Técnicas asertivas

advertisement
Técnicas asertivas
1.- Definición:
“Modos de comunicación que empleamos o deberíamos emplear para
transmitir ideas, sentimientos y/o pensamiento a otras personas de
forma que no lleguemos a provocar reacciones inadecuadas, sin llegar a
ofender, ni manipular, ni hacer daño. Este tipo de reacciones deben
evitarse no solo en las otras personas, sino también en nosotros mismos.
El empleo de estas técnicas debe basarse en el respeto a los otros y a
uno mismo, ya que su fin es que las personas lleguen a establecer una
correcta relación, con la cual ambos se vean beneficiados. Se busca una
relación adecuada, la mejor para ambos”.
A la hora de comunicarnos en la vida diaria recurrimos principalmente a tres formas
de comunicación:

Conducta agresiva: aquella en la que el centro de la conducta está en la
propia persona, no en el resto. Se da cuando una persona “pisa” o “pasa por
encima” otra, sin tener en cuenta sus pensamientos, creencias o
circunstancias. La persona agresiva solamente se centra en sus propias
necesidades e intereses.

Conducta pasiva: una persona pasa por alto sus propios sentimientos,
pensamientos y necesidades, para tener únicamente en cuenta los deseos de
una segunda persona. La persona que sigue un estilo de comunicación pasivo
se subestima, no se valora lo suficiente como para reconocer que es tan
importante como el resto de personas de su alrededor; la persona se
infravalora y no se da la importancia que realmente tiene. Este tipo de
personas se callan y/o ocultan lo que sienten o lo que quieren o pueden decir
en un determinado momento a favor de que sean las otras personas las que
se expresen.

Conducta manipulativas: aquella en la que una persona (manipulador) quiere
conseguir “algo” de una segunda persona (manipulado), para su propio
beneficio. El manipulador no quiere que el manipulado se percate de su
objetivo final; es decir, que oculta lo que quiere. Quiere conseguir el fin que
persigue invitando, de un modo sutil al manipulado, a que realice lo que el
quiere para conseguir un beneficio. Estos beneficios pueden ser de varios
tipos.
La comunicación no violenta huye de estas formas de comunicación ya que en todas
ellas resalta una parte negativa tanto evidente como inadecuada.
La asertividad busca evitar estas acciones que repercuten en el desarrollo de las
personas para que tanto el emisor como el receptor se desarrollen de forma completa a
través de la comunicación, haciendo que cada uno admita sus necesidades propias a la vez
que pueda llegar a percibir las de la otra persona.
1.1.- Tipos de Técnicas Asertivas:
En la técnica de pedir favores: técnica basada en la claridad comunicativa. Debemos
dejar claro nuestro objetivo a la otra persona, decirle a la otra persona lo que queremos
pero sin exigir ni obligar la realización de una acción. Tenemos que se conscientes de que la
otra persona tiene sus necesidades e ideas propias, lo cual puede provocar una respuesta
negativa por parte de esa persona. Debemos reconocer el derecho de la otra persona a
decir que no. Este favor no puede tomarse, el en futuro, como algo que tengamos la
obligación de devolver. En caso de duda ante la respuesta podemos intentar insistir en el
favor, si nos dicen que no, no debemos insistir más. Para lograr dar una respuesta asertiva,
el sujeto tiene que dar una respuesta calmada, sin elevar el tono. Debe estar a la misma
altura de la persona a la que le transmite la respuesta. También tiene que transmitir el
mensaje que quiere hacer llegar de manera clara y mantenida. Por último el sujeto podrá
dar o no explicaciones de del motivo de su respuesta negativa en el caso de que lo considere
necesario.
En la técnica de realización y aceptación de críticas: consiste en aceptar las
críticas que nos hacen analizando si, en realidad, esa crítica se ajusta con la realidad a
través de un ejercicio de autoevaluación y autocrítica. Si es así, no tenemos que
enfurecernos o enfadarnos con la otra persona, sino que tenemos que aceptar lo que nos
dicen de modo que nos sirva como pauta para mejorar. La aceptación de una crítica no
supone que tengamos derecho a realizar otra crítica a esa persona. Al realizar críticas
debemos utilizar un tono de voz seguro y no dudar. Para lograr esta técnica de una forma
correcta son necesarios los siguientes puntos:
- Decir con seguridad y sinceridad la conducta que nos ha molestado.
- No criticar a la espaldas, si hay que decir algo decirlo directamente a la
persona implicada.
- Si hay confianza con la persona se puede pedir un cambio en la conducta que
nos molesta.
- Hablar en primera persona, no generalizando.
- No darle vueltas al tema ni ser repetitivos.
En la técnica de hacer cumplidos: se buscar reforzar una conducta para que se
vuelva a producir no obtener un beneficio, y esto debe dejarse claro. Realizamos cumplidos
porque de verdad nos ha gustado un modo de actuar, en un momento puntual. Para que sean
del todo efectivos los cumplidos, deben hacerse mirando a los ojos. Lo fundamental de
resaltar en esta técnica es que los pactos no pueden ser en ningún momento negativos pues
afectarían a nivel emocional al sujeto y eso no sería bueno. Los pactos deben ser favorables
para ambas partes, nunca debe beneficiar a una sola persona, Dichos pactos jamás podrán
atacar a la autoestima de las personas ni a sus derechos.
En la técnica de decir que no: buscamos afirmarnos en una respuesta y reaccionar
ante preguntas, planes, favores, etc. Tenemos que estar seguros de nosotros mismos al
decir <<no>> y que esto se refleje a nivel corporal, para que la otra persona no nos vea
débiles o inseguros y pueda manipularnos con tal de conseguir lo que quiere. Si la otra
persona insiste no tenemos por qué dar explicaciones de nuestra negativa. Lo esencial en
esta técnica es seguir una serie de pautas:
- El mensaje tiene que ser muy claro específico
- Es necesario comenzar la frase en primera persona para pedir el favor, es
decir, “Yo quería…”
- Ser directos y no dar vueltas para intentar disculparlo.
- Aceptar que la persona está en su derecho en decir que no.
- La justificación del favor solo se hará si es oportuna.
Si la persona a la que le pedimos el favor duda le podemos insistir una segunda vez. El
pedir un favor a alguien no se debe plantear como algo que se deba devolver.
1.2.- Aspectos a tener en cuenta:
Para realizar técnicas asertivas, distinguirlas o distinguir cualquier tipo de
información, debemos tener muy cuenta rasgos como pueden ser el tono de la voz, la
posición del cuerpo, las situaciones en las que nos comunicamos, las palabras que elegimos…
Para que la comunicación sea adecuada todos estos elementos deben ser acordes con
la asertividad y con nuestros pensamientos, así como con lo que queremos conseguir.
Debemos ser consecuentes con nuestros deseos pero, sobre todo, sinceros.
Los rasgos somáticos de otras personas pueden darnos información sobre sus
verdaderas intenciones o sobre la posible conducta en la comunicación.
La observación en la comunicación es uno de los aspectos más importantes y más a
tener en cuenta.
2.- Técnica elaborada en el aula: Pedir Favores

Situación:
En nuestra escenificación tendría que haber un director del colegio, que luego pasará
a ser un profesor, y un profesor que actuará como tal desde el principio.
El director le va a recordar al profesor que para la semana siguiente tiene que
preparar las actividades para la semana cultural en el centro.
Al profesor este detalle se le había olvidado, ya que estaba preparando otra
actividad con los alumnos de su curso y le estaba llevando mucho trabajo.
Entra en escena el otro “profesor”, antes director del centro, y es cuando el primer
profesor le pide el favor de que le ayude a realizar las actividades de la semana cultural
porque se le había olvidado al estar preparando otra actividad con sus alumnos. Y el
segundo “profesor” no le hace el favor.

Diálogo:
Director: buenos días “Roberto”, acuérdate que la semana que bien es la semana cultural del
colegio, eh!
Profesor: si, si, hay que prepararlo bien.
Director: si, bueno te voy a dejar que tengo que seguir haciendo cosas.
Profesor: vale, hasta luego.
Profesor: hola Roberto, ¿qué tal va todo?
Profesor: bueno, podía ir mejor.
Profesor: ¿y eso? ¿qué pasa?
Profesor: pues que me he cruzado con el director y me ha dicho lo de la semana cultural de
la semana que bien. Ya me lo había dicho en su día, pero he estado preparando una actividad
con mis alumnos y se me había olvidado por completo lo de la semana cultural.
Profesor: bueno, aun tienes una semana para prepararlo todo, a ver si queda chulo.
Profesor: sé que tengo una semana, pero se me ha echado el tiempo encima, y aun tengo que
terminar la otra actividad, ¿te importaría ayudarme?
Profesor: Roberto, lo siento, pero no te voy a ayudar, ya preguntaron en su día si te podías
hacer cargo, y tu dijiste que si, así que no te puedo ayudar, intenta planificarte en estos
días y hazlo lo mejor posible. Así que venga, te dejo y ponte a ello, ¿va?
Profesor: venga vale, hasta luego.
Güell, M. ¿Por qué he dicho blanco si quería decir negro?: técnicas asertivas para el
profesorado y formadores. Ed. Grao (Barcelona, 2005)
Descargar