El Comité Ejecutivo del Consejo Superior de

advertisement
DECLARACIÓN DEL PLENO EXTRAORDINARIO DEL CONSEJO
SUPERIOR DE CÁMARAS SOBRE LAS MODIFICACIONES REALIZADAS
POR EL REAL DECRETO-LEY 13/2010
Madrid, 11/1/11. El Pleno de las Cámaras de Comercio españolas considera
que la decisión del Gobierno ha modificado sustancialmente el modelo de
funcionamiento de estas instituciones. Al realizarlo sin consulta previa ni un
análisis de sus consecuencias pone en peligro la prestación de servicios
básicos para la mejora de la competitividad de las pymes.
El modelo que tenían las Cámaras españolas, Corporación de Derecho Público
con afiliación y cuota obligatoria, es el que existe en los países de nuestro
entorno (Alemania, Francia, Italia, Holanda o Austria, entre otros) y su legalidad
ha sido sistemáticamente refrendada por resoluciones judiciales en todos los
ámbitos, tanto desde el constitucional español (Sentencia 107/1996 de 12
junio) como en el derecho comunitario (Sentencias del Tribunal de Justicia de
la Unión Europea C-271/82, C-58/98 y C-215/01). Además, es plenamente
compatible con lo establecido en la Directiva de Servicios.
El sistema de financiación que tenían las Cámaras era un ejemplo de
transparencia en la obtención y asignación de ingresos, a diferencia de lo que
ocurre en muchas asociaciones privadas, que obtienen buena parte de sus
ingresos de ayudas públicas y subvenciones que no son conocidas por la
mayoría de la sociedad. Además, permitía que la iniciativa privada gestionara
directamente recursos públicos en beneficio de la actividad empresarial.
El Real Decreto Ley mantiene la naturaleza de Corporación de Derecho Público
y la obligación de que las Cámaras cumplan con funciones públicoadministrativas, pero deja la continuidad de estas tareas a los ingresos que se
obtengan por cuotas voluntarias y facturación de servicios, lo que pone en
cuestión una institución con 125 años de historia al servicio de todas las
empresas.
1
El Pleno del Consejo Superior de Cámaras, además no comparte el
planteamiento recogido en la decisión adoptada por el Gobierno de que esta
medida sirva para apoyar a las pymes.
La reducción de costes que la medida adoptada supone para las empresas,
principalmente las de mayor dimensión (el 0,85% de las empresas pagan el
70% del recurso cameral permanente), es insignificante comparado con el daño
que a medio y largo plazo puede tener sobre la mejora de la competitividad del
tejido empresarial español, especialmente de las pymes.
Como consecuencia de esta decisión, las pequeñas y medianas empresas
tendrán mayores dificultades para acceder a medidas de apoyo e impulso para
la internacionalización, la formación, la innovación o el uso de las nuevas
tecnologías, cuestiones todas ellas que son prestadas por las Cámaras de
Comercio. También los emprendedores tendrán más problemas para crear una
empresa. En España no existe otra institución capaz de ofrecer estos servicios
a todas las empresas, necesarios para afrontar el “cambio de modelo
productivo” que requiere nuestra economía.
En cualquier caso, los Presidentes que componen el Pleno quieren manifestar
su firme compromiso con las empresas y la sociedad española.
Las Cámaras harán, por ello, todos los esfuerzos necesarios para defender el
interés general, seguir prestando, de la manera más eficiente posible, servicios
para la mejora de la competitividad de nuestras empresas y contribuir a la
vertebración territorial y social de España.
2
Descargar