son iguales
ante la ley, todos tienen derecho a la protección contra la discriminación”.
Así mismo, el art. 19 de nuestra constitución establece el derecho a la autonomía de la
voluntad, en tanto derecho fundamental a llevar a cabo el propio Plan de Vida.
Con respecto a la legislación nacional citamos la ley 25673 de Creación del Programa
de salud Sexual y Procreación Responsable, que recepta la manda constitucional de
igualdad ante la ley y no discriminación, el derecho a la salud y la salud reproductiva
como derechos humanos básicos.
Por todo lo anteriormente expuesto es que solicitamos la aprobación del presente
proyecto de ley. Porque cada día que se retrasa la sanción de esta ley, son muchos
los hombres y mujeres de nuestro país que pierden para siempre la oportunidad de
ejercer el derecho a ser padres, discriminándolos por su condición social y económica,
obligándolos a abandonar su sueño de formar una familia.
Destacamos que el presente proyecto Da COBERTURA a las Técnicas de
Reproducción Humana Asistida (TRHA) no teniendo relación directa con los temas
pendientes en la reforma del código civil y comercial en tratamiento.
Y teniendo conocimiento de que los tiempos biológicos son muy distintos a los tiempos
legislativos solicitamos que se trate este proyecto en “PLENARIA DE COMISIONES”
como se hiciera 14 de junio de 2012. Para acelerar la llegada al recinto de la Cámara
de Diputados y no correr riesgos de que pierda “Estado Parlamentario”
Por las razones expuestas es que solicitamos la aprobación del siguiente proyecto.
3) Intervenciones Parlamentarias.
Intervención del 15 de mayo -
Sra. Montero.- Señor presidente: en nombre del bloque del Frente Cívico vamos a
adherir al beneplácito propuesto por el legislador De Loredo y básicamente nos
hacemos eco de alguna palabra que dijo el legislador en relación a que esta obra de
teatro nos interpela, es decir, nos cuestiona acerca de nuestro posicionamiento, en
este caso como legisladores de la Provincia de Córdoba en relación a un tema que a
treinta años de la democracia aún no podemos saldar.
En ese contexto, como nos interpela y nos parece que el beneplácito está muy bien,
además de asumir el compromiso de dar un espacio para que la obra se lleve a cabo,
sería oportuno, interesante y justo que esta Legislatura asuma un compromiso mucho
más profundo que un beneplácito -que es necesario pero no suficiente- para poder
garantizar los derechos humanos de los ciudadanos y ciudadanas a los que hace
referencia la obra.
En ese sentido, el bloque del Frente Cívico ha sido autor en su momento de la Ley
Provincial de Identidad de Género, y también nos parece, en esto de interpelarnos,
que deberíamos asumir el compromiso todos los que estamos sentados en estas
bancas para que de una vez nos pongamos a discutir seriamente el nefasto Código de
Faltas, que una y otra vez ponen a los ciudadanos y ciudadanas en situación de riesgo
y expuestos al accionar discriminatorio de una Policía que los persigue. En ese
contexto, nos parece que más allá del beneplácito sería oportuno e interesante que
demos de una vez para siempre este debate. En tal sentido, adherimos al beneplácito,
mucho más allá de la obra.
Gracias, señor presidente. (Aplausos).
Sr. Presidente (Alesandri).- Tiene la palabra la señora legisladora Montero.
Sra. Montero.- Gracias, señor presidente.
En verdad, este pedido de informes es tan sencillo, tan simple de responder,
que no encontramos las razones por las cuales el Poder Ejecutivo no puede contestar.
El pedido hace referencia al Comisario Pablo Márquez, que revista en la Policía de la
Provincia de Córdoba. La primera pregunta de ese pedido es: ¿desde qué momento el
Comisario era el responsable de la Comisaría de la ciudad de Pilar?; la segunda: si el
mencionado Comisario Márquez se encuentra absuelto de la causa judicial “coacción y
abuso de autoridad” que se tramita ante la Fiscalía Distrito I Turno IV a cargo del
Doctor Pablo Molina, y, en caso de encontrarse aún imputado –decíamos en ese
momento-, explique las razones por las que el mencionado está al frente de una
dependencia policial. En el tercer punto solicitamos que se nos comunique a esta
Legislatura la situación del Comisario Márquez ante el Tribunal de Conducta Policial.
Este pedido de informes se origina en una situación previa, del día 17 –o 18,
creo- de marzo de 2013, en donde la Jueza de Control en Juventud y Adolescencia de
Río Segundo, María de los Ángeles Palacio de Arato, hace lugar a un hábeas corpus
presentado por el ciudadano Luis Emiliano Rodríguez. En esa resolución refiere
responsabilidad en las Comisarías de Pilar y de Río Segundo con relación a
hostigamiento y detenciones arbitrarias por parte de la policía a este ciudadano.
En ese momento, y en esa resolución, la jueza les pregunta que hicieron caso
omiso a una recomendación que ella misma había hecho en noviembre de 2012 para
que cesen ese tipo de acciones.
En ese contexto, interiorizándonos sobre qué pasaba en estas comisarías que
había determinado una resolución de la Jueza de Control, nos damos con la sorpresa
de que quien estaba a cargo de la Comisaría de Pilar, quien hasta el día de ayer
estaba a cargo o al menos eso parece –salvo que hoy le hayan dado el pase a otra
dependencia o lo hayan suspendido- es el Comisario Pablo Márquez.
En el día de ayer llamé a la Comisaría de Pilar, pedí que me comunicaran con
el Comisario Márquez y se me comunicó que había salido, que regresaba en media
hora –esto es lo que me comunicaron ayer, siendo legisladora de la Provincia.
La situación es que el Comisario Márquez, en un hecho de destacar por parte de la
Justicia de Córdoba, estaba imputado –y hoy su causa está elevada a juicio por parte
del Fiscal Pablo Molina- en un hecho lamentable que venía sucediendo y que fue
denunciado, en su momento, por una subalterna del Comisario Márquez, Natalia
Zárate, Oficial Subinspectora del Distrito comandado en su momento por Márquez. En
noviembre de 2011, Natalia Zárate denunció que era amenazada y obligada por
Márquez a realizar detenciones arbitrarias a los efectos de subir las estadísticas de las
detenciones.
Dice Natalia Zárate, en su declaración ante la Justicia: “quiero ser protagonista
–le decía Márquez en una reunión de enero de 2011–, estoy avalado por mis
superiores y pienso dedicarme a hacer números. Así que necesito que las patrullas me
empiecen a traer detenidos, con o sin causa”, En ese momento Márquez era Jefe de la
División del Comando de Acción Preventiva 8. Estas denuncias de Natalia Zárate
fueron después confirmadas por otros 3 suboficiales subalternos y ratificadas en Sede
Judicial por más de 10 subalternos a los que Márquez obligaba a detener gente
arbitrariamente para subir las estadísticas.
Con posterioridad a las denuncias llevadas adelante por Natalia Zárate y por el
resto de los suboficiales, es necesario decir que sufrieron por parte de la fuerza policial
innumerables presiones, traslados, motes de “traidores” y hostigamiento por haberse
atrevido a denunciar a un comisario abusador de su uniforme y de su responsabilidad
frente a la sociedad.
En ese momento, cuando se hacen las denuncias, la Fiscal Dolores Romero
Díaz –que estaba reemplazando momentáneamente al Fiscal Pablo Molina– decide la
imputación por los delitos de coacción y abuso de autoridad, reiterados, que finalmente
queda a cargo del Fiscal Pablo Molina.
Según el Tribunal de Conducta de la Policía de la Provincia –no tengo la
precisión pero según me informaron telefónicamente– habría estado suspendido por el
plazo de 6 meses el Comisario Márquez, pero parece ser que la ansiedad de tener que
esperar las resoluciones judiciales apuró los tiempos de la Policía de Córdoba y
Márquez fue premiado al poco tiempo y designado a cargo de la Comisaría de Pilar
donde, casualmente, se produjeron estas nuevas detenciones arbitrarias.
En el momento que presentamos el pedido de informes, Márquez estaba
imputado, pero el día 19 de abril su causa fue elevada a juicio, es decir que la Fiscalía
entendió que había suficientes elementos de prueba de una conducta dolosa que
ponen al Comisario Márquez en este abuso de autoridad y coacción.
Más allá de lo lamentable de que un comisario de la Provincia haya incurrido
en este delito, fíjese, señor presidente, que hay un dato llamativo y es que a posteriori
de la desafectación de Márquez del CAP, que tenía una estadística de 470
detenciones, se bajó a 150 detenciones, lo que nos da la medida de la manipulación y
la arbitrariedad con que el comisario Márquez se manejaba. Independientemente del
mal accionar de un particular –porque nunca una institución puede estar exenta de
tener entre sus miembros a personas que abusen de su autoridad o de la autoridad
que les da el Estado–, lo que es lamentable es la falta de resolución o actuación, y no
solamente eso, sino también la premiación que la Policía de la Provincia ha hecho a
Márquez sabiendo que estaba imputado y que su causa aún no se había elevado a
juicio. Lo lamentable es que se premie a un comisario, que está imputado y tiene una
causa iniciada, poniéndolo al frente de una comisaría y que, aun habiendo sucedido
los hechos referidos, no se lo haya separado de su cargo.
La respuesta al pedido de informes hubiese sido simple, señor presidente, y el
Gobierno de Córdoba tiene que acostumbrarse a que es necesario que responda los
pedidos de informes porque no hacer lo que la Constitución le ordena pone en
cuestión la propia institucionalidad de la Provincia.
Traer hoy este pedido de informes a este recinto tiene que ver, en definitiva,
con la posibilidad de esclarecer, a la fecha, habiendo sido elevada a juicio la causa
contra el comisario Márquez, cuáles son las acciones que han sido dispuestas por
parte de la Policía de la Provincia de Córdoba, por qué continuó poniéndolo al frente
de la Comisaría de Pilar, cuáles fueron las acciones que llevó adelante el Tribunal de
Conducta Policial y cuál es la situación de la causa, aunque no necesitamos que este
último punto nos lo conteste el Poder Ejecutivo porque ya han hecho lo propio la
Justicia y los medios de comunicación.
En este contexto, en virtud de la gravedad de lo sucedido y teniendo presente
que no se registran antecedentes de un comisario imputado por este tipo de delitos,
con una causa elevada a juicio, planteamos en este recinto la necesidad de aprobar el
presente proyecto.
Nada más.
Sr. Presidente (Alesandri).- Tiene la palabra el señor legislador Gutiérrez.
Sr. Gutiérrez.- Señor presidente: la legisladora preopinante dijo que hubiese sido muy
simple contestar este pedido de informes y que no entiende las razones por las cuales
el Ejecutivo no lo hizo por la vía que ella reclama. Efectivamente, señor presidente, es
muy simple contestar este pedido de informes porque trae a este recinto, una vez más,
la discusión sobre cuestiones centrales como el precepto constitucional según el cual
toda persona es inocente hasta que se pruebe lo contrario, y el comisario Pablo
Márquez pareciera tener –según se desprende de lo expresado por la legisladora
preopinante– una categoría distinta con relación al funcionamiento de la Justicia y a
los principios consagrados en la Constitución.
Si Pablo Márquez, en vez de ser un empleado de la Policía de la Provincia de
Córdoba fuese un trabajador de cualquier empresa, ¿la legisladora preopinante
adoptaría el mismo criterio que ahora?, ¿actuaría como acaba de hacerlo,
prácticamente como una fiscal de instrucción que ha relatado y dado por probada una
acusación que, en todo caso, tiene que resolver un Poder distinto a éste, que es la
Justicia?
La fobia del Frente Cívico a la aplicación del Código de Faltas y,
fundamentalmente, al personal policial se encuentra claramente expresada, una vez
más, en este pedido de informes. El comisario Pablo Márquez está bajo investigación
judicial y el Tribunal interviniente no ha tomado ninguna medida coercitiva en su
contra; sólo ha sido objeto de citaciones, habiendo comparecido a todas ellas.
También es cierto que está bajo investigación administrativa, a cargo del Tribunal de
Conducta Policial, sin que actualmente pese sobre él ninguna medida preventiva.
Es cierto que el comisario Márquez ha sido apartado de su cargo y es absolutamente
una mentira que siga estando en la Comisaría de Pilar; la Jefatura ha dispuesto
otorgarle las licencias anuales que tuviera pendientes y es así que desde el 1º de
febrero de 2011 ha permanecido licenciado hasta el 1º de febrero de 2013, no
existiendo ninguna otra medida administrativa que tomar. Repito, rigiendo el principio
de inocencia ha sido trasladado fuera del ámbito al que hizo referencia la legisladora y
fue ubicado en una oficina administrativa donde se desempeña encargándose de la
División Logística de la Unidad Regional de la Departamental Río Segundo.
Por eso, este pedido de informes es muy simple de responder; si no se tiene el
prejuicio, si no se tienen estas fobias que se expresan permanentemente, si se adhiere
al principio de inocencia al que hice referencia, es muy simple contestar este informe y
por eso lo estamos haciendo en el recinto.
Por lo tanto, en nombre del bloque de Unión por Córdoba, solicito el archivo
definitivo del pedido de informes.
Gracias, señor presidente.
Sr. Presidente (Alesandri).- Tiene la palabra la señora legisladora Montero.
Sra. Montero.- Señor presidente: la verdad es que, quizás por no ser abogada,
desconozco -al decir del legislador preopinante- cuestiones del Derecho, pero algunas
he intentado leer y, además, me asesoran los abogados de mi bancada.
Sin embargo, señor presidente, este principio al que hace referencia y que
conocemos aún los más ignorantes del Derecho, que toda persona es inocente hasta
que se pruebe lo contrario, no es lo que está en discusión en este recinto; lo que está
en discusión es que no estamos hablando de un empleado de una fábrica o de una
empresa, estamos hablando de un funcionario de alto rango de la fuerza policial de la
Provincia de Córdoba; estamos hablando de alguien que debe ejercer con su ejemplo
la autoridad que le confiere el Estado para desempeñarse en la fuerza policial. No es
lo mismo ser empleado de una empresa privada que ser un alto funcionario con rango
y responsabilidad, y tan es así, señor presidente, que dentro de los empleos públicos
la fuerza policial es la única que no tiene estabilidad asegurada y está sometida a
regímenes especiales, justamente por la responsabilidad que tiene; o sea que no
estamos hablando de un empleado de una fábrica privada.
La verdad es que la última intervención del legislador preopinante, si no fuera por la
gravedad movería a risa; decir que la medida que se ha tomado con un funcionario
acusado de coacción y abuso de autoridad es haberle dado las vacaciones es lo
mismo que decir: “váyase a descansar y después vuelva”; en verdad, es lamentable.
Decir, además, que ahora se lo ha desplazado de su función y que está nada más ni
nada menos que en Logística es, en verdad, hacer una defensa que es mejor no
ejercerla.
En definitiva, señor presidente, que se quede tranquilo el legislador preopinante,
porque si traemos estos temas a este recinto no es por fobia sino por responsabilidad
funcional, mal que le pese al legislador preopinante; y si había tanta facilidad, porque a
esto también nos está acostumbrando el bloque de la mayoría, a que no contestan un
solo pedido de informes y vienen al recinto a contestar lo que no son capaces de
contestar por escrito, entonces, si es tan fácil, de ahora en más les pedimos que
contesten por escrito y que además, en el caso puntual, le digan a la sociedad que la
Policía de la Provincia de Córdoba toma medidas ejemplificadoras, porque tampoco
conocemos cuál ha sido la actuación en cuanto a conducta policial, más allá de las
vacaciones.
Nada más.
Proyecto N 11058 -Bloque.
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
RESUELVE
Dirigirse al Poder Ejecutivo Provincial en los términos del artículo 102 de la
Constitución Provincial para que, a través del Ministerio de Seguridad, en un plazo de
7 días de recibido el presente INFORME:
1) Desde qué fecha el Comisario Pablo Márquez reviste como responsable de la
Comisaría de la Ciudad de Pilar.
2) Si el mencionado Comisario Pablo Márquez se encuentra absuelto de la causa
judicial “Coacción” y “abuso de autoridad” que se tramita ante la fiscalía Distrito I Turno
IV a cargo del Dr. Pablo Molina. En caso de encontrarse aún imputado, explique las
razones por las que el mencionado está al frente de una dependencia policial.
3) Cuál es la situación ante el Tribunal de Conducta Policial del Comisario
Márquez.
FUNDAMENTOS
Señora Presidenta,
“Nos hace detener a personas por más que no haya
razones…”, “sentí miedo, vergüenza, me sentí amenazada y humillada…”, “nos decían
que trajéramos a cualquier salame”, “él quería detenidos, no quería que le trajéramos
ni motos, ni bicis, ni autos menores secuestrados porque no le sumaban para la
numeraria que le pedía la superioridad”, son algunos de los relatos de aquellos
oficiales que bajo el mando (y amenaza) del oficial Pablo Márquez, debían realizar
detenciones arbitrarias por “merodeo” primero y por “escándalo público”, luego.
Corría noviembre del 2011 cuando el diario La Voz del Interior publica “Una
policía denuncia detenciones ilegales”, donde reproducen el testimonio de una agente
N (cuya identidad fue revelada posteriormente como Natalia Zárate – oficial
subinspectora del distrito comandado por Márquez) que relata cómo eran amenazados
por el Jefe de Distrito para cumplir con las estadísticas de detenciones. “Quiero ser
protagonista. Estoy avalado por mis superiores y pienso dedicarme a hacer números,
así que necesito que las patrullas me empiecen a traer detenidos, con o sin causa”, les
dijo en una reunión de enero del 2011, según recuerda uno de los sargentos que
apoyó la denuncia de Zárate.
Las denuncias hacia el ex Jefe de División del Comando de Acción Preventiva
(CAP) VIII, Pablo Márquez, realizadas por tres de sus oficiales subalternos (Natalia
Zárate, ayudante César Jesús Calvo y el oficial Inspector Fernando Soler), y según
relatan los medios de Córdoba en las fechas consecutivas, desembocaron en las
fiscalías del Fiscal Carlos Matheu, luego de la fiscal Dolores Romero Díaz (que estaba
reemplazando al Fiscal Pablo Molina), quien decidió en febrero del 2012 imputar al
Comisario por los delitos de coacción y abuso de autoridad reiterado; quedando
finalmente en la Fiscalía a cargo de Pablo Molina. Estas denuncias, así como el relato
de los posteriores 13 testigos en la causa (que fueron tildados de “traidores”),
sucedieron en medio de las críticas y cuestionamientos al Código de Faltas y su figura
del “merodeo”, que según relata el diario La Voz del 17 de febrero del 2012, el Colegio
de Abogados describió como “es cuanto menos vaga y ambigua, lo cual viola
gravemente la obligación de todo Estado de Derecho consistente en describir con la
máxima taxatividad y precisión empírica posible las formulaciones legales”. Así,
interpretamos también que la figura del merodeo sirvió y sirve como herramienta de
respaldo para sumar un numerito más en las estadísticas de detenciones a inocentes
que por ser los más vulnerables dentro del sistema o por no tener acceso al poder
legal para defender sus derechos y libertades, se ven obligados a ser parte de esa
cifra que timonea el accionar de la Policía de Córdoba violando no sólo el derecho de
los ciudadanos sino, también, de los agentes de la Policía que amenazados y/o
premiados al mejor estilo Mc Donalds con una foto colgada junto a la cantidad de
detenciones quién sabe bajo qué condiciones y justificativos, deben acudir a los
medios (una vez más) a la Justicia y a abogados particulares para poder cumplir con
sus deberes y funciones de ser quienes aseguran el bienestar de los cordobeses.
“como el merodeo estaba muy quemado, ya que todo el mundo y la prensa misma
hablaba de eso todo el tiempo, la recomendación era inventar la figura del escándalo
que era otra de las más fáciles”, declaró otros de los declarantes al diario Día a Día del
10 de mayo del 2012.
Otro dato que surge de las declaraciones de los agentes afectados por este
modus operandi del oficial Márquez, y en palabras del abogado de Natalia Zárate, el
Dr. Carlos Nayi; es que “los testigos de la causa dijeron que los superiores tenían
conocimiento…”, en referencia a las amenazas y castigos por no cumplir con la
cantidad de detenciones necesarias, repetimos, bajo cualquier fundamento, para llegar
a las cifras deseadas. Además, y según relata el Dr. Carlos Nayi en los medios, luego
de hacerse públicas las denuncias, los agentes que actuaron de denunciantes,
testigos o que no aceptar acatar las órdenes del Jefe de Distrito, fueron trasladados
como “una clara actitud de represalia”.
Sra. Presidenta, el Comisario Pablo Márquez, imputado por el delito de “abuso
de autoridad” y “coacción” se encuentra desempeñándose como Comisario de la
ciudad de Pilar y tal como se me confirmara en el día de ayer desde la misma
departamental de Río Segundo. Éste agente policial que amenazó a sus pares, que
instó a la detención de personas sin causa bajo el manto del Código de Faltas y bajo
procedimientos no ajustados a la ley, que castigó con recarga horario y humillaciones
a quienes no cumplieses con sus dictámenes para poder mostrar los resultados falsos
a sus autoridades, que fue removido de su cargo en la CAP ante las denuncias de sus
subordinados, éste mismo oficial, es hoy quien comanda la Comisaría de Pilar, con
oficiales a su cargo y con la seguridad de los vecinos de esa localidad en sus manos.
Un hombre imputado, investigado y con una causa abierta, es quien vela por la
seguridad y bienestar de nuestros vecinos. Repito: IMPUTADO por detenciones
arbitrarias para elevar las estadísticas policiales.-
Por las razones expuestas solicito la aprobación del presente proyecto.
Intervención del 30-04-13
Sra. Montero.- Señor presidente:en nombre del bloque del Frente Cívico y
entendiendo que hay dos proyectos que se han compatibilizado y es lo que
aprobamos, quiero solicitarle que disponga la manera de que las declaraciones
emanadas de esta Legislatura lleguen al propietario del Boliche Miix, involucrado en
esta circunstancia.
Sr. Presidente (Alesandri).- ElSecretario Legislativo toma nota y va a notificar al
propietario de ese establecimiento.
Continúa en el uso de la palabra legisladora.
Sra. Montero.- Señor presidente:muy poco para agregar y a los efectos de no hacer
una revisión en términos dela legislación sería muy importante poner en tratamiento de
esta Legislatura un proyecto de autoría del legislador Cid, no recuerdo el número, por
el cual adhiere a la Ley 26.370, que establece las reglas de habilitación del personal
que realiza tareas de control de admisión y permanencia de público en general,porque
esa ley es muy específica respecto a cuáles son las condiciones que debe reunir y
cuáles son las faltas que se cometen en relación a circunstancias como l as que
hemos vivido; así se pondría a la Provincia en una situación de mayor resguardo
hacia personas que han visto vulnerados sus derechos, por lo cual sería una iniciativa
interesante desde el punto de vista legislativo.
Todos los medios, toda la población se ha expresado a partir de lo que ha
sucedido; por ello, para dotar de un poco de humanidad la situación que han vivido los
jóvenes que fueron el día sábado a bailar y que fueron discriminados, se me ocurrió
traer al recinto la letra de una canción que es de Ciro y Los Persas, que dice:
“En estos tiempos de oquedad, de oscuridadiluminada,
de distracción a perpetuidad, de imbecilidad tan programada.
Aunque no encuentres la voz, aunque te paguen con platos
de arroz, aunque te asustes y puedas caer, la dignidad no se pierde sabés.
No estás aquí para pasar sin que te vean, que carajo!
Si ser lo mismo es virtud, vos sabés bien que también es quietud,
si anda rondando la felicidad, no tengas tanto temor de cambiar.
Vas a bailar como si fuera la última noche.
No sos un mueble en un rincón o sólo un número en un legajo.
Te quiero oír respirar, quiero abrazarte y sentirte vibrar,
no hay que viajar a otra dimensión
para escuchar lo que suena mejor dentro tuyo.
Vas a bailar como si fuera la última noche,
vas a bailar como si nadie te estuviera viendo,
vas a bailar porque no hay otro que este momento”.
A los propietarios del boliche Miix habría que decirles que, a pesar de ellos,
estos jóvenes van a bailar.
Nada más, señor presidente.
LA LEGISLATURA DE LA PROVINCIA DE CÓRDOBA
DECLARA:
Su más enérgico repudio por la discriminación sufrida por quince jóvenes con
Síndrome de Down pertenecientes al Grupo Amistad, el día sábado 27 de abril por
parte del personal del boliche denominado Mix, sito en calle Larrañaga 115 de Barrio
Nueva Córdoba de esta ciudad.
FUNDAMENTOS
El fundamento de este proyecto no requiere explicación ni mayor argumento que
simplemente mencionar lo ocurrido: el boliche Mix de Barrio Nueva Córdoba ha
discriminado a un grupo de jóvenes con Síndrome de Down, no permitiéndoles el
ingreso al mismo en razón de su discapacidad.
Desde este Bloque y estamos seguros que nos acompañarán todos los otros Bloques
y la Sociedad en su conjunto, repudiamos enérgicamente este hecho cruel y
bochornoso ya que tamaña aberración en este siglo no puede ser permitida.
Solicitamos la aprobación del presente Pedido de Declaración.
Intervención 22 de mayo. Tema Dante Heredia y cámaras en las Guarderías.
Sra. Montero.- Señor presidente: en nombre del bloque del Frente Cívico vamos a
adelantar nuestro voto negativo a esta solicitud del legislador Dante Heredia,
precisamente porque hemos sido los que, hace un poco más de una semana,
presentamos una denuncia penal que involucra al legislador.
La semana pasada pedimos que se inicie la instancia de juicio político al entonces
Ministro Dante Heredia, y argumentábamos en esa sesión que no estábamos
dispuestos tampoco a que el Ministro -legislador- ocupara su banca. En esa misma
línea de pensamiento, entendemos que el legislador Dante Heredia ha incurrido en
indignidad, tal como lo prescribe la Constitución de la Provincia de Córdoba, y hemos
aportado los fundamentos del pedido de juicio político en relación a su mal desempeño
como Ministro; por lo tanto, entendiendo que existen causales suficientes, para lo que
prescribe la Constitución de la Provincia, nos parece que esta Legislatura debe darle
un mensaje claro a la sociedad: el legislador Dante Heredia no puede pedir licencia,
como si fuera un acto de benevolencia de él, para someterse a lo que naturalmente
está sometido, tal cual lo acaba de decir el legislador García Elorrio, pues no tiene
fuero para no someterse a la Justicia.
El día lunes ingresamos a esta Legislatura, y está con un pedido de tratamiento
sobre tablas un proyecto de este bloque que revoca la licencia otorgada como Ministro
que suspende al legislador Dante Heredia y crea una comisión investigadora en el
seno de esta Legislatura para que evalúe si el legislador Heredia incurrió en la causal
de indignidad que prevé el artículo 99 de la Constitución.
En este contexto, nos parece que si no es así el mensaje es confuso y
queremos hacerle creer a la sociedad que una persona de bien deja esta banca para
someterse a la Justicia. De todos modos se tiene que someter.
Lo que acá tiene que estar en discusión es si esta Legislatura considera que
existen las causales que prevé la Constitución para que el señor Heredia esté sentado
en la banca, y es la Legislatura la que le debe ponerle límites al legislador Heredia y
no la voluntad del legislador Heredia ponerles límites a las facultades de esta
Legislatura.
Por esta razón, sostenemos que es inadmisible pero, además, después de
haber leído los fundamentos de la solicitud de la licencia que refieren a su principio de
inocencia, entendemos que ha incurrido en faltas graves para un legislador de la
Provincia de Córdoba, por lo que mucho menos nos parece que sería posible aprobar
por parte de este bloque el pedido de licencia.
Así que con el rechazo al pedido de licencia, solicitamos que, de manera
conjunta, se ponga en consideración el proyecto 11658, que promueve la separación
del cargo de legislador y la conformación de una comisión investigadora.
Nada más.
Sra. Montero.- Perdón, presidente, pero como se va a poner en consideración por la
afirmativa o la negativa, queremos que quede constancia en el Diario de Sesiones el
voto negativo del bloque Frente Cívico.
Segunda Intervención.
Sra. Montero.- Gracias, señor presidente.
En verdad, este proyecto -que nos parece que no es tan central en algunos aspectosha convocado al bloque que presido a una discusión, a un debate sobre los alcances
del proyecto, inicialmente presentado por el legislador Busso.
La primera consideración que me parece importante remarcar es que este despacho
difiere sustancialmente de aquel primer proyecto que, a nuestro criterio, avanzaba
peligrosamente sobre cuestiones que tenían que ver con la protección de los niños y
niñas y de los ancianos.
Ese debate que, como en toda fuerza política plural, se zanja en el seno de la
discusión democrática del bloque, ha llevado, aun sin estar plenamente convencidos
de los argumentos a favor de esta ley, a que tomáramos la decisión política de
acompañar el proyecto en cuestión.
En primer lugar, quisiera hacer referencia a dos circunstancias que parece que tienen
que ver con la forma pero, en realidad, hacen al fondo del debate parlamentario, en
razón de que uno de los cuestionamientos que tenemos sigue siendo la poca
capacidad de consulta y de debate que, frente a determinadas leyes, impera en el
seno de esta Legislatura.
Por voz de los legisladores que representan al Frente Cívico en la comisión,
solicitamos la presencia o consulta de distintos órganos sociales y de regulación
profesional, como los Colegios de Psicólogos, de Trabajadores Sociales y de
Psicopedagogos; ninguno de ellos fue consultado. Tampoco fueron consultados el
Colectivo por los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, la Comisión municipal
que entiende en materia de niñez, el Colegio de Abogados, el propio Poder Judicial al
que se involucra, la propia autoridad de aplicación.
Por eso cuando el legislador preopinante hace referencia a las consultas, las mismas
han sido en el seno de la Legislatura y pocas han habido por lo menos públicas, por
fuera de las consultas internas .
También es cierto que hemos propuesto, en ese contexto de consultas, algunos
aportes y algunas modificaciones, sobre todo entendiendo que existe una voluntad
política de aprobar la ley, entonces, tenemos la obligación de tratar de mejorarla al
extremo que nos permita decir que están garantizados los derechos de los niños y
niñas y de los ancianos.
En cuanto al debate de fondo, –y esto tiene que estar claro- el legislador
Gutiérrez decía: “todos coincidimos en el diagnóstico”, pues bien, quizá sí, pero
considero que quizá sean éstas las oportunidades en las que tenemos que discutir qué
nos pasa como conjunto social, que cada vez estamos más inmersos en una ola de
violencia, en una ola de desconfianza en donde la respuesta del Estado se limita a una
mirada de control social, al estilo de lo que Foucault describia como “panóptico”,
donde la mirada es la que promueve o desaprueba la conducta social, la mirada de
otro que nos vigila y que nos controla. Y esto en verdad nos tiene que interesar como
sociedad.
Decíamos hace un rato que Argentina y Córdoba tienen un alto índice de niños
sobrediagnosticados con lo que se conoce como TDH -Trastorno de Déficit de
Atención e Hiperactividad-, que tiene su esencia más profunda en la constitución
familiar y social. Sin embargo, la respuesta que la mayoría de las veces aplicamos
como sociedad es la famosa pastillita de ritalina, envenenando a nuestros niños,
porque esa es la salida más rápida, la más barata y la menos comprometida, ya que
no nos obliga a interpelarnos como familia y como sociedad acerca de por qué
nuestros niños están hoy medicados a edades muy tempranas.
Traigo esto porque las cámaras de seguridad en los jardines maternales tienen
algo de esto, de una intención casi mágica de poder revertir una situación social que
se expresa en estos lugares, y ante la que no atinamos como Estado a dar respuestas
de fondo que tengan que ver, por ejemplo, con la creación de más gabinetes
interdisciplinarios, que tengan que ver, por ejemplo, con requisitos mucho más
estrictos desde la valoración de quienes ingresan allí a trabajar y no simplemente con
un certificado que diga que alguien está apto para desempeñarse laboralmente. Digo,
trabajar con niños y ancianos requiere cualidades y condiciones especiales que deben
ser evaluadas muy rigurosamente.
Esta normativa pareciera que viene a consagrar que la resolución de los
conflictos o la aparición de los mismos se prevé con un mayor control por parte del
Estado. En verdad, creemos que esa no es la solución. Me parece acertado cuando el
legislador Gutiérrez decía en un acto de honestidad: “sabemos que esto no es la
panacea”. La verdad es que no solamente no es la panacea sino que debe servirnos
como puntapié para discutir lo otro que tiene que ver con todas estas cuestiones a las
que hacemos referencia de por qué el Estado no pone en funcionamiento mecanismos
más humanitarios y más democráticos para que esto no suceda.
No obstante estas consideraciones, entendemos que se ha mejorado
sustancialmente esta suerte de “gran hermano” que proponía el proyecto original en el
que con un código, cualquiera se podía ingresar a través de Internet a observar lo que
sucedía en una guardería. Hoy se ha acotado bastante –y no voy a extenderme en lo
que ha manifestado el legislador Gutiérrez– en lo que se refiere al artículo 7º del
despacho que estamos tratando; se ha incorporado la sugerencia del consentimiento
por parte de los trabajadores y de los padres, tutores o curadores, como también se
deja constancia de quién es la responsabilidad –porque si no, la responsabilidad
recaía sobre los directores o los docentes– de que la ley se cumpla, que será de
quienes tienen a su cargo la habilitación, es decir los dueños y, en todo caso, del
Estado, este último al poner vigilancia en los lugares que haga falta.
Fíjense que tampoco podemos dejar de mencionar que sería interesante que el
Estado dé el ejemplo en relación a controlar aquellos lugares donde se vulneran
derechos; sería interesante, por ejemplo, que hubiese habido alguna cámara que
registrara el horror de Bell Ville, o los malos tratos en la cárcel, lo que sucede adentro
de un sinnúmero de dependencias que están bajo la órbita del Estado y donde parece
que allí no nos preocupa mucho la violación a los derechos ciudadanos.
Entendemos que haber cambiado como eje primordial el objeto de la presente
ley es un avance importante; también nos parece que los fondos, una vez establecida
la sanción económica –si bien creemos que este no debe ser el eje y que
probablemente debería haber habido otro tipo de sanción que no fuese económica–,
deberían destinarse a políticas que tengan que ver con la promoción de los derechos
que la ley pretende, en algún modo, ayudar a garantizar.
Finalmente, la discusión más profunda que tuvo el bloque tenía que ver con la
colisión de dos derechos jurídicamente protegidos: el derecho a la intimidad por un
lado, y el derecho a la integridad física y a la preservación de la salud por el otro. En
ese contexto uno se encuentra con la disyuntiva de cuál es el derecho que tiene que
privilegiar, y en verdad uno optaría por privilegiar a ambos pero también es cierto que,
a veces, se debe poner en valor cuál es el que debe ser a toda costa preservado y, en
ese sentido, nos encontramos con un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la
Nación que hacía referencia a esta colisión de derechos, que termina reafirmando que
en tanto haya un interés superior en resguardo de la libertad, de la integridad, de la
defensa de la sociedad, de las buenas costumbres o de la persecución del crimen, la
instalación de cámaras en este tipo de instituciones estaría resguardando derechos
fundamentales.
Nos parece que también se resguardan derechos a partir de las modificaciones del
artículo 6º, según el cual tiene que estar debidamente fundado el porqué se solicita
que la filmación sea vista por los padres, tutores o curadores, y que se debe recurrir a
la autoridad de aplicación, que en este sentido también ha pasado de ser el Ministerio
de Seguridad al Ministerio de Justicia y Derechos Humanos.
En definitiva, si bien nos parece que es una ley que, como la pastillita de
ritalina en los niños hiperactivos, opera como una medida que no puede acotar la
responsabilidad del Estado en el diseño de otras políticas públicas que garanticen el
buen desempeño y cuidado de nuestros niños y ancianos.
No obstante estas consideraciones, entendemos, y es nuestra responsabilidad
como legisladores de la Provincia, que debemos situarnos más allá de nosotros
mismos e inclusive de nuestro rol de padres o madres y ver lo que el conjunto de la
sociedad nos está reclamando. La realidad es que tenemos una sociedad en la que,
por imperio de las condiciones sociales y económicas, cada vez más las mamás tienen
que salir a más temprana edad a trabajar y deben dejar a sus niños al cuidado de
guarderías o jardines maternales. Esto sumado a que en el niño, entre que nace y
toma conciencia de su capacidad de distinguir lo bueno de lo malo, aquello que daña
de lo que no daña, transcurre un tiempo importante en su desarrollo psíquico, por lo
cual lo que aparece como expresión de algo que no está bien es un síntoma; es decir,
el niño no habla con la palabra sino a partir de la expresión de su cuerpo. Esto fue lo
que pasó en aquel lugar y que motivó este proyecto, la famosa guardería “Tribilín”,
donde el papá detectaba que había algún síntoma que estaba haciendo ruido a través
de su hija que no podía hablar y es cuando decide poner un dispositivo celular –o algo
por el estilo- para grabar y descubre el maltrato o el abuso en estas circunstancias.
Una de las cuestiones que debe quedar en claro es que este sistema no
debería extenderse al conjunto de otras instituciones escolares, porque no es la misma
dinámica. El niño de cero a cuatro años tiene dificultades en el desarrollo que le
impiden, la mayoría de las veces por acción de quien tiene una figura de autoridad,
hablar y decir lo que le pasa; no ocurre lo mismo en la escuela primaria donde,
además, existe el control comunitario y social por parte de los otros niños que,
generalmente, son los que denuncian lo que le pasa a un tercero.
Digo esto para que quede sentado, en todo caso para adelante, que no
estamos de acuerdo con la instalación indiscriminada de cámaras en todos lados, pero
creemos que en este contexto de vulnerabilidad de los niños y de los ancianos puede,
de algún modo, mínimamente, ayudar a que se sientan más resguardados.
Vamos a acompañar el proyecto, tal como fue despachado, con las últimas
modificaciones, dejando en claro, básicamente, que para nosotros se trata de un
instrumento más, mínimo, y que no exime al Estado de la Provincia de la Córdoba de
otras acciones tendientes a resguardar los derechos de los niños, niñas y
adolescentes, y también de los ancianos.
Nada más.
Descargar