Los Campos de Hielo patagónicos, año tras año reciben varias

advertisement
Los Campos de Hielo patagónicos, año tras año reciben varias expediciones, atraídos por la
promesa de un lugar inexplorado y lleno de hermosas cumbres vírgenes, sin embargo son
extrañas las ocasiones en que se intenta explorar en el frío invierno austral.
Es frecuente encontrar especulaciones sobre el clima invernal del Campo de Hielo Norte,
sólo una expedición había entrado en él, en 1989 bajo la dirección del gran andinista
Casimiro Ferrari. Su expedición fue un éxito.
Así, sin más antecedentes decidimos intentar la ascensión invernal del Monte San Valentín,
en el corazón del Campo de Hielo Norte.
El San Valentín, la cumbre más alta de la Patagonia, con más de 4.000 m. Fue por primera
vez coronado en 1952, tras 30 años de tentativas.
En Julio recién pasado, el equipo de “Cumbres Australes”, que ya habíamos explorado las
Cordilleras de Sarmiento y Darwin y el Volcán Melimoyu , partimos rumbo a la Laguna
San Rafael, donde un glaciar de casi 4 Km de frente se desploma al mar. Primero bosques,
y luego hielo cristal y la roca. Los primeros 10 días los utilizamos para acceder al Campo
de Hielo, pues la entrada es sobre un costado del glaciar, cubierto de grietas y paredes de
roca que obligaban a escalar, jumarear y papelear frecuentemente.
Tras dura marcha se accede al Nunatak, y con ello a una sucesión de varios plateau que
separados por marcadas subidas conducen hasta la base de la montaña. Este terreno,
permitió un avance rápido, utilizando esquíes y trineos.
Días muy cortos y noches muy frías (comúnmente bajo -10 ºC y hasta -22 ªC) nos obligaron
a realizar jornadas cortas, montamos en total 9 campamentos a lo largo de 52 Km. Desde el
octavo campamento hicimos el primer intento de cumbre, el que fracasó debido al mal
tiempo y fuertes vientos.
Pensando en la posibilidad de que no encontráramos una ventana de buen tiempo
suficientemente grande, subimos lo más alto posible, y a 3.100 m instalamos nuestro
noveno campamento.
Desde aquí, partimos a la cumbre a las 6:30 h, remontamos el filo sureste de la montaña,
cubierto casi completamente de hielo cristal, hacia el este se desploma casi verticalmente
unos 800 m en terreno mixto.
Subiendo y haciendo travesías por la izquierda del filo, en pendientes de hielo cristal de 45
º y ocasionalmente pasos de hasta 65º, llegamos al una enorme espalda de nieve que
conduce directamente hacia el hongo de hielo, tras sortear una rimaya, aproximadamente a
la 13:00 h llegamos los 5 integrantes de la expedición a la cima de la Patagonia: El Monte
San Valentín.
El día era hermoso, y teníamos una magnífica vista del Campo de Hielo Norte, y gran parte
de Patagonia. Sin embargo estábamos recién a medio camino.
El retorno se hizo en 5 días de dura marcha, muchas veces con visibilidad inferior a los 50
m, asistidos sólo por GPS avanzábamos en medio del blanco absoluto.
A 30 días del inicio, el 20 de Agosto llegamos a la laguna San Rafael, donde el barco nos
abandonó, ya que vientos de hasta 160 Km/h hicieron imposible el embarque. Dado que
retornaría 7 días después, el 21 de Agosto partimos a su persecución sobre una avioneta,
alcanzándolo, no sin poca fortuna en Puerto Chacabuco.
El balance general es que el Campo de Hielo Norte, es un lugar maravilloso, que goza de
muy buen clima en invierno, pues sólo 5 días nos tocaron realmente malos, los restantes 25,
la Patagonia nos recibió con un tímido sol y un sin fin de bellezas.
Por Camilo Rada G.
Descargar